Você está na página 1de 16

Departamento de Economía y Finanzas

Caso de estudio: Inversión en el sector


forestal

Curso: Microeconomía I

Docente: Elsa Galarza

Integrantes:
Brisa Arroyo, Cesar Garcia, Sergio Moncada y Christopher
Melendez

Universidad del Pacífico


Lima - Perú
2019
Índice
I. Introducción ................................................................................................... 3
II. Resumen Ejecutivo ....................................................................................... 3
III. Presentación del producto ....................................................................... 4
a. Características del producto ...............................................................................4
b. Usos principales del producto............................................................................4
IV. Análisis de la demanda ............................................................................. 5
a. Demanda interna ..................................................................................................5
c. Variaciones de la demanda de acuerdo a las etapas de la cadena de valor.6
i. Etapa de Manejo Forestal ......................................................................................... 6
ii. Primera Transformación ............................................................................................ 7
iii. Segunda Transformación .......................................................................................... 8
d. Principales sustitutos de la madera...................................................................8
i. Sustitutos Vegetales .................................................................................................. 9
i. Sustitutos no vegetales.............................................................................................. 9
e. Relación de la demanda con prácticas de sostenibilidad ............................. 10
i. Certificación Forestal ............................................................................................... 10
ii. Plantaciones .............................................................................................................. 11
V. Conclusiones ............................................................................................ 11
VI. Sugerencias y recomendaciones .......................................................... 12
VII. Anexos......................................................................................................... 13
VIII. Bibliografía .............................................................................................. 15

2
I. Introducción

El Perú es el noveno país con más área forestal en el mundo, de acuerdo con el
Ministerio de Agricultura y Riego (2017), tiene 74 millones de hectáreas. Esto
supone que más de la mitad de su territorio es masa boscosa (58%). En estos,
se encuentran múltiples productos que pueden ser explotados, entre los cuales
se encuentran no solo especies diversas de flora y fauna sino recursos naturales
indispensables para el consumo humano como el petróleo o la madera. Por lo
tanto, representa una significativa fuente de ingresos para el país. De acuerdo
con el MINAGRI (2014), la explotación de estos bosques representa el 0,9% del
PBI, sin embargo, el Perú cuenta con todo el potencial para que esta cifra sea
mucho mayor. Por otro lado, no está demás recalcar que la contribución del área
forestal es mucho mayor al área monetaria pues no considera la contribución
medio ambiental que brinda a todos los ciudadanos.

Pese a las múltiples especies y recursos encontrados en la Amazonía peruana,


existe un recurso que genera mayores ganancias y es al que mayor importancia
se le ha dado en las últimas décadas: la madera. En cuanto a las ganancias
generadas por este sector, de acuerdo con la Organización de las Naciones
Unidas para la Alimentación y la Agricultura y el Instituto Tecnológico de la
Producción, en el 2015, el sector facturó 1385 millones de dólares. Sin
considerar que genera un total de 83 952 puestos de trabajo.

El presente caso de estudio, se enfocará en el análisis del mercado de la madera


en el Perú, esto debido a su relevancia en el sector forestal, su aporte económico
al país y su importancia ambiental. Este se dividirá en 5 partes objetivas:
Partiendo de un análisis del producto, seguido por su demanda, oferta y mercado
en conjunto. Por último, se brindarán recomendaciones para la optimización del
mercado tanto como en explotación de recursos como en el proceso productivo,
con el fin de maximizar ganancias minimizando los daños ambientales.

II. Resumen Ejecutivo

El presente caso de investigación tiene como objetivo principal el análisis del


mercado de la madera en el Perú, tanto por el lado de la demanda y la oferta
como en su funcionamiento conjunto. Este análisis resulta importante pues pese
a que el porcentaje de área forestal en el Perú es elevado, la producción local
es menor que en países de la región que incluso tienen menos de esta área.
Además, para el país el área forestal resulta ser uno de los recursos naturales
más importantes y este últimamente es víctima de deforestaciones. El
procedimiento que se utilizará en el análisis del mercado se divide en 5 partes.

En cuanto a la demanda, en primer lugar, se explicará brevemente el producto,


sus propiedades y principales usos, esto último se presentará en una subdivisión
de acuerdo a las etapas del proceso productivo.

En segundo lugar, se realizará un análisis de la demanda de productos


madereros, tanto interna como externa. Para la recolección de datos en la
demanda interna se utilizará el informe sobre la Industria de la madera en el Perú
de la Organización de Alimentación y Agricultura de la ONU- FAO (2018) y para
la demanda exterior, el Reporte Comercial de Productos de Madera (2018).
Seguido, se presentará un análisis de cómo esta demanda varía de acuerdo a
las distintas etapas del proceso productivo con el fin de definir cuáles son los

3
productos más demandados en el mercado y en cuáles el Perú ha desarrollado
más su industria. Adicionalmente, se aplicará lo aprendido en clase para calcular
la elasticidad precio de la demanda de madera.

Luego, se estudiarán los diferentes bienes sustitutos de la madera. Para esto,


se divide el estudio en bienes vegetales, con un mayor énfasis en el bambú y el
cáñamo, y no vegetales, concreto y gas. Con el fin de extraer información, se
emplearán los reportes del Instituto Nacional de Estadística e Información, sobre
todo para hallar la demanda cruzada (aproximación) entre madera y material de
construcción. Finalmente, se analizarán las políticas de sostenibilidad que
condicionan la demanda. Las que se utilizarán son: certificación forestal y las
plantaciones. En este caso, la fuente que se utilizará será el libro de Elsa Galarza
y Úrsula Fernández-Baca: La competitividad del cluster forestal de la madera:
una aproximación. Por último se presentarán las conclusiones y se brindarán
recomendaciones a los inversionistas sobre cuál es el mercado óptimo para
invertir y algunas prácticas para que esta inversión y comercialización sean
óptimas.

III. Presentación del producto

a. Características del producto

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura (2013), la madera es un material


orgánico de elementos lignificados de los árboles y se observa como sustancia
compacta formada por células que cumplen tres funciones principales:
resistencia mecánica (tejido fibroso), conducción del agua (tejido vascular) y
almacenamiento de sustancias de reserva (tejido parenquimatoso).
Dentro de las características principales de la madera se encuentran la
resistencia a la flexión, dureza y el cizallamiento. Estas le permiten ser una
materia prima por excelencia para diversos productos desde siglos atrás.

b. Usos principales del producto

Los principales usos que se le atribuye a la madera se desarrollan en el campo


de fabricación de bienes mobiliarios y como materia prima para la construcción
de viviendas; es visible su transformación en: mesas, sillas, muebles, así como
también en vigas, puertas, ventanas y suelos.

Por otro lado, la madera pertenece a las fuentes renovables conocidas con el
nombre de biomasa, pues la combustión de sus derivados (leña, arbustos, restos
de poda, residuos forestales y agrícolas, residuos de las industrias papeleras,
entre otros) provee calor para diversos usos: evitar las temporadas frías en
lugares rurales o ayudar en actividades cotidianas como cocinar.

Mediante la madera también se obtiene un bien que es fundamental en el mundo


actual: el papel. A través de procesos químicos, se separan las capas que
constituyen al árbol, que vienen a ser las fibras de celulosa y son utilizadas como
materia prima en la obtención del papel.

Por último, el uso que se le brinda a la madera depende de su etapa de


producción, en este estudio hemos considerado 3. La madera rolliza o aserrada
que es la madera en su forma más natural. Luego, la transformación primaria

4
que es el inicio del procesamiento que se obtiene de la madera rolliza donde se
encuentran los tablones, la extracción de madera, postes, vigas, cuartones,
durmientes, entre otros. Por último, la segunda transformación que se obtiene
de la primera y consiste en producto más elaborados como muebles, piezas de
carpintería (este sector representa el 77%) (FAO, 2018):

IV. Análisis de la demanda

a. Demanda interna

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura


(2018), calcula la demanda interna como la cantidad producida descontando la
destinada a exportación y agregando la importación del mismo producto,
ofreciendo los datos tanto en volúmenes como en datos. Se analizaron los
productos presentados en el cuadro 1.
Se debe considerar que la importancia se da en el valor total de la cantidad
demandada (volumen x precio), no la cantidad demandada de cada producto.
En el 2014, se demandó 1582 mil m3, equivalente a como se muestra en el
cuadro a 1810 millones de dólares. Entre el 2010 y el 2014 la demanda total ha
crecido en promedio 2.9%.

Como se puede observar el producto con mayor demanda es la madera aserrada


con el 76% del total el 2014 y el menor demandado los durmientes con el
0.0009%. En el cuadro no se incluyó la leña ni el parqué. La madera aserrada
pertenece a la primera transformación y la explicación de su mayor demanda es
que los productos de segunda transformación se elaboran con esta (FAO, 2018).
Para conocer qué porcentaje del total es representado por importaciones,
podemos analizar el cuadro 2.

Como se puede observar, del total de la demanda nacional, el 77.4% son


importaciones y de los 6 productos analizados los tableros aglomerados son el
producto que más abastece su demanda con importaciones (78.3%) y esto se
debe a que no existe una industria nacional desarrollada en la fabricación del
producto. Resaltante resulta, que la madera acerrada sea mayormente obtenida
de materia nacional.

En cuanto a las importaciones durante el periodo 2007/2017 estas han


aumentado en un 200% de 100 a 300 millones de dólares. Los principales países
de los que se importa son Chile y Brasil. (MINSETUR, 2018).

En el caso de Perú, una estimación del modelo de la demanda interna de madera


es el siguiente:

log 𝑦𝑡 = 𝑎 + 𝑏 log 𝑥𝑡 + 𝑑 log 𝑝𝑡 + 𝑔 log 𝑐𝑡 + ℎ log 𝑦𝑡−1

Donde yt es el consumo doméstico de la madera, en el período t, xt es el PBI real


en el periodo t, pt es el precio real de la madera, ct es el costo real de la madera
como materia prima y yt-1 es el consumo del periodo anterior. En este caso t es
un índice de tiempo para cierto periodo determinado, t = 1 para 2010, t = 2 para
2011, y así sucesivamente. Las constantes a, b, d, g y h son elasticidades
estimadas (Kangas & Baudin, 2003).

b. Demanda externa

5
Sobre los principales bienes que exporta el Perú se tiene en primer lugar los
productos semi-manufacturados (productos de madera perfilada
longitudinalmente o cepillada y lijada) esto con el 47% y en segundo lugar la
madera aserrada con el 32%, luego ya se encuentran la madera contrachapada
(11%) y los demás muebles y sus partes (4,8%) (FAO, 2018).

De acuerdo con el MINCETUR (2018), en la última década el comercio exterior


de la madera aumentó moderadamente pues las importaciones aumentaron. Por
otro lado, esto dejó el balance comercial en negativo y aumento (FAO, 2018).
Las exportaciones decrecieron de 200 millones de dólares a 150 entre 2007 y
2017 (25% menos). Teniendo en cuenta la balanza comercial, esta se tornó
negativa (-190 millones de dólares).

En cuanto a mercado a los que exporta el Perú, China es el principal mercado


(49% del total de las exportaciones), siendo además el principal importador
mundial. También se encuentran E.E.U.U, México y otros países de Europa. Uno
de los principales importadores de madera es Japón; sin embargo, en el 2017
Perú solo exporto US$ 60 mil y Japón importo US$ 10 mil millones. En el cuadro
3 se observan los principales destinos de exportaciones peruanos.

Si se habla netamente de exportaciones, estas disminuyeron desde la crisis del


2009. Previo a esto, las exportaciones estaban en constante aumento (de 100 a
200 millones de dólares entre 2000 y 2008). Luego de la crisis, bajaron a US$
165 millones donde se mantuvieron estables, hasta el 2015-2017 donde bajaron
en un 28%, siendo este periodo el que registra el nivel más bajo de exportaciones
en los últimos 13 años.

Finalmente es importante aclarar que esta disminución de oferta exportable se


ha debido a factores como las regulaciones para eliminar la tala ilegal de árboles,
pues a diferencia de otros mercados como el chileno, la madera peruana
proviene de bosques y no plantaciones.

c. Variaciones de la demanda de acuerdo a las etapas de la cadena de valor

Es posible dividir a los consumidores de madera en dos grupos: los productores


de bienes de madera y los que adquieren estos bienes. El primer grupo lo
conforman las empresas que demandan madera como materia prima para
realizar transformaciones y el segundo las empresas que dan forma a los
diversos mercados en los cuales se distribuyen los bienes finales. Las empresas
pertenecientes al primer grupo se distribuyen de acuerdo a las etapas de la
cadena de valor. Estas son: Manejo Forestal, Primera Transformación y
Segunda Transformación, según la Organización de las Naciones Unidas para
la Alimentación y la Agricultura (FAO). Son 24495 empresas formales al 2015 de
las cuales el 96% son microempresas y solo el 0.15% son grandes empresas. A
continuación, se darán a conocer a las cifras que describen a cada etapa (FAO,
2018).

De acuerdo a las etapas de la cadena de valor:

i. Etapa de Manejo Forestal

6
Esta etapa da inicio al proceso de producción que tienen los productos
madereros, su principal acción es la extracción de madera de los bosques
tropicales mediante concesiones con el estado y tratados con
Comunidades Nativas (CCNN). El número de empresas presentes en
este sector son equivalentes al 14.5% (3556) y se ubican todas en el
rubro llamado formalmente Silvicultura y Extracción de Madera (SEM). El
tamaño de este sector decreció en el periodo de estudio, pues en el año
2008, era más grande en 14% (de 4135 en el 2008 a 3556 en el 2015).
Cuantificando las ventas en millones de dólares, en el 2015 fueron de
283 379 914 USD, lo que representa al 20% de las ventas en la cadena
de valor (FAO, 2018).

ii. Primera Transformación

El primer acercamiento a la producción de la madera se da en la primera


transformación o transformación primaria que está conformada por 2
rubros: Aserradero y Acepilladura de Madera (AAM) y Fabricación de
Hojas de Madera (FHM). Esta es, sin duda, la etapa con menor cantidad
de empresas presentes, pues representan al 8.7% (2127) y tiene ventas
valorizadas en 229 278 965 U$D, ocupando así, el 16.6% de las ventas
de la cadena de valor. Es preciso destacar que el tamaño de las
empresas dedicadas al primer rubro (AAM), la que más valor en ventas
ha logrado (161,5 millones de la suma de la etapa), se ha incrementado
desde el 2008 hasta el 2015 en 32% (de 1510 a 1993) mientras que el
de las empresas del segundo rubro (FHM) ha disminuido en 22% (de 172
a 134) en el mismo lapso de tiempo. Sus operaciones se dan
principalmente en las afueras de los bosques de extracción (FAO, 2018).

Debido a que la madera aserrada es el producto que posee mayor


demanda en el Perú, es preciso hallar un estimado de su elasticidad
precio con los conceptos de elasticidades definidos en clase:

La variación porcentual de la cantidad demandada (m3) de madera


aserrada en el Perú entre los años 2013 y 2014 como se verifica en la es
la siguiente (FAO, 2018):

(650,925 − 779,874)
∆%𝑄 = % = −0.16534%
779,874

Mientras que la variación porcentual de precios es (INEI, 2014):

∆%𝑃 = 1.99%

Por lo tanto, calculando la elasticidad precio de la demanda de madera aserrada


tenemos lo siguiente:

∆%𝑄 −0.17%
𝜀𝑥,𝑃𝑥 = = ≈ −0.09
∆%𝑃 1.99%

La elasticidad precio de la demanda de madera aserrada es -0.09


aproximadamente, puesto que se asume ceteris paribus. Se comprueba que la
demanda por este bien es inelástica y además se verifica su naturaleza de bien
normal puesto que 𝜀𝑥,𝑃𝑥 < 0

7
iii. Segunda Transformación

El último paso de la madera para ser presentada en los diversos


mercados de bienes madereros es la segunda transformación o
transformación secundaria y está conformada por 4 rubros: Fabricación
de Piezas y Partes para Construcciones (FPC), Fabricación de Otros
Productos (FOP), Fabricación de Recipientes de Madera (FRM) y
Fabricación de Muebles (FM). Esta etapa, a diferencia de la mencionada
anteriormente, representa la mayor cantidad de empresas presentes con
el 77% (18812) y, además, con el mayor valor en ventas: 872 318 879
USD (el 63% de las ventas de la cadena de valor) y destacándose entre
sus rubros está el de Fabricación de Muebles, pues aporta 604 millones
a la suma de esta etapa. Cabe destacar el comportamiento que ha tenido
la representación de cada rubro entre el 2008 y 2015: el primero (FPC)
casi duplicó su población de empresas, pues aumentó 96% (de 2066 a
4049), el segundo (FOP) aumentó en 55% (de 1968 a 3050), el tercero
(FRM) decreció en 24% (de 104 a 79) y el último rubro (FM) aumentó en
32% (de 8814 a 11634), siendo el de menor crecimiento (FAO, 2018).

Demanda de bienes finales:

Los productos madereros, al terminar la etapa de transformación, se


distribuyen en distintos mercados. Los principales productos
comercializados entre el 2010 y 2014 fueron los siguientes: Madera
Aserrada, Tableros Aglomerados, Laminas y Triplay, Madera Redonda
Industrial, Carbón de Madera y Durmientes. En el último año, las ventas
en metros cúbicos de cada producto ubican en primer lugar a la Madera
Aserrada (650 925 m³), luego los Tableros Aglomerados (410 513 m³),
Madera Redonda Industrial (351 890 m³), Carbón de Madera (118 618
m³), Láminas y Triplay (46 403 m³) y por último los Durmientes (3315 m³)
vendidos (FAO,2018). La Madera Aserrada es la más demandada y sus
ventas están valorizadas en 1378 millones de dólares y representan más
del 70% del total de lo que generaron los 6 productos en conjunto (1810
millones de dólares). Los Durmientes han sido los menos demandados
con ventas valorizadas en 1 659 420 USD y con un porcentaje de
participación de 0.09% en las ventas del 2014. El año con mayor
demanda de los productos en conjunto fue el 2011, pues se generaron
ventas valorizadas en más de 1847 millones de dólares, posteriormente
decreció hasta el 2013, el año con la demanda más baja, con un valor de
1575 millones de dólares, para luego ascender hasta 1810 millones de
dólares en el 2014.

d. Principales sustitutos de la madera

La madera es uno de los bienes más versátiles en su uso. Desde insumo para
la construcción hasta como combustible, la madera acompaña a una gran parte
de los peruanos en su día a día. Esto; sin embargo, no significa que no existan
otros productos que puedan reemplazarla en sus funciones. En los últimos años
ha habido un incremento de la participación de estos bienes sustitutos.
En el ámbito de la construcción, existe un creciente uso (y posible uso) de
algunas plantas como lo son el cáñamo (Cannabis Sativa) y el bambú; también
destacan productos de no origen vegetal como lo son los derivados plásticos, el
concreto o el acero.

8
i. Sustitutos Vegetales

a. Cáñamo: El cáñamo es probablemente el sustituto en el mayor


número de aspectos de la madera: se puede producir papel a partir
de este, puede ser utilizado para los procesos de construcción, ya
sea de casas o muebles, es fuente de papel que además tiene la
ventaja de poder ser reciclado un mayor número de veces
(Darthmouth, 2014) y por último se puede usar en biocombustible.
Por otro lado, posee la ventaja de tener un tiempo de plantación de 6
meses (la madera que se usa industrialmente suele tener un tiempo
promedio de 6 años) y no necesita de insecticidas para su cultivo
(Favero, Thomas, & Luettgen, 2017). Sin embargo, es necesario un
cambio de legislación para que su producción pueda competir con la
de la industria maderera ya que su uso es restringido al medicinal.

b. Bambú: El bambú es una de las plantas con mayor crecimiento y


productividad. Su rápido crecimiento (de hasta 1 metro por día) es un
incentivo importante para su cultivo. Perú, además, posee
importantes plantaciones de bambú nativo y una larga historia de su
uso en la construcción (casas de quincha); sin embargo, en los
últimos 20 años el bambú ha perdido importancia frente a la madera
de los árboles amazónicos, esto se debe a que las construcciones de
bambú se perciben como bienes inferiores frente a la madera. Por
otro lado, existe un esfuerzo colectivo entre el Estado y las empresas
privadas para el fomento del bambú, por el lado estatal se busca la
reforestación de bosques de bambús que sirven de destino para
ecoturista, apoyando así a las comunidades nativas locales y por el
lado del privado se busca mejorar la percepción para el consumo de
muebles de bambú, o la construcción de resorts de playa. El fomento
económico a la producción también es muy alto: el mercado del
bambú no ha parado de crecer a nivel mundial, en cifras netas se
estimó que la economía global del bambú valía 10 mil millones de
dólares (Acharya, Gupta, Mishra, & Biswas, 2016), una cifra que se
multiplicó hasta 6 veces en pocos años (FAO & INBAR, 2018).

i. Sustitutos no vegetales

Los productos plásticos (Melamine, MDF, etc.) han incrementado su


participación en los mercados de fabricación de muebles, con la ventaja de
ser más resistentes a la humedad característica de las principales ciudades
peruanas; sin embargo, suelen también caracterizarse por una menor
duración y solidez que la madera. El concreto y el acero han sido el
reemplazo de la matera en cuanto a estructuras sólidas, esto último se
evidencia en el porcentaje de participación de las maderas en el gasto, que
pasó de ser de 12.2% en el 2013 (INEI, 2013) a representar solo el 6.04%
en el 2019 (INEI, 2019), mientras los metálicos pasaron de representar el
18.24% a ser el 21.57% en el mismo periodo.
La madera, como antes se mencionó, es también un importante combustible.
La madera (y/o sus derivados) representa la fuente para cocinar de 17.3%
del total de hogares peruanos (INEI, 2018) (esta fuente es predominante en
las zonas rurales). Este número se debe a que para muchas personas de la
parte rural del Perú resulta muy costoso adquirir una cocina a gas por lo que
dependen de cocinas a leña para la cocción de sus alimentos. A partir de
estos datos, se puede inferir que la madera es un bien inferior con respecto

9
a otros combustibles. Entre ellos destacan el gas y la electricidad, que suelen
ser los bienes más usado para la cocción en los núcleos urbanos.

Es posible además hallar un estimado de la elasticidad cruzada de la


demanda de la madera (Q) (FAO, 2018) con respecto a precios de otros
bienes (Py) que forman parte importante de la proporción del gasto en
materiales de construcción (INEI, 2011), a partir de la fórmula:

∆%𝑄
𝜀𝑥,𝑦 =
∆%𝑃𝑦

Además se sabe que la variación porcentual de la cantidad demanda de madera en el


periodo 2010-2011 es de 14.40% (FAO, 2018) y que la variación porcentual de los
precios de los metales es de 5.8% (INEI, 2011)

Por lo tanto, la elasticidad cruzada de la cantidad de madera con respecto a los


precios de los metales es la siguiente:

∆%𝑄 14.4%
𝜀𝑥,𝑃𝑦 = = ≈ 2.48
∆%𝑃𝑦 5.8%

La naturaleza de la elasticidad cruzada muestra que la madera y los metales son bienes
sustitutos puesto que 𝜀𝑥,𝑃𝑦 > 0 . Además, es importante resaltar que estos cálculos no
están en condición de Ceteris Paribus, por lo que los cálculos pueden diferir de la
realidad. Las otras elasticidades cruzadas de la demanda de madera se muestran en el
Cuadro 4 de elaboración propia y muestra el grado de sustitución entre los bienes.

e. Relación de la demanda con prácticas de sostenibilidad

La demanda nacional e internacional de madera depende de muchos factores,


como vimos anteriormente existe una diferencia entre la demanda interna,
externa y la demanda en cada fase de la cadena de valor. Sin embargo, depende
también de la adopción de prácticas de sostenibilidad ambiental y cero
deforestaciones. Últimamente la sostenibilidad de los recursos naturales ha
tenido una mayor importancia al momento de regular las industrias
manufactureras e industrias que utilicen estos recursos. “El aporte formal de la
madera, principal producto del bosque, a la economía nacional es solo una
pequeña fracción de lo que podría ser si la madera fuese aprovechada en forma
sostenible, eficiente y con valor agregado” (FAO, 2018)

Los demandantes internacionales de madera tienen ciertas exigencias sobre


este producto. Estas exigencias podrían ser vistas como un obstáculo para el
comercio de madera (Medidas fitosanitarias) o una oportunidad (Productos
orgánicos). “En la actualidad, las demandas son cada vez más rigurosas en
cuanto al manejo sostenible del recurso” (Galarza & Fernandez-Baca, 2006)

En particular la demanda de madera tiene ciertas condiciones o depende


principalmente de 2 factores principales relacionados a prácticas de
sostenibilidad y cero deforestaciones. Estas son: Certificación forestal y
Plantaciones (Galarza & Fernandez-Baca, 2006).

i. Certificación Forestal

10
Es un instrumento de mercado que garantiza que los productos
maderables provienen de un bosque manejado de manera responsable
y sostenible. (Galarza, 2006). La Forest Stewardship Council (FSC) una
ONG que establece los estándares acerca de cómo manejar
responsablemente los recursos de los bosques. La FSC creó la
certificación FSC para que los países puedan certificar el manejo
sostenible de los bosques. Esta certificación forestal definitivamente
influye en la demanda de madera nacional e internacional, ya que cada
vez las exigencias de acreditación de prácticas de sostenibilidad son más
grandes. Según la FAO el “...Programa Compras MYPErú en Carpetas
ejecutado por FONCODES, que entre el 2014 y 2015, habría fomentado
el uso de madera con certificación FSC, por un volumen cercano a los
9,264 m³de madera rolliza para la producción de carpetas a través de
más de 900 MYPES.” (FAO, 2018)

ii. Plantaciones

Debido al reciente desarrollo de la sostenibilidad en la extracción de


recursos naturales, se exige en muchos casos que la madera sea
extraída de plantaciones sostenibles para evitar la deforestación de los
bosques.
Según Manuel Guariguata, científico de CIFOR, “Se estima que
actualmente alrededor de un tercio de la demanda mundial de madera
aserrada es cubierta con la que proviene de plantaciones forestales
comerciales, y se espera que esta proporción aumente con el tiempo”
(Fraser, 2017).
Implementar plantaciones implica la obtención de beneficios económicos,
ecológicos y sociales. Las plantaciones pueden producir un mayor
volumen de madera por hectárea ya que la distribución de árboles es
uniforme y darán un ambiente de calidad mientras pueden dar trabajo a
pobladores locales rurales que puedan participar en medio de la cadena
de valor. Sin embargo, las plantaciones no pueden ser llevadas a cabo
en los bosques de la Amazonía peruana ya que sería un proceso muy
costoso. Las plantaciones serían útiles para reconstruir las zonas que ya
han sido deforestadas (Galarza & Fernandez-Baca, 2006

V. Conclusiones

 Pese a la extensa área forestal del Perú, la demanda se satisfae con más
importaciones que con productos nacionales (77.4% vs. 22.6%)

 La madera es un bien normal para el consumidor peruano. Sin embargo, la etapa


de producción que posee mayor demanda es la de primera transformación
(madera aserrada), esto debido a que esta es la base para productos de segunda
transformación que son exportados.

 Pese a que existen sustitutos, consideramos que ninguno consigue igualar a la


madera en todos los aspectos. Sin embargo, existe un grave problema de
deforestación lo que llevaría al consumidor a efectivamente a adquirir otros por
necesidad (sabemos que es un bien inelástico).

 El Perú no tiene la suficiente inversión para desarrollar óptimamente la industria


maderera, si esto sigue así, la demanda de madera aumentará y hará que la

11
balanza comercial se vuelva más negativa, fomentando la expansión industrial
de países vecinos y no la nacional.

 Mucha área forestal se pierde principalmente por el mercado informal (mayor


cantidad de empresas informales que formales), lo que causa que se generen
muchas restricciones a la tala y obstruya la comercialización.

VI. Sugerencias y recomendaciones

Luego de la investigación se le recomienda a los inversionistas:

 Se recomienda invertir en la industria de la madera aserrada (primera


transformación). Esto por los siguientes motivos:

1. El Perú posee un mayor espacio de área forestal que otros países que
exportan más que el (eje: Chile), es decir, se tiene el producto para ser
explotado.
2. La madera aserrada es el principal producto demandado en el Perú y el
segundo producto más exportado.
3. La madera aserrada es el producto del cual se derivan los demás, entonces
existirá una demanda constante de esta.
4. La industria maderera en el Perú aun no esta tan desarrollada como en
países como Chile o Brasil, esto significa que no habrá mucha competencia
(la mayoría de empresas son pequeñas).
5. Dado que la demanda por madera aserrada tiende a ser inelástica con una
𝜀𝑥,𝑃𝑥 ≈ −0.09 , un cambio en los precios no afectará significativamente la
cantidad demandada puesto que el bien es necesario para la población.

El mercado de madera tiene mucho potencial en el Perú sin embargo no se ha


desarrollado eficientemente, es por eso, que además brindamos recomendaciones al
gobierno:

1. Invertir más en el sector maderero, en caso esto no se pueda por falta de fondos
fiscales, sería optimo realizar una legislación a favor del control más estricto del
área para así evitar la tala excesiva para la agricultura ilegal (principal causa de
deforestación masiva).
2. Tomar más en cuenta las prácticas de sostenibilidad mencionadas en el estudio.
La Amazonia peruana no solo es territorio de comunidades nativas sino de
especies únicas mundialmente. La deforestación de esta área supone un
problema mundial, y la solución de esto recae en la eficacia de estas prácticas.

12
VII. Anexos

Cuadro 1: Demanda de productos maderables seleccionados, USD (2010-2014) – Fuente:


Food and Agriculture Organization (2018)

Cuadro 2: Participación del volumen de las importaciones en el consumo interno por producto
analizado – Fuente: Food and Agriculture Organization (2018)

13
Cuadro 3: Principales países de destino de las exportaciones - Fuente: Food and Agriculture
Organization (2018)

Cuadro 4: Demanda por volumen (m3) de productos maderables seleccionados (2010-


2014)- Fuente: Food and Agriculture Organization (2018)

14
Tabla 1: Elasticidades cruzadas de la madera aserrada con respecto a sus bienes
sustitutos
Bienes Variación Elasticidades
porcentual cruzadas
Cantidad transada de 14.40 -
madera
Precios de accesorios de 3.95 3.65
plástico y sum. Eléctricos
Precios de vidrios 3.58 4.02
Precios de ladrillos 3.89 3.70
Precios de mayólicas y 0.21 68.58
mosaicos
Precios de aglomerantes 3.26 4.42
Precios de agregados 3.16 4.56

VIII. Bibliografía

Acharya, S. K., Mishra, G. C., Kaleon, K. P., Gupta, M., & Biswas, A. (2015). Bamboo:
The Economy-Ecology-Sociology. Cap. III del libro In North-East India-The
Ecology, Economy and Culture. Krishi Sanskriti Publication: Nueva Delhi, Págs.
24-60
.
FAO and INBAR (2018) Bamboo for land restoration. INBAR Policy Synthesis Report
4. INBAR: Beijing, China.

Favero, A., Thomas, V. M., & Luettgen, C. (2017). Life cycle and market review of the
major alternative fibers for paper production. Documento de investigación de la
Universidad de Georgia: Georgia, Págs. 53.

Fraser, B. (2017). Las plantaciones forestales podrían ayudar al Perú a cumplir sus
metas de restauración. Estudio del Centro para la Investigación Forestal
Internacional: Bogor, Indonesia.

Galaraza, E., Fernandez-Baca, U. (2003) La competitividad del cluster forestas de la


madera, una aproximación. Editorial de la Universidad del Pacífico: Lima, Perú.
Págs: 146.

Instituo Nacional de Estadística e Información (2014). Variación de los Indicadores de


Precios de la Economía. Informe Técnico N°12 - Diciembre 2014, Lima: Perú,
Págs. 36.

Instituto Nacional de Estadística e Información. (2010). Variación de los Indicadores de


los Precios de la Economía. Informe Tecnico N°1 - Enero 2011, Lima: Perú, Págs:
20.

15
Instituto Nacional de Estadística e Información. (2013). Variación de los Indicadores de
Precios de la Economía. Informe Técnico N° 7 - Julio 2013, Lima: Perú, Págs. 30.

Instituto Nacional de Estadística e Información. (2017). Hogares en viviendas


particulares censadas con ocupantes presentes, según combustible que utilizan para
cocinar los alimentos. Capítulo III del libro Perú: Características de las viviendas
particulares y los hogares, INEI: Lima, Págs. 149-160.

Instituto Nacional de Estadística e Información. (2019). Variación de los Indicadores de


Precios de la Economía. Informe Técnico N° 5 - Mayo 2019. Lima: Perú, Págs: 36.

Kangas, K., & Baudin, A. (2003). Modelling and Projections of Forest Products
Demand, Supply and Trade in Europe. Estudio de la Organización de las Naciones
Unidad: Nueva York y Génova, Págs. 203.

Ministerio de Agricultura y Riego (2017). “Desarrollo forestal: retos y posibilidades".


Informe económico, San Martín y Lima: Perú, Págs.37

Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (2018). Reporte Comercial de Productos


Madera. Edición Junio -2018. Lima: Perú, Págs. 11.

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (2018). LA


INDUSTRIA DE LA MADERA. FAO: Lima, Págs. 178

16