Você está na página 1de 5

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

ESCUELA SUPERIOR DE INGENIERIA


MECÁNICA Y ELÉCTRICA

ELECTRÓNICA I
M. en C. Luis Arturo Benítez Velázquez

PRACTICA DE LABORATORIO
INVERSOR DE GIRO A TRANSISTOR “PUENTE H”.

ING. CONTROL Y AUTOMATIZACIÓN


GRUPO: 4AM4

● Morales Castillo Karla Cecilia

Entrega: 28/05/19
SENSORES

El término sensor se refiere a un elemento de medición que detecta la magnitud de


un parámetro físico y lo cambia por una señal que puede procesar el sistema. Al
elemento activo de un sensor se le conoce comúnmente como transductor. El
diseño de sensores y transductores siempre involucra alguna ley o principio físico o
químico que relaciona la cantidad de interés con algún evento medible.

Los sistemas de monitorización y control requieren sensores para medir cantidades


físicas tales como posición lineal, posición angular, desplazamiento, deformación,
aceleración, presión, caudal, fuerza, velocidad lineal y velocidad angular,
temperatura, intensidad lumínica, distancia y vibración.

Los sensores es un componente esencial de la automatización moderna, ya que las


instalaciones deben detectar muchas magnitudes físicas. El trabajo de los sensores
es de hacer legible las magnitudes físicas como presión, temperatura o fuerza,
convirtiendo estas en señales eléctricas. Para ello es necesario alcanzar una alta
precisión, los sensores no deben influir demasiado en el proceso y el tiempo de
reacción debe mantenerse los más corto posible. Sensores para la medición del
valor pH o el control de niveles Para cumplir con tales exigencias se usan un
sinnúmero de efectos físicos. Por ejemplo, para la medición de temperatura se usan
materiales que con el cambio de temperatura cambian la resistencia eléctrica. Por
otro lado, los electrodos de pH y Redox dan una tensión constante. Otro campo de
los sensores son los sensores que no disponen de una señal de salida analógica,
sino más bien de una señal de salida binaria (encendido o apagado). Un ejemplo de
ello son los sensores de nivel. Muchas aplicaciones no requieren que la medición
de nivel sea precisa. Es suficiente detectar cuándo se ha superado cierto nivel. Esto
se consigue por ejemplo con los sensores de nivel capacitivos. Este da una señal
de salida cuando el líquido alcanza el sensor. Un controlador ajustado puede
reaccionar así a tiempo.
Los sensores tienen determinadas características dinámicas, es decir el
comportamiento entre el momento en que cambia el valor de entrada y el tiempo en
que el valor dado por el transductor logra su valor de estado estable.

 Tiempo de respuesta: Es el tiempo que transcurre desde que aplicamos una


entrada constante, una entrada escalón, hasta que el transductor produce
una respuesta en consecuencia a la salida correspondiente a un porcentaje
especificado, como el 96% del valor de la entrada.
 Constante de tiempo: Es una medida de la inercia del sensor y se considera
el tiempo que tarda en reaccionar a los cambios en la entrada, se debe
considerar que entre mayor sea la constante de tiempo más lenta será su
reacción ante una señal de entrada variable.
 Tiempo de levantamiento: Tiempo que requiere la salida para llegar a un
porcentaje especificado de la salida en un estado estable.
 Tiempo de asentamiento: Tiempo que tarda la salida en alcanzar un
porcentaje de un valor determinado.

Tipos de sensores:

Existen muchos tipos de sensores, según su función como: temperatura,


movimiento, distancia, intensidad o proximidad, entre otros.

Sensor de temperatura: es un sensor que permiten monitorear los cambios de la


temperatura mediante la expansión o contracción de sólidos, líquidos o gases, el
cambio en la resistencia eléctrica de semiconductores y conductores. Debido a que
la temperatura es una variable en muchos sistemas es necesario estar familiarizado
con los métodos de medición.

El sensor de temperatura es utilizado en la mayoría de los


dispositivos electrónicos, así también los podemos encontrar en
plantas de procesos químicos, motores, aparatos
electrodomésticos, computadoras y celulares.
Estos son algunas aplicaciones en las cuales podemos encontrar
un sensor de temperatura, en dispositivos electrónicos es común
encontrar el sensor LM35 o termistores.

Los sensores de movimiento: o detectores de presencia son


aquellos dispositivos electrónicos que registran el movimiento en
un área determinada mediante emisores y receptores de señales,
dependiendo de las características del transductor es la señal
obtenida.

Uno de los sensores de movimiento más conocido y empleado en la electrónica es


el sensor de movimiento pasivo PIR el cual también es común utilizar en las alarmas
domésticas, el sensor PIR es un sensor que funciona a través de infrarrojos, de tal
modo que la alarma a la que están conectados o dispositivo de registro se activará
si existe un cambio brusco de calor o movimiento.

Sensor de distancia: es un dispositivo que permite


realizar la medida de distancia lineal, dependiendo de su
configuración electrónica o por medio de programación
estos normalmente pueden adaptarse para medir la
distancia o ser utilizados como sensores de presencia (movimiento).

El sensor de proximidad: es un transductor que detecta la presencia de objetos u


obstáculos sin la necesidad de contacto, existen diferentes tipos de sensores de
proximidad según el principio físico, también es posible configurar para la medición
de la distancia. Las características de detección dependen básicamente de la
tecnología del sensor y del medio de transmisión.

DETECTORES

Los sensores como los detectores perciben estímulos y pueden ser llamados
“detectores”. No obstante, los sensores son detectores que tienen la capacidad
añadida de detectar las magnitudes físicas o químicas. Es decir, miden la cantidad
de ese estímulo. Por ejemplo, un detector puede percibir que hay humo en la sala,
mientras que un sensor solo hará sonar la alarma si hay determinada cantidad de
humo.

El detector de humo, calor y de incendios están diseñados para detectar la


presencia de humo en el ambiente y proteger de peligros
de incendios e intoxicaciones de humo. Entran en la
categoría de detectores antisiniestro.

Para realizar bien su función son dispositivos ultra


sensibles. Por eso permiten calibrar el nivel de sensibilidad
en función de cada necesidad. Además, también controlan
los cambios de temperatura. Es decir, son capaces de alertar sobre incendios
provocados por materiales que se queman sin humear.

Los detectores de gas, suelen estar colocados en la


cocina. Estos también se incluyen en la categoría de
detectores antisiniestro. Los encontraremos a una altura
u otra dependiendo del tipo de gas que detecten (pesado
o ligero). Configurados correctamente permiten cortar el
suministro de gas en caso de irregularidades en el
ambiente.

Los detectores de inundación están pensados para advertir de la presencia de


agua en casa a fin de evitar los riesgos y daños que pueda producir la acumulación
de agua. Es, junto al detector de gas y el anti incendio, el último detector que
conforma la triada de detectores anti siniestro.

Bibliografía

https://blog.prosegur.es/tipos-detectores-de-alarma/#cual-es-la-diferencia-entre-sensor-y-detector

https://www.mecatronicalatam.com/tutorial/es/sensores

http://paolaguimerans.com/openeart/?p=1372