Você está na página 1de 5

El Sombrerón:

Cuenta la leyenda, que existe un hombre bajito que siempre lleva consigo una guitarra, un
cinturón y unas espuelas de plata. Su rasgo mas resaltante es que tiene siempre en su
cabeza, un sobrero de alas enormes, y siempre anda montado en un caballo.

Muchos afirman, que este, es un espectro que anda por las calles tocando la guitarra, y es
muy enamoradizo de jóvenes de ojos grandes y pelo largo. Se dice que si el “Sombrerón”
se ha fijado en una, la empieza a seguir tocando una Serenata, luego, por las noches se le
aparece y le hace una trenza en su cabello para que ella pierda el apetito y después,
muera. La manera de que una chica pueda evadir el interés del Sombrerón, es cortarse su
cabello cuando ella haya sido selecta por él. Así, sólo se podrá salvar.

Lo que no te han contado es que:


 El sombrerón también es conocido como Tzitzimite, y su significado es
duende, ya que en muchos departamentos así le llaman.
 Muchas personas creen que el Sombrerón es un hombre, un duende o
un demonio.
 Suele aparecer en las noches de luna llena
 El Sombrerón se sube a los caballos ajenos, a los que hace correr toda la
noche, para que el día siguiente no puedan trabajar.
 Las mujeres elegidas por el deben cortarse inmediatamente el cabello.
 Cuando una de las víctimas del Sombrerón mueren, aparece en su
funeral y derrama lágrimas de cristal.
2. El Cadejo:

Cuenta la leyenda que hay dos tipos de cadejos uno bueno el blanco, y uno malo el negro,
estos tienen forma de un perro, que salen en las noches.

La leyenda cuenta que el cadejo era un joven que intento darle un susto a su papa para
que este dejara de tomar, su papa regularmente llegaba a su casa borracho y golpeaba a
su esposa, el joven intento evitar que su padre siguiera tomando, entonces se disfrazo
como un perro y lo espero en la calle cuando su papa venia borracho, cuando el joven
salió disfrazado su padre salió corriendo pero aun a si el padre volvió a tomar, esto
sucedió varias veces pero el padre nunca dejaba de tomar, llego el día que el padre
cansado de ser asustado por el animal, decidió enfrentarlo y saco un cuchillo, al ver esto
el joven se quito el disfraz y el padre al ver esto maldijo al joven, diciéndole que sus
maldición seria acompañar aquellos que caminaban por la noche.
Desde entonces el cadejo blanco acompaña aquellas personas que andan por la noche
caminando solos en la calle para protegerlas de los peligros nocturnos, pero si la persona
ataca al cadejo, este lo ataca.
3. La Llorona:

Una de las leyendas más populares de Guatemala es la leyenda de La Llorona, en esta,


se le describe como una mujer que pierde a sus hijos y convertida en alma en pena, los
busca en vano para toda la eternidad, aterrorizando con su llanto a todo el que la
escucha.
La Llorona se aparece vestida de blanco y con el rostro cubierto por un velo, caminando
de forma lenta hasta acercarse a un lugar con agua en el cual desaparece.
En una de las versiones de la leyenda, se afirma que La Llorona fue una mujer llamada
María que pertenecía a la alta sociedad y que estaba casada con un hombre adinerado y
bastante mayor que ella. Era costumbre de esta mujer despilfarrar las riquezas de su
esposo y divertirse frecuentemente en fiestas y eventos sociales. Durante sus años de
matrimonio, la pareja tuvo dos hijos.
Inesperadamente, el esposo de María falleció y la riqueza se fue terminando. Luego de
vender sus pertenencias, la mujer no halló forma de seguir alimentando a sus hijos, por lo
que un día les hizo creer que los llevaría de paseo, al llegar al lugar que tenía
planeado arrojó a los menores a un caudaloso río, en el que murieron. La mujer
abandonó el lugar, pero el remordimiento la hizo regresar y tirarse también al río.
Continúa la leyenda afirmando que desde el momento en que la mujer perdió su vida y la
de sus hijos, a partir de la medianoche, su alma deambula por las calles de
Guatemala llorando y gritando ¡Aaaay mis hijos! Existen quienes afirman haberla visto
cerca de cualquier lugar en donde haya agua.

La Siguanaba:

La Siguanaba es un personaje de la mitología guatemalteca, que se presenta a los


hombres infieles como una mujer de hermoso cuerpo y cabello largo, pero cuando la
observan de cerca, tiene rostro de caballo.
Según la leyenda, La Siguanaba se aparece frecuentemente en áreas solitarias,
especialmente en barrancos, ya que es ahí a donde atrae a los hombres para luego
arrojarlos haciendo que pierdan la vida y el alma a favor de ella.
En otra versión de la leyenda se dice que la Siguanaba aparece en lugares cercanos al
agua, ya que se suele bañar al mismo tiempo que peina su cabello con un peine de oro,
los hombres que la observan en esta situación quedan embrujados por la hermosa mujer,
y es entonces cuando ella los atrae, en el momento en que ya se los ha ganado muestra
su rostro el cual tiene apariencia de caballo, con los ojos rojos y la piel arrugada, sus uñas
crecen al momento en que desata una risa aterradora.

Lo que no te han contado:


 Se dice que para no perder su alma, los hombres que son atraídos por
La Siguanaba deben morder una cruz o una medalla.
 Existen quienes aseguran que La Siguanaba no es un solo ser sino que
existen varias, ya que según algunos ancianos, en algún momento atraparon a
una Siguanaba y la hicieron prisionera.
 En otra de las versiones se afirma que La Siguanaba era una mujer joven
que fue obligada a casarse con un hombre cuarenta años mayor que ella,
quien la hechizó convirtiéndola en una mujer fea y vieja.

Interesses relacionados