Você está na página 1de 2

LA EVOLUCIÓN DE LA ADULTEZ

Yariseth Enith Yépez Lara

La adultez es una de las etapas del desarrollo del ser humano, en la cual se da un
crecimiento inmediato, por lo que el individuo se encuentra plenamente desarrollado lo cual le
permite afrontar la vida con mayor seguridad, tener un dominio de sí mismo, más
responsabilidad que en las etapas anteriores. En esta etapa se reflejan los cambios tantos físicos
como psicológicos, los cuales transcurren a medida que se avanza hacia a la adultez, en muchos
casos estos cambios generan en la persona un inconformismo y en su mayoría suelen ser
drásticos tanto en las mujeres como en los hombres.

Se generan ciertas clases de desarrollo en la adultez, se habla de un desarrollo físico,


desarrollo cognitivo y un desarrollo psicosocial (laumann, 2006), en el cual las personas tienen la
probabilidad de perder masa muscular, en las mujeres quizás algunos cambios son más
dramáticos ya que en ellas se ve la interrupción del periodo menstrual y se ve afectada la
capacidad reproductiva, lo cual es llamado como la Menopausia lo que quiere decir que es el
momento de la vida cuando finaliza la menstruación, también se denotan cambios en su salud
entre otros, en cambios en los hombres estos cambios no son tan notorios por lo que se ve más
afectado en producción de hormonas sexuales (testosterona).

La infancia y la Adolescencia influyen en la adultez de manera muy crucial desde las


capacidades tanto físicas como las emocionales; ya que estos son los primeros años de vida, es
cuando se forman los cimientos para llegar ser adulto, cada una de estas etapas de la infancia y
adolescencia tiene su tiempo y los resultados de cada una de ellas se verá reflejada a futuro,
donde se encuentra ya con una independencia, estabilidad, sus relaciones sociales suelen ser más
duraderas.
Daniel Levinson psicólogo el describe lo importante que es la transición que ocurre
durante la adultez, él dice “ la transición es un tiempo para evaluar nuestra vida en términos de si
hemos alcanzado los sueños que tuvimos en nuestra juventud” (Levinson, 2009). Este psicólogo
da a entender que muchos en la adultez comparan sus logros contra sus sueños anteriores y
pueden decepcionarse se descubren que se han quedado cortos en ellos, esta transición puede
generar una crisis cuando se enfrentan a la pérdida de su juventud, habrá sensaciones de fracaso
por no haber cumplido las aspiraciones de su juventud.

En cambio, Jeffrey Armett definió una etapa llamada Adultez emergente (entre 18 y 25
años de edad) en la cual se describe el periodo de la transición entre adolescencia y la adultez,
como un periodo singular de desarrollo que se distingue de los demás periodos de la vida.
(Armett, 2004), Es un periodo para examinar nuestras creencias y determinar lo que quiere ser en
la vida, desarrollar capacidades, conocimiento para enfrentar las responsabilidades de la vida
adulta, Armett sigue las instrucciones de otros teóricos, como Erik Erikson cuando enfatiza la
importancia de la formación de la identidad en el desarrollo. Erik definió al principal desafío de
identidad (crisis) de la adultez temprana como intimidad contra aislamiento (Erikson, 2001), es
decir establecer relaciones íntimas con otros, permanecer solo y aislado.

Cabe denotar que en esta etapa es muy difícil para el ser humano, por lo que
experimentan y presenta cambios, pero a su vez una de las mejores y más provechosas etapas de
vida, es aquí donde viven la mayor cantidad de experiencia que les ayuda a forjar aspectos como
la personalidad, asumen mayores responsabilidades, tienen una familia formada ya se valen por
si mismo.