Você está na página 1de 11

Dominios es una revista científica, cultural y

literaria adscrita al Vicerrectorado Académico,


conjuntamente con el Departamento de Lengua y
Literatura del Programa Educación.

Director:
Miguel Viloria
Equipo Editorial:
Yorwin Balza
Aldemaro Fonseca
Juan Carlos Sotillo
Ángel Oroño
Corrección y Estilo:
Yorwin Balza
Asesores:
Isneira Huerta
José Lárez
Mercedes Rey
Portada:
Aldemaro Fonseca
Diseño
Hilario Atienzo
Jesús Mata
Ilustraciones:
Hilario Atienzo
Colaboradores:
Egli Dorantes
Isneira Huerta
Ángel Oroño
Edwin Rosario López
Yorwin Balza
Édison Díaz
Miguel Viloria
Ferkys Romero
Nilson González
Mario Fernández
Edgar Méndez
Fotografias:
Aleanis Andrades
Alejandro Vásquez
Mireya Ferrer
Aldemaro Fonseca
Pablo Barboza
Juan Sotillo Dominios dominios
Álvaro Silva
Relaciones Públicas:
@revista_dominios
Mirla Uban
Jefa de prensa:
María Alejandra Ochoa revistadominios17@gmail.com
Coordinador del fondo editorial UNERMB
Jorge Vidovic
editorial Sumario 5
Egli Dorantes
Desescribir 7
Política y gestión cultural
en el Estado Revolucionario
Isneira Huerta
12
Notas para Jugar a la
arqueología de los olores
Ángel Oroño García
23
Sumario

La cultura manganimé en Edwin Rosario López


Latinoamérica y Venezuela 26

Yorwin Balza
Cabimas, donde todo comenzó 33

Edgar Méndez
Poemas 36

Edison Díaz
Poemas 41

La joroba de papá Sosa


Ferkys Romero
45

Déjame hablarte al oído


Miguel Viloria
48
Nilson González Castro
PETROLEOGRAFÍAS del Chino Fonseca 51
Poemas. Juan Pablo Sáenz
Por Miguel Viloria
53
Por Mario Fernández
Debió ser. Roald Hoffmann 54
Autores 55
UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
“RAFAEL MARÍA BARALT”

Consejo de Dirección

Rector
Dr. Lino Morán

Vicerrector Académico
Dr. Johan Méndez

Vicerrector Administrativo
Dr. Leonardo Galbán

Secretaria
MSc. Victoria Martínez

Directores de Programas

Administración
Dr. Jorge Nava

Educación
MSc. Rosalyn Scamdela
Ingeniería
Ing. Henry Orozco

Posgrado
Dra. Luz Mendoza

Investigación
Lcdo. Nandy García
dominios n°18 (octubre 2017): 26 - 32

Disquisiciones

LA CULTURA MANGANIMÉ EN
LATINOAMÉRICA Y VENEZUELA
Por Edwin Rosario López

“La globalización es el proceso por el cual una condición o entidad local


dada logra extender su alcance por todo el globo, y al hacerlo, desarrolla la
capacidad de designar como local a alguna entidad o condición social rival.
Eso que llamamos globalización es siempre la globalización exitosa de un
localismo dado”.
Boaventura de Sousa Santos.

El objetivo de esta nota es dar algo de luz al qué, el


cuándo, cómo y por qué de un fenómeno mediático
y social que se ha estado gestando desde hace nada
menos que 40 años, proceso que nos ha estado
envolviendo de a poco, furtivamente, y que a pesar del
largo tiempo, sigue siendo poco visible al día de hoy.
Cuando surge el tema de conversación, las personas
suelen no estar muy convencidas de que esta realidad
lleve con nosotros tanto tiempo, hasta que dices
algunas palabras “mágicas” como son: Marco, Mazinger
Z (ver imagen), Fujimaru del Viento, Astroboy, Meteoro, Kimba,
La Abeja Maya, Heidy, Candy Candy, Robotech, La Princesa
Caballero, Saber Rider, Fuerza G, Dai Apollon, Kamui, Voltron,
Centella, y un largo etcétera: fueron series animadas
televisadas que traen consigo la nostalgia cuando
se las nombra a miembros de toda una generación
anterior a la del autor del presente texto.

¿Y de qué estamos hablando, entonces? Del


universo del “ánime” (se considera válido escribirlo y
pronunciarlo también como “anime”, o “animé”), o la
animación japonesa. Vale aclarar, el porqué de este
término proveniente de Japón: nació en referencia a
todo tipo de animación, independientemente de su
fuente de origen, pero fuera de los límites del país
oriental, es una categoría que suele asociarse a la
animación exclusivamente japonesa.

Pero, entre otras cuestiones, lo que se quiere expresar


en estas líneas es que el anime no ha arribado por sí
solo a Occidente: ha ido llegando acompañado de
cada vez más de elementos como el manga (los cómics/
caricaturas) y la música comercial, el pop (j-pop) y rock
(j-rock) japoneses, o el solo gusto por los openings y
endings, que son las canciones con las que se abren y

26
la cultura manganimé en latinoamérica y venezuela edwin rosario lópez

cierran los capítulos mientras se muestran los créditos


de la serie con escenas de las mismas.

Con el pasar de los años y las décadas, la juventud


latinoamericana y venezolana ha realizado una serie
de globalizaciones que, en la perspectiva de autores
como De Sousa Santos (2009, p. 230) o Giddens
(citado por Cobos, 2010, s/p), representa una serie
de procesos por los que unas prácticas sociales
o identidades culturales locales se extienden
por el globo, instalándose en una entidad o
condición social adversa, para
reconstruirse
como una
nueva localidad
de dicha entidad/
condición. En dicha
globalización del
anime, la juventud
ha ido apropiándose
de esta localidad llegada
de Japón para ir expandiéndola,
al añadir más aspectos,
influenciado
por otras
regiones de
Latinoamérica o
de los EEUU. Estos
otros agregados
o expansiones
son el pop coreano
(k-pop), el baile o Toei Animation. Monkey D. Luff y, figura central de “One Piece” considerada una de series las ‘herederas’
la coreografía de del legado de “Dragon Ball Z”. Fuji TV 1999
los grupos k-pop,
los fanfics (historias ficticias hechas por fans) y los
fanarts (dibujar a mano o crear por computadora los
personajes de alguna serie, también hecho por “fans”),

27
dominios n°18 (octubre 2017): 26 - 32

y el arte manganimé que damos por hecho como el


más complejo de todos, el cosplaying, que resulta ser
la mayor proyección o caracterización posible de un
personaje en específico, y con “mayor”, me refiero no
solamente a la representación semi-teatral del mismo,
sino también (y siendo hasta lo más importante y
visible) al diseño o adquisición de la vestimenta del
personaje representado.

Cuatro décadas de anime en Latinoamérica.


Pero todos los elementos comentados no han llegado
a la vez, sospecho, precisamente porque las series
no llegaron juntas tampoco. López Moraga (2011,
p. 10), utiliza el término “oleadas” para denominar
los tres períodos en que el anime fue arribando a
Latinoamérica, aunque la distinción de este autor se
limita a los tiempos, a los distintos momentos en que
fueron llegando las series a nuestras pantallas. En
cambio, acá proponemos otra serie de características
de cada una de estas eras: las mencionadas al principio
de esta nota fueron transmitidas en señal abierta por
televisoras públicas y privadas en los años 70s y 80s,
siendo la primera de las tres eras, caracterizada por Toei Animation. Dragon Ball Z, casi seguramente la serie
otros variados elementos esenciales:
únicamente al país en que se hace el doblaje
• A diferencia de las generaciones posteriores,
(predominantemente, México).
esta primera se trató única y exclusivamente del anime;
b) Alteración del video. Se refiere sencillamente
el manga y el resto de elementos locales japoneses se
a la censura, el modificar video para evitar mostrar
tomarían su tiempo en llegar.
elementos que puedan ser considerados ofensivos
• Si las series animadas tuvieron algún
o poco apropiados para ser observados por niños
acompañante, serían las series animadas provenientes
y niñas. Esta edición puede observarse en la
de EEUU, por lo que los horarios infantiles televisivos
modificación de unas imágenes en lugar de otras, en
compartían espacio incluyendo series de un país y
el ocultar (desnudos o sangre, por ejemplo), o en el
otro.
directamente eliminar alguna imagen. Esto se aplica
• Quienes veían anime en estas primeras décadas,
también en la ligera modificación o en el total cambio
desconocían el término anime y que estas series
de un opening o ending.
provenían de Japón o que representaran a una cultura
c) Criterio de audiencia. En Latinoamérica,
sumamente diferente.
y aunque tendríamos que “tomar con pinzas” el
• La latinización del anime (Cobos, 2010, s/p).
expresarlo en tiempo pasado, las series anime se las
Es un proceso particular de desterritorialización y
consideraba única y exclusivamente para niños y niñas
posterior reterritorialización, en este caso de un
bajo la única excusa de ser “animadas”, muy a pesar
producto cultural como lo es el anime, que reconfigura
de que en Japón, algunas de las series televisadas se
nuevas identidades. Esa relocalización de toda una
consideraban para adolescentes o incluso adultos.
industria cultural, trae consigue consigo otras tres
d) Traducción. Un cuarto elemento que podríamos
características de esta primera era:
incluir, más al que Cobos (2010) no hace referencia,
a) Doblaje. Es lógico pensar que las series sean
es la traducción de los nombres de las series; si
traducidas al español para ser transmitidas, pero la
bien muchas mantenían un nombre traducido fiel al
autora enfatiza en que este acto también se traduce
original japonés, en otros ciertos casos, los nombres
en la inclusión de regionalismos, a veces referidos
eran modificados para que su consumo fuera más

28
la cultura manganimé en latinoamérica y venezuela edwin rosario lópez

1995 hasta 2003 (López Moraga, 2011, p. 10), aunque


para un servidor, la serie que inaugura esta etapa
no es ni animada, ni enteramente creada en Japón:
se trató de Mighty Morphin Power Rangers, una serie
de acción real (personas representando papeles)
creada en Japón bajo el nombre de “Super Sentai”, y
que en EEUU fue editada para presentar personajes
estadounidenses de diversas etnicidades, ello bajo un
título distinto. Asimismo, Súper Sentai, creada en los
70s, está íntimamente relacionada al género mecha
(personas piloteando robots) del anime.
Detrás de los Rangers, vinieron Supercampeones, Dragon
Ball, Sailor Moon, Los Caballeros del Zodíaco, Evangelion, Las
Guerreras Mágicas, Ranma ½, Pokémon, Digimon, Samurai X,
Slam Dunk, Inuyasha, Yu-Gi-Oh!, Shaman King, BeyBlade,
Medabots o Sakura Card Captor. Esta segunda generación
presenta unas características que la hacen ver como el
perfecto puente entre la primera y tercera:

• Como se comentaba antes, comparte con la


primera oleada el hecho de que la juventud de
televidentes no conocían el término anime, o que
e anime más reconocida en el mundo. Fuji TV 1989-1996 estas series viniesen de Japón, además de todo
el proceso de latinización. Sin embargo, y en
llamativo. Por ejemplo, el nombre original de Astroboy
referencia a esto último, ya es a partir de esta
es Tetsuwan Atomu, que se traduciría como “Átomo,
generación que empezamos a observar más y más
el brazo poderoso”. Otro caso emblemático es el de
series manteniendo un nombre no traducido o
Los Caballeros del Zodíaco, serie de los años noventa, la
manteniendo un título anglosajón, haciendo de
cual no solo no era una traducción literal, sino incluso
series como Caballeros del Zodíaco o Guerreras Mágicas,
errada; el nombre original era “Seinto Seiya”, que se
casos poco comunes en este tiempo.
traduciría como “Seiya, “El Santo” / El Santo Seiya”,
• Sin negar el hecho de que los jóvenes en la primera
pero el término “santo” fue eliminado de la serie pues
era hicieran dibujos, este elemento parece ya algo
podría resultar ofensivo para la comunidad cristiano-
más común durante esta segunda etapa.
católica; en su lugar, se empleó el término “caballero”
• Es a partir de este momento que llega la mercancía
para denominar a los guerreros de la serie. Sin
y las primeras tiendas dedicadas al mundo anime,
embargo, el nombre resultaba errado puesto que los
incluyendo en ello los primeros mangas importados
caballeros del zodíaco habrían de ser los 12 caballeros
de España.
dorados, quienes representaban las 12 constelaciones
• Lo anterior traería consigo el mundo del
del zodíaco, mientras que el nombre se refería a los
coleccionismo anime: mangas, figuras de acción, ropa,
5 secundarios, quienes nada tenían que ver con tales
“chapas”, cualquier mercancía podríar susceptible
constelaciones (Seiya, el protagonista, era el pegaso,
de ser coleccionable.
mientras que las demás constelaciones eran el Cisne,
• Las series eran transmitidas ya no exclusivamente
Fénix, Dragón y Andrómeda).
de forma abierta, sino que también llegaron a
través de la televisión por cable.
Tanto el desconocimiento del término anime como la
• Este grupo incluyó varias temporadas de las
latinización del mismo, se verían aún presentes en la
series, como son las secuelas de Dragon Ball (Dragon
segunda oleada, la cual aparece a mediados de los
Ball Z y Dragon Bal GT) o las varias temporadas de
noventas siendo la de menor duración, puesto que
Supercampeones, Caballeros del Zodíaco o Sailor Moon.
podemos ubicarla, aproximadamente, entre 1993 o

29
dominios n°18 (octubre 2017): 26 - 32

En la primera generación, fueron muy escasas hablando de un anime latinizado, sino de identidades
las series transmitidas que tuvieran más de una “japonizadas” u “orientalizadas” si consideramos que
temporada y que estas también se transmitieran, también existe influencia de la República de Corea. Para
como el caso de Robotech o Mazinger. quien escribe, uno de los ejemplos más resaltantes de
• En este punto se dan también las primeras ello, es el uso de vocablos o términos japoneses para
convenciones anime, y con ellas, los primeros expresarse, como decir kawaii para aquello que resulta
cosplays. lindo o tierno, o el llamar kokoro al corazón cuando de
• Los openings y endings de algunas series se convierten emociones se trata. Asimismo, las convenciones anime
en especie de “himnos” para grupos de “fans”. Tal cuentan con concursos de danza en los que resulta
vez los casos más ejemplares en Venezuela sean de gran asombro ver cómo las personas bailan de
“Chala, head-chalá”, el tema inicial de Dragon Ball Z, y forma casi idéntica a la de sus grupos k-pop (pop coreano)
“Butterfly” de Digimon. favoritos, y el cómo son capaces de hacerlo casi al
• Asimismo, algunos intérpretes de openings y endings unísono, aun si se trata de chicos y chicas que no se
se convierten en especie de celebridades de las conocen, pero que les une el sonido reproducido en
convenciones y de los “fans” del anime. Similar un lugar y momento dado.
caso ocurre con los actores y actrices de doblaje, Sobre lo anterior, vale resaltar el hecho de que las
encargados de hacer voces de los personajes. series no han dejado del todo de transmitirse en las
Tanto cantantes como dobladores se convierten pantallas televisivas, aunque ciertamente el número
en piezas claves de toda convención manganime de estas se redujo considerablemente con el paso
realizada, siendo (casi) siempre la principal de los años. Sin embargo, producto de la propia
atracción de los mismos. latinización y del tiempo tomado en transmitirse, los
La tercera y actual generación anime llega con el jóvenes suelen preferir la Internet para visualizarlas.
propio arribo de Internet a los cibercafés y cada vez a Concretamente, con esto nos referimos a:
más hogares de la región y el país. A partir de aquí • La censura. Se prefiere ver las series sin ningún
se vuelve prácticamente inútil nombrar series puesto tipo de censura o edición.
que la world wide web se encargaría de que casi toda • El doblaje y la traducción. De igual forma,
animación salida a la luz en Japón estuviera disponible, es preferible ver las mismas en su idioma original,
aunque algunas llegaron a volverse tan populares que incluyendo sus chistes o juegos de palabras propios
lograron trascender el género y atraer público que que puedan hacerse en el japonés. Algunos fansubs
nunca vio anime, sirviendo estas de “carnada” para (grupos de fans que trabajan haciendo la traducción
atraer a nuevos fanáticos del género. En ese caso y subtitulado de las series, para publicarlas sin coste
hablaríamos de Death Note, las reciente Shingeki no alguno) se encargan de explicar los términos con un
Kyojin y One Punch Man, Mirai Nikki o lo que podríamos pie de página cuando crean que haga falta. Asimismo,
llamar la tríada del shounen (género de acción dirigido se conocen los nombres verdaderos de las series.
a adolescentes), Naruto, Bleach y One Piece. • Con todos los matices que ello pueda tener (la
La principal característica de esta nueva generación es atención de los padres y madres sobre lo que observan
el actual conocimiento de que las series son japonesas- sus hijos e hijas), los jóvenes eligen qué ver, pensando
producto de no verlas proyectadas en idioma español, únicamente en sus gustos e intereses, y no tanto en sí
sino en su original japonés y subtituladas al español-. la serie aplica a su grupo de edad.
Además, ya no existe la pasividad de esperar que • Las series toman demasiado tiempo en llegar,
las compañías decidan qué transmitir, sino que cada o no llegan en lo absoluto. Esto es entendible dado lo
entusiasta del anime puede decidir qué serie ver o gigantesco de la maquinaria anime japonesa, produciendo
cuándo y por cuánto tiempo verla, pero esto ha venido decenas y decenas de series y películas al año. Sin
directamente relacionado al fenómeno de la piratería, embargo, aun algunas muy populares parecen estar
puesto que la gran mayoría de las páginas web que tienen lejos de las pantallas latinoamericanas. Otro buen
las series a su disposición, las poseen de forma ilegal. ejemplo es Naruto Shippuden, la cual recientemente
Esta generación tampoco ha tenido que vivir con una terminó en Japón, alcanzando los 500 capítulos y, a
latinización impuesta del anime, sino que la juventud ha pesar de estar al aire japonés por dos décadas distintas,
sido la encargada de decidir qué elementos asimilar, en Latinoamérica apenas se ha adquirido y traducido
de cuáles apropiarse. En tal caso, tal vez ya no estemos hasta el capítulo 113 de la misma. Ante tal diferencia,

30
la cultura manganimé en latinoamérica y venezuela edwin rosario lópez

no resulta extraño que los “fans” de la misma quieran no podrían ser más opuestas a lo occidental, a lo que
estar al día y buscar observar las aventuras de su héroe basta centrarse en algunas características narrativas:
por la web. • Los personajes de las series anime más extensas
Resumiendo un poco, de lo que hemos sido testigos, pueden contar con cientos de caracteres, pero el
sin estar demasiado atentos, es que una serie de número no es lo resaltante, sino el hecho de que
productos culturales tocaron a nuestras puertas y nos podemos llegar a conocer a profundidad a todos y
han estado rodeando, y los hemos estado asimilando, cada uno de los principales y secundarios, sus historias
apropiándonos de ellos sin percatarnos. La comunidad y motivaciones, a sus padres o miembros familiares,
otaku, nombre dado a los “fans” del manga y anime, es sus ideales y valores. Esto abre la posibilidad de
casi invisible a la luz pública, hasta que surge algún que el espectador tenga mayores posibilidades de
espacio temporal en que los jóvenes y no tan jóvenes identificarse con alguno de los mismos, ya sea con sus
miembros de esta comunidad pueden expresarse, ya expresiones emocionales, sus experiencias de vida, o
sea en casa de amistades para ver series/películas o con su toma de decisiones.
bailar/ensayar k-pop, ya sea para una convención, lugar • La cronología. La narrativa japonesa
que sirve para reunirse y hacerse más visibles que hace mucho uso del flashback,-el recuerdo-,
en cualquier otro momento, sobre todo por los o el flashforward-el vistazo al futuro-. El
cosplays. uso de estas opciones, sobretodo de la
Ahora, si bien es aún temprano para llegar primera, genera historias que son poco
a tal conclusión, no se puede descartar lineales, resultando incluso confusa
la idea que una cuarta generación se esté por momentos. Esto conlleva algunas
gestando, formada por los valores, los historias con tendencias a narrar sucesos
ideales, más también por los memes de la aún más del pasado conforme más avanza
era actual, puesto que el anime también se la historia. Este hecho puede resultar
ha visto como blanco comunicacional de llamativo puesto que resulta necesario
estos, utilizados ampliamente a día de hoy ver más y capítulos para saber más y
para expresar ideas a través del humor. más acerca del pasado de los personajes.
Hacemos la acotación a los memes en este • Visiones del bien y el mal. La figura del
punto dado que en algunos de ellos, se ha villano o héroe animado japonés no
ido expresando más y más la intención de siempre es del todo clara, viéndose esto
los jóvenes de hoy de mostrar a sus futuros en, por ejemplo, la búsqueda de venganza
hijos e hijas las series que ellos y ellas han del héroe o el dar a conocer que el villano
conocido, por lo que se puede entrever que Vegeta, antagonista se convirtió en tal debido a la vida de
de “Dragon Ball Z”.
existe una intención educativa de forman a la Fuji TV 1989-1996 sufrimiento que pasó, o que sus planes
próxima generación en los valores que han negativos a primera vista, puedan tener
construido gracias al anime. Además de esto, unos ideales de paz y justicia de fondo. Esto
y conformado en buena parte por jóvenes trae como resultado protagonistas que
de hoy, en Maracaibo se creó la Academia puedan ser rechazados por el espectador, y
Goen, para enseñar el idioma y parte de la villanos que podrían ser el personaje favorito
cultura japonesa a toda aquella persona que de la historia.
lo desee. Entonces, podríamos prever una • Diversidad. Si bien en el anime no existe
próxima generación otaku que sea predominantemente mayor diversidad étnica (explicado precisamente por
consumidora televisiva del anime (por no decir que ya la homogeneidad étnica de la población japonesa),
lo es la actual) y que incluso maneje un poco más el sí resulta común encontrar gran diversidad de
idioma nipón. personajes y roles, desde historias abiertamente
La Narrativa en la Animación Japonesa sobre homosexualidad-sea masculina o femenina-,
Resulta altamente llamativo que la sociedad hasta gran cantidad de animaciones en las que la
latinoamericana se haya visto influenciada por otra mujer es la heroína, siendo incluso todo un género
sumamente lejana, no solo en lo concretamente anime altamente establecido. Esto abre aún más las
geográfico, que no es poca cosa, sino por el propio posibilidades de que las mujeres o minorías sexo-
elemento cultural, y es que las tradiciones japonesas diversas poco visibilizadas en la sociedad, se interesen

31
dominios n°18 (octubre 2017): 26 - 32

en dichas historias también.


• Muerte. Es otro elemento común en el anime
el hecho de que el/la protagonista muera o lo hagan
alguno de los roles secundarios, esto con el fin de
hacer crecer y madurar a otros personajes que
le rodean, sean familiares, discípulos, parejas o
amistades. Para el espectador, resulta en un punto
para conectarse emocionalmente con la historia,
haciéndola más llamativa.
• La adolescencia como período de
mayor importancia. Sin importar si las
historias son sobre amor y romance, acción,
sexo, asesinatos, etc., resulta altamente
curioso ver cómo la gran mayoría de series
son protagonizadas por adolescentes, aun si el
diseño de personajes o su toma de decisiones
no los hace ver como tales. No hace falta
explicar entonces el porqué es la juventud
el grupo poblacional más atraído a
observar estas historias.
Aclarando que estas no son las
únicas características del anime, lo
anterior está comentado con el fin de
tratar de dar alguna explicación sobre el
porqué preferir estas historias cuando son
discursos de una cultura tan diferente a
la propia. Sin embargo, está en proceso la
apertura de todo un campo de investigación Pierrot. Naruto, protagonista del anime “Naruto” (TV Tokyo
prácticamente sin explorar en Venezuela y, con ello, 2002-2007) y “Naruto: Shippūden” (TV Tokyo 2007-2017)
una serie de proyectos que den pie a ampliar o
corregir las actuales respuestas, y a contestar otras
preguntas que puedan surgir en el camino, camino
que desconocemos a dónde nos llevará. Después de
todo, si siguen surgiendo más y más generaciones de
Referencias Bibliográficas
espectadores y consumidores manganime, será cada vez
Cobos, T. (julio, 2010). Animación japonesa y globalización: La
más difícil ignorar esta realidad y negar que lleve tanto
latinización y la subcultura otaku en América Latina. Razón
tiempo con nosotros, tal como indicábamos en las
y Palabra, 72. Recuperado de www.razonypalabra.org.mx/N/
primeras líneas, por lo que resultará necesario estar
N72/Varia_72/32_Cobos_72.pdf
atentos a esa continua reconstrucción de identidades
López Moraga, M. (2011). Los fans de la animación japonesa
orientalizadas en lugar de un anime latinizado.
en el Gran Santiago (Tesis para optar al grado de Licenciado
en Sociología). Universidad Academia de Humanismo Cristiano.
Santiago, Chile. Recuperada de http://bibliotecadigital.academia.
cl/bitstream/handle/123456789/129/Tesis%20final.pdf
Sousa Santos, B. (2009). Una epistemología del sur: La
reinvención del conocimiento y la emancipación social. México:

32