Você está na página 1de 6

Marco teórico

Cerro san Cristóbal

Lima. El Cerro San Cristóbal, conocido como el cerro protector de los caminantes, está
ubicado entre los distritos del Rímac y San Juan de Lurigancho. El nombre del cerro data
de 1535 y forma parte de los cerros aislados del sistema montañoso de la cordillera de los
Andes. Está ubicado a 400 metros sobre el nivel del mar y brinda a sus visitantes la
posibilidad de contemplar Lima desde una altura conveniente. Cuando el cielo está
despejado, se observa hasta las playas de Chorrillos y La Punta, y la Isla San Lorenzo.
Cuerpos ígneos
las rocas ígneas intrusivas (plutónicas) y extrusivas (volcánicas), se dará una guía acerca
de los tipos de rocas ígneas y de los cuerpos magmáticos relacionados, con ejemplos, a
manera de colección. Además, se pretende dar una idea acerca de cuál es su origen.
Finalmente se enseñará como se clasifican las rocas ígneas.
Las rocas magmáticas, también son llamadas rocas ígneas, son aquellas formadas
durante la cristalización del magma (roca fundida), bajo la superficie de la tierra (rocas
ígneas intrusivas) o sobre la superficie de la tierra (rocas ígneas extrusivas, efusivas o
volcánicas).

Tal como se muestra en la imagen del ciclo de las rocas, las rocas ígneas se originan por
la fusión parcial de las rocas que se encuentran bajo la superficie terrestre.
Durante el ascenso del magma sufren procesos magmáticos que derivan en la
cristalización del magma y la formación de rocas ígneas intrusivas y cuerpos magmáticos.
Si el magma sale a superficie por erupciones volcánicas, se genera lava, la cristalización
de la lava genera rocas extrusivas o volcánicas.
Cuando las erupciones son muy explosivas, se expulsa productos piroclásticos, este grupo
también se incluye en las rocas ígneas volcánicas.
El magma se origina debido a la fusión parcial que ocurre en el manto superior, donde el
material fundido por efecto de la presión, la temperatura y el agua trata de ascender hacia
la superficie, enfriándose y adquiriendo un estado sólido (cristalización) durante el proceso.
El resultado es una fase sólida que se caracteriza por formar una masa intercedidas de
cristales y a veces vidrio.
El magma (contiene partes sólidas, líquido y gases), cuando el magma es expulsado a
superficie se convierte en lava y elimina buen porcentaje de los compuestos volátiles.
Debido a que el magma tiene menor densidad que los materiales de su entorno y a la
presión confinante, es un hecho físico su tendencia a ascender hacia zonas con menor
presión y para ello aprovecha las diversas discontinuidades y fracturas de las rocas que
componen la corteza.
La clasificación de las rocas ígneas dependerá de la composición química del magma.

Tipos de rocas ígneas o magmáticas


Las rocas ígneas se dividen en tres grupos básicos: rocas ígneas intrusivas, rocas ígneas
extrusivas y rocas ígneas subvolcánicas:

Rocas ígneas intrusivas


Las rocas ígneas intrusivas se forman por enfriamiento, cristalización y solidificación del
magma dentro de la corteza terrestre. Debido al enfriamiento lento suelen tener el tamaño
de grano mineral medio a grueso y a veces extremadamente grueso como las pegmatitas.
El material magmático que cristaliza a una profundidad mayor a los 10km y forma las rocas
ígneas intrusivas o plutónicas, aquellas intrusiones pueden ser concordantes (sills,
lacolitos, lopolitos y facolitos) o discordantes (batolitos, pipas y diques) en relación a las
rocas que afectan, además pueden presentar geometrías y tamaños muy diversos. Con
respecto a los batolitos suelen conformar cuerpos con dimensiones de centenares de
kilómetros.
Algunos ejemplos de rocas ígneas intrusivas son:
 Granito
 Diorita
 Gabro
 Peridotita
 Pegmatita
Rocas ígneas extrusivas
Las rocas ígneas extrusivas se forman en la superficie de la tierra como resultado del
enfriamiento brusco del material rocoso fundido que se forma bajo la corteza terrestre y es
expulsado principalmente por procesos volcánicos terrestres y submarinos. El material
expulsado se conoce como lava, la solidificación brusca de la lava genera rocas con
tamaño de grano muy pequeño a veces imperceptibles, puede incluso estar compuesto
por material vítreo en su totalidad.
Las rocas que se forman de magmas que se cristalizan en la superficie son llamadas rocas
efusivas o volcánicas, se caracterizan por estar formadas de productos efusivos (coladas
de lava) y explosivos (flujos piroclásticos, productos piroclásticos y tefras).
Algunos ejemplos de rocas ígneas extrusivas son:
 Riolita
 Andesita
 Basalto
 Obsidiana
 Piedra pómez
 Escoria
 Toba volcánica.

Cuerpos magmáticos
Las rocas intrusivas también se pueden clasificar de acuerdo con la forma y el tamaño del
cuerpo intrusivo y su relación con las otras formaciones geológicas en las que se
inmiscuyen. Los cuerpos intrusivos típicos son batolitos, stocks, lacolitos, sills y diques.

Batolitos
Los afloramientos de los batolitos cubren áreas de más de 100km2 en la superficie, cuando
las rocas suprayacentes han sido erosionadas.

Diques y sills
Los diques y los sills se forman cuando el fundido se instruye y posteriormente se cristaliza
en fracturas de la corteza. Cuando el fundido ocupa las fracturas y las rocas que se forman
entre ellas) que cortan en la cruz la estratificación de las rocas circundantes, se forman
diques. Los sills se orientan paralelos a la estratificación de las rocas circundantes.

Lacolito y lapolito
Los lacolitos y lapolitos es un cuerpo ígneo relativamente pequeño (comparado con el
batolito) con una forma convexa, se forma cuando el magma cristaliza en profundidad, se
asocian a batolitos.
Según la profundidad y la rapidez de enfriamiento se distinguen tres tipos de ambientes
geológicos-genéticos para la formación de rocas magmáticas y cuerpos magmáticos:
 Ambiente Plutónico
 Ambiente Volcánico
 Ambiente Subvolcánico

Formación de cuña
Las cuñas son figuras chartistas que nos avisan de cambios de tendencias. Su formación
es similar a la del triángulo, con la diferencia de que las líneas que delimitan la cotización
siguen la misma dirección. Es decir, tanto la línea de soporte, como la de resistencia, o
son ascendentes o son descendentes ambas al mismo tiempo. Paralelamente, el volumen
desciende a medida que se va formando la figura técnica.
La interpretación es que, al formarse una cuña ascendente, la cotización terminará por
romper a la baja. Ésto es, las líneas de soporte y resistencia serán ascendentes, el
volumen descenderá, y finalmente, la cotización romperá a la baja la línea de soporte con
un volumen en ascenso.
Cuña en fase bajista

En el caso de una cuña descendente, las líneas de soporte y resistencia descienden, el


volumen baja, y cuando llega el momento, la cotización del valor rompe la resistencia al
alza con un crecimiento de volumen.
Cuña en fase alcista

Será el momento de la ruptura de la línea de soporte o de la de resistencia cuando


hayamos de tomar las medidas de compra o venta que creamos oportunas, porque ese
momento será la señal más fiable en el caso de formación de cuñas. Decimos ésto porque
la fiabilidad en el caso de las cuñas no es alta; no es una figura técnica que deba utilizarse
por sí sola, porque ha habido casos en que la ruptura es al contrario de lo que podría
suponerse. Lo que sí hay que hacer es que, en el momento de romper la línea
correspondiente, nosotros nos movamos siguiendo ese último movimiento.
Es decir, si rompe la línea de soporte, independientemente de que la cuña sea ascendente
o descendente, esa será una buena oportunidad de venta. Si, al contrario, rompe la línea
de resistencia, sea una cuña ascendente o descendete, entonces tendremos una clara
señal de compra.
METEORIZACIÓN ESFEROIDAL
Forma especial de la meteorización en rocas intrusivas. A causa del fracturamiento la
meteorización afecta las rocas en bloques esferoidales.

Una forma de la meteorización esferoidal más avanzada. Solamente se quedaron


bloques bien redondos en una llanura. Alrededor de los bloques se encuentra el material
suelto que se desintegró de las rocas. La roca era una roca intrusiva.

BUZAMIENTO
El buzamiento verdadero de un plano es el ángulo que éste forma con la horizontal, medido
en una dirección perpendicular al rumbo del plano. El buzamiento aparente es el ángulo
medido en cualquier otra dirección. Dado el rumbo y uno o dos buzamientos aparentes, es
posible obtener el buzamiento verdadero. En estudios geológicos, el buzamiento de una
superficie de estratificación u otra estructura planar no puede medirse generalmente con
una precisión mayor de ± 1º. Para medir el buzamiento se utiliza un clinómetro.
RUMBO
Como ya se ha mencionado, la definición del rumbo es el ángulo, respecto al norte, que forma la
línea de intersección del estrato con un plano horizontal. En la figura muestra un plano inclinado
ABCD, donde la línea roja es la intersección con la horizontal. El ángulo a entre esta línea roja y
el norte es el rumbo. La flecha azul está perpendicular sobre la línea roja e indica la dirección
del buzamiento.

El rumbo es fácil medir el rumbo en terrenos horizontales con buenos afloramientos. Entonces se
sitúa sobre el afloramiento del estrato y simplemente se mira con la brújula en la dirección hacia
dónde va el estrato, es decir paralelo a los estratos. Por ejemplo, en un plano geológico de un
terreno horizontal, los bordes de las formaciones coinciden con el rumbo