Você está na página 1de 2

LA CRIMINOLOGIA

En los últimos años, debido a series de televisión como ‘Mentes criminales’ y ‘CSI’, muchas
personas se han interesado por la Criminología como área de estudio. Sin embargo, la creciente
popularidad de estas series ha llevado a que las personas se formen una idea equivocada de esta
ciencia al pensar que su único propósito es resolver un crimen, cuando realmente es mucho más.
Por este motivo, a continuación, vamos a definir de manera general qué es la criminología y para
qué sirve.

Orígenes de la Criminología

La Criminología aparece como disciplina científica en la segunda mitad del siglo XIX ante la
necesidad de erradicar o, al menos, disminuir la delincuencia, centrándose en el estudio del
fenómeno criminal, que hasta entonces ninguna disciplina tenía como objeto específico de
estudio.

El término ‘criminología’ ha sido definido por muchos autores de maneras muy distintas. Sin
embargo, actualmente existe un consenso, al considerar que la criminología es una ciencia social
que estudia la delincuencia y la forma en la que la sociedad reacciona a ella (Larrauri, 2015). Es
importante señalar que, al tratarse de una ciencia social, todas sus explicaciones sobre el
fenómeno criminal se fundamentan en investigaciones empíricas basadas en la observación de la
realidad a través del método científico, pues de no ser así serían meras opiniones.

Aportaciones de la criminología a la sociedad

En relación a las aportaciones que puede hacer la Criminología a la sociedad, podemos resaltar
varias de ellas:

En primer lugar, la recogida y sistematización de datos válidos sobre la delincuencia y la


percepción pública sobre la seguridad ciudadana. Esta información se obtiene a partir de diversas
fuentes como son de autoinformes, cuestionarios, datos policiales, judiciales, etc.

En segundo lugar, el análisis de las cifras de la delincuencia y de la percepción de inseguridad, para


su presentación pública en términos comprensibles a las entidades locales encargadas de la
seguridad pública.

Tercero, evaluación técnica del riesgo delictivo. Esto es, se estudia cuáles son los factores de riesgo
y de protección que influyen en la probabilidad de cometer un delito. Algunos factores de riesgo
que favorecen la comisión de un delito son el presentar una alta impulsividad, vivir en un entorno
marginal, abusar de drogas, entre otros. Resulta fundamental identificar los factores de riesgo
para prevenir la delincuencia. Si se trabaja con el sujeto en el sentido de aumentar los factores de
protección que presenta se conseguirá amortiguar el influjo de los factores de riesgo, lo cual
disminuirá la probabilidad de que el sujeto lleve a cabo un comportamiento delictivo. Por tanto, la
Criminología no solo se centra en identificar los factores de riesgo que presenta los individuos,
sino que esto servirá para gestionar el riesgo de reincidencia futura a través de la creación de
tratamientos adaptados a las características del sujeto para prevenir la comisión de delitos en el
futuro.

Por tanto, en cuarto lugar, entrará el análisis y predicción de repetición de delitos para la gestión
más adecuada de los condenados a prisión.

En quinto lugar, propicia el análisis comparativo de la criminalidad entre diversos países,


territorios o poblaciones. También sirve para evaluar y realizar informes sobre perfiles criminales,
con la intención de ayudar a la policía científica en la identificación y detención del autor de un
delito violento concreto.

Por último, crea, aplica y evalúa proyectos de intervención y tratamientos con delincuentes en
comunidad, para realidad un seguimiento de reinserción en la sociedad (Redondo & Garrido,
2013).

La criminología como ciencia multidisciplinar

Para concluir, me gustaría destacar que la Criminología es una ciencia multidisciplinar pues para
comprender el fenómeno delictivo y su repercusión en la sociedad toma conocimientos
procedentes de la Psicología, Sociología, Derecho… Es decir, la Criminología se nutre de
conocimientos procedentes de otras ciencias para comprender el fenómeno criminal, y aporta
herramientas específicas que pueden ayudar a mejorar la respuesta social a la delincuencia por
parte de ciencias afines como la Política Criminal, el Derecho, o la Criminalística.

En un sentido metafórico, nos recuerda al mito de los 6 ciegos y el elefante de Aesop, diferentes
hombres ciegos tocan diferentes partes de un elefante para conocer cómo es, sin embargo, cada
uno al tocar partes diferentes partes tienen representaciones mentales distintas de lo que es un
elefante (el que tocaba la trompa decía que era como una serpiente, el que tocó las piernas decía
que el elefante era como un tronco, etc) pero si ponen ese conocimiento que tienen cada uno en
común podrían llegar a un conocimiento más verdadero sobre cómo es un elefante y para qué les
puede servir.

En definitiva, la criminología es una disciplina científica que tiene como objeto de estudio la
intersección entre el comportamiento delictivo (cuáles son sus causas, cómo evitarlo y qué
programas y tratamientos llevar a cabo para que aquellos sujetos que ya han delinquido para que
no vuelvan a delinquir) y la reacción social.