Você está na página 1de 3

EL MINISTERIO DE LA MUJER SEGÚN LA BIBLIA

En la Iglesia también encontramos La inquisición del varón en contra del


ministerio de la mujer
El femicidio espiritual en querer matar el MINISTERIO DE LA MUJER.
EL MACHISMO EN QUERER DESTRUIR EL MINISTERIO DE LA MUJER.
El Ministros de Dios nunca pierde su ETICA MINISTERIAL, cuando juzga sin
tener RESPETO HACIA LOS DEMAS y MUCHO MAS DE UNA DAMA
Para ciertos hombres machistas. Es difícil reconocer el ministerio de la
mujer. Porque ciertamente hay mujeres de Dios, que ejercen un liderazgo
mucho más fuerte que el hombre.
Que poco auto estima de ciertos varones cuando pensamiento humano
quieren REFUTAR lo que hizo Jesús en la Reivindicación de la MUJER, ¿Qué
DICE LAS ESCRITURAS EN CUANTO UNA MUJER PUEDE O NO UNGIR? NO
DICE NADA EN CUANTO A ESTE TEMA…….HE UNGIDO Y HE ORDENADO MAS
DE 100 PASTORES, PASTORAS, OBREROS Y COPASTORAS…… QUIEN PUEDE
CUESTIONAR LO QUE DIOS DICE…. SOLO MENTES POBRES, EGOISTAS,
MACHISTAS Y TODO LO DEMAS QUE SE PUEDE DECIR DE RELIGIOSOS
LEGALISTAS. EN QUERER limitar la intervención de la mujer.
Para conocer del tema o por lo menos una idea antes de verter un
comentario debería hacerse un estudio exegético de los textos bíblicos
sobre la mujer, Jesús reaccionó contra la excesiva marginación de las
mujeres e introdujo algunos cambios significativos en su comportamiento
personal con ellas, en la historia y cultura judía el no tener DERECHOS Y
VOZ, se trataba más que en tema espiritual es una situación jurídica
porque no era persona civil.
No necesitamos acumular datos sobre la conducta de Jesús que choca con
algunas costumbres y leyes rituales y demuestra gran aprecio por la mujer,
porque lo que interesa a nuestro objeto es la participación activa de la
mujer en la evangelización. Algo de esto podemos vislumbrar en los relatos
de la muerte y resurrección de Jesús. Aquí un grupo de mujeres adquiere
un relieve especial.
Mujeres Diáconos, colaboradoras y apóstoles
Los textos que nos interesan principalmente son el final de la Carta a los
Romanos (16, 1-16), donde se nombra a 12 mujeres, algunas de las cuales
ejercen ministerios; el saludo de la carta a los filipenses (1, 1), donde se
mencionan obispos y diáconos (10), y la primera carta a Timoteo (3, 11), en
la que se señalan las cualidades que debe tener la mujer que está al servicio
de la iglesia.
Junia, apóstol: «Saludad a Andrónico y Junia, mis parientes y compañeros
de prisión, ilustres entre los apóstoles» (Rom 16,7).
Una cuestión previa: Junia, ¿es hombre o mujer? En la Edad Media, como
no les cabía en la cabeza que una mujer fuera apóstol, solían decir que se
trataba de un varón. Pero los Padres griegos que mencionan a Junias
afirman que se trata de una mujer.
Parece seguro que Pablo habla de un matrimonio (Andrónico y Junia) lo
mismo que Aquila y Priscila. Pablo dice que ambos son de su raza, es decir,
judíos pues así hay que interpretar el término, que fueron sus compañeros
de cautiverio, que creyeron en Cristo antes que él y que son insignes entre
los apóstoles.
La posición de la mujer en el Antiguo Testamento.
Ester: Del linaje de Benjamín, fue reina del Imperio Persa.
Devora: Fue Profetisa y Juez de Israel. Ella figura entre los jueces de Israel.
Fue Devora quien dio el mensaje de Dios a Barac.
Rut: Sus palabras: «Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios»
Jesús vino a honrar y restaurar a la mujer como tal. Fueron las mujeres las
que acompañaron, apoyaron y sirvieron en el ministerio de Jesús.
Ellas permanecieron fieles hasta su crucifixión y muerte, las primeras que
vieron la tumba vacía, las primeras en recibir el aviso de la resurrección de
Cristo y las primeras en ver al Cristo Resucitado, y fueron ellas las primeras
en dar aviso a los VARONES discípulos de la resurrección del Señor. Y ESTOS
VARONES NO CREYERON.
En el periodo de persecución de la iglesia primitiva Pablo encarcelaba y
mataba a los cristianos, dentro de ellos iban muchas mujeres, que
murieron fieles a Dios (Hechos 8:3) Fueron muchas las mujeres que
colaboraron con Pablo en su apostolado. Y fueron ellas las que
contribuyeron grandemente en la expansión del evangelio en la iglesia
primitiva.
LA POSICION DE LA MUJER: El Nuevo Testamento nos habla de mujeres
que ministraban en la era de la Iglesia. Tabita (Dorcas) es llamada discípulo
y tenía un ministerio de ayudar (Hechos 9:36). Felipe tenía cuatro hijas que
profetizaban (Hechos 21:8,9). En Romanos 16, Pablo saludó a muchas
personas en el ministerio, y un número grande de ellas eran mujeres. Febe,
Pastora - líder en la iglesia de Cencrea, fue altamente recomendada por
Pablo a la iglesia de Roma (Romanos 16:1,2).
El Presbiterio Nacional del Ministerio Kairos de Dios Internacional y el
Gobierno Nacional del Ecuador reconocen a los Ministros y Ministras por
medio de credenciales ACREDITADAS extendidas, podrán desempeñar
cualquier cargo y ejercer todo lo que las escrituras digan.
En efecto, todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya
no hay judío ni griego, ni esclavo ni libre, ni varón ni mujer, puesto que
todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.