Você está na página 1de 13

IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE

EDUCADORES COLOMBIA 2020


LA DOMINGUERA # 3
HOJA DE DEBATE POLÍTICO

INICIEMOS EL CAMINO

El Mtro. Benjamín Berlanga, educador popular y fundador de la


Universidad Campesina Indígena en Red del estado de Puebla es un
ejemplo vivo de un proyecto político educativo de emancipación. Será
un acompañante de viaje a Colombia 2020, con sus ejemplo y
sabiduría. Aquí un una pequeña probadita con el presente texto

Iniciado el camino a Colombia 2020 presentamos dos textos domingueros que nos
adentran a la reflexión de la presente coyuntura político social. La esperanza con
la cuarta transformación y la urgente necesidad del sujeto que la acompañe y haga
posible; ahí el texto de Almeida que nos orienta “Los enemigos y el adversario” nos
adentra al presente desafío (La jornada 3 marzo de 2019). El segundo texto
Pedagogía del Sujeto de Berlanga (2013) nos traslada a tomar posición y hacer
compromisos concretos con la transformación educativa y sus contextos.

LOS ENEMIGOS Y EL programa no es el del gran capital: es


ADVERSARIO una versión anacrónica de lo que
intentaron hacer los nacionalistas
Guillermo Almeyra burgueses Luis Echeverría y José
López Portillo.
La lucha por la liberación es de largo
aliento y requiere mantener la Entre los 30 millones de personas que
capacidad de distinguir los enemigos votaron Morena, son contados los que
de quienes son sólo nuestros lo hicieron por su programa. Casi la
adversarios, aunque éstos puedan totalidad lo hizo porque quiere acabar
aliarse con los primeros. con la barbarie, los feminicidios, los
asesinatos de activistas, la miseria,
A Samir Flores lo mataron las los bajos salarios y peores
empresas y los caciques y sicarios al condiciones de vida, la pobreza,la
servicio de las mismas. Andrés desigualdad extrema, la corrupción,
Manuel López Obrador (AMLO) no es laentrega del país al capital financiero
un agente del gran capital; es sólo un internacional con el que está
ejemplar inestable y menor, tardío y entrelazada la burguesía nacional.
poco hábil, de la especie de caudillos Esos millones –a diferencia de los
latinoamericanos que fracasó cuando votantes de Chávez, Lula, los Kirchner
el capitalismo entró en una nueva y otros semejantes– estaban ya
recesión y cayeron los precios de las movilizados desde el terremoto de
materias primas. 1985, las elecciones de 1988, la
rebelión zapatista de 1994, la APPO y
Está contra los asesinatos de Ayotzinapay votaron por un salvador
luchadores sociales porque le porque carecen aún de consciencia de
repugnan y porque lo desestabilizan. su propia capacidad y de su fuerza y
Su ideal sincero es la república no tienen consciencia de clase.
amorosa, en la que los patrones sean
humanos y democráticos, los
explotados amen a sus opresores y
los lobos cuiden las ovejas. Su
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020
Por ahora le dan un crédito de Morena y, sobre todo, tienen claros
confianza, pero mañana pueden sus intereses de clase y tienen miedo.
desilusionarse rápidamente y tirar por
la borda a AMLO como lo hicieron Prefirió empezar a pagar a la derecha
antes con otros caudillos que no continuando con la Guardia Nacional
respondieron a lo que se exigía de la militarización del país y dando luz
ellos. Porque la consciencia de clase verde a proyectos ecocidas y
se adquiere en la acción de masas, antisociales, como el Tren Maya y la
que recibió un impulso. AMLO, con su especulación inmobiliaria anexa, los
paternalismo, cree que los 30 millones proyectos en el Istmo, el gasoducto en
de votos son suyos, de una vez y para la falda del Popocatépetl y la
siempre. Pero sus votantes piensan, termoeléctrica de Huexca. No se da
tienen necesidades, luchan para cuenta de que, si le da un brazo a la
satisfacerlas, se organizan, comparan jauría de lobos, la cebará y ésta
las promesas con la realidad y tienen exigirá más y más.
rabia acumulada. Por eso su triunfo
electoral estimuló la autoorganización, Peor, Morena no es un partido. Es un
las luchas, la autogestión. instrumento electoral, una especie de
hijo de Frankestein fabricado con
Las huelgas en Matamoros que se pedazos de cadáveres. Reúne a
extienden por el norte, donde la Romo, que decía hace poco que
izquierda siempre fue débil, son AMLO es un peligro, a los desechos
resultado de ese triunfo, pero también de todos los partidos, ultraderechistas
de las primeras desilusiones. El tigre evangelistas del PES, oportunistas
que López Obrador ofreció domesticar ávidos y algunos intelectuales
está adormecido, pero suelto y cada reformistas que una vez se dieron un
tanto da zarpazos. baño de marxismo. Sobre todo, a
millones de personas honestas sin
AMLO pudo llegar al gobierno porque consciencia de clase ni experiencia
una parte de los que tienen el poder – política, pero que perciben que ese
el capital financiero, los grandes partido no tiene vida interior, que
capitalistas nacionales y las fuerzas nadie les consulta, que todo es
armadas– prefirió, como el decidido por un vértice que sienten
Gattopardo, cambiar todo para que no ajeno y que no es controlado por
cambie nada. Ellos, como hicieron los nadie.
militares argentinos con Perón, le
dieron el gobierno para que Hay que separar el trigo de la paja y
contuviese a sus simpatizantes, para ayudar en su evolución anticapitalista
que hiciera de contrafuego, de a los revolucionarios potenciales que
bombero. Esta es otra diferencia con votaron por AMLO. Ni éste ni Morena
los gobiernos progresistas anteriores, son adversarios, aunque llamen
que disputaron el gobierno con provocadores a quienes defienden los
sectores dominantes débiles y en intereses populares y ofendan a los
crisis: AMLO vive en una situación de pueblos con falsas consultas.
libertad vigilada. Enemigos son los capitalistas que
condicionan y chantajean al débil
Ahora debe cumplir las promesas que gobierno.
hizo para ganar sin saber si podría o
no hacerlas realidad. Debe responder almeyraguillermo@gmail.com
a la esperanza, a la presión popular.
Pero también debe concretar lo que
prometió en secreto a los militares y
grandes capitalistas que son mucho
más impacientes que los electores de
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020

FRAGMENTOS ACERCA DEL


ARTILUGIO EN LA
PEDAGOGÍA DEL SUJETO
Benjamín Berlanga Gallardo

A Pilar y Andrés por este aprendizaje que .


hacemos juntos en el arte de artilugio

(Un artilugio es un artefacto para hacer


algo, dar lugar a algo. En la pedagogía del
sujeto el artilugio es el nombre que le
damos a un modo de responder al otro en
la relación educativa. Es una respuesta
que asume la irreductible alteridad del
otro y que quiere la posibilidad de un
nosotros, de un hacer lo común en el
estar juntos. “Artilugio” es la acción de
responder al otro. El artilugio busca el
florecimiento de subjetividades que se
ponen a sí mismas como sujetos en el
hacer-se, existir-se y vivir sé que se da en
la relación educativa)

UNO. LA EDUCACION EN EL
ENTRE Cuando lo educativo se
piensa y se “construye” desde uno de
los dos polos de la relación -el del
educador o el del educando; el de la
enseñanza o el del aprendizaje- la
relación es, siempre, en su lógica de
constitución una relación estratégica y
por ello instrumental. Cuando la
relación se piensa y se construye DOS. LA EDUCACION COMO
desde el “entre”, desde la ACONTECIMIENTO ETICO La
intersubjetividad, la relación se piensa pedagogía del sujeto se funda en el
y se construye desde la consideración “entre” y por ello la relación
del trato, el trato con el otro y, al pedagógica es pensada como
hacerlo, la relación se abre al acontecimiento ético en sí misma. No
acontecimiento ético del encuentro. El es que deba haber una ética en la
discurso pedagógico pone poca relación pedagógica, es que en sí
atención en el “entre”. Las teorías misma la relación pedagógica es una
pedagógicas se elaboran desde relación ética: fundado en el “entre” lo
“afuera”: bien desde la posición del educativo es, antes que otra cosa,
educador como pedagogías de la encuentro con el otro, reconocimiento
enseñanza, o desde la posición del del otro en su alteridad, asunción de
educando, como pedagogías del responsabilidad. O no lo es y entonces
aprendizaje. Pocas veces en la es instrucción, adoctrinamiento,
pedagogía, como en el caso de Freire, relación estratégica de intervención
es considerado el acto pedagógico para “hacer” al otro, “formarlo”.
desde el “entre”.
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020

Más que un vuelco, lo que propone la Quien dice así no solo dice lo dicho, lo
pedagogía del sujeto es otro lugar de que escribe, no solo cuenta algo,
partida: no es ni siquiera el sujeto, el nombra, sino que revela su
lugar de una identidad, sino otro el exposición; su contar es el acto mismo
punto de partida: el “entre”, lo que se de exposición, pero esta exposición
da en el encuentro, lo que fluye, lo que viene de antes, de su presentación
se va dando. Planteado así, en la obligada ante la persona amada que
educación el asunto primero no es el le requiere con su mera presencia;
del conocimiento, ni siquiera es el más allá de pensarse para el otro, se
asunto de la identidad y de los reconoce puesto para el otro,
significados, menos el asunto del expuesto. Este es el decir. Es la
poder. En lo educativo, el asunto condición ética del lenguaje.
primero es siempre el otro y la relación
con el otro, lo que se constituye entre
los dos. Ponerse en ese lugar es el CUATRO. DESDECIR LO DICHO EN
reto: pensar lo educativo desde allí, LA PEDAGOGÍA DEL SUJETO La
como Freire con el diálogo o Gadamer educación es lenguaje y parece
con la moverse en el territorio de lo dicho.
idea de que educar es conversar. Ese Aprender es aprender lo dicho, los
es el reto. nombres, las explicaciones, las
verdades, lo codificado, el
1 Educar es “lenguajear”: decir algo con las conocimiento; enseñar es transmitir lo
palabras, aprender a decir la vida. La dicho. Por eso, un acto de rebeldía
educación es lenguaje. Lo educable tiene que
ver con el nombre de las cosas, con las
en la educación es desdecir lo
palabras que representan la realidad, que dicho. Desdecir lo dicho no es negar
crean irrealidades mediante la imaginación. lo dicho, sino volver a poner lo que de
Educar es hablar con el otro, decir-le algo. La suyo va primero, antes que otra cosa:
condición del lenguaje es doble dice E. el decir. Desdecir lo dicho es como un
Levinas.
caminar hacia el origen: reconocer la
disposición hacia el otro, que antes
que nacer de la simpatía nace de la
TRES. EL DECIR Y LO DICHO El
presencia exigente del otro y es por
lenguaje es sistema de signos para
tanto exposición. De eso trata la
nombrar, representar, explicar: es el
pedagogía del sujeto cuando
lenguaje en su condición apofántica.
proponemos fundarla en el “entre”.
Lo que se dice queda dicho. Es lo
Cuando la relación educativa se
dicho, lo establecido. Pero más allá, o
piensa y se construye desde “afuera”
antes aun, en su condición
de la relación, la relación se constituye
prelingüística el lenguaje es
desde lo dicho, desde las reglas del
presentación del que dice. Alguien
juego para bien decir lo dicho. Cuando
dice algo a alguien. Exposición ante el
la relación se constituye desde el
otro, presentación. Es el decir de lo
“entre”, la educación antes que lo
dicho. Es siempre una abertura: no
dicho, antes que sistema de signos,
sólo lo dicho, sino la exposición al
verdades, representaciones, es un
otro. Como en la condición de amor de
decir, una exposición, un exponerme
quien dice “…escribirte es pensarme
al otro como respuesta a su presencia.
para ti, es también abrirme en canal
como un cerdito, es también las
carnes abiertas, las siento por las
costillas, sobre todo, una abertura
limpia, sin sangre, con algo de dolor
por eso mismo de abrirse tanto, y
mucho amor…”
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020

Por eso, desdecir lo dicho como lo define a partir de la caricia, el tacto, la


establecido primero y hacer el acto consideración. La didáctica produce al
educativo de otro modo, es volver a sujeto de la educación como sujeto
poner el decir primero: reconocer la educado y es, por tanto, producción
condición de apertura, de del otro, siempre. El artilugio no
presentación frente al otro como produce al otro: abre la posibilidad de
exposición: exigencia de respuesta al florecimiento de los sujetos que hacen
otro, antes siquiera de decir algo. la relación educativa, anima la
Hacer del decir tarea pedagógica es posibilidad de despliegue de
renovar la educación como acción que subjetividades que se pongan a sí
para decir desdice lo dicho como lugar mismas como sujetos en la relación.
de lo educativo, e intenta el El tiempo de la didáctica es lineal,
acontecimiento ético del encuentro continuo, secuencial, productivo. El
con el otro como lugar desde donde se tiempo del artilugio, aun cuando se
da lo educativo. mide en tiempo, requiere tiempo y
hace tiempo, es atemporal, abierto,
CINCO. DIDACTICA, ARTILUGIO incierto, disruptivo, discontinuo,
Por eso la tarea de la pedagogía del improbable, fugaz. Es por definición lo
sujeto se ordena de manera diferente. sin tiempo, lo que se da sin esperar
El principio ordenador de la tarea algo al darse. El tiempo de la didáctica
educativa en la pedagogía tiene que es un tiempo interesado, calculado. El
ver con la intervención en el otro para tiempo del artilugio es don, un dar(se)
modificarlo, transformarlo, educarlo y tiempo desinteresadamente. La
es una acción estratégica, didáctica tiene que ver con la
instrumental. producción del otro. El artilugio con el
En la pedagogía 1 Retomo esta don, con el dar-se al otro.
distinción de Levinas del decir y lo
dicho de dos ensayos: Sandra Pinardi, SEIS. APRENDER A CONJUGAR EL
Notas acerca del decir y lo dicho en el VERBO “ARTILUGIAR” EN LA
pensamiento de Levinas” en Revista PEDAGOGIA DEL SUJETO En la
Episteme Vol. 30 numero 2, 2010 y de pedagogía del sujeto el artilugio es un
Pedro Rojas La ética del lenguaje: invento, una artimaña, un artefacto
Habermas y Levinas” Revista Filosofia como respuesta intencionada en la
tercera época, vol. XIII 2000, relación con el otro. El artilugio no se
Universidad Complutense de Madrid. guarda en manuales, es siempre acto
En Levinas “De otro modo que ser o creativo, es novedad, es lo que se da
más allá de la esencia” Ediciones como respuesta, siempre como
Sígueme, Salamanca 2013. 3 del respuesta a la presencia del otro.
sujeto la tarea educativa se ordena Quien hace el artilugio es un
desde el trato con el otro, en tanto “hacedor”, y por ello un artista, un
respuesta a su presencia. Así, creador: la respuesta es siempre
mientras en la pedagogía la didáctica novedad, es lo nuevo. La respuesta
es el recurso para la intervención que el hacedor configura ante el otro
educativa, en la pedagogía del sujeto es su respuesta y por ello, por ser un
el artilugio es un modo de trato en la responder, no es solo un crear y un
relación educativa. Si la didáctica es hacer, sino en el acto mismo es un
recurso instrumental para la “hacer-se”, “un crear-se”, un “existir-
intervención y es estrategia, cálculo, se”.
táctica, programa, proceso de
producción, el artilugio es una 2 El hacedor no queda fuera de su obra, de su
respuesta que es modo de trato con el hacer, porque lo que hace es responder en la
relación con el otro.
otro, entre nosotros en la relación
educativa, y como modo de trato se
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020

He aquí una de las diferencias El artista es un hacedor –el que hace


centrales con la didáctica. De la obra- y su propuesta es la de “un
didáctica se dice que el educador “la armonioso hacer-se crear-se existir-
aplica”, hace uso de ella para se. Chantal Maillard, La baba del
intervenir en la realidad y modificar caracol. Vaso Roto Ediciones, 2014.
algo en el otro; es un instrumento, una Monterrey Nuevo León México.
herramienta en el proceso de
producción. En la pedagogía del a) tratar con el otro,
sujeto, el artilugio es respuesta. b) hacer el encuentro;
Cuando lo educativo se configura c) producir el acontecimiento;
desde el “entre” está siempre presente d) elaborar la experiencia;
la necesidad de esta respuesta. Es el e) testimoniar;
asunto del trato y tiene que ver con f) resonar, abrirse a la resonancia, a la
asumir la responsabilidad por el otro revelación
que ante mí se presenta, tiene que ver g) prometer y comprometerse
con reconocerlo en su irreductible
alteridad y responder ante él. El SIETE. ARTILUGIAR COMO UN
artilugio es respuesta: procura MODO DE TRATO CON EL OTRO.
mantener en el acto educativo el Es un cambio de lugar: es el tránsito
acontecimiento ético del encuentro desde la presencia exterior que
con el otro y discurre como artimaña, interviene para transformar y que para
como artefacto, como inventiva para transformar actúa en lo que va a
dar lugar a momentos, gestos, transformar o que va a cambiar, hacia
instantes, en los que procuramos una presencia que trata con la
hacer-nos presentes en la relación realidad, con el otro y en ello hace un
con la alteridad. El artilugio va contra estar juntos. El trato dice del
el olvido del otro y contra el olvido del responder al otro y al convertir la
nosotros que se configura en la respuesta en lugar originario de lo
relación educativa, permanente educativo, se cancela el dominio del
tentación del educador (sería más fácil uno sobre el otro. El trato busca los
no considerar al otro en su irreductible modos de esta respuesta que cancela
alteridad). El artilugio va contra la el dominio del sujeto. Una relación que
dominación del uno hacia el otro (“te nace del trato presentado así, y no de
voy a formar”, “te voy a educar”) y la intervención, cambia lo educativo.
procura el despliegue de lo común. El Da lugar a la posibilidad de elaborar la
artilugio va contra la tematización del experiencia de los que se juntan, de
otro, “el alumno, el docente” y procura los que se encuentran, como
mantener y alimentar el posibilidad de elaborar un “dar me-nos
acontecimiento del encuentro. Para cuenta” desde el “decir lo que me-nos
Freire, el gran artilugio en la pasa”. Por otra parte, el trato como
educación liberadora, frente a una entrega se abre a la manifestación del
educación bancaria que hace del don en el dar la palabra y dar la
educando recipiente al que hay que escucha, es decir, se dispone siempre
llenar, es la relación dialógica, la al reconocimiento de la alteridad y a
constitución de la relación como un “hacer-nos juntos” en el que no se
relación de diálogo entre los que pierde lo singular. Finalmente, el trato
participan en la relación educativa: el no solo es un modo de estar junto con,
dar la escucha y dar la palabra de que sino un modo de comenzar, de hacer
lleva consigo el reconocimiento de la lo nuevo y por ello de implicarse, de
alteridad. Así, artilugio en la comprometerse.
pedagogía del sujeto es inventar,
crear, para: 2 Es la idea de Chantal
Maillard sobre la creación, el arte.
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020

Experiencia, don y promesa se dan en Cuando en la relación educativa se


el trato con el otro y dan lugar a la piensa el encuentro desde el entre,
potencia de la acción compartida. El todo está 3 La idea de trato la hemos
modo de trato con el otro, como modo tomado de Marina Garcés en su libro
de hacer la experiencia de lo que pasa Un lugar común” ediciones Bellaterra
en cada quién y en común, es un 2012 Madrid España 4 La idea de la
modo de donación 4 y, por tanto, es educación como un don es una idea fuerza de
una relación de tacto y de caricia 5. El la pedagogía del sujeto.
trato no se elabora desde la pregunta Ver el ensayo “Venir siendo sujeto: la
de cómo pensar al otro, tampoco educación como lugar de
desde la inquietud por los modos de florecimiento de una subjetividad que
intervenir para transformarlo. El trato se pone a sí misma como sujeto”,
es una posición, “un modo de estar, de Benjamín Berlanga, en:
percibir, de sostener, de tener entre www.ucired.org.mx 5 La relación con el
otro como tacto y como caricia las he tomado
manos, de situarse uno mismo” principalmente de Joan Carles Mèlich,
(Marina Garcés). El trato es un modo aunque también de Jorge Larrosa. 5 por
de ponerse con intención a la darse, siempre por darse: el lugar del
escucha, de dejarse afectar; es una ente es inestable, incierto, abierto, no
laboriosa tarea de configurar en la admite parámetros establecidos. El
relación el modo del “entre” como encuentro se da, y en esa medida se
donación mutua; y, es un darse de la elabora al darse, no está dado,
palabra y de la escucha, es decir, de establecido. Encontrarse dice de la
la conversación, que se abre a la posibilidad de la comunidad por venir,
difícil, alegre y complicada siempre por venir, por darse. Cada
elaboración de lo común que no encuentro como un momento y un
disuelve lo singular. espacio para hacer comunidad: no
como la comunidad que ya está dada,
3 “Artilugiar” es tener una posición en lo educativo: es ponerse del lado del trato con el otro y no
la de los roles establecidos del que
del lado de la intervención en el otro.
sabe y el que no sabe (esta
comunidad la llevamos instalada y hay
razones para huir de ella, para hacer
otra cosa), sino el encuentro “como si”
fuera la primera vez que nos vemos
para conversar, para hacer lo común,
OCHO. ARTILUGIAR PARA HACER comunidad. ¿Y quiénes se
EL ENCUENTRO Pensar la encuentran? ¿Quiénes nos
educación en el ente es elaborar, encontramos? Nosotros, nosotras,
hacer, el encuentro. Artilugio para personas comunes y normales,”
hacer encuentro es una tarea de la cualquieras”, que decidimos hacer
pedagogía del sujeto: dice de gestos, algo juntos: lo común. Es nada más
señales, palabras, silencios, eso, y ya es mucho: venir al encuentro
disposiciones, espacios posibles, para a compartir, a dar la palabra y la
hacer el encuentro con el otro, para escucha, dar lo que sabemos y los
encontrarnos. Pensado desde el que somos. Visto así, somos
entre, el encuentro es lo que siempre posibilidad de encuentro de los que
está por darse, es lo que se elabora intencionadamente venimos a hacer
desde el dar-se en la relación. Cuando lo común, lo que nos hace estar
en la relación educativa se piensa el juntos: venimos a compartir la palabra,
encuentro desde afuera, el esfuerzo los modos de la palabra.
ya está establecido: es el encuentro
dado entre el educador y el educando,
entre identidades predeterminadas.
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020
Al desnudarnos para el otro, con el
Para hacer el encuentro hay que crear otro, instalamos la confianza, como en
condiciones. Podría bastar con la el “dulce lenguaje de los cuerpos
simple presencia, y muchas veces desnudos” que dice en su canción
basta, pero no porque nuestra Joaquín Sabina. Es la confianza de los
presencia está siempre llena de lo que que se miran sin ropaje e investiduras
nos dijeron que había que hacer y el y se disponen a ahondar en esa
modo que había que hacerlo: enseñar presencia inaugurada con el gesto,
o aprender. Nos han dicho que hay con la disposición y con las palabras
que venir al encuentro como de la propia vida vivida que a veces
enseñante o como aprendiente. Lo duele, que a veces ríe, que a veces
que tenemos que hacer es aprender a pesa y otra es ligera, que a veces es
desmontar esos modos sabidos para gozo, certeza y otras dudas: las
elaborar los modos para no dejar de palabras provisionales, necesarias,
encontrarnos como personas que palabras hechas de lo que se va
tenemos algo que decir, algo que dar viviendo. Cada encuentro es una
y recibir en el encuentro. Porque si no laboriosa construcción compartida
lo hacemos cada vez hemos de que nace de la disposición de los que
tropezar con lo mismo, lo ya sabido. Y decidimos venir al encuentro: no hay
hemos de reconocer que encontrase obligación, es un querer dar, un querer
de este otro modo es laborioso, es recibir. Y lo que bien se quiere, bien se
tarea y hay que (dis) ponerse. Es una da y bien se recibe. El encuentro no
idea de comunidad educativa debe ser un encuentro en torno a un
diferente, no la que traemos instalada. saber ordenado y clasificado cuyo
Es otra comunidad, la de la portador es el educador. Y no es que
conversación, la de la hospitalidad, la no sea necesario un mapa, un trazo,
acogida, el tacto, la deferencia. Es una carta de navegación que nos
comunidad que prefigura otra cosa, ayude, pero nos toca desnudarnos del
otro modo de relacionarnos; es, afán de venir a aprender la lección o a
también, comunidad de elaboración dar la lección, porque, aunque haya
de futuros deseados: comunidad aprendizajes, enseñanzas, estos
educativa del don, del darse, de la nacen de la “competencia” en el
caricia del hacer-nos juntos. Esta encuentro. Si nos despojamos del
comunidad es siempre posibilidad, es afán de enseñar y aprender como
siempre elaboración frágil, huidiza. tareas que nos tienen aquí, lo que
Por supuesto que sería más fácil no queda es la confianza para hablar
hacerla, no intentarla, que de todos desde nosotros, desde nuestra
modos “educación haríamos”. Es experiencia en la vida: lo que queda
nada más que reconocemos la es lo que verdaderamente vale la
potencia que hay en el hacerla, pena: nosotros mismos.
porque es la potencia de la vida
común: la del reconocimiento de que
todas las inteligencias son iguales y
que el acto educativo es un dar y
recibir: es como una conversación.
Este modo de comunidad supone de
algún modo desnudarnos: quitarnos
ropajes e investiduras. Y al desnudo
se llega. Se necesita el compás de la
disposición de cada quien y el ritmo de
la mirada del otro: la cadencia.
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020
Y no se trata de imaginar todo como
NUEVE. ARTILUGIAR PARA nuevo, de mirar todo como si por
HACER EL ACONTECIMIENTO primera vez, nada más de apurar
Provocar el acontecimiento, hacer el pequeños desplazamientos de la
acontecimiento, abrirse al mirada que cambien lo que percibimos
acontecimiento, darse al y cómo nos relacionamos con el
acontecimiento: tareas posibles en lo mundo, como en la historia contada
educativo. Una educación por W.Benjamin a Ernst Bloch7
acontecimental. Artilugiar para Artilugiar, también, para abrirse al
provocar acontecimiento es promover acontecimiento, a la posibilidad de
en la relación educativa la irrupción de capturar por un instante las rupturas,
la subjetividad que se pone a si misma la fisuras pequeñas o grandes en el
en el dar-se cuenta. Porque la curso normal de las cosas. Procurar
subjetividad es de suyo los gestos, los modos, los espacios,
acontecimental, es irrupción6. los recursos que hagan que en la
Artilugiamos para buscar el relación educativa quepa el mundo,
despliegue de subjetividades como que la relación educativa esté en el
acto acontecimental, como esfuerzo mundo, en lo que está pasando:
de ir más allá de lo mismo, de repetir buscar abrirse al acontecimiento, al
lo que hay, lo que debe conocerse, lo golpe que cimbra la realidad, que abre
que debe contarse, como esfuerzo una fisura reordenando el
que da lugar a la irrupción de miradas entendimiento de lo que pasa:
del mundo, de la vida misma, que en acontecer en el acontecimiento,
el darse juntos, en el hacer-se juntos abrirse, no quedarse al margen. Tarea
dan lugar a lo común, al pedagógica por excelencia: que la
acontecimiento revelador de lo que educación no se de cómo si afuera del
queremos, de lo que deseamos. Salir mundo, de lo que nos está pasando. Y
del “ruido” sordo que es repetir lo artilugiar para darse al acontecimiento
mismo, decir lo mismo, lo que debe de la presencia del otro, del
conocerse, saberse: provocar la encuentro.
irrupción, el acontecimiento,
permitiendo el despliegue de la 6 Que la subjetividad es acontecimental es
subjetividad, la narración y el una idea de Slavoj Zizek: el verdadero
acontecimiento es el acontecimiento de la
testimonio, más allá del suceder sin subjetividad misma (en el sentido de agencia
dar-se cuenta. Una pedagogía del libre y autónoma), por muy ilusorio que sea,
otro, para el otro, no necesita el añade. Slavoj Zizek, Acontecimiento, 2014,
acontecimiento, le viene mal la ed. Sexto Piso, España 7 “Hay una historia
irrupción del decir de cada uno. El otro contada por Benjamín que Ernst Bloch incluye
en su libro Huellas. Para lograr el reino de la
está sujetado a lo dicho, al paz, dice el rabino, no es necesario destruir
ordenamiento de lo dicho en todo e imaginar un mundo enteramente
programa, en objetivos, en lección. nuevo; basta desplazar sólo un poquito esta
Florecer subjetividad más allá de la taza, o aquel árbol, o esa piedra, y así con
sujeción es siempre una posibilidad todas las cosas. Todo será como ahora, sólo
que un poco diferente. Probablemente la
abierta, un acontecimiento por darse: pregunta por la utopía pedagógica consiste en
dar-me-nos-cuenta. Artilugiar, educar aquella sensibilidad que hace posible
además, para generar el captar estas “insignificantes” diferencias,
acontecimiento que se produce “estar advertido” (Lacan), pensar la educación
cuando logramos “…un cambio de como modo de “apropiación de una
expropiación”. Un tal gesto de apropiación
planteamiento a través del cual teórica no garantiza ningún cambio,
percibimos el mundo y nos simplemente permite habitar la utopía
relacionamos con él” (Zizek). pedagógica en toda su antinomicidad
Promover el descubrimiento, el constitutiva.” Cfr. Violeta Pankova, Escuela y
asombro, la apertura de otras miradas biopolítica: la experiencia de habitar la utopía,
s / ref.
del mundo y de lo que hacemos en él.
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020
La educación debe ser el lugar de la
DIEZ. ARTILUGIAR PARA experiencia. Se trata aquí también de
ELABORAR LA EXPERIENCIA La pensar la educación como educación
educación como lugar para hacer la acontecimental, porque pensar la
experiencia. Vivimos en un mundo en experiencia, hacer experiencia, es
el que cada vez es más difícil elaborar acontecer, dar-me cuenta. La
la experiencia, hacerla, tener espacios elaboración de la experiencia de lo
y momentos para dar-nos cuenta de lo que me-nos pasa, cuando se da en
que nos está pasando. Vamos colectivo en el marco de la relación
sucediendo a un ritmo vertiginoso y no educativa, deviene en recurso
nos damos tiempo apenas para dar- poderoso para hacer-nos juntos
nos cuenta de nuestra experiencia de sujetos: la experiencia se piensa
vida. A la educación no parece frente al otro, frente a los demás, es
importarle la experiencia, si la narración que da cuenta y es, sobre
reconoce la reconoce como saber todo, posibilidad de encontrar la voz
previo, saber cotidiano, y si le da común, posibilidad de querer algo
importancia es para mostrar que no es juntos y de decidir hacerlo.
así, que las cosas son de otro modo.
En la educación la experiencia ONCE. ARTILUGIAR PARA
aparece también como experimento, TESTIMONIAR En la educación no se
lo que se hace de manera controlada procura el testimonio, el espacio para
para producir conocimiento, dar testimonio desde la narración. Se
explicaciones, demostraciones. Hacer hace uso del ejemplo y el caso.
experiencia de lo que nos pasa Aprendemos y enseñamos como si
requiere una reflexividad de si mismo desde afuera de nosotros mismos. De
que la educación no promueve, no lo que debe saberse, de lo que debe
busca, o lo hace poco. Cuando el hacer-se, de lo que debe ser el ser de
despliegue de esta reflexividad de si, cada uno, aprendemos y enseñamos
se da en la relación educativa, se abre como si ello no nos perteneciera,
a la elaboración de la experiencia como si fuera un dominio externo, un
común, lo que se da como lo nuestro. bien al que hay que acceder para
Artilugiar para elaborar la experiencia entonces hacer, para entonces ser.
es el esfuerzo para ir más allá de la Usamos el ejemplo y el caso para
narración de lo que me-nos pasa -un referirnos a lo particular, como modo
que me-nos pasa que corre siempre el de mostrar lo general, la verdad.
riesgo de quedarse atrapado en lo Educamos. El testimonio es de otra
mismo, en la repetición infinita de lo índole. El que testimonia, el testigo, no
mismo- para producir lo común, un tematiza, no prescribe, su hablar es un
saber sobre lo común, un querer y un decir-se, exponerse, un dar lugar a
decidir hacer lo que queremos hacer. más. El testimonio se da siempre en
Esta es la idea de H. Zemelman de un primera persona, es siempre singular.
conocimiento que sea reclamo de El que testimonia no pretende decir
conciencia abierta al mundo: sujetos una verdad objetivamente universal.
capaces de dar-se cuenta de lo que El testigo “sabe que su verdad no dice
pasa (abrirse al acontecimiento, un la de los otros: ni las reemplaza, ni las
como si ponerse en el mundo), de dar refuerza, ni las sumplementa”8. Por
cuenta de qué es eso que está eso “el testimonio es el habla en la que
pasando (pensar la experiencia, nada se propone, sino en la que el
ponerse como si ante el mundo) y decir es únicamente un señalar, un
capaces de deseo y de un querer indicar, lo indecible, lo elusivo, eso
movilizador (ponerse para el mundo que necesariamente trasciende”
como proyecto) (Susana Ricardi, cit. p46).
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020

Es necesario traer la fuerza del DOCE. ARTILUGIAR PARA HACER


testimonio a la educación. Al hacerlo RESONANCIAS, RESONAR
la educación se abre a otro modo, Resonar como modo de hacer
diferente del que hay. El testimonio en conocimiento en el acto educativo es
el acto educativo da lugar a un tránsito intentar una ruptura y promover un
en el que los sujetos van de la modo de disonancia epistémica. La
enunciación al decir, al exponerse y educación busca la abstracción: el
presentarse. Y la fuerza del testimonio conocimiento que es generalizable en
en el 8 Nicolas Garrera, Idea del su capacidad explicativa. Lo singular
testinomio, Investigaciones es caso, es ejemplo y sirve para
Fenomenológicas, Vol. Monográfico constatar lo general, la abstracción. La
4/11 del 2013: Razón y Vida (en la educación aspira a presentar un
red) acto educativo está en que da conocimiento que explica lo real como
lugar a más, a lo que trasciende al totalidad, como abstracción
sujeto sin perder en ello la abarcadora: teorías, conceptos,
singularidad: el testimonio es una categorías explicativas de lo real,
palabra que ocurre más allá de la grandes relatos.
propia subjetividad “…en el lugar de la En la pedagogía del sujeto hablamos
proximidad con el prójimo…” y en ese de recuperar la dignidad de la
sentido hace presente al otro, el decir experiencia siempre singular, al modo
del otro. El testimonio convoca al decir como propone W. Benjamin en la
del otro. Convoca a lo común, a la posición del Paseante, como señala
palabra que hace reconocimiento de Miguel Morey: “… reivindicar la
un nosotros. ¿Y qué dice el dignidad y el valor de lo singular, lo
testimonio? Apenas muestra lo que fugitivo, lo transitorio, lo efímero, lo
puede decir, lo indecible: “aquello para contingente –a ello es a lo que hay
lo cual cualquier palabra se revela que atender, salvándolo del cerco
insuficiente, por la otra, aquello que no amenazador de la abstracción y de
se presenta como un contenido sino sus sabidas querencias
como una significación incesante: reduccionistas”.9 Resonar es tomar
aquello que no da nada para conocer los fragmentos que van quedando de
ni para realizar y que, sin embargo, la conversación con el otro, para
convoca auténticamente el ser-para- encajarlos en la reconstrucción de lo
otro” (Sandra Pinardi cit, p.46) real, en la apertura a lo real. Resonar
Artilugiar, pero no para elaborar el es dejarse tocar por lo que queda, por
testimonio, no para crearlo, porque el lo que permanece en el encuentro con
testimonio no se elabora, no se crea, la palabra, siempre del otro, y hacer
se da, se entrega. Artilugiar para que con ello materia prima para elaborar el
pueda dar-se el testimonio: los gestos, saber propio: es encajar las partes.
las señales, los indicios, las maneras, Es la labor del coleccionista, del
que abren el decir-se de ese modo. trapero y el bricoleur, en lo que
podemos llamar una epistemología
subalterna, que es la que propone W.
Benjamin10 La explicación
abarcadora, la generalización, en su
iluminación es avasalladora,
deslumbra y enceguece; en ella se
pierde lo singular. Por el contrario, el
fragmento es iluminación fugaz, como
un rayo que por un momento ilumina
algo y da una nueva perspectiva.
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020

En la resonancia lo que queda son TRECE. ARTILUGIAR PARA


fragmentos. El fragmento “es útil en PROMETER Y COMPROMETERSE
tanto desencadena la labor La educación se abre al qué hacer: lo
reconstructiva de lo real, ya que que he de hacer, lo que debo ser. Pero
habilita esas iluminaciones recíprocas en la educación el querer hacer y el
entre lo sido y lo que está siendo” deber ser son resultado, producto: los
(Noelia Figueroa, cit. p. 62). El objetivos de un programa educativo se
fragmento como iluminación: lo que da ordenan en la lógica de producir un
lugar a reconstruir lo real no como hacer y producir un deber ser en el
abstracción, no como explicación, sujeto educado. Es posible en la
sino como presentación de la realidad, educación acceder a ese querer hacer
en tanto real-mío en donde estoy desde la fuerza del querer vivir de los
involucrado. El encaje de fragmentos, que participan en la relación con un
de esas resonancias, es como la labor hacer que es por ello siempre
del bricoleur, un modo de constitución novedad. Ésta es la promesa en
de constelaciones que permiten educación. Para ello es necesario
mostrar nuevas aristas de lo real, que artilugiar: inventar, crear, hacer
permiten producir lo real de otro modo; gestos, señales, que hagan que el
o como el acomodo de fragmentos, a ponerse del querer se elabore en el si
la manera del coleccionista, para mismo y el estar juntos. La promesa
mostrar lo real, modos de saber lo que es la decisión de un querer hacer. La
me-nos pasa. Artilugiar para resonar, promesa se presenta como modo
para hacer de trapero que recoge los humano de paliar la contingencia, la
desechos, de bricoleur que encaja imprevisibilidad y la irrepetibilidad de
siempre de manera novedosa la acción: “no se lo que va a pasar,
fragmentos que muestran algo, de pero te prometo que…”. La promesa
coleccionista que muestra acomodos es producción de lo nuevo, de lo que
que hacen constelaciones. Artilugiar no está todavía, pero que al decirse ya
para reivindicar la experiencia, lo que está siendo acto. La promesa es un
se va elaborando como vivido compromiso de otro modo, más que
iluminado por fragmentos, por un comprometerse con algo, es un
resonancias encontradas en las implicarse desde el querer hacer: el
conversaciones con el otro, en el cara “prometo que…” es mío, desde mi, en
a cara, en el texto, en la cercanía, en ello estoy implicado, en ello me va la
la distancia, siempre el otro vida, mi vida, no importa el tamaño de
la promesa. La promesa es
acontecimental, irrumpe en lo que
hay, en lo que está con lo que no está
y es por ello novedad. La educación
9 Miguel Morey, Kantspromenade, Invitacion a la
es lugar de la promesa. Artilugiar para
lectura de W. Benjamin. En www.central.com prometer, para implicarse: encontrar
10 La idea de epistemología subalterna par los gestos, las señales, los resquicios,
presentar la perspectiva epistemcia de W. los modos, para el despliegue en el
Benjamín es de Noelia Figueroa en Walter cada uno y en lo común, de lo que
Benjamin, aliado para una epistemología queremos hacer y de lo que hemos de
subalterna. En Debates Urgentes, ño 1, numero 1, hacer: aprender a decir la promesa e
2012, Dossier: pensamiento crítico y cambio, (en
implicarse en ella.
la red)
IX ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE
EDUCADORES COLOMBIA 2020
+ Benjamin Berlanga “Venir siendo
Artilugiar: aprender modos siempre sujeto: la educación como lugar de
abiertos, siempre singulares de florecimiento de una
responder al ¿qué quiero hacer? ¿qué subjetividad que se pone a si misma
he de hacer para hacer lo que quiero como sujeto” en: www.ucired.org.mx
hacer? Artilugiar para hacer lo común: + Slavoj Zizek, “Acontecimiento”,
¿qué queremos hacer? ¿qué hemos 2014, ed. Sexto Piso, España
de hacer juntos para hacer lo que + Violeta Pankova, “Escuela y
queremos hacer? biopolítica: la experiencia de habitar la
utopía”, s / ref.
CATORCE. LA TAREA DE + Nicolas Garrera, “Idea del
ARTILUGIAR, TAREA testimonio”, Investigaciones
INACABABLE Pues eso, hemos de Fenomenológicas, Vol. Monográfico
buscar múltiples y creativos modos de 4/11 del
responder, siempre responder al otro, 2013: Razón y Vida (en la red)
procurar la permanencia del otro como + Miguel Morey, “Kantspromenade,
alteridad. Procurar que no se nos Invitacion a la lectura de W.
olvide el otro en su irreductible Benjamin”. En www.central.com
alteridad, ni el nosotros como la + Noelia Figueroa en “Walter
posibilidad de un estar juntos de Benjamin, aliado para una
donde nace lo común. Esto es epistemología subalterna”. En
artilugiar en la educación. Debates

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
+ Sandra Pinardi, “Notas acerca del
decir y lo dicho en el pensamiento de
Levinas” en Revista Episteme
Vol. 30 numero 2, 2010
+ Pedro Rojas “La ética del lenguaje:
Habermas y Levinas” Revista Filosofia
tercera época, vol. XIII
2000, Universidad Complutense de
Madrid.
+ Emanuel Levinas “De otro modo que
ser o más allá de la esencia”
Ediciones Sígueme, Salamanca
2013.
+ Chantal Maillard, “La baba del
caracol”. Vaso Roto Ediciones, 2014.
Monterrey Nuevo León México.
+ Marina Garces, “Un lugar común”
Edicione Bellaterra Madrid 2012

Correo: juan_rete@yahoo.com.mx Morelia, Michoacán 3 de marzo del 2019