Você está na página 1de 9

CONFIGURACIÓN INTERNA Y SISTEMATIZACIÓN DEL CEREBELO

- CONFIGURACIÓN INTERNA DEL CEREBELO

Está constituido por dos partes:

A. Una periférica, la corteza.

B. Otra central, el cuerpo medular del cerebelo, formado esencialmente por sustancia blanca,
que presenta masas de sustancia gris diseminadas: los núcleos del cerebelo.

A) CORTEZA DEL CEREBELO:

La corteza cerebelosa tiene una superficie muy extensa.Los abundantes surcos y fisuras le dan a
la superficie vergosa y venosa un aspecto rugoso característico. Está conformada por multitud
de unidades histofuncionales conocidas como laminillas cerebelosas. Las laminillas cerebelosas,
que están constituidas por una fina lámina de sustancia blanca recubierta de sustancia gris.

La sustancia gris periférica de la laminilla cerebelosa tiene un espesor de alrededor de 1 mm.


Posee una estructura histológica, homogénea en todas sus regiones, constituida por tres capas
en las que se distinguen siete tipos fundamentales de neuronas.

 Capa molecular : Recibe su nombre porque contiene principalmente prolongaciones


celulares y pocos somas neuronales. Está recorrida por las fibras paralelas de las células
granulares e incluye arborizaciones dendríticas de las células de Golgi y de Purkinje y
contiene otras dos clases de neuronas, estrelladas y en cesto.

 Capa de Purkinje : Está constituida por los somas de las células de Purkinje que se
disponen en una formando una lámina monocelular. A pocos aumentos presenta una
mayor densidad celular en la convexidad de la laminilla que en los surcos. Algunos
autores no consideran que las células de Purkinje formen una capa definida y dividen la
corteza cerebelosa solo en dos capas: granular y molecular.

Contiene grandes neuronas o células de Purkinje, con enormes arborizaciones


dendríticas hasta la capa molecular y axones que son las únicas fibras de la corteza que
se dirigen a los núcleos cerebelosos profundos.
 Capa Granulosa: Es la capa más profunda de la corteza cerebelosa y limita en su zona
interna con la sustancia blanca. Debe su nombre a que en ella predominan un tipo de
pequeñas neuronas intrínsecas denominadas granos o células granulares del cerebelo.

Se localizan las células granulares, pequeñas y abundantes y las células de Golgi. Los
axones de las granulares ascienden hasta la capa más externa (molecular) y allí se
bifurcan y dan lugar a las llamadas fibras paralelas. Las dendritas de las células de Golgi
se extienden también hasta la capa molecular.

B) SUSTANCIA BLANCA:

Central, rodea a los núcleos del cerebelo. Está recorrida por fibras contenidas en los seis
pedúnculos cerebelosos que unen al cerebelo con el bulbo raquídeo, la protuberancia y el
mesencéfalo, y por fibras que se extienden desde la corteza cerebelosa hasta los núcleos. Se
encuentran prolongaciones de sustancia blanca entre las circunvoluciones del cerebelo; lo
delgado de estas prolongaciones le da un aspecto característico al corte, que le ha valido el
nombre de "árbol de la vida".

Está compuesta principalmente por las prolongaciones axónicas con mielina y tiene la función
de transportar la información nerviosa. Se encuentra en la parte interna del cerebelo y está
compuesta por: fibras aferentes a la corteza y núcleos profundos, fibras eferentes de los núcleos
profundos y axones de las células de Purkinje
C) SUSTANCIA GRIS:

La materia gris es la responsable de elaborar las


respuestas adecuadas a los diferentes estímulos
(forma parte del modulador). Está formada por
los cuerpos neuronales y las prolongaciones sin
mielina (dendritas, axones amielínicos y
teledendrón) y se divide en la corteza
cerebelosa y los núcleos profundos del cerebelo.

D) NUCLEOS DEL CEREBELO:

En el interior de la sustancia blanca podemos encontrar 4 pares de núcleos de sustancia gris,


que de medial a lateral son: el núcleo del fastigio (o del techo), el globoso, el emboliforme y el
dentado.

a). Núcleo del fastigio [del techo]: situado en el cuerpo medular del cerebelo, en el vermis, atrás
y arriba del techo del cuarto ventrículo, próximo a su homólogo opuesto. Recibe fibras del
arquicerebelo y emite fibras cerebelovestibulares. Es una masa gruesa con forma de cometa,
ubicada casi en la línea media, justo por encima del techo del IV ventrículo del cual está separado
por una delgada capa de sustancia blanca.

b). Núcleo globoso (interpósito posterior): está formado por uno o varios pequeños núcleos
redondeados situados entre los núcleos del fastigio y emboliforme. Recibe fibras del
paleocerebelo y emite fibras cerebelorrúbricas.

Es alargado en sentido anteroposterior. El núcleo emboliforme tiene forma de coma, con la


parte gruesa dirigida hacia delante y se sitúa junto al hilio del núcleo dentado.

c). Núcleo emboliforme (interpósito anterior): está situado cerca del hilio del núcleo dentado,
con el que a menudo se lo confunde. Recibe fibras del paleocerebelo y emite fibras
cerebelorrúbricas. El núcleo emboliforme tiene forma de coma, con la parte gruesa dirigida hacia
delante y se sitúa junto al hilio del núcleo dentado.

d) Núcleo dentado: [oliva cerebelosa]: se encuentra en la sustancia blanca hemisférica. Es una


lámina de sustancia gris plegada e irregular con forma de bolsa abierta adelante y medialmente.
Recibe fibras de la corteza del neocerebelo homolateral y emite fibras cerebelorrúbricas y
cerebelotalámicas.
Ilustracion :Núcleos del cerebelo

SISTEMATIZACION Y CONEXIONES DEL CEREBELO:


La corteza cerebelosa puede dividirse en tres sectores topográfica y funcionalmente distintos,
dispuestos de adelante hacia atrás :el arquicerebelo (equilibrio), el paleocerebelo (tono
muscular) y el neocerebelo (coordinación de los movimientos voluntarios). Esta división es
valedera para las formaciones centrales: el núcleo del fastigio pertenece al arqui-paleocerebelo
y el núcleo dentado, al neocerebelo.

Fisiológicamente, es importante recordar que cada porción de la corteza cerebelosa proyecta a


un grupo de núcleos profundos. La distribución es la siguiente:
- El vermis proyecta al núcleo fastigio.
- La porción intermedia del hemisferio cerebeloso sale a través de los núcleos interpósitos.
- La porción lateral del hemisferio cerebeloso envia sus eferencias al núcleo dentado.
- El lóbulo floculonodular va a los núcleos vestibulares (ubicados en el tronco encefálico).
A) ARQUICEREBELO:
Vía aferente. Proviene en forma directa del laberinto y de los centros vestibulares del
tronco encefálico, unidos al nervio vestibular proveniente del oldo interno. Esta segunda
neurona procedente de los núcleos vestibulares pasa por el pedúnculo cerebeloso
inferior .

Centros. Son alcanzados directamente por estas fibras Se encuentran en el pequeño


lóbulo floculonodular, situado en la parte anterior y mediana del cerebelo.

Vía eferente. Llega al núcleo del fastigio (1ª neurona efectora) y de allí vuelve a los
núcleos vestibulares del tronco encefálico, del mismo lado o del lado opuesto por el
pedúnculo cerebeloso inferior (2ª neurona efectora).

La vía vestibular originada del núcleo vestibular llega a la médula por los fascículos
vestibuloespinales directos o cruzados; este conjunto ejerce el control del equilibrio.
Desde su origen se divide en dos grupos de fibras: una cruzada voluminosa y otra directa
más delgada, que se dirigen al bulbo raquídeo y a la médula espinal.

Este conjunto ejerce el control de equilibrio por intermedio del aparato vestibular
contenido en el oído interno. Una lesión de este circuito acarrea trastornos de la estática
y de la marcha.
B) PALEOCEREBELO:
Asegura la regulación del tono de la posición postura, para la estación de pie. Asi, cada
vez que por los efectos del peso el cuerpo tiende a caer hacia un lado, parten impulsos
de los músculos, los tendones y las articulaciones (propiocepción) que van a ordenar
una contracción de los grupos musculares antagonistas para que restablezcan la
situación .

Vías aferentes. Son las vías de la sensibilidad profunda inconsciente; utilizan los
siguientes tractos:
- Tracto espinocerebeloso posterior: es directo. Por el pedúnculo cerebeloso inferior,
llega a la corteza cerebelosa y termina en la capa granulosa de la corteza del vermis.

-Tracto espinocerebeloso anterior: Vehiculiza la sensibilidad propioceptiva inconsciente


de los miembros. El cuerpo de las neuronas asienta en el asta posterior, en los núcleos
de los miembros; sus axones cruzan la línea media y atraviesan la comisura blanca para
llegar al cordón lateral del lado opuesto, se acodan y ascienden a lo largo del borde
lateral del tracto espinotalámico lateral.

Cuando llegan a la protuberancia, se dirigen hacia atrás a lo largo del borde superior del
núcleo motor del nervio trigémino, pasan por el pedúnculo cerebeloso superior y luego
atraviesan por segunda vez la línea media y llegan a la corteza paleocerebelosa.

Centros paleocerebelosos: Corresponden a la parte media de los hemisferios y del


vermis.

Vías eferentes: La 1 ª neurona efectora llega al núcleo emboliforme o al núcleo globoso.


Del núcleo emboliforme parten fibras para el núcleo rojo contralateral. Alli, hacen
sinapsis para dar origen al tracto rubroespinal, cuyas fibras participan en la constitución
del cordón lateral de la médula espinal.

Conduce el impulso nervioso motor semivoluntario que controla el tono muscular. Sus cuerpos
neuronales asientan en el núcleo rojo; los axones parten del borde medial de los núcleos rojos
y cruzan el rafe mediano a nivel de la decusación tegmental anterior del mesencéfalo. En el
tronco encefálico, se sitúa detrás del lemnisco medial y luego detrás de la oliva inferior, para
terminar en la médula espinal, en el cordón lateral.
VIAS DEL
PALEOCEREBELO

C) NEOCEREBELO:
Asegura la coordinación de los movimientos voluntarios. En efecto, cuando un sujeto
quiere efectuar un gesto cualquiera, sólo la primera orden precisa y voluntaria de ese
gesto parte de la circunvolución precentral del cerebro; la realización del gesto requiere
un conjunto de movimientos asociados y cambios de posición que escapan al control de
la voluntad. Este conjunto es controlado por el cerebelo.

Vías aferentes: Provienen, por lo tanto, de la corteza cerebral, más exactamente, de la


región temporal. Siguen el tracto temporopontino; también existen fibras
frontopontinas. Todas estas fibras son directas y terminan en los núcleos de la
protuberancia (1ª neurona). La 2ª neurona llega a la corteza neocerebelosa opuesta por
las fibras transversas, cruzadas y de la protuberancia, que van por el pedúnculo
cerebeloso medio.

Centros neocerebelosos: Están situados por detrás de la fisura prima del cerebelo, en la
parte posterolateral del hemisferio.

Vías eferentes: Desde la corteza cerebelosa se dirigen hasta el núcleo dentado. Desde
allí las fibras van al tálamo (tracto dentotalámico). Éstas son fibras eferentes del
cerebelo que unen el núcleo dentado al tálamo contralateral.
Se sitúan en el pedúnculo cerebeloso superior y terminan en el núcleo ventral lateral, y
parcialmente en el núcleo ventral del tálamo. Parte de ellas pueden ir a la corteza
temporal o frontal.
Pero también existe un tracto dentorrúbrico, conectado con el tracto rubroespinal, y
un tracto dentotalámico que evita la corteza, llegando directamente al cuerpo estriado.
El cerebelo tiene, pues, influencia sobre la coordinación de los movimientos de origen
subcortical, ordenados por las vías motrices extrapiramidales.

Las lesiones de estos circuitos complejos


producen diversos trastornos:
hipermetría (carácter excesivo del
gesto), temblor intencional,
adiadococinesia (imposibilidad de
realizar rápidamente movimientos
alternos: prueba de los movimientos de
los titeres).

DIVISION FUNCIONAL DEL CEREBELO:

El cerebelo también puede dividirse en: vestibulocerebelo, espinocerebelo y


pontocerebelo, de acuerdo con las aferencias de las distintas zonas cerebelosas.

a)El vestibulocerebelo :está integrado por el lóbulo floculonodular, parte de la úvula y


del vermis. En estas regiones se reciben las aferencias provenientes de los núcleos
vestibulares