Você está na página 1de 3

EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA

Es el proceso que engloba la exploración, el diagnóstico y el plan de acción

terapéutica, la misma que permite diseñar un perfil de capacidades.

Por lo tanto la evaluación neuropsicológica es un importante elemento dentro del

proceso de diagnóstico.

En el proceso de evaluación debe considerarse una serie de aspectos, las cuales

tendrá una gran relevancia en el proceso de rehabilitación y su empleo de métodos de

evaluación y observación cualitativas y cuantitativas.

La necesidad de buscar información de usuarios significativos para el paciente en

aras de recabar información sobre su historial personal, de los patrones y conductas.

Cuando observamos al paciente en otro ambiente, es donde las demandas son

diferentes y exigen procesos mentales, flexibles y dinámicos. Utilizando un conjunto o

baterías de test que hayan demostrado su sensibilidad para discriminar entre grupos de

individuos con daño cerebral y grupos normales de la ejecución durante la realización de las

pruebas neuropsicológicas.

Instrumentos:

Los principales pasos son:

- Se inicia con la observación y recogida de datos: La conducta del paciente levante la

sospecha de la existencia de déficit cognitivo.

- La misma sospecha nos lleva a formular hipótesis.

- Sobre la hipótesis elegirán técnicas y pruebas de evaluación que pueden comprobarla.

- Se realiza la correcta información y valoración de la misma.

- Se procede a integrar datos para realizar una interpretación global y precisa.


- El mismo resultado de la valoración finalmente se contrasta con la hipótesis previamente

establecida.

La hipótesis que se plantea conduce una necesidad para la valoración

neuropsicológica general; se utiliza para ello una serie de instrumentos habitualmente el

proceso de evaluación, comienza con la revisión de los informes previos, cuya información

de evaluación comienza con la revisión de los informes previos, cuya información sirve de

base para determinar la gravedad y naturaleza de la disfunción, los resultados de las técnicas

de neuro imagen, la presencia de complicaciones asociadas, la evolución de la

sintomatología y el nivel de dependencia o recuperación alcanzado hasta el momento.

ENTREVISTA Y OBSERVACIÓN.

Se obtiene la información sobre la historia del paciente y sobre sus variables

mediadoras tales como la edad, grado de escolaridad, situación laboral alcanzado, la historia

clínica es requisito imprescindible para poder interpretar en ese marco contextual los datos

obtenidos mediante la observación y la aplicación de pruebas.

La entrevista permite conocer al paciente, si situación actual, sus problemas, sobre

todo la importancia que concede a los mismos, así como el grado de autoconciencia de las

limitaciones existentes. Así para obtener información sobre los patrones de la conducta y su

personalidad previa para conocer el nivel de ajuste previo y/o descartar la presencia de

problemas de inadaptación social de su propio entorno.

Podría resultar conveniente entrevistar de forma independiente al paciente y a los

familiares. Su observación aporta muchos datos sobre sus comportamientos útiles para el

logro del diagnóstico. La observación directa por el profesional de la neuropsicología brinda

información valiosa a lo largo de toda la exploración sobre la apariencia, colaboración, e

interacción del paciente con sus familiares y con el propio examinador.


Una cuidadosa observación ayuda a diferenciar entre trastornos orgánicos y/o

psiquiátricos, así como el diagnostico de diversos síndromes neuroconductuales, como un

estado confucional agudo, o un síndrome prefrontal. La observación del estilo de respuesta,

su actitud ante la evaluación, su grado de conciencia sobre su estado actual y las razones que

motivaron el examen son aspectos que se han de considerar

HISTORIA CLÍNICA.

Los cinco componentes principales de la historia clínica son:

1. Datos subjetivos proporcionados por el paciente (se adquiere a través de la anamnesis)

2. Datos objetivos obtenidos de la exploración psicológica y de las exploraciones

complementarias

3. Diagnóstico

4. Tratamiento y/o recomendaciones