Você está na página 1de 29

UNIVERSIDAD FERMIN TORO

VICE RECTORADO ACADÉMICO


FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS
ESCUELA DE DERECHO

LA OFERTA Y EL DEPÓSITO

Estudiantes:
María Carlota Guevara C.I: 24.550.141
Gemma Peñuela C.I: 25.688.883
Procedimientos Civiles Especiales
M-625
Barquisimeto, Marzo de 2018

1
INDICE

p.p

Introducción.

La oferta y el depósito……………………………………………………………..5

Fundamento de la Oferta Real…………………………………………………….6

Características………………………………………………………………………6

Tribunal Competente………………………………………………………………..7

Requisitos de forma de la oferta…………………………………………………..8

Condiciones para la validez de la oferta…………………………………………9

Condiciones para la validez del depósito……………………………………….13

La solicitud y oferta………………………………………………………………..15

Fase no contenciosa………………………………………………………………16

Fase contenciosa………………………………………………………………….18

Procedimiento esquematizado…………………………………………………...22

Conclusión………………………………………………………………………….23

Recomendaciones…………………………………………………………………25

Referencias Bibliográficas………………………………………………………..26

Anexos……………………………………………………………………………...27

2
INTRODUCCIÓN

Entre los procedimientos civiles que se establecen en la normativa civil


venezolana se encuentra el procedimiento de la oferta y el depósito, por
medio del cual el deudor busca la liberación de una obligación que tenga en
favor de su acreedor, cuando éste por alguna razón propia no quiera aceptar
el pago que le corresponde realizar al deudor, ya sea por mala fe o porque
simplemente no se encuentra en el lugar donde se ha pactado realizar el
pago de la obligación.

Para evitar corran intereses moratorios en contra del deudor, éste puede
por medio de dicho procedimiento poner a disposición del Tribunal las cosas
o el dinero objeto de la deuda para que este se encargue de ofrecerlo al
acreedor y de esa manera poder el deudor librarse de la obligación que
contrajo, pero para ello es necesario que se cumplan ciertos pasos, como lo
es la aceptación por parte del acreedor, pero si este se negare, igualmente el
Tribunal proseguirá hasta tanto las partes por medio de sus alegatos y
presentación pruebas que sean pertinente con la causa, demuestren quien
tiene la razón, y será el Juez quien se encargará de decidir conforme a lo
que se haya demostrado en el procedimiento.

Para hacer uso de este procedimiento es necesario que las partes tengan
en consideración las reglas con respecto al paga hace referencia el Código
Civil Venezolano, puesto que como bien es sabido, aquél que paga mal paga
doble, por lo tanto el deudor en este caso, debe tener siempre presente que
el pago debe realizarlo ante aquél que se capaz de recibirlo y exigirlo porque
de lo contrario el pago será nulo y se verá en la obligación de volver a
realizarlo.

3
También es necesario tener en consideración lo referido en el Código Civil
Venezolano con respecto a la oferta del pago y el depósito, puesto que de
allí derivan las condiciones para que se dé la validez tanto de la oferta como
del depósito; igualmente tener en cuenta cada una de las cosas pactadas en
el contrato, ya que por medio de eso se llevará a cabo la ejecución del pago.

4
La Oferta y el Depósito

Es un procedimiento que lo encontramos establecido en los artículo 819 al


828 del Código de Procedimiento Civil Venezolano, por medio del cual se
llevarán a cabo los casos en que el acreedor se niegue a recibir el pago por
parte del deudor. Es por ello que se dispone este procedimiento para que el
deudor pueda liberarse de la obligación que tiene con su acreedor aun
cuando éste de una u otra manera, ya sea por acción u omisión no quiera
aceptar el pago de la cosa debida.

Cabe destacar, que es un procedimiento instrumental, debido a que se


trata de la entrega de un bien, de dinero, cuando se trate de pago en
especie, la entregada de cosas corporales e incorporales, títulos, acciones y
derechos al acreedor; además es importante destacar que el pago debe ser
realizado por el deudor o en su defecto una persona que el deudor autorice
para ello o por medio de un Tribunal.

Por lo antes mencionado, el Código Civil Venezolano, establece en su


artículo 1.306 que:
“Cuando el acreedor rehúsa recibir el pago, puede el deudor
obtener su liberación por medio del ofrecimiento real y del
depósito subsiguiente de la cosa debida.
Los intereses dejan de correr desde el día del depósito legalmente
efectuado, y la cosa depositada queda a riesgo y peligro del
acreedor.”

Por medio de lo expuesto en el artículo anteriormente mencionado, se le


otorga al deudor la posibilidad de liberarse de su obligación, lo cual no es
más que pagarle a su acreedor, pero no es solo iniciar el procedimiento, ya
que para que pueda quedar liberado el deudor, es necesario que el acreedor
lo acepte o en caso de que se oponga el Tribunal competente lo declare
válido.

5
Fundamento de la Oferta Real
Para Duque Sánchez está en que “así como el deudor está obligado a
pagar, también tiene derecho a obtener su liberación; y de la misma manera,
así como el acreedor tiene derecho de pago, también está obligado a
recibirlo”. Lo que quiere decir que ambos se encuentran obligados, uno a
entregar la cosa o en su defecto realizar el pago y el otro obligado a recibirlo.
Por su parte, Brice define la oferta de pago y el depósito como “la entrega
ante la respectiva autoridad judicial, de la cosa debida para que en nombre
del deudor la ofrezca al acreedor, invitándola a recibirla, en cuyo caso, los
intereses dejan de correr desde el día del depósito legalmente efectuado y la
cosa depositada queda a riesgo y peligro del acreedor”.
También, Borjas hace mención sobre esto, expresando que “la exhibición
efectiva de la cantidad o cosa debida, con la expresa declaración de que se
está dispuesto a entregarla al acreedor, si quiere recibirla” y además
considera que el desprendimiento por parte del deudor “de la posesión de la
cosa ofrecida, consignándola, con los frutos o intereses vencidos
correspondientes, en el lugar indicado por la ley para tales efectos”.
Características
1. Es una solicitud y no una demanda, por lo tanto no debe cumplir con
los requisitos expuesto en el artículo 340 del Código de Procedimiento
Civil.
2. Que se haga al acreedor que sea capaz de exigir, o a aquel que tenga
faculta para recibir por él.
3. Que sea realizado por una persona capaz de pagar.
4. Realizarse en el lugar donde se haya convenido para el pago, en su
defecto en el domicilio del acreedor, o en el lugar que se haya
estipulado en el contrato.
5. Que comprenda la suma íntegra o cosa debida.
6. El plazo fijado para el cumplimiento de la obligación debe estar
vencido.

6
7. Que se haya cumplido la condición en caso de haberse pactado una.
Tribunal Competente
El Código de Procedimiento Civil, establece cual es el Tribunal
competente con relación a la solicitud de la oferta real, específicamente en el
artículo 819, el cual reza de la siguiente manera:
“La oferta real se hará por intermedio de cualquier Juez territorial
del lugar convenido para el pago y cuando no haya convención
especial respecto del lugar del pago, en el domicilio o residencia
del acreedor o en el lugar escogido para la ejecución del
contrato…”

Con lo expuesto en el artículo precedente, hacemos referencia a lo


establecido en el artículo 1.307 del Código Civil Venezolano, en su ordinal 6°
el cual dice que:
“Para que el ofrecimiento real sea válido es necesario:
6º Que el ofrecimiento se haga en el lugar convenido para el
pago, y cuando no haya convención especial respecto del lugar
del pago, que se haga a la persona del acreedor, o en su
domicilio, o en el escogido para la ejecución del contrato.”

Lo cual consiste en la validez del ofrecimiento real que debe ser


concatenado con el artículo 1295 del mismo código ya que se le considera
una regla general, puesto que establece que:
“El pago debe hacerse en el lugar fijado por el contrato. Si no se
ha fijado el lugar, y se trata de cosa cierta y determinada, el pago
debe hacerse en el lugar donde se encontraba la cosa que forma
su objeto, en la época del contrato.
Fuera de estos dos casos, el pago debe hacerse en el domicilio
del deudor, salvo lo que se establece en el artículo 1.528.”

Artículo 1.528.- “Cuando nada se ha establecido respecto de esto,


el comprador debe pagar en el lugar y en la época en que debe
hacerse la tradición. Si el precio no ha de ser pagado en el
momento de la tradición, el pago se hará en el domicilio del
comprador según el artículo 1.295.”
Esto quiero decir que por medio de cualquier Juez territorial puede
hacerse la oferta real de pago, tanto de municipio como de Primera

7
Instancia, siempre y cuando se cumpla lo establecido en los artículos
mencionados anteriormente, es decir que:

1. El del lugar donde contractualmente se ha convenido hacer el pago.


2. En caso de que no se haya pactado nada sobre el lugar del pago,
será en el domicilio o residencia del acreedor; o
3. El lugar que hayan convenido las partes para la ejecución del
contrato.

En todo caso, hecha la solicitud el acreedor puede alegar que la oferta no


es válida, por los motivos que considere pertinente, bien por disconformidad
entre el monto de la deuda y la oferta del deudor, lo que generaría que el
procedimiento pasaría a ser contencioso, por tal motivo se declara
incompetente al tribunal conocedor que lleva la causa y debe remitirse a otro
que sea competente por razón de la cuantía.

De igual manera, es necesario tener en cuenta que como todo


procedimiento no solo debe considerarse la competencia por cuantía y
territorio, sino también la materia, por lo tanto, hay que considerar la
naturaleza de la deuda, ya que si por ejemplo, se trata de algún tema
agrario, debe llevarse a cabo por medio del Tribunal de Primera Instancia
Agraria, si se trata de algún niño o adolescente, el conocimiento de la causa
debe ser llevado por el Tribunal de Protección del Niño, Niña y del
Adolescente.

Requisitos de forma de la oferta

Para realizar la solicitud sobre la oferta real, es necesario que el deudor


se dirija ante el Tribunal por medio de un escrito, el cual debe contener los
requisitos que expresa el artículo 819 del Código de Procedimiento Civil, el
cual establece en su último aparte que:

“…El escrito de la oferta deberá contener:

8
1º El nombre, apellido y domicilio del acreedor.
2º La descripción de la obligación que origina la oferta y la causa
o razón del ofrecimiento.
3º La especificación de las cosas que se ofrezcan.”
Adicionalmente, se deben cumplir otros requisitos que no se encuentran
tipificados de manera expresa en el artículo, entre otros podemos señalar la
indicación del Tribunal ante el cual se formula la oferta, de igual manera la
identificación del deudor u oferente, el carácter con el que este actúa, entre
otros. En cuanto a lo que se expresa en el artículo 820 del Código de
Procedimiento Civil, debemos tener en cuenta que no es solo la
manifestación escrita a la que hacemos referencia, también el deudor y
oferente debe poner a disposición del Tribunal para que las ofrezca al
acreedor.

Artículo 820 “El deudor u oferente pondrá a la disposición del


Tribunal para que las ofrezca al acreedor las cosas que le ofrece.
En el caso de tratarse de cantidades de dinero la entrega podrá
suplirse con la certificación del depósito hecho a favor del Tribunal
en un banco de la localidad.”

Ahora bien, la cosa ofrecida por el deudor como se menciona en el


expuesto anteriormente, si se trata de dinero, se puede llevar la nota de
depósito de las cantidades que se ofrecen, realizado a la cuenta del
Tribunal, por su parte si son bienes muebles, se entregarán al Tribunal,
siempre y cuando estos últimos seas de fácil traslado. Si las cosas ofrecidas,
fuesen bienes inmuebles que por lógica no pueden trasladarse, debe el
deudor manifestar su disposición de ponerlas a favor del Tribunal.
Condiciones para la validez de la oferta
Las condiciones para la validez de la oferta las encontramos en el artículo
1.307 del Código Civil Venezolano, de la manera siguiente:
“Para que el ofrecimiento real sea válido es necesario:
1º Que se haga al acreedor que sea capaz de exigir, o a aquél
que tenga facultad de recibir por él.
2º Que se haga por persona capaz de pagar.

9
3º Que comprenda la suma íntegra u otra cosa debida, los frutos y
los intereses debidos, los gastos líquidos y una cantidad para los
gastos ilíquidos, con la reserva por cualquier suplemento.
4º Que el plazo esté vencido si se ha estipulado en favor del
acreedor.
5º Que se haya cumplido la condición bajo la cual se ha contraído
la deuda.
6º Que el ofrecimiento se haga en el lugar convenido para el
pago, y cuando no haya convención especial respecto del lugar
del pago, que se haga a la persona del acreedor, o en su
domicilio, o en el escogido para la ejecución del contrato.
7º Que el ofrecimiento se haga por ministerio del Juez.”
Como bien podemos observar en el primer ordinal del artículo 1.307,
debe hacerse al acreedor o aquel que tenga la facultad para recibir por él, tal
y como de igual manera se expresa en el artículo 1.286 del Código Civil
Venezolano en relación con el pago, puesto que el ofrecimiento de pago
debe cumplir lo aquí establecido.
Artículo 1.286 “El pago debe hacerse al acreedor o a una persona
autorizada por el acreedor mismo, por la Autoridad Judicial o por
la Ley para recibirlo.”

También es necesario tener en cuenta que en caso de que se trate de


personas naturales que carezcan de capacidad para negociar, es decir,
cuando hablamos de menores de edad, entredichos o inhabilitados, la oferta
real debe hacerse a su representante legal, es decir, tutor o curador. Si
fuese una persona jurídica, debe realizarse la oferta real a quien conforme a
lo establecido en la ley o sus estatutos ejerza la representación legal de la
misma. Si a la persona a la que se le hace el pago es incapaz de recibirlo no
se le considerara como válido, salvo que el deudor pueda demostrar que con
lo pagado el acreedor se ha beneficiado y le ha sido de utilidad.
Artículo 1.288 Código Civil “El pago hecho al acreedor no es
válido, si éste era incapaz de recibirlo, a menos que el deudor
pruebe que la cosa pagada se ha convertido en utilidad del
acreedor.”

10
En el segundo ordinal, se establece que lo debe realizar una persona
capaz de pagar. Igualmente que con el acreedor, el deudor debe tener
capacidad para negociar, en este caso, para la realización del pago no solo
está facultado el deudor, sino también cualquier tercero no interesado,
siempre y cuando obre en nombre y por cuenta del deudor, tal y como lo
establece el artículo 1.283 del Código Civil:
“El pago puede ser hecho por toda persona que tenga interés en
ello, y aun por un tercero que no sea interesado, con tal que obre
en nombre y en descargo del deudor, y de que si obra en su
propio nombre no se subrogue en los derechos del acreedor.”

Por su parte, el tercer ordinal, nos expone que el pago debe comprender
la suma íntegra u otra cosa debida, los frutos y los intereses debidos,
además de los gastos líquidos y una cantidad para los gastos líquidos, con la
reserva de cualquier suplemento; esto se menciona puesto a que el
ofrecimiento real debe ser conforme a lo adeudado, la cantidad total o la
cosa debida íntegramente, incluyendo sus frutos e intereses, no puede ser
condicionado, parcial o a término. Igualmente el deudor debe acompañar la
oferta por un suplemento de la cantidad o cosa ofrecida, el cual se calculará
de manera prudente y el deudor además promete pagar lo que haga falta
con respecto al proceso, tal y como se estipula en el artículo 1.297 del
Código Civil: “Los gastos del pago son de cuenta del deudor.”
Los artículos 1.291 y 1.292 del Código Civil Venezolano nos hablan sobre
la división de la deuda, a saber establecen que:
Artículo 1.291.- “El deudor no puede constreñir al acreedor a
recibir en parte el pago de una deuda, aunque ésta fuere
divisible.”

Artículo 1.292.- “Si la deuda fuere en parte líquida y en parte


ilíquida, podrá exigirse por el acreedor y hacerse por el deudor el
pago de la parte líquida, aun antes de que pueda efectuarse el de
la parte ilíquida, si no apareciere que debe procederse de otro
modo.”

11
En caso de haberse estipulado una condición en el contrato como lo
expone el cuarto ordinal del artículo 1.307 del Código Civil Venezolano, es
necesario que la misma se haya cumplido. Normalmente conocemos que
cuando las partes por medio de un contrato convienen un plazo para el pago
de la deuda, cuando este es en favor del deudor, por lo cual el acreedor no
puede rehusarse al pago, ya que si el deudor quiere liberarse de la deuda
antes de que se haya cumplido el plazo puede hacerlo, ya que es él quien
tiene la potestad para decidir si acogerse o renunciar al mismo. En caso que
el plazo se estipule en favor del acreedor, el deudor no lo puede obligar de
ninguna manera a recibir el pago antes del vencimiento del plazo.
En relación a lo anterior, hacemos referencia al artículo 1.214 del Código
Civil Venezolano, el cual establece que:
“Siempre que en los contratos se estipula un término o plazo, se
presume establecido en beneficio del deudor, a no ser que del
contrato mismo o de otras circunstancias, resultare haberse
puesto en favor del acreedor, o de las dos partes.”

Ahora bien, el ordinal 5 referente a que se haya cumplido la condición


bajo la cual se contrajo la deuda, hay que tener en consideración que hasta
que no se cumpla la consideración bajo la cual se ha pactado el contrato,
este no será exigido hasta que el hecho haya ocurrido. Artículo 1.205 del
Código Civil Venezolano:

“Toda condición debe cumplirse de la manera como las partes han


querido o entendido verosímilmente que lo fuese.”

Por su parte, el sexto ordinal hace referencia al lugar donde debe


realizarse el pago, en consecuencia se trata de cumplir lo expuesto en el
contrato, si el mismo se establece el lugar donde realizarse el pago es allí
donde se debe hacer, caso contrario, cuando no haya nada estipulado sobre
el lugar del pago, hay que seguir las reglas aquí expuestas, principalmente
en el domicilio del acreedor o el lugar que las partes convengan para dicha

12
ejecución. Teniendo en consideración los artículos 1.295 y 1.528 del Código
Civil Venezolano anteriormente mencionados.

El último ordinal sobre que el ofrecimiento se hecho por ministerio del


Juez, quiere decir que pasaríamos a llevar a cabo el ofrecimiento real por
medio del procedimiento establecido para ello, cuando no se pueda llegar a
un acuerdo entre las partes, o el acreedor se niegue a recibir el pago por
parte de su deudor.

Condiciones para la validez del depósito

Estas condiciones se encuentran estipuladas en el artículo 1.308 del


Código Civil Venezolano, el cual expresa lo siguiente:

“Para la validez del depósito no es necesario que sea autorizado


por el Juez; basta para ello:
1º Que lo haya precedido un requerimiento hecho al acreedor,
que contenga la indicación del día, hora y lugar en que la cosa
ofrecida se depositará.
2º Que el deudor se haya desprendido de la posesión de la cosa
ofrecida, consignándola, con los intereses corridos hasta el día del
depósito, en el lugar indicado por la Ley para recibir tales
depósitos.
3º Que se levante un acta, por el Juez, en la cual se indique la
especie de las cosas ofrecidas, la no aceptación por parte del
acreedor o su no comparecencia, y en fin, el depósito.
4º Que cuando el acreedor no haya comparecido, se le notifique
el acto del depósito, con la intimación de tomar la cosa
depositada.

Para que pueda procederse al depósito de la cosa es necesario que el


deudor haya hecho la oferta de pago, lo cual constituye el requerimiento al
acreedor para que el mismo reciba las cantidades o cosas que constituyan la
deuda; se llevara a cabo el depósito de la cosa ofrecida cuando el acreedor
no se encuentre en el lugar donde se le haya hecho el requerimiento o
cuando se niegue a recibir el pago. En tal caso, cuando se haga el
requerimiento al acreedor de recibir la cosa ofrecida y este se niegue a

13
recibirla, se deberá contener en la manifestación que la cosa ofrecida será
depositada, en la cual se expresará el día, hora y lugar. Conforme a este
requerimiento, de ser válida la solicitud del depósito de la cosa ofrecida, los
gastos serán por cuenta del acreedor, conforme a lo establecido en el
artículo 1.309 del Código Civil Venezolano:

“Los gastos del ofrecimiento real y del depósito, si estos actos


fueren válidos, son de cargo del acreedor.”

Cuando se hace referencia al desprendimiento de la cosa ofrecida por


parte del deudor, solo se produce con el depósito de la cosa ofertada, ya sea
en la cuenta del Tribunal o en manos de un depositario judicial cuando se
trate de cosas que no sean cantidades de dinero. Adicional a esto, deben
estar incluidas en el depósito, todas las cantidades o cosas debidas, con sus
frutos e intereses si los hubiere hasta el día del depósito.

El acta a la que se refiere el tercer ordinal del artículo anteriormente


mencionado, constituye la prueba autentica de la diligencia efectuada, dicha
acta debe cumplir con los requisitos que se exponen en el artículo 189 del
Código de Procedimiento Civil, además de lo ya planteado en el 3° ordinal
del artículo 1.308 del Código Civil.

Artículo 189 CPC “El acta deberá contener la indicación de las


personas que han intervenido y de las circunstancias de lugar y
de tiempo en que se han cumplido las diligencias de que hace fe;
debe además contener la descripción de las actividades
cumplidas y de los reconocimientos efectuados. El acta deberá
ser suscrita por el Juez y por el Secretario.

Si han intervenido otras personas, el Secretario, después de dar


lectura al acta, les exigirá que la firmen. Si alguna de ellas no
pudiere o no quisiere firmar, se pondrá constancia de ese hecho.

Las declaraciones de las partes, las posiciones juradas, las


declaraciones de testigos y cualesquiera otras diligencias del
Tribunal que deban hacerse constar en acta, podrán ser tomadas
mediante el uso de algún medio técnico de reproducción o

14
grabación del acto, por disposición del Tribunal o por solicitud de
alguna de las partes. En estos casos, la grabación se mantendrá
bajo la custodia del Juez, el cual ordenará realizar la versión
escrita de su contenido por el Secretario o algún amanuense bajo
la dirección de aquél, o por alguna otra persona natural o jurídica,
bajo juramento de cumplir fielmente su cometido. En todo caso, el
Secretario, dentro de un plazo de cinco días agregará al
expediente la versión escrita del contenido de la grabación,
firmada por el Juez y por el Secretario. Si ninguna de las partes
hiciere objeción al acta, señalando expresamente alguna
inexactitud, la misma se considerará admitida, pasados que sean
cuatro días de su consignación en los autos. En caso de
objeciones, el Juez fijará día y hora para la revisión del acta con
los interesados, oyendo nuevamente la grabación. De lo resuelto
por el Juez en ese acto, no habrá recurso alguno. El costo de la
grabación estará a cargo del solicitante, y en caso de disponerla
de oficio el Tribunal, será de cargo de ambas partes.”

Para finalizar con los requisitos de la validez del depósito, en caso que el
acreedor no haya comparecido, se le enviará una notificación sobre el acto
del depósito, la cual irá acompañada de la intimación de tomar la cosa
depositada, esta segunda notificación, es necesaria aun cuando ya el
acreedor tenga conocimiento del depósito, puesto que desde que esta es
entregada comienza a correr y producirse los efectos consiguientes, los
cuales correrán por cuenta del acreedor.

La Solicitud y Oferta

La solicitud inicia con la oferta del pago de la que hemos venido haciendo
mención anteriormente, la cual debe regirse por las reglas que expone el
Código Civil Venezolano, dicha solicitud culmina con el depósito en caso de
que el acreedor no haya la oferta realizada por su deudor para este último
pueda liberarse de la obligación que tiene.

Conforme a esta solicitud el deudor pondrá a disposición del Tribunal las


cosas que le ofrece a su acreedor para librarse de la obligación, con relación
a esto, el Código de Procedimiento Civil establece que:

15
Artículo 820 “El deudor u oferente pondrá a la disposición del
Tribunal para que las ofrezca al acreedor las cosas que le ofrece.
En el caso de tratarse de cantidades de dinero la entrega podrá
suplirse con la certificación del depósito hecho a favor del Tribunal
en un banco de la localidad.”

Fase no Contenciosa

1. Tramitación
Su tramitación se llevará a cabo por medio de providencia escrita, en la
cual se debe contener el procedimiento real de pago dentro de los tres días
siguientes a su recibo, conforme a lo establecido en el artículo 10 del Código
de Procedimiento Civil Venezolano, en dicho escrito se fijará el día y la hora
en la que se trasladará al lugar para hacer el ofrecimiento al acreedor, sobre
lo que el deudor consigno ante el Tribunal con el escrito correspondiente.
Una vez llegado el día y la hora que se han fijado para la entrega de la
cosa ofrecida el Tribunal se dirigirá hasta el sitio donde deba hacerse el
ofrecimiento y la posterior entrega al acreedor, se constituirá para hacer el
acto anteriormente mencionado, el cual se realizará al acreedor que sea
capaz de exigir y recibir o a la persona que tenga facultad de recibirla.
Todo esto se produce conforme a lo que se expone en el artículo 821 del
Código de Procedimiento Civil, por medio del cual se le establece al Tribunal
cuales son los requisitos que debe cumplir en el levantamiento del acta, la
misma debe contar con las siguientes menciones:
Artículo 821 “El Tribunal se trasladará al lugar donde deba
hacerse la oferta y entregará las cosas al acreedor que sea
capaz de exigir o aquel que tenga facultad de recibir por él.
Del ofrecimiento se levantará un acta que contendrá:
1º La indicación de la hora, día, mes, año y lugar en que se ha
hecho la oferta.
2º El nombre, apellido y domicilio del deudor u oferente y del
acreedor a quienes ha hecho la oferta o de la persona con
facultad para recibir por el que haya recibido las cosas o se
hubiera negado a recibirlas.
3º Una descripción exacta de las cosas, valores o dinero
ofrecido.

16
4º La respuesta del acreedor, su aceptación o negativa a recibir
la oferta y las razones por las cuales se niega a recibirla, si tal
fuere el caso.
5º En caso de aceptación de la oferta, la mención del pago o de
la entrega de la cosa y en ambos casos, el otorgamiento del
recibo.
6º El acta será suscrita por el Juez, el Secretario y quienes
hayan intervenido.”

En caso de que la persona que deba recibir el pago no se encuentre en el


lugar donde se verifique la oferta real de pago o se niegue a recibir el pago,
puede el Juez conforme a lo expuesto en el artículo 822 del Código de
Procedimiento Civil ordenar lo siguiente:

Artículo 822 “Cuando el acreedor no esté presente en el acto, ni


la persona que tenga facultad para recibir por él, o si ésta se
negare a recibir las cosas, el Secretario dejará copia del acta
levantada conforme al artículo anterior, en manos de la persona
notificada de la misión del Tribunal, haciendo saber al acreedor
que si dentro del plazo de tres días no hubiere aceptado la
oferta, se procederá al depósito de la cosa ofrecida. De esa
entrega se dejará constancia en el expediente. Si el acreedor
hubiese estado presente en el acto de la oferta, se tendrá a
derecho para la secuela del procedimiento.”

Si el acreedor se encuentre presente se tendrá a derecho para la


continuación del procedimiento, solo se trata en la fase no contenciosa, ya
que una vez hecho el depósito, el procedimiento pasa a ser contencioso y es
necesaria la citación referida en el artículo 824 del Código de Procedimiento
Civil. Cuando el acreedor acepta la oferta y recibe la cosa que le es ofrecida,
se le exigirá recibo y el otorgamiento de la cancelación de la obligación que
le corresponda, esto puede efectuarse antes de que la cosa sea depositada
lo cual concluirá el procedimiento. Si por el contrario, la aceptación de la
cosa y su recibo no se producen antes del depósito, se abrirá la fase
contenciosa del procedimiento.
2. Depósito de la cosa ofrecida
El depósito de la cosa ofrecida se llevará a cabo si el acreedor en el lapso
de tres días siguientes a que se haya hecho la oferta, no retirara la cantidad

17
o cosa, valores o dinero ofrecido por el deudor, en ese lapso puede el
acreedor optar por recibir o retirar la cosa o dinero ofertado, también puede
abstenerse de recibirlos o retirarlos y oponerse expresamente a la oferta
hecha. En el primer caso se concluye el procedimiento, en los otros dos, se
ordena el depósito de la cosa conforme a lo expuesto en el artículo 823 del
Código de Procedimiento Civil.
Artículo 823 “El tercer día siguiente a aquél en que se haya
efectuado la oferta, si el acreedor hubiere estado presente en el
acto, o aquél en que se hubiere entregado la copia del acta a la
persona por cuyo intermedio se le hizo, el Tribunal ordenará el
depósito de la cosa, valores o dinero ofrecido. Si se tratare de
dinero, el depósito se efectuará en un Banco, quien tendrá la
obligación de recibirlo sin cobrar emolumentos por su custodia;
pero si el deudor u oferente presentare al Tribunal constancia de
un Banco que esté dispuesto a recibirlo mediante el pago de
intereses, el Tribunal verificará el depósito en éste.
Los intereses devengados por el dinero depositado pertenecerán
a la parte a quien en definitiva el Tribunal lo reintegre.”

En caso de tratarse de cantidades de dinero, el deposito se realizara en la


cuenta del Tribunal, y se presentará ante el Tribunal el comprobante del
depósito debidamente validado, si se trata de cosas muebles o inmuebles se
realizará conforme a lo previsto en la Ley del Depósito Judicial y al Código
de Procedimiento Civil.

Fase Contenciosa

1. Tramitación

Esta fase comienza una vez que el Tribunal ordena el depósito de la cosa
ofrecida, fundamentando su decisión en la negativa del acreedor de aceptar
la oferta propuesta por el deudor. Se ordenara la citación del acreedor, para
que comparezca ante el Tribunal dentro de los tres días siguientes de ser
citado, con la finalidad de que exponga sus alegatos que considere
convenientes contra la validez de la oferta o del depósito. Igualmente puede
formular alegatos sobre la existencia de vicios en el procedimiento, entre los

18
cuales podrían ser aquellos referentes a la incompetencia del Tribunal, la
violación de lapsos procesales, como no hay posibilidad para oponer
cuestiones previas, el acreedor en la oportunidad para comparecer deberá
señalar los vicios que considere pertinentes, tales como los que se
encuentren en la solicitud, los referentes al procedimiento y defensas de
fondo que considere pertinente.

Estas solicitudes deben ser realizadas de forma acumulativa, y en la


decisión definitiva se decidirá sobre los alegatos que hayan sido formulados
por el acreedor; igualmente éste puede atacar la validez tanto de la oferta
como del depósito, basándose en la estructura que para ello establecen los
artículo 1.307 y 1.308 del Código Civil Venezolano, los cuales se
mencionaron y explicaron anteriormente.

Una vez que haya vencido el lapso para la comparecencia del acreedor,
habiendo éste comparecido o no, se abrirá un lapso probatorio de diez días,
para que las partes promuevan y evacuen las pruebas que consideren
pertinentes para hacer valer sus alegatos, vencido el lapso probatorio, le
corresponderá al Juez dictar sentencia dentro de los 10 días siguientes, en
la cual decidirá si procede o no la oferta y el depósito. En caso de ser
declarada válida la oferta y el depósito, el deudor se liberará de la obligación
y se condenará al acreedor al pago de las costas procesales. Caso contrario,
si se declara como no válido la oferta y el depósito, el deudor incurrirá en
mora, además cesaran los efectos iniciales de la solicitud, y le
corresponderá el pago de las costas procesales.

Artículo 824 CPC “Inmediatamente después de haber ordenado el


Tribunal el depósito de la cosa, valores o dinero ofrecidos,
ordenará la citación del acreedor para que comparezca dentro de
los tres días siguientes a su citación y a cualquier hora de las
fijadas en la tablilla a que se refiere el artículo 192, a exponer las
razones y alegatos que considere conveniente hacer contra la
validez de la oferta y del depósito efectuados. Vencido este lapso,
haya expuesto o no el acreedor las razones y alegatos

19
conducentes, la causa quedará abierta a pruebas por diez días
para que las partes interesadas promuevan y evacúen las que
consideren pertinentes.”

Artículo 825 CPC “Expirado el término de pruebas, el Juez


decidirá sobre la procedencia o improcedencia de la oferta y del
depósito, dentro del plazo de diez días.
Si el Juez declarare válidos la oferta y el depósito quedará
libertado el deudor desde el día del depósito. En la condena en
costas se incluirán los gastos ocasionados por el procedimiento
de oferta y depósito. En la sentencia el Tribunal hará
determinación expresa asignando los intereses devengados por
las cantidades de dinero que hayan sido depositadas, a quien
corresponda.”

2. Derechos del Deudor y del Acreedor a retirar la cosa ofrecida

Artículo 826 CPC “Hasta el día en que se dicte la sentencia sobre


validez o nulidad de la oferta y del depósito, el deudor podrá
retirar la cosa ofrecida, y el acreedor podrá aceptarla.
En este último caso el acreedor, deberá hacer constar su
aceptación en el expediente, con lo cual quedará terminado el
procedimiento, y el Juez ordenará al depositario la entrega de la
cosa ofrecida, del recibo de la cual quedará constancia en autos.”

Como bien se puede observar en el artículo 826 del Código de


Procedimiento Civil, en la tramitación del procedimiento, cuando no se haya
dictado aun sentencia definitiva conforme a la validez de la oferta y el
depósito, puede el deudor retirar la cosa ofrecida y aceptarla el acreedor; en
los dos caso cesa el procedimiento.

3. Embargo de la cosa ofrecida

Artículo 827 CPC “Si durante el procedimiento sobre validez o


nulidad de la oferta se embargare la cosa ofrecida por acciones
dirigidas contra el deudor o el acreedor, el efecto de la medida
quedará en suspenso hasta que se declare la validez o nulidad
del ofrecimiento.”

Cuando la cosa ofrecida se encuentra sometida a depósito judicial por


estar sometida al procedimiento de oferta real de pago depósito, existe una

20
situación de incertidumbre por no saberse quién es el titular del derecho a
disponer de ellos, y mientras no sea dictada la sentencia conforme a la
validez de la oferta y el depósito verificados, ni el deudor ni el acreedor
pueden ser considerados titulares sobre los derechos de propiedad de las
cosas depositadas, hasta que sea resuelta la sentencia.

Es por ello que hicimos referencia al artículo 827 del Código de


Procedimiento Civil, donde se abre la posibilidad de que la cosa ofrecida
pueda ser objeto de medida de embargo, la cual quedará en suspenso hasta
que sea dictada la sentencia definitiva, ya que si el embargo se produce en
contra del deudor y resulta que el ofrecimiento se declara válido, esta queda
sin efecto, ya que se reconoce al acreedor como titular del derecho de
propiedad de la cosa ofertada.

21
Procedimiento Esquematizado

Disposición al Tribunal Traslado del Tribunal y entrega


de la cosa ofrecida para de la cosa al Acreedor:
Juez Competente: que la ofrezca al Se entregará la cosa al acreedor
Cualquier Juez Territorial acreedor. capaz de exigir y se levantará
Req. de Forma En caso de dinero, acta del ofrecimiento, suscrita por
Art. 819 CPC depósito bancario en el Juez, Secretario e
favor del Tribunal. intervinientes.
Art. 820 CPC. Art. 821 CPC.

Si el acreedor no está presente o


se niegue a recibir la cosa
ofrecida, se dejará copia del acta
a la persona notificada por el
Tribunal.
Se notifica al acreedor para que
en un plazo de 3días acepte la
Embargo de la cosa ofrecida: oferta, si no se procederá al
La cosa ofrecida puede ser objeto de depósito.
embargo contra el deudor o el acreedor, Se dejará constancia en el acta y
la medida queda en suspenso hasta que el acreedor se tendrá a derecho si
se decida sobre la oferta y el depósito. se encuentra presente.
Si se decreta contra el deudor y el Art. 822 CPC.
ofrecimiento es declarado válido el
embargo se suspende y se entrega la
cosa al acreedor. Pero si el ofrecimiento
es declarado nulo la medida mantendrá
sus efectos.
Si es decretado el embargo contra el
3días sig de haberse efectuado la
acreedor, y el ofrecimiento es declarado
oferta y no haber sido aceptada por
válido, la medida de embargo mantendrá
el acreedor el Tribunal ordenará el
sus efectos, pero si se declara nulo el
depósito de la cosa, valores o
ofrecimiento se levantara la medida y se
dinero ofrecido.
entrega la cosa al deudor.
Art. 823 CPC.
Art. 827 CPC.

Derecho a retirar la cosa Una vez efectuado el depósito se


ofrecida y aceptar la oferta Sentencia: citará al acreedor para que
durante el procedimiento. 10 días sig al lapso probatorio. comparezca dentro de los 3 días
El deudor podrá retirar la Si es declarado válido el sig a exponer sus alegatos.
cosa ofrecida. depósito se libera el deudor y Vencido el emplazamiento se
El acreedor podrá aceptar el acreedor se condena a apertura el lapso probatorio de 10
la oferta. costas. días para que las partes
En ambos casos se Si es improcedente se promuevan y evacuen las pruebas
termina el procedimiento. condena en costas al deudor. pertinentes.
Art. 826 CPC. Art. 825 CPC. Art. 824 CPC.

22
CONCLUSIÓN

Una vez llevado a cabo el procedimiento de la oferta y el depósito, por


medio del cual el deudor busca librarse de una obligación, ambas partes
tendrán la obligación de demostrar por medio de sus alegatos y pruebas
presentadas lo que consideren pertinente en caso de que no se llegue a un
acuerdo en cuando a la extinción de la obligación.

Como bien se puede observar a lo largo del procedimiento, la necesidad


de que se cumplan ciertas reglas que estipulan las leyes, en primer lugar hay
que tener en consideración que para llevar a cabo la oferta y el depósito, se
necesita regirse no solo por lo que se expresa en el Código de
Procedimiento Civil, que como bien es sabido, aquí se establecen los pasos
de acuerdo al procedimiento, sino que también es necesario tener en cuenta
lo estipulado en el Código Civil Venezolano, ya que el mismo existen ciertos
requisitos sin los cuales no se puede llevar a cabo el procedimiento.

Adicionalmente, en el Código Civil, se establecen las condiciones de


pago, y como este procedimiento se produce una vez que el deudor quiera
librarse de la obligación que tiene en favor de su acreedor, y este último se
niega a recibir lo concerniente a lo pactado, o no es posible encontrarlo, el
deudor debe considerar que el pago debe hacerlo a una persona que sea
capaz de negociar, pues de lo contrario no tendrá validez, a menos que
pueda probar, que esa persona incapaz obtuvo por medio de lo recibido un
incremento para su patrimonio o haya sido de utilidad para el acreedor.

También es necesario tener en cuenta, que una vez el Juez haya


decidido sobre lo que se ha llevado a su conocimiento, las costas del
proceso correrán por cuenta del acreedor cuando este el depósito sea
declarado válido, caso contrario, si es improcedente el depósito, las costas
deberán ser pagadas por el deudor. De igual manera, tanto el deudor como

23
el acreedor, durante el proceso, puede uno retirar la cosa ofertado y el otro
aceptarla, lo cual concluirá el procedimiento.

Finalmente hay que tener en consideración que como bien el pago es una
obligación que tiene el deudor en favor de su acreedor, también constituye
un derecho para el deudor realizar el pago, puesto que una vez que paga, se
libera de la obligación a la que está sometido, por lo tanto, el acreedor no
puede rehusarse a recibir el pago.

24
RECOMENDACIONES

A los jueces para que como garantes de la justicia, tengan en


consideración cada uno de los alegatos que formulen ambas partes, y la
decisión que sea tomada, no menoscabe los derechos de ninguno de los
intervinientes en el proceso, sino que por el contrario, cada uno de ellos
quede satisfecho en cuanto a lo que se haya decidido.

A los deudores para que busquen la manera de llegar a un acuerdo con


su acreedor, con la finalidad de que se puedan evitar todo este
procedimiento que aunque puede liberarlo de su obligación también es
posible que no ocurra, por no cumplir con lo necesario para hacer que la
decisión sea a su favor.

A los acreedores para que no busquen perjudicar a sus deudores no


aceptándoles el pago, o escondiéndose en perjuicio de que estos incurran
en intereses moratorios y se vean obligados a pagar de más, es necesario
que se tenga en cuenta que no se debe actuar de mala fe, ya que no
sabemos cuándo podamos ser víctimas de la mala intención de otros.

25
REFERENCIAS BOBLIOGRAFICAS

Código Civil de Venezuela. Gaceta Oficial Extraordinaria N° 2.990. Lunes


26 de Junio de 1982. Gaceta Oficial N° 39.264 Martes 15 de Septiembre de
2009.

Código de Procedimiento Civil Venezolano. Gaceta Oficial Extraordinaria


Nº 4.209. Septiembre 18, del 1990.

Manual de Procedimientos Especiales Contenciosos. Abdón Sánchez


Noguera. Ediciones Paredes.

26
ANEXOS

Código de Procedimiento Civil

27
Código Civil Venezolano

28
Oferta Real y Depósito

29