Você está na página 1de 16

Obstetricia de schwarcz 6ta ed.

Anatomía de la mama la glándula mamaria está compuesta par:


• Alvéolos: formados par conjuntos de células secretoras, que estimuladas por la
prolactina vuelcan la leche a la luz del alvéolo. Grupos de 10 a 100 alvéolos, en torno
a un conducto, constituyen lobulillos. Estos están rodeados de células musculares, que
se contraen por estimulo de la oxitocina y facilitan la eyección láctea. la agrupación de
20 a 25 labulillos constituyen las lóbulos mamarios (fig. 11-100).
• Conductos galactóforos: parten de cada lobulillo llevando la leche producida y se van
uniendo para formar de 15 a 25 senos lactíferos, que desembocan en el pezón. Los
senos son conductos dilatados que sirven como depósitos de leche.
El niña debe comprimir los senos lactíferos para extraer leche (fig. 11-101).
Aréola: es una zona circular de piel más oscura alrededor del pezón que recubre los
senos lactíferos. Se encuentran en ella las glándulas sebáceas de Montgomery que
segregan una sustancia lubricante que protege la piel de la aréola y del pezón. El bebé
debe tomar con su baca la mayor superficie posible de aréola, y ésta se estirará dentro
de su boca formando el pezón (fig. 11-1 02).

Reflejos del recién nacido presentes desde e/ nacimiento


Reflejo de búsqueda. Cuando algo toca los labios, el bebé abre la boca, pone su
lengua hada abajo y adelante y gira la cabeza hacia ese lado. Esto facilita la
introducción del pezón.
Reflejo de succión, deglución. Si algo toca su paladar, el bebé succiona y cuando la
boca se llena de leche, el bebé deglute.
xxx
COMPOSICIÓN DE LA LECHE MATERNA
El calostro propiamente se produce durante los primeros 3 a 4 días después del
parto. Es un líquido amarillento y de alta densidad y poco volumen. En los 3 primeros
días postparto el volumen producido es de 2 a 20 ml, siendo esto suficiente para
satisfacer las necesidades del recién nacido. La transferencia de leche es menor de
100 ml el primer día, aumenta significativamente entre las 36 y 48 horas postparto, y
luego se nivela a volúmenes de 500-750 ml/ 24 horas a los 5 días postparto.
La leche de transición es la leche que se produce entre el 4º y el 15º día
postparto. Entre el 4º y el 6º día se produce un aumento brusco en la producción de
leche, la que sigue aumentando hasta alcanzar un volumen notable, aproximadamente
600 a 800 ml/día, entre los 8 a 15 días postparto.
Los cambios de composición y volumen son muy significativos entre mujeres y
dentro de una misma mujer, durante los primeros 8 días, para luego estabilizarse. La
leche de transición va variando día a día hasta alcanzar las características de la leche
madura. La leche materna madura tiene una gran variedad de elementos, de los
cuales sólo algunos son conocidos. La variación de sus componentes se observa no
sólo entre mujeres, sino también en la misma madre, entre ambas mamas, entre
lactadas y en las distintas etapas de la lactancia.

Composición y Comparación del calostro, leche de transición y leche madura


g/L calostro Leche de transicion Leche madura
Kcal/L 671 735 747
Proteínas 22.9 15.9 10.6
Caseína 21 5.1 3.7
Lacto albúmina - 7.8 3.6
Lacto globulina 35 5 -
Lípidos 29 35 45
Hidratos de 57 64 71
carbono

VENTAJAS DE LA LACTANCIA Y CONTRAINDICACIONES


Ventajas de la lactancia Contraindicaciones
IgA secretora: Acción anti infecciosa Infección por VIH
específica dirigida al antígeno y VLTH
Lactoferrina: Inmunomodulación,
quelación de hierro, acción
Infección tuberculosa
antimicrobiana, anti adhesiva, elemento
trófico para el crecimiento intestinal
k-caseína: Anti adhesiva, flora bacteriana Infección por virus
de varicela-zóster
Oligosacáridos: Prevención de la fijación Infección por virus
de bacterias del herpes simple
Citoquinas: Función antiinflamatoria,
Infección por CMV
barrera epitelial
Factor de crecimiento: Epidérmico
Vigilancia luminal, reparación del Infección por
intestino hepatitis B

Factor transformador
de crecimiento (TGF): Promueve el Ingesta de alcohol
crecimiento de las células epiteliales
Promueve el crecimiento neural Tabaquismo
Potencia las respuestas de los Quimioterapia,
anticuerpos, la flora bacteriana radiofármacos

TÉCNICAS DE LA LACTANCIA MATERNA


Aparte de que, para amamantar, la madre disponga de varias posturas entre las
que escoger, también existen distintas posiciones para colocar al bebé y múltiples
combinaciones de ambas. En cualquier caso y sea cual sea la postura o posición
escogida, es importante verificar que el agarre del bebé al pecho, así como su succión,
sean correctos, con la boca bien abierta, los labios evertidos, la lengua debajo del
pezón y con nariz y barbilla tocando el pecho.

CÓMO COLOCAR EL BEBÉ AL PECHO PASO A PASO


1. La madre se sitúa en la postura elegida apoyando bien espalda y pies.
2. Se acerca el niño al pecho allí donde quede éste sin desplazarlo.
3. Se coloca al bebe perpendicular a la orientación del pezón.
4. Se enfoca nariz – pezón.
5. Antes de abrir la boca, sin necesidad de ladear, doblar o girar el cuello, el pezón
ha de estar frente a la nariz del bebé.
6. Cuando abre la boca, acercar al bebé con rapidez y decisión al pecho.
7. Madre e hijos han de quedar cuerpo contra cuerpo (frente a frente)
8. El pezón ha de quedar apuntando al paladar del bebé.
9. Nunca el pecho ha de ir hacia el bebé, es el niño el que va hacia el pecho.
10. La cabeza del bebe no ha de quedar en el hueco del codo, sino en el antebrazo.
11. La madre no sujeta al bebé por las nalgas con esa mano, sino que ésta queda a
mitad de la espalda, aunque puede sujetarlo con la otra.
12. Es recomendable evitar el uso de ropa o mantas que aumenten la distancia del
bebe al pecho.
POSTURAS PARA LA LACTANCIA
1. Postura sentada – Posición estirado: El bebé estirado frente a la madre en
contacto con su cuerpo, mamando de un pecho y con sus pies hacia el otro
pecho. Es la más habitual.
2. Postura sentada – Posición “de rugby”: El cuerpo del bebé pasa por debajo del
brazo de la madre y sus pies apuntando a la espalda.
3. Postura estirada – Posición estirado (en paralelo): En este caso tanto la postura
como la posición son frecuentes ya que de este modo se facilita el descanso de
la madre. Es especialmente útil si la madre todavía siente molestias tras el
parto, sobre todo si ha sido sometida a una episiotomía o cesárea.
4. Postura estirada – Posición estirado (en paralelo inverso)

 ABLACTACIÓN
La palabra ablactación tienen su origen del francés, prefijo latino “ab”, de
separación, y “lactare”, dar de mamar. Este término se refiere al proceso de inicio de la
introducción de alimentos diferentes a la leche en la dieta del lactante; la introducción
de estos alimentos se realiza de manera gradual a partir del cuarto al sexto mes de
vida. Lo anterior no significa que se interrumpa la lactancia, sino que “se
complemente” con alimentos adecuados.
La alimentación durante el primer año de la vida se lleva a cabo en tres etapas:
a) Período de lactancia, en el que la única fuente de nutrimentos es la leche
(humana o fórmula láctea)
b) Período transicional, es el período donde se introducen alimentos preparados
especialmente para lactantes además de la leche humana y se presenta el
destete
c) Período de alimentación modificado, en el cual se ofrece al lactante los
alimentos disponibles para el consumo familiar (integración a la dieta familiar).

RECOMENDACIONES PARA LA ABLACTACIÓN


1. Introducir un solo alimento a la vez. Ofrecerlo durante dos o tres días para
comprobar su tolerancia
2. No mezclar los alimentos
3. No forzar su aceptación ni la cantidad de alimento
4. En general, primero ofrecer la leche humana o fórmula y luego el alimento
semisólido. Tratar de que sean complementarios
5. La cantidad de alimento variará día a día e irá en aumento. Poco a poco
disminuirá el volumen de leche consumido
6. Promover el consumo de alimentos naturales
7. Preparar los alimentos sin agregar sal, azúcar u otros condimentos
8. Los alimentos deben ofrecerse primero como papilla, posteriormente se pueden
ofrecer picados y a partir del año de edad, valorar la introducción de alimentos
en pedazos pequeños
9. Los alimentos deben prepararse con extrema higiene
10. La alimentación debe ajustarse a la práctica y al menú familiar, así como
favorecer la socialización y el aprendizaje del niño
11. Deben emplearse utensilios adecuados, permitir que el niño intente comer solo,
aunque se ensucie
12. Los jugos de fruta deben ofrecerse cuando el niño pueda tomar líquidos en
taza. De preferencia naturales, preparados sin cáscara y a partir de los 12
meses de edad
13. Cuando se ofrezcan caldos o sopas, hay que proporcionar el alimento y no solo
el líquido
14. De preferencia el alimento debe estar a temperatura ambiente

Selección y
edad Alimento Frecuencia
preparación
Verduras Al inicio, 1 vez por
Purés de verduras
Cinco a siete Tubérculos día por 3 ó 4 días
cocidas
meses Cereales cocidos o Después 1 – 2
Cocidos en purés
precocidos veces al día
Al inicio, 1 vez por
A partir de los seis Leguminosas día por 3 ó 4 días
Cocidos y colados
a siete meses carnes Después 1 – 2
veces al día
Derivados de trigo Al inicio, 1 vez por
Picados y en trocitos
A partir de ocho a (pan, galletas) día por 3 ó 4 días
si ya tiene más de
12 meses huevo entero y Después 1 – 2
seis dientes
pescado veces al día
Después de los 12 Incorporar a la dieta
meses familia

https://www.inn.gob.ve/pdf/libros/serie_nutriendo_conciencias_para_vivir_bien/3.Lac
tanciaMaterna.pdf
Pasos asseguir para extraccion manual de leche materna
http://lactanciamaterna.aeped.es/tecnicas-de-lactancia-materna/
Posturas para amamantar

Posición sentada (o posición de cuna)

Se coloca al bebé con el tronco enfrentado y pegado a la madre. La madre lo sujeta


con la mano en su espalda, apoyando la cabeza en el antebrazo, pero no muy cerca
del codo para que el cuello no se flexione, lo que dificultaría el agarre. Con la otra
mano dirige el pecho hacia la boca del bebé y en el momento en que éste la abre, lo
acerca con suavidad al pecho.
Posición acostada

La madre se sitúa acostada de lado, con el bebé también de lado, con su cuerpo
enfrentado y pegado al cuerpo de la madre. Cuando el bebé abra la boca, la madre
puede acercarlo al pecho empujándole por la espalda, con suavidad, para facilitar el
agarre. Es una posición muy cómoda para las tomas nocturnas y los primeros días de
lactancia.

Posición crianza biológica

La madre se coloca recostada (entre 15 y 65º) boca arriba y el bebé boca abajo, en
contacto piel con piel con el cuerpo de la madre. Esta postura permite al bebé
desarrollar los reflejos de gateo y búsqueda. La madre le ayuda a llegar al pecho
ofreciendo límites con sus brazos. Esta posición es especialmente adecuada durante
los primeros días y cuando exista algún problema de agarre (dolor, grietas, rechazo del
pecho…).
Posición en balón de rugby (o posición invertida)

Se sitúa al bebé por debajo de la axila de la madre con las piernas hacia atrás y la
cabeza a nivel del pecho, con el pezón a la altura de la nariz. Es importante dar
sujeción al cuello y a los hombros del bebé pero no a la cabeza, que necesita estar con
el cuello un poco estirado para atrás (deflexionado), para facilitar el agarre. Es una
posición adecuada para amamantar a gemelos y a prematuros.

[+]info

Posición de caballito

El bebé se sitúa sentado sobre una de las piernas de la madre, con el abdomen
pegado y apoyado sobre el materno. Esta postura es útil en casos de grietas, reflujo
gastroesofágico importante, labio leporino o fisura palatina, prematuros, mandíbula
pequeña (retromicrognatia) o problemas de hipotonía. En estos casos puede ser
necesario sujetar el pecho por debajo, a la vez que se sujeta la barbilla del bebé.
Obstetricia de Williams 23 ed.

Calostro
Después del parto, las mamas empiezan a secretar calostro, un líquido de color
amarillo limón. Casi siempre puede extraerse del pezón hacia el segundo día del
puerperio. En comparación con la leche madura, el calostro contiene más minerales y
aminoácidos (Chuang et al., 2005). También incluye más proteínas, en mayor
proporción correspondientes a globulinas y en menor a azúcar y grasa. La secreción
persiste durante unos cinco días y a lo largo de las cuatro semanas siguientes se
convierte de manera gradual en leche madura. El calostro posee anticuerpos y su
contenido de inmunoglobulina A (IgA) protege al recién nacido contra los
microorganismos intestinales.

Leche
La leche humana es una suspensión de grasa y proteína en una solución de
carbohidratos y minerales. La madre lactante produce con facilidad 600 ml de leche
por día y el aumento ponderal gestacional tiene muy pocos efectos sobre su cantidad o
calidad ulterior.
La leche humana contiene todas las vitaminas, con excepción de la vitamina K, pero
en cantidades variables. El contenido de vitamina D es bajo, de 22 IU/ml,

Consecuencias inmunitarias
de la alimentación al seno materno
Los anticuerpos del calostro y la leche humanos se absorben de forma deficiente en el
recién nacido. Esto no atenúa su importancia, dado que la inmunoglobulina principal
en la leche es la IgA secretora.
La leche contiene anticuerpos secretores IgA contra Escherichia coli, de tal manera
que los lactantes alimentados al
seno materno son menos propensos a sufrir infecciones intestinales que los lactantes
alimentados con biberón
La leche humana protege contra el rotavirus, que representa hasta la mitad de los
casos de gastroenteritis entre los lactantes de Estados Unidos (Newburg et al., 1998).
El amamantamiento también reduce quizá el riesgo de dermatitis atópica y
enfermedades caracterizadas por la presencia de sibilancias en la niñez temprana
(Friedman y Zeiger,
2005).

Lactancia
La leche humana es el alimento ideal para el recién nacido y proporciona nutrimentos
específicos para la edad, así como factores inmunitarios y sustancias antibacterianas
también contiene factores que actúan como señales biológicas para promover el
crecimiento y la diferenciación celulares.
Los beneficios del amamantamiento son de largo plazo tanto para la madre como para
el recién nacido. Por
ejemplo, las mujeres que han amamantado tienen menor riesgo de padecer cáncer
mamario y sus hijos desarrollan mayor inteligencia como adultos, independientemente
de una gran variedad de factores que pueden contribuir a ello.
El amantamiento se se vincula con una menor retención de peso posparto.

Ingurgitación mamaria
Las mujeres que no amamantan pueden experimentar ingurgitación, escurrimiento de
leche y dolor mamario, que alcanza su máximo tres a cinco días después del parto
(Spitz et al., 1998). Casi la mitad necesita analgesia para aliviar el dolor mamario.
Hasta 10% de las mujeres manifiesta dolor intenso incluso durante 14 días.
La paciente debe usar un sostén bien ajustado. No se recomienda administrar agentes
farmacológicos u hormonales para suprimir la lactancia. En su lugar se pueden utilizar
compresas heladas y analgésicos orales durante 12 a 24 h para aliviar las molestias.

Fiebre de la lactancia
La fiebre puerperal por ingurgitación mamaria es común. Almeida y Kitay (1986)
informaron que 13% de las puérperas padece fiebre que varía de 37.8 a 39°C por la
congestión mamaria. La fiebre rara vez persiste durante más de 4 a 16 h. La
frecuencia y magnitud de la ingurgitación mamaria y la fiebre que la acompaña son
mucho menores en mujeres que amamantan. Deben descartarse otras causas de
fiebre, en especial las infecciosas.

Anticoncepción para la mujer


en lactancia
Los anticonceptivos a base de progestágenos (“minipíldoras”, medroxiprogesterona de
depósito o implantes de progestágenos) no modifican la calidad ni reducen la leche.
Los anticonceptivos a base de estrógenos y progestágenos tienen probabilidad de
reducir la cantidad de la leche materna, pero en ciertas circunstancias también se
pueden utilizar en las mujeres que lactan.
Contraindicaciones para la lactancia
La alimentación al seno materno se contraindica en las mujeres que consumen
sustancias ilícitas o que beben alcohol en exceso; las que tienen un recién nacido con
galactosemia; las contagiadas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH); las que
padecen tuberculosis activa sin tratamiento; las que consumen ciertos fármacos; y las
que se encuentran bajo tratamiento contra cáncer mamario.
La hepatitis C materna no es una contraindicación debido a que el riesgo de 4% de
transmisión al recién nacido es idéntico en los niños alimentados con fórmula y al seno
materno (Centers for Disease Control and Prevention, 1998). También las mujeres con
virus del herpes simple activo pueden amamantar a sus hijos siempre y cuando no
existan lesiones en la mama y se laven las manos antes del amamantamiento.

■ Cuidados de las mamas


Los únicos cuidados que necesita el pezón son la higiene y la atención de las fisuras.
Estas últimas producen dolor durante el amamantamiento y pueden tener una
influencia deletérea sobre la producción de leche. Dichas grietas también proveen un
sitio de ingreso para bacterias piógenas. La leche seca se acumula en los pezones y
los irrita, de tal manera que es recomendable limpiar la areola con agua y algún jabón
suave antes y después de ofrecer el pecho. En caso de irritación o fisuras del pezón
puede ser necesario aplicar lanolina tópica y algún protector durante 24 h o más. Si las
grietas son graves, no debe permitirse al lactante mamar en el lado afectado. En su
lugar, se vacía la mama regularmente con una bomba hasta que las lesiones
cicatricen.

Mastitis
La infección parenquimatosa de las glándulas mamarias es una complicación rara
antes del parto, pero se desarrolla hasta en un tercio de las mujeres en lactancia su
incidencia es mucho menor y posiblemente menor de 1%. Los síntomas de la mastitis
supurativa rara vez aparecen antes del final de la primera semana después del parto y,
como regla, no lo hacen sino hasta la tercera o cuarta semanas. La infección es casi
siempre unilateral y por lo general la antecede una ingurgitación notoria. Los síntomas
incluyen escalofrío o temblores, seguidos de fiebre y taquicardia. La mama se
endurece y enrojece, y hay dolor intenso.

Etiologia: suele ser por Staphylococcus aureus.( 40% de las pacientes con mastitis).
Otros microorganismos
comunes son el estafilococo negativo a la coagulasa y elestreptococo viridans.
El origen inmediato de los patógenos que causan mastitis es casi siempre la nariz y la
faringe del lactante. Durante la lactancia, las bacterias penetran en la mama a través
del pezón.

Galactocele
Algunas veces un conducto galactóforo se obstruye por la presencia de secreciones
impactadas y la leche puede acumularse en uno o más lóbulos de la mama. La
cantidad casi siempre es muy limitada pero, cuando es excesiva, forma una
tumoración fluctuante (un galactocele) que puede originar síntomas por presión y tiene
el aspecto de un absceso. Puede resolverse de modo espontáneo o requerir
aspiración.