Você está na página 1de 11

PRO VIDA

EL HORRENDO CRIMEN DEL ABORTO

El Aborto

1 ¿Qué es el aborto?

Etimológicamente, "la palabra aborto procede del latín abortus o aborsus, derivados de ab-
orior opuesto a orior, nacer". El aborto, desde el punto de vista jurídico mexicano, es, según
lo define el artículo 329 del Código Penal para el Distrito Federal, enMéxico, "la muerte del
producto de la concepción en cualquier momento de la preñez" (cfr. también art. 265 del
Código Penal de Sonora, México). Es la muerte del no nacido en cualquier momento del
embarazo.

2 ¿Es frecuente la práctica del aborto?

Se estima en sesenta millones anuales los abortos en el mundo. Se ha denominado "industria


del aborto", dando lugar a variedad en los métodos, de entre los cuales los más usados son:

a) succión.- Utilizado durante el primer trimestre del embarazo. Se intruce por la vagina un
tubo hueco por medio del cual se aspira al feto hasta que, desmembrado por completo, es
sacado del útero;

b) dilatación y legrado.- Este método se utiliza desde la séptima hasta la doceava semana de
embarazo. Por medio de un afilado cuchillo curvo que se introduce en el útero, se despedaza
el cuerpo del bebé. Posteriormente se recogen los trozos para asegurarse de que el útero
quedó vacío;

c) inyección salina.- Por lo regular se utiliza también en los primeros meses del embarazo
hasta la decimonovena semana. Se inyecta una solución concentrada de sal que envenena al
bebé y además la capa externa de la piel se quema por el efecto corrosivo de la sal. Al día
siguiente, la mujer dará a luz un bebé muerto;

d) histerotomía.- Este es el método utilizado cuando el no nacido se encuentra en un estado


adelantado de su desarrollo. El procedimiento es igual a una cesárea, pero el destino del niño
es diferente, ya que en
esta clase de aborto, el feto es abandonado en un cesto de basura hasta que muera;
e) RU 486.- Píldora cuyo efecto es impedir la anidación del embrión, pues bloquea en la
gestante la producción de la hormona progesterona, necesaria para la anidación uterina y para
el proceso normal del
embarazo. Tomando dosis de este producto durante las primeras siete semanas de gestación,
asociándolo a inyecciones de prostaglandinas, se provoca el aborto en el 95% de los casos.
Ha sido llamado el pesticida humano.

3 ¿Desde cuándo existe esta práctica?

Antiguamente se "justificaba" el aborto por diversos motivos, ya sea porque el embarazo se


encontraba en sus primeros meses y se consideraba que el feto no estaba animado (Grecia), o,
como sucedía en Roma, el
embrión era estimado como una portium viscerum matris, esto es, una parte de la madre y,
por consiguiente, quien abortaba lo hacía disponiendo de su cuerpo. En el mundo cristiano
siempre se tuvo como ilícito el cometer un aborto , y así fue considerado por prácticamente
todas las codificaciones de la Europa cristiana. "A lo largo de toda la historia, los padres de la
Iglesia, sus Pastores, sus Doctores, han enseñado la misma doctrina, sin que las diversas
opiniones acerca del momento de la infusión del alma espiritual hayan suscitado duda sobre
la ilegitimidad del aborto. Es verdad que, cuando en la Edad Media era general la opinión de
que el alma espiritual no estaba presente sino después de las primeras semanas, se hizo
distinción en cuanto a la especie de pecado y a la gravedad de las sanciones penales... Pero
nunca se negó entonces que el aborto provocado, incluso en los primeros días, fuera
objetivamente una falta grave".

4 Clasificación del aborto según su moralidad

El aborto directo, entendido como fin o como medio, es intrínsecamente ilícito. Cuando se
trate de un feto vivo, queda asimilado, desde el punto de vista moral, al homicidio.

a) espontáneo (también llamado casual o natural o involuntario), es aquel en el que las


causas que lo originan son totalmente independientes a la voluntad humana;

b) provocado (también llamado intencionado o artificial o voluntario), es aquel causado


voluntariamente por el hombre. Se divide en:

directo: encaminado a dar muerte al no nacido, como fin o como medio. Es provocado como
medio, si se pretende la consecución de otros fines distintos a la muerte misma del feto, por
ejemplo la salud de la madre.
El llamado aborto "terapéutico" entra de lleno en la noción de aborto directo, puesto que es
voluntaria e intencionalmente provocado como medio para la salud de la madre. Es aborto
directo como fin el aborto
por violación, el aborto por motivos eugenésicos, y el aborto como medida para disminuir la
población.

indirecto: es el efecto secundario e inevitable previsto, pero no querido, de una acción buena,
exigida por razones graves, compensatorias del efecto malo del aborto, y si se pudiera evitar,
se evitaría.
------------------------------------------------------------------------

¿Es Legal el Aborto?

La Historia Enseña |¿Por qué el Aborto es Legal? | ¿Está jurídicamente protegido el no


nacido?

Los partidarios de la liberalización del aborto suelen adoptar como punto de vista lo que
puede llamarse "ética de las consecuencias", respondiendo a esta pregunta: si se hace legal el
aborto ¿las consecuencias serán mejores o peores que las que se obtienen con el aborto
ilegal? Se allegan así las beneficiosas consecuencias en el orden de la higiene, evitar la
clandestinidad, decidir libremente sobre "el propio cuerpo", etc.
Quienes se oponen, en cambio, a la legalización del aborto adoptan comúnmente la
perspectiva que puede denominarse "ética de los principios". Se toma como punto de partida
el principio del respeto a la vida humana, y entonces la pregunta que debe responderse es la
siguiente:

¿El fruto inmediato de la concepción es un ser humano?.

Ante la respuesta a esta pregunta, el análisis de las consecuencias -buenas o malas- resulta
secundario. Pues adoptado el principio del respeto a la vida humana, nadie analizaría la
cuestión de si prescindir en este momento de la mitad de la humanidad, o de los ancianos, o
de los débiles mentales, acarrearía buenas o malas consecuencias sobre el resto de los que
quedarían con vida.

La Historia Enseña

La Historia enseña que los hombres nos hemos equivocado, incluso gravemente con respecto
al trato que damos al ser humano. Así lo ha demostrado la existencia de la esclavitud, la
discriminación racial con negros, indígenas, y judíos. El caso más reciente es el de los no
nacidos.Afortunadamente hemos aprendido a distinguir entre lo que es legal y lo que es lícito
(en conformidad con la Ley Natural), pudiendo existir leyes que sean ilícitas, o sea injustas.
En algunos países consideran legal el aborto cuando el estado del embarazo es menor al
tiempo que la ley establece la existencia de un ser humano; o, porque se dan determinadas
condiciones: malformaciones en el no nacido, violación, peligro para la vida o la salud de la
madre, etc.
¿Por qué el aborto legal?

No sólo la Historia, también la experiencia diaria enseña, y entonces nos preguntamos ¿por
qué el aborto legal?, desde la perspectiva de la sinceridad, esto es, ¿cuál es el verdadero
motivo por el que alguien está o no a favor del aborto? ¿es un motivo humanitario, o por el
contrario, egoista? ¿es problema sólo de falta de información, o sobre todo de intereses?
Si se busca información, existe abundante; ¿alguien duda que sea un ser humano el no
nacido?, videos, fotografías, estudios por ultrasonido, genética, etc. gritan su humanidad;
¿aun así se pone en tela de juicio que desde temprana edad sea un ser humano? escuchemos
los latidos de su corazón a los 70 días de concebido, o antes, desde los 24.Algunos afirman
que el no nacido es humano, sólo desde que el cerebro está completo, pero es de llamar la
atención el énfasis que ponen en demostrar lo indemostrable ¿por qué será así?. Es de
suponer que además de la búsqueda de la verdad sobre este asunto, pueda existir otro motivo,
no precisamente humanitario, porque ¿qué humanitario será eliminar al ser humano más
indefenso? Pero ahí se les ve, luchando y desvelándose por implantar la legalidad del aborto a
petición.

¿Está jurídicamente protegido el no nacido dentro de su madre?

La legislación mexicana considera al no nacido como un ser humano vivo, según la


protección que nuestra Constitución Federal establece en sus artículos 1: "Todo individuo
gozará de las garantías que otorga esta Constitución..." y 14, segundo párrafo: "Nadie podrá
ser privado de la vida ...". Estos artículos, junto con el 265 del Código Penal de Sonora (329
del Código Penal para el D.F).: "Aborto es la muerte del producto de la concepción en
cualquier momento de la preñez", y el 117 del Código Civil de Sonora (22 del Código Civil
del D.F.): "... pero desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la
protección de la ley...", nos llevan a concluir que para nuestra legislación el no nacido es
considerado una persona humana.El código Penal al tipificar el delito de aborto dentro del
título denominado "Delitos contra la vida y la Salud" ("Delitos contra la vida y la integridad
corporal" para el código Penal para el Distrito Federal) lo protege como persona humana. En
ese mismo apartado se encuentran los delitos de lesiones, infanticidio, homicidio, etc.Los
artículos 1389 y 1714 del Código Civil de Sonora confirman el cuidado y protección que se
tienen para el no nacido (cfr. también los artículos 1314, 1638, 1643, 1648 y 2357 del Código
Civil para el Distrito Federal, el artículo 167 de la Ley Federal del Trabajo, etc.). Por tanto la
legislación sí protege al no nacido, pero es insuficiente y poco adecuado el tratamiento que se
le da.
En la legislación penal vigente el aborto es un delito de menor importancia respecto al
homicidio, debido a que no se valora a la víctima como un ser humano completo. Este punto
de vista parece comprensible sólo
para aquellos tiempos en los que se carecía de conocimientos sobre embriología, genética,
etc.
La ciencia, como medio auxiliar del derecho Penal, demuestra que el "ser en gestación" tiene
impresas todas las características del ser humano. Así la genética en la actualidad, ha
comprobado su existencia desde el momento en que se unen los gametos femenino y
masculino en la trompa de falopio, constituyéndose un individuo de la especie humana desde
ese momento hasta su muerte.

------------------------------------------------------------------------

Más sobre el aborto

------------------------------------------------------------------------

Métodos para realizar Abortos

SE RECOMIENDA LA ORIENTACIÓN A MENORES DE EDAD


Envenenamiento Salino.

Este bebé fue matado por medio del aborto por envenenamiento salino, solamente 19
semanas después de haber sido concebido. Después de la décimosexta semana, le introducen
una aguja larga a la madre a través del abdomen, hasta penetrar al saco amniótico. Entonces
se inyecta una solución salina, el bebé respira y traga esta solución que lo envenena. Toma
más de una hora matar lentamente al bebé. La madre tendrá dolores de parto
aproximadamente 24 horas más tarde y así expulsará el "producto del embarazo".

------------------------------------------------------------------------
Por Succión.

... a las 8 semanas

Esto es lo que queda después de que un bebé de 8 semanas de concebido es matado por
medio del aborto por el método de succión. El aborto por succión se hace entre la 6ta y la
12va semana. Este método se lleva a cabo introduciendo un tubo a través de la cérvix (la
entrada del útero), el cual está conectado a un potente aspirador que destroza el cuerpo del
bebé mientras lo extrae. Después, con este tubo o con una cureta (cuchillo curvo de acero) el
abortista corta en pedazos la placenta separándola de las paredes del útero y la extrae. Casi el
95% de los abortos se hacen en esta forma. A veces se pueden identificar claramente las
partes del cuerpo.

A las 8 y 10 semanas respectivamente


------------------------------------------------------------------------
Píldora RU-486.
Se trata de una píldora abortiva RU-486 empleada conjuntamente sin una prostaglandina, la
cual es efectiva en un 90 o 95 % de las veces, si se emplea entre la primera y la tercera
semana después de faltarle la primera menstruación a la madre. Actúa matando de hambre al
diminuto bebé, al privarlo de un elemento vital, la hormona progesterona. Este pesticida anti-
humano destruye la vida de un bebé en desarrollo, cuyo corazón ya ha comenzado a latir.

------------------------------------------------------------------------
Por Prostaglandinas.

Este fármaco provoca el parto durante cualquier etapa del embarazo. Se usa para llevar a
cabo el aborto a la mitad del embarazo y en las últimas etapas de éste. Su principal
"complicación" es que el bebé a veces nace vivo. También puede causarle graves daños a la
madre. Recientemente las prostaglandinas se han usado con la RU-486 para aumentar la
"efectividad" de éstas.

------------------------------------------------------------------------
Por Dilatación y Extracción.

Para este método, que se lleva a cabo cuando el bebé tiene 12 y 20 semanas de concebido, se
utiliza un instrumento afilado, como unas pinzas. El abortista agarra con éste una parte del
cuerpo del bebé y tira de ésta. Así continua desmembrándolo sin aplicarle anestesia, hasta
que todas las partes, incluyendo la placenta, han sido removidas. La efusión de sangre es
profusa.

------------------------------------------------------------------------
Por "D & X" a las 32 semanas.

1. Después de haber dilatado la cérvix durante 3 días y guiándose por la ecográfia, el


abortista introduce las pinzas y agarra con ellas una piernecita, después la otra, seguida del
cuerpo, hasta llegar a los hombros y brazos del bebé.

La cabeza es demasiado grande para ser extraída intacta; por lo tanto, el abortista entierra
unas tijeras en la base del cráneo del bebé que está vivo, y las abre para ampliar el orificio.
Entonces inserta un catéter y extrae el cerebro mediante succión. Este procedimiento hace
que el bebé muera y que su cabeza se desplome. A continuación extrae a la criatura y corta la
placenta.

------------------------------------------------------------------------

Pueden mencionar publicaciones o videos como…

VIDEOS
------------------------------------------------------------------------

ABORTO
------------------------------------------------------------------------

ABORTO DECISION DE LA MUJER

En este video se nos presenta el caso de una joven entre 17 y 18 años, embarazada, que por
presión del padre, indiferencia de su novio y su próxima graduación, busca desesperadamente
solucionar su problema. Ante las circunstancias que se le presentan y por la influencia de su
novio y una amiga, piensa que su única solución es el aborto. En una visita al ginecólogo,
este le muestra la realidad del aborto y le proporciona los elementos necesarios para tomar
una verdadera desición. Duración: 25 min.

CARING

Se presentan a través de preguntas y respuestas los tipos, las causas, riesgos y consecuencias
del aborto tanto para la madre como para el bebé por nacer. Habla sobre el silencio de la
verdad y nos muestra el acto violento en contra de la naturaleza y de Dios. Duración: 40 min.

ECLIPSE DE LA RAZON

Nos presenta el testimonio del Dr. Bernard Nathanson quien realizó abortos tardíos (durante
el segundo y tercer trimestre). Se muestran los casos de dos mujeres que sufrieron un aborto y
siendo dañadas y marcadas para siempre: una de ellas con consecuencias físicas y la otra con
consecuencias psicológicas. Lleva a la reflexión del mundo que se quiere vivir: un mundo de
violencia o un mundo de amor. Duración: 30 min.

EL GRITO SILENCIOSO

El Dr. Bernard Nathanson, obstreta – ginecólogo, fue director de la clínica más grande del
mundo donde practicó más de 5 000 abortos. En esta película nos presenta a través del
ultrasonido, al bebé antes de nacer, mostrando los mecanismos y los pasos reales de un
aborto; desde el punto de vista de la víctima. Duración: 30 min.

MADRE QUIERO VIVIR

Nos presenta el caso de una mujer joven, casada, quien tiene problemas económicos y se
encuentra embarazada de su tercer hijo. Ella no desea tenerlo y ha pensado en el aborto para
el aparente bienestar de la familia; realiza una visita al ginecólogo, quien el muestra la verdad
sobre el aborto y las consecuencias posteriores a éste. Duración: 30 min.

La mayor parte de los abortos se producen en mujeres jóvenes, solteras y sin hijos

Gran Bretaña: mientras crece la difusión de la píldora entre adolescentes


Desde la legalización del aborto en Gran Bretaña en 1968, el número de abortos se ha
triplicado y alcanza una media anual de 180.000.

Actualmente, uno de cada cinco embarazos termina en aborto, según los datos que acaban de
ser publicados por el Gobierno. Los datos muestran también que los motivos que se adujeron
para legalizar la interrupción del embarazo representan un porcentaje mínimo sobre el total
de los abortos.

Así, por ejemplo, el número de abortos amparados en futuras taras físicas del bebé apenas
alcanzan el 2%. Los realizados para salvar la vida de la madre, o para evitar graves riesgos en
su salud, ascienden a 427, lo que representa el 0,013% del total de abortos realizados desde la
aprobación de la ley. En 1989, los abortos efectuados a mujeres que tenían ya más de cinco
hijos fueron 1.752.

A la luz de estos datos, Phyllis Bowinan, directora de la Sociedad para la Protección de los
Niños no Nacidos (SPUC), señala que "la mujer típica que aborta y que se aprovecha de esta
ley es una chica de menos de 24 años, soltera, sin niños y que espera un hijo normal". Esto
pone en evidencia el "error de cálculo" cometido por quienes promovieron la ley asegurando
que no instauraría el "aborto a la carta".

Entretanto, la batalla sobre la administración de la píldora a adolescentes sin el conocimiento


de sus padres sigue viva en Gran Bretaña. Pues Victoria Gillick, conocida por combatir esta
practica, ha denunciado ante el Consejo General de Médicos a la doctora Rosemary Birkhill,
directora de la Clínica Brook de Birmingham. El informe de 1989-90 de la citada clínica
reconocía que en el 70% de los 531 casos en que recetaron la píldora a menores de 16 años,
no se había informado al médico de cabecera de la cliente. El contacto con el médico familiar
es importante, por cuanto la ingestión de contraceptivos puede tener efectos nocivos en caso
de interacción con ciertos medicamentos, especialmente antibióticos.

Gillick consiguió en 1984 que el Tribunal de Apelación declarase ilegal la dispensación


secreta de contraceptivos a adolescentes. Los abanderados de la planificación familiar
vaticinaron un aumento "explosivo" de embarazos. Pero durante el año que estuvo en vigor la
prohibición (levantada en 1985 por decisión de la Cámara de los Lores) los embarazos de
chicas menores de edad se redujeron en un tercio con respecto al año anterior; paralelamente
disminuyó el numero de partos y abortos entre jovencitas.

En el fondo, lo que se discute es si la contracepción reduce los embarazos y abortos en las


adolescentes, o si contribuye a su aumento por favorecer la promiscuidad. Las cifras oficiales
indican que la utilización de contraceptivos por chicas de 14 años ha crecido un 50% en diez
años. Sin embargo, en 1989, se registraron 8.728 embarazos en chicas menores de edad, de
los que el 53° 10 terminó en aborto.

Influencia del aborto en la profesión médica,


de salvar la vida, a procurar la muerte

Con la legalización del aborto se pretende que éste sea un acto médico más. Pero esta medida
supone un cambio de orientación radical en una profesión cuyo sentido es salvaguardar la
vida. Incluso los que no tienen reparos morales para realizar abortos se encuentran en una
contradicción interna, pues comprenden que están perdiendo el sentido profundo de su oficio.
Aunque nunca faltan otros más desaprensivos que se especializan en esta actividad lucrativa,
sin el menor respeto a los límites legales. Recogemos una serie de testimonios de la
experiencia francesa.

En Enero de 1975 se legalizaba en Francia el aborto prácticamente a petición durante las diez
primeras semanas del embarazo. En un artículo publicado seis meses después (1), el profesor
Roger Le Lirzin explicaba el malestar de los médicos tocólogos- sobre los que recaía
fundamentalmente la aplicación de la ley.

"En el clima actual, es toda una profesión la que se ve imponer un cambio radical de
orientación. Hablar del aborto es una cosa; hacerlo es otra". Le Lirzin explica que ya
anteriormente los tocólogos realizaban abortos por motivos terapéuticos -interpretados en el
sentido más amplio posible-, cuando era probable alguna anomalía en el feto o en caso de
situaciones sociales como el embarazo en una débil mental. Cuando el aborto se hace en una
gestación avanzada, "no es raro extraer un feto de cuatro a cinco meses, ya bien desarrollado,
que se mueve y vive. Cada vez que hago tal trabajo penoso, no puedo evitar la idea de que
estoy matando ( ... ) o de que estoy resolviendo a escondidas un problema de eugenesia para
la mayor tranquilidad de mis ciudadanos".

Algo mas que un acto técnico

Le Lirzin advertía también la frecuente ambivalencia de la mujer ante el embarazo: "primero


lo percibe como algo extraño, mal definido u hostil; después lo asume como un
acrecentamiento de sí, son numerosas las que aunque sólo sea por un momento, han pensado
en abortar, y que después han asumido muy bien su situación".

Como el aborto, es siempre un fracaso para la mujer, influye en el tipo de relaciones entre el
médico y la cliente. "El médico que entra en el juego de la mujer practicando el aborto, se
convierte en el que ha concretado y hecho definitivo ese fracaso. Tan cierto es esto que la
mujer que aborta no recurrirá al mismo médico en otros casos de complicaciones
ginecológicas y mucho menos para dar a luz; incluso a veces habla de él en términos poco
gratos. Aparentemente se le pedía sólo un acto técnico; en realidad, lo que se produce es algo
mucho más profundo, del orden de la trasferencia de responsabilidad.

No hay que extrañarse, dice Le Lirzin, de que los tocólogos sean tan reacios respecto al
aborto. "Pedirles que, por la noche, ayuden a nacer y reanimen a niños en peligro, y que por
la mañana practiquen abortos, es exigir de ellos una facultad de adaptación poco común. Esta
contradicción interna les afecta penosamente. Hace poco lo expresaba en la televisión una
joven comadrona antillana , militante del Movimiento para la Liberación de la Mujer.
Después de dos semanas de practicar abortos por aspiración, no soñaba más que con
cadáveres y cementerios, y tuvo que detener esta actividad. Un médico de Nueva York, que
con plena convicción dirigió durante año y me dio una clínica de abortos, acaba de dimitir
por tener la creciente certeza de haber asistido a sesenta mil muertes. Me parece difícil
reducir estas reacciones a problemas de educación o de estructura social".

El malestar de los ginecológos


Cuando, cinco años después, la ley iba a ser revisada en el Parlamento, el semanario Le Point
(2) dedicó un amplio reportaje para hacer un balance de su aplicación. En lo que respecta a la
profesión médica, seguía vigente la reticencia de los ginecólogos ante el aborto: "Una
mayoría de los jefes de servicio de Ginecología y Obstetricia de los hospitales públicos han
descargado esta tarea en médicos generalistas venidos del sector privado, militantes o no de
asociaciones feministas. Incluso en los hospitales donde el centro para abortos está al lado de
la maternidad, en numerosos casos la administración ha debido confiar la vigilancia, sino la
práctica, a otros servicios del hospital: reanimación en algunos casos, bioquímica en otros,
etc.".

"¡Qué les importa a los bioquímicos desarticular un feto!. A nosotros, sí ", dice un
ginecólogo. Una comadrona lo expresa en términos más sensibles: "Otros, miembros del
personal médico no han visto un feto en el seno materno, como lo hemos visto nosotros...".

Se advierte que la legalización del aborto ha provocado una situación conflictiva en los
ginecólogos, que se deben tanto a la madre como al hijo. Así lo explica Claude Sureau, uno
de los más brillantes ginecólogos parisinos: "Tiempo atrás, era un caso de conciencia clásico,
cuando se presentaba una situación dramática en el momento del parto, preguntarse: ¿A
quién, salvar: a la madre o al hijo? Pues bien, ahora se nos pide algo parecido, de otra
manera. Si precisamente hemos hecho grandes avances en el campo de la perinatología, es
porque hemos tomado en consideración la salud del feto. Comprenderá que no podemos
aceptar fácilmente su destrucción".

¿Liberación de la mujer o del hombre?

No menos ambigua es la postura de muchas mujeres ante el embarazo. Se dice que el aborto
es la solución para los embarazos no deseados. Pero la frontera entre el hijo deseado y el no
deseado es muy imprecisa, según atestiguan muchos médicos, "El deseo del hijo y su rechazo
son a menudo cosas oscuras y más estrechamente entremezcladas de lo que se cree", afirma
el ginecólogo Emile Papaiernik. Mujeres que toman la píldora, deciden interrumpir su uso.
"¿Por qué?. Hay una especie de desafio. Y si se queda embarazada, se acepta al hijo... o se
piensa en el aborto. Es una decisión difícil".

¿Quién decide? "En el caso de las mujeres casadas o que viven en situación marital, a
menudo es el marido o el padre de la criatura. El encuentra motivos precisos de otro tipo: la
vivienda, las letras que hay que pagar, los otros proyectos...". ¿El aborto es la liberación de la
mujer o la comodidad del hombre?

Una actividad lucrativa

A la mayor parte de los médicos les repugna realizar abortos, aunque no tengan reparos
morales. Pero siempre hay una minoria que se especializa en esta actividad lucrativa. En una
serie de reportajes publicados en Le Monde (3) -diario que siempre ha defendido la
legalización del aborto-, se reconocía que el aborto se había convertido en un negocio para
una serie de clínicas: "Además de que cobran precios prohibitivos, superan los plazos legales
y hacen pagar más por el riesgo, apenas se cuidan de verificar antes si la mujer está encinta,
se han especializado prácticamente en los abortos y se despreocupan por completo de la
situación psicológica de la mujer. Es indudable que se ha constituido ya un sector que utiliza
el aborto como una fuente de beneficios considerable. Algo que, precisamente, se trataba de
evitar con la ley. En este punto, al menos, su aplicación es un fracaso".

Fuente:

Juan Domínquez
(ACEPRENSA)

(1) Le Monde, 7 junio 1975.


(2) Le Point, 19 noviembre 1979.
(3) Le Monde, 17 noviembre 1977.

EN ACEPRENSA
Núñez de, Balboa,125. Madrid 6. Teléfono 2628712
Servicio 35/83
9 Marzo 1983.