Você está na página 1de 3

Análisis de la Ley de Planeación

Julio Alexis Alpuche Quen.

La regulación es un proceso que busca hacer legitimo determinadas prácticas por


medio del establecimiento de normas, con el objeto de mantener un orden o control.
Ante las grandes brechas que hay entre la sociedad y el mercado, la regulación
funciona como un antídoto para evitar que dichas brechas sean perjudiciales,
evitando malas prácticas.

El caso de regular la planeación es un tema importante. Planear es una actividad


que demuestra la intención de hacer un proyecto, siempre con el fin de realizarlo.
México cuenta con una ley en la materia, la cual es de capital importancia, ya que
los efectos de las políticas públicas son para una parte importante de la sociedad
que tiene algún problema urgen de resolver, los efectos de la resolución o del
fracaso pueden ser cruciales y negativos, gracias a una mala formulación e
implementación.

La ley de Planeación tiene como objetivos establecer las actividades del proceso de
planeación, desde la integración, los tiempos, y la toma de decisiones, dando en
énfasis los mecanismos de consulta y participación.

Un aspecto positivo que tiene la presente ley, es que establece los principios
normativos en que debe estar sometido el proceso de planeación donde destaca:

 Fortalecimiento de la soberanía.
 Gobernabilidad democrática.
 Igualdad de derechos.
 Perspectiva de género.
 Estado de derecho.
 Fortalecimiento del federalismo.
Es importante relacionar el último principio mencionado, con el artículo 4to, ya que
esta afirma que le corresponde al ejecutivo federal la conducción de la planeación
nacional. El presente artículo no debe favorecer el centralismo, ya que la
colaboración entre las entidades es importante para el desarrollo de toda la nación.

Un aspecto positivo, que va de acorde con el principio de gobernabilidad


democrática, es que la presente ley incentiva la transparencia y la rendición de
cuentas. Al dotar de obligación (Art- 5-8) al presidente de rendir informes sobre sus
acciones de gobierno, lo cual es vital para el fortalecimiento de la democracia.

La participación en la toma de decisiones es otro aspecto fundamental, en una


sociedad democrática, el articulo 20 abre el paso a la elaboración de consultas a los
sectores sociales con el fin de que expresen sus opiniones, aunque la ley le otorga
la categoría de no vinculatorio a lo que se exprese. Un caso especial es el de los
pueblos indígenas, en el mismo artículo la ley afirma que es una obligación deberán
ser consultadas y podrán participar en la definición de los programas federales que
afecten directamente el desarrollo de sus pueblos y comunidades.

Vale la pena mencionar el papel que tiene la Secretaria de Hacienda y Crédito


Público, ya que ella es la encarga de elaborar el Plan Nacional del Desarrollo a
consideración del Presidente de la Republica, las funciones que se le encomienda
son de carácter exclusivamente financieras también administrativas. La Secretaria
de la Función Pública se encarga se actividades de control y evaluación.

Lo anterior no excluye a las demás secretarias de estado de la administración


pública federal, ya que cada una se especializa en determinadas áreas. Cuando
existen temas comunes, el presidente puede establecer comisiones
intersecretariales para dar una mejor respuesta a las problemáticas a tratar.

En cuanto a los tiempos el Plan Nacional de Desarrollo debe presentarse a más


tardar el último día de Febrero del año siguiente de la toma de posesión. Es un plazo
razonable para elaborar diagnósticos y trazar soluciones, lo cual muchas veces se
hace desde antes de la toma de posesión e incluso desde antes de las elecciones.
El plan debe ser aprobado a más tardar dos meses desde la recepción, no obstante,
en caso de no llegarse a una resolución en dos meses, el plan se entenderá como
aprobado, para evitar la obstaculización.

El documento que da vida al Plan Nacional de Desarrollo tiene un formato con


tenidos mínimos los cuales son:

I.- Un diagnóstico general sobre la situación actual de los temas prioritarios.

II.- Los ejes generales que agrupen los temas prioritarios.

III.- Los objetivos específicos que hagan referencia clara al impacto positivo que se
pretenda alcanzar

IV.- Las estrategias para ejecutar las acciones que permitan lograr los objetivos
específicos señalados.

V.- Los indicadores de desempeño y sus metas que permitan dar seguimiento al
logro de los objetivos definidos en el Plan.

VI.- Los demás elementos que se establezcan en las disposiciones jurídicas


aplicables.

La legislación en materia debería de hacer explicita la recomendación de que el


lenguaje empleado en el plan sea claro y no induzca al error, todo con el objetivo de
que la mayoría de la población pueda acceder.