Você está na página 1de 12

PRÁCTICA Nº 04

PROPIEDADES FÍSICAS DEL SUELO: DENSIDAD REAL, DENSIDAD


APARENTE, POROSIDAD Y ESPACIO AÉREO

I. INTRODUCCIÓN.
En esta cuarta práctica se analizo al suelo como material poroso con capacidad de
agua y aire que tiene una densidad aparente (porque tiene un peso y dos volúmenes: el
de las partículas y del volumen de los poros) y una densidad real (solo el volumen de
las partículas).
A la vez, se dio a conocer en forma resumida, sobre las propiedades físicas de los
suelos. El conocimiento de estas propiedades permitirá comprender el funcionamiento
del sistema suelo y las relaciones que se generan entre este recurso y el resto del
ecosistema, incluyendo, el agua, las plantas y otros organismos.

II. OBJETIVOS.
Los objetivos de este estudio son:

 Determinar la densidad aparente del suelo por el método de la probeta.

 Determinar la densidad de las partículas del suelo por el método de la probeta.

 Determinar el porcentaje del espacio poroso.

III. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA.

3.1 LA DENSIDAD DE PARTÍCULAS O DENSIDAD REAL DE LOS SUELOS


MINERALES
Un medio de expresión del suelo es según la densidad de las partículas sólidas
que lo constituyen. Corrientemente se define como la masa (o peso) de una
unidad de volumen de sólidos del suelo y es llamada densidad de la partícula. En
el sistema métrico decimal, la densidad de las partículas se expresa
generalmente en términos de gramos por centímetro cúbico.
Pueden observarse considerables variaciones en la densidad de los suelos
minerales individuales, las cifras para la mayor parte de los suelos corrientes
varían entre los estrechos límites de 2.60 a 2.75. Esto es asi porque el cuarzo,
feldespato y silicatos coloides, con densidades dentro de estas cifras, constituyen
por lo general la mayor parte de los suelos minerales. Por excepción, sin
embargo, cuando están presentes cantidades anormales de minerales pesados,
con magnetita, granates, epidota, zircón, turmailina, hornblenda, la densidad de
las partículas de un mineral puede exceder de 2.75. La finura de las partículas de
un mineral dado y la colocación de los sólidos del suelo no tienen nada que ver
con la densidad de las partículas.
Debido a que la materia orgánica pesa mucho menos que un volumen igual de
sólidos minerales, la cantidad de ese constituyente en un suelo afecta
marcadamente a la densidad de las partículas. Como consecuencia, los suelos
superficiales poseen generalmente una densidad de partículas más baja que la
del subsuelo. La densidad más alta en estas condiciones, suele ser de 2.4 o
menor. Sin embargo para cálculos generales el término medio de la densidad de
las partículas de un suelo superficial arable puede considerarse alrededor de
2.65.
Se define así:
Pr = Ms
Vs
Donde:
Pr =Densidad Real
Ms= Masa de Sólidos o Masa del Suelo (105ºC) en gramos.
Vs= Volúmen de los sólidos en cm3
Sus unidades: gr/cm3. Kg/dm3, TM/m3

3.2 DENSIDAD DE VOLÚMEN O APARENTE (VOLUMEN – PESO) DE LOS


SUELOS MINERALES
a) Densidad de Volúmen o Densidad del Suelo : En este caso se utiliza el
volumen total del suelo (espacio ocupado por los sólidos y los espacios de los
poros juntamente). La densidad del volumen se define como la masa (o peso)
de una unidad de volumen de suelo seco. Este volumen puede incluir, desde
luego, tanto los sólidos como los poros
Se define así:
Pa = Ms
Vt
Donde:
Pa =Densidad Aparente o Densidad del Volúmen
Ms = Masa de Sólidos o Masa del Suelo (105ºC) en gramos.
Vt = Volúmen Total del sólido en cm3
Sus unidades: gr/cm3. Kg/dm3, TM/m3

b) Factores que Afectan a la Densidad de Volumen: La densidad total de


volumen es la medida de la masa en la cual se determina el volumen total de
un suelo. Distintamente a la densidad de las partículas, que solo concierne a
las partículas sólidas, la densidad de volumen se determina tanto por la
cantidad de espacios porosos, por la densidad de los sólidos del suelo. Así,
los suelos que son sueltos y porosos tendrán pesos por unidad de volumen
(densidad de volumen) bajos, mientras que los suelos con partículas de
arena, que están en estrecho contacto tendrán altos valores de densidades
de volumen. La poca cantidad de materia orgánica contenida en los suelos
arenosos favorece sus altas densidades de volumen. Las partículas de los
suelos de superficie fina, tales como margas calcáreas, margas arcillosas y
arcillas, por otra parte ordinariamente no están unidas entre sí. Esto resulta
del hecho que de estos suelos superficiales están bien granulados
relativamente, y ello es favorecido por su alto contenido de materia orgánica.
La granulación tiende a una forma mullida, condición porosa que resulta de
unos valores bajos de densidad de volumen. Por consiguiente, la densidad
de volumen de un suelo superficial bien granulado, de marga limosa, será
seguramente más baja que la de una marga arenosa.
En los suelos de igual textura en la superficie, se observan grandes
diferencias de densidad de volumen cuando se comparan niveles de
horizontes iguales.
La alternativa de cosechas y el sistema de laboreo empleado sobre un suelo
dado, bastan para influenciar su densidad de volumen especialmente en las
capas superficiales. La adición de estiércol en grandes cantidades tiende a
disminuir el peso de los suelos superficiales. Un cultivo intenso , por otro lado
obra en dirección opuesta.

c) Representaciones del peso: Cuando la densidad de volumen de un suelo


es conocida en términos de gramos por cc, su peso seco en libras por pie
cúbico puede ser hallado aproximadamente multiplicando por 62.42 el peso
standard de un pie cúbico de agua. Los suelos superficiales de arcilla y limo
pueden variar de 65 a 100 libras por pie cúbico, mientras que las margas
arenosas pueden mostrar variaciones de 75 a 100 libras. A mayor contenido
orgánico, menor peso.
El peso actual de un suelo también puede ser expresado en términos de
espesor arable de una hectárea, refiriéndose al volumen de suelo de 1
hectárea de extensión y unos 30 cm de profundidad.
El espesor de un suelo arable de mineral superficial alcanza por lo común de
3 360 000 a 5 000 000 de Kg. de sustancia seca por hectárea. La cifra mas
corriente es de 2 240 000 o, a veces, de 2 800 000 Kg. de promedio como el
peso de un suelo superficial de 15 a 17 cm de profundidad. Esto es lo que se
llama espesor arable de una hectárea.

3.3 EL ESPACIO POROSO DE LOS SUELOS MINERALES


El espacio poroso de un suelo es la porción ocupada por aire y agua. La cantidad
de este espacio viene determinada casi totalmente por la colocación de las
partículas sólidas. Si ellas tienden a ligerarse estrechamente entre sí, como en las
areniscas o en subsuelos compactos, la porosidad total es baja. Si se colocan en
agregados porosos , como en caso frecuente de una textura media de los suelos
altos en materia orgánica, el espacio de los poros será mas elevada, por unidad
de volumen.
Se define:
%P = (1 – Pa/Pr) x 100

a) Factores que influyen en el espacio total de poros: La considerable


diferencia que existe entre el espacio total de poros y los diversos suelos
depende de varias condiciones. Los suelos superficiales arenosos muestran
un 35 a 50% de espacio poroso, mientras que los mas pesados varían del 40
al 60% o, a veces, aún mas en casos de alta cantidad de materia orgánica y
mucha granulación. El espacio poroso también varía con el espesor y así
algunos subsuelos compactos dan cifras tan bajas como las del 25 a 30% .
Esto sucede en parte por la inadecuada aireación de dichos horizontes.
El laboreo de un suelo ejerce una marcada influencia sobre la porosidad del
espesor arable.
Los cultivos tienden a bajar el espacio total de poros frente al de los suelos
vírgenes o no cultivados. La disminución esta asociada por lo regular con un
decrecimiento de materia orgánica contenida y una consiguiente disminución
de granulación. Se ha visto que el espacio de los poros del subsuelo
disminuye con el cultivo, aunque a veces con menor grado.
b) Tamaño de los poros: En los suelos existen en general dos tipos de poros:
macro y microporos. Los macroporos están caracterizados por permitir el libre
movimiento del aire y la filtración de agua. Por lo contrario el microtipo de
poro, el movimiento de aire esta casi enteramente impedido y el del agua muy
restringido, hasta incluso retardar el movimiento capilar. Así, en un suelo
arenoso, a pesar de su porosidad total baja, el movimiento del aire y del agua
es sorprendentemente rápido por el predominio de los microespacios.
Los suelos de textura fina, permiten retardar relativamente el movimiento de
agua y aire a pesar de la gran cantidad de espacios porosos que poseen.
Aquí los microporos dominantes se mantienen a menudo llenos de agua. La
aireación, especialmente en el subsuelo, es inadecuada con frecuencia para
un satisfactorio desarrollo de las raíces y una deseable actividad microbiana.
En una marga limosa bien granulada, en un suelo superficial, con una mezcla
optima para el crecimiento de las plantas, el espacio poroso no solo ha de
oscilar sobre el 50%, sino también convenientemente estar distribuido por
igual entre el agua y el aire. En tal caso el espacio microporos esta rellenado
con agua y los macroporos con aire.

c) El cultivo y el tamaño de los poros: Un cultivo continuo particularmente de


suelos originariamente muy altos en materia orgánica produce casi siempre
una reducción de los espacios grandes o macroporos. La cantidad de
espacios macroporos, tan necesario para el movimiento convenientemente
del aire, quedó reducido a la mitad al cultivar el suelo.

3.4 ESPACIO AÉREO


Es el espacio de los poros en el suelo, que no esta ocupado por el agua. Este
valor nos da una idea mas directa de la aireación del suelo. La aireación del suelo
se puede medir rápidamente en forma cualitativa, por la presencia del Fe ferroso
o ferrico. La intensidad de uno u otro estado el Fe refleja la intensidad del aporte
del oxigeno. La intensidad dinámica de la actividad del oxigeno, se mide mediante
el ensayo de HOFFER
Se define:
%EA = (1 - %H . Pa/ 100 . Pw – Pa/Pr) x 100

Donde:
%EA = Porcentaje del espacio aéreo.
%H = Porcentaje de humedad del suelo.
Pa =Densidad Aparente o Densidad del Volumen
Pr = Densidad real
Pw = Densidad del agua.

ESQUEMA DE LOS CONCEPTOS DE POROSIDAD

IV. MATERIALES Y MÉTODOS.


4.1 MATERIALES.
- 1 Probeta graduada de 50ml
- 1 Suelo de puna con buen contenido de matera orgánica.
- 1 Suelo de zona semiárida con poco contenido de materia orgánica.
- 1 Balanza analítica.

4.2 PROCEDIMIENTO.
a) Determinación de la Densidad Aparente

- Pesar las probetas de 50 ml. y llénelo con suelo compacto (agregue pocos ml.
de suelo cada vez y compáctelo suavemente golpeando la probeta, sobre un
tapón de goma o un libro).
- Ajuste el volumen final a 50 ml. y pese el cilindro lleno.
- Con la mitad determinar la humedad del suelo y con la otra mitad hacer la
determinación siguiente.

b) Determinación de la Densidad de Partículas.

- Tome 25 ml. de agua en una probeta de 50ml. vierta suavemente en lo que


queda de suelo de la determinación de densidad aparente.
- Eliminar las burbujas de aire removiendo y agitando. Deje en reposo 5
minutos.
- Anote el volumen final de la mezcla de suelo y agua.

V. RESULTADOS Y DISCUSIÓN.
5.1 RESULTADOS
a)Determinación de la Densidad Aparente.

Pa = Ms
Vt
Donde:
Pa =Densidad Aparente o Densidad del Volúmen
Ms = Masa del Suelo - Peso de la probeta = 100.09 - 60.7= 39.39gr.
Vt = Volúmen Total del sólido en cm3 = 50cm3

Pa = 39.39r
50cm3
Pa = 0.7878gr/cm3

b) Determinación de la Densidad de Partículas.

Pr = Ms
Vs
Donde:
Pr =Densidad Real
Ms = Masa del Suelo - Peso de la probeta = 100.09 - 60.7= 39.39 gr.
Vs= Volúmen de los sólidos en cm3 = 50 – 16 = 34cm3
.

Pr = 39.39gr
34cm3
Pr = 1.1585gr/cm3

c)El Porcentaje de Espacio Poroso

%P = (1 – Pa/Pr) x 100

%P = (1 –0.7878gr/cm3 /1.1585cm3) x 100


%P = 31.998

d) El Porcentaje de Espacio Aereo

%EA = (1 - %H . Pa/ 100 . Pw – Pa/Pr) x 100

Donde:
%EA = Porcentaje del espacio aéreo.
%H = Porcentaje de humedad del suelo = 20.4%
Pa =Densidad Aparente = 1.1978gr/cm3
Pr = Densidad real = 0.9278gr/cm3
Pw = Densidad del agua = 1gr/cm3

%EA=(1 – 0.7878 / 100 . 1gr/cm3–0.7878/1.1585cm3) x 100


%EA= 31.21

5.2 DISCUSIÓN

- La densidad aparente refleja la masa de una unidad de volumen de suelo seco y


no perturbado, para que incluya tanto a la fase sólida como a la gaseosa
englobada en ella. Los valores de densidad aparente varían de acuerdo al tipo de
suelo y del manejo a que estén expuestos. Valores entre 0,1 y 0,7 g cm -3 son
comunes para suelos orgánicos. siendo igual a 0.7878gr/cm3
- La densidad real es un valor muy permanente pues la mayor parte de los
minerales arcillosos presentan una densidad que está alrededor de 1.02 a 2.65
gramos por centímetro cúbico como es en muestro caso que es 1.1585 gr/cm3
- El porcentaje de espacios porosos es de 31.998
- El porcentaje de espacio de aire es igual a 31.21

VI. CUESTIONARIO

1. ¿Cuál es el efecto del cultivo sobre la estructura y erodabilidad?

Los suelos profundos y bien drenados se obtiene mejor respuesta con un mínimo de
laboreo de suelos, indispensable para el control de malezas, nivelación de terreno,
formación de canales de irrigación y construcción de eras o camas de siembra.
El laboreo profundo puede ser necesario algunas veces, cuando los suelos tienen
capas duras o pisos de arado.
El cultivo continuado, con ejecución repetida del laboreo, con carga vegetal extremada y
con aporte de fertilizantes y minerales, lleva al suelo de las áreas agrícolas a
situaciones de pérdidas ingentes de materia orgánica y una grave degradación de su
estructura, volviendo al suelo más susceptible a la acción de agentes erosivos.

2. ¿Qué es estabilidad estructural?

La estabilidad de la estructura se refiere a la resistencia que los agregados del suelo


presentan a la influencia desintegrante del agua y del manipuleo mecánico. La
estabilidad del agregado es de extrema importancia en la formación y preservación de
las buenas relaciones estructurales de los suelos. En el estado seco pueden
encontrarse agregados bastante compactos y coherentes pero si estas partículas
secundarias se desintegran en agua, la agregación no es muy estable.

3. ¿Qué efecto tiene el cultivo del suelo en la permeabilidad del agua y la escorrentía?

La tenacidad con que el agua es retenida por los sólidos del suelo, determina en grado
elevado el movimiento del agua en lo suelos y su utilización en las plantas. A medida
que las plantas extraen agua del suelo, debido a su crecimiento, la que queda en él
aparece en los poros minúsculos, delgadas películas alrededor de las partículas del
suelos. No toda el agua del suelo es asimilable por las plantas, pues gran parte de ella
permanece en el suelo, después que las plantas han consumido lo que necesitaban y
luego se han marchitado o muerto a consecuencia de la escasez de agua.

Bajo cultivo, una gran parte de las gotas es interceptada por las plantas y escurren a lo
largo del tallo penetrando suavemente en el suelo junto a su base; el efecto de golpeo
se atenúa considerablemente, al producirse la inmersión en la zona radicular, los finos
pelos absorbentes actúan como vías preferenciales del agua favoreciendo la
eliminación del aire por los poros restantes.

4. Calcule el peso seco al horno de 1m3 de suelo, considerando que tiene 10% de
humedad y la densidad real de partículas, encontradas por Ud.

M.s. = M
1+ H
100
Donde:
M.s. = Peso suelo seco a 150 ºC gramos.
M = Peso Suelo seco al aire
H= Humedad del suelo
Datos:
Pr = 1.1585 gr/cm3 = 1.1585 TM/m3
V = 1m3
H= 10%
M.s. = Pr x 1 m3 = Pr x 1 m3
1+ 10 1.1
100
= Pr TM/m3 x 1 m3 = 1.053
1.1

5. ¿Cuál será el efecto de considerar la densidad aparente para el cálculo del


abonamiento?

La densidad aparente de los suelos es función entonces del espacio poroso del suelo. A
menor espacio poroso, la densidad aparente aumenta. Es por esta razón que
generalmente la densidad aparente es una de las propiedades físicas más utilizadas en
la determinación de compactación de los suelos. Sin embargo, esta propiedad no debe
ser considerada como el único parámetro, o el más apropiado para la determinación de
la compactación.
Es muy importante saber la densidad aparente debido que según esa densidad
pronosticaremos si nuestro suelo es pobre en materia orgánica o tenemos suficiente
para nuestro cultivo, además sabemos que cuando es menor la densidad aparente
nuestro suelo necesita nutrirlo y de lo contrario tenemos materia orgánica en nuestro
suelo, también es importante saber esta densidad por que sabremos la porosidad y el
porcentaje de espacio aéreo para saber si nuestro suelo es permeable o no.

VII. CONCLUSIONES.
- Los valores de densidad aparente varían de acuerdo al tipo de suelo, Concluyéndose
que estamos frente a un suelo orgánico pues sus Valores están entre 0,1 y 0,7 g cm -3
que son comunes para suelos orgánicos.

- El porcentaje de espacios porosos es de 31.998


- El porcentaje de espacio de aire es igual a 31.21
- El método de la probeta es útil para determinar la densidad aparente y densidad real.

VIII. BIBLIOGRAFÍA.

 BUCKMAN, Harry O y Nyle C. BRADY : “Naturaleza y propiedades de los suelos”.


España, Montaner y Simon S.A
Editores, 1977.

 http://edafologia.ugr.es/introeda/tema04/estr.htm

Interesses relacionados