Você está na página 1de 5

Participante

Yadelki Álvarez Santos


Facilitador
Ramona Jiménez
Materia
Sociología de las enfermedades mentales
Matricula
16-0132
Fecha
16-05-2019
INTRODUCCION
En esta tarea universitaria voy a informar sobre lo que son los diferentes
factores determinantes de la salud biológica, psicológica, social.
Y también un pequeño informe de lo que son las consideraciones étnicas
y culturales que hay que tomar en cuenta antes de aplicar los criterios de
DSM-V para el diagnóstico de los trastornos.

1. Elabora un esquema donde desarrolles los diferentes factores


determinantes de la salud (biológicos, psicológicos, sociales,
familiares, etc.).
FACTORES DE LA BIOLOGÍA HUMANA.
! Fortaleza “general."
! Resistencia"a"la"enfermedad."
! Suscep’bilidad"a"la"enfermedad."
! Enfermedades"gené'cas.

Factores biológicos

Las causas capaces de originar una enfermedad son muy


numerosas, así como muy complejos los mecanismos de
acción que ejercen sobre el cuerpo. Existen
causas exógenas –por ejemplo las infecciones y las
enfermedades parasitarias- y endógenas –que pueden
aparecer por disfunción de un órgano (por ejemplo del
páncreas en la diabetes mellitus), por una reacción anormal
(como ocurre en la cirrosis hepática), o por un trastorno
metabólico y funcional de las células (por ejemplo en las neoplasias, esto
es, tumores).

Factores psicológicos

Estos factores que determinan la salud mental se pueden agrupar en tres temas
principales:

 el desarrollo y mantenimiento de comunidades saludables: proporcionar un


ambiente de protección y seguridad, buenas condiciones habitacionales,
experiencias educativas positivas, empleo con buenas condiciones de
trabajo y una infraestructura política de apoyo permite la autodeterminación y
el control de la propia vida y proporciona apoyo social, modelos de roles
positivos y las necesidades básicas de alimentación, afecto y albergue.
 la capacidad de cada persona para afrontar el mundo social a través de
destrezas de participación, tolerancia a la diversidad y responsabilidad
mutua. Esto se relaciona con experiencias positivas de lazos afectivos
tempranos, apego, relaciones, comunicación y sentimientos de aceptación.
 la capacidad de cada persona para afrontar los sentimientos y
pensamientos, el manejo de la propia vida y la resiliencia “o un fenómeno por
el que los individuos alcanzan relativamente buenos resultados a pesar de
estar expuestos a experiencias adversas” (Rutter, 2007). Esta capacidad se
relaciona con la salud física, la autoestima, la habilidad para manejar los
conflictos y hacer frente a las adversidades de la vida y la capacidad para
aprender.

Factores sociales determinantes de la salud


La Organización Mundial de la Salud define los determinantes sociales de la
salud como «las circunstancias en que las personas nacen, crecen, trabajan, viven
y envejecen», incluido el conjunto más amplio de fuerzas y sistemas que influyen
sobre las condiciones de la vida cotidiana

2. Investiga y escribe un informe donde argumentes sobre las


consideraciones étnicas y culturales que hay que tomar en cuenta
antes de aplicar los criterios de DSM-V para el diagnóstico de los
trastornos.

La reciente publicación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos


Mentales (5a edición) por la Asociación Americana de Psiquiatría ha suscitado un
gran debate. Una clasificación efectiva requiere un sistema fiable y válido de los
cuadros clínicos para facilitar la comunicación, elegir los tratamientos, señalar la
etiología, predecir los resultados y proporcionar una base sólida para la
investigación. El DSM-5 es una clasificación categorial de los trastornos mentales,
pero estos no siempre encajan adecuadamente dentro de los límites de un
trastorno único. Hay algunas aportaciones interesantes del DSM-5, como los
capítulos de adicciones y de trastornos de la personalidad. Las adicciones ya no
se limitan a las sustancias químicas, sino que se extienden a los excesos
conductuales (por ejemplo, el trastorno del juego). Los trastornos de personalidad
no se han modificado, pero se ha añadido un modelo alternativo en la Sección III
basado en un enfoque dimensional que podría sustituir a las categorías
actualmente existentes. El motivo más importante de controversia es el aumento
de diagnósticos psiquiátricos, así como una exigencia menos estricta para los
criterios diagnósticos en las categorías antiguamente existentes. Se comentan
finalmente algunas cuestiones no resueltas con vista a investigaciones futuras.

El DSM-5 está organizado en tres secciones. La Sección I está dirigida a


proporcionar pautas para el uso clínico y forense del manual. La Sección II incluye
los criterios y códigos diagnósticos de los diferentes trastornos (tabla 1) y, por
último, la Sección III recoge medidas dimensionales para la evaluación de los
síntomas, criterios sobre la formulación cultural de los trastornos y una propuesta
alternativa sobre la conceptualización de los trastornos de personalidad, así como
una descripción de las condiciones clínicas que están actualmente en estudio.

Table 1. Clasificación de los trastornos recogidos en el DSM-


5
CONCLUCION
A nivel estructural y organizativo, los cambios más destacables en el DSM-5 son la eliminación del
sistema multiaxial y la reorganización de los capítulos. Las modificaciones habidas respecto al
DSM-IV-TR figuran descritas en el Apéndice.

El DSM-5, como las ediciones anteriores de este manual, está basado en el modelo categorial, que
implica que cada categoría diagnóstica es diferente de la salud y del resto de las categorías
diagnósticas. Sin embargo, al ser conscientes sus autores de las limitaciones del sistema
categorial, incorporan, hasta cierto punto, un enfoque más dimensional que en las ediciones
anteriores. Así, por ejemplo, se analiza la severidad mayor o menor de los síntomas (leve,
moderado y severo) en diversos cuadros clínicos (el trastorno depresivo mayor o los trastornos
adictivos y relacionados con sustancias).

Se ha eliminado el sistema multiaxial porque generaba distinciones artificiales y era poco utilizado.
Por ello, todas las categorías diagnósticas de los Ejes I y II del DSM-IV-TR están incluidas en la
misma sección (Sección II) en el DSM-5, con anotaciones separadas en cada categoría para las
condiciones médicas asociadas (antiguo Eje III), para los factores psicosociales y ambientales
(antiguo Eje IV) y para la discapacidad, entendida esta como daño en el funcionamiento social,
laboral o en otras áreas significativas de la vida cotidiana (antiguo Eje V).