Você está na página 1de 52

ESPECIAL

Neandertales
ESPECIAL
Neandertales CONTENIDO

Una selección de nuestros mejores artículos para ahondar en la ciencia de los neandertales.

¿Quiénes fueron los Neandertales?


Kate Wong
Investigación y Ciencia, junio 2000

Las raíces de los neandertales


Carlos Lorenzo
Investigación y Ciencia, noviembre 2014

Genética de los neandertales


Carles Lalueza Fox y Antonio Rosas
Investigación y Ciencia, mayo 2009

Híbridos humanos
Michael F. Hammer
Investigación y Ciencia, julio 2013

Nuestro intrincado árbol genealógico


Bernard Wood
Investigación y Ciencia, noviembre 2014

La mente neandertal
Kate Wong
Investigación y Ciencia, mayo 2015

Evolución de la mente: del neandertal al hombre moderno


Thomas Wynn y F. L. Coolidge
Mente y Cerebro, septiembre/octubre 2008

La extinción de los neandertales


Kate Wong
Investigación y Ciencia, octubre 2009

EDITA
Prensa Científica, S.A.
Muntaner, 339 pral. 1a, 08021 Barcelona (España)
precisa@investigacionyciencia.es
www.investigacionyciencia.es
Copyright © Prensa Científica, S.A. y Scientific American, una división de Nature America, Inc.
ESPECIAL n.o 12 ISSN: 2385-5657
En portada: Dreamstime/Procyab | Imagen superior: Gibmetal77/Wikimedia Commons/CC BY 3.0
¿QUIENES FUERON
LOS NEANDERTALES?
Estos homínidos se cruzaron con humanos de anatomía moderna
y adquirieron en algunos casos una conducta avanzada. Pero las pruebas
que avalan esa tesis son objeto de controversia
Kate Wong

E
l relato era sencillo y claro. Sin nada que se les contraste con la postura erguida y estampa grácil del
 opusiera, los humanos de anatomía moderna se Homo sapiens. El neandertal venía a ser un monstruo
 expandieron con una cultura y recursos técnicos idiota que no había traspasado el umbral evolutivo de
elaborados, invasión que provocó la extinción de los la humanidad.
neandertales, una especie distinta. Pero las descripciones Decenios más tarde, nuevos estudios del esqueleto de
simplistas de nuestro pasado acostumbran velar misterios. La Chapelle pusieron en evidencia la incorrecta inter-
La historia de los neandertales no es una excepción. pretación dada a ciertos rasgos anatómicos. La verdad
Durante más de 200.000 años, estos homínidos de un dictaba que la postura y la locomoción neandertales
cerebro notable habitaron en Europa y Asia occidental, eran idénticas a las nuestras. Desde entonces, los pa-
luchando contra los intensos fríos de las épocas gla- leoantropólogos intentan determinar si las características
ciales y los peligros constantes de la vida prehistórica. definidoras del grupo de los neandertales —esqueleto
Han desaparecido. Pese a esa doble realidad, la ciencia robusto, extremidades cortas, tórax en barril, arcos
sigue debatiendo con calor la identidad, modo de vida supraorbitarios resaltados, frente baja e inclinada, faz
y sino de los neandertales. prominente y mandíbulas sin mentón— son suficientes
El mayor empeño puesto en la resolución de cuestio- para considerarlos una especie distinta. Se está de acuerdo
nes tan esquivas va asociado a una polémica de mayor en que algunos de estos rasgos denotan adaptaciones
vuelo, la centrada en torno a la aparición de la huma- al medio. Así, su cuerpo bajo y robusto les permitiría
nidad actual. Unos investigadores abogan por un origen retener mejor el calor en el clima extremado de las
reciente de nuestra especie, hace unos 200.000 años, glaciaciones. Pero en otros rasgos, como la forma del
en Africa; sustituiría a las poblaciones más antiguas reborde supraorbitario, no se aprecia un claro significado
de humanos en todo el mundo. Otros autores proponen funcional y parecen deberse a la deriva genética que
que los grupos arcaicos contribuyeron al patrimonio se produce en poblaciones aisladas.
genético de la humanidad actual. Los neandertales, el Según los defensores del modelo de sustitución para el
mejor conocido de tales grupos, resultan decisivos para origen de la humanidad actual, la morfología distintiva
deshacer el dilema. Ahora bien, se trata de algo más de los neandertales es el resultado de una trayectoria
que una simple explicación científica sobre determinados evolutiva diferente de la recorrida por los humanos
sucesos de nuestro pasado remoto. Al investigar sobre la modernos. Desde hace años, otros paleontólogos vienen
biología y el comportamiento de los neandertales, hay rechazando esa interpretación y sostienen que muchos de
que preguntarse qué significa ser humano en su plenitud los rasgos que caracterizan a los neandertales se pueden
y descubrir, si acaso existe, la razón que singulariza a también observar en los primeros humanos modernos
la humanidad actual. Ante los hallazgos recientes, los de Europa. “Sin duda, presentaban una serie de rasgos
paleoantropólogos y los arqueólogos se preguntan con que, tomados en conjunto, son distintos, pero se trata
creciente insistencia hasta dónde llegaba el parecido de una diferencia que reside en la frecuencia, no es
entre el neandertal y el hombre moderno. una diferencia absoluta”, afirma David W. Frayer, pa-
Desde que, en 1856, se descubrió el esqueleto parcial leoantropólogo de la Universidad de Kansas. “En líneas
de un neandertal, en el valle de Neander (Alemania), generales, cuanto podemos encontrar en los nean­dertales,
vienen los paleontólogos dándole vueltas a la compara- se puede dar en otra parte.”
ción de marras. Habida cuenta de los rasgos peculiares Frayer pone de ejemplo a uno de los humanos mo-
de aquellos restos (cráneo muy robusto, con el caracte- dernos europeos más antiguos, un fósil procedente del
rístico reborde óseo por encima de los ojos, y huesos yacimiento de Vogelherd, en el sudoeste de Alemania.
de las extremidades muy macizos), se creó una especie En él se combinan la forma del cráneo de los huma-
propia para los neandertales, Homo neanderthalensis. Ya nos modernos con rasgos genuinamente neandertales;
entonces hubo discrepancias, y algunos expertos ale- verbigracia, la presencia de un espacio retromolar (un
manes atribuyeron el fósil a un jinete cosaco deforme. vacío claro entre el último molar y la rama ascendente
Cincuenta años más tarde, se descubrió en Francia el de la mandíbula) y la forma del foramen mandibular,
famoso esqueleto de “el Viejo” de la Chapelle-aux-Saints, el canal de un nervio de la mandíbula. A ello hay que
cuya descripción contribuyó a considerar protohuma­ agregar la información que, según Frayer y Milford
nos primitivos a los neandertales. Se les representaba H. Wolpoff, de la Universidad de Michigan, aporta un
como brutos simiescos, torpes y encorvados, en claro grupo de primeros humanos modernos descubiertos en

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000 75


logo de la Universidad de Northern Illinois,
Neandertal aparecen también pruebas de esa hibridación
en los fósiles de neandertales más tardíos.
FRENTE Los restos de neandertales de la cueva de
GRAN HUIDIZA
“MOÑO”
Vindija, en el noroeste de Croacia, reflejan
OCCIPITAL REBORDE “la asimilación de algunas características de
SUPRAORBITARIO los humanos modernos”, declara, refiriéndose
MARCADO a los rebordes supraorbitarios con morfología
moderna y a la insinuación de un ligero
mentón en la mandíbula.
Para quienes los neandertales formaban
una especie distinta, resultan demasiado
PROGNATISMO fragmentarios los fósiles de Vindija, insu-
ficientes para concederles valor diagnóstico;
en su opinión, todos los parecidos que
existen pueden explicarse por convergencia
evolutiva. Y con respecto
 a los humanos
modernos de Mladec descartan que se trate
de híbridos. “Cuando observo la mor­fología
ESPACIO
RETROMOLAR AUSENCIA
de esta población, sólo distingo robustez; no
DE MENTON veo a un neandertal”, ratifica Christopher
B. Stringer, del Museo de Historia Natural
de Londres.
Primeros humanos modernos de Europa Los que cuestionan la tesis del cruzamiento
entre ambos grupos se apoyan también en
los resultados de Svante Pääbo. Lo­gró éste
PEQUEÑO FRENTE con su equipo de la Universidad de Munich,
“MOÑO” LEVANTADA en julio de 1997, la obtención y análisis
OCCIPITAL ulterior del ADN mitocondrial (ADNmt)
DEBIL de un fósil de neandertal. La portada del
REBORDE
SUPRA- número de la revista Cell donde apareció
ORBITARIO el informe anunciaba sin ambages: “Los
neandertales no fueron nuestros antepasados”.
A partir del corto segmento de ADNmt
que secuenciaron, el laboratorio de Pääbo
CARA determinó que las diferencias entre el AD-
VERTICAL Nmt de los neandertales y el ADNmt de la
humanidad actual eran mucho mayores que
las registradas entre distintas poblaciones
humanas actuales. Aunque en la superficie
SIN ESPACIO parecía resuelta la cuestión de la especie,
RETROMOLAR quedaban por despejar interrogantes de fondo.
(A ESTE FOSIL LE FALTA PRESENCIA Nuevos descubrimientos en el registro fósil
EL ULTIMO MOLAR) DE MENTON
de Europa occidental han incrementado el
interés sobre la posibilidad de hibridación
entre neandertales y humanos modernos.
2. CARACTERISTICAS QUE DISTINGUEN a un neandertal, represen­ En enero de 1999, se anunció un hallazgo
tado por el cráneo de La Ferrassie (Francia), y a un humano moderno, valiosísimo. Ocurrió en el valle de Lapedo,
Dolní Vcestonice 16, procedente de la República Checa. Cada uno de los en el centro de Portugal. Se trataba de un
rasgos puede aparecer por separado en cualquiera de los dos grupos, esqueleto muy completo de un niño de
variando en grado y en frecuencia, pero la tendencia es que se den de cuatro años que había sido enterrado hace
forma conjunta. 24.500 años, siguiendo el ritual gravetiense;
 aparece éste en otros yacimientos de humanos
el yacimiento de Mladec (Moravia). En su opinión, las modernos de Europa de esa misma época.
gentes de Mladec tienen en sus cráneos características Según Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington,
que otros han considerado rasgos exclusivos de los y Cidália Duarte, del Instituto Portugués de Arqueología
neandertales. de Lisboa, y sus colaboradores, el esqueleto, denotado
Con anterioridad, esos datos se habían esgrimido Lagar Velho 1, presenta una combinación de rasgos
para respaldar la posibilidad de que los neandertales neandertales y de humanos modernos que sólo puede
evolucionaran de forma independiente hacia los europeos ser el resultado de cruzamiento habitual entre ambas
modernos. Pero esa idea ha cambiado. “Hubo poblaciones poblaciones.
que penetraron en Europa, eso está claro. Y así, las Si la hipótesis de hibridación para Lagar Velho 1
poblaciones posteriores resultaron del cruzamiento entre supera nuevos análisis, adquirirá mayor fuerza la idea
neandertales y los humanos que migraron a Europa”, de que los neandertales sólo fueron una variedad de
expone Wolpoff, para quien ambos grupos diferían entre nuestra especie. Los que defienden el modelo de sustitu-
sí no más que los europeos actuales y los aborígenes ción admiten que, de forma ocasional, pudieran cruzarse
australianos. En opinión de Fred H. Smith, paleoantropó- humanos modernos y especies arcaicas; no es insólito el

76 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000


cruzamiento interespecífico de mamíferos estrechamente
emparentados. Pero hay aquí una novedad. A diferencia Glosario
de los individuos del centro y este de Europa a los que
se atribuye mezcla de rasgos, el niño portugués procede Neandertal, Neanderthal. Hacia 1900 la ortografía del
de una época en la que los neandertales habían dejado alemán cambió, y en algunas palabras desapareció la
de existir. Para que los rasgos neandertales persistieran “h” sorda, como es el caso de “thal” (que significa “valle”).
miles de años después de su extinción, se requiere, La designación científica, Homo neanderthalensis, sigue
postulan Trinkaus y Duarte, un grado de cruzamiento siendo la misma, pero el nombre común puede escribirse
significativo entre poblaciones coetáneas de neandertales de ambas formas.
y humanos modernos.
Su interpretación no quedó sin réplica. En un comen- Paleolítico. Período que abarca desde la aparición de la
cultura hasta el final de la última glaciación. Se divide en
tario que acompañaba al artículo del equipo, aparecido
tres períodos: inferior, medio y superior.
en junio de 1999, en Proceedings of the National
Academy of Sciences USA, los paleoantropólogos Ian
Musteriense. Tipo de industria lítica del Paleolítico medio
Tattersall, del Museo Americano de Historia Natural de
asociado a los neandertales y a los primeros humanos
Nueva York, y Jeffrey H. Schwartz, de la Universidad modernos en el Próximo Oriente.
de Pittsburgh, respondían que Lagar Velho 1 pertenecía
a “un niño robusto gravetiense”. Las vigorosas propor- Auriñaciense. Tipo de industria lítica que aparece aso­
ciones corporales que Trinkaus y su equipo ven como ciada a los humanos modernos; comprende instrumentos
prueba de antepasados neandertales, agrega Stringer, muy elaborados y objetos artísticos.
pueden sólo ser la adaptación al clima frío que había
en Portugal por entonces. Una explicación que objeta Chatelperroniense. Tipo de industria lítica del Paleolítico
Jean-Jacques Hublin, del CNRS de Francia; según éste, superior asociado a los neandertales. Presenta característi­
aunque algunos humanos modernos adaptados a climas cas intermedias entre el Musteriense y el Auriñaciense.
fríos muestran estas proporciones corporales, no se co-
noce ninguno durante esa época en Europa. A Hublin le

3. VIDA DIARIA DE LOS NEANDERTALES de la Grotte du a indicios de cabañas y de fuegos, se atribuían en exclusivi­
Renne, en Francia. Los niveles estratigráficos chatelperronienses dad a los humanos modernos, pero los restos de la Grotte
han suministrado un conjunto de colgantes e instrumentos de du Renne muestran que los neandertales habían desarrollado
hueso y piedra avanzados. Estos objetos, que aparecen junto una industria muy similar.


El niño híbrido de Portugal por Erik Trinkaus y Cidália Duarte

E n una fría tarde de noviembre de


  1998, mientras inspeccionaban el
Abrigo do Lagar do Velho, un refugio
Este esqueleto, bastante completo,
presenta toda una serie de rasgos
que lo asemejan a los primeros huma­
que se dispersaron, hace algo menos
de 30.000 años, por la península Ibé­
rica. Además, el niño, que vivió algu­
del valle de Lapedo, en el centro de nos modernos de Europa. A saber: un nos miles de años después de la des­
Portugal, dos arqueólogos vieron el se­ mentón prominente y ciertos pormeno­ aparición de los neandertales, refleja
dimento removido de la madriguera de res de la mandíbula, dentición anterior probablemente en su anatomía la mez­
algún roedor a lo largo de la pared del pequeña, proporciones e inserciones cla de estas poblaciones durante el pe­
abrigo. Conociendo que los animales musculares del pulgar característi­cas, ríodo en que convivieron. No es, pues,
cuando excavan el terreno, a menudo estrechez de la parte anterior de la un caso anecdótico de cruzamiento
sacan a la superficie materiales mucho pelvis, más algunos aspectos de la es­ entre neandertal y humano moderno
más profundos, uno de los explorado­ cápula y de los huesos del antebrazo. primitivo.
res se acercó para curiosear qué po­ Otros rasgos sugieren afinidades nean­ En los trabajos de excavación lleva­
dían haber desenterrado. Al retirar la dertales, especialmente en la parte an­ dos a cabo durante el verano de 1999
mano, se vio con algo extraordinario: terior de la mandíbula (inclinada hacia se recuperó gran parte del cráneo y la
los huesos de un niño enterrado de atrás pese a la presencia de mentón), dentición, junto a otro material arqueo­
unos 25.000 años de antigüedad. ciertos rasgos en los incisivos, las in­ lógico. Además, con el fin de inter­pre­tar
La excavación posterior de este en­ serciones de los músculos torácicos, mejor a sujeto tan importante, hemos
terramiento, dirigida por uno de noso­ las proporciones de la rodilla y las pan­ organizado un equipo internacional que
tros (Duarte), nos indicó que el niño, torrillas cortas. De esta forma, el niño examine con detenimiento el esqueleto.
de cuatro años, había sido enterrado de Lagar Velho evidencia un complejo Se realizarán tomografías (TAC) del
siguiendo un ritual (cubierto por ocre mosaico de caracteres humanos mo­ cráneo y huesos de las extremidades,
rojo y sobre una capa de vegetación dernos y neandertales. para su análisis subsiguiente, y se pro­
quemada, junto a un diente de ciervo Tamaña mezcla anatómica no es cederá a la reconstrucción informática
perforado y una concha marina), se­gún el resultado de ninguna patología. De virtual del cráneo dañado. Es impres­
el estilo de las tumbas del Gravetiense, acuerdo con las pautas de desarrollo cindible un estudio riguroso porque el
típico de humanos modernos de ese de los humanos actuales, nuestro aná­ descubrimiento de este esqueleto con
período en otras partes de Europa. lisis indica que, excepto en un brazo
Teniendo en cuenta el abrupto cambio lesionado, donde unas pocas líneas
cultural que se observa en los yaci­ en el hueso revelan que el crecimiento MOSAICO DE RASGOS morfológicos
mientos arqueológicos de la península sufrió una ligera interrupción (por des­ de un esqueleto de 24.500 años de an­
Ibérica, parecía verosímil que cuando nutrición o enfermedad) y el hecho de tigüedad, hallado en Portugal. De su
examen se desprende que nean­dertales
los humanos modernos llegaron a esta que muriese siendo niño, Lagar Velho 1
y humanos modernos pertenecían a
área, hace 30.000 años, sustituyeran tuvo un desarrollo normal. Esta com­
una misma especie, cruzándose entre
muy pronto a los neandertales nativos. binación sólo pudo deberse al cruza­ ellos sin barreras genéticas. Este niño,
Era de todo punto razonable que este miento, fenómeno del que no se tenía denominado Lagar Velho 1, moderno
individuo, deno­minado Lagar Velho 1, constancia en Europa occidental. Así en la mayoría de sus estructuras ana­
perteneciera a un niño humano mo­ llegamos a la conclusión de que Lagar tómicas, presenta huesos cortos de las
derno. De hecho, al principio no pen­ Velho 1 era el resultado de la hibrida­ extremidades inferiores y una mandí­
sábamos que pudiese tratarse de otra ción entre neandertales ibéricos indí­ bula inclinada hacia atrás, que son
cosa. genas y primeros humanos modernos rasgos neandertales.

desconcierta otro punto, a saber, el hecho de que Lagar abatir rinocerontes y otros animales de talla similar,
Velho 1 pertenezca a un niño, pues “no conocemos como indica Preston T. Miracle, de la Universidad de
nada sobre la variabilidad infantil entre niños de una Cambridge. Los estudios de Shea mostraron que algunos
misma edad de esa época”. neandertales usaban lanzas trabajadas y con puntas líticas
para matar la presa; conclusión que corroboraron en
¿Cómo lograban sobrevivir? 1999 otros investigadores tras encontrar, en Siria, una
punta lítica neandertal entre los huesos del cuello de un

A demás de las cuestiones taxonómicas, la investiga-


 ción se ha ocupado del comportamiento de los
neandertales, interpretado de forma errónea hasta hace
asno salvaje. A mayor abundamiento, otros trabajos de
Shea e investigaciones realizadas por Mary C. Stiner y
Steven L. Kuhn, de la Universidad de Arizona, ponen
poco. Creíase antaño que los neandertales no estaban de manifiesto que las estrategias de subsistencia de los
capacitados para la caza ni para diseñar proyectos de neandertales cambiaban con las condiciones ambientales
futuro, recuerda John J. Shea, de la Universidad es- y la estación del año.
tatal de Nueva York en Stony Brook: “Se les supuso Estas pruebas refutan la tesis que atribuye la extinción
incapaces de sobrevivir a un solo invierno, olvidando de los neandertales a su incapacidad para adaptarse. Lo
que resistieron durante un cuarto de millón de años en que no obsta para que los humanos modernos pudieran
las peores condiciones que han conocido los humanos”, ser mejores en ello. Se halla muy extendida la idea de
subraya. Además, el análisis de los restos de animales que los humanos modernos aventajaban a los neanderta-
procedentes del yacimiento croata de Krapina revela que les en habilidad mental, en concreto en una propiedad
los neandertales eran hábiles cazadores, pertrechados para genuinamente humana: el pensamiento simbólico con el

78 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000


un mosaico morfológico tiene profundas im­
plicaciones. En primer lugar, refuta el rígido
modelo de un origen exclusivamente africano
de la humanidad actual (modelo “A partir de
Africa”), que propone que los humanos mo­
dernos originarios de Africa sustituyeron a to­
dos los humanos arcaicos de otras regiones.
Por contra, la anatomía del niño de Lagar Ve­
lho 1 nos transporta a una situación que com­
bina la dispersión, a partir de Africa, de los hu­
manos de anatomía moderna con la mezcla
de esta población y las poblaciones arcaicas
que encontraron a su paso. [La procedencia
africana de los humanos modernos iniciales
aparece reflejada en las extremidades infe­
riores relativamente largas, una adaptación
tropical. No obstante, Lagar Velho 1, tiene
las pantorrillas cortas igual que los neander­
tales, adaptados a un clima frío.]
Lagar Velho 1 también suministra pruebas
de un comportamiento similar entre nean­
dertales y humanos modernos. A pesar de
que los datos paleontológicos indican dife­
rencias anatómicas entre ambos grupos, no
pudieron divergir mucho en cuanto a pautas
generales de adaptación, conducta social y
forma de comunicación, lenguaje incluido.
Para sus contemporáneos, los neandertales
eran un grupo más de cazadores recolecto­
res del Pleistoceno, tan humanos como ellos
mismos.

ERIK TRINKAUS es paleoantropólogo de


la Universidad de Washington.

CIDÁLIA DUARTE, osteóloga del Instituto


Portugués de Arqueología en Lisboa, realiza
su investigación doctoral en antropología
física en la Universidad canadiense de Al-
berta.

autores, sin embargo, los neandertales enterraban


los muertos para ocultar la descomposición del
cuerpo, que habría atraído la visita de predado-
res, y los supuestos objetos rituales serían un
lenguaje incluido. Se funda esa visión en que, después batiburrillo de cosas que se deslizaron al azar hasta la
de 40.000 años, la cultura neandertal se mantuvo sin tumba.) En algunos yacimientos se han recogido también
cambiar apenas, en tanto que la de los humanos moder- dientes perforados, fragmentos de huesos grabados y
nos creó un sinfín de innovaciones, muchas de ellas de ocre amarillo y rojo, muestras todas ellas de creativi-
carácter simbólico. Sólo los humanos modernos realiza- dad artística, que, por su relativa escasez, admiten, no
ban, se dice, enterramientos de cierta complejidad, se obstante, una explicación diferente.
expresaban a través de adornos corporales, esculturillas La posibilidad de que los neandertales hubieran
y pinturas rupestres y tallaban útiles de hueso y cuerna desarrollado usos modernos se tomó en mayor consi-
refinados; en una palabra, desarrollaron la industria del deración cuando, en 1980, se descubrió un espécimen
Paleolítico superior. La cultura material asociada a los en el abrigo de Saint-Césaire (Charente-Maritime);
neandertales, por contra, sólo ofrecía útiles líticos del apareció asociado con instrumentos líticos pertenecien-
Paleolítico medio de estilo musteriense. tes al Chatelperroniense, industria lítica que se había
Mas entre los neandertales han aparecido también atribuido a los humanos modernos. Además, en 1996,
signos de pensamiento simbólico. Así, se han encontrado el equipo de Hublin hizo pública una noticia que puso
enterramientos neandertales en toda Europa, algunos al Chatelperroniense en el centro de atención de los
de ellos provistos de objetos rituales. (Según ciertos arqueólogos. Las excavaciones iniciadas a finales de los

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000 79


Un ejemplo de cultura neandertal por João Zilhão y Francesco d’Errico

D esde el descubrimiento, hace casi


  siglo y medio, del espécimen que
sirvió para definir a los neandertales,
asociados a los neandertales. Según
otros, semejante confusión de objetos
se debería a que los neandertales
De modo similar, las nuevas técni­
cas de talla y los tipos de instrumen­
tos que aparecen entre los últimos
se han venido negando a los neander­ tomaron de los humanos modernos neandertales de otros yacimientos de
tales las habilidades que poseen los esas creaciones, ya fuera recogién­ Francia, Italia y España no muestran
humanos modernos, como son el re­ dolas, ya fuera intercambiando obje­ ninguna influencia del Auriñaciense.
curso a símbolos y empleo de técnicas tos manufacturados por los humanos Sí mantienen afinidades con las tra­
complejas en la manufactura de sus modernos o imitando incluso el estilo diciones locales anteriores; parece,
útiles. Los neandertales han sido ca­ de los recién llegados, en el bien en­ pues, deberse a un desarrollo autó­
racterizados como subhumanos, afe­ tendido de que ellos eran incapaces nomo.
rrados a su tradición e impermeables a de captar la naturaleza simbólica de Si la cultura chatelperroniense de
las innovaciones. Y cuando aparecían algunos de estos objetos. los neandertales se debiese al con­
restos culturales avanzados junto a los Pero de nuestra investigación de tacto con los humanos modernos,
últimos neandertales, en diversos yaci­ tales restos se infiere que los útiles y el Auriñaciense tendría que ser más
mientos de Europa occidental, se bus­ los adornos corporales que aparecen antiguo que el Chatelperroniense.
caba otro tipo de explicación para tales asociados a los neandertales no son Pero nuestro análisis de las datacio­
signos. Entre los yacimientos destaca el resultado de la mezcla de estratos nes radiométricas de las secuencias
por su espectacularidad la Grotte du arqueológicos; lo demuestra la pre­ arqueo­lógicas, dejando a un lado los
Renne. Situada la cueva en el norte sencia en el mismo nivel de objetos pocos y muy discutibles casos donde
de Francia, en la serie de yacimientos acabados y restos desechados de su
de Arcy-sur-Cure, se encontraron, en manufactura. Además, los artefactos
asociación con fósiles de neanderta­ chatelperronienses recuperados en la
les, abundantes instrumentos de pie­ Grotte du Renne y Quinçay, yacimiento
dra y hueso muy elaborados, adornos de la región francesa de Poitou-Cha­
corporales y objetos decorados. En rentes, fueron trabajados mediante
otros yacimientos franceses y a lo técnicas distintas de las empleadas
largo de la cordillera Cantábrica y del por los auriñacienses. Así, en lo con­
Pirineo también se han hallado arte­ cerniente a los colgantes (dientes de
factos similares efectuados según la osos, lobos, ciervos, entre otros), los
misma pauta, la cultura del Chatelpe­ neandertales hendían un surco alre­
rroniense. dedor de la raíz para sujetarlos con
Puesto que los primeros humanos alguna suerte de cor­ d ón, mientras
modernos de Europa desarrollaron que los auriñacienses los perforaban.
una industria lítica equiparable, la Según describiera ya François Lévê­
cultura del Auriñaciense, que apa­ que y un colaborador, incluso en los
rece en los mismos yacimientos que casos en que los neandertales aguje­
contienen materiales chatelperronien­ reaban el diente, lo hacían de forma
ses, algunos autores han sugerido un diferente, golpeando con una punta la
deslizamiento de niveles arqueológi­ raíz. Los humanos modernos, en cam­
cos, en virtud del cual artefactos au­ bio, preferían rascar pausadamente el
riñacienses penetrarían en los niveles diente hasta perforarlo.

años cuarenta en el yacimiento de la Grotte du Renne en mentos chatelperro-


Arcy-sur-Cure (cerca de Auxerre) habían proporcionado nienses de la Grotte
numerosas hojas de industria lítica, adornos corporales du Renne y de otros
e instrumentos de hueso; había también señales de la yacimientos, aunque
existencia de cabañas y de hogares. Todos ellos elemen- aparentemente similares a los auriñacienses, reflejan un
tos distintivos del Paleolítico superior. Al principio fue método de manufactura diferente y más antiguo.
imposible identificar los escasos restos humanos hallados Hoy en día, la mayoría de los investigadores están
junto a los artefactos, pero el recurso a la tomografía convencidos de que los neandertales son los autores de
computarizada solucionó el problema. Aplicada a la los instrumentos y adornos chatelperronienses, si bien se
región oculta del oído interno que se conservaba en ignora qué produjo semejante salto cultural después de
un fragmento de cráneo, Hublin pudo establecer que se centenares de miles de años. “Es más sencillo aceptar
trataba de un neandertal; fuera de ello, el espécimen que resulta de la imitación o aculturación con huma-
no aportaba ninguna información distintiva. nos modernos que conceder que los neandertales los
Algunos no tardaron en aducir que los neandertales inventaron por sí mismos”, expone Paul A. Mellars, de
habían adquirido estos objetos de apariencia moderna a la Universidad de Cambridge. “Sería una extraordinaria
través del robo, de la apropiación de útiles abandonados coincidencia que hubieran inventado ese arsenal de ele-
por humanos modernos o quizá por intercambio. Pro- mentos poco antes de que apareciesen los humanos con
puesta rebatida por Francesco d’Errico, de la Universidad el mismo tipo de elementos.” Además, Mellars no está
de Burdeos, y João Zilhão, del Instituto Portugués de de acuerdo con la cronología de hechos que presentan
Arqueología. Razonan, por contra, éstos que los instru- d’Errico y Zilhão. “Las dataciones muestran que [los

80 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000


están intercalados, indica que en los misma datación radiométrica nos in­ simbólicos, creados para embelleci­
yacimientos donde se presentan am­ dica que los neandertales se hallaban miento personal; reflejan, además, el
bas cul­ t uras, el Chatelperroniense en plena evolución hacia un compor­ reparto de funciones sociales en la
siempre aparece por debajo del Au­ tamiento moderno. En otras palabras, cultura neandertal, como podemos
riñaciense, señal de su mayor anti­ el Chatelperroniense y otras culturas comprobarlo en las sociedades pri­
güedad. No sólo eso. La evaluación de los últimos neandertales, como mitivas. En consecuencia, el com­
del centenar de dataciones disponi­ son el Uluziense de Italia, aparecie­ portamiento “moderno” parece haber
bles para este período en Euro­pa y ron en Europa hace unos 40.000 años surgido en regiones distintas y entre
el Próximo Oriente, nos muestra que y son anteriores al establecimiento de diferentes grupos humanos, lo mismo
allí donde se conoce perfectamente el los humanos modernos en esas mis­ que aconteció más tarde con la intro­
contexto arqueológico de los restos mas regiones. ducción de la agricultura, la escritura
datados, la fecha más antigua para el El desarrollo autónomo incluye y la organización en estados.
Auriñaciense es de 36.500 años. Esta la manufactura y el uso de objetos De acuerdo con una explicación
alternativa, que atiende a la apari­
COLGANTES, INSTRUMENTOS DE HUESO Y CUCHILLOS de la Grotte ción simultánea de adornos perso­
du Renne. Parecen ser obra de los neandertales. Tales restos, que se hallaron nales en muchas partes del Viejo
en el yacimiento debajo de creaciones culturales de los humanos modernos, Mundo, los contactos entre huma­
están elaborados siguiendo métodos distintos de los empleados por los humanos nos modernos y humanos arcaicos
modernos, lo que induce a pensar que los neandertales desarrollaron por sí
produjeron un cambio de la identidad
solos una cultura moderna.
personal, social y biológica, cambio
que desembocó en una avalancha
creadora de objetos simbólicos. Pero
con los datos disponibles preferimos
la hipótesis de una invención inde­
pendiente.
En cualquier caso, la barrera cul­
tural, que parecía separar de los hu­
manos modernos a los neandertales,
y que confería a nuestra especie en
exclusiva esa cualidad —la capacidad
de producir una cultura simbólica—
ha quedado reducida a escombros.

JOÃO ZILHÃO es director del Ins-


tituto Portugués de Arqueología en
Lisboa.

FRANCESCO D’ERRICO es inves-


tigador del CNRS en el Instituto de
Prehistoria y Geología del Cuaterna-
rio de la Universidad de Burdeos.

España. Si miramos el Paleolítico superior


desde una perspectiva amplia que abar-
que toda Europa, “el Chatelperroniense
es claramente posterior al Auriñaciense”.
neandertales] empezaron a realizar este tipo de objetos Ahora bien, que sea posterior al Auriñaciense no
sólo tras la llegada de los humanos modernos a Europa significa que surgiera después del contacto con los hu-
oriental, o como mínimo al norte de España”, sostiene. manos modernos. En los yacimientos más antiguos del
(La verdad es que no podemos fechar esos yacimientos Auriñaciense no hay fósiles humanos; se les atribuye a
con suficiente precisión y, por tanto, caben diversas humanos modernos porque éstos aparecen asociados a los
interpretaciones de los mismos.) yacimientos auriñacienses posteriores. Pero “quiénes eran
Tras estudiar los adornos corporales de la Grotte du biológicamente los auriñacienses de hace entre 40.000
Renne, Randall White, de la Universidad de Nueva y 35.000 años es una cuestión todavía por resolver”,
York, llega a la conclusión de que reflejan métodos subraya White.
de trabajo empleados, aunque a escala menor, en los Además, si nos fijamos en el Próximo Oriente de
adornos del Auriñaciense. Dada la compleja estratigrafía hace 90.000 años, añade la arqueóloga de la univer-
del yacimiento de la Grotte du Renne, no es improbable sidad neo­y orquina, observaremos que los humanos de
que estos objetos de apariencia moderna procedan de anatomía moderna y los neandertales creaban el mismo
los niveles superiores auriñacienses. Y lo que reviste tipo de útiles de industria lítica musteriense; éstos,
para White un interés mayor: el Chatelperroniense no aunque son menos complejos que las herramientas
existe más allá de Francia, Bélgica, Italia y el norte de auriñacienses, requerían también una considerable capa-

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000 81


El sino de los neandertales por Fred H. Smith

En los últimos años se han multipli­ Pero nuevas pruebas recabadas en reciente para fósiles de neandertales,
cado las pruebas en favor de la hipó­ un importante yacimiento del noroeste nos indica que no se les confinó pres­
tesis migratoria del hombre moderno. de Croacia han puesto sordina a más tamente a la periferia, sino que com­
Habría llegado éste a Europa, proba­ de un punto de esa interpretación tra­ pitieron con los intrusos humanos mo­
blemente desde el Próximo Oriente, dicional. Con la datación directa por dernos durante un largo período.
hace entre 40.000 y 30.000 años. La espectrometría de masas por acelera­ La coexistencia entre neandertales
mayoría de los autores creen que las dor de dos fósiles neandertales, pro­ y primeros humanos modernos du­
primeras poblaciones de humanos cedentes de la cueva de Vindija, mis rante miles de años, en el corazón de
modernos pasaron por la península colegas y yo hemos demostrado que Europa, permitió numerosas oportu­
de Anatolia y los Balcanes, atrave­ los neandertales vivieron, en las me­ nidades de interacción mutua. Vindija
saron luego las llanuras y los valles jores condiciones imaginables, en el podría reflejar algunas. El trabajo de
de Euro­pa central, para extenderse, centro de Europa hace tan sólo 28.000 mis colegas croatas, Ivor Karavanicć,
por último, hacia el norte y oeste de años. Esta datación, hasta hoy la más de la Universidad de Zagreb, y Jakov
Europa. A su paso, las poblaciones
de neandertales se verían sistemá­
ticamente empujadas hasta zonas
periféricas y poco atractivas para las
poblaciones invasoras de humanos
modernos. El último bastión nean­ 
dertal sería la península Ibérica, de MLADEC
donde proceden fósiles del yacimiento (quizá hace 30.000
años)
español de Zafarraya datados en hace
32.000 años e instrumentos atribuidos
VOGELHERD
a los neandertales en unos 28.000 (hace 32.000 años)
años de antigüedad. Para muchos
paleoantropólogos, no quedaría en
Europa ningún neandertal después de LAGAR VELHO
(hace 24.500 años) VINDIJA
esta fecha. Ni aportaron en absoluto (hace 28.000 años)
contribución alguna a la biología de los
primeros humanos modernos. En ese
marco interpretativo, los neandertales
fueron abocados a la extinción por una
especie humana superior, la nuestra. ZAFARRAYA
(hace 32.000–28.000
años)

cidad de elaboración. “No puedo imaginar


que los neandertales produjeran estos
instrumentos de técnica avanzada y los
transmitiesen de generación en generación
sin poseer un lenguaje”, apostilla White.
“He visto mucha gente realizando este Primeros hombres modernos
tipo de objetos; no basta observar por Neandertales
encima del hombro de quien los ejecuta
para aprender el arte, sin mediar un
diálogo.” Para White y otros no merece
ningún crédito la tesis de la superioridad cognitiva de Sin embargo, no está claro cuál es el significado de
los humanos moder­n os, en particular si la inferioridad estas limitaciones físicas.
de los neanderta­les comporta que carecían de lenguaje.
Sí parece más fundado que los humanos modernos Su desaparición
crearan un tipo de cultura con mayor dependencia de
materiales simbólicos.
Se recurre también a la morfología del cerebro nean- S i los neandertales gozaron de aproximadamente las
 mismas capacidades cognitivas que los humanos
dertal en busca de indicios sobre su capacidad cognitiva. modernos, su desaparición se torna entonces más in-
Para Ralph L. Holloway, de la Universidad de Columbia, comprensible. Las nuevas dataciones de los restos nean-
las asimetrías cerebrales que caracterizan a la humanidad dertales de la cueva croata de Vindija hacen hincapié
actual pueden observarse ya en los neandertales. “De en que su extinción no se produjo de la noche a la
momento, es imposible distinguir entre ambos”, afirma. mañana. El grupo liderado por Smith ha demostrado que
Sobre si la anatomía de los neandertales les capacitaría los neandertales vivieron en Europa central hasta hace
para hablar, los estudios de la base del cráneo realiza- 28.000 años, varios miles después de la expansión de los
dos por Jeffrey T. Laitman, de la Facultad de Medicina humanos modernos por Europa. Apoyado en esto, Stringer
Mount Sinai, sugieren lo siguiente: si los neandertales defiende que los humanos modernos, una nueva especie
hablaron, tuvieron un repertorio fonético más limitado. a su entender, reemplazaron a los neandertales a lo largo

82 INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000



Radovcić, del Museo de Historia Natu­ que sus antepasados se cruzaron con distinta). Pero los fósiles procedentes
ral de Croacia, ha sacado a la luz una los humanos modernos. de los yacimientos de Skhul y Qafzeh,
mezcla de útiles musterienses y auri­ La probabilidad de un flujo genético en el Próximo Oriente, y que presumi­
ñacienses en el mismo nivel estratigrá­ entre ambos grupos se apoya tam­ blemente representan los antepasados
fico de donde proceden los fósiles de bién en la huella que los neanderta­ de los primeros humanos modernos
neandertales datados. Su hallazgo nos les dejaron en los primeros humanos europeos, no tienen esta morfología.
revela que los neandertales fabricaban modernos de Europa. Los fósiles de No resulta fácil explicar que la causa
herramientas avanzadas o las obte­ adultos pertenecientes a los prime­ responsable del desarrollo de esta pro­
nían por transacción con los humanos ros humanos modernos de yacimien­ minencia puede aparecer independien­
modernos. Si atendemos a la morfolo­ tos como Vogelherd, en  el sudoeste temente y de forma ubicua en los pri­
gía, los de Vindija muestran una apa­ de Alemania, y Mladec , en Moravia meros humanos modernos de Euro­pa.
riencia más moderna que la mayoría (República Checa), presentan rasgos Es harto más lógico aceptar que ese
de los neandertales, lo que sugiere que hallan difícil explicación si no se rasgo morfológico denuncia una re­
acepta la participación neandertal en lación con los neandertales. El niño
sus an­ tepasados. Demos un ejem­ portugués, descubierto recientemente,
plo. Neandertales y humanos moder­ nos ofrece más pistas interesantes.
nos exhiben, en su gran mayoría, una Las pruebas muestran que las in­
proyección de la parte posterior del teracciones culturales y biológicas
cráneo, el “moño” occipital (algunos entre neandertales y primeros huma­
aspectos, como la forma y posición de nos modernos fueron muy complejas,
esta prominencia, difieren entre ellos demasiado para atribuir el origen de
porque la forma general del cráneo es los humanos modernos a la completa
sustitución biológica de los neander­
tales. Los neandertales, en cuanto
LA MIGRACION de los humanos mo­ grupo, han dejado de existir; mas sus
dernos (violeta) en Europa no eliminó genes, quizá borrados para siempre,
completamente a los neandertales, que
participaron en los inicios de la histo­
continuaron viviendo en Europa cen­
ria biológica de los humanos moder­
tral y occidental hasta hace 28.000 años.
Algunos fósiles de los primeros huma­ nos europeos.
nos modernos europeos poseen rasgos
neandertales, lo que sugiere que durante FRED H. SMITH es catedrático del
el largo período de convivencia las dos departamento de antropología de la
poblaciones se mezclaron. Universidad de Northern Illinois.

de un proceso dila- de cruzamiento entre la restringida población neandertal


tado y lento. “Los y los humanos modernos, muchos más, diluyeron los
neandertales fueron rasgos distintivos de los neandertales, que terminaron
desapareciendo de por extinguirse.
QAFZEH forma gradual por- “Si dentro de miles de años pudiésemos observar a
SKHUL
(hace unos que los humanos los australianos, veríamos que predominan los rasgos
90.000 años) modernos eran li- europeos (en detrimento de los genuinamente austra-
geramente más in- lianos), por la sencilla razón de una mayor población
novadores, estaban blanca”, señala Wolpoff. “No se debería ni a una me-
algo mejor capaci- jor adaptación, ni a una cultura diferente ni a ningún
tados para afrontar los rápidos cambios ambientales y otro motivo fuera del numérico. Lisa y llanamente, hay
probablemente habían desarrollado un tejido social más muchos más europeos. En mi opinión, eso sirve para
sólido”, resume. describir lo que observamos en Europa: el predominio
Por otro lado, si los neandertales eran una variación de una población más numerosa.”
de nuestra propia especie con las mismas capacidades, De la diversidad de opiniones en torno a temas tan
tal y como creen Smith y Wolpoff, el largo período controvertidos surge un punto compartido. El rechazo
de coexistencia de los neandertales y de las nuevas unánime de la vieja tesis de unos neandertales con
poblaciones que colonizaban Europa proporcionó tiempo andares pesados y carentes de cultura. Otra cuestión
suficiente para mezclarse. Ahí se escondería la causa irresuelta es la de si fueron nuestros antepasados o
de la morfología mixta que se aprecia en los últimos sólo una especie afín, que compitió con nosotros por el
nean­dertales y en los primeros humanos modernos de territorio eurasiático y perdió a la postre. En cualquier
Euro­pa. Y si hubo intercambio genético, entra dentro de caso, los detalles son de una complejidad endiablada.
lo verosímil que se intercambiasen elementos culturales, “A medida que avanzamos en el conocimiento, sur-
lo que explicaría las semejanzas entre Chatelperroniense gen nuevos interrogantes, y el problema se enreda”,
y Auriñaciense. Según Wolpoff, los neandertales, en confiesa Lawrence G. Strauss, de la Universidad de
cuanto entidad distinta, desaparecieron al ser superados Nuevo México. “No hay explicaciones sencillas que
numéricamente por los recién llegados. Miles de años sean definitivas.”

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, junio, 2000 83


Panorama
PA L EOA NTROPOLOGÍA

Las raíces de los neandertales


El estudio de 17 cráneos fósiles del yacimiento de la Sima de los Huesos,
en Burgos, hace replantear la evolución de los humanos europeos
del Pleistoceno medio hacia los neandertales
Carlos Lorenzo

L a Sima de los Huesos, situada en el


conjunto arqueológico de la sierra de
Atapuerca, es un yacimiento excepcional
pero, a la vista de la reciente investigación,
esta atribución debe ser reevaluada.
Los primeros fósiles humanos de la
contraron tres cráneos, un descubrimiento
que ocupó la portada de la revista Nature;
desde entonces se les ha destinado un lu-
por numerosas razones. Resulta habitual Sima se descubrieron en 1976, pero hasta gar preeminente en todos los manuales de
que en las cuevas se realicen hallazgos mediados de los años ochenta no se ini- evolución humana.
arqueológicos, pero pocos sitios son tan ciaron las excavaciones sistemáticas. Los Durante todos estos años, las excava-
recónditos como este. A más de 500 me- años iniciales fueron muy laboriosos y ciones han continuado de forma ininte-
tros del acceso exterior más próximo, se conllevaron la evacuación de todo el se- rrumpida y se han recuperado numerosos
llega a esta parte de la cueva Mayor tras dimento removido por las visitas de aficio- restos que permiten seguir reconstruyendo
descender por una sima vertical de 13 me- nados a esta parte de la cueva Mayor. En nuevos cráneos. En la actualidad, la colec-
tros y una rampa de 30 grados. La Sima aquel momento era difícil imaginar lo que ción suma más de 6000 fósiles humanos
de los Huesos, una pequeña cámara de 6 aparecería después, pero entre el sedimen- que representan todas las partes del esque-
metros de largo por 3 de ancho, conserva to se recuperaron numerosos dientes hu- leto de unos 30 individuos y los trabajos en
la mayor acumulación de fósiles humanos manos, pequeños fragmentos de cráneos el yacimiento todavía prosiguen.
de todo el mundo. y también huesos del esqueleto. Aunque
Hace poco se ha publicado un estudio los restos estaban muy fragmentados, la Un mosaico de características
en Science, con la participación de nuestro presencia de ciertas partes anatómicas, Desde el descubrimiento de los primeros
equipo, en el que se analizan los 17 cráneos como las falanges de los dedos de los pies, cráneos en 1992, nuestro equipo ha reali-
recuperados hasta la fecha y se ofrecen constituía un hecho poco habitual en otros zado numerosos estudios sobre distintos
nuevos datos sobre su antigüedad. Algunos yacimientos y apuntaban a la posibilidad aspectos de estos humanos. En primer lu-
de los cráneos ya se habían desenterrado de que quizá se habrían acumulado es- gar, su morfología permitió saber a qué
en los años 90, pero ahora se aportan da- queletos enteros. El futuro lo confirmó: especie pertenecían y cómo se relaciona-
tos de siete nuevos. Los fósiles habían sido en la década de los noventa se empezó ban con otras especies humanas. Además,
asignados a la especie Homo heidelbergen- a excavar el depósito no removido y los sus capacidades acústicas indicaban que
sis, antepasada directa de los neandertales, hallazgos se sucedieron. En 1992 se en- disponían de un lenguaje complejo; el di-
morfismo sexual o las diferencias entre
hombres y mujeres eran similares a las
que tenemos en la actualidad; algunos
individuos padecieron diferentes enfer-
medades, etcétera.
En el artículo publicado en Science se
analizan todos los 17 cráneos recuperados
desde el año 1992. Esta cantidad de fósi-
les permite abordar cuestiones que son
inimaginables cuando solo se dispone de
elementos aislados, como la distribución
de ciertos rasgos en la población; en el
trabajo se evalúan las similitudes y dife-
rencias entre los distintos individuos.
La primera aportación del estudio tie-
ne que ver con la datación del yacimiento.
Conocer la antigüedad de los fósiles resul-
ta fundamental para ubicarlos en nuestro
árbol de familia, aunque no siempre es
una tarea fácil. Los restos de la Sima son
demasiado antiguos para poder aplicar el
Cortesía de Javier Trueba

conocido método del carbono 14. Para ave-


El cráneo número 17 de la Sima de los Huesoses el último de los riguar la edad de los cráneos se ha emplea-
reconstruidos a partir de numerosos fragmentos y uno de los más completos de la co- do una combinación de diferentes técni-
lección. Su rostro y dentadura se asemejaban a los de los neandertales, pero aún con- cas que incluyen métodos físico-químicos
servaban rasgos de los humanos más primitivos, como la forma de la parte posterior. (paleomagnetismo, óptico-luminiscencia,

8  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre 2014


electroespín) y el estudio de las especies de europeos del Pleistoceno medio hacia los completitud también hace que el número
animales que vivieron y fosilizaron junto neandertales no consistió simplemente en de preguntas que surgen resulte inagota-
a los humanos (biocronología). La com- un proceso de adición gradual de rasgos ble. El estudio de los fósiles de Atapuerca
binación de los diferentes datos permite con el que fueron volviéndose cada vez ocupará a los paleoantropólogos durante
precisar la fecha en que se acumularon más neandertales. Los datos indican que décadas y cada una de las respuestas nos
hace unos 430.000 años, prácticamente en la evolución fue más compleja de lo que permitirá aproximarnos a cómo eran y
la mitad del período geológico denomina- pensábamos y quizá no todas las pobla- cómo vivieron estos humanos de hace
do Pleistoceno medio (hace entre 780.000 ciones del Pleistoceno medio en Europa casi medio millón de años.
y 128.000 años). se hallaban igual de emparentadas con
La segunda aportación hace referencia los neandertales. —Carlos Lorenzo
a las características anatómicas de los crá- Los hallazgos también hacen cuestio- Instituto Catalán de Paleoecología
neos de la Sima y a la relación que guar- narnos si todos los humanos europeos de Humana y Evolución Social
dan con las de los neandertales. Conocer esa época deben ampararse bajo el mismo Universidad Rovira i Virgili
la variabilidad de la población de este ya- nombre. En las últimas décadas se había
cimiento nos ofrece información de cómo optado por utilizar la especie Homo hei-
surgieron los neandertales. Los humanos delbergensis para designar a todo el gru-
PARA SABER MÁS
de la Sima vivieron en una época anterior po, pero los datos recientes de la Sima y la
a la aparición de estos en Europa, y en necesidad de nuevas dataciones y estudios Three new human skulls from the Sima de los
los cráneos se observan algunos rasgos en otros yacimientos nos obliga a replan- Huesos Middle Pleistocene site in Sierra de
Atapuerca, Spain.J. L. Arsuaga et al. en
anatómicos comunes que permiten rela- tearnos si puede haber más de una especie Nature, vol. 362, págs. 534-537, 1993.
cionarlos con ellos. Sin embargo, las ca- y si deberíamos designarlas con diferen- A mitochondrial genome sequence of a
racterísticas «de neandertal» no aparecen tes nombres. Esta idea vendría reforzada hominin from Sima de los Huesos.M. Meyer
de la misma forma en todos los individuos por los resultados de la secuenciación del et al. en Nature, vol. 505, págs. 403-406, 2013.
Neandertal roots: Cranial and chronological
ni en todas las regiones del cráneo. Los ADN mitocondrial de fósiles de la Sima
evidence from Sima de los Huesos.J. L.
fósiles de la Sima presentan un mosaico de los Huesos, publicados hace menos de Arsuaga et al. en Science, vol. 344, págs.
de rasgos. En concreto, la cara proyecta- un año; tal secuencia genética, en lugar 1358-1363, 2014.
da hacia adelante y la morfología de la de asemejarse a la de los neandertales, se en nuestro archivo
mandíbula son muy similares a las de los aproximaba más a la de una enigmática
Los yacimientos de Atapuerca.Emiliano
neandertales; en cambio, la forma de la población de Asia central conocida como Aguirre en IyC, octubre de 1995.
parte posterior del cráneo es diferente. los denisovanos. ¿Quiénes fueron los neandertales?Kate Wong
Tales particularidades hacen pen- Aunque hemos aprendido mucho de en IyC, junio de 2000.
sar que la evolución de los humanos este registro fósil único, su abundancia y

SciLogs
Bitácora
primatológica
Conocer En la mente de los primates
o morir Miquel Llorente
Filosofía de la ciencia Instituto Catalán de
y la computación Paleoecología Humana
y Evolución Social
Jordi Vallverdú
La mayor red de blogs Universidad Autónoma
de Barcelona
de investigadores científicos

Sigue de cerca
el desarrollo de la
ciencia. Comparte con
los propios investiga- La bitácora
Química, aire
y ambiente
dores sus reflexiones, del Beagle La química del mundo
Avances que nos rodea
análisis, experiencias, en neurobiología
Xavier Giménez
hallazgos, noticias, Julio Rodríguez
Universidad
Universidad
de Barcelona
debates e inquietudes. de Oxford

De océanos
y cambio climático
www.scilogs.es Los océanos y su relación
con la atmósfera, Y
la Tierra y los humanos
muchos
Anna Cabré Albós
Universidad
más...
Sigue también Scilogs internacional |.com |.be |.fr |.de Noviembre 2014, InvestigacionyCiencia.es  9
de Pensilvania
Genética de los neandertales
El gen del grupo sanguíneo 0 recuperado en neandertales de El Sidrón
podría estar asociado a la resistencia a enfermedades

E l estudio de la evolución de los gru-


 pos sanguíneos en especies fósiles
es de gran ayuda para conocer qué fuer-
que operan a modo de antígenos, es de-
cir, que pueden provocar una reacción
inmunitaria. Salvo raras excepciones, to-
Los individuos del grupo 0 no tie-
nen antígenos en la membrana de sus
glóbulos rojos, por lo que no aglutinan
zas selectivas han modelado la evolución dos los humanos tenemos en la mem- ni con el anticuerpo anti-A ni con el
de los homininos. Averiguar en qué mo- brana de nuestros eritrocitos el antígeno anti-B. El carecer de antígenos podría
mento y circunstancias de la historia evo- precursor H. El grupo sanguíneo depen- implicar una mayor resistencia a ciertas
lutiva de los humanos han surgido las de del tipo de molécula que se añade a enfermedades, como la malaria severa,
variantes génicas que determinan los gru- este antígeno H. en individuos del grupo 0, ya que algu-
pos sanguíneos nos aproxima al cono- Los humanos contamos con tres va- nos patógenos emplean estos antígenos
cimiento de la relación entre ellas y de- riantes del sistema genético AB0, que como puntos de reconocimiento de la
terminados agentes patógenos del pasado. determinan cuatro grupos sanguíneos: célula que van a infectar.
Gracias al estudio realizado en la A, B, AB y 0. El grupo AB0 suele de- Sabemos ya el gen implicado en el
cueva asturiana de El Sidrón, en Bori- terminarse mediante una reacción inmu- grupo sanguíneo AB0. El gen AB0, alo-
nes, sabemos hoy que dos neandertales nitaria antígeno-anticuerpo: la que se jado en el cromosoma 9, codifica la en-
masculinos que vivieron hace más de produce cuando unos anticuerpos cono- zima glicosiltransferasa, que cataliza la
43.000 años eran del grupo sanguíneo 0. cidos (anti-A y anti-B) entran en con- síntesis del azúcar N-acetil galactosami-
¿Cuál es el significado de este sorpren- tacto con la muestra de sangre que se na (en los individuos del grupo A) o de
dente hallazgo? quiere tipificar. Si el anticuerpo recono- la galactosa (en los del grupo B) en la
Los glóbulos rojos de la sangre (eri- ce al antígeno, se produce una reacción membrana de los eritrocitos. La mayoría
trocitos) y otras células epiteliales alojan de aglutinación, que se observa a sim- de las personas del grupo 0 lo son por
en su membrana celular carbohidratos ple vista. una mutación en la posición 261 del

 1. Para evitar la contaminación por ADN humano moderno,


la extracción de fragmentos de hueso se realiza con trajes
de laboratorio estériles. Así lo exige el protocolo para
la extracción limpia de huesos fósiles.

 2. Extracción de muestras en el laboratorio de arqueopaleontología.

INVESTIGACION Y CIENCIA, mayo, 2009 11


exón 6, que interrumpe la síntesis del en- partida por los neandertales y los hu- aplica ya en el yacimiento el “protocolo
zima y deja los glóbulos rojos sin molé- manos modernos. Debió, pues, here- de extracción limpia”, que exige el uso
culas añadidas al antígeno precursor H. darse de un antepasado común. Se ha de trajes de laboratorio estériles. Se tra-
Se han recuperado fragmentos del gen calculado que los linajes de neanderta- ta de un protocolo único. Marca un an-
AB0 en dos individuos de El Sidrón. Se les y humanos modernos se separaron tes y un después en los métodos de ex-
ha descubierto que poseen la misma mu- hace al menos medio millón de años. cavación arqueopaleontológica. Esta ha
tación que determina el grupo sanguí- ¿Cuándo se produjo la mutación? Esti- sido una de las causas por las que El Si-
neo 0 en los humanos actuales. El hecho mamos que debió producirse entre la drón participa en el Proyecto “Genoma
de que al menos algunos neandertales separación de los linajes del chimpancé Neandertal”, dirigido por Svante Pääbo,
fueran del grupo 0 quizás indique que y de los humanos (hace entre 6 y 7 mi- del Instituto Max Planck de Antropolo-
estaban adaptados a algún patógeno con llones de años) y el mencionado ante- gía Evolutiva en Leipzig.
el que habrían entrado en contacto du- pasado común, que vivió hace más de Las muestras estudiadas proceden del
rante su larga permanencia en Eurasia. medio millón de años. yacimiento de El Sidrón, excavado bajo
Desconocemos la identidad de dichos El presente estudio se ha realizado en la dirección de Javier Fortea y la co-di-
patógenos, pero no tienen por qué ser parte gracias al protocolo para la extrac- rección de campo de Marco de la Rasi-
los mismos que influyen sobre las pobla- ción limpia de huesos fósiles que se de- lla, ambos de la Universidad de Ovie-
ciones humanas actuales. Los amerindios sarrolla en la excavación de El Sidrón, do. Se han recuperado hasta la fecha
de nuestros días, con los que los nean- donde se han extraído varios fragmentos cerca de 1500 restos óseos humanos, de
dertales no guardan relación alguna, son de hueso prácticamente libres de conta- al menos nueve individuos neandertales
mayoritariamente del grupo 0. Ello su- minación por ADN moderno. La con- estudiados bajo la dirección de Antonio
giere que algunos patógenos no relacio- taminación por ADN humano moderno Rosas.
nados con ambientes calurosos, como los (por ejemplo, el ADN de los excavado-
de Africa y del sudeste asiático, podrían res e investigadores) constituye uno de Carles Lalueza Fox
haber influido de manera similar en am- los grandes obstáculos que merman la Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF)
bas poblaciones. fiabilidad de los estudios de ADN anti- Antonio Rosas
Los resultados demuestran que la mu- guo. Además de los rigurosos controles Museo Nacional de Ciencias Naturales
tación que define el grupo 0 es com- de laboratorio, el equipo de El Sidrón de Madrid, CSIC

SUSCRÍBETE a Investigación y Ciencia...


Ventajas para los suscriptores:
 Envío puntual a domicilio
 Ahorro sobre el precio de portada
75 € por un año (12 ejemplares)
140 € por dos años (24 ejemplares)
 Acceso gratuito a la edición
digital (artículos en pdf)

... y recibe gratis 2 números


de la colección TEMAS

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
Teléfono 934 143 344

12 INVESTIGACION Y CIENCIA, mayo, 2009


E VOLUCIÓN

HÍbridos
HumanosAnálisis genéticos recientes indican que los primeros
Homo sapiens se cruzaron con otras especies del mismo
género. Ese mestizaje podría haber desempeñado
una función clave en el éxito de nuestra especie
Michael F. Hammer

EN SÍNTESIS

La teoría predominantesobre el origen de Homo sapiens sostiene Sin embargo,varios estudios recientes indican que una pequeña
que nuestra especie surgió en un solo lugar del África subsahariana fracción de nuestro genoma actual procede de los neandertales
brian stauffer

y que, en su expansión hacia nuevos territorios, reemplazó al resto y otras especies arcaicas. Ese mestizaje podría haber conferido
xxxxxxxx

de las especies del género Homo sin cruzarse con ellas. ventajas evolutivas a Homo sapiens en su migración fuera de África.

76  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, julio 2013


xxxxxxxx

Julio 2013, InvestigacionyCiencia.es  77


Michael F. Hammerinvestiga en genética de poblaciones
en la Universidad de Arizona. Sus intereses se centran en
el origen evolutivo de Homo sapiens.

H oy resulta difícil de imaginar, pero durante gran parte de nues-


tra historia evolutiva, varias especies humanas compartieron la
Tierra. Hace poco más de 40.000 años, Homo sapiens convivió
con numerosos parientes, como Homo neanderthalensis o los
diminutos Homo floresiensis. Los expertos han debatido duran-
te décadas el origen de Homo sapiens y los posibles mecanis-
mos por los que llegó a convertirse en la única especie del gé-
nero Homo sobre la faz del planeta. Gracias en parte a numerosos estudios genéticos, durante
los años ochenta del pasado siglo surgió una teoría que pronto se perfiló como la gran favori-
ta. Según ella, los humanos anatómicamente modernos se originaron en África, se extendie-
ron por el Viejo Mundo y acabaron reemplazando por completo a los demás grupos humanos.
El proceso mediante el cual Homo sapiens se erigió como la única especie humana sobre la
Tierra continúa envuelto en misterio. Puede que los invasores exterminasen a los nativos, que
los superasen en la lucha por la supervivencia o que simplemente se reprodujesen con mayor
rapidez. En cualquier caso, la hipótesis dominante postula que los recién llegados habrían eli-
minado a sus competidores sin cruzarse con ellos.

El modelo de reemplazo completo —o «desde África», como EL MISTERIO DE NUESTROS ORÍGENES


también ha dado en llamarse— ha servido durante veinticinco Para entender por completo el alcance de los nuevos hallazgos,
años como paradigma para explicar el origen del ser humano conviene repasar el acalorado debate sobre el origen de nuestra
moderno. Sin embargo, cada vez más datos sugieren que dicho especie que tuvo lugar en los años ochenta. A partir del registro
modelo es incorrecto. Los últimos avances en secuenciación del fósil, los paleontólogos habían concluido que uno de los prime-
ADN han permitido acumular una gran cantidad de datos sobre ros miembros de nuestro género, Homo erectus, habría surgido
las especies del género Homo actuales y extintas. El análisis de en África unos dos millones de años atrás. Poco después, se ha-
sus secuencias génicas mediante programas informáticos cada bría extendido por África y hacia otras regiones del Viejo Mun-
vez más complejos indica que nuestra historia no es tan simple do. Sin embargo, los expertos discrepaban acerca del mecanis-
como pensábamos. Hoy, algunas personas portan en su ADN mo por el que los ancestros de Homo sapiens adquirieron su
secuencias procedentes de Homo neanderthalensis y otros hu- anatomía moderna, caracterizada por un cráneo redondeado y
manos arcaicos. Ello prueba que los primeros Homo sapiens se un esqueleto delicado. El registro fósil indica que tales rasgos
cruzaron con otras especies del género Homo, produjeron des- aparecieron hace unos 195.000 años.
cendencia fértil y que su legado genético se transmitió a través Los partidarios del modelo de evolución multirregional, de-
de miles de generaciones. Tales hallazgos no solo han cambiado sarrollado por Milford H. Wolpoff, de la Universidad de Michi-
las teorías sobre nuestro origen, sino que han propiciado nue- gan, y sus colaboradores, alegan que la transformación ocurrió
vas investigaciones para esclarecer el grado de mestizaje, en qué de manera gradual entre las poblaciones arcaicas que vivían dis-
áreas geográficas este tuvo lugar y, por último, si los humanos persas por África, Eurasia y Oceanía. Una combinación de fenó-
modernos nos hemos beneficiado de ese cruzamiento con nues- menos migratorios y reproducción cruzada habría permitido que
tros parientes ancestrales. los rasgos modernos más beneficiosos se extendiesen entre esos

78  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, julio 2013


teorías

El origen de Homo sapiens


El debate sobre la evolución de los humanos anatómicamente entre migración y cruzamiento conocida como flujo génico (fle-
modernos (marrón oscuro) y su relación con otras especies chas verdes). Por su parte, el modelo de hibridación contempla
arcaicas (marrón claro) viene ocupando a los científicos desde que los humanos modernos se cruzaron esporádicamente con
hace tiempo. En las teorías representadas aquí, Homo sapiens especies humanas arcaicas a medida que las reemplazaban
surgió en África. Según el modelo de reemplazo completo, (flechas rojas). Por último, el modelo de evolución multirregional
los humanos modernos se habrían impuesto a otras espe- en África solo concierne a la transición hacia el ser humano
cies sin cruzarse con ellas. El modelo de asimilación, en cam- moderno. Contempla el flujo génico y la hibridación con espe-
bio, postula que los rasgos modernos beneficiosos se extendie- cies arcaicas y, en principio, podría haber precedido al modelo
ron entre los grupos arcaicos por medio de una combinación de reemplazo, al de asimilación o al de hibridación.

Reemplazo completo Asimilación Hibridación


No africanos Africanos No africanos Africanos No africanos Africanos

Extinción

Tiempo Evolución multirregional en África

Moderno Arcaico Flujo génico bidireccional Flujo génico unidireccional Hibridación (introgresión)

grupos. Aunque todos los humanos modernos habrían compar- filogenético de un gen, puede inferirse en qué lugar y momento
tido ciertas características físicas hacia el final de la transición, vivió el último ancestro común a todas sus variantes. A su vez,
también poseerían algunos rasgos regionales heredados de sus ello nos proporciona una idea sobre la población de origen.
antepasados, los cuales habrían favorecido la adaptación local. En 1987, Allan C. Wilson, de la Universidad de California en
Una variante de esta hipótesis fue propuesta por Fred Smith, Berkeley, y otros autores publicaron un estudio de enorme in-
de la Universidad estatal de Illinois. Conocida como modelo de fluencia. En él reconstruyeron el árbol filogenético del ADN
asimilación, asigna una mayor contribución de las poblaciones presente en las mitocondrias, los orgánulos celulares encarga-
africanas a los rasgos modernos. dos de producir energía. Dicho árbol se remontaba a una pri-
Por su parte, los defensores del modelo del reemplazo, como mera hembra ancestral que habría vivido en África hace unos
Christopher Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, 200.000 años. El ADN mitocondrial, o ADNmt, se transmite de
sostenían que los humanos anatómicamente modernos surgie- madre a hijo, por lo que a efectos evolutivos se considera un
ron en un único lugar del África subsahariana como una especie único gen. El resultado de Wilson y sus colaboradores se aco-
diferenciada. En todas partes, esta habría sustituido por com- modaba muy bien a los postulados del modelo de reemplazo.
pleto a los humanos arcaicos sin cruzarse con ellos. Una ver- Lo mismo ocurrió con otros análisis posteriores de pequeñas
sión más permisiva de esta hipótesis la hallamos en el modelo regiones del ADN nuclear; entre ellas, el cromosoma Y, que se
de hibridación, propuesto por Günter Bräuer, de la Universidad hereda a través del padre.
fuente: Michael F. Hammer; jen christiansen (gráfico)

de Hamburgo. Dicho modelo admite una hibridación esporádi- Una década después aparecieron nuevos indicios en favor del
ca entre los humanos modernos y los arcaicos a medida que los modelo de reemplazo. Svante Pääbo, ahora en el Instituto Max
primeros iban accediendo a nuevos emplazamientos. Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, y sus colaboradores
Mientras todas las pruebas hubieron de venir del registro lograron extraer y analizar un fragmento de ADNmt de Homo
fósil el debate permaneció estancado. Sin embargo, esa situación neanderthalensis. Su trabajo demostró que las secuencias de
cambió con la llegada de las técnicas de secuenciación de ADN. ADNmt en los neandertales diferían de las observadas en los
Gracias a los estudios sobre la variabilidad genética de la pobla- humanos contemporáneos. Además, no hallaron ninguna señal
ción actual, así como los análisis de la senda evolutiva seguida de mestizaje entre ambos grupos. Investigaciones posteriores
por genes concretos, los investigadores han podido profundizar sobre el ADNmt de otros especímenes de neandertales confir-
algo más en la historia de nuestra especie. Al reconstruir el árbol maron dicho resultado.

Julio 2013, InvestigacionyCiencia.es  79


Para no pocos investigadores, tales estudios pusieron el últi- pertenecía a un grupo algo más próximo a los neandertales de
mo clavo en el ataúd de los modelos de evolución multirregional lo que cualquiera de las dos especies se hallaba de la nuestra.
y de asimilación. Otros, sin embargo, sostenían que su razona- Tras comparar la secuencia de Denisova con sus homólogas en
miento adolecía de un problema fundamental: la ausencia de las poblaciones modernas, hallaron que una población similar
señales de mestizaje en regiones concretas del genoma, como a la de Denisova habría contribuido entre un 1 y un 6 por ciento
el ADNmt, no implicaba que otras zonas no pudiesen exhibir al genoma actual de melanesios, aborígenes australianos, poli-
signos de cruzamiento. Incluso en el caso de que sí se hubiese nesios y otras poblaciones del Pacífico Occidental. Sin embargo,
producido un mestizaje con otras especies, cualquier porción esas similitudes no se observaron en las poblaciones africanas
concreta del genoma podría carecer de tales signos, ya que cual- o eurasiáticas.
quier fragmento de ADN procedente de otra especie (ADN in- Para explicar ese complejo entramado de mezclas, se pro-
trogresado) que no hubiese aportado ventajas evolutivas habría puso que el mestizaje entre Homo sapiens y otras especies
tendido a desaparecer con el tiempo. humanas arcaicas se habría producido en dos épocas diferen-
La mejor forma de abordar la cuestión del cruzamiento entre tes: primero, cuando los humanos anatómicamente modernos
Homo sapiens y otras especies humanas arcaicas, como los nean- abandonaron África, momento en que se habrían cruzado con
dertales, pasaba por comparar múltiples regiones del genoma los neandertales; y más tarde, cuando sus descendientes se
o, mejor aún, los genomas completos. Sin embargo, ya antes de desplazaron al sudeste de Asia y se mezclaron con poblacio-
que apareciesen los primeros estudios de ese tipo, algunas inves- nes relacionadas con el espécimen de Denisova. Después, los
tigaciones sobre el ADN de los humanos actuales comenzaron antepasados doblemente mestizos de los actuales melanesios
a arrojar dudas sobre el modelo de reemplazo. Uno de ellos fue habrían llegado a Oceanía, hace unos 45.000 años. Y, por último,
obtenido en 2005 por Daniel Garrigan, por entonces investigador una segunda oleada de humanos anatómicamente modernos
posdoctoral en mi laboratorio. Garrigan analizó las secuencias habría alcanzado el este de Asia sin mezclarse con las pobla-
de ADN procedentes de RRM2P4, una región no codificante del ciones de Denisova.
cromosoma X. La reconstrucción de su árbol filogenético parecía El debate sobre el mestizaje de nuestra especie suele cen-
indicar que dicha secuencia no se habría originado en África, trarse en el cruzamiento entre neandertales y humanos mo-
sino en el este de Asia, hace unos 1,5 millones de años. Ello dernos en Europa, así como en las mezclas con otras especies
implicaba un cruce entre Homo sapiens, originario de África, y arcaicas en Asia. Sin embargo, las mejores oportunidades de-
alguna especie asiática. bieron darse en África, ya que fue allí donde los humanos ana-
Ese mismo año, nuestro grupo de investigación halló una tómicamente modernos convivieron durante más tiempo con
variación en Xp21.1, otra región no codificante del cromoso- otras muchas especies arcaicas. Por desgracia, el clima tropi-
ma X. Su árbol filogenético mostraba dos ramificaciones que, cal y los bosques húmedos africanos no favorecen la preserva-
probablemente, habían evolucionado de manera independien- ción del ADN. A falta de una secuencia de referencia sobre las
te desde hacía un millón de años. Una de esas ramas habría poblaciones africanas ancestrales, los genetistas analizan el ge-
llegado a formar parte de los humanos modernos a través del noma de los africanos actuales.
cruce con una especie africana arcaica. En suma, los análisis de En colaboración con Jeffrey D. Wall, de la Universidad de
las regiones RRM2P4 y Xp21.1 parecían indicar que, en lugar California en San Francisco, nuestro grupo de la Universidad
de reemplazarlas sin más, los humanos modernos se habrían de Arizona recopiló las secuencias de 61 regiones del genoma
cruzado con otras especies en Asia y África. a partir de una muestra de tres poblaciones subsaharianas. Va-
liéndonos de varias simulaciones informáticas para contrastar
ADN ANCESTRAL hipótesis, en 2011 publicamos un artículo en el que concluíamos
Durante los últimos años, los avances técnicos nos han pro- que el 2 por ciento del genoma de aquellas poblaciones proce-
porcionado la posibilidad de secuenciar genomas nucleares día de un grupo humano extinto. Este se habría escindido de
completos, incluido el de algunas especies extintas, como los nuestros antepasados hace unos 700.000 años. Más tarde, hace
neandertales. En 2010, el grupo de Pääbo publicó la recons- unos 35.000 años, se habría cruzado con humanos modernos
trucción de gran parte del genoma de Homo neanderthalensis en África central.
a partir de varios fósiles hallados en Croacia. En contra de lo Otro indicio de cruzamientos ancestrales en África nos lo pro-
esperado, aquel trabajo reveló que los neandertales sí hicieron porcionó un individuo de origen africano residente en Carolina
una contribución al acervo genético del ser humano moderno; del Sur. Su ADN, que había sido enviado a una empresa de aná-
una aportación pequeña pero significativa: entre el 1 y el 4 lisis genéticos, reveló una secuencia en el cromosoma Y nunca
por ciento del genoma de las poblaciones actuales no afri- antes observada. Al comparar aquella variante singular con las
canas sería de origen neandertal. Para explicar el fenómeno, de otros individuos, así como con las de chimpancés, pudimos
los investigadores propusieron un cruzamiento entre Homo determinar que se trataba de un linaje desconocido del cromo-
neanderthalensis y los antepasados de todos los humanos soma Y que se habría separado del árbol filogenético hace más
no africanos. Dicho mestizaje habría tenido lugar hace entre de 300.000 años. Después, la cotejamos con una base de datos
80.000 y 50.000 años, cuando ambas especies convivieron en que contenía las secuencias de unos 6000 cromosomas Y africa-
Oriente Medio. nos. Identificamos 11 secuencias relacionadas, todas ellas perte-
Justo después de publicar el genoma del neandertal, el grupo necientes a hombres oriundos de una diminuta área de Came-
de Pääbo descubrió algo aún más sorprendente. A partir de un rún occidental. Nuestros resultados, que fueron publicados el
fragmento de falange de 40.000 años de antigüedad hallado pasado mes de marzo en el American Journal of Human Gene-
en las cuevas de Denisova, en el macizo siberiano de Altai, los tics, demuestran que el último ancestro común de todas las va-
investigadores obtuvieron una secuencia de ADNmt. Aunque riantes del cromosoma Y moderno es un 70 por ciento más an-
la morfología de aquel fósil no les permitía determinar de qué tiguo de lo que se pensaba. La presencia de este linaje tan re-
especie se trataba, el análisis genético reveló que el espécimen moto en individuos actuales tal vez constituya la marca de un

80  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, julio 2013


cruzamiento pasado entre Homo sapiens y una especie desco- A la vista de todas las pruebas que apuntan a cruzamientos
nocida en África central. pasados entre Homo sapiens y otras especies —tanto en Áfri-
El registro fósil apoya también un posible mestizaje en ca como fuera de ella—, nos vemos obligados a abandonar el
África. Justo después de la publicación de nuestros resulta- modelo de reemplazo. Las especies modernas y arcaicas del
dos de 2011, un grupo de paleontólogos que trabajan en Iwo género Homo se hibridaron y dejaron tras de sí descendencia
Eleru, en Nigeria, volvieron a analizar varios fragmentos óseos fértil. Aunque aquellas poblaciones ancestrales se hayan extin-
que exhibían características craneales intermedias entre los guido, aún podemos hallar su impronta en nuestro genoma.
humanos arcaicos y los modernos. Encontraron que aquellos Con todo, es cierto que la mayor parte del genoma humano
fósiles apenas contaban unos 13.000 años; es decir, eran muy actual parece provenir de nuestros antepasados africanos. Las
posteriores a la aparición de los humanos anatómicamente mo- contribuciones de los antiguos euroasiáticos resultan menores
dernos. Junto con otros descubrimientos similares realizados de lo que predicen los modelos de asimilación y de evolución
en el área de Ishango, en la República Democrática del Congo, multirregional.
esos resultados sugieren que, en África, la evolución hacia el Cada vez más investigadores se decantan por el modelo de
ser humano anatómicamente moderno podría haber sido más hibridación de Bräuer, según el cual el cruzamiento entre espe-
compleja de lo previsto por cualquier modelo. O bien nuestra cies arcaicas y Homo sapiens se limitó a unos pocos casos ais-
especie convivió con humanos arcaicos en un pasado reciente, o lados. En mi opinión, parece razonable pensar que el mestizaje
bien los cruzamientos entre unos y otros se habrían prolongado constituyese un hecho excepcional una vez que los humanos
durante milenios. modernos abandonaran África, pero también creo que hay algo
más que contar. La complejidad del registro fósil africano indica
¿HERENCIA VENTA JOSA? la existencia de toda una variedad de grupos humanos transi-
Si bien los análisis del ADN de neandertales y del espécimen torios que, con un mosaico de caracteres arcaicos y modernos,
de Denisova parecen demostrar que nuestro acervo genético vivieron en casi todo el continente africano hace entre 35.000 y
cuenta con contribuciones procedentes de otras especies del 25.000 años. Por tanto, considero plausible un mestizaje entre
género Homo, gran cantidad de preguntas permanecen todavía especies durante el período de transición entre humanos arcai-
sin respuesta. Los métodos para estimar qué fracción de nuestro cos y modernos. Llamado en ocasiones modelo de evolución
genoma procede de otras especies no proporcionan demasiada multirregional en África, este contempla la posibilidad de que
información sobre el momento y lugar en que se produjeron los algunos de los rasgos que nos hacen anatómicamente modernos
cruzamientos. A tal fin, deberíamos conocer con exactitud qué hayan sido heredados de esas formas transitorias antes de que
fragmentos del genoma provienen de especies arcaicas y a cuál se extinguieran. Combinado con el modelo de hibridación de
de ellas corresponde cada uno. Durante su proyecto de fin de Bräuer, creo que representa la mejor explicación de los datos
carrera en mi laboratorio, Fernando L. Mendez dio algunos pasos genéticos y fósiles recopilados hasta hoy.
en esa dirección. Halló indicios muy claros de que, hoy en día, A fin de evaluar dicha hipótesis necesitaremos conocer me-
algunos individuos no africanos portarían en su cromosoma 12 jor qué genes codifican los rasgos anatómicamente modernos
un fragmento de origen neandertal. Dicho fragmento contiene y descifrar su historia evolutiva. Los nuevos análisis de los
el gen STAT2, el cual participa en la primera línea de defensa genomas modernos y arcaicos deberían ayudarnos a identificar
contra patógenos víricos. cuándo y cómo se produjo el mestizaje, así como a determinar
Un estudio detallado de qué fragmentos de ADN hemos he- si los genes ancestrales que se incorporaron a nuestro acervo
redado de otras especies nos permitiría abordar la cuestión de genético beneficiaron a las poblaciones que los adquirieron.
si tales adquisiciones confirieron o no alguna ventaja adaptativa Esa información nos ayudará a esclarecer si los cruzamien-
a los primeros Homo sapiens. El caso de STAT2 nos proporcio- tos entre Homo sapiens y otras especies bien adaptadas a sus
na un ejemplo excelente de cómo una variante arcaica pero su- ambientes locales le proporcionaron rasgos que favoreciesen
puestamente ventajosa habría pasado a formar parte de nuestro su expansión global. Tanto en animales como en plantas, uno
genoma. En general, en torno a un 10 por ciento de la población de los mecanismos que promueven la aparición de novedades
de Eurasia y Oceanía porta la variante neandertal del gen STAT2. evolutivas es el cruzamiento ocasional entre especies. Quizá
Sin embargo, esta resulta unas 10 veces más común en las po- no debería sorprendernos tanto que algo así haya ocurrido en
blaciones melanesias que en las oriundas del este de Asia. Varios nuestra propia historia.
análisis sugieren que esa diferencia no habría sido producto del A pesar de todos los cabos sueltos que aún quedan por
azar, sino de la selección natural. Dicha variante habría conferi- amarrar, una premisa es clara: las raíces de los humanos ana-
do a los melanesios anatómicamente modernos alguna ventaja tómicamente modernos no se reducen a una única población
reproductiva o en la lucha por la supervivencia. ancestral africana, sino que se extienden hacia otras poblaciones
También se ha observado que, con una frecuencia relati- del Viejo Mundo. Aunque hasta ahora las especies humanas
vamente elevada, las poblaciones eurasiáticas presentan un arcaicas han sido consideradas rivales de Homo sapiens, tal
fragmento de tipo neandertal en otra región del genoma, el vez sea a ellas a quienes debamos el secreto de nuestro éxito.
antígeno leucocitario humano. La razón también se ha atribui-
do a una presión selectiva, dado el papel de dicha región en
la defensa contra patógenos. Tal vez no deberíamos sorpren-
dernos al descubrir que la herencia genética de otras especies P ARA SAB E R M Á S
ha contribuido a mejorar nuestro sistema inmunitario. Parece
A high-coverage genome sequence from an archaic Denisovan individual.Matthias Meyer
razonable suponer que una variante génica bien adaptada para
et al. en Science, vol. 338, págs. 222-226, octubre de 2012.
combatir patógenos en ambientes no africanos haya benefi- An african american paternal lineage adds an extremely ancient root to the human
ciado a nuestros antepasados en sus migraciones hacia los Y chromosome phylogenetic tree.Fernando L. Mendez et al. en American Journal of Human
nuevos hábitats. Genetics, vol. 92, n.o 3, págs. 454-459, febrero de 2013.

Julio 2013, InvestigacionyCiencia.es  81


xxxxxxxx
ÁRBOL
ÁRBOL
GENEALÓGICO
GENEALÓGICO
de dónde
venimos

NUESTRO
NUESTRO
NUESTRO
NUESTRO
INTRINCADO
INTRINCADO
INTRINCADO
INTRINCADO
ÁRBOL
ÁRBOL
ÁRBOL
ÁRBOL
GENEALÓGICO
GENEALÓGICO
GENEALÓGICO
GENEALÓGICO Los últimos análisis genéticos
y los hallazgos recientes
de fósiles señalan que

NUESTRO
la historia de la evolución

NUESTRO
EN SÍNTESIS

humana es mucho más Hace algún tiempo,la historia evolutiva de Homo sapiens
se nos antojaba bastante sencilla: Australopithecus habría
enrevesada e intrigante sido el antepasado de Homo erectus, este habría dado lu-
gar a los neandertales y estos, a su vez, a nuestra especie.
de lo que nadie

INTRINCADO
Pero los descubrimientos de fósilesrealizados en África
había imaginado

INTRINCADO
durante los últimos cuarenta años, entre otros motivos,
han hecho añicos esta hipótesis.
Los últimos estudios demuestran que en el planeta
Bernard Wood coexistieron varias especies de homininos en diferentes
momentos. Durante las próximas décadas, los paleoan-
christian northeast

tropólogos intentarán descifrar qué relación guardaban

ÁRBOL
entre sí y cuáles de ellas corresponden a nuestros an-
tepasados directos.

ÁRBOL Noviembre 2014, InvestigacionyCiencia.es  21


Bernard Wood,paleoantropólogo con formación en
medicina, trabaja en la Universidad George Washington.
Su interés por la evolución humana nació en 1968,
cuando, como estudiante de medicina, participó en las
expediciones de Richard Leakey en el norte de Kenia.

t
ras
retirar las tapas de
dos grandes cajas de
madera, Lee Berger
me preguntó: ¿Qué te
parece? En cada una de
ellas reposaban sendos
esqueletos fósiles de
tipo humano descubiertos en Malapa, en
Sudáfrica. Los ejemplares, correspondientes
a individuos fallecidos hace dos millones
de años, habían creado un gran revuelo. La
mayoría de los fósiles humanos constituyen
hallazgos aislados. Se descubre una mandí-
bula en un lugar y aparece un hueso del pie
en otro. Los científicos deben averiguar si
las piezas pertenecieron a la misma perso-
na. Imaginemos que mientras caminamos
por una carretera encontramos piezas de
coches: un guardabarros roto aquí, parte
de una transmisión más allá... ¿Pertenecen
al mismo modelo? O, en vez de un coche, parte esencial del árbol genealógico de sus descendientes, para
mi propia familia solo son el equivalente a los «componentes
¿no podrían proceder de una camioneta? adicionales» de un automóvil. Por esta razón, Berger quería que
dejase de observar los detalles anatómicos de los dientes y las
Los esqueletos de Malapa, en cambio, aunque no están com- mandíbulas y le dijera si pensaba que los esqueletos de Malapa
pletos, conservan los suficientes elementos como para reducir eran el equivalente evolutivo de mis padres y abuelos, o bien de
la posibilidad de que se hubiesen juntado por azar. Al igual que mis tíos y tías. En otras palabras, ¿pertenecieron a una población
el esqueleto de Lucy, descubierto en Etiopía en 1974, y el del antepasada directa de los humanos modernos o representaban
«chico del Turkana», hallado en Kenia en 1984, ofrecen mucha tan solo familiares cercanos?
más información que los fósiles aislados. Pero la causa de que Hace casi cincuenta años, cuando empecé a estudiar los fó-
hayan recibido tanta atención no solo se debe a su integridad y siles humanos en África oriental, imperaba la idea de que casi
buen estado de conservación. El paleoantropólogo Lee Berger, todos nuestros parientes extintos eran antepasados directos. Y,
de la Universidad de Witwatersrand, en Johannesburgo, opina a medida que retrocedíamos en el pasado, iban adquiriendo una
que los individuos formaban parte de una población que era apariencia menos humana y más simiesca. Gracias a los estudios
antepasada directa de nuestro propio género, Homo. genéticos y al registro fósil, hoy sabemos que, durante los últi-
Todos poseemos antepasados. Mi anciano padre vive todavía, mos cien mil años, nuestros ancestros directos coincidieron en
tuve la suerte de haber conocido a mis cuatro abuelos y puedo el planeta con varios de nuestros parientes cercanos, como los
incluso recordar vagamente a tres de mis bisabuelos. Pero tam- neandertales y los denominados «hobbits», u Homo floresiensis,
bién cuento con familiares cercanos que no son mis antepasados. hallados en la isla de Flores, en Indonesia. Además, otros fósiles
No son muchos, ya que mi padre y yo hemos sido hijos únicos, demuestran que mucho antes, hace entre uno y cuatro millones
pero tengo dos parejas de tíos y tías. Aunque constituyen una de años, hubo largos períodos en los que nuestros antepasados

22  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre 2014


NUESTRO INTRINCADO ÁRBOL GENEALÓGICO de dónde
venimos

TESORO OCULTO:Yacimiento de Malapa (arriba), en el que se han descubierto dos esqueletos muy completos de homininos de
hace dos millones de años (izquierda).

y otros parientes próximos habitaron la Tierra al mismo tiem- paleoantropólogos habían descubierto en el sur de África a me-
po. La presencia de múltiples ramas evolutivas en un mismo diados de los años veinte. Se propuso que Australopithecus había
momento hace mucho más difícil identificar los antepasados sido sustituido por el Homo erectus de Asia, más alto y de mayor
directos de los humanos actuales, algo que los paleontólogos de tamaño cerebral; esta especie se habría extendido por Europa y
hace veinte años no se imaginaban. Este reto también significa habría dado lugar a los neandertales, que a su vez evolucionaron
que la historia de la evolución humana es mucho más compleja hasta convertirse en Homo sapiens. Se interpretaba que todas
y fascinante de lo que la mayoría de nosotros pensábamos. estas especies eran antepasadas directas de los humanos actuales,
el equivalente de mis padres, abuelos y bisabuelos. Solo un grupo
¿Una o varias ramas? de homininos (familia integrada por los humanos actuales y las
En 1968, cuando me adentré en esta disciplina, la teoría de especies extintas que están más estrechamente emparentadas con
Charles Darwin sobre la forma del árbol de la vida estaba muy los humanos que con los chimpancés o los bonobos), los denomi-
arraigada. Según esta, todos los seres vivos se unen de la misma nados australopitecinos robustos, dotados de grandes mandíbulas
manera en que se conectan las ramas de un árbol. En él, las y enormes dientes, ocupaban una rama lateral sin descendencia.
especies actuales se sitúan en la superficie de la copa, mientras Eran el equivalente de mi tío y mi tía.
que las extintas se localizan hacia el tronco. Del mismo modo Esa forma de pensar cambió cuando Louis y Mary Leakey
que una persona tiene por fuerza antepasados, también los han empezaron a descubrir fósiles de homininos en la Garganta
debido tener todas las especies del presente. Así, las únicas ra- de Olduvai, en Tanzania, un hecho que hizo trasladar el foco de
mas o linajes que deberían formar parte del árbol de la vida son las investigaciones sobre los primeros homininos desde el sur
aquellas que conectan las especies actuales con las profundida- hacia el este de África. La atención no solo cambió porque en la
des del árbol, y las únicas especies extintas que pueden incluirse década de los sesenta el goteo de hallazgos fósiles en la región
wikimedia commons/cc by sa 3.0 (esqueletos yacimiento)

en él deben situarse en esas ramas de conexión. Cualquier otra oriental se convirtió en un auténtico torrente, sino también
especie representa un callejón evolutivo sin salida. porque el contexto de los fósiles en esa parte del continente
En el caso de los humanos y los simios actuales, esta regla era muy diferente al del sur, en especial en lo que concernía a
significa que las únicas ramas y especies que deberían aparecer las dataciones.
en nuestra parte del árbol son las que nos unen al antepasado En África austral, la mayoría de los fósiles de homininos
común que compartimos con los chimpancés y los bonobos. se encontraron, y siguen encontrándose, en cuevas formadas
Según las pruebas moleculares, este ancestro pudo haber vivido en dolomías (una roca de carbonato cálcico rica en magnesio).
hace entre unos cinco y ocho millones de años. Aunque en algunas ocasiones se ha descubierto el esqueleto bien
En los años sesenta del siglo xx, la rama del árbol de la vida que preservado de algún individuo (como los de Malapa), la mayor
terminaba en los humanos modernos parecía bastante sencilla. parte de los fósiles de homininos primitivos hallados en estas
En su base se hallaba Australopithecus, el hombre-mono que los cuevas correspondían a las sobras de la comida de leopardos y

Noviembre 2014, InvestigacionyCiencia.es  23


de dónde NUESTRO INTRINCADO ÁRBOL GENEALÓGICO
venimos

otros depredadores. Los huesos y los dientes que no consumían infrecuente que no logró borrar las desigualdades notables entre
eran transportados por el agua al interior de la cueva junto con ambas especies. En otras palabras, la idea de una única rama
partículas del suelo superficial. Una vez dentro, el sedimento y no parece apropiada para representar los homininos de hace
los huesos se depositaban y originaban conos o taludes, de modo dos millones de años. El árbol de nuestros primeros ancestros
semejante al montículo que se forma en la parte inferior de un se parece más a un manojo de ramas, o incluso a un arbusto
antiguo reloj de arena. Pero en las cuevas, las capas o estratos enmarañado.
no se hallan tan ordenadas; las más antiguas no siempre siguen También hay pruebas de que existieron múltiples linajes en
la norma de situarse en la parte inferior, ni las más recientes nuestro pasado más reciente. Los neandertales han sido recono-
en la superior. Por otro lado, los investigadores hasta hace poco cidos como una especie distinta durante más de 150 años, y a lo
no han dispuesto de un método de datación fiable con el que largo de este tiempo se han descubierto cada vez más rasgos que
conocer la antigüedad de los sedimentos. En los años sesenta, los distinguen de los humanos actuales. Sabemos que un tercer
todo lo que podían hacer era situar el hominino en una secuen- hominino, H. erectus, probablemente sobrevivió más tiempo de
cia temporal bastante tosca construida a partir de los fósiles de lo que se pensaba. Hubo una cuarta especie, H. floresiensis, que
otros animales hallados en las mismas cuevas. aunque pudo estar confinada en la isla de Flores vivió en los
En cambio, los fósiles de homininos del este de África se últimos 100.000 años. También, a partir del ADN fósil extraí-
hallaron en yacimientos cercanos al valle del Rift oriental, que do en un hueso de dedo de hace 40.000 años, se han hallado
atraviesa esta parte del continente desde el mar Rojo, en el norte, indicios de un quinto grupo de homininos, los denisovanos. Y
hasta las costas del lago Malawi y más allá, hacia el sur. Los res- en el ADN de los humanos modernos han aparecido pruebas
tos no aparecen en el interior de cuevas, sino en los sedimentos de al menos un linaje «fantasma» que vivió hace unos 100.000
que se depositaron en las orillas de los lagos y las riberas de años. Por lo tanto, nuestra historia evolutiva reciente también
los ríos. Muchas de estas capas conservan la dirección del cam- es mucho más tupida de lo que se pensaba hace solo diez años.
po magnético terrestre en el momento en que se posaron. Por Quizá no debería de habernos sorprendido el descubrimien-
tratarse de yacimientos al aire libre, los estratos incorporaron to de tanta diversidad en nuestra evolución. En numerosos
la ceniza expulsada por los numerosos volcanes situados cerca grupos de mamíferos, la existencia coetánea de especies afines
del valle del Rift oriental, una zona con abundantes movimien- parece haber sido la regla en el pasado. ¿Por qué deberían ser
tos de las placas tectónicas. Gracias a estas circunstancias, los diferentes los homininos? Aun así, algunos científicos critican
investigadores disponen de otra forma de establecer la edad de este esquema tan ramificado y piensan que los paleoantropólo-
los estratos de un yacimiento que es independiente de los fósiles gos han mostrado demasiado entusiasmo a la hora de identificar
que contienen. Además, como las capas de ceniza volcánica se nuevas especies, tal vez con el deseo de adquirir fama o más
depositaron en una fecha concreta y se esparcieron como una fondos para la investigación.
manta en una región muy amplia, se pueden correla-
cionar fósiles de lugares separados miles de kilóme-
tros unos de otros. Diversas pruebas genéticas y restos fósiles
Muchos de los yacimiento más ricos en fósiles de
homininos de África oriental, como los de la cuenca del
indican que diferentes especies de homininos
Omo-Turkana y más al norte a lo largo del río Awash, coexistieron en el planeta varias veces
presentan estratos que abarcan períodos de varios mi-
llones de años. Por consiguiente, es posible atribuir durante los últimos millones de años; ello
una edad máxima y mínima a cada grupo de fósiles. hace muy difícil identificar a los antepasados
Este método ha permitido demostrar que, durante la
mayor parte del tiempo hace entre uno y cuatro millo- directos de los humanos, algo que no
nes de años, habitaba más de una especie de hominino imaginaban los científicos de hace veinte años
en el este del continente —y ya no digamos entre el
este y el sur—, y en algunos períodos coexistían varias
de ellas. De este modo, a lo largo de casi un millón de años (hace No obstante, opino que nos encontramos ante un hecho real.
entre 1.400.000 y 2.300.000 años), convivieron en África oriental En primer lugar, hay razones contundentes y lógicas para sos-
dos especies de homininos, Paranthropus boisei y Homo habilis. pechar que el registro fósil siempre subestima el número de
Eran tan distintos que un guía de safaris prehistóricos señalaría especies. En segundo lugar, el estudio de animales actuales nos
que sus cráneos y dientes resultan casi imposibles de confundir, enseña que numerosas especies claramente distintas son difíciles
sin importar cuán fragmentarios sean los fósiles. También está de diferenciar si solo nos fijamos en los huesos y los dientes, el
claro que los homininos del este son diferentes de los del sur, único tipo de material que sobrevive en el registro fósil. Además,
pero ya trataremos esta cuestión más adelante. la mayoría de las especies de mamíferos que vivieron hace entre
Hallar restos de P. boisei y H. habilis en los mismos estratos uno y tres millones de años carecen de descendientes vivos di-
no significa necesariamente que los dos homininos utilizaran rectos. Por consiguiente, la coexistencia de varios homininos que
a la vez el mismo pozo de agua, ya que los sedimentos abarcan no poseyeran descendientes directos no resultaría tan extraña
miles de años. Pero sí permite deducir que al menos uno de estos después de todo.
homininos no fue antepasado directo de los humanos modernos, Si la diversidad de los homininos en el pasado fue elevada,
o quizá ninguno de los dos. Aunque las investigaciones sobre la corresponde a los biólogos descubrir qué tipo de presiones evo-
evolución humana tardía indican que hubo cierta hibridación lutivas la propiciaron. El clima representa una de las posibles
entre los neandertales y los humanos modernos, en mi opinión causas más claras. Este varía a lo largo del tiempo y, como con-
esta resultó improbable entre P. boisei y H. habilis debido a las secuencia, también los hábitats. Se producen tendencias y tam-
grandes diferencias en sus rasgos físicos. Y si se produjo, fue tan bién oscilaciones dentro de esas tendencias. Durante el período

24  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, noviembre 2014


Los australianos y los europeos podrían haber desarrollado el
mismo diseño sin necesidad de que un grupo lo introdujera en
el otro. También sabemos que la morfología no puede cambiar
de forma ilimitada. Para cualquier tipo de animal o planta hay
un número finito de soluciones anatómicas o fisiológicas ante
el mismo desafío ecológico. De ahí que el descubrimiento de un
rasgo compartido en dos especies fósiles no implica una relación
taxonómica directa entre ambas. Podrían corresponder a pa-
rientes cercanos que hubieran desarrollado una misma solución
física ante unas circunstancias ecológicas similares.
Entonces, ¿cómo identificaremos en el futuro nuestros ante-
pasados directos? Además de apoyar la idea de que numerosas
especies de homininos recorrían el planeta al mismo tiempo,
me atrevo a ir un paso más allá. Preveo que se demostrará que
la elevada diversidad de homininos descrita para los últimos
cuatro millones de años se extiende aún más en el pasado. En
parte, porque todavía no se han dedicado tantos esfuerzos a
buscar fósiles de homininos de épocas anteriores. Sobre todo
se han explorado yacimientos de hace menos de cuatro millo-
nes años. Es cierto que la tarea no resulta fácil. Los homininos
constituyen una de las especies de mamíferos más escasas en el
registro fósil. Deben desenterrarse un sinfín de huesos de cerdos
y antílopes antes de poder descubrir uno de hominino. Pero con
un esfuerzo coordinado podrían salir más a la luz.
Otra razón me hace pensar que quedan más especies de ho-
mininos primitivos por descubrir: el registro fósil de los ma-
cráneo fósilde un individuo joven de Homo ergaster expues- míferos más comunes presenta tantos linajes anteriores a los
to en el Museo Senckenberg de Historia Natural. tres millones de años como posteriores a esa fecha. ¿Por qué no
cabría esperar un patrón similar en los homininos? Por último,
los yacimientos de los primeros homininos que se conocen cu-
bren menos del 3 por ciento de la superficie terrestre de África.
que estamos considerando hubo una tendencia hacia un clima Es muy poco probable que con una muestra geográfica tan re-
más frío y seco, pero dentro de ella se produjeron oscilaciones ducida hayamos obtenido datos de todas las especies primitivas
a intervalos predecibles. Se alternaron tiempos más cálidos y de homininos que vivieron en el continente.
húmedos con otros más fríos y secos. Un comportamiento, dieta Aun así, puede que cada nuevo hallazgo de un fósil de más
o locomoción que habían resultado ventajosos en un período de cuatro millones años de antigüedad nos traiga más incerti-
pudieron no serlo tanto en otro. Otra presión que hizo aumentar dumbre. Cuanto más nos acercamos a la separación entre los
la diversidad de los homininos quizá fuera la competencia entre linajes de los humanos y los de chimpancés y bonobos, más nos
ellos. Si dos especies similares compartían un hábitat, podrían costará saber si se trata de un ancestro directo o de un pariente
haberse forzado mutuamente a adoptar distintas estrategias cercano. También resultará más difícil de interpretar si una
de supervivencia. Este fenómeno se denomina desplazamiento especie nueva corresponde a un hominino o a un antepasado de
de caracteres y puede explicar las diferencias en los dientes y los chimpancés y bonobos, o incluso si pertenece a un linaje sin
en las mandíbulas entre P. boisei y H. habilis. Mientras que el representantes vivos. Si la paleoantropología plantea hoy retos
primer grupo se nutría de alimentos duros y fibrosos, el segundo formidables, sin duda en el futuro deberá encarar aún más. De
prefería los más blandos pero más difíciles de encontrar, como hecho, todavía no estoy convencido de que los esqueletos de
las frutas, y en ocasiones también comía carne o médula ósea. Malapa perteneciesen a antepasados directos de los humanos.
Por otra parte, cuando los homininos fueron desarrollando di- Pero es precisamente este tipo de obstáculos los que hacen tan
versos comportamientos y culturas, su distinta visión del mundo fascinante esta disciplina.
podría haber impedido que las especies se fusionasen a través
del mestizaje.
Además de estudiar las diferencias anatómicas, hoy es posible
examinar los fósiles mediante el análisis molecular. Sin embargo,
todavía no disponemos de información genética sobre los prime- PARA SABER MÁS
ros homininos. Por lo tanto, sigue resultando difícil distinguir Fossils raise questions about human ancestry.Ewen Callaway en Nature.
wikimedia commons/dominio público

entre los equivalentes a mis padres, abuelos y bisabuelos de los Publicado en línea el 8 de septiembre de 2011.
equivalentes a mis tíos y tías, respectivamente. El hecho de que What does it mean to be human?Programa de los Orígenes Humanos del
dos fósiles posean dientes o mandíbulas similares no significa Instituto Smithsoniano: http://humanorigins.si.edu
que compartan una historia evolutiva reciente. Estas coinci- en nuestro archivo
dencias pueden suceder porque un mismo nicho ecológico ge- Evolución humana.VV. AA. Colección TEMAS de IyC n.o 44, 2006.
nera soluciones morfológicas parecidas. A modo de ilustración, Una historia intrincada.Katherine Harmon en IyC, abril de 2013.
piénsese en el diseño de un hacha que funciona tan bien para Cincuenta años de Homo habilis.Bernard Wood en IyC, octubre de 2014.
talar eucaliptos en Australia como abetos en el norte de Europa.

Noviembre 2014, InvestigacionyCiencia.es  25


Suscríbete a la versión DIGITAL
de nuestras publicaciones y accede
a la hemeroteca completa (en pdf)*

www.investigacionyciencia.es
Títulos disponibles en tu quiosco
* Ejemplares de IyC disponibles desde 1990 y el archivo completo de MyC, TEMAS y CUADERNOS
LA
E VOLUCIÓN HUM ANA

MENTE
Neandertal Los estudios anatómicos, genéticos y arqueológicos
arrojan luz sobre la forma de vida
de nuestros enigmáticos primos evolutivos
Kate Wong

EN SÍNTESIS

La visión tradicionalsobre los nean- Los estudiosmuestran que los nean- Los restos culturalesproporcionan abun- Los hallazgosseñalan que otros
dertales les atribuía una posición menos dertales diferían de H. sapiens en su dante información sobre el pensamiento motivos no relacionados con la in-
evolucionada en capacidades cognitivas anatomía cerebral y en su ADN, pero de los neandertales y han reducido la teligencia provocaron la extinción
giordano polini

respecto a la que ocupa el Homo sapiens ignoramos el significado funcional de brecha que se suponía que existía entre de los neandertales y permitieron
anatómicamente moderno. tales diferencias. ellos y nosotros. que H. sapiens prosperara.

16  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, mayo 2015


Mayo 2015, InvestigacionyCiencia.es  17
Kate Wonges redactora
de Scientific American.

U
n día claro en Gibraltar, desde la cueva de Gorham puede divisarse la
accidentada costa del norte de Marruecos alzándose sobre un mar de
color turquesa. En el interior de la cueva reina la calma y solo se oye el
murmullo de las olas chocando contra la playa rocosa. Pero, en alta mar,
el estrecho que separa el extremo sur de la península ibérica del conti-
nente africano bulle de actividad. Los barcos pesqueros sondean las aguas
en busca de atunes y peces aguja, los cruceros llenos de turistas navegan
frente al enorme macizo calcáreo de Gibraltar y los buques petroleros transportan crudo des-
de el Mediterráneo hacia el Atlántico. Las rápidas corrientes, ricas en nutrientes, el clima tem-
plado y su privilegiada ubicación han atraído a los humanos a este lugar desde hace milenios.
Un grupo destacado de ellos se asentó en esta región duran- A medida que las investigaciones sobre la mente neandertal
te decenas de miles de años, resistiendo a diversas glaciaciones. avanzan, el misterio sobre su desaparición tras reinar durante
En esas épocas frías, el nivel del mar era más bajo y dejaba expues- cientos de miles de años se va haciendo más profundo. En la
ta una vasta llanura frente a la cueva, un terreno donde prospe- actualidad, los esfuerzos se concentran en resolver el enigma
raban una gran variedad de animales y plantas. Esos individuos de su extinción. Tal conocimiento ayudará a entender en qué
explotaban con eficacia los generosos recursos que ofrecía su en- se distinguía H. sapiens del resto de la familia humana y qué le
torno. Cazaban animales de gran tamaño, como la cabra montesa permitió iniciar el camino que le llevó a convertirse en la especie
y las focas, y otros más pequeños, como conejos y palomas; pesca- de enorme éxito que es hoy.
ban doradas y recogían mejillones y lapas en las orillas alejadas;
o recolectaban piñones de los árboles cercanos. En ocasiones, Indicios en los fósiles
cazaban cuervos y águilas para adornarse con sus hermosas plu- Durante mucho tiempo, los paleoantropólogos han buscado
mas negras. Y también grabaron en la pared de la cueva símbolos pistas en los cráneos fósiles para establecer las capacidades
cuyo significado se ha perdido en el tiempo. cognitivas de los neandertales. El estudio del interior de la
En todos esos aspectos, tales seres se comportaban igual cavidad craneal permite reconstruir la morfología externa del
que nuestros antepasados Homo sapiens, quienes se originaron cerebro de un humano extinto, la cual revela su tamaño total
en África, con la misma anatomía que poseemos hoy en día, y y la forma de algunas de sus regiones. Pero este tipo de análi-
terminaron por colonizar todos los rincones del planeta. Pero sis no ha logrado establecer las diferencias principales entre el
los habitantes de Gibraltar no formaban parte de esos humanos cerebro de los neandertales y el de H. sapiens. Ralph Holloway,
anatómicamente modernos. Eran neandertales, unos parientes paleoneurólogo de la Universidad de Columbia, afirma que el
nuestros corpulentos y con unas características cejas prominen- de los neandertales era un poco más aplanado que el nuestro,
tes que vivieron en Eurasia hace entre 39.000 y 350.000 años. El pero presentaba igual tamaño; de hecho, en algunos casos era
mismo nombre de «neandertal» se ha considerado en la cultura más voluminoso. Y, a juzgar por la impresión que dejaron en el
popular sinónimo de idiotez y brutalidad. interior del cráneo, los lóbulos frontales (que se encargan, entre
La base científica que sustenta esa idea peyorativa tiene un otras tareas, de la resolución de problemas) eran casi idénticos
origen antiguo. En el año 1900, con el descubrimiento del primer a los de H. sapiens. Sin embargo, las marcas internas no revelan
esqueleto casi completo de un neandertal en el yacimiento de la forma o la estructura interna de esas importantes regiones.
La Chapelle-aux-Saints, en Francia, se empezó a construir esta Holloway admite que «los moldes endocraneales constituyen la
imagen del grupo: las diferencias anatómicas y las deformida- prueba más directa de la evolución del cerebro, pero resultan
des, que ahora se sabe que responden a la avanzada edad del insuficientes a la hora de ofrecer una información sólida sobre
individuo, fueron interpretadas como signos de degeneración el comportamiento».
e infrahumanidad. En un estudio publicado en 2013, Eiluned Pearce, de la Uni-
Desde entonces, la opinión de los paleoantropológos se ha versidad de Oxford, y sus colaboradores consiguieron sortear
movido como un péndulo y ha oscilado entre aquellos que consi- algunas de las limitaciones de los moldes endocraneales y halla-
deran a los neandertales cognitivamente inferiores a H. sapiens ron una manera de estimar el volumen de las áreas cerebrales.
y los que los ven con las mismas capacidades mentales. En los El equipo utilizó las medidas de la órbita ocular para deducir el
últimos años se han realizado numerosos descubrimientos que tamaño de la corteza visual, encargada de procesar las señales
alimentan de nuevo este debate. Algunos análisis de ADN anti- visuales. Descubrieron que los neandertales presentaban unas
guo sugieren que el cerebro de los neandertales era realmente órbitas más grandes que los humanos modernos, por lo que
diferente y menos capaz que el de H. sapiens. Sin embargo, deberían poseer también una corteza visual más amplia. Según
cada vez hay más pruebas arqueológicas que indican que en una hipótesis, este rasgo tal vez les ayudaría a arreglárselas con
muchos aspectos esos seres se comportaban de modo similar la escasa luz solar de la que disponían en las altas latitudes don-
a sus contemporáneos humanos anatómicamente modernos. de vivían. Se argumentó entonces que si destinaban una parte

18  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, mayo 2015


mayor del cerebro a procesar la información visual, contarían los neandertales de Homo sapiens. Curiosamente, poseían una
con menos tejido neural para otras regiones, entre ellas las que variante muy similar de un gen nuestro, FOXP2, que se ha asocia-
nos ayudan a mantener redes sociales extensas, una capacidad do al habla y al lenguaje de los humanos actuales. Sin embargo,
ventajosa en tiempos difíciles. en otras partes, el genoma de los neandertales difiere del nuestro
Sin embargo, a Holloway no le convencen esos razonamientos. de forma notable. Por un lado, parece que contenía variantes
Sus estudios de los moldes endocraneales indican que no hay distintas de otros genes implicados en el lenguaje, entre ellos
manera de delimitar y medir la corteza visual. El rostro de los CNTNAP2. Además, de los 87 genes de los humanos modernos
neandertales es más amplio que el de los humanos anatómica- que son claramente distintos de los genes homólogos en los nean-
mente modernos y ello explicaría por qué las cuencas de sus ojos dertales y otros homínidos arcaicos (los denisovanos), algunos se
son más espaciosas. Además, los humanos actuales muestran una hallan implicados en el desarrollo y función del cerebro.
gran variabilidad en la proporción que ocupa la corteza visual Pero no todo puede explicarse por las disimilitudes en el ge-
respecto a otras regiones del cerebro, una variabilidad anatómi- noma entre ambos homínidos. La activación y desactivación de
ca que no parece corresponderse con diferencias conductuales. determinados genes pudo también diversificarse. De este modo,
Otros análisis de fósiles han ofrecido igualmente datos equí- ambos grupos se distinguirían por la cantidad y las circunstan-
vocos acerca de la mente de los neandertales. Los estudios sobre cias en que sintetizaban las sustancias codificadas por sus genes.
la asimetría de las extremidades y las marcas que aparecen en De hecho, el propio gen FOXP2 parecía expresarse de forma
sus herramientas, así como en los dientes (tal vez por agarrar diferente en neandertales y H. sapiens, aunque la proteína que
con ellos objetos como pieles), indican que eran tan diestros producía era la misma. Se ha empezado a estudiar la regulación
como nosotros. Nuestra especie se distingue de los chimpancés génica en los neandertales y otros humanos extintos mediante
en que tendemos a emplear con mayor frecuencia la mano de- el examen de unos marcadores químicos, los grupos metilo, en
recha. Este rasgo guarda relación con asimetrías en el cerebro los genomas antiguos. Se sabe que estos marcadores influyen en
que pueden asociarse al empleo del lenguaje, un elemento clave la actividad de los genes.
de la conducta humana moderna. Sin embargo, estudios sobre Pero la gran pregunta consiste en saber si esas diferencias
la forma del cráneo de los neandertales en diferentes etapas en las secuencias de ADN y en la actividad de los genes se tra-
del desarrollo indican que estos alcanzarían su gran tamaño ducirían en diferencias cognitivas. Algunos datos intrigantes
cerebral mediante un proceso distinto al de H. sapiens. Aunque proceden del estudio de personas actuales que poseen un pe-
en el vientre materno su cerebro empezara a formarse de modo queño porcentaje de ADN neandertal como resultado de un
parecido al de los humanos modernos, después del nacimiento, cruzamiento lejano entre neandertales y H. sapiens.
durante un período crítico para el de- El genetista John Blangero, del Ins-
sarrollo cognitivo, su crecimiento se-
guía una pauta distinta.
La herencia neandertal tituto de Investigación Biomédica de
Texas, dirige un estudio a largo plazo con
Tales diferencias en el desarrollo El análisis del ADN recuperado en diversos fósi- numerosas familias de San Antonio que
quizá tengan profundas raíces evoluti- les de neandertales indica que estos homíni- tiene como objetivo determinar los genes
vas. El análisis de 17 cráneos de 430.000 dos se hibridaron con Homo sapiens después de implicados en enfermedades complejas
años de antigüedad hallados en el ya- que este último abandonase África. Como resul- como la diabetes. En los últimos años, él
cimiento de la Sima de los Huesos, en tado de este antiguo cruce, numerosos humanos y su equipo han comenzado a analizar
Atapuerca (Burgos), demuestra que los actuales conservan un pequeño porcentaje la estructura y la función cerebral de
miembros de esta población antepa- de ADN neandertal. los participantes del estudio. Blangero,
sada de los neandertales presentaban formado como bioantropólogo, se plan-
un cerebro más reducido que el de sus 1,5–2,1 % teó cómo podría utilizar las personas
descendientes. Este hallazgo indica que del ADN de los humanos actuales de fuera actuales para responder a preguntas
de África procede de los neandertales
los neandertales no heredaron su gran tales como cuáles eran las capacidades
tamaño cerebral del último ancestro cognitivas de los neandertales.
común de neandertales y humanos Su plan tomó forma. Durante el trans-
modernos. El proceso evolutivo de ex- curso de sus investigaciones sobre en-
Cada individuo de nuestra especie posee solo una
pansión del cerebro se produjo después pequeña parte de ADN neandertal. Pero no todos fermedades, había obtenido secuen-
y de forma paralela en ambas especies. conservamos los mismos fragmentos. De hecho, si cias de todo el genoma y resonancias
Aunque el cerebro neandertal adquirió juntamos los correspondientes a un grupo numeroso magnéticas del cerebro de cientos de
unas dimensiones similares a las del de personas actuales, puede llegar a reconstruirse pacientes. Además, había desarrollado
entre el 35 y el 70 por ciento del genoma neandertal.
nuestro, su evolución independiente un método estadístico para medir las
habría dado numerosas oportunidades repercusiones, en rasgos observables,
para la aparición de otras diferencias de determinadas variantes génicas vin-
más sutiles que el tamaño global, como culadas a enfermedades. Se le ocurrió
las que afectan a la conectividad. que con este método podría emplear el
genoma neandertal y los datos genéti-
Datos genéticos cos y las resonancias magnéticas de hu-
En los análisis de ADN pueden entrever- manos actuales para estimar los efectos
se algunas de estas desemejanzas. Desde que tendría en la cognición la presencia
2010, cuando se publicó el borrador del de las variantes neandertales.
5w infographics

genoma de los neandertales, los gene- 35 –70 % Sus resultados sugieren que varias
tistas han indagado en el ADN antiguo del genoma neandertal persiste en el acervo regiones cerebrales clave eran más
para determinar en qué se distinguían génico de los humanos actuales reducidas en los neandertales que en

Mayo 2015, InvestigacionyCiencia.es  19


hallazgos

Convivencia de dos especies


Los neandertales dominaron Eurasia durante centenares de e indican que estos se solaparon con H. sapiens durante varios
miles de años hasta que los humanos anatómicamente moder- miles de años. Ello amplía el intervalo en que los neandertales
nos invadieron su territorio. Entonces los primeros se extin- habrían aprendido conocimientos de los intrusos. Pero durante
guieron. Algunos expertos han propuesto que los neandertales los últimos años se han descubierto numerosas pruebas (obje-
cedieron ante H. sapiens porque no poseían lenguaje ni las mis- tos simbólicos, instrumentos muy avanzados y una gran varie-
mas capacidades sociales, eran tecnológicamente menos avan- dad de restos alimentarios) que demuestran que la complejidad
zados y explotaban peor los recursos alimentarios. Cualquier de los neandertales apareció claramente antes de la llegada de
atisbo de complejidad en los yacimientos arqueológicos de H. sapiens. Se plantea ahora la pregunta de si los recién llega-
neandertales se atribuía a la influencia de H. sapiens. Estudios dos eran sencillamente mejores en ese tipo de comportamien-
recientes que han datado con precisión numerosos yacimientos tos o si hubo otros factores que provocaron la extinción de los
europeos permiten documentar la extinción de los neandertales neandertales.

Distribución de los neandertales Distribución de los primeros H. sapiens Yacimientos de neandertales con indicios
de comportamiento avanzado

250.000-45.000 años de antigüedad PAÍSES BAJOS FRANCIA Útiles para el curtido de piel
La máxima distribución de los neandertales y las
Pigmento líquido Cuerdas, diversos 6 Pech-de-l’Azé
pruebas de comportamiento complejo son anterio-
res a la llegada de los humanos anatómicamente 1 Maastricht-Belvedere restos de plantas 53.400–49.400
modernos. 250.000–200.000 y animales y posibles
7 Abrigo Peyrony
años de antigüedad armas de proyectil 47.700–41.000
2 Abrigo de Maras
90.000 ESPAÑA
Conchas con restos
Garras de rapaces
de pigmento
O P A 3 Combe Grenal
1
E U R 8 Cueva de los Aviones
90.000
5 2 9 50.000
3 4 Les Fieux
4 ITALIA
7 6 60.000–40.000
Conchas con pigmento
Enterramiento
8 y extracción de plumas
5 La Chapelle-aux-Saints
9 Cueva de Fumane
60.000
47.600

Á FRICA A SIA

45.000-39.000 años de antigüedad

FUENTE: «THE TIMING AND SPATIOTEMPORAL PATTERNING OF NEANDERTHAL DISAPPEARANCE», POR TOM HIGHAM ET
FRANCIA ESPAÑA GIBRALTAR
Los neandertales y los humanos modernos
coexistieron en algunas regiones, lo que signi- Adornos corporales, Conchas marinas Grabados en la roca
fica que algunos de los elementos culturales instrumentos avanzados con pigmentos y uso de plumas
de los primeros pudo deberse a la influencia de de hueso y piedra 13 Cueva Antón 14 Cueva de Gorham
los segundos. 10 Arcy-sur-Cure 43.500–37.400 Más de 39.000
AL. EN NATURE, VOL. 512, 21 DE AGOSTO, 2014 (distribución neandertal); 5w infographics (mapas)
44.500–40.000
11 Saint Césaire
42.000–40.500
12 La Quina
43.300–41.600 SIB ERIA
O P A
11
10 E U R
12

13
14 A SIA

Á FRICA
Los primeros H. sapiens
se dispersaron fuera de África

20  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, mayo 2015


H. sapiens, entre ellas el área de la sustancia gris superficial (que
ayuda a procesar la información), el área de Broca (que parece
estar implicada en el lenguaje) y la amígdala (que controla las
emociones y la motivación). Los datos también indican que los
neandertales presentarían menos sustancia blanca, lo que se tra- IMAGEN ELIMINADA
duciría en una menor conectividad cerebral. También hallaron
otros rasgos que habrían menguado su capacidad para aprender POR RESTRICCIÓN
y recordar palabras. «Los neandertales eran casi seguro menos
aptos en el plano cognitivo», afirma Blangero. DE DERECHOS
Por supuesto, al no haber sobrevivido los neandertales, el
experto no puede realizar pruebas sobre su cognición que con-
firmen o refuten sus inferencias. Pero habría otra manera de
verificar su hipótesis. Gracias a nuestros avances tecnológicos,
podría estudiarse la función de neuronas neandertales mediante cieron diversos objetos de tipo decorativo y herramientas com-
la introducción de secuencias de ADN neandertal en células hu- plejas que fueron atribuidas a los neandertales. Desde entonces,
manas actuales. Al ser programadas para convertirse en neuro- se ha debatido sobre si tales artículos los inventaron realmente
nas, podría observarse esas células «neandertalizadas» en placas ellos, como algunos reivindican. Esta duda ha surgido porque los
de Petri y examinarse su capacidad para transmitir impulsos objetos corresponden al período final de la dinastía neandertal,
eléctricos, migrar a diferentes regiones del cerebro y desarrollar en un momento en que H. sapiens ya ocupaba la misma zona.
proyecciones (neuritas) que permiten la comunicación celular. Los humanos anatómicamente modernos llegaron a Europa hace
Blangero observa que, aunque habría que considerar los pro- entre 44.000 y 41.500 años, cientos de miles de años después
blemas éticos de la creación de células neandertales, el trabajo de que los neandertales se estableciesen allí. Algunos escépticos
ayudaría a identificar los genes implicados en los trastornos creen que H. sapiens elaboró estos artefactos avanzados y más
cerebrales de los humanos actuales. Determinar los cambios tarde se mezclaron con otros restos de los neandertales. O bien
genéticos que alteran la función de las neuronas facilitaría el que los neandertales habrían copiado los inventos de los huma-
descubrimiento de nuevas terapias. nos modernos o robado alguno de sus utensilios.
No todo el mundo cree que puedan extraerse conclusiones Pero esta opinión es cada vez más difícil de sostener, ya que
sobre la mente de los neandertales a partir del ADN. John Hawks, numerosos descubrimientos realizados en los últimos años
de la Universidad de Wisconsin-Madison, indica que los neander- ponen de manifiesto que los neandertales desarrollaron estas
tales quizá presentaran otras variantes genéticas que influyeron capacidades antes de que los humanos anatómicamente mo-
en su función cerebral, pero, al no existir su equivalente en las dernos llegasen y se extendiesen por toda Europa. «Ha habido
personas actuales, no podemos compararlas entre sí. Señala que, un cambio real. Cada mes nos trae un nuevo y sorprendente
si se quisiera predecir el color de la piel de los neandertales ba- hallazgo sobre los neandertales» comenta David Frayer, de la
sándose en los genes que ellos y los humanos modernos tenían en Universidad de Kansas, y las pruebas apuntan siempre a que
común, se llegaría a la conclusión de que su piel era oscura. Sin eran más inteligentes de lo que se pensaba.
embargo, se sabe que los neandertales poseían unos genes, hoy Algunos de los descubrimientos más sorprendentes reve-
desaparecidos, que probablemente aclaraban su piel. Pero, según lan que su estética y pensamiento abstracto se desarrolló antes
Hawks, el principal problema de averiguar el funcionamiento de la llegada de H. sapiens. Entre ellos, se incluyen el graba-
del cerebro neandertal a partir de los genes reside en el gran do y los indicios del uso de plumas en la cueva de Gorham.
desconocimiento que hay sobre el efecto de los diferentes genes Artefactos de esta naturaleza han aparecido en yacimientos
en el pensamiento de nuestra propia especie. arqueológicos de toda Europa. En la Cueva de Fumane, en la
región italiana de Véneto, los arqueólogos han encontrado prue-
Restos arqueológicos bas del uso de plumas y una concha de caracol fósil; recogida
Dadas las limitaciones de la anatomía fósil y el hecho de que la al menos a cien kilómetros de distancia del yacimiento, había
investigación sobre el ADN antiguo se halle todavía en su infan- sido teñida de rojo y utilizada en un colgante, hace al menos
cia, muchos científicos creen que los registros arqueológicos que 47.600 años. En la cueva de los Aviones y en la cueva Antón,
estos humanos extintos dejaron tras de sí nos proporcionan las en Murcia, también se han hallado conchas marinas con restos
pistas más claras sobre la mente de los neandertales. Durante de pigmento. Algunas parecen haber servido de cuencos para
mucho tiempo, ese registro no ofrecía una imagen muy hala- mezclar y contener pigmentos rojos, amarillos y negros que
güeña sobre nuestros primos evolutivos. Los primeros europeos tal vez se empleaban como cosméticos. Otras, de al menos
modernos dejaron a su paso muestras de arte, herramientas 50.000 años de antigüedad, tienen perforaciones que hacen
complejas y restos de comida que acreditan una capacidad de pensar que sirvieron de adornos corporales.
explotar una enorme variedad de animales y plantas, lo que les Otros restos dejados por los neandertales nos informan que
permitió adaptarse a nuevos ambientes y fluctuaciones climáti- su pasión por la estética se remonta aún más lejos. En yacimien-
cas. En cambio, los neandertales parecían carecer de arte u otros tos de Francia e Italia se ha documentado que hace entre 40.000
elementos simbólicos, sus herramientas eran más simples y se les y 90.000 años coleccionaban garras de águila. Las marcas de
atribuía una estrategia de alimentación basada solo en la caza corte que se observan en los huesos indican que su objetivo con-
mayor. Según esta idea, estaban tan fijados en su propia forma de sistía en extraer estas de los animales y no la carne. Tal hallazgo
vida que no pudieron adaptarse al deterioro de las condiciones llevó a la conclusión de que los neandertales cazaban las águilas
climáticas y a la superioridad de los modernos invasores. no para comérselas, sino por motivos simbólicos, probablemente
No obstante, en la década de los noventa los arqueólogos para adornarse con sus impresionantes garras.
comenzaron a hallar pruebas que contradecían esa idea. Apare-

Mayo 2015, InvestigacionyCiencia.es  21


En las cuevas de Gibraltar(arriba) vivieron neander-
tales muy avanzados. Un grabado hallado en la pared de una de
estas cuevas (derecha) indica que presentaban pensamiento
de tipo simbólico.

Indicios aún más antiguos sobre la estética neandertal proce-


den del yacimiento de Maastricht-Belvedere, en los Países Bajos,
donde los arqueólogos han encontrado pequeñas manchas de
ocre rojo (óxido de hierro) en depósitos que datan de hace
entre 200.000 y 250.000 años. El pigmento rojizo había sido
finamente molido y mezclado con un líquido que luego goteó
sobre el suelo. No se sabe con seguridad qué estaban hacien-
do los neandertales con el líquido, pero una posibilidad obvia
es que lo utilizaran como pintura corporal. De hecho, cuando
aparece ocre rojo en los primeros yacimientos de humanos
modernos, los investigadores suponen que se empleaba con

© Gibmetal77/Wikimedia Commons (cueva); CORTESÍA DE STEWART FINLAYSON, Museo de Gibraltar (grabados en la cueva)
fines decorativos.
Estos nuevos descubrimientos, además de ofrecernos una
imagen más brillante de nuestros primos tan difamados, propor-
cionan una información crucial sobre la mente de los neander-
tales. Durante mucho tiempo, los arqueólogos han considerado que también parecían dominar los neandertales. En 2013, Marie
que el arte, incluido el adorno corporal, constituye un claro Soressi, de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, y sus
indicador de las capacidades cognitivas de tipo moderno, ya que colaboradores anunciaron el descubrimiento de herramientas de
demuestra una aptitud para concebir algo abstracto y convertir hueso conocidas como «alisadores» en dos yacimientos neander-
esa información en símbolos. Nuestra forma de comunicación tales de la Dordoña francesa, de entre 41.000 y 53.000 años de
a través del lenguaje se basa en el pensamiento simbólico. Este antigüedad. Estos instrumentos son empleados hoy por los curti-
es uno de los rasgos distintivos de los humanos modernos y se dores para aumentar la flexibilidad, brillo e impermeabilidad de
considera fundamental en el éxito de nuestra especie. Si los las pieles. A juzgar por las marcas de desgaste en los artefactos,
neandertales pensaban de forma simbólica, como así parece, los neandertales los utilizaron con el mismo propósito. Cons-
entonces tal vez también poseían lenguaje. De hecho, el pen- truyeron los alisadores con costillas de ciervo, tras redondear
samiento abstracto pudo haber aparecido en el linaje humano el extremo del hueso que se conecta con el esternón. Utilizaban
antes incluso del último antepasado común de los neandertales la herramienta presionando oblicuamente la punta sobre una
y Homo sapiens. En diciembre de 2014, se descubrió una concha piel seca, empujándola por la superficie varias veces para alisar
de mejillón en Indonesia con un dibujo geométrico que habría y suavizar el cuero.
sido grabado por un antepasado más primitivo, Homo erectus, Otras pruebas de la inteligencia de los neandertales proce-
hace unos 500.000 años. den del yacimiento de Abrigo de Maras, en el sur de Francia,
El pensamiento simbólico no es el único rasgo de la conducta donde vivieron hace alrededor de 90.000 años. Bruce Hardy, del
que habría ayudado a H. sapiens a prosperar. La elaboración de Colegio Kenyon, y sus colaboradores han realizado el análisis
herramientas para un uso específico es otra de las habilidades microscópico de la superficie de los útiles líticos del yacimiento

22  INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, mayo 2015


y han descubierto diferentes tipos de actividades que en otro modo más eficaz que los propios neandertales. En otras palabras,
tiempo se habrían atribuido a una especie superior. En concreto, los humanos modernos perfeccionaron su supervivencia y sus
encontraron restos de fibras vegetales trenzadas que habrían habilidades en condiciones más limitantes que aquellas a las que
sido utilizadas para la fabricación de hilos o cuerdas, con las que se habían enfrentado los neandertales y, cuando se introdujeron
podrían haberse construido redes, trampas y bolsas. También en su territorio, mostraron ventajas sobre ellos.
hallaron indicios del procesamiento de la madera, lo que sugiere El gran tamaño de la población de H. sapiens no solo fun-
que los neandertales elaboraban herramientas con ese material. cionó como un acicate para la innovación, también ayudó a
Los análisis de residuos desmienten la idea de que los nean- mantener las nuevas tradiciones vivas y a que no desaparecieran
dertales solo consumían un tipo de alimento. El estudio de la con el último representante de un grupo reducido y aislado.
composición química de los dientes, junto con el análisis de los Los numerosos miembros de H. sapiens, más conectados en-
restos de animales recuperados en yacimientos, señalan que, tre sí, «incrementaban y hacían más eficiente las posibilidades
además de capturar presas grandes y peligrosas, como el mamut de mantener y aprovechar los conocimientos en comparación
y los bisontes, también comían una gran variedad de animales, con los humanos anteriores, incluidos los neandertales», opina
según su disponibilidad, igual que hacían los humanos anatómi- Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres. Sin
camente modernos. Los neandertales de Abrigo de Maras parece embargo, la llegada de los humanos modernos no provocó la
que habrían cazado una gran colección de animales, incluidos extinción inmediata de los neandertales. En un estudio reciente,
algunos rápidos y pequeños, como conejos y peces. Una capa- Thomas Higham, de la Universidad de Oxford, y sus colabora-
cidad que se consideraba fuera del alcance de los neandertales, dores han intentado averiguar el momento de su desaparición.
con su tecnología menos avanzada. Con métodos de datación mejorados han establecido las edades
Algunos investigadores opinan que la aptitud para comer de decenas de yacimientos europeos de los últimos neandertales
vegetales dio a H. sapiens una ventaja sobre los neandertales, y de los primeros humanos modernos, de España a Rusia. Los re-
ya que le permitía aprovechar más recursos en una misma su- sultados indican que los dos grupos convivieron en el continente
perficie de terreno. (En comparación con otros primates, a los durante unos 2600 a 5400 años, antes de que los neandertales
humanos nos resulta más difícil subsistir solo a base de plantas desapareciesen por completo, hace unos 39.000 años.
porque nuestro cerebro voluminoso demanda calorías en abun- Esa coexistencia tan prolongada habría permitido que duran-
dancia. Asimismo, nuestro reducido sistema digestivo está mal te mucho tiempo ambos grupos se hubiesen hibridado entre sí.
adaptado para procesar grandes cantidades de vegetales crudos. Los análisis de ADN han encontrado que las personas que hoy
La combinación de estos rasgos hace necesario un conocimiento en día viven fuera de África poseen un promedio de entre el 1,5
profundo de las plantas comestibles y del modo de prepararlas.) a 2,1 por ciento de ADN neandertal. Una herencia que es pro-
Sin embargo, los neandertales de Abrigo de Maras recogían es- ducto del cruce entre neandertales y humanos anatómicamente
pecies como la chirivía y la bardana, así como setas comestibles. modernos hace decenas de miles de años, después de que este
Y no eran los únicos que lo hacían. último grupo se dispersase fuera de África.
Según el estudio liderado por Amanda Henry, del Instituto Para algunos expertos, la mezcla entre una población peque-
Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, los neander- ña de neandertales con otra de mayor tamaño tal vez llevara a
tales de una amplia franja de Eurasia, desde Irak a Bélgica, se su desaparición, al verse su acervo génico inundado por el de
alimentaban de plantas muy diversas. Tras examinar el sarro H. sapiens. «Los neandertales nunca fueron muy abundantes
de sus dientes y los residuos de sus herramientas de piedra, la y continuamente llegaba gente de otras regiones que se mezcla-
investigadora determinó que consumían unas plantas estrecha- ba con ellos, así que finalmente se desvanecieron», conjetura
mente emparentadas con el trigo y la cebada y que las cocinaban Frayer. «La historia explica que todas las formas vivientes ter-
para que fuesen más nutritivas. También halló restos de almidón minan por extinguirse», añade. «Ello no significa necesariamen-
de tubérculos y compuestos químicos procedentes de dátiles. te que fuesen poco inteligentes, o culturalmente incapaces, o
Las similitudes con los hallazgos de yacimientos de humanos inadaptados. Simplemente, es lo que suele suceder.»
modernos resultan llamativas. «Todos los datos que hemos ob-
tenido nos llevan a afirmar que no hubo diferencias notables
entre ambos grupos», comenta Henry. Los primeros humanos
modernos en Eurasia no aprovechaban mejor los alimentos ve- PARA SABER MÁS
getales que los neandertales.
Brain development after birth differs between neanderthals and modern
humans.Phillip Gunz et al. en Current Biology, vol. 20, n.o 21, págs. R921-R922,
Una larga despedida noviembre de 2010.
Pero si los neandertales exhibían un comportamiento que se Impossible neanderthals? Making string, throwing projectiles and catching
considera propio de los humanos anatómicamente modernos, el small game during marine isotope stage 4 (Abri du Maras, France).Bruce
cual favoreció su progreso y dispersión por el mundo, entonces L. Hardy et al. en Quaternary Science Reviews, vol. 82, págs. 23-40, diciembre
de 2013.
el declive y la extinción de los neandertales despierta aún mayor A rock engraving made by neanderthals in Gibraltar.Joaquín Rodríguez
desconcierto. ¿Por qué desaparecieron mientras que H. sapiens Vidal et al. en Proceedings of the National Academy of the Sciences USA, vol. 111,
sobrevivió? Una hipótesis propone que este último disponía de n.o 37, págs. 13.301-13.306, septiembre de 2014.
herramientas más diversas, lo que aumentaba su rendimiento en nuestro archivo
en la obtención de recursos. Henry explica que evolucionó en Un ejemplo de cultura neandertal.Joao Zilhao y Francesco D’Errico en IyC,
África, donde el tamaño de su población era mayor que la de los junio de 2000.
neandertales. Con más bocas que alimentar, algunos recursos dis- La extinción de los neandertales.Kate Wong en IyC, octubre de 2009.
minuyeron y habría tenido que desarrollar nuevas herramientas ¿Pensaban los neandertales como nosotros?Kate Wong en IyC, agosto de 2010.
para aprovechar otros tipos de alimento. Cuando llevó estas téc- Las raíces de los neandertales.Carlos Lorenzo en IyC, noviembre de 2014.
nicas avanzadas de África a Eurasia, logró explotar el entorno de

Mayo 2015, InvestigacionyCiencia.es  23


Evolución de la mente:
del neandertal al hombre moderno
Los neandertales se extinguieron, en tanto que Homo sapiens prosperó. Una profunda diferencia
en sus capacidades cognitivas pudo ser responsable de un destino tan opuesto

Thomas Wynn y Frederick L. Coolidge

H ace más de 40.000 años, grupos de Homo


 sapiens remontaban el río Danubio hasta
el centro de Europa. Se encontraron allí con
pues, sucedido? Los paleoantropólogos que
tratan de dar respuesta a la cuestión avanzan
hacia una propuesta de compromiso, aunque
los neandertales (Homo neanderthalensis), todavía no es unánime. Opinan que los Homo
unos formidables cazadores y recolectores sapiens de hace 40.000 años tenían unas ca­
que habían logrado sobrevivir a los cambios pacidades cognitivas de las que no disponían
climáticos, críticos y drásticos, catastróficos los neandertales. Las espectaculares pinturas
incluso, de los 40.000 años precedentes. Aun­ rupestres de Francia y España indican que la
que parezca extraño, los dos grupos se habían diferencia fundamental pudo ser que nuestros
conocido antes. Aproximadamente en el inicio antepasados del Paleolítico tenían la capacidad
de la última etapa glacial (hace 80.000 años), de utilizar símbolos y pensamiento abstracto.
los neandertales se introdujeron en el Próximo La convergencia aumenta al proponer —una
Oriente, donde los Homo sapiens habían vivido tesis sumamente conjetural— como causa de
durante unos 20.000 años. Aparentemente, los su éxito la facilidad de los humanos para el
grupos de Homo sapiens no pudieron compe­ lenguaje.
tir con sus parientes neandertales, dotados de En nuestra opinión, el registro arqueológico
gran cerebro, y se retiraron a Africa, su con­ invita a una tesis alternativa: la evolución dotó
tinente de origen. Pero el segundo encuentro a Homo sapiens de una mejor capacidad de pla­
tuvo un final muy diferente: después de unos nificar y diseñar estrategias. Para comprender
10.000 años, los neandertales se extinguieron. hasta qué punto tales destrezas les permitie­
Desde el punto de vista anatómico, estos úl­ ron sobrevivir requiere, de entrada, conocer
timos Homo sapiens eran indistinguibles de cuáles eran las facultades mentales básicas de
los primeros. Ambos evidenciaban su estrecho los neandertales.
parecido con los humanos modernos; por tal
motivo, y por mor de simplificación, nos refe­ Detrás de unas cejas prominentes
riremos a ellos como “humanos”. Comparán­ Los paleoantropólogos han adquirido un cono­
dolos con la corpulencia de los neandertales, cimiento bastante profundo sobre los neander­
ambos eran igual de enclenques. ¿Qué había, tales. Vivieron hasta hace relativamente poco

12 MENTE Y CEREBRO 32 / 2008


museo de historia natural, londres / american scientist
1. LA FORMA Y EL TAMAÑO
tiempo (el último murió hace unos 30.000 Las pruebas arqueológicas de su efectividad DE ESTOS CRANEOS FOSILES
años); habitaron en Europa, donde el registro en la caza y el análisis de los elementos traza muestran las diferencias entre
arqueológico abunda y se halla muy bien do­ en sus huesos señalan que los neandertales los cerebros de nuestros ante­
cumentado. A partir de las numerosas pruebas eran básicamente carnívoros. Una proporción pasados (que incluye al ejem­
descubiertas, se ha creado un retrato bastante importante de su dieta procedía de la carne de plar recuperado en Predmostí
fidedigno de la especie, que nos enseña cuán los grandes mamíferos herbívoros. Los nean­ en la República checa, izquier-
impresionantemente adaptados a las condi­ dertales sabían aprovechar los recursos que da) y los de los neandertales
ciones glaciales e interglaciales de Europa se ofrecía el ecosistema, cazando repetidamente (como ejemplifica el cráneo de
encontraban. un número considerable de individuos de una 70.000 años de antigüedad ha­
Los instrumentos líticos de los neanderta­ misma especie en un determinado lugar. llado en La Ferrassie, Francia,
les sobresalen por su elaboración. Aplicaron Se trataba, sin duda, de una táctica arriesga­ derecha). Pero, ¿en qué diver­
métodos diversos para producir pequeños da. Muchos de sus esqueletos muestran señales gían sus facultades mentales?
utensilios de piedra afilados que formaban de haber sufrido fracturas en la mitad supe­
la base de su técnica. Cambiaban la forma de rior de su cuerpo, que habrían sido causadas
obtención de tales herramientas de acuerdo por sus presas. El hecho de que los cazadores
con la naturaleza de la materia prima dispo­ sobrevivieran demuestra la eficacia de sus gru­
nible y modificaban ligeramente la técnica de pos sociales, integrados, a buen seguro, por no
fabricación a medida que surgían problemas. más de una treintena de individuos. Grupos
Daban distinta forma a los útiles líticos para que eran los suficientemente numerosos como
que fueran apropiados al uso deseado: filos para superar las bajas registradas por la caza y
para raspar, bordes serrados para cortar, etcé­ capacitadas también para cuidar de los indivi­
tera. Entre estos utensilios destacan las puntas, duos más viejos.
que los neandertales fijaban en el extremo de Los neandertales ocupaban territorios limi­
sus lanzas. Con tales armas afiladas derribaron tados. Cada grupo se desenvolvía en un valle;
grandes mamíferos con quienes convivían: sólo ocasionalmente se aventuraban lejos de
mamuts, rinocerontes, caballos, bisontes, re­ sus límites. A esa conclusión han llegado los
nos, etcétera. De todas esas carnes había en la arqueólogos a partir del estudio de la materia
dieta de los neandertales. prima empleada para fabricar sus instrumen­

MENTE Y CEREBRO 32 / 2008 13


otras capacidades a las que les damos un mayor
5 cm valor, como tocar un instrumento musical o
cortesia de John Shea, universidad Stoney Brook /

emitir un diagnóstico médico.


La diferencia fundamental entre pericia y
otras formas de resolución de problemas estri­
ba en la vía por la que se adquieren: median­
te el aprendizaje. Dado que la mayoría de los
componentes de la misma conciernen a pro­
cedimientos basados en la memoria, podemos
american scientist

aprender a través de la práctica, el fracaso y


la reanudación de la praxis. El tiempo necesa­
rio para adquirir las facultades de un experto
es de al menos unos 10 años. Un período que
2. LOS NEANDERTALES TENIAN tos líticos. Sin embargo, los paleoantropólogos se extiende tanto porque el novato necesita
CAPACIDADES MENTALES recuerdan que los neandertales fueron una es­ aprender las reglas básicas, memorizar en el
suficientes como para fabricar pecie con éxito que logró sobrevivir en Europa sistema motor los movimientos y adaptarse
instrumentos líticos muy di­ durante al menos 200.000 años. antes los cambios ambientales. Tal flexibilidad
versos, incluidas estas puntas Pero existen una serie de elementos que fal­ permite al experto resolver problemas a par­
triangulares (arriba), que eran tan en los yacimientos de los neandertales y tir del amplísimo bagaje de rutinas y procedi­
fijadas en el extremo de varas que suelen menudear entre los vestigios de los mientos adquiridos.
de madera para formar lanzas Homo sapiens modernos. En concreto, faltan La destreza adquirida constituye quizá la
(abajo). Construir este tipo de pruebas que reflejen una evolución tecnoló­ forma más común de afrontar y resolver los
armas requiere de una habili­ gica: los neandertales hicieron el mismo tipo problemas por la mayoría de nosotros. Pero en
dad cognitiva considerable; los de instrumentos durante 200.000 años, sin el caso de los neandertales, se trataba de la úni­
neandertales desarrollaron la conjugar ni remover los componentes básicos. ca manera de hacerlo. Su falta de inventiva y la
pericia necesaria para hacerlo, Nunca produjeron un arma más refinada para carencia de planificación a largo plazo indican
transmitiendo este conocimien­ la caza que la lanza provista de punta de piedra. que no contaban con una segunda vía de resol­
to durante generaciones. Pero Los propios fuegos neandertales eran simples ver problemas, que los psicólogos llaman las
el registro arqueológico de los hogares que raramente estaban emplazados en funciones ejecutivas, cuya base se encuentra
neandertales indica la ausencia hoyos o rodeados de piedras, ni se utilizaban en la memoria operativa.
de innovaciones tecnológicas a durante largos períodos de tiempo. Aunque
lo largo de los 200.000 años de los neandertales se aplicaban pigmentos mi­ Memoria operativa
vida de la especie, lo que su­ nerales, no nos han dejado ningún ejemplo de La expresión memoria operativa quizás es ina­
giere que carecían de la inven­ manifestación artística. Tampoco fabricaron propiada. Algunas personas creen que sólo se
tiva que caracteriza al hombre ningún tipo de adorno personal, al menos no refiere a la información acústica almacenada
moderno. hasta que los últimos representantes se en­ a corto plazo, la invocada cuando leemos o
contraran por segunda vez con los humanos cuando memorizamos un número de teléfo­
modernos hace unos 40.000 años. no repitiendo interiormente o en voz baja la
Por lo que atañe a las facultades cognitivas, secuencia de dígitos. De hecho, la habilidad
los neandertales poseían unas y carecían de de recordar una secuencia de palabras forma
otras, reflejo de una mente flexible y prepa­ también parte de la memoria operativa, un
rada para responder a un entorno cambiante, concepto propuesto por Alan D. Baddeley y
aunque no dada a la invención consciente ni al Graham Hitch, de la Universidad de York. Con
desarrollo de planes de actuación novedosos. el tiempo, la idea ha pasado a designar la forma
El equivalente actual de su repertorio mental en que la mente interpreta lo que oímos y lo
se asimilaría al del sujeto que ha desarrollado que vemos y cómo incorporamos un recuerdo
algún tipo de pericia o destreza sin más. de estas experiencias en la memoria inmediata
La pericia se basa en la realización de patro­ y de largo plazo.
nes o procedimientos que han formado parte Según la opinión de Baddeley, en el interior
de la memoria a largo plazo y a la que puede de nuestra mente tenemos un centro ejecuti­
accederse con rapidez y desplegarse prestando vo que presta atención a determinadas tareas
american scientist

un mínimo de atención. Bajo esta categoría po­ y toma la decisión adecuada que nos permite
demos clasificar la mayoría de las actividades conseguir los objetivos deseados, no obstante
habituales de nuestro mundo —conducir un las interferencias producidas por otros estímu­
vehículo, limpiar la casa, cocinar— y también los. Además, otra de las funciones importantes

14 MENTE Y CEREBRO 32 / 2008


es la inhibición de las respuestas automáticas tales. Parece que en ello intervienen el córtex
y la actualización de la información relevante prefrontal y los lóbulos parietales e incluso el
mientras estamos realizando una tarea deter­ lóbulo occipital, que se encuentra en la zona
minada. Esto nos permite ajustar la estrategia posterior de la cabeza.
elegida al compás del tipo de dificultades que Estos resultados, obtenidos mediante la apli­
van surgiendo. cación de técnicas de formación de imágenes,
El centro ejecutivo dispone de dos herra­ encierran sumo interés. Pero pueden interpre­
mientas eficaces que le permiten registrar la tarse erróneamente, dado que tal vez ningu­
información. La primera es el bucle fonológico, na de las capacidades mentales descritas por
que incluye la articulación vocal y subvocal que Baddeley y Hitch se localizan en una región
nos permite recordar los números de teléfono. exclusiva del cerebro.
La segunda herramienta podemos entenderla Algunos trabajos de investigación más re­
como el esquema mental en el que archivamos cientes sobre la memoria operativa se refieren
la información visual y espacial. El centro eje­ a su relación con otras actividades mentales
cutivo dispone, asimismo, de un depósito de con un nivel cognitivo similar, como el lengua­
memoria temporal para integrar la informa­ je, la lógica y la inteligencia. El método seguido
ción fonológica, visual y espacial. por ciertos autores ha consistido en intentar
La hipótesis de Baddeley recibió el aval de identificar personas que parecen tener superior
numerosas pruebas empíricas. Una parte im­ o inferior capacidad de la memoria operativa
portante de la investigación se ha encaminado (intervalo de la memoria operativa). Sin embar­
a identificar las diferentes partes de cerebro go, no hay ninguna forma definitiva de medir
relacionadas con la memoria operativa. En ese un atributo mental y, por lo tanto, los resulta­
ámbito, los investigadores han descubierto que dos cambian según sea el campo de cognición
la atención y la toma de decisiones de la memo­ sometido a consideración.
ria operativa se localizan en el córtex prefron­ A este respecto, los psicólogos han descu­
tal (situado en la parte anterior y externa del bierto que la capacidad general de la memoria
cerebro) y en la circunvolución del cíngulo (en operativa guarda correlación con la inteligen­
la región central e interna del cerebro). cia fluida, parte de la inteligencia que resuel­
El almacenamiento del lenguaje hablado por ve los problemas novedosos. Se ha establecido,
el otro y los procesos mentales necesarios para además, que la capacidad de almacenamiento
generar el lenguaje articulado son funciones de fonológico evidencia una estrecha relación con
los lóbulos parietales, que se encuentran a am­ la habilidad que el sujeto tiene de comprender
bos lados de la cabeza. Es más difícil localizar y producir el lenguaje (por ejemplo, con el ta­
dónde archivamos los esquemas gráficos men­ maño del vocabulario de cada persona).

3. LA PERICIA SE ADQUIERE
DURANTE UN PERIODO
DE APRENDIZAJE
que puede durar un decenio.
Este es el tiempo que se tarda
en aprender el amplio rango
de conocimientos y la destreza
necesaria en la mayoría de los
trabajos, como son los de forja.
Una persona puede desarrollar
la pericia en asuntos cotidianos
(limpiar la casa) o complejos
(emitir un diagnóstico médi­
co). Y de hecho, la forma más
común en que las personas
pixabay/dominio público

resolvemos los problemas de


la vida diaria es a través de
la experiencia adquirida. Los
neandertales sólo disponían de
esta estrategia mental.

MENTE Y CEREBRO 32 / 2008 15


museo de historia natural, londres / american scientist

4. LOS NEANDERTALES Además, los investigadores miden la capaci­ Pensamos que una mutación genética en
UTILIZARON SU DESTREZA dad de almacenamiento fonológico pidiendo a los antepasados de los humanos modernos
como cazadores, junto a sus cada sujeto que repita secuencias de dígitos cada produjo una reestructuración del cableado de
armas con puntas que tallaban vez más largas, invirtiendo el orden. Los mejo­ las neuronas del cerebro, cuya consecuencia
en piedra, para cazar grandes res resultados se obtienen en personas dotadas fue la mejora de las capacidades de la memo­
mamíferos que recorrían los de una mayor capacidad de crear metáforas. Por ria operativa (o el incremento de uno de sus
ecosistemas del Pleistoceno: ca­ último, algunos estudios recientes muestran componentes). Algunos critican tal hipótesis
ballos, bisontes, renos, mamuts que una capacidad de memoria operativa puede aduciendo que es muy improbable que el pen­
y rinocerontes (en este dibujo ir asociada a la esquizofrenia, trastornos de la sar de los humanos moderno pudiera haber
se muestra la persecución de personalidad y otras psicopatologías. evolucionado a raíz de una mutación genética.
las dos últimas especies). En principio, puede ser difícil comprender Aunque estamos de acuerdo con ellos, impro­
cómo un cazador neandertal pudo hacer uso bable no equivale a imposible. Algunos trabajos
de las habilidades medidas en los tests ante­ recientes de genética molecular apuntan a la
riores. La capacidad de recordar números de gran influencia que ejercen unas pocas muta­
teléfono o disponer de un amplio vocabulario ciones en la configuración de las capacidades
podría no haber importado durante la edad mentales.
del Hielo. Pero, tal y como explicamos más En ese orden, el grupo dirigido por Cecilia
adelante, estas capacidades hubieran propor­ S. L. Lai, de la Universidad de Oxford, descu­
cionado grandes beneficios a los neandertales. brió, en 2001, que un defecto en el gen FOXP2
En cualquier caso, nunca adquirieron semejan­ producía trastornos graves en la articulación
te repertorio de habilidades mentales, que sí y la comprensión del lenguaje. A partir de sus
poseen los humanos. resultados, sostienen los autores que, en su
Modificado de Enard et al., 2002 / american scientist

Humano/neandertal

Chimpancé
Gorila
Ancestro Orangután
común
Macaco rhesus

5. EVOLUCION DEL GEN FOXP2, compartido por muchos mamíferos. La mayoría de los cambios evolutivos de este gen (que se repre­
sentan como enlaces horizontales) son neutros porque no afectan a la codificación de los aminoácidos. Pero algunas substituciones
en los nucleótidos (naranja), que incluyen dos cambios en la línea evolutiva humana, producen modificaciones en la secuencia de
aminoácidos, lo que repercute en la función de la proteína FOXP2. A las personas que tienen mutaciones perjudiciales en FOXP2 les
cuesta comprender y producir el lenguaje, por lo que resulta tentador pensar que algún cambio reciente dio ventaja a los humanos
sobre los neandertales. Pero estudios recientes muestran que ambas especies disponían de la misma forma de gen FOXP2, lo que
lleva a la conclusión de que el origen de las capacidades mentales de nuestros antepasados arrancó de algún otro cambio genético.

16 MENTE Y CEREBRO 32 / 2008


presentación normal, el gen es el responsable
del proceso de desarrollo que nos proporciona
la capacidad de hablar y entender el lenguaje.
En 2002, Wolfgang Ebard, del Instituto Max
Planck de Antropología Evolutiva, junto con
Lai y otros autores publicaron que este gen se
encuentra en numerosas especies de mamífe­ IMAGEN ELIMINADA
ros, pero que la versión hallada en Homo sa-
piens ha sufrido cambios genéticos singulares POR RESTRICCIÓN
en una época reciente.
Podríamos sentir la tentación de pensar DE DERECHOS
que el gen en cuestión es responsable de las
diferencias entre las capacidades cognitivas
de los humanos y de los neandertales. Pero en
octubre de 2007, Johannes Krause, del Insti­
tuto Max Planck de Antropología Evolutiva, y
otros autores descubrieron que los neander­
tales portaban la misma versión del gen que
los humanos.
El equipo dirigido por Bruce T. Lahn, de la

Cortesia de David Kennedy, Universidad de Western Australia /


Universidad de Chicago, ha aportado otro ejem­
plo. Dedujeron que una forma particular de un
gen activo en el cerebro fetal de los humanos,
denominado microcephalin (o MCPH1), se con­
virtió en el más frecuente hace alrededor de
37.000 años. Para ellos, un cambio en un gen
pudo causar que los cerebros humanos adquie­
ran un tamaño significativamente mayor y con
mejores capacidades en esa cronología. A partir

american scientist
de los resultados alcanzados, declaraban sin
embargo, no podían determinarse los efectos
particulares de una mutación genética, aun­
que columbraban que algunos de los posibles
cambios se produjeron en la personalidad y en portan un 1 por ciento de ventaja en la repro­ 6. LOS HUMANOS
la cognición. ducción (es decir, un grupo de personas con DEL PALEOLITICO,
Nos hallamos ante una gavilla de conclusio­ este gen produce un 1 por ciento más de des­ al contrario que los nean­
nes harto cuestionables. Nosotros defendemos cendientes que un grupo del mismo tamaño, dertales, desarrollaron formas
que probablemente hubo algo más que un sim­ pero que no lo tenga), su frecuencia pasará del muy elaboradas de capturar
ple cambio en un gen para dar cuenta de las 0,1 por ciento al 99,9 por ciento en sólo 4000 sus presas. Construían presas
diferencias entre las capacidades cognitivas generaciones. En los humanos 4000 generacio­ para los peces, similares a este
de los neandertales y las de los humanos. Una nes pueden equivaler a sólo 100.000 años, un ejemplo actual fotografiado
afirmación que basamos en una premisa: la he­ instante en términos evolutivos y exactamente en la reserva Colville en el
rencia de la capacidad de la memoria operativa el intervalo de tiempo al que se atienen la ma­ estado de Washington (arriba).
y de las funciones relacionadas. Abundan los yoría de los científicos que estudian el origen También levantaban barreras
trabajos que lo corroboran y muestran que la del hombre moderno. para canalizar el movimiento
memoria operativa está relacionada con múl­ de animales salvajes, como el
tiples genes que pueden interactuar de forma Arqueología cognitiva antílope, la gacela o el aves­
compleja. Si el cambio en un conjunto par­ Para documentar en nuestros antepasados la truz, hasta acorralarlos para su
ticular de genes produce un fenotipo con una presencia de funciones ejecutivas similares a captura. En la fotografía área
ventaja, aunque sea pequeña, en la reproduc­ las actuales, primero, debemos estar seguros (abajo) tomada cerca del oasis
ción, la frecuencia de esta característica puede de que los registros arqueológicos son buenos de Azraq en Jordania, se han
aumentar rápidamente. indicadores de una actividad específica y, se­ encontrado vestigios de barre­
J. B. S. Haldane, genético conspicuo, concibió gundo, que para producir algo es necesario dis­ ras de este tipo.
el escenario siguiente, muy ilustrativo: si un poner de las capacidades aludidas. Por ejemplo,
nuevo gen proporciona a los individuos que lo un artesano prehistórico pudo haber utilizado

MENTE Y CEREBRO 32 / 2008 17


algunas funciones ejecutivas complejas para importantes en los mecanismos de forrajeo
planificar y fabricar un arpón enmangado; si intencionado.
además, con pericia, puede producirse el mis­ Algo menos convincente es la prueba que
mo tipo de arma, los arqueólogos deducirán Peter Bleed, de la Universidad de Nebraska-
que la habilidad más sencilla es la responsable. Lincoln, denomina “armamento de confianza”.
Sin embargo, algunos objetos arqueológicos Este tipo de armas elaboradas requiere de una
con varias decenas de miles de años de antigüe­ gran inversión de esfuerzo en su preparación
dad son pruebas convincentes de la existencia previa y de mucho tiempo en su manteni­
de funciones ejecutivas similares a las de los miento. Sirvan de ejemplo las puntas de arpón
humanos actuales. desmontables que se fijaban en el extremo de
Las pruebas más destacables proceden del las lanzas. En pueblos que viven en latitudes
estudio de la tecnología del pasado que nece­ altas es común encontrar dichos objetos, donde
sariamente implica una recompensa demo­ los cazadores deben concentrar sus esfuerzos
rada en el tiempo y la planificación espacio­ en un número pequeño de especies y donde
temporal típica de las funciones ejecutivas técnicas más complejas proporcionan un be­
modernas. Una de las huellas arqueológicas neficio importante. Los utensilios de los inuit
más antiguas de este tipo pertenece a los constituyen una muestra óptima de un pueblo
cercados del desierto, hallados en el Próximo no industrial de época contemporánea; los ar­
Oriente. Los cazadores construyeron vallas queólogos han logrado descubrir el desarrollo
alineando y amontonando piedras que obli­ de esa técnica hace al menos 4000 años.
gaban a las gacelas a entrar en un cercado, Identificar tales técnicas en el registro ar­
para así cazarlas luego con facilidad. Los cerca­ queológico de épocas anteriores supone un
dos de este tipo más antiguos tienen alrededor desafío porque es difícil reconocer la inver­
7. ALGUNOS INSTRUMENTOS de 12.000 años de antigüedad, hacía el final sión de tiempo necesaria para la fabricación y
fabricados por nuestros ante­ del Pleistoceno. Hay ejemplos posteriores de el mantenimiento de una herramienta dada.
pasados del Paleolítico superior técnicas similares, como trampas accionadas Con todo, los arqueólogos han hallado ejem­
son arpones dentados (iz- a distancia o la construcción de presas para plos convincentes en objetos del Paleolítico
quierda). Con el tiempo, estos la pesca. superior europeo que se remontan a 20.000
objetos se fueron haciendo Se han encontrado pruebas de este tipo de años de antigüedad, donde se utilizaban com­
más complejos y refinados, habilidades en yacimientos del Mesolítico en binaciones de arpones y propulsores.
como ilustran los arpones de Europa (un período que abarca el intervalo en­ Los neandertales fueron cazadores que habi­
la cultura Dorset (centro), que tre los 10.000 y los 6000 años de antigüedad) taron en latitudes altas, pero nunca elaboraron
son similares a los que utilizan y en Norteamérica durante el período Arcai­ sistemas de caza tan avanzados ni trampas su­
los esquimales inuit en la ac­ co (entre 8000 y 3000 años de antigüedad). tiles, que hubieran reducido los riesgos diarios
tualidad. Se trata de dispositivos que eran elementos del aprovisionamiento y aumentado su efica­
Fotografia de Edward S. Curtis,
cortesia de la Biblioteca del Congreso Norteamericano / american scientist

Inuit

Paleolítico tardío Dorset

16.000 14.000 12.000 10.000 8000 6000 4000 2000 a. C. d. C. 2000


Años

18 MENTE Y CEREBRO 32 / 2008


© Rebecca Bliege Bird/Universidad Stanford
fstop / alamy / american scientist

cia. Son manifiestas las diferencias entre los más, en algunas ocasiones las trasplantaban a 8. LA INVESTIGACION
registros arqueológicos de los neandertales y nuevos emplazamientos y eliminaban malas PALEOPALINOLOGICA
de los humanos modernos. De las mismas se hierbas que interrumpiesen su crecimiento. revela que los humanos
desprende que los neandertales carecían de Según Bruce D. Smith, del Museo Nacional de que ocuparon la cueva Niah
las funciones ejecutivas y de la capacidad de Historia Natural, de la Institución Smithso­ en Borneo (izquierda) hace
memoria operativa de la humanidad actual. niana, estas actividades condujeron paulati­ decenas de miles de años in­
Las pruebas adquieren mayor robustez en un namente al cultivo del quenopodio. De hecho, cendiaron repetidas veces el
orden distinto de las herramientas de caza y después del final del Pleistoceno la gestión de bosque de los alrededores, pre­
trampas. Todos los cazadores-recolectores mo­ la recolección aparece en numerosos yaci­ sumiblemente para favorecer el
dernos administran sus recursos. Semejante mientos; poco después, la agricultura se de­ crecimiento de ciertas plantas.
esfuerzo puede ser elemental (programar el sarrolló en varias de estas zonas. Semejante Los aborígenes de Australia
uso de determinados recursos en diferentes sincronía se ha visto siempre envuelta en el también realizan este tipo
estaciones del año) o complejo (alterar los há­ misterio; las explicaciones habituales —cam­ de incendios intencionados
bitats y manipular el comportamiento de las bio climático o crecimiento demográfico— (derecha). Uno de los motivos
plantas y los animales). Los grupos de aboríge­ pueden resultar forzadas (especialmente en por el que lo llevan a cabo es
nes de Australia occidental incendiaba porcio­ los casos locales donde no existen datos para para abrir espacio a especies
nes de terreno para forzar el reverdecimiento ninguna de ellas). Ahora bien, si la agricultura invasoras, que a su vez atraen
de las gramíneas y así atraer a los herbívoros. se desarrolló a partir de sistemas de forrajeo a herbívoros, sus presas. Con
Aplicaban también un sistema de rotación que requerían capacidades mentales moder­ esa operación se pone de ma­
en las tierras y las excluían de los incendios nas, la evolución de las capacidades cognitivas nifiesto una capacidad mental
durante varias estaciones. Este tipo de plani­ constituirá una exigencia previa para la pro­ de prever el beneficio después
ficación a largo plazo, a menudo con años de ducción de alimentos. de esperar semanas, meses o
antelación, refleja la presencia de funciones Los registros de la gestión de los recursos incluso años.
ejecutivas complejas. se remontan más atrás en el tiempo. Graeme
En cronologías más recientes abundan los Barker y sus colaboradores, de la Universidad
datos sobre gestión de los recursos. En Nortea­ de Cambridge, acaban de lanzar una hipótesis
mérica, durante el período Arcaico, los pueblos provocadora con su defensa del uso del fue­
recolectores explotaban unos recursos vegeta­ go en el entorno de la cueva Niah en Borneo.
les muy dispares, aunque su aprovechamiento Los estudios de polen de este yacimiento nos
requiriese de una programación minuciosa. hablan de períodos con un alto porcentaje de
También manipulaban el crecimiento de plan­ plantas invasoras de terrenos quemados. Estos
tas como el quenopodio (Chenopodium sp.) episodios de incendios eran más frecuentes de
para asegurarse producciones futuras. Ade­ lo que cabría esperar bajo las condiciones rela­

MENTE Y CEREBRO 32 / 2008 19


son muy sugerentes, carecen del peso de una
9. ESTA FIGURA TALLADA EN MARFIL, prueba contundente. Otros ejemplos más con­
hallada en un yacimiento del sudoeste vincentes son los silos para almacenar carne
de Alemania, representa a una criatu­ hallados en Ucrania, que tienen 20.000 años
ra imaginaria mitad humana y mitad de antigüedad.
león. La persona que ideó este objeto Nuestra cautela no significa que opinemos
hace 32.000 años pudo mezclar con que los sistemas de aprovechamiento de los
destreza los dos conceptos, señal de neandertales o de los humanos más antiguos
que poseía capacidades cognitivas simi­ fueran medios de subsistencia poco eficaces.
lares a las del hombre moderno. Antes bien, permitieron a ambas especies so­
brevivir durante 200.000 años. Pero estos sis­
temas parece que fueron más tácticos y no de
una naturaleza estratégica. Lo que indicaría la
ausencia de una gran capacidad en la memoria
operativa.
Quizá la prueba más directa de la presen­
cia de un nivel similar al actual de memoria
operativa proceda de objetos que implicaban
pensamiento abstracto o que ayudaban a
realizar cálculos. Uno de los objetos más re­
presentativos es una figura descubierta en el
yacimiento Hohlenstein-Stadel, en el sudoeste
de Alemania. Se trata de una figura tallada en
thomas stephan / museo ulmer / american scientist

marfil, que representa a una persona con la


cabeza de un león. Se realizó hace alrededor
de 32.000 años. Este tipo de quimeras son ele­
mentos comunes en los mitos actuales, en el
folclore y la religión. Cuando menos, la figura
de Hohlenstein-Stadel constituye una reminis­
cencia de formas de pensamiento simbólico
presente en las mentes actuales. Pero además
esta imagen tiene implicaciones importantes
sobre las capacidades de la memoria operati­
va. Para concebir una idea abstracta como el
tivamente húmedas que afectaban por enton­ “león-humano”, la persona tuvo que poseer
ces a la zona. Lo corrobora también el hallaz­ dos conceptos diferentes, valorar sus caracte­
go de restos de cerdos de todas las edades de rísticas y combinar una parte de cada uno de
muerte, una observación que implica el uso ellos para generar una criatura imaginaria. Este
de trampas. tipo de pensamiento corresponde al ámbito
Aunque la cronología de Niah no es muy de la memoria operativa. Los humanos dis­
precisa, estos registros son bastante antiguos. ponemos de tal capacidad. Tenemos todos los
Los niveles arqueológicos de interés cuen­ mecanismos cognitivos necesarios para ello.
tan con una antigüedad de entre 43.000 y Nadie se atrevería a decir que el hombre o la
28.000 años. Con aproximadamente la mis­ mujer que imaginó esa criatura no tuviese una
ma antigüedad (23.000 años), pero en Africa mente moderna.
meridional, existen indicios del aprovecha­ Otros objetos se muestran igual de impre­
miento sistemático de bulbos, órgano donde sionantes y enigmáticos. Nos referimos a las
determinadas plantas tropicales almacenan varas de contar. A menudo son varillas o placas
nutrientes. Los bulbos son adaptaciones de de hueso grabadas con puntos, cortes o mues­
las plantas a los incendios naturales; su uso cas. A la más antigua se le conceden 28.000
intenso implica seguramente la práctica in­ años. Alexander Marshack, especialista por
tencionada de incendios. libre, y Francesco d’Errico, de la Universidad
Estos son los datos más antiguos de una de Burdeos, examinaron muchos de estos ob­
gestión del ecosistema, pero ambos ejem­ jetos y en la mayoría de los casos han logrado
plos constituyen pruebas indirectas. Aunque demostrar que las marcas fueron producidas

20 MENTE Y CEREBRO 32 / 2008


Bibliografia
complementaria
Beloit College / Museo de antropologia logan
y museo de arte wright / american scientist

A Mathematical Theory of
N atural and A rtificial Se-
lection, Part V: Selection
and M utation. J. Haldane
en Proceedings of the
Cambridge Philosophical
Society, vol. 23, págs.
1 cm
838-844; 1927.

10. LAS MUESCAS HENDIDAS A AMBOS LADOS DE ESTE HUESO hace 24.000 años no han recibido una Th e E x p ert N e an derta l
interpretación inequívoca. La existencia de objetos con características similares sugiere que la gente del M ind. T. Wynn y F. Coo-
Paleolítico que utilizó estas herramientas poseía una capacidad mental de abstracción. Posiblemente les lidge en Journal of Human
ayudaban en el cálculo o cómputo. Evolution, vol. 46, págs.
467-487; 2004.
por diferentes objetos en momentos distintos. bastante tiempo después de que los humanos
Parece, pues, que alguien estaba llevando el llegasen a Europa (y a otras partes de Eurasia). W o r k i n g M e m o r y, I t s
registro de algo. D’Errico afirma que servían En ambos casos, los genes responsables de la E xecutive F unctions, and
como respaldo de la memoria, pero nosotros memoria operativa mejorada pudieron haber the Emergence of M odern
opinamos que eran algo más. Pudieron haber aparecido primero en Africa, quizá poco des­ Thinking. F. L. Coolidge y
servido para realizar algún tipo de cálculo, pués que se produjese el cuello de botella evo­ T. Wynn en Cambridge Ar-
siendo incluso tan sencillo como el hecho de lutivo propuesto por Stanley H. Ambrose, de la chaeological Journal, vol.
realizar un registro acumulativo. La transfe­ Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, 15, págs. 5-26; 2005.
rencia de ese tipo de información a un objeto hace unos 70.000 años.
libera a la memoria operativa y aumenta la En cualquier caso, cuando se adquirieron es­ Microcephalin, a Gene Re-
capacidad de proceso mental. La existencia de tos genes y las funciones ejecutivas que posibi­ gulating Brain Size, Conti-
adminículos de ese tenor constituye un indicio litan, los humanos modernos obtuvieron una nues to Evolve A daptively
claro de que poseían una memoria operativa capacidad para proyectar y llevar a cabo planes in H umans . P. D. Evans,
con un nivel similar al actual. De hecho, es­ de acción a largo plazo, una habilidad fuera S. L. Gilbert, N. Mekel-Bo-
tos artefactos pueden representar los primeros del alcance de los neandertales. La diferencia, brov, E. J. Vallender, J. R. An­-
medios de expansión de la propia memoria aunque pequeña, terminó por acarrear conse­ derson, L. M. Vaez-Azizi,
operativa. cuencias definitivas: nuestra especie sobrevi­ S. A. Tishkoff, R. R. Hud-
vió y prosperó, mientras que los neandertales son y B. T. Lahn en Science,
¿Salida de Africa? desaparecieron. vol. 309, págs. 1717-1720;
Entre todos los elementos que hemos presenta­ 9 de septiembre, 2005.
do no hay ninguna prueba concluyente de de­ Thomas Wynn obtuvo su doctorado de antropo-
cisiones ejecutivas en sentido moderno antes logía el año 1977 en la Universidad de Illinois en The ‘H uman R evolution ’
de los 32.000 años de antigüedad. Los lectores Urbana-Champaign. Desde entonces trabaja en el in L o w l an d T r o p i c a l
atentos habrán notado alguna incoherencia en departamento de antropología de la Universidad S outheast A sia : The A n -
las cronologías: los humanos actuales ocupa­ de Colorado en Colorado Springs. Su investigación tiquit y and B ehavior of
ron Europa central hace 40.000 años, pero los se centra en la arqueología del Paleolítico y en la A nat o m i c a l ly M o d e r n
instrumentos que elaboraban no presentan in­ evolución de las facultades cognitivas. Frederick H umans at N iah Cave (Sa-
dicadores de la presencia de funciones ejecuti­ L. Coolidge recibió en 1974 el título de doctor en rawak, Borneo). G. Barker
vas hasta 8000 años más tarde. psicología por la Universidad de Florida. Después et al. en Journal of Human
Hay diversas formas de entender dicho in­ de dos años de trabajo posdoctoral en una clínica Evolution, vol. 52, págs.
tervalo. Lo más sencillo es pensar que se tardó de neuropsicología se trasladó a la Universidad de 243-261; 2006.
un tiempo en desarrollar las diferencias signi­ Colorado en Colorado Springs. Entre otros temas de
ficativas en el campo de la técnica, las prácti­ investigación, Coolidge ha estudiado la salud mental Working M e m o r y,
cas de subsistencia y las interacciones sociales. de algunos dictadores y realizado el perfil psicológi- Thought and A ction . A.
Una idea más provocativa es que los genes que co de Adolf Hitler. Baddeley. Oxford Univer-
aumentaban la memoria operativa no alcanza­ sity Press; Oxford, 2007.
ron frecuencias altas en las poblaciones hasta © American Scientist Magazine

MENTE Y CEREBRO 32 / 2008 21


Lade extinción
neandertales
los

El hombre moderno y el neandertal


coexistieron en Europa durante miles de años.
¿Por qué desaparecieron unos homínidos
tan semejantes a nosotros? Parece que
intervinieron diversos factores sutiles

Kate Wong

H
ace unos 28.000 años, en lo que hoy es el territorio de Gibraltar, un grupo
de neandertales luchaba por sobrevivir a lo largo de los acantilados de la
costa mediterránea. Muy posiblemente, eran los últimos de su especie. En
el resto de Europa y Asia occidental habían desaparecido miles de años antes, tras
haber sido dominantes en la zona durante más de 200.000 años.
La península Ibérica, con un clima más suave y una gran variedad de animales y
plantas, parece que fue su último bastión. Sin embargo, la población de Gibraltar
no tardaría en desaparecer, dejando atrás sólo algunos útiles líticos y los restos
carbonizados de sus hogueras.
Desde el descubrimiento del primer fósil neandertal en 1856, los paleontólogos
han venido debatiendo sobre el lugar que ocupan en el árbol genealógico estos homí-
nidos extintos y sobre las causas de su extinción. Durante decenios, dos teorías con- CONCEPTOS BASICOS
trapuestas polarizaron el debate. Una defiende que los neandertales constituían una
n Los neandertales, nuestros
variante arcaica de nuestra especie, Homo sapiens, que evolucionó o fue asimilada por
parientes más próximos,
las poblaciones de Homo sapiens europeo. La otra teoría postula que los neanderta-
dominaron Europa y Asia
les integraban una especie genuina, Homo neanderthalensis, y que los humanos occidental durante más
actuales provocaron su desaparición al expandirse por territorio neandertal. de 200.000 años. Pero se
Sin embargo, dos descubrimientos clave realizados en el transcurso de los diez extinguieron hace unos
últimos años han llevado el centro del debate lejos de la cuestión sobre cuán 28.000 años.
pacíficas o violentas fueron las relaciones entre neandertales y Homo sapiens. El
primer hallazgo resultó de los estudios de ADN, que no han aportado pruebas de n Se debate desde hace tiem-
po sobre la causa de su
hibridación entre los neandertales y los humanos modernos, según cabría esperar
desaparición. Las últimas
de la mezcla potencial de los dos grupos. El segundo procede de los estudios de
hipótesis se centran en el
datación, cada vez más precisos; indican que, tras la llegada de Homo sapiens a
cambio climático y en las
Europa hace 40.000 años, los neandertales no desaparecieron de forma brusca, ligeras diferencias biológi-
sino que sobrevivieron durante más de 15.000 años. Ello contradice la hipótesis de cas y de comportamiento
una sustitución súbita, según la cual se habría producido un “ataque relámpago”. que pudieron haber pro-
Los hallazgos reseñados han instado una investigación más rigurosa de otros porcionado alguna ventaja
factores que podrían haber conducido a la extinción de los neandertales. Lo a los humanos modernos
descubierto induce a pensar que la respuesta quizá se encuentre en la compleja sobre los neandertales.
interacción de diversos factores.

INVESTIGACION Y CIENCIA, octubre, 2009 17


El cambio climático
Hipótesis 1: climáticas moderadas y acabó con el norte de
Europa cubierto por extensos mantos de hielo.
sentenció a los neandertales Considerando que los neandertales eran la
única especie de homínido que vivía en Europa
Hace alrededor de 55.000 años, el clima de Eurasia empezó a fluctuar de gélido a templado y
a la inversa, en cuestión de decenios. Durante las olas de frío, en la mayor parte del territorio
al principio del OIS-3 y que los Homo sapiens
habitado por los neandertales, la cubierta de hielo se expandía y la tundra sustituía a los eran los únicos que quedaban allí al final de
bosques. Esos cambios afectaron también a las presas potenciales. Con anterioridad, las fluc- este período, los expertos se preguntan si fue
tuaciones climáticas habían sido más espaciadas; las poblaciones de neandertales contaban el fuerte descenso de las temperaturas lo que
con tiempo suficiente para recobrarse y adaptarse a las nuevas condiciones. condenó a los neandertales, quizá porque éstos
Esta vez, sin embargo, la celeridad de los cambios hizo imposible la recuperación. Hace no encontraron alimento suficiente o no pu-
unos 30.000 años, apenas sobrevivieron pequeños núcleos de poblaciones de neandertales dieron mantener su calor. Pero esta hipótesis
aislados en la península Ibérica, que tenía un clima más suave y era rica en recursos. Esos gru- tiene un punto débil: los neandertales ya se
pos eran demasiado reducidos y dispersos para asegurar su supervivencia; acabaron desapa- habían enfrentado anteriormente a condiciones
reciendo. El mapa muestra las condiciones asociadas con el último máximo glacial, hace unos glaciales y habían sobrevivido.
20.000 años, que proporciona un escenario aproximado de las condiciones De hecho, numerosas características de la
extremas a las que tuvieron que enfrentarse los neandertales durante el biología neandertal y de su comportamiento
final de su dominio. revelan una adecuada adaptación al frío. Su
tórax robusto, con forma de barril, y sus ex-
Tundra (esteparia, alpina, ártica) Desierto tremidades, más cortas, habrían favorecido la
Estepa, sabana, bosques Mares y lagos (algunos conservación del calor corporal; aunque hu-
cubiertos por hielo)
Cubiertas de hielos, glaciares bieran necesitado también disponer de indu-
y territorios con altitud superior Máxima extensión
a los 1000 metros de los neandertales mentaria de pieles de animales para evitar el
Zafarraya Ultimos yacimientos enfriamiento. Además, su estructura muscular
Gibraltar (Cueva neandertales parece estar mejor adaptada a una forma de
de Gorham y otras) caza basada en la emboscada de mamíferos de
Figueira Brava gran tamaño y solitarios, como el rinoceronte
lanudo, que pastaba por Europa del Norte y
Central durante los períodos fríos. (Otras de
las características distintivas de los neandertales,
como la frente prominente, quizá resultaron de
la evolución neutra de rasgos que se estable-
cieron por deriva genética y no por selección.)
Pero los datos isotópicos están lejos de de-
mostrar un cambio gradual de templado a frío.
El clima se volvió muy inestable a medida que

laurie grace; fuente mapa: “rapid ecological turnover and its impact on neandertal and other human populations”,
se acercaba al último máximo glacial, oscilando
de forma amplia y brusca. Tales fluctuaciones
vinieron acompañadas de cambios ecológicos
profundos: los bosques dieron paso a terrenos
desarbolados y los renos reemplazaron a cier-

por clive finlayson y jose s. carrion, En trends in ecology and evolution, vol. 22, n.o 4; 2007
tas especies de rinocerontes. Las oscilaciones
Un mundo cambiante fueron tan rápidas, que en el curso de la vida
Los estudios paleoclimáticos constituyen una de un individuo, todas las plantas y animales
de las líneas de investigación que están apor- que esa persona había conocido podían desa-
tando más datos sobre la extinción de los nean- parecer y ser sustituidas por una nueva flora
dertales. Se sabía, desde hace algún tiempo, y fauna. Y entonces, con igual prontitud, el
que los neandertales habían experimentado a ambiente podía cambiar de nuevo y volver a
lo largo de su historia condiciones glaciales y su estado anterior.
condiciones más suaves, durante los períodos Con otros expertos en ecología evoluti-
interglaciales. Sin embargo, en los últimos va, sostiene Clive Finlayson, del Museo de
años, el análisis de los isótopos atrapados en Gibraltar y director de las excavaciones en
el hielo, en sedimentos oceánicos y en polen varios yacimientos de las cuevas del enclave,
recuperado en lugares muy distantes entre sí que esas condiciones ambientales en vaivén,
(Groenlandia, Venezuela e Italia) han permiti- y no necesariamente el frío, condujeron a los
do la reconstrucción detallada de los cambios neandertales a un punto sin retorno. Esos
climáticos que se produjeron durante el pe- cambios habrían exigido la adopción de una
ríodo correspondiente al estadio isotópico del nueva forma de vida en un breve intervalo
oxígeno 3 (OIS-3, por sus siglas en inglés). temporal. La sustitución de bosques por pra-
El OIS-3 abarca desde hace unos 65.000 a dos habría dejado a los cazadores habituados
25.000 años; comenzó con unas condiciones a la emboscada sin árboles donde ocultarse.

18 INVESTIGACION Y CIENCIA, octubre, 2009


Para sobrevivir, los neandertales tuvieron que Curtis W. Marean, de la Universidad estatal
modificar sus métodos de caza. de Arizona, afirma que los neandertales tenían
Algunos neandertales se adaptaron a ese su propia forma de hacer las cosas, que les
mundo inestable, como demuestran los cam- resultaba apropiada mientras no tuvieran que
bios en sus útiles líticos y en sus presas. Pero competir con Homo sapiens. Los Homo sapiens,
muchos probablemente desaparecieron duran- en cambio, que habían evolucionado en Africa
te esas fluctuaciones, dejando tras de sí una bajo condiciones tropicales, lograron introdu-
población cada vez más fragmentada. En cir- cirse en ambientes completamente distintos
cunstancias normales, esos homínidos podrían y rápidamente desarrollar formas creativas de
haberse recuperado, tal y como habían hecho adaptarse a las nuevas circunstancias. Según
con anterioridad, cuando las fluctuaciones eran Marean, la diferencia clave estriba en el retraso
más escasas y espaciadas. Sin embargo, esta cognitivo de los neandertales, comparados con
vez la rapidez de los cambios ambientales dejó el estado avanzado de los Homo sapiens.
poco tiempo para la recuperación. Andando Marean no es el único que piensa que la
el tiempo, las repetidas afrentas del clima re- inteligencia de los neandertales era limitada.
dujeron las poblaciones de neandertales de Una opinión bastante extendida defiende que
tal forma, que ya no pudieron mantenerse, Homo sapiens superaba a los neandertales no
defiende Finlayson. sólo en técnicas líticas y tácticas de super-
Los resultados de un estudio genético, pu- vivencia, sino que contaban también con el
blicado en abril en PLoS One por Virginie habla, una herramienta que les pudo ayudar a
Fabre y sus colaboradores, de la Universidad establecer redes sociales más fuertes. Propone
del Mediterráneo en Marsella, apoyan la tesis esta tesis que los neandertales no tenían nin-
de la fragmentación de las poblaciones nean- guna posibilidad de competir con los recién
dertales. El análisis del ADN mitocondrial ha llegados y ganarles.
revelado que los neandertales podían dividirse Sin embargo, cada vez existen más datos
en tres subgrupos (uno en Europa occidental, que indican que los neandertales estaban me-
otro en Europa meridional y un tercero en jor dotados de lo que se pensaba. De hecho,
Asia occidental); el tamaño de la población parece que practicaron muchos de los com-
se redujo y fluctuó. RESUCITANDO portamientos que se atribuían en exclusividad
AL NEANDERTAL a Homo sapiens. Para Christopher B. Stringer,
Especie invasora A finales de este año, el equipo de del Museo de Historia Natural de Londres, la
Para otros investigadores, sin embargo, el he- Svante Pääbo, del Instituto Max frontera entre neandertales y Homo sapiens se
cho de que los neandertales no desaparecieran Planck de Antropología Evolutiva adelgaza por momentos.
en Europa hasta la entrada de Homo sapiens, en Leipzig, espera publicar el primer Los yacimientos de Gibraltar han aportado
indica que el recién llegado tuvo alguna in- borrador del genoma neandertal. pruebas que contribuyen a difuminar la línea
fluencia en la extinción del lugareño, aun El trabajo ha dado lugar a especu- que separaba ambos grupos de humanos. En
laciones sobre la posibilidad de que
cuando no matara directamente a los nean- algún día pudiéramos resucitar a
septiembre de 2008, Stringer y sus colabora-
dertales. Probablemente, postulan los defen- esta especie extinta. Pero dicha dores publicaron un estudio que demostraba
sores de esta idea, los neandertales hubieron hazaña, de ser técnicamente posible, que los neandertales de la cueva de Gorham
de competir con los nuevos humanos por los provocaría toda una serie de dilemas y de la cueva de Vanguard, muy próxima a la
recursos y gradualmente fueron perdiendo éticos: ¿Qué derechos tendrían los anterior, cazaban delfines y focas, y recogían
terreno. Aunque, lo que dio a Homo sapiens neandertales? ¿Vivirían en un labora- moluscos. En otro trabajo, todavía inédito, se
torio, en un zoológico o en una casa?
esa ventaja sigue siendo cuestión debatida. demuestra que consumían aves y conejos. Los
Dejando a un lado las cuestiones
Una posibilidad es que los Homo sapiens morales, ¿qué pueden aprender los
descubrimientos de Gibraltar, junto al de otros
fuesen más versátiles en su alimentación. Del científicos de un neandertal resucita- yacimientos, desmienten la hipótesis de que
estudio que sobre la composición química do? La respuesta es: menos de lo que sólo los Homo sapiens tenían la capacidad de
de los huesos de neandertales realizó Hervé podamos imaginar. Un neandertal explotar los recursos marinos y capturar presas
Bocherens, de la Universidad de Tübingen, que haya nacido y crecido en el am- de talla pequeña.
se desprende que al menos algunos de esos biente actual no podría trasmitirnos Más datos que borran la línea entre las
los conocimientos de sus antepasa-
homínidos se especializaron en el consumo conductas neandertal y la de Homo sapiens
dos de la edad del hielo, no podría
de mamíferos de gran talla, como los rino- enseñarnos a construir un instru- proceden del yacimiento de Hohle Fels, en
cerontes lanudos, bastante escasos. Los Homo mento musteriense ni cazar un rino- el sudoeste de Alemania. Bruce Hardy, del
sapiens, en cambio, consumían todo tipo de ceronte lanudo. De hecho, no podría Kenyon College, comparó los útiles líticos rea-
animales y plantas. Cuando se adentraron explicar nada sobre la cultura de su lizados por los neandertales que habitaron esa
en territorio neandertal y empezaron a cazar especie. Sí sería posible, en cambio, cueva hace entre 36.000 y 40.000 años con los
grandes mamíferos, dejó a los pobladores en estudiar la biología y las capacidades artefactos de los Homo sapiens que residieron
cognitivas de los neandertales para
una situación de aprieto. Los Homo sapiens descubrir las diferencias entre esos
allí hace entre 33.000 y 36.000 años, bajo un
podían, por el contrario, complementar su homínidos arcaicos y nosotros que clima y condiciones ambientales semejantes.
dieta con animales de menor tamaño y ali- podrían habernos dado superioridad En abril, durante el congreso que la Sociedad
mentos vegetales. en la lucha por la supervivencia. de Paleoantropología estadounidense celebró

INVESTIGACION Y CIENCIA, octubre, 2009 19


en Chicago, Hardy presentó los resultados de humanos que habitaron allí, Hardy conjetura
su análisis sobre las trazas de uso en los útiles que aquéllos pudieron haber hecho el mismo
y los residuos de sustancias con que habían trabajo sin ellas: “No necesitas una cuchara
estado en contacto. Su estudio demostraba para pomelos para comer un pomelo”.
que, aunque los Homo sapiens habían creado A la luz de los descubrimientos recientes,
una mayor variedad de herramientas que los también la afirmación de que los neandertales
neandertales, los dos grupos de Hohle Fels carecían de lenguaje parece poco probable. Los
las habían empleado para el mismo tipo de investigadores saben que algunos adornaban
actividades. su cuerpo con alhajas y probablemente pig-
Algunos de los usos refinados que se han mentos. En los estudios arqueológicos que
documentado son el empleo de resinas de tratan de reconstruir el comportamiento, esas
árboles para fijar puntas líticas a los mangos manifestaciones de comportamiento simbó-
de madera, el uso de estas puntas a modo lico se utilizan a menudo como indicio de
de armas a distancia como proyectiles y la la presencia de lenguaje. A mayor abunda-
elaboración de instrumentos de hueso y de miento, en 2007, un equipo liderado por
madera. Sobre el motivo por el que los nean- Johannes Krause, del Instituto Max Planck
dertales de Hohle Fels tuvieran un repertorio de Antropología Evolutiva en Leipzig, publicó
de instrumentos menos diverso que el de los un estudio donde demostraba que portaban
Cuchillo la misma versión de FOXP2, el gen que fa-
culta para el lenguaje, característica de los
Los neandertales
Hipótesis 2: humanos actuales.

fueron superados por Desempate


Ante el estrechamiento creciente del intervalo
Homo sapiens de separación entre las conductas neandertal y
de Homo sapiens, se dirige ahora la atención
Una teoría planteada hace largo tiempo sostiene que los neandertales
hacia las pequeñas diferencias culturales y bio-
se extinguieron porque sucumbieron ante la superioridad intelectual de
lógicas para explicar por qué los neandertales
los Homo sapiens. Sin embargo, cada vez hay más datos que indican que
acabaron perdiendo. Según Katerina Harvati,
los neandertales utilizaron muchos de los comportamientos refinados
que se habían atribuido exclusivamente a Homo sapiens. Los hallazgos
del Instituto Max Planck, el empeoramiento y
revelan que al menos algunos neandertales estaban capacitados para un la inestabilidad de las condiciones climáticas
pensamiento simbólico (y, probablemente, para el lenguaje) y que tenían habrían acentuado la competición entre los
los instrumentos y el conocimiento para aprovechar una amplia gama de grupos humanos. En ese contexto, las peque-

cortesia de clive finlayson Museo Gibraltar (mandíbula); laboratorio de etnologia prehistorica, la varende collection (artefactos)
alimentos. No obstante, esos comportamientos estaban más arraigados ñas ventajas adquirirían suma importancia y
Colgante
de diente en los Homo sapiens, lo que pudo haberles proporcionado alguna ventaja quizá marcarían la diferencia entre la super-
frente a los neandertales. vivencia y la muerte.
Stringer opina que la gama algo más amplia
de adaptaciones culturales de Homo sapiens les
COMPORTAMIENTO MODERNO proporcionó una mayor ventaja en tiempos
EN LOS NEANDERTALES difíciles. Las agujas que utilizaba Homo sapiens
revelan que confeccionaban vestidos y tiendas
L
NA

para resguardarse del frío. Los neandertales, en


TO
E
NT
UN

IO

ER

cambio, no empleaban agujas —que se sepa—,


SE

RASGO
AS
M

CI
AU
CO

OC

IN

por lo que se piensa que su indumentaria se


Arte 3
elaboraba de una forma más tosca.
Uso de pigmentos 3
Las diferencias entre neandertales y Homo
Adornos personales 3
sapiens podrían también descubrirse en la di-
Enterramientos 3
Punzón rituales
visión del trabajo. En un estudio publicado en
de hueso
Intercambios 3
Current Anthropology, Steven L. Kuhn y Mary
de larga distancia C. Stiner, ambos de la Universidad de Arizona,
Microlitos 3 exponen que la variedad en la dieta de los
Arpones 3 primeros Homo sapiens de Europa les habría
Instrumentos 3 permitido dividir el trabajo de forma que los
de hueso hombres se ocupaban de la caza mayor y las
Mandíbula de foca
Cuchillas 3 mujeres recolectaban y preparaban los frutos
Agujas 3 secos, semillas y granos. Por el contrario, los
Explotación de 3 neandertales estarían más especializados en
recursos marinos la caza de grandes animales; ello significaría
Caza de aves 3 que mujeres y niños participaban en la caza:
División 3 su función consistiría en ahuyentar a los ani-
del trabajo

20 INVESTIGACION Y CIENCIA, octubre, 2009


EL ULTIMO BASTION de los neandertales pudo
hallarse en unas cuevas de la costa de Gibraltar,
donde los homínidos arcaicos vivieron hasta hace
28.000 años. Gibraltar y el resto de la península
Ibérica gozaban de un clima templado y contaban
con recursos abundantes, en comparación con la
mayor parte de Europa durante las glaciaciones.

males hacia el sitio donde estarían apostados


los hombres.
Al hacer que la fuente de alimentos fuera
más fiable y el entorno para criar a los hijos
más seguro, la división del trabajo favoreció
la expansión de Homo sapiens a expensas de
los neandertales. Kilómetros
30
Cualquiera que fuese la forma en que los
neandertales obtenían su alimento, estos nece-
ESPAÑA
sitaban grandes cantidades. Según Leslie Aie- siguientes (dónde conseguir agua en épocas
llo, de la Fundación Wenner-Gren en Nueva de sequía, por ejemplo). Para Stringer, una
York, los neandertales eran los “todoterreno” vida más larga da la posibilidad de generar
de los homínidos. Diversos estudios sobre ta- Gibraltar redes sociales más extensas y mayores repo-
sas metabólicas han concluido que estos ho- Estrecho sitorios de conocimientos. Los neandertales,
de Gibraltar
mínidos arcaicos requerían más calorías para en cambio, tenían una vida más corta, por lo
sobrevivir que los Homo sapiens. que sus conocimientos podían perderse con
Karen Steudel-Numbers, de la Universidad MARRUECOS mayor facilidad.
de Wisconsin en Madison, ha calculado que el Otras pistas sobre las causas de la extin-
coste energético de la locomoción era un 32 ción de los neandertales quizá provengan del
por ciento mayor en los neandertales que en análisis de su genoma, cuya secuenciación está
Homo sapiens, porque los primeros tenían un previsto que termine este año. Sin embargo,
cuerpo más robusto y tibias más cortas que Bibliografía las respuestas irán saliendo poco a poco a la
habrían reducido su zancada. Según Andrew
W. Froehle, de la Universidad de California en
complementaria luz, pues todavía no se conoce el significado
funcional de muchas de las regiones del geno-
OLDER AGE BECOMES COMMON
San Diego, y Steven E. Churchill, de la Uni- ma en los humanos actuales, y por supuesto
LATE IN HUMAN EVOLUTION.
versidad de Duke, los neandertales necesitaban Rachel Caspari y Sang-Hee tampoco en los neandertales.
consumir diariamente entre 100 y 350 calorías Lee en Proceedings of the Natio- Stringer afirma que estamos muy lejos de
más que los Homo sapiens que vivieran en nal Academy of Sciences USA, poder interpretar el significado del genoma
las mismas condiciones. De esa forma, Homo vol. 101, n.o 30, págs. 10.895- de un neandertal. Aun así, los futuros análisis
10.900; 27 de julio, 2004.
sapiens pudo aventajar a los neandertales sim- pueden descubrir las diferencias cognitivas y
plemente por el hecho de ser más eficiente en RAPID ECOLOGICAL TURNOVER
metabólicas entre los dos grupos y arrojar luz
el consumo: si dedicaban menos energía a las AND ITS IMPACT ON NEANDER- sobre la hipótesis de un posible cruzamiento
funciones vitales, podían utilizar más energía THAL AND OTHER HUMAN POPU- entre neandertales y Homo sapiens.
para reproducirse y asegurar la supervivencia LATIONS. Clive Finlayson y José La investigación de la prehistoria está lejos
S. Carrión en Trends in Ecology
de su prole. de haber terminado. Pero los científicos están
and Evolution, vol. 22, n.o 4,
Existe otra diferencia entre neandertales y págs. 213-222; 2007. de acuerdo en lo siguiente: sin decantarse por
Homo sapiens que merece la atención, pues si fue el clima o la lucha con Homo sapiens, o
pudo ser la que dio a éstos superioridad en la HEADING NORTH: AN AFRICANIST una combinación de ambos, la causa final de
wikimedia commons/dominio público (cueva); laurie grace (mapa)

supervivencia. La investigación llevada a cabo PERSPECTIVE ON THE REPLACE- la extinción de los neandertales, los factores
MENT OF NEANDERTHALS BY
por Rachel Caspari, de la Universidad Central precisos que condujeron a la desaparición de
MODERN HUMANS. Curtis
de Michigan, muestra que, hace unos 30.000 W. Marean en Rethinking the las poblaciones de esos homínidos variaron de
años, el número de individuos de Homo sapiens Human Revolution. Dirigido por una a otra. En algunos casos la causa pudo ser
que vivieron durante tiempo suficiente para Paul Mellars et al. McDonald la enfermedad; en otros, la endogamia. Cada
conocer a sus nietos se disparó. Institute for Archaeological valle tendría su propia historia.
Research, Cambridge, 2007.
No sabemos cuál fue el motivo de ese in- En cuanto a los últimos neandertales, los
cremento de la longevidad en Homo sapiens, NEANDERTHAL EXPLOITATION OF que vivieron en las cuevas costeras de Gibral-
pero el cambio tuvo dos consecuencias clave. MARINE MAMMALS IN GIBRALTAR. tar hace 28.000 años, no se pasaron la vida
En primer lugar, las personas disponían de C. B. Stringer et al. en Procee- compitiendo con Homo sapiens, si seguimos a
más años reproductivos, es decir, incrementaba dings of the National Academy Finlayson, pues parece que éstos habitaron la
of Sciences USA, vol. 105,
su potencial de fertilidad. En segundo lugar, n.o 38, págs. 14.319-14.324;
región miles de años después de la desaparición
tenían más tiempo para adquirir conocimiento 23 de septiembre, 2008. de los neandertales. El resto de la historia está
especializado y transmitirlo a las generaciones todavía por descubrir.

INVESTIGACION Y CIENCIA, octubre, 2009 21


Accede a la
HEMEROTECA
DIGITAL
TODAS LAS REVISTAS DESDE 1990

Suscríbete y accede a todos los artículos

PAPEL ARCHIVO DIGITAL


Elige la modalidad mixta Encuentra toda Accede desde cualquier
y recibirás también la i­nformación sobre ordenador o tableta
las revistas impresas el desarrollo de la ciencia al PDF de más de 8000
correspondientes al y la tecnología durante artículos elaborados
­período de suscripción los últimos 25 años por expertos

www.investigacionyciencia.es