Você está na página 1de 10

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 197-206

ISSN 1405-7743 FI-UNAM


(artículo arbitrado)
doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.riit.2015.03.004

Corrosividad atmosférica del cobre y del acero en dos localidades


de Villahermosa, Tabasco
Corrosivity Index Copper and Steel at Two Locations in Villahermosa, Tabasco

Tejero-Rivas María Candelaria Bautista-Margulis Raúl Germán


División Química Ciencias Biológicas
Universidad Tecnológica de Tabasco Universidad Juárez Autónoma de Tabasco
Correo: tercy25@hotmail.com Correo: margulisrg@hotmail.com

Hernández-Morales Nancy Elena


División Química
Del Ángel-Meraz Ebelia Universidad Tecnológica de Tabasco
Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, DAIA Villahermosa, Tabasco México.
Correo: ebelia.delangel@ujat.mx Correo: n_elena81@hotmail.com

Información del artículo: recibido: octubre de 2013, reevaluado: noviembre de 2013, aceptado: marzo de 2014

Resumen

Este trabajo presenta un estudio de la corrosión atmosférica del cobre y del


acero al carbono realizado en dos ambientes de Villahermosa, Tabasco du-
Descriptores:
rante seis meses. El sitio de ensayo de la zona industrial se ubicó en el Insti-
tuto Tecnológico de Villahermosa (ITVH) y el sitio rural-urbano en la ‡ DFHURDOFDUERQR
Universidad Tecnológica de Tabasco (UTTAB). Se utilizó el método alambre ‡ FREUH
sobre tornillo de acuerdo a la Norma ASTM G116-93; el aluminio en combi- ‡ FRQWDPLQDQWH
nación con un tornillo de acero al carbón proporcionó el índice de corrosivi- ‡ FRUURVLyQ
dad marina (MA), el tornillo de cobre da el índice de corrosividad industrial
(IA) y el tornillo de plástico nylon da el índice de corrosividad rural-urbano
(RUA). La determinación de los contaminantes atmosféricos (cloruros y dió-
xido de azufre), se obtuvo con los métodos de candela húmeda y platos de
sulfatación de acuerdo con la Norma ISO 9225. Se realizaron estudios de
morfología en los productos de corrosión formados en las probetas de torni-
llo, aplicando microscopía electrónica de barrido acoplado con energías dis-
™Ž›œ’ŸŠœǯȱ ˜œȱ ™›˜žŒ˜œȱ Žȱ Œ˜››˜œ’à—ȱ šžŽȱ œŽȱ ˜›–Š›˜—ȱ Ž—ȱ •Šȱ œž™Ž›ęŒ’Žȱ Ž•ȱ
cobre y el acero al carbono, tienen una morfología en forma de ampolla, ca-
racterísticas de la adición de sales solubles, particularmente sulfatos y cloru-
›˜œǰȱ’Ž—’ęŒŠ˜œȱŽ—ȱ•Šœȱ˜œȱŽœŠŒ’˜—Žœǯ
Corrosividad atmosférica del cobre y del acero en dos localidades de Villahermosa, Tabasco

Abstract

This paper presents a study of the atmospheric corrosion of copper and carbon steel
made in two environments Villahermosa, Tabasco for six months. The test site of the
Keywords:
industrial zone started Villahermosa Institute of Technology (ITVH) and rural-ur-
ban site at the Technological University of Tabasco (UTTAB). Aluminum in combi- ‡ carbon steel
nation with a screw carbon steel provided the index marine corrosivity (MA), the ‡ copper
brass screw gives the index of industrial corrosivity (IA; wire method of screw ac- ‡ contaminant
cording to ASTM G116 -93 was used) and the plastic screw nylon gives the rate of ‡ corrosion
rural-urban corrosivity (RUA). The determination of air pollutants (sulfur dioxide
and chlorides), was with the methods of wet candle and sulfation plates according to
ISO 9225. Morphology studies were performed on the corrosion products formed on
the specimens screw, using scanning electron microscopy coupled with energy dis-
persive. The corrosion products that formed on the surface of copper and carbon
steel, having a bulb-shaped morphology characteristic of the addition of soluble salts,
™Š›’Œž•Š›•¢ȱœž•™‘ŠŽœȱŠ—ȱŒ‘•˜›’Žœǰȱ Ž›Žȱ’Ž—’ꮍȱ’—ȱ‘Žȱ ˜ȱœŠ’˜—œǯ

Introducción rrosividad en zonas industriales (Ramírez et al., 2008).


En Villahermosa se han realizado trabajos acerca de la
Actualmente uno de los problemas más graves causa- corrosividad como los de Garcés (2002), en este estu-
dos por la contaminación ambiental, es la corrosión de dio se evaluó el desempeño de materiales como el alu-
los materiales. Las estructuras metálicas expuestas a la minio, cobre, latón y zinc, en donde se encontraron
atmósfera como: monumentos, puentes, construccio- velocidades de corrosión alta (C5). Del Ángel et al.
nes, etcétera, se deterioran debido a la corrosión atmos- (2009) realizaron estudios de corrosión atmosférica
férica. El grado de deterioro de los materiales se del acero galvanizado, registrando velocidades de co-
relaciona directamente con el tipo de atmósfera al que rrosión media (C3). En ambos estudios se calculó la
se encuentra expuesto el metal, los factores climáticos y velocidad de corrosión por el método de probetas pla-
los contaminantes son los que determinan el tipo de nas. Este es el primer trabajo desarrollado en Tabasco
™›˜žŒ˜œȱŽȱŒ˜››˜œ’à—ȱšžŽȱœŽȱ˜›–Š—ȱŽ—ȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’Žȱ sobre el índice de corrosividad atmosférica, utilizando
de los metales (Del Ángel et al., 2009). La contaminación el método de probeta de alambre sobre tornillo en dos
atmosférica se debe a la presencia en el aire de materias zonas de estudio.
o formas de energía que impliquen riesgo, daño o mo-
lestia grave para las personas y bienes, pueden atacar a Experimental
distintos materiales, reducir la visibilidad o producir
olores desagradables (Villada et al., 2009). Los sitios de ensayo fueron en el Instituto Tecnológico
Los principales mecanismo de contaminación at- Žȱ ’••Š‘Ž›–˜œŠȱ Š‹ŠœŒ˜ȱ ǻ 
Ǽȱ ’Ž—’ęŒŠ˜ȱ Œ˜–˜ȱ
mosférica son los procesos industriales que implican zona industrial y en la Universidad Tecnológica de Ta-
combustión en las industrias, así como fuentes móviles basco (UTTAB) como una zona rural-urbana. La exposi-
y fuentes de área que generan dióxido de carbono y ción de las probetas se realizó de acuerdo a las es-
monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y azufre, ™ŽŒ’ęŒŠŒ’˜—ŽœȱŽȱ•Šȱ—˜›–Šȱ ȱŞśŜśǰȱŽ•ȱ™Š—Ž•ȱœŽȱ˜›’Ž—àȱ
entre otros contaminantes y las condiciones climáticas directamente de frente a los vientos dominantes en un
(Valdés et al., 2010). Estudios mundiales han demostra- lugar alto y sin obstáculos que obstruyan la incidencia
do que el costo total de las pérdidas de metales por co- ’›ŽŒŠȱŽȱ•˜œȱŸ’Ž—˜œȱǻꐞ›ŠȱŗǼǯ
rrosión es por lo menos 4-5% del PIB de un país
(Yuantai y Ying, 2010). %DQFRGHSUXHEDVGHDODPEUH
Muchos trabajos se han realizado hasta la fecha VREUHWRUQLOOR
para determinar el comportamiento de diferentes ma-
teriales frente a la corrosión en distintos lugares y uti- Esta técnica está basada en la evaluación de la pérdida
lizando diferentes materiales y técnicas, como probetas de masa que experimenta un alambre metálico enro-
planas y probetas de alambre sobre tornillo. Estudios llado en la rosca de un tornillo que suele tener un
realizados por el método de alambre sobre probeta en comportamiento catódico respecto al alambre (Linares,
el estado de Veracruz reportaron un alto índice de co- 2009). El alambre de aluminio se utiliza en combinación

198 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Tejero-Rivas María Candelaria, Del Ángel-Meraz Ebelia, Bautista-Margulis Raúl Germán, Hernández-Morales Nancy Elena

con un tornillo de acero al carbón que proporciona el gel et al., 2007). Para la caracterización ambiental de los
índice de corrosividad marina (AM), el tornillo de co- sitios de ensayo se recurrió a datos meteorológicos.
bre se utiliza para el índice de corrosividad industrial Para el análisis de los parámetros climáticos se procesa-
(AI) y el tornillo de plástico nylon se considera para el ron los valores horario de temperatura (T°C), humedad
índice de corrosividad rural-urbano (RUA). relativa (HR) del aire y velocidad de viento promedio
Para la preparación de las probetas de alambre so- por mes en ambos sitios de ensayo, registrados y pro-
bre tornillo, se utilizaron tornillos de acero al carbón porcionados por las estaciones meteorológicas locales
1045, cobre y de plástico (nylon). Las dimensiones utili- de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).
zadas en los tornillos fueron de 1.5 cm de diámetro y 12
cm de longitud. El alambre de aluminio comercial es de
0RUIRORJtDGHOSURGXFWRGHFRUURVLyQ
1.5 mm de diámetro y 1 m de longitud. El alambre fue
enrollado sobre la cuerda del tornillo y sujetado en sus Para determinar la morfología de los productos de co-
Ž¡›Ž–˜œȱ™˜›ȱ˜œȱ˜›’ęŒ’˜œȱ™›Ž™Š›Š˜œȱŽ—ȱŒŠŠȱ˜›—’••˜ǯȱ rrosión se utilizó el microscopio electrónico de barrido
Antes del montaje, los tornillos se limpiaron de acuerdo (MEB), con un detector EDS (espectroscopia de energía
a la norma ISO 9226 y 8407. dispersiva) que permitió obtener información diversa
Para la determinación del SO2 atmosférico, se em- como morfología y composición elemental.
pleó el método denominado “platos de sulfatación”,
estos se recolectaron después de un mes de exposición Resultados y discusión
y se les realizó un análisis químico basado en la norma
ISO 9225:1992. Para la determinación de cloruros at- Durante el periodo de estudio se realizó un registro
mosféricos, se empleó el método denominado “candela mensual de la velocidad de deposición de dióxido de
húmeda”. Las muestras se analizaron cada mes en el azufre (SO2) y NaCl, como principales agentes corrosi-
laboratorio de acuerdo con la norma ISO 9225:1992. La vos para los metales. El SO2 es uno de los agentes más
limpieza de los tornillos de acero, cobre y alambre de importante para la corrosión de materiales, ya que par-
aluminio se realizó utilizando la técnica gravimétrica ticipa activamente en la interface metal-ambiente de
(pérdida de masa); se eliminaron los productos de co- ™Ž•ÇŒž•Šȱ‘ø–ŽŠȱ˜›–ŠŠȱœ˜‹›Žȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’ŽȱŽ•ȱ–ŠŽ-
rrosión de acuerdo a la Norma ISO 8407. Para la estima- rial y de esta manera puede acelerar su corrosión at-
ción de los índices de corrosividad se aplicó la ecuación mosférica. Las concentraciones mensuales de depo-
1 en la forma descrita por la norma ASTM 116-93. Los sición de SO2 variaron durante los meses de estudio y se
resultados obtenidos, permitieron caracterizar el índice observó un aumento en sus valores durante los eventos
de corrosividad de cada material en función de la velo- de quema de pastizales en zonas aledañas del ambiente
cidad de corrosión para un periodo menor de un año de rural-urbano de la UTTAB, donde fue más acentuada
acuerdo con la norma ISO 9223 (Genesca, 1994). en los meses de mayo y junio. En el ambiente del ITVH
se registró un aumento en la deposición de este conta-
ȱƽȱǻ̇P / Pi) * 100 (1) minante agresivo en la mayoría de los meses, debido a
œžȱŒŽ›ŒŠ—ÇŠȱŠȱŒ’Ž›Šœȱ’—žœ›’Šœȱ¢ȱŠ•ȱ›¤ęŒ˜ȱŸŽ‘’Œž•Š›ǯȱŠȱ
˜—Žȱ̇P es la pérdida de peso del aluminio, Pi es el agresividad corrosiva del ambiente de ITVH es muy
peso inicial que tenía el alambre antes de ser expuesto a baja (P0), según la norma ISO 9223:92, debido a que los
la atmosfera.

3DUiPHWURVFOLPiWLFRV
En un clima tropical-húmedo,
las fuertes variaciones de los D 88$79
parámetros climáticos, como la
humedad relativa, la tempera-
tura, la velocidad del viento,
las precipitaciones pluviales, la
radiación solar, entre otros,
afectan de una manera rele-
vante muchos procesos físicos,
químicos y biológicos (Del Án- )LJXUD 3DQHOGHH[SRVLFLyQGHODVPXHVWUDVGHDFHUR\FREUHLQFOLQDGRƒ

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 199
Corrosividad atmosférica del cobre y del acero en dos localidades de Villahermosa, Tabasco

valores de deposición diaria de este contaminante estu- este contaminante muestra una relación directa con la
vieron en el intervalo de 0.06 a 8.09 ± 3.74 mg/m2.d (ta- distancia de la costa, asimismo su presencia depende
bla 1), mientras en el ambiente rural-urbano de la de los períodos con frentes fríos y velocidad de viento.
UTTAB los valores respectivos fueron de 0.05 a 9.08 ± Debido a que el ambiente de ITVH se encuentra a 76 km
3.61 mg/m2d con una categoría de agresividad muy de la costa del Golfo de México, la cantidad de cloruros
baja (P0). Ž™˜œ’Š˜œȱœ˜‹›Žȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’ŽȱŽ•ȱ–ŽŠ•ȱŽ—ȱŽ•ȱ™Ž›’˜˜ȱ
Investigaciones realizadas en ciudades con climas de este estudio (0.17 – 1.39 ± 0.43 mg/m2d) fue en gene-
›˜™’ŒŠ•ŽœȬ‘ø–Ž˜œȱ ›ŽĚŽ“Š—ȱ –Š¢˜›ȱ Š›Žœ’Ÿ’Šȱ ‘ŠŒ’Šȱ ral mayor, comparada con la cantidad depositada en el
los metales, principalmente por el efecto de contami- ambiente urbano de Villahermosa (0.06 – 0.97 ± 0.38
nantes de iones cloruros y dióxido de azufre, el primero mg/m2ǼȱǻŠ‹•ŠȱŘǼǯȱŽȱŽœŠȱ–Š—Ž›ŠǰȱœŽø—ȱ•ŠȱŒ•Šœ’ęŒŠŒ’à—ȱ
se incorpora a la atmósfera desde el mar. La cantidad propuesta por la norma ISO 9223:92, la agresividad co-
de cloruros depositada en los sitos de ensayo indica que rrosiva para los dos ambientes fue muy baja (SO).

7DEOD9HORFLGDGPHQVXDOGHGHSRVLFLyQ 9dep GHO622 PJP2G VHJ~QODQRUPD,62SDUDORVGRV


VLWLRVGHHQVD\R
Vdepȱƀ Vdepȱƀ
Tiempo (mg/m2.d) Categoría (mg/m2.d) Categoría
(Ene-Jun 2012) UTTAB ISO 9223:1992 ITVH ISO 9223:1992
Enero 0.10 Po 0.06 Po
Febrero 0.05 Po 0.30 Po
Marzo 1.83 Po 0.47 Po
Abril 4.35 Po 2.98 Po
Mayo 9.08 Po 8.09 Po
Junio 6.18 Po 7.71 Po

7DEOD9HORFLGDGPHQVXDOGHGHSRVLFLyQ Vdep GHO1D&O PJPòG HQORVDPELHQWHVGHHVWXGLR


Vdep NaCl Vdep NaCl
Tiempo (mg/m2.d) Categoría (mg/m2.d) Categoría
(Ene-Jun 2012) UTTAB ISO 9223:1992 ITVH ISO 9223:1992
Enero 0.14 So 0.64 So
Febrero 0.06 So 0.17 So
Marzo 0.68 So 0.82 So
Abril 0.97 So 1.39 So
Mayo 0.74 So 0.92 So
Junio 0.16 So 0.38 So

7DEOD9DORUHVPHQVXDOHVGHGDWRVPHWHRUROyJLFRVGHORVVLWLRVGHHQVD\R

Tiempo Velocidad de Viento (m/s) HR % T °C


(Dic 2011-Jun 2012) UTTAB ITVH UTTAB ITVH UTTAB ITVH
Diciembre 3.06 3.24 89.45 91.75 30.14 24.11
Enero 3.97 3.24 85.44 89.37 27.85 23.59
Febrero 4.26 3.6 98.75 89.9 26.37 24.07
Marzo 5.15 4.11 75.86 78.22 27.33 26.04
Abril 3.53 3.71 75.41 76.45 30.04 26.92
Mayo 3.78 3.1 79.99 83.39 30.15 27.85
Junio 4.04 3.9 79.05 83.05 30.16 28.28

200 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Tejero-Rivas María Candelaria, Del Ángel-Meraz Ebelia, Bautista-Margulis Raúl Germán, Hernández-Morales Nancy Elena

En la tabla 3 se muestran los valores de temperatura, baja, la cual aumenta en el primero y segundo bimestre,
humedad relativa y velocidad de vientos, tomados con propio de las actividades urbanas realizadas. A estas
base a seis meses durante el periodo de exposición de condiciones atmosféricas les añadimos el efecto de los
las probetas en el ITVH y UTTAB. En las zonas tropica- parámetros contaminantes como los cloruros, que no
les, donde las variaciones de la temperatura durante el están tan altos como en la costa; sin embargo son nive-
día son generalmente mayores, la humedad relativa •Žœȱ œžęŒ’Ž—Žœȱ ™Š›Šȱ ’—Œ›Ž–Ž—Š›ȱ •Šȱ Œ˜››˜œ’Ÿ’Šǯȱ ˜œȱ
cambia considerablemente en el curso del día. Se sabe índices para una atmósfera rural y urbana registraron
que durante la quema de biomasa, se liberan importan- una corrosividad relativamente baja en los dos prime-
tes cantidades de dióxido de azufre (Graf et al., 1997; ros bimestres, rebasando también el límite permitido en
Figueruelo y Dávila, 2004). En la ciudad de Villahermo- Ž•ȱŽ›ŒŽ›˜ǰȱ•˜ȱŒžŠ•ȱœ’—’ęŒŠȱšžŽȱŽ—ȱŽœŽȱ‹’–Žœ›ŽȱœŽȱŠ•ŒŠ—-
sa, esta actividad se realiza de manera programada du- zó una zona de tipo urbano-industrial (tabla 6).
rante la época de estiaje entre los meses de abril y junio, El estudio de morfología se realizó en las muestras
alcanzando su pico máximo en marzo, mismos que se de acero al carbono y cobre, expuestas a la atmósfera de
pueden relacionar con las velocidades de viento altas los dos sitios de ensayo obteniéndose un espectrogra-
reportadas entre los meses de febrero y marzo. Las con- ma por cada material, a partir de ellos se realizó la iden-
centraciones de cloruros y SO2 observados tuvieron un ’ęŒŠŒ’à—ȱŽȱ•˜œȱ™›˜žŒ˜œȱŽȱŒ˜››˜œ’à—ȱ™›ŽœŽ—ŽœȱŽ—ȱ•Šȱ
impacto notorio en el comportamiento corrosivo de la muestra. En el siguiente apartado se representan las
atmósfera en las estaciones con fuertes vientos y tempe- micrografías y el análisis EDS de los productos de co-
raturas secas. ››˜œ’à—ȱ šžŽȱ žŽ›˜—ȱ ’Ž—’ęŒŠ˜œȱ Ž—ȱ ŒŠŠȱ –ŠŽ›’Š•ȱ ™˜›ȱ
cada uno de los sitios de ensayo e incluyen la muestra
testigo (mes cero).
ÌQGLFHVGHFRUURVLYLGDGDWPRVIpULFD
—ȱ•Šȱꐞ›ŠȱřȱœŽȱ–žŽœ›Šȱ•ŠȱŒŠ›ŠŒŽ›’£ŠŒ’à—ȱ–˜›˜•à-
El monitoreo de la corrosividad atmosférica del ITVH ’ŒŠȱœž™Ž›ęŒ’Š•ȱŽȱ•Šȱ–žŽœ›ŠȱŽœ’˜ȱŽȱŠŒŽ›˜ȱŠ•ȱŒŠ›‹˜-
(tabla 5), indica que las condiciones meteorológicas in- no instalado en ITVH, con la técnica de microscopia de
̞¢Ž—ȱŽ—ȱ•ŠœȱŒ˜—’Œ’˜—ŽœȱŠ›Žœ’ŸŠœȱŽȱ•ŠȱŠ–àœŽ›Šǯȱ—ȱ barrido electrónico, se observa claramente la aleación
cuanto a los índices de corrosividad evaluados se puede de materiales como el hierro en el acero al carbono, por
decir que los de la atmósfera marina (AM) se incremen- •˜ȱšžŽȱœŽȱ™žŽŽȱŒ˜—ę›–Š›ȱšžŽȱŽ•ȱ–ŠŽ›’Š•ȱŽœŠ‹Šȱ™ž›˜ǰȱ
tan considerablemente en el segundo y tercer bimestre, libre de elementos como azufre y cloro, contaminantes
lo cual se puede atribuir a la temporada de nortes, que presentes en la atmósferas y causantes de los productos
arrastra gran cantidad de cloruros desde las costas del de corrosión.
Golfo de México, como se observa en la velocidad de •ȱ Š—¤•’œ’œȱ œž™Ž›ęŒ’Š•ȱ Žȱ •Šœȱ –žŽœ›Šœȱ Žȱ ŠŒŽ›˜ȱ Š•ȱ
viento reportada durante los meses de marzo- abril en carbono instaladas en el ITVH utilizando el microsco-
los que alcanzaron las cantidades más altas de 3.71 y 4.11 pio electrónico de barrido (MEB) en enero del 2012,
m/s. Sin embargo, la atmósfera industrial (AI), también se –žŽœ›Š—ȱ™˜›˜œ’ŠŽœȱŽ—ȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’Žȱ¢ȱ˜›–ŠŒ’à—ȱŽȱ
incrementa excesivamente; no obstante, el contenido de ampollas debido a la presencia de productos de corro-
azufre se considera bajo, lo cual se atribuye también a la œ’à—ȱ ǻꐞ›Šȱ ŚǼǯȱ Žȱ ’žŠ•ȱ –Š—Ž›Šȱ Ž—ȱ •Šȱ ꐞ›Šȱ Ś‹ǰȱ œŽȱ
presencia de los cloruros que resultaron altos en los me- muestra el análisis elemental (EDS), en donde se obser-
ses de abril y mayo. Esto resultó por la alta actividad ur- va la aparición de las primeras fases de productos de
bana propia del lugar, al grado que rebasaron los límites corrosión. Se detectó la presencia de Azufre y Cl, la fase
establecidos para una atmósfera industrial. Los índices de Fe continúa siendo la mayoritaria en la muestra de
para una atmósfera rural y urbana (RUA), registraron un acero al Carbono, de igual manera elementos como el
incremento considerable en el tercer bimestre principal- Oxígeno y Silicio, este último como parte de 1% de su
mente, rebasando también los límites permitidos, lo que composición química.
seguramente se debe a las condiciones climáticas, ya que En cuanto a lo que corresponde a la caracterización
por su intensidad combinan las condiciones de hume- –˜›˜•à’ŒŠȱœž™Ž›ęŒ’Š•ȱŽȱ•Šȱ–žŽœ›ŠȱŽœ’˜ȱŽȱŠŒŽ›˜ȱŠ•ȱ
dad y temperatura que arrastran los vientos en la tempo- ŒŠ›‹˜—˜ȱ ’—œŠ•Š˜ȱ Ž—ȱ ǰȱ •Šȱ ꐞ›Šȱ śǰȱ –žŽœ›Šȱ Š•ȱ
rada de nortes principalmente (tabla 4). Hierro, silicio, manganeso y carbono como parte de la
En la zona de estudio de la Universidad Tecnológica aleación de este material.
de Tabasco, se muestran índices de corrosividad en au- El espectrograma del primer mes de exposición del
mento en el ambiente marino (AM), pero que se encuen- ŠŒŽ›˜ȱŠ•ȱŒŠ›‹˜—˜ȱŽ—ȱŽ•ȱŠ–‹’Ž—ŽȱŽȱ•Šȱȱǻꐞ›ŠȱŜǼǰȱ
tran dentro del límite estándar. La atmósfera industrial presenta elementos como Ca, Fe y O, que son los últimos
(AI), presenta durante el primer bimestre corrosividad productos mayoritarios. La presencia de Cl y S en la

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 201
Corrosividad atmosférica del cobre y del acero en dos localidades de Villahermosa, Tabasco

7DEOD&ODVLILFDFLyQGHODFRUURVLYLGDGEDVDGRHQODQRUPD,62 —ȱ •Šȱ ꐞ›Šȱ ŝȱ œŽȱ –žŽœ›Šȱ •Šȱ ŒŠ-


Simbología Corrosividad Atmósfera Estándar ›ŠŒŽ›’£ŠŒ’à—ȱ –˜›˜•à’ŒŠȱ œž™Ž›ę-
cial de la muestra testigo del cobre
Baja Costera 0.4 - 9
instalado en ITVH, también el mate-
Aceptable Industrial 0.15 – 1.8 rial en estado libre de elementos
Agresiva Rural 1a2 contaminantes presentes en las at-
Muy agresiva mósferas y causantes de los produc-
tos de corrosión.
7DEODÌQGLFHGHFRUURVLYLGDGHQHO,79+ A través del microscopio electró-
nico de barrido se observó corrosión
Tiempo AM, % AI, % RUA%
por picaduras en la probeta de cobre,
Bimestre 1 5.5 0.7 0.5 que el ojo humano no puede obser-
Bimestre 2 15 1.7 1.1 var a simple vista debido a que las
Bimestre 3 13.9 6.5 3.6 hendiduras son muy pequeñas. El
espectrograma muestra presencia de
)LJXUD 0DSDGHXELFDFLyQGHORVVLWLRVGHHQVD\R metales como calcio (Ca), silicio (Si),
aluminio (Al) y elementos no metáli-
cos contaminantes con el azufre (S) y
iones cloruros (Cl-). Se sugiere que la
GOLFO DE presencia de aluminio forma una
MEXICO placa de óxido conocido como alú-
–’—Šȱœ˜‹›Žȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’Žǰȱ˜›–ŠŒ’à—ȱ
característica de este metal con el
˜¡ÇŽ—˜ȱŠ–˜œ·›’Œ˜ȱǻꐞ›ŠȱŞǼǯ
El estudio de MEB realizado al
tornillo de cobre testigo en la UTTAB
muestra el material limpio, sin conta-
–’—Š—Žœȱ˜ȱ’—Œ›žœŠŒ’˜—Žœȱǻꐞ›ŠȱşǼǯȱ
La característica que hace más
interesante el análisis de la corro-
sión atmosférica del cobre es que
sus productos de corrosión, además
de ser insolubles en el agua de llu-
via, son compuestos que incluyen a
los contaminantes. Por esta razón se
utilizaron, para censar el nivel de
contaminación de un determinado
sitio y para establecer el origen de
elementos espúreos no investigados
a través de los procedimientos espe-
Œ’ęŒŠ˜œȱ Ž—ȱ •Šœȱ ›Žœ™ŽŒ’ŸŠœȱ —˜›–Šœȱ
7DEODÌQGLFHGHFRUURVLYLGDGHQOD877$% de evaluación de las categorías de corrosividad.
Tiempo AM % AI % RUA% La muestra de cobre expuesta durante el primer
mes, presenta metales como Fierro (Fe), Aluminio (Al)
Bimestre 1 1.2 1.9 1.1
¢ȱ’•’Œ’˜ȱǻ’ǼȱŒ˜–˜ȱœŽȱŠ™›ŽŒ’ŠȱŽ—ȱ•Šȱꐞ›ŠȱŗŖǯȱ•ȱ–’œ–˜ȱ
Bimestre 2 8.5 2.9 1.2 tiempo que se observan elementos como Oxígeno (O),
Bimestre 3 5.1 6.4 2.2 Cloro (Cl-) y Azufre (S).

muestra indica que, aunque la velocidad de deposición Conclusiones


de estos contaminantes provenientes del ambiente de la
ȱžŽ›˜—ȱ›Ž•Š’ŸŠ–Ž—Žȱ‹Š“˜œǰȱŽœ˜œȱ’—Ěž¢Ž—ȱ’›ŽŒ- En la zona de estudio ITVH se manifestó un índice de
tamente en la velocidad de corrosión de este material. corrosividad agresivo para los materiales estudiados de

202 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Tejero-Rivas María Candelaria, Del Ángel-Meraz Ebelia, Bautista-Margulis Raúl Germán, Hernández-Morales Nancy Elena

D     E
[MAP 1]

35.0

30.0 Fe

25.0

Co u n ts[x1 .E+3 ]
20.0
Fe
Mn
15.0 Fe
Cr Mn
Mn
10.0
Cr Fe
C Cr Cr
Al FeKesc Mn
5.0

0.0
0.00 2.00 4.00 6.00 8.00 10.00 12.00 14.00
0.2 mm BES keV

)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHODPXHVWUDWHVWLJRGHODFHURDOFDUERQRGHO,79+

D     E
[MAP 2]
70.0

60.0

50.0 O
Counts[x1.E+3]

40.0
Fe
30.0
Fe
Mn
Fe
20.0 Mn
Cl Mn
S Ca Fe
C
10.0 Si S Cl Ca FeKesc Mn

0.0
0.00 2.00 4.00 6.00 8.00 10.00 12.00 14.00
0.2 mm BES keV

)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHODFHURFRUUHVSRQGLHQWHDOSULPHUPHVGHH[SRVLFLyQHQHO,79+ HQHUR

D     E
[MAP 1]

45.0

40.0 Fe

35.0
Co u n ts[x1 .E +3 ]

30.0

25.0 Fe

20.0
Mn Mn
15.0 Fe

Mn Fe
10.0
C FeKesc Mn
5.0

0.0
0.2 mm BES 0.00 2.00 4.00 6.00 8.00
keV
10.00 12.00 14.00

)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHODPXHVWUDWHVWLJRGHODFHURDOFDUERQRHQOD877$%

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 203
Corrosividad atmosférica del cobre y del acero en dos localidades de Villahermosa, Tabasco

D     E
[MAP 1]
45.0

40.0

35.0 O

30.0

Co un ts[x1.E+3 ]
25.0 Fe

20.0

15.0
Fe
10.0 Fe
Fe
C
FeKesc
5.0

0.0
0.00 2.00 4.00 6.00 8.00 10.00 12.00 14.00
keV
0.2 mm BES
)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHODFHURFRUUHVSRQGLHQWHDOSULPHUPHVGHH[SRVLFLyQHQOD877$% HQHUR

D     E [MAP 1]
40.0

35.0
Cu
30.0
Counts[x1.E+3]

25.0

20.0

15.0

Cu
10.0
Cu
C Cu
5.0

0.0
0.00 2.00 4.00 6.00 8.00 10.00 12.00 14.00
0.2 mm BES keV

)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHODPXHVWUDWHVWLJRGHOFREUHHQHO,79+

D     E
[MAP 1]
50.0

40.0 Cu
Counts[x1.E+3]

30.0

20.0 Cu

O
Cl
C Cu Si
10.0 Fe Al S Ca
Cu
Fe S Cl Ca FeKesc Fe Fe

0.0
0.00 2.00 4.00 6.00 8.00 10.00 12.00 14.00
0.2 mm BES keV

)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHOFREUHFRUUHVSRQGLHQWHDOSULPHUPHVGHH[SRVLFLyQHQHO,79+ HQHUR

204 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM
Tejero-Rivas María Candelaria, Del Ángel-Meraz Ebelia, Bautista-Margulis Raúl Germán, Hernández-Morales Nancy Elena

D     E [MAP 1]

60.0

Cu
50.0

Co u n ts[x1 .E+3 ]
40.0

30.0

20.0
Cu
Cu
10.0 C Cu

0.0
0.00 2.00 4.00 6.00 8.00 10.00 12.00 14.00
0.2 mm BES keV

)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHOFREUHFRUUHVSRQGLHQWHDOSULPHUPHVGHH[SRVLFLyQHQHO877$% HQHUR

D     E
[MAP 1]
8.0

7.0
Cu
6.0
Co u n ts[x1 .E+3 ]

5.0

4.0
O Cu
3.0

Cl
2.0 Cu Si
CFe Al S
S Cu
Fe Cl FeKesc Fe Fe
1.0

0.0
0.00 2.00 4.00 6.00 8.00 10.00 12.00 14.00
0.2 mm BES keV

)LJXUD0LFURJUDItD\DQiOLVLV('6GHOFREUHFRUUHVSRQGLHQWHDOSULPHUPHVGHH[SRVLFLyQHQHO877$% HQHUR

la atmósfera marina (AM), el índice de corrosividad fue en el tercero, no obstante que el contenido de azufre fue
aceptable durante el primero y segundo bimestre, vol- bajo en ambos sitios de ensayo. Las categorías de agre-
viéndose muy agresivo en el tercer bimestre. En el caso sividad corrosiva con base en los contaminantes (SO2 y
de la atmósfera industrial (AI), se mostró un índice de NaCl), con referencia en la norma ISO 9223:92, se en-
agresividad muy alto en los tres bimestres de estudio. contró baja tanto para el SO2 (P0) y los cloruros (S0) en
Los índices para una atmósfera rural y urbana (RUA), re- los dos sitios de ensayo.
gistraron un incremento de corrosividad aceptable en La morfología de los productos de corrosión que se
los dos primeros bimestres, rebasando también los lí- ˜›–Š›˜—ȱŽ—ȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’ŽȱŽ•ȱŠŒŽ›˜ȱ™›ŽœŽ—àȱ˜›–ŠȱŽȱ
mites permitidos en el tercero. En la zona de estudio de ampolla, característica de la adición de sales solubles,
la UTTAB, se muestran incrementos en los índices de ™Š›’Œž•Š›–Ž—Žȱ œž•Š˜œȱ ¢ȱ Œ•˜›ž›˜œǰȱ ’Ž—’ęŒŠ˜œȱ Ž—ȱ
corrosividad en cada bimestre en el ambiente (AM); ambas estaciones. La interacción del haz de electrones
mientras que la atmósfera industrial (AI) presenta en el de este equipo con el sólido origina electrones secunda-
primer bimestre corrosividad baja, que aumenta en el rios, Auger, electrones dispersados y Rayos X, que per-
primero y segundo bimestres, propio de las actividades –’Ž—ȱ ’Ž—’ęŒŠ›ȱ •Šȱ ™˜œ’‹•Žȱ ˜›–ŠŒ’à—ȱ Žȱ ’2, SO3,
urbanas realizadas. Los índices para una atmósfera ru- CaO,ȱ—ȱ¢ȱŽȱŽ—ȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’ŽǰȱŽœ˜ȱœž’Ž›ŽȱšžŽȱŽ¡’œ-
ral y urbana registraron una corrosividad relativamen- Žȱž—Šȱ™Ž—Ž›ŠŒ’à—ȱŽ•ȱ˜¡ÇŽ—˜ȱŠȱ•Šȱœž™Ž›ęŒ’ŽȱŽ•ȱ–ŽŠ•ǯȱ
te baja en los dos primeros bimestres, y muy agresiva El estudio de morfología en la placa de Cobre, muestra

Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril-junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM 205
Corrosividad atmosférica del cobre y del acero en dos localidades de Villahermosa, Tabasco

que los productos de corrosión que se formaron en la ȱşŘŘřDZŗşşŘǯȱ˜››˜œ’˜—ȱ˜ȱ–ŽŠ•œȱŠ—ȱŠ••˜¢œȱŒ•Šœœ’ęŒŠ’˜—ȱ˜ȱŠ–˜œ™‘Ž-


œž™Ž›ęŒ’ŽȱœŽȱŽ‹ŽȱŠȱ•Šȱ™›ŽœŽ—Œ’ŠȱŽȱ˜¡ÇŽ—˜ȱŽ•ȱŠ–‹’Ž—- res. International Organization for standardization, Genova, 1992.
te, así como a la presencia de metales como Fierro (Fe), Linares L., Bermúdez O., Taborda N. Estaciones aeroquímicas y
meteorológicas para la construcción de mapas de corrosivi-
Aluminio (Al) y Silicio (Si). Al mismo tiempo que se ob-
dad atmosférica en el sistema de potencia. Comité Nacional
servan elementos Cloro (Cl-) y Azufre (S), considerados
Venezolano, en: II Congreso Venezolano de Redes y Energia
fuertes agentes contaminantes.
Electrica, noviembre de 2009.
Ma Y., Li Y., Wang F. The atmospheric corrosion kinetics of low
Referencias carbon steel in a tropical marine environment. Corrosion Scien-
ce, volumen 52 (número 5), 2010: 1796-1800.
Del Ángel E., Veleva L., Acosta A.M. Agresividad atmosférica ba- Ramírez J., Hernández E., Pereyra D., Morales R. Índices de corro-
sada en el tiempo de humectación del clima tropical húmedo sividad en la región de Xalapa, Veracruz, en: XVII Congreso
del estado de Tabasco. Universidad y Ciencia, volumen 25 (nú- de la IMRC y VII Congreso NACE International Sección Mé-
mero 2), 2009: 111-120. xico en Cancún Q. Roo, agosto, 2008.
Del Ángel E., Veleva L., Acosta A.M. Etapas iniciales del zinc ru- Valdés C., Corvo F., Pérez J., Portilla C., Fernández D. Contamina-
—˜ěȱen clima tropical Húmedo. Revista de Metalurgia, volumen Œ’à—ȱ Š–‹’Ž—Š•ȱ ¢ȱ œžȱ ’—ĚžŽ—Œ’Šȱ Ž—ȱ •Šœȱ Ž’ęŒŠŒ’˜—Žœǰȱ Žœž’˜œȱ
43 (número 2) marzo-abril 2007: 85-100 preliminares. Revista CENIC, Ciencias Químicas, 2010.
Figueruelo J. y Dávila M. Química física del ambiente y de los Villada F., Molina J., Velilla E. Modelo de vida útil para estructu-
procesos medioambientales, editorial Reverté, España, 2004, ras acero-zinc utilizadas en la transmisión de energía eléctrica
pp. 591. en Colombia. Inf. tecnol., volumen 20 (número 6), 2009: 57- 66.
Garcés R. Evaluación de la velocidad de corrosión atmosférica del alumi-
nio, cobre latón y zinc, tesis (licenciatura en química), Villaher- Este artículo se cita:
mosa Tabasco, Cunduacán, noviembre 2002, 84 p.
Citación estilo Chicago
Genescá-Llongueras J. Más allá de la herrumbre III. Corrosión y medio
ambiente, Paciencia, México, 1994. 7HMHUR5LYDV0DUtD&DQGHODULD(EHOLD'HOÉQJHO0HUD]5D~O*HU
Graf H., Feichter J., Langmann B. Volcanic sulphur emissions: Es- PiQ%DXWLVWD0DUJXOLV1DQF\(OHQD+HUQiQGH]0RUDOHV&RUURVL
timates of source strength and its contribution to the global YLGDG DWPRVIpULFD GHO FREUH \ GHO DFHUR  HQ GRV ORFDOLGDGHV GH
sulfate distribution. Journal of Geophysical Research, volumen 9LOODKHUPRVD7DEDVFRIngeniería Investigación y Tecnología;9,
102, 1997: 10727-10738.   
ISO 8565. Corrosion of metal and alloys – atmospheric corrosion Citación estilo ISO 690
testing-general. 7HMHUR5LYDV 0& 'HO ÉQJHO0HUD] ( %DXWLVWD0DUJXOLV 5*
ȱşŘŘśDZŗşşŘǯȱ˜››˜œ’˜—ȱ˜ȱ–ŽŠ•ȱŠ—ȱŠ••˜¢œǰȱŒ•Šœœ’ęŒŠ’˜—ȱ˜ȱŠ- +HUQiQGH]0RUDOHV1(&RUURVLYLGDGDWPRVIpULFDGHOFREUH\GHO
mospheres. Measurement of pollution. DFHURHQGRVORFDOLGDGHVGH9LOODKHUPRVD7DEDVFRIngenierta In-
ISO 8407:91. Corrosion of metals and alloys removal of corrosion vestigaciyn y Tecnologta YROXPHQ ;9, Q~PHUR   DEULOMXQLR
products from corrosion test specimens. International Organi- 
zation for Standardization, Genova, 1991.

Semblanzas de los autores


María Candelaria Tejero-Rivas. Es ingeniería bioquímica egresada del Instituto Tecnológico de Villahermosa,
actualmente es docente en el Instituto Tecnológico de Villahermosa (ITVH) y la Universidad Tecnológica
de Tabasco (UTTAB).
Ebelia del Angel-Meraz. Es ingeniera química egresada del Instituto Tecnológico de Cd, Madero, maestría en
tecnología del petróleo y petroquímica (ITCM). Doctora en Corrosión, egresada del Programa de Corro-
sión del Golfo de México, trabaja como profesor investigador en la Universidad Juárez Autónoma de Ta-
basco. Sus áreas de investigación: corrosión atmosférica y desarrollo de materiales para control ambiental.
Raúl Germán Bautista-Margulis. Es ingeniero químico egresado de la Universidad Veracruzana, con maestría y
˜Œ˜›Š˜ȱ™˜›ȱ•Šȱ—’ŸŽ›œ’ŠȱŽȱ‘ŽĜŽ•ȱŽ—ȱ —•ŠŽ››Šǯȱ›Š‹Š“àȱŒ˜–˜ȱ’—ŸŽœ’Š˜›ȱŽ—ȱŽ•ȱ —œ’ž˜ȱŽȱ —-
vestigaciones Eléctricas y en el Centro de Investigación en Materiales Avanzados. Actualmente es profe-
sor-investigador de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y sus áreas de interés en la investigación
son: contaminación atmosférica, sistemas de combustión y deterioro de materiales.
Nancy Elena Hernández-Morales. Es ingeniería química, egresada del Instituto Tecnológico de Villahermosa,
actualmente es docente del Instituto Tecnológico de Villahermosa (ITVH) y la Universidad Tecnológica
de Tabasco (UTTAB).

206 Ingeniería Investigación y Tecnología, volumen XVI (número 2), abril junio 2015: 197-206 ISSN 1405-7743 FI-UNAM