Você está na página 1de 9

Accidentes de trabajo en Venezuela.

Prensa Inpsasel (02.02.16) Cada 15 segundos, a escala mundial, una


trabajadora o un trabajador muere por causa de accidente de trabajo y
enfermedad de origen ocupacional, según cifras de la Organización
Internacional del Trabajo (OIT).
Más de 317 millones de accidentes de trabajo se registran al año y
diariamente 6.300 trabajadoras y trabajadores (2,3 millones anualmente)
pierden la vida en su puesto laboral, precisa la OIT.
Esta dramática realidad, generada por las condiciones inseguras e
insalubres impuestas por el capitalismo en el afán de multiplicar sus
ganancias al precio que sea, inclusive por encima de la vida y la salud, está
perjudicando el principal motor de desarrollo de las naciones: la clase
trabajadora.
En Venezuela, desde el arribo al poder de la Revolución Bolivariana
con el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías, el tema de la vida y la
salud ocupacional de las trabajadoras y los trabajadores ha sido prioritario al
recibir la protección de leyes e instituciones del Estado creadas para
fomentar condiciones dignas, seguras y saludables en los procesos
productivos.
¿QUÉ ES UN ACCIDENTE DE TRABAJO?
La Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de
Trabajo (Lopcymat), en su Artículo 69, establece que el accidente de trabajo
es todo suceso que produzca en el trabajador y la trabajadora una lesión
funcional o corporal, permanente o temporal, inmediata o posterior, o que
ocasione la muerte, y que resulte de una acción determinada o sobrevenida
de su función en su puesto laboral.
También se consideran accidentes de trabajo las lesiones internas
causadas por un esfuerzo violento o producto de la exposición a agentes
físicos, mecánicos, químicos, biológicos, psicosociales, y condiciones
meteorológicas. Asimismo, los accidentes sucedidos en las actividades de
salvamento, los sufridos durante el trayecto hacia y desde su entidad laboral
y, en general, todos los que tengan relación con el trabajo.
¿CÓMO SE CLASIFICAN?
Según el instructivo para la declaración los accidentes de trabajo (que está
en la página web del Inpsasel), estos se clasifican de acuerdo con su nivel
de gravedad en:
1.- Leve: lesiones que impliquen una discapacidad determinada por
reposo menor o igual a 3 días, que no generen ningún otro tipo de
complicación.
2.- Moderado: lesiones que impliquen una discapacidad determinada
por reposo mayor a tres días. No debe generar complicaciones.
3.- Grave: Lesiones que impliquen discapacidad determinada por
reposo mayor a 3 días, con complicaciones que permitan reinserción al
trabajo pero que impliquen posteriormente un cambio en la actividad laboral
o limitación de la tarea porque dejan algún tipo de secuela.
4.- Muy grave: lesiones que impliquen discapacidad determinada por
reposo mayor a tres días, con complicaciones que no permitirán la
reincorporación al trabajo.
5.- Mortal: lesiones que impliquen la muerte en el momento del
accidente o posteriormente.
¿CUÁLES SON LOS PASOS PARA NOTIFICAR?
La declaración o notificación del accidente de trabajo al Inpsasel es
obligatoria (Artículo 73 de la Lopcymat), y debe realizarse de manera
inmediata y formal: primero, en los siguientes 60 minutos; y luego a las 24
horas de haber sucedido el accidente de trabajo.
Al respecto, el Artículo 83 del Reglamento Parcial de la Lopcymat
establece los lapsos para suministrar esta información:
1.- Al Inpsasel dentro de los 60 minutos siguientes de haber ocurrido el
accidente.
2.- Al Comité de Seguridad y Salud Laboral (CSSL) dentro de las 12 horas
siguientes.
Esta notificación debe cumplir los siguientes requisitos,
según el Artículo 83 del Reglamento Parcial:
1.- Identificación y dirección del empleador o empleadora.
2.- Identificación, dirección, número telefónico de quien suministra la
información, indicando el carácter con que actúa.
3.- Identificación del trabajador o trabajadora víctima del accidente.
4.- Lugar, dirección, hora y fecha del accidente de trabajo.
5.- Descripción sucinta de los hechos.
6.- Los demás que establezcan las normas técnicas.
Según este artículo, se entenderá como no realizada la declaración
formal que no cumpla con los requisitos previstos.
¿CUÁLES SON LAS FORMAS PARA NOTIFICAR?
La información del accidente de trabajo que ocurrió en la entidad de
trabajo puede ser suministrada de manera escrita, telefónica, por fax a las
oficinas del Inpsasel en los estados donde sucedió el accidente y, asimismo,
a través de la página web de la institución:
1.- Página web: ingrese a www.inpsasel.gob.ve y darle clic a la
pestaña “Inpsasel en Línea” (parte superior izquierda de la página) y
después a la sección “Información Inmediata de Accidente”. Llenar el
formato digital con las cédulas de identidad del empleador y del trabajador,
RIF de la entidad de trabajo y la entidad federal donde ocurrió, y luego
pulsar enviar.
Luego imprimir tres copias y en un plazo no mayor a 24 horas se debe
llevar esta planilla a la oficina del Inpsasel que corresponda a la región.
Luego las servidoras y los servidores públicos corroboran la información, se
abre un expediente a la empresa si lo amerita y se realiza una inspección
para verificar las condiciones y medio ambiente de trabajo bajo las cuales
sucedió el accidente de trabajo.
Si la entidad de trabajo no está registrada en el Sistema Nacional
Integrado de Registros y Declaraciones en Línea del Inpsasel y un
trabajador sufre un accidente, este tiene el derecho de solicitar que se le
abra un expediente y la empresa iniciará todo el proceso de registro. Los
empleadores y las empleadoras deben cumplir este procedimiento
ingresando al enlace “Inpsasel en Línea” y luego a “Regístrese como
usuario”.
2.- Vía telefónica: Llamar al 0800 INPSASEL o 0800 4677273 en
horario de oficina para recibir la orientación e información que el trabajador
o empleador necesita para cumplir con los procedimientos administrativos y
con la ley.
3.- Vía fax: Este procedimiento se realizará ante la oficina del Inpsasel
en cada estado y para ello deberá imprimir el formato de Información
Inmediata de Accidente (que se puede descargar de la página web), llenarlo
con letra de imprenta y legible, y después enviarlo al número del fax que
corresponda. Todos los números telefónicos se pueden consultar en el
portal de la institución.
¿QUIÉNES PUEDEN REALIZAR LA NOTIFICACIÓN?
Además del empleador, también pueden notificar la trabajadora y el
trabajador que sufrió el accidente, un compañero en la entidad laboral,
familiares, los miembros del CSSL, el sindicato e inclusive servidores
públicos del Inpsasel mediante el inicio de oficio de la investigación que
determine las causas y consecuencias del hecho (Artículo 74 de la
Lopcymat).
Según el Artículo 75 de la ley, se autoriza la participación de los
cuerpos policiales y de otros organismos en caso de accidentes de trabajo y
los mismos deben informar sobre sus actuaciones al Inpsasel.

De acuerdo a las proyecciones dela Organización


Internacionaldel Trabajo (OIT), cada año en
Venezuela más de 30 mil trabajadores quedarían
incapacitados o muertos a causa de accidentes
laborales.

Esta cifra representa cerca del 10 por ciento de los


360 mil accidentes laborales que se proyectan para
nuestro país este año, según las proyecciones anuales
y de los subregistros que se estiman como resultado
de los accidentes laborales, aún cuando muchos de
estos no son oficialmente reportados.
Estos accidentes no sólo ocasionan gran pérdida a las
familias y efectos negativos en el entorno laboral, sino
que para el país podría alcanzar una disminución del
4% del PIB actual, a causa de las sanciones, los
costos médicos y los efectos productivos sobre las
empresas.

Sin embargo, desde hace una década, a partir de la


creación del Instituto Nacional de Prevención y
seguridad Ambiental, Insasel, y de la reforma de la
Ley orgánica de Prevención, Condiciones y Medio
Ambiente del trabajo, Lopcimat, en el 2005, el
cuidado porla Salud Ocupacional ha aumentado en
Venezuela.

El fundador de este instituto y ex presidente, doctor


Francisco González, explicó la transcendencia que ha
tomado la seguridad y la salud de los trabajadores en
Venezuela, durante una charla orientadora organizada
por el Departamento de Extensión Comunitaria dela
Universidad Yacambú, dirigida a trabajadores,
estudiantes y al público en general.
El doctor González, especialista en salud ocupacional y
docente de pre y post grado, destacó que
actualmente Venezuela es uno de los tres países de
Latinoamérica que consagra en su Constitución,
específicamente en el Artículo 89, el Derecho a la
Salud en el Trabajo, lo cual nos convierte en un país
de vanguardia en materia de protección de sus
trabajadores.

Uno de los mejores avances que plantea este derecho


fundamental y la legislación que lo desarrolla, es la
urgencia de prevenir situaciones de riesgo en el
trabajo, especialmente a través de la conciencia de los
mismos empleados, quienes deben aprender a velar
por su salud, respetando las normas ambientales y de
seguridad, para evitar la exposición a situaciones o
sustancias que puedan poner en peligro su cuerpo o
que progresivamente les generen secuelas mentales o
físicas.

La protección de la salud del trabajador va mucho


más allá de la ausencia de enfermedad, explica el
especialista. La salud es el bienestar integral del
individuo y buena parte de la salud depende de su
vinculación con el trabajo.

“El trabajo es la condición y la actividad fundamental


de la vida humana…El trabajo es un hecho social del
cual depende la generación de la riqueza, establece la
relación del hombre con la naturaleza y determina la
transformación de su entorno”.

Explica González que en la medida en que el trabajo


es un generador de bienestar y no de enfermedad o
desgaste, el empleado recupera el dominio sobre su
futuro, su libertad, y deja de ser dependiente de éste.

Durante su exposición, realizada en el ambiente 1 del


Campus 1 dela Universidad Yacambú, el especialista
en Salud ocupacional destacó que en nuestro país se
han dado importantes pasos en esta área,
especialmente a partir de la creación hace una década
del Insasel:

“ Venezuela está a la vanguardia en materia de


seguridad en el trabajo, especialmente en las áreas
legislativas. Actualmente hay unos 120 mil delegados
de prevención y que desarrollan cotidianamente esta
acción preventiva para educar a los trabajadores. Este
esfuerzo también ha permitido rescatar la acción
fiscalizadora del Estado y ahora se realizan
inspecciones, se investigan los accidentes y se
sancionan a las empresas que incumplen”.

Con respecto a la enfermedades laborales, el experto


indica que lamentablemente hay un gran subregistro,
porque muchos médicos no se dan cuenta que las
causas de los síntomas provienen del entorno laboral.

No obstante, la OIT ha demostrado en sus


investigaciones que de los 2 millones 300 mil
trabajadores que mueren anualmente en el mundo
por accidentes o enfermedades laborales, el 32%
muere por cáncer, provocado, sobre todo, por
contacto a sustancias cancerígenas a las que están
expuestos los trabajadores.

González apunta que la importancia de estas charlas


en el aprendizaje y prevención, especialmente en el
caso de las universidades, con el propósito de que
toda la comunidad, estudiantes, trabajadores,
docentes y empresarios conozcan el costo de la
exposición a situaciones riesgosas, y comprendan que
tomar medidas preventivas genera más ventajas que
costos.