Você está na página 1de 2

GASOLINA

La gasolina es una mezcla de cientos de compuestos volátiles – hidrocarburos


casi todos– que se obtienen de la refinación del petróleo crudo. En las refinerías,
el petróleo crudo se separa en fracciones por destilación con base en los puntos
de ebullición como se muestra en la tabla. No hay suficiente gasolina de
destilación directa (la que se obtiene directamente por destilación) para
satisfacer la gran demanda y su calidad no cumple con los requisitos que exigen
los motores actuales de los automóviles. A fin de satisfacer estas demandas, las
refinerías utilizan procesos de craqueo (pirolisis) térmico y catalítico para romper
las moléculas de cadena ramificada que son más deseables.
Consejos en el uso de las gasolinas
1.- Las gasolinas solo deben ser usadas como combustible para motores.

2.- La gasolina apropiada para un motor (número de octano) solo se sabe


consultando el manual del motor.

3.- Utilizar gasolina con número de octano mayor del indicado, solo produce
pérdida de dinero.

4.- Utilizar gasolina con número de octano menor del indicado deteriora
prematuramente el motor.

5.- Las gasolinas deterioran rápidamente algunos plásticos, asegurarse de que


no se almacene en recipientes plásticos no adecuados ni en recipientes muy
frágiles como los recipientes de vidrio. Deben permanecer bien tapados.

6.- La gasolina es sumamente inflamable y sus vapores mezclados con aire


son explosivos por lo que debe mantenerse alejada de fuentes de calor,
chispas o llamas.

7.- Hay indicios de que una larga exposición a vapores de gasolina puede
producir cáncer. Evitar respirar sus vapores.

8.- La gasolina es un líquido toxico e irritante, evitar el contacto con la piel y


nunca llevarla a la boca.

9.- En caso de incendiarse la gasolina, nunca tratar de apagar el fuego con


agua, porque la gasolina flotará encendida en el agua y solo se extenderá el
fuego, tratar de cubrir el fuego con algo que lo aísle del aire o utilizar un
extinguidor apropiado.

10.- Siempre apagar los motores de combustión antes de reabastecer de


gasolina.
11.- Cuando se llene un recipiente con gasolina colocar este sobre el piso, para
descargar la posible electricidad estática y evitar chispas.

12.- Nunca golpear la tapa de un recipiente con gasolina con un objeto


metálico.

Algunas características importantes de la gasolina:

Bajo punto de ebullición: La gasolina tiende a convertirse en vapor (fase


gaseosa) aproximadamente a superar los 20 grados centígrados y se vaporiza
con gran facilidad por ser inflamable y volátil.

Inflamable: Es la tendencia que tienen los combustibles a consumirse y producir


fuego debido a su bajo punto de ebullición, por lo que los vapores son
precisamente lo que más debemos temer al momento de su manipulación y
almacenamiento. Debido a esto es importante no batir el recipiente que lo
contenga y así evitar que se produzca la acumulación de gases.

Volátil: Facilidad que tiene un combustible a explotar cuando se está


almacenado. Por ello el recipiente para su almacenamiento debe ser hermético.

Solvente: Propiedad que permite disolver algunos materiales como las gomas,
polímetros y algunos tipos de plástico. Debido a esto debemos prestar especial
cuidado el momento de escoger el recipiente adecuado para su almacenamiento.
Si se tiene dudas es preferible hacer previamente una prueba con una pequeña
muestra de gasolina.

Tóxico: Estudios han señalado que el respirar vapores gasolina puede afectar
al cerebro de manera temporal, produciendo mareos los que podrían ocasionar
al individuo accidentes debido a la pérdida del control corporal en un determinado
momento. El contacto excesivo y la ingesta de gasolina así como de cualquier
otro derivado del petróleo es altamente cancerígena por lo que se debe evitar su
contacto con el cuerpo humano. También se le considera veneno para todo
forma de vida.

*NOTA: en caso de adición de gasolina por vía oral lo más recomendado primero
que todo enjuagar bien la boca con agua tibia y luego tomar un vaso de leche. Y
el mal sabor quedara por el resto del día.