Você está na página 1de 1

Válvulas rotativas

Consisten en un rotor con cavidades que gira dentro de una carcaza cilíndrica, la cual permite
el flujo de producto a través de ella conservando las condiciones de los equipos presentes aguas
arriba y aguas debajo de la válvula rotativa.
Según sea la aplicación y el producto manejado se pueden emplear rotores con diferentes
tipos de cavidades y velocidades de giro. Disponibles en varios tamaños y pueden suministrarse
en acero carbono o acero inoxidable, según las necesidades del proceso.
Aplicaciones

Productos pulverulentos: se emplean en todo tipo de industrias, para la carga o descarga


continua de producto con uniformidad de caudal y sin perdidas de presión de aire, asegurando
un excelente sello neumático. Pueden utilizarse en equipos colectores de polvo (ciclones, filtros
de mangas o cartuchos, etc.), como alimentadores en sistemas de transporte neumático o como
dosificadores volumétricos. Su uso en colectores de polvo trabajando en forma continua evita la
acumulación de material en la tolva, impidiendo que las partículas ya separadas sean
arrastradas nuevamente hacia las mangas.
Chips de madera: En el caso específico de la industria maderera las válvulas rotativas son de
un diseño especialmente adaptado a los requerimientos de trabajo con chips o fibras largas para
aglomerado, el cuerpo posee una pletina de corte registrable y el rotor es del tipo cerrado con
sello lateral.
Características técnicas

Tamaños: Las válvulas rotativas se fabrican en siete tamaños básicos, de 150, 220, 280, 360,
450, 600 y 700 mm de diámetro nominal de rotor. Las válvulas de diámetros superiores a
700mm, se desarrollan y construyen a pedido del cliente en función de su necesidad.
Rotores: Una amplia gama de rotores facilitan la aplicación de las válvulas rotativas a las más
diversas aplicaciones. Se fabrican en acero al carbono con 6, 8, 10 ó 12 alabes fresados o con
postizos recambiables (de acero, termoplásticos o materiales vulcanizados), en función de la
presión diferencial, de la aplicación y el tipo de material a procesar. Del mismo modo, puede
fabricarse en otros materiales como acero inoxidable, aluminio, bronce, etc.
Cuerpo y tapas: El cuerpo y las tapas se fabrica también en diversos materiales como:
fundición gris o nodular, acero inoxidable, aluminio, bronce, etc. Son de diseño robusto, con
tapas con doble retén sobre el rotor y cojinetes de alta calidad separados del cuerpo, para evitar
el contacto del material con los rodamientos y prevenir pérdidas o contaminación.
Recubrimientos interiores: A su vez el interior del cuerpo puede proveerse revestido con
cromo duro de espesor, o encamisado con acero cementado. Cualquiera de estas dos opciones
prolonga de manera considerable la vida útil de la válvula.
Las estrictas tolerancias dimensionales y rugosidad superficial aseguran un óptimo desempeño
aún en las condiciones de servicio más severas.

Interesses relacionados