Você está na página 1de 3

A:.L:.A:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

“ORIENTE DE PUERTO CABELLO”


Puerto Cabello 26 De j unio de 2017 E:.V:.

Tolerancia, Virtud o Defecto

QQ:.HH:. Primeramente quisiera hacer un paseo por la contraparte del presente tema y es
que, conviene tener en cuenta,, que una de las causas más importantes de los conflictos en
toda sociedad, grupo religioso, institución, entre otros es la intolerancia, ya que son las
diferencias de estatus y poder que existen entre los seres humanos. El prejuicio puede ser
utilizado para legitimar dichas diferencias, la historia de la humanidad refleja que intolerancia
y violencia suelen producirse de forma paralela, como dos caras de una misma moneda, cada
uno de estos dos problemas contribuye a que el otro aumente. La intolerancia está en el
origen de la violencia. Y la violencia genera intolerancia, por eso es importante no solo tratar
estos temas y lucirnos con grandes escritos y conceptos filosóficos que generan el adorno de
las palabras y el estatus de grados y nivel de conocimientos, sino que el asunto está que la
interioricemos en nuestra conciencia; la programemos y la pongamos en práctica, y ahora les
digo a todos ustedes! que tan capaz somos de cumplir las reglas del juego? Por colocar un
ejemplo, acaso nos acordamos del juramento masónico que hicimos QQ:.HH:. le respetamos
los ideales, doctrinas y creencias a nuestros semejantes, nos respetamos entre nosotros los
masones nuestros criterios, niveles espirituales, religiosos, y masónicos?. Meditemos!!!.

Entonces mi interpretación a todo esto que les estoy transmitiendo es; que la tolerancia a la
conducta es como una moneda de las dos caras; como decía al comienzo de mi derecho de
palabra, la tolerancia o el respeto está en un lado de la moneda, pero la verdad siempre está
en el otro lado; no pueden poseer ni utilizar ustedes esa moneda sin ser conscientes de las dos
caras.

Si bien debemos ejercer tolerancia y respeto hacia otras personas y sus creencias, incluso hacia
el derecho que tienen de exponer y defender su posición, no se nos requiere respetar ni
tolerar la conducta incorrecta. Nuestro deber para con la verdad exige que procuremos evitar
el contacto con algunos comportamientos erróneos, lo cual es fácil en casos de las conductas
extremas que la mayoría de los seres humanos y los incrédulos consideran erróneas o
inaceptables.

La tolerancia y el respeto que demostremos a los demás y a sus creencias no nos harán
abandonar nuestro compromiso con las verdades que comprendemos y los convenios que
hemos hecho como masones. Así pues que se nos ha enviado para ser combatientes en la
guerra entre la verdad y el error. En eso no hay terreno neutral; debemos defender la verdad,
aun cuando practiquemos la tolerancia y el respeto hacia las creencias e ideas diferentes de las
nuestras y hacia las personas que las profesen, la tolerancia está inscrita en, actitud y
comportamiento, individual, social o institucional, caracterizado por la consciente permisividad
hacia los pensamientos y acciones de otros individuos, sociedades o instituciones, pese a que
los valores morales o éticos de aquéllos no coincidan, o incluso desaprueben, los de éstos, en
este caso nuestra institución masónica.

De manera que lo he dicho en reiteradas ocasiones, sin alardes y sin falsedad y mi practica,
visión como masón y hablo como eterno aprendiz que soy, es que el mensaje que he venido
fomentando con percepciones y conversaciones con otros QQ:.HH:. es que debemos vivir en
estrecha unión, para que la paz more entre nosotros y que la fraternidad nos una
eternamente, para el bien general de la humanidad y de cada uno de los masones en lo
particular, por consiguiente para mí la tolerancia es una virtud, ya que todo trabajo y todo
proyecto masónico que conviene aplicar desde acá, en este enclave de conocimientos y de
construcción hacia una mejor sociedad habrán de realizarse con tolerancia y amor a los
semejantes, y esto nunca pero nunca se les olvide, que este recinto debe ser utilizado
únicamente para las reuniones masónicas, y lo que se le atribuye a otras actividades de orden
masónico y no para crear discordias, tertulias, crear codicia y manchar el nombre de una
institución universal y desde luego este templo es, un recinto consagrado a la amistad y a la
virtud, sin olvidar los deberes de tolerancia y amor.

Para finalizar y de acuerdo a la conclusión que hice después de esta introspección y estudio del
tema es que, debemos tener antes de entrar al templo otra palabra de pase ; que aparte de
los signos, palabras y tocamientos cumpla una función reconfortadora en nuestra aura, en la
presencia física y lo que hablamos acá, y esa seria “Armonía” ya que es un concepto de más
importancia en la masonería ya que sin armonía, los hermanos de la orden no pueden meditar
y trabajar en la forma en la que la tradición masónica indica. Pero para llegar a la armonía hay
que practicar antes la tolerancia: estos dos términos al complementarse permitirán crear el
escenario fundamental en este templo masónico, ya en la parte humana, criterios personales,
opiniones y otras sustancias nocivas que intoxican el espíritu como lo es el ego y la
superioridad, les recomiendo que apliquemos una lógica común entre la práctica de la
medicina y todos debemos verlo así: “ La tolerancia en medicina supone que el organismo es
capaz de resistir algún alimento o medicamento, sin producir desequilibrios orgánicos”. De
manera que usemos la palabra tolerancia en sentido positivo, para designar que sí se pueden
soportar o resistir ciertas cosas, como las opiniones diferentes de cuestiones generales, la
tolerancia ideológica, religiosa o política.

Es cuanto V:.M:.

V:.H:. Wilfredy Nuñez M:.M:.

Resp:.Log:. San Juan 2000 # 197