Você está na página 1de 570

VIDA, VIRTUDES Y MILAGROS

DE LA
PRODIGIOSA VIRGEN Y
MADRE

ANA DE SAN AGUSTÍN


CARMELITA DESCALZA
por Alonso de San Gerónimo
V I D ‘A .
¡V'IRTVDES.Y M I L A G R O S
D E LA PRODIGIOSA V IRG EN , Y MADKE
ANADE SAN AGVSTIN,
CARMELITA DESCALZA,
FV N D A D O RA DEL C O N V E N T O DE VALERA,
Y COMPAñERA DE NVESTRA MADRE
SANTA TERESA DE IESVS,
£ N LA F V N D A C IO N DE V lL LA N V E V A
DE L A IA RA .
D E D I C A D A
A L E M IN EN TISIM O SEfiOR D. LVIS GVILLEjSí
de Moneada A rag ó n LtinayC aEdcna.C ardcnaldc
laSanta Iglefia de R om a.
P OR
,
X lM .R T .T r.A lon fodc San Cerottímo Carmelita T)c(c*lc9
LeílordtTnlogtten fi*Cok%fo dcU Vninetjidid tic jílc ií-'i.

CON PRIVILEGIO EN MADRID:


VosFatncifa A'¡fíe. Año de j t í j.
'AL- -EMl'NENTISSiMD SE N O R -D O Ñ LVIS
¿Judien y ^^r.tlpna,
ta rd e n a i efe [a ¿Anta'I^lcíia de R om a, IJriocipe
Úú Parcnjro.^j^'ró'deMontalro.y de B¡bona,C,Q
d$<]e Cafcttanage£*.,de Colifano ¿de Aderno^ de
Efdaíana,de Cíd.'uabeleta.y de C ojuorbe, J3 a; 6
de Melil¡,de Zamora,de Santa'Anaífcaíia^c JB’t’ji-
chcjde San Barroloir.c;dc Malpaflo;ieñoV d e N i-
coloíi.dela Guardia ,de £am pó Rotundo,deftlí-
cavilla^de lo s^ o fq u e j, y Tierra del Monte Erh-
ra¿Piigidiana,Villa Aragón, y fp dilíríro , de San
S ixto, dé Baquei-jfo, de L c m k ría ,-de-Ribera,
de Moh¿Oida»de las PtrrFabias^Ji^^y b^xa* deX i-
Jaro,de Cala abu?uro,de los M ontes, y Boíques
deMiniauo „Gennl Hombre de la Cardara d e íu
MágeftadjCauaHéro del Tufdn-dcoro>Cornenda,
d o rd eB eJíisd ^ la S ierra>tresvezes Grande de
JEí paña /General de la. Caual.leria del Rey no de
Kapoles,V irrey ,y Capitan general que fue deSi-
ciliájCerdcñaiy Valencia , Embaxadorcxrraor-
jdinítrjip d e R e m a n ía ..Cauallerif o mayor de la
Kcyna nyefha íeñora , y fu Mayordomo
mayor del Coníejo de Eítado de íu '
¿* "■?*■' Mageftad,&c.
> ‘'Y'
;^ ,s E ^ in a it iC s im o k ñ o r *

Lega a ios pies de V.Emlnincid Mi


__ j encogimiento repetida$<vez¿es , ¿?-
tfigadp a m ó(Irarfe azradzcido/T a n ebr-
fó es mi defempeno^mo fbperior la fran-
deck de V. EmintrJcia yfi no me difcu!p¿h
. ‘ jV o
' o lo fiadofo delaffunto 'qut covfagto tn t f
fe volumen a fu\ge#etofa próVecciono lo
grande de lajeólo,que me pone, an qujdados
de [olíataría , quedar a i nfu fia ente en fu
logro mi defeo í Pero feñor , fies cierto (o q
dixo Plinio ingr-úfatione a V-fp afano:
Plin.in p jjs-|a<íVc viiílicj, m uJtxquc gem esfu p’*
V c fp .V phcant^&anolci canrümf;\lxcv]¡tnnt,qni
lib. 12.c. non h^b:nc tj\iiin: ‘Bienp%de recobrar^
* S r ferriidefalienio.quefipádo(ir el obfequio
mas creado no si que d a kim 6pueda(er
,

mas dilatado V n ramillete de ñor esa m


T
Plutarco' . v
,
-I T
■ onecieron a Arta]erxesfhbtO'Cn (u apre
do m a s qucla mayor Ciudad de fit ba p
,

. Imperio. Pufo los ^jósfa ctfvtfncia en l¿t


Ji nc cridad d il a fe tío que dattahjida a. ta n
cadü ca oferta Jarrando dé las 'ho’jas' m i f -

mas laminas ^ n q ^ e g ra u a fe inm ortales


aptaufos g ra n d eva . Ramillete, m as
Hjiflofo ¿s el q ’tte ofrece mi-obUpación a V \
E m inencia la$rvtrtudcs.'de.lappodipkt-
:

Ja Virgen ■ >
y Jvladre A n a d e San A gttf-
tm ^fo n las flores que le componen im io
fe ñor es e.l.defalino qnclas'vne a La bre*
,

ue ad de. cjfas hojas que huelan, can el


,

m ptdfo de m i <vplantad, a los pies de V\


JEmir
en N dpolesy Pálermo ?y los que habita*
uanen Caller ,fe mitefyrafi obediente syy
rendidos . Iu¿,gofsñor,que lalealt4dry
obedienciafum a que en V. Eminencia re-
conocian embarazo Van n aluraUs moni-
intentos, j i l detenerfe el Sola Id *voz¿>d¿
Jofüt fe pararon los Cielos >negandojea
fus rnouittoicntos¿ Porque elexemplo con
y/ue abe decía el Sol los ordenes de aqptel
Principe pufofreno a los molimientos de
los A fires todos. Por eJfo jíniigono R ey
de los Lacedemonios f elegía Virreyes
muy exaffos en la lealtad ypdraque la
obediencia de ello s en los Aijlarbios prcui*
nieffe riefgos en los motines , diciendo.
Cuiusmodi taerit Dux a ve plurirnum
fnbd itos elTc nccc (Te cft . Siyano es que la
prompíitnd cficaz¿>,con que V. Em inencia :
goutrnaita lói •vaffallos al fertticio dsfit
Kejyimpidkjfeen ejie peligro las im pref
pones del cantado $ que- por ellas
Prouinci&s tan in indefénfocorria.Dixo
Empedocks , que los Cielos eran cormp* eáo"
tibies 5pero que nunca llegaUáa fustera '
mims el achaque de la corrupción ¿por^m
U-
la 'velocidad*) concierto > con qne la inte­
ligencia los r/iouta al fin del Autor de la
ns.ttfraleza Jos preferuaua de corrupción.
cTeniendo tan >roximo el con tagio íCaUcr
y Cerdena m , y confiando de humores tan
corruptibles >no fe les pego el achaque ¡fin
, duda que layelocidad ? con que V . E m i­
nencia losgouernaua , como feperiorinte -
licencia,al feruicio defu Rey 3les preferuo
de aquel daño,
.Falencia .quedara qmxofa , quan-
to fue de :.efiar agradecida , (i callara
los aciertos que admiro en V. Eminencia
quando gouerno.aquella Corona. Pues
xon fu nombre folo pufo panor á los fora­
jidos que lainquietauan con infinitos A
las efpinas de las ^Repúblicas » dez^ia
D auidfe les ha de tratar con mano arma
da de hierro 5 parabu ela fien tan pefada:
.Armabiíur ferro: Porque fehan de regir
con rigor,porque no ofufquen eltrigo. Sten
do la manojie V. Eminencia , tan liberal
" para premiar méritos, fueJ e hierro pefia ­
da para cafiigar delitos. Con efio tuuo a
Valencia tan qnieta , que fe guardo a to­
d a los Efiados el deccro,por efiar pavo-
rofos defu nombre losforajidos.
Deue ha&ergran ponderado tinque en
tantos Rey nos , y Prouincias >comoV.
Eminencia hagouernado , no puedeglo­
riarfe la emulada n de que ay a ¡ni <vnafo~
la almena^ni vn va¡fa!Io por fu defcuydo
perdido .. Por menos cuy dado mereció
^ J_
Semma iCervnodelos Principes mas fauo
recidos,y ejlim^dos del Rey D áuid. E n - 2m- p eg,
cargóle runa^heredad»que defendiere, de la ibidcm.
inminente hoftilidad,y lohizjO contal
lo ¡que aunque tuno a la tvifla los Exerci-
tos yno perdtb <vna hojafela de la heredad
defu R ey j Eflo le mereció aplaufosen fu
Real correspondencia. Oquejufío ! o que
deuidofUeel carino ! qttegloriofa la eflima
cion quede V. Em inencia túuo el Rey n u ef
trofenor Philipo IV . pues de tant os Rey-
nosProuincias,com o le encargo ,en me­
dio de formidables riefgos, nunca fe perdió
<vna hoja: Antes aumentofu autoridad , *
fu poder yfus reatas,r
Pore Jfoquifofu Jldagejladgocar mas '
de cerca fus acierto s¡encargandolé la con-
jianca mayor de fu Real Cafa en U,ocu­
pación de Mayordomo mayor, que digna*
mente exercib en ella 5 afeendiendo d e f
fu e s a l Confe) o de Efiado, Ejl ceflilo m if
ino ohfim o Dayjdcón ''Hanai as , quepo?
auer reconocido fus. aciertos en lo J\dili~
taryy Político le hi&bdeftt Confe]# d c E f -
fado para conmmencias. comunes de la,
ibíJemS< Monarquía** Fetit eum Auriculaiium a
leciero.
L a {¿lejía 'oniuerfaUfenor^quifo tam~
;bien participar eftas futilidades ¡par cjfolje
dio fu cabecafaprema effa Purpura,qué
ilufira la tncendida de fa fzngre ,y con
>«‘unacircu.nflMcia fhpcricr^m s el afee n-
d tra ella,nofutimpulfo , ni Ínteres pro-
piofmoinft anclasrepetidas del Rey nuef
'trofe ñor , con qleobíigo a tomarla par ¿t
,ocultos defignios defu ferm aoyer edito de
la Nación Efpanola.De.'vnaeJlrelladi-
T^e Ariftoteles que fobre la natma .clari­
dad que go-cafe *vi¡h de color purpureo^
rx)]o,por el.afpecio de <vn aflro fuperior k
quien mi ra. Effa purpura que V.eminen­
cia, pone a la natiüÁclarHad de fa fan~
•gre,en otros pechos forma?a di (Untos v i^
foseen el de V*. Em inencia , fokoiasform&
derefpectoy obediencia al afiro ft^rem^
Eminencia,para que me finta de fagrado
l o m ifmo cytepu di era Jx&gár por del i ¿o,k
no fabsrque es muy conforme a la piedad
de V. Eminencia aqti&l dicho del dife reto
F o idea. .
Bxigtm ni m uñas, quod dat dbi pau- .
i peramicus
Accipitoplacidc , plené , 6claudarq
m em en to.
H a (la aora no han refpirado por él
-Orbefragrancias las fiares de las ‘virtió
¿es defla Efclarte-ida Vtrgen >por no auer
falido a luz*. Sin duda agitardattan Id dz
elaftro benigno de V.Eminencia qlas co-
duzjCa confu proteccioa las vo&eseternas
de l afama 3y a la e¡limación qt*e merecen.
Acertada ha fido en ejlo mi elección^
aunque precifa;pero qaedadudofo el ani­
mo en la muchedumbr e de títulos q sx ea f
fijlcn/f no se qua l deüos fea mas poderofb
Q ao fvecan an itítu lo s,d u b iu sferor, .
h i n c t iu P i f o . ' 1
Nobilicas, veteriíque citant íublinia
CalpL
N o m in e Romanas intcc F u lgcn u a
gentes*
J.j Tuc-
Fuera ¡>eli¿rofo empeño,ponderar el de ¡a
N o b leza de V . Eminencia , quandolas
Htfiorias,nunca f^fcientemente encare-
cedozasloptiblicav >pues por ambas li­
ncas-fe halla el árbol fecundifsimodefu
p ro f tpia , 'vnido con ramas Reales, coro -
nadas de frutos deftige tos grades,en lo M i
litaran lo.Poli tico ,en loSagr adoia quienes
emuíandogloriofamente V. Eminencia,
lie tra toda fu obligación en imitarlos.Tno
se quelchaz^e mas grandevo loge-nerofoy
claro de fu afcender?cia,b lofu blime defus
méritos
Derrifti* O- °)u * n o m iñ ib u s, cum fis gencrofus
bus. . au o ru m
Exaperas m o iu m . > nobilitate g e ­
mís. .

Los empleos que en feruicio de la Jldo -


narquia , ha tenido V. Eminencia, fin el
me]cr apojo defla fentencia . A los vein-
tey<vn #hos defu edad ¡empuño el baflon
de Capitan.GéncraL,y Virrey del Rey no
de Sicilia . Corta edadrfero mucha fufictfn
ii'0mr¡nU Cla’ E n los nobles jupíe los ano $ la no-
cip.C.de blehia,como diz,e-el lurisconfulto 5 porque
tciUm, fiipane qxe ahent&mas bizarros ejpiritus
U
la noble fangre\ 7 el principal acto de la
prudencia que es el Imperio , fe halla con
mas eficacia en la parte mas alfa ds laR e­
pública ,pararegtrla. E l acierto con que
V.Eminencia en aquella edad cxcroio tan
ardua ocupación, puedefer creditoexperi-
mental de¡la verdad . Nunca fe vio mas
venerado d T rono de la Jujiicia , mas fa -
uorecido el pobre * menos orgullofo el po-
' der,mas quieto-elpueblo, c on mas equidad
los Eflados,mas abajvecido elcomun.Sisn
do afsi quefatigáron aquella tierra anos
de lamentable ejlerilidadiperovináola el
depveloprudente de V. Em inencia , para
que turne(fe que admirar otro lofeph Sici­
lia,como primero lotuuo Egypto.
Eflas mifmas experimentas logro di-
chofamente Cerdena que inmediatamen­
te le' mereció Virrey mElecion de quien pen­
dió la rejlrauracion de Ñapóles 5quando
ciegamente alterado el valgo ardió en d if
turbios efcandahfos el Rey no. Aqut per­
dieran los Efpanoles que le defendían la
vtda\J el Rey t vn a de las mc)orxs piedra*
de fu Cororta-sfi V.Eminencia depie Cer­
dena no los humerafvctir.rido con mueres ,
armas y gente , que con remitidas fnez^ds
tmbio 5 con que pudieron con ejle auxilie,
epánerfe al Ímpetu colérico de tan mimero. -
fó vu lto . Efve viendo q»e V.Eminencia
defvaneciafti inteto.quifá lograr fus iras
enla vida de la-Exccletifima' fe hora D..
Juan a Je la Cerda , D uqttefa de Jlio talte,.
madre deV.Em irrécia. Pero no por ejfo def
majo (tí £>clo. 5pues fabiendo q tresve+jes
fueron alCóMento-de Carmelitas De fe al­
cas ¡donde babitaua a m atarla , en odio de
la lealtad de V Eminencia , na defiftio V~.
Eminencia de hazjer las canfas del KíJV?
Porque ir iüwphau a el amor a fu feruido
de U piedad de hijo,con que veneraba tan
di?na madre. l \ rotable facrlfcio de lealr
Uidfaerificar a D iosla v id a , de quien le
dio (t V, Eminencia , el fervor que a fu Rey
fe le tfáuieffela demda obediencia.
Lo que y ornas a dm ir o e s que efiando
,

tan cerca de C erdeña,y componerfe pórla


m ayor parte de Sicilianos y Napolitanos*)
no fe les pegaffe el contagio db!<i. rebeli o&*
fetndo fant<\ el com erd o y tan iVua t i a fim
pal-úrdelos ánimos. Los Sicilianos,y 'N a-
<polti¿ms j?egaptan la obediencia a jfk. Rey
ea
¿enueflra Efpana^en cuydoten clon fe f t -
srifico a fu guflo.
JSfoe ra meneftcr exprejfar tán te sitio-
unos para tan ime ckfeg¡¿t4& como elqufr
ofrece mi obligación a V .Em inenciarfolo
dfattorque a mi Reí igion,ya n; i'fz digna
dehaz^er era muyJnfyérabundante i pues
fon tales , que aun las fiedrjisde los Con-
rentos cf&e. ha falricadaltiGpueden negar
fe al conocimiento,y mudamente claman
dtfde lósparcdes.como dix o lfaias:l np ¡3
de pmiere clam aba t .Verdades queparece’
deuda efe carino , pues tiene V . Eminen*
cia muy inmediato p&rmttfco ion el ja Ja l
del C armen idfifpnes que ¡a Excden tifsi*
ma(inora JDnnaluana dé la Cerda, D « -
éptefa de,i*4 ontalto¡madre de V mEmir* erf1
era fe vi(l rodeLpara pieria de'mi Re ligio
Poda. Creo 'qt&e no lailujlrb menos con fir
‘virtud¿¡.ut ¿. V. Eminencia coü lo Real
de fu fajsgre .*Ta dara latflampq a la co-
hmn fu vid a pora edificación dé la- '
Iglcfta,.. J?i¿ed&' dezjr de fu Excelen­
cia can ¡am ifm a propiedad <9¡ti? San Ge-
rünim adixod^queílalluflrtf sima A lá -
O-cKa'MárceUilüilúliú ca-laudabo»
ouod MnicdíVt
quod p v o p r i u m c t l >5r.eo n o b í l i u s , q u o i
c x o p i b u S ; & n o b il it a ce ta r ta 'eft honTili*
tate>ScpacipcVtate n o b i l i o r . Que de cofas
engrande citrón^ la Excelentl sima fe na
raD uqm fa de'Motal t^m^dre deV .Em i
ne&a\q nobleza la defié fangrelq-te poder
de fus E Qados'.qual fu íehzjfucefsionltjiis
mychas fus prendas perfórales ! pera ¿fue
fuperior fue a todo-ÍMfantidai, y virtu 1}
Jidas la ennobleció la h im tldad, y pobre*
$a Euanfelica que abraco en el. xfl a do
de Carmelita De fea !ca d eta d a humana
grandecapues.con ella pudo fer admira-
don a tódoj los que la conocieron \ y a la
¡Religioji de <vn exemplar\ vino que vin a
en fu ofíimdcion. jAucho ha ;<de coM ntar
cn.V. Emineneta eflo el carino para fauou
recerla. A. la tierra.de ' Balen tuutcrón
muy efpecial amor los Principales Ceña*
res de Ifcael jorque e/laya en elladzpofa
tada "Raquel. Prenda muy de coraban
de V Em inencia poffe d \C armdo en. sk
cuerpo in^orru'pto de fu dichoftt m *íxi\
y todos ella nos prometemos cífa«>
uor ¿LiVl ]¿ nine úci onifimla el a?ra-.
dsciifticptode¡uíúfora pórte comafirecifo.
' ) Sea
Sea defempeno del mió effe libro que le co-
pigroydefeando elgufio^y rvida de V.Emi
n en ciafaratl btendefta A lonarqm a , y
del a lrjtfia. M adrid 9j Agofio 2 ó.de^
[16 6 Z. "

BX.P.dc V^EiBlncíJcía fu mas humilde Capellán, ■

I r .Aícnfo de S.Geronimo, •
,y fT K .9 B ¿A C ID ÍV ’ 73£ Ti T .J r f *
Fr.Vcdro de . \foura,í{rBar delCtUjño J^oal de.S&t
líifí J r Id PühterfiÚáddc ^ 4 lc*há <Lc&or> jt t k M * -tm,,-.
Tbeclo¿U , y Vlfi tdáor de la Troumcla ¿c * .• <{
■■.».: - \ ' Vtftill*.

T>E'Com¡F?ion del feñorPo& ordon IuanCh: ifoíloneo


Perez-de Átiíá .Vicario genera! en efta Corte A rco-
iwfpaldc Alcalá de Henares , he vifto, y ponderadocou
¡sfenócín guftofa^porlo muclio que con iu magifterio en -
fina la vida de la Venerable Vi-r(jen,y Madre Ana de San
Aguftin?efcr¿ra por el K.euerendilsirnoP.M.Tr. Alonfo de
San Gcronirao,Lc6tóT de Tjfrcologia en fu graüilsímo Co
Jeí>ií>dcflaVniuerfKliid;y lecrtofric lo milmo que difper
tat íd b»em o r ia d. e! 9 -qi d e nü c ftra. Mad i-e Sama-Terela de
lerv sd ix o el P'.M^PriiLtiisdc Leon,Maefl:ro , y Varonin-
íigne en la Sagrada Religión de nueítro P.S.AgulHn en 1a
£arta.<jiic.anda cícricaeiicl principodefu vida:Vo no vi.
dizcjTiiconoci á la Madre Tcrcfa de Icsvs mientras eftu-
uo en la ricrrfc$n>asaora;que víuc curel Ciclo Ja conozco,
y veocaíi •Tcmpreendos.írnagenbs viua’s que nos dexó
■de ¿¡..que fon fushijasjy fuslityrxtf ¿queam i juizio fon t i ­
bien teíligosfíelas , y maíyoncJiifi- toda excepcíonjde fa
gran virtud.que coaiotlize el Sabio;El hombre en fus hi
josfeconocer; porque losírutos que dexaeada v n o d e íí
quaruiofalca.eííbsfon elVcrdadepo teíHgodefu v id a ; y
por tal le tiene ChrififcoquandüenelEoangehp^paradi
fcrenciaralim lodel buena* nos r e m i f o lamente i fus
frutos-,de fus frutos dize lofseonocereis-
- JSfte argumento i y cftafícmencia mouio a tan ilufire
Do&orcorao Hfpaííaxeconocc ^páratencrji milagro de
milagros lo que D io s o b ró e n la S a n ta ^ verá obrar muí»
tiplicado en fus hijos,y hijas ¿y li en el tiempt» <|{ie aquel
üu fcircaMaefl: r o did¿aictffltfítfqhc he referido, eííando en-
Vi ton-
t’oncc's efta granReligióflrecien plantada;dando princi­
pio á fus heroicas virtudes,/ letras, pudojer fund ámen­
lo priKlsñ'teá vn juiilocuerdo :.Bi> fcftos.fepuéde tfcaer
p o r pronofticoverdadero.delaabundanciade frutosco
que aula de llenar la Igleüa,pues fon tantas las imágenes
de,hij is que viuamenre retratan a-fu madre, que noes f a -
cildifttnguir el original del retrato.. Y quandí?*efte: ver­
gel íagradohuuieradadofolameatealia.fFodigiofaVir;
gen,y Madre Ana de San Agiiftin,ya fu do&ifsimoGoro
niíta.eftuuiera bien comprobada lu viítud,y fabiduria de
nncft ra Sanca M id re ; puesenlavna eftaínpó fu vil*tud,
Trasladando fu vida a la fuya, y en el otro fu difcrecion,
pu^s có d la.y có fu mu-clio efpiritu^hermanado de tá d u i .
c¿,y cío -[ucutc e’ftiló dibujes,jy auiuóparadialgarlajtrina
primirla en l¡c» covif 6ñes dtilos^que paitaren por tila los
oj os. con qfJig o no ay en el Hbrocófaq cotradiga a nucí,
tra Santa l ^ y buena&coftumbresiantes (\ qUC m¡
raí*;y que admirar enia eficacia coivque mueuec&u raro,
exemplar de todogencro de virtudes, y támageftuofo,
y gvauc tnódoconquefuHiíloriadotlasrefiere.
' f no puedo deKsríde .ponderar lo que_haUo en é l ( y
yo teaia aduertido d^abajiyxieibeneiicio que en el ca-
pimlo ÍV.ie refiere auer ahecho -i la Venerable Madre
nuefttd.Padre Sin AguíHn ,y podera conbreuedad,y gra
ucs fundamentos Theolosicos eliReuerendoPadreAlaef
rro jo q u a l junto con o.tros eafos Jeme jantes me mucue
prudcare4ncnce aféíitir tej'iexinucftro PadreSan Aguíjin
g ande^y Ungular carinoáioshijps¿y-hijasde l^a Kehgió •
Ciimdirana(enfcña.rr£a que ligadlas dos familias á vin>
culos de grande hei naaadsLd)pucsá JaBeata Maiia Míag-
d r e n a d o Pazzi.sle eferjtuóenel coraron aquelMifteri®
de Miítcrios^wiwOT cafo fafl/tm ¿y?.E 1f^erbuw con letras
de frro,fye\ Cttrofacían eft con)ctr2í& de Sangre.Y a la Ve
nerabie MAdrefrattciÍGa.d^kSaftrii^ifaó Sacranóejuto la
viíuó,
vifiio m uchasvezes, comoconflade fu vida,ydcjí3Jo$
otros cxcfnp los , la Santa Madre Terefade Icsvs rcr:D:o
delScúor aquel níTombrofo el pirita por medio de los hi -
joSjy hijas de AguIhno.Dizelo a£si el Padi cMacliro He -
rreraen fü A lptnbeio , y el Keucrendo Padre I:ray Mi­
guel de la Anunciación en vn Íiírmonde la canonicaciott
de Samo Tomás de Villanueua,que anda irrprc ííccn las-
fTeftasqueltizo la Ciudad de Toledo; y funda bien cite
fcntir4enque ámendo dfc'enuar la Sanca Madre en nueí-
troC onuento de Abila Seglar =, en tiempo e n S a n t o
Tomás de Villanucua era Vicario, y C¿ntcííof d é l , vna
Religiofa de mucha virmdjalgunosdias antes eftando en
el Coro vio vna cílrellamuyTcfplandecicnte ,qpe la e x ­
periencia moflró fer nueftra Santa Madre Tercia , que
pocos diasdefpues entró enaquel GQnuenro,de adonde
ialió.deJjniesdc año y medio inclinada al eftado R eli-
gioio,aunque no en aquella Caftt(dizc la Santa en el cap.3*
de fu vid a) por las cofas mas ylrtuofítj q?te dejpnes ente#-
di>quemeparejlan eflremos demajíados 3 a nicndi estrado
<*/y¿ryrf,cotnadizelaSanra en e lc a p .i.y a ñ a d e : 7>ormi¿t
y mí jMtonjd con las que eflaudmos Seglares , que por medio
fu y 9parece quifo el Señor come»para darme lut' i como <ior4,
diré,y profigue en el capitulo 3. como guftádode hablar
conaquellaM onja,de quien dize que eia muy difcrcia,y
Santa, y como por auer oido las palabras del Euangelio:
Muchosfon los llamados, y pocos los efeogidos /ella fe
auia entrado Religiofa,y por efte medio concluye .Al ca
bo deíle tiempoya tenia mas amiftad de fer Monja; y aña
d e el Reuerendo Padre Fray M iguel, que viéndola San­
to Tom ásde Villanueuaaucrfa a fer Monja , procuraua
aficiónarlaal eftado Religiofo , y con la buena difpoíi-
cion del calor de los excrcicios délas Religiofasenccn-
deria la llama en fu coraron del amor de fu Efpofo.
Eftc escl fuadaincnc-odcftc {cncir,quc añado,para ha
5 zcr
hazer mas eílr'echo d vinculo entre las dos faitiilia&,qijc'
es C2ii cierto que aquella Keligiofa que el Señor tomó*
por iúftrumenco para comentar a dar luz a Ja Santa M a-;
dre,es lamifma que laq u ed ize Samo Tomas de Villa.,
nucua.cn el fermon 2.del Samifsimo Sacramento,que la
comulgáronlos Angeles^y hizo el Señor lUigulares mer­
cedes qüc ellamil'male confefsq,obligidad£/uobcdié-,
cia,por fer fubditafuya,y JigiofadcnueílrA'Orden, /
que fue de la. Cafa de lo sfeájjres Duques de Medina , ¿ c

; Siendo tan antigua la hermandad de las hijas de A guí


tino,y del Carmelo.,nos reconocemos igualmente fauo-
rccidoscn la gloria de que falgaá luz taiiprod/giofa vi\-
da,pues en ella eníeña con fus raras virtudes la Venera­
ble Madre Ana de San Aguftina obrarjy el Do&iísimo
PadrcM aeítrofuHiftoriador con fu eloqucncia , y e ru —
dicción ácfcnuir.Afsi lo liento en cite Keal C o l e r o d e
la Vniueriidad.de Alcalá a 12.de Marjo de 1 ,
-

% •
Fray Tedro de jt fo *nrr

V
jí;
Iwpzoz ¿ ctgx t>tll ja.r^T*r.\Trom sro i ?e
¿Z¿y ¿75^ c fl>'o Txbilaá<¿etx T b c ^ lo g irMic la O rden di N u e s ­
tr a Scnor.r ¿ e l C arxen t¡? Lt Q ,y Cá­
te d ra íico de fllo jo fia i J j ira/cN la Jr AfUCrj¡d¿d
ác *y£fatÍJt*
p O R Cómifsiondt .1 fciior Jo:i CV.rifcftomo Perez de
Auia,Dignidad de T c fo m o t k la Samalglcfia deTa
Jabera,y Vicario general en efta C oite Aryobifpal de Al­
calá. de Henarcsjhe viílo.y leído el libro de la vida^virm
dcs.jymiiagrasdeU Venerable Virgen, y Madre Anade
San Aguftin3CarAielita Defcalfajcuyo Autor es el M.R*
P.éM.Fr.Alonfode San Geronimo,del mif.no Orden,Lec
tordcT licologia en ftiColegio denueftros Padres C ar-
melirasDefcalcosdefta Vniueríidad de Alcala *.Orden
fue para mi.no folo guftofo.pero muy vtil en la cnfeíian-
£a d e fu le&nra, pues auieudo nombrado a fu A u to r, no
ijecefsicaua de aprobación mayor,pues claramente fe di-
2.c no ay propoficion fugeta aChrittiana ceníurajni digna
de la mas minima reprehenfíon»ni que contradiga a n u cf-
tras buenas cofturab res ; antes bien condulzc armonía . y
füaue confonancia en el dezir, huye de eftilo profanamé-
tctciílto , y raueftra la eloquencia que defeauaSeneca,
qijando en la epift.7J.dixo:c^J#í.r fittaV u , ytres potius,
<7*tf«/£*3y?¿W¿/sjuzgandoprudcnteLncnte,quclas demás
Artes tocan,/ pertenecen al ingcnio;pero la de viuit bie,
y con perfecciona \2i{^\\x^(:\on\^Aleee^4 rtes ad iagent nyH
pcrtene&rjnc a&imus negotiw/f agí tur. Es cftc marauillQf
fo lib.ro vn jardín Hcrmofeado con varias flores >que al cj
*e ley.erc caufarávncopiofo, y abundante fruto de efeo*
g id a s , y realzadas virtudes'.Parecc que en profecía h i -
{$Jaua dél aquel ingeniofo epigrama,
Hj- líberefl(Lcttor^librorur# magnaftíppellcx,
5 ^ tso# extgvd 3 libhfcca /rgr,
JIH3 "
F u n d í t oprs y d ritis Í>abllon jCí^ prlfca C horíntns
Copia cornu nunc(*nihicrcdc)J¿tur.
y ] s me¡'¡ítíy }:etU3 adc(l^is jtenirmts India diue/%
Hj} h ic$s qtttmyis Crepés duaritia.
Eftá tan lleno de tan varias riquezas , que todos hallarán
quecodiciar;el fabioliallaráenidicion aguda; el Orador
cloquenciacaftajel mixtico foberanas contemplacioncsi
el mortificado exquiíuas penitenciassel bueno, cxemplo
para fer mejony el malo grande auxilio exterior para fer.
bueno.Tema Marco A ntonio, iníigne Orador de R om a,.
de dar a. la cftampa las oraciones que en el Senadohazia,
fegun dize Plutarco en fu vida jfea etibuenhora pruden.»
te el conlejo de Horacio Flaco,que los conceptos,y par­
tos del entendimiento , antes de Tacarlos á luz fe han de
g u a r d a r l o folo nueuemefes,comohaze la naturalefara
cioiia^empero nueue años \nonum pr<emat?tr m annum*
Qoc aquí no ay que temer,(i que imitarinoay que q aguar
dar,pocs efta copiofamente perfeóio:Conque ju¿go,q el
tíar a íu Autor la licencia que pide,mas la puede pedu la,
vnhdad común, que el proprio crédito deíu fabidu^ia.
Salga a luz,para que con la que en fi contiene ilumine el
camino de la perfeccionsaíeruorice losicora^onesdelos
Fieles.Salga á luz,para ahuio,y honra de nncftraSagfada
Rcli gion,pues como di¿e nueftro Baptifta Mamuano en
fus obras,
Canncli procerum nitidi pr^cottia Ixadtfj T
. etininum prudens cot;jpice Lc&oropus* .
Piies cada día da nueuos hijos,y hijasjque con. fus prodi-
giofas vidas iluftran laFé,y adornan la Iglefiajy yo como
tár. propio (aunque en eíta ocaíion quiíieta parecer eftra-
ño)agradendo de fe ara ofrecerle á fu Autor la coronj
conque los antiguos Pevfascoronauan áfa Em perador
pues cgmo refiere Pierio Valeriano era de racimos d e O
JátQ , enáíefixauanereslcuasI*E»V* Cuya interpreta
ciofl £Ti>Imper4to?} '^4É fer» u n e,F iae,T láep h on fe,E ter
^ ^ /^ l^ ir.A r s ilo fíe n to iS a lu a ^ c .E n eílcdclC aim cndc
A lcalá de antigua,y regular obíeruanciajcnij. de tu e r o
de 1669.

.r^ £aeJíro Fr.'VfoniJtQ


• de Zdtjffts.%

ff4
Licencia del Ordinario.1

■NJOS El Do&or DonIu¿nChriíoftoaio Peres Dauit


Dignidad de Teforero cnlaSanta Igleíia deTaLu
b e r a , y Vicario general en la Audiencia a y Corte Arco-
biípal defta villa de Al cala de Henares, y en redo el Arl
5robirpadodeToledo,porlapreíente,yporJoquC¿ ^ 0 *
toca damos licencia para que íe pueda imprimir,é impri­
ma el libro intitulado Vida^virtudes^y milagros de Ja Ve
nerafale Madre Ana de San Aguftin, Religiofa Carmelita
D e íca lfi , eferito por el Padre Maeftro Fray Alonfodc
San Gzronimo* Lector de Teología del Colegio de Sai*
CirilOjCarmclitasDefcalfosdeftavillaíAtentopor nuef
tro maadado ha fido vifto.y exam inado, y no ay enel c o ­
fa contra nueftra Santa Fe,y buenas coftumbrcs.Fecho en
A lciláeridiezyfeisdiasdel mes de Enero de mil fei£-
cienios y íefenra y ocho años,

fPo ri.T>on CÍirifofíowQ


y>ert?¿D*u¡4t+ *

Por (umandado
ígnacieVilIow**
Z JT K p -E ^tC T O N a )E L % Z F E J {n N 7 )IS S rt m o t . km *
^A ntonio J{ofende , T reJtcadw de jft ¿Kiétgtjlad CacrJiwj
Cshfictídi/r de U Suprem * > y Trc*inctaí qu e f» e de
■ lé T w niñeta de E fp tn * > de los Cleripa*
^{en e res*

M. P. S.
*■

T A Vidaprodigiofadc !a Venerable Madre AnadcS.-


■ Aguítiijjfíor virgen que cultiuó,y confeñió fupureea
entre las aípere^as tecundifsimas del C&rtbclcvqne V.A*
íc ha feruido de remitirme para cmbaradarrir.i admira-,
cion.aun masque para Caber mi eenfura^eicritapor clM .
R .P,Fr.A ionfodeSan Gerónimo,Ledfco de Theolngia en
fu Colegio obferuanrifsiroo , y da£ttfsimodc los Defcal-
^os de la Vniueríidad de Alcalá >aunque contiene m ate­
rias can d e l u d a s de efpirita , y todo lo elcuado de Ja
Theologia miftica en el cráto interior regalado, y coneí-
tremoslauorecido^que D icsv facón las almas que efeo-
coge para fus verdaderas Efpofas,no fe hallará cu en ella
cofa que difuene de los Artículos feguros de nueftra
S ancaF éanien que tropiece laintegridad d elasC hrif»
tranas coíhuubres jque cfto dcfde luego fe de*jia por aí-
feriiado*viniendoreconocida por e) juizio de tangrauc
Kcligiofo,y circunfpecloDefinitorio como el del C a r-
ínenDefcal^Ojy hiftoriada por vnThcologo fuy odetsri
tfuperior crédito,líendo lalubftancia cankgiriniadefu ík
biduria,y el eftilo tan conforme á lam a re n a a y al d e c o ­
ro modelto del Habito,que v n o , y otro com pone^ y eri^
Íenanicnaííioran^y perfuaden,panicndoncsá'!oscjosvna
da&rina tan vina en vn fugeto en larierra caduca, de
jque eonfta,e 1cuerpo incorrupto, y en las virtudes heroi­
cas que acompañan al animo inmon al,quefe p uede d rzi r
*Iél coaigual i a¿onlo que San Gregorio el Niíeno
cfaito,hablando de San EfrenSyro^Monge.ciníignc cul
tor del Yermo, como fi dixeíícmos primitiuo Carmelita
Defcalco:£V*w crjro ea Ecc/efiar noflr<e confuetudo fit, atque
inftitutum ^t^irtutiscultorcsipfop terca quodeiuspartes
avjplexi fin t ¡coronen tur^atque illi fo tifs i mu m3qtt i oh humi-
milct» de fe ipft< exift inía tic nemsfpiri t u fullimes cuafcfint*
H.mdquaquam (ave y i tu peran d i^ el irridendisau trepreben
denclijun tyqul Sanfti alieuin ¿y ir tu tes^tque en comía deferí
bentes i pitas nolíis Yi tam9tanqttam[pirante»? anima tam
aliquamStolftmnam rr/£»«/:palabrastan ajuftadas parala
Venerable Mad re,y marauillofa Virgen AnadeSan Aguf
tin,y para fumuyKeJigiofo, y Doóto Hiftoriador , que
apenas fe hallarán otras que fean.maspropias déla mate-
ria,puesla vidadefta perfe¿lifsima Religiofa es vna ani­
mada coiminnaque íicmpre refpira,y alienta,defeubrien
do lasíendas q nos encaminaría Ja inmortalidad,y endere
i jand o nueftra rudé ja*ó engaño » confegniila;en cuya c 5
. probacion queriendo retratarla defpues de muerta, lapu
fieron en picjporque lo pidió afsi el P in to r, y fefuftentó
en fi «jijm:« comofirmi ísÍinacolumna>fin que nadie Ja fir-
(uicflcdc arrimo,cQnafíbmbro de todos* irarauilla que fe
o xpL i iiiu nca ííempre que los Superiores la vifitan»y faca
c1».*Juatraíar»dolaeneftaobferuaciocom oíieftuuief-
íc vi;.a,y conj'eiuandofe en ella difunta el efpiritu inuen-
ci l le d^r obediente i conque á mi juizio fe verifica á lalé-
t rj. en cita hija. de SantaTerefa,tan parecida a fu Madre,
Jo que hhieo le pidió á fu Padre Elias : Tatermifiati* me
d *ptex¡pirliustuusidoblefe en mi tu efpiritu, porq conti­
nué loque tu comen jaftciv para que elferuornodefcaeai
cacon lo que el tiempo d e b ilita , es necefíarioqucfe d o-
bJ e el aliento,y que fe repi ta elzelo en los fucefíores.Afv,
li parece que fucedió en eíla hijaran amada deSantaT e^
reía,y íe reconoce en los efpiritualifsiitios hijos defta Sa­
grada, reforma,que apueftan fe ru o re s,y bríos contra las
tibieras,y defmayos que introduce el tiempo co el efpiri
tu doblado que heredan, y continúan. T odo cito hallará
en efta vida admirable el q la le y e r e ^ procurare imitar
Y afsimerece fuEfcritor,no folo la licencia que fuplica á
V .A .p ajaim pn mi ría,finp muchas alabanzas, y. cftiuiaeio
res,po r aueremprendido£atiga tan prenecbofa. ■Eñe es
mi pareccncn efta CaiadelEípiriiuSantodi: Madrid a 22,
dcJFebierodeitftf8», f’ i '
V ; ! *' . : - .............
. J{ofrn<Ies ■
v___ ¿closCifrigo sJ A enorts'%
.t . . *1
>
•- '* .1 ¡ ¿ T-
i--
•. Ui
.

t o ^ i f > í ............................

s “t
Suma del Priuilegio.'
ienepciuilégioel Reucrcndo. PadreFra^

T Alonfo de San Geronimo dclaOrdea


de CarmelítosDcfcnlcOá, por qempo de die
años para poder imprimir vn libro intitulado
vida3virtudes,y milagros de la Venerable Ma­
dre Ana 3eSanAguftin > Carmelita Dcfcal^j,
comojmas largamente confta de fu original,
dcfpachadoenclOficio de Gabriel de Areftiy
Larra^auaUEfcriuanodefu Mageftad. Fecha
en Madrid a quince de Marco ^de mil leifcien^
fo sy feícnta y och o años.

iuan Ác Subi¡4
J A S S A.

HT AíTaronlos feñores del Confejo eíle libro'inüiruladó


• Vida , virtudes ¡ y miljgras dv U Venerable ^Zadre
na de $<tn *s4 gifti'r A cinco marauedis cada pliego, c o ­
mo mas largamente confia de fu o rig in a l, a que me rcmi-
Setiembre cinco de mil íeiícieiuos y feíen-
t a y ochoaiios.

Secr erario & ír (fi /.

£EE p ¿ E R R A T A S .
■COI. i í / a 1io r e c ía n , 1r t l a i 5 u o r íc 7a n .A lli,m u ,g V , d! t]ú c m 't* g í\ F o T . z T *
a g in a d a ,d i a g e n a - t o ’ .-j 2 .^ b íte a c4 ,!e c offcjruar.Fc l.+ o .d líp u fp , lee d i } -
pu'.o F j3.^ 'J .G lu ria ,d i I g le íu .F o l.t* í.c o n fi n ’j l }d ic o n fh ítA n -l*?!,'.;;.ten ga,
a< iílan .c,ie^ . e a g o d e Í a it r í. A lH /e iYrtpl ¡ o ,d i il* e,:plÍcaVPoi.S i . ¿fVáua t n -
n e n a d i á la lib e r a d le s ciTrauaenícñadj,aTa libertad/F e-l,8 y-acofl-um braua
l o : a co íV u m h ra.F o l^ í-co n c llr r ^ t íc c a ello9.iroi.ertnu ic r c n la c a fa ,le í en lá
c a f j . A l a q u ^ lo en ItiniptuofOjVecquc c n lo funrurjfo.r-ol. t o i .c q ¡o g g r u e £
fc y J i en lo g r u e iíb .A lli>V é n e ra ,cü V e n e r a b l c - I b i - ic l . e l a f i m l a s , d i e l paP.
farla& .F ol. i o j . f j u t e iriiia b d iq u e dliíaií,i.l< )|. io ? .p ie < b d ,l e e p ro p ie d a d .!7.-
¡ i o 9 .proíuiuia,TÍi p o rfia d a . t c J .i io .f i co m o io fu m o ,d i Ileo n lo lu in o .F o l.
! i i 2 . q u e l a c n e t f t r a j l e íq t K e n la e s fc r a .V o l.r iO .v el afe¿V :,i¡í,y e l e c t o ,
E o L i2 3 -,}uc le e O plicíT ea<dí tjue le cum ph 'en e,.;M;7)connelc>)d í c o n m e lc .l-,
’i j^ .a u L n a d u c i-L lr jk c je ¿ u :a n d c a d u ertir.L 'o l. \ 5 7.b afle fo el d e ,lce b a ile
f o la el d e l t c l ‘ i8 i .q r .a n d o e llu n o ,d í <.juand:> e f.u u c . f o l . 2 o ; . ira tc n d o ib ■
d e ccn lc ri*a r,d i trat a ndw fo lo í o 1.2 2^- lJro uir.cú. L d i-p tin cí pal.lroK£2 8.pa-
d icí!cn ,(ii p id ie íiV a .

Por yndJijado délosfe ñores dd CónJejohcTfijlo cjíehbvo intitulado


V i da /. ir r ii tí cs .y m i u g r o s de la V c n c r a b e M a d r e A n a de San
Aguítui# con cjl*s erratas correfpovdecoufu originaLAladridj/p-
liúk jo .ic i<56&.

Mateo F ern a n dez


I ¡ccncia déla O r d e n .

F RDcfcvilfosdc
A Y E fle ua n de S a n l o f e p h . G e n e j & l d e l a O r d e n de
Nucftra Señora del Carme-, conacitcr-
d o d e nueíti o Difinitorio general.Por el Lenor de las prc
lentes damos licencia al Padre Fray A lon fod e SanGcro
nirao, Sacerdote proíeífode nuettra Sagrada Religión,
Le<flor de Teológia en el C o leg io de nueíiro Padre San
C irilo de Alcalá,para que obtenidas las d emás licencias
que fe requieren»pueda imprimir vi) librointitulado Tíijm
tari* de la y ida de U f^ener/ble ^Mtdre tSÍna de San^Agttf-
tin ,por quintopore'fpecial ordetr;y coinikionnueftra le
hanvifto,y examinado pjerfonasgraues,y do&asde nuef-
traReligion, y de fu parecer fe puede conceder Ja dicha
l ic e n c ia Dadas eu efte nueftro Conuento deel Efpiri-
tu Saiííod elaC iu dadd c Toledo á veinte y nueuedeNo-
¿licmbre de mil feifeíemos y íefenta y Hete.

Fr¿y "Eficuán de San Iofepb,


General*

.'i ' '

Fr4y~r
MnQ0n‘& d e la Jtf<tdredeXtojJ
Secretario*
AL LECTOR.
T O S Ocios^porqucfücfTenvtilcs)q »ne permite la ocu-
pación dé las letras EfcolaftkasáqafsiftOj coníagre
á ladeuocion del fugeto m ;kgrofodette libro. Hizom c
laftimavercaíi fepukadasfcn elo lu id o ^ m en o sp iib lica-
d is las virtudes,y herQicasaccionesq corona. el ciclo de
inmortales aplauíds^quando pafagrauar las profanasió-
pe la vanidad las entrañas de los bronces* Injuria ha fido
contra la vtilidad de las almas q defean vniríe á Dios c<5
nías intimo trato., el auer diUtad&ha(i!á#i>ifl-jl*1 facar a lúa
tan pxódigioíaivicbjy afsi redimiendo el agraui© fale al
tcarro del mundo á-difpcrtar tibieras con lo q reprefenta
Vnexemplar tan raro;que muertw perfuade á obrar, quan
toviu o fupo gloriofamente emprender. En él adquiere
nueuos créditos dé comunicatiua A h on d ad Diuina para
con fus criaturas a vida de rantos fauores, y extraordina­
rias mercedes como a la V,M . Ana de S Aguíhn fe dignó
tic hazer,q ion tales q el juizio mas prudente fe embaraza
ra en admiraciones.^ la voluntad mas rcnwífa prornmpi ra
ena£e£fcos.La:graciarepite aqnitriunfo sglóriofos, o b f.
tcntandófe;fobcranamcinepoderofaen las accionesq hi
zo en el fexo mas frágil de nueffra naturaíeca, La vi i tud
<£o roñada dignamete de p remios para con Dios en .*1 C i é
lo: Sale a coronarfe de eftimaciones de los hóbresen la tic
rra.La embidiadel demonio que ardióinnumal en fupe-
cho contj a efta efclarecidaVirgen teme confuíiones.,yco
razon,pues fe vera en efte libro entre crueldades que có-
tra ella.oÉrolo flaco de fu poder, y en la tolerancia, y ani­
mo con que toleró los golpes de fu rigor; loconftante de
íu fufrir.Notable opoíicion ha formado fiempre en que
falgaaluze.íta vida:Losqnadernosquede cofas d e lla e f
criuió la Santa por mandado de fus P relados, y C o n fe fj
lo re s jo s quemóinuifibiewcnteen fusmanos por tr/rf. rcw
pe tid u svties uandu los^fcriuia. A d iu c ife s fugetes q
fe
fe bsn ercpeñido en cfcritiirlajco manifícftos embarazos
hairrpedido en la cxccncion Jos defeos^para que yo fugf
feideudordeftebcncfkio(qpor tal lo tengo) eJ publicar
fus-vi rtudcs.Eftos motiiios me<afsiftepara hazerlo, a q fe
■juntan inftancias de perforas de toda mi obligación;. Con
fieítoqueme acobarda lo q dizfe^.Gcronimo , citando a
Crcfpo,£í>/¿ eníto qzi fexére Yirtníes, Panbdbetar Uus>
quantum eds yerbis potncr¿ ex túllete preclara fogc»ia «Bu c
los de mas veloz pluma qlte la mía pedias las virtudes de
tan alto fugetoj'^fcifei íupong3¡q ns> püede facar ía premia
cftápa ^iguale a ías perféccidíics de cáfob'crana idea; Sir
tiame dedífculpa el ze|o,yel defeo en quien quebrare fus
rigores eUeno de la cenfura,a correcion me íugtlQ-F'ale,
PROTESTA DEL AV TOR.
«erandocon todo rendimiento el decreto deN.S.S.
V
L i P. Vrbanq VIlLprotefio q en todas las cofas'^ o ir ci­
ta Hilloria d:*x ere tocantes a reuelaciori^s, viÍ!ones,reÉ:rt
lo s//ta u o resq Dios N.S.fue feruido de hazerle a Ja V;
M,/\na de S.Aguftin,y a los milagros q delta fe rcíicren,,-
no es mi Animo darle la autoridad ,-y irredi'to £ ni q nadie
íe ladé)íjue fe da a iasqefraii examinadas'3 y aprobadas
p ot laSantaSede Apoítoiica^omatjajíino tan folamente
aquella feo q fue le darfe a las Hiftórias humanas-Ecleíiar
ticasjópoliticasjfonnadasde pareceres,tcftirDoaios^í-tf
lacioncs hunaanas>y con prudente cuidado eferitas *y af-
ítmifmo íiempre qvfare defla voz fantidad' 3 cTvirtudhe­
roica, no vfo del la en rigurofafignificaoion, fino espera
explicar la excelenciadc laT?inud ,y perf'ecciíSí q*de la
pert'c¿ta,y ajuñada vida de Ja V.M.Anade S. Aguftin
luLca,fin q por nadn de lo della dixérc pretenda ^reue-,
nir el juízio,y determinación de la Santa IgJcíia,iw adela-
taren alguna manera la Beatificacióderta íierua de Dios,
¿exaudo cftejiuzio a fuSantidad^omo averdaderoVica
rio de IefLíL'hrifto,y Horganoviuo del Efpiritíí Santoa;
ajuien toca determinar ellas materias. VI7
L I B R O

PRIMERO
DE L A VIDA. Y
yiR TV D E S DE LA VENERABLE
M AD R E Á N A DE SAN
A G V ST IN .

C A P 1T V L O TRI MERO.

Patria,padres,y riincide la Venerable


M adre A n a .

P R E C I O Dios por el Profeta Ifaias


dar al mundo vna pe r/ofia, que en fí, y
en fus hijos efpirkualcs fucile vn mila-
grofoportcnroj en quien lunicíTenquc
admirar los hombres la valentía de Ja
gracia en los ejercicios mas heroicos
de las virtudes. Efta profecía vio cum­
plida^’ mal lograda la Sinagogacn el Profeta líaias,, y
La V.7*i.AnadeS.Arujl.
demas fuceífores fuy os en la gracia de la profecía, y con
masventurofos logros la halló executada la Igleítaeu
Chriílo fu Efpofo,y en los Apoftoles, cuyas vidas,y cada
vna de fus acciones fueron vnmilagrofo p rod ig io ,q u e
acreditó en Dios la omnipotencia, y en los Fieles la ad­
miración. En cftos dos fugetos quieren los Expofito-
res fe cumplieífe efte O iaculo,pero con algún funda­
mento fe puede tambieh verificar en la milagrofa Vir­
gen, y Seraphica Do&ora Santa Terefadc Icfus>y en mu
chas de fus liijasjputfs ett ella pufo» Dios vn jtfódlgió atfü
IgTefia,en quien admirafTe rantos m ilagros, quantas
emprendió acciones , y en fus hijas fe heredan, rena­
ciendo eflosmifmos prodigios. Muchas han acreditado
efta verdad en las vidas exemplares, y fantas que tuuie-
ron¡algunas,,y las menos andan eferitas, para que admire
por ling rilar el mundo,lo que fue comú en el retiro de fus
Clauftros.Pero ninguna^a mi verdes mas rara,quel¿ de la
Venerable Madre Ana de San Aguftinj pues toda fue vn
continuado milagro, toda vn repetido prodigio,como fe
verá en el diícurío defte libro.Nació eftaefclarecida Vir
gen en Valladolid,para que tuuieííe efta nobilifsnna Ciu
dad entre tantos blafones de armas, letras, y nobleza,
como la iluftran, eíte timbre nucuo de Santidad , que la
•cnoblecieífe. Sus pad re* fe llamaron Iuande Pedruza, y
Doña Madalena Pérez., nomenos conocidos por lo prin­
cipal de fu fangre,que por lo virtnofo de fus coftnmbres*
Tuuieron alguno? hijoSjy entre ellos a la Vene rabie Ma­
dre Anade San Aguftin paraaliuio de fus cuidados, t e -
uianlomuy grande con la buena educación de fus hijos,
y en quien fe logró mas felizmente^fue en la niña Ana, en
quien madrugo d vfod ela razón para el trato de la vir-
tudjpues defde luego fueron virtuofas fus acciones, por
fer bié ordenadas todas fus propiedades.Defde los íiete
años fue tanviug el aMaordeDios^que ardia en fupecho,
1 JL 'iü V Ó I mC ( i p í t í í ! o T» 7-

que foIo”trataua de íeruirle. A losdiez de fu edad hizo


voto de perpetua virginidad,eligiendo aChmto puí‘ u-i-
pofr Stimayordiuertiniiétoerael rezar. Era grádemete
deuoia de ha¿er l>ié a; los pobres,yqualquier regalillo, y
cofa de comer,q ledauan,lo guardauaparaefte empleo.
El mayor agaíTajo que le podían hazcr,eradarle algü di-
nerOjó orras cofas p ira hazer limofna; y el dia que hazia
alguna particular^íelemanifeftauaenel gozo, c o n q an -
dauajyla vez que podiaquitanfe la comida para focorrer
-algún pobre,era mayor fu regnzijo. Bufcaua los lugares,
y partes mas retí radas de fu cafa, y en ellas fereco,giaen
aquella tierna edad a tener oracion, y para tener algún
ob jedto fení¡ble,q la defpertalícjy aferuorizaííe mas,ha­
zia vnos Altaritos, colocando en ellos la image de C hrif
to ,y d e íu M a d re jd e quien deídelos primeros años era
inuy deuora.Procuraua tenerlos con rodo afíeo, adornan
dolos de floresaprenunciojdcjqcnadeláte auiade eregir
a Dios muchos Áltares3dedicarie Teplos,como defpues
lo hizo.PagauaN.S. efíafee,y deuocion en lo interior c 5
muchas luzes de Ai conocimiento, adelantado fu alma en
perfección, y en lo exterior có otros fauores,Vno de los
quales fue,q eftandovn diaen el jardin de fu cafa, cogié-
■do vnos alelíes,yotras flores para el culto defus Aha es,
fe le apareció Chriíto Señocmieflro en forma de vnNxño
muy hermofo,^ reprefentaualamifma edad,y eítatiira,q
la niña Ana,y reparando en el peregrino objc¿to, oyó, q
con blanda voz,y rifueñofembláte, le pedia vnas flores.
E lla tanliberal,como aficionada, fe las ofreció todas,di-
2iendo,q tomalíe lasq quifieíle, Pero elfobcrano Señor^
q no las tftimaua tanto por flores, quato por fei de la qia
r o de aquella,q en lu eternidad la tenfeeícogida por fin-
gularifsima efpofa,lc dixo,que ledicíTe ella Jas flores, q
leparccieííe. Diole vnranullete dellas, el qual toirócon
mucho güito, y preguntóle co^i ve» g u e n p , y encogmiicu
A2 co
LaV . IvLÁnd de S. Agujl.
to virginal, fi era Dios ? a lo qual fonriendofe,,refpondio
qt::* -i >y llena de tern u ra, y gozo fe baxó a coger otra
flor paradarfela,y quandoleuantólosojos, y eftendióla
mano para ofrecerfela,auia defaparecido el foberano Se
ñor. A qui empegaron a batallar los afeftos en fu tierno
coraron. El de gozo, y amor, por el bien que auia goza­
do; y eldcfentiiniento,ypena,poraucile can preílo per­
dido, La fuerza de entrambos atrojaua a los ojos las la­
g r i m a s ; y a loslabios los füfpiros, por ver aufence de fu
vifta aquel bien,a quien tanto amanaiy de fu pecho el co-
razón, que fe auia licuado coníigo. Con íimplicidadde
niña empegó a buícai le enere las matas y y arboles de ei
jardin,diziendolesa lasinfeníiblcsplantas aquellas pala
bra^qoprim ida de vnafemejante aufencia dixo laEfpo-
fa en los Cacares.Tormentara aacis y iflo a l 4 ama mi(tlw&l
N i el defvelo,yaiifia de loá ojos(có fer Unceseos del ama
t e ) nlla velocidad de losipies pudieron hallar al bien,
porque anhelaua el alma* T*orqu» íln duda guftaua el di-
uino Señor ver en aquellas pueriles diligencias, conque
le bufcaúa Ana,acreditado fu temprano amor. Nególe a
los ojos del cusrpo para frinqüe.arfe con mas viuas luzes
2. los del alma; y lo cierto es^iiC en el centrodella le eca­
para antes^omoenflorido lecho deícaníando,q entrelo
caduco.y frágil de las flores;; No fe puede póderar lo s e -
feClos^q empef ó a fenrir en fu corado eíla piadofa niña, y
l o guftciío que quedo de fufencillez, y.agafajoel Niño
.Dios i pues eftimo tanto las flores que le ofrecía, que
-Veinte años defpues^ citando la Venerable Madre en
jd Conuento de Villanüeuade ¿ afaray aR elig io ía/e le
¿apareció con vn ramillete en tas manos, y fe Te dio, di-
.zieodole ,que aquellas eran las flores, que ella le auia
:d¿nio, fiendoniña, eítandoen el jardinde fu cafa. Mu­
s ito eílimauaafuEfpofaaquando por fer de fus manos
coníeruaua tanto u n leue prenda. Las flores de la tierra
' J na-
vLibro i.Capitulo i. 3
nacen con el achaque de morialcs^por funau-.ralcza , y
con la breuedad en el viiii r , por la maldición qr.e Ic foli-
citó nueftra culpa. Pero lasque dan las manos deíta V ir­
gen grangean priuilegiosde incorrupción por los méri­
tos de fu pureza. Despedida ya de hallar al Uermofo N i-
ño>fe retiró a fu quarco, fin dezir nada a nadie de l tauor,
que auia recibido,qne aun en aquella pequeñez era gran­
de fu humildad,y anciana fu prude ncia, y vna,y otra vir­
tud fe acredita con el íilencio en eftas materias. Quedó
fu coraron tan encendido en el amor de Dios.qu e no te­
dian fu entendimiento, y voluntad otro empico. Si antcS
era grande el que tenia en laOracionjde allí adelante era
mucho m ayor, leuantandola fu Mageftad al grado de
v n io n ,y Goniemplacioiiiriruíiucfcj;r2!^cza. N o a u f-
taua de tratar con criaturas,aun de fus mifmos hermanos
fe retí rana, íin admitir losdiuertimientos, que comun­
mente pide 1a niñez.Los lugares mas retirados de Ar ca­
fa era el fagrado, donde íe acogía, y efeondiaen ellos
a orar, para que nadie la interrumpidle efte exercicio.
Pafiaronfe algunos anos fin tener alguna otra viíion ex­
traordinaria , guftando nüeítro Señor mas de gouernarla
por luindefeéftble de la F e , que por lo frágil del fenti-
do, E nloqual cadadiafeibaperficionandomas,fiendo
Chriílo bien nueítrofuMaeftro; pues en efte tiempo 110
comunicaua con nadie,ni en las Confefsiories dezia cítra
cofa mas de lo qu e pertenecía a fus culpas las quales
eran tan leues^que eftuuo en ella ociofa la comü,malicias
y bien fe dexa enténder * fiendo tanta fu pureza, tanle-
uantada fu Oracioa,tan heroico fu amor, y tan con­
tinuo el exercicio déla mortificación, y
demas virtudes.
La V. M . Ana de S. Agxft.

C A P I T V L O II.

Trofi{uelos excrcirios uirttiofos, adelantan^


dnf ■con mas ferttor cada dia ,y date i V.
Señor defeo deférReligiofa por vn
modo (insular.

Otienentermino.cn íu obrar los defeos de vncora^


£on finamente enamorado de fu D io s , fon vna in­
quietud fcruoroía,que apenas bailan el cumplido logro*
y loqueesexecucion de vndeleo,es principio para em­
prender oirá obra mas gloriofa. Comu era tan viua la lia
nía que defte amorauiaencendidoen el pecho de Ja ni­
ña Ana la prefencia de Dios Niño, fe aferuorizauan mas
cada día fus defeos.Parecialc,q exercirandofc mas en la
O ración^ demás virtudesjauia de boluer a gozar la ama
ble hermoíura de aquel Niño Iefus q fe le apareció en el
jardin^y afsi para folicitar eíladicha,procuraua obligar­
le con mas repetidas finezas. Eran mas frequentes las
horas de Oracion,que tenia , paliando en efte exercicio
las noches enteras,y la mayor paute del 3 ia , ocultamen­
te fe mortifieaua en todo k¡>que apetecia el ,gufto.La abfti
nene La era mayor de laque tolerauafu edad., y fuerzas;
la mifericordiacon los pobres mas compafsiua,El cuida­
d o de ofrecerle a Dios todas fus obras tan frequente,co­
mo el mouimiento de fu coraron. Toda ella andauaab-
íorta en lacontemplaciondiuina íín que el bullicio de
los fentidos tiranizaffpalgodefte empleo. Quando fu-
bia las efcal eras de fu cafaje hincaua de rodil las encada
vno de los elcalones a hazer a Dios Oración,y fubia nías
prcílo íu efpiritu la diflancia, que ay hafta el cielo por
L ilro t . Capitulo7* ? 4
losefcalones de las virtudes», que c r tile a&o exercita-
ua,que el cuerpo Ja cfcalcra, aunque fucile bi cxjc. Era ya.
de rrcze años, quando en medio de todoseftos exerci-
•cios, y defeos, le pufo nueftro Señor en el co-rajon vno
muy viuo de fer ReIigiofa;para tener mas ocaliunde fer-
ujrlc. Comurucolefu Mageftad efte propofíto, pero no
determinando la Religión, aunque com o fu feruor, y dc-
feO de padeccraimitacion deChrifto era tan grande:de-
feaua entrar en la Orden mas auftera , y penitente, Su-
plicaua ojU íos con todas veras frequentemente,le dieíTc
luz para conocer fu fantifsima voluntadiy que afsi t como
feleauiamanifefíado en el genero de vida, también lo
hizie/TeenellníHtuto^y Orden que ( para aficionar mas
larcfolucion,y fu acierto, y fucile toda diuina) noquifo
«juearbíÉrafle ennadael propio albedrío.
Oyó nueftro Señor fus piadoíos ruegos , tnanifeftan-
¡dole con vrn vifion maraiullofa la Religión.; jer* quien
guftaua fe facrificaífe. Vn diade la Ü&aua delSantifsirao
Sacramento eftauá&Ualgicíia de los ReÜgiofos del glo
tío ío San AguíUnen compañía de fu m adre, y oirá her-
jnana.fuya, llamada’Doña Elvi/a. Celebrauan aquel día
Ja FieftadelSaEirifsimo los Religiofos de aquel Conuen-
.to,afsiíUendo a los.Oficios,y p refencia de aquel venera-
Jslc SacramentOLCorviucreibledeuocion, ternura,,y la.
.grimas, por fer muy deuota de aquel mifterio , en quicen
Jiallaua tairpreuehidoTu amor. Hizicponla Procefsion
-conlafolekinidad j, y décencia que fe acoftumbra; y e n
-acaband o <ée paflar los Religiofos, que iban en e lla , vio
clafierua da Dios, que empe^aua otra Procefsion de Ro-
.Ügiofas Carmelitas D e fc a lp s; y que eri ella iba nueftra
'M adre Santa Terefa deíeíus., qucentooccs vima*y ert>-
Ipcpaua a fundar fus Monaftcriosivió afsimifmo en medio
•delasReligiofas deíla Procefsion, que-eran folamenté
-trcze,al Nmo Icíus,que íe Ib auia apar e d 4 o.cn otra oaa-
A 4 íion
La V. 7A. Ana de S. Agujl.
íion entre las flores,el qual leuátando fu fantifsima mano*
y fcñalando a las Religiofas, ladixo: Ejla ha Je [erra >0-
<v«7í?tf.Dichas eftas palabras,defapareció aquelCoro can
dido de Vírgenes,y el foberano Efpofo dellas, quedan­
do eftafauorecida donzelU errtendida del eftado,cn que
Dios Ja quería,y con grandes aníias, y defeos de q fe 11c-
gaíTe el tiempo de facrifícarfe al martirio d é la Religión.
N o pudo ajuftarfe tan preflo por la pequenez de fu edad
y ternura de fu complexión, y otras cofas, que en feme-
jantes ocaíiones ofrecen dificultades, y mas quandoel
cariño de los padres, y prudencia humana halla motiuos
conque honeftarlas. Pero aunque no fue defde luego
Religiofa enquanto al H abito, y e fta tio ,lo fue en fus
coítumbres,perficionandofe mas en Ja perfección, y vir­
tudes , que hafta efte tiempo auia exercitado , haziendo
nueuas penitcncias,y continuando los feruores.
Creciendo algo mas enla edad fe entibiaron algo en
el coraron, porque el demonio* que conocía la guerra,
que le auia de hazer eíla Virgen, Ie:fabricó en la imagi­
nación montes de dificultades* y como el alm a, aunque
tan fauorecidadedonesde gracia, habita.ua en vn cuer­
po fenfíble, no dexó de concebir cobardías. Eftas fefo-
mentauan con el exemplar de otras d o rad la s de fu cali­
dad , y con las galas que en atención a ella le hazianpo'-
ner fus padres, de que no difgüftaua por fer naturalmen­
te inclinada alacom poílura,y afleo. El mundo le brin-
dauacon fusdiuertimientosenlacopa dorada'de'íu va­
nidad. Y como lo ferjible tiene tanto imperio e n d fe n ti-
do ,y efte es tirano de la razón ¿ ya que no lé arraftró tras
de fi,le detuuo algo para profeguir en el feruor empefá-
do; porque no ay coraron humano, a qtiien„ ya^ue no le
vendan,dexen de parecer bien eftas cofas, ni vida ta del
todo entregadaal trato de la virtud, que no aya pagado
algún tributo,íi no al viciosa lo indiferente en el verdor
Libro t .Capitulo z l 5
de la juuentud. Siempre fac" virtuofa la venerable M a­
dre Ana; p ero ro cíie tiempo fe mitigaron algo los pri­
meros temores,y anfias de fer Keligiofa. Mas Dios nuef
tro Señor, que los auia engedrado en fu coraron con los
fauores, y demoftraciones de fu cariño referidas, quifo
boluer a encender con foplos de rigor las llamasamorti-
guadas;porque vndiafue adar vn paíío por vna p ie z a ,y
vió delante de íi vn p o fo muy o bícu ro, y tenebrofo, en
cuya horrible profundidad,lin ver quien le pareció, que
con horrible violécia le auian arrebatado,yibana echar-
lajy al mifmo tiempo oyó feníiblemence vna v o z , que le
dixo:U ttelue a tus buenos'prapoji tos, yfino en efte pop pe­
recerás. Bien fe reconoce los tem ores, y miedos con que
quedaría vna tierna donzclladevn horror tan extraor­
dinario,y de vna amenaza del cielo tan horrible. Mucho
la amedrentaron; pero no vencieron delrodo la rebeh*
dia,porque en corazones generofos, y nobles no nego­
cia tanta el temor, quanro el cariño. N o pudo acabarfe
por entonces de reducir del to d oalo s ecos de aquella
v o z , nidefpedirde filas galas* y damerías, de que auia
empegado a v f a r , fin mas ím qne el de la curiofidad, y a-
dorno, por fer naturalmente opueftafu condición al de-
faliño* .-.j w .
C o n otra acción dehorror quifo Dios moderarla, y
fue,que auiendofe veftido vn día de mucha gala, y com-
puefto el cabello con toda curioíidad, pintado el roftro
de xnentirofos colores, llegoamirarfe a vn efpejo, para
ver íi 1c faltó alguna diligencia al cuidado; y quando en­
tendió que la linfongeaíle el criftalfu hermofnra 9vió en
Jugar de fu roftro a vn demonio horrible,y feo,que abrié
d o la b o ca la amenazaba. Por entonces le causó efpan-
t o , masdefvanecido el o b j e t o , y quitado el fufto a la
imaginacion.,aunque quedó temeroía,no fe rindió enmen
dada»
La V.M -Anade S. Agtifl.
Viendo nucílroScñor^quc aun con elteauifo feeflaua
remifavn alma,que tanto para íi'prctcdiA,li‘.cmbióorros
dos mas eficaces para acabarla de reducir. EJ vnofuc,
el Domingo de Hamos,auiendoido a lalglcfiaMayoi de
Valla dolí d' con muchas galas, como fuelen lasíeñoras
principales en aquel d ía : fe le apareció nueftra Madre
SantaTerefa de Iefus,a quiencl dia delC orpus^os años
antvs,auia vifto en aquella Procefsió.que fe le apa recio,
adonde iba el Niño Icfus.>como fe dixo en el capitulo
paífado.Y lemoftró laSanta vn pofo muy hondo,y junto
a él vn jardín muy hermofo, y florido* fignifícandole cri
d poco el infierno,y en la amenidad.y apacible frefeura
del jardín la gloria. Y le dixo: Que fino fe decerminaua a
tomar el Habito,y eftado*qD£osle pediajcaeriaenaquel
pofo.Y íiferefoluiaavencerrlas dificultades queleem -
barafauan^iriaala gloria ,.y deleites de aqueljardin.
Grandemeníéde reduxo el animo tan Angular vifion.Pe-
ro para acabar dé triunfar de fu natural perplexidad, le
jnanifeftó Chriüo bien nueftro otra., conq del todo fea-
cabo dqrefolver. .Y fue,que entrando en vna Capilla de
Ja IglefiaMayor efle mifmo dia de Ramos con las galas,y
afeites que emjiefaua a v fa r, vio en vn rmeon ¿ella a
Chrifto muy encogido,y en habito muy dcfpreciado, y
pobre, mímifeftandocillaccifte^adefuíemblauteel do­
l o r de fu coraron ; y poniendef fu Mageftad en d ía lo s
ojos,porn© hablarle folo con los labios, compadecien*
flofe de íj mifma, le d ix o : Todosmrdexais. Hallofe con
eíla vot,jr objeóto del todo cortada *y en lo interior có-
£ufa,y pauorofa en lo exterior quebrantada,y he cha vna
eftatua de ni ene.Procuró recobrarfe3por no dar-a enreni-
der a los circunftantes lo quéle palíaua. :Rero fue tanta la
füer^a qué hizieron en el cara£on aquellas pálabtasjque
nplopu^iieroa ocultarlos ojos,pues hechos dos arroyos
de h g rim a S jh u m e ^ ia a U úcrra,"Deííipaieció Chrifto,
Libro i.CaphuL 3. 6
dexandolacon compafsíua preferida tan laftimada el al-
nía, como manifcftauan fus fu ípirosipues no cabiendo en
los efpacios de la Igleíia,adonde fe hallaua, cubriendo-
fe el roftroconel manco, fe fue a toda prieíTaafu cafa, y
defnudandufe de todas las galas, mudó habito, confor­
me al propoíico antiguo. Y conaníias deim itarafuDiuU
no Efpoío en los defprecios, y el p adecer, acabó de re-
foluerfe de ronxar el humildeeftado deReligiofa, pu-
diendo roas con fu coraron para efte efc<5to , lacom paf-
íion con que Chrifto la llamauajtj el horror del infierno#
y viíion de la gloria,con que antes la perfuadia.

r- *

■ CAPITV i O III.

jMüdan&a de vida >ypenitencias ? qyeempeco


ha ha&er defpues que el Señor la redaxo
afer Reli¿iofa,r
#
A L verherido, ydefpreciadoafucom un Señor en el
Arbol de la C ru z , vinculó Chrifto el traer a íi todas
las cofas, y triunfar de larebeldiade los corazones hu­
manos , reduciendolos-a fu conociniiento-,y imitación.
En prueba defto,quando elpiró,fe defencaxaron las pie­
dras de íus propios lugares, dexando la natural quie­
tud de fu centro por facrificarfc afu obfequio. N o era
piedrael coraron de la Venerable Madre A n a , aunque
eftauarambien hallado con las naturales comodidades,
queauia empegado a experimentar, que fue neceífario
ver a Chrifto en los defprecios, y dolores conque fe le
apareció', para que las dexafíe, y faüeííede íi, ofreden-
dofe a mas eftrecho fcriticio. Tuuo tanta eficacia en ell a,
y tan permanente efte deftorido o b j e t o , que renunció-
to-
La V.Ad.AnadeS.Af/tjí.
todo lo qtic podía da; guílu al natural, y leruir a Ja varí-
dad. No loloic tomento con dexar las gdas,que tamo
Je dieron en rcíílro a fu Efpofo ; lino que íe viftio vn /acó
mortificado, y modeíto, aunque decente a íu calidad,
pues íolo Iciuia a la decencia. y noliíongcaüaal aliñó,
cercenólas íupeiflujdadcs del cube lio., y li antes puJ a
los rizos con deipefuderos de flores, en que fe piído def
peñar la cunofidad^ya Jos moráficaua, y cubría ia cabe-
$acon vna tocaafpera ,ydefabrida. No vfaua parael
roftro mas del agua natural, en atenciones a la limpieza.
£] cuidado que antes empleaua en la blandura, y candi­
dez de las manos, lo poma de nueuo en blanquear deftas
imperfecciones el coraron. Los paitos, que dieron los
pies en dos años,que fe diuíruó algo del feruor,y humil­
dad con que auia emp<:£3do, ios mortificaua, con poner
en el calcado piedias pequeras, que la laftimaíTen. La
olanda conuirtiócn eílameña, habiendo della túnicas,
y poniendofelas con toda la aípereza,y juarda, con que
Jaliandel telar.Loqualnoiolo era con la dureza contra-
dicion al ta&o, a quien antes Jifongeó la blandura de lie­
gos delicados, fino daño a la fallid. N o íe comentó
con eífa afpereza de camifas , íino que fe ceñía af-
peros iiIicios,y feguoJosdefeosque D io slcd au ad ch a-
fcer penitenciajvlaria también de cadenillas* y otros inf-
irun .entosde yerro que la laftimaíTen. La comida era
muy parca,fin pedir jamas cofa que defpertaííe el apeti­
to, folo pedíalo que menos guftaua el natural , para que
tüuieífe en el precifo aliuio vn voluntario tormento. N o
era efto lo mas en que padecia. Lo mayor era en la con-*
tradición dotneíUca, y la murmuración de lasanugas,
que Jas que mas piadofamentelaceníurauájo teniarpor
liuiandad , y otras por hypocreíía, Lo cierto es.q enlos
que Je determinan a íeruir a Dios con extraordinarias de
monftracioncs, antes que eítéft de codo punto acredita-
Libro i .Capitulo j .' 7
dos en fu virtud, viuen muy exercicados. Pero la fiema
de Dios,como tema grande hambre J e padecer, hallaua
en efto logro para fus defeos , aunque fus padres por fer
muy ChriLtianos.no eran los que mas los impidian,íi bien
ferecatauadellos.porqno le fueífenala mano en fus ter-
uores.Rn lo que m is fe exerciraud, era en el exercio fan-
rodc- la Oración, adonde hallaua conm irada para el al­
ma la fuá lid id^que con las penirencias le quitaua al cuer
po. T o io c ld i:i eftauaenprefenciade Dios , yquando
era preci fo ln b k r con las criaturas, tenia algún defper-
tador,quela HamiíTealo interiordel corafon. Las no­
ches eran para fu deuocion el mas apacible tiempo; pues
en recogiendofe la gente de fu cafa > fe leuantaua de
la cama , y fubia a vn c o rre d o r, a donde las noches en-
teras gaítauaen coiitemplacion, teniendo hincadaslas
rodillas a raiz de la tierra. En la obediencia con que
íemueuen los cielos al impul fo de la inteligencia, a -
prendía a fubordinar rendida los tnouimientosdc fu al­
ma al del Efpiritu Santo. En la claridad-de laseñrellas,
que bnllauan, como hermofo adorno en el criftal de los
cielos ,miraua el adornode las virtudes que hand eref-
plandecer en el ama para fer afsiento de fu Dios. En fin,
hecha vn Aíh ológo diurno, faeauamuchos frutos efpiri-
tualcsdelaconíidírracionde las eftrellas,y celeíhales
criaturas,y fus efeoos , leuantandoíe por ellos a vna fu-
bidifsimá contemplación de fu hazedor. Los afc&os,
que en lu pecho fe encenderían, no fe puedjsn ponderar,
aunque'fe dexa bien conocer ferian muchos, pues tan:o
tiempo la tenían guftofamente ocupada, para contentar
Ioítem ores quedeílaOraciónfacaus.Valicudofc del ñ-
lencio de la noche tomaua largas, y afperas difciplinas;
y quando era tiempo,de que fe leuantaíTen los criaJ os, y
gegee dé fu cafa,fe boluia a recoger a fu quarto, cautelan
d o fu humildad, que rad íe la vieííc en ellos cxercicios,
La V. M.Arirt A rr
O v
tanto com o prel't-ia vna fagackiad ct.uemda pira o cu l­
ta! otro de Ivc lo. lJiocuiaua defpucs tomar vn brcuc ra*
to ríe íliciio , aunque muchas vezes no lo cunícguia traf-
paííadade losíriuseiuicnripo deinuierno. V b ie n fe v e
1;j¡- pj.xíaria grandes , eílabdo toda vna noche en v n co r-
k 'd o r , expucitasa las inclemencias. A hora competen*
le, y nanea era tarde, ibaaoir Miíía, íiempre con el reca­
to ,y decencia qne pedia fu citado,y cahdad^onteíTaua,
y coinui¿aua muy frequenremenre , difponiendofe con
gran cuida Jo , y deuocion para recibir al S eñ or, hallan­
d o el premio de fu pureza en los fauores, que de fu mano
recibía. Uoluieiidoaíii caía,nuncaeflauaociofa, y el ra-
to que le tarigauan las ocupaciones de manos,tomauali­
bros efpirituales* con que fe encendía mas fu deuocion;
fum odeítia, y compostura virginal era rara. H ablaualo
p recito, iin fer n io lcílo íu íile u cio , porque era muy d if-
creca,y en fus palabras junraua la edificación con la apa-
cib ilida d ,y blandura.El rendimiento,y refpe&o a fus p&
di estra tanto, que les gano la voluntad , y cariño mas
que los demas hijos^y afsj eran fáciles en darle gufto.So-
lo io d e íeauala uerua de D ios tener en las cofas de fu
deuocion. Teníala muy grande enházer labor para las
Igl¿ nas.y Hofpiialcsjy: alsi focorrja a los pobres con to­
d o J o q ie p odia, afsi de ropa blanca,com o de comida * y
m ed.^./as. Y aun p or fimifma folia hazer demoftracio*
raras de piedad en afsiftencía de los pobres*
com o le verá en el capiculo íi*
guíente.
Libro i .Caphuí. 4 . 8

C A P I T V L O TV.

Caridad?y mifericordia ¡que tenia con los¡>o-


bre$->acciones qne hizjO con ellos^yfauores
con que nuejlro Señorfe lo
pagaua*
, 1' : f' 7
O V d o la Venerable Madre Anadezir , con no menos
propiedad que Iob,que nació con ella la misericordia,
y creció en fu coraron defde la tierna infancia, hafta la
ancianidad , todo eldifcurfode fu vida], como fe vera,
./efplandeció en ella efta virtud.Solo hablaré aora de los
.cxerciriios que teniade ella,fiendo feglar parabeneficio
de los pobres. Miraua en ellos a C h riílo , acordauaíe de­
aquellas palabras que dixo fu Mageftad, para alentarnos
a. efta virtudjpues dize:Lo que por qualquiera deftos mí­
nimos, y pequeñuelos de mis pobres hizifteis, por mi lo
hizifteis; y el beneficio que leshazeis, yo lo recibo, y
quedo en el empeño del agradecimiento, Gomo era tan
grande la Fe conque affentia la Venerable M adrcaeíli
verdad» era igual la eficacia con que id reducía a la exei
cucion enla obra-Muchas,y todas las virtudes fueron en
ella Angulares enefta edad, y tiempo; pero efta de la mi-
Jericordia, y caridad con los pobres fue eftéemo. No fe
cententanaconfocorreralospobres, quellegauan a fus
puertas,que eran rrtuchos, atraídos del buen paííagc que
fe leshazia, dándoles a vezes fu propio plato; lino que
los hazia bufear, y los que no podian llegar a fu cafa,les
embiaua el focorro a la fuya. Por tener a codas horas coa
quienexercitar cfta virtud tan propia de fu dcuocion,
hifco que a vna pobre muger ciega, y tullida, y llena de
L a V\ de $. Aguíí.
ou as llagas^y males afqiR,rofo5Jquc eítaua-cn vn Hofpi.
tal,y Liechauandeljcanfadosde alsiftirla,fe la tragcllen
a fu cafa.Nofe puede creer el alegría,y amor,con que cu
ella,y primero en fus bra^osja ricíbió. Hizoki poner ca­
ma en vna pieza apartaba, y no fiando de nadie fú cuida­
do , ella por fu miíma perfona la feruia j teniéndolo tan
grande^como lo tuiiicra vna madre convna h ija , a quien
amara mucho. Haziale la coñuda, y dauafelapor íu mif-
ma mano con todo regalo^y ífe&o. Como eftaua ran im­
pedida^ no fe podía mouer en la cama para las cofas mas
precilas. C o nlo qualla vírnroda donzella tenia mucho
que vencer cilla pafsion natural del aíco , limpiándola
con mucha caridad,y amor. Y porque lafaltade tavifta
no le daua lugar a quitarfe los animalillos, quvcomúmen
te inquietan , el la mi ftjia lacípulgaua, ylauaua iaropa.
Las llagas de mal olor que tenía en el cuerpo,fe lascura-
ua;y a vezes,por vencer la repugnancia, que en eftoifcn1-
tia el natural jfe las lamia, K oeraefto folocon lo que 1*
aliuiauaipues con los buenos confejos3y platicas de Dios
con que Jaaferuorizauaj lapreueniade paciccia para to­
le rar tantos males; porque eran tandiuinas las razones
defuboca¿ y tanta laeficacia dfc fu efpiritu en las pala-
bras,quc encendía los corazones. En efte exercicio gaf-
tó dosafios y medib,haftaque.nueflro Señor fue feruido
que fe llegaífe el Termino de los trabajos de aquella po^
bre muger con el de la vida. Sintió la piadofa enfermera
le faltarte, p#r faltarle la ocafion de tan fruótuofo em-
pleo.Hizola enterrar con toda decencia, dando limofna
para que le dixeífen Mífías. A todo lo qual affentia fu pa­
dre por el refpe&o, y veneración, conque admiraualas
virtudes de fu hija.
N od exóC hrifto Señor nueílro el premio de tan h e ­
roica caridad folo para la otra vidajpues' en eíla muy lue­
go manifeíld fu agrado* en cita forma, Eflaua vna no che
U
lib ro i .Capitulo 4 . 9
Jrt Venerable Madre en Oración envn Oratorio,adondc
íolia tenerla,quando auia embarazo d: eftar en el coi re­
dor,que hemos dicho,y teniendo los ojos cerrados para
abrir mas los del iuterionfintió vn bullicio de luzes,quc
a vn miíjiK) tiempo bañó extraordinariamente la pieza
de refplandorcs,y a fus ojos de rayos. Quifo examinarel
principio de donde íalian, y mirando a vn lado* y al ot ro
del Oratorioivióal Sol de jufticia Chrifto,q de fi las def-
pedia.En la torma que le vió,y lo que le dixo,lo dirá m e­
jo r la Venerable Madre, y con mas efpiritu,y llaneza.Di
ze afsi en la declaración que hizo, por precepto que 1c
pufieion los Prelados, paraque dixefíe los íauoresque
Dios le hizo en el difeurío de fu vida,la qual tengo en mi
podcr,y la guardo como preciofo reforo.
Eftando en el Oratorio en Oración vi paíTar de vil ci -
bo a otro délanueftroR edentor con laC ruzen í u s í i -
cratifsimos ombros,y con vna veftidu ra morada,moftran
do grande manfedumbre, y con tanto refplandor, que
al principio me hizo mirar, que luz era aquella tan gran­
d e , y tan a deshora, q aúno auia vifto aquel Sol de jufti­
cia,de a donde procedía. Y aunque en tales horas todo
caufa efpanto, y temor,no me Jo dio, fino que fenri gran
confuelo en el alma,y fegundad.Y quando vi aquel C or­
dero amabiliísimo, no le puede imaginar el g ozo , y los
efe<ftos,que fentien mi alma. Eftando yo mirando a fu
Mageftad, boluió azia mi la c a b e ra , y dixome: fíija fi-
gueme: Yo te agradezco el hienqfi¿eb*‘%e¿ d cfta*pobrc en m i
Msvsore. Todas fon palabras de la Venerable Madre, que
en lafencillez con que liabla,fe reconoce fu v erd ad , y
en el fuceíTola bondad de D ios, a quien adoramos, que
eflima tanto a vna pobre tullida, y crfcima , a quien
los hombres no fedignauandem irar*que viene defde
el cielo a agradecer las buenas obras que 1c hazen. P e ­
ro las hazia 1% caritaciua donzella con tanta fee y efpi-
B ri-
La V M . Ana de S. Agujl.
rita , qne fe grangean en fu Mageftad citas demoftracio-
nes.Bicn claro dize ella los efedos que cu fu alma causó
cfraviíion, y afsi es ocio el referirlos. Y cutre otros fue
n u y íin guiar , el que tuno en imitarle en el p a d e z e r,y
acabar detom ir el citado Keligiofo, que fue lo que qui­
fo dczireu aquellas palabrasiS/^w*'#*^*..
N o fue en c(taocaíionlola,enIa que nueílroSeñor
maiufeftó el gufto,que le daua el exercicio caritatiuo
que tenia con los pobres. Enocras cambien lo manifeftó
con iguales demacraciones. Auia cerca de la cafa de
fus pad: es vnHofpital, donde aunque era cafa de Miíc-
ricordia,no fe tenia la bailante con los pobres-Noticiz-
da defto lalierua de D io s , y llena de compafsion ,p e r-
iuadió a fu Madre , que fuellen las dos al Hoípital al.
g'inas vezes a focorrcr a los enfermos* La Madre,
aunque principal era cambien vircuofaay podiamascon
ellala piedad , y el dar taalicico gufló a fu h ija , que el
reparo que podían hazer o eras feñoras, de que vna de fu;
porte fucile con vna hijadonzella a tal acción. En fin
iban las dos cada día dos vezes , licuando preuenidos
r e g a l o s y otras cofas» de que los enfermos necefsita-
uan >y aun fo precifo- decaía lleuaua la Venerable Ma­
dre, aunque hizieííe alguna vezfalra en ella porque no
la tuuieífe i los pobres. Haziendoles las camas , mu­
dándoles La ro p a , dauanles de com er, aplicauanles las
medicinas , que ordenauan los médicos i coníolauan-
l o s , y la iierua de Dios contal eípiricu^quc guítauan
mas de fus palabras, que de fus regalos. A los que
eftauan: mas afq.iicrn.ros ,, eícogia ella para curarlos, y
a vezes con taficruor , que les chiipaua la materia
de las llagas can fu mi futa boca para exercicar 9 no
folo la caridad,ti ^ rainbie’.i l£ mortificación,.
Vna vez eilaiia curando a vnpolv. evnas llagas s que
tenia * era al^o tarde,. y afsi no auia l u t baftante en la
Libro i .Capitulo 4 . ro
pieza para hazcrlo , como el cafo lo p e d ia . Eílai:a la
fiema de Dios de rodillas a Jos pies del pobie, poi ha-
zcrlo con mas humildad; y a efte tiempo vio a Clmílo
Señor N ueftroavn lado con vna vela en la mano, alum­
brándola para que tuuieíTe bailante luz. Recibióla
myy grande en fu entendimiento de la benignidad de
aqnclíobérano Señor > y en fu voluntad mucho íi.ego
paraamarle» pües afsi íauorecia fusobras. N ó le h a -
bló con voz íeníible ; porque priuados de fu exerci­
cio los labios con la articulación inteligible *con que
le hablaua el alma íe hallauan mudos* Hablando
ella las razones, que la di<5taua fu efpiritu, viendo en
trage de íieruo hazer , como oficio de paje de luz de
fu criatura , par a curar a vn pobre , aquel a quien a d o .
ran los Angeles. E no traocaíloft, eneítemifmo Hof-
piral , eítaua la Vcneiable Madre lauandole los pies,
y cortándole lasvñas a vn pobre : la acción exterior
era cftaj pero el alma eftaua ocupada en altos penfa-
irientos. Oyó en el centro de ella vna voz que le d i­
xo : K^íir<t nes Al^ó los ojos cuidadofa, y vio a la ca­
becera de el pobre a Chriftobien nueftro con la Cruz
fobre fus ombros , y de laraifma m anera,que le vio
en el O ratorio, que y a d ix e ,y enclauando en tan diui-
no objeto los o jo s, reparó, que leuaniando fu diuina
mano, la empegó a echar bendiciones. En las de Dios
eftán vinculados todos los:bienes de fus criaturas, y
afsi lo experimentó efta tanfauorecida i pues affeguia
en fu declaración, que dexóefcrita , que defta ocaílon
fefintió amparada, y defendida en quantas ocaíiones
defpues fe le ofrecieron , teniendo en todas felir fu-
ceíTo,
Otro cafo en apoyo de efta miíma virtud, refiere ci*
fu declaración la iierua de Dios, Y es , que eftando
vna noche en fu quarto* oyó en la calle vnos laftiroo-
5 Bt ¿os
La V, M 'A n¿dc S.j4gi¿fh,
fos fufpi ros, y quexns.que daiia vn p o b re , a quienaiwan
echado de el Hofpiral ,porn oacud ule. Salió a toda
prifa a focorrcrle, fin reparar en el recato con que fu
padre la tenia i porque tuc ran grande el impulfo de el
Efpiriru Santo, con que aqui fue moujda-, que no repa­
ro en otras atenciones humanas, llegó a focorre ral po-
brciy hallándole tandeíconfolado , y íiu alientos., ayu­
dándole ella a a n d a r,le e n tro e n fu cafa* (iu que nadie
lo cntendieífe. Hizoie Ja cama, poniéndole ropa lim­
pia, y curándole las llagas, que tenia, con eftriño. afec­
to: dióle de cenar , con todo e\ regalo que pudo , y
. aunque eítaua Lleno de vfagre a no tenia afeo de darle
d e comer con fu mano,y lauarle con vino el vfagre. Con
efte aliuio lo pafsóel pobre enfermo con alguna quie­
tud aquella noche i y el dia íiguicnte por la mañana Le
dio a íu padre noticia de Io q ueauiaheth o, 'ydecamt-
^no le fuplicó , lo niandaflc licuar al Hofpital*
y le hizieííc dar luego los Sacramentos > aunque al
parecer no corría tanta prifa. Nodiígurtó el piadofo
padre de lo que auia obrado fu hija j y en atención a fus
ruegos,le lleuó el mifrao al pobre alHofpítaL Lo qual
afsi executado ,efpiro el p o b re , quedando deudor a la
piedad de la Vene rabie Madre¿. no folo a la limofna, que
1c hizo temporal, (ino en los medios para confeguir
el bien eterno , con ¿jue 1c
difpufo.
Libro i .CapiwL y.
C A P 1T V L O V,

Sirttelc de Capellan,ii&icndole Adijfatcl Glo­


rioso San A rtijlin en premio de v n acto
de caridad , que hizjO con v n
pobre.

O Arcce que auiavní guílofa emulación entre Chrifto, f


efta fn dicho fafierua, y que andauana porfía; ella en
irruirle en perfona de los pobres; y fu Mageftad en fauo-
rccerla>y quantomas extraordinario era el aéto-dc vir-
tud,que en ellos exercitaua, fubia de punto el diuino Se­
ñor las demoílraciones de fu agradecimiento, y como en
él fiempre es mas grande el am or, y íe iguala con el po­
d e r , triunfaua el premio de lagenerofidad del íeruicio.
■Extraordinarias eran las aciones* que mouidade inrenfa.
caridad hazia Doña Ana. Y Jo fueron tanto las finezas de
Chrifto,que parecieranincreibles.,a quien tuuiera menos
experimental noticia, dequan comunicariua es la bon­
dad diuina con fus criaturas.Iba vn dia a Mifía al Conue-
todeS an Pablo de Religiofos del gloriofo Santo D o ­
mingo* y aunque fu modeftiaera tanta , que no permitía
defahogo a los ojos para ver lo que paflaua en las calles,
les concedía Ucencia para mirar los pobres que auiaen
ellas,para darles limofna de compafsion con la vifta. Vió
vna muger tan miíerablemenre veftida^que 1:0 folo le fal-
taualo íuficicme al abrigo,fino decencia al recato , pues
permitía.el regiftrodeius carnes,con no pequeña ufanía
de la honeñidad. Quebrantóla el coraron ver la rri-
íerable fortuna de aquella muger* y fue tan grar.de el -re­
pulió de caridad que ardió en lu corat on, que a no ,n pe-
15 3 dir-
La V.7A. Ana deS.
dirlv) !a publicidad en que fe hallando el recato del fe*
xo,y autoridad de íu perfona , le quitara la mejor de fus
valquiñas para loconerla. Hizola llamaradixole, que fe
vinieíTe cun clla.La pobre,que ya tenia proucchofas No­
ticias de fu piedad,fue en fu fcguitnienco, con los paíTos,
y aféftos,que en vnmenefterofo fuele imperar Ja eípe-
i*an£a.Entrofe enlalglcfia,y bnfcandola Capilla mas re
tirada, y fo laje defnudó de la mejor de fus bafquiñas, y
fe la dio. Recibióla la muger con alfombro de tandefuía-
da caridad,y con igual agradecimiento. Quand© acabó
lapiadofa DoñaAna tán loable acción,y quifo profegüír
el inter»to de oír MiíTa,ya eüaua dicha la mayor parte de
Jaqu^fe empc^aiu quando entro en la Igleiia.Y iiendo
auiíada que no auia ya otra que pudieííe o ir , em pejóa
defpercar efcrupulos ci temor,y a formar dudas el cuida
do ,pareciendoleauia íido tentación del demonio con
p re . exro dé caridad;, el poní ría en lance , y términos de
quediadeprccepro-.fejquedaffeíin Mifía, Poco le duró
cftainquieLudjpncseftando en lo mas recio dclla,viócti-
trar por lalgleíia vn Religiofo de la Orden de SariAguf-
tin,de tan venerable afpe¿to,quc le arrebató la atención..
Entrócn la Sacriftia, üíípuesde auer licchoOracional
Sandísimo Sacramento, y paífadobreue efpacio detietn
pó le boluió a v.er falir rcueftido para dezir Milfa. Pufofe
«n el A irar, y todo el tiempo que eftuuo en el, íintió c»-
,triordinario afeito-dt deúocion, y ternura la íierua de
Diosveleuando fuMagcñad aquel puro entendimientoa
fubidifsitnas noticiaste los profundos mifterios que allí
ferepréícntauan. Acabadaaquellaaccion fe boluióala
Sacriftia el Sacerdote,y no le vio m as, aunque lo defeó,
.por la grande veneración, y extraordinario rcípc&o que
- de laMageífcady grandeza que aquel ReJigiofo repre-
feuiauaea íu rolUo^y pcríoua^auiaconccbido. No tupo
i i pu r
Ztlro i. Capitulo$1
por ctitoce$,nihafta la noche figuicte qujécra;ni auntuuo
lene amago de dudarlo fu difeurfo. fcíiando en O) ación
en.el Oratorio por la noche, como acoPimiibiaua, fe le a-
pareció en lo mas íei uoroÍG del la. el gloriofo San Aguf-
tiiuconlosrefplandoics de gloria, yhermofura qtiele
felicitaron fusmeritos. Hablóla el Santo,defpues que fu
humildad, v a te ¿i o mofti ó auerle conocido. Dixóle def-
pues de muchos fauores, que por aquel acto de caridad*
que auia hechocon la pobre * auiafido guftode nueftro
Scñor,queleviefíeen el Altar, quandolcafsiftian temo­
res de quedarfe íin Miíía. Con cita noticia el agradeci­
miento que auia eftado fufpenfo, por ignorar lo mas raro
de efte fauor,fe manifefló en los ojos,y labios;y aun eftos
dosinftrumentos no fueron bailantes interpretes de lo
grande de fu afeólo. Creció el que Tiempl e tuuo a efte fu
e pecialifsimo deuoto con tan nueuo beneficio, y confir­
móle fu coraron e n e ld e fe o d e h a z e rb ie n a los pobres,
por ver las accionesque conellosexercitaua, canoniza­
das con la autoridad del cielo. Defpues de auer eftado
con efte Sandísimo D odo r,y luz de la Igl eíia algún cien»
p o endulces coloquios dcfaparcció,dexandole fu en­
tendimiento iluftrado de muchas v erdades. Bien raro es
efte cafo,y en el,por no dar fuerza a las dudas, no quiero
perfuadirme, que para hazer oficio de Miniftro del Sa-
cramento del Altar, refuciló Dios a San Aguftin, con?o
parece era lomas conforme a laprcfenrc prouidencia;
por requerirfe,que las palabras de la Confagracion fean
humanasJfeníibles,y vitales. Pero como publicar mila-
gros fin vrgente caiifa,ó graue fundamento, fea culpable
liuiandad,nodefco in^ ' tirenella; niiapoco creo, que
elalmadeíle gloriofo Santovnida a cuerpo aereo ,, cele­
bró eneftaocafion verdaderamente el Sacrificio de la
^iíTa ( como es pofsible) pues co eftá la diuina omnipo-
34 ten-
La V. M . Ana de S.Agufí.
tencia aligada a determinado inftrumento, ó Miniftro.
Mas ílempre es peligrofo explicar las viííones de los
Santos fuera de las reglas, y prouidencia, con que Dios
gouierna fu Igle(ia,e inftituyó fus Sacramentos, y Minif-
tros; y afsi me perfuado, que todo cito fue viílon iina^u
naria,parafauoreccr con ella a efta regalada cfpofa, y
moílrar quanto fe dauade fu caridad por feruido..

CAP1T V L O VL

TV lunfa de las afeudas del demonio JLtbra¡>


defus manos a *un alma que
ni a porfuya..

CTendo tanfolicita efta rirtuofá donzella en focorrtfr


^ i a s neceísidades temporales, mucho mas atendía a las
del alm a, por fer el bien a quien, mas dire&ameme mira
efta foberana virtud..Conocia el amorqueCbrifto nueftro
Señor tiene a las almas, y lomucho que le coftó cada vna
dellas-Y afsieragráJefufencimieiito,el prefumir,que en
algunasfe malog.raííeelfrutodefuPafsionfcSu eftado, y
fexo no le permitia trabajar en efto tanto como defeaua,
lo qual le era muy particular defeófuelo* Quado fabia la
multitud de gentes,y naciones q viué ciegas, y faltas del
conocimieto de DiOS,fc afligía de muerte, facrifícádo en
efta congoja muchas vezes con el defeo fu vida al marti­
r i o ^ .les fuer a tru&uofa para falirde fu ceguedad :1a oblh
nación de los hereges,le era cuchillo al coraron. Si oia
que alguna perfona eftaua en mal eftado, hazia por ella
penitencia,llorando-fus ojos las culpas, que otros come-
tian,EnlaOraeÍon rogaua con grande afeólo a Dios por
l&falud de los pecadores, agradeciendo en fu defdicha
el
Libro i .Capitulo 6 . 13
c!benefícIo,qfuM .igeftadleauiahcchoen poner tan fi­
lial cercioren fu coracon de nunca ofenderle, que fuede-i
íuerte,que nunca de advertencia plena,ó malicia hiziera
vnpccadoaun de los leues.Irritauafe contra el demonio
porque a diligencias de fu engañoanduuieflen las almas
perdi J a s , y ofendieíTenafu Dios. Y afsi procuraua def-
vanecer fus engaños, como lefuccdió con vn criado de
fu cafa *
Seruiaenella vn m o jo llamado luán de Rebolledo,,
natural de Valencia de Alcantara ,d e diez y ocho años,
a quien hazian todo buen tratam iento, por fer al go deu­
do, y aun fin duda que el demafíado carjño, y fatisfacion
que del tenian, le diolibcrtad para el deforden,y preci­
picio a que fe arrojó. Cególe el demonio convnpenfa-
miento de irfe por el mundojy para que defde luego per­
dí eífe el temor al h u r t a r l e peífuidió a que de la caía de
fus amos robaíTe lo que pudieífe. Conllaues faifas abrió
las arcas,yeferitorios,cogiendo dellos cantidad de diñe
ro>y el oro, y plata labrada q pudo auer a las manos.Con
efte hurto fe fue,íinqpudieíTen tener noticias del,ni defu
camino, Huuocn la cafa grande fentimiento; no tanto
po rla perdida de lo que lleuaua, quanto por la dehiíife-
rablem o^o, que éralo que mas fentiala piadofa Doña
A na, pareciendo que eftos eran los primeros paííbspor
donde caminaua a íu perdición. Anduuo algú tiempo per
dido por el mundo, y auiendo gallado* el dinero, y alha­
jas que lleuaua, empegó a echar menos el regalo, que: le
hazian en la cafa de fu pariente,y dueño. Y como otro hi­
jo prodigo,quifo boluerfe a ella,reconocie!ido fu yci ro;
Bienechaua de ver en fus demeritos , que no era fácil le
recibieffen, aunque como tenia tantas experiencias de- la
piedad de la gente,no del todo defefperó, y mas eftando
enellalaíieruade D ios,quelocom p ond riato do. T ra­
t ó l e s , de boluer^y elUndo femado-a la orilla de vn rio
La V .M . A na ele S.Agttft.
niel arco! ico , y n e c e s ita d o , imaginando la confufíon
que. tendría de parecer delante de quien taningiaro auia
ofendido,fe 1er apareció el demomo en figura de hobre,
valiéndote de la paísion de la triflezacorl que eílaua^pa-
raergañáile ,que íiempre cite común enemigo procura
fer zihoiil dentieftraspaísioncs, y afeftospaia.aproue-
chai fe de la? ocalioncs en que ellas nos ponen. Pregun­
tóle con apacible vez, dcquceftaua triü e , y que pera le
afligía? El mofo 1 c manifefió fu cuidado* y el con'alhju
gos fingidos 1c em pe'¿óadiucrtir,yquando le tuuodif-
pneftoafu gufto3Je declaró quien e ra , y le d ix o , que fe
boluieíTe en cafa de fu amo 3 que eíTo era Jo que mas le
conutniajpero q pa&aífe con él t que fino le recibían bié,
fe auiade defelperar,y quitaríe la vida,enrregandoleíu
aJma.Vino el moco en tá barbaro concierto ,perfuadido
de Jas fofifticas razones del demonio, y prometías que Je
hizo. Defapareció el demonio, y pallando el rio con fu
ayuda,enderezó el camino a Valladolid,y a la cafa de fu
amo,y pariente. Llegó a fu puerta, y el demonio al cora­
ro n de luán de Pedruza para deílemplarJe, y irritarle el
animo para que defpidiefle al mof o. Y afsi, luego que fe
dio a conocer exafpcrado del deforden,y acción, y irri­
tado con el obje&o prefente,le reprehendió con afpere-
fca, como lo merecía el d e lito , y dio por vlcimo con las
puertas en la cara.A las vozes que daua,y al llanto,y p e ­
na con que íe afligía el mof o, falió la venérale donzella,
y conociendo la caufa del enfado , y viendo roto.negro,
mal tratado,y fobre todo enfermo al criado,le traipafsó
íupijdofocora^oniaunque reconociaa fu padre tanirri-
tado con tanta razón, le procuró ablandar, y con humil­
des ruegos le pidió le recibieííe en caía. Era mucha la
eficacia de fus palabras, y grande también el amor qu e la
tetaia fu padre; y afsi por refpe&oíuyo le recibió. Man-
1 íc entrar la ficruade D io s, y para aliuiar el confancio
Libro i .Capitulo 6 . 15
lefacóde comer,y aliuió quanto piulo. C om ovenij tan
irulo.,le hizo poner cami;,y acoftar , embiando allom ará
losm cdk os pira que lecuraíTcn, Seruialc ellam ifm adc
entcrrtiera, porque todos fe retirauan, indignados de fu
deí atención. A cuiiaa lasmedecinas del cuerpo, y prime
roa las de fu alma, reprehendiendole la acción que auia
hecho, y encargándole la humildad, y reconocimiento,,
que con Dios,y los hombres concilia el perdón.
Fuefeleagrauando la enfermedad, y llc g iae fta rm u y
malo. Como era el demonio fu acred o r , quifo le pa-
gaffe la deuda. Apircciófele vna noche en forma de hó-
bi e,como quando eflaua a la orilla del rio,y dix o le, que
venia a que le cnmplicffe la palabra que le auia dado*
pues la condiciondel pa&o enlauor fuyo fe auia cumplí*
do. Empegó a,afligirfc el m afo.y el demonio a embraue-
cerfe, y dar patadas , y golpes en Id fala, porque fe le ne-
gauala deuda,y dificukau'ila paga. Hítaua lafíerua d a
Dios en Oración, como acofiunibraua rodas las noches,,
y oyendo el ruido,y eftruendo, que anciana en la íala,en­
tro en cuidado, y aunque le pareció fer tentación para
diuertirladefu vircuofo exercicio* también entró en cf-
crupulo por linecefsitaua de algo fu enfermo^ Salió d e l
Or atorio,y caminando azia la fala, oyó al mof o d a r laf-
timofas v o z es, y otro ruido que le causó efpaoto.Entró*
alia dcntro,y vio al m ojo que forcejeaua para lenantar-
fe de la cama,y al demonio en forma de hombre, que co­
lérico fe lo impedia, el qual, afsi como la vió, temerofo,
el que antes eftaua terrib] e , fe falió de la pieza, no atre-
iMCiidofe a eftar en prefenciade aquella virtuofa virgen.,
y mudando la figura, fe pufo en vna viga de otroapoferi-
to masa fuera en forma de mona, y rechinando los dien­
tes, y haziendo otras acciones,, y geílos, le amenazaua ai
la íieruadeDios.Ella como eílaua fauorecida demas fupe
rioresfuei ^ a s ^ c uada iuuo temor» Preguntóle al cno^o,
La V\ 7 v l . Ana de S, Agujt.
que auia fijo aquelloíBI corrido, y coi fufóle manifcíl^
ti pació fobiequc el demonio Je exccutaua, Procurolc
corroí ir exci tándole al arrepentimiento, dioJe algunas
rchquiasjy que iauocaffc a nueílra Señora,con que el de­
monio despareció. Por la mañana 1c hizo que fe difpu-
lic-Uc: para vna general Corfcfsion , y a fus inítancias la
.hizo con mucho dolor, y lagrimas. Y luego que citano
bueno,le aconícjóque entiaííe Rcligioio de la Orden de
San Aguftiq lu deuoro. Hizólo alsi,y viuiócn la Religión
muy loablemente , coníiguierdo vna feliz muerte. Y re-
con oaen d ocn ella, y en fu vida lo muchoque deuia fu
aj na a la Vencrable Madre, que por fu virtud, y méritos
le auia librado de aquel riefgcjde que el demonio quedo
contuíoiclla gloriola por el triunfo que auia alcanzado,
y por el alma .¡ue para Dios auia reducido.

CAT1TVLO VI L

Vencen las inftanctasdc la Venerable Jvíadre


afus padres pora tomarel Habito de Religiofk:
comunícenle la vacación a nuejlra M a­
dre S*nta Terefay determina *
donde leba de to­
mar,
J ^ I e n t r a s m a s fe adclantaua el alma de Iadichofa !> •-
/ía Ana en la perfección,y fantidad, crecía en tila el
defeo de entrarte enla Religión, Paree 1ale, que enelfi-
glono viue tan fegurala virtud m el lípiriru; que r o v k
gouertvadoen todas fus acciones por la obediencia, viue
exempto de algún rieígo,ó engaso, por feria piedra del
to-
l i b r o i .C a p iv.il.y . 15
toque,en quien fe acredita de fegurOjy verda Je ro .Y co.
monucího Señor le auia rnamtdlado tan repetidas v e .
zc$,y con tancas demoftraciones quería feruirfe dcllaen
aquefte dichofoeftado*no tenia cumplí da fatisfacion fu
alrua,haftaauerlo confeguido,Quanto era de pane fuya;
yaeíteua determinada, y íide fu voluntad fola pendiera
la execucion,nofehuuierandado tantas treguas al de­
fe o , aunque nuncatuuo en élintercadencias a defpues
que fe reloJuió. Veianla fus pad res Religiofa en fu pro­
ceder» con el confu el o qceniande tenerla en íu compa»
ñia.,y afsi eftauao algo remiíTos^aunque cantas vezes íc lo-
fuplicaua. Como pat a el ajuíte neceísitauadeocrosme*
diOS_.no era fácil elemprenderlo, pendiendo vnicamcrv
te de fus padres. Y nudtros Señor auc quería efte tiempo
ncjpriuar de aquel almio^que enfu íierua teníanlos po­
bres, y aquel exéplarfl figlo, no facilitó las dificultades*
Inítaua l&vircuofa donzella cada día, y con mas conti-
nuaciondefpues, que auia entrado enValladolid nueí-
tra Madre Santa Tercia a fundar el Monafteno., que ay
en aquella Ciudad; pues refrefeandole en la memoria la
viíion que tuuo el día del Santifsimo Sacramento en el
Conuentode San Aguftin * adonde vió a nueftra Madre
Santa Terefa, y adozeReligiofas en ynadeuoraproccf-
fion envilíonimaginaria:Iecifimulauamas el defeo. Su.-
po el genero de vida que hazian, las penitencias, y vida
q.ue guardauan, el trato de Oración tan continuo, la hu­
milde fugecidii., y obediencia , 1a a’oftraccion de criatuw
ra,yconíuelointerior quegozauan. Y to d o eíto le eran
cfpuelasa fusanfias, valiend-ofede vn Religiofo Domi­
nico,que confeííaua a fus padres, para que con ellos lo
fecilitaíTejV con breuedad lo diípufíeííe. A efte R eligió-
fo comunicó todo lo que le auia paitado connueftro Se-
fior, en orden a efte particular de fer Religiofa,y las ve­
zes que fe 1c auia aparecido,llanaa«sJola para la Religión
7 ,. j V .M . A» a de S. Agttft.
deCarmclitasDoícalf’os.Conoció eíle deuoto padre qu 3
verdadera,y firme c*aíu rcfoltici»n,y toda del ciclo,pa­
r í mucha gloria de Dios. Y don defeo de ayudarla, tra­
tó con lus padres la materia. Conuinieron rodos deque
fe traiaffe con nucllra Madre Santa Tcrefa el ajnfte de
ella,dándole pai te de les defeos de fu hija, y del genero
de vida que obferuaua. ReconocionueítraMadie Santa
Tcrefa con los informes,que lehizieron, los muchos fon
dos de fu efpiritu, y que nueítro Señor quería honrar fu
reforma, convníugeco de tanta virtud, y efperan^as, y
afsi ía admitió,y of reció el Habito. Bienquiíieranfuspa-
dres lo tomara en aquel Conuento de Valladolid por te­
ner mas cerca el confuelo de fu querida hi jaipero no auia
p i a f a en aquella cafa en eftaocaílonj Y coito lá preten­
diente inftaua tanto, no pudo aguardarfe a que la huuief-
fejy nueílra Santa Madre, que deípuesquela comunicó,
Je quedó aficionada a fu finceridad, y verdadera virtudj
acelcraua tambienla mareria,dixolej que pues en aque­
lla cafa no auia lugar,que efeogieífe de otras tres la que
guftafTe, y entre ellas le nombró el Conuento de Mala­
g a .E fc o g ió ella efta Cafa parafu perpetuo domicilio,
por efiar mas lexos de fu tierra,padres, y parientes, que
las otras. Que entraua en Religión con tal animo de en­
tregarte al trato del criador del cielo,q no queria tener
conocimiento de criaturas, ni tierra que le diuirtieíTe.
Afsignada ya la cafa, adonde auia de fer Religiofa,fe
procuro ajuftar lo demas. N o fe puede dezir el contento
con que ella efluuo,viendo ya tan cerca el cumplimiento
de fu defeo. Dauaa Dios muchas alabanzas por auerlo
ficihrado. Era fu agradecimiento obras, con que a
Dios procuraua pagar el beneficio , amandole mas,
citando mas tiempo enO raeion.y haziendoparticula»
res exercicios de deuocion ,haíla que fedifpufo la jo r­
nada paraMalagon, adonde períoiudniente lá lleuó fu
pa-
Libro i .Capital. 8. 16
padre a fac rifícarla a D io s, como Abrahan a fu mas que­
rida prenda al monte Moría.

CAPITVLO V III.

Torna el Habito de Carmelita De/calca en el


Conutnto de Jldalagon >y fert¿or
con que empego el Noui-
ciado.
p S Tan natural elíentimiento de dexar los padres, y
hermanos, como precifoel quererlos. Eran los de la
Venerable Madre por dos titulosamablesjpuesaü d éla
f uigre añadiere t i de fu virtud..y amor, con que con par­
ticularidad fauorecian ; por ambas razones los queria
mucho la piadofa hija, y afsi fueron duplicados losmo-
tiuos que tuuo para íentir íu aufencia j y mas quando con
ocaíion della los dexaua tandefconfolados, y penofos.
Pero en fu coraron tenia el imperio el amor dLiuino,y ef­
te era tan g-jftofo,é inrenío i mitigó los fentimientos del
natural. Bien pudo fer, que las lagrimas que los padres
vertían al verfuhijafalirde Valladolid para Malagon,
Je caufaíTen algunas a los ojos por la natural linpa ia,pero
locienoes,quetuLjom tiypoc) que vencer en dexar la
tierra^unque de Tuyo era tanapacible.Q^e como fas an-
íias eran del ciclo,folo en Kis cofas dél rema puedo el co
rajoivT odo V«lladolid pudo fentir falraíTe del cal fuje-
to^que la aufencia de vna Santa, no es fácil defuplir, y
quien bicnconlídeia loprouechofa 3que esa vná‘ Repú­
blica ,fien:c fu p e d id a ; pues le falta vn efeudo contra
Jos rigores del caftigo, y vna intercefsion perpetua para
todas lasuccefsidaies. En fin partió paia Malagon la
ficr-
L a V. M.Ariíi de S. Agüjt.
fíeruadeDiosconmas conten to,que fauftó en fu perfo­
r a ; pues no adelantó nada del trage que ttaiahabicual-
mente para grangearfe en los que la vierten eftitnaciones
de feñora,aunque como fu padre 11euaua aparato, y luci­
miento acreditó fu riqueza, y en la hija califió la humil­
dad. Llegaron á M alagon,a donde Us Religiofas de.
aquella Cafa eftauan auiíadas de nueftra Santa Madre de
la dicha que les iba. Recibiéronla con grande alegria, y
gozo,y ¿l fu padre,y demas que le acompañauan, procu­
raron en atención de ellaagafajar. Todas las que le ha­
blaron antesde darle el Habito,fe aficionaron a c llajpor
que la blandura de condicionqdefcubria, y lafencillcz,
modeftia,y circu nfpeccion, con que fe portaua, follcitó
los at'c&os, y era vna carta viua de recomendación,para
con todas. Difpujieron darle elH abitoluego, y no veia
la fieruade Dios la hora de que fe le dieflen. En fin le re­
cibió con las ceremonias acoftumbradas en la Religión.,
y con tan grande contento,y alegriaefpiritual fuya , que
enfuvida latuuomayor;pues mientras corporalmenrc
rccibia aquel tofeo íayal fobi e fus ombros , derramó
Dios en fu alma la capiofa bendición de fu graeia,y efpi­
ritu de fe ruó r , y Religión,dexandó el Apellido del íi-
glo,fe llamó en la Religión Ana de San Aguftin , por la
deuocion qíiempre tuuo a efte Santo. En acabando de re
cibir el Habito, fue abracando con’grande humildad, y
afe&o a todaslas Religiofas, Y parece,que alrecibirla a
ella en los bracos,fe les cítampaua en el coraron . fegun
el afedo que todas le tuuicron. El dia figuente falió al
Locutorio a defpedirfe de fupadre* defpues de auer efta
do roda la noche enOracio,dádolc a Dios gracias por el
beoificto recibido. El padre fe enternecía en dexarla, y
ellaquedauaconigual gozo a fufemimieto porhallarfc
eu el centro de fu defeo. Entregáronla luego al cuidado,
y djfciplinadcfuMacftra, que lo mas que tenia que tra-
Libro i . Capitulo 8. r7
bajar en fu educación era i rica la manoen‘fus femores,
porquehallandofe con la%nueuas obligaciones de No-
uicia, eran extraordinarios. Todos I03 exercicios ,qu c
fe pra&ican en el Nouiciado,confe] harto penoíos, 1c
parecían poco a larobuílez de íb efp riiu. Mortiíicana-
íe en Ja comida, y bebida, «pidiendo licencias para de-
xar la mayor parte de ella, con fer bien poco lo que las
Rcligiofas comen , y mas en aquellos tiempos. P a ­
ra que no turiiefíc en quecebarfe el apetito , echan*
agenxos , y ceniza en lo que comia , aeordandofe
de la hiel , y vinagre, que dieron a Chrifto en lo mas
ardiente de fu fed. Traía muy continuamente vn arpe­
ro hJicio afsido a fus carnes, Tomaua recias dicipli-
ñas i y fuera de las que tomauanlas Rcligiofas de co­
munidad , pedia ella licencia para tomar otras a ho­
ras efe ufadas ^ y q u a n d o las demas eftauan defeanfan-
do. .Enel C o ro , era la primera; en las accicncs de hu,
m ild a d ja mas comedida; en las de p e n a lid a d la mas
períeuerame. Procuraua quitar a las otras Religiofas *
©1 trabajo de fus oficios* Eüaua en el Oficio Diuino
con -grande reuerencia, y atención' porque cía mucho
el recogimiento , y dulzura, que Dios en él le coaiu-
nicaua. En Jas horas de Oración eíiaua como
inm oble,y tanocupada interiormente íu alma , que lo-
lo para la relpi ración , parece le quedaua virtud en
las acciones Íenlibíes. Dauale fuMageftad en cfto tan
foberarros confuelos* que nunca fe veia harta de Ora­
ción. Y afsi fe cftaua todas las noches en efte empleo
en el Coro delanie de el Santifsimo Sacramento; y ti
dormía algo, era vn fueño muy ligero fin dcfrudaiíe.
En Ja ntorníicacioii d é lo s fentidos, fue extremada , y
•nofe atrcuiaa leuanrar los ojos .para mirar las iu-liiiio*-
fa s , conociéndolas mas .por elhal la que j or la vif-
Su caridad era tan ardiente, que íentia Diuthc, no
C ie-
La V . M. Ana de S. Agufí,
tener Ocafíones de giande trabajo, en queferuir a fu*
hermanas. Si alguna vez la icprehendutn ( que folo
auia que reprehender losexceííos de fu feruor) lo 11c*
mua con m'jcha humildad, y alegrja, lamas hablaua,
fino es íiendo preguntada , y lo precifo. Su obedien-
cía ,y rendimicntofue fingularifsimo; y eneftojami ver,
fe calificó mas lofegura de fu efpiritu; pues de. ordina­
rio perfonas que en.el figlohan tratado de íingular
deuocion , quedan afsidas a los cxercicios de íu p ro­
pia voluntad , íiendo necesario trabaxar mucho con
ellas para reducirlas a lo Monaílico, Nueftra Noui«*
cía no era afsi > no cenia mas voluntad que la de fu
Maeftra.,y Prelada; y íi por executar íu rendimiento*
le iban a la mano en las cofas a que le inclinaua fu de-
wocion, fe rendía con grande humildad. Defcubria
con grande llaneza fu coraron, y penfam.entos a fu Pre­
lada , y Macfl:ra,goucmandofe en todo por fupavecer#
y qualquiera repugnancilla que íintiefCe en alguna co­
fa la deícubria. Como le fuccdió en vna o.calion >quc
ledteron vna correa muy mala, y rouofa,paraquevfa-
fcd ella, y como era tan inclinada a la limpieza , yaíTeo
tuuo dificultad <en hazerlo. DeTcubrio fu imperfec­
ción a la Prelada , y congrandcalegriafe puíola cor­
rea * viendo que lo rrandaua. Premió Dios cft« ren»
dimiento, y fidelidad, aunque parece en cofa de poca
monta,conque d.eípueshizicíTe muchos milagros con
aquella correa ,co no adelante diremos. El raco que
le quedaua libre de los exercicios continuos de comu­
nidad. le eftaua encerrada en fu celda , poniendofe en
ella en Oración, y lo continuo la tenia pueita en Cruz,
En fin era tan vigorofo íu efpiritu, que nada que pu-_
d*o ocaíionar dificultades a la carne * dexó.de vencer
trabajando mucho en moderar todo genero de apetito»
porque andauiicQattíua. hambre de lciuir a D io s, y pa-
dc-.
L ih ro ' i . Capitulo 8 . ? 3

decer por fu am or,qie no íc hallkiuxuntfame alguno de el


día.fin renerque facritícarlc algun año de virtud. Y lien-
do can heroicos los que exercuaua en todos. Gozara
fu alma de gran quiemd,tranquilidad, y paz,eftando co­
mo en vn ciclo , amando íiempre , y coniciTiplaiido a
Dios.

C A P I T V L O I X

Qjindi¿io el demonio de fus femares , trata de


impedirle la Profefsion. Aparecefcli
vuaamma de Purgatorio ,yfit-
bt porfas méritos al
cielo,

^ R D E funoía la embidia de el demonio contra


loslieruos de Dios » quat dr lo s \ é ,^ iu por el ca-
m irode la virtud, y fcinildad Kchgiciali.Lci 2 ocu­
par la lilla de a donde Icprcciput» 1 m lobcttua alti-
ua. Noiablcs Ion las niaqunas, conc¡i:c íohcnapri-
uarlos de cita dicha , y fi contom e diípoi c los me­
dios fu iagacidad cautelóla , lurutian k s e f t ó o s ,
y no huujcra íuperior virtud qre los deívaitc.eia,
tnui fara de las humaras diligencias. í on truchas
eftraiagemas , y trazas ha piocurado apartar J a s i d -
mas de el citado Keligiolo qnc abi abaron 3 y con iip
pocas lo ha confeguido. Qnifo ha/er lo meímo con
Jadenueftiateruorofa WJonicia, cuyas vinudcs •, y per-
fecciou^ecauíauanojeriza, tem iendoiucoiiuíionera-
de Jante,guando de i d* luego le hazia tanta guerraA aisi
V 1
L&V.7 A. Anade S.Agujl.
pretende prcuenirfc, impidiendo fu proíefsion con vna
traza tan diabólica,como fuya.
Llegauafc ya el tiempo de la vltima apnobacioirdc
la Venerable Madre Ana ,en la qual quedaffe aproba­
da para la profcfsion. Y como fu proceder , y virtud
era tan grande, rodas las Religiofas eftauan con animo
de dar fu voto , y confentimíento para que profeíTaf-
fe , defeando, ya vejr con toda.fcgurid#d aquella tan
virruofa alma en íu compañía.. E lla,qu e experimen-
taua en aquella vida rodo el bien que auia dejea-
<ío * eftaua con igu^l aníia , de que llcgafle.el dia dfe
fu Piofefsion , no auiendo , m de parre de la ComunU
dad, ni departe de la Nouicia dificultad alguna, que
la dilataíTe. Efcriuió la Prelada a fu padre , aííegu-
randole de ella». Eftaua ya prompio „ y ajuftado el
dote 3 y lo needíario para aquel a<5to* Y por no que-
'dar el demonio con fencimiento de que no auia
puefto todos los medios para impedirlo , pufo vno
rauy apretado en efta ocaiion. Tbraó el habita , y fi­
gura de la Venerable Madre Ana vna noche, y fue a la
celda de la Priora , que fe llamaua Ana de la-Ma­
dre de Dios , hija de la Cafa, de T o led o , quedefpues
vino a la fundación de Cuerua. Entró en ella con
grandes demoftraciones de deíconfuelo , y defabri-
mientQ con el eftado , hablando con deshaogo , y def-
coLnpofturaj y djziendo que no quería proleiíar ¿dand®
razonqs notables para dorar fu refolucion* Diole vna
carta , que tenia efetita fu padre para que. vinicííc
por ella en fe de que erafixa<eífri.re.folucion,. Ya fe echa
de ver •, íi el demonio fabría pintar bien el cafo para
peijíaadir.a la Prelada , a que era aquello verdad.
Peí fu^diofe , y.aunque perfuadida, juagando fer algu­
na LCüFüjcjo.a ,.con que eftaua dcfa¿onAd<l la Nouiciar
Ja
Lilro t. Capitulo p, rp
Uprocuró confolar, animandola con buenas raioncs,
poniéndole delante los extmplsires, que tenia en -aque­
lla Cafa, lo que perdería de íu crédito* lo que defc@n-
folariacon aquella libiandad a fus padres, los peligros
del figlo,a que fe boluia, y en fin las palabras de Chrifto,
que dize: Que el que vna vez echa la mano al arado del
cftado R eh gio fo , y bucluc a Dios la cabc f a , r.o es apeo
para el Reinó del cielo , y otras muchas razones,. quealí
paíTo que eran mas eficaces,y v erdaderas, embrauecian:
mas el enojo, y defconfuelode laaparente N ouicia, y¡
verdadero demonio, Conloqual la Prelada, viendo no-
tenia remedio, le dixo: Vaya con Dios hermana, que y»
daré queutaa la Comunidad, y veremos lo que conuen-
ga. Quedó coneftolaPrjora afligida , y defcojifolad.a»’
porq amauanernifsimamenteahkNouicia, como quien
tenia tanindiuidual conocimientpde fu interior, y de el
teforo.de virtudes, y g rad as, que Dios aula encerrad®
en fu alma .Toda la noche eftuuo llorando, atribuyendo
a culpas Tuyas, fe le huuicffe malogrado aquella herma­
na , y a fu poca diligencia el-demonio huuieíTe hecho taa
atroz acometida en aquella inocente cordera. La maña-*
na fíguienre mandó tocar a Capitulo, y juntas en el todas
las Religiofas,lesdix©loquepalfaua, y como la herma­
na Ana auia ido a fu Celda a dezir, fe quería ir a fu cafa,
con cal refolucion, y modo,que ladefcónocia. Y todas
las Religiofas fe admiraron,}' afligieron a vn tiempoipor
que como en todas era vno el amor , y eftimacion que te-
tian de la Nouicia, fue común el defconfuelo. Cor uinic-
ron, enquefedicíTcparte defto alCapellan que la con*
feífaua^que era el Cura 4 e Malagon, Hizolo afsi la Plfe-
Jadajy clConfcíTor,como fabia los defeos de la fierua de
Dios,y fu concienciajuego difeurrió, qucalli auia algu­
na traza del demonio. Dixole a la Prelada,que no obraf-
fc cofa alguna ¿haíta que eihuuicfíe hablado alaN on i-
C 3 ; cu,
La V. M ./ln a dt S. Aguji.
cia,la qual ya andaua algo cnidadofa, viendo a la P rcla-
da,y demás Religiofastan mftes,y defconfoladaSjy que
lamirauan con ojos compafsiuos; y aunque le caufaua
nouedad la mudanza,no daua en la caufa.En fin el C ape­
llán habló a la VenerablcMadrc Ana,y íin dczirle lo que
paffauaexploró fu animo, y defeo,y lo halló tan firme,
comoliempredefacríficarfeaDios en elholocaufto de
fci Profefsion. Y afsi fe lo dixo a la Prelada,y difpulieron
luego el darfela , reconociendo la extratagema del c o ­
mún enemigo, y no darle lugar aque vrdieíTe otra. D if-
pufofe para profeflar con VnaCófefsion general^hazieo-
doen el Ketcdtorio delante de la Comunidad vna morti­
ficación extraordinaria,en la qual venia veftida devn
íaco peniteflte,con vna foga al fu e llo , cubierta de ceni­
z a ^ dixo fus culpas con tanta confufion,y lagrimas, que
enternecía. El feruor, y aliento con que ofreció en fu
Profefsion a Dios fus votos , bien fe puede colegirde
fus defeos, y abrafadocoraron. Y también las gracias
que Dios derramaría en fu alma, y el don de perfeueran-
cia ,que en lo que ofreció tuuo.Con que el demonio que­
dó corrido de íusimentosjy la Venerable Madre con fe­
liz logro en todos los fuyos.
Viendofe yaprofcíía entró en nueuos cuidados con
las nueuas obligaciones. Parecíale, y bien, que el auerla
vn id oelSeñoraísi,convn vinculo taneftrecho de fin-
guiar efpofa, era empeño para cftrechar mas en el feruir-
k . Y aísi feperfícionauamasen todas fus acciones inte-
jior,yexteriormenre, Y comoefto admite en 11 tantala-
titud^nunca llegaua al cermino,aunque cadadia eranmas
veloces los paífos^como del infticuto que auia abracado,
es el principal , y vnicofín propio la Oración, fe efmeró
masen confeguirlo , y della lacauaparaíi , y los demas
puchos frutos, recibiendo en ella muchas ilustraciones
dituna;.
Eíla-
Ltbro i . Capitulo 9, 20
Eftana vna noche muy a dcthoiacn vn corredor de el
ComiciUQ pueda en Oracion.viópaflar por delante de íí
vn amortajado,y hizo fu oficióla r,aru ral pafsion del mic
d o ,y afsi no 1c habló; pero no fue bailante el temor para
quclaíiguienre dexafíe de citar toda ella en el niifmo
puefto en Oración. Vino a la raí írna hora, yen el trage
que la noche paííada,y paitando por delante della, le d¿-
x o :Q n c la noche figuiente,leaguardaífe delante de el
Santiísimo Sacramento en el Coro. Pafsa c o n c fto ,y la
fi erua de Dios continuó fu Oracion.Llegó la noche leña-
lada , y eftandocon viuifsimafee, y atención haziendo
Oración al Santifsimo Sacramento , fe le apareció vr.a,
criada de fu cafa , que era ya difunta 3 y eftauaenel Pur­
gatorio con granes penas, d ixole,au e la caufa, porque
laspadecia ,era por auerles quitado a fus amos alguna
piara,y otras cofasjas quales auian atribuido a otra per-
íona,fin tener en ello culpa,y afsi venia por mandado de
D ios a pedirle,que alcanfaííe de fu padre perdón, y dif-
culpaífe al inocente,que atribuían el hurro,y que le apli­
carte merecimientos,y Oraciones para irfe adefcanfaral
cielo. Efcriuió la Venerable Madreen la conformidad
dicha, pero fin dar a entender nada, ni defeubrir la per-
fona. C o n q u e el padre perdonó a quien auia hecho el
hurto,y difculpó a quien antes culpaua. Ella por lo qu e
afsi fe le encargo,la encomedó con muchas ve ras aDios»
y por vna, y otra diligencia falió de aquellas penas a g o ­
zar las eternas glorias , de que fue i;o pequeño inf-
tiumenro la Venerable Madre. Pero deíla mate­
ria ay mucho que desir adelante, Y afsi omito aquí la
prolixidad , dtxando el referir muchos cafos. Bafle eíle
paraperfuadir a los m éritos, que defde luego tuuo
para con DÍos,y eficacia de fu
Oración,
L¡iV. de S. Agtojt.
\

C A T I T V L O X .

Atormentan los demonios a la fieras de Dios


con horribles tormentos, y viftonesxxer-
cítala Chri fro con grandes de-
¡ampares.
X¡T S milicia la vid i de los hombres fobre la tierra, y los
" ' q u e vencieron en d jm^ftica lid la contrariedad de
pafsiones,les quedan todavía enemigos que vencer, y
combates que fut’ri j^Por eíTo dcziaSan Pablo, que fu lu­
cha no era iolo contra la carne, y fangre, fino contra los
Principes,y Po.eílade5de las tinieblas. Dos acciones
abraca la Milicia igualmenrej v¿ia,acometér¡ y orra re-
iiftir,y tolerar el golpe del contrario» A vezes Te exerci-
ta en cito fegundo la Fortaleza masque en lo primero.
En la Miliciaefpiritual,y del cielo fucede lo iniímo.Qje
no fe requiere para fer cabalmente Santos el empren­
de.*, y arrojarfe alo mas arduo, conquiflando el cielo.
También es neceíTario fufrir el Combate de los enemi­
gos para exercicio gloriofo de la paciécia.NueftraVene­
rable MaJrehizo lo mas difteultoio defta eípiricual Mi­
licia, Acomerió alo mis arduo de las dificultades, q opu-
íoanueílrasalmas lo deprauadode nueílra naturaleza.
T o j a s las venció, corooandofede vizarros triunfos con
a&os tan heroicos de virtudes. Pero para que por todos
caminos faeífe cabalmente Santa,quifoDios quefufrief-
íe el combate, é inuaíion de enemigos 3 y los mas horri­
bles. En ella las pafsiones,íj gozaron efte nombre,ya fas
tenia poílradas. De adonde lepreuino fu exercicio, fue
délas de monios^que parece formaron empeño de pro-
Libro t.Capitulo i o.’ 2 1
b'arenefta inocente virgen fus Fuerzas,y furias.Son tan­
tos los cafos, que defta materia hallo en fu v id a , que no
se ii he de poder referirlos rodos. A q ji folo fe dirá lo
que lepafsóen eftacafadc MaLagon, fiendo recien pro-
feííajdsxando lo demas para otros lugares.
La colera,y femímiento que los demonios auian con­
cebido contra efta amable Lierua del Señor,por noauerle
impedido la Profefsion3lo vengaron en ella, afligiendo-
luego que eftuuo profeíía*Primero quifohazerla caer
con halagos,y blanduras. Y afsi la primera vez que le
apareció, fue eítüdoella acofi&da,en fu pobre tarima por
mandado de la Obediencia, que poniendo termino a fus
feruares,le mandaua,que fe d^fnudaífeiy comaííe vn po­
co de fueño, E n t r ó , pues, en efta ocaíion en fu cehla en
forma,y trage de vn mancebo muy galán , vizarramente
veíbdo,dehcrm áfo rofhro>ocul cando entre la aparente
hermofura la fealdad mayor, que ocaílonó el pecador
Venia defpidiendo de íiíuauifsiiuos olores,eítando ane­
gado en vn abiímo de hediondez, y fuciedades. Y pare­
ciendo , que en efte trage atra¿tiuo feria fá cil, que vn*
mugcrmoca loadmicieííe en fu compañía, fe empegó &
defnudar ,dÍ2iendolepalabras blandas , y carin ólas,y
queriendo entrarfe en lacamaaacoftarfeconeltaimas
la caíla virgen,teniendolchorror, no folo por demonio*
fino por hombre, que profanauaaun con la viíla fola fu-
pureza,fe leuantó prelurofa,dexandole en la celda, y fe
fue huyendo alad efu Prelada,alaqual ladixo, que por
hallarle con algún miedo feiba a dormir a fu celda. N o
le diónoticiadcmas,poT no ponerla en cuidado ,m cau-
farle miedo.Eíluuo alli aquella noche,inuocando a fu di-
uin oE fp ofo ,acu yo caíto bymineo auia confagrado fu
virginidad. Deliftio el demonio de bolucr la noche íi-
g.iiente en el habito, y forma que la paitada; pero no de
vengar fu rabia. Y afsi vinieron muchos demonios, y ha -
La V. M . Arta de S,
llinJolaacoftada en íupenitente lecho, 1c quitaron U
ro p a »y c^n crueles diciplinas , y otros instrumentos la
dieron tá rhjnrofos, y fieros a^otcs.como fe puede creer
de la crueldad defta oteníiua mano. Era tanto el mido
de los g o lp e s„ que fe oian en todos los dormitorios , y a
lanouedad dcllos vinieron codas las Religiofas a recor­
rerla,Halláronla llena de cardenales, y llagas de fangre,
y can mal tratada,que era compasión mirarla, dexando
la pobre ropa déla rarima defcópuefta,ydeftrozada po: la
celda. Dos penas tuno aqui la íicrua dcDios;vua,Ia preci-
fa de i'uf' ir tan horribles golpes,y af ocesiotra, el que las
K eligiólas lohuuieíTenfabido, por el crédito que defto
íc 1c podia lcguir,y cite fqf mayor para fu humildad,íi lo
primero lo fue para el cuerpo» ¿
Otra vez con grande rabia, y furia la arrojaron por
vnas cfcaleras abaxo,'que iba fubiendo, y arremetieron
defpuesa e lla , y la Ueuauan arraftrando por los guijar­
r o s ^ piedras, hafta meterla por vn aibañal. Efto lo vio
todo el Conuencojy muchas Keligiofas fe afsicron della
para ver fi podían cenerlajy avnas , y aotraslaslleuauá
arraftrando aquellos fieros monftruoscon no pequeños
dolores,y heridas. N o fe concentauan con darfelas en el
cuerpojtambien las dieran en el alma,fí pudieran.Mas no
p or cíTo omitían las diligencias, porque fe-juntauan mu­
chos demonios, y vnos tomauan formas,y-figuras de mu*
geres muy hermofas,y deshoneftas, Otros tomauan for­
ma de hombres muy galanes, ymezclandofc vnos con
otros,hazian muchas torpezas, y deshoneftidades para
prouocar a la calla Religiofa.Pero cftaua tan agenada fu
almadeftas coias,quc aunque fenfiblcmcntc las veia ha-
zer,no fabia lo que eran ¡ y afsi, de ninguna manera le in*
quietauan.EUalo dirii mejor con fus humildes palabras.
Dize afsi.hablando defte cafo : tía^andelante de n i mu­
chasfu .'¡edades, y drjcotnpo(l ur<ts i y enflquel tiempo eraya
tan
Libro i . Capitulo i o. 22
tan bolasueno entendía cofa de aquellas tnifabia l oque era,
haftaqtterepare\,y meparecio^quepues los demonios barias*
aquellas cofas9qne deman (fefer malasty los traidores,como
erar* mimaros de maldad* trabajé aan porque yo fnpiejfe
loque crinas deninguna fuerte Uegtua amt noticia. Bien
Ce conoce en la claridad deftas palabras la candidez de
fu pureza, y la Angular fencillez i pues aun no llegó a fu
imaginacionla torpeza, viéndola exercitar con la viíla.
Muy lexos eftuuo de apetecer lo que tanto llegaua a ig­
norar. Priuilegio es bien raro,y que en vna naturaleza de
carne,fe ignoren tan del todo fus acciones.No apetecer­
las es propio de Angelesjpero del todo ignorarlas,vien-
dolas^me parece algo mas, San Antonio, y San Benito a.
viftadefemejantes objeítos reprimieron los latidos de
la pafsion;pero no dexaron de ientir la deftemplanza de
al gun ardor * que fomentaua la obfeena reprefentacionj
no defraudándolos efto de fu mérito. Sanca Catalina de
Sena en femejante batalla experimentó contradicion, ó
pena de la vehemencia de pegamientos, que Dios para
fu exercicio permitía. Otros Santos en tales trabajos re­
conocieron la necefsidad de los auxilos de Dios para re-
íiftir eñe combaté>pero tener a la vifta tan prouocatiuos
objeéfcos,y i.ohazeren la parce inferior imprefsionjgno
rar lo que puede fer,cofa es rara; eftar tan vezino al fue­
go, y no arder,ni aun tener amagos de tiznar, folo es pri­
uilegio concedido al cielo,que con la vezindad de toda
vna esfera de ardores,no fedeílempla,ni altera. Digolo,
porque no parece de carne efta dichofa virgen,en aquef-
to que confieífa.Canfados,pues,los demomos de afligir­
la por efte camino, viendo que trabajaua en vano íucui-
dado,procuraron afligirla por otros;y fne,apareccr]c en
formas, y figuras de moníhuos horribles, con loqualla
traían tan alfombrada,y temerofa,que confícíTaellamii-
ma ,quc por efta caula enquatro mcfvscqtcros r.o dur­
mió
La V .M , A nade S.A *ufl. o j
mió* con que parece increíble» pero el Señoría co nfor-
taua,y fupiialo que la auia de* fuítemarelfucno.Aünofe
atrcuia a cerrar los ojos,ni eftar en parte obfeuraiporque
entonces,dize,que fe le aparecían con masliorribiiidad*
y quedaua tanquebantada con efta vifta, que le parecía,
la auian deíco.yuntado los huetfos de todo fu cuerpo,.
Añadían los crueles moiiftruos a efte tormerfto otro do-:
l o r 3 que era apretarle el cuerpo por las arcas con tanto
furor, y violencia, que le juntauanel pecho a las eoftu
llas;y era tanto el manque con efto le hazian, que no p o ­
día detener la comida encl eftomágo,y afsi tenia muy fec*
qtientes vomitos.Con eftos trabajos*,y tormentos fe em­
pegó a fentir muy flaca de fuerzas corporales, y afligida.
l?ara ayudarle a lleuar el trabajode no dormir, y que los
demonios no laafiigieffen de noche,mandó la Prelada,
que durmieíTen con ella en fu celda dos Religiofas»Ia>
vira era la Madre El vira de San Angel, que deípues fue
a.Villanueuade la Ia ra ;y la otra Mariana delEfpiriru
Santo, que defpues la lleuaron a Burgos,y Palencia. N o
baftauan eftas diligencias para librarla de las pcníis;por-
que de en medio de las dos Religiofas la facauan los de­
monios délos pies arraftrando con grande fuer^a,y dán­
dole recios golpes. Deftos.y otros extraordinarios tor­
mentos que la íieruade Dioslleuaua con increíble fufri-
micnto, pprauerlosdadopara ello Dios licencia a fus'
enemigos, llegó a enfermar de algunos achaques peno-
fosjen particula r le dio vn fluxo de Jai gre de narizes,que
la dexó exhaufta^y pufo en gráaprieto. Bienfe reconoce
lo rendria^grande; pues no parece auia fuerzas para re-
ílftir tantos males. Y a la tiene Diosquatro inefes fin dor­
mir ; ya los demonios repetidas vez es la maltratan ccn
tales tormentos, q ay Mártires lam cados,qa menos gol.
pes gozan la palma del martirio. Vifiones horribles la
inqtac [an.Lopoco que cometo buclue fin poder detener
Libro i Capital. 1 0 . 23
e! eflomago la com ida,arroyos deíangreccha por las
uanaes con frecuencia* En medio de tantos males leerá
lamayor pena tomar algunaliuio, porque fulo lo tenia
cnel rigorde la obferuancia ; y afsi, de ninguna pena­
lidad de ella fe efcufaua.O rara paciencia!
Aqui parece,que para templar tanta aceruidad depe
«as auia Dios de dila:arcon mas abundancia la mano de
fus fauores ,y llenar fu coraron de foberauos confíelos;
roas no^utial’si,ames la dexó en vntaneíbañodefampa-
rOjque no parece cabiaen-fu antiguo cariño.No ay quien
enrienda a Dios en d naodoconque excicitaafusSan-
toSjel lo es cierto, q*is quien lo ha de fer de verasha- de
paífarpor el fuego de la tribulación , y fer acrjfola-
do el oro de fu amor en el crifol de el padecer. Y o
J u z g o , que en almas que tan de veras amana Dioseo-
bid la Venerable Madre Ana le amó , que no fuera el
padecer penofo, filesafsiftiera la dulzurainte-rio** que
habitualmente fuelen gozar, ni las viíiones de los demo­
nios les fueran horribles,li gozaran la compañía de Dios
con aquella ca.fi fentible certeza, que experimentan, ni
las enfermedades, y dolores le congojaran, como eítu-
uiej a cie.rta.del agrado de fu diurno t f p o í o , porque \le-
gan alg jíia&al-ous SLtal eíia-do ,que no ay por donde les
aflixa la pena,{ino es con verfcjó imaginarle deiampara-
das de Dios¿p jesconíu amparo,todo el demas padece r
es guílofo , por fegnir los mipulfos a que les inclina fu
amor.Yafsijpara que pruébenlo terrible délas penas fe
las embia,y juntamente íe aparca-.no di xe bien,mejor di-
xera, fe oculta entre la nube de la tribulación; peí o no fe
niega a la gracia de fus auxilios, con que los esfuerza*
como lo hizo con Sanca Catalina de Sena, con San An;o-
nio,y otros muchos Santos.
Hallófe en canto grado en medio de tanto efquadron
, dsaÜbgoSjy tribulo!cioncsU;VciicrabkMadic Ana ,de-
fain-
La V .M -A n a 4c S. Av< ¡i
Í3irparada de Dios n íu pai e t e r , cjuu dudana fi cflanaen
gi acia íuya , y llego a formar vinas loipei lias de c|<rc 110
íüna (ido lu gvifto profcíTar. Que 1ai o iom c m o íc r .i iá
aquel conlóame coia^on! Dígalo ella uulu a con Ja bre-
uedad de fu cíhlo. Tor todo e/ e tier/t}<?» c drxanaeiSeitor
padecer* co’Koajbla.*,Jiv tener alguna f amentar ayudm de
nncflro Señor (digo a ¿parecer) jrgun lo Jola que rr.ejen-
tt<ix q u e grandemente n e ayydaua ty ' e jar oreeia ¡$t t M a -
giftadi pues lo pedia rajjar ,fin lo qf<al .0 friera ■
o/j¡¿ L i y
a tdaua de manera, que dudat*a,Jt amajt Joj>nf)o de Nur{: ro
Señor, qne yo orofejja^e, por la ¡obdaJ queyo jentia. Dos
cofas ic reconocen bien de fuspalabradla vna,dclampa-
ro, con que le hallaua en tamo tropc! de* ahogo», en tan­
to combaie de pecas para hazerlas dos vezes ren.b.cs.
La otra, la oculta promdencia con queje afsiíha. t n fm
padeció a nuil ación d e C h n lto j pues no fe contenió fu.
*iirerno Padre con los dolores, y penas conque lermraua
en la C r u z , iino que también acuella Humanidad bacro-
íanta experimento decamparos, y d e lolus ellos , io n io
mas peciolo m odo >de padecer íe q u e x ó . dizicrtdo * f * t
quid dereliqxijh me? N o es mutilo fe quexjfle afligida
nueítra V'enerabIeMadre,cru¿iíicada en tantaCru*
d e d olores de tan extraordinario de-
iampaio.
Libro i .Capitulo 11.

CAP1TVLO XI.

D a n le noticia a nucflra Ivíadre Santa ‘Tcrefa


di las cofas extraordinarias de la Venerable
Jld. idrc Ana.. Viene a M ^lagon a examinar
J u efpirittt,y reconociendo la bondad del9
la elige par a la fundación de Villa-
naeua de la Iara*.

^"^Otno eran tan publicas en la Cafa de Malágon Jas co~


las de la Venerable M a l re Ana , y veian todas las
Religiofas lo»malos tratamientos, que viablemente le
haziánlos demonios, eftauan aturdidas de miedo , y rur-
badascon tanca cont'uíion de fuceífcs. Qual quiera C o ­
munidad , y mas vna de mugeres , fe compone de tanros.
pareceres, como indiuiduos; y lo que vnas aprueban,,
otras contradizen, y mas en materias de fnyo ruidofas, y
extraordinarias.Todas conuenian en vna cofa como cicr
t?,q leerá el consiguiente-, y virüuofo modo de obrar de
La Venerable Midi c Anj;pej o en quanto a las exteriori­
dades que con ella paiTauan; no codas eran de Vn pare­
ce r,y no me efpanco; porque en feme jantes marerias^co-
fflo la experiencia ayuda poco por fer rara i y los modos
que el demonio tiene de e n g a ñ a r , ion tan ocultos, y los
eip.iritus extraordinarios, y (insulares, ordinariamente.
Jos mira con ceño el común eftilo, y traen coníigo la lof»
pecha. Y afsi, a quienes Dios gouierna por .caminos tarv
defnfaios padecen mucho, halla que llegan a calificaría
en el di&amende las criaturas. Pero no ay queadmirar-
ioipucs aunla* alraas que van por cllosiviusui rezelofas,
de.
La V. M .A n a dc'.S.jífcify.
i o ^
efe fímifmas, y vacilando , n coi;Fuíioncrs i nauega rra-
res J e perplexas tinieblas. Difcurriendo en ellas las Keli
giofas de MalAgon, acudici'orfa nueíha Madre Santa ‘1 c-
refa,dándole auifo de todas las cofas que paíínuan con Ja
Venerable Madre Ana,como a oráculo qne Dios lema
pifcílocníuR^forn a pata examinar les efpiritus de fus
hijas.Concibjó cuidados la Santa de tantos fuceffoSjCo-
mo a fu noticia llegaujn, aunque, como ya la tenia d e ia
virtud defü hija,nemprc fe incünaua a lo que er-a n.as de
fu crcdic<rs y fauor. Coníolauaaia Prelada,y derlas Re-
ligiofas con las efpet ancas con que las preucnia de ir a
aquella Cafa a verlas personalmente, y enteiai fe de to-
do.Difpufolo afsi,y con acaíion de facar Religiofas,que
l a :acotopaña fíen para la fundación de Villanueua„ fue a
Malaeon. Alentóle ^ • ayuel
i Conuento con la viftad ela
común Madre i y no menos participó defte gozo la que
era. tan ííngular luja , como la Veneiable Madre A ra.
Luego que llególa empegó a con unicar con aquella fa-
gacrdadjy celcítial d ifería oruque la San.a tenia,y vien­
do íu humildad,íu Ícncill-c2,la reíignacicncue cotila di-
nina voluntad tenia ¿ los deieos que mantfeííaua de Jer-
uir a DioSjd amor ardéi¿fsin¡o,que de fu MagcÜad ardia
en fu pecho;el rendimiento,e indiferencia con que fe ha-
llaua para quaiuo ella le order.alle»la. lubidilsinaacon­
templación ]ue tenia la tolerancia ,conquelleuaua ¿an-
to tropel de trabajos;y tanto genero de virtudes, y gra­
cias como halló en ellaife con! oló mucho,y tamb*en a l a
üeruade Dios I*: dio grande cocínelo* y 2 las demás Rc-
Iigiofasfeguridad. Diolejiueftro Señor a entender ala
San*a lo mucho que.auia depotitado en íu almafy conci-
bioque con p-rouidécias tan extraordinarias la dirigia a
Yjn colmo grande deiantidad,y meiccinnenios,y a i n l e
cobró grande amor.
J ia efle tiempo cjiic nueftra Santa Madre eíluuo en
Ma-
IÁbro i ,Capitulo i i . ^ 25
Malagon,y Incomunicó a la VeneiableMadrejíuuo nucí-
tro Señor por bien de afloxar vn poco lamano de los cra-
bajosjconquc lacxcrcicana.ylasapariciones,}' horroics
delosderaoniosjno eran ran frecuentes. Aunque por dar
noticia de vn cafo ,que puede fer proueehoío pa¡ a lasFc
ligiofasjdirévnaquetuuo. Tratauafedehazer elección
dePrioraen aquella Cafa deMalagon, y las Religiofas
íe inclinauana vn fugeto muy diferente del que nueftra
Santa Madre queria darles por Prelada. Y fobre efto
batallaron con la Santa con alguna porfía j particular­
mente ivna$teligiof¿L era la que hazia mas contiadicion,
y la que a los ánimos de las otras inquietaba , para no
¿ugetarfe con todo rendimiento a recibir la Prelada,
que la Santa Reformadora queria traer. A eftaReligio-
ía/p u es, vio la Venerable Madre Ana de San Aguftin,
<ji?c-mu-chasVezes que habíaaa con otras defta elecion,
poniéndoles animo ópuefto,y haziendo rcíi-ftencia.,gran-
de multitud de demonios lacercauan con horribles fi­
guras , y leeftauan dando vateria para q refiftieíTe.Entró
en fcfte tiempo nueílra Madre Santa Tcrefa de Iefus éh
Malagon * que venia de la Ciudad de Salamanca, y traiá
configo a la que auia de fer Prelada de aquella Cafa,que
fe Uamaua Geronima de el Efpiritu Santo. Y defde
que la Sama Madre pufo los pies en el Conuento, defa-
parecieronlos demonios i y fe reconocio bienios efec-
toSjporque todas lasReligiofas.que contradecían la elec
cion,y aquel la, que eftaua mas porfiada, fe corformaron
findiftculiad, nj repugnancia alguna con la Priora que
íesdauan. Y claro cita, que quien fe oponia a quien
«ftaua en lugar de Dios , y era tan fauorecida de fu
miaño , que auia de hazerlo ir.ftigada de el demonio.
L o qual no es pequeño documento para faber como
Se han de portar las Religiofas en la elección de
grclada, Que algunas vezes por conucixncias
9 íH r
L a V .M .A n a d t S.Aguft.
particulares, podrá períuadn las el común enemigo, X
que contradigan a la voluntad de Dios.
Detuuole alg nos diasn uitra Santa Madre en aque­
lla Cafa, confoland :>, y afer uorizando a fus hijas , hafta
que fe dífpufo paíTar alafundación de Villanueua ,d e
a donde fegunda vez la enriaron a llamar. Y eftando
ya con reíolucion de iríe , y Ueuar configo Religiofas
de aquella C a fa , andando difeurriendo en las que fe­
rian mas apropofitopara plantar la perfección, y obfer*
uancia enla nueua fundación; acabando vn dia de ca ­
ía :lgar, llegó la Vene rabie Madre adarle la ablución*
y preguntóle, que fi iría de buena gana con ella a la fun­
dación de Villanueua? A lo qual refpondió, con mucha
feruor, y refignacio^que en fu compañía, aunque fuef-
fe alcabo de el mundo iria m-jy guilofa. Agradóle a
la Santa la refpueíla; mas no acabó de tomar reíolucion
baila encomendarlo mas a Dios. Para cite fin difpufo
vnaprocefsion, en acabando de dar gracias, y al nn de
el fo te rebeló Nueftro Señor Las Religiofas, que era fa
voluntad tueíTen en fu compañía a Villanueuade lalara.
Y la primera que fu diuina Magefta le íeñáló >fue a la
Venerable Madre Ana de San Aguítin, para que go«
¿a(Tc el titulo de fer compañerade la primera piedra de
la Reforma en la fundación de aquella C aía , y para que
encllaexperimentaífe losfauores>y prouidencias, que
adelante fe dirán.
Enelintcnn ,que fedifponia la jornada fe paflaron
algunos dias j en los qjales las Religiofas iban dando
largas, por tener algún tiempo mas en fu compañía a
lasdosmilagrofas M idres/Tereía, y Anade S a n A g if?
tin* Y efta fre jiienrando el craco, y commicacion con
nueílra Santa Madre , era grande la eftimacion, q:iecori
e lla a jq a in a , tupiendo Dios comunes aemrambas mu*
ck 9 S^Íu$fauQjrc 3t Parüculaínacnte «udia , acaban-
L ib r a C a p it u lo n . .26
d» nucftri Madre Santa Tcreía de Icfus de comulgar,
día de la Concepción purifsimade Nueftia Señora , vió
la Venerable Madre Ana de San Aguftin v ra Paloma
muy blanca,y de extraordinaria hermoíü! a.que rcholo-
ceando fe le auia puefto encimade la cabera,y /íintair.c.^
te le rebeló Nucítro Señor, que en aque lia paloma venia
el£ípiritu Sanco, Causóle admiración lu viíta, y tan e x ­
traordinarios g o z o s, que no cabiendo en el coraf on,
quedo en extaiis loberano por algún tiempo. Porque
Ñuetiro Señor quiío, que por fer eita Venerable Madre
tan imitadora en el efpiritude Sanca Teiefa gozártelos
fauoresde aquel diurno Efpiricu, a quien en la figura de
Paloma,ninguna otra Religiofale vió, aunque eítauan to
das en clCoro comulgando.Eíio d Uro por algún eípacio
confiderable.y luego defapareció, dexando en lo exte­
rior a la Sanca llena de reíplandores,que parecía vn So],
que de li los arrojaua, y en lo interior abrafada de incen­
dios diuir.os.Eílo^y algunas otras ccías vio en el tiempo*
que la Santa Fundadora eífcuuo en aquella Cafa,qucíeiia
porefpaciodedosmefes. Alcabodelos quales aceleró
la ida a Villanueua, por mandaríelo afsi el Señor «como
íc vera en el capitulo liguienie. .

CAP1TVLO XII.

P a r t e l a V e n e r a b le J U i d r e A n a en c a m p a n il
de J V . 5 . A d / I e r e fa d e Jt jü s a la fu n d a ^
d o n de V ^ tlla n u eu a fu c e jjo s
d e l c a m in o .

V y confolada fe hallaua nueftra, Santa Madre en Ma


.— Jago», por ver que eu aquel efpiricual Paraifo, qu«
L) % ella
La V, Ana de S. Aguft
ella ama plantado,cogía Dios tan guftofosfrutos de v ir ­
tudes, y defeofade crafpUncar a otras partes tan fecun­
das planeas» eftaua difponiendo en fu animo las funda­
ciones de otros GoruicntoS- Auianle pedido en Villa-
nuen» de telara, fuelle a aquella Villa a fundar vno por
inílancias denueue perfonas virtuofas, que cntrage de
B^arasviuian juntas en vna mifnu cafa con «ráiies exer-
ciciosde virtud; y defeofas de darleforma de. Conuen;-
to.inftauan a Santa Tcrefa, que las recibieíTedcbaxod*
fu obediencia,)' dLfciplina, y fuerte aili a fundar. Las
conuencncias.» y medios,que para efte efe&o fe leofrc*.
cian , eran muy pocas, y pefandolas con fu mucha pru­
dencia, le pareció no fer conuenicnte empeñarfe en fun­
dación, que no auia de poder perfeuerar; y afsi eftaua al­
go remifla, ó por mejor dez.ir,de terminada a no admitir
efta fundación, íino ira.Llerena , a donde le ofrecían
otra , ydauan para ella feifcieiuos ducados de renta.
Con efte animo eftaua la Sa:Ka , quando vino vn propio
fegunda ve¿ de Villanueuade la Ia ia , pidiéndole con
mas aprecadasinftancias WVilla,que fuerte. Y ífnriendo
cn íiU s mjfmas dificultades ,que en ¿(te punto tuuo,lo
encomendó a Nueíh o Scñ.or,y apareciendofele,la dixd;
roHpobrts fu-;4c yo mi íjdéftt* Ellas palab ras , y el
m.m:teftarlefu voIiintad,larcdu;<eron a que a todapric-
fa partieff: de M.ilagDn para Villanueua de la Iara,
aunque alprefentefe hallaua en la cama con perle/i.a*
y otros achaques penofo^ Pero como ningund en
ella era impedimento para cumplir la voluntad de Dios**
difpufo dcfde luego la jornada, feñalando fu diuina Ma-
ge ttad las Religiofas, que auia de lleuar conligo; y entre
ellas,en primer lugar, ala VenerableMadre Ana de San
Aguftin, como ya fe dixo. Salieron,pnes,de Malagon
con. nueftta Madre Santa Tercia , La Venerable Madre
Ana d t San Bartolomé JVíatiadc losMarme$*Conftanfa
Libro i .Capitulo ¿7
de la Crufc3 Elvira de San A n gela, y Beatriz de Icíus.
Luego que falieron de cafa, íc halló la Santa buena de
todos fus males. Yafsifealiuiaronfushijasdc la pena
conqueiban de verla tan mala. Experimentaron en el ca
mino muyparciculares prouidencias.Vna nochc, defpues
de auer paíTado vn dia muypenofo, llegaron a vn lu-
garcil lo pequeño , hofpcdaronlas lo mejor que fue pof-
íible, y tílando la Santa recogida, y con ella en vna imf-
n>a pieza la Venerable Madre Ana de San Aguftin, y
Ana de San Bartolomé * íu Secretaria , empegaron %
oír vna mufica celeftial , que mucha multitud de An­
geles , que eftauan en elapoíento dauan a las Efpofas
de el Cordero. El mote de la mufica, y lo que contenía
la letra,eran agradecimientos de parte de D ios,par el
íeruicio que le hazian en aquella tundición. Era tanta
la dulzura , y fuauidai de pila mufica , que con durar
grande parte de la noche ,les parecióauia durado folo
vn inflante, fintiendo er. fus corazones,y particularraen-
te nueftra Venerable Madre tan grandes afeaos deduí-
j u r a , que le parecía eftar en el cielo. Procuró dcfpcr-
tara la Venerable Madre Ana de San Bartolomé pa­
ra hazerla participante deaquelfauorde el cielo, y en­
trambas con igual, agradecimiento lo eíluuicron efeu-
chando.
Saliendo el dia figuiente de efte.lugar,llegaron al
Connento del Socorro,que era de Religiofosdela Orde
adonde laprodigiofa virgen Catalina de Cordouaaui*
hecho vida tan penitente^ rara, que pudo competir con
la de S.Maua Egipciaca, y a o iras íantas, que fueron ad-
* miracionde los deíiertos.Aqui fueron recibidasla Santa
Madre,y fus hijas con toda eftimacion,y cariño de losRe
ligiofosdeaquellaCafa,faliendolasa recibir en procef-
fion con notable gozo,Grandc le tuuo la SamaReforma-
doracn verlavidafancifsiraa, y penitente que en aquel
D j ¿ oín
La V.Jid. AnadeS.Agtjl.
fconuento hazian fus Rcligiofos, Detuuofc en aquel íi-
tio dos dias para aferuorifarlos con íuenfeñan^ai y vno
dellos,acabando de comulgar, y eftandocon ella la V e ­
nerable Madre A na, fe quedo a rro b a d a , echando de fu
roftro refplandores las luzes que en fu alma ardian.Ruel-
ta del arrebatamientOjle dixo a la V enerable Madre,co-
mó a quien mas fiauaTus fecretos, lo que nueílro Señor 1c
auia dado a entender en aquel arrobamiento f y entre
otras cofas, fue vnael dezirle, que fe auiadefeiuir mu-
c?ao fu Magcftad en aquella Caía que iban abundar a Vi-
llanueua,
Partieronde aqui para efta Villa, y los Religiofos del
Socorro les dieron algunas pobres alhajas de lo poco
que tenian para componer el nueuo Monafterio.Dieron -
les también alguna ropa de Sacriília,y Ornamentos, y
entre ellos a vn Niño Iefus pequeniio para que les hi-
ziefle compañía,el qual defpueshizo machos milagro s.,
y finezas con la Venerable Madre Ana,como adelante fe
dirá. Llegaron efte día temprano a Villanueua, y fe fue­
ron derechas la Santa Madre * y fus hijas a la Iglefia. Ma-
yorde la Villa, a donde fe pulieron en Oración, eftando
en ella como vnos Serafines ardiédó en el amor de Dios.
Concurrió la mayor parte del Lugar ala nouedadj, y to­
dos quedauan admirados de la ¿añudad , que en fus a c­
ciones moftrauan, Tenian di fpueíla vna folemne Procef-
fion para licuarlas a fu cafa defde la Iglefía, y enella lle-
uauan el Santifsimo Sacramento en fus andas,como fue-
lehazerfeen aquel lugar, quando fe celebra fu Ficfta;
Comencando a andarla Procefsion .le hizo nueftroSe-
ñorvn fauor íingular a la Venerable Madre Ana, y ruc
ver al Niño Iefus, que iba entre las andas del Santifsimo
Sacramento, y entre.nueftra SantaMadre andando, y fe
llegaua halla íu querida Efpofa, y lehablaua,tnoíh*ando
dSantifsmo Niño graade hetmofura,y alegría en fu di-
«i*
Libro i.Capitulo 1 2, 28
niño rofiro; y que kuamxndo íu mano iba h ed íanlo Ja
bendición a las Religiofas, y al pueblo, que (¿afrótaofo
las acompañaua. Admiróle del cafo la Venerable Madre
Ana,y llegandofe a fu Santa Madre le dixo lo que lepaf-
faua. A lp qual la Santa, le refpondió: Y o os mando en vir
tud de Santa Obediencia,no digáis nada a nadie de efta,
que aquí paíía.La fierua de Dios, como tan obediente lo
calló 3y fue profiguiendo en gozar de aquella tan apaci­
ble vifta¿abforta en la contemplación de la bondad de
aquel diuino Señor,que tantas demoft raciones haze por
'quien de veras le firue. Auiendo llegado a la pobre caíí-
lia,a donde fe auia de fundar el Monafterio, colocaron el
Santifsiroo Sacramento. Dcfpidiofe la gente, y la Santa
•con las Religiofas que lleuaua,y Usnueue Beatas que alli
viuianíe quedó encerrada, tftai do todas aquel la roche
«n oracion^que era el principal íuftcntode que fe alime-
tauan.,dando a fu Mageftad muchas gracias por el bene­
ficio recibido i y pidiendo por la conlernacion,y aumen­
to de aquella Cafa,que por voluntad fuya auia f undado,

CAPITVLO XIII.

j Pone
nueftra Santa M adre a la Venerable
M adre Ana en el Oficio de Sacriftana*y Tor­
nera de e¡lafundación,y procidencias
particulares qucDtostmo
con ella .
T 'O n aad ayalap oííefsion d e aquella Cafa contanbue-
jiosanunciosjcomodcl cielo cuuo enfauorde fu con-
feruacion^difpuío nueftra Madre Santa Terefa la habita­
ción decente parala viuiéudade las Religiofas., dándole
La V .M .A n a d e S. Aguft.
forma deConu£co. Pero cómala capacidad del ímo era
poca, y lo labrado en ella eftaua maltratado, fe difpufo
rodo con.masefpiritu que comodidad. Dio luego el Ha­
bito a las virmoías mugeresjque allí eftauan recogídas^y
auiancon Dios,y con la Sanca alcanzado La dicha defta
fundacion.NonibróPrelada,y Oficialas para el gouier-
nodclConuento,conelaciertoquede aquella cclcíhal
Reformidora fe puede prefumir. A la V.íCi. Ana de San
Aguftin encargócl cuidadode tres oficios,q fueron el de
Sicriftana,Tor ñera,y Prouifora,q como conocía lo fuer­
te fu efpirrUiitjedia con fus alientos las ocupaciones;.
Aj uftada ya la forma de la vida común,y obferuancia.n®
fe puede creer el feruor con que codas andauan; pero no
es mucho teniendo delante de los ojos dos exemplarcs
viuosde rodas las virtudes,y tan eficaces como S.Terefa.
y la VJVl.Aiia.Comoel nueuo Conuentico eftaua cande-
facomodado, y la pobreza con que auian entrado en el
era can grande,paflTauancxtrenjanecefsidad,.y trabajo;
pero eneítohallaua.mas eípe.ranfas fu ccniluelo, y fü fe ­
liz confci uacion i pues la perpetuidad,)' alimentos de la
1^1 e fu la fundó Chrifto fobre los fundamentos firmes de
la pobreza^ y laq padecían eílafcSáías Reformadoras les
era nwy guftoía,y apacible,^ la abundancia, y regalo de
las cafas de los Principes;.)» aísi dtauancon gran confue-
lo,y alegria,enparíiculai la V.M. Ana,como verdadera
imitadora de aquella ceíeíhal Matrona. Poma todo/u
conato,y confianza en Dios,animando a las demás al
milmo empleo, hallando el premio d cíenlas prouiden-
ciasparticiilarifsimasy milagrofas,quede Diosexperi-
menrau&n. Anies que tracemos de algunas dellas, por nd
íet fácil el referirlas codas, quiero poner aquí vncafo q
íuce Jió cneftc tiempo, de adonde fe puede colegir la
opmjon en que cenia nueftra Madre Sama Tercia a la
ycücrableM adrc Ana*
Libro i *Capitule 1 3. * 2p
Vn dia délos que eftuo en eite Conuento de Villanue
li.v.de lalara nueííra Madre Santa Teiefa, vino a amia ría
vnamager muy principal de acuella Villa, llamada Ana
L o p e * , muge r deFrancifcoLopcz de Teuar ,y c o m o a -
donde quiera que la Santa fe hallaua acudían todas a
fiar de el cuidado de fus Oraciones el remedio de fus
necefsidades , y de la eficacia J e íu* palabras el aüuio
de fus penas*fus cftamuger a darle parte de las íuyas.
Teníala g-andei porque aoiendo eftaiooch jv e z e s p r e ­
ñada, ninguna della*auiafalido aki¿ la criatura , ni r e ­
cibid ci el agiadel Santo Bautifinoi cofa que la tenía en
cfti'aAo deícoaíuelo , y a fu marida condefazon, Al prc-
fente fe Iiillaaa preña J a 3y cercad el termino del parto,y
temiendo en él la infelicidad , q:ie en los otros, Fe vino
a pedirá U Sanca algún efpivi^uai remedio,ya que en los
humanos no lo auia. Confolola m.icli<», como labia ha-
z¿rlo,con fu g *ind * candai;y p ira e>forfar ñus fu con-
funf.i.leq'uíodtr vnáprenda , e i que lafundaffe. H u o
lia liar allí ala V. ¿4 . Anade San Agníhn, y mandóle, que
fe qui;a«Te la correa,con que eftaua ceñida, y fe la dicíte
a aquella ifrg danriger.Exccutó la Venerable Madre lo
que le mmiaua, aun] i? con :nu .h x ^ep i j i icia de íu Ira-
niildaJj peromngina íe opona a.U oo.vJiencia» D io­
le nncüra Santa iVÍadre la conrea , y dixóle: Pon gafe
efta carrea , y crea „ quu le feru fruttjcU para la necef-
iid id ,que.meha figuricaio. H uolo afsi la denota mu­
g i r , y la trax«> conli¿>, lufta queíe llegó el día de el
p,irto. El qualfuemuy feliz ¿y lalieodü a luz la criatu­
ra recibo el úautiímo,y fe logro. Ylom ifmo experi­
mentó defpucs en algunos partos que tuno. No folo
eftafeñora experimentó el beneficio, fino que también
otrasniugcres,queparafemejante aprieto fe ccñian eíca
correa, experimentaron el mifmviaiiuio. De loquul íe
eoligc el CQJKejK04.de la Yiiiudde la VeneiaiikM aJj c
l a V\ M . Ana de S. Agujl.
Anatiitio Santa Tercia, puesdaua fusalhaj^s.ccmo ínf-
irumcncos de virtud diuira para hazer milagros.
Muchos fueron los que la Venerable Madre recibió
del cielo en los.ofícios,y ocupacianes.,en que Je pulo San
taTcrcfa.Diréalgunos paraquefereconozcacn logran
cíe de fu confianza lo infinito de la bondad diurna, que fe
precia de fauoreceralasqueporfuamor íe cíireihau a
ieguirel camino de la pobreza de Icíu Chrifto.
Era tan grande laque en efta fundación padecían Jas
ReliofaSjque cada dia era el íuftcntaife vnprodigiodiui-
no jp orn oau erd ead on dcle vinieííe remedio humano.
Como nueftra Madre, yíushijas tenían tan antiguas ex ­
periencias de aquel, no defmayauan. Yafsi quandoen-
cargó a la Venerable Madre Anade San Aguftin el ofi­
cio de Prouiiora,y Portcra,lcdix(^quccuidaíTe mucho
de luften;arle la Comunidad ,y quequando fe hallafle fin
medios para hazerlo ..fueíTc al Niño leías, que lesauian
dado los Religioíos de el Couento de el Socorro,y fe lo
pidieííeparalusEfpofas. Lo mi ímo le encargo quando
la Santa fe fue de Villanueua para Patencia, y Burgos,
que fue detro de dos mefes.Para cúplir efta obediencia,
queledexauapueftaj pidió queledieífen al Niúo Iefus
para tenerle íiempre configo,Concedicronle tandeuoro
defeo , y haziendo vnacaxade madera, le colocó en tu
nicho en la Portería, y delante del eítaua en Oración el
tiempo que le dexauan defemba rajado íusocupaciones,
diziendole muchas ternuras. Ofreciofe muy prefto el
executarle por fu palabra, en cumplimiento de fu obe­
diencia,y de todo hallaua buen delpacho.
La primera vez que experimentó la liberalidad de
aquel milagiofo Niño; fue v n a, en que la Prelada de el
Conucnto eftaua muy afligida. Auia hecho vn colgadizo
pa: a acomodar la pobre calilla,y los oficiales, que lo hi-
zktoh pedían fu jornal con infancias ,-iin reconocer la
nc-
•f
L itro i . Capitulo 1 3 . 30
neccfsidad en que el Conueiwo eítaua. Era. coda la deu­
da feis ducados, y aunque pequeña les era tan impofsi-
ble fatisfacerla.como fi fueran íeis mil. Reconoció Ja V e
nerable Madre el aprieto en que fu Prelada fe v e ia , y la
imporrunacion, y moleftia de los acreedores, y coníide-
1 andola.la dixo,no tuuieflc pena,nicuidado,qpor el del
Niño Iefus, y fuy o corría facarle de aouel empeño. C o *
niotenia tá grande fatisfacío de fu virtud, quedó aíTegn-
rada. en la pvomcíTa. FucíTc la Venerable Madre al Santo
Niño, y hincandofe de rodillas dolante del,le dixo, que
miraíTe el aprieto,v afeccionen que fe hallauanjy que no
era bíen,queeftaado Hadasen lac-Hcacia de fuprouiden-
£ia, falieíTe defraudaba del mcriro fu confianza. Eftando
la íieruade Dios diziendo eftas palabras: Vin,quecl her-
mofo Niño leba-xó de la caxa, en que le tema, y le dixo
con amorofa voz: Sijruemebija^uzQn fu Jcgui miento con
tantos aíe£tos,como paíTos*Y yendo delante della aquel
amable Señor, la lleuó a v 11 h^ei-cecillo que tenia, donde
criaua las ñores para el Altar; y llegando a vna pared, le
íeñaló con el dedo vn agujerojmandóle, que entraíTe allí
la mano. Hi¿olo, y en él halló vna cantidad baílame de-
dineros para fatisfacer la deuda conque la moleílauan, y
parafuítenrar la Comunidad algunós dias. Boluiófecl
ioberano Niño a lu caxa; y el miímofeboluió a colocat
en clla,quedandofu fauorecida Efpofa tan encendida en
f u he rmoiura^y bondad,quanto focorrida de fuprouidcn
c ia,que quanto era mas rara, cautiuaua el agradecimien­
to,}'defpertaua la admiración..
Orras muchas vezes eftando muy ncccfsitada,y fin re­
medio para el precifo fuftento de la Comunidad, iba de*
lance de el diuino N iñ o , y le manifeftaua fu ahogo llena
de confian^as^y cariños, y fu Mageftad moftrando rifue-
üo el femblante guílofojel bello roftro manifeílaua,
quaníuaucjwciatc oian fus •id o s aquellas fuplicai i y jun-
L a V . M . A na de S A * u fi
. .

tn a fus diuinos pies lullaua el dinero, deque ncccfsita-


ua para fu deíaliogo, hallándolo mas fegui o en aquel ce-
íoro delEicrno Padre ,que los Principes, y Rey es déla
tierra en los fuyos.
Enfcña el am->r,y La nceefsidfld muchas eítratagemas*
y ardides para obligar. Y afsi a loefpiritual hazia algu­
nas eíla milagrofa virgen para obligar a fu E fpo fo; y vno
dellosera ponerle a los pies vnreaí dea quatro,ó otra
monedajpreuinicndolejque le lodauaa cenfo; y que al si
le pagaffe con puntualidad los réditos. Y enmftando la
necefsidad, iba aexecucar, y a requerir fu deudor, que
como es tan-liberal haze deuda de la confianza conque
fe le pide, Y a los pies délhallaua los doblones^ reales
de a Ocho,con que fuflentaua el Conuento, lin que le fal-
taíTenaJai Tiendo afsi, que ni tenían rentas, mlesdauan
limafnas, por cftar pobre la gente de-aquella tierra. Pe­
ro que renta aiasfixa , quelabolfade de Dios tan libe­
ral menre franqueada a ladiípolicionde fu Elpofa-
N o foloen lasnecefsidadcs de lo temporal haliaua
fbcorro’en efte milagrofo Niño, fino que tambié en otros
cuidados experimentauael mas feguto ahuio. Vn dia de
Comumon* llegando ya el nempo de Comulgar la C o ­
munidad , quilo como Sacriitana abrir la ventanilla
de el Comulgatorio , y bufeando la llaue , no fue
pofsible toparla , adonde comunmente la tenia , ni
en parte alguna- Congo jóle mucho, y 110 íiendo poísi-
ble el remedio, acudió con fu cuidado al amparo de fu
N:ño Iefus.FueíTc a cl^ymanifeílole la pena,y hablándo­
le intenormenLeJe d¡xo, que abrielíe vna ai ca, que auia
cnlaPo^teria ,y bulcaffe lallaue, Hizoloafsi cotí iodo
CUÍdadoJmas no fue pofsible b iliaria. Y alsilincfperan-
£as de remedio fe iba. A eíte tiempo oyó feníiblemente,
que ei Niño lefus le habló,y d;xo: Mete lamino en cíTa
facala,Tcniala tierna de Dios en aquella arca vna
olla
Libro i , Capital. i 3 ' 3 í
bUalIena ie le c h e , para que aquil día comicíícrn las R e ­
ligiosas , y en ella el demonio atiila cebadóla llauedel
Conv.flg'ttorio.paraquc no pudieííen comulgar. KÍZG 1g
cjd cI Soberano Niño le mandaja;y entrando Ja mano cu
la olla,facolaÜaue,y fue a abrir la ventanilla,comulgan­
do las líeligiofas con mas feruor, y fce.,Viendo el fauor
ranfingular conque íu Magcftad les concedía en cita
©caíion tal dicha.
Coneftos flúores crecían en el agradecido cora^orí
«le la Venerable Madre las confran^asjardia mas fabroía-
mence en fu alma U 1lamí del amor del Niño Dios. Y afsi
con notab Ie ternura fe eílauan con él en dulcifsimos co­
loquios^ quando no podía afsiftir al Oficio Diurno con
la Comunidad en el C o r o , fe hincaua de rodil las delance
dilTabernaculojdonde tenia colocada la Mageft&d de
aquc-1 Dios Niño; y las rezaua allí con grande deuocion,
interrumpiendo los ratos con que fu efpiritu volauaal
Cielo , la articulación vocal de las palabras, paífan do fe
itmcho tiempo en rezar vna d^ las Horas menores. A efta
dcuocionde fu Eípofa.,correfpondja el Soberano Señor
con muchas reg ilos.,y fauoresi vna vez citando rezando
el Oficio Diuino.con efte feruor le arrojo el Niñolefus
vnas flores encima del BrcblariOiy mirándolas conaren-
cionsy cuydado le pareció que eran aquellas mifmas que
ellaauia dado a fu Magcftad lien do niña , quando 1c vió
en el jardín de fu cafa. Agradecida al bene/5cLo.3 nó re -
niendo roas decente lugar donde poner las flores que le
«Uua tan regaladoAmanteife las comió la Sierua de Dios,
para colocarlas en el A l iar pnrifsimo de fu pecho. Caii-
íaronle tan raros efe&os eftas flores que comió , qtíc no
apetecía otra cola , íintiendo grande fuauidad en el al-
nii,y en el cuerpr^y fe halló-tan confortada, que en todo
aquel día probó otrü*alimeneo : Que flores de aquellas
manos, ion frutos Uzcuadjiiimos paia Íuítenur la mas
raot-
La V .M .Atilde S. Agu/l.
mortal hambre. Deílas flores comodiurna, aneja, fabricó
en 1 1 panal de lu almila Venerable Madre tan ínaue raid
de agradecidos aie¿tos,que leen dul¿erauan las penas,
que a tuerca de íus penitencias,y tormento de los dono*
nios pndecia.d efe ando padecer mucho mas,
Eít indo en acra oealion rezando delante del amoro-
foN iñ o,le arrojó vnas g.undas , y como no era tiempo
dcílas,porfer en el Inuierno, le causó adm; ració hiendo-
las tantrefeas, y hermofas : conociendo que ei a volun­
tad Tuya el que las coitiicíTe, luhizo i y experimen ó los
cte¿tos mifm.»s que fin;ió fu alma , quando comió de la&
flores,que le dio íu Diuino Amanee.

CA P I T V L O X IV .

Flúores prodigiofos , que recibe de la Imagen


del Niño Jefas que tema en l *
• 1 Portería#

T ^ E R E g rln as fon las demonftracioncs quehaze Dios


J conq nen le obliga.Súpolo ha¿er tanto’aVenerablc
Madre co i fu tierno Niño LT ís.qae con fus finezas le po­
nía en nueuos empeños d i miniFeítar lu bondad , cada
diaexperimentauanueuo$b¿ncficiosy aunque mas foli-
citud ponia en encubrirlos íu humilde cautela , lo publi­
carían los ate&os;porque aun de las cofas pequeñas que
neceísi alíela cafa, con rara prouidencia las preuema*
Qnalqu.era cuydado que le facigaua, experimento defa-
hogo en fu aísiftencia , comunicándole con tan filial
amor#y f e c » como podía tuxerlo vna Efpofa con íu
Libro i .Capitulo 14,* 3 z
Efpofo. Yafsi-fuMageftadfe daua por obligado délas
acciones fuyaSjComoli fueran proprias i era como fe ha
dicho Tornerala Venerable Madre: Y en aquel tiempo
acoíluixibrauan las que teman eíle oficio falir de la clau-
fura a cerrar de noche las puertasde la Portería. E n v n a
ocaíion permitió NueftrofSeñor tuuieíTe vn feliz defeuy-
do,ocaíionado fin duda del mucho eraba jo ¿que en todo
el dia tuuo por fus ocupaciones,y cuydados, D exó feen
fin fin cerrar vna noche Laspuercas de la claufura , como
tenia obligación; y defpues de auer eílado gran parte
de ella en elCoro delance del Sandísimo Sacramento en
Oración, fefueadefeanfarvn rato afucelda» Acofto*
fe para tomar vn ligero fueño, y apenas fe auia íufpendí-
do en él,quando fintió, que abriendo la puerta de la cel
da, ladefpercauan Llamándola, Abrió afuftai a Losojos ,y
hallo toda la pieza batuda de cxcefsiua claridad i y en
medio de ella vio al Niñolefus.,que acoftumbrauaá te*
ner en la P o n ería . Traía fu Diuina Magcftad las llaúes
de la claufura en la mano , defpues de auerlacerrado.
Y llegándole a ella fe las d;ó,diziendo: \iiraqutrcMuiaj
dtxetdo ¿Vierta mi ctfis. Tres afeólos experimento entre
Oíros la íierua de Dios en tan extraordinaria acción* Vna
d e ag adecimiento^orllarrar fuya ^ y mirarla con ojos
tan zcTofos a Ja cafa en que ella afsiítia. Otro de confuí -
lian de vérquefudcfcuydo le huuieífc obligado a aquel.
d:fvelo« 0 Lro de araor,p:}r experimentar, que quando
ella dormía, velaua fu Magefta J en obftenrar finezas: O
grae.as a fu bondaJ,quc La íc o fe manifiefta ! Defapare-
ció el belJoN.ño,y antes pedrada a fus pies, le pidió hu­
milde perdón de fu defeuydo » aconpañando con folla-
zos las palabrasx ofreciendopara en adelante el cuyd&»
do.
Para experimentar la obediencia de la Venerable
Madre,y probar fikixtidimieiK oí pulo N ueíUa S,nocen-
La V\T&.Ana'de S.jlgttQ*
el animo de fu Prclada,qiie :>la Imagen defte Nlfio Icfos;
que tanto la tauorccia,y en quien hallaua. rudo confítelo»
¿e le dieATc a vnafeftora, de quien aquel Conuento reci­
bió muchos beneficios. Llegó la reíolucion a fu noticia,
y aunque íintió fu coraron perdida de tan amable pren­
da; no íe opufoa la voluntad ¿.de quien en luKjardc Dios
lagouernaua* Sin duda , que como fu Ma.g¿flad gníla
tanto de ve rfc queridOjquc difpufo efte gol pe para fu Ef-
pofa,para ver en la» lagrimas que facauaa los ojos fuau-
ícncia,calificado fu amor- El íemirlotue acción hija le­
gitima d e l, pero el no reíiftir, aun proponiendo a la
Preladajfueaílo heroyco de lapobi ezajmasheroycadc
cfpiritui pues aun d?e a£e&os tan vircuofos fe defapro-
priaua*
Las ternuras que dixo en fu cor.a£©n al defpediríe de
a,quelDiuinoDueño, loifufpiroscouque inquieia.ua el
a y rea l experimentarle aufente , puraque como menfa~
gerosrriftcs leíignificafTen fus aníias , ella fola que lo*
engendró en lo fecretodefu encendidopechojpuede refe
lirios., y la piedad ponderarlos,y afsi lo cfcuCa mi pluma*

CAPITVLO XV.

Tara templar los amorofos fentimientos¡que ctt


la aufenciade la Imagen del Niño Ufas del Soco
Tro tunóle embia f i * / \ d f i a d otro¿n quien
; experimenta mtlagr oíos fa&oresla

Venerable
..
¿Madre„ J. -

* j\ Vnqueldolatra.finriómorralmentcLabanlehmiief
robadoRaqucl Ulmagcn delDiOS,aqiiié adoraua*
Crc-
Libro i . Capitulo r . 3}
Creció tanto en el efte fentimienro, que k: obligó a de-
mafias, juzgando que en aquella Imagen le auia robado
el coraron. Y afsi en la quexa qnc 1c dio a Iacob: Di-
ziendo,has robado piis Diofes,leyó el Hebreo: Furatus
e(}cQrmeu7;.\i\ coraron me has arrancado del pecho^pri-
uandome de la compañía del Dios , a quien nfaítuofo a-
doro. La aufencia de la Imagen de vna mentida Deidad
ocafíonó cftos efe&os en el pecho duro de vn auaro, que
ni lefauoreciadadiuofa, ni le focorrió propicia.La Ima
gen del yerdaderoDios Niño le quitaron de fus ojos a U
V.Madre,en quien hallaua el vnicoaliuioa fus penas , y
la iras liberal prouidécia en fus cuidados.No fera mucho
juzgar,q en quitarle efta prenda , le arrancaron de fufo-
goío pecho el coraron,y como fin efte no es pofsible vi-
air,paraaflegurar la vida,que inipor».aua tanto adifpufo
Dios,con fualtifsimaprouidécia,lc traxclíende Toledo
etra Imagen de vn Niño lefus,en quien el coraron fe ref-
tituyeíle a los antiguos confuel os, Y como era la tnifina
Deidad laque en vno, y otro veneraua, experimentó en
entiambo-slosmifmosfauores, y fu alma le tribu tó igua­
les 1 endimiemos. Traxeronle , pues, tila imager. de el
Santifsimo N iñ o , y encargando fus cuidados a é l. J e
reconoció con losfauores , que en la Imagen del otro
Jehazia. Y fupo fu diuinaMageftad en ella defempeñar-
Ie,de tuerte, que nada de lo que le pedia, lenegaua. En
hall and o fe con falta de dinero para el fuftento de las Re*
ligiofaSjibaaíigniíicarle fu necefsídad, yen fus manos
hallaua el focon o,cogiendo en ellas, y alus pies el oro,
y plata de que nccefsitaua. Efto era tan frequente, y por
tan repetidas vezes,que bailara dezir cor generalidad^
eran rodas.Solo diré vna en particular. b ltau a la V .M .
con grande defeco de hazer vna Cuftodia. para la Fxíta
deel banTifsimoSacramcio^por no tenerla yquella Cala.
Los medios para externar i ti intento eran imponibles,
E por
La V. M.Ana de S. Agttfl,
por no ¿ucrla cantidad de dinero, que era menefter, ni
de adonde pudieíTe venir.Significauale a fu amofpfo N i­
ña fas defeos, y con canto masferuor , quantoeramas
inmediatamente para fu cuíco. Acoftumbraua la lierua
de Dios a echarle en vnaccftica, que tenia efte Niño
pendiente del b ra fo , algunas florecillas, y otras cofas*
en que fe entreteni¿ íu deuocion, y maniíeftaua fu cari»
ño; y llegando vn dia a ponerle algunas de eftas flores,,
halla en*la ceftica, en que las echaua , vna cantidad
?;randedc doblones. Como eftaua acoftumbrada ah a­
jó lo s en aquella mina de las riquezas de el cielo* ño le
ca^ó n ou ed ad , aunque fue excefsiuo el agradecimien­
to j por laocaíion, en que experimentó el benefició, y
mas quando fu Mageftad ledió a entender los daua pa­
ra hazer la Cuftodia, que fabricó antes fu defeo. Tomó
los doblones , y fe labró vna Cuftodia muy curiofa, coa
qiieenlasocaíionesjquefcdefcubriacl Sahttfsimo^enia
Ja decencia que defeaua.Plores de las manos de la Vene­
rable Madre fru¿tifican orcen las de D ios, que aun la
flor que en fu centro no fe ordena al fruto,confagrada de
fu piedad a Dios 3 tributa ccforos. Que largamente fu
liberalidad paga lo frágil de vnas flores! Mas fio duda
es :nfu atención muy preciofajfivá cortada con fee, y
ofrecida de tamaño delta purifsiiua virgen»
Embidiofo el demonio delosfauüres,que de aquella
Imagen expenmentaua la V ene rabie Madre Ana de*San
Aguítin^y délos afeftos íimoroíos.con que ella le corref-
pondiaaquifo con vna acción fola fu rabiofa embidia
injuriar entrambos amantes. Pero en ella fe conoció el
fauor del foberano Niño. Todo el dia lo acoítumbraua
tener coníigo en la Sacriftia ,ó Portería, y eftaua con
el en dulce conuerfacion , hablándole en lo interior,
y algunas ve¿cs con voz , que fcnfiblemepte oja. A
la noche j quando fe recogía a la cd d a lo lleuaua
Libro ’i .Capitulo i c . 34
configo en fus bracos , y la mayor parte de ella la gaí-
taua cu cítarfe colí ¿ 1, dizifcfidole erpfrituales requie­
bros. Y vna nocht .ycndoalgo mas rarde a recoge ríe,en­
trando en fu celaa, vió que en la pobre tarima eftaua a-
coftado vn Niño.Concibio páuor con el objeéto, aurqite
mentía hertuofura, y pemaua rayos de luz es. Y recelan-
dófe por los éfíe<5los de natural antipatía, con que fe tiíi -
bó eialma,,qircr era el demoniojfc boluió al fobferanoN¿<»-
qücllcuauaen fusbr¿£0s,y confencilíez tierna, Icf
d iio cílas palabras* Nnio r.io Jt tfteNino^uecjl**qui^ no1
j9isyor,h¿ydqucfeyay<t. Apenas huuo articulado eflas
razoncs^quai do:ó íoberano imperio de fuslqbios I defa-
parcció aciucl fantafticoNiño rcuelandole Dios a fu
3ierua,quc era el demonio,, y fe conoció bien en los efec­
tos que dexo en la celda.
' Có'ri éflos fáudres tan parentes fe hallaua cada dia
mas enamorada de aquel Señor.Y al paíío qtit ella mani-
feftan a citarlo en los afeólos, mamfeftaua fu Mageftad
la miímá fineza en las coreípondencias. Fue Tara la que
eflefóberano Niño, hizo con ella en vna ocalion. Aiuan
lleuado pa»a vna fíefta „ que hazian en fu C on u en toeíle
Níño.Ieíus los Rclrgiofos de VíHaVitiSifíi , y cotno la V e-1
nérftble Madre jCra ran luja de la Religión , y defeaua
rafito darl es. güilo,vir.o en q fe 1 leuaííln por al gunos d¿ás
fudiuina prenda, aunque fudfe a coftadt* fu&fiífpiroSj
queviendo a tandiuino amante aufenre 3 eran:an preci-
foscomo los íemirnientos. Pudotolera^aunque con di­
ficultadla aufencia de dos dias^y dilatandoíe el boluer-
le,nofufna ya fualmá tanta dilacibr; y afsi,fin fer P oe­
ta, moui'da de vn impulío de ánior hizá'eítá copla 3y fe la
embió a fu Efpofo con fu Confeííor , para que fu My*> ci­
tad fe YinicíTc3ya que los Rtligioíbsnt) lo tíaian* Dc¿U
afsila q u arcilk ," *
L a V .M . A n a d e S .A g n fl¡.

Nifiooocfteisdcfcnidado
D el coraron que herifteis;
Pues amando le rompifteis,
Amando ha de íer curado.

Gondefcendiendo el ConFeítbr con fu deuocion,le He


lió lacopla-al Niño le ía s , y fe U pufo en íu dmina mano,,
y aquella noche fe le apareció el miímoNmo con mucho
refplandor,y hermofura,diziendoleac¡ue veniaa vífícar-
Jray a fanarle el coraron^ y rraia la miímaquartilla en ia
mano, como íe la auia puerto en ella el Padre Fray luán
de San Iofeph, íaConFcííor, y Prelado de aquella Cafa
d.c Villanueua de lalara. Es tan regalado efte tauor 3que
en lugar de las ponderaciones, que íobre él podía haaer,
pondré algunas de las palabras, con que la V. Madre lo
dize, que entiendo movieran mas a deuocion: la noche
fe a pareció con mucho refpUudor t y bermajur* el mifm»
N i ¡lo.ydadome a. en tender,qtie Venia a 'lifi tanne^y rffajarm e
el corJfon^comoyo Je anta embiádo ¡¿ de^r en Id CQ^laJa qual
tenia, ex ju bcxdi temano*. Hi^onie mucha t cítriciar^ mr.j}run­
do'?je mucho tari ío nc^ e&?nialma ?Huyo,\y
d [pues de alguntyto , que eftuu o co >i »ñgn yfe¡>olutp a ir
a d i'd e antes ejlaua-^y a otro día e^jbié y p o r e l /No fe
puede dezir mas paraponderar lafineza, con que Dios
corteíponde a las alina^que de veras le aman, y quanro
feobliga de fu candidez,y íinceridad.
Ertimauatanto íuMageftadeíUainorofa llaneza cotí
que le iratáua fu Efpofa,que liconocaílonde fus ocu­
paciones y cuidados , en que la Obediencia la po-
r.ia Ao por otra caufa temporal fe defcuidaua de hazerlc
cflosaa^afajos^ycarmosjedauaaaiaroías quejas. En
vna ücallón eílafuíi en el Coro vu di.3j.qpor no sé que cau-
- Libro i ¿Capitulo r 5*. 35
fcifcauiadefcuidadodé hazcrlas cofas^uc r<cofluitibra-
uajyya he dicho ccWkfV<rfeberano Niño, y (.fiando en o*.
t ación, confiderarido e] beneficio que ros bjzo en hazer*
íehotubre* vió a íuNiñocon grande refplandor ,y niagef
tad en-el cetro dcvna diafana nube,cj cubría Ja pane fupc
rior del Coro^y le hablaua amoi oíamente, dándole que-
ia s d e q fehuuiefTedefcuictado en las acciones aiveiofas
ccnq onosdias lefcí.ejaua.Sacauadelarr.befuMageí-
tad íu blanca,y dju natuano>y Jallairauaqfeaccrcallea
t í c e n l o s paÜfos del entripo fro lo hizo,ni fuMageftad lo
pi eícndiaif ei o con los bi t loe del -Alira bolo vclcz. haf-
ta fu tor?£c-n roiíiF.o,con quien\ nida en fuauifsiiro exra­
íl s cíluuo por algún tiempoj Ucifa de ie.'nifsiir.osatt$os,
qucdai do mi y fim.e en no ¿{exarde U'-ariifciiarlos cnlas
acciones y a referidas.
-i Otra vez citando en el jardirfdeIConücmo,,y contem
fiando en la vjda de las p lamas J a bretsc dad de la ln u a -
a a , y leuaniandopor loseíedtos fcnílblesla coríidera-
cionak) inu:fible jleusnió los ojos,y vió , que entre las
ralbas, y hojíis freftas de vn árbol eftaua fu herir oío
Niñoleltis,diuiraftor quealegra el cielo. Licuada de
vn feruoi oíoiir>pcíLi de an:or,co laamahleprefencia en;-
pe^ó a u tparpor el ai bol para helarle lus diuiros pies.
V qu¿i:do<íiui:oceica jfepasó el íoberanoA'iñoa o u o
árbol. Boluioa trepar por aquel , y fucedicle lomif-
ir.Ojyaníiardauade arbolen árbol, guftardo fu diuina1
Mageflad deveren fuprcfenciaíu feejenfu velocidad
ii:caníable,fu an.oi. Dilaraua la dicha^paraquecredcf-
íe el deleo; ardía mas, mientras mas íe dificuhaua» Mas
Koi tgo fu Magdtad a la poffefsion el go^o , porque
viendo que laYei.erable Madre le empego a daran.oro-
ias quejas, porque no le aguardado , le aguardó,y icci-
bió en fus braf os^y le d ix o : ^fpneaqttit>*r.t tu con ta to .
Tuuolc abracado vnratoconincreíble dul^uía de (.‘fiar
E } yui-r
L a V .M .A n * de S.A g u Jl.'
v ni da a. fucencro,Con eftos.y otrosfauores indaua efta.
prod igiofa virgen tan ab fortaen DioSjtam embebida en
é l, y tan d efeofad eferu irlejq u an ton ofe puede ponde­
rar .Y fu Mageftad tan agradecidoj como lo manifefto có
las obras,y fe vera en lo demas que nos falta que dezir*

CAPITVLO X V I.

Centimtanfe las prodigiofas prouidenzias coit


que Dios acude, a l*s necefsidades deJtt
furua,y a otras porfus me-
ritos\
^ jE c e fs id a d e s ay dichoras ; pues en ellas fe experl-
mentanl'os cuidadasde todo vnD ios > Jumamente
prouido,LocieEtoes,que fi las criaturas lasíueien pade­
cerles porque fian mas en fu habilidad3y diligencias, que
noen losdiuinosdeívelos.Haftaqle taita al Hebreo el
alim en tóle q le proueyoTu indu liria,, na lefauoreció co
e l quocidianoraaná el cielo, parq a donde acaba nueltro
cuidado,tiene fu principia etde Dios. Solo quiere q lo
tengamos en bufear el Reino de Dios^y dclajuftjciajque
los demas bienes Temporales fe nos darán por añadidu­
ra. Rté dulces experiécias hemosvifto hafla aquí en la V,
Madre Ana de SÍlh Aguftin j y fon tantas las que hallo en
fu vida, que ejfucr^aentretexer diueríoscapitulospara
recopilarlaslodas, Én efte folo diré quatro.caioSj.c0 que
la diuina procidencia la- fauorecio dadiuoía por verla
ta»cmpleada en los cuidados íolos del cielo*
Vino vb año muy etteril^y trafoajoío para aquel lugar
donde habitaua,. y para toda fi» com arca, con que e l
paaíe cacarcc id a p red o cxccísiao* 1.a gente eftaua tan
»pre*
Libro i .Capitulo\6 . 36
apretada, que aun p a n elprecifo fuftemo de fu faaiilj'a
no tenia,con que la impoísibilid'id dellosjocafionaua ce -
ncrla el Conuento de recibir limofnas. Las rentas de
el Conuento eran ningunas; el trabajo, y labor délas
Religiolaserainfru&uafo,porqucnadie lespedia labor»
con que por todos caminos eftaua impofsibilitado el re-
wedio para el íuftcnto de laComunidad,y fin duda pere­
ciera de hábre3como a orras muchas peí fonas fucedio, ít
Dios no tauiera en ella ala V . Madre Ana d e S . Aguftin,
que como Prouifora cuidaua de el fuflento de la Cafa >y
de los muchos pobi es queavalerfe de fu j iedadacudiin.
Defempeñóla nueítro beñor deftos cuidados con vn mo -
dofingular.y fucefto.Tefiianen la huerta enere otros i r -
bsles vn peral mediano* y ya que er. aquel año fue efteril
de todos frutos^a aquel árbol le echó Dios fu bendición.
Empega ron a aprouechai fe de fu fruto,y la V.Madre co­
gía de el para la Ccn.Dnidad iodo lo q crarcctíTario.,y
juntamente vendía por el rorno algunas peías para com­
prar pan,y orras coias,con el dinero que dcllas facauan,
y mientras iras peras cogían, parece q ic fe i ecorocia me
nos en el ai bol.A vtzesera cania la cantidad,qre las ven
diana caí gas, A los pobres que llc^auanapi-du limcfní.,
les dauaperas en lugar de pan, A loscnL míos que auia
en el Jugar les embiaua n uy frequcnumtnte azafates
de aquella fruta , y a la Conn n dad fe le dauan todos
los dias, y muchos dellos guifadas liazian la ccmida^coti
que en todo aquel Verai o, fii, m:vs remas, lancinas , di­
ré ros* ni otros aliñemos* que lasperasdevn peial me­
diano fe fuftento acuella Con unidad ,y muchos pebres
de aquella Villa. Y afleguian a! grra< Religiofas er. lude-
poficioi^quealli íchallaronaqueai.icrdo cogido mucha
fruta de parte de tarde , y (uniendo e l a, bol la faha de
elUj por la mañana le h^llauan tan cargado dcperar,co-
cooimo íc huuicracogidoalguna.Enfin toda* tonuienen
La V.M-Anade S.Awft
en que Dios por losméritos- de la VcnerabeMadre, qule
cuidaua del árbol , yjuítcnco de la Comunidad muhii
plicaua la fruta, y bien fp reconoce > pues tan milagro:
lamente las fuftentó Dios con ella, ^
N o folo efte año fe experimentó propicia con fu íier-
ua la diurna prouidencia, También en orro igualmente
apretado^ terrible halló la mifma feguridad. No tenían,
pro'iiíion de trigo,ni harina, íinomuy poca cantidad,y
tanto ,q u sp o rlo que regulannenre fe gaítaua, ju2g;u
ion,no c e n e r para dos mefes; peroadmimmltrado por las
minos J e la Venerable Madre Ana, duró rodo el Inuier -
no^ dando por el torno a los pables, aunque el año era ra
ncceísitado.mucha mas limoína >q fe daua en otros mas
ferciles.LaPrelada^y todas ¡c admicauan» viniendo g’o¿
zolifsimas del milagrofo cuidada con que Dios k s fotop
ria.Dizcnaigitnos teftigos en íus declaraciones defle pu­
to,era can pogala harina , q ríenépor cicrcc* tiollegauaa
doze t'anegas3la qual en vcífkc d;as, y menos fe gaita re-
gularmenceipor donde toda la demaSjque en cincOjó feis
mefes comieronimilagiofamcnre fe multiplicó.
Mucho aci editan eítos cuidados de Dios los méritos
de fn iíenia en eftoscafosi pero na menas fe califican,
convno que aora cantare- A vn Cauallero muy prin­
cipal , y rico de Madrid le auiin leuantado algu­
nos enemigas que tenia vn teftimonio* y lo cierto esleí ¡a
en materia muy terrible ( q quando llega acegar canto la
pafsioLideelodio,nofefacisí:acecon dar vna pequeña
herida erfla honra^ino que la procura matar, y del todo
deftruir)el delito que le imputauan era tal,que pdigraua
íuhaiienda^honra.y vida. A la verdad eftaua ínocentif-
limoel buen Cauallero^y por eítodeuiaviuir mas confia.-
doj libiea, aunque es vircüd eftarlo en D iosa íiempre c»
cordura preucnir todos los daños 3 que confptra la emú
Jacion » reconociendo los que le £e fa>
Libro i , Citpitul.\6 . 3 7
fió huyendo de Madrid con el dinero, y joyas que pudo
muyen brcue jinur.Cam inó para el Reyno de Valencia,
y yendo de noche por vn efoefo monee , difcurriendo en
fu defgracia.y convna multitud decong->jofas imagina-
ció íes;; )yó *m voz,que le dixo: Ve a Villanueúa de la
Iara,á vera Anade San Aguftin.Cogióleefteauifocerca
aquel lugar,y toiciendoel camino3tuc a el. Llegó al
torno pidiendo por la Venerable Madre Anaudia luego
que le emprzy a hablaran auerle ames vifto* Je dixo fu-
tiombrc.y habló en las materias que le obligauan aandar
fugetino,QMcdo el Cauallero admirado de que eituuicf-
fcnodcioíade ellas,por eftaraunen Madrid oculrtS * y
no auer medio huraano por donde las pudieffe auer fabi-
do. Aquí fe esforzó mas fu efperan^a ¿ confololernucho
con íis palabras. Y porvltiuio le dixo , que fueflemuy
cierno de que Dios le auia de Cacar bien de aquel empe-
ñoiél lo quedó de la prometía de la Venerable Madre , y
en prueua de fu agredecimiento, le dio mil ducados * y
vna cadena de cro.TomólaSicruade Dios los mil duca­
d o s ^ bolu ole la cadena^y es de faber, que en efte riein-
po eíliüatnuy nccefsitado el Conuento, y la Venerable
Madre eftaua con deí’gnios de hazer obra en fu ade­
lantamiento^ a efte tiempo le embióDiOs efte tan gran­
de bienechor,porvnmodo tan raro,paraq lo focomcíTe*
Parrióíe el Cauallero para Valencia , y ella quedó.muy
cuydadofade fuplicar a N . Señor por el buen fuceíto de
fu trabajo. Y afsi todos los dias fe lopedia có agradecidas
inftácias; y vn avezcítalo có mas feruor, haziendo lo mif
m^.lérefpodióChrifto.Trfefl-abecboloqyemepidcs^X efec
to acreditó efta vozipucspocos dias defpuespafsó por alli
el Cauallero ad irle las gracias >y dixólecomofe auia ya
descubierto la verdad,yq nadie le moleftauajni fe acoi da
u ad jla in t’am.acó J ’procararó tiznarle fu replicado*Al *
grófe mucho la Venerable Madre de verle., y e lle quedó
lugamenteaáciouado , y agradecido , y ala dcfpedidi
I.j V.M . Ans.de S.Agtijt.
!c dio otros nul drc¿tdos. Con cjms fe d^fcmpeñó de Jos
t md-idos, cu o;iie fe haliaua ,y acudió a fus K d jg io U s, y
íocorrióafus pobre?.
Por otro modono menos raro fatisfizo D ioseldcfeo,
q ut e n i a de hizerlc a vna Image» de Iu Madre v n verti­
e

do. EraSacriftajsa la Venerable M. y vn dia pidióle tra.


xcffcnvnilniigcn deRiieítraSeñor&jqtic teniicnlalgle-.
fia para vertirla. Entraronfela,y cftauan los veftidos ro­
to s^ indecentes para tangí an Señora. Llena de campal*-
(ion,y ternura / e m p e c id o a regalarle con ella, 1c dixo:
^<2y Señora de m iah?*,y quien os pudiera >ef¿ ¡r de oro* Sa­
lió un del corafon efta v o z , c]ue obligó a la foberana.
Imagen^ue lasfonmíTe. Y aísile refpondió . diziendo:
Bmbia* Y con efta palabra le pufo en clamino deleo, y
cuidado de embiar aMadridjiin fabercom o,le dieron
noticia por medio de la perlona, que la Venerable Ma­
dre embió a Vt a feñora cafada ,que eftaua con grandes
de feos de tener vn hijo,que heredarte 1 us mayorazgos, y
haiieiida.Eftapiauiola feñora le embió vnavalquiñamuy
rica de floresde oro con vna* mangas, y corpino borda-
do,como fe vfaua en aquel tiempo,pidiendole,alcat¡ ?af-
fedcnueftroS¿ñor ledieíTcí vn lujo. Ella lo hizo con el
cuidado que folia tener fu agradecimiento con las necef-
fidades de fus deuotos. Y halló tan buen logro lu ruego,
queenpoco tiempo le alcanzo vn hijo muy lindo.
K o erael vellido a medida de la íol^crana Imagen t y
para hazerlo mas ajuftado, vendió cite,con animo de
comprar tela para otro- Vino el Prouincial.que era el Pa
dre Fray Antomodc lefus, en efta ocaliun a viíitar aque­
lla Cafa. Hallóla muy necefsitada, y fabiuido el dinero,
que la Venerable Madre tenia para el vellido de fu Ima­
gen, le dixo, que feria mas gufto d e nueftro Seño r galtar­
lo en reparos del Conuento, y íacar vnos cimientos, de
<¿uc mucho ncccf&itaua. Ella, que erafobre manera obe-
dicn-
Libro i . Capitulo 16 . 38
diente,dio el dineroiy a la Imagen,{aerificó el defeo que
tenia de adórnala.iPcro no le fa Itó el nanural fenrimien *
to de que fe malograíle, Y afsi confolandofe con ella, le
dixo:ComoJíeñoramiaJaueispcrmitido>mc quitenel di­
nero, que yo cenia para vertiros ? A lo qual le reípondio
conagradableíemblante laSantifsima Virgen,y le dixo:
Tues oycdec¡flct*toerraJbf\calla,qaens te faltarj.Q ,umplió
la Soberana Señora tan puntual fu palabra, que luego en
vn caxon de U Sacriftia halló codo el dincro, que fue nc-
ceííano p arad vertido, que defeaua haberle, quedando
premiada fu obediencia., y dos vezesmilagrofamente fa-
uorecido fu defeo.
Ocias cofas , y muy particulares *y que dezir de mila-
groíasprouidencias¿aorabafteH eftas,c^ue en adelante fe
cucaran algunas*

CAPITVLO XV II.

T razias con c¡ue nueuámente lepcrfigtte


el demoniotriunfos defu pa­
ciencia.
C I la vi J a del juftoanduuierafiempre acompañada de
*^íauo res del cielo tan continuos, como lo* que fe han
viftodc Ja ver crableMadre , y mas largamente íe dirán,
fuera fin duda guftoíifsima.Peromientras viuen en la car
ccl d e l cuerpo l o pofíeen eftas inmunidades, ni les con-
uicnei pues priuará de viftofos efmafres a la corona de fu
gloria. Y aíü Dios N.Scñor les pone en ocafiones,en q^ lft
gj argee fupaciencia.Muchas cofas cuuo, en que exerci-
taila la Venerable Madre Ana, y ninguna omitía liovadír-
lamado dcfucfpiritu-Pcíoadoadclo h iio eo n o tts eí-
Pc-
L a V ’ M * A n a de S . A $ hJ I ,
Ycci iliciad/uc en las pcrfecudonesicó que Ja afligían los
JcmoniofíCÍlaua Nueítro Señor tan cieno de fu huíale*
¿■.i^qucrlcEala'gauala licencia! los infernales cípirúus,
p a n tener mas que premiar Jas valentías 3 que turan
ardiente lid el de «rita celeftíal Eipofa fuya moitraua.-
Hazian pues en tila prueua defu crueldad , y de finar©
íu f n miento, a am n’e icí.iosgolpesjpreripirauanladelas
cfcak’ras,quciba fubiendo tapareciarfcle en figuras ho­
rribles para cauiarle elpanto,y hazhwdc tan peladas b u f ­
ias , quanro de fu obftinado coraje fe puede piefu-
mir. Como laVcneisblc M adiceia Tornera,folíael de­
monio fírgirfe hombre foraíiero a y principal.* venia cru-
giendo ledas , defpidkncjo ínauesolores, y procuraba
trabar platica con ella.9 y ames dcdíirle a conocer, ua-
taua machas cofas impenitentes: pero luego lo corocia,
y invocando el nombre de fu Diuino EJpolo ,feib aco -
in do.
Qjrindo hazia algm a&o fingular de virtud,lo hazian
ellos de crueldad i y afsivna vez la licuaron arraig ando
con gr.inde ímpetu 3 defde el torno a adonde hazia^anto
bicnalos pobreSjporvn patio del Conuento que eítaua
todo lleno de nieue, fcpultandola en ella, Acudieron
algunasKeligiofas,y eneípecialInésBapúfta , y Ioítfa
de la Encarnado n;que deípucs vino al Conuento de A l­
calá, Aílcronfe de ella para fauorez’erla a y á todas las
lidiaron arraftrando haíla vn po^oj a donde acometieron
a echara la íieruadc D io s, pero fu Mageftadíelo ¿mp¿*
dio.
Otras vezes cflando en el Oficio Diuino en el Coro, ó
ch Oración J a peiiizcauan los demonios , y aprccauanfus
carnes y como íi hieran con vnas tenadas de hierro en.
tendido , deseándole los bracos , y iv.uflos llenos de
Jaíiimofos cardcnales^y algunas vcicsabiafados*
Libro i .Capitulo 1 7. 39
Hn otras ocafiones fe le aparecían , quando eíVamco -
mitndo en el Hefeiílorio en honras deraonítruos horren -
dos.OtrasJiazranenfupréíencia muchas fuciedades^a-
ra q concibiendo horror no comieíTe, y dexafle de tener
Oración, Muchos'diasla cogían entre la? manos, y apre­
tándola con cruel violencia , la obligauan a bomitar,
q la iro auia comido. De lo qual quedaua .tan quebrara
t a J a , y rendida , que era Iaftima mirarla, y no podiaen
machosdns boluer fobre íi. Perolo que dexauade ha-
zér en oíros excrcicios, poftrada de tantos dolores, lo
fu p lu con la paciencia, que Dios nuefti oSeñor vtus vc-
fces fe quiere ícruir de nofatrasenelhazer., y otras ene!
padecer.
Como érala Venerable Madre Ana el aüuio de las
penalidades.y defconfuelosde las Religiofas.Llego vna
eti cierra ocrtíio a comunicarla alguríós¿q padecía ocaíio-
dos de tentaciones intolerables,y qjimrani 5 ce fe hallaua
con vn dolor en vn oinbro- ¡\ntesque le defcubrieííe fu
pjccho,ya íabialaque gozaua tá fuperior don de conocer
cfpiritusfu daño* Yaisi amaviflo, qae en aquel ombro,
que craia tan dolorido/e le auia puelto v n demonio, que
le daua ran fiera batería con aquellas tentaciones. Di xó-
f cío la íierui de D.os, y de camino, que quicalTela oca-
fio^que para aquello auia dado¿ pues por algunas irnper
fecciones, y dcicúidos iüyos le auia permitido Dios a-
q;jelcaítigo. Hizoloafsi3y iintióaliuiode tanporriddo
tormento.
N o fe pueden referir las vezes,que vio aeítoí inferna
les e fp iriu js y quan grande multitud fe juntáua de ellos
para tciKarinuiíiblem^cea las Religiofas.En efpeci*i los
Vio en repetidas ocaíiones en el Coro, q p rctendian per-
mrbarlas de ladenota atención alOfícto Diuir.u, po­
niéndolas diuerías tentaciones. Y lo mas rarocsqu-c cd-
lúitióiiiuclias ve¿cs,quecudiuerfas parres del cucrpa
LaV~.M. Anade S. Agufl.
es 3j- licauan vn genero de ycrua.que ellos íaben, incita
aoarticulares tentaciones. Y laSieruade D¿os recortada :
dffTputís.qu'J-ndo las Religioías le coonunicauarilos efec­
tos d e aquella diabólica di lcgencia.
Pero en medio deltas tentaciones , conque lasReli-
giofasenel Coro las mirauaperfeguidas, y alos demo- ;
nios que andauan en medio de ellasivió también laVenc-
rable Madre vna cofa de grande confucle» en diuerfas:
oca (lories , en que Je conocerá el cuidado'maternal que
mielíra Madre Sama Terefa cenia-de/us hijas deide el
C ielo. Y es,que la Venerable Madre Ana , quando los *
demonios andauan mas orgullofos tentándolas > vióques
nueftra Madre Santa T ercia, llena de gloria, y hermofu-
ra, andaua por el Coroenrre las Religiofas echándoles
amorofamente fu hendieran. Y afsi como entraua > falia
aquella infernal canalla,dán'do bramidos fin poder parar ’
mas en fu preféncia.
También los vio huir del mifrno modo muchas vezes;
quando en losMaytinesdcziálas KeligioíaselTe DeunT
Laudamus»y llegauan a aquel ver fo que dize: Tccrgo
y» -Ktis ruis famutis fxhueni,quos prcíiofo J<rtjZ;ui>:eredinvif»
¿/¿al qual^e tunean humildemente dc-rodillas. Aquí fe '
enfurecían tanto los deinonios*quepareceque fe lasque
rian t r a g a r l o s vciafalir rabiando del Coro-
Era tan fiera, y horrible la figura conque folian apa-
recerfc,qu£ dizc la Venerable Madre,que baftaualu vif-
ta para reventar el coraron de cfpauro. Quando eftaua
t ornandodifciplma^que eran muy trequenreslas muchas
conque caftigaualu cucrpo,lcquirauanladifciplina,,y ftí
la efeondia^y arrojauan en tos rotados,y en o tras partes
ccu lu s , para que no tunicííe con que hazerk^ tanta
guerra. Eftando rezando el Oficio Diuino, le quítauaiv
t*j #rebiario de las manos,y lelo llenauan, y vna vez en-
trv otiTASjno lo boluieroii ha[\a paífado ocho dias* def*
pues
Libro i.Capitulo 17. 40
|>ues de los quales fe lo puíieron en el torno hecho peda­
zos,de tal fuerte que las hojas las traían como maícu ja­
d a s^ aquellas enquien eítauan algunos Euangclios^no fe
atreuian a tanto 9que lo mas que en ellas hazian * era d ef-
gaxarlas de fu propio lugar.
Quando fe aparecían en el C o r o , tentando a las Reli­
giosas,/] a alguna Ja deue man de la atención;, y feruor c6
que Jas demás rezauan, reían con notable dciiionítracion
de contento; celebrando vnos con oíros lafloxedad con
quealabauaa Dios . Otras vezes los oía hablar entre íi
alabandofe de los males.que aquel dia auian hecho, y de
Jas culpas en que auian hccho caer a muchas períonas,
diciedo los pecados que auian cometido,y los medios,y
aftacias deque fe valieronparahazerlos caer , refirien­
do los nombres,y citados de las lales perfonas, Efto lo
habían para darle pena,y con ella diuertirla por fer gran­
de Ja qn* recibíaenfaberofenías de Diosiperotambien
deíta traza falianperdidofos; pueshaziapenitenciapor
los pecados, que a perfuafionesfuyas otrasperfonasauiá
cometido,yrogaua a Dios có muchas lagrimas por fu per
d o , y enmiendaiquedando de camino auifada de como fe
auia de portar para huir lasaftucias de tá mortales enemi
gos.En quié esdize la Sierua de Dios conocía le dauá los
KeJigioíos mayor íemimiento,que en cofa ninguna;en re
iar el Oíicio Diui no en el Core,partJcularmcnre la Hora
deMayunesjy afsi por caüfa muy vrgente que tiuiicífe*
nuucafil a vi a ellos.Mas no me efpanto tientan tanto tf»
te Rdig.ufo.ctilco;pues ven en Jas alabanzas ,que conel
daña DiOsloaRehgiofos, exercitar c\ dichofo ofi­
cio, qie por fu altiuez p erd iéron le quetau-
tosfrucos faca* los < ue deuotamen
te lo ^eun píen,
r La V. Mi. Ana d¿S. Agujt.
1* !
CAFITVLO X VIII,

M ¿ntfu$de Dios U afsiftt?2 c¡A de el Angel


de fu Guarda en medio de las perfecuciones
que el demonio le haz^e. Refierenfe doscafos,
tn quefe conoce el imperio que en
ellos tuuo.

Rinde mente batalla en nueftro daño nueftro común


^ “^enemigo, y el odio que tiene a fu Criador, procura
vengarlo., como en fu imagen en la criatura. Conrinuas
fon Jas baterías conque conquiftael caftillo de nueílra^
almas,y rinde tanrascon las maquinas de íu malicia, que
ion mas para fentir, que para numerar, Pero aunque es
grande cJ defvelo con que nos fatiga, es también incan»
íable el cuidad o con que el AngcUque Dios nos dfipufo
paranueftraguarda, nosdefiende. Al paito que en los
malos crece el aníiadc nueílra ruina, arde el gozo de
nueftro reparo en los buenos. Efto le dio muy bien nuef-
tro Señora entender a la Venerable Madre en vna viíion
que poralgun tiempo tuno para darle cotífianca en las
perfecuciones que padeció.
Por algunos mcíes vió con 1os ojos corporales al An-
gelde íu Giiarda con mucho refplandor3y gloria^y al de­
monio * que lleno de horrores 1c hazia opolicion, Auia
enac ellos vna-continuada guena.y repetida batalla,ca­
da quál le parecíanme con increíble aníiaalpiraua a pof-
Jecrla. Y afsi miímo conficfCa andauafu almacomo pelo­
ta de las manos de vno al otro , y quando la dexaua Dios
eneren Jas deldemonio?pj.iaque laatortucntaflc, fentia
AO-
Libro i .Capitulo i3 . .v '41
notable ti iftcza,y defconfuelo. Mas quando el foberar.o
Angel de fu Gua: da la recibia en las Tuyas, fentia grar.de
gozo en fu coraco.Y deftafuerte,a la s penas con q aquel
I?idcfafofegaua,efte có amorofos cariños la focorria.Ef-
tuuotnucho tiepo viendo corporal mente efta lid , y aurq
re conoció el mayor poder del Angel bueno, q le afsiflia
tambié temió el rieígo del peruerlo,qla maltrataua.Eñá
do eneíta turbación lu alma,acudió al amparo de la V ir ­
gen N.S.Íignificandole fu dcfconfuelo. Y comoíiempre
hallo en el iagrado defta celeflial Señora todo aliuio fu
corado,premió liberal fu confíá$:a,Pues auier.dole referí
do fu pena.y pedido ei remedio,le refpondió por medio
de vnalmage fiiyaeftaspalabra s:CaIUbija ¿j enn.\dia tefe
quitar**Eftaua cerca el dia de la purifsúna Concc pcicw,
de quien la V.M.(cotno todos los Carmelitas) era lirgu-
Jariisimamentcdcuotá, Llegó el dia que la Santifsiirui
(Virgen le auia feñalado,y deíapareció la vifron,quedan­
do lu alma con grande tranquilidad,y pazs que en dia, en
que íu Mageftad triunfó gloriolamente de4 a culpa, quilo
que triunfaííefu deuota del demonio.’
En medio deítas fatigas, có que la afligia fe reconoció
mucliasveze^elimperiOiq en él tuuo.Traíanle los ende­
moniad os,y ¿ó fu oració,y prefencialosl/^aua de los mi
íerables cueipos,enq habitaua,a vezes có folo el nóbre,
como fe lee del grande Amonio,c Hilarión,dauá brami­
dos.Traxeróen vna ocaíion a efla Cafa de Villanucuaa
vna muger endemoniadajauiála licuado a-diuerfos Sá.va
riospaiafo-licitarle remedio,y el infernal efpiritu,q Ja pof
íc ia^era táobftinadojqde nadadaua demoítracio de k n -
timicto,nifcñales de íalir»Emróenlalglelia,pulc>íca Ja
rexad elC o ro la V.M.quitofe la-correa,cóq tí ar.ateñi-
da,y cchandofela al cuello a la irugcr-Fuc tarja la rabia,
y elpanto que el demonio ruuo,q la hazia dar bramidos,
echar por laboca efpuma,daríe horribles ¿pipes cótra e l
F fue-
La V .M . A ma de S. Agufi.
fuelo.y oprimido de aquella correa, como fí fuera cade­
na de fuego, pedia,fe la qui taíTen. Como con eftas d emof
traciones daua a entender la faerya que le hazia, perfcue
rauanenqtuuiefíe la correa, Y finalmente conlaafsifteil-
c i a f u y a fanó, quedando admiradala multitud de gente,

que a la nouedad del cafo auia concurrido.


Otros machos endemoniados conel auxilio defla cor­
rea gozaron libertad de la cruel oprefion de los inferna­
les efpiritus,La qual fe guarda en el Conuento deHuerta
de Religiofos de laOrden del gloriofo S.Bernardo.,adó-
deel R.P.Fr.Gabricl de Zumgalalleuó,
Grande fentimiento^y rabia concebía defto la ahiuez
de aquel infernal dragón ¡pero mucho mayoría tuuocn
efte cafo, q aoradiré.Eftaua vna noche enOratió delante
de vn S. Chrifto,y lafoberanaImagendixo,q de fu parte
dixeífc a cierta perfonaEclefíafticajque eftaua en mal ef-
tado citas palabras: Dile a f ulano ^queami. La íieruade
Dios,como era ta en cogida ¿y humide no fe atreuia a dar
le aeutendcr,q Dioslehablaua.Y afsi nó le dixo cofa al­
guna, La noche figuienteeftando dela ue del mifmoCru-
cifixo en Oración, le boluió a dezir las nnfmas palabras:
Dile*N,^tf¡?¿;w/. Sintió conefte fegundoajifo lamifma
dificultal de daríeloala tal perfona. Pjifofc la noche in­
mediata en Oración , y boluió el Santo Chrifto a hablar
con mas fentida voz,diziendolc:Dile a N . que a m i,q u i
Con efta tercera voz acabó de vencer fu ratural
encogimiento,y llamó a la tal períona,con ikulode con-
fclTarle con ella,Vino con toda puntualidad, y confeíTan
dofe le dixo,como tres vezes leauiamádadoChnfto por
v ra imagen fuy a le dieffe aquel auifo. Aurq eran ran co-
ciías las palabras conoció el Coi fcííor lo q le dezianen
ellas ( q en citando laftimada la conciencia con pocas ra­
zones conoce eleftado de fu ei fermedad, Cor.fcfloíe
connmchas lügrima5 vn pccado,cn quc auia tiempo fe
Libro i * Capitulo 1 3 . 42
hallaua muchas vezes repetido, y con animo de per (ene­
raren el. Era de tal calidad, que es mejor para callad a
que para cfcrito. Con las palabras,qnc de parre de Dios
Ic dixo,y las razones que ella añadió, fe reduxo con u n ­
to fentimíento,y lagrimas,como fe puede confidcrar,
Pocodefpueslefuea vn lugar muy lexosd'e Villa .:;c
ua,adonde eftauala V. Madre, y dándole a efte Sacer­
dote vna peligrofa enfermedad.Defeaua mucho,que pa­
ra que le encomendarte a Djos,fnpielTe fu deuota.y Ma­
dre Anael aprietoenquefehallaua. Parecióleitnpofsi-
ble^por fermuy diftance vnlugarde otro, y no auer me­
dio por donde encaminar elauifo, Nocbftante le pufo
Dios en el coraron, que le efcriuiefíe vna carta. Hizolo
*fsi,y pufolafobre vn bufete, íín faber por donde la pu-
dielíeembiar. Mas Dios nueítro Señor mando al demo­
nio que la lleiiaíTe. Y afsi tomó la c a r t a y en muy breue
tiempo llegó al corno del Conuento, y preguntando por
la Vcnerable Madre Ana le dio la carta, diziendo: Yo foy
yndemonio>qficmella no EfyuibcK Coneito defapareció
corridojde que le buuieííen violentado a femir de cria­
do a quien él tanto aborrecia. Tomo la fierua de Dios la
carca,y viendo el lugar,de a donde venia efcriia, y la íe-
cha,reconocio,que folo o r Di os,ó por arte i ¿ l demonio
•podia auer llegado con cal breuedad. Reconociendo e l
.peligro de aquel h ó b reje encomendó có muchas veras g
D io s , y defpues fupo que tuuo vm muy feliz rnuenea
pocaéliorasde como eícriuióla carca : deíla fuerte fuje-
taua Diosalferuicio de la Santa el orgullo de aquel,que
con tantas maneras de tormentos la pe rícg Uia, pa­
ra que pagalíe con eituconf uíion lo que
ofendió con fu cruel­
dad.
La V .M .A n a d cS.A g n f.

C A H T V L O XIX.

T ■'■e Jin glares fauores del Santifsimo Sa+


a aménto,y en el <vna foberana noticia de
clmtfierio de la Santísima
‘Trinidad.

A - /.Vente con que la venerable Madre A n a re


ju u a al :^:KÍÍsimo Sacramento del Altar^y a la lítV'
p’uiar ;.i’ r e / .: - ¿U-.iocion conq fe difponiapara recibirle
p^-.nlviu-ai!? M.v^cfiad con fmgularifsimos fauores. Mu­
cho' ! n i los <j ri^s dexó efcritos. Aquí diré los menos,de
, and •?pira ocia ocaíió los demas, y en todos tiene q h a-
i.erl í i': n:racion,y mucho que imitarla piedad.
Ce le bnuan vn dia la Fiefta del Santifsimo Sacramen­
to en aquella Cafa de Villantieua. Era la Venerable M a ­
dre Anade San Aguftin Sacriftana, y con las ocupacio­
nes j que en femejante dia tienen los cjíie afsiften a efte
Oficio,no auia podido citar en el Coro tanto como fu rail
cha de uocion quifiera. Sacrificóle a fu Mageftad efte bué
defeo,y lo conmutó en la curiofidad de los Altares, y de
mis cofas,que eran necesarias para la Fiefta, que en co­
do lo qtocauaal culto diuino era extraordinario fu afeo,
curiofidad, y limpieza* A la noche, aun que eftaua rendi­
da ,y canfada,deípucs de May tiñes fe quedó en oracion,
y dándole pena de no aucrle acompañado aquel diaj
que fe auiamoftrado patente , fe comentó a afligir, co*
nio fi huuiera íído tibieza fuya. Eftando en cito fe a-
cordó , que la Cuftodia,enqueauiaeftadoel Sancifsi-
nio fe la auian dexado en vna celda. Fue alia, y pufofe
delante de U Culto día, venerando coa aiuoroías afsif»
Libro i .CapittiL i p. 43
iciícias la caxa,ya que no pudo grrzar la perla* Llegando
a d í a reparó,^ eftaua en d vi i il el Sandí simo Sacrameco
adornado de tanta multitud de rcfplandores,q conuirtio
la nochecndia.Arrodillofe humilde, íintiedo en fu alma
t^rniísimosafeiílos.,y quedo arrobadahafta el amanecer,
y abforta en la contemplación de aqnel la Mageílad irire
faiéj en la breue esfera de aquel viril fe ceñia*Boluio en íl
del ar robamiento,erando ya era tarde, y recor.ociei do
queera muy pofsiblr,qcntraíle algunaRdigioía,y vief-
fe aquel ílngular beneficio, empegó a dudar en loque
haria para ocultarlo. Ofreciofele ,que fcriabicT.cc mul-
gar^y recibir aqud Soberano Señor. Pero dcíuuola. el
efcrupulo, viendo que no podía hazerlo fn ligí timo M¿-
niftroquefe loadminiílrafle, Otros diícurícs haziapara
ocultar aquelfauor,y que radie vicfeeflaua allí aquel
leíoro. Pero vacilando eneílasdudas^fedeíaparecióla
Hoftia,y irjuifíbkmente los Angeles que Ja aui3n preíto
en aquel viril p a ra d confuelo déla Venerable ^.adie
le licuaron al Sagj ario para fatarlade cuidado. Qi_cdó
defte béneficioagradecidiisiinaal Señor,y con tanviuos
afe ao s al Sacramento de 1A ltar, que en íolo oír Jo rxn¡-
brar fe enterneció.
Llegó vn dia a comulgar con mas extraordinarios fen-
timiemos de amor,y Fc, que er. otras ocafloncs, aunque
íícmp-re eran grandes los que tenia., quardo lkgat a a re­
cibir aquel ft/beranoPan, que Dios nos dexo ei* la tier­
ra para aliuio de todas las penas , que en tila vida i.os
fatigan. Y vió en la forma vn coraron v:uo, y que ario-
jaua de íi rcfplandores,y rayos^ytanencendido ctiro vn
íiiegOjy enmcdiodéltílauafentadodulccmcr:ic\ n N i­
ño lefus muy hermofo,el qual Je mcíli aua mucho^gtado
yalcgriacn que le recibielk. ComuJgñadmiiítda d e a -
quel prodigio. Y fueron tamas lascó las, y iau'jjesque
recibió cu cita ocalicn, que d í a mifn.a dize, x.o lasfa-
L a V.M.* A na de S. Agu fi,
b e e x p li c a r, f o l o afirma que le p a r e c í a ; que eftaua en el
c ¡ e l o , y que no auia mas g lo ria, que g o z a r , que l a q u c a l l i
poíTeia. Q u e d ó l e en la boca por codo aquel día vn o l o r
tan fuaue , y extraordinario , y en el p ec ho vna fatisfa-
cion, y contenco tan g r a n d e , que no a y cofa en la tierra,
con q u e fe pueda c o m p a r a r , D e x ó l e t a n pa l ca do el pala­
dar d e l alma,que no guftaua d e otra c o f a #y al cuerpo tan
f a r i s f e c h o , q u e e n t o d o a q u e l d i a n o c o m i o . P e r o cito d e
no c o m e r l o s dias de Comunion, era caíi fíempre que c o -
piulgaua, manifeftando fu Mageftad en efto, que no fol o
es fultento , y aliuio para el a l m a , lino también para e l
cuerpo,que con tal diípoíicion le reciben.
E s efte Sacramento Diuino pan d e entendimiento,
porque le fuílenta de luzes d e v e r d a d para conocer las
dcífce mifterio,y los demas que venera nueftraFé.En pruc
u a d e f t o referiré v n c a f o , que a la V e n e r a b l e M ad re le
fucedió.
Eftaua v n d i a o y e n d o MiíTa con la deuocion, y efpirí-
tu que acoftumbraua. Pufo'] e D i o s e n el co ra ro n vn gran­
d e d eí eo de enrender el M i f t e r i o d e l a S a n t i f s i m a T n n i -
d a d, ma r i nme nf o, a donde fe a n e g a d mas ve lo z difcur-
fb. S u M ¿ g c f t i d que le pufo en el alma cite defeo , le c o ­
rnil nico cambiene 1l o g r o del, da idolc vna noricia Ungu­
lar defte ab. fmo incompreheníible J e fu e(Tenaa,por me
d i o d c vna vifion rara. O v i f a ^ r ó e l Sacerd í : c , y leuancó
la H iftia para j 'j e el pueblo le aioralTe, E n efta ocaííon
quando la íieruade Dios oia M.fía.acoftumbrauaa hazer
n u c h e s a 5tos de F e, y amor; y aora.com.» eftaua m a s m o -
uida,fueron mas intenfjs los que hizo. Al earon la Hoftia,
y vio en ella a Chrifto Señ.>r nueftro , que le manifeftaua
íu p e d i o (agrado a bier:o. Auia en el tres corazones m uy
herai J a d í e n o s de r c f p l , n d o r , y vell eza. Y reparó¿q'ie
t o J ) s tres corazones cftauan vno con otro enlaj ad >s
po r lispuücas^ y al raifmoiníUuce que los vio afsidiítm-
tos,
Libro \ .Capitulo 44
t o s , y tr a b a d o s ,a d u i r t i ó j q n e l o s t r c s p o r n o d o m arau i-
l l o í o , f e e n c e r r a r o n en v n o , q u e nueftro S e ñ o r te n ia en e l
p e c h o , d c a d o n d e p r i m e r o lo s a u ia viflo íalir^y afs; auieti
d o v i f t o a n t e s t r e s c o r a z o n e s d j f t i n to s , l o s v i ó d e f p u e s
id en tificad os c o n vno* Y e n e f t c c o m o Jy m b o lo ra iíie rio -
f o c o n o c i o e l M i f t e r i o a l t i f s i m o d e l a T n n i d a d c ó rá g r í
l u z , y c e r t e z a , q u e e r a v n a p a r t i c i p a c i ó n indubi t a b l e c i ­
t a n o t i c i a d e la q u e l o s B i e n a u e n t u r a d o s tienen p o r p r o -
p i a c f p t c i e , y n o p o r e n i g m a s d e efta i n a c c e s i b l e v e r - '
dad.
B i e n fe c o n o c e l a p r o - p o r c i o n , q u e efte e n i g m a t i e n e
p a r a e x p l i c a r e f t e M i f t e r i o ,a u n q u e n i n g u n a e i p e c e c r i a ­
d a la p u e d e a d e q u a d a m e n t e h a z .e r > c o n l o q u e n u e ftra
F é confieíra>y la T e o l o g í a e n f e ñ a ; p u e s en el íe d a a e n ­
t e n d e r l a d iftin cion d e t r e s p e r i o n a s e n t o d o i g u a l m e n t e
p e r f e ó l a s , en l a d iu e rf td a d d e t r e s c o r a z o n e s e n t o d o c a -
b a l m é r e i g u a l e s , y I a v r i d a d d e la e íT c iic ia ,e n q u ié t o d o s
i n d i u i íi b le ,y fu b f t a n c i a l n i e n it f e i d e n t i i i c á ie n el p o r a ^ ó *
c o n q u i c n l o s t r e s í e i d e n t i f i c a í ó j q u í .d a n d o h e c h o s v r.o j
c o n q u e fe e x p l i c a lo m as a r d u o d e efte M i f t e r i o , q ue e s
v n i d a d c o n d iu e ríid a d d e t r e s , y d (tinción d e t r e s í u p u c f
t o s c o n v n i d a d d e vn a n a t u r a l e z a . P a r a c r e c í l o ,b a i l a q u e
D i o s lo d i g a ; p e r o p a r a e n t e n d e r l o c o n tan p a n í c u l a *
n o t i c i a , (ingulai m e n te le a y i :d o e fte fy n b o l o a la V e n e ­
r a b l e M a d r e . Y la q u e l e q u e d ó d el¿a vei d a d tu c grande^
p u e s le p a r e c e p o d í a c o n u e n c e r a lo s I n i e l es a q u e c b f t i -
n t d o s J o n i e g a n , E n f a l i c n d o d e M iffa , y a c a b a n d o d e d a r
g r a c i a s a D i o s p o r el f a u o r q u e 1c auia h c c h o j l a r u o a v r a
R c lig io fa : c o n f i d e n t e í ü y a , y í l r . d c z n l e n ad a d e l o q u e
Je au ia p a l l a d o , le pw iid, q u e e m r e l a - s d o s lu^-JCÍTcn v n t
q u a r.tilla iy c x p Jic a n d o ^ M ifte tk x S c lá T iin id a d , Y h izo
¿fta.
- v . ...... Tres cora^Qnes trabados
E n c l pecho tiene Dio$y
r 4 El
L a V . M . A n a de S .A g u J t .
£ l r no rinde a los dos.,
hn vn amor anegados.

Otra vez le dio nueftro Señor a entender por otro


enigma citando oyendo Miíla, co\Bo,laSangrevque- nos
da en a q u e l Sacramento purifica nueftras obras con los
afc&os que de laconíideracíon de aquel M;fterio fen-
tia^ m p efó a derramar muchas lagrimas de deuocion,
pero aunque eran nacidas de ella * quedó efcrupulofa
d e queiban mezcladas con alguna iirjpcfc‘ccio:i,o yapor

la natural temara de tnrger, 6 ya por otro al¿un afe¿fco,


que Tele juntó, V como todas Éas obras, y acciones fu-
yas defeaua, que fueran tan perfectas, le dauamucha
pena fofpechar ,que en algunas fe juntaílc imperfecion-
Y ai si, pidió a nueftro Señor la perdonaífe J i en aquellas
Jatiriinas la huuieíTe tenido» Eftando en efto vio en el A l*
tar vn vaio de crifral lleno d£ agua.qafe tenia muchas mo*
ta,sa.qucturUauan fu natiua claa idad ,yq u e en medio del
valo cayó vuu gotapurifsiina defangrcwY apenas huuo
caidoblando rodadlas motas,que oblcurecian.y turba-
tunel agua que auia en el vate, fe auian apartado, queda­
do el aguá muy pura, y tranfparente. Diole a encender
con efto nueítro Señor el tek>rjo..,,q'.ic tiene nu«rftra Ma­
dre la Iglejiaen la Sangre piiíiüuna de Chrifto, y que
ella esquíen purifica, y aclara la imperfección de nuef-
trasobras. Quedando juntamente,con nueuo auifode
aprouecharíe de ella, y recibirla en el Sacramento con
reas purera,y deuocion*
Otrofauor lehizo nueftro Señor otro dia acabando
¿ e comulgar. Auialep edido vna Religiofa,a quien la Ve­
nerable. Madre auia mucho j htcncoroendaíTe a fu MagcG-
t*d eavn.crabájo intenor,que padccia, Hizolo contarw
to cuidado, que: luego que recibid la forma, lepidio
|>or el holpcdajc efte ía^or j.y le refpondió Chrifto
Libra i .Capitulo ip. 4Í
eítapaUbraS:7>jrf.V.( nombrindola por íu nombre ) cjnc
no tim a , r/7-jy q tcjig* p i?¡k*mi mano e x <k'fcn¡d d:¡a cora-
fo»* Aísi 1 , p j c s d j f d c cfta promeíTare-
conociü el puderde la inaru> de Dios en las f u e r a s con
que fe iiAil.ni d¿ ie iitir, Y er» la mayor quietud que
p -Vicia. Poreíla ra^fina Üchgiofa eftaua otra vez hazien
do Oración a iv.ie&ro Señ^r acabi lda de comulgar, y le
refpondio fuMagcftad .d iziendo: Mira tuta/M cn por
¿■//¿.Hazialodeípues deftea:iilocon tan gran cuidado,
como por fu alma pi opia^por reconocer ci iingular amor
que D iosle tenia. En particular en vnaocalío:i, acaban­
do de comulgar, que citando, como fo lia , pidiendo por
el aprouechaniiemo de aquel alma, fe le apareció Chrif­
to Señor nueftro, y moftrandole la llaga de el coftado
Hiuy rcfplandecience,y hermofa, y por ella lo-interior
de lu fagrado pecho, vio en éi vna paloma muy candida,
y agradable, que era el alma, que ella le encargaua, y le
d i x o : jM. tr&a donde la tengo , y tendre , ha(la que la llene
coimigo* Quedó-ratiy confoladadefta dicha. Bendito fea
aquel am oroioSeñor, que tantas concede a lasqu ede-
uerasfe confagranafuferuicioJ1 Y tan buen lugar les da
en fu amorofo pecho,para darfclo eminente en la gloria.
Orros muchos t’auores que la Venerable Madre Ana re­
cibió de el Santifsiaio Sacramento diréenotras ocaíio-
neSjüorft bailan d io s para coconer al go de lo
— mucho que con fu Magcílad
merecía.
L a V .M .A ns de S. Agi~(k.

C A P IT Y L O XX.

Ctrcs fauorespngttlaresque recibt'a 4 c


Chrifto la Venerable M a ­
dre.
i

Orno el a m o r , que D i o s tenia a efta tan fingularifsi-


C raa,y rega lada E f p o í a era tan g r a n d e v o eran afsmiif-
mo las acciones, c o n q u e lo mahifeftaua. Y afsi parece»
q ü e l o s e x e r e i c i o s v i n u o f o s e n e l l a , y e n D i o s los tauo-
res formauan c o mp e t e n c i a gnfloía. V r . o r a r o , y que rre
p arece fe leen po co s del genero en lasHiftoriasEcJeíraJ-.
ticas,rete rii é aqui,en quien p ed r á cc r i u r d ir f e la altiuez
nueftra., y admirarle la humildad de aquel S o b e r a r o S e ­
ñ o r , que en la m a y or altura de glorias que p o f k e , r o f e
d e f d c ñ a d c mamfeflar la h ü m i l d s d , q u e e n e l mundo ma-
nifcftó,viuiendo entre los hombres.
P c r m i i e Dios muchas ve z es a las almas mas feruorofas,
y alentadas dexai las en ius pafsj ones naturales, y en la
icprignaiicia^quc ellas coi müeuen,para que i c c o r o z c a n
en lo grande, que otras v e z es ebran, las fuerzas de Ja g*a
c i lidiuira con que l e s f a u o f e c e , y J o q u e de fi tiene r u e l -
tra l iamrak zarcmiíTa. L a Ve ne ra bl e M ad re A n a era na-
ttnalui c n í e a l q u e i o l a , p o r f e i n . u y i r d i r a d a d e í u y o a la
J i mpi c^ a. Y no chítame eílapaUion^hazia c omra el ta Jos
a fta s ran her oicos de virtud, c o m o halla aqni fe liar v i f -
t o , y defpucs fe dirán. P er o vi a v e z la d e x ó D io s cr la
raiur al repugnancia defla pafsior.cilla, propia de muge-
res. D i o l e íuMa gef tad ir f p i r a c i o n d e q u e en el Rcfe¿to|-~
rio defpues de comer bejaffe l o r i e s a las Kel igiolas ,
mortificación muy v f ad a entre c llas.Ha*ialo algunas v e -
Libro \ .Capitulo 20. 46
zes^peroco'* notable repugnancia^ por tenerla lodexó
dehazer algTidia. Para quitarle ella dificultad , hizo
Ch.iftobien nueftro con ella vnademoftració rara. Dio-
leinfpiracionen acabando de comer de befara las R eli­
giofas lospies, y reconociendo en ella la dificultad, que
otras vezes,fe le apareció fu Mageftad en la forma,y ma­
nera que quando andana por el mundo, y arrodillandofc
a los pies J e las Religiofas , felo sib a befando con gran­
de humildad ,y remara. Viendo cftola Venerable Ma-
dre,fe leuaritó de fu afsiem o, y fe arrojó del mcfmó md-
doa befarles los pies. Y afsi Chrifto iba delante della en-
feñandole, como lo au iadehazer, haftadar buelta a toa­
das las Religiofas. Q^cdó confundida de humildad tan
profunda, viendoalospiesde aquellas criaturas aquel,
a cuya vida todas fe arrodillan, y enel cielo los Angeles
adoran.Con la enfeñanfade tan buen Maeftroque<ió tan
adelantada en la humildad , que de alli a delance no (la­
tió dificultad ninguna en hazer aquel a íto , y andauafe-
dienta de que fe ofrecieran muchos, en que exercicarfe.
Y afsi, auiendofele quemado a vnaReligioIa vna pierna,
4e loqual le auianquedado muchas vegigas, llagas,con
gian cantidad de materia, ella fe encargó de curarla, y
lo hazia humildemente hincada de rodillas* Y paracafti-
gar lipafsiondel afeo, quean.escuuojechupauacon la
boja las» llagas,y lamia có ia lengua la materia,íintiendo
en cite vencimiento grande fuauidad, y ternura fu cora­
ron, quetan dócil íe ajuftaua ala enfeñanfa de Chrifto,
queda idjdeftaaccionluyaaniíada,quanto fe goza de
efta acción de hnmildad,que enl a Religión fe vía ¿ pues
para quitarnos la dificultad,que ay en ella, y para que la
hagun )S con güilo,ha tenido poi bien de darnos vn tan
p*reg-no exemplo,no contentándole con el que dio a
toJas el Iuebes de la Cena.arrodi liándole a los pies de
fus A poílolcs, lino que nos la da alos Rchgioíos de
L a V '.M •Ana de S. Agufl
nueuocn fti rcprelentacion, quando cita en <íl-cielo 2 0 --
¿.ando en el trono fublime de íu gloria aclamaciones cicr
ras íu grandeza*
Vn luebes Santo,acabando los Oficios, que aquel dia
fe a cofín mb ran ,defpuesdeaiier dicho Vilpe ras le bax<»
ja. Comunidad acomer. Pero como el alimento de la V e ­
nerable Madre Ana, de que mas guíiaua, y fe fortalecía
c: a la Oración, fe quedó én el Coro delante dei Santiffi,
xno Sacramento. Coníideraua losMiílcnos,que en aquel
dia nueílra Madre la Igleíia nos reprefenta , med natía
con rara ternura,y afe&os de compaísion la rnueitc , y
penas de íu amado Efpofo, e imagii ar.dole en poder de
íus enemigos,y muerto, y aufente de lus o jo s, empegó a
bufcarloiu afetto,y aquexarfe deftiaufcrcia fu cuida­
do.Dezialeternifsimosafc&os, y cofas,que para L>ios,
y el alma afolas fon mas, qüe para icteri las. Hilando en
cita contemplación profunda, y tierna ,vio en elmonu-
n'iénto enellugaradoudceílauael Arca con el Santifii-
ino Sacramento vn Sepulcro gloriofo (como le llamo el
Profeta) yen el depositado el Cuerpo Sacroíanto de
Chrifto nueftro bien difunto, y defpeda£ado,y con las
Ilagas,y heridas, que los Euargeliílas fignificaru A l ver
efto,quedó fu coraron trafpafíado de dolorí y las llagas,
que en el Cuerpo difunto dcLHedcntor eítauan impref-
fa s je trasladaron a fu alma por la compafsion,cauíando
en ella el dolor,que a aquel díuino Señor lequitó la vi­
da. Y fue tanto el fentin icnioque recibió,que í’ii duda la
perdiera, fino fuera con las fuerzas de fu graciafocorn-
=*da» Eftuuo por mucho tiempo mirando, amando , y con,
templando aquel dolorolo efpettaculo, finiicndo fu al­
n a efectos tan raros,que r.o los pudo explicar,y quedan­
do ranaÉídonada a la pafsiondc Chrifto , que íicmprela
t r a í a eníuconílderacion. Defpuesdeftefauor,poi qua-
tío Quaicíuias emeras ícntja a Chrifto Señor i^i/cítro a
to-
Libro i .Capitulo 19. 47
a tod-is horas a fu lado en el ¿abito, y forma,que an diuio
p o rc lm u d o . Deziale fu Magcílad grandes te m uras, y
qncxauafc con ella de la ingratitud €Íc los hombres, y
lo malqiie le corrcfpondenalosfauorcs,ybeLcfÍciosquc
Ies h izo , y quanto le ofenden Us tulpas , que contra él
hazen. Eítola traía tan abforta,y eleuadaen fu agradeci­
miento, que en ninguna otra cola podía penfar. Otras
v e z e s lc d e z ia c o n t io m a s , y afe&uoías palabras íu Ma-
geftad el amor, que a los hombres nos tiene, y que no
obftantc nueftra ingratitud efta difpueÜo a morir otras
muchas vezes por nofotros,íi fuera neceflario. T o d o e f -
tS>ci a empeñopara que la Venerable Madre le amafíe,
y fíruieíTe mas,como lo hazia, creciendo en fu alma
cadadiamas el amoi ?y defeos de
íeruirle.
LIBRO

SEGVNDO
C A P 1T V L O PRIM ERO.
Eligen por Priora del Conucnto de V'illanite-i
ua ala fánerable Aiadre jín a >perfec-
ciony exemplocon que excrcita
el Oficio.

V E V.O exercicio preuinoDios a la hu­


mildad de la Venerable Madre Ana,con
* disponer la hizieflen Prelada
Gonuento,que cómo era tan grande^ue
martirio para el defprecio propio con
que íe iniraua^ la excelencia, y fuperio-
ridadeonque la* Religiofas la fauorecian. Llegó el tiem
podehazer Priora deaquel Conucnto, y todaspuíieron
los ojos en ella para que lo fuelle. La experiencia que te­
nían de auerlavifto exerciiar con tinto acieno.,y viil los
oficios que auia tenido. Motiuó diófcamenes para darle el
de Priora de la Cafa,*y Dios que queria que fu viriud
fuelle mas atendida,la pufo en fas obligaciones de Pre-
iada.No pudo preueuir el golpe,perfuadida a fu ínfuficié
cia,leparccioqnadie poduacordarfcdella para aquel
Oficio, Y afsi, en fu mayor defeuido, le vino el mayor
"cuidado. Lo que en la Venerable Madre lo fue ( y muy
peno/o ) aííeguró el común confuelo de la Comunidad,
vin-
Libro 2 .Capitulo i. 48
vinculando en ella los aumentos de aquella Caía, afsi en
lo remporal, como en lo efpiritual. Bien fe reconoce fe­
ria grande el fentimientode la Venerable Madre, tenien­
do can defalido el coraron de toda eftimacion humana,
que folo defeaua el ociodeílas ocupaciones, para po­
ner todo fu empleoen tratar con Dios libre elanimode
cftoscuidados,qde verdad lo fonintolcrables losdefte -
genero,aqmena laluzdel defengañolos mira, fin aten*
dera los vifos con que fe dexa halagar nueftra ambi­
ción. AfligiaíTe de muerte, y quexauaíTe amorofaméntea
nueftro Señor de que la pulieíTe enocupacion ,que par*
fi,y para fus Efpofas auia de fer penofa, y temia en fu in J
infidencia el defacierto. Viéndola Chrifto bien nueftro
tan defconfolada, quifo alentar fu humildad co n vn fa-
uor.Apareciofele en medio de eftos cuidadas,y moftró *
le dos Angeles de rara hermofura, y belleza, dandola a
entender que aquellos dos ccleftiales efpiritus le ayu­
darían en la ocupacion del Oficio que tanto temia. Y afsi,
le dixo íu Mageftad : 7)?que tequexds ,f i‘ te doy eftoj dos
ngeles que te ayuden^. Cono ció juntamente,que el vn ®
«ra el de fuGuardajy el otro,era efpecial del Ofício.Con
efta celeftial ayuda , quefuMageftad le dio, el coraron
Cubro aliento para roper las dificultades,yen las muchas
que d 4 fpues fe le ofrecieron en el tiempo que duró fu
Oficio , reconoció puntual el íocorro de los Angeles,
queacuidado fuyo tomauan el facarle bien de todo >y
muchas vezcs,como fieles amigos, le aconfejauan lo que
auiadehazer,óhuir,apareciendofele en forma vifible*
Con que fe puede dezir,que las acciones de fu Oficio
fueron mas de Angeles que de rauger.
Quedó con efto masaliuiado fu humilde conocimien­
t o , peroquedauale otro eferupulo no menos p en o fo ;y
era, que como 1 is demonios tan frequentcmente la ator-
meutauan,y a flig ía n le íucrtcjque muchas vez es las Re-
Jigio-
La V, A i. A?nt ck S . jdgujl.
')i ^io fas lote cha lian de ve r. L e pai eció qne Ies auia de ciar
nijscnquccnrcnácr,y turbarlas,y n© poder acudir a Tus
olilíoaciíincs^UoLeafligiajy dcíccnfolaua. Propuíblea
pucíTroSvnoi fu pena i y pidióle que ya que pernutiefle»
que parabién fuy o los demonios la arormentafícn, que
le hi¿icfle fauor d c que eíto fueífe a fola s, fin q c n 1a C o -
inunidad fe fupieíTe. Vio fuMageftad en eftafuplica dos
virtudes en grado h e r o i c o ; vna,, del deleo de padecer;
otrade humildad,y afsicondefcendió con el ruego.Con
quede alli adelante3el tiempo que eftuuo en el oficio,no
1c afligieron mas en lo publico los demonios, aunque en
lo fecrcto no fe defcuulauan, Viendofe ya fauarecida de
Dios con eftosdospriuilegios ,fugeró el cuello guftofa
al yugo de obediencia, con tanto mas aliento , quanto
mas conocía fer voluntad de Dios , y jepugnancia
propia- . i
- Entrando enel Oficio, reconocio las r.ueuas obliga­
ciones del exéplo.Trató lo primero de ajurtar en todo a
fus fubditis las obferuácias del citado con tama pruden­
cia,como eficacia,Y como todas tftauancon grandes de­
feos de lo mas p erfeéto, tuuo que trabajar menos fu fer­
vor,era grande el que tenia en todas las coías de pev-ali-
dad. Como no auia quien le Fuc(Te a la mano en'la peni­
tencia^ mortificación, era mtíffia la q hazia,no conten-
tandofe con las que en lo íccreto exercitaua, íino hazien
do otras en publico para animar a fus hijas. Tomaua dif-
ciplinas extraordinarias.Comia a los pies de las Kehgio-
ías en el Refe&orio.y muchas vezes íul o pan,y agua. A l
C oro acudía la primera^ falia lavltima,por ñ as ocupa­
ciones que tuuic(ft ;en la Oración , eftaua. mas tiempo i y
en la C e ld a , fiemprclatopauan en efte cfiT.pleo. La hu­
mildad conque fe portaua con todas era tiiigulariisima;
pues fin perder de la eftimacion,que como a Prelada ha-
l u l a guardaíTcn,daua a entender cítauaalos pies de 10-
Libro'z . Capitulo i . 49
das. En las rcprehenfioncs templaua con afabilidad el
zelos no ofendiendo con la feucridad de palabras, fino
enfeñando con la verdad de fus razones. Acudía al
confuclo de las Religiofas en lo temporal , y efpiri-
tual, y comunicándola con filial llaneza, falian confo-
la d a s ,y feruorofas. A lasenfernias focorria con gran­
de caridad, mirando en cadavna de ellas a Chrifto ‘S e ­
ñor nueftro; y afsi cuidaua mucho, de que ne Ies falcaf-
fe nada de regalo, y afsiftencia j y muchas vezes ella
miíma les daua de com er, y eftaua de noche con ellas,
quando era neceflario; y no pocas vezes, que teniah ne-
cefsidád de alguna cofa, a deshora, y por eftar las enfer­
meras recogidas no fe les podia acudir, ella fe leuanta-
u a, que parecía, que D ios le daua a entenefer las necef-»
íidades de fus enfermas, para que Iasacudiefle. A todas
trataua con grande igualdad, y llaneza, y fiempte con
mucha mansedumbre. Zelaua mucho el cumplimien­
t o ^ obferuanciade las obediencias , y oidenacior.es
d é lo s Prelados. En los Capitulos las exortauaa las
v irtu d e s ,y falian de ellos tan feruorofas, que en nada
fentian difículfad. Y en fin tenían hecho vn cielo el
C o n u e n to ;y nueftro Señor, con fu diuina prouidencia,
les acudía para el fuftenro corporal íuficientemcntc,
aunque cal ve z experimentauan las defeomodidades
d^lapobreza ,queauian profefíado, para que defpu.es
les fucile masfabroío el alibio, con que ladi-
uina prouidencia las fo ­
corria.
V. M.. Ana dt S. Agufl,

videncias, que en ella fuceden ,y favores

ue era tanto el defvelo,aue la V.Madre Ana re-


iiu J e cuidar del edificio efpiritual de fu Cafa , no le
falto cuidado para el rcpa.ro,y aumento de el material,
que para todo le íobraua talento. Eftaua la Cafa muy
rail tratada, y por cito con mucha defeomodidad de v i­
vienda las Religiofas. Sentíalo mucho por la grandeca-
ridad que tenia , y elle fentimien'co dcípercó defeos en
íu animo varonrl,aunque enmedio de impofsibilidadeS
para folicitar reparos, tenia gran necefsidad de ellos la
C a fa , y juntamente les faltaua Igleíia, Aquello no p a­
rece que pedia dilacionpor masprecifo; efto fegundo
fi,aunque no menosprincipal en fu defeo; y alsi trato de
los reparos de la Cafa.y dexó para o ero tiempo el labrar
igi e[ia»porfer obra que pedia <ms g a lo , y dinero. En
efta reíolucion eftaua vna y c z en Oración, fupLcando *
D l os ayudaíTe a fu ammD,y buen zelo; pero fu Mageftad
que locuuo, de que antes cuidarte de Cafa para fus Re-
ligiofas , que para li, fe lo dio a encender, porque oyó
fciiíiblemenrevnavoz,que led ixo :^ * * ,^ m ig o rU I Ñ a
oyó la Venerable Madre quien articuló efta voz ,p o o
interiormente fe le dióacntender,queerade laglorio-
fa Santa Ana,que defeaua le labraíf^y dedicaffc aquella
Causóle admiración,y nouedad aquella voz,pe­
ro ao le rindió el luuno por hallarle hupoísibiliiada
. ¿ de
Libro z.Capitul. x . jo
de mediosiy afsi períeueraua en fu primer inrenro. Un a
noche eftando también en Oración, f.'plicaridoleal Se­
ñor por aquella necefsidad, repetidamente cyó lamif-
ciavoz; is4 na,y rniJglcftat Y lintió los mifmos efe ¿tos,
c impulfosen lo interior, con alguna determinación de
folicitar hazer el Templo a Santa Ana. Pero vierdole
tan íin poísibilidadde nada, folo feruia la determn.a-
c io n ,y defeo de cuchillo , y tormento .viendo JJei a de
impoí'sibilidadcs laexecucion. En fin la vifpera de San
Aguftin oyó que en la Oración le debían las nsiftras
p a la b ra sí^ ^ j; Dizíendolc juntamente qi;e
quien felomandaua, le daria los medios para executar
el mandato. Conefta fegundad hizo derribar el dia fí-
guientevnasCapillasamiguas, para dar principio a la
obra.Eftaua efte dia el Cor.uenio tan fumamenre pobre*
que no auia con que pagar lalimofrade la MiíTa al Sa-,
cerdore, que fe la vinoadczir3niefpeiar,£asde adonde
vinieííea lo humano. EnDios las tenia inuy grandes la
Venerable Madre, y con ellas le eíiaua íuphcando en la
MifTa por fu remedio. A cftétiempo-Ja ymoa llamar al
CorolaTornera,diziendo ,que v 13 feglai la llamaua al
torno,fue>y halló que 1c u aiadocicuos reales de limoj*
na,fin laber quien,ni porque titulo.Efte fue ti teluro con
que empególafabrica de fu Igleíía >y proliguier.do en
clla^a pocos dias fe acabo el dinero , que es ti aln a de
los trabajadores, y oficiales. Hallóle a]go cor.tiila, íin
injuria de fu confianza, que efta íicnpie la ttria. Y til an­
do vna noche en Oración, haziendole a Nucítio Señor,
y a la gloriofa SantaAna cargo de Iu cuidado,y que a en­
trambos pertenecia el facarla del eir.ptño.Vió que fe pu­
fo junto a ella milagrofamcnte vna Imagen de Sarta Ai a
que efta encima del Sagrario en el Altar mayor. Traía ca
el roftroexcefsiua lu z ,y claridad* y ir.ai.ifenara enel
ícaíblantc íingular agrado, Turboíela Venerable Ma-
Lá V\M.Aria de S. AguQ.
drc Anade San Aguftin algo .temiendo no tuerte alguna
iluíion de c I fentido, o de el demonio; y afsi, para falir
de efte efcrupulo, tomó vna C ru z , que tenia en el Ilofa-
rio,y le dixo, que para aíTegurarfe, de que era quien re-*
prefencana, que adorarte aquella Cruz , en que fu dU
umo Nieto auiamuerto. Apenas le huuo dicho efta$pa_
labras, quando la milagrofa Imagen fe hincó de rodi­
lla s, y tomando Ja Cruz en fus mauos, la adoró, y bes6
conlinguhr deuocion,y ternura. Concito fe aíTegu-
r ó , y la Santa moftrandofc agradecida, le dixo a la Ve*
ncrable Madre A ia eftas palabras* Trafique lo come**
fadotef'4cyo no tefal/arr. Con cito defaparecio,dexan-
dv> fu pecho llena de confianzas, y el coraron de agra­
decí i liemos, y llegamloabelar la tierra, adonde la San­
ta l ni ijen eíUm^o las plantas, halló en ella cantidad
d? doblones, y reales de a o ch o, como harta trecientos
ducjid ís , c o i que pudo profeguir por algún tiempo la
obra,y en ella el defeo d¿ confagrarlaa quien tanprodi*
gíofamence la fauorecia.
Como el demonio viócftos principios de la Iglcfía,
anunció las vencraciones,con quien Dios,y fu Santa auia
en ella de fer fcruiiosjy afsi enderezó fus maquinas a de­
rribar fus irrtetiros. Veia muchas vezes la Venerable
Midre Ana de San Águítin vna multitud de- demonios,
que le amena^auan, que auian de derribar la obra, y con
efeíto batallauan enftr delignio. Paraimpedirfelo, fo-
lia citarle toda la noche por la obra, y con agua bendi­
ta la andaua afperjando coda , para auyentar aquella
m alina, ¿infernal canalla, Y tal v e z , aunque impedía
acjueldaño,nocfculaua fu dolor , puesle dauanmu-
cbos golpes, que eran en fu cuerpo menos feníibles er»
íu esecucion , que el amago a la Iglcfia, que para fu
D i o s , y para lagloriofa Santa Ana erigía. Vna norhe
pió v i » ¡egioa entera de denomo» , que con mas
Libro i.Capitulo 5 . y2
folidtud t y rabia que nunca, audauan forcejando, y c a ­
tando los cimientos para derriuar el Templo al fuelo.
Temió la ruinaaviftade tan obftnada poiíia, Clamó a
Dios por el remedio , inuocó a fu Patrona Sanca
Ana; y almifmo tiempo fe le apareció la gloriofa San-
ta,y le dixo: No tengtspcn*\ T>e»tecinm¡*o. Siguióla mas
animada, y anduuieronpor coda la o b ra, y Ugloriofa.
Sanca leuancando la mano, iba echando la bendición»,
a cuya vifta defpauoridos , y temerofos, huyeron co­
bardes los demonios, y la Venerable Madre Ana de San
Aguftin quedo afíegurada, experimentando la eficacia,
de can foberano auxilio.Iba los mas diasa ver corno era-,
bajaua J-agemeenlalglcfia , defeando obrar mas con,
los ojos,que los oficiales con las manos i y muchas vezes
vió a la milma Sania Ana andar por la obra echando
fu bendición para que no fucedieííe defgracia a!guna¿
y afsi, todo fe liaziafacil, y prefurofarnentc. La Vene­
rable Madre , li fehallaua faltade-dincro,fe llegaua
a fu Pat roña, y le pedia para que no ceífaííc la fabnca,
y vnas vezes la Santa fe los daua inmediatamente
poniéndolos de fu mano en lade la Venerable Madre,
O .rasledezialos bufcaííe,hazialo,pidiendo preftado
todo Jo que le parecía, y luego la daditíofa Santa 1c da-
ua para quepagaíte la deuda , y muchas vezes para que
gaítaífe,
Eftaua en vna ocafíon muy necefsitada de dineros
para la fabrica i y aunque pordiuerfos medios humanos
folicitó el defahogo, todos falieron inciertos. Llegó a
cftaocafion vn Cauallcro muy principaldeMadrid , que
feauíencaua de aquella Corte por vnteftimorio que le
auian leuancado , y llamandolaal Locutorio,¡e dixo*
como no la conocía, ni tenia noticia de!U ,pero que vi­
niendo muy aflixidopor el camino, difeurrnendo en fu
(trabajo, auiaoido t i u yoz , que le dezia * v ea Villanue-
G 3 u*
L a V. M . A n a deS.AgttJl.
tu de la Iara,a Tn Monafterio que ay de Carmelitas D cf-
c ilfa s,a Anade San Aguftin, y dale alguna limofua, que
efta el Conuento pobre, y que con efte auifo venia a dar­
le parce de fu rrabajo,y defe6fuelo(q fue el que en el ca-
pitulodiez. y feis del libro primero fe dixo ) y que para
que Dios le facaífedel, le daua aquella limoína. Diulc
mil ducados en oro, y vna cadena con vna joya muy prc-
c i o f a pendiente: efto fegundonoqnifo recibir la Vene­
rable M¿dre, lo prrmero íi,ron mucho agradecimiento,
dándole en prendas del, efperanfas fíxas de fu confuelo#
Con eftos rail ducados continuó la o b ra , y con fu Ora­
ción ffl^anf b la quietud de aquel Cauallero, corno ya fe
d i x o 3ybotuiendodefpucs a paitar por aquel lugar, le
dio otrof milducadosjcon que fe adelantó mucho el edU
ficio.Mas no ay que admirar, pues Dios con taa raras pro
videncias foheitauafu aumento.

C A P I T V L O III.

Acahafe milagrofamentc la Iglcfia de San-


t* Anafoceffos raros ¿juchutio
enfu dedicación.

P L Profeta Amos vio \ Dios eftaren pie fobre la fa­


brica de vn muro con vna plana en la mano,reprefcn-
tando el oficio de albañil, p a ia d a r a entender, que a íu
particular cuidado deuia aquel edificio íu fer>y com er-
uaclon.Elquela Venerable Mad re confagró a fu diuina
grandeva pudoblafonardeftadicha.Dcideque íe pufo
en ét la primera pied r a , b afta que le coronó e 1arte, todo
fue vn coatinuado milagro,y vn repetido derívelo de íu
proiúdciKÍa*Eíta laníecreta, como efica^obra inas que
Libro z. Capitulo 5 . 52
l o s a r t í f i c e s h u m a n o s ¡ y e n p r u e u a d e q e r a o b r a d e fu c i i i -
d a d o fy d e la g l o r i o f a S a m a A n a . l o s v i ó m u c h a s , y r e p e ­
t i d a s v e z e s le b i e l a o b r a , a í s i í t i c n d o a e l l a c o n í i n g u J a r ,
y a d m ir a b i e # l c g n a . C o n efla L a iU o b ci an a a y u d a íe a c a ­
b o tan e n bi e u e jCjuanto fe liz m e n te * E f t a n d o y a c o r la v I-
tim a p e r f e c c i ó n , d e l c ó la V c i e w ib le M a d r e A i . a e n ic-
co ro cin icn to d c l o s f a u o r c ? , q u e d e íu P a t r o n a auia r e ­
c ib id o , p o n er v r le tre ro al r e d e d o r d e la co rn ifa en a la ­
b a r d a d e la m i i m a S a n t a . y en c i e r n o r e c u c r d o d e f u s b e -
n eficios. C o n cftos d e ic o s cíiaua vn a n och e en o ra ­
c i ó n , c r m u n i c a j d o c o n íu afed to ^ e o t u o d H p o n d r i a e f t e
cbfequio. C o m o e r a d if c r e t a viuia m al co n ten ta d e fu
d ífe u rfo ; y afsi n in gu na d e la s c ó la s q u e p e n fa u a fe e fe r i-
iiicííen^le p a r e c i ó b ie n . A efte t i e i í i p o o y ó v n a ir .u í lc a c c -
I c í t i a l ^ q u e f o r m a u a D l o s A r g e l e s , y jc a m a u a n v r a A n ti-
p h o n a ^ d a n d o l a j u m a m e n t e a t-m er/der', q u e a q u e l l o q u e
can tau an ,cra el Ictrci o ,q u e D io s quería q u e fe c ícriu ie f-
fc cn lalglciia.LaA n r)p h o ;ad e2,iaafsií

O B e a ta A n a * q n * fe m p rr regn a s
cum ^si/tgclhn
lU ic n o flrifíc mefoót e{1o t tu o m crean* u r
fo cia rt C ctlrgjo.

Q u e c n R o m a n c c quiere dezir ( porqu e lo e n tie n d a n


todos ^ ^ O b icn au etu rad a t^ in a 3 q ú e jie m j re rein as ca* ios
n ie le s en e l cielo> ten d eso jo tro s ta l n en c rie tf& e n
ca m a sg o ig rd e tt: ccwfa\li<** Q r i e t t l e d i o h r n u í ; c a , 1c d i á ‘
tam bién in teligen cia d e laleti a , q ue fue c c r í o r n c a lu
d e f e o j y a fsi,e l d ía í i g u i e n u r i i i f p u J o ,q r c a; u d c d o i tic la
co rn iia pyiieííen c o n letra s g la n d e s d e o r o p erd ías p a-
b ras^ q u elo s A n geles am an cantado en v t i ci ación de
S a n t a A n a . O y f e c o n f c r u a n e f t a s m i i m a s l e n a * ,,c c i l o l á
Y ene rabie Madre Ana lo difpufo.
G 4 A ^u c*
U V. M . Ana de S. Agttft.
Aquella mifma noche de el día , en que fe acabaron
de granar las letras , citando la fiema, de Diosen Ora­
ción defpues de Maycines , fe le apareció la gloriofa
Santa, Njeftra Señora, el Niño Iefus, y niieftra Madre
Santa Tcrefa delefu s, con increíble gloria , y hermo-
fu ra , nmítrandole grande agrado, por lo que auia he­
cho ; y el Niño foberano manifeftando el güilo que
le auia dado el rotulo , que auia puedo, fe lo grade*
ció , y dixo eftas palabras; Bie/t b*s pue/lo * h'tjá*. Gran
numero de Templos tiene por todo el Oj be erigidos la
piedad a la veneración de D io s, y de fus Sancos de ex ­
traordinaria grandeza i grandes edificios fe admiran*
confagraiosa faculto , y aunque en fu diuiuo pecha
acepra agradecido el rciigiofo zelo, en pocos íe leerán
lemcjan es dcmpílt^ai'^iffs de el agrado de fu diuina.
!V}agcftad ,cOiifcguido mas a fuerza de la Angular de*
unción de eftacíclarccida virgen Ana de San Aguftin*
quede la fuinptujíida 4 , arnaco, y.riquezadclTemplo,
que con fu zelo labró. Pequeño fue el edificio de aque­
lla IglcíiiTperümuy gigante la Fe,muy ardiente el defeo
que es quien foliara con Dios eftos fauores*
Admiraron los Gentiles fuperfticiofos, que labran-
dofevn Templo a furantaftjca D eiJid .a p a rec ió en la
fach id id e él vna mañana, eicrito con letras de oro, vn
ro:ulo, qti£dcj¿ ia , que vna pobre muger auiahechoa-
quel magúfico Templo* Aucriguaron el ca'o.y £ie,q.uc
quando traían las piedras , y materiales para la fabri­
ca , vna muger con piedad „ y gentileza ciudaua de dar­
les a los bueyes, que los traían, algunos manojos de
yerua para comer. Eftograngcó maseftinucioncona-
<jucl Dios fingido, que las riquezas, couque el Principe
Jeuantó t?n loberqio edificio. Mucho mas riene aquí que
admirar el CatoÜco en efta. Venerable Madre, pues no
caaictrsWíiiaocon palabras viuas Dios,y fuMadrpagra*
Libro ^. Capitulo 1 1 53
decen pcrfonalmcntela piedad gcncroía^conquc ayu­
dó al Tcmplojcn quien tanto auia de fer venerado/
Acabada ya de codo punco la Iglcíia anduua cci
dofa , deponiendo la Venerable Madre Ana de San
A guítin, fetrasladaffe a ella el Santifsimo Sacramen­
to. E.ure oirás muchas cofas , de que neceísiraua par*
efte d;a , vna. era el C á liz , defeaua hallarle muy bueno,
y dcccnte a tal M iftcrio, y Solemnidad , porque el que
antwS tenian en el Conucnto c r i m:iy pobre t y pequeño-
T raxeron lcvn o algom ayo r, pero eftaua G n d o ia r ,y fo-
lo medio forjado. ítem ó la Venerable Madre d o ra rle , y
faltándole oro , fe fue a fu Pac roña Santa Ana, y con mas
fencillex que retorica, le dixoeftaspalabras : ^ f y
dyedemiídw* yy quien tuuiera pdr*-dor*r efle C * lt a p a ­
ra qtte eflu u h r* en >ue(lr 4 Ficfta hecho yn ¿fcua de oro»
N o auian la? vozes acabado de expreífar fus defeos,
quando fe le aparecióla g lo rio fa S an ta 3 con muy ale-
greroftro,y refplandor, y lle g a n d o fe a e lla , le pufo en
las manos vnos doblones, y con eíh defuparcció, d e ­
mandóla tan rica el alma de gozo , como las manos de
dineros. Con los doblones que le dió tuuo para dorar
el C á liz,y para oíros gallos, con que pudo darfe
mas ca ló ra la cranshcicxnJy difpo-
nerfe codo.
La V. M .A n a de S.Aguft.

CA riTV LO IV.

q'rasladafe el Santifsimoatfta nueua Jglefi<*,'


• Tnft*c¡uepara ejtodtfa'fogftnguUrü-
fsonconque Dios laftuoreciott
lx Venerable Jtdadrt
Ana.

T'\Ifpuefto ya todo a diligencias de tan fem orofo.y tan


^ " ü ifc r e t o cuidado como el de la Vencrabe Madre
A ñ a je determinó el etia,en qj.ie fe auia de cumplir íu de-
feo de ver en fu nueua Iglefía 1 1 Sandísimo Sacramento,
y ofreccrfe en ellaaD ios facriíiciosde.alabat;$a. N o le
fue impedimento la claufura, en que fe hal] aua, para ce­
lebrar la Fieíta con el lucimiento, que elcaío, y circunf-.
tandas pedían.Valiofe de mucháspei íonas dcuoras,que
eftimauan fu virtud: Traxo de diuerías partes Ornamen­
tos para los Altares}e Igleíia,y para las calles, por don­
de ama de paitar la Proccfs>ioa>nmy ricas colgaduras. Su
celo encci ^ia alósdeuoros, y todos ayudauan con lo
que podían. Prcuino la mejor muííca que fe hal laua por
aquella tierra,Traxo Predicador de lacisfacion,y grito.
Suplicóal Padre Prouincial, que entonces era, vinieífc a
honrar la Fiefta,y hallandofc ) a alJifedifpufo todo. La
noche antes tuuo mucha pólvora, einuencioi cí de fue-
gozque fiendo tan$o el que ardía en fu coraron , no fuera
bien dexar de tttanif efta rfe en lofeníible mientras cftos
ardiati,y el pueblo fe alegraua , ella fe pufo en Oración
con los afeaos, que íiempre eftaua pidiendo a D ios, y a
Sapta A n a fu d c u o u , perdonaíícn los dcíc&os que en
a ÍU C-
Libro 2. Capitulo 4. 54
aquella obra auia tenido * y pufícííeti los ojos en los dc-
feos con que la auia fomentado. Apareciofelff la gloriofa
Sanca,llenade apacible candad,y eftuuo con ella hablan
do largo tiempo, agradecicndole lo que auia h e c h o ,y
dándole los confejos, que podia vna madre dar a vna
hija muy querida, y juntamente ofreciéndole fegnridad
en todas cofas , y queamaífe mucho a Dios. D ixolc mu­
chas palabras de gran confuelo, y ternura, y que no te-
mieíTc de cofa ninguna defta v id a, que ella la ampararía.
Afsimifmo conuinieron entrambas, que como auia defer
tan frequente las comunicaciones, y apariciones, que
porquecl demonio no comafle ocaíiondellaspara tranf-
ig u rarfe én fu Imagen,y hazcrle algun engaño, huuieífe
algunafeñal,queala fierua de Dio&laaiTeguraJTe. La fa-
liorecedoraSanta Analcdio eíla feiíal,dizicndo íiempre
que yore apareciere, te diré eftas palabras*. Icfus feace/t-
tigc. Afsi lo hazia íiempre que ie le aparecía,que era tan
frequentemente,que apenas tuuo cuidado, ó r.ecefsidad
alguna en que no fe le aparecieíTe. Hecho efte concier­
to,y prometido cfteíauor,defapareció, quedando de fu
comunicación tan defeofa de hazer mucho por Dios,
qucquiííeraqueporfu amor la defpeda^aflen. Llegó el
dialiguientc,y diofeprincipioalaFiefta, fegunel orden
prudente que la Venerable Madre auia dado. La Iglcíia
eftaua con rodo affeo, y curioíidad,que parecía vn cielos
los Altares,que por las calles fe hizieron , excedieron al
cftilo d-e aquella tierra, y podían luzirenla C oíte,la de­
uocion, y concurto de la gente cauíaua alegría. D icíc
por la tarde principio a la Piocefsion , con la mayor fo-
íemnidad.y aparan que fe pudo,licuando por las calles
determinadas el Santifsimo Sacramento, llegó alanue-
ua Igle(ia,dondi au a defer colocado^ al en. 1 ar en el la>
tuuo la Venerable Madre efta viíion. Vio que laln'agen
4 c Santa A¿ia, que por dcuocion fuya licuaron en 1a Pío -
L a V. M . A n a dt 5. A g rjt. ,
cefsion,veniaarrojando de fu rolho extraordinarias lu«
fcesjyquc'vna multitud grande de Angeles la rodeaiKjn,
y venían acompañando. Afsimifmo le apareció allj la
Virgen Nueft i a Señora, y el Niño Iefus , que iba a fu la-
do.de 3a fuerte que otras v e ic s fe le aparecían. Habló­
le inreriormenre la Santa,y la Hija,y N ieto, c^jnloagra-
dable de fus roltros, agradeciendo todos el culto con
que les vencí aua. Quedó abíorta, y admirada del firgu-
la rfa u o r, yílntiendoen el coraron ímpulfos de pedir
m ercedes, enderezando la Oraciona la gloriofa Sarta
A l ia je dixo,que en pago de lo que tamo eífcimafta,y agra
decía, echaíle fu bendición a todo aquel Pueblo, que i e-
iig io fo la veneraua, y alcan^afíe de fu bendito N ieto,
que todos fe lalvaífen,quantos en aquella Proccfsicn fe
hallauan* Apenas huuo articuladoefta íuplica ,quando
liaziendo ecos en el coraron deja piadofa Sanca4bclu¡eíi
d o lo s ojos la miró con grande agrado, y baxa:do laca-
b e f a , como en íeñal de que pediría 2 Dios loque 1c fu-
plicaua,leuantolam ano,y em pefóa echar fu bendición
a todo el Pueblo', dexm dolacon efte feguro. Fue prosi­
guiendo la Proceísion,y haftaque colocaron a eftagjo-
riofaImagenfobre el Sagrario, la eftuuieron acompa-
fiando,tciúendolaen medio el Niño Iefus, y Nuefíra Se­
ñora, que luego que la colocaron cefsó aquel a&o , y dc-
faparecicron. Quedando la fiema de Dios tan f*-
uorcc¿da,como obligada a tan regalados
fauores,y beneficios.
(?)
Libro z. Capitolo 5. 5y

CAPITVLO V.

Noticias de la milagrofa Imagen de Santa


A n a 9qt4 Cfauorecio con tantos milagros a
la Venerable Ai.idre. Tfe guar­
1da en el Conucnto de V i -
LlU nuttta.

A Ntes de paffar mas adelante en referir las acciones,


vida déla Venerable Madre Anade San Aguftin,
fera bien aquí,por fer fu propio lugar,dezir el origen de
LatnilagroíaImagen de Santa A n a , que tantas vezes la
habló,y hizo conelia cantos milagros.Para q fe vea ferio
también fu inuencion,qu£ fue afsi. La cafa,a donde entró
nueftra Madre SancaTerefa, y fuscópañerasa fundaren
Villanneua, y adondeeftauan recogidas aquella* nueue
virtuofasmtigeresjcra vna Ermita dedicada» la g lo rio -
fa Santa Ana conaduocacionfuya. N o auia en ella Ima­
gen de bulto defla Santa, íinovnadepincel muy anti­
gua,y pocoprimorofa. .Efta perfeuerópor algunos^añus
delpues que alli fe fundó Conucnto,que como la pobre­
za con que e n t r á r o n l e tanca,no huno pofsibilidsd para
hazerotra Imagen mas decente, A la s R e lig io fa s , y en
particulara la Venerable Madre Ana , como era tanze-
lo fad el adorno de la Igleíia; leshazia foledad hallarle
fin e l l a , y defeauañ grandemente tener medios con que
traer y naque colocar en el Aliar Mayor^Efte defeo le ef­
taua fígnifícandoa D iosvna noche en oracion , y en lo
mas fcruorofodclla v ió encima del Sagrario del A lta r
Ma-
L a V. M ’. Á n * de S. J m j l
Mayo r vna Imagen de Santa A ra de buh o muy hcrmof¡i.#
y denota. Interiormente íc le dióa entender, que muy
preito le naerian aquella Imagen en cumplimiento de fu
Íliado fo defeo. Elle cobró alientos a villa de tal proruef*
a,y aguardando etcumpUnniéío della. Llego vna perfo-*
na v n dia al torno , pidiéndole llamaííen a ]r Madre Ana
de San Aguítin. Salió al torno., y dixeronle,conio de Jo*,
ledo le embiauan aquella Imagen. Procuróla Vcncrable
Madre examinar quien la embiaua , y quien la tr3Ía,pata
encomendar a Dios a tan Ungular bienhechor, Pero de
ninguna manera pudo fabermas, que fe la embiauan de
Toledo , fin queicrdezir , quien la traia , ni quien la ern.
biaua. Conoció en eíte recato »que venia eíla dichofa
prenda a fu Caía dirigida de la mano de D io s, y traida
por alguno de fus Angeles* y ¿dsiaplicóa fu Mageftad el
agradecimiento. H ilóla entrar dentro de la C a ía , para
quejas líeligiofas vieíTenafu Pauona ,y dieffen la bien
"Venida. Y defpüc'sla hiTo colocitf iobre el Sagrario,y en
cHa fus efperan^as.Luego que la vio,fe le rcfiefcai on las
cfpccies de la que fe le auia aparecido , citando en Ora­
ción,encina del Altar Mayor, y reconoció ferella. En­
trando con tan milagrofos principios, quedo entendida
d é lo s prodigios que en fauor de aquella Cafa auiade
hazcr.comolú acreditó en el efetíto. Cada d ia lo e x p e -
rimenranen aquel RcligiofifsimoConuenco, afsi las Ke-
ligmfas,como las demás perfonas,quc acuden a venerar­
la. Oy fe guarda_,y venera cita Imagen nulagrofa en el
raifmo lugar, en que 1?. VcnerableMadre la colocó para
memoria eternadelfauor,que en el día de fu translación
le hizo. Ha,nc parecido conueniente dar eíla noiicia pa­
ra que el tiempo no injurie tan glorioí a memoria> y para
que fe aumente fu deuocionjc inuoque
lu auxilio*
Libro i .Capitulo 6 . j6

CAPITVLO VI.

¡Premia nueftro Señor la feruorofa deuocion


con que celebraba fus fcftiuidadesj de ft*
Aladre con Jin g la res f a ­
vores.

A V n ^ u c entodasIasacciohesdeReI:g'o n , con que 2


Jiosd au a culto la Venerable Madre, era Angular el
zelo , y tenuísima fu deuocion.,Eñlas que celebraualas
feíliuidades de C h a llo ,y nueílra'Señora, crccia mas eftí
a£et5to,y fe al egraua tanto íu efpiritu, que en femejantes
días andana abforta en laconíideracion de tales Miñe-
ríos* El dia antes hazia algunas particulares penitencias,
ylasínoches fe eftaua en el. Coro en Oración , tomando
deípues della al amanecer vna fangrienta diciplina^ T o ­
da limañana la gaftaua en prepararfe para comulg-u caá
mas pureza,y ternura. Eftps ejercicios en tajes dias eran
para Iu alma a vn mifmo tiempo prouechofos, y para
Dios de todo gufto.Y aísi los prcraiaua Xu Mageftadcon
rárosíauoreis. El dia de la Pafqua de Nauidíid. Ytia a
Ghrifto bien nueftro en chPcfcbie tiritando de trio, co­
mo íalió de las entrañas de íupurifsima Madre. Y algu­
nas vezes en efte tiempo fe leapareciaefta SoberanaSe-
üora con el diurno Niño en lus bracos, y alimentándole
icón el Ik o r fuauifsimo de. fus pechos. El dia de la Circua
ciíion fe le.aparecia bañado aquel Soberano Señor en fu
fangre, verada a violencias del cuchillo 3> ,vifticndoíe fu
anima Licios miínaos afe&os que en fu Eípofo cuncidera-
wa, Y eldiadc laReíurreccion íe le aparecía gloriofo,
como a la Madalcna, y la hazia participante de íus ale-
L a V*M. Anade S. Agufb.
grias^gozos.Eaiel de laTransfigm-acionfe le reprefen-
taua con las glorias qwe San P edro, y los Apóllales le
vieron en el Tabor. Y ¿ncl de fu Afcenfion triunfante
veia la gloria, yacompañamiento de Angeles con que
rubio a los cielos, y fue rccibidode fu Eterno Padre ¿h
aquel la celeftial Corte. Y afsi en las demas ivítiuidades,
íin que huuIeíTe alguna* én cnic no gozafle de algunos de
eflros regalos. Pero partimármehtc en la feíliuidad del
Santifsimo Sacramento * y fiemprc que le defeubrian,
veia con los ojos del cuerpo a Chrifto bien nueftro en Ja
Hoftiaconinmenfa claridad' de apacibles refplando'r^
y hermofura, y muchedumbre grande de Angeles, que
con fuma veneración 1c eftauan acompañando. Quando
de lian M iffa,y leuantaua el Sacerdote la Hoftia^para
que la adorafíe el Pueblo^veia en cllaaChnfto^fpcciai-
iiicrtcevndiafeftiuoi queeftajaenlaMiífaencamendan-
.doa D iosa vna Rcligiofa, que le aiiia pedido al can^aífe
de fn Mageftad, quevnastcntaciones muy penofas que
padecía , fe las quitaffe, vió que del cofladb de Chnüo
£aiia vn rayo de luz muy hermofo, y que en forma de len­
g u a te rermitiaua al coraron de la Venerable Madre¿y en
el formóeílas palabras v T)ilea N. qusle bxfta t?ii gracia*
Qüedo entendida del fauor, que con ella le haziapara
triunfar de las tentaciones que la rroleftauan j y que folo
eran para aumentar Coronas»y no para temer riefgos,
cotí que confoló aquella alma,y ella lo quedó mucho.
■ A/simifmo enlasfeftiuidades de nueüraSeñora,yMa
dre,feefmcrauaeiiladeut>cion,y como Prelada folem-
nizauacón mas detnoftracioiiesfus íieftas, yhallaua el
premio de fu piedad enlosfauorcs que rccibia; pues eíla
Soberana Señora fe le aparecía en lusdias, y le llcnaua
el coraron de efpirituales gozos. En particularel dia de
fugloriofa AíTurapcionfe le aparecía con la hermofura,
y gloria con que iubióa ios cielos* Hablaualc «wn mu-
cJ - • ¿ cho
Libro & .Capitulo 6. 57
choamor,dauníc por contenta, de Jo quea fu Hijo ,y a íl
vcnci*aua,y feruia.Y \ navcz 1?, recibió en fus brames, íiri—
tiendo en ellos Jad til fura', q íu puede entender de tal i r -
galo, Y con efto deis pareció j dexandoleíin .coraron el
cuerpo;piiesfe lo lleno tras de fi en los afcdíos*Con tftos
tancxtraordinariosfauorys^rcfja^n (uájma l a r é j a de-
uocion^cl arfioí^y las artftisrogoíisW lcfuir.aquien tan
to fe pagade puros defeos,y pcrft&as obras.
■ * Vn día. muy teftiuo'fe llego a confe fiar; auia la Véne-
table Madre defeado grandemente confcifai íe ccn el
miímo Chrifto,para oír de fus, labios el peí dofi de fus cul
pas^otr.o looyolaMadaíeña. Nodudauafu f e en la efi­
cacia, quepara efte efedio tienen Jas palabjas de lusMi-
rirtfos_, Tino que Dios le pufo efte deíeo para affegurar-
iamas en efta verdad , y hazerle vn particular bérefí-
cio. LHegó',pue_s>al Conftífonario ,deípuesdeauer-
le manifeftadoafudiuinaMageftad eftedeíeo^Y quan­
do fe fueahincarde rodillas, hallóenél a Chrifto S e ­
ñor nueftro femado 3 como haz¿endo oficio de Cont’ef-,
íor, Poftró fe alus diurnos pies, regándolos conardien*
tes lagrimas. Qmfodar piincipio a fuConfefíion, y al
• tiempo quel.iL;empefaua,fe defapareció el diuino Sc-
»ñor3dandoíe entender, que ccníu Miniftro , que efta*
uaala parre de afuera de el Cpnfeííor.arioíeconfelTaJ-
. íe ¡y quealoíConícffores auiadexadolus vczcs¿y,po-
teftadj paracn vii tudiuyaal?/olucr de pecados; y que
tuuieífe iiuicha l c con pl;jos ^mirándolos 1 c mo^. el n ií"-
. mo. ‘ Afsi loexecutó la Vtnetable Madre Ana ¡ y def.
pues.defte fuceíTo,tuup tan grande ven era ció n y ref-
pe&oajos ConfeíTores, quequar.dolcs hablaua,1111ra*
ua en ellos.aChrifto , y quiliera be far la tierra, que pifa-
uan, Y afsi les era tan rendida, y obediente , quea iodo
íefujeiaua, en viendo fer fu voluntad. Coi feisó en ella
ocaíiorij Unciendo tanta abundancia de lagrimas, y tan
La V .M -A m it S.Jfu ft
Tchementcs¡mpulfosde contrición, que fe le quería ar­
rancar el c o r a r o n del pecho.Y ala medida del dolor re­
cibió la gracia,para difpouerfe con ella al mas agradable
recibo de fu diuo Auior*

' C A P IT V LO VIL

D ale nueftra M adre Santa TTerefa *vn avi*


Jo defde el cielo en utilidad defi*
Reforma*

cia 2 La V.M^Ana enpriuilegiodel Ungular amosque fié-


p rela tuuo. En capitulaefpcxialfe liara mención de to­
das. A qn ifoloie dará noriciasdevna, conqen eíla Cafa
de Villanaeua^anrcsdeacabarxrl Oficio de Prelada la
honró,por comenerparricularcnfeñanja. Corriaen a-
quellos nemposenire loslteligiofos, y Keligiofasde la
Reforma vna vbz , q íi fuera cierra no auia q defear mas
ditha dios que viuimos en ella, pues ceífarán todos los
rieígos^ y temores, quedelafaiuacion es precifo tener
mientras fe viue en la cárcel delcuerpo.Eila vo¿ era,quc
I>jos auia concedido anüeflra Madre Santa Tercia, que
ningún Rcligiofo^niíUrligiofa de fu Orden ie c^uia de con
llenar; y que a fsilo auia dicho la Santa. Quanto efta opi­
mo tenia mas defauorable,fcJiuocónus prcíleza crei-
¡blejy quanto mayor érala conuenencia para cada vna
^Jelfes Proleííorcs deíle Influuto^era musíacil el ímpul-
fo-para el aífenío.Bien fe jcconoce.que el darlo fuerafo-
br^j>£ligrofo,imprudeDcia.Yparaquetuuieíleraas fuer
j a >pí©üutíiclde^ioniOi:alific4n clUaicnuucun la auto­
ridad
Libro z .Capiifu, 7* 5
ridad de nueftra Madre San ra Tercia ,haziend o ccn la í al
fedaddeítafofpechofastodasfusrcuclaciones* Los da-
iíos, que de aqui fe podían feguir, eran grauifsjmos pues
aífegurados con eíia faifa promeífa , y vanagloriofo* con
gozar Inflituto,adonde todos fe fakiauan,ieínaia conim
perioIatibieza,y floxedad,y falraranlostemoresq nos
coníeruan con humildad enladependencia de cofa tan
importante,como la íaluacion,y otros increíbles males.
N . Santa Madre zelofade la verdad, y folicíta del bien
de fu familia,viroxlefde el cielo a deívarecer efta tan pe
Jigrofa mentira.El irftmmento, y orgaro que eligió para
manifeftar la verdad* fue a la Venerable Madre Anade
San Aguflin ,que como tan acreditada enfantidsd le da­
rían mayor ci edito.Eftaua^pues,vna noche en Oración,
comoacoíh mbratia , y en el teruor della fe le apareció
r.ueftraMadre SantaTcieladeIefus llena de viftofaslu»
zes,y hermofura^y le dixo eftas ^a\abiz$irDi,que ay afgti*
nos entrecojo tros 3y Icfotras^ dc\is3<[en el fiemf c3 qyo W-
ttia dixetquc N. Señor me auia concedido,que nofe condenajpc
fttngun Fraylr9ni ^ 4 ofija de nuc(l ca I{eIij?ioK'?diJ qrre no es
*Jsiyqt¿c infierno ay para los malo* 9qfte t.oguardaren perfec­
tamentefu s obligaciones,y cielo# purgatorio para cada
fegun fus obras. Dicho e flo , defapareció la Sar.tsu La
Venerable Madre, no dixo dcí’pues cola algui a licuada
de fu natural encogimiento,y leeré to , y también por pa-
parecerle,que pudo fer ilufíor.,y no verdad aquel Jo,qi:e
le auia paíTado.,que eftaua tan nuil fegura de fi, que í'tiii-
predelosfauores,quedel cielo recibía, quedaua fofpe-
chüfa,fegun era el humilde conocimiento de lo p c ce,
que en fus ojos merecía,? Rafíó en íilencio albur es dias,
batallando lainfpiracion,y fulmmildad, hsftaqre t i e n ­
do orra noche en oración,fe le boluió a aparecer rucília
SantaMadrCjComola vez primera , y n cítrandole algu­
na afperc¿aay rigor en el roftro, dandele a entender qtfc
H* fe
" Z * V .M -A rta de S . Jg u f i
fclorooftrauapornoauerlc obedecidoi.ladixo
Aun con cite ítrgundo ainfo
tuuo U miíma diíicultad.por no acabarle de perfuadjr r ó
t o c U c c r c c z a , q aqu ello tuetTe,como íe le rep re íe n tau a,
O/rc-como el encqgim icro,y f c c re to , q e n n ia n ife íta r e f -
ta .5 cofas teína,era grade,con pequeña ío ip e c h a , q tu uief
í e ,d e li e s a ,ó n o ilu ( ió ,o e n g a n o d e l feniido, n o h azia tnu
c h o Ciiío dello-PaflaróIe algu n o sd iasay tt rccra vez fe I c
apareció la anima Santa,? liando en O ración ¡ y íin faber
com o iehaN ó ju m o a vneífcanque muy g r a n d e ,e l q u a lte -
. nia t r e s diui fiones; de fuer c e , q hazian eres apartados en
e l rrwímo citan q u e, y e n el prim ero v i£ que eítaua el agua
m j y clara,y criltalina,que deleitaua mucho el m irarla, y
<1a c c n e lla andauan vno^ pezes nadando con tanta fuaui-
id ,q caü fa'ja ale g ría el m irarlo s.E n laíe g u n d a diuiiion
d e el efl.inqaejeítaua el agua de c o lo r v erm ejo , y encen­
d id o ,y en c l andauan también pezes nadando con alguna
^pcnalidaijydeíTafíofiego.En la i c rc c rá diuiiion eftaua vn
c e n ag il h o r r ib le .h c d io ü d ifs im o , y trem endam ente e í-
p a n to ío . Y”los p e z e s3q e n é l auia, fe rebolcauan en aquel
eíp an toio cieno con grande rab ia,y co a tal furor,q pare­
c e q vnos querían d elp ed acar a los o tros.E ftan do m iran­
d o cito c o u e fp a tico , vió ju n to a (i an u e ftiaM . Santa T e ­
r c i a , la qual tercera vez le r e p u i ó l o q u e i a s d o s p rim e ­
ras lea? li a encargado d¿*éíTe i y Je e x p licó lo que en las
t r e s di ut (iones de aquel c f t á q u e je q u eriadar a en ten d er.
L a p a m c r a d iu ilio n d c a q u e lJ a agu acriítah na.y c l a r a , a i
•qtie 1o s p e z e s con tal ajegria,y güito fe cílauan bañando,
« i a rep rcíen cacion del c i e l o , a 4 o n d e anegados los b u e ­
n o s .en aquel mar de d eleites,^ d jj¿f ura& viuen con p erp e
tno^gozo.Las otras d os diuiliones,i epi e íe n ta u á e lp u rg a
ronp^^irífípi npjencada vnad e la s q jja le s e r n n p r o p o r c io
Dad^sj^j^^nas* D e íp u e s d e aucríeJo afsi e x p lica d o la
a d e r e z a , p o r n o ¿u erle o b c d c c i d o ,
di-
L ilrfir. Capitule 7. <9
diciendo, lo que lcordenaua,y cogiéndola por U s cnu
bros le amcna$:aua , que la echaría en aquel cílanque.
Con efte terceroauifu , y amenaca, propufo en fu ani­
mo,viendo fer voluntad de Dios,el dezir,lo que fe ic or-
dcnaua.Pcroflofüe tan-apriíajquc no paííaíTc todo el dia
íiguiente, en el qual padeció mucho en Ic/interior; por
que la dificultad que tenia en dezir loque auia vifto,
erá niucha. Por otraparte el conocer con tanta certe­
z a , fer mandato de nueftra Santa M adre, lehazia mu­
cho pefo. Dezirlo,ciaviolenciaa íu humildad, y enco­
gimiento, C allarlo, rebeldía a vifta de atrcs mandatos
del cielo.Con tales circunítancias,ni callarlo,ni dezirlo,
eraimpofsible, co q entre dos penas Uatallauafu afligid
do efpiritu. Pufofe en Oración, fuplicando a nueftro Se -
ñor la lacaffe de aquel conflito, y exoneiaíTe de la obliga
cion de dezir la vilio^qoe ania tenido. No fue también,
oída fu Oración efta vez como otras, porque Dios que­
ria aqui mas la obediencia , que la humildad, Y aísi
encaftigo de la dificultad , que auia tenido, vinieron
los demonios, y con terribles tormentos, y golpes la
afligieron, de fuerte, que peligró fu vida , y entre o -
tros géneros de caftigos , con que a tormentaron a la V e ­
nerable Madre ,vno fu e, el apretarle con eítraña fiere­
za lagarganta,para ahogarla, Vna hora entera la dexó
Diosenmanos deftos fieros monftruos con licencia fran­
ca para que la atormentaíTen,como quifíeífen en el c ticr-
po,menos el quitarle la vida.Bien fe reconoce de fu cruel
dad, quan por el cabo fe valdrían defta facuhad, y quaa
afligida, y maltratada dexarian a la V,M . que loeftuuo
tanto,que fue neceífarioeítar por algunos dias en la ca­
ma para cobrar íalud,y fuerzas de todos los dolores,y fa
tigas. Con eílo acabo de vencerla dificultad, y D.aiiifcí-
to el auifo frutuofo del cielo. Y para que quedafemos
mas ciertos , y entenados de íu importancia , le manifef-
tq
L a V . M . An* de 5 . Agujt.
tr> Dios en o t r a s dos vifiones las penas del infierno,y Us
glorias del ciclo ¿ comoíc vera cu los dos capítulos fir
guientcs.

CAPITVLO V III.

V i fon rara que de Lis penas del inferna tm a


Incinerable M adre Ana,y de las
’ ' cafas que en el vio.

"^ T E g ó Dios al Rico Auaricnto la licencia dcboluerali


mundo adezir afus hermanos laspenas,que en l*
otra vida fe pafíauan ; porque aulendoFé,y Profetasera.
ociofofuaaiío. Fueradelque3como indubitable tenc-
níósd;.‘ fta verdad,nos ha dado el ocio otro en nueílros
tiempos, para que tenga menos difeuipa nueftro obrar*,
anueuo freno nueftro p oceder,y fegundo motiuo nueftro
gradecitniento. Efte nos le embió Dios por medio de la
Venerable Madre Ana de San Aguftin, con tan raras no»
tictac de temor para todos citados,que juzgo prouecho-
fo pararojdosel referirlo, pa» a que en cada vno vele def-
piefroelcridado. Duelo conlas mjfmas palabras que
ella-Lo refiere , para que como nacidas de fu efpiruu,
tengan mas eficacia a perfuadir.
l3 ize,puesJafsi^Füe mi efpintu arrebatado , y licuado
en compañía de nueftra M ili e Santa Tercia de Iefus, y
deotroRelisjiofodemieftraOrden,que fiendo Prouin-
cial, auia muerto &n el Conucnto de Villanueua de la la -
ra,quefe llamiua Fray luán Bautifta, que fue muy Santo.
Licuáronme los dos por vn camino ancho 3 y efpaciofo
por el qual me dixcrbn, di: p9*¿¿» cuidado en poner
Trcladis #rcommucho ^elo bagan , que c amo enfuj prtnci~
p w f e ^ r d e * Ur k jes ,y £ Je
3 f;
Libro s .'Capitulo 8 . 6o
Xjlijto»,**U £ »*lernwiflro Stformuy ferttidtn
Auiendo paliado por aquel camino ancho,que me 11c-
uauanjiiucítraSantaMadic, y aquel Religioíí' * en ¡ cco
efpaci'o de tiempo me entraron en otro muy cfírccliO^y
nueílra Sama Madre me hizo entrar con raucha fi erra
qucm chifcojyalliíeniedefaparedcron los d e s Santos
rojeftrosay dexaron ami alma con grandifsima folt dad,y
defamparo,que no lo íentia,m del cielo,ni la tiei ra.LbC-
goacudieron losdemoiios con grande tiopel , y ruido;
y con act li rada prifacomenf aron aeabar, y con mucha
breuedad abi iei ó v ía cabei ra^oboca delir f errOj} me­
tieron me en ella, a donde auia muchas 1 lomas'd e f utgo,
y gran cantidad de demonios. Y era vna prolor.gada ef-
trechuraaquede la pera que en ellatiii alma fenua ,y c i ­
tar en aquel lugar tan LcnieraiiP,ro rengo que dezir, qrc
bien fe dexaei;tcnder,íino iré refiriendo parte de ioque
vicn eJ infierno ,que todonofeiá p o s ib l e , aunque efta
imprdío en mi memo ría , no lo podre explicar con pa­
labra?.
Alcabodefta profunda eft re chura, vi en fu rema te o -
í t o centromas p r o f u n d o , que era la infernal moradajle-
na de fuego,y demonios,y cercada de'cQniufion-efpan*
tablea la viíla,y remero tiísima par* mi alma.Caulai ame
grande amargura v erlo queallipaífaua,y e A a t í a atunita,
y eípantada. Con admiración,y coníníion. fixana la vjfia
a. vnas parres, y a otras con mucha atención, y teniendo
muy Ultimada mi alrpa3miraua los largos trecheólos ter
Tibies,¿infernales lugares,y moradas^y gran c a r id a d ,y
numero efpancoío de almas,y demonios,que íe rt b o l e a -
uan en las llamas „ y los tormentos con que las dichas al-
mas eranatormentadas, eran tantos, y tan diueríos,qi e
aun no fe pueden imaginar, quanto mas dezir con pala­
bras. Y no puedo explicar el gran numero, que auia de
condenados, Y entre ellos t í / juc ardauan los demonios
La V \M . Ana Aguft.
tan cfp efo s.co m o atamosdci Sol, y vilos con difcnrcsfi -
c u a s , V defproporcionada* , y con rá horribles vifioncs ,
S ue folo ' ..i fin a r lo caufa horror,y efpamo.y com rciuc
les verdugos tomiuan venganza en las dcfdichalas al­
mas de lo 5 0 n ie a a d o s,q a c como cílí priuad )id c otro
p o isr,fc abalanzan, y entregan fu rabia en eftaprefa fu-
ya,Viqpon£o;íofasiabindijas enrrauápor los Icntidos
de a fuellas almas d i i i Jas,como vnos hormigueros,taa
cfpcfas co ti >haiBo,q nae turbaul U vifta. Vi gran multi­
tud deanimales,y de Seraspoiif oñofas,y fcrozes,q muy
encarnizadas ha¿iai fa riza ea aq íellas al mis, y cuerpo*
¿le los que con ettas hini io a a ¡uelia d^fventurada cár­
cel, }ue lo es mis en ler p'rrpitna.y íin q ya fe aya de ad­
mitir apelación, Qj;ecomj fu fentenciafe dio en aquel
íitprem? tribunal de laSi;i:ifsi«u Trinidad, no halla­
ran o:ra Chancille ria, que los dé por libres, ni fe han
de ver jamas de aquellas infernales penas. Y aqueftas
fieras couifus vñas„y fu« dientes los muerdenjy defpeda-
^arv. Vi vnos fcrociísimos demonios con vnas lenguas
muy disformes Tacadas, que caufauau gran temor, y ef-
pantQ, y couellas herían, y laftimauanalosdañados,y
toda aquella maldita canalla hazia vna defventurada
iivjfca muy ranítsfiL. Los dañados con grandes gemi­
dos fequexauan,y lamenrauan fu fuerce defventurada*
,Jlorands amargamente,ao-con contrició, que alli no pue
<lcauer cofa buena>ímo conrabiofadefeípcracion,vien-
<lofe en tan terribles penas giangeadas con fus obras.
Las fieras dauan bramidos. Los demonios aullauan,y
üJvofide dragones,y ferpientes, ayudauana entonarci­
ta deídichadijy trifte muíica. Vi alli grandes tempefta-
grandes vientos , grandes tor.uellinos,y borrafcas,
ranchos truenos, y relámpagos, qtie ^arrojauan efpanto-
íos rayos,los quales caían en los .condenados, y parecia
que io* defifligaj Auan, y hazian pedamos i mas no los
■ - $95:
Libro 2, Capitulo 8. 61
confumian, porque- íu mal no tiene fin. Auia temerarios
ruidos de las aguas , y grandes torres de piedra„y gra-
riyo , y montes de nieue , y ciadas, y iruchosrios ,y c f-
tanques de cieno , y muchos Jagos de aguas rebalfadas*
y vnos pcñaícos de grande altura de pedra azufre, y
por ellos fubian ty b&xauan gran cantidad de malas fa-
feandijas. Loscaftillos.y forcale£*sfly murallas de efte
deídichado lugar a fon de cerriblle fuego infernal , y c a
ellos pueítos muchos demonios j como en atalaya, qu£
noccífande dezir vela , vela. Auia terribles nieblas,
y obfeuridad, y vnhumo excefsiuo , que -me prUiaua,
y caufaua-g an tormento ..yfaciga* Eftán Jasdcíventura*
radas entregadas a los demonios opnnnidifsimas ,como
aleuoías, en tal cárcel , y prifione-s, eftán cor.fumidas^ y
cípantabJes^y con terrible fealdad , citan al manifíéí-
ta dcfnudas * grandemente auergon^adas, y -confuías*
teniendo la^ bocas abiertas , y Tacadas las Jer.guas a y
con grandes aníias,dcípcchos,y defe Íperacion-cíían di -
ziendoa-gritos fus maldades, manifeftando a las cJaras
fus pecados „ losquales acá eallaton a que las mas al­
mas 4que eftán alli condenadas de los Catolicos , eftan
por malas confeísiones , yaora las defventuradas iin
prouecho vienen a publicar lus pejqados. Conocenfe
todas , y veenfe, y cor losquea^a tuuieron masamif-
X id mueftfan mas crecidas rabias. -Doblad ?s fu aiíia,
vacordarfe jdequan en breuefe lespafsóel guftoj-y d e­
leite , quelesfuecaufa de el mal que al p refen trp a-
decen tan terrible, y fin-fin. Y afsi desconfiadas de
^jue lo tengan fus penas , da con grande deípecho a-
Jaridos , lufpiros j y muy grandes gemidos ^mar.iftf-
tadores de lu damnación 3 y ellas mil roas fe confíe f-
ía l malditas # y defcomiiJgadas a y cftán n^ald,cien-
d o el punto,y iio ia , en que fueron engendradas, Y
9 coda la Sandísima TnniUad , a nucftio Señor
L a V '.M .A nade S. Agafi.
Ic fiiC h :ifto ,y a fu Sandísima Encan,ación,y a fupor-
cion>y fubftancia, y al vientre purifsimo, donde anduuo,
a í j V i d a y Muerte,ya fu prccioíiisima Sangre,
, P a c i ó n ,

a todos los Sacramentos,a todos los Santos,a los ciclos,


y a la ti erra,y a todas las coi as criada?. Y de todo lo .que
lie dicho eílan renegando* y blasfemando.que me causó
gtan defconfuelo,y pena, y diomela muy grande, quc fc
condenaffen de nueuo tantos que v i, que como grande
numero de almas no ccCTauan vn punto de caer, y como
la piedra a fu centro baxauan a fus moradas, y turbando
todo el ínticrrnojfe a’borotauadc nueuo, creciendo mas
Jos gemidos,y auruentandoíe las penas, y habiendo alai>
d c ,y reíeaa los condenadosiy los demonios, mezclados
v r . o s c o n otros, las fuelen recibir a las defdichadas al-
nias*que dtf ntveuo van entrar do en aquel cauriueriOjlle-
warjjd^les Jas inítgnias de los tormentos que hande tener*
A lcsPriuadosdeíte niúdo.KeyeSjPrincipeSjyMQnanzas,
y rodos los demás , que acá fueron eftiroados j los nom­
bran por los nombres , que les dauan las honras huma­
ras. Y allí los deípreoan con grandes oprobrios , é infa*
mías ,efcupenlos,y tienen los fujctos,como a viles eícla*
uos,que harto lo fon,en fcrdetal dueño. Los Pontífices,
y Obifpos eftán pueíios en tronos de fuego, yalíi crílin
abatidas,y deíprcciadas todasfusdignidades.y priuan-
f as >y en lugar de fus mitras tienenpueftias co ro las, y
muy a menudo los mcúan, y facauan en calderas muy
fairuiendo.y en lagos de fucias aguas*Tambien los rcbol-
cauan en cieno, y los entregaua ii a fíelas po^oñoíasjy cf-
tos tales eftán masen lo profundo , porque fueron los
mas leuantados en dignidad. Y afsi ellos,como todos los
que fueron Rcligi ofos,y p eríonas,que por fu eílado eran
mas allegados a nueftro Señor,y por fus pecados fe apar -
taron, y condenaron , eftán en cita profundidad ; que en
c i l i v i de todas las Religiou es, y de todas las mas alcas
di£-
Libro z .C apitulo 8, 6z
dignicJadcs.quc fecftinabrafandocnaquellas llamas. Y
|>or las insignias , que las trifles tienen, fe conoce cada
vnoclai amcncciy conforme fueron fu !►pecados , afsi fon
fus tormentos. Yquanto vnofiicmas allegado a Dios,
tanco mayores los tiene. Y alsivi a los desobedientes*
que eftauan fujetos a los demonios, y delante delJos íc
•rrodilJauan, y les dauan la obediécia,£oifada,y vioJcn-
ramente*Vi a los deshoneítos, que Ion canro&»quc cípan-
ta fu numero,que eftauan en lillas de fuegojy que en ellas
los atorraentauan los demonios terncblmerte, defpcda-
jandofus carnes con garfios, y vñas de hieiro,y mas fuer
temenrecon tenadas ardiendo deípeda^an , y arrancan
aquellas partes,adonde fueron culpados; y para ma s e x -
cefsiuo tormento fe juntauan con ellos los míímos demo
Dios aumentando torm entosconform e a los pecados,
que les es gran infierno* También vi en ello mas profun­
do Anacorctas,qtic como no íe aprcuechar.on de fuá" yer
mos.y delieriosjanres con foberuiaié hypocrefia^atribu-
yendoíea li loquea folo D iosíe hade atribuir,y dar to ­
da gloria, ganaron el eíiar en lo mas profundo, como
aquellos que teniendo raasocalion ,.y comodidad pára
faJuarfe^por fus culpas perdieron a Dios,y c*n fu Magef-
tad todos lob bienes, haziendofe herederos de todos los
males-Vi a los Propietarios,y Apoftacas pueftoscon gri­
llos,y cadenas,y tirando a tras,y adelante Jos demonios,
los maltrataban, y a^otaúán con grande crueldad , y con
cípofas en las r a w o s , los metían en calabobos, y cepos*
V i también , que tenian los Propietarios etilos pechos
muchas bolfas,y guíanos,que les eftauan royendo las en­
trañas. Y a otros vi, que lós demonios lestapauan lo oi-
d o s ,y p o r Uparte del cerebro los facauanlos feíos, y
congranc ueldad los erhauan en hornos de fuego. A
otros vi, que los entrauan los demonios en fepültui as eí-
jtxcchiscnlo coas profundo, y a vnos cubran del todo,
La V\ M . A n a dt S. Agtt jL
y aotros baílala garganta,y con grades aulias,ygemíd©S.
dauan mueítras, adonde eftauan ,y las penas que alli pa­
decían. En lo mas profundo de elle mar profundo de el
infierno vi dos deídichados.que lo fueron lian o^ u Fray
le,y vna Monja,que lo auia fido de cierta Religion^que,
ya fu pecado, y íu damnación auian h fth o vana fu Reli­
gión,y deshecho fu profefsiÓ,la qual no lolo,noles apt o
u e c h a u a , fino q eracaufade lu mayor irüeino, por jufto
juizio de N .S.Y alsi eftauan en terribles penas,publican -
do ag ritos lo sd d ito s, porque auian iido condti ados, q
auian íido defobediencia^nmdia, y pecados de fenfuah-
dad,Eftauan defnudos,y con toda la defvétura, q pení'ar
fe puede,y mucho mas. Y porauer lidoel FraileSaceido-
te,tenia/ñas penas,y eftaua mas hondo i y por auei los yo
acá en fu vi da conocido, y ni mas,ni menos entóces en tá
trifte lugar,yeltadojfue caula,q de verme moftraffen mas
vergüenza,y confulió, y aníias có tan gr¿ rabia, y furia,q
me moftraron, q parecia qtenian an lia de dcfpeda^arme.
Y a mi de verlos en tan gran deíventura me dió grau aflic
cion,ypcna. En efte profundo vi también aLuzifcr , y
ludas, que tenian terrible infier no, A Luzifer vi,que ef­
taua puefto<nvn trono infernal algo alto , femado en
vna filia de fuego,y le eftán dando la obediéctalas almas
de los qfedcfelperan.las quales en pena,y caftigo de íus
pecados, vi,q también hazian oficio de demonios, ator­
mentado a otras almas con grande infierno fuyo. V ia
los auarientos,y glotones,y perfonas que auian íido rega
ladas, que padecían fuma mileria, y que eftauan püeftos
encamas,y lechos de abrojos,y de fabandi jas,y de bina­
ras,^ los eftauá picado,y por todas íus coyúcuras,y rme-
brosivi,que los eftauan rebentando, y faliendo los man­
jares,q acá cato auxan cftimado,ydel-jitadofc con viciofo
gufto.VialosSodomiricos conelpantofos tormentos, y
$ue era v no, juncar fe con los demonios, y con las fieras
atas
Libro z.* Capitulo 8*. ‘ 63
ñus h o rrib 1c s. V i ,q c fi auan 1 c ml>i d io fo s el c fp t d a £ an-
dofe,y com¡cndofe,y parrce.qdevisamos tomvetostie-
nerjjypadecen, nole Uartanjtciiici'doalli en ki punióla
embidiarabioía.Vi,de todas l a l a c io n e s ^'cláramete los
conocía^ Li ed id áecadWnó>y los lormetos q tenia, Y
Ja mayor parte,^ parecía auer de c-ódenados., era de muy
viejos,y muy mo^os.'Tienen muchos gentíos de tormen­
tos. VnostfUn colgados de los pies ^y porlas narizes les
eftan dando terrible humareda; A otros cruelmente los
eftán empringando. A oíros viaípados.A otros los ahor-
cauan. Aotroslcscchauanefi muy obfeuras mazmorras
atados de piesi y manos , y can argollas a Jas gargantas.
Y todos avoZes publicauan ius maldades, y ,viendp fu
damnación, con derfefperacion eífán de continuo raiiién-
tandovnfiti fin fin. Y alli tiene la jufticia íu gouiernp de
aquel Iue^,cuyo íer es de eternidad. Tieru? bien juftifica-
da fu caufa con prueba , no íolo de que no alcancó la
quenra a los recibos, mas de fus grandes maldades, que
allí fe leen claro fus delitos,y masdelos defvc minados
que fueronKeligiofos,losquales eftan renegando de lo^
vo to s, que hizieron, por no cumplir los > les caufóttias
infierno,y también fe les aumcnta3ylns alaridoSjlaliypo
crcíia.y las-leyes que tuuicro^y lu dañado,y va-noirretr
to. Defdichada itic-rtej pues .en d infierno rnilftlx
rcdetxion. --*• (
Qu_anto he dicho enefte cafo-,me párete todo n*é¡tá\críl
comparación de lo que vi , que no me es poí&iblc-'ríipli-'
cario,comolo fiente mialma. "b i­
nada aquitodas íonpalabas déla V .M . y-efl faringe* í
nuidad dellas fe conoce la certeza , que defte cafo tuuo¿ '■
LoqualcaufaadmiraciÓ,y temor. Y paraq en todos cita­
das viuarciO,&.con e;,es muy fru&uaf o efteüiiifo,y p a iticu '
Jarmente para todos los Kjcligioíos 9pófqfiadV>&cle(Vna;'
J^na ÍAÚsKcion4 caucrdcxado elmundojnoyiuaócio-
LaV.M .Anadt S.Jguft.
foel c u i d a d o del peligro. Pues en d ia vida no ay cfh d o
libre del; y mas no ajuftandofc a las obliga*, ioi.es que
profesaron. O c h o horas cftuuo la Venerable Madre en
efte arrobamiento , deípues de las quales para templar
las congoj a s , que de tan horrible vifta concibió fu alma,
l a r e g a l ó nueftro Señor con otravifion no menos prodU
giofa,con q u e a l e n t ó fu efperanfa, la qual para dar vida
a la nueílra .pondré e n capitulo a pai te j con lasmiímas
palabras, y eftilo íuyo^paia ajuftai me mas a la verdad,

. C A P I T V L O IX.

2 \Aam$e$ale Dios a la Venerable M adre por


runa pifión prodigiofa la gloria, que los
£Bic ñaueaturados \>offeen en
el cielo.

^ "'E rrib lc fe obftentó Dios a la Venerable Madre en el


acribuco de Iu jufticia con tantos rigores, corro en
los calobo^osdel infierno admiró executados. Y para q
admiralíe ios abifmos de íu liberalidad en el de fu miftri
cordja , le ;nanifeftó la g lo ria, que los Bienauenturados
poiTeenen ti ciclo.Fuea él arrebatado fu efpiritu, como
elde ^an Pablo» para ver losíecretosde la iabidnnadi-
uina.SicJ almaenel primer rapto fue congojada con tan
10 tropel de p eras, como vio execacadas en los nulos*,
pudo erf el fegutido dilacaríe en gozos con tantas glo-
riaSpCoroc miró reparadas en los buenos. Acabado .el
primerexcafis,ó arrobamiento,que duró porefpaeio de
ocho h o ras, fucefsiuamente le empegó uti o , en el qual •
VÍ^A° que ella mifma refiere con eflas palabras,y eflilo.
Para quedar con paz de vida, yccnundituicnco me re-,
me-
Libro i, Capitulo 9. <5^4
jnedió la diurna mifericordia, con hazerme la merced
que me hizo,la qual fue hallarme íin ver ,ni pen far como
defde elle piélago de miferias , que me auian lleuado al
ciclo.>adonde me parece>que el alma,y fus potencias c i­
tando oprimidas,y apremiadas có la vifta del infierno,y
como en tal lugar có ral pena,y fatiga; aqui fe le&dió vn
nueuo esfuerzo ,y parece q auia defahogado ami alma.La
qual con grande aníia fe abaláfó* y entregó al gozode.a*
quella gloria de Dios^adonde eftaua con grande admira*
eció de verfe fuera de tal cautiueiio,y defpues en tan gra
felicidad.De laqual no se ii acertare a dezir algo,por icr
vna materia tan fuera de mi capacidad, y corto encendi ­
miento el hablát en ella,y fer yo tan corta de razones. E l
Señor,cuyoes codo,cumpla por mi efta obediencia.
Como he dicho, fui lleuada al c ie lo , que lo auia bien
menefter,donde vi lo que no fabré referir,como lo tóente
mi alma, diré lo que Tupiere íignificar. Vi que me puíie -
ron en vna grandísima Ciudad muy refplandtciertre, y
criftalina, muy adornada degrandes riquezas, y de jar­
dines bíllifsim os, y hermoias flores , con íuau.í¿imo
olor. Las calles .todas empedradas de preciólas piedras,
que las d c a c i fon en fu comparación como da tierra.
Mucha araioma,y dift rencias de mulícas cor» vn«jrden,y
concjerco; al fin co.no del ciclo. Y en efta Ciudad, digo,
que no le vi fin ¿ y el principio, por donde ajía entrado,
nunca ims le yí .aunque con atención miró mi alma por
él. Su adorno era lodosaqucllos Eípiiims gloriofos, ro­
dos por fu orden.Mi almapulo fu vilta en aq i d íoberano
principio,)'fin.de toda labienauenturan^a, y teniéndola
fixa en aquel preciosísimo pecho, yeia,e «; él a todoslos
Bienauentura Jo s, y a coda la gloria; dem mera, que no
tenia que mu Jarla, ni variarla arvnas parces, ni a otras al
vfo de ac4ipor^ue,como d ig o , vi aquella fuma grande­
ra,poder, y bondad de la huswiudad de nueitro Señor
lefu
La. V. M'ixéfiJ 4<tS. A gtji.
IefuChrifto«.ue{tro Bienaíferitado 4 Js üic-íci a'tlcfuHtcr-
no Pad re,y íu hcrrmofura,,y belUca^cí^.I^vcLor, y gloria
fiipreRia^afáicomo es , dedond<?procure toda la tic to­
dos los Bienauenturados, como tueme. co^iolifiiniadc
donde nacen aquellos rayos» <ie víd^-eterrpia^si toda
tJLgloráuienen los Biciiaiientiítadps'J les nao?, y ic les es
tepamúst por efta So bern a fuente , en qiucn eíiacoda
en iuprcifiO grado, y mucha mas de la que; fe Je pu-cdp
oomatoicauráotraninguna criatura , fino a Mageftaciji
que íicnd,olo,en,quanto Hombre, es vei da<4 f i o t)ios , y
VTadelas.tresPrríonas de la Sancifsinia Tirnidad , ep
<]úien efti rod a la gloria „y Bie^aucuturan^acncerrada,
jcomnnicandofe enere lastres Diuinas J^erfosHais, Padre,
H 'p r y Efpiritu Santo,que codas tres es yn fpj oDjos ve*-
dadcfüjCfcjya Eííenciano fe me fue concedidojver i que a
fiingün mortal íc le concede mientras vii\ewY alsicncíto
nie p*isoio que diré. t
. Eftaud» ;m alma gomando de la vifta. glorioílfskna de
IftHjimaniiLaiSantifsimi" 4 e nueftro Redentor, y de la
amable prefencia de fu Smcifsimi Víidre.y de coia ¿qu e
lia maquina de hernio fura j y gloria de codos ios Bíena-
lien.raulos&Semia vna fe J»y aniia amoroíil si ma de ver la
Eifencüt:Diui-na.délaSandísima T n n id a d , íinriendo mi
alma qUe nopóííeia codo Jo qüeauia en aquella Bien^-
uemuran^a» Yaísi abalan^andofe el alma a bufearaquel
teforojde quien Je datxan vna muy clara no ticia, fe repa-
raua,y de:enia U vifta en la Sacratiísiraa Humanidad * íln
poder pafjarmas adelante» a la minera de quien quiere
mirar el So^que no le espofsible alsiüir con larvrfta déla,
fiaque^ade los ojos,lino qn e la grandeva del reípla^dor
ic io s h4ze cerrar jconocté do que aquella lúa es Jupc/nor
a íu capacidad. Y aísi enia. tierra bié mira nios el SoJ,y fu
claridad,y liarmoíurajhendonoSjfuaue, y agradable a la
vifta^nus ü queremos verde donde nace aquellos, rayos,
L ilro 2, .Capitulo 9. 6$
no nos es pofsible-A efte modo mi alma podia ver el Sol
en la tierra fobcrana de la Saniifsinia Humanidad, pü-
diendogozar fu belleza, y hermofura, y amable luz. Y
queriendo ver de donde procedia, no le era pofsible, ni
concedido a fu capacidad.
También dire otra comparación , que no es mia, fino
que me lapufieron, quando mi alma paíTauapor lo que
vo y refiriendo* Que afsi,aun que tenemos noticias de las
almas, y fabemos, que mientras los cuerpos tienen v id i
eftán en ellos dándoles ler,y rigiendo fus miembros, pa-
raque puedan vfar de fus acciones, que no nos es pofsi-
ble vellas por fer efpiritus, y folo vemos los cuerpos,
en quien eftán infundidas,y en'ellos las noticias délas
almas ,ouedellas no alcanzamos a ver mas. Y aísi, aun­
que mi alma veia rayos,refplandor 3y noticias déla efíen-
cia diuina, de l.i alteza de la Santifsi ma Trimdad * fe me
cifraua todo en ver folo la Santifsima Humanidad de
el Hijo >que la vifion Beatifica, de que gozan los Biena­
venturados, como he dicho j no fe nos concede de ley
ordinaria, mientras viuimos. Y efta euidcncia podemos
ver en todas lasocaííones, que nueftro Señor ha dado
noacias de la Díumidad, queenquanto a ver, esa fcla
la Sacratísima Humanidad de el Hijo. Que quando
íu diuina Mageftad fe transfiguró en el Monte Tabor, ^
aunque dizen losEuangeliítas,que los A p o flo k so y é ­
ronla voz de el Padre, no dizen, que le \ icron, íiroa
folo nneftro Redentor con grar.de rcíplardor, y clari­
dad. Y quando el gloriofo San Efteuandize, que vio
los cielos abiertos, nodize , que vio la Eflcrcia Diuina,
fino a Icfus íentado a la dieftra de la viritid de Dios*
Y efta manera de hablar, i;ofe ha de entender, qoc-ef­
ta femado , fino que tierc el lugar delamarie» dciccha
de el Padre a nueftro modo de hablar. También enla
venida de elEfpiritu Santo , i;o efciiuen lo¿ Euau&c-
► I lif*
La V. M . Ana de S. Agn¡i
liftas , que los Apoftoles vieron al Efpirieu Santo, íu
no las noticias , afsi, como he dicho* no v c ia yo .íin o
las nocidas de la EíTencia Diuina , que retteruerauan
fus diurnos rayos en la Sagrada Humanidad , en quien
folo fe tru molí rana para poderle ver, y ver ]a gloria,
y refplandor , que procedía déla Efíencia Diuina. Y
vi , que por vn modo marauillofo referuado para fo-
la fu jnmenfa , y (ama fabiduria fe repartía la g lo ­
ria a codos ios ¿ienauencurados , de la manera que
diré.
V i , que del foberano pecho de nueftro Señor Iefu
Chrifto íalian gran numero de rayos de luz hermoíifsi-
m o s, y fe repartían a codos los Bienauencurados, lle­
nándolos de.gloria ry dándole a cada vno los grados,
fegunlas virtudes, que en la tierra auian obrado. D i­
ré vna comparación deefto, feguialcanzare rm cortos
entendimiento. A y vnas fuentes de maraudlofo a:r:fi-
ció ,que tienen gran numero de caños, los qualcs dan
el agua , vnos en mas cantidad i y otros xno tanto. Y
vnos , yienen a dar mas cerca de la tu en ce ¡ y otros*
Oías lexos,Jcgunel Maeftro,y Artífice de lamente..
Gouierna la llaue de roda la armonía de los ca­
ños .repartiéndolos a fu voluntad. Y ordinariamente
citas tales fuentes tienen fit principio de vn no cauda-
l o ío a afsi de aquel mar grande, de aquel caudalosísi­
mo lio foberano, é infinito déla Salinísima Trinidad.
Nació la fuente amabilísima de la Sacratifsima Hu­
manidad de nueftro Señor Iefu Chrilto^cuyo Arrifice
es el £lpiricu Santo. Y afsi como cita fuente de aguas
vinas nos repartió fu Precio Lilísima Sargie a toda fu
Iglelta.cn general , y en particular a cada vna de to ­
das las almas >haziendonos herederos de íu gloria, af­
ilias efta repartiendo a todo el cielo en general-,y en par­
ticular acada viioiicrtüdo^Io&l¿icnauciuuradoi«- \ por
kr-
L ib ro z . Capitulo p ! tí6
ferio en el mas alto grado fu Sandísima Madre, Seño­
ra, y amparo nueítro, y la mas alia cu las excelencias,
y virtudes,de quantas criaturas huuo, ni aura defpues
de fu Sandísimo Hijo , es la que mis copiofamentc
recibe gloria de aquel foberano pecho , camunican-
dole altifsimo amor. Y vi ,que el Hijo de Dios , y íu
Sandfsima,y amabiliísima Madre íe eftauan mirando,
con vna agradabilísima vifta ,con que íc gozan / y c o ­
munican fin ruido de palabras * y como a Emperatriz
Soberana la tiene el Rey de el cielo a fu mano derecha,
y es la que mas parcicipa de la beatifica vifta, y g lo ­
ria de la Sandísima Trinidad. Y efto fe crerá bien; pues
en la tierra tuuo ala fegunda Pcrfona en fus purifsimas,
y íantifsimas tntrañas. Y también v i,q u e efta Reyna
de el cielo,Madre, y Abogada de Jos pecadores, la que
es toda llena de mifericordia , y principio de todos
rueftros bienes, que efta con grandes veras pidiemdo
por los pecadores; y fu Sandísimo Hijo no la niega fqs
juftas ,y piadofas peticiones., antes la aumentaenlupia-
dofo coraron la caridad, y amor,para quenos ampare, y
pida por nofotros. La gloria, belleza , y hermofu-
ra de efta amable Señora nueftra, no fe puede iigi ificar.
Hítá íu Sandísima Alma, y cuerpo llena , y ceicado de
gandiísimo refplandor,claridad , y gran gioria , que en
fu comparación el Sol, y la Luna , y qu3ntoay que cerga
hermo(ura,es eícoria,y fombra,y no fe puede comparar,
£ftá,efta Señora de mi alma cercadade coros de Virgi-
n c s,y los Angeles lahazen fiefta con diuerfas, y fuaucs
muíicas. Y ellos, y todos losBicnauenturados con grjn
armonía, y marauillofo concierto Ja bendicen, y íiruen,
comoa fu Reyna. Y me parecióque con cada petición,
que efta Señora hazia a fu preciofo Hjjo por n o ío ttc sja
aumen ana los grados de gloría ( digo la gloria acciden­
tal) y con los rayos diuinos, que íalian del facracruiísi-
La V.'M.Ana de S. A§t*íi.
mo n;ctio de fu Hijo licita alimentando fu fantifsima A l
m a,li:rmofeandola,de manera,que verdaderamente üc-
ne tan gran hennofura, que to lo s los Bicnauenturados
con muchos quilaces no¡a llegan. Y íus rayos,yrefp!ádor
es ta.ii auennjjdo, que todos los quelos Sanios tienen ,y
los demás efpirittis diuinos,en fu comparación parecen
vnos pequeños rayos de luz. Y vi,q fe parecían notable^
menee los r o fti osdel Hijo de Dios,y de fu SanrifsimaMa
dre. Y vi el amor,q eíla SantifsimaSeñora eíla moílrando
y manifeftando con vna mirada amoroíifsima, y amabilif
n u a los que en efta vida tildón humildes, puros, y obe­
dientes, tres virtudes tan fuyas: hazeles muy particula­
res mercedes, y mas particulares a los que han tenido
pureza en el alma,y cuerpo.Efta,eftsunifericordiofa S e ­
ñora nueftra defeando*házernos mercedes, y tener a-
m ig o s, para que fe las pidan, y que acuian como a Ma­
dre en codas fus necefsidades, para remediarlas, D i-
chofos nofotros , pues efta gran Reyna. nos ampara,y
cuida tanto de nueftro biení Amémosla mucho, y pro­
curemos hazer fu fantifsima voluntad ,que es que fea--
mos buenos, y como, fu Hijo nos enfeña, y nos manda
.todo para bien nueftro. Benditaiea tal Madre , que 110 fe
defprcciade ferio nueftra, fiendod«rl Iley del cielo, que
como tal esferuidode todos eqdellos exercitos cclef-
tia le s, cuyo trono v i , que eftaua adornado con los le ­
vantados coros de los Querubines , y Serafines , que
lin ceífar le eftán diziendo-, y exclamando aquel mo­
tete de el cielo; San&uSjSanótus^an&usjSeñor Dios de
Los exercitos.Eftos Elpiritus diuinos de los Querubine s,
y Serafines fon muy mas auemajados , que los Angeles,
porque eftán los mas cercanos a Dios „ y participan
mas de fu diuina Magcftad , y les alcanza mas fu ref-
plandor* Y afsi fon los mas gloriofos,y eftan inflamados
y cnccndLdifsiLDOS en amor dcfuiCriador^que iieiuprc
Libró z . Capitul. p . 67
le eílan viendo, y alabando con altifsimas , y fuituiísi.
mas muíicas. Su hermofura, y belleza de eftosdiuinos
Efpiritnses tan grande, que no podre explicarlo; y a f-
íi,bafta auer dicho, que. participan tan de cerca de la.
de D io s, que es de donde procede coda >y el que efta
dando fer a coda la gloria,y bellezade el cielo. Es gran­
de laque tienen las Gerarquias de los A n geles,qu e los
Vi todos puertos, y repartidos en fus coros con mara-
iiilloío concierco, y.galana compoftura., y orden, fe -
gun fus grados , y todos cubiertos de aquel refplan-
dor diuino , que procede de Dios, a quien íiempre, y
para íiempre citan alabando , que lo tienen por ofi­
cio , y le citan dando fuaues» y admirables muíicas.
Vi , que los que eran de la guarda de lasalmas, queef-
tánen el Purgatorio, que defpues de aner cuidado de
ellas enfu vida, el riempoque les durauael Purgatorio,
las confolauan, yalentauan, y congian folicitud pedían
a los Sancos , rogaflfen a Dios por ellas. V n od exan , ni
ccffan de exercitar fu oficio, hafta que fe las prefentan
ala Mageftad díuina, queídán mueftras de quedar con
muy particular gozo, y alcgria,poraucr ofrecido fu obe
diencia a fu Señor. Afsi mepareció , que los Angelas
haze-n oficio de Marca , y Miria. Y para codo quan-
ro hazen no es con ningún ruido, que en aquella S o -
b erana Ciudad 110 fe oye fino fuauifsi mas muíicas, y gran
quíecud,y íofsiegojal fir;comoenprclenciadetang¡ríui
Rey.
Vi, quedefpues de laMadre de Dios, Reyna, y Seño­
ra nueftrs*, eftan los mas cercanos a Dios los coros de lns
Apcftoles, y Euangeliítas , y los ds los Doctores , Pa-
triarchas, y Profetas, muy mas auentjados en gloria,
que los demas Bienaueiuurados,y Santos , y con muy
mis marauilloto ord en ,y compoltura , y mayor clari­
dad , y rdplandor., y muíicas mas leuantadas, yi«j-
L a V .M .A n ¿ A t $ . Aguft.
norofits, y también tan particular glor ia por la luz que
dieron a nueftraSamaMairc Iglcíia.y por lasmuchas al­
m as, que por fu medio gozan de aquella eternidad, en
1j qual fe minifiefta efto muy claramente. Y parece que
los dem i s Üieuauen;urados les reconocen vn agradeci­
miento muy particular por eíie beneficio, hallandofe co­
dos obligados, gozando de lap arte, que de fu dotrina
les alcanzó- Y bien fe lo gratifica aquella foberana fuen­
te de agua viua, adonde participan con tanta abundan­
cia de el corriente de fus mifericojdias, que Jos feríala
íuMageilad enhazerfeUs muy particulares, y en teñe*
líos tancerca de fu Trono Real. Suhermofura,y belle­
za es muy grande, y tienen galanas, y marauillofas íníig-
niasdefus vitorias¿yparticulares, lasque enfaldaron,
y defendieron nueftra Santa Fe Católica, y los que mas
luz dieron a fu E fpofalalglcG a, Sancífsima Madre nuef­
tra»
V i aquellos Coros dichofífsimos de los Martyres,
con vnos refplandores de gloria marauilloufsimos, muy
vitoriofos, y con grandealcgria, que es jufto premio de
laqueÜeuauanjq iandoibarradar las vidas por nutftro
Sen 3i*. Y fu diuina Magcftud, dándoles aquel ciento por
vna,que les prometió, los cienccon grandes, y muy par-
-tieulares grados de gloria. Q^e defpues de los que ten­
go dicho, ion los mas leuautados, y mas gloriofos,por-
que les reparte el Soberano Arcifíce mr.y bennofos
cañ >s de la fuente, en quien auian teñido fus Ettolas*
y el Cordero Soberano eftima en.mucho.a los que dan
la vida por folofu amor. Y auiendoles fu Magcftad en­
jugadoras lagrimas i ya para ellos no ay luio, ni clamor,
fina calmad fsima g lo ria ,y fus Coronas íon bermoíif-
ÍÍBiaSjGoniolcgitimainenre pelearoji^y cada vno refplan-
dece masen particular ,íegunfue fuMarcyrio , comoíi
fue de goliado,cQn collar prcciolilwoao., y Oiuy rclplan-
Libro 2. Capitulo p 1 68
deciente. S i fue apedreado , en el lugar de Iaá’picdras^
refplandecc muy particular hermofri|ra-¡-y a cite modo
todos los demás, Y quando cftéueon íuscuerpos, fer*
m ayor fu gloiia» „r . ¿
Mueítra nueftro Señor amarlos muy particularmente.
Y afsi., es gran bien dar la vida por. la eterna, y .vifl? dt
D io s ,
V i los C o ro s hermofifsiiros de V irgines, y CorfeíTo-
res con granconipoílura deorden^y concjc.npk.y ¿oriad^
&irable belleza, claridad, y reíplandcrj y. ¿partiml aló­
mentelas las Vírgenes,que en clmurdotuutflrpnlpurci-
2a tn alma , y cuerpo que tienen n.ny panticuar clari.
dad, y i efplandeccn con mas he rmofuia, que oirás* TíCí-
.neu azucenas pariní»gnia$,muy bellas, y dc/uaui(smio
o lo r , y palmas muy fciioriofas, Eítan íiempre djtftdQk H
nueftro graln Dios grandes alabardas, y lo e r £ $ / y c o ­
mo a cjuien iodo le íe deue toda la honra»y gh^iaf Qufc
ay alliuiuy claro conocimiento» Sus muíicas fon agra­
dabilísimas >y íuaues para íu amabilísimo E íp p lo , que
ya les ha puefto las Curonab, que les tenia preparadas
para in acrernum. Y dales fu diu*na Ma^eftadvn muy par­
ticular premio de larpureza , que e^que.le vean tonmas
partujjlar> y mas clara viíia, y eneflar much^sicercan­
do a lu Sandísima M adre, como a la A utora. <df la pu­
reza > y.paj.aque nos eníeñe a ler.ci la , nos cünuie/ie «fe­
maría, y lctuirla con muchas veras , y reí e: la en procu­
rar tener efta preciofa margarita tan dt el gufip de mie/-
tro Señor,y de íuSantilWia Madre,Señora., y Abogada
nueílra.
V i a todas las Religiones con mucho otden , y a co ­
ros* bazieudo el oficio , que en efta vida auan tenido de
alabar a fu Criador. Y eítas almas biei aventuradas
jeíp lan d ecian m asvn a«,q u eo t]a 5,nr.ai;ittílai d o f e c n e f -
, aucríe fe ñala do mas en cumplir fus obligaciones
1 4. mas
L a V .M .A n á de S. Agutí.
tnasperfe&amente, yen auer tenido mas prómpta obe­
diencia y ratterrefUdoen el Oficio Diurno con mas pfe-
íertetade Dios; leuerencia, yamor. Eftán todos por fus
lug ires, como he dicho , y los Fundadores ,que iníli lu­
yeron-lili» Religiones mucho mas arriba , y con mas
refpland’orés.y gloria^ue losfubditos* Y ellosparecía,
jes d man gracias, y fe les moflí auan agradecidos, por
auM ido^acáufa deque por fu medio Icshuuieffe Dios
■dadfr taji gpati bien , como pofleen. Y afsi vi a nueftra
fepiada Madic Terela-«le lefus con muy gran gk*
ria^hfcrtmvfura. Y vi, que le eftaua dando a la Madre de
DtosSéftbra, y Patrotia nueftra vnTamillete de diucrfas
-fiores *'Py muy hermofas,y bellas , dignificando 3 que la
'prele^-ti'y ofrece todas aquellas almas. La Virgen San-
Jtiíáiití^-laá'forríana, mi lando^a nuoilra Santa Madre T e-
*f á icgín wiucbo a grado. •Y: v i q u e laMadre de
IDíó^yfiS^loi'a^iieftraicotirvj lo esde nucílrafagrada- R e ­
ligión, tomando aqufc) fnnu-llcte, fe le dauaaíu Sanrifsi-
tn >Hijo. Y pues fu iVfageftad , y fy Soberana Madre, han
amado, y amafi tanto a mieftra Santal Madre, Fundado­
ra Tefréla de Iefas, y lahanhtcho tamas, y tan>grañdcJs
m ercedes rtfconotcatncsffus hijo$lafque nueílro Señor
nos ha hecho/en qtíe lo foamos. Y'eílrtnñfldok^en mu*.
cho,^iem6samieflroSecVor ucuchas gradas i y la r^gla,
coníhtucloncs*, y obligaciones ,-quc con tantO’cúidftdo,
y trabajo luyo nos adquirió* y dexo, la haremosmúcho
feruicio en procurar guardar con veras perfecion.
Que áendp el bien para nofctros, leíerá a la Santa de
mucha güilo, y gloria accidental. Y como buenos hi-
jbs prpctfrenflos nmtar fus heroicas virtudes, y en par­
ticular la de la obediencia , que icfplandece en efta
Í;ran Sanca „ y Madre nueftra. Moftrómc muy particip­
ar .agrado, y-aíniaJm alc causomuy gran gozo, y g-lo*
f i a elv^la,<]4ic^ga¿aua de líuua ¿porque c a e l tiempo
Libro 2. Capitulo 9 . 69
Santo, que viuió, la amé muy tiernamente. V i todas las
almas de los Bienauentu ados con vna hermofura, c l a r i ­
dad fy refplaiidor, que ponía admi ración. T odas con ad -
mirablesmneftrasdel gozo quepofleian,y co agradable
concierto. Vi a mi padre., y a mi madre^y los conoci c l a ­
ramente^ bien fe puede echar de ver el g o zo ,y cófuelo,
que mi alma recibió,y el agradecimiento a N * S ,q me lo s
auia dado por padres. V ha me durado deíde entonces «k
darle a fu Mageftad muy par aculares gracias por la g lo ­
ria,^ les vi polTeerjd&dadc íu roifericordiofa mano. Y v i,
q tenianalgunosparcicuUres grados d eg lo ria por a lg u ­
nas licencias,q a ini me auian dado para hazer alg u n aso-
bras d .I feruicio de N.Señor. Y efto me daua fu Magefta<l'
a entender con vna mtiy clara,y particular li'z; y tilos ra­
bien rpedauatideirioftracion deíto, moftrandt me mucho
agrado,y amor.Caufauame gran cóiuclo todas las^ ezes,
quem eacuerdo,y quando v e o ^ t e r g o a d c lá u d e la JV'a-
geftadde Dios tan buenos inreiceííorcs , que cor tamas
verás rogarán por mi* Sea N .S.alabado.En efta fubcia'La
Ciudad can hermofeada coran prcciofas n .a tg a m a s,c o -
íno la lucerna dellas es el C order o Soberano leí u Chrií*
to,có cuyos rayos ilultia a todolosüienauer curados, te-
berb^iando en ellos,y enla^ádolos cóatq:V¿l amor pater­
n a lc ó q n o s redimió. E s tá grande el rerlpjantloi' herífld
codo el ciclo riene ,q<rfta como vna pieza toda de
€P¿ftal,*j cftuuieflc alíentada lobre muy fino oí y le d ief
fe .miy en lleno p l S o l , q el de jutf k laLallcha de tobera -
n alu z.Y alli enniitfguna manera ay,ni puedeaucr fcmbi a
no falo de los efpmtus,quc aun no tiene fus c uc;pos* mas
quando eftdn todos los d e'todos los Bienaueiiturados
junros,en ninguna manera aura fcn.braen e¡ cit,io, Y
digo efto, porbtfé 01 dczi-r a írn Letrad o, que en el cielo
lo sc u e rp g » d é lo s Uáenauentmados. tendrían fon bfa. ^
fio me efpam o d e que aunque aya letras Ay iabiduii^, fe
La V. M .A n a de\S.Ag»Q.
í g n o r é a l g u n a s c o f a f c d e l a i r m f f í d p d d c b i c s ^ u y a grade-*
z a f y m a g c fta d i n m e n l a , c o m o e s d e d o r¡d e i a c e , y e n
q u ie n e í h u o d a la b i e n a u e n t u i a n $ a * e s t á n i n e x p l i c a b l e
m a .c riJ-i q u e l e n g u a s d e S e ra fin e s no b ailarían,i.i J o p o *
d n a n h a ¿ e r e n te ra m e n te r Q u e c o m o efte g i a n S e ñ o r e s
infinito en íus b i e n e s , y g l o r i a , ion infinitos, y no fe p u e -'
d e n n u m e ra r ¿ni c o m p r e h e n d e r ¡ pues y o g u f a n illo i g n o -
f a n t e , c o m o p o d r e h a b la r d e fto ,n i re fe r ir lo q u e alli v i?
• E i U es la r e u e la c i o n , q u e d e la g l o r i a tuuo la V e n e r a *
b l c M a d r e , r e f e r i d a la rg a m e n te p o r fus mifm as p a la b ra s *
I u ¿ g o fe r a m u y v t i l p a ta t o d o s i en p a r t i c u l a r , p a r a lo s
q u e le han n e g a d o a t o d o s los g ü ilo s, y h o n r a s d e f t a v i -
d a , v i e n d o lo s q u e nueftro S e ñ o r le s r ie n e p r e p a r a d o s e n
el c i e lo . C o n q u e el d e f c o n f u c lo h allara ¿iliuio. L l d c f a -
b r u n i e n t o , q u e trae la cocal n e g a c ió n al g u f t o , i a b r o fa s
e f p e r a n f a s . E l c a i m ie n r O ie i t u e ij o .L a h n m iU a c i n r ij f u iu -
t u r o a p l a u f o . L a e f c l a u i t a d , l i b e r t a d - "t t o d o el tro p e l d e
p e n a s .q u e en e íla v i d a t u r b a e l c o r a £ o n , d d a h o g n . Y l o s
q u e p o r lo m o m e n tá n e o , y li g e r o d e lo% gü ito s c a d u c o s ,
í e p n u a ' i deltas d i c h a s , c o n f u i i o r . Y i o d o s anim o para a l ­
c a n z a r b ie n e s tan c i e r t o s , y que d e p e n d e n d e n i n í t i o o -
b r a r . L a F e nos enfeña efto m c fm o , y e n e l l i íe tu u d a i< u e f
tra e íp e ra n ^ a , A jui en efta re b e la c ió n le e x p r t lian­
t e en e lla fe im p lic a i y en n a d a le o p o n e , ni c o n t r a d u e *
T i e n e m u c h o d e q u e a p r o u e c h a r f e la p i e d a d , y nada.quc
c o r r e g i r la c e n fu r a . Y o co n fie lfo ,q u e en m a te ria de r e b e ­
la c io n e s f o y d ífic u lc o lo en e l a í í c n f o , ó p o r la c o r t e d a d
d e mi i n g t n i o , que n o a lc a n z a m a te r ia s tan o b f c y r ; i s #ó
p o r la d u r e z a d e mi g e n i o , que iie m p re h a lla q ue d u d a r.
P e r o e n las re b e la c io n e s d e la V e n e r a b l e M a d r e A i ¡a d e
S a n A g u l t i n , v n o , y o tr o fe r m d e j p o r h a lla rla s tan afian­
z a d a s en las regí a s .q u e d e íto d an tos D o Á o i es M iíh c o s *
y p,or eftar c irc u n fta n c io n a d a & c o n t o d o lo q u e la F e h u ­
rla r ía ,y p ie d a d b u f c a . , Y a í s i m e fon.de p a r t i c u l a r c o c i n e
l o J u z g o q u e t o d o s le tend rán CA-
Libro a .Capitulo io. 70

CAPITVLO X.

£feños raros , c¡tte dexaron en el alma de la


Venerable Aladre eftas dos vijiones, par-
iicularmtnte la de las penas del
inferno.
ZL L p affo, que fueron tan extraordinarias eftasdos vi-
íiones, cada vna en íu genero a fueron peregrinos, y
raros losefe&os,que en el cfpirícUay cuerpo de la Vene­
rable Madre Anaraufaron. Lavifionde la gloriajdilató
el coraron, encendió fu caridad, auiuo la F e , fortaleció
la e fp e ra rla , diónueuos alientos para aípirar por el e-
xercicio de las virtudes a la irmcrialCorona^q por tíios
patíos ícalcan^a, Y aísirnlos trabajos,dolores.,)’ peras,
qu,-en efta vida fe Je podiá ofrecer, hallaua el ahuio ccn
laconíideracion de el premio, deque atantosauia vifto
coronados* Y ocros muchos frutos, que en íu alma expe-
ri mentó.
Mas los efeoos que las penas del infierno,viílas en ef-
piri ;u,le caularor,no fon fácil es deexphcar,por no auer
haftá aora igual experiencia del los. N o folo los fínrió en
el alma., fino también en el cuerpo>pues -deíde que tuuo
efta vilion,perdió del -todo la lalud. El color que le que­
dó en el roftro^era mas de cadauer ^que de pe liona. Por
mucho tiempo fe oluidaua de comer; y íi las Religiofas,
no cuidauan de que lo h izieífe^ e quedara fin tomar él
precifo íuftcntoparacordei uar ja vida. Antes que le fu-
cediera efte caío^era naturalmente alegre con modeftiai
y conlaalegriaeípiricual de fu coracou, q a efto fe junta
ua cria la alegría 4 c la tríftci&üe codas. Pero deípues de
efte
La V. JA. Ana de S. Agüft-
efte rapto, hizo tal mudanza, que pocas vezes fe riyó¿y fi
alguna lo h i z o „ ¿ñas fue diísúnular c u id a d o s , que e x p l i ­
c a r a lc a n a s . A v e z e s íc le eftrcmecian los om bros, y d a -
ua tem b lores, auiuados de la imaginación. Otras iba an*
d a n d o ,y fe de tenia pauorofa,parecrendole , q u e f t abría
la cierra, y e n r l centro della veia aquel piélago de mifie.
rias. Eftaua muchos ratos como atónica,y efpamáda¡por«
q u e era tal la vehemencia de la im aginación, que defto
tenia, que le robaua la atención coda el alma. E l hablar
era muy p oco, y como íus platicas eran de cofas cíe e fp i-
ricu, mezelaua en ellas caíi íiempre cofas d é la s que en e l
infierno paitan. El íu eñoeram u y largue .nacida eflafalca
.defte cuidado. L o q u e c o m i a , n o l e d a u a g u í t o ,m a u n l c
feruia de fuítento- T odas quantas c o fa s o ia ,ó m ir a u a d ^
« fia vida, le caufauanidelp recio, orafuefTen de güito, ora
d e pena, cotejando la<tm ación limitada de vno , y o tro ,
con la eternidad ,q ue en la otra le correfponde. A fligiaf-
íe m ortalm ente de v e r , quan oluitiados andan los hoav-
b re s en efte mundo d e fte p e li§ r o >quan c ie g c s e n fus ape­
titos , caminando por fus paños al termino , que no lo ha
de tener en las penas. Mouida d e í t e z e l o , defeaua d a r á
entender a todos lo que en la otra vida ie p a ila , para en­
mienda d e la s fu y a s . Y fiendo fu natural encogimiento
tan g ra n d e ,d i¿e ,q u cd efp u c s que v i ó la s c o fa s referidas,
f u ñ i e r a f a lir p o r e l mundo veftida de v n fa c o penitente,
y cubierta de ceniza a publicar por las placas, y p ub h ci-
.dadesdcl,el eugaño en que fe viue,y los males que ame­
nazan. Y a que elto no le fue permitido, refirió,luego que
eítuuopara e llo ,a fuConfefíor los prcdigios que auia
viíto, para que en cumplimiento del mandato de nueftea
Sanca M adreTerefa, fe lo au i faitea los Prelados, y de
ellos dimanaífe la noticia a los demas. El Confe(Tor,que
era el Padre Fray Itunde San Iofeph,Pnor de Villanue-
iia d¿ la lar^no eferiuiónada Anidixo cofa alguna a na-
Libro' 2 1Capitulo i o. . 71
dic jno por dudar en la ve rd a d , fino por dar tiempo al
tiempo,y encomendarlo anueftro Señ.or% Hflando en e f -
to le le apareció a Ja Venerable Madre otra veznucíha
Madre SantaTerefa,y le dixo eftas parabras: D íle d tu
C&nf'efpir* cjus te dixc yo folo aquellopdr.t el* Alude e íle
dicho de la fantaa loque fe dixo en el capitulo íiete
acerca de ladotrina , que el demonio auia fembrado #dc
que ninguno fe condenaua en fu Orden, D ixo la Venera -
ble Madre aíu Confclfor lo que le auia palTadoj y él en
virtud de tan fobcrano auifo , fe lo participó a nueftro
Padre Fray Nicolás de Iefus Mai ia Oria, Vicario Gene -
ral,que poco defpues murio^ luego anucflioP,l:r.Hlias
fie SanMarrin, que le fucedió en el Oficio de General , y
dcaqui fe derramó tan importante noticia a toda la Fa-
jniliacona bundantes fnítosque della fe cogieron. La
Venerable Madre los experimentó tan grandes, que fue
vno de los fingulares fauores,que de el Señor recibió
para conferuat le en humildad, y temor. EJ qual era tan
continuo,queaffcgura, que era muy raro el ¿Litante que
le faltaíle eíie temor,auiuaáo déla vehemencia de la ima
ginacion.que Dios en fu alma poniade aquellas penas.
L o qual lapoíh aua tanto las fuerzas del natural,que juz -
góellamiÍma,ferloimpofsible el viuirji Dios con parti­
cular prouidencia no Je conferuaua la vida. Eflos efeo o s
no los experimétópor algún brcue termino de dias, íino
pormuchos años.Confufion grade para los q viuimos del
con tan obíhnado defcuido,ver con tales defvclo s, y t e ­
mores del infierno a vna criatura,que toda fu vida fue
Santa,y tan regalada de Dios. Y en vnperpetuo oluido,
a quien gaftó toda la fuyaen pecados l Antiguo en gañoi.
T c ireim a s quien tiene menos de que; y confiai itias
íatisícchOjquien deuiaviuir mas
tcmerofoj.

CA-
L a V .M , A nadeS, Aguft.

CAPITVLO XI.

Jldandarzle los Prelados a la Vener able JMa*


dre , que eferiua las cofas particulares que
D io s lecomunica%y embara eos con

V r Itien en manifíeíto riefgo las almas,a quien Dios llena


1 por camino tan extraordinario, como el que íiguió
la Venerable Madre A n a ; íi las cofas que les paflan en lo
©cuitóle encierran en el retiro del pecho,fin comunicar­
las con los Prelados,y Maeítros de efpiritu, que coh au­
toridad fuya lasgouiernan. Porque aunque es verdad,
que fean humildes,y fencillas, y que fus vifíones,raptos,
y rebelaciones fean verdaderas: muchas vezes el derro-
r io fe transforma en Angel ¿fe lu z,y p a ra p erfu a d ira vn
iergaño,dcxa calificar muchas verdades. Los Prelados,
quegouernarona la VenerableM adre,erantanzclofos,
como experimentados. Y aunque tenian gran concepto
de fg Santidad,procurauan faberlas cofas extraordina­
rias, que lepaísauan, para que nibeladaspor las reglas
del b u eno,yfegu ro efpiritu , ella cainir.aííe fe g u r a ,y
til os fatislacieíTen fuá obligacion*Fueradefle moriuo,
tenian otros para mandarle eferiuir todo lo particular
que le paífaua, para que en lo raro dellas feconocieíTe la
bondad diuina, que tan liberal fe comunica. Y otras al­
mas, viendo tan notables faucres, fe alienten a merecer­
los,concibiendo vna dichofaembidia.F-nniediodel ren­
dimiento humilde que en la Venerable Madre hallaban
cntodasHUtenaSjrecoüocianen efta lilguna. icliftencia,
que
Libro 2. Capitulo i i . 72
que com® aqui fe adclun.aua fu c r é d it o , fe oponía fu hu­
mildad. Muchas vezes le infirmaron gufto d e q u e eferi-
uiefle fus cofas , y como tales inlinuaciones no tra en el
rigor de mandato„ dexauatn lugar at encogimiento para
vnaefcufa* Dauamuchasla Venerable M adre, y fe aflú
gia ca¡nco'ven ver que fus virtudes, y fauores del c icio p o ­
dían andar en la publicidad, que muchas vezes le daua
calentura¡y eftaua mala,en viendo qnccon mas infíancía
le pedias cito. Y aísi,hafta que nueftro Reuerendo Pa-
d re Fray Alonfo.de Iefus María le pufo vn pre cep t o , h a ­
lló moemos con que licuar adelante fu humilde cfcufar
Fuera de les que tuuo de fu encogimiento, y humil­
dad ,-lcíobreuino otro ^ n v n cafo raro que le fu cedió.
Fi a lu(. ionfeíTor el Padre Fr. luán de Sanlofcph. Auian -
Ic prómouido de laPrelacia del Conuento de ViUanue-
ua d Ja de Toledo i y fondo precita el rrfe ,le pidióa la
Venerable M adre,que eícnuieíTe algunas colas de Jas
mas particulares que le auian paííado, y lo demas que de
nueuo leiircedielfe, Ella aunque leamaua, y tenia refpe-
to,y coda veneracion^fe efeusó algunas vezes, Pero p er-
íeuerando en las inftanciaSjy aíícgurandolc, que era mas
p efeccio rrel efcriuirlas obedeciendo, que el callarlas
liuir.illandofe, vinoareducirfe aíu ruego. Pufolodcfde
luego por obra,venciendo grande dificultad. Y eftando
yaefcritas algunascofasdefu letraj vn dia teniéndolos
papeles en la mano, empegaron a arder, fin que huuiefíe
junto a ella luz,lumbre, o perfora que encendí cíTc aquel
fuego. Quedóadmiradade mirar los papeles que tenist
£n íus manos, arde r en llamasjvolar en paueía s,y defva-
necei le en hujrio,lin ver quien huuiefle pegado fuego. Y
jumamente formo efcrupulOjó cuidado de eícriujraque-
llas materias, por parecerle >que difguftando Dios d e
ello, auia confimudo los papeles en:re fus manos. Y a f s i
aunque elConfeíTor le ooiiuo a utftar ,.queeicriu¿efleafe
cícukó^comoalprirxipior D cU
La V.JA.Anade S.Agufi.
Defte fuceHb le nació nueua repugnancia para eferiuir
lo q u een la O ración lepaffaua. Por lo qual viéndolos
Prelados,que los ruegos paternales no baftauan para re­
ducir en cftc punto a íu humildad , vfaronde la autori­
dad ftiperiorpara que lo hiziéíTe.El primero que le o b li­
g ó a cito tuc nueftro Padre Fray Alonfo de Iefus María,
iiendo Prouiucial,aunque efta vez primera no le pufo for
mal precepto. Empegó aexecutar lo que efte zelofífsi-
jn o , y prudentifsimo Prelado le ordenaua. Y eftando vn
día elcriuicndo, y teniendo otros pliegos eícri tos empe­
garon a arder los papeles, y abraíarfeen vn inflante en­
tre fus manos, fi n que el fuego le ofendieíTe en ellas >ni
v c rq je p u d ie ífc caufar el incendio.Con efte fegundo fu-
ceíTo boluió fegunda vez a concebir temor* y dexó de
continuado hafta que fe boluieífe a v e r c o n e l Prelado,
que fe lo ordenaua,informándole del fuceíío.
A efte tiempo pafsó por aquclConuento el P.Suprior
del defiertode Volarque jConfefiófe con él la Venera­
b le M a d re , y fatigada-del eícrupulo de no continuar Jo
que el Prouincialle auia ordenado, fe confefsó dello , y
«ie camino le dixo el mfotiuo,y caufa, que para efto tenia*
E l Reí igiofo le aconfejó,queperfeuerafe enefcriuii
que femandaua,que efta érala voluntad de Dios,y el im­
pedirlo , quemando repetidas vezes lospapeles, tra^a
del demoni-o para entibiarla en la obediencia, y para que
las mifericordias qu eD ios vfa con fus criaturas, no i t fu-
pieíTcn,ni alabaííen.Con efteconfejodelCor.feflbr , ter­
cera vez fcmpcfó a eferiuir las materias dichas; y tercera
vez lequemd el demonio entre las manos los papeles^
con admiración de lapreftezaconq los confumia. A vifta
defta porfiada lid fe tornó aacobardar^pareciendole Jm-
pafstble feraquello gufto de D i o s , pues tanta licencia
le daua al demonio para impedirlo. Vino aeftafazon
nucítro Reverendo Padre Fray Alonfo de Iefus Maria
a
Lihr02.Capitulo i f 7j
a vifítar aquella Cafa , y coaiunicaudo a la Venerable?
Madre,le pidió los p apeles, que le auia ordenado eferi -
uielíe, Ella le dixo con toda ingenuidad loque Je auia
paitado, y como el de momo íe los auia quemado tantas
vezes,que le pareció,que era gaftar tiempo envalde,quc
íiempre haria lom efm o,y que íinduda Dios no guftaua
dello.El difcrcto, y experimentado Padre concibió mas
animo de lleuar a delante el que cfci iui^íTe, d e lo mifmo
que Ja VenerableMadre íe acobardaua.Y afsi le dexó oiv
denado como antes.que proíiguielTe, que puefto q el d e ­
monio ponia tanto conato cnimpedii lo,fin duda imeref-
íauaDios en e llo algu raglo ria}cl alguna contuíion,y Jos
hombres alguna vtilidad. Eftaua m u y a lo s vltim osdc
cumplir íu Oíicio nueftro Padre Fr.Alonfo , y porprefto
que quifo acabar con lo que le mandó, no pudo. Entran­
do gouierno nueuo, íe halló con la mifniadificultad, que
antes.y fin la obligación de el mandato, con que dexó de
proíeguin
N o obró en efto la Venerable Madre lo mas pcrfe&o,
aunque no tuuo en ello pecado, Pero como Dios queria
en ella no ío lo lo licito, íino lomas íubidoen perfec­
ción, diguftó defte di&amen. Y aísi vino nueftraMadre
Santa Tereíadelefus a reprehenderle fu impeifeccion.
A parecioítle citando en Oracipn^y molhondole grarde
alpereza enel íemblantc, yd ix o le por aueríe reíiftido
tanro eftas palabras: Trecufle de fe r muy n;i bija,pues Ja-
be te¿que >¿olo esquíen no obedece,
Afsi mifmo eftando nueftro P.Fr,Antonio de Iefus, ha
ziendole inftancias paraque eícriuieíTt los fauores q Dios
le hazia 3vióa Chrifto Señor nueftro er. el mifmo lugar,
que el que tenia el Protiincial, de tal fuerce, a efte r.olp
vio en la lilla de el Locutorio rodo el tiempo que allí cf-
tuuo Chrifto. Y íu Mapeftad con roftro íeueiOj y a£-
p e ra v o z le dixo ‘.Obedece al que efta en n; ilu^arS^ QiLfisítcls
‘ K dos
La V . 7A. Ana de 5 .A gtfl,
dos auifos fe rindió con grande humildad ,y quedó de ef­
ta aparición con grande refpcco a los Prelados,mirando,
los como al mifm> Chrifto, y con tanra fc*e de alli adclan
teenIoqIem andatiá,com oíifuM ageftadfe lo ordenaf-
fe. Euiín, dio principio a eferiuir fus colas, íin que el de­
monio ya fe lo impidieííe^y teniendo ya eferitos algunos
pliegoSjllcgóaaquelConujco nueítjo P. Fi\ Antonio de
Iefus,q;ie era Provincial, y eftando con él en el Locuco-
rio /e lo sf u ea d a j-r y quando los llegó a recibir, vio mu-
chosdenionios4<Jaccmencdo alalilla,donde el Prouin-
cial effcaiia,le querían matar.. V aísi crujían Jos dientes.,y
hra-rnauan.lieprirmó Dios fu furia, aumj defpues le hizie-
ronpor el camino dar vn g olpe, de que eiluuoen Veles
muy malo,Todas eftas dificultades,y diligencias pufoeL
demonioparaimpedir, eíciinieíTe la V. Madrelosfauo-
re s ,q u e d e Dios i ccibiapa>rapriuarnos de tan gloriofa.
noticia. Y poreíToenmi arde el defeo de publicarlos,pa­
ra que fe admire la bondad de D io s, y fe vean los heroi­
cos méritos de fu Eípofa..

CAPITVLO x ir.
Jf
J\dandan los Prelados a la Venerable A la d ré
vaya afundar el Conucnto de Valera*
fucejjos particulares del ca­
mino.,
^ ^ O m o eraran grande la luz de fantidad de la Venara-
olcM adre Ana de San Aguftin,no fe ceñía a la comun
esfera de va fo:lo Conuento,a otros difpufo el cielo di*
laiaíítíus rayos ,.m oukndoalos Prcladuslaembiaííen.
*
Libro 2. Capitulo 12. 74
alaftm djcion de vno,qucnucLiamente fe erigía ..para que
plantaííeia perfección,y obí(?ruancia,,que en el de V illa
nueua expeumentauana diligencias de íu cuidado.
Solicitauan en efte tiempo de muchos lugares,iuef-
fena fundar Comientos de Religiofas a e llo s, defean-
do rodos gozar can virtuoía, y exerñpíai ccn’ psñis. Con
menos conueniencías temporales íe entraua en algu­
nos, goucrnandofc por el zelo, que en efto tuuo Ja San­
ta Reformadora. Entre otras fundacionesque íe admirie
ron¡vna , fue en vn lugar pequeño llamado Valera. Fue­
ron muchas lasinftancias, y algunos los medios»que pa­
ra refoluerfe a admitiría huuo., aunque no ventajóles.
Admitida. por el Difinitorio General , íc íacaron los d e ­
más defpachossque para eíle punto íe rcquieren,y trat a-
taronlos Prelados denonnbiar Religiofas,que fuefTcn
afuudar a aquella V illa. Rugieron los ojos en la V enera­
ble Madre Ana de SanAguftin para elO iicio de P rio­
ra , como a l .p í f e n t e Lobera d e Villatiucua de Ja Iara,
pareciendoJesj que tiendo tan fauorcc. ida de Ja milagi o-
ía prouidencia de Dios > fe adelantaría mucho aquella
caía, no chitante los cortos medios ,quc de primera inf-
tanda íe ofrecían. Llegó a fu noticia eíta determinación,
y a íu pecho el fentiroiento de verfe con nucuos cuidados
de Prelacia , quando eftaua defeando por'infíantes íc
lJegatíe el tenuino d¡e la que con tanca violencia fuya
•exercitaua. Bailante moxiuo.era efte para fu encogí-
miento; pero juntandoíele el de fu taha delalud, y de-
xar aquella C a ía ,e n quien tantos milagros auia vifto,
y la compañiade tan amables hijas, como auia criado,
f e 'e hizo doblado el pefo. Prop.uíolcs a los Prelados
con todo encogimiento íu dificultad, y que io lo d c íe a -
uacílarfe en el rincón dgffu c e ld a , ereoírendard^fe a
Diós , y cuidando folo de fu aJ/na., Pero viéndolos fir­
mes en íu diwtamen , fe fujeib a íu güito , y apeló a r ego-
La V. M .A n s de S. Agujl.
ciar con nueftro Señor loque con fus Vicarios no po-
d u . tifta.ua vna, noche en la Oración representándola
a fu’ ía^cílad con muchas lagrimas fu cuidado, y pena
junro con fu infuhcienoa, y pedíale quicaffe de fus o¡n-
bros aquel pefo, Propufo por medianera a nueftra Mx-
tire S n ta Tercia pi a negociar m ejor, y aella 1c hazia1
cargo de que la pufieffer» en empeños, enque peligrarte
«1 acierto , y orras muclus cofas que fabria ponderar
fu h nulidad'con tal eficacia , que mereció que nueítia
Saica M-idre fe le apareciclTe con la g lo ria , y hermafu-
ra, que e n el ciclo gaza. Aliuiofecon lu prelencia la pe­
na, y confu viíta el almi farigada cobró alientos, y para
que lostuuielTe m is firmes en las dificultades,que le acó
b irdauan le dixo: Hljjt-,-obc.h:e%?a*i en efloconfijlc tet [ t l-
ttjciiix. V'icndo lo-qen cito incer?ffaua- fe refoluio luego;
y mas poríev voluntad expreífada d c D os en los labios
de fu Éfpofa, Aqui ccífaron las. dificultades, yuuuierbn
principio los defeos de Inzer a fu Mageítad aquel fer-
üicio. Sintieron tanto los demonios , e^iulos de íu.glo*-
■ria, cita determinación , que defde efte-dia haftaqueíc
-p-artióa Valcra fe le aparecían, y airena^auan, que auian
,de hazerle mucho daño, é inquietar ambas caías ,1a qus
?dexaua,y a la que fe iba. Cumplieron fu amenaza con ex ­
traordinario rigor;y afsi en VilLanueua, como en Valcra
caufa rongrauesinquietudcs.- Y ala Venerable Madre la
•perílgnieron tanto', que fe halló mas fatigada quenunca.
í-leg .) el dia de p ircirfe ladierua de Dios a la nueua ftm-
.d a a o n .e n l a f o r m i ^ y com piñsade R eligiofas, y otras*
perlonas q jc ios Prelados dilpufieron. E rafu prefencia
- c l c o n f u e l o ,y aliuiod.e codos las de aquella caía. Y afsi
fu aufencia fue intolerable fenrimiemo para táafe.¿tuofas
üijas. Llorauan con ternifsinaas lagrimas l a perdida de
tan amable compañía, y con ratón,pues en vn fujeto folo
perdía cada vna* Madre,.Maeftrajdiernttiu., y vua.Santa,
en
Libro z . Capitulo i í . 1 75
enqüienhallauanel remedio de todas íus ncccfsidades
en lo temporal, y efpiritual. En ella era también igual
el fentimieMo,cotrto reciproco el amor. Y aunque por
no aumentar el de fus hijas lo difsinwlaua en 1o exterior,
y en lo inferior padeció grande quebranto fu pecho,
Defpidiofe de todas , abra^andolas con iirgular cari-
fio, y dexando a cada vra el faludable corfejo de que
necefshaua, Vinieron todas acompañándola hafta Ja
puerta Reglar para dtfpedirla* Y v ola Venerable MaU
dre, que en la Portería eftaua vna horrible multitud de
demonios , amer.afandola rabiofos. Pai a defenfa de fus
iras pidió a la Comunidad ,que le diefTe licencia para
licuar configo la Imagen milagrofa deSanta A n a q u e
tanto la auia fouorecido. Concedieror.fela con tedo
grito., y licuóla en el coche a fu lado, Saliercnde V i -
llar.ueuade l a l a r a 5y por el camino iban los demonios
cercando el coche con gran folicitud j y defeo de pre­
cipitar dél a la Venerable Madre , y hazerla pedamos*
Aunque noloconíigiiieroiijlo internaron. Pues llegan­
do a vnpaflo,que eltaua cerca del rio Iucar,arremetieron
con furor al coche para ahogar a todas las que enéi
iban. Viendo los cocheros,y demas gente el pcligropa-
cudierona toda prifa a favorecerlas, y con dificultad hi­
cieron baxar de él a las Religiofas, parecicr doles , que
íin remedio fe defpeñaua, Todas b a xa ron íola la V e ­
nerable Madre A nadeSan Aguflin ,c tue Hada en fupe-
riores tuercasa fe quedó en el coche, sbracadadeia mi­
lagrofa Imagen de Saita Ana. Fue cofa admirable
que en el. mayor peligro hallo la mayor feguridad,
pues vieron todos paflar el coche el rio de vna parce
a a r r a p c r e la ijc ,íin q u c a las ruedas aun humcdccielTc
el agua. Reconociendo efte m .L grofo prodigio, tuc
guftofo el fuíto, que antes luiüeron por delabiido, dan-
La V. M - A na dc'S. Agufi
d re con mas nfe¿tc»s por fer el p rincipal mociuo,por quié
auia alnado el beneficio* Q¿ie aunque era ran antiguo el
-experimenrarlos en iguales ricfgos , fiemprcenfu cora­
ron oranueuo el agradecimiento*Con cito ella, y laúde­
nlas cobraron aLieutos,y cfpcranfas, y proíiguieronfu
camino.
Paffauan cerca de vna Ermita de nueftra Señora de
Cainuatí:,quc por fus muchos milagros era la Imagen de
jp as deuocion que auia en aquellatierra. D e fe ó la V e -
■ncrablíMadrc viíkarU;y es de faber, que muy anticipa­
damente fe haNaua en efta obligación ,p o r vn beneficio'
-que años antes leatiia hecho, rueelcafo*, que oyendo
cita prodigiofa virgen los grandes milagros s que Dios
obnv.ia por aquella Imagen de fu Madre j dcíeaua con
gjaiide atento viíkaria. Quanco para efte aíto de deuo-
cion aprilionauafuspies la clauíura, diolibertad alo»
derfeosparaque ellos íuplieffcn fu impofsibilidad. C o ­
mo eftas eran can verdaderos, y finos *tuuieroncnel ani«
m ode nticftra Seño-va el merecido premio. Y vna noche
delpuesde Maytinesícftandocnoracion,conelaníiaque
otras vezes. de ver a efta fobcrana Imagen,feie apareció-
en el Coro con muchos refplandores,y hermofura, C o n -
íolofe mucho con efta tan admirable viíita^ y aíe&uofa-
nriente obligada,y poftrandofeafuspies le agradeció el
fauor,y leuantando la milagrofa imagen la mano le echo
Ja beniieion, AJ dcfpcdi-rfc le dixo Ja Venerable Madre
cita s palabras,con mas verdad que retorica: Seáis, Seño­
ra Jie.-idita, por c[t<t yifíta que v:<rb.t^is3yo os la p t g t r f , >/-
Jtta n d j'inefíra i'afa. Licuada del afir¿to,no atendió en ef­
ta promelfa a la impofsibilidad de fu citado, ni tuuo prin-
cipo por donde pudicííe juzgar, que algún tiemp o paffa-
ría por efta Ermita. Pero nada delto fue necelíauo para
l a verdad defla promeflfa, pues nació dcimpiilfo Proi'eci-
e o ,y no de conocim iento natural*
L ie -
Libro z .CafituL 12? 76
Llegando, pues,quando iba a Valera r tan ccrca de la
Ermita defta Soberana Señora, fe le acordó la palabra
que le auia dado.execütandole a ora por ella3mas fu pie-.'
«Ud,quc fu obligación. Para lograi la,le pidió có encogi­
miento al Padre Fray Francifcode Iefus,Difínidor Gene
ral,que iba en fu afsiílencia, que pues fe arrodcaua poco,
la licuarte a la Ermita de nueítra Señora de Cañauate. E l
Heligiofo Ps-ire, ópor ejercita rla , ó por demafíado ef-
crupuloío,no lo quilo hazer. Sintióle mucho, aunque en
lo exterior difsimuló fu fentimicnto laVenerableMadre,
y no tornó ahablar palabra en efta materia. Pero en el
coraron dixo a la Sandísima Virgen,que como permitía,
que eftando tan cejca, y fabiendo fu defeo, fe paíTaííe fin
pagarle layiíica,que le tema ofrecida,Hilando en fu inte­
rior formando tan amorofa q u exa , oyó , que le dixeron
eíla fola palabra :No tengas pena.La qual no fue bien ar.i-
culada, quando al inflame mifmo el Keligiofo, que ames
auia repugnado darle gufto,mouidointeiioi mente,man­
dó al cochero,que bolnieíTe el coche , y enderej-affe el
camino paralaErmica, Llegaron a ella , y luego que la
Venerable Madre entró,y vió laSoberanalmageJVcco­
noció fer lameíma,qne en el G o to , algunos añas ames,
fe le auia.apa: ecido. Pufofe en Oracioncon íin guiar go-
20,y la Sanufsirna Imagen lo moftró tan giande , que lo
nianifeftó con VIia agradable,1y extraordírara alegría,
que fe admiró en fu roítro. Di^eroiJe Miíía, y en ella co ­
mulgó la Venerable Madre con la pureza , y dcuocion
que liempre. Deípnesfe pufo a dar gracias,y fueron tan­
tas las que-de íu dulzura derramó Dios en lu alma,que fe
^quedóarrobada por mucho tiem po, arrojando el ref-ro
los defperdiciosde reíplandores, que no cabían en el
pecho.Llegó el tiempo dep roíegv.ir el camino, y defpi-
dioíqcon ternura de aquella Señora , que también la
auia regalado en fu caía. Significóle el cuidado
K4 iba
La V. M .A n a dt S.Agttfi.
iba a acción de canto erapeíioycomo la que la obediencia
lem indaua, y que le alcanzarte el acierro, AeftavlúrtU
deprecación basó laSaniifsima Imagen lacabefa, mi­
rándolo los circundante s,como dándole a e n t e n d e r b a ­
ria lo que le fuplicaua. Partiófe de aqui con elle nucuo
fe g jr o d e íu c o ^ ia n fa ,y llegando a Valer*, U m ilcitud
de fuceíTos raros , que en crédito Tuyo obró D io s , califi­
có cu lo s electos la verdad de lu promefla.

CAPITVLO XIII.

Tsrfeccior^y obferuancLt c¡?4eplan t i


en la nueuafunda­
ción*
"VT O me detengo en referir la fundación de efteCon^
u cn to ,y los Patronos ,que lefoheiraron ,ni las d e ­
más cofas que a ello precedieron, por dar mas tiempo a
las accionesdela Venerable Madre.En la Hiíloria gene­
ral ,.c'>roo a quien le roca directamente, fe eferiuira efte
punco. A quí baila dczir , que para que encraííen de pri-
fnerainílancialas Religiofas, fedifpufo vna cafa de m o ­
derada habí tacion,tan defacdm'odada,que tunicron bien
en q exer citar los de feos de mortifica don , y pobreza c6
.que iban Lls Fundadoras fcruorofas. Llegaron al lugar-
Recibiéronlas c o n e la ta la jo , y demoítraciones de g o ­
z o , que la c o n c d a d del pueblo, y humilde eflilo de fus
-habitadores permitía. Y es cierto^ fueran mucho mayo-
reSjfi conocieran la dicha , que en la V* Madre Ies embia
na el ciclo. Dixeronlcs el día lig úeme Milla en la-nueui
Iglelia.,quc eftaua prepauda.Tomaion la polfeision, y la,
vigilante Prelada diI pufo rodas las cofas tocantes al g o -
tticrnodc íu Cafa, con elacicrto que fiempre» C o m o la.
pecv
Libro 2 .Capitulo i j . 77
perfección R el¡ giofa fe fu:ida en la pobreza Euangcl ica j
en los Co-nucmos,que fe fundauan, era la primer piedra
efte edificio e fp im u al efta virtud. Aqui tunieronmasoca. ^
íió d e e x e r c iia ila por fer el lugar pobre,)» no poder acu-
dirles có las liinoíiiaSjde q cad a día necefsitauainy aísi a -
liia maslugar para conocer el cuidado q D io s teniad cllas,
Y mientras mas apretada fe hallaua la V .M . con t i p r e d ­
io del fuft ento de fus fubditas,fe dilataua mas Iu g e n c r o -
fo c o r a fo n .y no le falia vana fu c6fian§:a, Procuraua con
to d a fo lic itu d c l trato d é la oració, para.q có h fuá tu dad
q en él D ios comunica a las a lm is,ie alige rara las demas
penalidades de vida ta penitente^y auftera. La puntuali*
dad q pufo en acudir al Coro^fue mucha. Lapaufa, y d e-
uocion e ó q rezauan el Oficio Dinino eia grade.El amor,
p a z,y hermandadj conqviuiaíi>£ue rara j e x o r u n d o la s a
eífo con eficacia¡y paracon£eguiilo,lxs amaua, y fauoi c -
cia igualmétCjno diido oidos a quexas q.y na hermana po
d ia te n e r d e o ír a .Y q u a n d o fe le danaauifodjt algún def-
cuidojíiépre fe hazia departe de la lufénte, difeulpando
íu falta. En el filencio pufo mucho cu idad o, por recon o ­
cer, qla falra deJ,ocaíioiia las mas cóíiderabies en JosMo
naílerios.En las recreaciones las alegrauade tal fuerte q-
falian apronechaJasjy paracífo en lasconuerfaciones có
t ja l l i f e diuerrianjngcria algunos puntos efpim uales. Si
aJguna vez con e l calor del diucrcimienco, íe úicroduci*
platica de alguna cofa del ligio ,1o impedia luego. Y en
prueba d e q c n pe: foudSjq tratan de tan fubida f erfeciói-
e ia il\c reparo d jgno.diré lo q fucedió. Eftauan las K c li-
g io ía se n rt creaciuii v ndia.q.a vna fiefta de el C onuerro
au iiicócu rridogeredel lugar. E m p e c a ió a hablar d é lo s
trages,q vlauálos hópres,y par¿icularm¿tede vi^gcnero-
dt: balonas,q traían.A vnas L*s parecían biOjpri a^ Lushur.
lib a n .L x Venerable M.idreio eítaua oyenao iodo,ic pr#
keudió elle deícuido con e l i i l e n a o , y icuLiuiad de til
L aV .M .A n tit$. Aguft.
fcmblante. Y no bailando efte prudente auifo,pro(tguIe-
ron en la placica,y vio la fierua de D io s, que en«ied io d e
la fala,a donde tenían la re cre ac ión , fe aparecieron mu­
c hos demonios , que femoftiauan muy a l e g r e s , d e ve r
que la Relig iof as hablafTcn en tales materias, y l a s i n c i -
jauan a pro fcgun Us. Tuj bofe fu efpiritu có tan fiera pre^
fencia , y fti co rar o n fe llenó de feütimicnco, de ve r, que
fus hija? lahuuiefsc mcre cido jy afsi ¿Jiterrüpió elcaloi d e
la conuerfacion ^reprehendiendo la noche íiguicnte con
g r a i d e ponderación efte exceffo. Conque d e alli ade,.
lance quedaron auifadas, de c o m o a u i a n d e portafe ejn
aquel a¿lo ,quc quanto es mas de diueriimiento., foliciia
ñ u s la aducrtencia.
Encargauamucha a fusfubditas la humildad, y def-
preciopropio. Y li enálguna conociaalgun genero.de
vanidad, óprefempeion , fe lo afeaua, dándole de ca­
mino difcretascoaiideraciones>conque deshazerla rue­
da fantaftica defu vanidad. Pero La mas eficaz amoneda­
ción eran fus mifmaspalabras,y accionesjpuesíiendo
Prelada, eftaua alos pies de todas,deshaziendo fiempre
fus coias,y hablando de fi con tal defprecio,que caufaua
admiración. En las penitencias era para con las demás
benigna, y íé sib aa la m a n o e n lo sferu o res. Para fiera
fojamente truel. Y aunque fus fuerzas, y falud eran p o ­
cas, hazia extraordinarias mortificaciones, y peniten­
cia';. Su caridad para con codas era tal,que a ninguna te­
nia quexoía. A las enfermas las confolaua, y para obli­
garlas a comer ,afsiftia ella mifma a darles la com ida, y
no pocas vezes le la guifaua, A vna que le daña muy fre-
quence mal d e córan o sla acompañauade noche,y quan­
do lo terrible defte mal le acometía , poniéndole la ma­
no fobre elmifmo coraron,fe le quitaua.Y afsitnifmo e x-
perimenco, que delconta¿to-de aquella virgiral mai o,
fentia en el alma taies et’eáos^ que le deftenaua toda
L it r o 2..Capítulo i ? 7S
trifteza.y llenaiia de g o z o s ^ buenos penfamlccos. Ternas
juzgó mal de nadie^y algunas \ezcs, que fe of reció dezir
, Jas Ueligiofás, que los achaques de otras éran-aias de fu
imaginación,que vei daderas , y que lo fingíanle indignó
mucho, y dixo,que a ella no le tocaua juzgar cíTas coías>
lino acudir a las neccfsidades.Que no era tato incáucuién
te el ponderar vna fubdita algo .mas fu achaque , quanto
que la Prelada no le acudieíTc. Que no quería meterfe
en juzgsr mal de nadie. Obró en eítocoino Santa, y c o ­
mo ddcrecajpues fiempre el juzgar mal nace depoco en-
tendimiento,y de mala voluntad. N i entendidos, ni San­
tos fon temerarios en el j uzgar; necios, y poco ajuftados,
£dn precipitados en fus juizios. La Venerable Madre
iue detenida en los fu yo s, porque era Santa,y difereta,
y afsi de nadie juzgauamal,y de todos fen:ia bien. Y por
eífo en vn vna falta,que reprehendía en fus fubditas, h*-
llaua muchas difeulpas para efcuíarlas. L o que mas Ten-
tía en ellas, era el mas leue defe uido .en la obediencia,
porfer virtud ran propia del citada K eligiofo , que fin.
e lla todas las demas, ó no lo fo n ,ó viuen foípechofas.
C o n efte didtamen zelaua grandemente fe guardaflen
las ordenes de los Prelados. En fi n,en efta Caía enfenó
todo lo que de nueftra Madre Santa Tercfa auiaaprehen-
dido. Con tal aprouccbamiento de fus ft/bdiras, que to -
das fe adelantaron en perfección, Y muchas donzellas
principaleSjquc ladefeauanfeguir,dexaron elmundtv, y
tomaron el Habito en efte Cor.uenro, fujetárdofe a lu
difciplina, C o n q u een eln n m erod eR elig iofa s, y e n U
fantidad de vida fe adelantó mucho en poco tiem­
po, Lo que importa Ja folicitud de tal
Prelada.
La V. M .A n a dé,S. AgvQ.

CAPITVLO XIV.

L'nciendcfe vn pelirrojo contagio de [/efte en


Calera: Prefema del a fus Religiofas,y fana
milagro/ámente Santa A n a del mifmo
contagio a la Ven eral/le
M adre.

Kande exercicio embió Dio’fc al compatfsiuo coraron


^"^dcU Venerable M adre; pues a poco tiempo de co­
mo eneró con fus Religiofas a la fundacionde Valera * fe
enccudió vna riguroía péfte , ccn que peligraban las v i ­
das de todas. Inficionóle el ay re, y loque era medio para
conferuarla jfiruiecdo a la refpiracion, índucia por el
aliento la muette, En breue tiempo fe agotó de la mayor
parte Je gente el Juga^porque veos fe morían , otros fe
aufentauan temerolos del peligro. Y los que quedatian,
haito hazian de cuidar de los muertos, y enfermos, fin
que nadie fe acordarte de focorrer a Jas pobres Religio­
fa s , impofsibitadas d e huir tan común riefg o, aunque
ella s tuuierondos enque facrificar la vida; vno, el de Ja
pefte¿otro el de la necefsidad,que bien fe reconoce feria
grande* no teniendo de puertas adentio lo neceíTario
para el iuíleniojy de puertas afuera, no auiendo deadon
de vinieífejporque los dueños de aquel lugar,cjue vnica-
menre lasfocorriancon Jimofia, fe aufemaron dclpor
aflegura ría vida. Pero Oíos nunca las deíamparana. Y"
t*nn:edio de tamaimpoísibiluiaude medios humanos,
fentian íaiioresdf ios diuinoscada día con prcuider:ci¿s
i&rr.s. La Venerable Madre eítaua. compadecida de ver
tan*
Lilro'z. Capitulo 1 4 . 79
tamas laftinm de aquel pobre lugar en vn trnbflxo. C a ­
da vnoque moríale coítaua machos dolores en fu cora-
j:-)n:conÍidetar tantos huci tano s^omo quedauan, 1c fer-
uia de tormenco;vcr tantos necefsitados,lin poderlos ali
uiai'jcn t o lo le era-martirio; oír tanras perfonas como ve
nian llorando^ confoíarfe con crlla^e era Cruz. Y ai si el
dolor,que de las penasque eftaua repartido entretáros,.
lo junto fu caridadenfu p"cho a ftendofu pena l"ola , c o ­
mo el d it o d o s juntos* Encendiendo^que íemejanccs ma­
les íiempxeJo ocafícinan nueftras c u lp a sq u e irriian Jas
iliuinas iras, procuTaita templarlas con íuS ruegos. A cf-
tos acompañaba con muchas lagrimas, y con raras p e-
rirendasi.y tomo íi ella fuera la caufa vnicade aquellos
males 3afsi proctiraua íatishacer por ellos con fus rigo ­
res. Lo que mas le tcafpaífaua el coraf on^era el ver a lus
expueilaA d.psli.gro tan grande de perder la vida,
Jin qujépara impedirlo huuieífe remedí o, afsi como no Id
auia para detener el aire», en que venia la muerte en el
contagio. Suplicaua a ^nueftro Señor por la íalud de a-
.quelpilcblo , y con mas eficacia por la de aqudlafu C a ­
fa. Ypareciendolc , qu¿ con íaltarella., 110 auia quien
ocaíionaíTe con fus culpas tan mor^aí caftigo. HÍ7oa fii
-diuina Magcftad crfta fu plica: Senor3 j¡ (tí^u^a de cftax
xJ{elipUif*sque me *uti.t énfa'yrcndttdv btt de morir con &l
.tontagh da tfia pcjlc¡yo j*srúfie&jrJl>¡dd\pvrtH¿f:\
ra yo Jola-9 y ningunx dt mis J n jjj nc. jBienoydas fue­
ron eftas palabras de Dios^porir tan llenias de candad, y
al si tuuieron el efeftoipaes a ninguna djr Ja-s Rcbgioías fe
íe atriuio la pefte , aunque no dcxaiou Ja comunica­
ción con ki gsifcc de ti lugar, en Lo que íe ofrecía^ antes
bien , muchas cofas d¿ que necefsltauañ las traían por
niin od jlo s'q je citan» n apeftaios. Y dos Snccrdores,
que venían a ie zirle s MiíTa, y a comulgarlas .murieron
AÍ¿Ja ¿a¿fflaape¿.tc ¿.lia qiie e n jo s Gmam c ^t o i- qu c les
La V. 7A. A na de S. Agujt.
dauan ,\ ínú-fíe el contagio, qnando los bohiianal C on­
tienes, Y lo que es mas, el vnodeílos Sacerdotes murió a
otro día decomo auia comulgado a lasKcltgfofas.Bicn fe
reconoce aqui en Dios vn milagroío cuidado de prefer-
nar de aquel daño a lasReligioías,pties en peíte tá ardie-
te,y declarada cómenos caulas, ycomtinícació íecotrae
el daño. E n q u a n t o a efta parte buen logro tuuola O ra­
ción de lu Venerable Madre. V para que fe adtiirticffe.
que nueftro Señor admitió el lacnficío que de ifi hizo;
permitió que a la (iefu* fuya le rocafle la pefte. Simiófe
va dia muy fatigad* de vna ardiente calentura, no quií'o
mamfeftir fum a!, por no dar feiui miento tan viuo a las
Keligiofasipero agrauandofe mas, fue precifo el rendir^
fe.Cayó en la c a m i, vinieron los Médicos, y reconocie­
ron, que era pefte finifsima el mal de que adolecía; y vna
feca que fe le hizo debaxo del braf& , bailan:emente, ló
jnanifeílaua. Buenas nueuas fueron ieftas para.la;Venera-
ble Madre ,p orverfe tancer<;a de gozar de aquel bien
fuin j , por q.iien anhclaua íu alm a, y deíatar fe deda car«.
cel del cuerpo,que fe lo i nVidia. Bien,que confiderando
la pena,con que quedauanius hijas , y mirándolas lagri­
mas, que a vn folo amago de íu muerte derramauan, ce-
dia íu gufto a la canuenjenciaídellaís.Y dixo epn SJr.Mar*-
tin en lemejante aprieto: SeñorTj* joyde prouécbo par* el
■kie/i detf¿.pnebh'^nó recu fo Htrabajo : tí*gafe tu'Noluntad*
N o la tenia £u Mageftad d é q u e p o r entonces murieífe,
antes le embió Ja enfermedad para que en el modo mila-
grofo con q uelefan ódella, afian^aíícfusefperancas de
qi¡e auia de vauir muchos años, las qtte tanto defeanan fu
vida. Fue íingularel modo con que líueftro' Señoría facó
dede peligra, Eftando cji lo mas apretado d el, acudió al
patrocinio de la g.lodofa Santa Ana , en quien fiempre
auiihiillado aiijonixvy di x.<.>lc que puesvn'todas ocasio­
nes la auiafaaoccado^qus n o la deíaraparaíTe ¿ ella, nía
Libro z .CapitvL 13^ 80
fashij^s en aquel aprieco. H u o eftaoracion co n taría
co:irin.nzaJy F e , que luego al punto íc le aparee ió la glo-
1iofa Santa con laherm oíara,y gloria que otras vezes, y
llegándole a ella,le dixo; lejas fea contigo ,y juntamente
lepufolam anofobre l a f e c a ,a cuyoconianóto celeílial
fe refoluió luego^y la calentura remitió íus ai dores., ha­
llándote inílanLaneamente Tana en el cuerpo , y comaros
gozos en el alma. Agradecióle humilde el beneficio,y no
queriendo que fucile para ellafola, le.fupÜcó, que a to­
da fu cafa ,y pueblo le librafíe de aquel nial i yen fee de
cílo, leechafical Conuento fu bendición» A leo la p ú d o ­
la Santa la mano , y formando con ella la Ciuz, .-echóla
bendición,como le pedia,)' le dis.o,q no tetnieííe, que fe -
jian todas libres ,y ^odo les fucederiabien. Igual fue el
efetlo a la palabra , pues todas fueron libres de aquel
contagio j y nunca huuo masfalud en aquel Conuentoj
que el tiempo que el duró, aunque las o cationes de p e-
garfe eran muy grandes.. Alsimifttio^n el pueblo fe em­
pegó a fentirmejoria jy hallandofe affeguiada en lo qu e
le cocaua mas de cerca,focorria a los enfermos del lugar
con lo que alcan^aua, partiendo d é lo poco que tenían
que comer con los necefsiradosy confolando a losafh -
gidos.Y íifueftado lopermiricia, no ay duda, que moui-
da de fu caridad fe fuera a los hofpitales, y cafas de en­
fermos a curarlos. Que en eftas ocafiones folas le era pe-
nofo la clauiura, ponm pedirle el heroico empleo, a que
le moma 1ti amor*.
N o íolo le dio en eíla ccaíion referida milagrofamen-
te la falud corporal fu clpecialiisima Abogada Santa
Ana: También en otras muchas halló en fu piedad cJ r e ­
medio,que no pudo darle la Medicina, En par.iailaríe
vio en vna fatigada de vn vehemente dolor de lujada,
qiie le pufo en g;andeaprieco,por continuarle macho
tiempo, y fer tau inteulo , que. nopodia íoflegar a ui por
mas*
L a V .M -A n a d c S . A?u¡l
«lis remedios que le aplicauan, hallar en ninguno aliuio,'
íinoes enfti heroico futYimienro^quc'aiinque Ja tiranía del
nial quebrantaua , y tenia rendidas las fue» fas del cuer­
p o , fiempre fe conferuauan tobiiftas las de fu animo.
Viendo ,quc en diligencias humanas no fe aplacaba el
d o lor, le ingenió íu l e de medios para felicitarlo er.las
diurnas. Y aí¿i,con terniísimo afeito, y confiarla , pidió
a Ja gioriofa Santa Ana , que le alcanzarte treguas
de aquel vehemente dolor, que tan rabioíamente Je aflú
gia,qnc fe perfua dio , que fi duraua mas la quitaría la vi-
■da.No huuo bienimplorado el auxilio de la dichonísima
A bacia de Chrifto, quando llena de piedad , y hei moíu-
•ra feleapareció juntoa la cama, y moítrandole mucho
amor,y blandura en el roftro, fe llegó a ella, y.1; pufo la
mano en la parte dolorida,y al punto cefsó la obRinacion
idel d o lo r , íintiendo nucuas fuerzas en el cuerpo, y ma.
yores confítelos en el efpiritu ,x:on que dexandola 1lena
d e regaladosafeólos de faparecio. Afsi premiauacl cié*
lo la paciencia, y íce con que toleraua los males que Je
.erabiaua^que íiempre en el jufto los trabajos ion p renun­
cios denueuosfauorcs..

CAPITVLO XV.

Vigilancia , y cuidado con q**e lo Venerable


Aladrefohcitau a el bien espiritual defus
fiib ditas.fu c&ffosparticulares
Acreditan fu def-
■*velom
N O fe contentatia la Venerable Madre con folititarel
. ■„. b ie n ,y apioucchamientoefpiritual de fus íuhdicas
con
Libró 2. Capitulo 7 ^1 8i
cori 1adotrina,y excmplo. Sicdaen.eftasdos acciones ta
vigilante fu defvelo, que nuca tuno quexofo al cuidado;
pues no ardiaotromas difpiertoen fu pechoj q el dccn-
caminarlasa Dios, y a conleguir el fin de fu "'ocacion, Y
íuponiendo las extraordinarias díligécic _n fu exep lo
y enfeñífa ponia, para que fueíTe duplicada la pcríuafíó,
no omitía el de fuplicara fu diuino Efpofo por el buerrlo
gro de las almas,que 1e auia encomendado,y como era tá
podcroía,y eficaz fu Oració,cogia enefte medio el fruto
q con los otros fohcitaua.Referir todos losbeneficioss q
las Religiofas por efte tiempo recibieróporlos méritos
de la V.M.es muy dilatado empeño,pues apenashuuo al­
guna,q no los expcrimcntaífe grandes. Solo diré los más
párricu/ares,y q mas acrediten fu virtud, dexando otros
para quando vengan a propc-firo en la ocurrencia do
íuceffos en lo reftante deíla hiftoria.
Fue muy particular el q pafsó a vnaNouicia defte nue -
lio Conuento de Valera, Empególo a fer en él vna feñora
Religiofade cierra Religión,q d-feofa de vida mas auílc
ra,y penitente,y de gozirlacópaúia de la V.M.fe d e te r ­
mino a dexar fu Profefsion, y paíTar a nueftra Defcalcez.
N o dexó de auer dificultades en el tráíiroj pero todas las
▼enrió fu inftácia¡ y el empeño de perfonas de autoridad,
qdieron calorafuprerenfion con lo sP relad os; y como
los defeos, y motiuos de la prerendiente no 16 deímerc-
cian,fe vino a ajuftar,dandolc el Habito en efte Conuéto
de Valera.A poco tiempoq eftuo en él ftnfió U mudanza
de vida. Y como la q antes profeíTaua, no tema tftto rigor
hizo mas imprcfsiÓ en ella el q en eíla Cafa fe pra-íticaiTa,
C o n q a vntiepo fe halló falta de fuerzas coi porídes,y ef
pirituales,entibiádofeen cftas*y entiermado en aquellas,
q la afperesa de las tocas ahogamas a quien artes lu viui
do com as anchura en otra Religión i y corno eftaua en­
filada a la liberad^y menos reparo en cofas pequeñas de
L p er-
La V .M .A n a de S.Arnü.
O j
perfeccíoriia q por fu cítedo no eftaua obligada. Erame­
nos el ajuíte de lo q el nueuo requería., y jultandofe a cito
la Falta de falud q empe^aua a tener hazian impofsible
fu perfcucrácia.y a la V.M.la ponían en mucho cuidado.
Po: q quitarle el habito tenia granes inconuenietites, por
circun [laudas que concurrían. ProfefiTarla era penofo ef-
crupukny cali in áccefsib!e 'dilicencia , el reducirá cito
a Lis Rehgioía<; y aunque en eítosdos inconuenientes fe
atropellara por el primero. Pero no ©hilante Le era muy
d j r o al a Venerable Madre p or d cf e a rc o n f u m u c lu ca­
ridad el bien.y faluacion de aquella a l m a , y que y a q ue
D i o s auia engendrado en ella tantos defeos, no los ma-
lograífe el enemigo de codo bien;y afsi trató de negociar
c o i fu Mag cftad loque pretendía fu defeo. Pufofe en O í a
cion,y con humildes palabras,y encédidos a f e f l o s j e p i ­
dió luz pira obrarlo que le fucile masleruicio fuyo,y r t i
lidad de la NouiciaJFue tanferuorofafu Ora:ion,,q mere
cióvq el Señor fe le aparcciefle.y hablaiTe,diziendole ef-
tas palabras; Yo difpondre ciella^covia m<is conurnjru C on
eíla refpucfta, lo qué antesen fu pecho fue c u id a d o, era
y a d e f a h o g o , que alimentaua confianzas, reconociendo
corría por el de fuMageítad«l deíempeño. Llegoíe el
tiempo d é la vltima apj ouacion para profeífaría. Yaun-
<3i«eperfeucrauanlascaufas,que dificultáuan los voro»
de la, Comunidad^los tuuo rodos de lu parce , 110 íin con-
fiderableefcrupulo de algunas. Por c i e n o achaque cor­
p o r a l , que nueuametiteieauia reconocido, pocos dias
del pues cayó mala de vna calentura ¿ queeucendicndofe
y coiuiniundofe la pufo en a p ri e to ^ a la VcnerableMa-
dre en machi- pena. I-Lío a. Uios Oración inflante por fu
falud. X vn d u acabando de comulgar fe le apareció
Chrltío biervnucílro, ,y le di xo:, A '^ ¡y h p*jT* 'incen­
dió por lo conciio deltas palabras. Lo que,lo dilatado de
íuOracion^en otraocaíioiiauia merecido oír de fus mif-
jnos>
Lihró:2. Capitulo i jJ 83
nios labioseen que le ofreció el remedio. Bien pudo con
tal prometía deícuidar. Mas lo ardiente de caridad, fin
fer incrédula en el aííenfo, era porfiada en el ruego. T e r­
cera vez repitió la fuplica miíma , y en ella le le a-
parcció nueftra Santa Madre Tercia de Iefus , y mof-
tra n d o lec eñ o ,y feueridadenelroftro, le dixo efta ío-
lapalabra: D e xah. Entendió por e lla , que ya no auia
que rogar por fu falud , fino por fu íaluacion, y comuta-
fe el cuidado que tenia de íu vida en ti de íu alma,
quanto efte era mas importante, fue e n e lla d deíeo mas
feruientc. Empególa la Venerable Madre a difponcrla
parayna fru&uofaConfefsion,lo qual fue fácil ,por auer-
le^Dios mandado, pocos dias antes que cayelfe mala,
que la diípuíielíe para hazer vna Conteísion general.Hi-
zoIa,aunque)ecoftóalaV en ejable Madre mucho tra­
bajo elperfuadirla; maslaeficaciadefu eípiritu venció
la rc b e ld ia ,y empacho,que eníeboluei cofas de la v i -
dapaffada naturalmente íentia. Enfin le hizo dar todos
-los Sacramentos. Ya con guftofuyo, y conopolicion del
Medico, que gouernadoiolo por los» latidos del puíó^y
no por mas fuperior caufa , no temió ricfgns de muer
te; mas lafieruadeD ios que tenia mas infahble pronof-
t ic o , le preuino para ellos. Embio a llamar dos h d ig io -
f o s d c la Orden paraque la aisifticífen jy el mcímu dia#
que cumplió el año d e lN o u icia d o ,le dio la Profelsion,
hallandofeen tal aprieto,que aun el deíeo mifmo, que la
doliente tenia de viu ir, le deíengañóen los indicios de
fu muerte. Porque el dia ííguiente íe leaprauó tarto el
íftaI,quelepufoenel vltimo peligro, líenouó en eHe
corto termino dos vezes íu ProfelsiQn con mucho fer­
vor, Y acabando de hazer la poílrera vez'efte a¿io dió
a Dios fu efpiritu, con tantapaz, y tranquilidad, que a
todas las Religiofas las dexó admirabas. Aparecioíelc
dcípücsa la Venerable Madre, v* con mucha alegria -W
*
le
La V.M-Ana de S.Agttft
agradeció lo q por d i * auia hecho^pues por fu Oració , y
diL¡genciá, deIpnesde los méritos de Chrifto,, fehallaua.
trasladada de las tinieblas de las dudas* en que tropeza-
ua alas lu ie s d e la eLernidad/que dichofamentepofTcia,
Con efto falió la vigilante Prelada de fasrerao ic s ;d C 6 -
uento de efcrupulos Ja Noui cia de riefg o s, y Dios de el
empeño de fu palabra,*} a irsítancias de fu Oración le dió,
dm endo,yodiípondre della^comomasronucnga. £;if-
tance mente ie reconoce en efte cafo el cuidado, que del
bien efp¡ ritual de fus fubditas tenia *y Ja atención c o a
que el cielo la premiaua.
Acredite elta mifma verdad otro fucefío de dos R eli­
gieras. Eftas profeíTauan amiftad particular, y como q
rio L-funda en Dios,anda írempre afsiftidadcfalra3eini-
l'cfeccioneSjera n cofiJ erables,las que por eíla cania co ­
merían en detrimento de laCoraunidad,q entnocar parti­
cularidades es lince,aunque no ie feí abialo que entre las
d o sa folas paífaua. Mas la Venerable Madre iluüradst
<ie Dios en íu gouiemo , participauadeel concieimien-
10 de lo que hazian en el mas oculto retiro. Es el natu­
ral de Jas mugeres detenido, mi en tras no eftl apafsio-
radoiy quamo cieñe de remiíTo antes de arder Japafsion,
tanto iu d e tener de arrojado,quando fe rige a íirim-
jjulfoipuesni el temor le detiene, ni el juiziole reprime»
Conque en allanandofe el pecho, luele declinar a e x -
tretnos.Tenianlos íinduda eftasdosRdiyiofasen fu amif
tad,dexánd o obrar al afeólo Iin atenciones al repaj o,que
íi en lo publico cfx eucofas lcues, en lo fecreto fe acerca
lunagraues'jyaentrardoíe vna en la celda de laorra d e
noche,fagra Jo q en Ja Reforma le reípera có decoroi ya-
juntadofe a hablar en tiépo de íilencio,có menos rtífpeio
a la reg.la3q lo prohíbe. Eran citas coirumicaciones,y p la-
<ica5 ofeuliuas a lacaudad , y a la juliicia , pues a bueIras
Libro i .Capitulo 15’ .’ 83
del cariño con que las dos fe correfpondían.Vío rmuraul
de las otras,fomentado repugnancias con ellas,y có fígr>
menoslleligiofo afcéU>,niaiiifcftádo llanezas.Nome aire
110 a juzgar auria enefta materiamasjaun que lademoftra
cion que hizo el ciclo,fupone mucho. Verdad es,que en
perforas, que eftán por Tuertado obligadas a tanta per­
fección, eftegenero de culpashaze en el corado de Dios
tantopefo, como las graues del feglar>que le eftá menos
obligado. Eftopalíauaencl Conuento, y la Santa Prela­
da ,con el zelo que folia,eftaua vna noche haziendo O ía-
cion a Dios por los que eftauan en pecado mortal. L lo-
rand© fus inocentes ojos las culpas, que fe cometían en
eLmundojaccpta fue fuOracion,como íiemprejpero p or­
que en el empleo dcllaconloscftrañosr.o defraudarte a
iospropios, le refpondió fu Mageftad por la boca de vn
Crucifixo de bronce eftas palabras: ^ tiende a Jo que tie*
ves en tu Cafa. C o n efte auifo le infundió la noticia dé los
cxcefíbs que entre eftas fus dos fubditas paííauan. Ya fe
hecha de ver ,quanto obraría en fu coraron para fokci-
tarel remedio el imperio de tan diuina voz, y el fuego de
fu zelo,auiuado con el foplo,que formaron los labios di­
funtos de vn Dios muerto en fu imagen, y viuo en fu fen -
tímicnto. La Venerable Madre lo c oncibió contra fi mif-
ma/10 contra ]as culpadas, parccicndole a íu humildad,
lo eftaua masen fu cL*fcuido, que ellas en fu deforden.
Concibió luego en lu animo el atajar el daño, pero íin
negar al difcurlo el tiempo para diieurrir el mas propor­
cionado medio. Chrifto le dio el auifo, no el modo con
que auia d j cxecutarfugn^o. Lejantofedc la O /acio',
fueíTe a fu celda m.is pealatiua,q íe prefurofa,y en el tran
íito fe encontró a v iu de las dos Religiofas culpadas.
Aunq ie loeft.iu.i taitoe;i fu p ^ o ceJ jr, no le reprehen­
dió el roftro con la feueridaJ d¿l ceñ.o,quedifsinuila mu
cho cuidados^quicQ alimenta en caridad afectos. Bia t i
La V .M .A n a deS.AguJl.
C01M9011 de la-Venerable Madre mar muy efpaciofo, que
fia ].ic las ólas llegaííen al,muelle de los ajos »para ace.
mDrizar fus hijas,las quebrantaua en la roca de fu pecho,
pira licuaren (i todo lopenofo del golpe.Moflrole blan­
dura en el roftro; y eíT> le ocaííorii^cl que con llaneza 11c
giíTe la Religiofaa pedirle paraaquella noche vn Samo
Chrifto,que acoftumbrauaa traer en el pecho dignifican
do tenia necefsidad deíte focorro. Defprendiofele del
pecho,y beíandoleconreuerencialos pies, y condefcen
diendo con fu deuocion, fmdarfe por entendida, fe lo
dio con mucho confuelo. Viendo , auedefeaua tobrarfe
del achaque, quien tan folicira procuraua lamedecina; y
que no podía eftarnvicho tiempo en la caída, quien p e ­
dia tan amorofa,y piadofa mano- Con efta coníideracion
fe defahogó fu pena, defeuidando por aquella noche,de
que repitieren la antigua culpa. Mas puede mucho vna
coftumbíe*y aunque aya buenos defeos, los malogra \x
ocuíion, eftando el animo flaco. Pufieronfe en eLa, y fal­
taron eíla, como las antecedentes noches j y afsi fue el
p ro p o íico ,y preucncion nueua circunftancia al delito.
Po r lo menos afj>i lo dio» a entender Chnfto.Pues eftando
las dos amigas en la celda de la vna a deshora de la r\p-
che en las p ladeas que otras vezes. Irritado Chrifto en fu
Imagen fe falio de la celda, defprendandofe del pecho>
en que le tenia aíído Ja Religiofa,y fe fue a la de la V,Ma-
dre. Ell ieítana en Oración,como folia. Y viend oven ir
por el aire fu Chrifto de brunce, quedo efpantada. Pre­
guntóle amonrfa, defpues de auerie recibido en fus bra­
cos: Co noy m iS tti >r3 o \d us'tsyestido? Y la diuina Imagen,,
refpondió, emboluiendo entre leníiblesfulpiroslas pa­
labras ,0 quito dolor ocultan] 7}or:j meef}#v allí ofendien­
do* Cubrioícle coda el alma de congoja, y el coraron
de ternuras. Aquella la ocaiionó la ofenfa, que a vn Se-
fior,a quien tamo amauu en fu cafa r le hazian Já cernura¡
L'tbrO z .Capitulo i 84
el verle venir al cariño de fus bracos a mitigar fciuimicu
eos,y folicirarjdefcanfos, C laro efta,que íu honrado, y
amorofo coraron baria empeño para el defagrauioi y él
defempeño,y diligencias. Y como las mas propias, para
templaren Dios rig o re s, fon el tenerlos con r.ofotros
mifmos,hafta verter la fangre de las venas, y lagrimas de
/os oj os, A vn tiempo mifmo fe aprouechó de ambos me­
dios,tomando vna horrible difciplinaj y llorando por el
ageno deforden,quede razones can humildes, y am cro-
íasleharia? Ya parainclinarle al p erd ó n ,y a para tem­
plar fu fentimiento. Toda la noche eftuuoen O jación,
vatallando con D io s , como otro Moy fes por el perdón
de fu pueblo.Luciofe bien en el ef*e¿toiporqne apenas v i-
noel dÍa,quandoía vnadeftasReligiofas, aquien entre­
gó el Santo Chrifto, llegó a fu celda tan afligida,y lloro-
ía , que antes que hablatTe la lengua, dieron vo¿es lo s
ojos. (Si el ruido de las lagrimas,que vertían, puede con
propiedad llamarfe v©z)dixole ( como fi ella loignoraf-
l e ) lo que aquella noche le auia fucedido.Ponderó fu in­
gratitud, íuinconftáncia,fu infidelidad,fu flaqueza, y el
temor que auia concebido , con auerla Dios dexado.
Viendo la Venerable M adre, que era tan rigurofo íífcal
de Íí mífma,juzgó ociofa la repreheníion, y neceííario el
confuelo,que añadir a fu pefarofo reconocimientoafpe-
rezas,fuera auenturar lapeifeucranciaen él. Y viendo
vn coraronafligido,apretarle mas los cordcles en el po­
tro de fu confuf.on, parece tormento con vifos d c ci uel-
dad. Confolola mucho, valiendofe de la bondad diuina,
no menos fácil para rendirla con lagrim as, que para irri­
tarla con culpas. Propufo feruorola la enmienda, inftru-
yo la la Santa los medios para confeguirla,y el principal,
que fe confeífaííe luego. Para rodo la halló fácil; y fue
taií grande la mudanza, que entre las dos Religiofas hu-
uoenadeiaate^ ue eran el ex£mplo de las ©tras,y d ali-
JL 4 uio
La V. 7A, Ana de S. Agtft.
u iodehi Venerable Prelada, que en cofa ninguna lo te­
nia m ayor, que en ver que fus í'ubditas íiruieífen a Dios
c^n perfección. Mas como pudiera fer menos con las
diligencias de fu zelo.
F u e r a alargar mucho, referir todas las cofas particu­
lares , que en beneficio de el bien efpiriúial de fus fubdi-
t a s hizo; y afsidexomuchas. Cerrarc-efte capiculo con
tres cafos. F.l primero fue de vna Nouicia principal,
que a los vlcimosmcfesde fu nouiciadofc vió can fati­
gada de tentaciones tan terribles , queen nada halla-
iii confuelo. En gence poco experimentada, y nueua,
aunque efte lexos el confentimieato en Jas tentacio­
nes ,fe fe c a e l jugodeladeuocion con ellas; y aúna v e ­
zes engendra fu caimiento gran tedio en las cofas cf-
piricuales, Bfto le fucedio a eíla Nouicia con tal e x ­
trem o, q u e le parecía cofa mvpofsible el cumplir con
las obligaciones de aquel-citad o ; y afsi cobró horror
a. la Pro-fefsion; de tal fuerce, que fi refpe&os humanos,,
y remores de fuspadresno la detuuieran .to m ira refo-
lucionde falirfe. La Venerable Madre A n a , conoció el
trabajo en que fe hallaita;Llamóla a fu celda, hizole ilef-
ciibrieífe íu coraron» Y eftando tandeílemplado la re­
d u jo almasfeguro propofito, Pero embidiofo el de­
monio de que triunfaiíe de fus ardides, boluió a darle
bareria con mas rabia, poniéndola en mas aprieto, L l e ­
gó el d ía , y hora d ; la Ptofcfsioti, y fue tan furioío el/
com bate,que 110 fabiaque hazerfe. Pufofe a hazerfu
Profefsion* y votos en manos de la Vene rabie Madre,
como Prelada. Y defde e I inftanre que le tocó a ellas, fue-
tan grande coníueio en el alma, y canto feruor enfuef*,:
piritu , qué hizo aquel adto con notable deuocion,. y*
gozo,, paiccicnd-olcíuaue,lo-que antes fe le fingía íiui**
pofsible. Y deíde aquella hora jamas fintio tentación
«ica^ucl genero en codo cj tiempo que l u .viuido
lie-
Libro 2. Capitulo 15. 85
Religión, que ha (ido muchos años , y ha ocupado en
ellos quitro , ó cinco vcccs el Oficio de Prelada , tien­
do lleligjiofa de atienta jada virtud , y que ha recibido
deDioslingulares mercedes ,qu e por fero y viuafe c a ­
llan eon el nombre. —
N o fue menor el beneficio,que en efta mifma mate­
ria recibió otra Nouicia Lega. Efta empegó bien fu
Nouiciado .mas duróle pocojpues entibiándole en la
deuocion tema menos ajuftc en el proceder. Encar­
gáronle el oficio de Cocinera, y la haziade fuerte, que
todas las Religiofas fobre no 1er afsiftidas 3 eftauan
mortificadas* Y parece,que depropofito eftudiaua el1
defazonar los gui fados. Quitáronla-defta ocupacion >y
puíieronlaen otra3y de la miltna fuerte procedía, ha-
2iendolas cofas al rebes^y con tal deíazon ,, que la cau-
faua en todas. Acudían las Religiofas a j a Venerable
Madre ¿ como a Prelada, poniéndola efci upólo, ) per-
fuadi^ndola a que le qaitaííen el Habito. Oíalas con
blandura,y íofsiego,masno tomauarefoJucion. N o f a l-
tauaquierrla culpaííe. Y no n’ e efpantokpuci ignoia-
uau la difcrecion con que ]afauorecioe.l.ciclQ-dc cono­
cer efpiritus, Rcconocia^que el de efta Nouicia no obra-
tía por ¡i ..fino infhgado deeJ demonio a que la traia ator­
mentada a aunque natural , y los deleos eran muy a-
propofiro parala Orden. Eftando en efte conocimien-/
to ,c o m o podía tomarclmedip , que le inlinuauan, fu;
caridad? Repiúcndofe las inftancias de parte de Jas
Monjas j y aun dando a entender * que íe valduarr
de el brazo fnperiordelos Prelados.Reípondio por vlx ií
uto la Venerable M adre, que lo desafíen porlu quema,,
que fabia,que aquello era tentación; y queprefto verian.
en ella vna.rara mudanza. P-jlofe en Oración aqüellano-
chérclamó a DioSjpidtédole libraífe aquélla oue jucla d c
los dances del lobo que la^erfe¿ma ¿ y Uefde ía Sania
La V. M . Ana de S. Aguft.
tomó poi fu qucnta cite negocio, fe fue enmendando tato
laN onicia^queapocosdiasfe admiraron todas. Y l l e -
gandofe el tiempo de fu Proicfsió.íc juzgnrópor dicho-
fas,de que quedilte en fu compañía.Y a la v erdad lofue-
ron^pu-es no folo íiruióde v a lid a d , en los minifterios de
la vida a&iua , fino de mucho exemplo en fus coíhim-
bres. Pues fue Monja de mucha Oración, y virtud. Y afsi
premiada del cielo en íu muerte.
Experimentó defta Santa Preladala Madre Antonia
de Iefus femé jantes efe&osj y aun con modo mas raro en
remedio dio de fu efpiritu. Padeciaefta Kelígiofa en el
Coro,quando rezaua el Oficio Diuino, granas tentacio­
nes de juzgar temerariamente en cierta materia a otras
Religiofas.Comunicó efte trabajo con la V eneiableM a-
dre,y le refpondió,que no fe efpamafíe,porque ellaauia
vifto al demonio,que en el C oro eftaua a fu lado* caufan-
dole aquellospenfamientos algunas vezes. Aquí creció
cldefconfiielo,y pena de la Madre Antonia. Y como te.
nía cauco concepto defu fan tidad,le pidió el remedio
paralibrarfede aquella tiranía. La fie rúa de Dios le di-
x o,que quando fintieíTe la tentación lcuamaífe los ojos,
y la mir aíTe. Hazialo afsi. Y al leuantar los ojos para mi­
rar j ya hallaua a la Santa, que la tenia preucrtidaconel
feruor de fuvifta, La qual era tan i?nperiofa,q a la efica­
cia del la huia el demonio vifíblem^nte, y la dexaua quic
ta.Mas que mucho huyeííen las rinieblas,íi de los o josd e
la Venerable Madre Anavcian falir rayos heimofos de
luz,quando eftan a n en el Coro? Efe&o del fuego de de-
uocion ,con que en él rezaua. A poco tiempo le vió efta
Religioia libre de la molefta tentación, que tantoleafli-
gia. Y ninguno huuo que no recibieífe lingulares benefi­
cios en aprouechamiento, y ri medio de iualmaa
diligencias de fu famidad, y
zelo,
CA.
Libro 2 .Capitulo i <f. 85

CAPITVLO XVI.

Cuidado con que la Venerab le Jida dre atendía


al bien temporal defesfu b ditas: /vlila-
¡Tros con que el cielo lar
acredita.

C lc n d o ex c c fsiu o el rigor con que la Venerable Madre


Ana fe trataua afimifma, eraeítrañala blandura,que
con las Religiofasq gouernaua,tenia. N o folo les aciidia
con lo neceiTario en la íalud , y en ferm ed a d co m o en Ja
Religión fe eftila, lino lespretiema el gufto en lo lic ito ,
que es ingeniofa la caridad para adiuinarlo; en el comun,
ninguna Cafa era mas bien aísiítida. Y como la íierua de
Dios/fe grangeaua con Dios íingulares prouidencias pa -
ra fu fuftento,procuraua lograrlascon el común empleo.
Lacomida, aunque en la Religión es pobre, procursua
fueíTe la mejor,y mas bien fazonada. Y a vezes ella mif-
m¿ baxaua a la cocina.ó a difponerla,ó aguii arla. Era ze -
lofa de que las Religiofas deícuidaíTende fien materias
de aluno. Y por efTo romauafobre íifola el cuidado de
rodas. El veítuario,afsi interior, como exterior* lo daua
muy a tiempo. Entrauale en las celdas defushijas,afa-
ber íi neccfsitauan de a lg o ; y las dexaua mas iansFechas
efte cuidado,que el remedio miímo>quc ju zg o , fe puede1
paíTar fin el antes, que por vna voluntad fe c a ,y defeur-
dada de quien gouierna. V ez hnuo.que hallando alguna'
Religiofa necelsicada de alguna ropa déla que ella te­
nia, fe la daua, quedandofe dcfnuda, porque fu hija eftu-v.
uieíTeraa^alSrjs id^.Con las ei termas, era íii sular lu ¡tí-
iuteiiaa. Viiúaualay muy a menudo».}' ti Jashallauarrif-
La V .M .A n a ele S. Agn ¡jt.
teslas diuertiaconalgun gracejo, m ezchi.do de efpiri-
rual^é indiferente. Y aun en algunas ocallonesfc pufo a
cantarles alguna letrilla eípirituaJ, N o era el fueño pre­
d i o ocaíion, paraque de noche no les acudieíTe a vilirarj
-pues a deshora, quando las otras dormian.fe ocupauaen
cfto,U euandol.es derefrefear. Y a vezes ladcíperiauael
A ngel de íu Guarda^y fe Icuantaua,y a medio vcfhr iba a
focorrer a alguna enferma, que eftaua en necesidad d¿
q u ele afsiftieífen por algún nucuo accidente. Nada fen-
tia mas .que el faber que les hizicífc falca de alguna cofa,
ó q u e con ocafion de fer la enfermedad prolija,fe enti-
biaífe Ja caridad. Y afsi,qualquier defeífco que en efto re­
conocía,! o caftigaua rigurofa. Sucedió, que vna Nouicia
c ftu uo p orefp auo de íeismefes con algunas llagas pe*
pofas en vna pierna, gaftauanfe muchas hilasen curarla*
V ino vna vez el Cirujano a h a ze rlo , ó pidiendo a la En­
fermera vnas hilas, no las tuuo tan a tiem po, por no auer
Jiallado materia ele que hazerlas. Entró en efte tiempo la
Venerable Madre en la celd a : fupo el c a fo ; y porque no
íedilatafleJa cura, fe quitó la toca,que tenia en Ja cabe*
f a , y parte della la deshizo en hilas. Y aun por eíío em­
pegó defde entonces a fentirmcjoriaenlaslJagas, por
aplicarle a ellas cofa que auia tocado a fu cabera. La no-
clie íi guien te en el Refe&oi io defpues de calacion, lia—
dio a culpas a la Enfermera, reprehendióle pl defeuido q
auia tenido có tal efpiritu,y pondenació, todas Ja hizie
ron muy grande de como fe ha de ferúi r.a las enfermas;/
entre otras cofas dixo i Yara redo ,y para todas ha dej¿[m
tJr,y partías enfermas no. Dixo muy bien; pues de buena
razón a la parte mas necefsitada,y flaca fe h a d e focorrer
primero.No porcíTo dexaua de acudir a las faias,en quá
to ci a de fu aJiuio corporal,y confueJo i y efto con igual­
dad, íin quemoiiuos particulares la n^idlen. Efte ¿ d o
dei¿ualJad tanimportante calas peilouas quegouicr-
nan
Libro 2 .Capitulo 1 <í. 87
panlo acreditó Dios en la Venerable Madre con d j s i n ­
gulares milagros*
. ■ vno fue* que auicndole prefentado vnos garuar^os
verdesen fus propias macas,quiío repartirlos a laComu-
nidad defpues de auer comido en la pieza de recreación,
Quando le pareció»*} todas eftauan juntas» hizo traerlos
garbanzos, y ella por Íü mihr.a mano losiba repanien-
üo, Agradecieron las Religiofas el regalo ruftico, y lo

lograron conalegrias. Quando ya los garuanfos lea -


uian acabado , entro en la recreación vna 11 eligióla, que
por los embarazos de lu oficio no auia podido acudir
con las demas a tiempo. Vio los defpojos de las matas,
y por modo de recreación íeqüexócariñofaala Venera­
ble Madre* diziendola: ComojMadre, ííendoyo tan hija
de vueitra Reuerencia mcoluida en el aliuio délas d e ­
más Hermanas? Sintió la Santa, no huuiefle participado
dél¿ ma? por accidente de no auer ella afsiftido , que por
falta d e íu cuidado, Satií-fízolade laver<Ja«l>y dixoler
Hija, pues .yaq u e no ha eíladoaqui, por acudir a íu ofi­
cio, no hade priuaríe del aliuio de las oirás, antes ha de
fer mejor librada. Tome efta mata, a quien han quitado
ya los garbanzos, y vaya con fee* y plantela en vna r e ­
guera de la Huerta, y mañana vera el truco que tiene.
D io le vna de las matas arrojadas por inuciles*.en quien
jio auian quedado mas que los cafcabillos , y las ho­
jas deftrojadas, La R d igiofa obedeciendo íencilla
hizo lo que fu Prcladalcord enana, Creyendo de Ai ver­
dad* que ícria afsi lo que dezia. Plantó la niara en el
lugar feñalado. £1 dia iiguiente le mandó U Venera­
b le Madre Analatraxefl^y lahallóprendi Ja en la tierra
como li allí humera nacido * ran llena de garbanzos,,
que igualauan en el numero a las hojas, y eftauan rati
granados,que íe Jes haz¿a efírecha 1a turquefa del caica -
bilio A tan fabrofos t^uc parecían de otra luciiraJcza.
La
L /tV .M .A n^ deS. Agufl.
L aadmiración celebró en todas el prodigio, y fue raro.
Grande fue el de Santa Francifca Romana, que en los ri­
gores del Enero,d eípojadas las vides,y mai chiras, bro-
tafifen. racimos de vbas frefeastn atención a íu gtiíloj mas
no íue interior el de la Venerable Madre» pues vna plan­
ta difunta, agoftada ya de íu fruto, reíticitaíTe frondofa,
y en tan breues horas fazonafle granos, fecundada de fus
méritos.
Otro cafo femejante a efte íucedió en efta caía de V a-
lera. M a n d ó l a Venerable M adre, que vna noche dief-
fena la Comunidad porcolacionvnoscardos. Exccutó-
lo la Refitolera: Entraron todas a la hora acoftumbrada,
menos las Oficialas,que andauan ocupadas en otros mi-
r.ifterios, a cada vna fe le repartió fu ración* Entró algo
mas tarde en el Reficorio la Enfermera ,y fola ella fue
d efgraciad aip u eslefah ó el cardo que las demas goza­
ron, Supo la Venerable Madre la fa lta , reprehendió el
deícuido en la,Refitolera,y ala Rcligiofa le dixo* Ya que
aoranohaparticipadodelC a,rdo,quc íodashemos co­
mido, por íeruir a las enfermas, hade comerlo mañana
mas regaladq,y íabrofo. Tome vna de las pencas, que fe
lian arrojado por inútiles, y vaya a enterrarla a la Huer­
ta,y mañana verá el poder de Dios.Hizolo aísi con tanta
Fe .como obediencia.Fue la mañana fjguiéce,y halló,que
lo que auia enterrado inútil penca, era [asonado cardo,
tanhermoío, tan maduro, y grande, que parecia aueife
traído del Paraifo,Y porque no quedaffe efcmpulo d e q
era íupuefto,eftaua alido a la tieria, y en la miíma foima
que eftánlos demás, quando los cogen, no auiendo en Ja
Huerta, ni enlacalacofa deaquel genero de hortaliza;
porque los que comieron la noche antes los traxeron de
hiera. Y a fe vé la nouedad , y ternura,que caufariaen to-
das,y como a porfía, mas por reliquia, que por gula,que­
man participar de aquel fruto de el ciclo. La fierua de
D io s
' Libro 2 d. i 6. 83
Dios vfando de la humildad , que licmpre arribuiael
milagi o ala obediencia,y fee rendida de fu fubdiu. Mas
ella,y las demas a lo raro de fu fantidad , Todas dezian
verdad, que a codo a tenderían los ojos de Dios,t’auorc.
cedoresde toda viriud.
A qualquiera Religiofa que vela trifte , y defconfola-
da,m agmrdauaqne la bufcafTe para comunicarle fu def-
confuelo, ellacn¡i:ni jjrcueniafu empacho. Y como el
Sol defvanece las tinieblas, y oscuridades con fus layos,
Afsi con lolal.idable, y diícreto de fusrazones deshazia
las nieblas, que en el co^af onfomencauala trifteza. T c - t
Díala muy g rande en vna ocaíion vna Hermana Nouicia,
por eítar perfaadida a quele querían quitar el Habito
por caulas que no eran culpables, ni voluntarias, pues
procedían de enfermedad natural. Hallaron p orexp e-
rien aalas Religiofas ,.qpearrojaua por los ojos tan v e ­
nenólas qualidades por los rayos vifualesque fecaua los
arboles de JaHücrta, y apoeos mefes reconocieron en
ellos notable daño.No feria leue el fundamento^ lie pa­
ra juzgar efto renian,pues repetidas vezes fueron a la
Prelada a auifarle del cafo. E lla, viendoquela Nouicia
era ajuftada en lu proceder, fenria mortal mente que por
efta cania fe malograíTc^con que en vez de inclinarYe a lo
que la perfuadiansprocuró deívanecer el intento; y pro -
curó por otro camino mas raro el faludeble remedio,!
con que ni a la Comunidad fueífe enperjuizio,ni a la N o -
uicialeledieíTu vn pefar. Sacóla a la Huerta, defpues d e
auer hecho Oración por el cafo. Licuóla a vna higuera
inútil, que eftaua en parte retirada della ,y hizola que
con toda ínteniion miraííea eftearbol. Obedeció todo
el tiempo que l i lierua de Dios quifo, y por algunas ma­
ñanas hizo las milnvis diligencias.Reconociole enel ier
mino Jellas,qucen vc¿ deenlaciarfe las hojas le ponian
a i s íreicas, y henaoías ¿y fue de caí fuerce ,.quc lasm if-
mas
L a V .M .'é n a dé.S. Agtiji.
niasReligiofas lo repararon con nouedad; y ííendoafsi
que otros a ñ o s ,ó n o lleu auafn ito jóerapo co * ó malo,
aquel año arrojo mucha cantidad debrcuas , y higos re­
galados,que fu ñió de áliuio a IaComunidad .De alli ade-
Jjmte no 1c experimentó, que árbol ninguno de la Huer­
ta fe fecaífe, aunque laNouicia como antes los miraua*
con que cefsó el reparo que en ella íe hazia,y quedó muy
coníolada, y a la Santa no menos agradecida. Profefsó*
y fue de mucha vtilidad en adelante. A efte modo acudía
alconfuelo de todas ,hazicndo particular eíiudio d e ía -
.ber en que podia darfelo ¿y afsi íe hallauan en íu compa­
ñía tan g¡]ftofas,y alegres.que no hecliauan menos deía-
h o g o alguno del figlo , deíeaudo íol o feruir a Dios, fin a
<jue la Venerable Madre ordjenaua fu$ diligencias.

C A P I T V L O X V II,

JSTueuos milagros que hi&o en beneficio de


la fa lu d defus fub ditas en ejta cafa
de Valer a*

tan grande la F e, como la caridad de la Venera-


bleMadrejy aísi,aprouechandofe de efta s dos vircu-
des para vtilidad de íus hijas, eran muchos los benefi­
cios, que poríus‘meritosJy cuidado recibian.Por la cari­
dad,fe incitauaa pi occirarles todo bierjporla Fe,ningu­
no le parecía impoísible en fu execucion. N om e deten­
go en referir cofas pequeñas ..por no alargar el volumen,
q fon tanras,que era gaftar mucho ticpo,y papel encícri-
uirLis, Diré las mayoi es,y mas calificadas deíobrenaru-
ralesjy fea entre otras muchas la p r i m e r a , vna que íuce-
diócon cierta Religiofa. A cita ledaua y« accidente x
mo-
Librb 2 .Capitulo 17.’ 98
itiodo de mal de coraron, que la priuaua de los fentidos,
y encendía tantoen furor, que no la podían tener entre
quatrojinquefenialtrarafe m ucho, y aellas lasdexaífe
quebrantadas. Daualaftimofos bramidos, arrojaua por
la boca efpumas,haziaotros vifages exprefsiuos de gran
dolor. Las Religiofas lo tenían grande , efeto de fu
compafsion. N odifcurrianenlacaufadefle accidente*
imponiendo era natural, aunque por lo raro de los efec­
tos podían entrar en duda. La Venerable Madre gouer-
nada por mas íuperior luz,lo difcuri ió todo,y reconocio
que el demoniojpor permifsíondiuina, fe apoderaua d ef
ta Religiofa,mas por exercicio , que por culpa fuya i y
íi la huuo * nopafsóde venial. Haíla que eftuuo en
eñe conocimiento, permitió lasdiligenciasdela medi­
cina para recuperar fu Talud. Todas falieron inútiles.
Claro eftá,Yalsí,ccfTando del las, fe valió de mas fupe-
riores medios. El primero, fue déla Oración, y en ella
fe fortaleciódc eficacia fu defeo. 'D iole, como folia,ei
mal.Lo rnidofo de los golpes, con que fe heria en la cel­
da, auifaron a las Religiofas, y el ti opel con que a ella a-
cudieron,aúifaronafsimifmo ala VenerableMadxe. Fue
a toda prieífa, y hallóla furiofa, y vanada en fangre, y ef-
put^a, Compadeciofe de ver la tiranía, con que aquel
mal efpiritu,tan cruel,como oculto, aiormenuua ala i no
cente Monja. Llegófe a él, y entrando la mano en e ip e ­
c h o , formó fobre fu coraron la ferial de la Cruz. A p e ­
nas llegó al pecho el conta& o, quando el demonio íin-
tióloioberano de fu imperio, Y afsi,dando horribles au­
llidos ,falió en vntorbellino vifibled e humo, quea t o ­
das las ciícunftancesdexo atemorizadas , y ahipieza lle­
na de mal olor de azufre, Boluió en Ji la paciente,íin fa-'
ber lo que le auia fucedido. Aaunq fue ran fi'perior la me
dicina,noefcusó el quebranto,pucslo tuuo grande en el
cusrpo.Hizoia trae/ vafoco rro alasfu erjas,y defde alli
M ade-
La V.M.. AnadeS. Aguft.
adelante jamas le boluió a raoleftar tan pehofo traba­
j o , que temiendo el demonio la eficacia de aquella c e -
leflial mano, naquiío ponerla en ocalíon deotro triun­
fo i y afsi ,cf~ otra confulion. Sabido el cafo viuió íiem­
pre temerofa, y obligada,la que antes fe vio tanopreíTa,
y afligida.
En oiro genero, y modo experimento efta mifma efi­
cacia Ana de San Elias, Acoftumbraua la Venerable Ma­
dre la Pafcua deNauidad diuercir mucho a fus h ija s ,y
celebrar con mucha alegria el Nacimiento del N m o le -
íus. No fe contentaua conel alegria efpiritual del alma,
fino también la excenor del cuerpo. Y afsi, fomentaua fe
huielíen algunas fieftccillas Religiofas, y diuertimien-
t o s , tiendo ella U primera qenetto ayudauaal recreo.
V n a deftas noches entre otros jueguefuelosentreteni­
dos que hizieron,fue el de la gallina ciega. Hizo eftepa-
peí Anade fan Elias. Cubriéronle con vn liento l o s o -
jo s , para que no viefle a las que auia de conocer. En*
tretemanfe con las acciones, que en efte juego fe hazen*
Y queriendo el demonio mezclar con efta alegria vti
|>efar,lo difpufo- afumodo^Fue la Hermana Anade San.
Elias en feguimiento de otra corriendo a la parte,en que
eftaua la chimenea, a donde tenian vna grande lumbrc%
como fe acoftumbraua las Pafcuas; y mas en aquella tier­
ra, queno íe endura la leña, y eftando cerca de la lumbre
la arrojó el demonio con tal ímpetu, ayudandofe de el
mouirmcnto con que corría ,que dio con la frente en e l
borde de La Chimenea vn golpe tan recio, que de el y e - ‘
ío del la derriba vn grande p ed a zo , de cantidad de v a
la d rillo , y-defde-alli- cayó de cara en medio de la sb ra -
fas,que eran nmchas.y fuertes. Acudieron a prífaaleuaa
tarla,entendiendo fe auia herido,y abrafado, q u e fin du»
daLo eftuuoj mas llegando a ella la Venerable ¿^fadre, le*
tuuo eiioílro , y cabera entre las manos, y quando fe
* F eu*
Libro'z .Capitul.\"f, po
pensó verlaftimolamenre herida, hallaron e lr o f t r o ,y
cabefa fin lefion,ni d año alguno* Bien fe reconoce aqui
fuperior detenía, afsiflida en las manos de la Venera­
ble Madre, Pues go lp e ,q u e pudo quebrantarla dure­
za de vn edificio, y partir pedamos de e l , caufa baftan»-
te era , para hazer femejante efe&o en la cabera de
vna muger delicada j y aun m ayor, por fer menos fu re-
íiflencia¡y aunque p a ra d golpe hüuiera alguna,quien
pudo librarla de laa&iuidadde el fuego,cayendo tan
dellenoenfullaraa, no menos que con todo el roftro,
fin quelafeaeridadde fu incendio la ofendieííe en vn
p e lo , fino es el que en el horno de Babilonia reprimió
los ardores en crédito de la inocencia,y aora en atención
de vna virtud heroica?
Otra Religioíabaxandovnaefcalera, cayó de lo aU
todella,y vinoadar de cabe^aen vna piedra grande que
eftaua entre las dos colunas del Clauílro.Fue tan recio el
golpe,que fe oyó en lo alto del Conucnto, La Venerable
Madre acudió con o tras, y llegando a ella la cogió la'ca-
b e f a entre lasmanos, é inuocó el dulcifsimo nombre de
Iefus, y al inflante fe le quitó el aturdimiento. Y quando
entendieron hallarle con vna grande heridaja vieron fin
leña] alguna,de que tal eofale huuieífe fucedido. Consi­
derando la dureza de la piedra, la diftancia defde a don­
de cayó,el p efodel cuerpo,la parte con q fue a dar, fue­
ron circunílancias,que a la mifmapaciente, y a las que la*
vieron dexaron persuadidas,a que las manos de la V en e
rabie Madre obraron contra lo natural de lascaufas^a-
ra ffrr nnlagrofosfus etcótos.
Fuelo también íin duda, lo que a la Hermana Catali­
na de San Aguftin le fucedio por efte mifmo tiempo.
Auia vn año, que eftaua en la cama, tan tullida, que pa­
ra raouerfe enella,eramenefter le ayudaíícr. Y quan­
do le muí lian los colchones ¿ la leuantauan entre dos
M 2 Re-
La V\Al. Ana de'.S.AguJt,
R eligiofas, fin que ella pudieíTc ntouer Los pies. Sentid
mucho la piidoía Prelada verla padecer, tan fin reme-
d!o,pucs los que fe aplicaua^parece confirmaron más la
enfermedad* fue v n d ia a fu celd a ,d cfp u e s d e a u erh e-
cho inflante Oración por ella. D ixolc cuüícÍÍl* Fé,y fe Ic-
uantaíTe. Aunque recouociófu impofsi.bilidad,nopufo ef
cufa.La mifma V.Madre la ayudo a vertir; y citándolo U
jaco de la cama i y cflriuando en fus ombros la lleuóal
C o r o para que viíitafle el Santifsimo Sacramento,Enca­
da paito que duua/entia aligerarfe el impedimento. H i,
zieronlasdos Oracionenel Coro; y a labuelta era mas
la fiícilidad^on que fe hallaua de mouer l«s pies.Traxo*-
Ja afsi por los quaLtos,y dormitorios del Conuento,íaliér
do de fus celdas las Religiofas a mirar el prodigio. Los-
dias íiguientes hizo las mil mis diligencias, y al quar-
to eftaua ya tan fana,y buena, como las demas, y den­
tro de poco tiemps la encargó el Oficio de Enfermera, st
que a fsiftió can cuidadoía, como agradecida al fauor qua
él cielo le ama hecho por los meri¿os de fu fierua» Los
Médicos , y Cirujanos , que fupieron el calo* y vieron
que eran mas las fuerzas de la enfermedad, que la ef?ca~
Cíh dv la medicina, , 1o decl iraro i porm llagrofo, Pero
que cofa no lo fue en eíta tauorecida virgen?
N o es tullo paílar en íilencio ou o fauor que recibió e l
P.F, Leonardo del Sanufsimo Sacramento, varón de fin-
guiares lecras.y de auenraja^io efpiiiru. Embiaronle en
Vna o caí ion los Prelados aValcra.para q co.ciunicafíc al­
gunos diasa laíReligiofas,)'las cóíeííaíTe. Diole luego q
llegó vna recia calerntira.Continuólele fobreuinienífolB
crecimientos^ la cabera fe le pufo hinchada,y dolorida
con tan vehemétes dolores,q de día,™ de noche fofTega,-
ua,h¡ziciole algunos remedios^todosfaheró en vano p*
xaqdeuieflela Taludamasfuperior medicina :hallauafc
laui apretado, y viédo fin cípcrá^as fus dolores>íe leuan
Libroz.Ctifitulo i 7. px
to,como pudo de la cama, y fue dcfdc la Hcfpederia ;il
corno, Alli eftuuoaguardandofe ofecieíTc ocaíion ,decj
abricíTcn la puertaRcglar, para que frien d o a ella la V e
nerable Madre le puiicíle en la cabera las manos. Salid
inflada de iu trabajo, y aunque reliftiendo por fu humil­
dad a las luplicasdel dcuoto Padre,hnuo de rendirle
sl ellas, por lograr en vna acción el mérito de la caridad,,
y obediencia. Hincóle de rodillas en el vmbral de la
p uerta, que tenia tanto concepto de la Venerable M3-
dre ,que la refpetauacomoa Santa. Ella inuocando el
nombre de Iefus, le pulo las manos virginales en lacabe*
fa ,y luego experimentó íuceleflial i nfiuxo, puescefaron
del todo los dolores. Lainchafon de la cabera feredu-
xo a fu natural diipoficion, y boluióalaH ofpederia fin r
calentura. Eftando defde aquella hora bueno, y dando
gracias aDios,por el beneficio que auia recibido por los
méritos de lu E íp o fa , y venerándole por admirable c a
fus Santos.

C API L Y L O XVIII.

Favores que hiz^oel cielo a aquella tierra , y


algunos particulares por los méritos
déla Venerable JVLa-
dre.

J 7 V ego qfranquea el beneficio de fu calor a lomas dif-


tance , es de muy fuperior esfera. N ofeceñi» a los l i ­
mites de íu Conuentoelintenlo déla caridad de la V ,
Madre.Tambien comur.icaua benignos ardores a los qne
fuera del la veoerauá.Erá muchos los beneficios q tedas
dclla recibianjy canto que ninguno la bulcg neccísitado,
M 3 que
Lu V.M. A»a de S. Agup.-
que fe boluicíTemcncfterofo.Todos acudían con fusdef-
coníuelos , como a común amparo, a la fieruade D ios,y
conclbuendefpacho, y recibo que hallauan cu fus amo-
roías entrañas , fe aumentauan las ocafiones de mauifci­
tar lo foberano de fu poder. Vino en aquella tierra vn
año muy trabajofo,que por ferio tanto en Valera, y fu co
mareadle llamaron el año de la hambre. Perecía la gen­
te a violencias preCifasde tan común nccefsidad» Todas
las puertas del confuelo cerró a los pobres la falca de el
íuíiento,pues ninguna toparon abierta para fu remedio;,
aiun la efperanfa, no pudo feries de aliuio 3pues no auia
mociuo en ellos que lo esfocalfeen Jo humano. Tenia la.
Venerable Madre hecha la ordinaria prouiíionde trigo
para el gafto de fu caía,con bien milagrofos medios.Mas
viendo la ncccfsidad tan comin, y los llantos de los p o ­
bres,y aunde la gente honrada ,, tan juftamentc compaf-
fíuos«Qmfo,que mientras auia trigo en fu cafa, goza (Ten.
to dos del Beneficio; y enacabandofe, corncíTen e lla ,y
■fusMonjas lamifma fon una que los demas.Por no futrir­
le fu piadofo coraron , que quando fusproxiraos pere­
cían de hambre eftuúieífe mas acomodada, y abaftecida*.
quien profeífaua mas eíh echa pobreza.Ordenó a la Tor­
tera, y Oficial as,que nodefpidicííen ningún pobre, fino
que a todos dieíTen todo el pan de que necelsicaífen. Acu
dianlosde laVilla,aficionados al buen paífage. C o m a
por la Comarca necefsitada la noticia de el íocorro tan
cierto que alli tenían, y afsi e'ra mucho el numero que fe
juntaua; de genero, que por tarde, y mañana fe Ilenaua
t& s,óq u a tro vezes la Porreria, (¡no tros que foclra<nen-
tc lie ganan. N o fe fatisfacia lu generoiidad con cito..
También procuraua íabe r las perfonas honradas,que pa-
deci&nnecefsidad.y por medio de ¡vn confidente les em-
biaua papara el fulleco de fu cafa, yen prop¿a®fpécie de
¿inerój^or ma.no deftaperíona, repartiócrecieuios du-
L i bro 2. Capitu lo 18* p2
cactos de limofna en el difcui fo defte año. A vn Sacerdo­
te venerable,eimpcdido le embiaua todos los dias la co ­
mida, haziendo» que quando cocían, fcP.aladaisCiiccui*
zielícnpanecicos mas regalados para el. La mifnia cari­
dad exerciró con vna muge r muy pobre,y defamparada.,
que eftaua enferma. Y h u u o v e z , y aun muchas, que le
embió fu propia comida,quedándole ella íin comer,por-
q aquella pobre muger fucile afsiflida.Quanto paraDios
eiatguftofo efte em p leo, era para el demonio ofeníiuo*
y afsilomoftrojexcrciiando fus irasco lafieruade D ios,
Tenia deuocion , quando fe juntauan los pobres, de v e ­
nir peifonalmente adarleslimofnn;paraeíloibaa Jadef
penfa,y Refectorio, y repartiendo en raciones la canti­
dad de panes que juzgaua bañantes, lasechaua en el eri-.
fsldo del Habit o,y venia cargada a la Portería. Mas irri­
tado el demonio, vna mañana, que baxaua vna efcalera,
la precipitó de lo mas alto d e lla , dando vn terrible g o l­
pe j quedofe ímfentido, y por el fuelo derramado el pan
que auia juntado. Al efhuendo,que hizo con la caída,
acudióla Madre Antonia de Iefus ,que era Tornera, y la
liallómuy mal t r a t a d a ; mas no por eíío le falcó el animo
para profeguir e n tan gloriofa acción ; pues dándole el
amor de los pobres las fuerzas, que el d emonio auia que­
brantado* fe leuantó, y fue recogiendo los pedamos de
pan,y con ellos llegó al torno „ adonde eftaua vn enjam­
bre depobres. Socorriólosa t o d o s , y defpues fe fue a Ja
cama, por auerle fobreuenido calentura de la caida que
dio,y le duró algún tiempo , fin defrubrir a nadie la cau-
fad efu enfermedad.Afsi vengaua el demonio la ojeriza
que contra ella tenia; mas Dios con diferentes demofti a-
ciones la esforf aua. Vndiaeftando haziendo la acofimn-
brada limofna, vio a Chrifto,al modo que qtiar.do anda­
na por el mundo, que eftaua en inedio de los demás p o ­
bres, agradeciéndole con amorofo fcmblanie la íaridadr
'■ M 4 que
La V\ A i. Ana de S.Agttfl.
que cfccrcitauacon e lla s , y cncendiofcle el coraron en
»fc¿l3 , y el alma en defeos > admirando juntamente la
bondad inmenfa de aquel Señor, que aísi-cftimalo que
p or íus pobres fe haze. Con efto quedó inicuamente
o b lig a d a ,y perfuadidaa continuar el beneficiarlos, y
lo h ad a co n ral cuidado,que fe oluidaua del propio. V i­
no vn dia cierto Hrrmano de vna Keligiofa de aquella
C afa , hombre honrado , y principal , que auicndoíe
viíto en prosperidad , fe hallaua en mucha pobre¿a, íig-
niíícoiea la VcnerablcMadre Ana el extremo ,cn que
íe hallaua , y para percudirla a que era grande, le di­
x o , que auiendo vendido la poca hazienda que tenia
para cumplir el teftametno de íu padre, que pocos me-
fes antes auia muerto, no podia cumplirlo, por fer mas
execuriua la d e u ia de fuílentar fus hijos pequeños con
aquel dinero; y que afsi le vendieífe vna carga de trigo.
Compadeciófe,y conrazonipues no ay cofaraasdigna de
laftima ,que ver vn hombre principal obtigadoa mani-
feftar :niferias, y a llorar necefsidadcs. Condefcendió
con lu ruego,y por cumplir con las Religiofas, queafsif-
tian al concrato^ió a entender q vendía el trigoJc5 que
recibió el dinerojmas en el Ínterin q lo media, difsimula
damétf fe llegó a vn coltal,y al fuclo d él echó el dinero,
com ootro Iolcph dadiuofo cófus hermanos.Fue a fu ca­
fa el comprador, deíocupando los codales del irig o jia -
lló entre el fu mifmo prerjo. Iuzgando fer dcfcuido,bol-
llióal Conuento auiíando del cafo. Mas la Vene»2blé
Madre lerefpondió ,qu'* fe aprouechafle de v n o , y o-
trojpueslo iuiameneílcr,que a ella, ni a fu Cafa lefaira-
ría nada; pues cobrauan puntualmente alimentos, como
menores,del mayorazgo de Dios. Eftas,y otras Jinioínas
haíia.V Jo raro fue ,qhaiiendofe el corapuco,yco:ejo
oleabo del año,de lo que £e auia gaílado,refpe¿liuamen-
te a otros,liquidaron íer trcsparis:sntts,fiendoIaproiii-
Libro x.Capitulo 1 8. P3
{ion lamifmaqne regularmente fe h a ¿ia , y aun fobraron
dor.e, ó catorze fanegas. Multiplicación rara! Mas no la
primera queDios obró por fu íieruaj pues como ya vimos
en el Conuento de Vil lanueua, fuftentó a la Comunidad
feismefes con doze fanegas de trigo , gaftandofe cada
femanamasdedos,ó tres. Ello es cierto, que quawo mas
abría las manos, para repartir a los neccí sitados fe las Jl'e
ñaua Dios mas de fus bienes. Siendo como la teja,q der­
rama en beneficio de la tierra toda el agua que recibe de
lanube, fin re femar nada para li, reíplandeciendo en Jo
primero fu libcralidadjy enlo fegundo fu Etungclica po
brcc’.a,
Aísi remedio aaquel p ueblo, y fu tierra en año tan a-
preta io,pero no fue tingular el remedio., q en otro fe co
municó có fuOració.en q fe manitefto el imperio q fobre
los elementos, y cautas naturales tenia fu heroica vinud.
Eítauan los campos muy fértiles,engendi ando fu verdor
tantas cfperan§:as > como alegrías en los corazones de
los labradores; mas como halla que en la trox encier­
ran los frutos, viuen lasfnyas afuftadasde riefgps. Les a-
mena^ó vno en vna tempe-fiad terrible de piedra,que c*m
pecaron a defatar vnasdenfas nubes, queobfcurccieron
mas fus coj;afones,qel ay re.La miferable gente viendofe
afíi¿ída,clamóllorola.Sobrefer muy efpeías las piedras,
eran tan grandes,que caían algunas de media libi a, y tan
general el daúoq por todas partes apedreaua, conq Jos
chupos parecían íin duda alguna.Llegado a noriciadela
V.Ví.el clamor hiítimofodelpueblo, y viendo tan obícu
ra tempeftad,tomóp orfu quema el atajarla,ayudadade 1
fauor diuino. Salto a vn Corredor de el Conaento con
vn aC ru zen la m an o , y defde alli .empegó aqu exariea-
uiorofameme a Dios por el rigoi q vfaua( aunque mere­
cido liepre) con íu crutura.D eiiale palabras tan amoro-
enterneciera.alasüiihnaspicdrasjy kiwuuido la
C iu *
La V. M -A n a de S. Aguji.
Cruz al cielo.-cofa marauilloía ! Dio vn cípanrofo trbcno
Ja nube,y diuidiendofe en dos mitades fe defvaneció, íin
defpedir mas piedra alguna,quedando el cielo fereno, y
claro, defpedidoel ceñoobfeuro, conque fe n'oílraua
antes indignado, con que el daño temido ocaíionó agra­
decimientos, reparado con lacficaeiade la Oración de
nueftra prodigiosa vi rgcnjy defde entonces, íiempre que
am enafauanublados,y tempeftades,veniandela ViiJa
a pedir las impidieflfe.Y fe experimentaua,que en afsien-
dofe de eJ cordel de la campana para tocar fe defvanc-
cian, fin que por eftacaufa,en todo el tiempo que allief-
tuuo,fe malograrte el ano por tempeftades, aunque mu­
chas vezes feleuantaron terribles. Mas con ral iris, que
mucho fe puficflen era paz los elementos, ypacificaííe el
cielo.
j

CAPITVLO X IX .

Continuante las acciones de fu mifericordia-,


agradecimien to raro que le mojlr o Chrijlo , por
la que tuuo con vn Sacerdote ufanidad mi-
lagrofa que dio a algunas
perfonas.
N O es fácil hallar termino en las acciones de las virtu
desdeftaperegrina virgen, y e n ladelam ifericor-
dia con losnecefsitados ,es dos vezes dificultofo; afsi,
aunque parece proligidad, no es pofsible ceñ irme; pues
apenas hallo patío de fu vida, a donde no encuentre con
repetidas obras defta virtud. Fueron grades lasi queexer
citó enefta V illa ¿ c Valera cnvnaño de muchas enfer­
medades , caufadas del hanftbrc que los vezínos ddia en •
vn
Libro 2. Capitulo 19, P4
vn año trabajoío padecieron, Socorría los con los r e ­
galos que podia , como madre común de todos. Con
cita confianza fe aprouechauan de fu piedad.Embiauales
medicinas, que por fer lugar corto,no auia botica j y ella
compadecida hazia jaraues, y purgas para curarlos , em-
biandofelos graciofamcnte. Y lo Ungular deícafo era,
que íin tener obligación a faber deílearte, le falian tam­
bién , que a todo? aprouechauan i y quando fabia,que a l ­
gún enfermo tío podia comer, ella le adere^aua la comi­
da; y con la fee,y amor que la tenian, en fíendo cofa de fu
mano,fe animauana comer, y no pocas vezes juntamente
con el alnuo,y fuftento reenperauan falud, A vna perfona
que eftaua muy apretada de calenturas, y crecimientos,
le embió vn vidrio d e agua,haziendo antes fobi e él la íe-
ñal de la Cruz,y bendiciendola con fus manos,é inuocan-
do el nombre de Iefus, le embió a d e zir, que la bebicífe
con fee.Recibióla el enfermo tan fedicnto, como confia­
do; y luego que la bebió, le fobreuino vn fudor copiofo,
y en el termino dél fe le quitó la calentura ,y de alli ade­
lante no le boluió mas«.Si le faltaua ropa blanca en la ca­
ma fe Ja embiaua; y fueron muchos los colchones , y c a -
mifas,que repartió a diuerfas perfonas. Vino vna vez vna
pobre muger a pulirle vna fabana para vna hija fuya,que
eílaua enferma. Fue a la Ropería a traerfela,y como auia
dado tanta ropa, fe efeusó Ja R op era, diziendo, que no
auia labana alguua que poderla dar. Creyó fer afsi, por
noempe ñarfe en violencias. La VcnerablcMadre en cita
ocafion vfaua de ropa blanca.en la cama, por auer eftádo
enferma. Fue fe a fu c e ld a , y de las dos íabanas, que en
cllateniajcfcogió la mejor,y mas delgada, y lleuóielaa
lamugerafligida, quedsndoellaconlolada, por aucrfe
defacomod Alo aisi en el aliuio de fu proximo.- El dia íi-
guiente lalJamaron al torno. Salió a él3y le trajeron dos
libanasfrniy buenas de limofna, cofa que jamasen aquel
La V. Ad. Ana de S. A p ijl
lugar fe auia yifto,ni experimentado. Reconoció fer efto
pi emio de la acción,que la carde antes auia hecho; y que
lo q porDios fe da duplicadamete fe recibe.Llcucle a la
Ropera Jas dos Sabanas para confundir la cortedad de fu
animo, y cnfeñarla a fer liberal con lo sp o b rc s En cítc
tiempo Ja princiaJ obra de manos,que fe hazia,era labrar
camifas ,y mortajas, para que no folo participaren los
cacólos de fu mifericordia los viuos, Í1110 también los di*
fun tos. En fabiendo lo era alguno, le aplicana los fufra-
g i o s , y deziaMiíías, que hafta el otro mundo llcgauan
los términos de fu limofna*
Premió Dios la que hizo en lo temporal a vnSacerdo-
te necefsitado con vnfauorprodigioío.Llegó efte vn dia
al torn o,dixole a la Tornera* lellamaííe ala Prelada-
Fue,y dixole4como queria hablarle vn Sacerdote foraf-
tero. Baxó cuidadofa, juzgándole llamaua para algún
negocio. Oyóle fu propuefta,y i upo del la necefsidad de
pan con que paflaua, H izolcdar dos panes gran d es,y
otras cofas para íu caminoj y boluiofe a la celda pefarofa
de no auer hecho mas de moftracion en beneficio del mi-
mftro de Dios. El diañguiente, que era el vltim odela
Oíbaua del Santifsimo Sacramento, fe hazia Procefsjon,
licuándole a Ja IgJeíia deíle Conuento i coíhmibre, que
en aquel Jugar fe obferuaua en efta Feftiuidad. LJcgó la.
horade entrar la Procefsionenlalgleíia. LasMonjasfc
puíicron en las rejas del C o ro para adorar el Santifsi-
j n o , y la Venerable Madre también, con mas deuocion
cjue todas* Aldefcubrir el Prcfte , que lleuaua en las ma­
nos la Cuftodia,y en ella el Tcforo mayor del cielo. Vio
en la Hoítiaconlos ojos corporales a ChrifloScíiornuef
tro con grande mageftad , y hermofura ¡ y q u e lleuaua en
Jas dos manos los dos panes, que el dja ames auia dado
la Ve lie rabie Madrea quel pobre Sacerdote* D ixólefn
Mageftad palabras de mucho agradecimiento* y tcrmi-

Libro 2 .Capitulo \y. p5
ra. Siendo tan grande la que causo en fu coraron, que na
cabiendo enelpechojferoanifeftóenlos ojos-Quedó có
¿cito muy confolada, y jumamente con nueuos deíeos de
feruir,y reucrenciar a los Sacerdotes, que por reprefen-
tar rúas vi oantcmc a Chrifto, y eftar por fu dignidad con
él mas vnidosj es mas acepto en fus ojos qualquicr bene­
ficio que fe les hazc.
Deftaeílimacion nacía fin dudael mucho-agafajo que
hazia a los que de la Orden paííauan por efta. Cafa, E¡ a
fjngularifsimo el gufto que tenia quando iban por alli
Relígiofos, procuraua afsiíhrlcs con to d o ela liu io , que
fe permite.Y en vezdfi defear fe fucilen (trabajo común
de los huefpedes) los detenia ; y para que io hizieffen c ó
mas defahogo, facólicer.cia délos Prelados, paradete-
ne: los Hehgiofosq paííauan. N o fe contentaua con dar­
les de comer,todo el tiépo q los detenía, tibien les daua
para el camino; y fi les falraua dinero,para q gaftaflen líaf
ta llegara fu Conuearoíol.adarfelo.A losqlieuauan los
Hábitos, y capas rotos, los veftia algunas vezes.- Si ibanf
a p ie, fe compadecía deílos, y les bufeaua c a n a l a d u ­
ra. Y huuo vez , quepor venir vn Ileligiofo mojacfo , fe
quitó ella fu propio manto >y fe le dio para que le lo p u *
íieffcentretanto üueíelcenjugauaiacapa. Heredó c o ­
mo verdadera hija efte afeóto de e! eípiritu de nueftra
Santa,y celeftial Madre Ti ereía, que como lo era en Ja
Verdad .exercitau?. todos eftos oficios con los q eftim'íu'a
como a legítimos hijos.Supofe la lieruade Dios merecer
con todos tita eftimacioiijcj la hazian de tratarla^ y fe te -
uia por el mas dírhoío,cl que era mas tauorecido; y por­
que ninguno quedaífe, ó con vanidad , q con quex a , l o
eran igualmente todos.
Eíla piedad conque apropios, y aeftranos fauorecia:»
la honró el cielo con algunos milagros. En particular
dando íobreiuturalraetue íalud a algunos diferiros.
A^ui
L a V tM . Anade S. Agufl.
Aqni diré folamente dos por fingulares. El primero fue,
c l q hizo cóMariaMayordoraa.Efta muger dio en muy cf-
piricualimas falcóle la prudencia en gouernarfe,fín duda
por faltarle Macftro que la dirigieífe, porque dexandofe
lleuar,ya de efcrupulos impertinences»ya de penitencias
indifcreras, no queria comer,ni dormir lo neceífario pa­
ra la vidajeílandofe muchas noches en oracion,y hazien-
d o otras cofasde afpereza. Diofe tanta priía,que en p o­
cos mefes acabó con fu juizio ,p o rn o tener modo ene!
cxercicio déla virtud. Llegó a tales terminosla locura,
que era neceífario tenerla muy.bienatada a vnacadena¿
,y aun la fujetauan con dificultad , quando fe enfurecía.
C o m o la locura fe originó de no querer comerá titulo
<Jefantidad,conferuaua efta roifma tema en ella, fínduds
p or tenerfe por D eidad, que noneceísitade alimento pa
ra viuir. N o auia remedio para hazei la tomar el precifo
fuflenro,fíno esacoftade mucha violencia,La Venerable
Madre compadecida defte trabajo 3 le empegó a embiar
la comidajy endiziendole^quela auia guifado e lla , fe fu-
jetaua con rendimiento.Perfeu^ró cerca de vn año en e f ­
te m a ltó n general compafsió de todos los que la véian,
íin que huuieíTe principio fobre que eftriuaíTeJa efperan-
f a d e fu-mejoría. Mas quifo Dios,que para que fe acredi­
tare la virtud de fu ííerua, fueífe tan publico el mal 3c o ­
d o la impofsibilidad del remedio humano3grargeando-
le con fus méritos el diuino. Vndiainfpiradade Dios fe
q u itó el efcapulario interior, con que dormia^y lo embió
canlademandaderadel Conuento^diziendoal dueño de
la cafa, que a aquella pobre muger le puíieííen aquel ef-
capulario,que íi lohazian contee , bolueriaenfu juizio.
L legó el recado en ocafíon que eftaua furiofa,forcejean­
do con la cadena,y dando vozes. Execucofe lo que la V e
nerable Madre ordenaua. Echaron el efcapulario fobre
los ombros , y luego íe mitigó el furor, y empegó a ha­
blar
L il ro 2. Capitulo i p. p6
bUr con concierto ,pareciendolc que defpertaua de a l­
gún profundo fucño*Causó lanouedad tanta admiración
como gozo. Y para Inzer mas prudenteprucua, la dela­
taron, y dieron de ;omc*r/in que hizieíTe acción ninguna
de las que antes. Continuóle el hablar con acierto,y ccr
dura* Y deíde aquel diahafta el que mu rió,q fue muchos
años defpues, jamas fe reconoció en ella refabio de tal
accidente,Cofa bien rara, pues en locuras menos confír-*
midas,liempre fuelen quedar reliquias. Pocos milagros
he viftodeíte genero en hifloria ninguna,ni en las accio­
nes de SantosiperolaVencrableM .es en todo írpgular#.:
pues halla los locos veneran los cfe&os defu fantidad*
N o muy defemejanre a efte fue otro cafo, que fucedi<>
a cierta muger,hermana de v na Religiofa de aquel la C a ­
fa de Valera. Eíla adolecio de vna enfermedad prolija; y
paca que fucile por codas circunftancias peiiofa, eftauá
Cn poder, y cuidado de vnos alnados fu yo s, que la trata-
tian muy mal.iobie no acudir le en fu trabajo, y apiieco*
Con efto,dexandoÍ£ lleuar de vnas melancolías muy pro
fundas, vino a cflar loca yunque notan en todas las mate*
rias,comolapafada. La Venerable Madre conocía a cíbt
perfonas,y fabiendo en 1» naife rabie fortuna, en que fe
halJaua,entró endefeos de^bufeáríe algún remedio. Efl»
no era tan fácil,por eítar en vn Uigardiitanre de allialgu-
iias leguas. N o obftame dió medios para que la traxefieti
adonde ella eftaiua. Embió vn carro bienacomodado pa­
ra que vinieífe en él,y preuino a vna perfona,q la recibí e f
fe en fu cafa,que no fné poco la huuieffe pará ruido défte
genero,Execuiófe la i elaiucionjy deíde que vino la em-
pecó a regalar4y íL-aísiftir-Con mucho cuidado, encargan­
do a algunas perfouasia viíiraíTen, y diuirrieíten, N a d l
baftaua para que mejoraíTeel ju icio , y llega n d o fecltcr-
■oino común de la muerte, fe afligía mucho la Santa d e
&ue eítuuicífe incapaz de coitfdfaric*H i¿o Oración a
P ío »
La V. M - Ana ele 5 . Aguft
D io s repetidas vezes , para que le boluieííe el ju iz io , (i
quiera paraaquefta acción.Y como fuMageftad oiaatcn-
to fus ruegos, tuuo por hiende concederle efta íuplica*
Fue afsi,que la muger boluió en lu entero,y fano juizio; y
ella mi fma pidió le traxefíen.vnConfeífor, vino con cui­
dad o,,y hizovrjaConteísioniDLiy dolorofa, y cuerda, y
recibió el Viatico. Y luego que huuo recibido todos los
Sacramentos,fe le boluio a quitar el juizio, perfeueran-
tlo en fu locura todo el tiempo que deíde alli viuió.Don­
d e fe defeubre vn eíe&o grande de fu faluacion, y lo fo-
berano de los méritos de la Venerable Madre, que tan
eficazmente aprouechan, a quien por la inftancia de fu
Oración fe aplican.
Corone efte Capitulo otro milagro, no menosindubi-
table,conque dio ialud a otra muger deuota fuya. Efta
auia feis mefes que eftaua en la cama con gena artética,
t£n fatigada de dolores,como impedida. Eftaualo tanto»
que aunque defeaua leuantarfe de ia cama, no podia mo-
uer los pies, fin que le coftaífe mucha pena, Aplicauanle
remedios,y todos eran inútiles, perfeuerando el pal eu
íirpujanf a.Vn dia le infpiró Dios,que fueíTe a la Venera­
b le Madre Añasque ella la curaria,aunque en lo interior
íintió ellos latidosjle incibiaua Jíi im posibilidad.No obf.
tante quiío probar a leuantarfe. Pidió fus vertidos,y eftri
uando en dos muletas, liizoque la en camiuaíTen al Con-
uenco,coftandole cadapalTo muchos dolores. Llegando
a l a Portería, embió vn recado., fuplicandole fahelíe,
U egóaocaíió,qu eera neceífarioatriria puerta Reglar,
con que uus a fu gufto pudo aprouecharíe del fauor que
pretendia.Baxo la ííerua de D iQ s,llegóJadoliente,y ya
qye no p j i o hincarle de rodillas, inclinando humil­
de la cabera reuerenciólafantidadjy pidió le aplicarte:
la mano en la parte dolorida , obligándola a efto con las
Vttzci dt íu dolor. La Venerable Madre tan confufa de
Libro \. Capitulo i? 97
|ím¡fixia,como reconocida a fu F e,H úo lo que le pcdia,y
al i»unro fe le cayeron l is muletas;y eo ceflandocl dolor,
-iupc^óa andar; y pudohazerlo tan íin impedimento,
tom o lino huuiera tenido mal alguno,Leuantó la voz pu­
blicando el milagro, y los circunftantcs ,a imitación fu-'
y a , las dauan 9alabando la misericordia de Dios en fu
¿icrua; y ella auergófada ,co m o íi huuiera cometido al-
gundclico, íc retiro al ía grado de fu c£Ída, a dara D ios
graciasjporlos beneficios que obra fu poder en vtilidad
«iefus criaturas.

LIBRO

TERCERO %

CAPITVLO PRIMERO.

determ ina edificar elnueuc Conucnto de Va-


lera* dex ando la habitad en (ftrccha ,y deJaco-
modada, en que de primera ir?¡lamia entraron
las Religiofas: fuccffos raros con que
D iosle ajstfie.

E dilatado bafta efte punto el referir la rucua Fa

H brica del Conucnto , é Igleíia que cmprcher.dió


la Veqerablc Madreen Valcra,di¿itndoaiites
las acciones ¿ cu que a cad a paíTo me empeña fu virtu d ,
N P^.
La V\ M* Arfa de S. Agujl
p o r dar mas gloriofo principio a c í l c r c r c c r o lib ro.- V
porque cu fu zelofo animo prim ero abriría las zanjas dei
el edificio cfpi ritual en ft, y en fus fubditas, que el mate**.
rial,£ infcnfible, aunque com o todo locnderé$raua a Vrt
niifmo fin,que e ra el diuino o b fe q u io , tod o nacía im p e­
rad o de vn mifmo principio.
D os años enteros eílu u ie ro n la C a fa , que de primera
inílancia habitaron, paflando grande defeomodid ad ,p o r
no eftar la viuienda difpueftaalm ódo que era neceflario;
antes bien todo eítana cornode preítado, En to d o efte
tiem p o fe haliaua la Venerable Madre remiff.i p ira e m ­
prender la nueua Fabrica de el C o n u e n to ,é Iglefia, r e c o ­
nociendo linduda fu prudencia, que no auia de pcrfeuc-
far en lugar tan c o r to , y menos a propofito aquella fun­
dación , com > lo acred itó años defpues el c f t ó l o , pues
íe trasladó a l a V illa de San d e m ie n te , Viuian en m e ­
dio de aquella eftrechez con animo d ila ta d o , y g p z o -
fo , y en ella mi fma t'undaua la efperá.i^a progrefToSjCon-
íiderando los que fe originaron de l a p o b r e C a f a , que
en Auila fundó nueílraiV^idre Santa T e r c i a de IefuS, y
en D u ru eta nueftro V enerable P a d r e Fray luán de la
C r u z , que co m o EuangeLicas medras- de el.edificio de.la
Reform a afianzaron fu inay'oj- nrii^c¿a:ántes cu lo humil­
d e , y d e lacó m o dad o de fu s Gonu efc tt>s £ 1o -e n fu afp t uo -
fo, y magnifico de fus edificios. Tenia muy en íu. m em o­
ria aquella femencia de nueílra celeflial R e f o r m a d o ­
r a , que d e z i a , que no era conueniente;, qué el dia de el
juizio quando todas las'fabricas que formó la vanidad
d e l j s h o m b res, han de p ad e c e r ru in a, hizieflen ruido
a lc a e r f e las cafa§deviias p o b r e s , y humildes D c f c a l-
fas. Y a f s i , no fc'Iéd áu a nada a la V e ñ e ra b íc M a d re ,
que efta de Valeradcfcollá^fe t a u p o c o en lo marerfal
conmirtando elle cuidado^enque c r c c i d l c en e l f c r u o r ,/
obfcruancia.. i* -
Na
Libró 3 .Capitulo i.1 p3
N o faltaua quien la puíieífe calor para que empe^aíTc
2a obra ;y como Las razones que para ello fe hazian eran
de prudencia humana, quifo confultarlo con Dios,y^fus
Sancos en la Oración, para gouernarfe fiempre por la di-
uina.Hizolo diferías vezes, y fe hallaua con la mifma in-
dere i minacionjhafta que vna noche eftando en Oración,
hablando con fu deuota Santa A na, con la familiaridad
que acoítumbraua, le propnío fu d u d a, y dixo, que fi era
v oluntad,y feruicio de fu Sandísimo N ie to , y muy de fa
gufto empegaría la obra; y fino, cftarian de aquella fuer­
te mientras no le difpuíieíTen otra cofa.La gloriofa San-
tafe Je apareció, y como Oráculo de fus dúdasele refpon
oió con la llaneza defte cftilo: j j l i Nieto g r fl* de que fe
baga* Conm anifeítailegufto,dequicn era el blanccdc
todas fus accio nes, le infundió el defeo de afpirar a foli -
c ita rlo , y defde aquel punto concibió en fu animo conf-
tante determinación. D ix o lea la Sanra,,que para que tu-
uicíTe feliz principio echaíTe fu bendición al litio,la qual
con apacible, y a,noroío temblante lo h iz o , y c o n e íía
diligencia no le pareció quepodiaauer dificultad, que a
fu defignio embarazarte.
Comunico con los Prelados fu intento,y el Prouincial
que entonces e ra , formó di<flamen,de q u ero cor.uenia
empeñarte en hazer C a ía , é Iglelia, hallandofe con def-
proporcionados medios.Como era tan obediente,y ren­
dida,no replicóa la. voluntad deauien veneraua,comoa
Vicario de Chriftojtnas efte redimiente,aunque fujeto el
jnizio,no cortó los paltos al natural defeonfuelo, y pena.
Viendo quelcatauan lasmanos para hazer loque íabia
eraeuílode Dios,fueíTc a la O;ación,propufo a fu Ma--
geftad fu tentimiento,ofreciendole el defeo, ya que con
tantapenafuyale embarajauanla execucion. N o n,c pa­
rece efeuíado poner aquí las formales palabras, con que
a nueftro Señor lemanifeíló fu pena, p a r a q u e apreuda-
N 2 r*.os
L a V. M.Arta dtS.Agufy.
mos en pocas ratones fínceridad eficaz,para negociar c6
J*ios la confecucion de nueftros de feos* Dize afbi: E ftjn-
do en Ortcfonofreciendo afu ^Mtjreftad mi pobre defeo le di-
x r ; Sríísr >mo 9yj o.cquimerab.t^:r Cafa,? Igle(i¿t maj*na me
i * i llcfnci t. A e fti refignadavoluntad premió Dios, con
f efpondcrle fenliblemente , ofreciédole el c onfacio que
defci'jajy afsi oyó vna voz que le dixo-?' 3r tecovfoLirc. E (
ta palabra ofreció de futuro el defahogo,y cófuelo¡ mas
d¿ prefente le íin ció luego en fu coraron , que c*i la efpc-
ran£a,y Fe viua,con que cita alma Sanca oia las palabras
de Dios , 1o mifmocraaíTenrenciralapton>eflfaJqexperi­
mentar el efe&o. N o dudó tenerlo feliz en fuobra;y a f
Ü quedó con grande t ranquilidad en el animojy para que
empef aífe aexperiinétar lo infalible de fu palabrasl di-a
figuiente la llamó el Prouincial, que a la fazon fe ha llana:
en Valera, y íin hablarle en el punto de la licencia qnete-
auia negad j éliniímo/auiendo muda do de diá¡amcJempe’
j ó hablar en la materia; y con mucho agradecimientos
fu defeo le dio la hcencu,yerícargó,qcokn codo cuidada*
empcfaíTe defde luego la obra. Conoció la VrM.quan en¡
la mano de L>ios eftán 1os corazones d e los Superiores^ f
con lafacilidacT que muda fus decretos.
Hallándole y a con l:a facirl cad que de feaua, t raro lúe*
go de diíponer los demas medios, q aunque no erá todos
de proiupcojtenta fiador feguro en l a p» ouidécia diuina,
de quien era hijo fu feruor.Los principales íc copuííeron
de la hazienda de la feñora D.Luiía de A larcon,qdexaa
do la grandeza, y regalo, q en el ligio cenia, por el fayal
humilde de Deícalfa en aquelCo-iiuentOjOfrerio todafii'
pofsibilidad para fu fcabrica,y renta-Conefto,y cóotras-
di 1i gene i as,q; la fierua deDioshizo,feempe^aron a traer
materiales,y a difponer las deinas cofas,para dar calor a
loque con tan fanto zelo pretendía. Lo qual fauorcció.
Dios con iingulares demonítradone**
Libro i . Capitulo Jl I

CAPIL V LO II.

Sdcanfc los cimientos del nueuo edificio: afsifie


Chriflo aponerla primera piedra,y
otrosfitccjfos particula­
res.

C lem p re queme ocurren a la memoria las milagrofas


afsiíiefleias , con que Chrifto bien nueftro fauoreció
la fundación de efte Conuento de Valera , merecidas
de el zelo de fu tierna Efpola-,y Santa Fundadora. Y
Sorale contemplo defamparado , con malogro de tan­
tos prodigios, me cauía particular d cfc o n íu c lo ,y fa-
crifíco a iu dmina Mageílad ardientes defeos de be­
far aquella tierra , que tantas vezes conuirtieron en
cielo , hollándola fus diuinas plantas. O ÍÍ pudiera
anhelar la efperar^a a ver reftitnido a fu antiguo fer
lo que aora fe vee perdido ! Mas en todo tiempo lo
mas feguro es venerar los juizios de D io s, y determi­
naciones de los que con autoridad fuya gomernan ,q u c
íiududa hallarían razones prudentes, y fantas* ccmo de
fuzelo para dexar efta milagroía fundación, y trasladar­
la a San Clemente.
Empegaron a abrir las zanjas para los cimientos, y
delde el primer golpe d e la hazada íe experimenta­
ron milagros. Porque los llegaron a abrir en parte
que todo era tierra monediza, por auer deb a xoa lg u ­
nas cuebas, y bobedas que los oficiales ignorauam T e ­
nia» yaabieria.,Y profunda la canja , ííu auer hallado
La V .M .A n a dt S.A pijt.
tierra firme,aunque ellos no hizieron el reparo. Eftaua la
Sa nca comulgando,y nueftro Señor led ix o ef peligro,en
qu¿ eftauan los hombres, que andauaneti aquellaocupi-
cion.Fue a toda prifa,y mandóles,que fefalieíTenial pun
rp cxecuraron fu orden i y apenas hjuieron falido,quan­
do fe hundieron las zanjas, y cayó en e l las tama cantidad
de tierra, que baftauaparafepulcar veinte hombres, fer-
gun los oficiales deponen. Hallaron en lo mas profunda
de la rninavnascuebas, y eri ellas algunos idolillos del
tiempo de Gentiles,y ocros veftigios delamifma Genti­
lidad, conque prosiguiendo en el empeño íacaroti htticr
ra, y cabandohafta hallar lo fírme , fe aíteguraron para
íacar los cimientos. Fueron a echar la primera piedra de
e llo s , que era muy grande; y aqui hizo- Chrifto Señor
nueftro vnademoftracionpereg,Finat A l tiempo que fe huí
uo de arrojar fe le apareció a la Venerable Madre con
notablemigcftad A iia qtle efta impidieífe la manifeífcu
cion atable de fu cariño j pues fue tat) grande el que 1c
moftró en el roftro, que le vanó de regaladas dulzuras el
coraf on- Venia en fu compañia nueftra Madre Santa T e*
xefa; y ya fe fupone la multitud de Angeles que afsifti*
rían a íu Rey para folenizar acción,que era tan de fu guf-
to.Leuanróel diuino Señor la mano,y echó ia.bendicion*.
El buen efecto della dirá la Venerable Madre con mas
breuedad*y mejor eftilo, Dizc afsi*Chjifto bien nueftro
dio la bendición al echar la primera piedra i y fe lució
bien,porque íienda muy grande,que al caer,pa-reciaíque
auia de hazer mucho dañ^, y tener defpues. mucho que
trabajar con el la,eftuuo tan obediente a iu C ria d o r, que
fe fentóeu fupropiolugar con grande facilidad, con l a
qual fe vá Im iendo el edificio de la Igleíia,que ofrecien
dofe algunos peligros,no huí falido los oficiales,™ peo-
ncsconmng jn daño; y afsi [lie ndo yocongranconfuelo,
en v e res piua íu a u d a del Sum ísim a Sacramento ,y a.
Libro j . Capitulo i *i oo
dondehade fer fu Mageftad alabado,y glorificado,}'
ofrece nueftro Señor muy buenas coníideracioues, que
me embeuecenide manera, que me hnzen cftar como lu c ­
ra de mi.Hafta aqui la Venerable Madre.
Continuandoíe la fabrica, continuaua el diuino Señor
el fauorecerla con íu amable prefcncia i y la fiema de
Dios le veia muchas vezes en lamiftna forma, y trage,
que quando andana por el mundo. Moíhauale mucho a-
mor con la apacibilidad de íu roftro,y agradecíale fu cui-
dadocon la blaudurade fus palabras* Leuancauaíe muy
demañana a ver la obra 3que le deuia mas cuidado que
fus ojos al íueñoi y quando iba a e lla , hallaua preuenido
íudeivelo de las acendones de fu vigilante Efpofo, que
preuenia fus vigilias, con que antes de amanecer gozaua
las lu¿es de otro mejor Sol ,q u e a v n mifmo tiempo le
alumbrauael entendimiento,y encendía lavolun.ad.Los
coloquios ran dulces, y am orofos.qcon el tendrían,no
fon para póderados de quieie halla falto de experiencia,
deftosfauores, Agradecíale lo mifmo 3 de quien el era
A u t o r , como de todo bien original fuente i que haria la
humildad de quien codo efto conocía, y que afinada fe
apropiaua? Daualepor defpedidafu bendición» y con
efto^todo el diafentia la hoguerade fu pecho mas ardié-
te en fu amor,y mas abundante de confuelo.
Fue defde fus principios el Titular, y V ocaciondeíla
Cafa San lofeph, queriéndola Venerable Madre con e f­
te titulo aumentar la denocion de (te Santifsimo Patriar-
caique tan antiguamente ha fauorecido IaReforma,y ef-
taualcmuy agradecido al cuidado que ponía en adelan­
tar fu cafa, que como tan propia la miraua con ojos d e
particular cariño. N oquifo ,qu e efteagradecfmiento fe
quedaíTe en lo interior de fufpecho; anees bié,fe lo niani-
feftó,haziendole vn particular fauor* Apareciofele el
Santo gloriofo vn dia en la mifraa obra con mucha clari-
Jm d id ¿
La V, M . A ha di.S.Agttñ.
*5aJ,y hcrmofura. Traia en fus dichofos bracos al Niño
lefusjcntram bosconclalegiia del Temblante le moítra-
ro:i quá grande la recebian,en q fe labraffc aquel edificio
y el Santo le dixo palabras de mucha ternura, con que U
Venerable Madre le qut*dó nucuamente obligada,
N otuem eflor el prodigio q otras machasve¿es e x ­
perimento,pues quando eftaua ya mas crecida la fabrica,
vieron q los Angeles ayudauan a fubir las piedras, y an»
dauan entre los oficiales,facilitando laobra , y afsilelu-
zia ,y crecia¿puesmas pareceq fe t'raguaua al modo inte­
lectual,con que ellos obran, que a las diligencias huma-*
lias con que losartifices fabrican.

C A P IT V L O III.
Particularesprouidencias con que Dios
ayudauaalaprofecucion de ñus­
no edificio.
Orno era tan puro elzelo ccn que la V.M* emprendía
^■^ias acciones ordenadas al diuino obfequio.y tan :óf-
tance íu Fé obligaua a N.S. a que los tbmentaííe^y fauorc
ciefíecon excrro'rdinarias maniteftacioncs de fu p od er,
afsi con la protección externa q aparcaua los riefgos con
no pequeña confuítondel enemigo común q los oponia,
como con paternales prouidenciaSjq cada día experimé-
taua,fueron muchas,/ei*diuerías materias i y en las mas
ligeras no menos ponderólas,por extender íc en lam ageí
taddejLodovn D ios,aunacofastaulcuesíucuidado.U c
go la obra a términos,que era ya necelíario traer madera
y bigasparalalgleiia. Hallarófe algunas^y faltaró otras*
En particular vna bigamaeftrahazia falta. Eirbio ¡a V ,
M»allamar vn ofidal^encargó la buícalTe códiligécia.Fuc
al monce^Qaundoprimefo U ^fcdúUdel edi&áo a don-
Libro j . Capitulo 3 1 o1
de fe auia de fentar,y por ancr de fer Iar^a co d cmaÍKi,r'.o
la halló en todo el pinar. Profiguiendo con íu diligencia,
la topó en otra parte bailante ,fe g u n lo q a la primer vi fia
defeubria.Derribóla en el fuelo, y llegado a tantearla ha
lió, en lo gqruefTo erabaftáte, pero en lo larga lefaltaua
masdcvna vara. Vino al Cóucnto a dczirlc a Ja íierua de
Dios, quáinfrutuofo auia íido fu trabajo,y lo q le faltaua
a la biga mayor q auia hallado. Ella le eftnnó fu buen de-
íeo,y eldia liguiente embio a llamar a otro hóbro confide
te fuyo,y d ixo le la p a rte a d ó d e eftaua Ja bigajy qn o o b f
tante,q el oficial a quié le encargó la bufcaire, auia dicho
ferpequeiaa^fe auia den aerjpoi q efperauaenDioSjqauist
de fer proporcionada,y que afsi íuciTe con efta fec.C u m ­
plió el deuoco hombre ton lo que la Santa le ordenaua.
Tom óla medida del edificio, como el primero, fue al n,6
te,y llegando a cotejar la viga c o la medida que Ueuaua ,
reconoció q tema toda la longitud,que le pretendía, con
notable admira ció fu y a,y de lu compañero, q eftaua cié r
to de q el dia antes era mas corta, por auerla medido coa
cuida do,y defeo de q ajuftaífe , y hazerlo aora no pudo
fer, íin© es por auerla Dios milagrofamente aumentado *
Traxer0nla,yvin0tanapr0p0ÍÍL0, que parece íe auia.
criado folo para aquello.
£11 el fubir efta bíga,y otras mas gruefas a lo alto de I*
Igleíia,y edifício,reconocieron particular tauor de Dios
vinculado ala prefencia de fu ficrua, pues quando eftaua,
prefenre con menos hóbres, y tiempo las fubiá con rama
i'acilidad,q ellos melmosdezian, q lesaligerauá el pefe;
y que otras manos ocultamente les ayudauan,pero Gn i al
tando ella,eftas acciones con mas oficiales,y tKjpo,i3o
podian íubir,y trabajauan con mas quebi auto de las fuer
p s * Y afsi en qualquer acción dificuhofa que huuiefltn
de hazer , como era fubir piedras muy grutífas,
bigas#a OT*s caías ¿ames de poner mano en cliala era-
L a V . M . A nadeS. Agufl.
bfauma llamar f o r j a d a s d e la experiencia ptouechofa
tic lo mucho que lesimportauaíu afsiftencia.
P ira la porcada de la Iglclia era necefíario bufear pie­
dra de íilleria; y que algunas fueíTen grandes parafomar
dellas vnas columnas grudTas,fobrc que cargafTc el C o ­
ro. Aiiiados leguas de allí vna cantera en vn lugarqucío
ILimaBarchin. El oficial por cuya quema corría Tacar, y
pLtJir eflas piedras.fuc a la Venera Madre a dezirle , que
folo en aquel litio íe podían hallar, y que afsi iba luego a
p o n e r lo enexecucion, Salió con efte animo, y a cofa de
* n tiro de piedra del lugar halló vna cantera, y en ella,
piedras de íilleria tan buenas, que le pareció ocioTobnf-
cai las en otra parce, Tuuolo por muy particular proui­
dencia, por noauerfeaprouechado para aquel minifte-
jio,ni efperar que en aquel lugav tan a mano huuieíTe c o ­
fa,que tanto fe dificultó.Logrando la buena dicha,en p e -
f ó a cortar las piedras; y quando le pareció auer lasque
neceTsitaua,fueadarlenoticiadel cafo a la Venerable
Madre. Aqui huno .otra dificultad nueua en traerlas. E n ­
traron en concierro con vn hombre, que romaua efto por
fu quenta, y pidió tan exorbitante precio por ehporce,
quehallandofe falta de tanto dinero, no pudo venir en
el. Con lo qual dio orden a vn muy deuoto, y confidente
fuy.o,que andaua en Ja obra,para que en vn carretoncillo
p e q u e ñ o q u e íeruia para traer otros materiales mas li­
geros, traxefle las piedras.Reconoció la impofsibilidad,
porTer tan grandes, que algunas del las peíauan mas de
cien arrobas,otras de recenta,y otras a quarenta. D ixole
ferimpofsible ,q en vn carretoncillo tan poco capaz, y
y firme pudieíTen venir, ni que dos muías pequeñas,y fla­
cas las baftaifen a tirar.No obftante infló e n e llo , dizien-
d o , que aunque era afsi, también fabia que Dios auia de
ayudarle, y que vendrían muy bien. Tenia eíle hombre
muchaíaúsfaciondelaTantidaddelaíierua de D ios, y
re*.
' Libro i'.C a fitu L i m 102
repetidas experiencias de lo que fu Magcítad la fauorc-
cia;yafsifujetófujuizio. Fue con el mal carretoncillo a
la cancera,/ con muy pocos hobres las pulieron cu el, có
tal facilidad,que parecía fe defnudaron de íu natural p e-
fo.Vltimamence., quando encendieron, que ni las muías
las pudieran moucr,ni lacaxa del carro fuftentar, las tra-
xeron felizmente, £111 que amago dedificulcad alguna fe
opuíicíTejy para que a todo aquel lugar conftaíTe la mara-
uilla,anduuierori por codas las calles dél dando bueltai y
la gente admirada d éla alegría, y ligereza con que iban
lasmulas, y el poco fencimiento que hizieron los made­
ros ligeros de vna caxa tan d é b il, como lasque fiifria can
inormepefojJoatribuianaoculto auxilio^
. N o ferá imprudencia juzgar lo liuuo, íi cotejamos ef­
ta acción, coala que fucedio quando la Venerable M a­
dre hazia Ja ígleíia de V il l a n u e u a , queporauerme olui-
dado d e l, quando tracé de aquella fabrica, lo refiero a-
cjui, porque laaluíion de vn cafo a otro hagan mas armo -
nia. Quando fe hazia la I^leíia de Villanucua,íue necef-
fario traer vna biga muy grueíTa,y grande para lo mas fir­
me della. Eítaua metida en vn grande oyo,ó barranco; y
para auerla de facar^aunque fe junto numero bailante de*
hombres, no fe pudo; pues apenas la tenían leuancada».'
quando ícboluia a caer, no Iin diligencia del demonio*;
que loimpedta/obi e la dificultad natural que allí fe ha.-r
llaua; mas como era para vn Templo., a donde Dios ¿ y Ja ’
lgoriofa Sanca Ana, a quien fe confagró*auian de fer v e ­
nerados Ja mifma Santa venció la dificultad. Y afsi 1a vie
ton,q leuataua por la extremidad q hazia rp?is refiftencia
la b ig i,y defde q pufo en ella la mano , f$4¿+geió fu pe-
fo,y congrande facilidad la íacaron. N o fecócentó con
eílalapicdad deftagloriofa Santa, pues poniendo en vn
carro la bigapara licuarla al Com iento, la vieron venir
en el remate della,que miraua al y u g o ,y que venia guian
L a V .M .A n a d e S.Aguft.
do lis mulascon grande a l egr i a. Eíl o lo viola miíma V e ­
nerable Madre Ana, para que en íu alma creciefle mas la
deuocion con efta piadorísima Santa, que tanto la fauo-
recia.
Lo mifmo, ó cofa femejantc fe f>uedc creer,quando fe
traxeron tan crecidas piedras para lalgletia de Valcra
con fuerzas tan flacas en hombres tan dcbiles. Y lo cierto
*s,que las huuo ocultas, pues dexado a catifas natural es*
no pudieran tan fin dificultad obrar cofa; que íegun toda
razón , parecíaimpofsible. N o paró aqneíle prodigio;
pues para licuarlas al fitio, adonde fe auian de poner,
íue precifo paitarlas por vn corredor de tablas de vna
cafa vieja; y que por parte fe eftaua hundiendo , y las ta­
blas fe defcubriá podridas,y maltratadas de la carcoma.
L os oficiales, por cuyo cuidadocorriael conducirlas,
juzgando a temeriddad e laííarlas por aquel pafío,a don­
de todos podían temer prudente riefgo. Siendo fbbre
dificul to fo , de mucha cofia el lleuarlaspor otra parte,
Íes aíTeguró la VenerabIeMadre,que bien podían pallar­
las por aquel corredor, que affeguraua el buen fuceílb*
Fiados en fuaciierdoíe determinaron; y aunque repeli­
das vezes pafTaron con cada vna de las piedras t^npefa-
das,y los hombres neceíTarios para gouernarlas,ni el cor
rcdorcillo hizo v ic io , ni el paííadizo fentimiento; ante?
eíluuo tan firme,como íi fuera de la miíma piedra. Todos
l o 4idmiraron,fino es la que fiada en fuperior firmef a ,, t a*
les acciones emprendia.
N o es para omirir en efte ^ g a r otra efpecial proui-
d-encia,que aqüi nueftro Señor moftró,en eíla fo rma.Pal­
tana ( ya acabada la Igleíia ) yefo de efpcjuelo para
aitérla de enlucir. Com o en aquella t i e r r a iabrauan
cofriunmesite los edificios mas toícam ente,noíe gsfta-.'
uaen elU.ni fe fabia de a donde podrían facarlo. Encar-*
gdcíU dibgcnciaA vn hombre, d q u alaud uu o todo e l v
ter-i
L ib ro C a p itu lo 3 J ioj
trcmino dos dias fin poderlc'lialtarrVmo muy tibic^ypc-
faroíoalaSan»a;elUleauiuóen fu e fp c r a n fa ,y que na
obftante fe huuíefT; fuftradofu diligécia,boluieífea buf-
carlo en vil fuio que fe auia dexado, que feliamaua Badí~
llo.Obedcciole el hombre,mas tan ignorante del cafo,^
noauia e i fuvida vifto yeíío de efpejuelo como el con-
fefsó,niaun le oyó nombrar. La V.M. mandó dezir vna
Mifra,y en ella pidióaN .S. le fauorecielTeen loque buf*
caua.como iiempre lo auia hecho. Fue tan e£ca¿ fu Ora­
c ió n ^ llegando el hombre al fitio íeñalado,halló vna mi
na de aquel yeíío de efpejüelo , tan bueno, y rcfplard c-
ciente,que d irufmo le informó có lo que reí plandeda/J
era lo mifmo q tnifeaua-rTraxorres pedamos para muef-
tri. La VrM.dió gracias a Dios; y los oficialt*s que lo auii
de gaftar eftrañaron Uvhcrmofurajy blancura dei yefíoj y
beneficiando lamina, la hallaron tan abundante, o.ue no
folo dio todo lo que era menefter parala Iglcíia.íino que
defpues fuederaucha validad.para la Villa. Nadie pue­
de prudentemente juzgar efte cafo, por conringéte ,líno
dirigido de vna paternal prouidencia con que Dio-sala.
.Venerable Madre le ayudaua*

c a p il v l o nrr.
Protecciones externas con que el cielofa ­
vorece a los oficiales que tabadanan
en lafabrica defíe Corr
uento*
J 7 N la reedificación de elTem pIode Ic ru fa le n c o m o
ain cr^ aiu defyelcda la inualion de los enemigos
Ucf-%
La V.J\d. A nade S.A rtid.
O j
dcfpcrtó cuidados en los Hebreos para prcucnir íu jtv
tenro. Y afsi,vnos echauanlas mañosa los inftrumentos
.íeruiles,y artificiales, y otrosa las cfpadas para velar en
fu detenía. Enlareítauraciondefte nueuo Carmelo inui-
íiblertiente fucedióalgodefto; pues como tan deívelada
procuró laembidia del enemigo común impedir, y def-
vai atar eft'e edificio,y Templo que feeregiaal foberano
culto.Pufo endefvelo a losAngelespara impedir fus dc-
fignios. Muchos fueran los cafos particulares, que fuce-
dieron en crédito defta verdad, diré los que lo fueron
maSípor ne>hazerlo todo milagrofo.
Acabada la Capilla Mayor de la lg le íía , tuuo deuo-
cionla Venerable Madre, de que por corona, y remare
dellapufíeíTen vna Cruz grande de hierro, mandola ha-
ZQ\\y pesó mas de diez arrobas. Subicrónlaa lo a lro d e l
edificio y para colocarla en el lngar íeñalado hizieron
vn andamio,ó tabladillo poco firme,y mas eftrecho de lo
queconuenia. Subieron cinco hombres en él para c o lo ­
car la Cruz j y apenas huuieroníubido, quando empega­
ron a quexarfeias tablas del muchopefo que les fiauan,
y a eftremecerfe todo el andamio; de fuerte, que los ofi­
ciales fe tuuieron por perdidos, porque fin remedio nin­
guno fe iba todo abaxo, y no auiade dondepoder afírfe,
Ju en que parar haftaelfuelo , que eftaua baftantememe
parahazerfe pedamos,fi cayeran. Dieron vozespidiendo
el tauor, y focorro de la Venerable M adre, y todosafí-
d o sa la Cruz , ni la podían fubir, ni podían cfperar ya
otra c o f a , fino es caer. A efte tiempo, y conflictoaíforaó
la Venerable Madre a vn corredor, defde a donde pudo
ver elriefgo.Lenantólam anoenform adeCruz, yb e n -
dixolos, inuoncando el dulcifsimo nombre de lelus. Y
deíde que apareció,parece,que no folo el andam]o,y ta­
blas cobraron firmeza .fino también los hombres que efta
tuiuu íb ados,fe virtieron de vnnueuo animo , con que
Libro i .Capitul.q.] 104
profiguicron conla acción de colocar la Cruz. Y 1v io la
Venerable Madre,que los Angeles les iban goue m ando,
y fuftiniendo los bracos, para que fo pudieífen hazer ,, y.
otros, que poniéndolos ombros para fuftentar el mal ar*
tifício de tablas. Los oficiales quedaron mas aturdid os;
aunquecó diíbinítos et'eótos defto fegundo,que délo pri­
mero, Y‘iei?dofe tanfubitamente paitados de v,n extremo»-
de temof, y riefgo a otro de fumezaj y feguridadj pues (i
anresiáuti el color,y la fangre los auia delamparado, ao -
ra fe hallauan focorridos de fauor diuino.Y ,conociendo:,,
que venia de la mano del que todo lo p uede, comunica­
do a inftancias, y méritos de fuficrua, baxandofe libj-es,
le dieron afuMageftad alaban^as^y aellalas gracias.
Ocros dos hombres eftauan en otra ocafion derriban*
d-o vnpaderon grucíTo paraenfanchar el Tirio, y quando
menos podían temer fe cayeíTe , de repente dio fobre
ellos i al vrio de los quales cogió tan de lleno, que le fe-*
pulro la ruina. Acudieron todos a priXaa foxorrcrle y
quando entendieron facai le muerto debaxo de tanta tier
ra^y cantosjo hallaron bueho, y fanacoa.la admiración
que moriuaua el prodigio.;Otja(vezíafsitt3,ifíu‘io>derriba-
lia otro hombre .vnapared »y«eílando?ea.-l^ Superior d¿
cl:Jaaque.era muy alca, cay á#y al'cáer^&Lquedó aíido do
las ramas de vn moral,.que eita^uaxcica,/ íin recibir cip-
•gundaño. • ;
P^ra Tacarlos cimientos derquar.rotprincipal dei Cfí-
-ucnto, abrieron vnas zanja^ profunda s, Y quando par,
ció cftar competentes, trataron de poner la primera pie*
dra.Tres hombres la Lraian , dando buelcos, que por fer
muy grande era menefter codoefto, Llcgai.docerca .de
la zanjaste dieron vn buelco con mas remisión que haf-
ra. allijinas impelida ma*» fuert-Ciijfinte la pied/a.de oculta
mano» a lo que todos juzgaroin^ftíc efln notable efu uen-
d o rodando,y cayo eula £anja,fiífcaúa dentro vn hombre
L a V .A Í .A n s d c S, Agttfl.
llamad ó Damian Rubia, y cayó ran perpendicularmcnrc
fubre el,que temieron le htiuieíTe hecho pedazos¿mas ía-
liendofeapriefíajdefvíineció el temor, y fo lo le cogía
vna pierna,para que tuuicífe eíla circunítancianías lama-
rauíllajpucs íiendo ran grande la piedra,y eftando la zan­
ja profunda mas de tres citados , fue muy quilla la leíion
que le bizo,aunque le cogió baílanrcmcnte el golpe* La
Venerable Madre , compadecida de fu mal ,l e puío fus
roanos en lapierna,y fe la bendixo, y dio vnos paños pa-.
r a q u e fe puliefle en ella , con que muy preflo pudo b ol-
uer a trabajar a La obra nueuamente aficionado a fu fanri-
4 ad, porcuyo refpeto juzgauaque Dios le auia focorri-
d o . Hile mifmo hombre fe dio vna vez vn golpe con va
pÍco,que le rompió vna efpinillajy como tenia experien­
cia de lo bien que 1c iba con las medicinas que le aplica­
ba la Venerable Madre,acudió a ella.Dióle vnos pañitos
-doliendo delgado,y vn poco de balfamo,que ella bendi-
aco,y luego eltuuo bueno,y pudo trabajar.
Ñ o fue menos particular lo que le fucedióaotro hom
bte. Eílauacon dos principales Maeítros de la obra en Jo
masaltodella^qne entonces tenia ireze tapias de altura?
los dosMaeílros, fobre:'no sé que diferencia, llegaron a
palabras mayores, y d ellas paliaron a las manos. El otro
que eftaua preícnte, llegó a ponerlos en paz,poniendofc
en medio de entrambos, y licuados de la col era, caJz
vno por hiparte, le impelieron, de fuerte, que cayó de
toda aquella altura, con no pequeña violencia, y pira
mas admiración, de lo que defpnes fucedió ,fue adai de
cabera en vnmonion grande de piedras,que abaxo auia,
Bienle vee,quecayendode creze tapias enalto,y d uido
en vn montón de piedras, y en ellas de cabera, natural­
mente auia de fer grande el d a ñ o , yaque no tuefle prc-
cila la muerte, y lin duda lo fuera lino tuuiera tan pode-
iofa Pacrona 5porqúe^al tiempo de caer, fe pufo en vras
viítas
Libró 3 . Capitulo 4* 105
viftasla Venerable Madre, y viendo la defgracia inuocó
el dulce nombre de Iefus en fu fauor^dizí edo: Iefus te li-
bre,y Tea contigo. Valióle la eficacia de tan fuaue nóbre
articulado eo loslabíosde aquellapurifsima Virgé,pues
fe leuantó luego fin daño,ni dolor alguno., y fin el aturdí -
miento,que cnfemejamescafosfe adquiere.
Mas porque no fe deuieíTe afuprelencia el impedir e f
te mal corporal folo, inipidió también con ella el efpiri*
tualde los que tan airados* y fuiiofos auian hecho aquel
defacierto. Porque baxando a la obra,y llamándolos de
adonde eftauan ,fein fo rm ód elacau fád e íü difgufto, e l
<Jual perfeuerauaenlos ánimos , aunque la Venerable
Madre có fu refpe&o rep rimió el de las manos,y lengua*
Supo 3que elvnoauiá llamado al otro ladrón* y efte,en
fu defagrauio le auia a fu ofenfor dicho ludio i y como
efta injuria * no foloofende a la perfona^ lino que paíía
a herir lafangre de toda fu afeendencía ¿ causó mas fen-
timiento en íu animo. Con que dandofe por mas agra-
uiado , eftaua mas rebelde en la concordia, y en fu ani­
mo folicitaua la fatisfacion- Y íegun dixo defpues,
auia de fer a cofta de farg re, para que lauafTe con ella
la mancha, que injuftamente auia puefto en la Tuya. C o ­
noció fu intento la Venerable Madre A n a , dándole a fu
buen juizio feñales bailantes fus demoftraciones; y af-
fi cargó mas en él la perfualion. Es dificukofo hallar­
la eficaz para vn animo alterado tan inmediatamente
en materias de honra i pues en el mas fufrido , aun en
las heridas de el cuerpo, mientra? dura lo viuo de el
4 o l o r , y corre la Jangre condifículcad fe reprimen los
latidos de elfentimiento contra la mano ofenfora. Mas
las palabras de la Venerable Madre Ana de San A guf-
tin todo lo vencían. Fue cofa rata con las pocas
que le reduxo. D ixole afsi : tíijo mío , (/ bien h a¿-
*ierte 9 mayor agrauio le bs hecha a ¡Ir próximo cón Id
O
L a V .M . Anade S. Aguft.
paltbra qveleba dicho yqr*e no elotr9yCon la que tdntó pon*
der.u N )di \ ", quele Ut no lalro i ? Vttes ejfees mayor mal,
pues ** p vedeferio,fi ¿ peed Jo perfonalfuyo , que es la mayor
i*fa-niadehs hombres, puet febt\en departedeldemo>¡hyy
fe bveluen con tr.t Dios ; pero elllanarle a e l lu lio , note i n-
pneaculpa, ni pecad), tues fu e achajuedefu origen ( fi ¿ca­
fo tutilera effa mancha ) y no del i fo de fu "bolán tad . 1~afsi
mas agravióle ha hecho al otro, ei decirle , qve ha cometido
"Vna ale uoft a enorme contrarios 9quenoque fu pro ximo le
díxeffe > ta cofa, que no entino en fu mano el impedirla. Con.
efta razón que le dixo: Fueronfe a fus cafas ,y hizo tanta
operacion en fu alma, que en anocheciendo fue a bufear
a fu contrario antes, y ya íu amigo. ELqual imaginando,,
qireiba a vengirfe,ddembainó i-i efpada;mas hincándo­
te de rodillas ,ie manifeílóel coraron, y hu mili and o fe,,
le pidió perdón de lo fuccdidojdm éd ojq aquellas pala­
bras tan fencillas^aisiftidas del efpiritu déla V.M, le a-
Lian cortado los brios a fu fentimiento i conque obliga­
d a deíla humildad,fe alTeguró,y hizieron amigos,y la m i
¿Una iiguientefueronareconocerdeudasde iuamiftada
la q con tan buen zelo la auia pretendido accidental men
te.He dicho eíle cafo, por eftar tan junto con el fauor q
h i zo con fu prefenciaal hombre q:cayó d é lo alto del ed i
¿icio,que por los méritos fnyos fue feliz err la defgracia..
Ocros muchos pudieráteme ría el tiempo q duro la obra,,
entre elios el principal Maeftro, q baxandod'e prifa por
vn andamio, ibi a p recipitare; y e la u x iliu d e la V , M.a.
quien llamo afe&uofo Je fauorecióJVlucho puedeTirener
cflos fuceíTosdecafuali pero quando la V. M. nos dize,q
y a t p o nerfe la primera piedra del edificio le ehó la bedi-
cionChrifto,y q a ella a tribuye,que en medio de muchas
ocaíiones, que en ella huuo.no fe experimetó defgracia.
Conformándome con lu ju izio >lo atribuyo a fu (ingular
ffQceccioni y mas quádo repetidas veze* vió laíierua de
L ilr o 3, Capitulo 4 , 10 6
T)ios a los demonios, que andauan muy orgullofos para
impedir la o b r a , y le amenaf auan q auia de hazerle rodo
ci daño quepudieílen j mas que daño p udotem er, filien
íehallaua u n afsi íl id a de tan diurno fauor?

CAPILVLO V-

Teruor,*} efpiritu con que la Venérale Aladre


afñftia al trabajo de la obra: cjuanto apro-
uecbaua fh exemplo , einp
trucion.
TjQ O fecon tem au acl aliento feruorofo de la Venera­
ble M.Anacon el defveloay folicitudjconque traba-
jaua fu cuidado., bufeando dinero^ las demas cofas pre -
cifas para que fe continúamela o b ra , fino q también qui-
fo fe dcuicffe al trabajoeorpoial.qaunera mas de lo que
fe podia pedir a fus achaques ¿ y fuerzas; mascomo eran
grandes lasde fu efpiritu, no queria q la falra de las cor­
porales le fuefíc priuilcgio que laexoneraííe de trabajar
mas que todas, Leuancauale muy de mañana , ibafe a la
obra^ y empe^aua a cerner la arenaba mezclar la cal, tra­
yendo para efto cantaros,y cubos de agua cu fus delica -
dos bracos. Las demas ReligiofaSjque veian eíle aliento
en fu Prelada,fe dauan por obligadas a incitarla, inftiga-
dasdefuferuor,y afsi acudía todas.Y como anda folicito
Vn enjambre de abejas trabajando en co gerla flor, d e q
fabnquépaiial,d6de cada vna tt'gal’uceldajy labra la r e
raq facrifíca a la luz>y miel, q of. ezca al guftoj afsi todas
con hermanable folicitud andaua trabajando para labrar
fu C a fa ,y en el retiro de íu.celdadulcurasa Dios en los
adlosde fusvjrtudes.Vna cogia la efpuertajy lleuauaare
na^ytierraiotra^aamafauajotíasjtraianagua, y ninguna
O a ol*
La V. M .Ana de S.Agují.
holgaua,y V.M.femia con fu compafsion el trdbajo'd'e
todasimas viendocl g.ifto, y confuelocon que ta hazia a
Je íeruia de particular edificación. Era tal elcípjtiru coa
cjue en efto fe c:£eicica,q (í veia, que alguna cfcnpieíTtí co
Ja cal,ó arena,fe lo aduertia,dizicndo, q miraffe3q fe auia
de hazer de aquellos materiales c a f a r e n qhabitaíTe D i o s ,
y que porque cf cielo fue criaidopara, liv domicilio,le ío r
jnóde m a t e r i a tapura,y cnftalina.q no permitid peregri
nasirnprefsione^Coficftodcfpertauaen ellas la Fé,y pa
r a q e l trabajo fe fuaui¿ira,les dezia algunas palabras de
efpiritu muy brcues» q las aferuorizaííe. Eftauanlo Eá:o,q
quando por la mañana venían los oficiales* y v e h n locj
a ui an obrado,Ioadmirauíin;dcfucr:equ''Ies era moriuo,
para trabajar ellos con mas cuidado, por no verfc ex ce­
didos de vnas mu ge res débiles,yno acoftübradas a aque
lias acciones.En lo reftaiue del día, fuera de los a&os de
Comunidad,! que la V.M.indefpc nfablemente afsiftia,y
las demas ocupaciones del gouierno,fe venia a la obra cu
bicrco el roftro có el velo,íinq eniiopo de calores^el Sol
la amed rácaffc ¿ni en tiempo de friona nieue, ó yelo la de-
tuuieííe.Todoel tiempo q allí eftaua,era en piejy aunque
los oficiales mouidos de cópafsionle hizieron vn cober-
rico de tablaSjyde fus capas,para q fe defcndiefle delSol
y demas inclemencias del ciépo , y leinftauau fepufsefíe
debaxo del,pocas vezes lo hizo, y fi alguna fe fentaua/e
ponía luego en piejde fuene,q en efta poticion eftaua fíe-
prc¿.y como no queria fujetarfe a orra Jcdixo vna vez vna>
Religiofa muy hija fuya,q para q refiftia láto, a cofa de q
neceisiraua,yq con aí>¿ko le pediáílí cfpódiole la Sára q
la caufadc no íentarfeera,porq caíí íicpreq ibaa la obra
veía a Chrifto,q eftaua enpie,aísiftiédoj.y q como podria.
delate de t i grádeMageftad eftar, como Je.deziá,y q por
no dar nota no eftaua de rodillas,ó poftrada3q a eííolamo
uiaUveneragió de vaDios can amoroío.que afsi fauore -
Ltbro'i . C a p i t u l o 107
ciavnhumildegufanillo como ella. Quien no fabe las ra-
zoncíjcon que las Sainos gouieman íus acciones, las juz
ga tal vez por indifc re taim as át endicñdo a la luz., que ar
tic en íus almas,todas fe rigen a fus rayos, Eftos motiuos
tenia para eftar fiéprc en pie la V.M,en tanto tiépo,conio
eftaua t'omenúdocó fu¿>refencia ei aumento de fu obra.
Y i>o me efpautOíque con ral vifta no íe le hizieífe pefado
y ruukíTe tanto cariño a efta afsiltencia.
Para que los oficiales trabajaíTen con mas gufto, pro *
curaua les diefíenporlas tardes,fuera de íu jornalal guna
cofa de comer; y muchas vezes fe lo traia ella mefma de
caaibucn gufto , y Í3zon,que ios dexaua obligados, Vna
ocalion llegó a vn taller, a donde Vnos carpinteros efta-
uanlabrando la madera, y aunque las Religiofas no fe
dcfcuidauan en darles de beber, ni ellos en p ed irlo, Ic
dixeron a la Venerable M adre, que les dieííc dinero p a­
ra traervn p oco d e vino. Ella entró la mano en la fa l­
triquera, paradarfelo , pero halló, qne no tenia, y d i.
xoles ,no tengo; pero no tomen pena, que Dios nos f o ­
co: rera. Apartóíe de alli , y fueífe a lo interior de la
C afa; y vno de los oficiales , como tenia noticia-de que
el Niño Iefus le daua dinero, quando le faltaua, juzgo
que en aquella ocaíion le auia de focorrer ;y afii foeea
íu feguimiento,y por los agujeros de vn rallo de el Con-
fefsionario eftuuo mirándolo qu eh azia, y v io , que íc
pufo losojoseneleuacion áziael cielo en medio de vn
patio ,quefepafíau aparairalC on u em o iy que defpues
de vn rato fe boluió al tal ler.Qiiando llegó a él,facó déla
faltriquera puñados de dineros,ydioles para q traxeflen
vino,y a cada vnoquacro reales mas para q cenáisé, q ue­
dándole ella có lo demás, deqtem a neceíbidad p a ia o -
tros gaftos.a quccon modo tan imlagrofoN.S.acudia.
Eran los que trabajauan en la obra no rr.uy auetn:*ja
dos en el arte i y aísi en muchas ocaíionesfc 1^*s oí» eciait
LaV.M .Anaele S.Aguft-
di ficultades,en que auenturauan el acierto» mas la Vene*
raUle Madre, con tener menos obligación a entender de
a quellas cofas,los eníeñaua, como fi en todas artes fuera
Maeftra; mas como no loauiade fer, teniendo tan cerca
de fia la fuente de lafabiduria? En diuerfas cofas dirigía
las acciones de los Maeílros* En^tras, los enmendaba; y
en las que ignoraüanjos inftruia« Quando íe auiande ha-
fz c r las cimbras para las linternas de la Igleíía , qu edjeí-
fen bailante lu z , íe hallaron los Máeftros íin practica, ni
c i e n c i a , para haberlas j que com oerande aquella tierra
c o r t a , pocas vezes fe les ofrecen talescofas. Aunqu efla-
uan ignorantes enfo que profelTauan,anduuieron diícre-
tos enconfeíTaríu ignorancia, Y ai si le dixeion a la Vene
rabie Madre,traxeíle a quien la fupieííe hazer^que fiarlas
dellos era errarlo. Ella juzgo ocioío efte coníej 05, y afsi
les dixo el modo , y forma como íe auian de h azer, con
tan lindo eftilo , y claridad,que fe hicieron capazes. Exe.
curaron la td ea ,q u clesp ro p u ío , y íalieron tan confor­
mes al arte, que viéndolas defpues otros, que lo enten­
dían, dixeron, tenia toda la perfección que íe les podia
dar. Efto mifmofucedió al herrero, que hizo las rexas
del C o ro , y Locucorioini él en íu vida las íupo^ni vió ha-
ze.r, ni tampoco halla ja íar¡aa para e l lo ; y afsi í e efeusó
con la Smca.Mas ella Je infl:ruyó>cQmo auian deíer;y p a ­
ra animar fu defeonfianp le dixo,vaya,y hagalas, fian­
do en Dios que h an defah r muy lindas. Execurófu or­
den, y íalieron tales ,-que pudo tener vanidad, a no reco­
nocer, que otro impulío, que el de íus m in o s; y otra- d i­
rección,que la de fu arte auia imperado fus acciones-
En vp.a dificultad que fe otrecio, pira h atería venta­
nilla del Comulgatorio en la Igleíia, fe deuióel acierto a.
íuconlejo. Eraneceííario romper para efto la pared pria
cipal de la IgLeíia, y por circuoítancias que concurrieron
y ratones que fe ofrecían ¿amena^aua eíla execucion n<*
p e-
£ ilr o 'i .Capitulo $•' - )o8
pequeñoriefgo al edificio. La Venerable Madre ctioel
modo,con que fe ocurricíTc a e l , finque nadie lopudief-
fe con tanta piedad difeurrir j y haziendoíe lo que orde-
ñaua,ni el edificio flaqueó,ni fe íigiiióinconucniente,con
que fe hizo el Coom lgatoriom uy a propofito, con no pe
quena admiración <le los que lo executaroiii mas *;aia
•que no aprouecha la fatuidad?

CAPITVLO ‘V I.

Peligros con que el demonio procura Je f?uliarla


tn la obra a la Venerable J[dadre7atixi-
lios diuinos, que la ti-
íra n .
f I rOdo 1o que era efpiritu, y zelo en el pecho de la V e -
nerable Madre paraauiuar el calor del Templo, que
en veneración de fu Dios e rig ia , era fuego en el demo­
nio,que esfor^aua la llama,en que fe abrafa fu embidiajy
afsi, pro :uró vengar efte corage.con preiender quitar la
vida a quien a el quitó tantos triunfos, qnantas ocaíionó
confuíiones. Repetidas vezes fe le apareció quando iba
a la fabrica én figura horrible, y rechinando los dientes,
Leamena^aua con iras,ofreciendo ejecutarlas en fu cuer
p o , ya que fu virtud no le auia dado nunca entrada en el
■alma.Masxomo tenia axpériencias^de quan vanas fon ef-
ras amenazas,a quien nada fia de fi, y todo fu vencimien­
to lo vincula en Diós,a unque le efpantaua lo horrible de
aquellafealdad,nole engendraua temor, que produxef-
fe defm ayos, con que con mas aliento pi oíéguia lo co ­
m entado, y el demonio fus intentos, poniéndole peli­
g ro s, en que acabarle d.evcavez. Eftauan dos hombres
La V .M .Á n a de S.Agujl.
d e r r i b a n d o vntabiquc,y la Venerable Madre pafsó por
l t parte contraria azi» la parce donde auia de caer,al tiír-
po q dauan los primeros golpes para derribarle, y quan­
d o m e n o s pudieron efperar caiera, mas impelióle el d e ­
monio con tal tuerya,y eftruendo,en caminándolo a laV«
Je iba a dar de lleno^pero llegando cerca de fu cabe
^a fe duiidió en dos micadesjla vna, quedó a la mano de-
rechifla otra» alaizquierda.y laV.M.enmedio^ucdádo'
lo sp e d a fo s d e l ycfo.,y ladrillosa fus pies,y a ella folo fe
Ic atrcuió el pohio por mis liuiano, Quando los hombres
entendieró hallarla muy aflfuftada la veneraron con e x ­
traordinaria alegría cnel rotiro^ónacia d-el agradecíraie-
to q a Dios ofrecía por la protecciojó poi «^hazia burla, v
rifade las maquinasiuutilesde fu enemigo. N o fue en eí-
ta ocafion fola el pretender fepulcarlacóla ruina de vna
pared,En o era también hizo lo Lnifmojyconla mifma cuí­
dente protección* quádo le iba a coger debaxo la pared
impelida la libróD:os,diiii-diédofe en dos mitades,y qjje
dando la V .M .cn m ed iO jtin que le ofendieííe eunada.
Lo roas pro di gi o fo fue lo que fucediócon vna piedra
grande/fubianlacon vn arrfrck>,ó corno aloaltodela-
I g le f í a , Eftaua la Sanraabaxo, adonde no podia temer
peligro fencada eiTvna íiilera pequeña , por hallarfe en­
ferma, y quando la piedra e& nu en lo maseminenre, y
querían cogerla pat aalTentarla, dieron los demonios ín-
uifsibleraentc vneinbionalamaroma^co-nq'ue fe eftre-
meció-d artificio. Los hombres fe vieron en aprieto de
caer* Y la piedra cayó con^notable violencia 3y fue de;-
recha a dar en la Venerable Madre, Dieron j o s que
laveiau , v o z e S r Ella con eftraña quietud,,no fe inmu­
t ó , y quando yaeftaua f o b r e fucabefa<,inuoeóel nom­
bre de Iefus, y ladeó la Venerable Madre vn peco el cuer
po , dando la piedraen la íilleta,en que eítaua Tentada; y
porque fe vieííe rúas claro efte m ilagro, íieqdo de vnas
ma*
Libro 3.Capitulo 6• i c<p
xnilas tablillas, no recibió daño alguno; fíendo a f s i q u e
en el fuclohizo vnhoyo grande el golpe de la piedra1.
Nadic dudóen la milagrofa prote ecion de Dios r que
aqui cuno. Y teniendo noticias de efte cafo el feñor
Don Andrés Pacheco , Obifpo de C u en ca , é Inquirido?
Gcnei alaran deuoto d é la Santa, embió a pedir la rillc-
ta, y la guardaua por reliquia, que pudo p£r dos titulos
perecer cftc refpecto»
N o fe defengiñiua el demonio con eftas exper: en-
ciasde quan inútil es lu poder, contra quien teiriacn fu-
defenfa tan poderofoefendo; y afsirepetia las ocario-L
nes, en que manifeftaff¿ fu enojo. Eftauan enluciéndola
Igleíianueua iy para efte fín tenían pueftos vnos andai
mios de tablas grandes. Baxó la Venerable Madre An®
a ver lo quefe auia obrado- , y fubkamente fe defpi en-
dieron los tablones, y viniendo adar eníu c a b e r a , f e
boluieron depunta en el aire, y dieron junto a fus ínif-
mos pies, rin ofenderla. Con mas imperio burló en a -
tra ocaíio» fu-orgullor Pues acometiendole muchos
demonios a la inoceme virgen, la querían arrojar en va
p o jo , que auia en la obra para el gafto de el agua de ella*
Quifo laVcnerableMadre aprouccharíe de las-pícs,apre
íurando eLpaflb para, huir y pero cómo nada impide, ni
retarda la velocidad de eftos efpirkus, aproucchopoco
fu diligencia, pues la cercó rabiofa la infernal canalla.
Viendofeya cali en fus manos, les mandó en nombre de
la Santifsima Trinidad que no palhifíen adelante , y
fue tan eficaz fu im perio,que como íi fueran.cadenas
las palabras de fus labios, los dexó aligados en a^uei
Uigar mientras la Sania lo tuuo para librarle de fu u ra ­
nia.
Aunque eneíU,y otrasocaííonesfc ha hallado el d e ­
monio impedido de mas fuperior virtud * para que no
jotendieíle alaíictua de D íqs, oo dciiftia de íu mal im ito.
X
La V. M .A n a de S. Agu(t.
Y afsi vna vez cftando pucítadepechos en vn corredor,
dcfticíi dondemiraua trabajar los ofícialesjlcgó.y alien
.do! a con grande furor^y rabia de los ombros,quilo arro-
janlade aquella altura para hazerla pedamos. Iuuocócl
nombre delefus^y con folalaariiculacionde tan íobera-
ncí nombre hj.iyó i mas con el fufto, y pauor que recibió
por cogerla dcfcuidada,lc hiio tanto daño,que le fobre-
mno deíla cautavna enfermedad ..de que fe vió en mucho
aprie;o, y en ella la afsiftiónueftro Señor mucho., y con
iuayuda masque con la de los Médicos cobró,defpues
lalúd/paraicmpl^arlia bn fu mas intimo fer uicio.«
i;i *£raen elle tiempo tan pro funda,aunque oculta, la per
íciucion de eft¿ enerai gozque la traía muy atíigidaiy can-
tOi^ue Viendo que de noche no la dexaua foíTegar, pufo
jdebaxo de la cabecera de fu tarimalaMadre Antonia de
lefus vnas reliquias,y entre ellas vn relicario, en que ef-
taua vn pedazo de lignum Crucisi y auneftono le apro-
uechaua.porque dandolc-nuellro Señor lugar, cobro de
x ft o mas enojo^y alauiañana halláronlos viriles del re-
Jicañp.jiechospoluosyy maltratado el adorno de las de­
mas reliquias,aunque axilas notocaron.
Qtpavez eítandolaSanta ciñendofela correa, le aíTe-
rondella* apretandolefuertemente iqu ep arécele que¿
rianhazerrebentar^ Viendofe tan oprimida, los mandó
a los dentemos, en el nombre de Iefu Chrifto la dexaf-
íenv Obfd:ecieronviolentos afuim perio,, y dexaron la
parte de la-correa quetenian afida medio quemada, y vn
.aguj¿ro*en,É:llaa comoíi huuieran metido vn clauo ar-
diendo deíuegOj y de mejor gana lóhizieran en el cora­
ron de la Santa , para quitar de vna vez delante de fus
ojos la vida 3que a fu obfíinada eitibidia le cau-
' faua tan m ortal, y juila
coiitufiou.
Zibro i .Capital. y i ’ no

CAPITVLO VI L

\Acaba la Iglefta de e(be Conucnto de Valera,


difpone la Venerable Aladre dedicarle:
vifioñ particular que en el, dia .
de.fu dedicación tM-t
m.
Lego el Templo, que con tanferuorofozelofabríca'-
uaa Dios fu regalada Efpofa, a lavkima per fección,
que pudo pretender el surte , y el defeo de la Venerable
Madre a fu pretendido termino, Y como en él tiene el
xnouimiento fu quietud,iccibió fu coraron grande repo-
fo,aunquefe vióénnueuo empeño , y dél en algunos cui­
dados. Yaque tuuo labrada la.Cafa con la mayor decen-
cia^y curiolidad que la Defcalcez perm ite, defeó depo-
íitar en ella la P e rla O n é ía lsqateforó el precio denueftro
refeate. Veia,que eftaua el Samifsimo Sacramento en Ja
Igleíía antigua,aunque aíTeada,pobre,y cftrecba¿y como
pide tanto efpacio en que habitar aquel poder imnenfo,
que quantomasfe ciñe en lo viíible , dilata masía esfera
defu bondad i quena trasladarle luego al i;ueuaTem-
plo. Y íi para fu irulto fe hicieran ciclos en la tierra ,qne
con la noblezadefu fer juntaran lodilaradodefu* cfpav
cios>me parece fe empeñara en fabricarlo a vn Señor, a
quieTvtanto veneraua, y tan feruorofamente feruia. Por-
íe fila magiiifícienciaera hijadeíuam ór,y obraua im­
perada dél,na eftriuaua en la pofsibilidad de medios hu­
manos, linoenel feguro d é lo s diuinosiy afsi, a lo mas
heroico fe extendiera,íi como lo fim .rde fu afefto obra­
ra. Ya le daría en los cu c h o s ratos que gaítaua endulces
L a V .M .A rta d eS .A m ji
•oloquios con efte diurno Señor fu efcuia,prot eftardo lo
que iu grandeza naerecejpucs teniendo 110 menos conocí
m iemodellaenlofobrettaturalqueSalom on ,no Je fal­
tarían razones, para dczirle Jo que el le d is o en la de di-
«adonde fu Templo. Señaló el dia, en que fe auia de c e ­
lebrar^ para que fucile mas celebre, empegó defde lue­
g o 3 hazer las preuencioucs. Coinbidóparael Airar a-
•juel día al feñor Obifpo de Cuenca, Inquiíidor General
D on Andrés P a ch eco , que lo tuuo por agaítajo, y fe dió
por obligada fu mucha p ied a d , y grandeza a ayudaral
mayor lucimiento de la acción; y alsi preuino a la mufica
d c íu lg le fia , y ayu d ó con otras iimofnas para el gafto.
Muchos fcáores, cj Venerauan la fanridad de la Venera­
ble Madre también vinieron. Y en fin fe preuino iodo lo
necefíai io con tanto lucimiento,como G fuera en la C o r ­
t e , pero como miraua al obfequio , y guftodetangr an
Rey , qualquiera parte donde eftaua le lo parecia. Vino
también a la fiefta el ProuinciaUque entonces era con el
numero competente de lleligiofos para los minifterios
de aquel la acción. Para el Pulpito íe bufeo fugeto,que
10 defempeñaffe. Y en fin todo fe diípufo con mucho a-
cuer do.Llegó el dia tan di: fu guflo i y en él quifo nueftro
Señor manifeftarle quan del luyo era también, hazien-
d o levn particular fauor en la Procefsion, que para tras­
ladar al Santifsimo Sacramento íehizo. Lleuauala Cuf-
todiael feñorlnqui íidor General Don Andrés Pacheco;
y quando entró en la Iglefauueua, eftaua la Venerable
Madre en la rexa del C oro con las demás Heligiofas > y
vio,que le lleuauan en medio San Aguftin, y nueílra M a­
dre Sanca Tcrefa , moftrando en la gloria de fus roftros
tmiy particulanfsimo gufto,en lo qual fe accediia macho
11 Virtud deile Apoítolicoprelaiojcuyo cadauer oy perfe
uera incorrupto en nueftro Conuento de Cuenca. Tnuo
imguiar confuelo laílcruade D ios , cq ver que nneí n
Libro 3, GapituL 7 . i¡ 1
M adreSantaTcreíajy íuintimo di-uoio San Ag"fh’ n Im-
uicíTcn venido a honrar fu fiefta. Defaparecieion los dos
Santos en dando fin a aquel aóto coii la ceremonia que fe
íiCQÍlnmbra Aquando fe encierra en eftas *. y otras oca (io­
nes el Sandísimo Sacramenrojy la V.Madre dióprincipio
a afsiftirle con la fiequencia, que en la Iglefia anti.gn3j
de noche, y de día en la nueua recibiendo de fu Magcítad
el premio de fnzelo ,y d e f e o en las dulzuras, y regalos
que aquel diuino Señor ííempre le hazia ,que aunque no*
d i z e , que en eíla Procefsion le hizi<fíTe algún particular,
creor.o ferian inferiores a los que le hizo> quando le d e ­
dicó la Iglcíia de Villaiiueiujque fueron tan raros^como
al Ji vimos.
Poco defpues trataron de mudarfe d é la cafaantigui
a la nueua que cftaua labrada. Mudaron laspobresalha^
ja s i y el dia antes , que auian de paíTarfe las Religioías íi
hnbirar las celdas, tiuueron deuocion,de que la V en era-
bleM adre lasbendixeíTe,pareciendoles.,que con cfto
quedarían íantifícadas 3 y fauorecidasde í’u faludable
p oteccion, Condefcendióconfu defeo,y faliendodefu
c e ld a , y entrando por los dormitorios, fe le apareció
r.ueftra Madre SanraTerefa^dixolepalabras de mucho
amor,y con fuclo- Fuelle con ella, licuándola a la mano
derecha, y cediendo-el oficio dcbendicir los dormito­
rios, y celdasen la común Madre de todas. La g lo r io fa
Santa lo hizo con marernal afe&o^y cariño, entrando en.
t .>das las celdas^ dormitorios, y formando con la mano
vna Cri z i b a echando en todas la bendición, con ouc
vier.do a fus hijas favorecidas de eíla didia.,queda
muy gozola , y las demás
o b le a d a s »
La V.M .AnadcS.Aeufy.
< ^ ^

CAPITVLO VIII.

j\dercedes>y fa u ores que U Venerable JliAfirt


recibió de Tjios en ejía C af a antes de bol-
uera la de Villann sua.

N O es fácil dezir los fauores,y mercedes, que D ios hi


¿o a eíla alm l, tan fauerecida de fu infinita bondad ,
q como eílos paífauan can en lo fecrero de los dos, y fu hu
mildad , y filencio ,fue can grande en efta? materias * es
fuerza íe ignore lo mas, y lo q u e fe fa b e e s lo menos.Sin
em ba rg o , como Dios fe comunica a vnas criaruras, para
que fe alienten otras a merecer la fuauidad de comunica-
cio n ,d iíp o n e que muchos d£ íus lauoi es fe mamfieftea
en lo publico, para que por ellas conjeturemos, lo que
habirualmente gozan los Iu íloscn lo iecreto , como le
verá en algunos cafos , qtte diré aqui de la Venerable
Madre.
Era ternifsima fu deuocion con el Mifterio del N aci­
miento del NiiioDios,ypara celebrarlo fe difponia iodo
cJ tiempo de aduiencocon grande cuidado3hazkr,do mu
chas penitencias, gaftando mas largo tiempo en Ja Ora­
ción , cmpJe&ndofe en aciones heroicas de humildad, y
cuidando de hazet los demas exercios con tal fcrtior,
que a lasdemas firuieffe de dcfpertador para afpirar a lo
mefmo. PremiauafuMagcftad efta faludabíe deuocion
con hazerle aquel dia muclios fauores. Y era tanta la
abundada de lagrimas,-y ternura que fentia, que era me-
neíler aproui-charfe de fu prudencia para reprimirlas.
El conocimiento, y luz que le cumutiicaua de aquel ter-
ruísimo Mifterio era mucha; el amor ¿que enfu coraron
en-
Libro i . Capitulo 8. 112,
cttCfdia,peregrino; la Fe ardióme, el agradecí-micro ra­
ro. Y en fiu.to¿as las virtudes prorrumpían en lo mas h e ­
roico de fas aítos a infiuxos de la abundancia de gracias,
que DiosenfualmaderramJua>y porqacftosfauores iru
te rioresno faltaíTcn los visibles,los recibía muy, particu­
lares. Vna noche de Nauidad , cantando los iMay tiñes»
tu 10 todo el tiempo que duraron encima del Breuiarioal
N ñoL-fus. D íg it a la Venerable Madre con fu eftilo,
por fer acción de nvjcha ternura. Di¿e af*i: P^ja nuche de
Ntu'iiid de n u rJhrj Si ñor Iefu Ciriflo tu ue encina del Bre-
h í >rio ^ ie^ tras ¿Klty tiñes, alNiiífi Iefus ,> iendoleconlos
ojr?s ddal>naty cuerpo con tu v¿r-avdehrr xofura 3y r?fpla i-
dfjrtqr4e me tenia CQ'nofuera de mi\y \e/a fa lir , cono defle di -
uinú Sol¿nuchos rayosrque fe efparciau por todo el Cjrt3y le
llenduan como de gloria , d.t idolea mi alma muchos afeElos*
Bien podemos creerle,q ue ferian grandes a vifta de tan
amorofo obje¿to de vn D io s, que para dar a entender,
que era para eíla fu Efpoí a todo amor fe le mueftraN iño.
Ocra noche eftando en May riñes deefta rnifma Fefti-
üidad en altifsiina contemplación de tan foberano Mifte­
rio , fe quedó arrobada todo el tiempo que fe cantaron
Jas Laudesí-y aunque ella quiíiera ocultar de la Comuni-
dad ,aue le atendía a efte fauor, fuera inútil diligencia,
porque losdefperdicios de luz,yfuego,qla en esfera en­
cendida de íu pecho ardiá en fu roítro,defpertaua la aten
cion.Eíluuo por todo efte tiépo tan enagenadade los fen
tidos.q acabaron los May tiñes, y falió la Comunidad del
C,oro,y ella fe quedó en él enpie.eleuadosjos o josen el
cielo,y quando bóluió, le parecía q no podían auerfe aca
bado en tan breue tiépo de cantar las Laudes* y afsi, pre­
guntó defpues, íl fe las auian dexado , q como fe logra en
eíto tantafuauidad,y dulfura(pues es vna participación
de Ja gloria) le parece al alma , que fe condenan las dura
ciones a labrcuedad ¿ndiuiíiblcde vn jnltonce.
Re-
J .a V .M . Ana de S. Aguji.
Regakdifsim o fue el fauor que la Virgin Scóo-
ra nucítra lehizoocra Pafcua de N ulidad. Aparecio-
fele llena de claridad, y hermofuracon el Niño Iefus re­
cien nacido, y como le reclinó en las humildes pajas del
P cfebre,y los temblores que el dinino Infante dauaa ri­
gores del frió,fueron rayos de fuego, que anillaron el et-
na de fu cora^on.Tomó la San ti fsi tria V irgena iu precio-
fo H ijo e n los bracos sdiofeloa la V. Madre , diziendo:
Toma j mi H ijo# tu rnioxi y regálateco*t eh Quien podrá
explicar los afe& o s, las anfias, que arderían en aquella
piadoíaalma ,viendofe con todo vn D iosen íusbrafos
defpiédidos délos deMaria? Queregalados carinoslc
dina? Q jeam aro fo s requiebros ? Que tiernas finezas?
D udofos los labios entre el am or, y el refpe&o, quando
enamorados fe rrojauanairaprimirfeen aquel hermofo
Niño,fe detenían reuerentes, refpetádolo como a Dios;
y,quando el refpe&o le detenía encogida, el amor le ar-
rojaua prefurofaaanegarfe en aquel mat de perfeccio­
nes, ceñido enlos términos pueriles de aquella humana
forma, Eftuuuo algún tiempo regalandofe con ¿I, y pu­
dieron embidiarle todas las criaturas del ciclo,viéndola
íuftituir en fus braf os los oficios, que dignamente excr­
e t á r o n lo s de nueftra Señora, Quedó con cíle fauor tan
abforta ,que roda aquella Pafcua andaua como fuera de-
íi,enagenadaslas potencias, y fentidos de fu exercicio
propio, porque las reliquias que auia dexado en el alma
efta vifiou le llamauan a mas interior empico.
N o fue efta la mayor demoftracion d e fineza, que hi­
zo laSantifsima Virgen conlaVenerable Madre. Oirá
también quifo la deuiefTe tan peregrina , como la que
obró con fuíingnlarhijo San Bernardo j pues vna noche
fe le apareció, y defcnbricndo los pechos blancos, de
quien le alimentó el candor de la lut eterna , y el Eípejo
lin mancha del Eterno Padreóle dio a la Venerable Ma­
dre
- Libro $ .Capitulo 8. ir $
ürc en rayos purifsimos de leche a g u ftirlaidu lfu ras de
ellos,4 como cúpliacnfus acciones, y vi Ja con el titulo
de hija fingulariisimafuya,y q tan tiernamente hiamaua,
quifo fuMageftad cüplir có ella el oficio de madre,regala
doIa7y dúdele aliméco có laleche purifsima de íu pecho*
Y a la verdad tanta pureza,y virrud,como en el aliña dc.f
tafíeruadeD ios fe conferuaua, acreditó auerla bebido
en los pechos defta íoberana Señora.
AcofíübrauadefpuesdeMaytmesftquedarfeen e lC o -
j o en Oración, y quando las demás K eligiólas,iban a to­
mar e] prccifo ¿elcáío delfueñojella lo *omaua enla vig í
lia,y oració^clauada^e rodillas delante del Santifsmi®
Sacramento,y quSdofeauiadc ir a la celda^llegaua alas
rejas del C oro, y poftrada delante del acacaniiencodea-
quella inuiíible Mageftad le pedia fu bendición- Fue vna
n o c h e entre otras a hazer cíle a£to, y y í o en la Igleíia, lo
que ella dize afsi en fu manoeferito: Interlornuntem*in­
clinaron d llegdr-ned a la rejds que en eflecoro cjlA trtty cerc*
Ael San ti[simo Sacramen to\y llegan dome, >/ en el lugar ¿ e l
Sdjrrdrio Id perfond de Chrifto nucflro bien* como quatdo le
yen en el Sun ttfsimo Sdcrdmen to ca gr.tndijsimaglc rid milla
res de tángele?>y granlft-^y rcfpld.vdor, (¡ cldredud toda Id
I¿¡leftd><[ cfhdud becbd 1»« ciclo.T)iomc gra confu cío3y aIrgriít
en y crieyy fupliq nc,quc a mi,y a Id que cfldUd conmigo >noí
diejfcfu bendición ( auiafe quedado con ella cneíta oca-
ÍIonorraReligiofa muy hija fuya ) y cjle Se^or con grande
étgrado nos Id dio *
Sucedo es efte,q ayuda a defpertar nucftraFé,pucs íí lo
miramos alasluzes dell*,efto,q por fingular vio la V . M.
corridos los v c lo s ^ sobras paila inniíibleincre en todas
las Iglcíias,a donde efte diuino Sacramento afsifíe;y afsi
con vn profundo refpeto, y venerado nos dcuemos por­
tar en ellas,como lo hazia la V.M.fiepresy con mas cfpc-
cialidad defpucsq tncrcció ver corporalmcnte, lo q n o s
P r e fe r id o . p No
LaV. M.Anad«\S. j4gu.fi.
N o efctifo dezir aqui otro fauorq envna ocaíio le hizo
fu antiguo enamorado el Niño Iefus. Eftaua la V . M.muy
alligidapor ver q eftaua enferma de peligrolaM. Antonia
de Iefus, amaua mucho a efta K eligio fa, porq fe lo fupo
con fu grande virtud grangear* q folo eftas diligencias le
íolicivauan particular cariiío3aunque a todas fe lo ten a,
como nacido de íu caridad, A l paito q a eíla I\t ligiofa la;
amaua,fentia íu aprieto,temiendo malografle vna tep ra­
na mu erre muchas, y prouechofas prendas. Pufofe en Ora
cion a fuplicar aN .S.por íu fallid. La tuerca del defeo la
cncendio en fencimiento.y el femimieto arrojó a los ojos
las lagrimas, q como interpretes de los labios írgnifica-
ronafuMageftad la pena de fu corado, y con ella le rogó
por aquel apriero. Compadeciófe el diuino Señor de Ja
¿rflicciondc fuEfpofa , y obligo fe de fu faino z e l o ; y afsi
para da*, le vn gozo fuperior a lapena,íele apareció el Ni
ño Iefus mi»y am oroío, y llegandofe a ella,empe$Ó 3 en­
jugarle las lagrimas,q porvcrlasdefpcdidasdc íus ojos,
c o-nfe ruavian íus mexil]a$.Cofololatrmcho,y dixole: No
ttiuicjfe cuidado ¿efn b ija , queprrfio (flstridhuera. Claro
efta , que pal abra nacida de la verdad mifma, lo auiade
í<;r en el efecto ; y afsi defde luego obedició Ja enferme­
dad ^ recuperó la enfcima masrobuíta falu d, quedado-
lo la Venerable Mad re nucuamcntc de amoresAde vn Sc-
liorq'ie por cllahnaia tantas finezas.
A eftaniLfi.nl Reíigio-fa le hizo otro particular fauor,
para cuyo efecto la Venerable Madre lo recibió muy fe-
nalado del cielo. Pidióle vn día d é la AíTimipcion de Ja
Virgen Seniora nueílra, que la cr.comcndaífe a efta fobe-
ranaScñái a,endiade tanra gloria fuy a,por auerla fus pa
dres deíde que era niña ofrecido a fnMasjeftad por efcla-
,lia.Y condescendiendo con la deuocion dellos ,defeaua
cumplir cou las obligacio’atfs,que induce efte titulo, fir-
oieadola conmuchii puntualidad,, y peií’eccion. La V e ­
ne-
Libro 5. Capital.8 n4
nerable Madre hizo lo que eíla R eligiofa le pidió ;aqucl
diadefpuesde auer comulgado, A pareciofele la Reu a.
de los Angeles conm-icha gloria , y rcfplandor,y traía
en la cabera vna Rtquifsimi C o ro n a, y en el pecho a tra-
uefadas vnasefpadas,como la fuelen p intar, en lignifica­
ción de la pafsionde fu Santifsimo Hijo.Hablóla a la V e ­
nerable Madreay refpondióle a la fuplica, que le auia re-
prcfcncado enfauor de aquella fu hija* le dixo : To U am -
parar? , y dil?, efte mire loque me coj} o efta Cerón# • En fa -
liendode all:,lu e a d ezirle lo quepafTaua. Y co las pala­
bras q’ic de parte denueílja Sen ora le dixo la Venera­
ble Madre fe Je dio a enréderjque le a guardaua vna gran
de pena,y fucedioafsi.Porque vnCau allerOjhermano de
efta ReliglofajCÍlaua enfermo* y aunqu e dezian,uo era de
c u id id o , fe le agrauódefde aquel d ia la enfermedad^ y
al quinto murió. Amiualc mucho aefte Cauallero fu her-,
mana con que el fentimiento, y dolor tue indecible i mas
c o a n la halló preuenida del auifo de nueílra Señora, en
«.¡uele dixo,que miraííe en aquellas puntas queTitraucfa-
uan fu piadofo pecho lo que le auia coftado la gloria de
aquelia Corona,que en fu cabera traía, Tuuo mas alien­
to el coraron para tolerar el golpe. La Venerable Ma­
dre tomó ím iyporfu quentael facarle del Purgatorio.
Hizole dezir las Millas de fu deuoto San Aguftin; y a Ja
v lc im a q u efeled ix o ,q fu e a los quinzed¿as de fu muer
te,eílandole encomendando a Dios „ fue arrebatada
en efpiritu al lugar del Purgatorio. Vio allí las almas que
eftauan penando ,con no pequeño dolor , y compafsion,
y entre ellas la defte Cauallero , y baxó nueílra Señora,
y eílcndiendo fus piadofas manos ,1cfacó del rigor de
aquellas llamas. Y al que antes a u u vifto fepuliado en
montes de fuego, y hum o, en vn inflante le mi i ó vanado
de reí plan dores de g lo r ia , y hermofura, y mirando a la
V enerablc M .baxó l i tabea en íeñal de que le agrade-
P i eia
La V.M .Aaade S.Afufi
eui el beneficio de auerlc aplicado fus m e m o s , y, futYa-
gio s,yen compañía de aquellaceleftial Señora,y innume
rabies Angeles,que le afsiftia.ii, íubióal eterno defeanfb
del cielo. Dixole luego a fu hermana lo que paíTaua, con
que reconociendo la felicidad que fu hermano pofíeia
conuirtió fu penaen gozo , y fu fentimienro natural en
alegría. Otros muchosfauores recibióaqui Ja Venera-
Madre del cielo, que por no alargar efte capitulólos ine
ingiriendo en orros.

CAPITVLO IX

Otrosfauores mercedes que d^nuefro^


Señor recibió la Venerable.
Aíddre.

TXOcoseran los di is,qtie no tenia arlgun nueuó confuelb*


y beneficio particular de Dios la Venerable Madre,
y afsi referirlos todos , ni es pofsible , ni ayudan lasnoj-
licias, Emre otros-, tu e particular el que recibió el d»a>
d e la Purificación deMaria* Señora nueftra. Encomendó
en Madrid’ le bUitrííen vna Im:igc4i de buho de Chrifto
cruzifteado pata ponerla en el C o r d , efpejo-., n^cuyo-
roro criftal defeaua liempre fe mirafíenfus hijas para
que la Imagen , que en la reflexión boluieíTe a fus ojos las
cxortáííea Ja feme janea.- Traxe-ronleaefte Santo Cíirif-
to de Madrid el día de la Purificación de la Virgen Se-
üorinueftra. Diole el arte t o d i t o que pudo pintar fu de-
uocion., -ron que la Venerable Madre fe alegró mucho
cnvcrlejm as no quifo que ninguna de las Religiofas,,
fino es v n a ,ó dos de las mas c o n t e n t e s fupielíen el
Hucfpued que les a u ia v c i^ la a cafa,Jhafta que eftuuief-
íen
Lilro i . Capitulo 9 1 Ti $
ftfl todas en Com unidad, para que fuefíe mas común e l
g o zo ,y le dicífenconmas celebridad la bienvenida. Ha-
ziafe aouel diala procefsion, que fe cftila, en que lle ­
nan a nucítra Señora las Religiofas por íuClauftro can-
tandojcadavnaconfuvelaenlam ano. Mientras que e f­
tauan jnntas para empegar efte a<flo, pufo la Venera­
ble Madre en el Coro lalm agende fu Santo Chrifto en
ellug-ar,que determinó colocarle con todo el afleo, y
decencia que pudo>y baxófe luego a la Comunidad, Em-
p efófe la Procefsion, y vlcimamente llegó al C o ro . A l
enerar en él,lo hallaron veftido de vnrefplandor,yclari-;
dad extraordinaria,que de fi dcfpedia la Sandísima Ima -
g e n , fintiendo codas lan Angulares, y raros efe¿tos inre-^
rióres^que la admiración fufpcndió las v ozes,y auiuó los
ojos para mirar al Sanco Chrifto, que cal mageftad repre-
fencaua ,y tanca luz dcfpedia. La Vene rabie Madre vio»
que vna paloma hermofifsima volando por las caberas
de todas las Religiofas con grande alegría, íe entró en el
coftado del Samo Chrifto po; la llaga, que en él eftaua a -
bierta. Y lo mas milagrofo fuc,que delclauandofe el bra-
f o derecho de laCruz,leu?.ntó la Imagen la mano,y echó
la bendición a todas las Religiofas, y luegoboluió a cla-
uarfe en la Cruz,como antes eftaua* Y a íc ve Jos efc&os,
que cauíaria en aquellas dcuotas almas,\iendofe merece
doras de t¿ prodigioíoay eftraiío fauor, y partícula rmetc
en laV.M.q como mas agradecida.y obligada formó nue
uas deudas de agradecinn 5ro,y feruicio,quedado ella , y.
todas congrandc deuociona aquella milagrofa Imagen,
y cfpcrando en fu protección muchos beneficios, pues
deíde luego milagrofamente entraua derramándolos.
Defte mifmo Santo Chrifto q fe colocó en el C oro re­
cibió repetidas vezes muchos fauores. Enparticularfuc
muy raro,el que caíi Iiempre lehazia, eftando en May ti­
lles. Pues aííegura la miíma Santa, que quando dezian
P 3 el
La V .M .A n a de S.Aguftl
el Te (T>¿úm Uudamas ,al hincarfe de rodillas, para dezir
iq u el verfo en qcon efta humildad agradecemos el bene
ficio de la rcdcpcion: T e t r p gu*ftfwtts tuis fitmulis fub-
weniy qu&s prctiofo ftng«ineredimi(li ,veia falir de la llaga
del cortado vn caño de fangre, que llegaua hafta donde
ella eftaua.En el qual dize, fe fentia bañar fuauemente el
alma, y con tan diuino refrigerio fe le templauan rodas
las penas corporales,conque muchas vezes fe hallaua,y
íe defvanecian todos los cuidados que le podían dar mo
leftia. Bien Angular es efta merced , y bien creíble e l
efeólo.
Otra le hizo efte amoro fifsimo Señor, eftando en vnos
May cines de la Semana Santa. Apareciofele en medio de
el C o ro , aradas las manos,y abiertas lasefpaldas,y rodo
fu cuerpo con los afores, como quando lefacarona vifU
del P u eb lo , paraqlo dolorido detanlaí^imofoobjc&o
templarte elfuror del odio de fus enemigos,diziendo P i­
laros: Eccs horno* Tuno prefente al Señor eneftcpaffo,to-
d o c l tiempo que duraron los May tiñes . Y en ellos fue
tan grande la fuerza de fu compafsion,que no comentan-
dofe los ojos jon verter lagrimas, tenía el coraron traf-
paíTado,el color perdido.el cuerpo c ia d o , y exalandofe
en fador frío,y toda el al ma, y potencias anegadas en vn
mar de tiernos fencimiencos. H-ablauala el dolorido Se-
ñ jr,refiriéndole las penas tan grandes, que en eftepaíTo,
y en los demas de fu Pafsion infrió por nueftras culpa?..
Moftratia teneralinio en rcterirfelas, quedó deíta vnion
candefeofade padecer,que defeana imitarle en el dolor,
tanto,quanto le acompañó con el compafsiuo. Acabados
los May tiñes defapareció, y la Venerable Madre en toda
la noche pudo apartar de fu coníLieracion Iaslaftimas,
para que acofta del fueño pndieíTe fu amoragradecerlas-
mas/y fomentar correfpodencias la fineza.
El lHeu«deftatiúfmaSeauna Sanca fe quedóla V e ­
nera*
Libro 3 . Capitulo 9 ii 6
ilcrable Madre en el C o ro mientras comíanlas R eligio­
fas ; y era tal fu contemplación * y ternura en confíderar
Jos mifterios que fe nos reprefentan aquel dia, que mere­
ció ver a Chrifto Señor nueftro en lalglefia. Iba fuMa-
geílad con laCruz acueftas,que efte paíío entre los otros
de fu Paísion^era el que mas le cntei necia_,y víó, que bol
Hiendo la cabeca,que iba ceñida de vna corona de horri­
bles efpinas,lcdixo condolorofa voz.: ^M¡ra,hi/a3 como
me tra tan los hombres. N o sé qual le caufaria mas fenti -
m ien toja vifta,ó loslabios* porq fi aquella manifaftaua
al alma tanto diluuio de penasjaquellos iníbrmauan a los
oídos de otra infinidad de ingratitudes, y culpas. T o d o
era feníible para fu enamorado coraron, y citando lleno
decompafsiuos femimientos, v io , que Chrifto en efta
formafue defde el cuerpo de la lg le íia a la vrnadel mo­
numento;, donde fe auia encerrad o el Santifsimo Sacra­
mento, y fe encerró alli, y antes en el fagrario de fu íinif..
limo pecho.
Para quelosdefeos de p ad ecer, que deftas viííones
concibió en fu alma, fe lografTen en laexecucion^Iepufo
con otro fauor fu Mageftad en ocafíon oportuna de hazer
lo.Llegando vn día a comulgar,al tiepoq iba elSacerdo
t e a daile la forma 3vio que venia delante del vn Angel
muy hormofo,y refplandcdentCj y llegandofe a ellalc
pufo vna Cruz muy pefadafobre los ombrosj y fue tan
grande fu pefo,que no íe podía leuantarcon ella, dexan .
dola tan quebrantada,y redida.DioIe nueftro Señor _aen-
tender3que le efperaua vn trabajo , y mortificación rauy
grande, de qual fe confoló mucho íu alentado efpiritu,
que como informado de tanintenfo amor, fe tenia p or
mas fauorecido con los trabajos, que con los regalos ef-
pirituales, que de aquella liberal mano tan fi equenre-
roente recibía. Fue afsi, como fe lo dio a entender, pues
dentro depocos díasle vino vna Cruzintcrior muy gran
P 4 de
L a V .M .A nadeS. Agttfl.
de , y exteriormente por medio de criaturas. Tuuo vna
m >rtificacion terrible en la qual fe coronó de triunfos
fu paciencia, y tolerancia, pues aunque era la pena tan
g r a n d e , que- oprimía las fuerzas naturales,las de fu efpi -

rku eftiuiicroii tan firmes,como gozoía fu caridad>qiic en


el padecer eftauá mas bien hallado fu amor*
Porqu ea efta pena le fuceda vn regaío,dirc? Vno queel
N iñ o Icfirs te hizo. Solia quando fe hal lana fatigada de
penas obrar el natural , baleado el defahogo en los ojos,
derramando por ellos muchas lagrimas,y eiNiño Iefus f<5
npareciaen muchas deftasocaliones, y regalándola coa
palabras dedulciira,y amor Ic enjugan a las lagrimas/} fe
corrían de fus ojos en rocío, tocada? co:i los rayos dellc
dimnoSol pudieron formarle perlas, a lo ro ¿nos eran de
mas precio j pues merecieron en íus ojos tan alca eítima-
ciou, que le mouiá a recogerlas en las-manos, que den a-
man todos los teforosque el cielo,y tierra ocul can.
Quando fe hallauaenalgu^particular aflicción,na
folo efte amorofo Señor por íi mifmo laconfolaua, íinoq
también difponia lo hizieflen Cus Sanros mas deuoros, co
fn >San Aguilin,Santa Ana.nuL'ílra Santa Madre, y en par
ticularcI§loríoío Sin E'jftachio-, de quien en tales oca-
ííonesrecibía muchos conluclos. Siempre que fe Je'apa--
red acílau ajú n to acl vneieruo-, y c ure los gijo's del ra,
mo,q cria en la frente cite animal .traiavn Santo Chnfloi
deziale efte Santo palabras q re la anima-aan gran d e­
mente a padecer,qu; como.fuptytanto'defte arte,quando
cftuuo en el mundo ,íe hizo fu Maeih o3d¡: quie tatole imi
taua,quaiidopoíTeii el cielos y por eíío le tenia íina-ula-
rifsimid-uocton. Fue el principio d e lla elhalhrfe en
vna natural pena por la muerte de vnheraiano fuyo,ypcr
dida de vníobrino ,y otras d ;f g r a c m de parientes, y
como San EaíUchioíupo,quan a lo v iu o d e el coraron
Libro 3. Capittffo ¡¡¡I - . 11 7
-llegan eflos trabajas ( pues vio arrebatar delante de fus
ojos en los dientes de las fieras, y verfepriuados de las
prendas que el coraron tanto amaua) quifo rcfrcícando»
le en la memoria efte exem plo,darí’ueTca' a fu paciencia,
y vn aliuio a fu efperan^a. Diofcla muy grande de. mejotf
dicha, pues le anisó, c o r n o fu hermano íeauia faluado, y
del lugar a derndé eílaua fu f o b r in ó c o n que mcjorai on
ambos de fuer te , y la Venerable Madre de afeaos i pues
lo q«ie anees fue cuidada-, ya era gozo, y agradecimiento
$ Dios,y al Santo que afsi lafauotecia.
Muchos, y dÍuer£os Santosfueron los que en repetí*-
das ocafiones fe le aparecían, y viíitauan, el Angel de fu;
Guarda.y otros diferentes-, como a Efpofa tan recalada-
de Ai R e y , y dueño la cortejauan, y en fus dudas Ja inf-
truian, con que fu vida roda mas la gaítaua en el empleo
de trato qon Jas criatura.s celefliales,que có Jas de la tier­
ra.. Pero quien fohre todas níashequente laafsiítia ,íu e
nueílra gloriofa MadreSania Terefa de Iefus, d e cuyas,
diuerfas apariciones,y auifoshareafu tiempo capitulo
eípecial. Aquí folo due lo que la mifma Venerable M a­
dre confefso a vna hija fuya muy intima*, y fue,que eftan-
doen Villanueua de Jalara* diKovnaReligioía , que re­
ñía por cierto, que no auia en la Reforma L'afa >a quien
nueílra Madre Sanyi Terefa nías cftimaííe que aqtitJla,
ni que iantohuuicffeafsiftido,A lo qual rcfpondíóla ílct
ua de D; 05 >con todo encogimiento: Y o se de orra,que en
ivuchos años no h<iuo dia ninguno , que no tihiuieíle en
elJa nueílra Santa-Madre con la Prelada que la gouei ña­
ua, inílru vendóle en elgmiierno de lascóla^ taaspeque-
¿a s,y hazjédoalas Religiofas muchas mercedes. Hilo Jo
dixo por Ja Cafa de Valera.a donde la V.Madre mereció
concita tan repetida familiaridad gozar de la preferi­
ría de mieílra ccieftial Madre , que como veia en
D ios
La V. M . Ana de S. Aguft
D ios la eftimacion, a que era fubl imada elta fu fídelifii-'
ma hija^la fauorecia mas que a todas*
Remato cite capitulo con otro fa u o r ,y merced, coa
que el Niño lefus honró a efta fu fierua* Eítaua vna noche
vifpera de rodos Sancos, rezando May tiñes en el C oro,
con la deuocion que liempre 3y vio, que entre el fireuia-
rio,y fu roftr-o eítaua el Niño le fu s , y que aplkauael oi-
do a lo que iba rezando. Salíale tanto rcfplandor, y luz
de la cara ,que podiafín o.tro artificial reíplandecer el
C o ro , y leer en el Breuiario a la claridad de fus rayos-
Eftos vifibles le alumbráronlos ojos;jnas otros inuiíí-
bles encendieron viuamente el coraron 3con que eftuua
todo el tiempo de los Maytines en ítiauifshnos colo­
quios con el rierno Niño , y él correfpondiendolc con l i
mifma fineza*
Para certifícarfe enlas que r e c ib ii, afsi de Dios , c o ­
jijo de fus S a n to s c o m o eran tan frequentcs, y conocía
que muchas vezesel demonio para acreditar fus enga­
ños,fe transforma en Angel de luz, fe preuino la pruden­
cia de fu e fpiri tu de medicina,y reparo, Y afsi quando te­
nia alguna efpccial aparicionde C h rifto , ó de fus San-
ros.,lesdauaa befar la Cruz del Rofario ¿Camandula , o
otra cofa d efte genero, y viendo que Ja tratauan con v e ­
neración fe certificaua. Y Chrifto Señor nueftro,>y Ja
Virgen folianbendecir el Rofario,, con que las Religio-
ía s , que llegaron a faber algo defto, cada dia le troca­
ban los Rolarios., para que buuieííe muchos fauorecidos
de aquella dicha, y auia en la Cafa gran numero de Cru ­
c e s ,, que auian eftado en las manos gloriofas , de quien
las fancificó a todos con aueilas tenido
enclauadas en vna
pafsiblc.
Libro j .Capitulo ió.‘ i iS

CAPITVLO X.

Y ^ fio n r a r a q u e t u u o l a V e n e r a b l e M a d r e e d
c jia C a fa del p e lig ro ,en ¿¡ae fe h a lla u a de
los A ío rifc o s la M o n a r q u í a de
E f p a ñ a ..

T Lenas eftan Usdiuinas Efcrituras de vifíones miñe*


’^riofas^queen fymbolos teníanlos Profetas,mediante
las qualeslesdaua Dios a entender, ya los caftigos,ya
lo srie fg o s, que amenazauan las Prouincias, y Keynos
donde viuian, para que defpcrtando el amago cuidados
e n f u O r a d o n aclamaíTcnaDiosporcl rem edio, y a ios
hombres por la enmienda de fu vida, Efte mifmo eftiio
guardó nueftro Señorcon la Venerable Madre, q u e c o -
mocan afsiftidadela luz del efpiritu P ro fetico , como
defpues veremos. Tuuo conocimiento de muchos rief-
g ’osfuturos, para que deuieíTen el reparo dellosa laefí-
jsaciade fu Oración,y caridad. Pero entre todos por fer
enbeneficio común detoda nueftra Nucion r cíen re vn®
por mas raro,paja que tambié en ella fea general el agrá
decimiento. Pondré lo con las mifmas palabras , que efta
iluftrada virgen lo dize,para que lea mas fticinto: A c a ­
bando de comulgar Je me apareció >v» Cafhillogrande >que fe
yeta con los ojos del al/, a ty del cuerpo, alqttalyitqxe parla,
parte de abxxo combatía* gran multitud de demonios con
g a n d e rabia,yfolicitud->y por la parte de arriba , l i muchos
^Angeles yque defendían efl aguerra yy loguarda ua na e(le
Cáflillo.■Sujpendiómeelyer efhograndemente,y meapreia-
ua el corafintea ufándomegran fatiga , y pena i mas no ¡em e
dio. a entender,quefueffe, fino antes mepone calma en el en-
La V. M .Atyt d¿S. Agttñ.
t f n ii’nitnto* afsicfla como otras muchas, que desbandé
de co 72.vlg.ir, le he >¡ftp dcefla mifmd manera ,defde cofa de
jt c te a ocho mefes a efl aparte. Y las dos y Iteras yf^es que le
be yijlo defla manera , de lo mucho que era combatido 9.le>/,
ctmoy.tmbolearjei mas yídbs manos, que cftauaHptttflaj tft
el.cúfKO teniend&leyno cdycjje* Y cada yesquelo yeo,femeha -
Ac nfteuo,y me dexa ffefper*fa> y en calnsa\mas aun nofem é
ha dado a enteader\hafla agora que fea*
Siete mefes la tuno Dios en efta fufpcnfíon^qnela (¡er
4aa de Dios d i z e , fin que en todo efte tiempo le rcuelaflc
•el mifterio,queprcnunriaua aquel fymbolo.Sin duda di­
lató fu Magcftad efta noti cia para exercitar fu rendimien
t o , y mortificar la natural curioíidad ,q u e en fabereft;?
tendría. Pero como eftaua también en lado&rina de el
Apoftol San P a b lo , no deíeaua faber mas de lo q u e 1c
conucnia, y la regla deífca conueniencia era la voluntad
‘diuinajy pues ella no lo manifeftaua , no lo juzgó por ne-
ceíf.trio.Pero viendo que tan repetidas vezes delpuesdp
comulgar fe leaparecia aquel Caftilio tan combatido de
dciTion¿os,y defendido de Angeles^dió quema a fu Con-
icíTor,y pidió confejo.en lo que deuiahazer.El difam en
fuyo fu e , mandarle en obediencia, que hizieífe Oración
a nueftro Señor paraqnclediefTeaentéderlo queaqne-
Jla viíion fignifícaua.Hizola primera3y fegunda ve zay fa-
iió d ella tan fin noticias como antes, Infto Ja tercera por
obed ecer,y obligado Dios de fu obedienria, le explicó
el mifterio,y dio la noticia que defeaua,acabando de co-
tpulgir,y teniendo la irifma viíion,que fue efta. El Cafti-
ilo grande,y fuerte era el R e yn o , y Monarquía deEfpíu
fu,a quien los demonios querianderribar,y dcftriur,mei.
dianre los Moriícos, que entonces auia eneftos Reynos,.
C u ya confederación, y trato oculto teniadífpueftole-
uanrarfe con la tierra, quitando la vida a Jos naturales va
lucues Santo, que es quando conUmucha Chriftiandad,
que
L tlro 3 .Capitulo i o . i j9
que fe proferta, efta la gente empleada folo en celebrar
los Mifterios de la Pafsionde C hrifto , y menos prcucnu
dade armas. Sin duda efta traición de tantos dias hurdi-
da,y tan entrañada en el animo de aquella canalla, pu fie­
ra en grande ricfgo a Efpaña, fiD iosno huuicradcf-
cubierto la traición» pues a los amagos del riefgo fe le
reprefentó titubeando en fu firmeza eJ CaftiJJoqne la r c -
prefencaua.Y es cofaTarasque eftando tan guarnecido de
Angeles que la defendian, noparecian baítátes para de-»
fcnderUi y afsi fue neceftarioque fcapaiccicífcn Jas dos
TViMiosquc Ja V.M;dize,que vióTpara que tuuieífe cumplí
d a la detenía. Eftas dos manos* eran la vna de nueftra Se -
ñora,que como zelofade la Fe de lu H i jo , procuró con*
feruar Ja columna masarme della, pues íiempre Jo ha fi-
doEfpaña..La otra, eradefu Patrón el Apoftol Sanria-
go t rajo, con que efte Reyno hahccho van repetidos ef-
rragos en los M oros, y deí’e r.dido fus facrilegas inua-
íiones. Todo c-fto fe le dio a entender en la viíion de cf-
le Caftillb. Y el afe&oacreditó Ja ve rd a d ; puesa p o ­
cos meíes , d e como la tuno fe deícubi ió la traición. Y
aueriguaron los intentos de losM oros, con lo qual el
carolicifsimo z c lo d e e lS e ñ o í Rey Philipo te rc e ro ,h i-
zo-dccroio* p a r q u e Jos expcliefícn de íl s Rey nos que
fe publicó en Valencias veimo y dos de Septiembre del
año de mil feifCicmos y nueue,y defde luego íe empezó
a poner execucionpara eterno nombre de aquel inuj&o
Monarca , que Jiinpió fus tierras de tan malas yerbas,
que auemui auan el t'iuco que íiempre lia dado e-n ellas
la l e.
En efte cafopo Jra Hallar alientos la c fp e r a n p d c que
fe lia de conferuar por largos íiglos efta Monarquía,
s tinque mas odio de enemigos la combata ; y aunque
lto¿ demonios mucuan Jas naciones opueítas paia íu
dcfttu.cionipucs losAngelcájComo principal inayorazgo
L a V . 7A .A n a de S.Agujt-
de los que tiene en larierrafu diuino duenOjtan d e b e l a ,
dos la defienden.Pues Mavia Señora nueftraacredirando
los cfc& os de fn patrocinio tcon fusjnifmas manos la íuf-
tentajpues el Apoftol Santiago fu Patrón tan fino le a f.
fífte.Y pues tiene ral A bogad a, éintercelforacon la V e ­
nerable Madre Ai»a de SanAguftin,porque las vezesque
vio aEfpaña,reprefentada en e fte íym b o lo , y aprieto,
íiempre le hizo Dios efte fauor, quando eftaua en la Ora-
cior^pidiqndo aíu Mageftad por los aumentos^ confer-
uacion della, y por la vida,y fucefsion de fus Carolicifsi-
mos R e y e s , a cuyo cuidado dcue tanto Ja pureza de la
Fe,que eneftosReynosfeobíerua,

CAPITVLO XI.
Otras viftones particulares que la Venerable
JÜadre tuno de los fauores , querría Religiofa
que ejiaua a fu cargo , recibía en el
Pecho ,jy Cojlado de
Chrijio.
p O n g o efte capitulo particular por contener circnrftati
c ia s, que a vnraifmo tiempo defeubren mucho de l i
íantidad de la Venerable M adre, y prouechofo exem-
piar,que nos puede dar ali entogara feruirmuchoa nuef
tro Señor, pues aun en efta vida goza, quien lo haze con
perfecion de los amorofos regalos de fu íibcralifsinu
mano.Dize pues afsi: ^*4 >/; alma que tenpoan.icargo¡mu-
chasye^s comulgando ella7y yo3 quando yco a Cb'ri(to ttuéj-
tro bte en la F¿<¡jliayJayco evfu jagradc7fec/:c exjcrtra de £<t
loma toda dentro dtl3esmo en agujero de Japiedra >que no-
tablewextele es derefrrgerio, Vna Ix^mehablo3frocurundo
hayenne dftdar >qve era ella efl a f alev;a, a/et;qu>. es cinto,
qtte
Libro 3 .■Capitulo i í.' 120
q?te fíente los efeEios notables\y que jamas putde tener Ora*
cion,que no fea en elle nido del Coflddo de ChrifloXft prueud
a mudarfe dcl,fe halla en todo diíuuio,y ha me nefter mudar-
fe al rea. A l fin, con eflo queme dixo procuré dudarlo* y
deftdmanerd llegue a comulgar* Yen > n infl av te, a telendo
y ifio la paloma , como folla, en el Techo de Chrifto, y i que fe
mudó en elrpftro déla ]{elig¡ 9faye!qaal yi mas claro,que fi la
mirara a-ella\yyila como quando la profefse ? que no lo teñid
tan eftragddo,co*no dora,y me causo notable c ojuelo* Y noJolo
he conti,*i uade elyer efta palomamas ha anos, que no se que
tO'nuljrHeye^qt^no la ye a,y y fias y e^ j con mas rejpiando -
res que otras aporqueen las F ifia s ft*aj ladasarte le aumenta
efle Señor elfauor, la y cocon y ñas Conchitas , qucrefplanAem
cen mucho• Ymucosas yc^es (¡n decirme ella r.ada, délo que
co'nulg.t'ido le p.tj}a interiormente, tengo noticia de lio, en lo
que yeo en ejle fagrado Pecho a la manera de lo qtce dirc , que
hacendóla nttejlro Señor merced de darle cóm&lgande».* *
chas lagrinrds 3íjue nofolo re ufa de dc^í rmelo, n. as fc.ya.d 4l
Coro, porquey o no lo fienta . Y he y ¡fio en cfief tigra ¿o 7irrholJ
poner a Chrifto nueftro bien ¡« diuina mano, recogiendo Id*
mifeds lagrimas, tntftrandv gttftar delías. Tdejpucs defias
Co'nurAú-nes, enqtee he yifto e/i o, le hago meló diga Jt es a]si%
irbeftóido deliayque fin podarlo efenjar (e baila délagrin:as*
Otra 1e> y¡ a efta paloma hundirfe dentro delTeeho deCbrifi.
fe? y en fl mifmo lugar yi como heruir a borbollones juprecio-
fa fivgre. Y /upe defpuesdrlltf,quT prepara?;dofe p*ra rsu
mnlgitr,y afiígiendofedeyerfr ta.» intlig.a,e im perfeta, de-
fejperandc defi,y defu dtfpoflcion , fearrojo en ccucl copio- ,
jo mar de la Sangryy Vafion de aquel Scberano SeJior, FJdík \
de Id Encarnación defte mijmc ano, llegando a comulgar, y¡
eft a paloma,comojuelo¿ y can n:as rejpla/sdores , y i, tenia en
el pico y na flores encarnadas ,y blancas ,y repare mucho en
ellas,que mergradaro muob^>,y quedaronfeme en la memoria
$ue no las pedia ol'pidar^íiablela,yfupe>que antes de comul-
L a V .M . A n a d eS.A U*
'ttft
J . '

¿ttarefbe
/ dia , le ¿tul* Xdado nueftro
• Señor y n fotoi extraordina*
i
rio , de ijuc 71rtcfíra Senera¡ne virgen ,y ^Madm y que¡ten-
dolo ene.trndjjc en cilt el tíijo d? T>io0ty defea fía agradecer
mucho al Eterno "Padre ejleconfejo de la dtuind ,Trin^dadm
en auer y untado eflos dos tan grandes bienes en y na cria tu -
ra tan par.rjy entre cftas confideraciones 9 cUa c¡}4 ua} unto ¿f
ynt Imagen ¿eU ¿Madre de 7>¡os3y tomando y ñas flores
encardadas, y blancas,y pufofelas en las manosjojrectendofe*
las e. t nombredeft os dosgo^ús, qu efentia , en qHefuejJe Vir-
g en 3y Madre de ‘Dios. Jü jupeefíoj como digo,y defpues de
la Co ?iv n lo?13>i claro, que lasflores queyo auia yifio encarna
dasty blancas et el pico de la paloma>era» aela mifma mane-
ratqHe las q ’¿e tenia en las ma 'iosla Imagen de la ¿Aladre de
IDios^a qvien ella fe las anta dado. Diome notable confue-»
lo,y meló dx tod a rías y o*es que me acuerdo.
Vna particularidad añade a efto en otra parte la V ene
rabie Madre, diziendo,queentrelas muchas vezes que
■vio a efta Religiofa en forma de Paloma en el Coftado de
Chrifio, la vio vna que eftaua coda dentro,y folo el pico
■defuera, Y notando efta efpecialidad, le dio nueftro Se­
ñor a en tender, que el pico en efta ocaíion, no gozauade
c fle fu u o r ,y dicha, por auer hablado algunas palabras
con quien fe auian mezclado algunas imperfecciones, y
a lgo de vanidad. Y para que aya mas ponderación ,diré
cnla materia que fueron., para queie entienda,que ajtifte
y pureza ha de tener en fus palabras* y obras, quien me­
rece tales fáuores de Dios.Eftauan la Venerable M.y efta
UchgioÍA hablando de eípiritu en vna ocafion^y tocaroo
fas tracas, con que el demonio procurauainquietarlas,y
quan mal le falian todas, pues íefuftrlfuan/us intentos,
con que burlauan d é l , diziendole algunas palabras de
defp recio, y que no le temían, y a bueitas defto dixo efta
Rcligiofa,aunque con buen zclo, y feruor de efpiritu al­
gunas palabras, qr.e aunque fiadas en d amparo de Dios,
Libro 3. Capitulo i iT 121
'Jlcuáuan algo de preíumpcion. Y como niicftro Señor
jqjicrequclacon fianca en fu p o d er, vaya acompañada
de el conocimiento de nueftra poquedad , íe ofendió de
ellas 3 yen pena, y caftigo de eíla imperfección la priuo
Ja Comunion íiguientedeque gozaífe menos cumplido
el fauor que en otras Comuniones recibía en fu Coflado,
y como el defc&o auia fído de lengua, tuuo la pena en
el pico; y poreíTo, quando la vio la Venerable Madre
A n a dé San aguftin enform a de paloma lo tenia fue»
rade aquel fagrado centro de dulzuras, y de aquel c íe -
Xo.de amor.
Muchas cofas ay aqui que ponderar en crédito de
la Venerable Madre ; y lo mas raro es , el que fiempre
quellegauaa comulgar, no folo merecía ver .a C lm íto
Señor nucftroenlaHoítia, íino también abierto fudiui-
,«o P e ch o , Parayfo cípiritual, en que liallaua refígerio
toda p e n a ,y aliuiotoda fatiga; afsi mifmo fe manifief-
ta la bondad deftc Soberano Señor, que tales demoítra-
^ioneshaze con las almas, que conpurezale firuenipues
Jas recibe en lo mas intimo de fus entrañas, cuyo incen-
ío fuego lo vio heruir la Venerable Madre en amoro-
fos mouimienros de fu amorofa llama , que fe fomen­
ta de el afe&o mas ligero de nuefrra voluntad i pues
vnas flores ofrecidascon agradecida fineza laseítima^y
premiaron can excefsiuos regalos, y galardona con tan
cxtraordinarioscariños.alientefe, yesfuercefe nueíha
coraf on,y aunque ligero el obfequio,fi la voluntad
es g en e ró la , y la Fé vi'ua, ferá en fu libera­
lidad prodigiofa larecom-
penfsu
La V .M . Ana de S. Agufl.

CAPITVLO XI.

rAcciones milagrofas en que la Venerable


Jííddre refplandece antes de {a-
lir de efta Caja de
Valera.
T Ósfauoresquehaíla aquí hemos referido de efta tan
regaladifsima Virgen déla mano de íu D io s, anda-
lian acompañados de a&os heroicos de todos géneros
de virtudes,y milagrofas acciones, con cjuc fu Mageftad
cada dia mas la acreditaua. Muchos omito de propoiito,
referíiand oíos para fu propio lugar; mas no efenfo poner
aqui algunas que paitaron en eítacafa de Valei a. .
Sea Ja primera lo que le fucedió eftando con defeede
hazer vna C u ílodia, para quando fe defeubria elSanrif-
ílmo Sacramento. Aunque Ja Cafa neceísicaua de otras
alhajas, y conueniencias en lo tem p oral,le pareció no
era impofsibtlitar medios para alcanzarlas s el empe-
ñdrfe en ha¿ervna Cuftodia para el Satluísimo Sacra­
mento, ames tenia por celeftial vfura qualquiera cofa
que Jaaaparafu mayor decécia, y culto,pues reconocía
en la experienciajquan abundante^y ventajofamemepa-
gaualo que con ertefin le ofrecía. Mandó,p-ies, hazer l i
la Cuftodia, feñalando el valor que auia de cener todo el
gafto, que t’uL cien ducados. Acabóla con perfección el
Maeftro que fe ei:cargo della.Traxoíela a la Santa ei \oca
íion que no auia vn quartp en el Conucnto. Pedia execu-
tiuamente el platero fe le fatisfacieííe , fin querer dar lu­
gar a la mas lene duración. Entró en cuidado ,aunq no en
duda la V,M»del-modo co^uc auia de falir de aquel em-
pe-
Libr o Capítulo \%1 12 2.
peñojy como en nadie con mas feguridad,que c a la diui-
ua prouidencia exp erim étó eldeíaho goacu dió aella có
la F cq otras vezes.FueíTe a fu celda, pufo Afeen O ra c ió n
íiguificando á N .S , en ella el aprieto , en q fe hallaua; y q
no feria bien,q auiendo pueílo en él el amor , y defeo de
feruijlele faltaflfe fu liberalidad. Tales ra zo n e s,y con
tal confianfft,y humildad le fupo hazer3 que negoció fe -
lizrrente.Entróenlo mas feruorofo de fu Oración la M.
Antonia de Iefus en fu celda a d e z ir le , como Tornera, ^
el hombre de laC u ftodiad auap nfap orel dinero,halló­
la tan encendida en el roftro,q parecía defpedir llamas,y
tan alegre en el femblante,que comtinicaua alegria, y mi
rando encima de vna m efa,que alli tenia , vio grande
cantidad de doblonesen ella. Contaron los que roonta-
ua el precio de la Cuftodia, con ranta admiración de la
Tornera,comohnmildad de laSanta Prelada,y pagando
a fu acreedor le fobró dinero para fatisfacer otras obli­
gaciones.
Otra vez mandó hazer vn C á l i z , y viniendo a pedir
oficial oro, para darle vn b a ñ o , no auia en cafn co n que
poderla hazer.Fueile a laOracion,y faliendo del la, le dio
todo el croque pedia, auiendofelo dado Dios primero
a e lla , y dixo defpuesel p latero, que era de tan fubidos
qu ilates, que con la tercera parte de aquel oro auiapá.
radorar lo que con rres mas, no fe podia con otro. P e ­
ro de tal mina feauiafacado, y tal Sol le auia produ­
cido.
Semejante a efto fue lo que le fucedióa vna Rcligio-
f a , que ellaua bordando vna alaxa déla Sacriftia. T ra -
xerun para empegar la obra tony pora cantidad de hi­
jo de oro,y feda, con que al mejor tiempo iba faltando.
Auisó a la Santa,como a Prelada, para que le ta ardaííe
traer mas deaquel genero. Pero ella juzgando que era
poca Fe,le d e zia , que trabajaíTe, que no k ía lia n a , He-
L a V. M . Ana de S. Ag %/?.
gauaíe.a c ll:iq u a n d o bordaua, y tocauacon fus maño*
al hilo de oro, y fed a> y con cito fe iba multiplicando, y
fue de fuerce,que fe bordo todo lo que intentaron, y
fobrp material para otras cofas/ycontefsó'defpues la:
Religiofa^ue con lo que la primera vfcz traxcron no auia
para la mirad de lo que fe obró , y quefenílblcmemecoi
nocía ajerio Dios por fus manos multiplicado.
L legó fe vn a io la-Pafqua de Nauidad , y como ei*
aqucllos dias íV gaílaalgom asenelaliu iode la Comu»-
nidad,y laVenerableMadre poniaen todo tanto cuidan­
do.. Erameneftcr algún dinero para hazi*r prouilion da
al¿;mascofas, Hallauafe tan falcadel, quenoauia en la
C a l’a*mnguno; ni fuera delia era fácil hallarlo preftado;-
A 1paíTo que era mucho fudefeo de aliuiara fus fubdi:asj
que r^n feruDrofas períitenciashaiian'en el tiempo de*
Adüiento^'ue la penade verfe tá apurada de mediosjmas
fu enamorado.^ tierno Efpofo no permitió eftuuiefíc mu
chotiempocLie¿ledefconiucIo;y afsi fe le apareció el N i
ño Iefus, y le dio mucho mis dinero de el que por en­
tonces necefsicaua. E npleolo tambicn, qne hizo traer
todos los pefeados demás reca lo , que fe permiten, y-
orras cofas para celebrar clNacimiéto de fu diuino Pro¿
u if o r ,y con lo demas hizo algunas liinofnas a- pobres*,
que bien podía, h:\3erl is co n feijjn d a d , quien tenia a fui
difpoíicion vnteioro táurico.-
Nórefplandeció foloen^ite genero de acciones milat’-
grofas por cíle tiépo.Otras rabien hito en otras materias
paravtilidad dealg=.nosenlcrmos^ftaualode: tantocui--
dado , y aprieto A u lre s de Alarcon vezino de a q ie -
11a V i l l a , que nadie p u J j cfperar íu v id i , y y a el Me­
dico le auia^defauciado* Tuuo noticíala Venerable Ma­
dre de eíle aprieto hizo q io le craxeíTen vn vidrio
¿tagua*,y. echando ío breél la ben d ición ,íc lo embió
alí
Xibro^i .Capitulo ir? "123
'ti enfermo, diziendo, que bebieífe de aquel agua on
F e , que coa ella le daria Dios fallid. C om o eítauacau
íedienro, y halló la fed motiuo tan efpi ritual para t* -
tisfacerfe. Tomó elvafo , y fe bebió todo el agua que
la lierua de D ios le embiaua. A poco tiempo le dió
vn fudor muy copioío , y quitandofele la calentu­
ra , fe vieron en él muy euidentes feñales de falud
auiendo íido antes todas pmnofticostriftesde íu muer­
de,
O trorn ferm o jiiio v nieo de vna feñora p rincipal, efta
ua en losvltimos términos de la vida, Embió la madre a
pedirle a laíleruade D ios, que encomendaíTe a fu Ma-
geftadel peligro, en que fe hallaua fu hi jo. Ella con fu
acoftumbrada piedad fe compadeció mucho ; y conful-
tandolo primer© con nueftro Señ or,leem bió vn Santo
Chrifto,que traia pendieme en el pecho,diziendole, que
íe encomendaíTe a aquella imagé, que ella le daria falud ,
Licuaron el Santo Chrifto.Recibióle con toda Fe, y vene
ración el enfermojy el diuinoSeñor la premió por los me
ritos de laV*M.con darle repentina mcjoria,y luego en­
tera falud, con que agradecidoel enfermo,y obligada íu
madre fueron a d a ríe las gracias a tan buena intetccííora,
como en aquel i icfgo auian tenido.
En no menor aprieto que el paíTado,fe hallaua vn hó-
bre de aquel lu g ar, muy deuoto de la V .M . Era la enfer­
medad terrible, y ya fe veía en términos, que a lo huma­
no era impofsiblc elremedio* Fueron a la Venerable
M adrea dezirle el trabajo de aquel Hombre. E llacon
mucha Fé le embió vnos pañitos delien^o^haziendoeu
elfos la feñal de la Cruz,y inuocando el dulcifsimo nom­
bre d elefus ,em biofclos ,diziendo j qu efelos aplicaf-
fen al coraron. Executofe fu confejo con toda vene­
ración; y luego le dio vn profundo íueño al enfermo,
y con él vn íijdor muy copiofifsimo 3 con que ckrfpcr-
Lá V ,M .A n ¿ d e S. \Agufl.
to'dcfpues limpio de calentura, y con buenos alientos,,
que acreditaron lo foberano de U medicina , y afTegura-
ron fu faltid , pues la tuuo muy buena con efpanto de to ­
d o s ,y confufiovi de la Venerable Madre , que como tan
humilde quifiera hazer el beneficLo, Gti que a ella fe le íi-
guiera eílimacion.
Fue raro el modo con que confoló Dios por medio de
la Venerable Madre aMaria deMarcilla. Eíla muger ce--
nia vn trabajo muy grande, en parir todos los hijos muer
tos,y antes del tiempo que diípufo la naturaleza,con que’
tenia dosfentimieutos, y ambíis muy del alma i-viio, de*
verfe falta de tanlarg ifuceísion, como fe le auia malo-
gradojy otro, por ver que fe iban al Limbo las criaturas,,
íin recibir el agnadel Santo íiaucifm ^.Hallofe en cinta,y
al tiempo mifmo que otras vezes iimío los pronoílicos, y
feñales do fu repetida dcídicha/m quc huuieíTe remedio*
para ella ea lxiuturaleta. Eilaua 1a Venerable Madre cu-
efte Conucntode Valera.y como corria tanto lafama de
íu fañeidad, y milagros le pufo Dios en el coraron , que-
p o r f u m e d i o auia de hallar confuelo e n a q u e l trabajo.*
Sol icitarlo ella con la S a n t a , le pareció que feria muy a
coila d e fü humildad ; pues fe au:á de confundir mucho,*
vicndo^quclia tenian en tal co nce pro jq ue le pe díanmií a-
g r o s jy aisi queria tener alguna alhaja fuya,fiando en ella
fu ef pe ran fa. T en ia eíla m u g i r vna herm uia Reli^iófa en>
el C o nu e nt o de V i ll a n u c u a jl a m a d a Catalina de San A l ­
berto. P o r me dio d d l i Ke ligioía hizo diligencias de'
auer alguna Reliquia de la V e n e ra b le M i di eiy en fincó--
figuió con orra Rcli gio fa , correfpond¡ente f u y ad e l C o n
«rento de Va!era,que,le embiaííc v n e l c a p u i a t i o interior,
C'oWque la Santa dormía. Traxeronfelo alaati gida mu­
ger,y ellando con losdolores,y accidentes queorras ve -
2 CS,ceífaron;y a fu tiempo parió vn niño viuc^que vio lo ­
grad oí y de a delante en o t ros m uc líos preñados, qu e-
tur
Libro i . Capitulo i i l V24
tu n o , habiendo la mifma dil igencia deponerfe el efcapu
lariode la Venerable Madre , le.fnccdió bien , y faliana
Juz,buenas,y í?n ricfgo las criaturas. Y no íolo ella exp e­
rimentó cite fauor» lino otras mugeres mouidas de efte
exemp’ o,en viendofe con femejaure peligro , fe aproue-
chanan del mifmo remedio,y hallaunn el defahogoenel
feliz efetto,como defpues fe verá en algunas, a quien fa-
uorecio con Ius reliquias en efte larcejmas en qual no fue
prouechofa lainrercefsiondefta milagrofa Virgen?

CAPITVLO XIII.

Eligen a la Venerable JUadrepor Priora


del Co?2t4ento de Villanuetta
de la la r a k

T Odas las vezes que fe ofreció hazer elección de Pre­


lada en el Conuento de Vi llanueua, a quien la Vene­
rable Madre auia gouernado. y con tantos prodigios af-
íiftido, le nombraron por Priora dél las Religiofas
quele fahaííe el voto de alguna, que es gran creditode
loque fupo hazerfe eftimar fu famidad,y prudécia. Pues
aniendo ranras capaces de aquel Oficio, todas afpirauaa
a poner en el, a quien con tantos aciertos deferrpeñó las
obligaciones, que le acompañan. El principal mociuo
que reman^ei a bolucr a fu Cafa la prenda , qre tan cofto-
famente auianperdido,que aunqueauiaya diezy fíeie
años que faltauadella,noíc auian remitido losíentimis-
tos,que ocaíionó fu aufencia. L es Prelados hallando ma
vores conueniencias, en que la Venerable Madre cftu-
uielTecn elC om ien tod e V a le r a , para acabarla obra, y
dar total forma a aquella C a fa , punca quU;cron confif-
q^4 ma?
La V .J A . Ana de'S. Agu (f.
nuc las elecciones que en fu perfóna fe hazian. A c f t o f c ’
junrauael verla tambien Hallada en aquel Conucnto, a
d jn d eco n tanto guftaíuyo¿y fatisfacionde nueftraSan-
ta Madre, y feru ia o d e Dios auia plantado la obfertian-
cia>engendrado efpirituales hijas de muy auentajada vir
tud. Y finalmente defde c lp o lu o iu fU la vltima perfec-
cionauia labrado Igleiia,y Conucnto co io s prodigios*}
fchinviftojmas no por eíTo fe qukauacl defeo de las Re­
ligiofas de Villanuena^antcscnquátasocafionesfeofrc-
ci;i'ifoliCÍra’ja;i fe les reíticuyetfe joya d t q tanta Citi.na-
cioahi2Ír.u.N j deíiíten facilraen;e de vnempeñolas :m
geres^y mas qUando eiíTeftadb R'eligiofo-fe juntan rao-
nuosde efp:ritii y perfeccion;y afsi , infla1que en Villa-
nu<sua. vinieron a confcguiriu intento (que portan g lo .
riofo pueJe alabarfe)'puderon quantos medios alcan­
zaron. A eiVodesanimaua el auer eferitó-ia Venerable*
,para coiifbláravna'íl^Itgiofa-, que por moihar'
mas íi íez í ,manifcíto mis defeo5, que fe quiecaite , p o i ­
que fabia de nueftro Sjiíoi* , que auia de morir en atine-
lla C a fa . Eíla profecía le dixeron al feñor Don Andrés*
Pacheco , InquiíiJor General en VÜlanucua , y refpon-
dío: Si la ^Jii.tdreÁ za h-t dicbi e!jo 3 fuccdcr* afsi yp'jr± -
qxeJj experiencia me lecoine tcidi a qus tolas fu s pala­
bra*jov .C.3,1 cíto,lIcg jndofe el riépo de elección
dieronlos votos de vnanime confentimiencoa la. V .M .y '
juntamente inftó íaCo-nnidad-al ProuiuoiaJ.qiiealli af-
íi.'liaJque-no dex ilfj Jeconl¿rm ina( para que coníig lief-
fen ta iantig.io ie íe o .C a ;i q;ieel Prelado reconociendo ’
la j Lilticia,y alabando el bsien gqílo.condefcendio con l*1
de co Jas,y-confirm¿> láeltccion con extraordinario con-
fuel o d j la Comunidad, Defparhofe luego propio aVale
ra dándole noticia a la V,M_y a ninguna Je falró atención
pira (igniíicarle ti gozo con que qucdauajii retorica pa-
xadarU los parabienes i mas para fu humildad, que íolo
Libro 3. Capitul. i j ^5
sípiniua a citar en el lugar.y ocupacion mas humilde >fnc
eada carra vna pena, Tuuola muy grande de la d e te rm i-'
nación que fe auia tomado; y mas viendo la que las Reli-
g io fa s d e Valfcraconlanoticia auian recibido. Hnvno,
y otro Conuento Fueron deíiguales loseféxitos , aunque
nacidos de vnatnifmacaufa; en Villaftucua, la dicha los*
fomentó gozofosseti Valera,la perdida los pi oduxo trif-
tes,y codas Tcmanrazon,y nadie culp.aimas por ambos tí­
tulos cenia la fieruade DÍQSgrauepena,qne como lá lar­
ga experiencia le auia dado a conocer las pt íior.c^y.cui­
dados del gouiei no3deYeaua verle libre dellas^ velar f"o>
lamente en el ricon de de-fu celda en el aprouechnmiéco1
deíu alma,Biehizieradil¡geciaspara renunciar; mas vié-
do la refolticiocon q efta napias juzgó ocio/as. V aísi pro
curócon N;S.negóciar,lóq' cónlas criaturasera jmpofsi
ble» Fucile a la Oracion^nella le dio a fu Mageftad am o.
roías quejas, de que no fe conrentaíTede cancos anas de
violencia>-cotfio en las Prelacias auia tcnidoatinoque a o -
ra la entraíle de nuetio en citas, quandolós a chaqués pe •
dian mas defcanfo>lás pcnas,conqfehiíiáua,cónfuelo >y
losdcfeos,conqencrcgarfc a vn cotal empleo de íu trai<> '
y concCplacion,rctiro.Eílas3y orras cauías lepropuíó ¿*6
tanca cibieza de fentimiécos humildes, y b grimas,q mu
irieron a fu mucha piedad* aq la'confolaíle , hazici dcle
Vnparricularregalo.Aparecioíelc muy bvr^jr.Oj y amo-
rolo, y dixale palabras de cerrilísimo cariñ j t y entre o -
trasj e aífiígurü con citas- ¡Aja, no fe afil/js, cjya tc^ yvd^
>v\Cor. cite tauor cobvó al:é:u;lo vr.o por ver q era vo lli­
tad defte Señor,qKicífc aciíphr cóaquel nucrio oficio ; y
]ootro,por el feguro,q ledaaan fus palabras,q folo ellas
pudieron ioííega r fn temor; mas como pudiera tenerlo fu
alm a»promcciendo-Ie Chrifto íu-.ayadaí C o m o a benefi­
cios deft a atliaen cácosaños de Prelada falido cor. a. ier-
t»,£uadócfp?rancas d e q ije c a c ím iu e u ^ c iiq la rpnian,
íucc.-
L a V> M .A n a di.S.AguJl.
fucederia lomefmo. Tem plófela p e n a ,y procuró gof*
buenas, y fanras razones mitigar laque las Religiofas
moftrauan.Refpondió al Prouincia l con todo rendimien­
to, y confuíion , y ala Comunidad con palabras tau hu­
mildes,que las dexo mas obligados. t?.on que defde lue­
go fe trató de difponer el viage^dexando efta determina
cion al Prelado,por cuyodi¿tan>en fe regia. Fue tan gra­
de el fentimiento.que-cn VaIerahuuo,que quificron im ­
pedir la facaíTen ; .mas ella agrade riendo e 1 afe&o , tem­
pló el deforden.

C A P IT V L O X IV ;

Pajfa del Conuento de Valer a a fer Priora al


de Villanuena:facejjos particulares
del camino.

D Tez, y fíete años, y mas cftuuo la Venerable Madreen


el Connenro de Valera, y todos ellos afsiílió a fu go-
uierno.como Prelada, Ccnm enostiem po que humera
eftado fe diera a conocer fu fantidad, y grangeara amor,
y eftimacion fu virtud3que losfondQS'della^y taúcas pren
das, como D iosdepoíitóenfu alma, con poco trato fe
dexauan querermucho. Era tan grande el amor que las'
ReIig:'ofasla tenian , y eftauan también hallabas confu
gouierno,que el perderla,era perder todo fu mayor con-
iuclo. Moítraronlo en eíla ocallon de fu aufenciafusdc-
moft raciones, y lagrimas, que aunque en las mugeresfon
fáciles,y muchas vezes equiuocasiaqui,como era tan vr-
g^nte la caufa, fe aseguraron de verdaderas. Solo pudo
tcmplar fu dolor,el ver que era voluntad de Djos,lo que
i £ di (ponía; y fobre efte fundamento eft riuaua el dil curio
de
Libro i , Capitulo 14J 1 2. 6
éc la venerable Madre para inducirlas ai confuclo, Vien
do,queel lance era precifoje.tragó el acibar, y trató d e
difponerla jor uoda, inftruyendo primero a cada vna en
particular de los documentos 3y confejos que nec'efsita-
ua pera el aprouechamiento de íu efpiritu, Llegófe el dia-
y hora,y defpues de auerfe dcfpedido de todas,Ies hizo
vna exortadon enconuin, paradexarles aquella deuda
mas en ladefpedida/jfin duda fuC tierna,taro quáto nuio*
de penofa. Conraouiofe el lugar con la noticia de fu au -
fencia,no para ifhpedirla, aunque al principio lo intenta­
ron,(¡no para acompañarla, y merecer la dicha de verla,
y recibir fubendicion. Era coía particular ver a niños,►
viejos,hombres, mugeres,y de todos eílados acudir al
Conucnto, fignificarído catiavno por fu diftintto eftilo
vn mifmo fe;iumiento, y de verdad lo pudieron formar
grande,pues fe les iba, quien tanvniuerfalmentea tod-os
benefíciaua. Q3e.11,entre las demas perfonas, fe adelan­
to en efte feiitimiento^fúe vna muger de aquella V i l l a , a
quien la V enerable Madre en diñe rías ocaliones auia fa -
uorecido,y amaua. Eftaeítuuo mucho tiempo en la P o r ­
rería del Conucnto, aguardando quefalieíle laíieruade
Dios^paradc mas cerca merecer recibir fu bendición. Y
premio nueftro Señor eífce buen afe&o.con que vererauai
a fu íierua, con hazerl por fu refp jclo en vn lujo ftiyo v a
particular beneficio. Era efte niño dccinco,ófeis años*
llenóle configo Ja madre,quaiido fue a delpcdir a la San­
ta» y como eítuuo raneo tiempo aguardando, fe cansó el
niño de citarle todo el con íu madre en la Porteria.Salió-
íe a lo calle a trabefear,y paliando por ella vn rebaño de
cabras, que lleuauan al campo, fe fue ydcxandofe llenar
de la inclinación decordero en fu feguimiento. Es aque­
lla cierra mócuofajy cerca del lugai citan motes,y breñas
agrios,y empinadas,con que a poco tiempo, de como fa­
llo el ^anadojfubióporlolouiasagno^y el niño finfaber
a don­
La V .M .A n a
a donde fe iba,le feguia, hafta que fe ha lio en parte muy
alta.Viendo que iba perdido, y tirándole el cariño de la
Madre,qnifoboluerfe. Y com ono fabia Japanemas a
propoíiro, por donde podia top^r. el camino, fue abajar
por vnaspeñas can altas^y afpera$,que el hombre dc reas
induftria, y agilidad peligrara en e lla s ,a pocos paitos.*
queanduuo, reconoció el natural mifmo loque negó c,l
difeurfo , y aquel le ingenió de aduertenciapara que no
fcpte:ipitaífe;y afsi fe quedó afido conlastiernasmane-
ci lias de vna peña volada, pendiente todo el cuerpo en
el ai re,y hafta llegar a la tierra, auia competente diílan-
cia,para macarfe. Empegó a llo ra r, fin auier qnicn fe en­
terneciere de fullanto , linones los troncos. Eftuuoddta
fuerte mas tiempo del que pudiera naturalmente fui’rir
en can penofapoltcion, íi oculta prouidencia no le afsif-
tiera>masefti le fauoreciópor los méritos de la Vcnera-
.bleMadre, a quien la defte niño quedó dcfpidiedo. Pues
fiendo afsi,que por aquella paree a dondeeftaua , nunca,
folia patfar gente,mouió Dios a vn leñador con particu­
lar infpiraeion, y contra lo que el pretendía ,a que lie-
chaíTíí por aquel lado. O yó las v o z e s , y llanto del niño.
Causóle nouedad, que allí pudieífe cftar, y guiando los
p¡aíTos ,a donde le llamaua la voz, llegó. Y viendole en
aquel peligro,con no pequeña dificultad le libró del. T i-
riendo por cofa milagrofa, que no fe huuieííe hecho pe­
dazos,Lleuófeloa fu madrejrefiriendo el cafo, Y ellarc-
conocio que auia Dios premiado con efte beneficióla
deuocion, con que a la Venerable Mad re Ana auia afsi f-
tíd o.Y a eftaua preuenido el c o c h e, y todo lo demas pa­
ra la jornada. Salió la Comunidad a la puerta Reglar a
defpedirla,Subióenelcoche,y airftanciasde el Pueblo,
que auia concurrido .,1c echó la bendición, hincándole
todos de rodillas. Iban en fu ccropíuiiadosniugcres vir-
ivolas, y el Padi c Fray A rg e l de Iefus Maiia, Di£ridor
Libro i . Capitulo 14.' 12.7
General el Padre Fr. Antonio de la N a tiu id a d ,P ro r dol
Gouento de Villaruicua*y el P.Fr« Pedro de la C oncep ­
c ió n .C o m o e ra p o rto d a aquella rierra tanta la fa m l dc-
fu fantidad, acudieron acompañarla algunos feñores, y
caualleros de otros lugares, q la mayor nobleza fe hóra-
uadefuruir a fuvirtud¿ Gran parte del camino te fue a--
compañandoel pueblo de Valera con tanto atc(ítf>,y d c -
moíhaciones de pena, porque fe lesauferuaua la San--
taque íin perdonar fu coníuíion , le obligaua a vrr liem--
p >,y enternecía. Por los caminos, lian los lab]adores,,
queeftauan trabajando, y Heuauan el pan, que auian d ¿
co;rer,paraquelobendixeíTe,y pedíanle fus Oí aciones,*
y que echaffefu bendición alcampo; porque íinofrudiíi-
caua agradecido al fudor de fus roftros, conque lecu lti-
uainn , lo hizieíTc obrdiente al imperio humilde de"
La.Kfpofa> de quien todo lo podia. Era notable la c o n ­
m oción, que en los lugares- , por donde palTaua auia»
ya que n o llcgaíT eacU oSjlavcn ianabufeaF ^ ver c o ­
mo a vna criatura celeítial, Llegaron al rio Iucar, y
aquí enm ediodevnriefgo aprendió , y experimentó vn
auxilio y fauor verdadero. Auianle dicho a la-Vene­
rable M adre, tiendo niña 3que auia de morir ahogada.*
porque afsi lo auia declarado vn Aftrologo en fu na-
ci mi curo* N o quiero perfuadirme , que dieífe ente­
ro crédito a efte d e lirio ; «mas a lo menos efte rccu-er-
do viendoie on lla de cfle rio , le ocaíionó vn natural
temor, y ocupadade el * tercia entrar en la barca p ara:
paitarle ; mas al entrar en ella fe le apareció el Ni fío
Iefus, de quien en el Conuento de ViUanucuade la la*
ra recibió Jas m ercedes, y fauores que ya vim os, ani--
mola con dulces palabras , , y fola fu vifta defvanecid
£u£os que fabrico^ia imaginación. Alegróle la Venera­
ble Madre de objero que tanto amiua , y en medio
de muchas de ¿020 le tüó v iu anioiofa quexa., dizien-
L a V .M - Ana de S. Aguft
dolc: ¿A donde aueis eflado "Niñomió, ejac b.t tanto tiempo;
quena osbeyiftolk lo qual el Soberano Señor rcfpondió;
^ 4 donde me quiere* mas. D ixo efto,porq a efte milagro-
fo Niño , que fauoreció t a n t o a Ja Venerable Madre en
Villanueiis^y auia dadole tanto dinero para el ftiftent o,y
fabrica del Conuento , la Prelada quedefpuesle fuce-
dio e i aquella Cafa,no guardando tan preciofa joya,pri-
u óal Conuento della, prefentandole, por particulares
3 tenciones,y rcfpctps,a vna feñoraamiga.y deuota fuja.
Y el Santifsimo Niño dio la quexa de efta acción que 1c
coftó muy graues íentimientos a la Venerable Madrej
que con tan tierna deuocion le veneraua.Todo el tiempo
que duró el paílar el rio , fue con ella en la barca , y coa
tan diuino barquero las tempeftades délos mas inquie­
tos golfos fe paffaran con gufto ,y un riefgos, quanro mas
vn rió?En eftando en la feguridad de fu margen, fe defpi-
dió con notables mueftras de fineza, dexandole enterne­
c id a ^ robad a el alma, conquelleuonueuos motiuosde
Oración en fu camino.
Com o en el que hizo, quando vino de Villanueuaa la
fandacion de Valera, le auia ido también en la Ermita de
nueílra Señora de Cañauate, que alli por milagrofa fe
venera,quifo hazer a la bueha otra viíua a efta Santa Ima
gen.Significó con encogimiento fu defeo, y como fe paf-
iaua tan cerca defta Ermita, fue fácil él cumplirfelo. E n ,
caminfe a ella el coche,y eftando ala vifta fe le apareció
alli de repente vn hombre en trage de Paftor, y le di-
x o a l a Venerable M adre, que no tenia que canfarfe en
IJcgar a la Ermita, porq r.o eftaua en ella nueílra Señora,
que la auian lleuado al lugar ahazerle vnas rogariuas por
Janccefsidad del agua, que apretaua. Creyóle Ja V e ­
nerable Madre , no conociendo, q u e era engaño del de­
monio, qu* fe valia de aquel trage, y t r a z a , para q i c r.o
lcgraíTeíadcuociou, En íce deque cía verdad loque
Libro 3 .Capitulo 14. 12. S
«tezia , mudarondeinienco, y encaminaron el coche al
camino derecho ; mas la Venerable Madre venerando
deíde él con lavifta,y afectos la Cafajqhabitaua aúne*
lia milagrofa Imagen, V io que en el tejado deíiá eítaua
la Sandísima Virgen muy hermofa, y refplandeciente; y
que tenia de la mano al Niño Iefus,y con la cabera la*ll a -
maua. D ixo alosqu elaaco m p añ auan aqu e llegafíen a la
Ermita,que fin dada era engaño lo que aquel hombre Ies
auia dicho. N o feria fácil reducirlos a efto^ocuhando los
moriuos , y caufas que para mudar de determinación ui-
üoimas como todas fus a c c io n e s, y palabras las ¡Hendían
contantorefpe& o^izieron loquedezia. Llegaron a la
Ern^i ta,y viendo en ella a la San tifsima Virgen , recono*
cieron.queaujaobrado mouidade fuperior noticia. Hn-
tró la Venerable Madre en la Ermita, pufofe en Oracicm
delante de la milagrofa Imagen , y en ella recibió nueuos
coníuelos. Defpues fe reconcilió para comulgaren la
Mi(Ta3que leauian de dezir. Y suiendo comulgado fe pu­
fo a dar gracias,y en ellas, comoiba tá defeoníolarda por
3a Prelacia enque Je auian puefto, y por dexar fus hijas
de Valera, empefó a darle amorofas quejas al Señor, y '
qle eftpiieííc la palabra q le auia dado de ayudarle; pues
lo auia tancomenefter. N o dificultó elpiadoío Señor el
coñ u do de íu ficrua , porq ciando repreíentandoJe efte
cuidado, fe le apareció Chr:íl> Señor N . muy anjerofo
y medrándole íu C o íh J o a J ie r t o J e d ix u . Entrate *c¡xi
¿d'fcanfar. Y la verdad es,que folo podia tener defeanfb
en ran diuino pecho , que miraua, como a cenrro d efu s
anfias,yblancode fus defeos. Con efto, las que al princi­
pio eran lagrimas de pena, fuccfsiuamenre lo fueron de
gozo¿ y porque íiendo por bien tanfoberano , no cayef-
fe*11 en Ja tierra,la Sandísima Virgen,! legandofe. a ell a,fe
las enjugó en las mexillas , li mpiandolas con fus punfsi- «
mas manos , y ¿©mandóle el K oíario,y medalla, que He­
liana
L a V .M . Anade S. Agnfl.
•uaná en ellas,lo tuuo algún tiempo configo, y luegofe’I©
b o lu ió, d izi e ndo 1c palabras de mucho c o n íu d o .N o paí,
iáüaefto tanenfecreto^ue los circundantes., y la gente
que acompafiaua a Id Venerable Madre, no pudídíe c o ­
nocerlo j porque aunque tenia el roftro cubierto con q\
velo.Era tanto el refplandor,y luz,que dél falia.,que def-
pertó la atención de todos,eítando fufpenfos mucho ra-
ro d é v e r l a arrobada,y d<¿fpedírde íirantaclaridad^có-
jotnrando por cftas feriales viíibles, lo que paltana en lo
¿miiíible. Con que nucuamente creció íu fantidad en la
cítimacion de fus ánimos >y con eflo fe tenían p oí dicho-
ío s d e merecer acompañarla.Salieronde aqui; y aunque
efcuíauan prvíTar por lugares, por cuitar los Jlelígioíos
que la conducían,como tan cuerdos,el ruido. N o erabaf
tante efia diligencia, pues anticipándole, Le falian a l i c ­
uar al pi eucnido hofpedage, que en muchas parces le te ­
nían. Premiauaeíladeuocion conencomédarlos a Dios,
y porfu medio hizo fuMageftad beneficios. Aunque pro-
.curajan regalarla, no lo permitía, dando efeuías deque
le dañaua el com en y afsi , con vn folo par de hueuos fe
fuftentaua todo el dia j por el camino, íin fer molefta,:ni
negarfe a la conuerfacion, iba tan interiormente ocupa-
da,como íi eftuuiera en quieta contemplación,que quan­
do vn alma llega a efUr tanm ouidajcom ola Venerable
Madre j nodiuierte defte empleo la variedad de obje.c-
tosfenfíbles.Denochelahallauan enO racion, íin que-
rerfeacoftar, por negarfe a las blanduras del lecho, que
en cafa de feglaresle mullían, y algunas vezes fequedó
arrobada. Llegando a v n lugar,que fe llama Tebar, lalió
toda Ja gente a recibirla con notable demoftration de
alegría* Eflaua alli v na muger oprimida de muchas pe-
ra s,y como corría la vo s, de quanpoderofa era la líerua
de Dios para quitarlas. Concibió defecs de verla,y h a ­
blarla , no era í'acil el confeguirlo ,porqau¿a en ^ cala,a
Libro'i.CapituL 14? 12 p
¿fonde cftana tanta gente en lapuerta,antcfalas,y demas
partes,que era romper por vnefquadron.Lasanfías de fu
.remedio,y el a-fc&o de fu deuocion, le obligaron a ínter»
tarlo. Y llegando a la puerta, le parecía,q por en medio
d é la gente le iban ocul tamente abriendo el paíTo , y q la
iieuauan en bracos,. Entró defta fuerte en te pieza donde
eftaua,contole fus traba jos,)' penas,a q atendía con afee -
to compafsiuo.Salió con tan buen logro fuFé,q los cuida
dos,y trabajos,deq fe hallaua combatida,fe le quitaron,
y defde aquel dia viuiócó mucho confuelo. Fue tanta la
deuocion defte lugar, q por tenerla mas tiepo en cicles hjL
dieron a los caminantes vnatnala obra. Pues de noche
le quitaron al c o c h e , en que ven ia, las llantas, y clauos
d é la s ruedas, para que no pudieíTe andar a la mañana.
Conociendo el cafo,fue precifodctenerfe con no peque
úofencimiéto.Eftaua enaquel lugar vnAIcalde d e C o rte,
y juzgan-do, qué efto auia íido atreuimiento, y burla, fe
em pcfó a informar p a ra d caftjgoiircas haüandocf; la in -
formacion la caufa que les auia mouido, perdonó la im­
prudencia, y quedó por lo que en la Venerable Madre
vio,tan vencido de fu Santidad,que dixo,que quando no
huuiera falidodé la C o rte a otra cofa mas de a vera que-
Ila muger tan rara, diera por bien empleado el trabajo,
y camino detantaslcguas. Semejantes demoftracianes
hazian losdemaslugares por gozar mas tiempo de la pre
fcncia déla Venerable Madre, hafta llegar a Villanue-
ua,quc como ya tenia conocimiento de losintereíTes que
lograuacnq fuelle a aquella V illa,lo quifo manifestar en
el g o io . Aunq era tfempodeQuarefma tenían difpuefta,
fiefta de torosiinas feimpidió,porqui£miraualaaccióca
aiasprudencia.'Quando eíluuo cerca le falieró a recibir;
llegando ala V i l l a , tocáronlas campanas,y vertidos,
Prefce,y Mimftros,la licuaron en proccísion a la Jgkíia
Mayor, iin que pudiefíe impc dir efte ercipeúo la diligéc'a
L U de
L a V .M . AnsdeS. A¿u¡t.
tic losReligiofos.qiieafe&andotodo encogimiento por
cuitar el ruido. Era tanta la aclamación de el lu g a r ^ ic
admirauaj y aunque la getue mas honrada , y los Mmif-
trosde la jufticia, y Corregidorde SanCJememc, que fe
hallaua allí ,1a defendían, para1que indifcreciones de
deuocion no la ofendieíTen, no fe pudo confeguir, p o r­
que con tixeras ,.y con otros inftrumentos le cortauan
p e d ifo s d e el H ab ito , andando todos tan auaiientos de
f u s reliquias, como el auaro por cl oro.- Recibióla en fu

Igleíía aquel graue Cabildo con mufica-,,cantando el


TeD tum U u dvnxs*. D t alli lalleuaron a fu Conucnto,
con algunadificultad.de romper la? calles decente. S a ­
lieron U s Religiofas a la Portería a recibir fu Santa Pre­
la d a , y deleadaMadre cotí general alboroto, Y para
auerla de entrar enfu Conuenro, la cercó-tanta gente,
que temieron ahogarla i y. afsipara librar ala Venerable
Madre de aquellos turores de deuocion popular, la en­
tró en bracos el feñorD o& orE i vias, Sacerdote venera­
b le ^ Cura.de aquella Villa,a la qual quiío Dios.premiar
claplaufoj.y at'e&o,con que recibieron a fu lier-ua, ha­
biendo vn particular beneficio.. Auia mucho tiempo que
no ll^ui:i>a cuya cania eftaua perdido el campo,y conpo
cas-sefperandas de cogei fus fruios ; y auuque con piedad
Chriftiana, auianhecho nouenas publicasaimagt’tics de
dcuocioiijno cumplió Dios íu dcíeo^ porque deuiefíe.iel
logro ala Veneiabíe Madre. Aquella tarde que llegó a
Villanuena eftaua el cielo mas duro, y con menos feíia-
k ‘s delloiier que los du s antecedentes, y luego que en­
tró en fu Conuento , y cerro la noche , fue tan grande el
agua que ver tío el cielo,que fatisfi^o la fed del campo, a,
qíue fe moílró tan agradecido,que mejorando los panes,,
fueron abundantes fus frutos, con que la hambre q i e a -
niena^auá,y necefsidadescomunes ceílaron,porque U
¡>iccUd d c k ViMadrcenuaíÍG haziendo beneficios.
Libro i . Capitulo 14." 13 0
Los agafajos que las Re ligiofas le hizieron en fu cafa,
icl recibimiento Religiofo con que la recibieron, el amor
que le moftraronjla alegria quehuuo en los corazones de
todas,bien fe dexa ponderaren el defeo,q Iiempre tuuie-
ronde merecer efta dicha^yaísi lo efeufo eferiuir,

CAPITVLO XV.

'Aciertos con que empego agouernar efia


Cafa ifocor ros con que D io s ls
ptuorece.

T O r n a d a la poflefsion de fu O ficio , con la humildad a


queleinclinauafu vircud, y con la cfperanjra que las
Religiofas concibieron de fu aprouechamiento. E m pe­
góla Venerable Madre a gouernar fu Com unidad, c o ­
mo ya conocía los naturales del las, y era tan d^eño de
fus voluntades ¿qualqniera determinación, y d ifa m en
fuyohallaua en fus defeos bnen recibo. Aprouechauaííe
de él,para executar lo que era mas perfección, y obfer-
uancia,aundc las ceremonias mas lenes. Aunque auia
falcado diez y íiereaños de aquella C a f a , en nada la ha­
lló necefsitada de reforma, que como la plantó en ella
nueílra celeílialM adreTcrcfadc Ieíus, y la conferuóef-
ta fu íingular hija, auia echado muy firmes las raizes, y
afsi íiempre produce muy abundantes frutos. En lo tetn -
poral hallo al Conuento muy necefsitado; mas efto lecau
íaua poco pefo a íumagnanimo coraron, íiempre dilata -
do conlaprouidenciadiuina, a cuyo cuidado vine fegu-
g'iro, quien profeifa Euangelica pobreza. Con ocaíion
defta necefsidad auian cercenado mucho de la comid*
de las Religiofas,que íobre fer muy p a rca , y de mala ca-
La. V.M .Ana de'.S. Agu^i.
lidad.ílenlaquam idad íc difminuye , es mala dostfc-'
zcs.Conociendo la V.M.quanro imp orea para la-quietud
Ias-ComunidadeSicLqjue citen biena'fsiílidas, fin aten­
der a la apremia,en que fe halkuá¿mandóquc dieífen do
blada ración qucrancesiy q aenfermasi-y fanasfelcsaciw
dieíTe con abundancia en rodo lo ncceílario. Y fien cito
v e i a , quefakauanlas Oficialas, las reprehendía fe'iera.-
Acoftumbrauan cu aque Ih Cafa a lanar lis Religiofas la
ropa, acukiuar la Huerca ,a cocer el pan para la Comuni-
d id ^ q je añadiendo efb.s acciones*, de íiryo pcnoía£\, a la-
vida tan penitente, y otros ejercicios continuos de Reli-
gionjOcaíionauaquebrantoenUsfLierfaSjy la’fahidjy no*
poder afsiftir con ocafion deltasoficios.a muchos a¿tos>
áz Camu íid id .y Oración. La V.M.pcsó vna, y otra con-
uclieiicia en la vúlaica de fu juúio, y madó q fe eclrifTíri
c-ílos oficios de fu Cafa^ateadiendo mas al aliuio de fus-
lab.litas,q ai ahorro temporal. AiCr'editó-preftoDiOS efte
dictam”*con vn milagro/j fucedió;, ocafionado-de dar fus
ra la ropa para q la lauatTcivCoucertarólc convna muges
vu t loíaparaq^comelfe eílaocupaciópor fu c u id a d o je -
Haláronle el falario fuHcience.Y licuando vn día la* ropa,,
bufeo en ella la que auia tenido puefta la V .M .paraexpe-
rimentar con ella los efeftos dtí fu lamí Jad, Tenia eíta-
muger vna '.amiga,qub auia mucho tiempo que eítaua i ai-’
pedida, y muy maiade enfermedad de gota,finque nin-^
gun remidió laaliuTaiTe, Fue a fu cafa', lleuóconíigola^
túnica de la Venerable M adre, como*fe la auia qniiaJo»
del cuerpo,dixolea íu atniga^que fe la puíiefie, quepnes'
Dios auia obrado por lo sanemos de fu lierna ocras mila--
giofasíaludes,iam bit:nlohariicon ella, Aprouccbofc-’
dél eonfejo,y con mucha deuocion fe la pufo,y eftuuo có-
cllavna nochs en la cama ,e l dia íig jíeu ie, íc halló tan-
«limada’ du fus dolores , y tan fin embarafo, que fe le-
Uiiuó luc¿o, y eíliiuo buena^rcconocicndóicr mjtegrofa-
Libro 3 . Capitulo i ? : 13 1
l a falud todos quantos Tupieron el c a f o . V para que no
fuefle d i a fo la , laqueexpcrimcntafÍG el fau or, fe la l ic ­
uaron a otra enfermade tercianas d o b les,y aplicándole
la mifma rúnica, fe le quitaron con la mi i ma p rorop titud •
C o n efte, y otros milagros,q obraua Dios por medio de
alaxas fuyas,corría la voz de fu fanridad con tnas esfuer­
z o , y effa defpcrtaua la piedad en los fieles para que le
ayudcíTen con limofnas para el fuftento de la Cafa, que
lo auia bienmenefter. V ino el Prouinzial avilltaila, re­
conoció que tenia mucha necefsidad de alaxas la Sa^,
criftia, y de reparo algunas oficinas , y aunhíuerfe otras
de nucüo para el feruicio de la Comunidad. Bien quifíc-
ra que la V.M.fe determinara hazerlasjmas como era me
neftermcho dinero,y eftaua tan alcanzado el Conucnto,
rtofeatreuió a mandarlo.Hablaronlclas Religiofas.q co
mo tenían tan anriguas experiencias del modo milagrofo
con q Dios lafocorria,les pareció, que fi el Prouinaa .1 fe
lo mandatia,y ella !e pedia al Niño Iefus lo q coltallc, to*
do ie haria felizmente. Condcfcendio el Prelado con
el ruego por experimentar laFe, y obediencia Je fu lub-
dira, y alsi el Padre Fray Alonfo de los Ang; k s , varón
A poftolico,yProuincial,011c entonceseia, le mandó,
que compraíTe Ornamentos, y otras alaxas para la Sa~
criftia, queretejaíTe la C a ía , que hizieífe vna cueua , y
oirás colas, que auiandecoíiar tiem po,y dinero; y cito,
en ocáíion , que aun para lo preciio fe hazia harto en
tenerlo. Admitió el mandato íin oponer impoísiblesjni
ni aun dificultades, Vn d i a , eftando en Oración,Je pro­
pufo muy confiada a nueftro Señor fu empeño,diziendo-
Je, que auia de correr por fu cuidado, como en todos
los fuyos lo auia hecho. Aparcciofele el Niño Ieíus, y
moftr^ndolc mucho amor, y obligandofe defu confian­
za , le dio vna grande cantidad de doblon es, y para qu e
el empleo de ellos ccdieíTe primero en fu culto > man-
La V. M . A n a de S .A fftf-
d o h a zírv n Terno muy bueno , y otras cofas'parala &r-
critlia,y defpues empezó las demas obras,y fe acabaron
co n c a n t a breuedad,queboluiendo otra vez el Prouin-
cial eftaua codo concluido,, y dixo,que a quien f?n dine­
ro obraua tanto, y tan bueno, era laíliroa no encargarle
machas obras. Admirando vna Relígiofa, que tan preflo
huuieífe acabado lasque el Prelado le mandó, le dixo a
la Venerable Madre , que eftauan todas con admiración
de lo que auia hecho con tan pocosmedios humanos, y
reípoadió, defengañcüfc3que nos tauorecenlos diuinos;,
y que íijComo me mandaron lo que fe ha obrado , me di-
xeran los Piciados,que hiziera vn Comiente de nueuo,
lo exe cuiaraconlamifma facilidad. Nó tiene duda^pues-
üeudo el poder de Dios fu defempeño, tan fácil éralo-
vno'como lo ocio; y aun cofas mas arduas ignoraran difi­
cultades.
Eumedto deftos cuidados de obras,y de lo temporal,,
no dormía fu zeloenioefpiritual, para el mayor aprove­
chamiento d e fus fubditas, exorrand olas a la mayor per­
fecció n , y corrigiendo qualquier deícuido que a ella fe*
oponía. Paraeftole ayudaua grandemente nueftra Ma-
d re Santa Tere fa , como fucedióen muchas oca (iones..
En vna eíianio en recreación, empegaron aporcar dos
Religiofas fobre materia de poca¡mportancia;y como Ja
porfiu fupone poco rer.dimientojy cite me li humildad;,
y v n o ,y otro en las porfías fuele fomentar diícordias, y
tibiezas en la voluntad, aunque lea en cofas ligeras fe de-
ue con premeza ara j ir. üien lo hiziera el zelo de la Vene­
rable Madre ; masdilsinmk^pareciendolepanedc pru­
dencia, no hazer de la recreación Capitulo i peropro/i-
guiendo la p a rfia ¿miró a vna imagen de nueftra Sama Ma
d re»que eft ana e n la fa 1a de re c re ac i o n, y v i 6 que mud au a
colores,y fe ponia muy colorada^ encendida. Podemos
d c z i i , cjuc com odifcrcta , y Sama tenia empacho de te-
~ 1}CC
Libro] . Capitul. i 132,
ner hij as * que pcrfeucraíTcn en acción que tanto a vno., y
a otro íe opone.Hablóla en lo interior con losojos,y con
las colores delfemblante3pira que impidieíTeel defeon-
cierto de Jas dos Religiofas, y leuantando la mano,le hi­
z o feñal, Hizolo coneficacia la Venerable Madre,y mu­
dando laeonuerfacion,dexó el corregirlas para Jugar
roas oportuno* A la noche, defpues de c o la cio n , que es
quando fe corrigen las culpas, llamo a ellas a las dos R e ­
ligiofas, reprehendiéndolas la fa lta ,q u e auian renido
con tal efpiritu,y zelo,que parece,que en ella hablaua el
de U Santa Reformadora,dexando de camino inftruidas
a las demas, en el modo con que auian de porrarfe en fe-
mejanres ocafióncs. Aprouechó la eficacia de la medici­
na, reconociendofe tal enmienda, que en lo que le falca-
ua de Oficio,nunca necefsitó de mas aduertencia.
Otra Relígiofa fe rindió x vna imaginación, por fer al­
go apreheníiua, de que no podía fegmr el rigor d éla o b -
íeruancia.Para dar calar de necefsidad a la aprehenden,
Ja engañó el demonio para que fíngieífe vn accidente de
vomitos de Sangre, que repetidas vez.es fingía. Su p clo
hazer can al viu o , que pufo alas Religiofas , no foloen
coaipafsion,íino en cuidado. Y con eíto le dauan carne, y
la eximían de las demias penalidadesdcl C o ro , y vida co
munjy ella fe dexaua acudir tábien,que ti ala muchas can-
íadas enfuafsiftencia,y continuándole por algún tiem^
po, eran diuerfoslos pareceres, y de ellos fe originauarí
efcrupulos., porque algunas llegaron a fofpechar la f i c ­
ción. Quandola Venerable Madre vino^perícueró e'n la
buenafee que otras, Y como era tan inclinadas la.pie­
dad,la executaua con efta Relig iofa;mas nuefta Sar; fa Ma
dre,qu eveia el peligro, en que eftaua faltando al cum p li­
miento de fus obligaciones, fe le apareció a la fíeru ad *
Dios, y le dixo: \ 4 Irti pQrejJít í^fltgtófáyCj ue tiene it: rj uic )\-t
U Comunid4¿S¿Q efta aducrtéciafe le infüdió notici ia de Jo
La V.M -Anade S. Artife
q\ie pa[fititt,diísimulóhaftaque íc llcgaííc ocafionopor-í
tana. Ofreció fe muy p re ílo , porque ei dia íiguicnte , le-r
uantandofe la G?mu ni dada.O ración ,e m p c fó atingir la
Itcligioía el accidente, y a llamar a quien le ai sifticíTe.
L a Venerable Madre encargó a vnaRcligiofa'3qu£ en vna
aljofaina giardaíTe cL vom ito, equivocando con eílaad-
íierLcnciala piedad,y eauteíarHi¿olo afsi,y f aliando def-
p u e s d e e l C o r o , fe fue a la celda de lacníermi. fingida,
Qniíoverdafangrcj y aunque nolefaltaua craza para to .
mar alguna cofa, que Le dieiíe et miímo c o lo r , que lo
£u:eííe,.no le apronecho para continuar el engaño. Pues
empapando vn paño en el vo m ito , defeubtio prefto, no
fer íangre.Con eífco,citando a folas leconuenció, afeán­
dole fu proceder, p onderandole el peligro en que cita*
oa4íig:iificand-olcrla inquietud de la Comunidad, Corri­
giéndole con ral crupié de feucridad, y blandura, que-
reconoció fu culpa,y le 1a confcfsp llanamente, quedan-
tLoIemuy obligada , y falió tandeíeofa. de la enmienda,,
que defpues fuemuy obíeruanre, y la Venerable Madra
(la quiío mucho. Y para que fu falca‘fe q.uedaiíe en cre­
ías dos, y no falíeífe en publico, continuo por algunos
días el acudí ríe-como a e uterina., con que foriÓJÍu con-¿
ciencia,y áiTeguró íucredico,coníingularag-radeciiiHen--
to d e la c u l p a d a y confuelo de la Venerable Madre. O'
ii q'.uen gouierna a-LCndiíia íiempre a- eílos dos
¡nes.
Enfálta menos pcíigrofa mfoííró eíla mifma prudeh--
c í ^ y zelo con otra hermana,. Efta padecía mucha ham­
bre Yy m;nos abftinente, fe defcuidaua; de comer a horas'
«lef&coftumb radas, pero con cal recaco, que nadie lo la­
bia, Naeftra Santa Madre Tcrefa le dió noticia ala íjer^
juade D io s d e e lc a fo . Yentrando vndia en el Coro eíiá>
K cligiofaad arvn recad o,co m o Oficiala, a la Venera­
ble M di;v J1 euáUa en el p e c h o n o sé que míkria de co-
Libro 3 .Cdpitu¡o ] v 13 3
ittcr, y llegándole a ella pufo Ja mano fobre cJ pecho, fin
que ninguna Id reparaíf^ y le dixo 3p a ia q u f trae eílo á».
qu ijiija mía? Enmiende c í a falta que tiene. Quedofe la'
Relígiofa turbada ,auiendola cogido cotí el huno en las
mano?,y compadeciendofe del empacho natural, que en
ella auiareconocido. Salió del C o ro en fu feguiimento,.
y licuándola a v na celda, le hablo con mas c la r id a d fin
admirarfe de la falca; pero exortandole con amor ala-
enmienda , que en quien efta can obligada a Dios qual-
quiera fa.Ua \z pide. ObJigófe de el amor 3can que íc'Jb
d i x o , y viéndola tan iluftrada de Dios en Jas acciones d e
fus fubditP B, le fue freno para moderar*fu eaccíTo. Defte
mifmo eftilo^y fecreto vsó con la que hazia Oficio do
Tornera.EftadioenVnaocafionfueríidcVafa vna cofa íin1
licencia de la Prelada con tanto fecreto ,q u e fola c Jl a y
el fugeto^a quien hizo el agafajo, lo Tupieron. Embiola-
luego la Venerable Madreaílamar»}' dixolefódo Jo que
auiapaflfado,y Ja falta de pobreza,y obed:encia,que auia-
tenido,y admirandofe,de que fupieííe acción tan oeulra,
que folo Dios lopodia faber Je coníefsó fu defeuido, pi-
diendolede camino* que ie dixeíTe el modo c-on que atiiar
adquirido la noticia.Refpondiole, deféngafielTe,he> ma>-
na, que quien tiene tal M adre, como yo icngo eu Santa»
Tcrefa>todo Iofabe,y de todo me au,fa.
Quien era tancuidadcfa en corregir falias , y eüirar
impei fecciones lcucsscon tal zelo de caridad, mayor ley
pendria en todo lo demas que canduxeííe al buen gouier-
no.>y era él íuy-o tan acertado, que nadie pudo mormurad
o oncaufa,qu ele dieíTenfus acciones, pues todas*
eran prudentes, fantas^y de fana-
intención,-
La K M .A na deS.Agufe.

r
CAPITVLO X V I.

Q ontinum ft los aciertos defu gouicrno en.ao-


dones particulares,en c¡ue lafa­
uor ece el cielo.

f ^ O m o en lopenofo del Oficio de quien goiiierna fe


ofrecen cada dia en repetidas acciones dificultades,
y a vezes en miterias,que ni la prudencia jni la prouiden-
cia humana las puede preuemr endañode los fubdicos;
es menefter en ellas afsiftencia diuina para affegurar
el acierto.GozaualajComo hemos vifto, y le verá mas lar
^amente,laV«M.y afsi enlasfuyas lo tenia. E n vn a o ca -
ílon llegó vna Religiofa ron demaíido zelo, y có mas en­
g a ñ o ^ dezirle vna cofa muy graue de otra, y q a la Santa
le dio mucha penajy como trataua en fus cofas tama ver -
dad,nunca j uzgó q nadie falcaHe a ella,y mas en materias
de jufticia^y enqpeligrauael crédito de tercera perfo-
an.Creyó lo q efta Religiofa le dixo, y aunque no proce­
dió luego contra la aculada, entró en cuidado del modo,
que con ella auia de tener. Para q fu determinación fu tí-
fe raas acertada,fe fue a la Oración a reprefentarle fu pe­
na a Dios, y apedirle luz que la encaminarte. Aparecioíe-
le nueílra Santa M adre, y 1c d i x o , que miraíTe por aque-*
Jla hermana3y la defendicíte,porq la culpa,que le impu-
tauan, no era afsi, ames bien eftauainocente. Alegróte
m ucho, y agradeció a fu celeftial Maeftra el auifo i pues
por él fe auia librado desairaren la caridad, que tamo
Iiempre con fus hijas auia defeado tener. Con efta indu­
bitable noticia procuródefengañara la IleligTola aquc
tan ijnieftjamcnte auia ju zg a d o , coi rigiéndole de cami­
no
Libro 3 .Capitulo 16 . 134
no fu temeridad;pues íin bailantes fundamentos fe a n o -
jauaadezir cofa tan graue. Nocrco^quc adticrtida me li­
te , y per íuadida a que era falfedad lo dixeffe, que a v e ­
ces con leues indicios ay imaginaciones tan vehemeinesy
que lo que es quimera fuya¿ les parece realidad en el ob*
jeffco; y mas íleon ello fe junta algún genero de paflón;*
mas ello es cierto, que permite Dios inculpables.ye-rros'-
en los juizios humanos para ejercita r la inocencia de los'
buenosi y por cíTo es menefter m uchacautela, en quien1
oye, y mas detención en quien habla. Porque ii todo les*
que fe dize fe cree, y todo lo que parece fe-dize ,padece--
rá mucho la juftieia^y no fiempre gouierna,quien merece
que vna Santa Tereía venga ainftruirlá en la verdad’ de'
las cofas. A.un auiendola declarado en efte cafo, y la Ve--
nerablc M^idre dadp fatisfacion,r.o fe conuenció, que r.o
era afsi lo que dezia eíla lteligiofaiantes viendo,que por
m ^diodela Prelada,no auia cotiíegiiidoel logro de fu
cng.mofozelo,guardo el hazer el cargo en la vi(ita,qi.iau
dt> vinicííe el Prouincial, que ay naturales tanduros con
fus próxim os, que d in mas aííenfo a lo que en fu bronco
parecer ju/.gan,quc al oraculode Ios-Santos; qi;c íin paf*.
íi^nlosdMluaden. En linJviníendo e l Piouincial, hizo el
cargo a la otra hermaiiacon tales viíos, que fe peí fua-dió
el Prelado;y como la culpa era grane,íintió mucha pena,
atsi por verfe obligado al caftigo, como porque en C o -
m'jaidad, y Cafat;m itcligiofaluiuietlc cola del genero!•
Supo la Venerable Madre loque palTana, y momda del
zelo de la v e rd a i,y cirid id j y del mandato de n r c íh a 1
Santa Madre, le habló al Prelado, y deshizo todo el en­
redo,que en laveid ad co n qu eh ablau a3y con clconcep*
to q 'icdetodos era tenida, fcie fácil el darle credito^con
qíieaueriguadalainocenciadela vna, y la temeridad de'
laocra,aquella merecióla efhmacion,y efta experimen­
tó el cailigo.Afsi lo pide-la y afsi conuiene para
rc~
%í¿t de S. Ag&tjt.
reprim í rexcefifos > a que fe arroja la emulación paliada
de viciofo zelo„. /
Y para que fe vea, como el demonio fe aprouecha del
,cn citas ocaíiones para turbar las Comunidades , diré
o t r o cafo femejante en algo a efte. Vino otra vez el Pro-
uincial a vifitar aquella Caía ; y algunas Religtofasdclla
eftauan preuenidas de aduertencias, y culpas que poner
a otras. El animo, y defeo no fe qual fueffe, aunque a to .
d o svifo sera fofpechofc; pues a lo que fe defcu brió ,el
primer rootiuo, que tenian para capitular a aquel las her­
manas, era por verlas mas fauorecidas que ellas de la V e ­
nerable Madre , fin duda porque fu virtud , y fer
muy fiek s en fu comunicación con ella „ para que lascn-
¿eáminaífe al trato mas intimo de la O ración, fe grángea-
111 mas eítimacion, y afeéto. N adadeftofe Jeoculcauaa
la Venerable Madre , y para que fe certificado mas en
ello,difpufo Dios que J^nííblemente lo experiincntaíTe-
Porque fuliendodefu celda, oyó a trcs,ó quar.ro Ileligio
f a s , que éftauanhablandoen otra, y confiriendo las cul-
, pns que a las otras auian aduertir,ya la puertadclla efta­
ua gran multitud de demonios, -celebrando Liaccioñ, y
dentroa,uiaotrosmuchosatifandocl fenrimienro, y dan
do color a los motiuos, para que con pretexto de virtud,
y obferuancia cominuaíTenlaconfpíraciou en tanto da*
ño de fus hcrmanasiLIegófe mas a la celda,y medí ofa de
fuprefencia fe fue huyendo aquella infernal canalla, de-
xando tan m.al„ol£>r de piedra azufre en el qnarto ,que
fucenidente reftimonio deque auian citado al Ji los in­
fernales efpiritus. Las Religiofas quedaron corridas,
aunque como no auian vifto lo que inuiíiblemente paffa-
iia;puesfolola Venerable Madre lo vio no depnlieron
de intento,antes profiguiendo con e l , aduirricron todas
las culpas,que auian conferido. La fieruade Diosha-
blo al Picuincial, y aunque fe templó en el caftigo, no lo
Libro y.Capitulo \ 13 5"
Jíifpendio'cfel todo por otras razones, que tuuo gouerná-
dofe por lo efcritOiConq las Religiofas fueroh morrifica
«LaSjy'la V.M .cn cadáynadellasjpues lleuó la penitencia
de todas,por lo q las quería, y por conliderarlas inocen -'
tesjmas viendo,q Dios permite eítosexercicios para la ­
brar la-corona de fus fiemas Lis c o n fo ló , y difeimuló cora
Jas otras,vicndo,q efto era el mas prudente medioiy yaq.
ellas no merecicron la noticia de que obraroninftigadas
deld,emonio,quifo D iosq nos ladielíe defle cafo^paraqi
nos aprouecliemos delja^áutelofos de algún engaño d e t
demonio en tales ocaíiones confobrefcrito de zelo.
Mas particular fue el modocon q D ios la gouernó car*
Vria aocio., en q figuiendt» elinforrae de ciertasperlonas,
fto obraua-coformea fu gxifto.Fue el cafo; q d efeó tomar
el habito de Keljgiofaen aquel Conuento cierta Señora
principal por la denocion que tenia aN .S . M. y a aquella
Cafaihizo todas las diligencias para fu prerention, habló
a la Venerable Madre, y comoeftas determinaciones p a ­
ra acertarfe, piden coníideracion^y tiem po, fe detuuo la
ficruade Dios,haftainformarfe b ien d ela vo c a c ió n pro'
piedades del fujeto.N oay duda,qhaziédofeafsi fe obra*
en mas fauor d c las prerendiemesjpues vencid as,ó no ig --
jioradas las dificultades^ puede auer en fu profeísió en­
tran con menos riefgo de vn deíaire. Hablaron*. la V. M.-
algunas perfonas en menos a p o yo , y crédito de las ccU
rumbres5y talento defb. feñora* Y las cofas que le d ixció
eran de g.eneTO,que formó di¿iamcn,d e q en ninguna rra-
rerafe 1c iieíTeel habito, aunque perdíanconuenici;aaí
t-cmporales^que eítasimportan pocoaquandono esapro-'
poííto elfujeto >y afsi fe opufo con mucho v a lo r , a q n o
íe recibieíTc aquella Nouicia. Como fuponia’tanto íu p a ­
recer en la Comunidad , la mayor parte, fe contornó con
«1, con lo qíí2Í fe cerró la puerta a la' prete ítcníion, y a:
^fcruorofaprercudientc Udcloonfuclo, Las cofas que
La V .M . Ana de S .A ’ntíl.
en fu defdoro le dixcrona, la Sanca, no fueron tancier-
tas,coiTio las pintaron; pues obligo a nucílro Señorea que
boluieffc por ella. Eftaua vn dia en Oración, comunican­
do con D ios efte cuidado, y fe le apareció Chrifto Señor
nueftro muy llagado,y dolorido, como quando le quita­
ron de la columna, a donde recibió por nueftras culpas
cinco mil a p e e s ^ con voz laftimofa, que enternecieras,
las piedras, le dixo. O qttanto im porta, que fe nos que­
den en el amaimpreíTas eftas palabras! jA ir a lo que pade­
cí boreffd uinaque tu defechas} Quedó a vri mifmo tiempo
confJÍa,obIigada, y conuerrida en otro difam en . Con-
fufa>porquefueíTe menefter; que aquel diuino Señorpa-
ra coofeguir cofa de fu gufto., y feruicio hiziefle eftas de-
ixioftraciones. Obligada* porque-fíendo dueño de todo
no vfauadelbrafo.de fu p o d e r, obligando con imperio,
fínomouiendo conlaftimas , y repreíentacion de d o lo ­
res. Conuertidaamejor diftamen, porque conoció, era
errado elfuyo^por regirfe por informes, noajuíladosala
v e rd a d .y a v e rla c o n d ic h o fo logro reconocido. Y a fe
fu ponen las difculpas quedaría fu encogimiento, y los
.defeos, y propofitos que haria fu obediencia de confor-
roarfe con fu gufto,y fojicitar el cumplimiento de fu vo*
Juntad en ayudar a que aquella alma que tanto le coftó,
íc conduxcífe al puerto de la falud,para lograr el precio
de fu refcate.Defde aquel diasy inflante difpufo en fu ani
m oel bazer que le dieffenel H a b ito , y quanta opoficion
antes hizo para no admitirla, fe comurtió en diligencias
viuas para entrarla. Viéndola aella tan mudada de pare­
cer, juzgaron las demás Religiofas, que obraua por fup?-
rioresmotiuos,y ocultas eaufasjyafsi, todas aprouaron
fu determinación,y dieron el veto. Tomó ’lapretcndien-
le e l Habito con notable gafto de la Venerable Madre
por ver que en eftohazia a Diosvn feruicio. Aprobó tam-
bicncn c l año de fu N o u id a d o , que mci'eció la admiticf-
Libro 3. Capitulo 1 6. i 36
f¿n a la P rofefsion, y toda fu vida fue muy cxem p lar, y
vKtuofajmas como pudiera fermenos ,,llamandola D ios
a cfte eftado con tan particulaics medios?
Y a quehe dicho el acierto, que dcuió en efta^nfeñan--
za de ChriftOjde quien dependió la faluacion defta Reli-
giofa,aquiencon tamas veras foliciró emraffe en íu C on
ucnto. Dire otro c a fo , en que fe reconozca lemejante’
d e u d a , y deícubrefu prudencia, y caridad. Qnifo-vrja-
donzella virtuoía tomar el Habito en aquella cala. C c n -
currian en ella dos circunftancias,que lo dificultauan. L a 1
vna,era el fer pobrejy la otra el tener poca ialud. La p ru
meraeramenosconíiderableen la eftimacion de la San­
ta. Lafeguuda mas*?por impofsibilitarlaal cumplimiento'
de las obligaciones del eftado. Y por elfo, aunque la pia-
dofadonzel la diuerfas vezes vino a manifeftar fu deíeo,,
y a valei fe de las entrañas de piedad de la Venerable Ma
diré Iadeiengañó-, con.graucdeíconfuelo de entrambas.
Efte feaumemauaenlaiierua deDíoscon el conocimien­
to de la virtud^naturaUy demás prendas de la pretendie-
te; y afsiquifo feemplealíen enReligon en íertricio de
Dios,ya que en la luya por cíhccha 110 podía , difeurrió
que entrarte en otra. Fakauapara el cumplimiento dcli*’.
determinación el d o t e , y como li fuera luja fuya^fe e:n-
peñó-en bufcarlo.Como la fanudad de la Venerable Ma -
dreauia grangeadolieíh tinción, y afeco deíenores, y
perfonas graae-s,quifo valerfe del los para acción tan pía1
dofa. Eicruiioal lluíUii'sinv¿ ícñorD on Fray D ie g o d c
Yepes,ObiípodeTara£üna, y al l¿ñ ir InqmíidorGene-
raljObifpo de Cuenca, Don Andrés Pachaco. Eíicsdos
grauifsirms P r d a i >s tuuieron a dichiqtie la Venera­
ble Madre lespidieíTe cofa de fu gufto, con que enire los
dos le dieron muy cumplidamenceparaeJ dote.Ajuíiado
efte punco, hizo le dieíTen el Habito en elConuenco de*
SantaClara,,adoiidcproíeíso.Peroíiempre q u ed o en el
cora-
La V .M -A tiade S.Aguft.
coraron delta Religiofa clam or al cilicio de Cítrnvdíiji
D e fc a lf a ►Como la lalud,y las fuerzas eran pocas, en brt*.
ue tiempo acabó fa carrera, D io lela enfermedad de U
muerte,y en el vlrimo trance della timo la-VenerableMa
drereuelacion de Ja buena fuerte, que auia tenido.,y que
eftaua en el Purgatorio. Continuando elíauoj eceí l a , Je
mandó deziralgunasMiffasiy dentro de pocos dias,eftan
do en Oración encomendándola a D io s , la viófubiral
c ie lo , y la lleuauala gloriofa Santa Clara.. Aqui entre
ella,y nueftra Madre Santa Terefa, dire la Venerable Ma
dre^quefucedió vna cofa particular. L a q u a lv ió e n efta
mifraa.ocaíion, que Santa Clara llegó con efta Religiofa
a nueftra Mad re Santa T.ercfa.,y le dixo, lleuandolade la
{nano; Ejra te entrego, quemas bd Jidohja tuya que rxia»
Significando con efto el axrorque íiempre tuuo a la Re,.
ligion,y a fu SantaReformadorajmereciendofus defeos,
lo que pudieron al cancar Iasobras.Recibióla r.ueítra San
ta Madre con mucha alegria , y a fe ito , quedando por la
dirección,y buena obra de la Venerable Madre gozando
de eterno d efcanfo,y para que entedieífe, qu.e en él que»
dauaen fualma el agradecimiento, le hizo vnainclina-
cion profunda i y le moftró en el g o zo d e l roítro>loreco*.
nocido de fu afeito, t

CAPITVLO XVII.
^v

LtiZs fobrenattiralacie que era ilujtrada la


Venerable Aiadre para conocer
lo ¿interiores. ^

S Juridicion tanrefernadala de lo interior de la s ti­


mas , que folQ Dios puede conocer lo que paíía en
L'tlro i .Capitulo 17. 137
c'!l;is;y los pcnfamicntos ocultos de nueftro coraron , fo~
lo al regiftro de fus diurnos ojos fe franquea i y afsi
quando alguna criatura es fublimada a efte conocimien­
to , lo participa del entendimiento diuino, que con nin­
gunos cenrinos íe eftrecha, y todo lo comprehcnde. La
•qual participación fe acompaña íiempre con heroica fan-
tidad.N o le faltó ala V.M . efte crédito q la afiai £íiíTe en
-nuefta eftimacion, antes fon tantos los cafos,q nos dexo
en efta materia,q como en las demás fe haze admirar pro
digiofa. Auia vna hermana hecho vna mala confeísion,
por auerle faltado en ella vna de las parres, qeífencial-
mente fe requieren para fu valor ,aunq ei d e fe c o fue tan
manifíefto,q daua latidos en fu condecía,no acudió al re-
■mediojuzgádo culpableméieqcra efcrupulo,por no ven
cer el empacho.Quatro años per£eiteró en eftetftado, fin
cóprehender el peligro.Llagóla vn día laV.tVLa fu celda
y con eftrañoamor,y llaneza le d ix o , q hizMTe vna con-
i efsiongeneral,por^ neceísicauamucho defta diligccia,
y para perf^adirlaa las caufasque lamotiuaron tile aui-
ío ,le dixo la mala confe fsion, que quatro años antes auia
Jiecho,el din,el Confeífor,co quic confefsó, y la materia
que auiaconfcíTado. Coruencidade tan manifiefta <?ui-
dencia_,y viendoque loque paííaua en'lo interior de fu a l­
ma lo fabia la íierua de D io s, por noticia que fu Ma-
geftad le auia infundido. Llena de confufion ,cor¡fefso
¿er alsi rodo lo que Iedezia, y tomó el confe jo que Jeda-
ua de confefTaríe generalmente. Y para facilitare la ac-
cion.viédo que fe quexaua de la memoria para acordarfe
<ie rodas las^ulpas defte tiempo,la mifma VenerableMa
d rc fela s dixo todas, con la mifma indiuidualidad , que
íi delante de fus ojos las humera cometido, Efto le aujuó
el dolo^eiiccfwlió el d e fe o , dcfpercó el agradecimiento
a nueftro Señor , que por medio tan raro la conducia
a la feguridad de fu conciencia , y para fatisfacer
S tftPS
La V. M .A na de\S. Agujt.
eíh s obligaciones, fe confcfsó muy a fu fatisfacio,y que*
do muy confolada, y coníingnlar refpeto a la Venerable
Madre,venerandolacomoa Sanra,
Semejante a efte fuecíTo fue el que lepafsó con otra’
Relígiofa moderna de aquella Cafa, Eftadefcau.a hazer
vna Confefsion general para quitar los efcrupulos que la
trai.in inquicca.Sent¡aíumadifÍY:ulcad,y empacho ende-
zir algunas cofas quele auian'paíTado enel ligio. Y aun­
que el dcleo de go¿ar tranquilidad de conciencia, y redi
niir la vexacion molefta de los eferupulos, le ammatian:’
. La vergüenza,y empachó de defeubrir algunas cofas de
el iíglo la detenían. Eftopaífaua can a fojas en lo interior
nde fu coraré,q con nadie lo auia comunicado; mas la V c -
nci ablcMadveiLftr^dade la luz diuina’9conoció la lu­
cha que andauaen fu coraron. Llamóla vn dia,y díxoJa,.
que como fe qiníria tan mal ,que iabiendo Diosfus cul­
pas paitadas para el caÜigo, rehuíaua Jas fupieííe vn hom!
bre para el perdón? Con efta palabra le hirió viuamente
en t i coraron , reconociendo,que íabia lo que paííaua
en el fayo; y que Dios fe lo auia rendado para fu bien,-
le manifcíto'la verdad.- Mas la {ierna de Dios para qui­
tarle la verguenf a,que tanto la Je tenia,le dixo las colas,
- que mas empacho 1c dauan, eon no pequeño afombro, y
confuíion ipues agiéndolas hecho antes de eqtraeRdi-
giofa*y tan a ló oculta,que fe guardáua'atin de la m¿fma
luz ,eftauan tan patentes a la de el entendimiento de a-
quella ihiltrada virgen, Ella con eficaces razones,coa
llaneza, con difcrccion, y difeulpando la humana fragi­
lidad la confoló mucho , y reduxo, a que íigniefíe la mf-
pir.iGion del cielo, coi*feíÍaridofe con roda claridad*. Hi-
zo lo afsi,y con tanto fruto, qu^deuio a efta diligencia el
gozar quie tud en fu conciencia,feguridaj^en el alma,y el
¿lucí íido Keligiofade vida muy ejemplar.
¡Cada dia expearaentauaueadiucríosauifos,con que
a
- Libro i .Capitulo \j . 13 3
áfus fubditas inftruia lafobren aturalluz,quede fus in­
teriores gozaua. Vna vez padecía en el Co ro vna Reii-
giofa vehementes tentaciones contraía pureza, como
eran nacidas de el demonio, y no pre teudijdas de el luje-
t o , ledauan terrible pena, y fe quexaua a Dios eftraña-
jnente afligid a. Llegoíe la Venerable Madre a e lla , y d i -
xole; Hija mia, no íe aflija por eíTa tentación,que pade­
c e , tenga paciencia t que cito es lo que mas le conuie-
ne. Con efteauifo , y recuerdo fe hallo tan conforta­
d a , que toda la pena fe mudó en deíeos de pelear varo-
. nilmente, para que fueífe mas viftofa la corona d e j a caf-
tidad, que auia de confeguir por medio de aquellos con-
uates. Padeció por muchos años eíla RelLgipfa elpro-
lixo eftimulo de efta tentación, y quando eftaua en lo
mas vehemente de ella, veníala Venerable M adre, y Je
dezialo mifmo, que le paífaua^.y algunas vezes fe en era-
ua en fu mifma ce Ida, faliendp d é la fu ya , folo con efte
fin defocorrerla en e la p rje to , queen fu interior fe Jia-
Jlaua , y folo con fuprefencia fe veia libre de aquella
penalidad, y afsi, para que mientras eftaua en la Oración
no ladiuirtieíTe eftaprolixa tentación, fe poma junto a
ella;y mientras go¿aua fu cercanía, era fu interior lleno
de iofsiego,y ferenidad.
Defte miímo genero de tentaciones fe hallaua f a t i­
gada otra Religiofa , y tan Jumamente combatida de
feas reprefentacion^s, que no la dexauan repofar. Era
muy tetnerofade D io s, y como la materia es pcligrofa,
aunque eftaua lexos del confentimiento,le parecía culpa
qualquier amágo de la imaginación* y pecado, qualq^ier
uiouímienro fentiuuo.Andaua llena de efcrupulos; y por
fer la pureaa de fu alma mucha, fenúa dificultad cu lle­
gar a dezir eftas materias , yabuícarm edicinaenla co ­
municación de fu Santa Prelada. Mas como Dios U iluf-
u ó de tan fuperior conocimiento ,(in que ellalediütflc
Si «vV-
LaV.M.Anades.Agufl.
nala. Timo de furrabajo noticia. Llamóla tfn fecrcrn,.
fu *<c c o n roda Jilcrccion, y ceIcftial f a g a d l a ! defeu*.
b ri. 'l io lo m is o c ’ü c o de fu p echo , con que no pu Jo re -
íiiltrfc lu c.típach •>. Co.ifolola con p-:ilabras de mucho-
efpiritu,ydixolequcnotuuie(Tc p ena, quedeTalli ade­
l a n t e no tendría inas de aquellas pegujofas renracioncs.
Coino tenia canto concepto de fu Santa Prelada, dio
crédito a la prnmcfía;y le pidió tomalle por fu quenta al­
canzarle de Dios aquel fauor< Afsi fucedió , pues defde
aquel dia jamas tuuo mas retiraciones contra la pureza.
M as fucedióle vna cofa bic rara en prueua de lo que ofre
ci en cíte capitulo; y fue, que vna noche eftando eíla Re-
lisiofa durmiéndole infundió el demonio en fuerios vna
torpe imaginación, ya que en vigilias le araron las rajó­
nos , para que no la tentaíTe, y eftando en lo mis vino de
Ja reprefentacion , atibadas las efpecies de la phanta-
íiacon c lfo p lo d e el efpiritu impuro , fe leuantó la V e ­
nerable M adre, y fue a la celda de efta K eligí pía ,y cn-
trandaen ella ladifpertó* Causóle nouedad , que aque­
lla hora tan dcfacoftumbrada- la fueíTe aviíiiar i y pre­
guntóle lo q u e le queria. Ella refpondió, que dcfpertar-
lad eaq u el fncñoicnquceftauaiyboluiendo en íi , reco¿
noció por lo que le dezia i y rornole a inflar, que como
le auia: puefto en aquel cuidado; pues no era culpa fuya,.
ni tftaua en peligro della, Y d ix o le : H ija, he venido;
porque quando difpertaííe, no la pjifícffc el demonio en
aprietos de la voluntad , teniendo con aquellaí icpre-
fentaciones aficionada la imaginación.* Eftiraó el def-
v c lo d e la Santa, que fue tan grande, que quando.el la
dormía*, y eftauan fufpendidas fus potencias, laSan*
ta hecha Argos vclaua en la defenfa; de fu» purera a
Halui:díuina,qtie cofa tan oculta le manife ftaua*
Otra* Nouicia Lc^aexperimencó efta mifma luz con
las>
’Z ilro']. Capitulo 17.' 1 $p
la-s mejoras de vn beneficio,que recibió della.Eíla anda­
na difguftadacó el cftadojpor auer entrado en el a fer L e
g a , y comu el demonio es enemigo de toda humildad,
procuró ponerla mal con la q en cite eílado ir»as humilde
ie protcíía.Para facilitarle la perfuadió^a q dcxaíTe el lia -
bito,i lcproponia mediospara enerar a ferCoiiíia en otro
Conuentojofrecicdole, q le daria vna feñora,a quie auia
feruido,todo lo necesario para el dote.En efías imagina-
ginacior.es,y dicujíos andaua tá defabrida en loinrerior,
que deíeaua ocaíion,en que decía:arfe, aunque aradíe Je
auia dado parce de fu intento i masía Vencí nblc Madre,
ccm ofe *gouernaua por conocimiento mas fuperior^lo
tuuo de iu tentaciOií.Llamola.dixok^quc ccmo daña en­
trada en fu alma a las vozes de el demonio^que-con aque­
lla aparente cor.ucniei cía de lea un fu precipicio* y Tacar­
le de el aica de la fteligion , para que pereciclíc en el
diluuio de el mundo. Si vino a lalvaríe3y no abufear u a -
„ yorias, hija mía, le dixo , poi el camino de mas hi<mid;id
alfeguia más ciertamente fu fr.luac ion. Si Dios la quiere
para el minifterio de L eg a ,y no para otro: Hntier.de que
en el que elige por fu voluntad ha de agradar mas a
D ios?Áoracon eííe color la quiere el demonio íacar de
e l Conuento ; y cílando fuera de el., le armará otros mu-
chosjaj-os para que fe pierda. N obuclua a D io s la s c f-
paldas,que no Iciucedera cofabuena. A les confejosde
quien delea fu ruina, y dcílruicion.>daoidos?Cn.a que
eííbs penfamientos fon de el demonio. Sisa a las vozes
de D i o s , y cftime fu bondad; pues aunque ti citado que
ha elegido fea muy humilde, no íedcdignafudiuináMa-
geflad de llamarla, y tenerla por fu E fp o fa ,y fi le cor,
rrefponde, experimentara de fu grande amor las finezas,
fcflas, y otras razones dignasdefu efp iiiiu led ixo , con
quedcfvancció los onredos>q\ic en fu entendimiento a-
uia el padre de la mentija hurdido , y con ellas la
La V. M - Ana de S. A?uft
aforunrizo tanco, que hizo micuos propolito» de perfe--
ucrar. And uno algún tiempo muy contenta,fin que la mo-
leftaíTe efta tentación,y al cabo J'cl uñó del Nouiciado Le
boluió a a pretar tan fieramente, que vna tarde fabiendo,,
que lapuertaReglareftauaabierta para enrrarpor ella al-,
ganos traftos, fe baxó-alla abaxo para falirfe a la c a lle , y
irfea fu cafa.. Eftaua la Venerable Madre en fu celda, y
conoció defde ella la determinación, con que iba la No^
ujcia.Salió!e a todapriraal encuentro,y alcancandolaja
preguntó, que a donde iba; y boluiendo fübre íi , fe halló
türbada,y íe poftró enel íuelo, Llegó la Venerable Ma­
dre al euantarla, y tocándole con la mano en el coraron*,
ledi xo: VayaíTe>hija mia,a f ü c e l d a y con efto fe halló-
tan mudaría de fentimiento,y tanpeíarofa d é la derecha-,
nación, con que-iba,qu'e no tenia otra^ino de perfeucrar
en el eftado,el qual deíde allí adelante le fue Iiempre fá­
cil,y guítofo^y logró coiy mucho aprouediamieiuo el finí
de fu vocacion.
En diferente mircria fe hallaiia otra Religiofa recien'
profeíía , muy apretada de diferentes tentaciones, y la.
mayor de todas era , el no quererlas romunicar.ni con fu
Con fe flo r, nic.9.1 fu Píelada. Tra¿a deque el demonio*-
vfa frequentemence con las almas, para triunfar dellas
con mas breuedad, y amenos cofta. Aunque no llegó ar--
reodirfe la voluntad, íe entibió en elferu o r>y.cl.juga e s ­
piritual d tl coracon fe iba fecando, principios que ame.
nacan la caula. De quien mas caucelaua eíté trabajo eia*
déla Venerable Madre.- Y no ir.eefpanto,que como en
ella auia de hallar la miídici na , y triaca, le ponia hon or
el dem onio, p ara que obrarte mas íin defenfa el veneno,.
Conoció la Santa Prelada el delconfuelo,y trabajo de fu
fubdita. Infundiéndole Dios ícicncia del Ja. Llamóla, y
conpalábrasde aiiior, y ternura le preguntó, fi tenia al­
gún trabajo interior*- E llxncgp ver¿on£ofa, como Cifue­
ra
Litro i .Capitulo 17.' . 140
•ra del itor, mas pira comience ría,le dixo la Venerable Ma
dre codo lo que por fu coraf on paííaua; y que fi quería l i ­
brarle d-e aquella penalidad,tuuieíTc vnos exercicios.To
m oelfáluiablecon ícjo,em pecando aexperimentar con
folo auerle hablado el aliuio. Dióle vn Santo Chrifto de
bronce milagrofo, que traia en el pecho,para que le acó-
pailnífcen aquel los días en fu retiro. Y defde que le r c c i-
biójCeíTaron todas las tentaciones,y defconfuclos. Y def
pues en el tiempo de los exercicios le dio Nueftro Señor
tanta abundancia de lagrimas , y dolor de fus culpas,que
era menefterirlealamano en las penitencias. Y pqrellas
mereció ,que fu Mageftad le hi2ieífe particulares fauo-
fe$;encfpecial#eftaudo vna noche en Oración derraman­
do muchas Ingrimas, fue arrebatada en efpiritu a vna pía
$á de criftal muy herniofa,, y a d o r n a d a y en medio dclla
vió vn trono muy refplandpcicnieiy en el a C hriftobien
nueftro,que la llamaua. Eftuuo en efta íulpeníion algún
tiempo, recibiendo mucha fuauidad,y duif ara en fu aU
ma.Fue la mañana fi^uienre
u la Venerable Madre cel-
da,afaber como le iba..en fus exercicios , y Oración , di-
xole lo que íentia con verdad,y llanezajpero callo la viJ
fíon , que la noche antes auia tenido. Masía Venerable
Madre, que ya lo fabia por reuelacion de Dios, le dixo,y
la vi/ion de la placa de criftal,y el trono de Chriflonuef-
trobien>comono meló dizcíD io ftí eícufa,que feria muy
fácil,y quedó confolada,y íin temor, de quefueííe v e l e i ­
dad,óimaginacion fuya; pues Dios fe lo auia reueladoa
la Santa Prelada,que la animó aperfeueraren elfiel tra ­
to con Dios, que por aquel camino la quería difponera
indma comunicación con fu Mageftad.
N o tuemenos particular lo quele fucedió con otra Re
ligiofamuy obferuante,y dada a la O ración. .Efta recibía
en ella muchos fauores,y eraeleuado fu e n t e n d í miento a
fubidiísima contemplación, y conocimiento d e cofas fo-
L a V . J M . A n a de S. A g tt ít. '
brefu;uralcs;pero?eincrofc Jeque el demonio por edre*
camino ii eng uníL*, fe procitraua duiertir de cftas cofas
nolvuiendo cafo de e lli s , quiric-ndo feruir a Dios,íin
eí ayuda de coila, que algunas al.ms defean con recibir'
pard ciliares ilnflta done*. Efte d irim en cu tanto es bue­
no, en quanto tío fe opone a la voluntad din ina , quefi
quiere llenar aalgún alma por efte camino, y moftrar en
ella lo grande de fa bondad , n >han de ajarle las ma­
nos a fu p o d e r, por afeitar el defaii.nicruo d : cípirim..
Y a fe vee ,ruie paitando eílas cofas tan en lo interior de-
eftafteligioVa, q u elo lo D io s , y ella lo podianfaber, y
q-.ie íi vino en noticia de la Venerable M jdre, ÍJnparrici,
parfelo ella , la tuuo por participación d mina. Initrada,,
p u c s d e lli, fe fue a fu celda , y le dixo tod^ to que en la
Oración le piííaua.y las viiiones Cdarcnaturalcs que ama
:tenido,y como las aula ‘’r efecliado.y ¡unta-nentc le d ixo,
que no reliftieíTc a la voluntad de Dios,íino que fed exa í.
í c gollería.-por el camino qu¿ lalíeuani , que tiendo di—
rigidíi d¿l,con fecundad ca.ninarii.Con eíio vino en dos
^cimientos proacchofosi vno-> de io mucho qut iluf-
traua fu Mageftad afuíierua j-y ot ro, de lo de ella quería*
con que fin mas oponerfe a lo fecreco de fu prouidencja;
camino, al íín,a que la dirigía p jr los regalados medios,
• de que cmpcfaua i gozar.
Con eit.* caí o fe ili a c a otro de cierta Relígiofa, q pa -
-yeciagraae ; :en:acic>;ie5 ca materia peligróla. Efta auia
dado ocaíiona ellas por ausrfc dexado llenar déla ¡ma-
ginacion, vagea-ido con ella en las cofas del figl ^ y cou-
íid ci and.3,q!i e p od:a li ci :a:nc nte goza r Ias. &fte de feui do
fue tan ofenliuo en los o p s de Dios.cj aparcó della lapro
tcccion coaqus líempreU auia defendido para que el
demonio no la tentaffe. Andaua grandemente congo/a-
da,y afligida,y ¿as tentaciones eran de calidad,qneno fe
atreuiaagoauiuicarlas de empacho, La Venerable Ma-
Libro 3. Capitulo 17. 141
ds c fe fue a fu celda, y le dixo lo que por fu coraron paf-
fau^y juntamente la caufa,porquc nueftro Señor p e rm i -
tia aquella tribulación, enque fe hallaua j y que tuuicííc
cuidado con fu co raro n , fin dar en el entrada a penfa-
mjeT.oSjqueeiitre halagos de.blandura indiferente em-
bueJueu el veneno qu-e ir r ita ,y dcfpues mata , de los
quales fe vale el demonio/como de efpias para fabec
pueíbasiijclinacioiies, y probar por U parre n¿as flaca,
que podra conuatir el caftillo'de nueílras almas, Con tan-
diuino auito entro en li efra Religiofa, y tomando el coti-
íe¿o,ímtió en la execuciondcl prouechofo ¿ife&o la ver-*
dad de aquel c.dcílial oráculo,.

CAPITVLO XVIII*

JSlaePíos cajos- particulares , con que fe prueu^


la IttZj fobrer/atural que la Venerable
jMadre tuuopara conocer los in ~
tcricrcs, Jccfaso cal-,
tas .

"PYOy principio a efte capitulo con vn cafo, que pire-.


d«* preuenir de cancelas a los padres eípiriicalesA
y Maeftros miíhcos , p.ara que no-fe dexen engañar
de algunas peifonas , que afeitando cltrato inte­
rior, y Oración, fingen rcuelaciones.,y locuciones dim^
ñas, conqueaprouechandofe dceftos medios para a d ­
quirir nombre de Santas, viutn en vn peligroío enga-*
ño ,■y lo caufan en las perfonas que los comunican*
Hartas experiencias ay d e eílo ^ y aun los varor.es mas
La V .M .A n a Je S. Agufi.
eípiritualcsiy deftos han caido en cftelafo ,fín que ni las
le t r a s , ni experiencia les aya libradodel. Mas no me ef-
panto! porque el demonio valiendofc de algnn irftrumé-
io,labe mas para fingírmelo que vn hombre puede.cono
cer,Pero la VcncrableMadre,como eftnuatia parjffrí co­
nocimiento en cítas materias en principio de rnasindc«
fe& ible luz , pudo qualquier engaño defvanecer. Auia
cierta K eligio fa, que afedlaua mucho el trato cfpiritu^l,
y e n lo exterior lo manifeftaua tanto,que qualquiera la
tutiicra en efte conce^) to. Tenia nías horas de Oración
que las otras. Haziapenirfenciasparricularesifusexerci-
cios lo eran en todo, Y abueltas defto fe dezia, que Dios
le hazia muchos f auores; ó a lo menos, lo daua afsi ella
mifma a entender; y que el demonio la raakrataua, con
otras coí;¡isperegnnas,que dcllafcdezian. Quando ibati
alli los Prelados,» tiiulo de moftrar fiel cemunícacion, y
que la defengafuííen. y dirigiesen, les dezia tantas cofas
d e vifio n es, y reuclaeiones,que los ponía en cuidado. Y
como eftas materias no fe puede probar, fino por los efec
íos,y confequencia de las demás accionesiy las que defte
Jujeto fefabian, todas eran ajuftadas,y en la humildad, y
rendimiento,y otros exercicios,que lahizieron,nMaha,-
Jlauan defe¿tuofa,fsno dieron creditoja lo menos no con­
denaron fu efpiritu,antes bien’ edauan mas licerxiaipa-
ra comulgar, pareciendoks, que tanto fuego de amor,
como el quemoftraua, pedia mas alimento. Cada dia fe
íc ofrecían colas nueuas,y íiempre fingulares. Y efto cre­
ció de manera,que embiaron a la Caía donde eftaua eíla
R eligioía a vn Rtligiofo graue, efpiritual, y d e d o , para
qnela afsifticífe, y gcuernafíe. El qual, fie ndo afsi, que
jba preuenido de u d a fagacidad , y cautela , y los Supe­
riores le ercargaron^ucar.duuieíTe con cuidado, porque
el demonio no hurditíle alguno de íus engaños,roacabo
de cut ocer ti qre er eíla Religiofa auia.Óuifo Dios,que
ella
Libro 3. Capitulo iS. 142
elía quificíTccomunicar fus vií»ones3y rcnelacioncs, y
demás particularidades de fu efpiritu con la Venerable
Madre/m duda para que ella la acreditaífe. Vino vntíia;
a fu celda a hablailcde efpacio.Empegaron a razonar d e
efpiritu, como (i lo tuuiera muy grande , y a referir cofas
pardeula rifsimasv, que en la Oración l<^p aífauan, Com o
la. fíerua deDios tenia experiencia de lo mucho que D jus^
fe comunica a fuscriaturas, nada fe Ichazia im ponible,
aunque lo juzgó dudofo. Hitando enefto fe le apareció
Chrifto,y le habló,diziendole: Preuenidade*
efte auifo, falló de la duda, y de alli adelante la oy ó con
mas cautela,.y atendió a fus acciones con mas cuidado.
Comunicó con los Superiores,y conel ReIigiofo,qtie e f ­
taua alli j para examinar el efpiritu defte iujeto, Jo que
Nueftro Señor Je auia dicho.Con que fe contiende ron de
el engaño^dando enccio credicojcomo fe d euia, a JarVe-
nerable Madre. Fueron examinando cofas., y haziendo
iiueuas experiencias, y a poco tiempo haliaron, que era'
todo enredojy locura. N o digo malicia,porque no fe fu-
p o la [UiiieíTe, íino flaqueza de imaginación, y daño en el
j,ui*¿o.Con que quaiuas colas imaginaua las tenia por ver
daderas; y eftando folo en eíla maíeria 4cía, en las demas
obraua con bailante aducncncia, y hablauaccn corcier-*
to. Y como el natural era de luyo humilde, m o d cílo ,y
b ita inclinado3y rendido,y de pocas palab: aSjpndo^rae -
diante efteinftrumemo, fomentar el demonio tan c,or rÍ-.i
nuado engaño,y con la-fhtquezade fu juizio jdilculparle
el fujero.No he querido omirir efte caío, por íi puede íer
uirde exempla^pará que en citas maíenasde viiiones,y
rebelaciones fe proceda fiempre con toda camela. Y lo-
roasfeguro en losMaeftioseípiriruale’s,, es no dm ]tieg<V
credito;pues enefto fe auentura poco., que n cIIjí fon de­
D i o s , ordinariamente traen conílgo la credibilidad , y
buen recibo; pero íi a cada imaginación de íujeio^quc la
L a V .M . AnadeS. Agufi.
tienen fíaca,fc dá oídas, Y llegando a entender, que por
cite camino Jaséftiman , fe abre la puerta a muchos d a .
ños. Lo mejor es defvanecer, para ver la humildad,
y rendimiento que defeubren , que en eíla no ay peli­
gro. Y mas quando dizc nueftaMacftraMiíttca,y Seráfi­
ca Do&ora Santa Terefa de Iefus,que de cien reueJado-
lies de mugeres las nouenta y nueue fuelen fer faifas. C o ­
mo fe ajuila c o n efta regla, el que qualquier íueño,ó deli­
rio de la fantafia la tiene,y aprueua por vifion fobrcnatiT.
r a l , y al conocimiento vago de vn flaco juizio le Uamari
l o c u c i ó n diuina. La muclia fencillez en quien gouierna
espíritus extraordinarios es caufadeíle y e rro , principio
irreparable de otros muchos.
Continuando la materia defte capitulo en prueua de
la luz altifsima, que Dios comunicó a la Venerable Ma­
dre para conocer las cofas ocultas,diré vn cafo, que pue­
de íer, por lo que tiene de h o rro r, dé ap*. oucchanúento,
y treno , a quien íin el corre licendofamente en el logro
del torpe amor, y coiTcfpondencia ilícita. Teníala vna
irv.iger,que eftaua en opinion de donzella, con vn mance­
b o , honeftando con el pretexto de cafamiento el rraro*
D e l a:ice en lance llegaron al mas eitrecho empeño, cors
que enlajadas peligrofamente las voluntades; ni el ref-
pcco de la ley diuina, ni el propio crcdho,ni el riefgo, a
Gue feponian, los detenía enel precipicio. Antes repi­
tiendo Jas acciones, como es propiedad defte amor el íer
ciego,los traiaíinvifta,que en nada, fino escnconfeguir
fus güilos,reparauan, Sicdoafsi,que auia dificultad gran
de,y aun peligro, en que el moco entraííe en la caía defta
inifger, t lia mifma lo folicitaua, haziendo a fu propio in­
genio fer padrino de fu de^honor.No f al ¡.ana alguna cria
da que dicfle los auifos al tiempo, y hora que podía en­
tran y afsi, muchas noches lo hazia. Mas Dios,aunque fu­
tre mucho ulvílras dercaíiasjfe cauíade lprepetido de
vn
Libro-3 .Capitulo 18. 143
vn delito,y embia.óel caftigo.óel efcarmicto. Entró vna
noche,como las otras, cílc mancebo, L a d o n ze lli Je fal¡o
a recibir can indecente, que por dar mas tiempo al logro
de fu afición , no lo quifo gaftar en ponc-rfe cofa alguna
di* el vellido. Rcriraronfealapieza mas aparrada; y al
eneraren ella , les acometió.» íaliendo de lo obfeuro vn
perro disforme por lo feo; extraordinario, por lo gran­
de:}' horrible,por lofuriofo. Arrojofepara hazer preíía
en la garganta de el moco, y el,aunque turbado íeapro -
uechu de lacfpada, y alsiendolacon los dientes, facó la
hoja de la guarnición, y la dexo defarmada , huyó como
pudo para afTcgurar la vida, dexando enlos dientes de el
perro la efpada.,y a la donzella muy cerca. D exóloir, y
acometió dos vezes al querer deipedazata Ja pobre mu­
ger,q deímayada no pudo reíiftir a lafuer§-a,No le dioN.-
S.licencia, ni lugar al demonio , q.fe oculratia en la figura
de aquel perro paraq lamordieiíeiy a fsi, lomas q hizo
fue defpeda^arle lacamifa.Eftuuo por mucho ticpoenel
defmayo,y boluiendo en (preparó q.todavia eftaua junto
a ella el perro abierta la boca,y caulandole colas dem of
(raciones,q hazia horror,y eipanto.Al amanecer fe leuan
tovn tio íuyo,a cuyocuidado cftauajy madrugo mas ¿jo­
r r o s dias, p o r ir avn camino. Llamauaala fobrinadan^
dolé vozersparaq felcuá?a{Tea daile dealmorcar. Y ella-
hallándole ennueuo api íe t o , concibió orra pena,de q fe
deícubrieííe fu liuiandad. Estorbo lavoz para re/ponder
viend o q el tio la repetía, pero como el perro la tenia ace
mori^ada^ nofe apartauadella,no pudofaJir.Su deten*
cion,y lo turbado de la vo z, ocafionó cuidadlos en el tio¿
y encaminando lospaííos ázia el acento, fue a la piefa a
donde eftaua, y halló a¿a miferable retirada en vnríned,
y al perro encarado con ella, erizado el pe lo , y abierta
la disforme boca .Y al punto q j - lo reconoció el tío
acometió tercera v e za ella , y aü^ado con los dientes
La M . Ana de S.Jgijt.
la camifa , la arraftró poc la rala - Y con cño" despareció*
Y a fe v é la confu lion d c ia ío b r in a ,y el efpantodcl no.
E ik fe q u e d ó d e fm a y a d a , cubierta de vn iudor ír i# él
dudandoen ran extraordinario cafo¿deleando mucho la-
noticia, huuo de acudir.primero a donde le llamaua la
compafsionj leuando a fu fobrina a la cama ■ y procuran-,
do en ella hazer diligenciaspara reftiiuirle el fcnrido¡-
quando eftuuo en él,le pidió que le dixeíTe,que era aque«
lio que le auia íucedido/mfofpecharloquefueíTe. Qnié
t i e n e fagacidad,éinduftria, pura hazer vna vellaquena,
con facilidad halla folercias para difsimulaila.No le ial -
taron a eíla muger con el miedo. Antes lo fupo íingi r de-
fuerte, que el no le quedó en nueua cftimarion, viendo
que el demonio tenia tanta ojeriza a íu vireud, que v enia
a vengarla en fu inocente fobrina. Procuró confolarla;
mas ellalibrando fu mayor confuelo enhablar a la V en e -
rableMadre Ana r, lepidio licencia para irla a Y c r a f u
Conuento.Fuela acompañando él mifmo,y en fucompa-
nía otras tres mugeres-LJamaron a la Santa al Locutorio,
y eftando en éljle pidieron,que encomendaííe a Dios vna
necefsidad muy grande* en que vna de aquellas mugeres
fe hallaua. Con la mifma generalidad que íe lo pidieron,
pfreciohazeilo , difsimuiando hl oculta noticia, q ya le
auia dado Dios del c a fo , y el tiempo queeftuuieron alli
les dixo muchas razones, y palabras de confuelo. Qiian-
do fe defpidieronjlamó la Venerable Madre a la donze
lia» dizíendo, que tenia qué hablarla a folas. Saliéronte
las demas ,y quedándole con ella Je dixo,ya sé loque ef­
ta noche le ha í'ucedido c óaquel perro, que la quería def
peda^ar .Sepa, que era el demonio i yft Diosle hAuiera
dado mas licencia acabara con los d o s , y fueran con él,a
donde merecia el pecado, que contra fu Mageftad que­
rían cómeterjy que fucile muy agí adecida,pnes folo qui-
íoconelam agocouduziilaalclcarm ientojpero que fi­
no
Libro 3. CapituL i 8. ’ t4 4
aoíe etfiueníkui* defataria el golpe de fu código. Y -que
terriblefenaíhijam ia^ cdixO jpues la amenaza folale
pulo en tanto pauor! Todo efto efeuchó con muchas la-
grimas^aziendo firmes própolitos de no anejar en aque-
llospaflos. t o n el fauor de 1¡ ls Oraciones ,_que la Vene -
rabie Madre le ofreció,fue la execucion mas fa cil, y ma-
£4UiUoía ficmpi e la luz qae Dios le comunicaua,para fa-
bercofas tan ocultas.
Con otra aflicción , y pena fue vn dia otra peifonaa
confolarfe con la fierua.de Dios.Refirióle losdefconfue-
lo s,y traba jo s, de que fe lrallaua. combatida; atendióla
con femblante'fcompafsiuQ, que-es el qüe fe lé h a d c mof-
traral defconfolado. Ydefpuesque le. hüUQ.dichQ todas
íuseoías. Le preguntó, que íi tema en/u coraron alguna
cofa grane, conque a Dios lehuuiciTe ofendido. Com o
íiempre esdificultofo a nueftro naiural dezir las propias
culpas, ncgfVcít?. muger laque auia cometido. Mas la V .
J^ladreJe Ja dtxo con tama indiiiidualidad de circunf-
rancias^que tín poderla negar Ja cófefso,Jnfti uyóla en el
modo., que auia de tener para íalir ctella, y coi/fcflaríe; y
aílegurole ,quceítandoen amillad de Dios ce fía lian Ius
deíconfuelos.Y' dixo bien, pues vn alma en pecado es vn
infiemoj y no ay infierno fíii^t.-nas»comc ni cieloliu g lo -
riasjyfiendo rielo el alma* que efta eii amiftad de Dios.,
es fuerza huyan las penas,y aniuenJos goaosv
Com o efta lúz: que Ja Venerable Madre gozaua en fw
entendimiento participada de Dios,era paja vnlidad de
ihuchov.era grande el bié,que por lu medio diueriasptl--
fonas recibían, djre en prueuadeflo dos caíos kieirpani
Cubares. El vnofue, que citando vna noche en lucel Ja en
oraiion delanredc vn Cruzifixodc bronce, qv.i- hiede
la Vener^bleMadre Catalina Cardona, gloria , } blaíc n
de Ja de íus ExceléiiísiinosDuquesde che Titulo,y de la
Reforma del Carmes, que a lotioiluíuoíuviriud. 0\ o
JLa V\ M - Ana de S. Aw ft
que la diuina Imagen daua vnos laítimolos gemidos, reJ
conoció por ellos, que el pefodel yerro de algunas cul­
pas ocadonauan en fu Dios aquellas demoftr aciones,
Pregunrólecon afeito compafsiuo lacaufa,y refpondió
el amorofo Señor :To/\j»cN.y N, mceftan ofendiendo„Eixx\
eftos dos ívijctos dos perfonas fcgla res , pero de muchas
obligaciones; y que a Dios ¿tuera de Jascomunes, fe las
teman muy particulares. Encargóle fu Mageftad, que las
llajniifTe^y dixeffe aquel pecado. Hizolo afsi el dia íi-
g u ie n te . y viendo,que lo qu« les reprehendía, folo Dios,
y .ellos lo podian faber,conocieron fer auifo del cielo pa
ra fu enmienda, Ya fe dexa entender las razones que pa­
ra mouerles a ellas haría aquella ran zelofa de la honra
de fu Dios,y biende fus próximos. Ofrecieron arrepen­
tidos enmendarfe, y la Sanca quedó con mucho coníue Jo
de q tambiénhuuieíTen recibido el auifo. Lavnadeftas
dos psrfonas le pidió el Santo Crifto,q traía en el pecho,
para tener aquella defenfa, D io feloeon to d o g u fto iya
p oco rienip o boluiendo a obrarla paísion,fe pulieron en
elm ifraorielgo ; y como en el íiempre la flaqueza triun­
fa del buen propolito, faltaron enel que a D i o s , y a fu
fieruahizieron. Boluiendoafu cafa halló, que el Santo
Chrifto de la VenerableMadre»fc auia desaparecido. Y
fue aísi, que luego que fe determinaron a p ecar, la Santa
Imagen fe Je vino a la celda. Y tornando a formar Jos fuf-
piros, y gemidos que la vez primera, la defpertó. Supo
de fus diuinos labios la mala correfpondencia^ue con él
fluían ten id o , y como de nueuolaauian crucificado,re­
pitiendo fus ofenfas.Quien podrá explicar los fentimie-
to sja s penas_, las lagrimas que en el co r a jo n , y ojos de
tan amante Efpofacaufaria efta noticia? Quienfebrá en­
tender, fino es lu amor,las razones,y regaladas palabras,
'que le diria, para recompenfai'con futir.cza tanatreuida
deslealtad? Toda la noche fe eftuuo en Oración* mas en
ella
Líhro j . Capitulo 18. : 45
ella no le dixo Chriílolos llamaííe ,para adncrtirles fu
cxcefío,como lavez primera^q llega a táio la obítinacioFi
de algunos,q entibian toda la bondad de vn D i o s , para q
dexandolosenel laberinto de fus culpas, no los llamea
la luz de fu aduertencia.El vno dedos dos fujeros que le
auia pedido el Santo Chrifto, viendo que le auia falra-
do,em róengraue temo^y pena, por auerle dado ocaílo
la reincidencia en fu cu lp a ,y con eílraños fentimientos
fue a reconocerla,1/ coníeífarla a la V.xM, Llamóla al Lo -
cu torio; mas ella ofendida de la mifma ofenfa de fu diui -
¿10 Efpofo,no queria baxar,dando a entender có efte mif
mo defvio fu defacíerto. Mas Dios que nunca defpide a
los pecadores,que arrepentidos le bufeanj e mandó que
baxaffe. En llegando al L ocu torio, e n l a j ó a verterla-
grimas^ a culpar fu ingratitud. Eftaperfona ofreciendo
fjo ponerfe jamas en peligro de ofender a nueftro Señor,
yapartarfede todo punto de aquella correípondenciaj
pidió a la Venerable M adre, que pues conocía fu flaque
2á,pidieííeafu Mageftad lapcrfeucranciaenfubuenpro
pofito. Animóle a ella.,y dixole, como el Santo Chrifto fe
le auia venido a fu c e ld a ,y los gemidos laftiirofosquc
leauiáhecho dar fus nueuas culpas, con que agrauando-
fe el arrepentimiento de ellas,fue mas eficaz el animo de
enmendai la s , que ayudado de la gracia de Dios, y Or3*-
ciones de fu (ierua lo configuró,y fue defpues muy exem
plar;y ajuftado, reconociendo efta dichaala luz q le c o -,
municóla Venerable Madre.
Acabando de referir cite cafo , me ocurre otro no me­
nos peregrino,q:iclepafsó con cierca Religiofa. Efta te­
nia vna culpa oculta, con que defagradaua canto a nuef­
tro Señor,que le tema prouoeado al caftigo, Lacii cunf-
tanciade eftado tanperle&o, y q-utnos ciñe taruoa )aa-
miftad , y trato con fu Mageftad , le obliga, a que íeau
mas f e n o l e s , y queconm asfcucridad amenace con el
T caiti-
La V.M-* Ana de S. A gujl .
Cifti;T0, que eíte es el benc fíc io , que fu Mageftad hazc a
los fuy os, que aunólos dexa mu chas vezesen Jas manos
de la fragilidad común, no permite qperfeueren mucho
tiempo en la caída, Antes dala mano obligando con be,
oeficioSíóamenazando có rigores,Deíteíegundomedio
vsó nueílro Señor para remediar la falta deíta Religiofa,
dándole conocimiento dclla ala V.M.encftaforma, Vna
poche eítaua recogida en fu c e ld a , y oyó que en la Huer­
ta andaua vti ruido¿ co ito quando arde v n grande fuego,
cuyo refplandor entróporlasmasfurilesaberturasdela
ventana.Con cito fe jifntó vnainfpiracion,y impulfogra-
de.deque fe lecianraííe a abrirla. Leuantófe,y aífomofe a
ía Huerta. Vio vna hoguera muy grande de fu eg o » y que
en medio della eítaua abrafandofe eítaReligiofa. Diole
Dios a enrender la caufa , y juntamente que para librarfe
delriefgo fefueíTelí Coro delante del Sandísimo Sacra'
menrOifiiea toda prifa,y con mucho feruor hizo a fu M a­
geftad O ración, íuplicandole con ateftuofas lagrimas
templarte fu enojo. A l tiempo que paítauaeíto , 1a mifma
Reli giofa fe vió en eíte conflicto imaginariamente , con
que eítuuo en grande aprieto fu coraron , viendo el rief-
con que Dios le amena§:auaJy lo prouocado que le tenia. ■
La'mañana figuientefuealacelda- de la Venerable Ma­
dre,y le pidió embiaííe a llamar vn ConfeíTor. Hila le d i­
xo , que ya fabia lo que le auia fucedido , y lo que tenia
que confeíTa^con tama claridad, como el mi-ínio fujetQ,.
que tenia aquel pefo en fu conciencia3podia dezirlo. D i-
xole muchas razones paracorcfolarla, Inítruyóla, y lla ­
mando al ConfeíTor, que pedia,quedó muy-aliuíadá,yr
nueílro Señor fatisfecho de fu d o lo r , que a eíte fin.
ordenaua fu Mageítad eíta luz,que cornil
nicoafufierua,.
Libro i .Capitulo 19, '14&

CAPITVLO X IX ;

Como fauorecia las animas del Purgatorio ,y


ruifioms c\ut tuuo dellas la Vene-^
rabie Jldadrt'

f ^ O m o la caridad de la Venerable Madre eraran ar-


^^diente^no fe contentaua conel gloriofo empleo de fo
licitar el bien efpiritual de fus próximos en efta vida co
fus Oraciones,obra$Ay exemplos.Tambien corriendo to ­
dos los términos,a que fe eftiende fu esfera,era ardentif-
íima Jaque tenia con las animas del Purgatorio, Hallan­
do en efto efpecial motiuo por eftar en amiftad -de Dios,
y por conliderarlas pujgando en tan voraz incendio, y
golfo de penas las reliquias de las culpas; y afsi era per­
petua fu Oración a Dios por eftas dichofas al mas. Gana-
ualesindulgencias,aplicanafufragios,lJiazia obras peno-
fas de penitencias para fatisfacer por ellas. Mandaualcs
d e z i r muchas Miífas; y en fin todo el dia andana con vna
efpiritual auaricia deganar muchos bienes elpirituales»
para tener mas que ofrecerles ; y mas experimentandQ
repetidas vezes,lo fru&uofo que les era fu cuidado,pues
venían algunas almas, que por fus Oraciones , y méritos
falian del Purgatorio aagradecei le el beneficio.Lo qual
fentia tanto el demonio, que la atormentaua, vengando
en ella la embidia que tenia de ver que fubieíTen a gozar
jiorfus ruegos las dichas que el perdió por fus culpas.
Efto era ran írequente, que alargara mucho efta materia,
fihuuiera de referir las almas de el Purgatorio, que fe
le aparecieron] vnas,pidiéndole fufragios,y Oraciones,/
diziendolelascaüfas> porque padecían aquellaspenas*
T 2 otras,
La V. A i. Ana dc:S. Agufy.
ot!as,agradeciéndole la'libertad, qempe^auan a gozar
de aquel tormento,diréalgunaS en particular.y fea la pri
mera la del P. Fr.Geronimo de la Cruz, Carmelita Def-
c a lfo , y Religiofo de grade obferuácia,de quien afirma-
ró fus Cofelíbres defpucs de muerto, q en fu vida r.o auia,
pecado morralmcntc- Murió efte Religiofo,a quien la V,
M.queria,y eftimaua mucho ¡ y citando encomendándole
a D i o s J e vio fubiral c ie lo , auiendo eítado muy breue:
tiempo en el Purgatorio, y que era mucha la claridad
gloria,y hermoíura con que fubia.
Ocra noche fe le apareció el alma de vn Prouincial d¿
la Orden,q eAaua en el Purgatorio¿padecicdo graues pe
ñas. Conoaole,cftañando no huuieife ya íubido al cicla*
p j r tenerle^iécias viuióeneüimacionde muy Sanco,di
xole las caufas,porq penaua,pidiéndole Oraciones, y fu-
frigios,y aplica:idolaspor él con grande cuidado Je vio
dcrfpues en la gloria. Efte Religiosísimo Padre entre
otras caufas, porq eftauaj3enando,era por auer apretado
m uchoenlosConteíforesdc las Religiofas,y l e d ix o q d i
xelTe a los Prelados, q noeftrecbaífen efta materia/} por
auer tenido él aquel diótamen padecía en el Purgatorio*
coniü fe dirá mas largamente efte piun o,quaj id o t rate de
las apariciones que la Vene-cable Madre tuuo de nuef-
Xra Madre SantaTerefa.^
A laMad/e A nade SantaTerefa, a quien eftando en-
fe rma. de vna enfermedad mortal alargo .milagrolamen-
te la Venerable-Madre dos años la vida.Al cabo dellos le
dio otra enfermcdadjde que murió, Apareciolele a la V.
M.diziendole eftaua cu el Purgatorio,purgando algunos
defcuidos,y diuenimiencosque tuuo en elOficio diurno,
y aplicándole Oraciones,y fuiragios, la vio alos quínze
d» js d e fu muerte fubir iruy gloriofa al cielo*
Loiniím ole fuctdió con laMadre Catalina de S, A n ­
gelo, fue Religiofa de-mucha R eligión , y virtud]
Litro 'j. Capitulo i pV 147
■niis como en la otra vida fe pide tan eflrecha quenta, aun
a los mas julios, tuuo algunos defe&os leuesque purgar
en el Purgarono.Eftuuo en él folas veinte y quatro horas
y a 1fin deilas rogando a Dios por ella la fiema de Dios,
íe 1c apareció muy alegrejy herinofa,y defpidien dofe de
ella,agradecida,voló al eterno defeanfo.
V io eftando en oí ación a vna hija doncella delMedico
de Villanueua, llamado el Do&or V ifo r, que eftaua en
las llamas d e e l Purgatorio. Hizole dezircienM ilfas, y
aplicó vna indulgencia,y defpues fe le apareció gloriofa*
Vna Religiofa^quc auia fído Prelada en aquel la Cafa,
tuuo vna muerte muy aprefurada,dc lo qual laVenerable
Madre quedó muy afligida pufo grande cuidado en ro ­
g a ra Dios por ella’ y la vió en el fuego de el Purgatorio
con graues penas,y cjuando ful ío de lias, por los méritos,
y Oraciones de la íierua de D io s , fe lepareció con mu­
cho refplandor, y belleza.
A la Madre ConflW^a de la Cruz fe le murió vea her­
mana donzella,a quien amaua mucho. Pidióle con gran­
de encarecimienio a la Venerable Madre la cncomendaf-
fe a D io s , y aplicarte algunos merecimientos ,para que
conbreuedadíalieíTe del Purgatorio.Hizolo^como acof
tumbraua fu caridad,y apareciofele en vn lago muy p ro ­
fundo de fuego,donde tenia el Purgatorio. Y algun tiem
po defpues que la Santa hizo Oración, y penitencia por
ella,la vino a viíuar,coronadadc luzes^de glo ria ,)'h er-
molura,agradeciendo lo mucho que le deuia eii gozar
aquella eterna dicha.
Vna noche eftando en Oración vió a vn hermano d a
la V .M .y queauia muchos añosq era muerto, yq padeda
rany terribles penas,íin que la íierua de t)ios le encomen
dalfe a faMageílad .como a difLUnflo,porqiic como el la Jo
£Ícaua tanto a las colas del ligio y no tenia noticia de fu
hermano ¿ ni parientes. D ixole , que le eucomcndafít
T3 a
L* V.M .Aná de S.Agu tl.
a nue.'lro Señor,y que eftaua en aquellas llamas, y penas
por no auer dicho algunas de las Millas, que fu-padre de-
x ó e n e l teftamemo. D eclaróleel numerodcllas,paraq
fe las mandarte de¿ir,porque era decreto diuirio, qhafta
que eftuuieífen dichas penarte en el Purgatorio. Caufole
notable ternura,y compafsion* y efta 1/ obligó a que lue­
go pulieííe ioJocuidado,enquefe dixeíTen lasMiífas} y
lus^oquc íe dixeron, fe vino a defpedir de fu dichofa..
hermanaba quien deuio rauta felicidad.
A l Padre*y hermano de dos Religiofas3a quien la V e ­
nerable Madre amaua con particularidad , poj aucr i eci-
bidxdello; .quando vmian, algunos beneficios por la
inílancíi de fus Oraciones , los vio fubir de las llamas, y
obfeuro humo-, del. Purgatorio a la claridad de el- im^
pireov
Lanochede todos Santos,eftando en los Martines de'
Dituntos , q j e (q dizenenel Coro., vió a Chrifto Señor
nucrítroiy que porlosfufragios,y O ík io que desian ,iban
faliendo del Purgatorio muchas almas, y gran numero
deilas vertidas declaridad,y hermofura. Vio en el mifmo
Coro.quc 1cagradecían a la Venerable Madre el beneri^
ció,y cuidado.
A vna ilehgiofa, llamada Ifabel de Iefus, que le rcue­
lo nueftro Señor, que eílaa uen el Purgatorio, le aplicó
muchas obras penales,y fufragios; y defpues de algunos
dias fe le apireciómuy alegre, diziédo,q ya fe acabaron
para íiépre las penas, y empczauá tas perpetuas alegrías,-
Y q dichofo trabajo, y encerramiento era'el de las Keli-
gíofas.pues reñía tan gloriofo Hn, que ella lo iba a gozar
por auerle ayudado con fas Oraciones, y fuplicas, Pefte’
xnod‘>fe le aparecían cada día animas de PuTguuorio>&fsi
de prrfonas conocidas fuyas , como de otras que no lo
fae ron.aísi de dentro,como de ifuerade la Religión, que
como íabiaiv la eficacia de fus Oraciones, y quan buen
Libro j .Capítul. 20.’ 148
defpacho tenían con nueftro Señor. SuMagcftad lespeft.
mitiafe aptouechaírendellajpara que íe llenaíTcn mas
prefto las filias de el c ie lo , y gozaffénde la gloria, que
nueftro Redemptor nos mereció con fu fangre.

CAPITVLO X X.

Frequentes ¿pariciones ,y auifos *quela Vene­


rable jA adre A n a tuuo de nueftra
Adadre Santa T'erefa .

T-TR ofrecido en diuerfas ocafiones dar noticia de las


.epetidas apariciones, yau ifosto n qú e nueftra M a­
dre Santa Terciafáuorecia a efta íuíídflifsima hija.De -
fempeño mi palabra en efte capitulo, fuponiendo ya lo
que lie tocado en otros por la conexion de la materia de
ellas,Y e;an fantasías vezes, que fe apareció, irftruyen-
dola,enlo que necefsitaua de iiiftuiccion, y c c ritte n -
d o l a q u a n d o necefsiraua de confuclo a que pudiera
alargar mucho efte aííumpto, fino deleara dar Ircar a
tantas cofas^como me obliga a dezir en las accior.es , y
virtudes de íu vida defta prodigiofifsima virgen. Tomó
tanporfuquenta nueftra Madre SantaTereia íus cofas,
que aun viniendo en el mundo„ y eftando muchas leguas
diftanre del Conuento 3a donde la V enerabJeMadre vi-
uia fe le apareció algnnas vezes, para auifarle lo que le
imporiaua.Afsi fticeJió l’ endo Sacriftana en el Conutn-
todeM alagon ,y eftando nueftra Santa Madre en Aujla.
Efto fue en ocailoii, que la Venerable Madre por obe­
diencia, quepara ello le pulieron, eftaua durmiendo en
fu celda j que como era tanto el defvtlo fuyo enlaO ra-
*ion,era neceííario ponerle coto a fu fe i uor. Mientras la
T 4 - . V e-
Zí t KM. Anade S. A'gufl.
Venerable M juLí e dorm iaje apagó la lampara,, que efta­
ua en U I r!el*u,y como a titulo de ferSacriftana , era efta
falca fuy a°, quiío nueftra Sanca Madre aduercirfela, q;le
en efti fa¿on eftaua en fu Conuento de Auila.Einro en íu
celda,y d ifpertola,ycom o no le parecia pofsiblc*,q eftu
uieíTe en aquella Cafa. Llego a fofpechar, íi era fucilo, 6
idea de lapluitfffia lo«j mirafiaiinasdcfengañofe prefto-
]a Venerable M iJ iec o tila s palabras que le d ix o , cul­
pando el defeuido , tle que huuiefle dexado apagarla
lampara de el Sanrifsimo Sacramento. Hizola kiuntar,
y que la figuicífe. Lleuola al C o ro , y mandóle, que en­
cendí cfTe la lampara, que alliauia, ya que no podia lade-
la I^lcíia, y haziendo inclinación profunda al Sancifsimo
Sacramento .desapareció ,dexaudoala Venerable Ma-
iLeco?» norabie gozo de aaerla vifto ,y connueua port-
clcraciondecuid*ydclu Oficio , y de Jas cofas tocantes
al Sanrifiimo S^rameneo; pues porque no eftuuieíTevna
pai te de la noche iiu luz ¿hizo Dios con íu áua Efpofa
aun el prodigio.
Otra , no mmosmilagrofa aparición , tuno de nueftra
M uiré Sanca Tere fj,quando '/mía,y eftauaen el Conuen
tod^ Palcoia.y la VenerablcM adrceue .1de Villanueiii»
al pnncjpiodcaqnclJafundacion^parafacaiiade vna di-
ficuliad , enqfiefe hallaua , lo qual hizo con el logro de
m ichos aciertos j que de auer fele aparecido, y acoñfeja¿
do íc iiguieron.
Pero viniendo a lasapariones.con que la fxuorccio ci­
tando en el ci d o , refe m e en primer lu g a r , vna que nos*
puede-fe-r de mucha ponderación, para guardar el rigoí
de la obferuancia. Eftaua la V.M.enterma.y por efte ritu-
lo.iríhida de losMedicosiy.de las Religiofas,comía car­
ne. Y lo cierro es,que la caufa era juítificadiísáma, fiendo
fus enfermedades,y achaques tan frequentes ,tan flacas
las fuer jas, tan defamada la inapotcncia, q d obligarla
EilrO 3. Citpitíitc 2 o . '• 149
* com erle era alguius vezes martirio. tfOFpareccrlc a ía
Enfermera,^ tedíam enos dificultad en comer de vn po ­
llo ,ic io aderezó paraq cenaffe,(in q ella ÍLipicíTc io q l c
auian de dar.Ecró afcguada mefa>y citando comiedo dei
pollo, fe 1c apareció nueitra Santa Madre, lleno de fcue-
ridad elroítro ,y pregnnro]c:Conoccifn^c?La Veneran
bic Madre pudo re'ípondferleJque noques eítaua hecha a
V e r a vna San La Tercia alegre , aíeuhioia^, uo fcucra, y
con c e ñ o , como aora larmraua; mas e n c o g i d a y humil-
dcjrefpondiójque fi.yqueeraiu gloriofa M adre-A c it o 1
r-efpondió; pues como relaxas la regla >que yo con tanto
trabijo reformcVConeílo deíaparedó,quedado la V.M*
con tan brciie rep reben fion t a 11 tuibada,quanto arrepen-
tida.Árrcjó el bocado de aue , q tenia cala boca , apartó
el plato.haziedo firmifsimopropolitodenocomei*i»je;y
lo obferuaua afsiJpues aunq eftuiiicífe enferma de enfer*.
m e d ad g rau e, j amas p e rmiti a Ie 1a d ie líe nsy fi eraP rel ad a
ponía obediencia paraeítojy fieiafubditaeranccelTario
ponctíela, Y íin faltar a ella luzia todas las diligencias
pofsibles para cumplir fu propoiito. Confie lío que en e f ­
te cafo me Iiailo perplejo,porque quando confidero que
vino SJntaTcrefa defde el cielo adai a efta íu hija efta
corrección,fera temeridad el juzgarque fueííc fin vrgen
te caufa,y conocido detecto.-Mas quando aduierto al fer
üor,a la penitencia,a la oblcruancia^y al rigor c ó q la V ,-
‘M.fe rrataua.íeme haze duro el preiumir que íin conocí*
da necefsídad , cormeffe carne. Mas yo jiugo que la que
para otra particular fuera honcílo titulo,en la Venerable
Madre no lo feria, por quererla Dios ¿oucroar poro-; jas*
reglas i y que Iin te.ier cuidado de í i , ni de achaques, m
enfermedades, lo suiiieííe foloen cumplirconja obfer-
uancia, fiando de fu procidencia, que con malos alimen T
tos «de daria fallid 3 para qye ftfcífe railagroía , y ¿10
La V. fti.A n a de S. AfftftJ
d e naturaleza, ó porque como la eligió Dios para vna
l a

d el a s piedras fundamentales de el edificio deíta Refor-

roa jquifo nueftra Sanca Madre que íq tratara con tai ri­
gor,que no folo fe negara al aliuio, íino.aun a lo nercíTa-
rio,por guardar punco tanfubftancial, como laabftjnen-
cia de cárne,y de qualquiera fuerte fue muy juila fu cor*
r e c c ion,que aunque era muc^a la fantidad de la Veneran
ble Madre,pudo tener efte achaque venial, y para noío-
tros piouechofo para hazer ponderación, en que con
pretexto aparente,ó menos c ie r t o , no fallemos a la ob*~
ícruancia.y rigor, que con tanto trabajo nueftra Madre
Santa Tcrefa plantó en fu Reforma.
En otra ocaiion vitto del cielo a darle otra corrección
en materia de caridad, a que faltana, íiguiendo el d i f a ­
men de-algunas de la Comunidad, y atendiendo a las
conveniencias remporalesdel Conuento. Pretendía to­
mar el habito vnadonzella, de buenas prendas, y vir­
tud; pero ran pobre,que no tenia lo fuficieniepara el do*
te, Hallauafe la cafa con empeños, y queria daraquel-la
pla^-a^a quien la delahogaíTe con el dotcq traxeííe; y afsi
la Venerable Madre, liguicndo el parecer de muchas fe
opufo a efta pretendiente.Pero como Santa Te: efa íiem-
prehic de dictamen, que la pobrézanoimpofsibilicafle
la entrada en fus Monaftenos^uaiuío el fujero era apro-
poíito,íintió que la fícrua de Dios én efta ocafíon dilcor-
daííe en fu diáamen. Y-afsi fe le apareció con mucha glo-
ria,y reprehendiéndola J e dixo:Como obras contra cari
dad,y contra lo que yo obre,y difpufc? Con efto defapa-
recio3y la V enerable Madremudando de di&amen hizo,
que a la don¿el!a fe le dicííe el.habito,y tu^ Religiofa de
grande virtud,y gouicrnojy deípuesfundadoradel Ccr:-
uthro de Valencia , y fe llamó Michaela de San Gabriel,
Mas particular fue otra aparición que de la mifma
Santa tuuo. Auia ¿.n aquel Conuenco de Villanueua cier­
ta
Libro 3 .Cáfifylo z o. r
ta R elígiofa,que cenia vna f a l u o c u h a .p c io muy rep etí-
da.quc es laque en pcrfonas de perfección mas lasa gra­
pa,aunque !c quede en los limites Je tveniaIes.Nueítra$.
M¿d)e,coraa tan zelofa fiempre de fus hijas, lele apare­
ció a la Venerable M adre, y le dixo la taita que aquella.
Relígiofa cenia, para que corr.o Prelada íe la conigieíTc.
E l l a , aunque eftimó el auifo, fe de tuuo en la execucion,
por té dandotiempo al tiempo tenia ocaíion de verlaella
mifma,y con cfto la corrigieíícj fin dar a entender que lo
íabia por modo fobrenatural. Mas la Santa íimiendo*
que dilatallc fu mandaco , fe le bcfKtió a aparecer , y to-,
mandola de la mano, lalleuó a l lugar adonde efUuala
Religiofa cometiendo la mifma Falta , con quehallando-
,1a actualmente en ella , lacórfi.gfcp con feucridad , y en­
trambas quedaron enmendadas, la Monja eníu fa!ra,y la
V e nerable Madre en íu dilacipn,y nutftra Sama Madre
por ambas cauíasvnuy guftoia.
Apareciofele afsi mifmo orravez apara quitar levna
repugnancia que enconfeíiaríe con ciertotRehgio(o t e ­
nia. Bfte era demás curio lldad, que letras , y por ao:bas
caufas femia la fíerua de Dios confcífarle con el, porque
por tener menos ciencia, no faasfacia rt íus dudas i y por
tener mucha curiofidad Tle era molcfto en preguntarle,
inuchas que ella fentiadezir por fei en propia alabanza,
y noneccífarias para fu dirección. NneA-ra SautaMadre[.
íe 1c apareció a cita fu fauoredada hija,y 1c riñóla diftcul
tad,y repugnancia,quj: en coníeíTarfc con efte Confe flor'
tenia,y juntamente le mandó, que le embiaíTc a llamar, y
fe confeífafíe con é l, y refpondiefíe a quantas cofas le
preguntaíTe. Obedeció con t o d j rendimiento, y ceñan­
do la repugnancia lindó de allí afielante con cíic iujeio
mucho coníuelo,y aprouechnmienro.
Acoítumbraua,quando era Prelada ,a confuí tar las du -
das dcfugp u iem ócou aaeíhaM adre Santa Tercia para
que
La V .M .A nadeS. Agutí.
f ln ilc enfeñaflc loi[ue mas conforme* íu efpiritu, y i j
de la Religión ,y ella como foberario Oráculo le refpon-
dia. Afsi íucedió en vna ocaííon, que vn bienhechor de
aquella Cafa Fue a p e d ir, que le hizieflen vnos dulces,y
rehilos para celebrar las bodas de vna p&rienea íuya,
Com o en lo»Conuéticos de Ca:mcli:as Defcal^as folo
íe deuc-n hazer penitencias^ no regados, dudó en lo que
le pedían, aunque íe hall ana obligada. con muchos bene-
ficios,que defla perfona auia recibido. Y para faber fi fe­
ria conforme al dí&amen de nueftra Santa Madre eftaac,-
<ion, fe hincó de rodillas delante de vna Imagen fuya,
proptiniendole fududa.LaSancalehabló,y ledixoefta*
pal abras: Ato es miyolítntítd quelohagas. Con lo qual fuá-
uifandoeldifgufto de la cal perlona con humildes p a l a - *
brasJadefpidiójVicndo que nueílra Sanca Madre no guf-
rana, que fus hijas fe emplealíenen hazer regalos para
fomento de la gu]a,y apecito del cuerpo, íino en el apro^
tfecharniento de Íiís almas, Porque fi por rirulo de agra=-
d a r a lo s bienhechores íe introduce el ha^er dulces, y
ocras c oíis,quc endiuerfos Conuentosfe hazenparafe-
glares, paco ap oco fe introducirá el haze ríos para íi. Y
nueftra Santa Madre q'uiere a fus hijas muy templadas y
*b¿lincntcs,
S\ tuera la peticiondefti perfona tan bien hechora, y
,4 euota para fu bien efpiritual, muy bien exorrara , que íc
acudieran,nueftra SantaM adre,com olo hizo vn hom­
bre natural de Cuenca, y muy bienhechor defla C a f l de
Villanueua.El demonio le tenraua con tentaciones terri­
bles de dcfefperacicHi, ayudandoíepara eílo de vna me­
lancolía profunda que le faiigaua, y jjc^ó a tanto,que fe
le aparecía vifiblementejocitandole a íu intento, y aun-
queria entrarfe en íu cuerpc. Conque fe halló en reuni­
dos d^ grade peligro¿y el mayos de todos era, pcrfnadi.r-
M q u c quando íe coriifeiTaffe , no diseííj aquello,porque
aun-
Libro ^.CapituL 20, 151
¿tinque lo hizielTc,no fe auia de faluar.En el mayor apri e-
ttodeeftis tentaciones declaró efte miíerable hombre*
q u e interiormente le dezian, que fueíTc a hablar a la V e ­
nerable Madre A n a d e 5 an Aguftin, Carmelita DefcaU
j a , y quando eftaua con determinación de h azeilo, fe le
aparecía el demonio, y le procüraua diuei tir, temiendo,
que le quitaííe aquella preíía de fus iangrientas vñas.
Nueftra Madre Sama Terefapremiardo laueuocion,que
a fu O r d e n tuuo, quifo tauorecei lo en aquel trabajoj y
para ello íe le apareció a la Venerable Madre, y le dixo,
que embiaíTc a llamar a aquel hombre , dándole quenta
de la pena,en que fe hallaua, y que le confolaííe,y inftru-
yeífe en loque deuia hazer ,parahbrarfe de e lla .C o m o '
acción de tanta caridad, y fe juntó la circunftancia de
obediencia a fuecleftial M adre, le hizo llamar luego,*
pidiole^ue le dixeífe,6 tenia algún trabajo. El al prin­
cipio lo difüc-uhói mas la Venerable M a d :e , le quicócl-
empacho con dezirfelo de la mifmaforma,que a el le paf
iaua, y juntaméce le confoló có palabras tá eficaces, c o ­
mo de íu eípiritu,a cuya r3ia eficacia deuió,el que deide
que la empegó a hablar, ledexaííe el demonio, y nunca
m asfeleboluioa aparecer,ni temóenaquella materia.-
H izo que fe cont'elíaííe , y viuió muy a le g re , y confola--
d o ,y cada dia mas deuorodenueftia Madre Sania T e rc ­
ia ,y lu Orden.-
C on ocaíion de auer de hc-char de el Conucnto a
arvna N ouicia, a quien en el Capitulo. Cor.ucnttiaJ por
jpftas caufas que auia, reprobó* y eftando la Venerable
Madre muy afTijída de el cafo,fe le apareció nueftra Ma­
dre Santa Tereia,paraqu e le conlolaííe, y no tüuieííe
pena d é lo que fe auia hecho con la N ouicia, p om o fer
apropofito para la Religión, y juntamente le d ix o , que
la falieíTc a dcfpcdir. Ycomo la Venerable Madre
Aua era tan piadoía^no tuuo coraron para ver echar
La V.M - Ana de S. Aguft
de fu Conuento a aquella alma a los peligros del íígIo;y
aísidexandofe licuar de fu compafsionv ie íu e a la celda.,
encar gand o el cuidado de deí pedir a la Nouicia a la Ma­
dre Supriora. Tema en la celda vna Imagen de nueftra
Madre Santa Terefa,y al entrar en ella le dixo •^ 4 »<t$ U
obediencial Con efta voz boluió a falir prefurofa, y defpi.
dió a la Nouicia, que en ella tuuo mas fuerf a en efta oca-
ííoti la obediencia,que lo que parecía piedad.
Muy diferente defta íue otra aparición, que de la raif-
ina Santa tuuo vn dia en el Coronen ocaílonj que daua la
profefsion a vna N ou id a .T ra x eion la a él enprocefsion,
y quando lafíerua de Dios eftaua en fu afsiento ¿como
Prelada* para que en fus manos hizíefíe los votos. Vio,
que la Virgen Señora nueftra , y nueftra Santa Madre
traían en medio alaN ouicia; y que por todo el tiempo
que duró la profefsion eftuuieron junto 3 ella¡conjniícha
alegría fu ya, por ver laque nueftra Santa Madre tenia en
que aquella Religiofa profeffaíTe jy pudo tenerla,pues
fue muy virttiofa^y Santa,
Moftró el agradecimiento,que íiempre tiene nueftra
Santa Madre,a quien con afeito le fírue. Quando fe hizie
ron los repartimientos del gafto}que huuo en la Canoniza
cionde la gloriofa Santa en codas las Cafas de Religio-
fos,y Religiofas , repartieron cinquenca ducados a la de
Villanucua de la Iara. Eftaua efta Cafa muy alcanzada, y
p obre,por auer falido del la para 1a de Valera la V enera-
ble Madre ,que con milagrola abundancia la abaftecia,
C ó lo qual fe hallaua impoíibilitada c!i pagar efta tan juf
ta deuda con grande fcniimienro de las R eligiofas, que
como tan fíeles hijas defeauan tener igual parte con las
demas en celebrar Jas glorías de fu Madre. L aíien iad e
D ios >que eftaua riemeiofa defte empeño, no fe contentó
con pagar el repartimiento que a la Caía de Valera toco,
que no fue cíatenos crecido, íino que también d>6 los
Libro 3 .Capitulo 20. ijz
cinquenra ducados,quea la Gafa de Villanucua tocaron *
£1 a fre¿to, y güito, conque los dio ,tu e d e mayor precio
que el valor del dinero , y afsi vino a agradecerlo defde
el ciclo núcftra Sania Madre, pagando con vn fauór efpi -
ritual la deuda , quecontraxo fü agradecimiento al di­
nero, que le dio la Venerable Madre * cuyo generofo de -
leo mereció cita ccleftial limonia. Apareciófele llena de
hermoíui a,y gloria3y llegándole a ella,le hcchó Jos bra­
cos al cuello termfsiniamciue,y dixo: Yo tea Pradeño, bi-
j a miadlo que por mi hits hecho* Éíliiuo íin deshazerie cite
nudo amorofo vn ra to , para que íe formarte mas indiíTo-v
lüble el de las voluntades^quedó la de la Venerable Ma­
dre tan agradecida, quaneo obligada * que aunque vino
Sama Terefa a pagarle obligaciones , la dexó en rales
empeños,que pudoquebiai el caudal, fino eftuuieiHlfu
coraron tanacoítunibrado a tan fobéranos recibos,
Vió a la mifma gloriofa Sanra cndiueifas ocafíones'
afsiítir ala muefrede algunos R e Iig io fo s,y Religiofas.’
En efpccial ala de la Hermana Luzia de Santa A n a,R eli-
giofade grande,y auenra jada virtud, y a la d e la Madre
Mariana de LvConcepcion,cuyaaltnadichofaardefarar.*
fe de las prifiones del cuerpo,la llenó en fus minos g lo -
riofasaprefentaraChriíto en la mageftad del tronó que
ocupaua-en el cielo. Y en fin ion tamas las viíitasi y apari-
ciones,que de nueftra gloriofa Madre tuuo,q fuera p ro-'
lixo,íi las ponderara todas. Mas no quiero omotir vn fa­
uor que le h izo , que por lo repetido tiene algo mas de
particularidad. Es obligación de las Preladas s quando
por la maña íe dize Prima, el bendecirá la Comunidad
con aquellas palabras; nos benedlcat^^^Cmy ci?m
p lte n d o c o n e lla ,e n vna ocaíion vio, que nudtra Santa
Madre por medio de vnalmagen fuya, que auia en elCo-,
rojiazia efta ¿cció de bendecir a fus hijas.Leuantando fu
nwlagrofa mano,y formando con eUa la fe ñal de la Cruz.'-
Defde
La V. M -A n a de S. Agufl,
D c fd e q n e l¿i Venerable Madre mereció ver cftadicha^
quando 11cgaua en la Prima el tiempo de echar la bendj,.
rio n ,m iia u aa la deuota Imagen para que lo hizicíTe,y
con la mifrua nouedad lo hazia , y dm ó elle prodigio por
mucho tierupo c o n particular coníutlo de la íieiua d.£
D ios que por fu virtud feíDerecia eítos fauores*

CAPITVLO XXI.

*J*ienc otras dos pifiones den^e¡lra Santa A la *


dreiftngulares circunjtanciasy
auifos deltas*

p O r t e n e í m a s particularidad otras dos milagrofas vi*


fiones,que la Venerable Madre tuuo de nueítra Madre
Santa Xercfa, he querido ponerlas en capitulo a parte de
las referidas»para que fean entre todas mas ponderadas*
L a vna fue eo . fta forma. A y en la Religión vna coílum-
bre nacida del d e fe o , y zelo que los Prelados tienen,de
liazer en las elecciones, y Capítulos Generales, lo que
fuere mas íeruiciode D i o s , y aumento déla Reforma, V
afsi, quando fe llega el tiempo de celebrarlos, mandan,
que en todos los Conuentos de la Religión fe hagan par -
ticulares Oraciones,y rogatiuas,pidiendo a fuMagcítad
Jnz para el mejor acierto. Acercauale la elección de G e ­
neral, y cabera común de la Orden, por cumplir cite O fi.
cioiiuellro Reuerendo Padr.e F ia ylo ícp h delefusM a-
ria,que lo excrcíto.con tanto luftre,y crédito,y con tan­
tos trucoSjdequc le es deudora a íu experiencia, z d o .y
gouierno. Continuando el común elli lo, defpachó orde­
nes jparaqur.eii los Conuentos fe hizieíTen Oraciones, y
xogatiuaSjtefialando las accion es delias, L lego eíle mgji-
L ilro j .Capitulo 2. t . 15}
d a to a la C a fa d e Villanueua de la Ia ra , adonde la V e ­
nerable Madre Ana de San Aguftin era Prelada , y al
tiempo feúalado , fe execucó con tanta pumualidad,
como obediencia. Y como fe preciauade fer tan hi­
ja de U R eligión, y defeaua los aumentos de ella., no fe
contentó con losexercicios, y Oraciones comunes, fi­
no que hizo otras muy particulares. Y eftando vn dia
defeubierto el Santifsimo Sacramento, eftuuo en pre-
fenciadecl muy largo tiempo en Oración , fuplicando
a nueftro Señor por losaciertos de el C ap itu lo, y e le c ­
ción de el nueuo General,Diole fu diuinaMagcftad a en­
cender a la Venerable Madre ,que feria muy de fu g ü i­
to , y feruicio; mas fin rcuelarle por entonces el luje-
to. Pero a la hora queeftauan en el Conuento de Paf-
rranalos Capitulares, conuocados en la pieza Capitu­
lar para hazer la elección , t'nela fíerua de Dios arre­
batada en efpiritu, y licuada al mifmo Capitulo de Paf-
trana, y eftando en la pieza Capitular, vió con la con ­
form idad, y pazcón que fe hazia , y que nueftra Ma­
dre Santa Terefa andana muy folicita recogiendo los
mifmosYotos „ y recogidos fe los lleuaua al G eneral,
que preíldia para que los rcgulaííe , con tantaalcgria,
y gozo de la ntifma Santa, que de laque pofíeia en elaU
m afederramauaenel roftro en rayos de luz, y hermofu-
ra. Regulados los votos fepublicó la elección en la per-
fona de nueftro muy Reuerendo Padre Fray Alonfo de
Iefus Maria con vniuerfalaplaufo, y alcgriade todosj y
afsi mifmo vió que publicada, y confirmada la elección*
quando al ímeuoGeneraile lleuaronen procefsion defde
la fala Capitular a la Igleíía cantando el TeDeumlatui**
m us¿b* en ella la Santa ,haziendola coneftomasfolem-
ne. Boluiendo deftcarrobamiento, y ra p to d e efpiritu^
no dixo nadaaperfona alguna, hafta que vinitíícla nue-
La V. M .A n a de'.S.Agujl.
u a . q u e comprobarte fu reuelacion. A pocosdias defpues
íe fup o, y quedo muy agradecida a nueftro Señor, y affe.
guiada del logro de fus Oraciones el feliz acierto, con
q u e e f t e por todas razones Venerable Prelado gouemó

la R eligión, fue el mas irrefragrable teftimonio deíla ver


dadipues deuio a fu defvelo,y prudencia las medras, qlie
o y reconoce la obferuancia.,con que florecemos dictáme­
n e s , con que fe conferuaj y el efpiritu de Defcalcez * que
a codos fus profeíferes informa.Porque en la verdad,fue
vn o de los mayores PreladoSjque ha tenido la Reforma,
por fu prudencia,por fu ze lo , por fu efpiritu,verdadera­
mente primitiuo por fus letras, por fu compreheníion*
por fus prendas perfónales ,por fu fan gre, fue tan efi­
c a z , como vniuerfal fuinfiuxo, para la vid a, y-perfec-
cion de tod os los eftados de la Familia. Los Deíiertos*
como miembro mas fauorecido de fu c a riñ o ,le d eu eii
el fumo retiro, abftraccion decriaturas, filencio, y p e ­
nitencia , en que refplandecen. Los N ouiciados, la o
ducacion proiiechaía,, deque gozan. Los demás C o n -
uentos , la modeftia jobferuancia, y recato conque v i-
lien. Los P relados la entereza de dictámenes* c o n q u e
goúiernn, Los Colegios , el feruor, yapronechamien­
to en las letras, que losiluftran , y la lana doótrinadeeí
A n gélico Daftor Santo Thomas , que con tanto esfuer^
$o planto en el!o s , que es vn beneficio de los mayores,
que a fu Cuidado deue nueftra Familia , y aun roda
nueftra Efpaña. Pues reconociendo Lis eonuemen-
cias , que podia inte reíTar de ran folida, y fegura do-
¿trina ,'fo licicó con el Excelentifsimo feüor Duque
d e Lerma , muy deuoto luyo * primer Min«ílro> y fe-
gunda voluntad de elfeñorR ey Phelipe Tercero, que
puíieíle en las Vniueríidades de Cartilla dos Catedras
4¡w,s de Theologia , en que fe leyeííc laDo&rina de el
Libro 3. Capitulo i IV J <4
Angélico D o & o r SantoThomas, regentadas por M a e f -
tros de la líítfÜtrccidifsima Orden de Santo Domingo,.
L o qual conliguió con efteMagnanimoPrincipe con la
vtilidad p ublica,qu e todos conocieron. Con eftas tan
releuanres prendas defempeñó con mucho luftrelas o b l i
gacionesde la Dignidad, en que D io s , y nueftra Madre-
Santa Tercia le pufieron convniuerfal aplaufo, y farif-
facion* Y fi fuera perpetua fu vida en efte exercicio, fue­
ran inmortales las vtilidades de la Religión contra la
injuria del tiempo, q u e nospriuódefta dicha ¿ porque fu
alma gozaíTe de las eternas.
He juzgado raninefcufable, como deuida eftadigref-
fion ,aunquefeaacoftadediucrrirme de el gloriofo o b ­
j e t o de mi aflfumpto,que me llena tanto el cariño,que
me parece hurto et gallar tiempo en hablar de o trofuje-
t o , y por eflb fe lo reftituyo, boluiendo al hilo de fu hif-
torias y cónfíeíTo,qtiepor eftacaufa me he dado por de-,
fentendido a muchaaluíion de diuerfas,noticÍas, acom­
pañadas de curiofidad , que en fus acciones raras p o ­
día entretexer,y encadenar.Mas defeo j que quien las l e ­
yere le {aerifique toda la atención , fin que defraude
n a d a d e lla,n ilo cu lto d ee l eftilo^nide lasnoticiaslo cu*.
riofo,que vno^y otro pongo por eftraño a loque pide el
genio de la hiftoria.
Otra aparición tuuo muy fingulardc nueftríiMadreSat*
ta T ere fa , eftando vna noche en Oración , adonde ane­
gada en mageftuofas luces le participo vn auifo muy im­
portante a todo el cuerpo de la Reformaren orden a!
prudente eftilo , y gouiem o,que fe tiene en el afsigrar
ConfeíToresa las Religiofas, y de él Te ha originado el
fuaue m edio, que en efte punto fe obíerua, y p ra íh c a ,
difpuefto con tal temple, que ni la demaíiadaiicincia
de tener muchos ConíeiTorcs abre puertas a inconue-
V 2 nien-
L¿* V\ A i, A na de S. A ofujQ.
hientcs.nicl ccñiil.is a vno lolo las cierra al precifo d e ,
q 13 tueros tan oziüzos f o l i c i c a ^ w " !'* t ran.
qnilid id de fus conciencias. Eiluuo algún tiempo U
Sjnta Madre inífemyendola , para que dixcíTea U jsPre­
das,Loqueen eftjt mueria deuian o brar, y al dcfpedir-
íe l e dixo la Venerable Madre con amorofa fírophci-
d a J , que la encornen-laíTe a la Virgen nucífera Señora,
que a u i a algunos días que no l a rm.erecia ver , por--
qaeeran tan frequentes la viíkas que le hazia a^ue-
lUM adre de clemencia-, que h.illarfe por algún ticm>
po fin eíla dicha Le motinaua también nacida que xa. L a
Soberana Keyna de Los A ngeles, y Señora .nucífera vien­
do fer tan juila, fe dio por entendida de la que xa, y vino-
a otra noche a viíitarla con ílngular gloria,y heimolu»
r a , trayendo a fu amantifsirao Hijo en fus felicísim os
bracos. Ambos le hizieton repetidos fauores a que
eilamuy agradecida fupo correfponder con dos afee*
tos.
Informada la Venerable Madre de el celeílial aui-
que le dio nueífera Madre SantaTerefa,concibio en
fu obediente coraron; fogofos defeos de participarlo
de parte fu.ya a los Prelados , vinculando en fu efica¿-
cia. el dichofo-logro de vencajofos frutos, que de coi*
tan iiftportanres fe prometía fu. zeIo> y para que tu-
u iefle cumplido efe&o .hizo efpecial oracion'anueftio>
Seivw , y en ella fe conformó nueuamente fu animo, ha~
liando a viílade la luz que le corounicaua
incomparables conueniencias.
delauiíov
Libro j .CapituloaV.’ }$5¡

C A P I T V L O XXII.'
Sóbreme nenie ala Venerable Jídadre dificulta^
des en dar el auifo , que nueftra M a d re Santa/
¿Terefa le mando daralos Prelados 5 caucas de
adondeJe originaron^maltratamientos ¿ p f
jw ¿vi /a¿ demonios
le hicieron.

A Vnquc la Vene rabie Madre fe halló fauorccida con


“^ v n c e le f U a l auifo de SanraTerefa, para que lopartici
paíTealos Prelados e n v tilid a d d e fu F a m ilia ,y parafn
obediente cumplimiento auia propueíloen fu animo fu
puntual execucion ,fobreuinieron circunftancias que 1&
e n r i a r o n . Vino elProuincial a viíuar aquella Cafa,
y eiiaua en refolucion de intimar el orden, que de el cie­
lo teniajpero permitió D io s , por ocultos juizios fuyos,
que mofti alte talaípere£a,y defazon ala VenerabíeM a-
dre^que no fe aireuió a hablarle en el particular, que co -
rno la pia afección ayuda tamo al a je n a r a la credibili­
dad de loque fe dize , confederándole íin ella , juzgo fer
ociofo el auifo, y menos creible en furecibo, Lacaufa
porque el Prouincial moftró eftedeíabrimienro; por fer
en mayor crédito de hi VenerableM adre, no eícufo e l
dezirla, Auia algunas Religiofas en aquella Cafa, a quien
la VenerableMadrCjpor fer muy virtuofas,y fíeles con
e lla , y renerle muy particular cariño, fauore-cia mas
que a otras, y por la mayor fatisfacion que tenia de
ellas, quando era Prelada las ocupaua en los oficios de
nías coníian ja , A eíló fe j untó, el cul* llcgádofe tiepo de
L a V .M .A n td c S . Agu/l.
pufo los ojos en vna d e lla s , pireciendole que
e l e c c i ó n ,

fu c^ a sid id ,m íe n o s diftamenes, y traro de Oración U


hadan mas digna.Pero como los juizios humanos fon tan
diuerfos, juzgauanotras( quizás por conuemeiicias pro­
pias)-|uc no era lo mas apiopófito. Y íin duda todas de-
fearian lo mejor,aunque por diuerfos medios.Deftas dos
caulas nació aigunadefconformidijd, no en las volnnta,
destino en los entendimiemos} y afsi formaron empeño*
albinas de oponerfea la elección,hablando al Prouin-
cialen menos abono del fujeto, ófujetos ,a quien la Ve-
nerableM.fanorecia.Todo en materias de tápoca irnpor
rancia, que folo les dauapefo , y entidad la mucha per­
fección del eftado , que en qaalquiera cofa repara. A la
lieruade Dios, ya que en fu perfona no huuo en que repa
rar,le capitularon en vna c o f a , que ci a mas en ella pena,
que culpa^Como la t'anu de fu lanúdad era ranra, no auia
perfona defconfoladajni afligida, que no le fíaíle fa def-
confueloipara mejorarlo con el gozo. C o n efta ocaíion,
aunque mas íe efo.jfaua, eran machas las vi fitas, a no
fe p o di anegar. Y como por condefcender con los rué-
go sd e la gente deuoca foliahazer algunas cofas d e d e -
uocion que le pedían, y la piedad eíhmaua, como Keli-
quias} por las experiencias miJagrofas que cada día fe
enconrraua!7ajiizgaron,queefl:o era hazer mas ruido de
ló 'nue permite el citado; y en eíla conformidad informa-1
roñal Prouincial.Qjjío Dios>para exercicio de la San-
ta,que formaífediftamen opueító a elh iy afsi en el C api­
tulo d e viíita, porhazerexperiencia de fu humildad J a
mortificó mucho, y dixo palabras de afpercza , en que
defeubria menos concepto de fus cofas, que todos los
mascuerdos,y graues üempre tunieron.E;lla lo lleno con
tal alegrfa, y paciencia, como íi le hizieran muchas hon­
ras,que para la fed que renia de padecer porChriíio; hon
rasjcraulosoprobnosiy fauores, lasafpciczas. hita to-
Libro j . Capítulo 22 • 1 $<S
ji»rancia mereció vnamcrccd íingular de Chrifto en eíla
ocaíion.Quando el Prouincial la eftaua tiñendo,y morti­
ficando,ella eftaua hincada de rodillas en medio del L o ­
cutorio* afsifticndo la Comunidad. Tenia los ojos fixos
en la tierra y contal mod'eftia,y compoftura, junta con(
vna ferenidad inuencible de animo, que pudo fer teftimo
ji¿o de fu inocencia. Irifpiróle interiormente nueftro S e­
ñor ,que leu? ncaííe los ojos, y miraífe al Prouincial. H i-
zolo afsi^y v io , que a las efpaldas de lá filia, en que efta­
ua Tentado, eftaua Chrifto Señor nueftro muy llagado, y
do lorido , comoquando dcfpues de acotado le boluie-
ron a facar a juizio, para q le condenaíTe-u a muerte. C on
íu Tolerancia quifo, quepor lo sojo s defte exemplarla
aprendiere,quien fe preciaua de tan difcipula fuya. Ha­
blóle el diuino Señor, y di xole eftas palabras: ^jijira, bi-
j d , que dijlindios fon los f telaos délos hombres délos míos*
Con lasquales le fortificó el coraron, y para con nofo-
tros purificó toda fofpecha opuefta a fu fantidad jpues
^fueron los juizios de Dios, y de los hombres en efta o ca-
fion muy diftindtos.El de D ios, calificaua la inocencia de
eftapacientifsima vírgen;eíHmaua fu fantidad, sproba-
ua fu efpiritu ,enfal £aua fu humildad,reconocía fus méri­
tos; mas el de efte Prelado , y las que fe le opiifícronj
fino juzgaron todo lo contrario , oblcurecieron ,ó p ro -
curajon obfcuíecer algo de aquella foberana luz có tan­
tos aparentes átomos de mal fundados d e fe d o s aqL’e le
opufieron. C e n ia compafsiua vifta de fu diuiro dueño
quedó corrida de lo poco que auia padecido en efta oca-
íion. Penitencióla el Prelado a ej!a, y a Jas demás Reli-
gioías^quefepreciauan de muy hijas fuyas i y efte fegun-
do fue el mayor fentimiento, por tocarla en el coraron* a
donde por amor las tenia.
Com o reconoció al Prouincial con menos concepto,
de fus reuelacioncs,y efpiritu ¡ aunque con toda apacibi-
V 4 1»-
La V.IA.Anade S.AgaJt.
lid id d cl'rcn dimiento, y a t\or,lc hablo defpues de auer­
la mortifica do» mas fin dar en fu defenfa la mas lene di fe ul
p a ,j u z g o f e r e n vanoel dczirle lo qncN.S.M . leaiiia le­
udados1/ ocukó en el coiMf on ía auifo.Mas no fue e f .
ta efe ufa para con Dios,q fuMageftad no Icauia niíindadíj
p o r el oráculo d cfu S á tu q folicitaffe c red i ios, fino q- dief
fe tos a'JÍfos,dexando lo demás a -fu cuidado:y afsi moftrí
dofe ofendido defU reíiftccia con el pretexto de encogi­
da humildad la quifo caftigar con rigor. Y afsi dio licécia
a los demonios para q l i atormé taííen.Acomerieró a ella
ydieron tatosgolpes^hizierontatitosinartiiioSjqnc*no
auia vida pira tolerarlos,fi Dios no la manutuviera , para
(inricndolos no p elig rafle. Mas de vna hora la atorrneu
ron,de q quedó tan mil u arada^fne ncceífario lkuai la a
la cam a, y curarla por alg.ni tiempo. Ya fe ve q juntádofe
cafltg ^.y mandato jfcriainefcufablclaexecuciondedar
el imfo.Hizolo,quanto antes p;ido*y en medio de los iíj.
goies del Prouincial fueproaechoíafu adaertencia, qu e
quando es de Dios la rcuelaeion, aun en las peñas muef-
tra eficacias. •

j i'riora a la de Jvladríd^modo extraordi *4


no con ñusjiro Señor lo

y e j o s golpes arhínafiron al corazón dé la V en e­


rable Mjtd¿e nueuos ex^rcicios fe preuienen a fu-
Libro i .Cefittilo z 3 . 157
obediencia, y humildad, ocaíiónados , y-pretendidos
de quien dcuia fauorcccrla» Siempre que en la D e l-
cakez, huauido fujetos de extraordinarios cíp iritu siy
que y»or íu fantidad han Iido celebrados cofi publici­
dad , faliendc lascólas extraordinarias que Dios obra
en ellos en el retiro de los Clauftros a lo p u b lico ’
de io s p u e b lo s ,h a n procurado retirailos, a donde ten­
gan menosocaíion de combatirlos la vanidad; y tiendo
menos conocidos , viuan en la virtud mas afianzados»
Mucho*; exem plires podia traer para efto i pero bafle fo-
c ld c el Venerable Padre Fray Domingo de Iefus Ma-
ria,que es de los mas modernos, enyos arrobamientos,
cxcaíis , rapaos de efpiritu, y fauores prodigrofos d ie ­
ron admiración a quantos pueblos honró con fu presen­
cia, en cuya eftimacion, y concepto fue venerada fíenu
pre fu fantidad , yefpcram<?s loica con publico culto.
A efte extático varón le quieren retirado algunos añc-s
en losdefiertos,paia qu efoiolos troncos freíTen tefti*
gos de las cofas raras, que Dios en íu efpiritu obrana,
íacandole de las Ciudades,y las Cortes^'lugares a don­
de cía conocido. Porque en la Rclfgion f^cümia mucho
la fantidad, mas fe huyen los aplaulos, que en la piedad
de Jos fieles fe grangea, Siguiendo en cito el cxemplo
de los Santos , que alsi lo obraron , como San Antonio,
San Hilarión, San Benito, y otros muchos. Gouernan-
dofe por efte dictamen ,<qu; fo cierto Prouincial facarde
Villanueua a la Venerable Madre Anade San Ag'iírin,
que con fu mucha fantidad, y milagros eran rancono-
cidos , yeftimados en aquella V illa , yen toda fu c o ­
marca. Eia extraordinario el aplaufo , y honra , que
je mereció fu fama. Para paliar efte pretexto deter­
minó hazerla Priora de el Conuenro Rcligioíifsimo d e -
nueftras Dcfcalzas de la Villa de Madrid. N o fue tan
difsimulado fu imcnco*c]ue anres de hazer la elcecion
La V. A i. A na de S.Agujl.
no llegaílc a la noticia de las Religiofas,y ellas fe la par­
ticiparon a la Santa, Muchas cofas tuuoaqui quefentir.
L o primero,el dexar aquella Caía, a donde de Dios auia
ta n to s regalos,y fauores recibido. Lo fegundo,el entrar
en nueuos trabajos del gouierno>que tanto por fu humil­
dad temía* Lo tercero,el ir a la C o r t e , a donde los cuni.
plimientos, y eílilodella le auian de dexar menos tiem­
po para la Oración,y retiro. Lo quarto, hallarfe ya coa
muchos años,y mas achaques, y enferroedadesiy vhima-
m e n te , el dexar fus amadas hijas de aquella C a fa .e ti
quien defeatia morir, para difponeríe a recibir el eterno
premio, donde auia puedo tanto trabajo. Hilos*, y otras
ocultos motiuos tenia para fu pena, y iemimiento. Pero
ninguno fuebaílante,paraoponerfea la voluntad de fu
Preladojy afsi fió el defaho^o de fu defeófuelo en D io s,
clamando conternifsimosfuipirosjy afeaos enlosoidos
de fu piedad en la Oración. 1unificó tanto en fus diuinos
ojoslafuplica-. Iba tanafsiftida de razón fu quexa, que
condefcendicndocon ella,y otreciendole,que aunque el
Prouincial fe empeñaífe ,nofaldria con fu intento, por­
que fu M ageíl:^ loimpidiriajalsi f e lo d ix o a la Venera-
ble Mad re Chrifto,apareciendofele en eíla ocaíion. Con
eíla promefTa quedó tan firme, y cierto fu coraron, que
aunque fe hablaua,y mas viuas diligencias fe poi lañen e l
cafo , íodas le parecían inútiles, y no le dauan cuidado,
pues nunca puede mus la voluntad humana que la djuina;
Y mas quando eíla obra con empeño tan gloriofo de fa-
uorccer,aquié de «quellafc halla menostauorecido.Co­
municó la íierua de Dios con fu Confefíor lo que L hriílo
le auia dicho,y quan contrario era a fu voluntad, lo que
el Prouincial intentaua.Parecióle al Cot «fe flor, que feria
eonueniente decirle al Prelado loquepaíTaua ,paraqnc
reconociendo el güilo de D ios, le coníorniaífe con el,
que de fuintencioiij y zelonopodia preíumii otra cofa,
por
Libro 3 . Capitulo i 3 . r £g
pírt, fenYMyefpiritual>y Religiofoimas l’1daño eftuuo,¿n
no dio crédito a la reuelacion de la Santa,ni al Cófeífor
que fe U participó, Y afsi negandofe a la Iu¿4quecon efte
auifo le dauan,perfeneró el Prouincialen fu decreto.,ref-
pondiendo,que él eftaua en lugar de D iosjyque li fu Ma­
geftad guftaua deque no fahefle del Conuenrode V illa-
nueua,para ir a fer Priora a Madrid le lodai ia aísi a enten
derjpero por aora folu íentia efto fegundo, y en todo c a ­
fo fe auia de cumplir íu voluntad. Con que lo mifrr.o que
auia de fer freno para dar con mas temo* los pellos en e f­
ta execucion,le fue efpuela a fu cuidadopara apreiurar-
la.Con efta determinación falió del C o n uem oo elas R c -
]jgioías vna tarde, y fe fue al de los Religiofos. Y apenas
huuolJegado a é l , quando le dio vna fuerte calentura,
que agtauandofele , con otros accidentes, le o b h go a
echarfeenla cama. El dia figuientelehallaionlos Medi*
'eos tan de cuidado, que le mandaron dar los Sacramen­
tos,y fue cónuenieme el aliget ar efta diligencia, poi que
el día í*guiente murió s con admiración, y elpamo de ro-
do^ieudo tan fcnliblemente el rhedio eficauisimo que
D ios auiaiomadojpara que no e x e c ^ í í e lo queinicr.ta -
11a eri tanto deti imento del confuclo ae la Venerable Ma
dre,y tan en opoíícion del güito de Dios.Pero porque fe
enrienda , que efte-zelolihirno Ptelado ( que lofuem u-
cho,y nosdexócKemplos grandes de virtud , y pobreza
Euangelica) no obró en ello con mala voluntad, íinoan-
tes con re¿ta,y fana intención, y parecier.dok* que a c e ñ a
üa,diré loque fucedió en i^unuicítc, que aun t]ue tanapre
furada,fue dichofa.Luego que lupo la Vener able Madre
el peligró de fu enfermedad , y que íe mon^i ^ic pulo en
Oración a fuplicar a nueftro Señor porlu f a l u j , y vjd;i,
ofreciendo la propia , por redimir de aquel peligróla
que fe empleaua en beneficio coman, bien Je puede
« e e r de lo encendido de fu candad, que haría tile lacn -
fitio
La V. M -A n a de S.Agttp
fício con todo afeito , íiendole nucuo íirpulfo para
ello , el ver que la mortifícaua, y tenia en menos con.
cepto.Mas nueftro Señor noíeuocó fu decreto por fecrc-
tos juuiosfuyos,y.pot boluerlepor fufauorecida E fp o .
fa. Afsi fe lo dio a entender, y acorta de inteníifsimo do­
lor de fu co raf on,y prolixas lagrimas de fus ojos le con­
formó con la diuina voluntad. Mas íínoponciíc a e lla J c
íignilícó vn ardiente defeo de hallarle a fu muerte. Nun­
ca los nueftros tienen impedimento,quando Dios quiere
cumplirlos, aunque atendiendo a medios humanos pa­
rezcan impofsibles. Y afsi al tiempo que eftaua el Piouin
cial efpirando, tue arrebatada en efpiritu, y licuada a la
mifma celda. A cuya puerca vió vna muchedumbre de
demonios que queria entrar,mas no podia por el rcfguar
do, que en ella pufo el cielo. C ó la vifta deftos infernales
.cfpirnus,quedó afligida, y cuidadofa del peligro^cn que
fe hallaua fu Prelado en el lance vltimo, de quien depen­
de toda vna eternidad;mas entrando dentro le conuir-
tió la pena en g o z o , y el cuidado en firme conocimicto de
fu faluacion. Pues vióqueeftaua a fu cabecera la Virgen
María nueftra ScñoM. con notable amor, afsiftiendole en
aquellas congojas a e la muerteiy que con la vna mano le
fuftencaua la cabera, y la otra la tenia pueftá fobrefu co-
rafoiijparadefenderle^yade los temoresjyadelas tenta
ciones, con que en aquella hora mas apretadamente nuef
tro enemigo común nos pretende turbany afsimifmo vio
a nueftra Madre Santa T erefa, que impedia a los demo­
nios,que con orgullo, y rabia quedan entraren lacelda*
Eftuuodeftafuercefufpenfala VenerableMadre.viendo
lo que en aquel teatro (en quien tuuo termino la vida J fe
reprefcntaua vna tragedia; y al deipediríe el alma en el
v iti;xio aliento la recibióla Santifsima Virgenen fus ma­
noseara que preíentandola ahribunal delu hijo, fucile
con mas piedad fcncenriada ¿ como pudiera íer menos
COIJ
Libre Capitule % j • 159
tan diuino patrocinio? Defpues fe le apareció ala V ene­
rable Madreadiziendale eflatiaen eJPiugarorio,y pidien
dolé Oraciones, y íuFiagioSjCn lo qual Fue tan puntual,
comncantarilla,por cuyas diligencias 1c vioUi’o iral d ef
eanfodela g l o r i a , dándole por ellas las g racias, conque
entrambos quedarun mejorados i la Venerable Madre,
quedandofe en fu ainada C afade Villinucua;y el Prouin
c ii h q c o tanto empeño quifodi lorciarefladicha ("llenan
dola a la Corte ) ínbió a la de', cielo a cc-íta de vna tan ar­
rebatada m u e r t e . Sin duda que atendiendo alas canias
quclainduxcron,y aloseFe&os que en ella fe jumaron
que podíamos quedar con a] gün-teinor.,y efcrupulo, de fi­
la elpadadc la diuina jufticia,fe auia contentado con en-
fangrencar fus ülos en la vida temporaLpafTando a Ja e te r
na;mas con lo-que la Venerable Madre vio en fu muerre,,
fe purifica toda fofpecha ,y afianza lu mayor dicha, d e ­
ja n d o baftante efearmicnto para no vfar violenciascon-
pretextos menos Fundados con íujetos, que fon de Dios
fíngularmenrc fauorecidos, En fin fe quedó en V illa-
nueua la V enerable Madreimas como pudiera fer menos,,
illa autoridad de todo Dios fe lo auia prometido?

CAPITVLO XXI 1I L

Recibió rutenamente fingularifsimos fauoresr-


de nueftro SeAor. Hallafe ¿legando a co­
mulgar ¿on la boca llena de ja n -
grede Chrifto..

N ° permite nueftro Señor , qne las almas , qúc Feruíf-*


joJamente leales con perfeuerance fineza le
fituen , carezcan: mucho tiempo de las dulzuras,
y.
La V. AL Ana dt S. Agufí.
y re g U > d e ú i incftimable comunicación 3 porque fí Ies
embiael trabajo,es para que por latoleranciadél fe me­
rezcan fus fauores, y calificado fu amor en el c n fo ld e e l
p a d ecefjo iicire en fu bondad de moftraciones cariñofas
de fu amable correfj>oud¿-ncia. AÍ5Í lo experimentóla
Venerable Madre Ana; pues quando D iosla exercitau*
con la mano de fa rigor , embiandole perlecucjorcs de
criaturas.,maltratamientos de los demonios,deíamparos
de fu interior, y otras penalidades, de que en diuerfos
tiempos fe viócombatida>fucefsLuamcnteIefobreueniíi
el confuelo,ya en las dulzuras, que experimentaua en la
O ración; ya en las palabras amorofas, queoia i ya en las
apariciones con queríafauoreciafu Mageftad; ya en las
viíiones de Jos Santos,que la confolauan; y en la afsiften-
cía de los Angeles.que fus virtudes les merecian.Gouer-
nola enefto nueftro Señor con tan altifsima prouidencia*
que ni los trabajas,y penas le Üegar 5 del todo a oprimir*
tu los fauores, y regalos efpirituales le pudieron defva-
necer-Conque fu vida fue vna viftofa cadena,compuefta
con eílos dos géneros de eslajbones. Y no séqualdellos
era demasprecio , ó el del hierropefado del trabajo , ó
el del oro viftofo de tantos regalos fobrenaturales,como
d é la mano liberal de Dios recibía* Aqui diré algunos
bienílngulares, para que por ellos fe conozca lo heroica
de fu meriro,y virtnd , con que los me! eció di gnamente*
Siempre que fe llegaua el tiempo de Aduiento fe prepa­
raba en él con gran cuidado para celebrar el Nacimien­
to de Chrifto, ^iefeandoque naciefíe efpiritualmente en
fu alma.Para efto fe retiraua a tener exercicios, gañan do
en ellos el mas tiemperen Oracio-n^ayunos, difeipiinas, y
penitencias, íin qae detVaudaffe el rigor dellas la poca fa­
jad que ordinariamente tenia. Era ran grató al cielo efte
empleo,que el primer dia de PafquaJe haxia Dios algua
efpecialtauou Fuelo muy grande el que efte vltimo año
' Libro i.OaipituLz^. 160
xecibió efte dia. Porque llegando a comulgar con mucha
abundada de afe&os.y ternura,quádo elSacerdote le fue
a dar la formíi,vió en el la alNiñoIefus,conjo quado nació
délas ent rañas puriísimas de nueftra Señora, Encédida en
amor,y confuía en el abifmo protundode íuhunnldad*
imprimió loslabios en íus fagrados pies. Eftnuo algún
tiempo fin apartarlos deello s, fmriendo extraordinaria
fuauidad en el alm a, y defpues halló la boca llena d é la
ardiente fangre de Chrifto, que como no afpiraua por
otro licor Ja ied defta alma feruoroía,íolo con ella íe pu­
d o templar* A lli con efte vino celeftial , que engendra
virgenes puras,fe aumentaron los candores de la pureza.
C re c ió lallama delah oguera de fu p e c h o ,c o n auerfe
T o c i a d o c o n a q u e lla a g u a d e la fuente d é la vida. LaFé,
fino venció obfcuridades,grangeoiirmczat La Eíperan-
f a,con1a polícfsion de aquella dicha, fundó nneuo dere­
cho alafutura. LaHuírildad^enfu propio conocimien­
to,halló nucuosmotiuos de agradecerla quien tanto la
íupoamar^Y todas las virtudes fecundadas conceleítiai
riego,produxeron íazonadósfrutos, con coi relponder a
fu dueñoyofrecioleailos heroicos dcllas,con que nueua-
tnenre aferuorifada, íejnoftraua con iinjgulares tirulos
agradecida.
C^on efte fauor queleliizo el Niño Iefus en efta oca-
fion,jumari otro no menos prodigiofo, que le comunicó
otrodia-Eftaua íu alma tanmouÍda,inclinada.ai trato in­
terior,y de la Oración,que todo el tiempo que podía hur
tarle a las ocupaciones,y cuidados de los Ofício5,en que
fiempre anduuo, lo gaftaua en efte empleo . E ralept nofo
el traco dé las criaturas y afsi fe retiraua dcllas quanto,
fin faLar a la obligación,y caridad,le era permitida. Pa-
Taeíto fe eícódia enlaspiezas mas retiradas a cener Ora:
cion,para que no la ^ncontraíTerL Con tan prudente diti-*
§encia lo^caua dos e£e&os>el vno, cleítar con mas qu.e-
tudj
La V. M . Ana de S. Agnft.
tudjel otro,que como eran can frequentes. Los extaíis,y
arrobamientos efctifaua que la vielfen, porque era mu­
cho el empacho,y fentiiruento,que tenia,enque las Reli-
giofas fupieífcn eftas cofas. T e r o como nueftro Señor
quería enfalcar la humildad de íu E íp ofa; al palio que
ella tras fe deshazia , por los miímosmediosqueocuJ-
taua ramos fauores, y mercedes, los hazia fu Mageftad
mauifíeftospara gloria fuya,y crédito de fu fantidad. A f-
íi fuccdiójVn dia que entre otros leefcondióen vna pie­
za efeufada a tener Oración, entre otras Religiofas , que
lafueron a bufear a fu celda, para pedir algunas licen­
cias,tue vna cierta Hermana Nouicia. Efta tenia necefsi-
dad de düíayuriarfe,y como en la Religión no íe tom aef
te aliuio,(In pedir licencia a la Prelad a, anduuo en buíca
iiiya,para pedirla,porque aunque comunmente no piden
eftas licencias las Nouicias i la Venerable Madre gufta-
uar,que quando teman partícula r necefsidad, fe la mani*
feftalíen, para que por encogimiento a ninguna fe le d e -
xaíTe de acudir. Viendo,que ni en la celda,nien el C o ro ,
ni en otro lugar de los comunes hallo a la Santa, Fue a
bufear la a ia mifma pieza,a donde fe auia rerirado^y qua-
do entró en ella,la vio arrobada,con el Niño Iefus en fus
braf os,que fe le auia aparecido,y que tenia la boca puef-
ta en fu diuino coftado,bebiendo en él las dulfaras rega­
ladas de fu amor. Vlendo aquel prodigio, no fe at reuió a
h a b la rle, antes llena de admiración eftuuo arrimada*
vna pared mas de vna hora,que duró el arrobam iento,^
que en todo efte tiempo la Venerable Madre boluieíTe,
ni aduirrieífe a que la eftauan mirando. Poco defpucs en­
tró otra Religiofa,que afsimifmo la bufeaua. Vio a aquel
Serafín abrafado en la esfera del mas fabrofoincendioi y
al Niño Icfus,que con mucho rcfplandor, y alegría le eí-
tauahaziendo tan peregrino fauor. B olm ó fealaN o ui-
cia,y hablaronfc las dos con los o j os>por que el ruido de
Libr¿~$.Capital.í 4J 161
lavoz,nodiuorcía{Te aqnelladicha, y entrambas eftu-
uieron mucho-raro arguardando ver en que paraua. -Al
cabo del defapareció ei hermofo Niño, y boluiendo los
ojosla Venerable M.vió ala Religiofa,y Nouicia que le
eftauan aguardando,y tenia fu roftro tan encendido, que
pareciabañarla purpueras llamas,que de las que aliméra
ua en íu pecho falian a lo exterior del Temblante. Pregun
toles lo que querían,y hizieronharto en poderlo- dezir,
ocupadas dcvnaroifira admiración. La lieruade D ios
les concediólas licencias que pedían, llena de vn virgi-,
ral empacho. Y íaliólaNouiciatanfatisfecha de lo que
auia vifto, que en todo aquel dia c o m io q u e haría quien
en el pecho , y coftado de Chrifto tan de efpacio featiia
alimenradoíQredó tan corrida de que la huuieííen vifto,
que no fe atrcuió a f^lirde la pieza en mucho tiempo,
temiendo, que las hermanas huuieíTendirhoa las demas
lo que auia paííado. Fue prudente el juizio, pues en mu y
bieuelofabia toda la Comunidad, que aunque nada le
hazia dudofo en fus méritos, íiempre caufaua nouedad
en cftos fucefTos lo peregrino.
Para que fe vea en o t r o j o que guftaua Dios ,d eque le
recibieíTcííicramcntadoenfiipecho,diré lo que le fuce-
dióvn luches Sanco, eftando para comulgar. Iu mófe la
Comunidad para efta acción en la Miíía c ue fe celebra
aquel dia,y llegando el tiempo de IlgaralConvjJgacorio
la Venerable Madre, le vino vn eícrupulo con tal vehe­
mencia,que Cn hazer reparo, en que 1o tendrían las Reli-
gioías,fe boluió a íu lugar, mandando, que comulgaíTeu
las demás Religíofasjin arreuerfe a hazcrlo ella. Siendo
tanta la pureza de fu alma i ya fe ve.quan de poca impor­
tancia feria el efcrupulo;mas era tan grade el temor tó q
para efta acción fe difponia,q la mas 1igera imperfección
lemotiuaua cftos cuidados i y afsi íc determinó a ñ o co -
pulgar hafta hablar a fu Cófeíío r,y dczirle íu cícrupuJo.
X t í i mu
La V .M . Ana de S. Agufi.
Eftando en efto 1c habló Chrifto Señor nueftro,y le dixo:
E h yn dit como cftentedcxdSlK'pzwte oyó efta voz , quan *
do entendiendo por ella fer güilo de fu Mageftad , q Uc
coimilgaíTe.Fue a hazerlo con tatúa Fé, y deuocion, q«c
íe mereció por ella recibir muchos fauores. Fácil fe hazc
de pcrfiudir/erian grandes quando el mifmo Chrifto co
modo tan raro le combidaua a ellosj y al paíTo q fu temor
filial fe decenia encogido,no atreuiendoíe a llegar a quei
Occeano de pureza con laaprehen/ionde vna leue man-
cha,1c perfuadia amorofo paraobftcnur los efcAos de
íu liberidad.Sentía Chrifto,que en el dia que Lnftnuyó el.
Sacamento del Altar para falud de nueftras almasja V e ­
nerable Madre no lo recibieíTe, como fi el pago defte be­
neficio contiftiera en el recibo de can fobejaixídon. Su
Mageftad led ió a en ten d erjco m o el demonio enemiga
de fubien >leauía auiuada aquelefcrup.ulo, pa/aque fe
priuaíte de la gracia de aquel Sacramento. Vías exccdicn
do fu intima bondad aquella malicia le perfuadioLe v e a ,
cieíTe.Hizolo con incomparaiiblc ganancia; mas quando
jio la tuuo en efta lid>quienera de Dios can amadaí
Efta tmfma, Semana Santa, continuando nueftro Señor
el fauorecei la «.tuuo vna particular viíion d e Chrifto Se­
ñor nueftro. Hazian en aquel Lugar vna procefsion muy
denota de la Soledad , 1a qual encraua en la Igleíía de
nueftra¿ Religiofas. Quando llegó a ella, fe-pulieron en
verjas del Coro para verlapaíTar,y la Venerable Madre
hizo lo mifmo; licuada mas de efpiritu, y deuocion que
narural c.irioíi Jad .Eftando defta luerre,vicraChrifto que
lleuauavna Cruz muy pefada en fus diuinos ouibrosjy
que iba tan tatigadu de fu tremendo p e fo , que con difi­
cultad grande* íe podia mouer,y llena de vnferuorcom -
pafsiuo^dcfeó ayudar fu Mageftad a licuar aquella Cruz.
Efta añila fue rá eficaz en el ardor de fu caridad, querae-
icció lo mifmo que íi la puíiera en execucion, y para dar-
Libró i ,CapituL 2 4.1 162
Je a e n t e n d e r l e auia admitido efte d e fe o , y aliuiadole
con él las penas íe le reprefentó vna Religiofa Carmeli­
ta Defcalca que leayudauaalleuarla Cruz , dándole a
efte tiempoa entender ,qbe era ella la que iha haziendo
el dichofo oficio de Q rin c o , y defde que pufo las manos
parafuftentarelpefadoleñofe moftraua Chrifto menos
oprimido del pefo.Que fin duda la compafsion,que tales
almas tienen de fus dolores, los templan en parte * afsi
como los auiua la dureza de coraron conque la ingra­
titud las confidera Riendo nueftra propia culpa la caufa
de aquella pena. Y a fevéquan trafpaííada quedaría fu
alnra de auervifto enaquellafigura a vn Señor a quien
tanto amaua;y viendo que afsi admitió vn vicio defeo pro
curaría en quanto alcanfaaa conformar con él la obra,
haziedo en aquella noche muchas penales para ¡mirarle,
y fentii eo li lo que miraua, repreíentado en fu cabera,

LIBRO

QVARTO
DE LA V I D A ; Y,
VIRTVDESDE LA V E N E R A B L E
M ADRE A N A DÉ SAN A G V STIN .
O
A V N Q V E en el difenrfo defta híftoria vá entrete -
xidas acciones de iasvirtudes raras del fujeto mi
lagrofo della.Iuzgo precifo tratar mas en pariicü
Ur de los grados heroicos en que las tutiOjparaquea vif-
X 2 ta
La V. M.ArJA dt S.Agttp.
ta d e los rcgalos,y mercedes,que haíla aquí fe ha dicho;
íe conozca el mérito que los preiuno, y defempeño con
que los correfpondió. Porque los t’auores, que fe publi­
can callando, los méritos quedan fofpechofos en la cre­
d i b i l i d a d aunq rrunifieftá la bondad inmenfade Dios,
que tan prodiga fe comunica a las almas, dexan menos
ahancado el crédito de fantidad en el las.No es lo mifmo
(aunque ordinariamente lo fuponc) fer el Señor efpc-
cialmcnte fauorccedor de vnfujeto; y q por elle titulo
folo merezca el atubutode Santo p a rta s finezas, har­
tos pmiilegios, hartos fau o res,y gracias fabemos que
hizo a los Angeles defde el primer inflante en que los
p rodujo. Pero no'fc dizenobias de virtud , couque le
correfpondielíen , y aun por elfo fue alimento de
Ju prefum-pcion, lo que era deuda en fu recoa-Kimienco,
La Venerable Madre Ana la formaua tan c(hecha a
las mercedes que de Dios recibía , quecorejadas con
las acciones d j fu virtuofa vidz* a cada beneficio^ mer­
ced correfiíonden a¿los heroicos de fuprodigioía vir-
tudjafsi fon efeótasdcllaslas luces de gloria que habita
enlaeternidad, y lafemejan^a que con muchos Santos
mereció.Pues como dijto Séneca: Jfna r/s efl Ytrtus s
ftosimmortalitA ti dm 4 mur><j?» pares ‘D ijs ejtcimur. Por e f
fo he juzgado comienienre Gratar en efte quarco libro
cnparticularde fus virtudes*'

CAPITVLO I.
Fe •viua de que érala Venerable

p N el edificio efpiritual, quien da. firmeza a fus par-


l í s . cs UFeiy por eíTo la llam óS. Pablo, fubftácia,yíim
daaieuip deia vida Cbriftiana, porq en fu indefectible
" Libro ¿..Capitulo Í 1 J6 3¡
^onocimicdto eftriuatodo el bien obrar de las demas vir
tudes. Nadie íc leuanta a Jo mas íupei ior d e lla s, fin qua
primero poffea efta en excelente grado.
N ocrecenlas ramas,no nacenhermofas las flores, no
fazonan en el árbol losfrutos, tila raíz que los alimenta,
no efta viua,y fecunda. Com o las demas virtudes nacen
como de raíz de la diuinaFé;íi efta no queda arraigada en
el alma, ni llegan al aumento de fu intenfion fusjramas, ni
a execucion las flores de fus defeos,ni a fazon el fruto de
fus obras. Para que vn o , y otro ruuieííen las virtudes
-de la Venerable Madfe Ana de San Aguftin, pufo Dios
enfualmatan v iu a lu z d e F e ,q u e creciendoenfuinten-
íion,defde que madrugó en e l l a c l y i o d e la razón, llego
al dia claro de Ja viííon beatifica, que oy felicifsimamen-
tegoza. Fue tan fingular en efta virtud, que todos lo s
dias exercitauamuchosattosdella en Jo interior dando
peifeéio aííenfoa las verdades m asobfcurasqfenospro
ponen, finque contracllas jamas en todo el d iicufodefu
vi da huiüeíle tenido,no folo tentación,fino aun el mas in­
culpable amago de duda; en lo exterior, haziendo he­
roicos a¿los que la proteftauan, D eíde pequñeita apren­
dió tanenbreue la Dotrina Chrifliana, que admirauaa
todos quantos por cofa extraordinaria le hazian pre­
guntas defta materia, conque en los mifterios de la Fe,
no folo eftaua noticiofa fubftancialmente en aquella
edad,fino en particularidades, que muchas perfonas de
canas ignorauan, fin duda porque Dios deíde lqego la
inftruia, que como ella dize, deíde fus tiernos años fue
Chrifto Señor nueftro el Maeftro que laenfeñana. Salió
tan aproaechadadefte Magiftcrio , que defpues pudo a-
prouechara otros en el figlo. Quando en fu cafa dau*.
limofna a los pobres les enleñauíLiintes las Oraciones, y
declaraua los Mifterios de^nueftra Fe, q de precifa necsí-
fiduddeuian creer. B a la Religión en muchos años que
X* **
L a V . M . A nade S. Agiift.
fueM aeftradcN ouiciasjy Prclada,el principal cuidado
fuyo era plantar en los corazones de fus hijas vn grande
rcfpcto a lascofasfagradas.Y quádo alguna iba tal vez a
comunicarle tentaciones contra la Fe ,hablaua en ellas
con tal profundidad,y efpiritu,que Usembiauaccnfola-
das,y libres de aquel crabajo.En vna ocaíion padecía vna
Religiofa vna vehemente tentación contra efta virtud i y
aunque eftaua muy lexos de incurrir en cola culpable , la
traia muy inquieta# llena de efcrupulos i y folo con ha,
aer propofito de ir a comunicar íu tentación con la Vene
sable Madre* fe le quitó, fin que otra vez la moleftafíe. ,
Era tan grande el zelo q cenia, de que la Religión C h rif-
tianacreaeíTe »y fe defterrafíen las heregias, que en mu­
chas ocaíiones le oyeron de¿ir,qmfiera hallaríe en fexo,
yeftad o d e poder predicar contra ellas, y alumbrar alas
naciones barbaras, y ciegas en fu infidelidad. Defte zelo-
nacieron las ardientes anlias, que en fu curaron cenia de.
padecer martirio. Siendo efte defeo interior verdugo,
que le martirizó todafu vida. Defte mifmo nació aquel
animo, con que venciendo dificultades , le confagro a
D io s dos Templos,y vnaErmira,a donde fe le dieíTe cul­
to. Y en el vltim o^ue fabricó en Valera,el principa 1mo­
rillo , que para empeñarfe en efto tuuo, fue el auer oído
dezir,que los hereges entrando en vn lugar deCarolicos
auian a b rafa do vn Tem plo, quiriendoiu Fe compenfar
el agrauio, q auia hecho cótra Dios lainfidelidad. Derra*
maua muchas lagrimas para obligar con ellas a Dios , a
quealumbraíTea tantas almas , como el demonio tenia
ciegas en diuerfas fetas, y faifas douinas.Hazia por efto
cfpecíal Oración todos los días, acompañandola con ar­
peras penitencias. En el Capitulo, y Refitorio exortaua
con grande feruor a las R eligiofas, a que como hijas de
laIglcíia,pidieíTen aDios por lu aumento,y conferuació.
A ia s Imágenesíagfacias crafmgularifsimoel rcfpeco>y
Libro 4. Capitulo 1¿ '164
fcuerencla,qde les rcniajy afsi, ellamifmacuidaua de fu
adorno,y afeo. Y quando era Sacriftana, tenia los Orna*
meneos,y demas cofas,que pertenecían al C u lto Diuino,
con tal limpieza, y decen cia, que todorefpiraua deuo­
cion* Y el tiempo que fue Prelada zeló tanto en las Sa-
criftanascondemaíia,y fi notaua algún defeuido, lo re­
prehendía con afpereza. Muchas vezes,porque las cofas
del Culto Diuino eftuuieíFen cumplidas, y nofaltaffena*
da,hallandofe la Cafa muy pobre,alcanjaua de Dios mi-
lagrofamente el dinero,que era menefter para haberlas.
Bn particular , en vna ocaíion que eftaua con defeos de
comprar vnTerno, y alargar de ropa blanca laSacriftía>y
no teniendo medios para executarlo, fe fue en compañi 1
deiaM adreM ariade Chriftoa ver laobra de la lglefia,
que fe labraría; mandóle a efta Relígiofa ,qu e poreftar
canfadaíe recogicífedebaxo de vn cobertorcillo , que
alli auia,Obedeciole puntual ,y fe quedó dormida¡y quá-
dodefpertó,fue a buícar a la Venerable Madre. Hallóla
de rodillas, y en el efcapulario gran cantidad de d o b lo ­
nes , con que pudo hazer el gafto, que defeaua, y otros
muchos para el mayor affeo de la Sacriftia,é Igleíia.Def-
tamifma Fénaciael refpeíto con que a los Sacerdotes
veneraua , que era tan grande, que dezia con mucha hu­
mildad , que fe reconocia indigna de poner ella los
labios donde eftampauan los pies. Eraefpecialifsimala
r euerencia a los ConfelTores, defpues que Chrifto ie ha­
bló vnavez en el ConfeíTonario;y queriendo confeffar
con él fus culpas^fu Mageftad íe fue,porque venia elCon
feííor,diziendole,ai queda miMiniftro,a quien tengo da-
dasmis vezes. Y afsi, fiempre que fe llegauaaConfeííar
iba con efta viuaFé,íin querer hablar antesde laConfef-
íion,nienella cofa que no fuefle concerniente a aquel
afro* Y e fto mifmo aconíejauaafusfubditas hizieífen,di­
ciendo, que era tentación del demonio , para íecar <1 ju-
X 4 §<*
La V. M - Ana de $. A 'g uft
g o de la deuocion, y ternura, con que fe difponé el alma;
para aquel Sacramento, él mezclar otras platicas ¿aun­
que fea con titulo de defahogar el. coraron con fus C o n -
fefTores.Alos P rtlados los miraua,y obedecía có cal Fe,,
como fi fuera el rmfmo Chriílojy con efto era muy promp
t a , y puntual eilcxecuia; fus mandatos, aímque tuertea
defabridos al natural- Bfi el Coro, por cílar en prefcficia
d e el Sanci,fsimoSacramemü,obraua en íu alma cales efet
tos la r c }co:rque viuametitelc conlideraiia., que fe le re
conocía en el ferablantei pues a vezes moftraua vn temor
reuerencial deaqiidlaMageftad infinira/pe a las denvt*
defpercáua el mifmo afecto.Otras, extraordinario go£o¿
y alegría efpLritual» y la velan,que quando. miraua al Sa­
grario le falian de los ojps , y rolho hermofos rayos de
refplandor, que d e la k i¿ d c la F e , conque a D io so íre -
ciaculco.y alabar^asíe defacauan,y defpcdian.. Zelaua.
mucho las ceremonias, y demás cofas conc.crnientes al-
Diuiuo C u lto , fiariendo que fe falcarte en-ia mas leuc'.-
N o p é r m i t í a q u e e n e l C o ro co n ligeras caufas, efta'j-
d o en Ovación, 1e fsntaííe alguru¡y q las inclinaciones q
hnzenquando fale^o entran en é l , fe hizieííen có graue-
dad,y muy profundas, Y paraexorcarlas a efto , de^ía*
que no folo hemos de ícuerenciar a Dios en lo interior
d el a 1mi , medí a nr e 1as V i r cud ¿ s T h e :>1og a1e s,y d c 7\ ¿1i -
gion,íiuo también con el cuerpo, pue.sefteefta obligado
a reverenciarle conexrerio!esproceItacioncs¡poL el be*
petíciodeía producción, y coníeroacion. Para que efta
díHi ína rii:uelTe mas eficacia, fe la ponia.enpia&icajien-
do ella la p e eftaua con mas reuere Kra enel Coro. la*
pus aun^ie cftuielfe enferma , ó achaeofa-fe feuauaera
la O- acion.Sizmpre lateni a de g ü i l a s , eftando i uviob ti
jen ella* Y para que fe vea,q uiriígrana.era. para Dios efta
aduertc .C’.a, facedlo vn cafo parricular, que lo califica.
¿iUuaia Y i W í iW.^Madr^^n y# jQíaíi9ivQ:jferma,y muy
Libro 4. Capitulo 1. . 1 65
Jroftrada en lasfueicas , y comonunca por efta caufa fal-
«rna a los a&os de Comunidad,acu Jia al C o ro có las de -
mas a rezar el Oficio Diuino. Era entonces Tubdira^y
atendiendo laPrelada a la fuma flaqueza , y ncccfsidad
^ue tenia,y que aunque era tanto elferuor d e fu efpiritu*'
íe auia de fatigar mnrho. Le mandó, que eftuuiefíe íent?. -
da quando rezafTe. Ella obedeció defpues de aucrhecho
vna humilde fuplica,para no admitir efte aliuio/y llega n -
a-dezir la Oracionde V i f p e r a s l a Religiofa que hazia
el Oficio de Hebdomadaria, fe le apareció a ía V enera­
ble Madre Ana vn Angel m uyhcrm ofo, y refpIaEde-
ciente, que afsiendola de las tnanos, la leuantó, y pu -
fo en pie.,mandandola.,q cít'auieffe inclinada profundamá1
te todo el tiempo que duró el dezir la O ración , y amen *
a ca b a d o ,la roí 110 a aiTentar, quedando íu alma con mu­
cho confuelo , y fu entendimiento con nueua peiíua-
íion,deq uan grato le es a Dios el exterior c u lto , y re-
uerencia, conque en eílasacciones le veneramos; E n ­
ea rgaua.connutable cuidado ¿.las Religiofas efeufaflen
efctjp ir,o hazer otras naturales indecencias defle g e -
ncro eneí Coro 3 perfuadiendo a que muchas vezes Jas
impera la áprcrhe-nfion.y no la ncceísidad,y que el demo­
nio parad juertir.ó inquietara otras ocaiiona eftas a c­
ciones, dex]ue la Santa tenia muy cierto conocimiento, y
para poner algún remedio a cíhipafsion ,orJeiió por al*
gun tiempo, que faíidíena cícupir fuera del Coro. Aun -•
queetfoalaprudéciahumana parece demaílajupone en
el afma delUgran lierua de Diuscrccidiísima^y abundan
te llama de diuina Fe.
Eftale facilitóa la Venerable Madre el alcanzar con
D io s e n la Oración tanras>yran extraordinarias colas,
como harta aqui he referido, y adelante fe dirán, quardos
trate de íus mJagros* Cumpliéndole en ella la palabra
de Chrift o, q d;xo: que quieij cree :od;is las cou* le fon
La V .M .A n a de S.Agujt.
pofsibles.Ninguna le ppufoimpofsibilidad a fu firmeza^
q u e como era tan grande la que tenia con las perfonas
Dminas, y can alto el conocimiento de lo que cabe en la
dilatada esfera de la Omnipotencia, fin miedo,ni duda
proponiaafu Mageftad , todo loque juzgauacoHuenia,á
a fu gloria, ó a la vtilidad propia,ó de fus proximos. Y íi
para algo defto fuera necefíario pedir a Dios, que de vna
p arteaoira fe mudaran los montes, tenia alientos fu F&
para confeguirlo. Eftrañádo algimas pcrfonas,deque al-
canfafTe de Dios por m e d io de fu Oración cofas tari ar­
duas, y dificultofas , como con deuido efpanto alcanzó*
led ixero n ,q u eco m o fep o rtau a co n Dios para obligar­
le? A lo qual refpondió, que teniendo mucha Fé i y que
ella no fe canfaua con fu Mageftad en pedirle muchas ve *
zes vnamifmacola , porque defde la primera fuplica,
echaua toda la Fe,y con eflo negociaua preílo.
N o por efta caufa le hemos de defraudar el mérito de
perfeuerante, lino calificar el atribu to fingular de perfec
ta creyente. Porque fi nueftro Señor, por fus altos jui-
zios,fe reíiftió alguna vez a fus ruegos, dilatando la exc-
cuciou,nolefaltólapeifeueranciaen pedir. A n t e s ,c o ­
ro i en rales cafos es acción de la Fe el perfeuerar, lo ha-
íia ta n confiante,que pudiera pafTaraimportiyia, íi fuera
pretendiente en los Eftradosde Mageftades criadas. Y
la vez que no condefcendia la Diuina con fu ruego,le da­
lia la razón, no para acallar la q u e x a , que no cabe en tan
amante conformidad,íino para moflrar la eílimacioo que
tenia de lainrercefsionde tan amada Efpofa.
Quando leia lib ros, que con razones fútiles, y do<5tas
congruencias probauan,ó perfuadian las cofas de nueftra
Féjnoguftauadcllos, diziendo,que tan Diuinos Mifte-
rios,y retirados arcanos,no han de creerfe por ilaciones
del difcurío,ni a beneficio de la razón , que eftáexpuefta
alcngaáo.dcviufophiftena, íino por influao de la Fe, y
por
L ilr c 4. Capitulo 1. 1 66
por la autoridad de todo vn Dios infalible, que lo tefti-
fíca. Aprendió efta doctrina en las efcuelasdel c i c l o , a
donde fe enfeña tan indubitable Theologja,que por par
titipacion de la cienciade Diosconocia con fuma cene*
jafus verdades, Vn dicho tan profundo, como difereto,
repetiaen muchas ocafíones; y era efte, que no fe podia
perfuadir,q li vna almaamauaa Dios verdaderamente,
tuuieffe tentationes contra la Fe. N o dudo, que eftas fon
compatibles con el amor de Dios i y que muchas almas
que eftan engracia,y amiftad fuya las han padecido, para,
quequanto esniaspenofa efta lid, la Vitoria fea mas glo-
riofajú la Venerable Madre dudaua en efta verdad. Q ue
claro efta, que puede nueftro Señor permitir a vn jufto
efte exercicio , como en otras materias j y que el d e -
monio en todas procura raoleftarnos. Con menos rigor
fe ha de entender efte dicho. C o n el amor de Dios fon:
CDmpaublesienracioncsenlaFéi perol! efte es v e r d a ­
dero,)' fino j nidiuierten al alma >ni la entibian i pues fon
vnas veleidades, que aun no llegan a imprimir en el en*
rendimiento la mas leue efpecic de duda; ames le ponen
ocaíion,deque imperadalaFé de efte mifuio amorpror.-
rüpaenmasintéfos a&os, y repita en iuinttíioníu exe r-
cicio,íiendo vna amipariftiíisdiuino, que a viftadel con­
trario fe aferuorice en fu intenlion ayudada de la cari­
dad. Aueriguandoehrgeniodeftas dos virtudes, fe co ­
nocerá la profundidad del dicho de la Venerable Ma­
dre.Mira la caridad a DioSjComo ^bódad fuma* y infinita
por (\ mifma digna de todo amor,pues embebe en vn íim-
plicifsimocócepto todos losatnbuiosjtodasjasperfec-
ciones,rodoslo$predicados,q puedan a la voluntad ena
morar có fu amabilidad. La Fe atier.de aDios como aver
dad primera indefectible en fu fer,enfu hablar, en iu pro
poner,en fus obras, en fus prometías, que ni en fi admite
error, ni en el hombre puede caber engaño por v e ra z, y
por
La V .M . Ana de S. Agujb.
por fiimimcntc bueno.Todo efto que la Fe mira,la Cari­
dad con perfedo amor lo ama, Aqui enera la fuerza de el
dicho de eft i alrcu tá aprouecíuda en v n a , y ocra virtud.
N o sé,como quien ama a Dios verdaderamente, puede
tener tentaciones contra la Fe,di xo bien,íi ama a vn Dios
que es íumamentc bueno, que esfumamente veraz,que
es verdad primera indefectible en fus palabras, como ha
de coiíentir, quefu entendimiento mormure deferedi,
tos d jeíTimifma verdad? Que effa es la tentación contra*
Ja Fü,como ha dedaroidos a vna injimofa vo z, que dize:
Efl’e Dios,aquien amas,y es la verdad mifma , por fu Ier,
es áucor de vna mentira? Padre d effa falfe dad, a que con
pretexto de Religión, engañofamenteperfuade? Com o
en el pecho de quien amaha de íonar el eco infame defta
Voz,q a fu amable objeto defacredita? Auneneftilos de
amor Platónico no caben los términos defta correfpon-
dencia, quinto menos en frafes de amor fobrenatural, y
diuino,que por fu nobleza los deftierra.Bien dize efta al -
m a fa n ta , que tanto fupo defta ciencia. N o sé , como
quien arna a Dios', puede ttner tentaciones contraía Fe.
■No fufre el amor defcredítoscotía quien ama.Cierra los
■oidosa las injurias que lcobfcurece. Sale con fineza a
«deívanecer la calumnia, que le infama* Es»la tentación
contra laFe,defcredito,y injuriajcalumnias contra la ver
dad primera 3quitándole efte atributo; y afsi efte amor
que arde en la voluntad ..pegafuego al entedimiento, pa
ra que comominíftrode fu zelo abrafc a íus llamas lo
que a tanta verdad fe opone.
Por lo intenfo de efte amor podíamos difcurrirlohe­
roico de la Fe de la Venerable Madre, fies cierta efta re-
^ laíuya; pues fue tangrnde,y fuperior ,com o fe vera*
cuando trate de fu Caridad, Entonces le puede formar
cUvno.,y otroel juizio. Aora folo hablare para darfiu a
pftc capitulo de dos efeo o s hijos legítimos de fu Fe. E l
vno*
Libro 4. Capitulo 1. 1 6?
yn o,éscl temor filial de Dios,dexando a parte el feruil,
que quien le (¡rué por motiuos tan n obles, y generofos,
obra muy poco el temor de la pena. El otro es, el puriíí
car al Éntendimiento de otros errores, que paracaminar
a lo que príLÍticaméí e eníeña eíla diriiria luz impiden. Fue
tan acento en fu alma eftefanto temor,que lam asleueim
perfección ¿con que podia di fguftar a fu diuino dueño, te
mía mas que lamuerre, Muchas vezes fe Vio en Jos termi -
nos della,y no le turbó fu coraron,ni defmayó fu vizarro
animoj pero aprehender, que en alguna cofa auia dado
a D io sp e fa r, le turbaua de manera, que pafíauan las de -
moflraciones a exrrcmos> fíendo en efto folo prudentes*'
por no pedir modo ela m o r>de quien dichofamcnte na­
cían. El vei fe fatigada de losdemonios, ¿i era tormen­
to p a r a d cuerpo, por fer blanco d_ fus iras, no z o z o -
braua al alma ; pero verfe con vn achaque venial en
e lla , ó con ríefgos de cometerle , aduertida“ ¡ era cofa
mas horrible a fu coraron, que las moftruofas formas,
con que procuró atemorizarla el infierno, y los duros
golpes con que le roáriirÍ2Ó la crueldad de fus núniíiros*
Todos quantos bienes caducos ay en efta vida>ciexara,
y perdiera, antes qpe hazer contra Dios vn J~ue pecado,
con quele ocaíionaffe vn difgufto, Todos los tormentos
abrafOrra>antcsq vna ligera culpa.Có todos los refpetos
■yvoluntades humanas rompiera^or no apartarfe vn pu­
to de lo que lointiinaualadiuina; y afsi,aunque íu noble
coodicion lejnelinauaalagafajo , y a dar güito en quan^
topodia a las Religiofas,y a qualquiera que le iníinuaua
fugnílo.Siencondefcendercon^l podía rozarfe con el
de Dios . aunque fucile en cofa menuda , no le torciem
todo el mundo el difam en. Por efta caufa como en Jas
leyes , y mandatos de fus fuperiores hallaua exprcíTa
la voluntad de Dios , nunca permitía obrar en oposi­
ción de ellos j y paia ajuítark mas a los ápices de fu.
La V *A l, Ana de\S. Agufl.
cumplimiento,nunca quifo fe 1c dicffen explicaciones,
fino como fcncillamente fonauan. Y cnloique no tenia,
tan manifieftala voluntad diuina,procuraualaberla de fu
MagéftadjO de los Prclados,y Cont'efTores para ajuftárfc
mas a la conformidad con ellaj íi por di&amen,y parecer
propio fe gouemaua en alguna acción , todos eran temo-
reside fí en ella auia agradado a D io s, guftando mucho
íuMageftad deftos rczclos ,que ala verdad fonprouc-
chofosa lasalmas tanauentajadas en virtud; puesquan-
to ellos crecentienemenosfuerca la vanidad para com­
batirlas^ mas cerrada lapuerta del coraron para entrar
en ellas.
A efte proucchofo e fe & o , juntaua otro in excelente
F e ,q u e aunque es común en todos los que la poííccn*
informadapor el habito de gracia, y caridad, en ella tu­
llo mas cumplido colino»efte es la purificación del cora-
fon,no folo de los errores que a ella inmediatamente fe
opone^ que efto en todos los fíeles caufa el habito mas
limitado de efta fobej:aaa virtud,fino de todas las i mper-
fecciones,éimpurezasque vician el conocimiento prac­
tico del alma, efta fe haze impura,como dize Santo Tho
jrias^por auaííallarfe .mediante la voluntad,al amor de las
cofas caducas,y feníibles, que como por el fentido tomo
primero que de las intele&uales poíTefsion el alma, le ar-
raftran la inrlinació.Mas a efte vicio,é impureza acnfola»
y purifica ta p é pormouimicnto contrario, eleuando al
entendimicntoa la noticia de lo inuifible, y apartandole
d é lo material,y feníible, hafta llegar a conocer, aunque
por enigmas lo mas retirado de Dios. Efte cfv £to gezo
con eminencia la Venerable Madrejpnes el empleo de fu
encendimiento folo era contemplar lo inuiíible.Siempre
enía noticia, tenian Dios prefente,meditando enfusmif-
terios, anhelando a las cofas eternas, contem plando las
diuinasperteccions^fu amor, fu in m u ta b ilid a d , fu b o r­
dad, -
, Libro 4 .Capitulo i . *ic>8
Jad,fu poder,fu hermofura,la ahifsima prouidcncia con
que gouicrna fus criaturas, la infabilidad de fus promef-
ías,la eficacia de fus Sacramentos, la medicina que para
todos nueñros achaques nos de x 6 en ellos deportada, y
todas las demas colasque en los mifterios que en nueftra
L ey , y Religión íe profeíTan, con que eftaua el alma tan
mouida a la confideracion de tan diurnos, y fobrenatura-
les objeios,qTe oluidaua de los feníibles, ignorando los
nombres delascofas,y quádo le traiauande lasdelatiec
ra,nuichasvezesn© las entédia. Como eftaua en opinioa
dctantafantidad,la i baña tratar, y auerdiuerfasperfo^
ñas,y cadavnale comunicaua los negocios de fu cuida­
do, y en fiendo pretcníiones de algún puefto, ó d e cofas
temporales fe diuertia en la platica, leuantando la coníi-
deracion a lo interior,y afsi refpondia en algunas ocafio-
nes menos apropofito, por no auer entendido, ni aplica-
do el animo a materias tan eft rañas de fu trato , que todo
era efpirmial,y de cofas diurnas. En íoncardole deltas,-
era rara la abíídácia de razones qni tenia pelegrina lucfi
cada,exrraordinavio fu eftilo, y en las materias m:íhcas,
hablauacon tanta propiedad3como el Doctor iras verfa-
do en ellas. íin las de Fé,ti a u explicaciones, y íemejan-
fa5,quefacihtauan la inteligencia de las mayores cb f-
cuu'dades. Eiio admiraua a todos quantos Je merecían
hablar enmedic^de vna rerr.ocion , y abítraccion délas
otrascofas eaducas,y perecederas defta vid a, que Je in-
dignauade copa rías en lu memoria, y aun muchas vezes
fe dfuidó de fu propio nombre: pues depone con jura rilen
to la Madre Antonia de le íus muy hija Urya, que en algu­
nas ocaüones,que la Sanra eftaua el criuiendo cartas, He *
gando a firmarlas no/eacordaua de fu nombre, y i alia de
Ja celda a preguntarle como fe ilamaua ; y porque deííe
virtuolo oluido no fe le ¡iguieffe alabanza, o eftimaciou
propia^edia^ quci^o lodixeíTeanadíe, Tan panucad
L a V .M .A n a d e S. .Aguft.
fu entendimiento de las efpeciesque imperfeccio­
t e n ía

nan,© impiden al exercicio p e rfc fto d e la Fcitan lim­


pio eftaua fu animo, y coraron de todo lo que podia in­
clinarla al amor de las cofas temporales* mas que mucho
fi efta virtud diuina, informada con la gracia, y caridad,
que auia en fu alma con tan contrario mouimiento leuan-
tauafuconíideraciona las cofas eternas,}' mifteriosocul
tos de nueftra Religión, a los quales no folo lo ere ia con
F e , que es virtud Theologica,y habito , fino que los pe-
netraua por el donfobrenatural de entendimiento que
le corresponde ,paraque afsi gozaffc la, bien^uemiiranw
fobrenatural defta v i d a l a quien fe vincula la de la
otra.Se puede dezir della lo qne dixo Chrifto de los que
gozauan efta pureza de coraron, caufadudelaFé: Bcati
mundocordcaquúnt4¡>t ipfi T>eum \idebunt*

CAPITVLO II.

T i r m i f s i m a E j p e r a n f a qu e [a V e n e r a b le
M a d r e ttm a m

S propio de coracones magnánimos la efperanf a.La


qu eeltm iaen m edios,y pofsibilidad humana, para
que no toque en extremos de prefumpeion ,f e propor­
ciona con las regí ís de la prudencia, que en fu limitada
esfera le propone; y afsi la arduidad, a que fe arroja, no
íiempre fale firme en la eonfecuciorí, ó porque le t e t á ­
ronlas fuer^rs^ó porque otra mas fuperior caufa fe le o-
pufo-iVlas la Efperanca T h e o lo g ic a , comoeftriua en la
diuina Omnipotencia, y en los auxilios, que a f s i f t i d a de
íu bondad,y liberalidad reparte^aunque es tan arduo , y
lobera no el obje¿ío queefpcra; pues excede toda Jari-
t^jddc lo criado i no dexa temores vanos en el coraron
Libro q..Cafittil.il
míignanlrrtO'quiJla prjffee,ni Jíjftos que le ik(alienten,
anreslepreuicnemoriuos^qiicleanegMian certeza. Por
cílo dixo San Pablo, que la tenia ¿ poi que Dios espode -
r o í o para guardar el depofitode fus buenas ob ra s, haf-
taque llegue el diadepoííeer el bien eterno , a que d i­
litado afpiraua fu coraron. Efte mirar los Santos a la
omnipotencia de Dios coneftosdos refpeótcs; v n o ,d e
íer la fuente de donde fe derrama el caudal de lo s a u x i-
lio s io t r o d e fe r arca ,en quien , como en depoíito3fe
guardan fus buenas obras, les dilata el animo para em ­
prende: las arduas, diácul cofas, y aun impofsibles a la
potencia humana, Efta alrifsima virtud obrócontoda
cita eficacia en el coraron de la Venerable Madre Ana
de San Aguftin; que por lo que tenia de vizarro, y mag­
nánimo, lahalló con mas dVfpoftcionporeaufar tjjndiui-
nosefe&os. En el principal de fus aótos, que es efpcrac.
labienauenturan^afuturajnuncafue remida, fiempre ef-
tuuo en fnperior grado intenfá, Efta le daua alientos pa­
ra emprender rodas las acciones heroicas de virtud, que
a fu oonfccucion conducen, Efta le armó de valentía pa­
ra aprouecharfe de los medios mas proporcionados, pa­
ra hazer cierta fu dichofa elección. Efta en medio de Jas
conrigencias que fobrefal ranal coracon humano, le pre-
uino de feguridades.Eíla en medio de los dolores, y tra­
bajos , que padeció, le daua la abundancia fabrofa de
confuelos,con q u en o fo lo fe le hizieron tolerables, íi
no gnftofos; pues con la efperanf a de que el ri gor de las
penas!; hadeacabar,fucediendoaeüosel dich.ofopre-
mio ítala gloria, fe alegran los Santos en fu mayor acer-
uidad, como dixo San Fablo: SpfgatAcntes* Bita. en me­
dio de losatrozes tormentos, con que los demonios la
maltrataron en todo el difcurlo de íu vida le dio animo
para no rédirfe al defmayo.Eíta en la¿ fequedades, y d e ­
samparo interior conque nueftro Señor la exercko, mu-
Y has
La V. M .A n a dt S. Agitfb.
cha' vcics laconferuóen perpetua conformidad. Hila
le Jiúfuerzas a fu efpiritu , para que citando can flaco, y
rendido íu virginal cuerpo ol^raíTe camas acciones de
afpereza. Efta en tantas defeomodidades, como en el
tiem p o , que goucrnaua,fc ofrecían en lo temporal,le dio
confianzaj y con ella el deíahogo m llagrofo,conque
D ios la focon ia. Eíla 1c hizo vencer todas las arduas dU
fkulcades, queendiuer.fasmaterias, afsi interiores, co­
mo exteriores en toda fu vida fe ofrecieron. Era enfia
ta n fiim efu e fp eraifa ,q u e ningúnbaiben d é la fortuna
la entibiójnmgun medio vano le ocaíionáfaítos.. Y para,
encarecer el grado heroico , en que luuo efta fotarana
virtud lo explicaua convnhypotefi devn impotable,,
de quien fe colige fu rara perfección >pues dezia , que íi
toda eLia en cuerpo, y alma eftuuiera en el infierno con­
denada, y vnafola vña de fu mano eftuuiera libre de a-
quel eftado ^tuuiera* firme efperanp en D io s , de que 1c
auia de gozar. Irapofsiblees el cafo, ñus del fe infiere lo.
heroico defta vircud* afsi como de aquel aóto condicio­
nal de amor de Dios,que hizo Sin A g jftin,diziendo,que
ii Aguftino fuera. Dios., y Dios fuera Aguftiuo , dexara.
Aguftino deler D io s , porque Dios lo-fuera; í e arguye
quan crecida era la ílama, que leuintaua en el horno de
íu pecho, efte d-iuino incendio. Llegan a tan fu Mi me al cu­
ra las virtudes de algunos Santos, que no pueden expli-
carfe contérminos propios,y inuentando trafes nueuas,.
fe valen demifticos anatefesjpara explicarfe, y en la cor
rezade vna contrariedad defeubren la medula de vcna he-
roioa perfección. Con vna impofsibilidad,que fcfpbne la
V .V 1.nos informa del lubidifsimo grado de efperafaquc
g.ozaua fu alma dichofa.Si coda elia eftuuiera en el infier­
ne»-, y vna fo!a vñi de fu cuerpo quedara fuera-, alentara
cfpcjtancas pira efperar la fakiacion.O magnanimo cora-
£.o;iív)-íubIiinj conociruiento del p od er, y bondad diui-
naí
Libro 4. Capitulo 2 • 170
na!que ni el rigor del íuplicio te pudo entibiar, ni e! con-
/¡deraríe caí! en el termino de la defefperacion nrtiínu,
cerró la puerca ala efperanfa,quan grande feríala que
alentaua fu coraron, haUandofeafsiftida de tantos méri­
tos,y fauores,como cada dia expenmencaua?
Eíla fue tan grande , qüe no folo influyó en los a£tos
propioSjque eran conuenientes, y neceíTarios para í'ti nn,
fino que tambié ayudó a otras muchas almas combatidas
de defefperacion,paraque aplicándolos medíoslos có -
iigiiieffen.Seancreduos defta verdad muchos cafos que
a laSamafucedieron con algunas perfonas,^ engañadas,
óperfuadidas deldemonio^fevieró en términos de defef
perarfe,tomádoporfusmifraas manos en violetos preci
picios la muerte, y por aucrlashablado deíiftieró de tan
loco intéco.Ya vimos,q aíí fiedo feglar facó defte inifera
ble eftado, y de las manos de nueftro común enemigo al
alma de vn criado de fu cafa q c ó voluntario pa¿lo fe la
tenia entregada.Siendo ya Relígiofa libró a otro hóbre
deíle mifmo riefgoja otros que eftauan en él ,por no que -
rerfe cóntcífar en el vltinio trance de la muerte los redu-
xOjparaque deukíTen a fus diligencias ti entrar en la re­
gión de la vida, en particular a vn hombre de aquella rie-
rrade Villanueua.Elte fue prefo por vn delito de auer he
chovnoneda falíajprouofecon euidenciael auerlc come­
tid o ^ él mifmo lo confefsó en los rigores de vu cruel tor
menioque le dieron. Con queaplicandolc lapena' ordí-
nariajle condenare.naqueraar.Cumpliendo losMiniftros
conlasleyes.y eftiloCb! iftiano.le embiaron Religiofos.,
para q fe conteffaíTejy di fpuíi eíTc. Mas eftaua tan prote r-
uo en íu impaciencia^que le conduxo fudelito3que paf-
faua aobftinacionfudelpecho.Aunque masdiligícias fe
hizieronjaunque mas le pr edicaron; aunque maslepropu
fieron,obligandole,yacon blandura^aíTtrgurandole, que
aunqueperdia lavida tem poral,podiaacoftade vnbre-
Y 2 uc
La V .M .A n a de S.Agujt.
u ; convento alcanzar la eterna; ya con rigores de la d i­
uina pfticia.que Le proponían, diziendo,qiie feria g-ran-
d j f u d c í v e n ruí a . (*d e fdc 1 as 11anvas>d cltu pg o t emp y i a l,
en qnc auia dea:d¿r fu cuerpo .p&íTsraa a las eternas,fa al­
ma. Mida Fue bañante para reducirlo, q quádo lltga a e f .
tos términos viihonibif ,fu«c5i v f c c e r vn pe ña feo,
q rer.d.ríc a la ra¿6 fu voluntad. Vwndo el peligro^ del%
ventura de aquel iiúbre,fufpendió pn-r-a).gu ti&po el juca
el fuplicio.paraqeneoineildáJolea Dios el pueblo teje-
duxcíTc,Coino la S.nca era reñida en opi/iió de tal,le fue
ron a pedir tOruafle por fu quera aquel nuíerable reo. No
fue meiKefterhazerle-inftaiicias^quado.el pe 1¡grade fper*
tau-i deíc'O-s en coraron cá-piado.lo.Fijfofe la »tic.he aine$
del dia,enqle auiañ de ajmfciciar en Qfacionsyipaiiaq \\c*
lialTe cópañia de otras almas f^ntas^l-imó a tres ReÜgio-
ías a quienes tenia en ~nas cócepto de virtuofas a vnO a-
torio,y rodis juntas fe cG^ini.eaó en tftarfe toda aquella
noche delanie de N,S,(mAeuanrarí’ede>fu:jircíe;iLiaihaí'-j
ra q lctSiíZÓcc.dicíTxr el darle a aquel hóbre gfxneió de íus
culpas,y'efpeian^a dé alcanzar perdóde|la§, y gozarle*
Hi*icírólo ai'si.y la V.M.cÓ tale? an(ias,y atentos, q de la
vehemencia dc|losfudauacopiofanaente.A la medta no.*
che íin rieron vn grande ruido cuja huerta. Las eres U eli­
gió fas,q con la V^vtfftaiiaiijatemíírjz.ad.is fediuirticró*
y conrisTandoíe ^l ruido,facandofuei ja s de Eaqyeia/e
afl'jmarórd p ^ a verquiéIppanfaua¿,y liantes
el eft rucado lespe 4 Íiong temor, la yjfta les int’undjb efp í
tOipues vieróvn liorribJiedTJonftruo^ la luz de las llamas
q d e li deípedia.cl qual an4aua por encima del-a cerca dq
la huerca ,y q pretendía entrar en el Conuero, I?auorofr.s
del h o ; ro r /v>nie r□ a ¡a t a j o re c e r fe*d e ia V«M. mas ella íin
akc! arfe cola algunajas CoíTegOjdiziendgano rcn¿á inier
do Jiijasm:as,qaeefíees el de¡uouio, qus?viádo laguer-
ia 3^ucleli¿¿ca coiiíuOiaciou., p l ocura apañarlas della
con
Libra 4 . Capitulo '¿T 17 1
c o n cfTaseft rata gemas, ya que por otros medios rso pue­
de defender el que Taquemos de fus vñas el alma de el
hombre,quc ya la mirapropia.Coneílo fe aferuorizaroa
mas;y la Santa con nueuas inítanc iis continuo fu oracion.
E l efe&o della fue, que por la mañana le comunicó Dios
a aquel reo impenitente tan eficaz, d o lor, y concricion
de fus culpas, que quando le entraron a v e r , le hallaron
bañado en lagrimas, pidiendo le traxeíTen Contelíor , a
qurendezirlas,y defpues verdugo,encuyas manos fatif-
facielTeporellasa Dios;y fi tuuiera muchas vid a s, como
Vna,las ofreciera al cuchillo, para obligar a fu Mageítad
^conefte reconocimiento. Era tanta fu contrición ,tan ar­
diente fu defeo de morir ,q enternecía a quantos Ie mira
uan,extrañando tan fubita mudaba, Pues el que la noche
anres hazia emulación al bronce en la rebelde dureza de
fu pecho,ya fe manifeftaua de cera,que ardia holocauflo
de penitencia en el ara de fu conocimiento a beneficio de
la lu z, que la V.M.Ie alcanzó por medio de fu Oración,
Cofeffoífe muy deefp icio,y ot'recioel cuello al dogal,
y el cuerpo a las llamas con rara contormidad , yguíto,
quedando el pueblo edificado con el humilde per de n tj
pedia, ya la V.M.gozofa con la efperan^a de fu faluació.
N o paró en ello folo el beneficio, también le hizo dezir
Millas, aplicó fufragios, ofreció fus méritos, y fabiendo
de N.S.feauiafaluado,tuuo efte nueuo triunfo fu^efpe-
jranfajy el demonio,menos vna defcfperacion.
Particulartue también el cafo,qiic le face Jió a vnCa-
notiigo de Cuenca,llamado Valenf ticla, A dte le dio la
enfermedad d é la n u erte j mas el éefeo que tenia de v i-
UÍrJenego laperluafional conocimienro^paraq no lo tu-
uieifede lu peligro,ni el defengañ j delcjsmedicos,ni los
latidos difcordes del pulfo,niel desíparo de las fuerzas,
ni lo repetido,y grau? délos accidctes,ni el cüíejo délos
amigos obraron algo en fudeíengaño * que a quien ama
Y3 niu
La V. M - Ana de S .Agufi
ronchóla vida,entratarde el de lamiicrtc. Inftauale que
fe confcíTaíTcimas él creyendo mas a fu defeo, fe j-efiftia*
auenturando en efto lamejor vida. Es intolerable error
el que los hombres del (i gl o cienen¡ pues imaginan, que
fe aprefuran l o s paíTos dé la muerte en tales lances, por
aligerar el peío de la conciencia. En vez de mirdr por ef­
ta f y difponer fus cofas, embió a la Venerable Madre, a
que pidieífe a nueftro Señor le dieífe falud, ofreciendole
dar alguna limofna al Conuento. Ella le refpondiópor
dos vezes,que ya no auia que cuidar de la vida,ímo de la
{aluacion ,que afsi lo dio a entender fu Mageltad lo irre-^,
fra^rablede fu decreto ;'y que dependía.el faluarfe, de
que en efta ocaíionmurieffc;y que afsi fe confcííaífc. No
fe puede dezir ijlas; aun oyendo efta fentécia de can creí­
ble oráculo, no fe queria confeíTarjCon no pcqt:eño ieu-
timienro de los que conocían fu peligró, fi en algunos no-
paísóacfcandalo. ViMltí'o la VenerableMadrexíle en-
gañojpldió a nueftro Señor con inflam e fuplicas aquella
noche le facaífe del. Y aqni eftuuo lorarO defte fuedfo,
‘porque mil agroíamente fue llenada, la1poiento adonde
eítauael enfermo. Turbofe con tan inopinada aparición
de vna Menja,hafta que conocía quien era, y co ju o el d e-
feoera folo de viuir, lepáreció que le veniaadar falud
corp^yaljy con las palabras que le permitió la admira­
ción, y el confuelo que con tanto mal fe compadecía , le
pidió que feiadieíTc, Mas ella ledefengaúó,diziendoj
que no venia a curarle el cuerpo,lino el alma,no la enfer­
medad , ííno el entendimiento, porque aquella no tenia
remedio ; y que afsi fe confeílaífe luego, y como buen
Chriftiano recibieífe los Sacramentos, y diípuíicffe lo
demas que para mayor feguridad fuya conuenja. Inftru-
yole al entendimiento de luz,a la memoria de oluidadas
culpa?,ala voluntad de feruoiofos afe&ospara cónfef-
farlas, A pcnasyinoel dia,qu aad ocon notables íenri-
núen-
Lilro 4. Cafttulo*xl 172
'jnientosde fu pallado engaño, pedia le traxeffenConfef-
foi\ Y porque no dudafíen en la caufa de fu mudanza de
fu animo coijfeífaua a v o z e s , que la Venerable Madre
Ana de San Aguftin fe le auiaaparecido aquella noche; y
q u e a e lla d e u ia la lu z , que bañaua fu entendimiento, y
las lagrimas en que fe anegan fus oios.ConfefTofc^y reci­
bió los Sacramentos con cal deuocion, que aíTeguró en
■ella la piedad feguridades de fu mayor dicha. Apenas hi
í o efta diligencia , quando murió,deuiendo el cielo v a
morador mas a la V e n t a b le Madre, que con fu Fe, y E í-
peran^aauiuó vna,y otra virtu d , para que alcan^afle fu
bienauenturan^a.
Mas propiamente curó vna defefperacion mortal de
\ otro hombre de aquella tiena. Eftemotiuadode fu liceix
ciofa vida, a lo que fe coligejy perfuadido del demonio,
llegó a ral extremo de mal,que le parecía ,que ya no auia.
para el misericordia, ni que D io sle auia'de perdonar fus
pteados. Error auelin duda ofende tnucho a fu M agef-
tad.po r la duda qu^fupone del atributo de mifciicoi día
que tanjoeftima. Con eftosdifcurfos andauacnvnper~
perno defconfuclc,y para conducirle al vltimp fe le apa-
redia el demonio,perfuadiendole fe ahorcafe.Eíluuo can
cerca de obedecerle, que le cogieron por dos vezes con
los Cordeles. Con efto,ni fe confeííaua , ni tenia alientos
• para aprouecharfede los medios íaludablesctjue podían
aparcarle de aquel daño. Mas Dios* queíienteel d élos
hombres mas que ellos propios ,lein fpiró, que fuelíe a
dezir fu trabajo ala Venerable Madre, a lo qual le p e r-
fuadieron otras perfonas.En fin fe decerminójaimque con
grande violencia.Eftuuo con ella en el Locutorio , y con
pocas palabras conoció la Santa fus muchos peligros*
A tem orizada de fu zelo , yfcaridad, le dixo i ales cofas
p ara m o u erlea cfp era n p , que vino a reducirle con ef-
traño confuelo del paciente,falió mejorado de tan pe-
La. V. M . Ana de S. Aguft.
nofonia!,y mudado en otro hombre ¡ mas el demonio no
m\idó de intento , aunque dio treguas a fu mortal guerra
ñ o r alg-inosdias. En ellos difpuío Dios .que lograrte el

beneficio 411c le auia hecho a efte hombre fu Eípofa.


Porque fiendo aísi,que andana denoto, y difpouiendofe
para hazer vna buena Confcfsion, 1c pufo otro hombre
en vn em p en ten que t'akó a las obligaciones deChríha-
no , por cumplir con las del mundo, porque por pumos
del riñeron,y faliendo al defafio, quedo herido mortal-
menee.Y enel poco tiempo que le d u r o la v id a je c o m u -
nico Dios can eficaz conocirmenco,y auiuócantólaEfpe-
ranea, que la V .M .le auia percudido , que fe confefsó
con n!u:ho dolor, hüiedoaótos Feruorofosde la virtud
que antes tanto cirecia, que fe vio en términos de defef-
peracion. A cofta defta deí gracia quifo Dios,que lograf-
feeiicl tiempo que el demonio le daua treguas a aquella,
dicha a que la V .V f.lecond uxo, que ay del'gracias que a
los ojos humanos parecen lallimoías,y ion etc¿íos mife-
ricordiofifsímos de nufcftra predeftinacion.
N o fue a efte hombre folo a quien comunicó en efta
ma:cr¿a por fus ruegosel beneficio de la efperanca, que
otros muchos lo experimetaron, y aúnen aquella tierra
fe reconocieron deudores. Porque íiendo no’.ablcr-
menee i 11¿citada dedefprracion, tanto , que en pocos a-'
íios de vní&foJa familia feauian ahorcado ílere, y c¿da
dia de otras diuerfas fequitauan otros muchos ía vida
defefperados. M is Dios a tan lamentable daiío^reuino
cnla V e lerableM idre la medicina^ remedio, y porque
qaa i d ->ellamurielle not'aitaííe, la vinculóien fu intercef
fiondeídeel cielo. Porque eftando para morir, le llegó
a el.a vna Religiofa muy h ija fu ya , y le dixo, que pues le
iba ai cielo a g >zar elp;eiiift d * íu eíperanfa, alcaifafíc
de nueftro Señor,q.ic en aquel lagar,y tierra no fe deíef-
j>eralT;uai¿cXa Sa:ua ofrcció haberlo, en viendofe coa
Dios*
Libro 4 Capitul.3. 173
Dios.Y el efe&oacredito el cumplimiento de fu palabra
porque dcfpucsque ella murió, en mucho» años no fe fu -
po,que ninguna perfona murieíTe defefperada; fiedo afsi,
que antes cada día fe velandefgiacias deíle genero.

CAPITVLO III.

'Amor C ari da el que pa ra con D ios ardia en


el pecho de la V. J A .A n a .
p Vedo dezir del corado de la V. M.qy e era aquel A lta r
délos holocauftos , que eftaua en el Templo de Dios,
e n quic defdeque fe encerró en el vn fuego que bax ó del
cielo-jiio fe apagó fu llam ado rque cada dia iba en aumeti
to, por irle cebando con nueuos combuítiblcs para affe-
guraríuconfejruacion. Otro Altar viuo 3 y miílicofeme-
janre a oíle pufo, y colocó Dios en fu Cafa cu el coraron
deU V .M ..p u esd efd eq u ep ren d ió en élcn la edad mas
tierna elte dimnoa.y fabrofo fuego del amor3hafta que fe
defpidio el alma, íiempre fue enaumento. Fomentó Dios
fu llama con la leña de tanto beneficio , y fauores, como
en toda fu vida le hizo,y con el peí fe ¿ lo , y akifsimo c o ­
nocimiento qcie de fu infinita bondad tuuo,q es el íoplo,
quemas inmediatamente auiua efte incendio. Solo ella
que experi mentó fu dulcm a lo labra bien ex plicsui y af-
íipondré laspalaln&stnelmas,.quedize de ii,hablando
defía fera^hica virtud.
Deíde onzeaúos(paiabras fon de laV.M. Jpoco mas^ó
menos,que fe me aparee ió Clu ífto nueftro Señor en frgu-'
ra de vn Miño muy hennofo,como tégo dicho en otra re­
lación de mi vida ..hafta aora he fentido en mi alma vnos
Ímpetus grades de amor,los quales me viene muchas ve-
les^quádo níitsdifcuidadaettoy,y algunas có tá u fu e rja
qu €5
La V .M .A n ¿i de S. Agufl.
q u e hazceftremccer, dándome vn dolor, muy fuane, con
muchasaníias de D i o s q u e íi pudiera deshazerme toda
porél,defcanfara. "Pareceme, que como quando fe que­
mó Valladolid,de aquel fuego tari grande faltauan algu­
nas centellas, que queinauan algunas cafas , que eftauan
diftantes >afsi de eft<¿fuego inmérita de mi D io s , parece
que faltauan algunas vezes algunas centellas a lo mas in­
timo'de mi alma ,quefeLÍcnreabrafar con e lla s, con vn
dolor tan íuaue, que quiíicra, íi pudiera, abi atarme de el
todo. Otras vezes me crecen citas anidas ,qrando tengo
algunavilionfuyajdexando mi alma defpues que fe han
paífado cíto^s Ímpetus. Y otras muchas,teniendo Oración
e n e l amor inmenfo, conque Dios amaeníiá fus criatu­
ras,me vne tanto contigo con vn afeito de amor targran
d e , que entre D i o s , y mi alma no parece que ay medio
nipguno3eílando toda abforta en él. Y algunas vezes fe
leuanta, y fufpende tanto en efto3que las fuerzas natura­
les desflaquezenjde fuerte,que fino es morir no me falta-
ua otra cofa,íintÍendo en mi, como fi eíhmieraen lo v lti-
mo de Ja vida, y tengo por impoísible el noperdcrla„ íi
a efte punto el miimo Dios no me fortaleciera. Y no ay
cofa que mas me gafre el natural que efta,por los grandes
ímpetus de amor de Dios con q quedo.Ofrecefeme mu-
. chas vezes ala memoria3quando cíloy coneftos ímpetus
aquellas palabras do la E fp o fa : ^Amore lavgxeo* Eftoy
enferma de a m o r f ías del Pfalmifta: Quemadnodumde-
Jiderat cerurisad fon tes aquarum^ cj>V. Se me dio vna vez
aenrender lafignifícaciondellas^que de la mancraque
defea el cierno las fuentes de las aguas j afsi defea mi al­
ma a ti mi Dios;y me parece,que fienróen mi eftaaníioís
íe d d e m i D io s, y de verme con él., caufada defia faera,
que la íiétoenlom as iiuiin,odemialma,que quificra, Íí
él fuera fertúdo , fe acabara entonces mi vida, que es lo
que parece que me impide efta junta perfe&a, que defea
Libro 4 .Capitulo 3. 174
iriialma tener con Dios, Hafta aquí la Venerable Madre
hablando de los efe d o s de amor de Dios c¡ue latían en fu
pecho
VIZ
permitiera el afTuoiptode la hiftoria defmenujar
cadavnadelasclaufulas, queaquí dize , explicara en
ellas, quan en fubido grado tuuo todos los grados de el
amor. Sin duda fue tintcníifsimo el que en ella ardia,
pues era menefter muchas vezes fuperior manutenencia
de Dios, para que tanfuaue incendio nolequitaiTe la v i ­
da,que es lo vltimo a que puede llegar. Fue fu amor con
eminencia vnitiuo, extático,alienatiuo, adhcíiuo^y íera*
phicoivnitíuoj pues tan conforme , y vnida tenia fu v o ­
luntad con la de fu amado d u eñ o , que folodefeauafu
guflo i exrarico , pues prorrumpía en afaorofos cxtaliSj
como en la Oración con freqnencia los go¿aua j alienaría
uo , pues la facaua fuera-de (i, paiaque ya no viuieífe fii
alma en el cuerpo,a quien infoimaua^fino en Chrifto; ad-
hcíiuOjpuc&fciKia en fu coraron a Dios ¿ que defeanían-
d(^en el jinceífantemeire led iípertau aaíu tratojferafí-
co,puesfenna vninuiíible incendio., vna inmortal ccnre^
lla,vna inextinguible llamaba cuyos gultofos ardoicsJu -
cia en fu diuina pr efenc¡a,facrificaiuioíe falamandna a fu
éorrcfpondencia., íin que tanto monton de braías le con*
fumicfle, *
Si a cftos efeo os exteriores fejuntaua algun defpcr¿.
tadorexcnnleco^fcauiuauanmas los Ímpetus,y ardores;
y afsi en viendo alguna Irragen de Chnfto,fe aferuonca-
ua,y derretía fu coraron con la fuerza defte fuego. Quarc
do hablaua con algunas períocas efpuituales de bioíf
nueftro Señor,fe encendía raneo, que no cabiendo el co -
rajón en labreueesfera del p ech o , daua latidos , y g o l­
pes en él para que le abrieífen puerta, por donde euapo>-
raííe algo tanta llama,y la dexaua ran fatigada, y rendi­
da efta fuaue violencia ? que era tnenciier focorrer las
íuc t •*
La V\ M .A n a dc.S. Aguft.
fuerzas corporales, para que no pcligraíTe , y hntio oca-
ííon, en que fue necciT.mo luzet la beber aguí fría, para
que el calor que parricipaua el cu erp o , por redundancia
del efpiritu,fe tempIaíTc i y otras muchas v e z e s , íacarla
por la mifrra caufa de la. pieza,dóde cítaua, a otra parte,
donde corricfTeaire. Mas como era t áde otraeípecie,y
tan fuperior efte fuego, eran inútiles eítas diligencias,
haíta que el mas Diurno Cupido rechaííc las flechas a fu
alja-ja.
Defeaua que todas quantas perfonas la tratauan,apro
liechaííen mucho en eíle amor Sanco de Dius, Y afsi eíle
era el prirnet confejoqdaua,quando ha«>a alguna exor-
tacion,para aprouechar en poco tiempo mucho, y aficio-
narfe a los trabajos,y a defpegar del coraron el viciofo
afeito de las criaturas,A ette tan diuino exercicio exo r-
tauaen lasconuerfaciones,y platicas comunes, y particu
la r e s , que con fus Religioías tenia, que como cítaua cti
conocimiento de los tirulos, que de parte de tan amoro-
íbScfior concurren,y los inrcreíTcs,) dichas,que en cor*
íefponderle con efte amor fe imei eílan,quería, que vno,
y otro lolograffen las que tenia a fu fu cargo, Y quando
por alguna culpa,que reprehendía eR-CapicuIo,óHefico-
rio,daua penitencias. Lamasfrequente, y ordinaria era,
quehizieíTentres »oquAtro adtosde amor de D ios, que
con eíto,dezia,fe merece mucho, y fe pena nada; pues
enhazerlos antes fíeme el coracon gufto que Fatiga. Y en
fin cítaua tan lleno íu coraron defte generofo afecto, que
quan;os le tratauan , faliande fu conuerfacion tocados
deíte mi lino achaque de amor, que quien fe llega a vn
horno,donde cita ardiendo mucho Fuego, ó ha de íer ye-
lo,o ha de encendcrfe ¿y aunque fea nicuc, ha de derre-
tirfe.
Prueua defte mifmo amor,que a Dios tuuo efta dicho-
fa alma, fue la compafsion rara, y dolor que femia en la
roe-
' L itro q ..C s?p itillo . 175
ijiedítacion de laPafsionde ■Chriflo,qi:ccs cfefto i rife-
parabk del querer,el.íeiuir los doloresdel obj'¿£ta que
fe quiere, como los propios, que como de íu r.atiualeza
el amor transforma al amante por vnion afe&iua con la
cofa amada i al piííoqueeíte crece, fe aumenta la'com-
pafsipn.y peoa de.íu fatigíC» En cite efe fio tue exnaord;-
naria,y tara la Venerable Madre»pues quando con/idc-
taua lo s d o lo w s , y pena.s que padedóX'luitfo pgr los
hombres , y la crueldad :Co;i que le atormentaron fe
deshaziaenicntiíuicntcs arroroíct^fu tiernoco¡ra£Ó. En
verle retratado e.nalgunpaíTo d.olorofo: En eípecial,
quatkdo lleuaua la cruz a cuelVas ,1c anegaua en lagrimas;,
paujoulautiente; la ,SemanaSanta , qnajido fe c c k h ra a
Josmiítenos defta Paísionamorofa^eran mas abundan-
tcs.e i nteñios eflos afeíto-s* y por toda la Qtia refina los
fen.ia raros* Vn Domiugo de llamos pidió a Chrifto Se -
fia x nueftro,qi;elecóecdieífcpor merced,y fauur3quea-'
quella Semana Santa le acompañare en Ius doloics d©
1ü Pafsion^Noraereua cita amante , y feruorofa fuplica,*
que fu Mageftadfe negaífe al cumplimiento dclla i y afsi
todos los días de aquella Semana le le aparecía reprelca
tandoleen fus cuerpos Los paíTos,y miíterioi déla pafsió
qu een xad i vno dellos íe reprefentaua* El Eiicbes Sania
te lea >areció, iQOÍlraiiJoleelaaior con que auia in tim i­
do elSa^famcnro^dcULafjahumildad, conqueauiala^
Lado Jo s pies ajas p^i.c i cl/enúmietico a:cqz q; ljj
causo U t r a io ó de /Jdpues como le Ileufeuapre,.
fo,y maniatado a prefecto.!-. a los juezesq le Urjréciaró., yT
ta mañai a fi «mete a ja Ijpra miíma^q fe colige c¡ fue* lá cm
dameiC afoiado„(c¿efipaiecio lleno de llagai,) herida*
vci\iendo arroyos dclangre, y aÍM le iba leprclentardo
t o d o s 1o S d£ma s p aíío s d o lo ro Io i *q c 11 a q ue i1o s rres d 1a $
padeciópornueíh’oa^iior.Caufauálc efta’s viíionc^tá c:í-
irañacopafiiop, y fenísir,i-n¿o que el dolor le quiwr'a ía
La V mA l. A d e S. Agnft.
vida^íi Dios no la focome! a con mas íupenores fuerzas.
Con efto cfhuio tan abforca,y llenada deftosafcitos.,que
no podia penfar en otra cola, y eran tan extraordinarios,
que no le acreuia abaxar con las demas al Refitorio a co ­
mer, porque las lagrimasq vertía.Los íufpiros.qfinpo­
derlos encerrar en loslabiosdaua eran tantos „ que con
fu amargura amargaran la comida de las otras; y afsi fe
quedaua en el C o io en Oración, para pode* a folas mani-
feítar a fu asnantifsimo Efpofo con follozos en vez de pa­
labras las andas de fu dolor. Quando como Prelada ha-
zia los Oficios en eftos d ia s, en particular el Iuebes San-
to^ran tantas las lagrimas^ fentimiento,que Dios exci-
taua en fu coraron , que no podía cantar las Oraciones; y
en las que fe dizen defpues deelL au ato rio d e los pies,
le embargauala^voz tanto el dolor ,qtie fue meneíter^que
otra Rellgioía las cantatfe* no pudiendoella paflarade­
lante 3mouicndo a lasdemas con eítas inexcusables d e -
moftraciones al mifmo dolor, y co^npaíion. Obraua tan*
rosefeítos enfu narural,que lapoftrauaen las fuerzas; y
afsi tenia el roítro tan desfigurado, y rrifte^ que pa:eciá
masde cadauer,quede perfona* Qual eftaria el cora
f on,que principalmente llcuaua el golpe repetido de á-
to dolor? Sin duda el amor cufaua en.él,por lacompaf-
Hon,los milrnos e fe it o s , que en fu diuino dueño veia i e-
prefentados. Si en.efte tiempo le obligauan a que tomaf-
fe algun ratode fueño^para focorrcrcon cite precifoali-
nioel quebranto de lasfuerfassfe le aparecíaChrifto,y
la delpertaua.a cuya vida fe arrojaua luego de la tarima,
y poftrada entierra,continuaua la meditación de fupaf*
íion dolorofa. Afsi fucedió vna nóchedel luebesSanto,
que la Madre Antonia de Iefus por verla tan.íin fuerzas,
y r.end ida, le obligó a oue fe fue fíe del Coro, a donde la
mayor parte dell-i auiaeftadoenprefcnciadel Sar.tifsi-
mo Sacramento. Ella rendida a fas infancias.,}’ nccefsi-
dad,
Libro 4. Capitulo 3. 176
c fa d .fe fü ea la ccld a „ acompañándola efta Relígiofa, La
q-ialtemicndo,quc no fe querría acollar, ni dormir, íino
continuar fu Oración sla obligo a rccogtrfe , matándole
la lu¿,y cen ándole la puerta, y por licuar aquel confue *
lo de que fu fanta Madre,v encida d®íus ruegos , romaua
aquel aliuio,fepaíTeauaporelquíirto,paraque ni el la fa-
h d íc , ni nadie ladefpcrtaíTe. Q uando, ftjgunel riempo
que auia paitado,entendía que ya cítaua durmiendo,aplt
co el oido a la puerta de la celda, y la oyó dar tiernos fo -
llozos,ydeípedirardientesfuípiros. Entró cuidadofa,
temiendo que le huuieííc dado algún accidente , y ha-
líolapoftradaencl fuelo, haziendo exrrañas demoftra-
cioncs de dolor. Admirada del cafo, le preguntó la cau-
fa,y juntamente le dio quexas, de que no le huuicíTe d a ­
do gufto de defeanfar vn p oco ,a lo qual refpódió coii la
llaneza,qcó efta Relígiofa ptofeífaua, por fer fecreiaj ia.
íuya,q quando fe iba a dormir, oyó vnos fufpiros laftimo
fos> y boluiendo la viftaa la parre que los dauan , v ió a
Chrifto Señor nueftro muy afligido,y llagado^que la def
perro,diziendo, que como en noche ¿jue él auia padecí-
dido tanro,quena ella tomar el aliuio del fueño, aunque
tan precifo, que aquel folo era tiempo de padecer a imi­
tación fuya los quede veras le ¡imauan. Y mouidadefte
lafíimofo obje¿to, y reconocida a la aduertecia, fe Jeuá-
tó con defeos de imitarle, Aísi lo hi/.o,*>aíiar¡dotcdaa-
quellanacheenOracion, adonde Dios Jecomui icótan
tiernos fentimiemos de fus penas, que fon fnaspara ven¿
rados,que para eferi tos..
Otra noche de la Semana Santa, entrandoen fu celda,,
v ió a C h riftje n w m n c ó deJía defpeda^ad;* íYi cuerpo có
los acotes,y fucabe^acoronada có rigurofai) eípinas* A i
íi como le vio le clauaron a eila el alma las puntas, que
entraron por fus ojos, D ixole con el cíl»lo,y ternura,que
yo nqffabréylezir , que como c¿Uua alli dcaquella fuer­
La VtjM .Ana de S. A?nfl
te? Y fu Mageftad 1c rclpondio : tjA¡ra qv,tinte trdtan
hsbo ml>rcs\ x q «/ me >exf>v ¿Aejctenjar coa tiro. Qu.i en po -
dra ponderar lo que íincio aquel tierno coracon de oír
citas-palabras, y quamos defeos concibiriacnel de po­
de rcompeniar, con&iezas-taque nueftra ingratitud v j.
ira jó con cutpasíSin duda que aludía eíla que xa de Chrif
to,a que en tiempo que le reptefentaua,lo que le coftó el
libi amos dellasaiioíeabftienen los hombres de repeiir-
las;pnesquando en eílaconlideracion deueen aquel tic-
po el mudo viuir entregado al agradecimiento 3le valen
muchos de la capa de deuocion., para vfar mas del defa-
hogo.Etbuuo la Venerable Madreenamorofosextafis, y
fct uorofgs defeos la mayor parte de la noche, acreditan
d o en los íollozos, en losfufpiros, en los femúrnientos,
en las lagrimas, que caufauaen fu alma lacompafsion de
losd o lo i es de C h riílo jo fino,y grande de fu amor* Pues
0. titulo de íerloranto fe vio en empeño de fentir , comq
propiasjlaspenas defu amado. .

CAPI TV LO IV.

Caridad , y amor ardiente que tenia con


los próximas.
Jy^VcIao he dicho hafta aquide las acciones de cari­
dad que con todos la Venerable Madre hazia, y aun
que tn-ias lasdeíti vida es vn continuado exercicio ds
v ir tu d ; en efto fue mas frequente fu empleo, como dima­
nado del amor grande que a Dios cenias y als^fm repetir
nada de lo que hafta aqui deíla materia fe ha d ich o , diré
otras acciones heroicas de fu caridad. Teníala can gran­
de con todos, que quiíiera por el bien de cada vno de fus
jjroxiniosdaí.lafangiepcr librarle de qualquieradaño.
En
Libro ^Capitulo 4? 17 7
En efpccial íitocauaal biencfpiritual,y del alm a,queco
1110 fabiael precio i nfinito,co que cada vna de loih6b-:c.*s
fue redknida>les tenia grande amor3y cflimacion, Com o
a D ios amana tanto, teni?. cftc Cariño a fu imagen; y afsi
a quantos veia en algún rrobajo, procuraua aliuiarle con
la ob ra , fi eftaua. en fu mano, ó con el con íejo, y co;i-
íuelo,fi podía hablarle; y quando poreftos dos medios
fe hallauaimpofsibilitada ,vinculauafu defahogo en el
d é la Oración, a donde negociaua con Dios las conuc-
nienciasde todos. Y afsi era en ella muy continuo cite
cu id ad o , y mas quando fabia que alguna perfona eftaua
en pecado,lo qual le era el mayor tormento; y ÍI nueftro
Señor condefccndiendo con fus ruegos., le daua auxilios
para falir dél, era íingularifsimo el gozo. Afsi lomeftró
vn dia faliendo dcOracion. Iba tan a legre^ regozi jada,
que cansó nouedad a vnaR eligiofa, y mouida deKaJlc-
gó a preguntarle,que de que fe originauaaquella alegría
que manifcftaua en los labios, y en el roftro. Era efta Re-
ligiofa,que hizo eftapreguntajinuy intima hija de ki V e ­
nerable Madre ;y aísi no le recato endezirle la caufa, de
íu gozo ^tonque le dixo: Eftoy contenciísima, porque
cierto hombre que eftaua en mal cftado rr.uc.ho au ir., y
y o le he encomendado a nueftro Señor para que le facaf-
fc dél.Le he vifto en el Conuento de la Fuen Sarta hazer
vna Confefsion muy dolorofa,y con animo toral de apar
tarfe de vna peligrofa correfpondencia.Y es t a n t o el d o ,
Ior,qfu Mageflad le ha puefto en el coraron q para que l i
gente no vieíTe las lagrimas,fe pufo vn héco en los ojos.
Eftaes la caufa de mi alegría, y todos la d e u e n tener de
que Dios tenga vn migo roas, y eldemonio vn ahram e-
nosjy afsi,hija iría,ayúdeme a celebrar efta buena dicha
de nueftro proxim o, porque las enrrañas e n c e n d i d a s d e
fu caridadjasconuenicnciasde ellos leerán tan güito-
fas, como las proprias , y laspcr.as, y cuidados, no ^
Z ií
La V .M . Anade S.Aguft.
fi ñus fcnfibics’*quando veia alguna perfona con traba,
jos pedia a D io s íe losquitaffe.y fe losdiefíe aella.Yaim
que no licinp re 11 cócedia fu Mageftad efta p etició,algy.
n i ve¿ furtió cFclIi. Eivparticular eftando la .Madre Ma_
r i a n a de la Concepción en el peligro vltimo d é l a vida.,
Eíta.pideciagrandescong.ojas,y agonías,y exraordina.
ríos temblores,con que las Religioías eftauan compade­
c ía is ,y la V.M.nns.FuefTe a la O ración, y en ella pidió a.
N.S*qtie le dieíTe las penas, y agonías q aquella Religio ...
fa eftaua paflando;y q tauieffe quieta,y íuaue muerue ¡ y q
afsimifmo la lib rafCe de las penas del Purgaíorio;y que le
embufifeacllaenelta vida lis que cortefpondiana. Iasq
aquel aluuauiade padecer en laorra. Oolíga mucho a
D a s vna Oración hech i con tan ardiente caridad; y afsi
concedió entrambas cofas, que la V.M.hr pidió* con que
deíde aquel inflante ceííaron las anfia5,y agonías, tem­
blores , y paraíifmns, que aquella Rehgio-fa p adecía, y
con vnaq aietud grande, como íl la muerte fuera vn fua-
ue fueño marión volando fu alma al cielo. Y luego le env-
bió Dios a efta fu feruorofa fie rúa tantos dolores , tan.
crueles fatigas , tan eflraordinarios tormentas interio­
res, y exteriores, que nunca fe vio tan apretada en los,
machasque padeció en fu v id a , pues todos los eje lien­
tos , y humores de fu cuerpo en rodos los miemLuos íe
reu"laron contraía VenerableM adre, paraque ruuief-
feque padecer en todos; y ello, en m.*diod¿ vna feque-
d a d , y dcfaniparo interior, que no era lo que menos le
atoím ;m.aua. Por efpacio de ocho días duró efta co:if-
piracion de dolores,q:!e ella licuó con mucho güilo,
porque el almadeíufubdita felibraffe de las penas de:
el P u ig ito rio ,y fu cuerpo de las anfias,y tacigis que pa­
decía en l.-i entennedad, Raraaccioi porciertoí hija de
fu candad ardienre, co.i que efta Sama procurauaimitar
a la dc.dcChrifto,que tomó fobre íi h penas, y dolores,
que.
Libro ^..Capitulo 4. 178
rtue de jufticia auian de padecer los hombres por fus
culpas!
Con otra muger,llamada Luzia Martínez,miiy deuota
fuya,hizo otra acción extraordinaria de caridad. Hila pa
deciavnos achaques muy granes* y para curarla dellos,
ordenaron los Médicos vna purga. Masella tenianotablc
dificultad en tomarla, por auerle dicho no sé q perfona.,
que auia de morir de vna purga* lo qual le auia pueflo tan
to horror a ellas^omo fi reuclacion profetica le hutiiei a
auifado,qle amena^aua aquel peligro. Supol iV .M . efta
dificultad , y como íe compadecía de fu falra de falud,
fentia 110. aplicarte los medios para alcanzada. ;D i*ole*
que no crey eíTe aquella imaginación., y queiíáffe en fu pa
la b ra , que todo fucederiabien^ para facilita ríe mas el
cafo, le pi d io , que tío tomaíTe jaraues de Ja botica y que
ella fe los embiariahechos defu mano.Hizolo afsi,y aíiié
dotomado los bailantes,y llegandofe el dia de Ja purga,
le recetaron vnas pildoras , q u e , ó por la materia de que
fe componían eran dificukofas de tomar, ó por la v e h e ­
mencia de fu imaginación no pudo reducirfe a ello. La
Venerable Madre le embio a dezir , que le embiaffe las
p ildoras,qu e ella las tomaría , y que el efc<íto dellas
auia de ceder en íu vtilid a d , obrando d é la mifma ma-
nera¿que íi las tomara.Remitiolc las pildoras. La Santa
las tomó, y la enferma fiando,en lo que le auia dicho 3hi-
20 todas las preuenciones, que pudiera hazer, filas hu-
uiera tom adoJue cofa rara,queal tiempo proporciona­
do,en que parece q podia obrar, empegó a haberlo de la
mefma manera,que li huui era recibido la purga ¿íínrien-
do en íi los accidentes, que en tales cafos fe experimen-
tan.Con quealigeradade los humores que cuacuó,fe re­
conoció en fus achaques la mejoría; de fuerte,que parcie
ron entre las dos las acciones. La Venerable M .eícogio
p araíiel guílar la amargura del aziuar, y Luzia la vtili-
«7 1 cüd
La V .M .A n a d e S.Agufi.
d a d iie lü h H id .q iic dcfd clu ego em peróa expefimeu-
tar. 131eti J'aro es el cafo en las rircunllanaas ,quc tie­
nen macho demilagrofasl mas en que no lo fue fu cari-
.dad?
T amblen puede reducirfe a ella, otra acción heroica,
q n eh izo con vn pobre muy lleno de llagas, que llego a
3a portería. Efte eftaua plagado de fama, y de otras bo-
cas , por donde d eíp edu alquerofos humores, y tenia
i an p o ca rop x fobre l it c u-erp o, qu e co nno p c q ue ña 1afti -
rea-fe manifeftaua fu mal. Llegó la Venerable Madre
en ocáíion que eftaua en d torno efte p obre, represen­
tando íu trabajo con rtmc$-reto rica , como necefsidad,
PidieiidoVque ledi-eíTenvnacamifa. La Sama mandó a
la Tornera fe lá tr¿txcffe,la qual lo hizo cari ratiira,y a b e .
dicrtte;dá'iofd*a a lp o b r e , Ledi xoda Venerable Madre,
qué otra m iy furia, y llena de manchas de la p o d re , y
hu.nor , que defu cuerpo falta, íc la quitaíTe , y dieffe,
que fe la que-ria lauar, y remendar. Hizoloaísi el po­
bre,dando aquella afqucrofa alaxa por el torno. La lier-
tíaíde1_>io3 la to m ó ,y fe fue con ella. Mas la Tornera,
qae atendía a efta acción , para ver lo que obraua,la
fue f in ie n d o , y vio que fe entró en vna celda, y cerró
Ja puerta, dexóla eftar vn ra to , difcurriendo en buí’car
alquil medio para- ver 1o que hazia , fingió vn recado que
ir le a d a r , y con efte tituloentróen laceld a.,y la halló
a l a Santa hincada de rodillas, y que con notable hu­
mildad,y ternura eftaua imprimiendo los labios, e(lam­
pando 1¿ lengua, refregando la boca en la podre,y man -
chas afqtferolas de la camifa , y eftaua tan encendida
de c lfe r u o r , y caridacP, con que hazia efte a&o tan he^-
roíco, quedcfpediallamas por lasm exillasdeel roftro.
Ambas fe quedaron fufpenfas >la Venerable Madre-,
deconfufsion propia, porque las acciones de fu virud
folo queria que íuefícn notorias al cielo * la Tornera,
Libra ¿jf.Capitttl.£ 179!
¿ c admiración, viendo arto tan prodigiofo de caridad,
•y humildiísima mortificación. Por mas que quifo qui­
tarle de las manos la camifa , no lo pudo confcgtiir,
conque lahutio de d e x a r , continuando fu d e u o c o n ,y
•ellafu efpanto.
Eran las entrañas de efta verdaderamente caritativa
-fieruade Dios tan amorofascon los p obres, que no a y
iradreque tanto fe compadezca del trabajo de fa hijo,
como ella fe compadecía de las necefsidades que le íígni
ficauan;y afsi,enguanto alcan^auan fus fuerzas los ío co t
ria¡ tSto,q en al gunas ocaíiones fe defacomodaua a fi mif-
ma de las cofas mas precifas^por acomodarlos a ellos. Y
-afsi quádo veia algunamugerpobre qtnuicííe falta de cal
ca d o /e quitaua las fandálias, y fe las daua, boluiédofe a.
íu celda con los pies defcal^os, y el alma vertida de mu­
cho gozo,por auer logrado a corta de comodidad propia
aquella acció de caridad.Erto lo hizo muchasve zes,y era
tan repetidas las q fin reparar en qhizieíTe falta a íi. Daua
a ios neceísitados fo q podía, q fue ncceíTario irle en ello
a la mano los Prelados. Mas ella porajuftarfea la obe­
diencia^ no oluidar tan piadofo exercicio,pedia a perfo
ñas denotas fuyas,enfabiendo alguna neceísidad parti-
cularde algü pobre, que en fu nombre la focorricflen,en
particular a los enfermos. Y conertocófeguiados coías;
la vna,el exercicar la caridad¿la otra,el poner amor a los
feglares ricos,para que la exercitaííen también con los 4
fe velan poco fauorecidos de la fortuna. Si a e lla lep re-
fentauan alguna cofa de re c a lo , a titulo de ertar enfer-
m a, jamas lo quería com er, antes finfaltar al agradeci­
miento de el bienhechor, lo daua a las Ilcligiofas enrer-
masjeon las quales era notablemente liberal,y fe defvcla
ua en faber deque gurtauan comer para tracrfelo, aun­
que fueííe cofa muy exqmlita. V n a \ c z f e le anioja-
ronvnastruchas a vna enferma , y no íkudo muy tacil
La V .M . Ana de S. Aguft.
el hallarlas, embió a llaitur a vna perfona principal, de-
uotafuya,parapedirfelas. Eftrañó la petición cítcfujc-
t o , pfer tá encogida,d jamas pedia nada, y teniendo a
o r

lifonja,el que lehuuieíTe íignificado aquel güito, ofreció


hazerlo con cuidado¿mis con condicion, que la Venera­
ble Madre las comiefie. A lo qual reípondio, que para íi
c o n vn pedazo de pan tenia harto» y que fueran mal em­
pleadas enellaj auiendo vna Efpofa de C h rifto, que efta-
- uamasnecefbitada.Enfinfe traxeron la truchas; y liendo.
en cantidad bailante, para que la mayor parte de la C o ­
munidad participaíTe d e lla s ,la Santa 110 las quifo pro-
uar. Obrando en ello dos aílos de excelente virtud» vno,
de mortificación; y otro de caridad,que era lo que en t o ­
dos los fuyos pretendia;pues apenas hallo acción,ni paf-
£0 de fu vidajque no vaya afsiíhdo dcftafoberaija virtud,.

CAPITVLO V.

'¿Lltifsima Oración que Ia Venerable.


M adre tenia.
O mola Virtud déla Oración es el fin particular de el’
citado del Carrrelita DefcaI$:o, y enella apronech¿
tanto la Venerable Madre. Me ha parecido conuenienre
hablar aquí defta virtud, defpues de auer tratado délas
Theolo¿alcs,en que fue tanauentajada fu dichofa almaj
y pat a q u econ mas prouecho, y verdad pueda dar a en­
tender lo excelente de fu Oración, los gf ados d e lla , los
e le g io s , y m rcedes que de nueftro Señor recibió, pon -
dré en efte capitulo vna declaración , que p o r mandado
de Ius Prelados nos dexc> la Santa eferita dclm odo>y
J5Jo^feíTo? de fu Oración,dize pues afsi:
{¿ñire las mifericordias que efle Señor^ y Dios mío ha
íido
Libro^.Capitul, <? i So
/ido Peruido de hazerm cjvna fue darme padres muy
Chriftianos,y fieruos fuyos,que tutiicron cuidado de en -
feñarme a feruirle deíde mis primeros años. Deíde efte
tiempo, que feria de íeisa fieteaños tuuo por bien efte
Señor tanmiíericordiofo de alumbrarme, poniendo en
mi alma muy grandes defeos de ferüirle. Guftaua mucho
de recogerme a tener Oración en los lugares mas re tira -
dos,y fecretoSjdonde no fuelle vifla, que íiempre he te­
nido pena de que me vean,ó entiendan, que a$Fen mi al­
guna virtud,como a la verdad nu la la ay¡ y fi ay a lg o ,to ­
do es de Diosjy a efCa caufa me aprouechaua mas en par­
ticular de lasnoches^y gaftauaen efteexercicio gran par
te dellasjy muchas vezes fe mepaflfauatodaen Oración.
Sicdo efte Señor mi Maeftro qm eenfeñaua, vnas vezes
coíiderauaa Chrifto en fu Niñez, otras en algún paíTo de
la Pafsion jotras , faliendomea vn terrado, en las cafas
dódevm iá mis padres, me ponía a mirar al cíelo,y fentia
enmialmamuchasanfiasde D io s , y defeos de feruirle,
quedado áb forra, y como fuera de mi. En eftas cófidera-
cíones, q aunque fíempre he fido ruin., y correfpondido
tan mal a las m ercedes, que efte Señor tan mifericordio-
fo me ha h ech o ; con todo effo íiempre ha íido feruido de
darme eftosdefcos,y anfias. Los quales , como defpues
dire j me han ido creciendo hafta aora, con vna determi­
nación grande de no faltar en cofa de fuferuicioj y afsi
tiendo d t edad de diez,ó onze años.,me dediqué a el coa
vo to de caftidad. En efta Oración que tenia i vnas vezes,
me parecía., que me lleuauan mi efpiritu al entrar en ella,
quedando en vn recogimiento muy grande, y abforta en
la coníideracion d é lo que entonces fe me daua a enten­
der,que las mas vezes era de Iu SantifsimaNiñeZjy Paf-
íion,dcfde donde me fubian a la de fu Diuinidad , repi e-
fenrandofeme la mifciicordia tan grande , que Dios
vso con los hombres en hazerfe h o m b re,y morir por
7 A d io s ,
La V.M .. AnadeS. Atufe.
ello?, moftrando en efto el exefíTo ó c amor, que nos tu,
iu>,y tiene* Y efta confideracion de Chriftontt-eftro Se-
jíor hecho hombre la heccnidocafi íiempre,cnpariicu-
la rd cfu facracifsima Pafsiort ¿poniéndome nueílro Se-,
ñoren c,fte m ododc O ración, iinqtiemi coníidcraci-on.
tu Jicra i l i g a r l a s de la que efteSeñor me ponía,llenan-
dom epor efte camino, hnziendo muy gian fcntimicnta
de fu Pafsiorvy e# particular en IajQimefma, y Semana
S a n ta,qued ando comp fuera de m , y la fuerza del fentU

miento, p o r ver partirme el co raro n , y muchas vezes he


vifto a efte Scilpr coi* los ojos del alma,y del cuerpo,co­
mo quando andaba por el imtnd o, y me anda dizi endo px
labras, que Ultiman el alma,quexandofe vnasv.ezesde
la ingratitud de l.os>hombres}y de quan mal le agradecen
lo que por ellos padeciojotraí jíignificadome quan gano -
fo efta liempre de hazer mercedes a los hombres ,.y vfar.
de raifericordia con ello s, aunque fon tales, rfue.le cor-
refponden ran mal,Y efto de ver a nueftro Señor, hazien-
dome la merced dicha, mas de ordinario hxfidodeípues-
«Que foy Religiofa, aunque antes de ferio, dcídc.muy pe-*
quena edad.ene hizo eftamercedídn^que le vierajvnas ve-
2cs con la;Ci'uz a cneftasjy otras en otros paltas djolpro-^
ios deíu Pafsionipero no ran ordinariamente, como def-.
pues de Rcligiofai o:u:. fe me daualugai a q yocom£faf.
i’caconíiderar,y luego qMedauamialmacon laíufpemio,
d i c !i ai o t ra s t ra ba i.i ua >y a f a na ti a, fi n h a11a r q c o níi d e ra,r,
c o i vna fe quedad grande, dexandome Dios a fsi, para q ;
eciura de ver lo q tengo dc-rai cofecha,y depues de Reli
gioía Ue renido muchas vezes vnas fcquedadcs, y como-
defamp iros de mi Dios muy grartd es. Parcceme q dcfde.
el tiepode mi niñez fac efte Señor feruído.de.darmeOia-
cion de vijip;i,quedando mi a lm a , y fus-potencias todas
fn!pcnfas,íinpcnfarenotracofa,Y efta fufpeníion me fue
le, durar a:in defpus d é la Oración por mucho tiempo,
quan-_
Libro 4. Capitulo 5, 181
qyando ha fidoD iosfcniidoj de q fem chagacnella a l­
guna merced particular,caufando enmi alma muy gráde
pena el uatar de cofas de por acá.Y efta Oración de vnió-
haiido liípre niicftro Señor feruido de que vaya fiempre
en aumento.
Arrobamientos cuue muchas vezes a los principios,
antes,y defpues de Relígiofa,y fiempre he procurado J o
roas que he podido , encubrirlos , aunque algunas vezes-
entiempo^que no ha podido fer3de manera que no lo aya
V-ifto algunas Religiofas. Y en particular vna vex que f u e
•en prcfenciade la Comunidad, quando fe me represen­
taron las penas del infierno, y los gozos de la gloria. Ha
fído nueftra Señor feruido,qu«1' de años a efta parte no] os
hc.temdo en publico, por auerlo fuplicado aísia fu Ma-
geftad*que fiempre huyo de q fe echen de ver en mi citas-
cofas, y me dá mucha.pcna de que fe entiendan.
A los principios,y miétras tuue falud me dauan andas-
de hazer penii^ncias, y parece que. con cíío defeanfaua*
algún tanto.Siendo niña tomaua largas difeip lina sa n d a ­
lia de rodillas a raiz de la tierra por Jaftimarla^.Qn.iraua-
m e c lfu c ñ a , perdarme aJa-Oración ¿ no contentando-
me con Jos días, y paliando en efte exercicio en claró las
noc h e s .Y e f t o d e la O racio n me d u ra., a.unq ue c í1é e i.fe r -
ma. Los Ímpetus, y anfias^e Dios, que dclla frcauajine
han ido fiempre creciendo., aunque con efta difVrc-ucia;
que aora,noobílanteque fon mayores., y conizas auenta
jado amor de Dios,foncon vnapacifrcacionmny grande
y.reíig<;acion en fus manos muy grande para que haga en
mi en vida,y en muerte fu fantifsima voluntad..
Algunas vezes,en diferentes tiempos de roivrida 3en­
tre cftas mercedesq Dios me haze.he tenido muy giádes
íequedadc*s,tinieblas,y como defamparos de Dios,i epre
{encadóme a la clara mis pecados,y impcrfeccior.es, y lo-
mucho <|,deiiO a Dios,con ¿j me he ¿cumio muy apretada
La V *M .A na de.S. Agufy.
en lo ¡nrerior,po¡que a eflcpaíTo crecen er.milas aníías,'
v defeos de Dios. La primera vez que las tuue Fue en Ma
íagon , poco defpuesdc ProfcfTa i yorras vezes en efte
Conuenco de Villanueua,y en el de Valera; y vltimatué-
mencc,las he tenido pocos dias ha,que me dura ron poco
mas de vnaño,íinticndomeapretadat nofólo en lo inte­
rior , fino con mucha falca de falud ;ym e comentaron*
d e f d e que me atormentaron los demonios. Fueron eftas
fequedades terribles, las mayores que he tenido en mi
vida,aunque otras vezeslas he tenido bien grandes. A l ­
gunas vezes^por breue tiempo,quzrndo comulgaua, y en
algunas otras , que efte Señor mifericordiofo tenia por
bien de compadecerfe de mi miferia, con fola vna pala­
bra que me dezia en lo interior de mi alma:#5/>,«o ten¿ts
q#eaquie(loy yo contigoSzuúvl algunof regalos,y confue-
l o d e fu Mageftad, con las qualcs fe fortalecía mi alma, y
animaua a padecer eftos trabajos, y qnalefquier otros*
q u e fu Mageftad me embiara, con tal que no lo perdiera*
Y eftosconfuelos , y regalos., que tuue en efte tiempo,
quando los tenia,no me parece,que me llenauande rodo
punto,como otras vezes,quando eftando fin fequedades
me folia hazer Dios alguna merced,porque fentia en mi,
quem efaltauaalgo que purgar. Y con eftar defta mane­
r a , efta vltima vez no meheatreuido a pedirle a D ios,
me quitara eftos crabajos^quepadccia^ísiinterioresjco
m oextenores de enfermedades , íino qtiefe hizieracn
mi fu fantifsima voluntad. Y,acudiendo, como podiaal
Corodelante del SanrifsimoSacramento,y ala Ermira
de la gloriofa Santa Ana,diziendome las Religiofas.que
me lleuauan,compadecidasde verme qual eftaua, que Ic
pidiera me dicífe lalud a nuncaquife hazerlo, fino dexar-
me en las manos íantifsimas defte D ios,y Señor mió, pa­
ra que en todo hiziera en mi lu voluntad.
Quando eftuuo con eftas fe quedades, eftaua tan aprc-
ta-
Libro ^.Capitulo 18 2
tada,y abforta en mirar mis pecados, é imperfecciones,
que no hallaua aliuio en cofa alguna, ni podía acordarme
otra cofa, que me lleuaua la memoria efta contideracion
de manera,que eftaua táoluídada de codo lo demas, que
las Religiofas , y mi Confeííor lo echauan de ver. Y lo
queaumentauami pena erafque fe me ponian delante lo s
demonios haziendome muchas amenazas, y f& juntauan
tantos al rededor de m i, que parecían vn efpefy humo,
aunque noles daua Dios lugar a que llegaflen a atormen­
tarme,como otras vezes lo han hecho j y aunque algunas
vezes fentia algún aliuio,con lo queme dezia mí C o n te f-
íoripero otras,no folo no me lo daua, finoque me caufa -
ua mayoi tormento, y pena,fin hazerme fuerza fus razo -
nes,ni poder atender a cofa de las que me dezia* E] reme
dio que tenia en eftas ocaíiones, y enoiras que me he vif-
¡to con eftas fequedades, era acordarme de alguna mer­
ced , que en otros tiempos me auia hecho nueftro Señor,
otras conííderaua fu bondad, y mifericordia, y acudía
como tan p o b r e , y ne ceísit3da a las puerta de íu miferi-
c o rd ia .L o s efeoos,que he íenrido,han caufado eftas fe­
quedades fon maseftimademi D io s, y mayor conoci­
miento propio,defafimientode todas las cofas,con gran
de defengaño de Jopoco que ellas fon, que es iodo nada
fuera de Dios^' me parece que en el exercicio de las vn -
rudes ,conio fon de la pacienciajobediencja, y reliaría-
cion.>y las demas me halló con conocida mejoría, no iolo
interior, lino en loexterior.Eftas fequedadcSjatira como
quatro m cíes, tjue fe inequuaron , y tue feruido efte Se-
ñoi m io,y miiericordioíífsimo amador de las alnias de
darme el modo de Oración que aora tengo,
Efte es la contemplación del Mifteno de laSantifsima
Trinidad, cuyo Milterio tengo .muy preíente, dándome
fu M igeftad noticia muy grande de aquella vnion con
queíe aman aquella* eres Diuiuas l^rfoivas. AJgunasco-
ías^
L a V M . J t r t á ch S. \Agu/l>
fas fe me dan a entender deflc Mifterio , que no fabre deJ
zir como fon; mas de que mi alma íiente vna admiración
p a c i f i c a , y vna fuerza de amor tan grande, que íiento fe
cftadeíhaziendo. Caufamc efto vnos defeos muy gran­
des de ver a D io s , y lino enrendicra que gufta mi Señor
mas de que padezca , fe lo huuiera luplicado; mas tengo
tan paert;o.en él mi guífco.que cito me coníuela,fin querer
deíear otracofa;otras vezes , fe me da a entender como
cita Dios en todas las cofas, y de fentir eftaconmigo eíte
Senor,y bien mió,me recojo en laOracion,y queda mi al
ma tan abforta en la bondad de elle Señor, que por mu­
chos raeos no puedo acedera otra cofa, El hablar me can
fa,que como eftotro es vn lilencio tan interior de las p o ­
tencias , canfame to d o lo q u e .e s fuera defte trato y
comomunicacion con mi Dios. Si algunas vezes medi-
uierto,por temor de no canfar lacabef a,me dize nueftro
Señor: Hi jayporque me dexas ? a modo de qtrexa, y repre-
heníion,y con efto conozco mi miferia,y flaqueza, que es
lo que la criatura tiene de fu.colechai y afsilo masde el
tiempo procuro con fu fauor eíla r con fu Mageftad. Qiiau
do me íiento aprerada^boluiendome a efte Señor,y Dios
irúo,y ofreciéndome toda a fu Mageítad,oigo en lo inte­
rior de mi alma,que me dize:iVo tengas pena, que aqm ef-
toy^o tedexare. Con que me fien to esforzada, y alen ca­
da para lleuar los trabajos, que tuuierepor bien deem-
biarme.
Lasvifíones que he tenido de D io s ,d e nueftra Seño­
r a j e fas Santos, y Angeles , han lid o muchas, y de mu­
chas maneras; vnasviíibles reprefentandofeme a la viíta;
otras imaginariasjotrasjíjasinteriores, fin verotracofa,
mas de que queda en mi alma vna certidumbre muy gran
de de que es mi Dios,ó algún Santo A n g e lí, aunque no me
hablen,ni me digan algunacofa;y liempre que las Lcngo
las Yaas,y las otras,cnparticular citas vltimas que digo,
y
Libro ^Capitul. <. 18 3
ylasimagmarias le queda al alma mucha ganancia,y me-
joi iii. Siempre que rengo ccmoraó duda,fi fon de Dios, 6’
engaños del demonio, con efta palabra que me fuele de -
zir el Sefior:iV¿3 temas,que do pacifica, y fin temor. No sé
ít me ayuda efte temor la pena que rengo,de q me vengan
eftas vifioneMi no qnifiera teñerJas,fi fuera poísible5y a f
iirauchasvezes quandomevicr.cn les pongo vna Cruz,
para que laadorcnjqt’u e e lc ó n fe jo q m e d ió N.M.S. T c ­
refa de Iefus, y gloi iofa S. Ana,y vna vez que f<. me apare?
CÍf>íaSanta3me dixo \Cor,jl¿t3bijjf,quc/}0¡eras enjr.intrda*-
El año que fui: Nouicia en el Conuento de Alalagon,;
cayeron muchas enfermas, y entre ellas lo eftuuo mi
Macftra,y efte Señor, y Diosmio tuuo por bien de hazer
oficio.de Maeftro m ió,, viendole continuamente prefen-
te con la Cruz a cueftas,que como Maeftro me enfeñaua,,
iba adelante, y a los demas oficios de humildad ,y a los;
excrciciosde ía.s Nouicias muchas vezes i en particular
las Qnarefrnas he traído a mi lado a Chrifto nueftro S c -
fior,que le fuelo ver claramente con los ojos de el alma,,
y cuerpOj.comoquandoar.daua por el mundo, y me an-
tiaua di2Íendo palabras que enternecían x y Taftima-
uan el alrna , com&djxe tratando de las mercedes que
Dios me ha hecho en cJdifcurfo de mi vida^donde tam­
bién dií{e,qtie me fuele efte Señor cali íiempre hazer
merced ae.moftrarme algunas íignificiciones de Jas Fi ef­
tas feñaladas de Chrifto nueftro Señor, y de fu Madre,,
y en las Fieftasde el Samifsimo Sacramento.eftando*
defcubiertofly quardoccmuJgo he vifto muchas ve7;esen
la Hoftia a C hi iíto nueftro Señor con vna hemiofura que
no fe fingnificar j.y con gran reíplandor de gloria, y con¡
gran numero de A n g e le s , que eftánacompañando a fu
Rey. Deprefente , defpues que fe me acabaron las fe-*
quedades que rengo dichas , fiento dentro de mi alma a
toda la. Sanúísiua Trinidad * dándome íu Magcftadí-
m uf
La V. M - A na Je S. Agufi
muy grande noticia defle Mifterio, y de como efta Dio?
en codas Jas cofas.
Eíle modo de prefenciade Dios liento,que es prefen-
cia Real,y verdadera,y no com ola queteniaenlosprin.
cipios de mi niñez, y en todo el difcui ío de mi vida, que
aunque muy de ordinario andana en prefencia Tuya, con
la coníideracion,y afe&o fentia en mi alma muchos efec­
tos buenosipero aqui, no folo liento ellos eíc&os, fino fu
prcfenciajy como defpues diré* me habla muchas vezes
en lo interior de mi alma.
Las lia blas,quc digo ,de D iosay de fus Santos fon mu -
c h a sq u e lo fuelen hazer comunmenre,quando fe me apa
recen i otras, oigo ,fin/faber de quien fon en particular,
aunque bié veo,que fon de Dios,y de algunAugeljotras,
oigo amenazas de los demonios. Y eflashablas,vñas fon
exterioresjquelas percibo con losoidos; atrás, interio­
res en lo mas fecreco de el alma talamante, que parece
que fe me ellampa en ella lo que Dios me qiüere-dezir. Y
quando he tenido Jas hablas exteriores, fiempre han íido
con palabras tambic n eficaces en lo interior de mi alma,
quedando muy entendida,y cierta de loque fe mediare.
Algunos auifos fe me han dado para perfonas particu
lares en la Oración; y eftandolasencomendando a Dios¿
íem e daua a entender la necefsidad q tenían de parre do
algunas ocafiones,en q Dios era ofendido,poniédomelo
en lo interior tan claro;y aJgurtas vezes en la materia que
era,qUefi con los ojos corporales lo viera, no quedara
mas cierta i y con gran fue rea que me hazia, para que lo
di xera,y haziendolo, fiempre las tales perfonas me han
confcífado la verdad,y he reconocido enmienda,y agra­
decimiento al auifo que les he dado.
O tras vezes he tenido hablas dé nueftro Señor ,dizien
dome:7t> remediare lo quemepidej, Y d e fa p a r e c i e n d o f e ,
me confolaua eíla palabra¡y he viflo cumplida la que me
da-
* L tlr o Capitulo *¡.* 184
<fáua fu Mageftad Jotras, con fola vna mirada que daua
emendia al gunas cofasjafsi de mi particular , como de
otras,y también las he viflo cumplidas. Quando enco­
miendo a Dios alguna neccfsidad, ó perfona, en lo que
cntietidohará fu Mageftad lo que le pido , es en la efica -
cia que me pone en el alma para que íe lo pida; y aunque
fe tarda,no me falta la confiarica,de que fe hará, Mas quá
do n o ; aunque lo haga muchas vezes, no fie aro efto , íino
vna tibieza que nada me mucu e.
Harta aquí fon palabras de la Venerable Madre., que'
para dar mas aucoridad a lo que de fus virtudes d i­
g o , me aprouecho dellas íiempre que la materia lo per-
•ruire. Dettasme parece, q fe colige baftátetnéte lo grade
de fu Oración, y lo alrifsimo del uraco interior que con
Dios tuiio i pues no j u z g o , que ay en las materias mími­
cas punto,ni grado de Oración , que aqui no toque y no
me efpawo„puc$ los tuno todos en grado tan cxcelcncg
comoinfufo, Los efeo o s della,y el aprouechamietointe
rior,que afsi de los regalos, como de las fequedad^s ex -
perimencaua, la acreditan. La continuación en eílafue
tanta, que.aun en medio de muygraues enfermedades,
110 dexana efte f i n i o , y prouecholo exe t c ic io ; mas efta -
11a tanmouida a el fu alma,que fuera ha¿ei Je vna violen­
cia el apartarla. Afsi lo reípondio a fu Coi.fcfíor eflando*
muy mala.Efte le embio a dezir có la Mad re Inés Baurif-
ta fu Secretaria,que íi en medio de los accidentes, y do-
Joresauia aflojado a lg o e n e l trato déla Oración ? O fijo
contiunana, como am es, eftandofe en ella hafta las tres
delamañana? y algunas vezes roda la noche? A lo qual
refpondió^quecomopudieralleuarcon gíjfto tanto t r o ­
pel de dolores,y penas, como padecia,y el rigprdefabri
do de fu enfermedad linUOracion'í'que delaixiifmafuer
te laexercitauaque ít eftuuiera fana, y que efrél tiempo
déla enfermedad, es mastKceíTariadtc: e je r c ic io , para
que»
La V .M .A n a dé.S.Agufy.
quefuauicccl trabajo,y de fucr$:asalalma para tolerarlo,
D ix o bien,como tan experifnentada,pues la Oración, co
raoconíifte íoloen vna comunicación inane con Di o s , y
en vn buelo del almaa hablar con el,aunque eíle fnl to de
fuerza el cuerpo, puede tenerla íino ay embalo de paf»
íio n e s'q citóm e, yen ella recibir de Dios laconformi-
dad»la tolerancia, el amorpara lleuar guítolavnemc los.
íin fabores,queco:i la enfermedad padece el cuerpo. Ver
dad es,que el pelo d d U .y la turbación de los fencidos, y
veh emenda de dolores diuierten el encendimiento , tur­
ban eí efpiri:u3fecan el afeito; pero cito es en fujetos,
que no citan del todo aprouech idos en eíle trato, ni tan
ni cuidos del Efpiritu Santo para el. Mas como la Vene-
rableM.lo eftuuo có tanta excelencia,no pudo interrum­
pirla ninguna tiranía de fencidos, ni violencia de fenti-
íuientosi y fien medio deftos tenia en efta virtud tan con-
tifmo empico; que liaría,quandoceííaíTen ellascaufas?
L leg o a creer, que era continua fu Oración; y que la d i­
ferencia folo eftaua en el lugar,ó el tiempo, pero no enel
aélojpues fue liempre vno,continuado de día,y denoche,
únenos el bi'eue rato que permitía al fueño; y mas quando
ella dize la prefencia tan cierta que de Dios fencia,
y la correfpondeciadichofa conque la coníeruaua, de
lo qual nada el guftarpoco del trato con las criaturas*
Pues como dize SatiBernardo, quien ha empegado a guf*
tar la comunicación con Dios» halla aziuaren la de los
.hombres. Quando con la Comunidad eftaua en Oración
¿e quedaua tan abforta, y eleuada en la contemplación a
que Dios la mouia-, que muchas vezes llegando a hablat-
Ja para dar algún-recado,ó pedirle alguna litnofna,era
Hienefter valerfe de diligencias paraque atendieífe a lo
<]ue fe le dezia, porque eflaua tan embebida el alma en ia
inteligible lu¿ que con la coníidcracion habitaua.que
no le que daua virtud^nifucrf a para acudir ala operacio
de los íc nudos. En
Libro 4. Capitulo <. i B£
En la Oración vocal era también muy afsíftenre, no
faltando al Coro,fino con grauifsima, y en a m a b le cau-
(di en el eftaua accncifsima a lo que fe rezaua, y jama s por
ruíponerfe cnocafiuncsdeerraralgunverfo,no fe H.tiia
d e ia memoria * y afsi cenia íiempre el Brcuiano en las
m a n o s , mirando por él lo que rezaua¡ y era canco e lh ic -
g o de amor que acompañaba a efta deuocion, que cu
tiempo de Imbierno > quando acabauan los Maycines,
folian algunas Religiofas comedirfe a tomarle de las
manos el ürcuiario, y tomándole en eljas las hallauaii
mny calientesquando el cuidado que ponían las otras
en que a las fu yasn o leso fen d ieíleclrigo rd eel frio^na
era bailante 3por fer mucho el que hazc en aquella cier­
ra. Aunque íiempre tuuo efta atención en el Oficio
D iu in o , fe efmerómas en ella , defpues que lefuccd ió
loque aora diré- Falcó la Venerable Madre vn dia al
C o ro s l rezar las quacro horas menores , por auerfclís
ofrecido vna ocupación muy p recifa,que nopudoefeu-
far. En defembarafandofe de ella , llamo a fu celda a
la Madre Antonia de Iefus , para que fe lasayudafle a rc-
za-tf. En el tiempo que locítauan hazíendo, le diuirria
Vn cuidado de el mifiro negocio , en que anees auí;i
afsiíhdo. Apareciófele Chrifto nueftro Señor, y repre­
hendióle con feuendad el diuercimicnto de que
íeauia dexadolleuar. Eftimó la Venerable Madre efta
reprehenlion, y defdeentonces ponía nocable cuidado
en no admitir mientras eftaua rezando penfamienco al-
gunode ocupaciones, que cftos c o n e lc o lo r d e cumplic
las obligaciones de el Oficio,fuclen diftraer al alma. Pa­
ra que fu exemplo aferuorizaffe a las demas,era la pri­
mera,que a lo sad o s de el rezo acudía al C o ro , particu­
larmente enlosque procedenlas horas de fueño. Y para
que huuiefle vna, emulación fantaenefto,dcfafiaua a la s
demas R e l i g i o f a a quie primero fe leuátaífc a la ora cíe;
Aa y,
La V* A i . A n a de S .A m o lt.
j
y a la entraua primero le otVccia tres Saines,y como
q u e

todas la tenianeu conceptodc Santa,por ganar íus O ia-


cior.cs-, {acudían de íi p e r e p s , y acudían con notable
fe m o r. '
Los di as que como Prelada; auia de tener capitulo, y *
exortar en éi a la virtud^y corregir las faltas 3eftaua dos
horas antes de rodillas en el Coro en oracion,pidiédo a.
Di osIuz,y palabras para lo que deuia eníenar, y fe lucia
bien, porque eran tales las platicas-, y razones que a fus
hijasliazia, que a vn mifmo tiempolograuan guííOjCnfe-
úi:i^a,y aprouechamienro.Eii citas platicas a lo que míis
frequcniemente las exortauajCra al trato,y exercicio de
la Oración,como tan propio deleitado. Y entre otras co­
fas les decia, que-para fuauicar la afpere^a d é l, y llenar
con guftOjy fruto fus penalidades , el medio mas e/icaz
era tratar mucho de Oración.. Los extafis,y arrobamien
ios,que en efta Dios le comunicaua eran muchos,aunque-
como en el la pidió a fu Mageftad no íe los dlefle en,pu-
blicoji'.o fe fabiap rodos.Sin embargo ,vn día acabando
d e comulgar fe quedo arrobada, y eftuuo de aquella íúer
te mas de tresquartsosdehora.Y quando auieudo acaba­
d o de comer la Comunidad,vinieron a dar gracias al Co*
r o , la hallaron enel mifmo arrobamiento, de lo qual fe
confundió tanto, que paradcfvanecer el concepto, que
de verla afsi podiáformar,fe laliódelCoro,diziendo,no’
’cntiedo eftas cápanas. Queriedo por efte modo de hablar
dar a entender, que el auer faltado al Reíitorio,auiaíido
por auer ignorado la hora.que era.. Con efto9- fauores, y
otros muchos continuados, y repetidos andaua con vna
fpd infaciablede tenei Oración , y recogeríeafolas con
D i o s , y te quexaua de las ocupaciones, y .Oficios por no>
dejarle todo el tiempo dedicado a tan diuino,,
¿ Y Angelical exercicio,.
íibro¿^.Capitulo <$,

CAPITVLO VI.

Q u a n ejicaz¿ era(h Oración para alean-


farde nueftro Señor lo que en ella

Orno la Oración de la Venerable Madre eftana tan


aísiftida de las condiciones que fe requicien para
que fea eficaz con D io s , y en particular Ja acompañaua
de tan ardiente caridad,y viua Fe, negociaua felizmente
con fu Mageftad jloque por medio defta altifsima virtud
pretendía. Y o c r e o , que en quantas cofas alcancó, "que
fueron muchas, muy raras^y peregrinas, influyó en ellas,
como caufa vniucifal fu Oración. Y afsi con efta genera­
lidad pueden a ella atribuirfe todas. Mastín embargo
diré algunas mas en particular para ir ajuftando fus
acciones a mas individual noticia. Es muy digno d e
ponderación lo q u e lc **' .edióal Iluftriísimo leñar Don
Andrés Pacheco, Inqui.idor General,y Obifpo deCueri
ca. Reíidia efte Apoitolico Prelado (tan deuoto de la
Santa, que la veneraua con extremo) en Madrid. Salió
Vna tarde a vifitar anutftra Señora de A to ch a , y llenan­
do fu caminoenderecadoa aquel Santuario, y Keal C a ­
ía, íintió en fu cor^^on vna etkacifsima inípiracion, y
interiorimpulfode ir a Valera a viíitarala Venerable
Madre Ana de San Aguftin , fue con tantanta eficacia
efte impulfo, que íin dar lugar a mas deliberación, man­
do a los criados.y cochero,que camiualTen a Valera. To -
doseftrañaron la determinación; y como para el viagc, y
jornada de tan gran Prir.cipe , eran menefter o tra s pi e-
Henciones^lsipara la.decencia, como para el regalo d¿
Aa a ^'il
fu Tcrfona.lc pidieron,quc dilitaíí&la jornada dos^ótres
diis , paia preuenir lo que craticceííario paja tila i mas
poriivjchas razones q le hiziei on no le pudieron perfua-
dir,y co io fu cu id id a era darles prifi , para que quanto
íin jes Ueg líTe'i a Valora, El rniímo feñor Obifpoiba cftra
fundo lo Jiprefurado de la jornada; y nías quid o no tenia
co( \ par ticuhr,ni negocio que a ella le mouieífe,mas que
a-|Ltel impulso conque Dios áuiainouido fu coraron. Lie
% Í en pocos dias al Conuenro.adonde eftaua la V.Madre
A^x; y entrando en el Locutorio^ le di*o rDios me trae a
ver con V.Reuerenciá, aunque no sea lo que rae vengo.
A legróle machó la ficruade Dios,y dixole ,y o íi, feñor.
N , Madre S.Terefa quiere feruirfe de V . nuftrifsima,pa -
ra que le haga vna íolemne fiefta en fu canonización* Fue
el caíbjqne entonces fe celebraua lacaaonizacion de N .
MidreSanEATercia,y lafieruAdeDió-s defeana hazerlo
con el aplaufo , y foiemnidad que pedia el aFc&o tan
«Se hija íinguliír, como ella le tenía. Haliauaíc’en lugar
tan corro,impofsibilitada de medios para hazerlo; y vna
tirdc,quc fue la mifma', q el feñor Obifpo iba a Atocha,
fe pufo en O radon,fuplicandoaN.Señor le ayudaífe en
aquel empeño, y moaieífe ei coraron de alguna perfona
p^deroíaparaqueleafsifticífe.Y furrio deítaOracion :at
¿feílo^q pulo enel coraronmaguanimo 4e aquel Iluftri f-
ílrao Prelado defeos de venir a Valera. Conociído el fía'
pitraque nueftro Señor le auia traído, aplicó defde Juego ■
los medios para fu execucion , defempeñando en efto fu
agradecimiento; y afsi difpufo vna fiefta muy folemne*
Tra-co lamuíícade la Santa Iglefiade Cuenca; acudie­
ron fus Prebendados a e l l a ; y a la fama d-e lo que f n Iluf-
tnfsima d efeam viuo la gente mas lucida de aquel la eo -
itnrca jy finalmente fe hizo vna ííefta, y Praeefsion liíci»
difsima;yq>-:ccnli Corte podía acredicarel ^ñimode
tanto Principe.
Libro 4 .Capitulo 6. 18 7
. Y p o rn o paffar en íilencio otra cofa íingtilar que aquí
fticedio en crediro de laVeneral 5lc Madre Ja diré por tn -
car tanlbicn directamente a efta materia de la efícar;a
de fn Oración. Sabiendo el Prior de el Conuento de R e-
ligiofosde Villanueuade la Ia ra , que laVcM. ayudada
de el feñor Inquilídor General hazia tan celebre íief-'
ta a la Canonización de nueftra comunMadre, le pareció-
que era cofa d emenos valef, la hiziefle antes que él en fu
Conuento de ViHan«eua,por defear la primicia en darle
efte culto. N o faltaron razones enque lofundaffe acom­
pañadas de vn poco de emulació,que por fer en materia
q cedía en mayor veneración de nueftra gloriofa Santa, •
parecería di (culpable.Empeñófe efte PadrePrior en que
auia de hazer en fuConuento fiefta antes q laV.Madre en
Valera/y júntamete con efto intentaua,que todas las pre
uenciones que la Santa tenia para la fuya, afsi de col gadu
ras^como de otras c o fa s je empleaííen primero en íu fief
ta,Para coufeguir efto, fe determinó a ir perfonalmente
a Valera a ajuftailo,fiando alcanzar con laautoridad de
fu p telenda ,1o que no le concedía la razón. Saliódefu
Conuento de Vjllanueua,y en el camino lefalió v n d if-
forme perro al encuentro^ encarandofe con eljfe arrojó
a dernbarlcdel m acho, en que iba, para defpcda^arlc;
tres vezes hizo efte acometimiento, tinqlas diligencias
del criado que llcuaifajeaprouechaflíen algo en íu defcir
fa,porqerataferozel perro,qnada temi^y a entrambos
los pufo en temor. VI finiamente ala tercera vez q le a c o ­
m etió le derribó en elfu clo m alm tá d o le en el,y loque-'
dó tanto,q le quebró vna pierna por trespartes coninto*
lerable dolor.Viófe obligado a bolueríe a fu Conuento,
y N ,S.M ,ie le apareció alaiiernade Dios, y d i x o lo q a l
Prior de Villanueua le aura paitado, y como por mádati>
de Dios,el demonio en figura de perro auiafalidoa def-
pedaf arleai camino,por el animo con q. venia de impcd ?
La V. M .¿ 4n¿fde S.Agujl.
la fíeili, que con tál fineza,y zelo le tenia.preparada. N o
ay q u e mr re ríe c a n los Santos, que úcneuj muchos vale­
dores, lino refpecar fus acciones , Gn aprouecharfedefu
r e ndimiento para violentar fu deuocion, y gufto. Qnedó

la Venerable M i d r c compadecida del trabajo de aquel


R clif»iofo,y c , o n entrañas de piedad folicico con fu Ma-
geftadUfaludí y (inducía,por efta O nidoiienbieiicsdia*
}a alcanzó-
Fue parcicularifsima también la eficacia q con d ía m-
no para darle falud,. y vida a la Madre Elvira de San
A ig d o vE ita Rcligíola eíhnia.d£.fahadad.i de vn morral,
tabi-i dillo,quc la ceniaen.taJes tei minos,que nadie efpe-
rana fu vida.Sintió mucho la Venerable Madre efte rrab.i
jo ..poderAij eco de.xífperancas ,y. pocos años, y qué p o ­
día feruirala Keligion;y aísi acucüóa nueitro Señor por
metilo de la Orado lepara quedándola vida,laf:ica(Te d e
q n d peí Lgro.Fue tan feruorofa fu inftancia, que fe le apa­
reció nueítro.Señor,y condefcencLiendo con fu.ruego*le:
dixo, cjue le alargaua.La vida.por carorze años.Si en efto
d-efeubrio mucho la Fé, y confianza, con que a Dios p e ­
dia} campeo muchifsimo mas en la fegunda fuplica que
le hizo, porque pAreciendoíe pocos los catorce años, le
dixo a fu Mageftad^qualaauia menefter para mas y que
afsi fe los alarg aflea otros catorze. Obligóle fu perfeuc-
rante O ración, y concedióle veince y ocho años mas da»
vida j defde aquel inflante empego a mejorar, y.eftuuo^
buena. Yllcgandofe el piafo íeñaladbde ios veinte y
ocho anos,murió el mifrno dia que los cumplió.Quien no
admira la llaneza,la Fe , 1a confianza, con- que cita alma-
íanta cracaua con Dios, y lasateridouesquefuMageftad.
tenia a.fus fupÜcas.?
Semejante a efte cafo lefucedío otto' con la Madre
Luzia de Santa'“Ana.. Efta hazia el Oficio de Tornera con
taitcafatisíaciondelaSanta^quclc era deíah ogo, por-
Ltbro 4. Capitulo 6. 188
que con fu cui d a d o, y Religión, tenia menos que cuidar
Ja VenerableM adre.Dtole vna enfermedad muy anuda-,
y acoda piieffafue neccíTario darle los Sacramentos y
c n c lfc n tir d c lo s M e d ic o s ,y juiziosdequií-ví ialos ac-
cidenres,fe moria íin remedio,La íicrúadepios lo fer. tía
enextrem o, y poniendofeen Oración 1c fuplicóa nu^f-
troSeñor tediefíe falu d y u n q u e nofueíTe mas que por
dosaños>quelefaltauanpara acabar el Oficio dePrtfla*
da,y laM adreL uziael deTornera. Hablóle nueftro Se­
ñor,y concedióle la vida por el limitado termino de dos
años, y defde luego empego ame/orar, y eftuuo buena*
con admiración della mifma^y de quanios tenían por tai*
cierta la muerce.Lo raro, y particular eftuuu,q enel mef-
m o d ia ,e n q u e fe cumplieron los dos a á o s,.y acabó el
Oficio a que afsiftiajc dio la mifma enfermedad que pri­
m ero , y en pocos’ dias dio a fus rigores la vida , y a Dios
el alma. Quando eftaua pára efpirar v io la Venerable Ma
dreen fu celda vn A ngel muy h enn o fo ,qu eechaualos
demonios de la celda,queprócuráaan inquietarla,y def-
pues entraron nueftra Madre SantaTerefa, y la gloriofa
Santa Ana, las quales confingula* cariño afsiftieion a fü
m uerte, y a los quinze dias la v ió falir de el Purgatorio^
para recibir en el cielo el dichofo premio de fus traba­
jos,valiéndole enmuerte^ y en vida las Oraciones de fu
Santa Prelada.
Padecía afsimifmo la Madre Antonia de Iefus,hija
muy faiiereoida de la Venerable M adre, vna enferme­
dad de tanto peligro,que ya eftaua en los vlrimos ricfgos
de la vida. L a íleru a d e D io stu u o el fcntimicnto, que fe
puede ponderar de el Angular amor, conques efialleli-
giofa faiioreda.Efte le amuó los d efeos, y los defeos las
inftancias en pedir a nueftro Señor por fu vida. EftauaJo
haziendo en la celda delante de la Imagen de vn Santo
Chrifto.Efta Santa Imagen le hab]ó,delithogandofu fen-
Aa 4 ti-
LaV+M.J&iadeS.AguJl.
ti miento,y o frccicmlolc la falud ,que tatito deféaua-,v EL
cfce&O’CahficóiapronicíTa.síporqtfc deíde aquel inftar¡te
frjcjoró,y en pocosidtas fe leuatáúdc la cama,Qne medí -
cina p u io obrar coa taapréftacíifiítdl^GOincííuOracion,
tan m iligrofa falud? :: ■
. P or e í mil mo*medio*,j* c n ig u a l a p rie to ja a l e a r l a o í
tr a lle lig ia i'a d e aqucll^C afu*í¡ddqm eivno fe te n ia e f p c .
jáíaliu n jan aX a-O r^ ió tticíb 'g rÉ W iU ierú iid c i>ics- fe la ala
c an $o ayu dad a de la d iu ma^y re c o n o cien d o fe d cfd e Iu© -
£0 íu c ík a c ia .H n ír 4 c n ¿ '4 r e ld ^ d e l a e n f e r m a , y le d ixo * *
q n efu eíT c n w y ían t a ,y *Aoi§rvi£íe ■]a vi d a q N .S t‘ñ o r l e d a ­
lia , p a r q a e e H ti aula íaU d o p o r fu íiaÜ o rajF Q e a fsi, p o r^
l^ .S m < írlé)ia;b ló > y Íe ílo d is o ^ c o tn o la S a .o ta la r e f i n o ...
I N o f e ceñía cíla'mllígrofa eficacia d td aría iu d .co rp a
.r a lb ó la s iáj&..Reli gió las q viuían!ffn coiiipañia deJa V.Mi
«tras muchas perfonas^^lares tamUicia ^psrirocnrav
loruMas por uacne^clar cafosdc vnas ruiliua* cí rcunfl an­
exas,, y materia.y 4ii e pocos-^ déxaAdq los demaspara
xjuando refiena*fus rtiiúgr^s. ^tie. ;uuy faubrecido deíla
¿eruerofa Oraciú defl* jV en ejiab] e. Mídr^Banr p] o mxvGi 1*
ílaiiiral de VjiIani3eiu.OÍQlovnaenf¿rintdadmDrtalade
fluc íin remedio humiirió.leímorÍ&. Su«w.gcj afUgidaaciT¡-
¡dio al di uino,pidiendo a v nSa cerd o *c, qi ie f¿ieífe a decir­
le al Conuemovna Mifla^que la V,M^ 4re laoycííc por
la falud de fumarido,rogando a fu Mageftad por ella.Hí
zo la íüplica el Sacerdote ‘a*1a-V. M e n t e s des de?ir LrM if
ía,y co m o fu ca rid a d er a r a : u<uoo nd c íc é d .ió có « l , rii e g o i
C ó mucha ir,ftácia, íq la pidió a N . S eñ o r. A ca b a d A U M ifía
le W ¿o el mifmo r e c u e rd o , y re fp o o d ío la- S an ta1*. v áy a
v .íd . y d íg a le a-ctfa b u e n a i)i'jg cr^ q u e y a o fla rfiM n a rk to -
bu^iio. F u e r o n iguaWo,nrc,F>to, y .cy n q iid ad ai-vej íi t e -
uian c f c a ^ íc is p alab ras. Y'encrand-Ofcn la ía la d e lfin fc r-
,u io r y icffian du le el pulfo Ic h a lló fin calen tu ra , y co n '
. « t j ' t p o í i c i c i n . d t í a n o . A d iiú ra u d o el cafo to d o s,¿ i¿ -
£ibró¿¡.Capitulo?. 1 3p
¿ieroncotejo defde que Íímíó eftos’feíc^os >y auerígua-
ro n , que defde que la Sama* fe pifio a oiría Miffa,y enco-
¡meudarleaDios empecó la mejoría* Rara eficacia de fu
Oración! '
; Porque íi defcubre también en otras mateólas, diré vtv
fuceíTa particular. Kftaua laSantádefeofa de íaber de'
cierto Ueligiofode vr.a Religión grane, a quien auia n a ^
tadojpocauer niucbo tiempo que no auia del íabido.Re--
uelólenueftroSeñor eneleltado milerable de galeote,
en que fe hallaua en el po$:o de el Almadén. Com pade­
cióle mucho 3confidciando a vn Sacerdote de Clirifto’
en can indecente, y mi ferable ocnpacioíl, y mas quando-
fupo en la reuelacion mifma que le cónduxoa aquella
infelicidad vnhorricidio, que auia hecho. M ouidadc
íucam aüua compaísion hizo algunaspenitencias, p o r ­
que Dios le facafíede aquel miíerable eftado a m ejoríor
uina. A eftaspenitencias acompaño vna feruoroía Ora--
Cion^aqucDios atendió tan piadofoaque fin auei fe cüplí^
do eLtei mino de fufeiuidiimbre3poiq eftaua condenado-
ui pretenderlo el>t‘ue orden alAcimimíhador de aquellas
* nnnasparaq ledieíF^ libertad,. A pocos dias dé como la-
tuuo vinoa Villanueua de lalara a ver a la V.M. y cor ar-
Jefu tragedia., paííandoaRcmaaíacardifpenfacio de-la'
irregularidad,Laíierua deDios íinqinsmudabas q ene/le
R el igi o fo aui a o b i ad o 1a lo r t un a , laso c a fio r.alíe cp íu v ó ;
tátad,le regaló,y para el camino le dió al gnn dinero;}' flu;
dudaleaprou^charómasloádocumentos q led ió,q cl fo*
Coi ro.Biéq por entramos cafninosprocuró ímiorec erlo,-
. Pot cedejenbiencom u de aquella tierra de Villcroc*
ua,y fucomarcajiefiero otro-caío^qnianinefrajc p-oderev
fo d e fu Oración.Vino vn año muy lecoen aquella tierra
türo q por laPnmauera no llomójiaiiiádo elcielo la dure»
gade nueftroscora^oncsjcóqel capo eftaua perdido Jas:
cíperá^asdifiuasjospobres triftcs^los a va ic s^ o ro íes
^or
La V. M . An¿ ¿le S. Aguft.
p or lograr acorta de# na coíísünpcefsidad el precio cx-
tc isiuo 4c fus ^lardados frutos; hizierón algunas Noue-
ua?,y rogaduasen VilUnueua,proccÍsioncsde fan g ie,y
erras c o l a s de deuocion, para mouer con ellas a la p ie­
dad de nueftro Señor. Nada bailo para que fe ablandarte
el cielo.P orvk im o hizieton vna Proccfsionpcnitcnte.y
fueron a dezirviia Mi fía al Conucnto de Santa Ana de
las Carmelitas Dcfcal^as. Quando entro en la Igleíia fa-
Iieronalas verjas de el C o ro la Venerable M adre, y Jas
demas Religiofas. Viendo tan afligida a la gente, y con
tales mueftras de compunción, porque iban todos def-
calfos; muchos, vertiendo íangre a violencia del afore;
o:ros , conpefadas Cruzesfobre losoaibros¡losniños,y
niñas veítidos de blanco , manifeftandoen fu inocencia,
que (inculpa padecían la común peña ¡y en fin, cada vna
de las pci ionas daua a tender fudolot por diuerfo cami-
ñapara obligar a Dios. Seníouió tanto a compafsionU
Venerable Madre,y encendió ta n v mamante en caridad,
que fin poderfe reprimir empef ó a vozes a hazer a Dios
Oración,y dixo:Como Señor en la piedad, y mifericor-
dia infinita deque blafonais, cabe el ver eftas criaturas
vueftras tan afligidas,y eftando envueftraniano fu reme­
dio fe lo dilataiscon tan dcuido defeonfuelo de todos?
Y o foy vn humilde gufanillo, y con la piedad que de vos
tengo participada, íe me parte el coraron de dolor,vien
do efteafligido Pueblo.NoSeñor,no hade paííar addáte
vueftro enojo. Agua nosaucisdedarpara fertilizarlos
campos, y alimentar las vidas de los que fon redimidos
con vueftra fangre , y no me contento folo con que nos
deis abundante lluuia, fino que defde luego han de em­
pegar a tronar las nubes, para que los truenos fean vozes
celeftiales, que anuncíenlasaucnidas del agua que pre­
tendemos , y dcfpiertenlas cfperanfas defta gente con
v niuerfal alegúa. Fue cofa í ara, que eftando el cielo Je-
Libro 4. Capitul.g. 190
reno, y fin la mas ligera nube. Súbitamente fe en greda­
ron los vapores/eobfcureció el Solj fe formaron nubes,,
y empefó a tronar, con alegría común de aquel pueblo,
la qual creció con nueuo gozo,porque antes de acabarfe
laProcefsion fe hundía el ciclo en abundantes aueni das
deagua.Fuetantalaque cayó, que facisfizo la h ydropc-
fia délos labradores.a cuyo beneficio fe fertilizaron los
campos.ref'jcitaron los fembrados.,y fue aquel año abun
damiísimoen toda aquella tierra* mas como pudiera fer
iikmos^íí la fecundo la Oración,y lagrimas de la Venera­
ble Madre.
Por vi timo cafo defla materia di: évnOjCn el qual,aü-
que la fierua de Dios no alcancó con fu Oración lo q u e
p ieterdia,feconocclopoderofa qeraparacó Diosipues
le dio faustacion de no corrcfponder con fus m egos.
Ualkuwfe la Caía de Villanueua muy neceísitada en lo
remporahy tanto-, que aun para el precifo fuflento de la
Comunidad no al.car.£aua la Prelada a que entonces era.
Taltaron lirüofnas, la labor que haziam demanos no tenia
defpacho.La rema ei apocar; el ingreíTo de las Nouicias
menos i el gaíVo inexcufable; como podia tííar en tilas
circunftancias el.Conuento? Era mucho fu aprieto,y gran
de el ahogo que tenia la Prelada, £fta para falir del ha -
b ló a la Venerable Madie^que entonces era Ííjbdit;i^y di-
x o le , que pues nueftia Madre Santa Tcrefa auia iW o J a 1
palabra de parre de Dios,que nunca le falcaría en lo rem
paral a aquella C afa,y que en hallándole falta de dine­
ros a cudicíTe a 1a imagen del Niño Iefus, que-le dio, que
fu Mageítarí lafocorreria ^que en vinud defla palabra le
execu raíTe a la Sania. La.Venerable Madre con defeo d e
ayudar a fu Prelada , y porobedecer, hizo lo quede o r ­
denó. Fuelíe a Oración, en ella propufo a-riueitr3. Santas
Madre fu c u i d a d o y reconuino a ella , y al Niña Iefus fu
tiador con la palabra qu« le tenia Y o juzgo de el
amor.
La V. M . Ana de S. Agnjl
amor qtica la (lerna de Dios tenían,iu Mageftad,y laSatf
ta,que fuera raí s t icil códcfrcndercon íu hiplica, dado,
le lo q pedí i,como en rep-etidas ve¿es milagroiamete lo
lii io,C[ el negarfelo,dádo repulía a fus ruegos.Mas fue e6
vna preuochofa fatistacíon i porque apareciendofde
nueftra Santa M id re le habló, diziendole,fer verdad que
tenia empeñada fu palabra, mis quceracondicional.Ef«.
to es,que mientras las Rcligiíasfuelíenrnuy obferuantes
d e fu slc y e s ,y o b lig ic io n e s,y viuíeiíencon mucha paz,
V-nio.t^ y caridad vnas con otras no les faltaría nada en lo
temporal; y que nurallen,que íiaorales falraua, era por
auer ellas Faltado primero en la condicion a que fe afian­
zó fu palabra. Reconociendo la Venerable Madre la ver
dad del oraculo,la juftíficacionde negarle lo que pedia,
cefsó de lainftaacia, para que mcrectcffe el continuar e í
fauor la enmienda .Fue a la Prelada, y dixole lo que nueC
tra Madre Santa Terefa le auia reípondido,y confenti-
tniento común de entrambas reconocieron fer legitimas
Jas caufas, que para fufpender fu fauor auia tenido. Por­
qué cón ocaíion de la elcccioude Prelada, como depen­
día de tantas voIuntades3y eftas van dirigidas,y gouerna
das por tan diñíntosdictámenes, y pareceres, tenían en­
tre íi menos conformidad, y vniondélo que conuenia j y
cita nunca es taa folas del entendímiéto, q dexe de tocar
en algo de la voluntad , y fi efta admite tibiezas, ocaGo-
naretiros,engendra menos fatísfacion, dificulta el trato,;
difminuye la amorofa, y fraternal correfpoftdencia, que
las Religiofas deuen tener vnas con otras. Y comofobre
cÜa piedra fe funda la fubftancia,no folo del edificio Re-
Itgkíio, fino Chriftiano, qualquera falta que ayaenella
desobliga mucho a nueftro Señor.Bien me p e r fu a d o ,^ ue
feriitHgeBa, la que en efta Cafa de Villanueua áuia,origi-
jtadade Ja elección de Prelada, en que nofe vniuocarcm
conformes* rnis qualquieraes battáie,para q nueftra San*
Libro¿r.Capitiil. 7. rpi
taMadre fe retire d e fauorecer, a qnicn no la p rocara c#r
efta paz ,y c o n f o r m i d a d imitar.Nofuc acafo el dexarnos
el cielo efte excm plo.O íi irueíTe eficaz para defterra r aun
lasnusleuesdifcordias ,paraaíTegurar en nueftrofauor
la diuina proui dcncia >a cuyo cuidado los que profetfa-
KnospobreiaEuangelicadichofamenre viuimos*
v

CAPITVLO VI L

Obediencia pantaalifsima que laV.Jlda^


dre teniadacciones heroicas
dc.ella. •

T -T A llo en todas las virtudes «l la Venerable M adre


AiradeSan Aguftin tan alterna jada, como fíen cada
vnafnerafolaj pues fue en todas (ingular* pero en la d e
la obediencia lo- fue con extremó* Si eíla voz fe admite
cnedadojqueporfueííenciajaunen las cofas mas indife­
rentes,y naturaleza la pide. Muchas vezes le d ix o C h r if-
tOj quanto feobligaua defta prouechofa virtud que fu
Mageftad exercitó caninuiolablemer.tc haftala muerte,'
y entre los confejos que nueftra. Santji Madre a eíla Ai
mas fauorecida hija le daua fiempre eran mas troquen -
tesalap ra& ica defte obediente rendimiento. Salió en
élt;/nauemajada 3como fe podía prometer de Tan diui-
naenfeñanfa>ypara que laafpercza, y dificultad deifu
exercicio, en el qual íecautiua el ahiedrio con dificul­
t a d f e vencieííe; miraua a IosSupcriores como a Tombí as
vinas de Dios^como a órgano por dóde en vitales v o ze s
le mamfeftaua fu volútad,y como eftaua ta aníioía de c u-
prtirlaencodoj hallaus el logrode fu cóíuclo en la cxccii
cioud efus ordenes. Ningunohauo tan dificultóte que
La V .M .A nade S. Agtifi.
la embai-apíTe c i fu cumplí miento; antes quando eran
mas contras ios a íu natural, era mas puntual en ella el
ajiiílc. Vcrafe efta verdad practicada en repetidosca­
jos.Saa el primero,el que fjccdtó con la Madre Mariadc
los Mártires* Priora de Vdlanueua.Efta,como reconocía.
11 piutualifsima, y humilde obediencia de la Venerable
ivfidre.quLfo, para exemplo de las dornas, que la exer-
cicaffe en vna acción dificultofa, eftindo codas juntas
cu recrtMcion.Auia en vn patio vn charco grade de agua,
dixole la Prelada ala Venerable Madre, que fe cchaííe
en el. No fue efte mandato ordenado ala e je c u c ió n , que
fuera irracional, fino para defeubrir el animo, y rendi-
'miento de la S a n ta . No huno bié articulado las palabras*
quando ya eftauan reducidas a .obra; pues aunque fe d ie ­
ron la Prelada , y Religiofas pricííapara de tenerla ya
cftattt enmedio délas aguas la perfe&a obediente, fin
dar lugar a difereciones deldiícurfo; y fi comoerachar-
co fuera v n m a r, fin atender a riefgosde la v ida, fe arro­
ja ra a fus aguas a morir feruorofa vi&ima de la obedien­
cia! Sacaronla del pantano ; y para que la vanidad de tan
heroico a¡5to ñola pudielTe defvanecer s ledjó la Priora
vna reprelicníionjparaque fe duplicaífen los méritos 3 y
en fu fediento coraron losguftós.
N o fue menos puntual, en execurar vna acción de
grande dificultad, pje entendió lemandaua vn Prelado,
ainque íu animo no erade obligarle al rigor, que la San­
ta cntcndiójpero era tan perfecta obediente, que en ma­
terias d engo^ y humildad nointerprctauael animo, fino
e&ecutaua lo cj intimiaul en la eípeaedemas áfpereja las
palabras.Fue el cafo,q eftádo en elLocutoriocó otrasRe
Jigiofas^hablandoconel Prouincial,Kefpódióa vna pre­
gunta que fe Je hizo,con mucha iencillez,y con menos li­
mitado eftilo.Como ponia tan poco eíludio en el hablar
cultOid Proiíir.cial poi humillarla ¿ conociendo fu gran-
Libro ^ Ca pttu L 7 . 19 1
áevlrtud,lc d i x o : Q j e aquella refpueltaerá de vnajti-
menta;y que afsi le vendría muy bien vna albarda, Eíli-
nióranto la Santa efta calificación d eveftia ,co m o otra
pudiera gloriarfe de que la dieffen el a: iibuto de difere-
ra.Profiguieron 1a placica,y en defpi diendofe el Prouin-
cialjfue ala cauallerica,y lleuó v*naalbarda,quc alli auia
de vna jumenta a fu celda. E n eftan d oenelh fe la pufo,
pareciendole, que fe ló auia mandado afsi el Prouincial.-
Eítuuq mucho rato ron ella , reprcícntando en el ador­
no , ypofícion co rp o ra l, loque el Prelado, mas por
exercicio, que por injuria, le auia d ich o, O h c c ió fe
entraren ít? celda vn Reí igiofaj y ha Mandola de aquel] j.
fuerte,cfhauoel tragediasfathfizoa fu reparo, dizicn-
d o le 5que le pareció le auia manda do elP rouincial,fe pu -
ficífe aquella albarda; y que nunca fe auia puefto vertido,
ui gala, que mejor le ajuíUiTc,,ni mas bien le cíiuujcfTc. Y
íí dixera efto refpc&iuatr.cme a los ojos de Dios era v e r­
dad i-pueseivellos con efta humilde obediencia, que 1c
obligó a poner Tetan indeuido trage,fc repreícurstia tras
hermoía , que quamas beldades , inuentando muchos
vfos,y adornosJingenhermofui-a.SupQel Prelado, y Cu­
pieron las Rchgioías la acción, de que grandemente
quedaron edificadas,.
N o auia en fus Libios replica , ni en fu entendimiento
eJcufaparaoponeríc en nada a lo q los Superiores ¡cor--
denauan, aunq fucile totalmente opuefto a la connenien -
da,qfudiftaniédifcurria. Quádo fe edificatui laCala d e --'
V alcrad io en nuichasacciones^eftimonío delta verdad.
En particular quádo fe hazia vn Coro alto,q para mayor-'
aliuiode fusReilgiofas ordeno hazer. Kftau a cafracaba-
docon mucho güito d e laSanra,a!cgria de las Religiofav,,
que la aman perfuad ido a que lo in¿ieífe. Vino el Pi ouin -
eia! a viíiiár;y parecieudoIe>qne remendó orroGoro, en
<jue pudicílen resar ei Oficio diuino cu la forma* que en
los
La V\ M , Ana cliS.AguQ.
los ciemos Conuencos.erafupcrfi^o gaftar tiempo, y d ¡ j
ñeros en fabricar C o ro alto;y afsi mando, cj lo d c n ib a f-
lcn.Las Religiofas,que canto auian defeado lo lmmeflc,
viendo ya hecho el gafto,licuaron efte mandato con ícn-
timiemo,y inftauan a la venerable Madre, que reprefen-
taíícal Prouincial el dif^ufto de la Comunidad,para que
nopaííaíte a Ja execucion. Mas cllaenfeñandoles a r b ¿ .
deccrjreprehcndió fu quexa ;,y fe hizo de parce del Pre­
lado, tiendo ella la que dio mas prieíTa a que fe derribaf-
fe luego,como con efecto le hizo. Y para que fe conozca
como en lo que nos parece ,* que los Superiores yerran*
vincula Dios fus aciertos. Deícubrióeneftc cafoauerlos
muy grandes, en que fe derribarte el C o ro , porque lle­
gando aquitar las v ig a s, hallaron que la principal de
ellas,en quien eftriuaua el mayor pefo , eftaua toda en lo
interior carcomida,y ran mala, que íi perfeuerara aquel
C o i o, al mejor tiempo padecieran las Religiofas ruina,
viniendofe todo a b a x o ,p o rn o tener ninguna firmeza*
Con efta prouidencia particular,conque Dios las auia li ­
brado de aquel rieígojromó oca [ion la V . Madre d e e n -
feñar a obedecerá íus hijas las ordenes defus íuperioreSj
que en folo efto viuen con acierto , y feguridad los que
prometieron en íu Profefsion obediencia. Viendo e l
Prouincial el rendimiento, con que la V.M ,cooperó a fu
mandato «y el buen efe¿to q dello fe auia fe feguido,tuuo
nueuosmotiuospara fueftnnacion,y agradecimiento.
boluiendo el año figuiente a viíita ra aquella C a fa , fír»
que la Venerable Madre le dixcfíc nada , le diólicencia
para que hizielíc el C o r o , con que mereció fu obedien­
cia por rendida la remocionde vn riefgo tan conlídera-
bl e.como amenaf aua, y el logro d é la mayor conuenicn-
cia,y güito.
Quando fe hazia la cerca defta mi fma Cafa de Valera*
dio 011 o excmplo fu obediencia; porque eftando laSan-
Libro ^..CápJtulo 7.' tp 3
camny em peñada,y defeoíadehazerla para la feguri-
d a d d c las Religiofas, y mas apretada claufura. Vino
el Prouincial a im pedirlo, por p arecerle, que auia otras
obras que hazer , que executauan mucha rrr.s apriefía,
por fer demás importancia, y necefsidad. La fiema de
J}ios, luego que íupo efte parecer de fn Prelado ,ccfsó
de la obra de la cerca, y pufo rodo calor en las que el
Prouincial queria fe obraflen,(In que en efto tuuiefíe que
vencer,ni al ceño en el Temblante, ni a 1a quexa en los la­
b i o s , ni a la omifsion en las manoseantes con mas gufto
que primero hazia trabajar, oluidandofe de hazer la cer­
ca. Pocodefpues mudó de fentimicnto el Prelado, y '
le ordenó, que continuare lo que auia empe^udjo. Hizo-
lo afsi, y para premio de vn a, y otra obcuienciá, le ayu­
dó Dios,de manera,que la acabó en poco tiempo,dándo­
le milagrofamente el dineropara que obríifíe,y aun huuo
otra circunftancia, que aun la mifma gente tic la Villa
ponderó por milagrofa; y fue que en todo el tiempo que
duró la fabrica de la cerca no llouió, ííendoafsi que era
por IaPriraauera,que esquantofuelenícr tan fiequé-tes,
como precifas las aguas. Acudían los labiado res a los
oficiales a dezirles fe dieífenprisíTa, que no auiade i lo-
uer hafta que eftuuieííe cercada la huerta de ia V .M .por­
que eftando íindefenfalaslasparedes no rccibieííeii da-
ñoiy que era mucho el que fe conocía en los camp os con
lafah a del agua. Mucho pudo hazer para efte juizio el
concepto de i antidad coi; q la V.M. era v e n e r a d l a * no
d exo de califícaj-fe en parte, con lo que defpues fucediu,
porque en el mifmo dia, y hora que fe acabó ía cerca cm -
peco a llouer abundantemente,teniendo las nubes rcípe
to a la V .M .y aq fe acabarte fu obra,ydefpues liberalidad
con los labradores,dadoles por albricias deq fe huuidicr
acabadalasfecundas lluuias, q antesauinn íufpendido.
Todo efto lo mereciapor el rendimiento que tema a fus
, Eb Su-
La V.M .AnadcS>Agtoílm
Supeiiores,{Ínque para fus ordenes lumieíTeefcufa, fino
es guando cedían en fu eftimacion , y aliuío 3 qqe en
fiendo en cola de defeemodidad ,y d ifgu ü o propio to­
do fe le fa -ilitaua, pero en lo primero con humildad
folia proponer fu efeufa, como lo hizo al tiempo de ele ­
girla Priorade Villanueua,al facarla de alli para Prela-
dade Valera , y defta Cafa orra vez para la primera, en
las quales mudanzas hizo tan heroicos adiós de obedien­
cia , que folo los labra ponderar, quien hnuiere e <pcri-
menea i o , lo que es príuar a vna perfona del domicilio , a
quien ha cobrado cariño,donde goza quietud, donde v¿-
ue con fasta,y Relígiofa compañía, y donde el cuerpo,y
el alna no tienen alTalto de ningún defeo para íalir a otra
parteantes conciben horror,por auer, en la que le deíig-i
nan,montes de dificultades, que allanar, y naturales re­
pugnancias qvenccr¿mas la V.M. todas las fujetaua ren­
didas a la obedientia.lm dclabrirla con juftificadasefcti-
fas.Fue a mi parecer grande la acció,que execuio íin dar- N
las^a'j ique las tenia en cierta ocadon. Y fue,q para lafief
ta foietnneqhizo en la Canonizacionde N .M .SanraTe-
refa,encoinendóel Scrmó.della a vnPrelado de fuerade
la Reí i gion.Tuuo noticia dcfto.cl Prouincial, que enton­
ces era, y cemtundamentos prudenciales, y razones bien
fíi.idad'as.ja£g!>/ que leniainconucnientc , que aquel fu -
j..*ro predicaffe de la Sam a, mociuando efte juizio vna.
coftola experiencia, que pocos dias antes auia tenido i y
afsi embió o rd én a la Venerable Mad:e para que enco-
mendaffe el Sermón a otro Predicador, ydefpidicíTe el
p rim ero, aunque tal cana poco tiempo para la fieíia. L a
diliouhoío de efte mandato folo fabra ponderar ,auien
cftsmi m icho la pabra,que vna vez tiene dada, yfepre*
cride tener a:encionesinias la Venerable Madre,aunque
las tenia grandes, y realzadas con lo grande de ¿i efpii i -
tu«aunc|uc 1c toco en lo vino del femimicnto,nopropufo
Lilret'^Cafittilo ■?. 194.
ninguna cfcufa* antes bien can toda breuedad pidió <il
Predicador delcuidalfe del Sermón, y lo encomendó a
otro* dorando con toda corteíía con el oro de íu humil­
dad y y buenas razones lo defabridode la pildora* Con
que cumplió con toda perfección la voluntad de Dios, y
íu Prelado,aunque puíieííe a riefgoel credicode cortés*
y auenturaíTe el de menos atenta , q en ella todo efto era
tne nos, que el oponer la mas leue dilación a lo que í e l e
ordenauajy lo mas, obedecer puncual en todo,
Afsi lo moftró priuandoícdcel aíiuio,y gufto mayor
que fu cor acón tenia^n vna enfermedad que padeció, a
donde nueftro Señor le apretó los cordeles, no ío lo cn
lo corporal,íino en graues penasinteriores que padecía.
Y fu e » q u e c o m o algunas Religiofas hijas muy intimas
íuyás laqueriaqtanro,laviínauancon mucha frequen-
cia,por el confuelo que tenian con los confejos que les
daua,y el exemplo que en el padecer con Tolerancia reci
bian. En efto íin duda tenian algún exceíToipuesdedia*
nidenorhedcxauadeaísiftiralgunadcllas a fu cabefe-
rajy íiempre que podían fe paffauan por fu celda a ver c o ­
mo eftaua;y íi podían ferjede algunaliuio. La Venerable
Madre lo tema muy grande por verlas tanferuorofas en
la caridad. Mas como en lasComunidades ay randiucr-
fbs humores, y pareceres, 110 faltauan otras Religiofas,
que condenauan efta atención por demafia; y afsi vinien-
d o e l Prouincial a viíica le hizieron eftaaduerrencia ,d í-
2Íendo, era exceflocl que auia en efta parte, acópañado
con algunafaltade Religión .recogim iento, y íilcncio.
Pintáronle al Prouincial con uanviuos coloresla falca,
que le pareció conuenience poner en ella limite,y modo,
en que dexó mandato paraq no entraííen en la celda de
la V.M.nilahablailen,íino esraravcz;y efto có muy par­
ticulares circiinftancias,y como las demas lohazian.Qui-
fo nuefti o Señor, que fu Jierua padeciere a folas, y fin el
Bb a ali-
La V. M .A n a déS.Agufl.
a linio que"caula al dolicnte,vcrfeafsrílidadela compafj
fio i de los que bien le quieren i y afsi fe conformó con
fjvoJ.inraii facrificandolc aquel p rccifoalíu io, para no
deuer ninguno alas criaturas a licuando el rigor defu
enfermedad, y p síu s .N o obflantc.quc el Prouincial de-
x o ella obediencia, mouidasde cuidad acudíanlas Rc.
JjoiofasalaceldadelaSanta,cautelando ñolas vieíTea
lasque hiziero-nhadnerrencia. Mis ella, como perFe¿la
obediente, lasdefpcdia; y íino fe dauan por entendi­
das , daua léñales de enojo- , y a v ejes las ccrraua la
p u e r t a , dizieudo, qu- no queriaexe rciraííen con ella la;
caridad acoíla d : la o be iicnciaj y que aunque fe priualfe
de el canfuelo que con fus viíicas j y cuidado tenia, no la '
vieíTeu, finoes con ios limites, que en eíla parte pufo el
Prouinciat, a quien en primer lugar, por cílaren el de
Dios.^ deuían obedecer. Con que excíte exercicio apro-
ueclió- fu paciencia , y co-n ella doctrina enfeño humildes
rendimientos aiusbijasr
Teníalo tan grande,qae en las cofas ntts difícultofas
le era de gufeo; y efte le daua aliéneos corporales para
cumplir ioque fe ieordenaua¿ Afsi lo manífeftoen vna
ocaíion^eilandoen la camarín fin fuerzas r tan flaca, cari
im pedida,que con dificultad , ayudandofe de las En­
fermeras , fe leiunraua de e lla , para que la mnlleífen los
colchones, y mudaífcn ropa limpia. L le g a a cite tiempo
a aquella cafa vn Padre Visitador, por no poder el Pro-
mneial \'L*nLr a las acciones de fu Oficio* Emlxiole a lat
V e nerable Madre vn recado^diziendo., que tenia necefsi
úaá d ; hablarla ¿.y que íino podia baxaral L ocu torio,(>
Ctín^iTanarirj, lo dilataría, halla que entvaífc a- viíítar
Jaclan/nra del Conucnto. La Sanca, pareciendolc me­
nos obediencia el dd atar loque fe 1c ordenaua ¿.aunque:
cítaua tan impedí Ja, y íin fQerfaSj fevillio luego al ptui-
io,y baxo-al LoetuoxiQ ellanúfaia adarlareípucivfl,.con
RO
I.ibro^.Capitul.y. 19Í5
no pequeña admiración de las que antes la veían enJa ca-
nuran poftrada,y rendida,que apenas fe podia incorpo­
rar en e lla ; mas el defeo de obedecet le reftirnyó a los
alientos,que lequ itó la enfermedad. Toda vna maña­
na eftuuo con el Viíitador en el Loqutovio , dándole
cuenca de todas las cofas de fu interior. Refpondien-
do a fus p reguntas con tal humildad, y obediencia, que
Je quedo grandemente aficionado, y en concepto de Al
mucha fatuidad.
Mas no folo a los Prelados tenia efte refpeto o b e­
diente , también lo moftraua tener a los Confesores,
aunque excedieiíen los limites de fu minifterio , y ic
mandaíTen cofas,de que fin falcar al decoro, qne cn quaa
to tales fe Jesdeue,fcj podia efeufar* Porque recono­
ciendo algunos efta rendidifsima obediencia, y Jo c^ne
por lo sad o s dellafeadelantaua en perfección fu a lina,
Je mandauan cofas grandemente repugnantes a fu na­
tural, Y o c r c o , que vfarian deefteeítiloparaaííegurar-
íe enlasreuelacioRes ,v ifio n e s,y prodigios raros,que
cada diaobraua Diosen fu eípiriru, que como la piedra
de toque, donde todas eftas cofas fe aprueban de per-
feiflas,y feguras, es la humildad, y obediencia, imporra
mucho para aífcgurarfe, exercitar a eftas almas tan auen-
tajadas en v n a , y orra virtud. Efte motiuo fin duda ren­
dija el Padre Fray Gabriel de la AfTuropcion, ConfcíTor
de la Sanca, y Prior del Socorro para mandarle vna de
las cofas mas dificuliofas,que fe pueden pedir a vna pci>
fc&a obediente; y fue ,que andauala Venerable Madre
condeleodebazervnaconfeísicngeneral. l>ienrecono-
cía elte deuoto Padre la poca neceísidad, que deftd tej-
majpues en todocJ difeurfo de fu vida, no peco nior-
talmente , como defp:»es de muerta lo reueló nueftia
Santa Madre , y por eíTo eftaua renitente en condefcen-
der confu defeo. Mas viendo que inftaua,le dixo yn din,
La V .M .A vii dt S. Aguft.
veniracófeflarfe concUfiicíTe a dczirfe ro­
q U C a m c s d e

clos fus pecado? a la Madre Con fiarla de la Cruz.La s a„


t.i fin tener en cft o dilaci on,efcuíaani empacho, fue a ha.
Mar a efta Keligíofa;V p a r q u e la oyefle, Ic d ix o , que fo
ConíeíTor loauia n.vindadd,que le dixcfifc todos los pe.
cados de fu vidajy que afsi por ayudarle a obedecer, to.
m iíTc el rrabajo de oír las ótenlas q auia hecho contra fu
l 3ios. Efla'ia ya la Religiofa preuenidadel mifmo Con-
feifor,y con effovino en lo que la fanta le pedia. Oyó!»
connopequefia confuíion ,y admiró en aquel alma dos
cofasraras; la vna Ja pureza grande,cn que