Você está na página 1de 2

ANOMIA Y DECADENCIA

Formosa, marzo de 2009.-


Sr. Director:
Me dirijo a Ud. a los fines de solicitarle tenga a bien publicar las siguientes
líneas en la sección "Carta de lectores".-
Hace unos años Francis Fukuyama escribió un libro titulado “Confianza”,
desarrollando la idea según la cual sólo progresan los países donde las
personas pueden confiar en la estabilidad las reglas, ya que eso permite prever
el comportamiento de las demás personas.
Imaginemos un ejemplo: un automovilista que puede confiar en que las reglas
de tránsito son estables, puede confiar en que los demás conductores
respetarán los semáforo en rojo y la prioridad de paso en las esquinas; en ese
escenario, el automovilista podrá llegar más rápido y mas lejos. Ahora ¿qué
pasaría si en cada esquina cambian la norma?, si en algunas el rojo indica
detenerse pero en otras es la luz verde; que en algunas esquinas los que
vienen por la derecha posean prioridad pero en otras no. Más aún ¿Qué
pasaría si las prioridades de paso se establecen a favor de algún político que
viva cerca, de modo de que él cada vez que llegue a la esquina puede hacer lo
que desee?.-
En esos casos nadie podría desplazarse con tranquilidad, ni aún el político
privilegiado, ya que si las normas cambian tanto, al final no hay reglas, y el
tránsito es un caos.-
En su último libro Guy Sorman “La economía no miente” le hace un reportaje al
premio Nóbel de economía Edward Prescott, en el cual señala que dada la
esencial incertidumbre del mercado libre, el único gran apoyo que el Estado
puede dar a las personas es la estabilidad y predictibilidad de su
comportamiento. Lo cual viene a confirmar la idea de Fukuyama sobre la
confianza basada en la estabilidad como gran cimiento de la economía.-
Estas ideas se reflejan claramente en la realidad actual. EE UU, al igual que
todo el mundo desarrollado esta sumido en una severa crisis financiera, y los
inversores de todo el planeta ¿A dónde huyen para refugiarse? A EE UU... esa
es la gran aporía (situación inexplicable) del pensamiento populista vernáculo y
latinoamericano. ¿Cómo puede ser que el capitalismo se este “derrumbando” y
los inversores no se refugien en el “paraíso cubano” o en la cálida Venezuela de
Chávez o en el milagroso “modelo productivo” de los Kirchner?.-
Lo cierto es que los inversores de todo el mundo están seguros que el sistema
jurídico y político norteamericano va a impedir que se hagan las locuras que
normalmente se hacen en otros países, y por que confían en la estabilidad de
esas instituciones es que el dinero del mundo fluye hacia EE UU, dándole los
recursos con los cuales enfrentar esta crisis.-
Argentina, en cambio se dirige a toda velocidad a una fenomenal crisis, tal
como lo vengo señalando desde hace 7 años. Pero a diferencia de EE UU, ni
hay crédito para el país, ni vienen capitales, muy por el contrario. Tras la
confiscación de los fondos de las AFJP, salieron del país más de 20.000
millones de dólares, ya que advirtieron que el peronismo en el Gobierno puede
hacer cualquier cosa, confiscar lo que sea, violar la regla que se les antoje, con
tal de mantenerse en el poder.-
El precio de esta anomia es la miseria y el atraso. No hay inversiones, no
vienen capitales, no se crean fuentes de trabajo, los salarios no se incremental
por la mayor productividad del sistema, y este circulo vicioso provoca mayor
marginalidad, mayor desnutrición, mayor ignorancia y.... más populismo.-
Esta es la tragedia de naciones como la Argentina colonizada por partidos
populistas. El populismo es pura demagogia irresponsable, que nunca en la
historia de la humanidad hizo otro cosa que generar más miseria e ignorancia,
Argentina lo padece desde 1946. La tragedia esta en que los populistas sólo
son votados por gente ignorante y desencantada de la vida por la miseria
irredenta en la que viven; con lo cual cada gobierno populista al generar más
miseria e ignorancia, incrementa el caldo de cultivo del cual se nutre.-
Este circulo de gobiernos arbitrarios y populistas sólo se ha roto en el pasado
con una oposición sensata y unida, eso fue lo que ocurrió en Chile tras el retiro
de Pinochet, que evito que aquella Nación regrese al desquicio del gobierno de
Allende. Los partidos más importantes hicieron un acuerdo para establecer
ciertas reglas que se mantendrían en el tiempo, cualquiera sea el que gobierne,
así nació la Concertación que llevo a Chile a un lugar de privilegio en el
planeta.-
En Argentina, del peronismo no cabe esperar nada mas de lo que ya nos ha
dado en 50 años de miseria y caos, Dios quiera que la oposición aprenda del
ejemplo chileno.-
Agradeciendo desde ya su deferencia, me despido de Ud. muy atte.-

Dr. Hugo Kulman


Abogado especializado en Derecho de Empresas
DNI 18.246.868
José María Uriburu Nº 363 P.A - Formosa

Interesses relacionados