Você está na página 1de 38

“DICHOSA TÚ PORQUE HAS CREÍDO” (Lc 1,45)

NOVENA EN HONOR A LA VIRGEN DE LAS MERCEDES


AGOSTO 2013.
FRANCISCO ROSALES FERNÁNDEZ.

FIESTA DEL DÍA 15:

- Me permito poner en labios de la Virgen el soneto de José Luís Martín Descalzo


titulado “Fe”, aunque esto sea un atrevimiento:
En medio de la sombra y de la herida
me preguntan si creo en Ti. Y digo:
que tengo todo, cuando estoy contigo,
el sol, la luz, la paz, el bien, la vida.

Sin Ti, el sol es luz descolorida.


Sin Ti, la paz es un cruel castigo.
Sin Ti, no hay bien ni corazón amigo.
Sin Ti, la vida es muerte repetida.

Contigo el sol es luz enamorada


y contigo la paz es paz florida.
Contigo el bien es casa reposada
y contigo la vida es sangre ardida.

Pues si me faltas Tú, no tengo nada:


ni sol, ni luz, ni paz, ni bien, ni vida.
- Saludos a:
o D. Antonio Ceballos que nos preside como todos los años.
o Los sacerdotes concelebrantes.
o Los miembros de la Cofradía.
o Las autoridades.
o Hermanos y hermanas.
- Hace 30 años me veía en esta misma situación: predicando la Novena a la
Virgen de las Mercedes.
o En este tiempo han pasado muchas cosas.
o Han muerto muchos seres queridos:
 Mis padres.
 Aquel hermano mayor que me llamó.
o Han ocurrido en mi vida hasta enfermedades graves.
o Ha pasado mi juventud.
- Pero juntos, hemos mantenido la fe, y por eso aquí estamos.
o Me siento rodeado de una comunidad creyente. La que me enseñó a
creer.
o Junto a la pila bautismal, en la que me incorporó a la fe Cristo.
o Junto a la imagen de la Patrona, como un cristiano alcalaíno más:
 Como el día de mi primera comunión.
 De mi primera misa.
 De la despedida de mis abuelos y mis padres...
o En el templo de Consolación: Lugar de Indulgencia Plenaria en el AÑO
DE LA FE.
o En un ambiente de fiesta y de gozo.
o Quiero ser, otra vez más:

1
 Testigo de la fe cristiana.
 Para fortalecer vuestra fe, mirando a la Madre de las Mercedes: la
mejor creyente.
 Y recordaros con insistencia uno de los mejores títulos dedicados
a la Virgen en todo el Evangelio: “Dichosa tú porque has
creído”.
 Se la dirigió Isabel.
 Sobre ella vamos a volver en estos días.
 Porque, como dice la Encíclica Redemptoris Missio:
“Esta expresión es como la clave que nos abre la realidad
íntima de María” (19).
- Para creer en Alguien, antes ese Alguien se ha tenido que acercar.
o La iniciativa viene del otro.
o Así, tener fe, “no es lo mismo que buscar” (L F 2).
o La fe consiste en un segundo momento, y esta dinámica María la vive del
modo siguiente:
 Dios se le aproxima llamándola “llena de gracia”.
 A lo que Ella responde, llena de sorpresa: me fío de ti, “hágase
en mí según tu palabra”.
 Esto de una forma irreversible y valiente.
 Por eso Isabel le dirá: “Dichosa tú porque has creído”.
 Fue capaz de decirle a Dios: “en tus manos pongo mi vida”.
 Y así comenzó todo un itinerario que nos sirve a nosotros de
referencia. Por eso la llamamos: “Madre”.
- La fe no es fácil. No es evidente porque:
o No se hereda.
o No viene en el ADN.
o Sino que es una opción libre y personal.
o Supone mucha valentía.
- Hoy la fe nos está fallando, de forma general, por eso B XVI propuso este AÑO
DE LA FE. Y en la Porta Fidei constata:
 Que la crisis es mayor de lo que a primera vista puede parecer (nº
2).
 Y para los que nos mantenemos en ella, conviene revitalizarla:
 Pretendiendo una profundización en cuatro dimensiones:
 Reanimarla.
 Purificarla.
 Confirmarla,
 Confesarla (P F 4).
- El momento histórico en que vivimos tiene una palabra: “CRISIS”, que
significa: CAMBIO. En nuestro caso, un cambio intenso y extenso:
o cultural.
o económico.
o familia.
o educación.
o valores,
o y también, de FE..
- La fe, hasta ahora, la hemos venido viviendo de forma pacífica ya que consistía
en dejarse llevar por tradiciones, modos y usos. Pero el molde cultural en que

2
nos desenvolvíamos ha cambiado, y lo que no estaba sólido, se ha derramado.
Por eso aparece:
o Descenso en el número de matrimonios.
o Cambia el concepto cristiano de familia.
o Y los criterios para bautizar a los hijos.
o La forma de concebir el domingo como el más triste de la semana.
o Las palabras de la I Tim 4, 1: “En los últimos tiempos, algunos se
alejarán de la fe”, son cada día más realidad.
- Es verdad que la gente no encuentra muchas razones para seguir siendo
religiosa:
o No hay necesidad de recurrir a Dios casi para nada.
o Y si queda algo de Dios, se admite como un ser suave, impersonal, sin
corazón y sin nombre. En todo caso, muy alejado.
o La fe en ese Dios, se convierte en credulidad, sin juicio crítico. En ella
caben tradiciones, supersticiones, devociones... cualquier cosa, a modo
de mezcla.
o Y la religión se reduce a la petición en momentos difíciles de la vida.
- Mientras que por otro lado, las tradiciones religiosas populares tienen mayor
auge: romerías, procesiones, fiestas....
- ¿Qué puede significar todo esto?
o Tal vez porque no nos resistimos a vivir encerrados en el materialismo, y
por eso hay que buscar en otra dirección..
o O porque necesitamos la Fiesta como parte fundamental de la vida y de
la convivencia.
o O puede ser una distracción para no llegar al interior de la persona, y
provocar una conversión de verdad. Una especie de adormidera.
- Un Año más, estamos rodeando a la Virgen de las Mercedes un grupo grande de
la “Alcalá creyente”:
o Queremos ser parte de ese pueblo que la viene mirando con fe desde
siglos y que le ha rezado, cantado y llorado en sus penas.
o Queremos participar de esa fe popular que en el romance de los
cigarrones canta:
“Madre mía de las Mercedes,
ampáranos, Madre mía.
bien sabes, Señora,
que siempre en tu día
voy a visitarte
con mucha alegría”.
o Pero hoy nosotros estamos insertos en una cultura laicista, en la que
Dios no encuentra sitio. Nuestra fe está rodeada de aire gélido que no
ayuda en nada a la fe.
- ¿Qué “merced” nos puede dar la Virgen hoy a nosotros?
o Es una “mujer”, en un mundo de hombres (Gal 4,4). Así parte desde la
debilidad.
o Que supo fiarse de Dios:
 Con un “hágase” valiente e irreversible que implicó toda su vida.
 Dio acogida al Dios que se le acercaba dispuesto a trastocarle
todos sus planes.
 Y así comenzó una aventura difícil, pero que la llenó de Alegría.

3
 Por eso cantó el Magníficat.
- La Virgen sabe que creer en Dios significa:
 Pasar del “Yo” al “Tú” como centro de la propia
existencia:
 De “ser en sí” y ”para sí”.
 A “ser en otro” y “para otro”.
 Y esto por amor, nunca por miedo.
- Esta experiencia le supuso un salto, una ruptura radical:
o Como la vivió Abrahán, quien tuvo que romper con el politeísmo.
o Alternando: ruptura con apertura.
- Vivió la fe NO como algo superficial.
- Dios no fue para ella una carga, ni una angustia, ni un problema, sino una
liberación:
o Por ello llega a ser la mujer libre de todo y de todos,
o Y esclava sólo del Señor.
o Lo cual le aportó una gran alegría.
- Y canta al Dios de los pobres, de los humildes, que es el Dios que la mira desde
la misericordia.
- El mismo Dios que cumplió fielmente las esperanzas dadas a Abrahán.

Nosotros en cambio venimos arrastrando problemas de fe desde décadas atrás:


- A veces violentamente: la destrucción de la imagen es un ejemplo.
- Otras veces desde el alejamiento lento y constante.
- Somos hijos de la modernidad, y del Mayo del 68 que dio razones para un
proceso de enfriamiento en la fe:
o “Cristo, sí; Iglesia, no”, se decía, manifestando que comenzaba una
crisis de fe, como si se pudiera acceder a Cristo prescindiendo de los
testigos.
o Luego se pasó a tener dificultad de ver a Dios en Cristo: “Cristo, no;
Jesús, sí”. Jesús era concebido como un líder revolucionario.
o “Jesús, no; sólo se acepta a un Dios impersonal”, identificado con la
Naturaleza.
o Hoy se prefiere no hablar de Dios, sino de una Energía positiva, que lo
mueve todo en un eterno retorno del volver a empezar.
- Los símbolos religiosos también van vaciándose de contenido:
 Los rosarios, se convierten en un souvenir.
 Las peregrinaciones, en rutas turísticas o ecológicas, o tal vez en
Vías Verdes.
 El incienso, en sándalo.
 Las catedrales, en parques temáticos.
 El silencio religioso, en yoga.
 La religión, se reduce a pura emoción, expresión popular de
masas. En “sentirse bien”, o en “pasarlo bien”.
 Las celebraciones, en cultos o eventos.
- Y así el alejamiento de la fe en las nuevas generaciones, en nuestros propios
hijos, es justificado cuando decimos:
“No van a misa, pero son buenas personas”.
O, “ya sabemos como piensa la gente joven”.

4
o Y así la fe pasa a ser insignificante en la vida cotidiana, una “herejía
emocional”, como definen algunos sociólogos.
o No es el suelo vital donde se va edificando toda una vida.
o No se vive de forma pacífica, sino en tensión, o en irrelevancia que es
peor.
o No tiene la energía para configurar la vida en el futuro.

- Ante este panorama, os pregunto, me pregunto: ¿Es posible vivir hoy la fe como
la vivió la Virgen?
- Pero, ¿cómo la vivió?
o Era hija de un pueblo creyente que había orado por siglos el salmo 40, 7-
9: “Aquí estoy para hacer tu voluntad”.
o Dejó entrar a Dios en su vida, aún sabiendo que Dios es incomprensible
porque es un misterio.
o Y comenzó la aventura de un camino de espadas (Lc 2, 35) para asimilar
a un hijo difícil (su familia creían que estaba loco), “guardando todas
estas cosas en su corazón” (Lc 2, 19 y 2, 51).
- Esta es la Virgen que se nos presenta como Modelo de Fe (“typus de la Iglesia”,
la llama en el siglo IV San Ambrosio - Cat 144 -).
o Los creyentes y amantes de la Virgen de las Mercedes sabemos es
posible vivir la fe con un paradigma distinto a la mayoría de la gente:
 Asumiendo el ser minoría.
 En medio de una gran ignorancia y confusión religiosa.
 Como confianza en un Dios amigo y estimulante.
 Una fe acompañada por otros que la comparten.
 Una fe en el Dios de la cruz, consecuencia del amor, cuando por
amor se entiende el “interesarse por el bien que existe fuera de
nosotros, desearlo, buscarlo, llamarlo, abrirse a su presencia”.
 Una fe en diálogo con Dios cercano, no impersonal, ni encerrado
sólo en algunos “momentos religiosos”. El Dios del miedo y de la
tristeza.

- ¿Es posible vivir todo esto hoy?


o ¡Mirad a la Virgen de las Mercedes, ¿para qué estamos aquí, si no es para
decirle nosotros también: ¡Dichosa tú porque has creído!?
o Contemplad:
 Su mirada a Dios Padre, diciéndole: “Hágase en mí”.
 Su mirada al Hijo a quien sostiene, que no agarra ni se lo apropia
en exclusividad, para ir poco a poco asumiendo su desnudez.
 Llena del Espíritu Santo, quien es capaz de hacer posible lo
imposible: virgen y madre.
 Mirad su humildad.
 Su juventud eterna, que no consiste en estirar la juventud
artificiosamente, sino vivir sabiamente hasta el final.
 Fiel a su pueblo, y rodeada por él.
 Mujer orante con palabras y gestos.
 Su riqueza es su Hijo, y la fe que le profesa.
 Caminante y peregrina.
 Llena de gracia.

5
 A la que el gran Dragón no pudo eliminar, porque en sus labios
son una realidad las palabras de san Pablo: “Cuando soy débil,
entonces soy fuerte” (2 Cor 12,10).

- A esta mujer, Jesús-Niño le pone su mano en el corazón para indicarnos que:


o Ella entiende al Dios del amor.
o Ella lo sigue mostrando al pueblo como su gran riqueza.
o Ella ha sido asumida por Cristo.

Y después de esta fiesta, viene la Novena:


- ¿No parecen demasiados días, sobre todo en nuestra cultura de lo rápido y
eficaz?
- Nuestros mayores entendieron que las cosas de Dios hay que profundizarlas y
contemplarlas.
- Que la vida no consiste en quedarse solamente en lo exterior y en lo vistoso.
- Por eso eligieron 9 días en diálogo amoroso, como con la samaritana alrededor
del pozo, y de la sed.
- B XVI afirma que “la fe es decidirse a estar con el Señor para vivir con Él”, lo
que implica
o Una ruptura arriesgada.
o Un salto valiente.
o Y eso no se consigue sino desde la contemplación: “Marta, Marta, que
andas muy ocupada...” (Lc 10, 41.42).
- Ahí, en esos niveles íntimos de espiritualidad, es donde nos estamos jugando la
vida. A pesar de que los medios de comunicación nos digan otra cosa.
- Gran parte de los cristianos lo sabe, y por eso hoy es un día grande para los que
tenemos fe:
o Miramos a la Virgen (de las Mercedes).
o La acompañamos en la procesión (o nos dejamos acompañar por Ella).
o Porque Ella supo creer, cuando eso no era fácil.
o Así llegó al triunfo con su Hijo. En esto consiste la Fiesta de la
Asunción: asumida, atraída por su Hijo.
- Quiero terminar como comencé, pidiendo prestados unos versos a uno de
nuestros poetas que supieran cantar bellamente a la Asunción de la Virgen, a
Gerardo Diego:
¿Adónde va, cuando se va, la llama?
¿Adónde va, cuando se va, la rosa?
¿Adónde sube, se disuelve airosa,
hélice, rosa y sueño de la rama?

¿Adónde va la llama, quién la llama?


A la rosa en escorzo ¿quién la acosa?
¿Qué regazo, qué esfera deleitosa,
qué amor de Padre la alza y la reclama?

¿Adónde va, cuando se va escondiendo


y el aire, el cielo queda ardiendo, oliendo
a olor, ardor, amor de rosa hurtada?

¿Y adónde va el que queda, el que aquí abajo,

6
ciego del resplandor se asoma al tajo
de la sombra transida, enamorada?

PLAN DE LA NOVENA:

Día 1º ¿En qué consiste la fe?


Día 2º Creer en medio de la oscuridad.
Día 3º Cristo es el único salvador.
Día 4º Dinámica muerte-vida.
Día 5º La fe lleva la conversión.
Día 6º La fe conlleva a una vida coherente hacia el amor.
Día 7º La fe como peregrinación.
Día 8º Dios lleva la iniciativa para hacernos libres.
Día 9º Creo en el creemos.

DÍA 1º: ¿QUÉ ES LA FE?

- En este novenario, dentro del Año de la Fe, contemplamos a la Virgen como LA


MUJER CREYENTE.
- Su mayor mérito fue su fe: “Dichosa tú porque has creído”.
- Y en esto consiste su gran merced para nosotros:
o Enseñarnos siempre a creer en Dios.
o Y que no nos falle la fe nunca.
- ¿Qué es la fe?
o En la Porta Fidei, B XVI afirmaba que la fe es un encuentro personal
con Cristo que se acerca y que toca el corazón:
 Es el abrazo del hombre a Dios.
 Es una adhesión:
 a la persona de Dios, y a la verdad de Dios.
 a lo que es, y a lo que propone.
o En otra ocasión afirmaba: “nuestra fe no nace de un mito, ni de una idea,
sino de un encuentro personal con el resucitado en la vida de la Iglesia”
(24/9/2008).
o Unamuno ya escribía en 1900: “La fe no es una adhesión de la mente a
un principio abstracto, sino entrega de la confianza y del corazón a una
persona; para el cristiano, a la persona histórica de Cristo”.

o Creer entiende el lenguaje del amor. Es como estar enamorado de Dios,


aunque no en sentido personalista ( L F 27).
o Pero no consiste en una entrega irracional, una especie de credulidad en
la que cabe todo: fanatismo, superstición, etc.
 La fe ha de ir caminando siempre unida a la razón.
 Creer es razonable.
o No es decir:
 “creo en Algo”, sino: “creo en Alguien”.
 “creo en esto”, sino “creo en Ti”.
o Es dejarse invadir por Cristo, que “me amó y se entregó por mí” (Gal
2,20). Es experimentar su amor, y experimentar no es solo:

7
 Saber.
 Sino saborear.
o Lo cual conllevará en consecuencias morales, porque creer es algo
RADICAL, que implica toda la vida:
 “No se puede ser creyente a media jornada”, afirmaba el papa
Francisco hace solo unas fechas.
 Asumir el estilo del Dios que nos ha mostrado Cristo.
- Resumiendo: Podríamos decir que la Fe es la manera de comportarse Jesús
con su Padre Dios.

- ¿Qué condiciones se han de dar para tener fe?


1. La escucha, ya que la fe entra por el oído, como nos dice san Pablo en la
Carta a los Romanos (10,17): “La fe nace del mensaje que se escucha, y la
escucha viene a través de la Palabra de Cristo”.
a. No vale cualquier cosa, cualquier mensaje.
b. Es LA palabra, la propuesta, y no las palabras ni las propuestas.
c. Y desgraciadamente a muchos no les llegó de verdad la Palabra en un
lenguaje inteligible y cercano.
2. Pero alguien tiene que hablar y exponer explícitamente:
a. Decía el eunuco: “Y ¿cómo voy a entenderlo si nadie me guía?” (Hch
8, 31).
b. Hoy hemos de reconocer que el cristiano medio no se atreve a dar la
cara por Cristo en un ambiente hostil como en el que nos
desenvolvemos. Existen demasiados silencios.
c. San Pablo decía: “creí, por eso hablé” (2 Cor 4, 13). El dar
testimonio es una consecuencia necesaria de la fe.
d. Es la necesidad del testigo.
3. Hace falta situarse en una profundidad de vida:
a. No se entiende sólo desde los ritmos rápidos. Desde la cultura del
“usar y tirar”.
b. Sino desde el estilo paciente que desarrolla Jesús con la samaritana
en el brocal del pozo.
c. La fe anida en el interior más íntimo de la persona.
d. Y llegar allí no es fácil, por varias razones:
i. Nos cuesta parar el ritmo de vida que nos hemos impuesto.
ii. Nos duele que nos señalen el error en que vivimos.
iii. La luz nos ciega, y hay que adaptar los ojos. Lo cual necesita
un proceso paciente y esperanzado.
4. Para que haya fe, tiene que haber obediencia: estar dispuesto a dejarlo todo,
como decía Jesús: “todo aquel de entre vosotros que no renuncia a todos los
bienes, no puede ser discípulo mío” (Lc 14,33).
a. Así se comprende que la fe no es sólo adherirse a una ideología, sino
a una persona: Cristo. Y decirle: “pongo mi vida en tus manos”.
- La fe consiste en “resolver el problema esencial del hombre esencial”, según
Cornelio Fabro.
- Es:
o Saberse plantar delante de Dios, y delante de uno mismo.
o Muchas veces detrás del agnosticismo está la renuncia de ser uno mismo:
 Abdicando al dinamismo de la razón, que pide búsqueda.

8
 E instalarse en la duda, en la comodidad. Es lo que definía
Nietzsche en su obra Ecce Homo: Dionisio contra el crucificado.
 Hoy muchos no creyentes no lo son por razones, sino por
voluntades y deseos.
 Muchos ateos no han ajustado cuentas con Dios; o no quieren
saber ciertas cosas.
 Mientras que desgraciadamente a otros no les llegó la posibilidad
de un diálogo vivo con el Dios amor. Tal vez por falta de nuestro
testimonio.

- La Virgen tuvo fe, se fió de Dios:


o Esta es su gran verdad.
o Tuvo capacidad de escucha al Dios que quiere llevar la iniciativa de su
vida, respetando su libertad.
o Es la mujer con espiritualidad:
 Que oraba como lo hacía su pueblo.
 Hija de las grandes mujeres creyentes del pueblo judía: Sara, Rut,
Ester, Judit, la madre de los hermanos Macabeos etc…
o Ella es la tierra buena en la que cayó la semilla de la Palabra, la acogió y
dio fruto abundante.
o Implicó su vida, y lo dejó todo, entrando en la gran aventura de Dios:
 Nazaret.
 Belén,
 Su tierra para ir a Egipto.
 Su hijo en la puerta del templo y en los andares por Galilea.
 El Calvario
 Cenáculo.
- Nosotros miramos a la Virgen de las Mercedes:
o Reconocemos que su gran merced es enseñarnos a creer.
o Porque la fe nos da luz. La fe nos salva. La fe nos llena de vida.
o María nos muestra al Hijo, en quien Ella encontró su fortaleza..
o No le fue fácil, por eso tuvo que “guardar todas las cosas en su corazón”
(Lc 2,19).
o Porque Dios nunca es evidente, tampoco lo fue para ella.
- ¿Dónde encontramos hoy a Jesús vivo para estar atentos y acogerlo?
o En la Palabra: Que se hizo carne acampó entre nosotros (Jn 1,14).
o En la Eucaristía: Esto es mi cuerpo (I Cor 11,24).
o En los pobres de todas las pobrezas: Tuve hambre … (Mt 25, 35).
o En los sencillos, los niños: Quien acoge a un niño…(Mc 9,37).
o En los enfermos: Tuve enfermo y me visitaste (Mt 25, 36).
o En el camino fracasado acompañando a los de Emaús: ¿No ardía nuestro
corazón…? (Lc 24, 32).
- Hoy nosotros, al mirar a la Virgen:
o sentimos el deseo de repetir las palabras de aquella mujer de Galilea:
“Bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te criaron”.
o a lo que Jesús respondió, y nos responde: “Mejor, bienaventurados los
que escuchan la palabra de Dios y la cumplen” (Lc 11, 28), que era la
mejor forma de valorar a su madre porque ella un día dijo:
 “Hágase en mí tu palabra”.

9
 y lo mantuvo hasta el final.
- Por encima de los vínculos de la sangre, están los vínculos de la fe. El ir
comprendiendo esto consiste el mérito verdadero de la Virgen.
- Le pedimos a la Virgen que:
o Aumente nuestra espiritualidad, nuestra oración.
o Que sepamos interpretar lo que pasa a nuestro alrededor con los ojos de
la fe, que son unos ojos nuevos (L F 4), que son los ojos de Cristo,
 No con los ojos de la prensa, ni de los medios de comunicación.
 No con la baremación de las encuestas, ni de la opinión pública.
 Ni con los modelos políticamente correctos, a veces tan
manipulados por slóganes o consignas.
 Sino con la libertad de los hijos de Dios, porque “para ser libres,
nos liberó Cristo” (Gal 5,1).
 Y esto en los triunfos y las derrotas de la vida, siempre con los
ojos de la fe.
- Esta comunidad cristiana ha de acudir a la Virgen:
 Para madurar en la fe.
 Para ser valiente y alegre en la fe.
 Para ser libre desde la fe.
 Para ser servicial a la sociedad y a la ciudad desde su fe.
 Así la fe cristiana será un “verdadero patrimonio de la
sociedad”, y no un mal a estirpar.
- Aunque todavía tengamos que escuchar aquel reproche que Jesús hizo a sus
discípulos: “¡Gente de poca fe! ¿Hasta cuando tendré que soportaros?” (Mc 9,
14-29).
Dios te salve, Anunciación.

Dios te salve, Anunciación,


morena de maravilla,
tendrás un hijo más bello
que los tallos de la brisa.

Mensaje de Dios te traigo.


Él te saluda, María,
pues Dios se prendó de ti,
y Dios es Dios de alegría.

Llena de gracia te llamo


porque la gracia te llena;
sin más te pudiera dar,
mucha más gracia te diera.

El Señor está contigo,


aún más que tú estas con Dios;
tu carne ya no es tu carne,
tu sangre ya es para dos.

Y bendita vas a ser


entre todas las mujeres,
pues si eres madre de todos

10
¿quién podría no quererte?
FEDERICO GARCÍA LORCA.

DÍA 2º: CREER EN LA OSCURIDAD

- Caminamos por el segundo día de esta novena.


- En el Año de la Fe, reparamos en nuestra patrona como modelo de fe.
- Por eso le decimos un día más, con Isabel: “Dichosa tú porque has creído”.
- Y la miramos como modelo y estímulo, que tan necesarios son para nosotros.
- La fe no se vive generalmente en situación gratificante:
o Sino que viene unida casi siempre a la dificultad: cuando hay un dolor,
una muerte, una enfermedad o un fracaso. Entonces es cuando decimos:
“¡Ay, Dios mío!, ¿por qué me pasa esto?”.
o Es la fe en situación de oscuridad.
o Así la expresaba san Juan de la Cruz cuando estaba preso, y desde donde
fue capaz de escribir el poema La Fonte:
1. Aquella eterna fonte está escondida,
que bien sé yo do tiene su manida,
aunque es de noche.
2. Su origen no lo sé, pues no le tiene,
mas sé que todo origen de ella tiene,
aunque es de noche.
10. Aquí se está llamando a las criaturas,
y de esta agua se hartan, aunque a oscuras
porque es de noche.

- La Virgen de las Mercedes también se nos hace modelo de fe en la noche oscura


de la vida.
- Ella fue hija de un pueblo creyente, cuando creer entrañaba una dificultad. Vivió
la misma dificultad para creer que:
o Abrahán: “Sal de tu tierra…” (Gn 12), rompe con el politeísmo.
o Moisés, a pesar de ser tartamudo.
o Jeremías, arrojado el pozo por los mismo suyos.
o Job, el paciente y rebelde a la vez.
o Y pudo proclamar el salmo 116, 10: “Tenía fe aunque cuando dije, ¿qué
desgraciado soy!”.
- Por eso un día “salió sin saber a dónde iba”, como Abrahán (Hbr 11,8), sólo
fiándose de Dios.
- Por eso su fe estuvo envuelta en espadas, como le recordó Simeón (Lc 2, 35).
- Ella
o Tuvo que vivir la divinidad escondida de su hijo, a quien le oyó decir:
“no he venido a traer paz, sino guerra” (Lc 12), es decir: tensión,
conflicto y lucha.
o Tuvo que ver cómo su hijo no tenía donde reclinar la cabeza.
o Tuvo que comprender a un hijo difícil, cuando sus parientes creían que
estaba loco.
o Tuvo que ir guardando las cosas de su hijo en el corazón.

11
o Y cuando pronunció su “fiat” (hágase), apostó sin saber del todo el fondo
de su decisión. Pero con un “hágase” irreversible.
o Tuvo que rezar mil veces el Salmo 40 (v 7-9): “Aquí estoy, Señor, para
hacer tu voluntad”.
o Tuvo que hacer un esfuerzo por compatibilizar su fe y su razón, para no
caer en el fanatismo o en la superstición. No quería que su entrega fuera
irracional, por eso necesitó de la meditación en la oscuridad. Y así nos
abrió un camino novedoso en la forma de creer: preguntarle a Dios,
¿cómo será eso si no conozco varón?” (Lc 1, 34), porque el enemigo de
la fe es una credulidad sin juicio crítico, en la que cabe todo:
supersticiones, fanatismo, visiones, milagrería… Su fe estaba depurada y
era madura.
o Y así supo mantenerse de pie, en libertad, a pesar de las presiones
sociales y las dificultades de todo tipo.
- Hoy nosotros, en medio de la oscuridad de la vida, hemos de leer el mensaje del
Papa Francisco que hacía público hace sólo unos días con la Encíclica Lumen
Fidei: “La característica propia de la luz de la fe es la capacidad de iluminar
toda la existencia del hombre. Porque una luz tan potente no puede provenir de
nosotros mismos; ha de venir de una fuente más primordial, tiene que venir en
definitiva de Dios” (4).
- Para superar la tentación de seguir a los ídolos elaborados por el hombre. Luces
que cautivan y atrapan, pero no que iluminan.
o El Dios en quien creyó la Virgen no era un dios suave, impersonal,
lejano, intelectualizado, sin corazón y sin nombre.
o Sino el Dios amor, al que se le responde desde el amor.
o Un amor que consiste en interesarse por el bien que existe fuera de
nosotros, desearlo, buscarlo, llamarlo y abrirse a su presencia.
o La Virgen así lo hizo
- Por eso fue valorada en el Concilio Vat II con las siguientes palabras:
“Proclamada como miembro excelentísimo y enteramente singular de la Iglesia
y como tipo y ejemplar acabadísimo de la misma en la fe y en la caridad, y a
quien la Iglesia católica, instruida por el Espíritu Santo, venera, como a madre
amantísima, con afecto de piedad filial” (L G 53).
- Ernesto Sábato escribía: “En tiempos oscuros nos ayudan quienes han sabido
andar en la noche”. Hoy sabemos nosotros que nadie como la Virgen:
o Darnos su mano en el camino del dolor, de la contrariedad, sigue siendo
su mejor merced.
o Para enseñarnos a creer, aunque sea de noche.
- Necesitamos fortalecer la contemplación, como ella supo vivir la vida
ajustándose a las palabras de Jesús: “María ha escogido la mejor parte” Jn
10,42).
- La Virgen María vivió la fe en el silencio:
o Silencio para encontrar luz en la oscuridad.
o Silencio que es oración y no vacío.
o Silencio que no es vacío de palabras.
o Silencio es que humildad.
o Silencio que es donación.
o Silencio que es contemplación.
o Toda su vida fue en silencio:

12
 Ante la muerte de José.
 Ante la vida pública de su Hijo, aplaudido y criticado.
 Ante la cruz.
 Después de Pentecostés, en respeto al Espíritu Santo.
- Ella nos enseña a vivir el silencio en medio de los ruidos, y encontrar luz en la
oscuridad.
- Como todas las tardes, voy a terminar con unos sencillos versos de Martín
Descalzo que hablan del silencio de la Virgen, un silencio contemplativo dentro
de la oscuridad:

«Cuando venga mi Hijo,


me callaré.
Si él es la Palabra
yo ¿qué?...
Belén está ya cerca,
casi se ve.
Se acaba la tarea
que comencé.
Porque cuando en mis brazos
nacido esté,
el "hágase" que dije
repetiré.
Y ya no diré nada.
Ya ¿para qué?
Si él es la Palabra
me callaré».

13
DÍA 3º: CREER ES TENER A CRISTO COMO EL ÚNICO SALVADOR

- No queremos en esta novena caminar por una ruta populista, provocando el


vacío sentimentalismo. Ya el concilio Vat II avisaba cómo debía ser el culto
tributado a la Virgen: “La verdadera devoción no consiste ni en un
sentimentalismo estéril y transitorio, ni en una vana credulidad, sino que
procede de la fe auténtica, que nos induce a reconocer la excelencia de la
Madre de Dios, que nos impulsa a un amor filial hacia nuestra Madre y a la
imitación de sus virtudes” (LG 67). Por tanto quisiéramos situarnos en el amor a
la Virgen:
 Sin exageraciones.
 Pero a la vez sin mezquindades.
- Creer, ¿en qué?, o ¿en quién?
o Si la fe consistiera sólo en asumir unas ideas: creer sería en Algo
misterioso y distante.
o Pero la fe es la respuesta a un encuentro amoroso de Alguien que se
acerca: la respuesta del creyente sería la confianza en Él.
- Vivimos continuamente rodeados de ofertas en nuestra vida:
o Una vida cómoda.
o Un tiempo en el que se impone el ocio como primera obligación.
o Productos y más productos.
- La vida se parece a un gran supermercado, o a unos grandes almacenes, en
donde estamos rodeados de productos que nos llaman la atención:
o unos necesarios, y otros no.
o todos atractivos hasta el punto que nos impiden mirar más allá, e incluso
más arriba.
o No hay techo, o al menos no sabemos cómo es. No hay tiempo que
perder.
o En la cultura del consumismo, se ofrece novedad en los productos, pero
se queda inmóvil el corazón.
- Productos que no son capaces de iluminar el fondo de la persona, ni dar
respuesta a la pregunta: ¿por dónde camino? ¿qué sentido tienen mis pasos?
- No se encuentra ningún producto por el que merezca la pena sacrificarlo todo.
- En el carrito caben todas las cosas, unas junto a otras, más y más se van
acumulando... Y se pagan con la tarjeta de crédito. Y así parece que no duele
pagar.

14
- De modo semejante hemos hecho de nuestra vida cotidiana:
o Hacer muchas cosas, y rápido.
o Pero con poco esfuerzo.
- Y sin embargo, la Virgen María nos ayuda a orientar nuestros pasos en otro
sentido:
o El valor fundamental de su vida fue el Hijo, por el que sacrificó todo.
o Lo lleva siendo niño entre sus brazos pero sin oprimirlo.
o No lo quiere en exclusividad.
o Lo muestra con respeto, hasta el punto de no tocarlo directamente, sino a
través de un lienzo a modo de corporal. Así:
o Se vincula a él.
o Manteniendo la distancia para no manipularlo.
- El Papa Francisco en su última Encíclica Lumen Fidei comienza con una
exposición sugerente:
o Los primeros cristianos vivían rodeados de una sociedad pagana que
celebraba al Sol invictus, invocando su salida.
o Pero comprenden que ese Sol no podía irradiar su luz sobre toda la
existencia del hombre.
o Por eso nadie estaba dispuesto a morir por ese Sol invictus.
o Ellos sin embargo experimentan a Cristo como el verdadero Sol, la
verdadera Luz invicta.
o Por Cristo merece la pena hasta morir, porque es capaz de iluminar toda
la vida, hasta el dolor y la muerte.
- Con razón el Apóstol Pedro predicará desde los primeros días con claridad: “no
hay salvación en ningún otro, pues bajo el cielo no se ha dado a los hombres
otro nombre por el que debamos salvarnos” (Hch 4, 12).
- No merece la pena creer en cualquier Dios, sino sólo en el que Cristo nos ha
marcado:
o Porque el Dios que existe es el Dios de Jesús. Por eso creer en Jesucristo
es el primer paso para creer en Dios.
o Desde Cristo se ve respuesta:
 Al futuro, venciendo la inseguridad y el miedo.
 A la enfermedad, con la esperanza.
 A la convivencia con los otros, con el amor.
 A la “Lógica del cálculo”, la “Lógica del mercado”, se
contrarresta con la “Lógica del Don”. Porque “hay mas felicidad
en dar que en recibir” (Hech 20,35).
o Sin Cristo, la gente se agarra a lo que sea, con tal de salir del miedo de
vivir:
 Toca madera.
 Invoca a la suerte.
 Se llena de supersticiones.
 Se esclaviza ante lo que sea, sobre todo ante el dinero, el poder, la
eterna juventud…
- La Virgen de las Mercedes, agarrada a su Hijo, a su Salvador, nos enseña a
prescindir de otros destellos pequeños, para asirnos a la verdadera Luz: Cristo,
el único Salvador.
- Cuando ella sale cada año en procesión para visitar las calles de nuestra ciudad,
se pueden escuchar aquellas palabras de san Pablo:

15
 “Sé de quien me he fiado” (2 Tim 1, 12).
 “Para mí, la vida es Cristo” (Fip 1,21).
 “Corramos con constancia, en la carrera que nos toca,
renunciando a todo lo que nos estorba y al pecado que
nos asedia, fijos los ojos en el que inició y completa
nuestra fe: Jesús” (Hbr 12,1-2).
- Él es quien sostiene a la persona, por eso es la gran verdad de la Virgen de las
Mercedes: “Dios, mi salvador”.
- Y siguiendo a San Agustín que decía: “La madre lo llevó en el seno, llevémoslo
nosotros en el corazón”, nosotros hemos de aplicarnos el mensaje.
- Ahora pedimos a la Madre que ruegue por nosotros, para que nos agarremos a
Cristo, su Hijo, su Salvador, y no caigamos en la tentación de poner el corazón
en otros “señores”.
- Terminamos con un poema de Bernardo Velado Graña, en forma de plegaria a la
Virgen que encontró en Cristo a su Salvador, para que nos lo siga mostrando:
 Con humildad.
 Con fidelidad.
 Con claridad.
 Como todos los años, en estas fiestas.

Ruega por nosotros, Madre De la Iglesia:


Virgen del Adviento
esperanza nuestra,
de Jesús la aurora,
del cielo la puerta.

Madre de los hombres


de la mar la estrella,
llévanos a Cristo,
danos tus promesas.

Eres, Virgen Madre,


la de gracia llena,
del Señor esclava,
del mundo la reina.

Alza nuestros ojos


hacia tu belleza,
guía nuestros pasos
a la vida eterna.
BERNARDO VELADO GRAÑA.

16
DÍA 4º: DINÁMICA MUERTE-VIDA. LA PASCUA.

- En este caminar por nuestra novena en honor a la Virgen de las Mercedes:


o Camino largo
o Con ritmo lento.
o Parra acceder a lo más íntimo de la persona, en donde anida la fe.
o Sabiendo que “el tiempo es más grande que el espacio”.
- Llegamos al día 4º, dentro del Año de la Fe, en que la Iglesia nos pide:
 Renovarla.
 Fortalecerla.
 Purificarla.
 Testimoniarla (Porta Fidei).
- Si la fe significa “decidirse estar con el Señor”, hemos de seguir sus propios
pasos que no son otros que muerte-vida.
o Creer en Cristo es tocar las marcas de su pasión, como Tomás: “¡Señor
mío, y Dios mío”.
o Experimentar la vivencia íntima que san Pablo comunica a los romanos:
“Si hemos sido incorporados a él (Cristo) en una muerte como la suya,
lo seremos también en una resurrección como la suya” (5).
o Esto es condición indispensable para creer en Cristo. Un ejemplo lo
tenemos en el joven rico:
 Era joven y buena persona.
 Con ánimo para acertar en la vida, por eso busca y se interesa..
 Para esto, Jesús le remite a una ética condensada en los
mandamientos.
 Pero aquel hombre quería tener FE, ser perfecto.
 Jesús le muestra la dinámica imprescindible: morir-resucitar:
o Ha de vender y compartir.
o Ha de seguirle desde la libertad.
 El joven se alejó lleno de tristeza. Valoró las consecuencias que
tiene en creer en Cristo.
- Creer es doloroso:
o Es apostar por un estilo de vida nuevo, lo que implica un desapego.
o Desliarse de las ataduras, los ídolos, como los llaman la Sagrada
Escritura.
o Esto como actitud perenne, y no algo coyuntural.

17
o Es una decisión irreversible, porque “nadie que pone la mano en el
arado y mira hacia atrás vale para el reino de Dios” (Lc 9, 62).
- Creer es abrirse a la sorpresa, a la novedad, porque Dios siempre sorprende. Es
la actitud contraria a Tomás, que quería tener todo controlado.
- La Virgen María entendió este mensaje: creer también para ella suponía vivir en
una continua desinstalación:
o De la comodidad que daban aquellos tiempos.
o De hacer su plan de vida personal.
o De controlar a su hijo.
o De apropiarse de él con exclusividad.
o Y todo esto no le fue fácil, por ello “guardaba todo esto en su corazón”:
 Con una mirada reflexiva.
 Meditando y contemplando el misterio.
o Ella nos enseña a ser peregrinos, que en palabras del Vat II suena así:
“Así avanzó también la Santísima Virgen en la peregrinación de la fe” (L
G 58), y esto hasta la cruz, donde oyó el encargo de Jesús: “Ahí tienes a
tu hijo”, para que le enseñes a peregrinar en la fe.
o ¿No la veis en su imagen como lleva al Niño desnudo? ¿Qué sentido
tiene ese despojamiento?
o ¿No la contempláis caminando? ¿Hacia dónde marcha si no es hacia el
misterio de la desinstalación?
- El cristiano, creyente en el Cristo despojado, ha de marcar un camino contrario
al de la comodidad, como lo hizo la Virgen. Esto significa:
 Morir al egoísmo.
 Morir a las ideas propias.
 Morir al gusto personal sobre el servicio al hermano.
 Morir a la propia “ideología”, cuando ello supone un
alejamiento del otro.
 Un morir al “yo” para nacer al “tú”. Es la experiencia que
tuvo Pedro:
o Del “Yo no te negaré”.
o Al “Tú sabes que te quiero”.
- Creer es morir al pecado que atrapa nuestra alma de mil maneras.
- El cristiano, hijo de la Virgen creyente, sabe que “no puede servir a Dios y al
dinero” (Mt 6, 24), y que ha de decir “llevo en mi cuerpo las marcas de Jesús”
(Gal 6,17).
- Creer es abrazar la pobreza, porque ella así lo era:
o Por ser mujer (Gal 4,4) “nacido de mujer”, la expresión más antigua
referida a María de Nazaret.
o Por dar a luz en un establo, porque no tenía sitio en la posada.
o Por ofrecer dos pichones, que era la ofrenda de los pobres.
o Por ser de un pueblo, Nazaret, de donde no podía salir nada bueno (Jn 1,
46).
- Y así se mantuvo pobre:
o Ella estuvo atenta a los pobres novios de Caná, que les faltó el vino.
o Ella aguantó el desprecio que le decían a su hijo:
 “¿No es éste el carpintero, al hijo de María?” (Mc 6, 3).
 “¿Cómo es este tan instruido si no ha estudiado?” (Jn
7,15).

18
o Ella contempló la humildad del Dios que vino a llenarla de vida.
o Ella no paró de sorprenderse.
o Ella cantó a Dios, porque se fijó en su pobreza.
- Creer en confiar en las palabras del Señor: “Bienaventurados los pobres en el
Espíritu porque de ellos es el Reino de los Cielos” (Mt 5, 1).
- Palabras actualizadas sólo hace unas fechas por el papa Francisco en Lampedusa
(11-7-2013):
“¿Quién de nosotros ha llorado por la muerte de estos hermanos y
hermanas, de todos aquellos que viajaban sobre las barcas, por las
jóvenes madres que llevaban a sus hijos, por estos hombres que
buscaban cualquier cosa para mantener a sus familias? Somos una
sociedad que ha olvidado la experiencia del llanto... La ilusión por lo
insignificante, por lo provisional, nos lleva hacia la indiferencia hacia
los otros, nos lleva a la globalización de la indiferencia”.
- Como todas las tardes, vamos a terminar con un poema del sacerdote Rafael
Valdivia, sacerdote fallecido recientemente en Jaén, a la Madre que, concebida
sin pecado, supo seguir a Cristo en la cruz, lugar del pecado, porque sabía que
seguirle implicaba morir y resucitar:

Y fue tu concepción del todo pura


cual aurora que besa la mañana,
como novia que alegre se engalana,
milagro de la gracia y la ternura.

Fuiste el alba, primicia de criatura,


y dádiva divina muy temprana:
limpia la maldición de la manzana,
nació tu Sol, rompiese la atadura.

Vencióse en ti la fuerza del pecado


y yace el enemigo ya vencido.
Ese cambio que en ti se ha producido

será para nosotros lo esperado.


Madre y modelo para mí has sido;
por eso te he querido y te he rezado.
RAFAEL VALDIVIA CASTRO.

19
DÍA 5º: LA FE LLEVA A LA CONVERSIÓN.

- Cuando B XVI convocó el Año de la Fe, una de las finalidades principales que
marcó fue la de: “Invitar a una auténtica y renovada conversión al Señor, único
Salvador del mundo”.
- La “conversión”, es la primera consecuencia de la fe, y uno de los principales
temas que recorren toda la Biblia (metanoia):
o Los profetas continuamente aluden a ella, por ejemplo:
 Ezequiel con el corazón de piedra por el corazón de carne (Ez
11,19).
 Juan el Bautista: “Dad el fruto que pide la conversión”, que luego
iba aclarando con ejemplos concretos, y que no correspondían a
un cambio solo exterior (lifting) (Lc 3 8).
o El mismo Jesús se presenta con un mensaje nítido: ¡Convertíos!. Y más
radical fue cuando dijo: “Si no os convertís, todos pereceréis” (Lc 13,3).
- La conversión en sentido religioso no está de moda. Es una palabra
“descatalogada”.
- Las razones son varias:
 El hedonismo que se va imponiendo irresistiblemente.
 Los referentes escasean.
 Y si el referente soy yo mismo, con mis propios gustos, se hace
inútil cambiar en ninguna dirección.
- La conversión, en sentido religioso, implica una propuesta por parte de Dios que
se acerca. No es algo puntural:
o Así lo vieron los grandes personajes de Israel..
o Así lo hizo a Gedeón.
o La propuesta de Dios siempre es incómoda porque nos pone en actitud
de búsqueda.
- En esto, Jesús es muy claro: ¡Qué difícil les será entrar en el reino de Dios a los
que tienen riquezas! (Lc 10,23), porque:
 Tienen atado el corazón.
 Y no son libres.

20
o El lenguaje utilizado es duro, por eso le preguntan sus discípulos:
“Entonces, ¿quién puede salvarse?”. A lo que responde, que sólo Dios
hace posible lo imposible.
o Pedro comienza a entender, por eso le apostilla: “nosotros lo hemos
dejado todo y te hemos seguido”, que es lo mismo que decir: “hemos
perdido por ti”.
o Y Cristo responde con la promesa del triunfo expresado en “la vida
eterna”.
- San Pablo nos recordará: “todo lo considero pérdida comparado con la
excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo perdí todo, y
todo lo considero basura con tal de ganar a Cristo” (Fil 3, 8).

- A nosotros nos dice: “no tengáis miedo a Dios”:


o Dios no es nuestro problema, sino nuestra solución.
o Dios es siempre una victoria.
o Dejaos conducir por Él.
o Nos va cambiando en la forma de ver la vida, y en la forma de ser.
o Eso no es cuestión de fanatismo, sino de enamoramiento:
 La fe en Él no ocupa sólo el sentimiento momentáneo.
 Sino a la persona completa.
- En este sentido, la Virgen María es la Mujer transformada por Dios porque:
o Como dijo Jesús: “nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me
ha enviado” (Jn 6, 44).
o Pero ella se dejó habitar, y transformar con el “hágase”.
- Ante una fe tan grande, como la de María, la Virgen María de las Mercedes,
nosotros no podemos más que proclamar: “Creo, Señor, pero aumenta mi fe”
(Mc 9,24).
- Y a Ella, con un lenguaje popular le aclamamos como:
o Rosa mística.
o Vaso espiritual.
o Vaso insigne de devoción.
o Causa de nuestra alegría.
- Como todas las tardes, queremos usar la belleza de unos versos para agradecerle
el cambio radical en su vida cuando se llenó de Dios, y el estímulo que eso
supone para nosotros: Decirte que te quiero.

Qué fragancia de luz siento a tu lado,


qué calor maternal bajo tu manto,
qué música interior cuando te canto,
qué frescura de amor acumulado.

Se hace camino el mar apaciguado


y sonrisa y fulgor el mismo llanto.
En el frágil temblor de mi quebranto
no pesa el corazón enamorado.

Te he dicho tantas cosas desde niño,


tantas veces soñado tu hermosura,
palpado tantas veces tu cariño.

21
Oh madre del socorro verdadero,
que al contemplar tu rostro de ternura,
tan sólo sé decirte que te quiero.
MIGUEL COMBARROS.

DIA 6º LA FE CONLLEVA UNA VIDA COHERENTE HACIA EL AMOR.

- La Biblia nos muestra dos textos muy claros en los que se vincula de fe con las
obras:
o “La fe actúa por el amor” (Gal 5,6).
o “La fe sin obras es fe muerta” (Sgo 2,17).
- B XVI enfatizó en la vinculación que existe entre la fe y la caridad: “La fe sin
la caridad no da fruto, y la caridad sin fe sería un sentimiento constantemente a
merced de la duda. La fe y el amor se necesitan mutuamente, de modo que una
permite a la otra seguir su camino” ( P F 14).
o Porque la fe teórica sin compromiso, no sirve para nada.

- En esta andadura en que estamos metidos durante la Novena, vamos


descubriendo el camino de la fe de manos de María, un camino siempre
comprometido.
- La fe no puede estar presa de tradiciones vacías, ni de costumbres sin fuerza.
- La fe de la Virgen estuvo comprometida con los pobres de todas las pobrezas:
o La fe le llevó a ser sensible con los pobres novios de Caná.
o La fe la llevó a estar cercana a su hijo que no tenía donde reclinar la
cabeza.
o La fe la comprometió a estar junto a la cruz del injustamente condenado.
o La fe la sentó en el Cenáculo en medio de una comunidad pobre de
personas y de recursos.
o Esa fe arraigada que le hace cantar a Dios porque “a los hambrientos los
colma de bienes, mientras que a los ricos los deja vacíos”.
o Verdad que ella misma vivió en su propia vida.
- La misma advocación de “las Mercedes” nos indica que el pueblo cristiano
alcalaíno la ha visto siempre implicada con el pobre que ha acudido a ella en
busca de una merced, de una gracia. Así lo expresa el romancero popular de Los
Cigarrones.

- ¿Cómo hemos de vivir la fe hoy los cristianos en una sociedad harta de palabras
y escasa de gestos?

22
o Viviendo en la misericordia, como nos enseña la parábola de los
viñadores:
 Frente a la Lógica del Cálculo, del Mercado.
 La lógica del Don.
o Para ello, hemos de superar la costumbre en la que vivimos de establecer
las bases de la convivencia solamente sobre la ley y la justicia.
 Son valores buenos e imprescindibles.
 Pero se quedan cortos para el que tiene fe y cree en el amor.
 Porque justicia por sí sola, se hace injusta si no se ayuda con la
misericordia. Así enseñaba B XVI:
“La justicia pide que se supere el desequilibrio entre quien
tiene lo superfluo y a quien le falta lo necesario; la caridad
impulsa a estar atento al otro y a salir al encuentro de su
necesidad, en lugar de encontrar justificaciones para
defender los propios intereses” ( 16-12-2012).
 “Amar va más allá de la justicia porque amar es dar, ofrecer de
lo mío al otro” (C V 6).
 Tener fe es vivir desde otro paradigma.
 Y esa Lógica del Don es posible llevarla a cabo no solo en el
campo personal y privado, sino también en las estructuras de la
sociedad, como lo recordaba B XVI en la Encíclica Cáritas in
Veritate:
“En las relaciones mercantiles el principio de gratuidad y la lógica
del don, como expresiones de fraternidad, pueden y deben tener
espacio en la actividad económica ordinaria” (CV 36).
- A lo largo de la historia han existido personas y grupos empeñados en llevar a
cabo “otra cultura” basada en el compromiso social como fruto del amor
recibido por Dios.
- Para entender todo esto, y para que no se quede en una mera filantropía, que al
final morirá de cansancio, hemos de profundizar en el amor que nos adelanta el
mismo Dios: “como yo os he amado”.
o El amor recibido, se hace la causa del amor entregado.
o El amor comprometido, es consecuencia del amor recibido.
- Vivimos en tiempos de confusión: ¿qué hacer ante tanto cambio?
o Pues hemos de tener clara una cosa: amar, servir, ayudar…
o El cristiano creyente, el Hijo de María, debe:
 Acostumbrarse a oír los gemidos de dolor de la gente que le
rodea. “Perdiendo” el tiempo para conocer las miserias.
 Hacer que el ser humano lo sea en plenitud, y para ello habrá de
hacer un esfuerzo por sacarlo de las muchas pobrezas, no sólo
económicas.
 Debe de empeñarse en renovar las estructuras de la sociedad, y de
la Iglesia, para que el pobre sea realmente el centro de la mirada.
 Para adquirir fuerzas en este empeño, tendrá de provocar
encuentros íntimos con Cristo, verdadera fuente del amor.
 Y encontrándose con Cristo, el buen samaritano, entenderá que su
vida supone un paso radical:
o Del vivir “en sí” y el “para sí”,
o Al hacerlo “en otro” y “para el otro”.
- Y todo ello con la conciencia de vivir en una alternativa a la mayoría:

23
o Con peligros e incomprensiones.
o Pero es aquí, y no en otros sitios, donde nos jugamos la vida.
- Que la Virgen de las Mercedes, “consoladora de los afligidos”, “salud de los
enfermos”, nos coja de su mano y nos adentre en ese misterio de amor.
- Para entender así el misterio de amor se precisa vivir la fe como la Virgen la
vivió.

DECIR TU NOMBRE, MARÍA

Decir tu nombre, María,


es decir que la Pobreza
compra los ojos de Dios.

Decir tu nombre, María,


es decir que la Promesa
sabe a leche de mujer.

Decir tu nombre, María,


es decir que nuestra carne
viste el silencio del Verbo.

Decir tu nombre, María,


es decir que el Reino viene
caminando con la Historia.

Decir tu nombre, María,


es decir junto a la Cruz
y en las llamas del Espíritu.

Decir tu nombre, María,


es decir que todo nombre
puede estar lleno de Gracia.

Decir tu nombre, María,


es decir que toda suerte
puede ser también Su Pascua.

Decir tu nombre, María,


es decirte toda Suya,
Causa de nuestra Alegría.

PEDRO CASALDÁLIGA.

24
DIA 7º LA FE COMO PEREGRINACIÓN.

- El papa Francisco, hace sólo unas semanas pronunciaba la siguiente frase:


“Debemos dejarnos conducir por el, aunque nos lleve por caminos nuevos;
debemos dejarnos transformar por él” (13/6/2013). Se refería al momento en
que vive hoy la Iglesia de búsqueda de caminos nuevos.
- Estaba recordando el Vat II: “La Iglesia va peregrinando entre las persecuciones
del mundo y los consuelos de Dios” (L G 8).

- En esto, la Virgen María, sigue siendo nuestro modelo y estímulo. Ella es


caminante, peregrina: observad su imagen en la que aparece caminando.

- El pueblo cristiano ha venido desde siglos rezando el Santo Rosario como


expresión de amor y veneración a la Virgen María.

o Es una oración sencilla y repetitiva.

o Allí ofrece un resumen de todos los misterios por parte de Jesucristo en


el proceso de nuestra salvación.

o Y siempre estaba María presente.

o Por eso el pueblo cristiano:

 Le reconoce.

 Le rinde culto.

 Le pide su intercesión.

 E intenta su imitación.

o El Rosario termina con la coronación de la Virgen María.:

25
 La meta de esta mujer fue entrar en el misterio de Dios.

 Después de un largo peregrinar.

 Los artistas han hecho verdaderas expresiones estéticas sobre la


Coronación, que en Alcalá se conserva una del círculo de los
Raxis.

- Otra forma de expresar el pueblo el amor a la Virgen como proceso son las
procesiones, que en el caso de Alcalá se hace mayúscula en la tarde el Día de la
Virgen.

o ¿Qué sentido tiene procesionar?

 Simboliza la misma vida: un largo caminar hasta llegar a la casa


del Padre. Una progresión.

 Iluminados por la luz de la fe.

 Acompañados, estimulados, ayudados por la Virgen María,


nuestra Madre, nos aproximamos al encuentro con Dios.

- Por medio de estas dos prácticas de la religiosidad popular, se recuerda otra


dimensión de la fe cristiana: el creyente es un peregrino que va avanzando
físicamente y espiritualmente.

- Lo contrario a la fe sería:

 El situarse,

 El plantarse.

 El creer que ya se tiene todo conquistado.

- La peregrinación consiste en buscar las huellas de Cristo, y en este sentido,


María fue la primera peregrina. ¿Qué hizo ella?

o Se embarcó en la aventura a la que Dios le llamó.

o Desde ahí orientó toda su vida.

o Su peregrinación fue doble:

 Geográfica:

 Nazaret.

 Belén.

26
 Egipto.

 Nazaret.

 Galilea detrás del Hijo.

 Calvario.

 Cenáculo.... Hasta los cielos.

 Espiritual: Guardando todos estos misterios en su corazón.

 Ante los magos.

 En el templo.

 En la predicación.

o Hasta que llegó a la meta: la coronación como Reina y Señora de todo lo


creado.

o Hoy la Iglesia celebra la fiesta de la Virgen Reina, que es lo mismo que


la Virgen triunfadora después de un largo peregrinaje.

- Si la fe implica una peregrinación, y si la Virgen fue la primera peregrina, ¿cómo


repercute eso en nosotros?

o El cristiano tiene que ir buscando una luz para su vida como lo hicieron
los magos que vivieron: buscando la estrella.

 Creían que estaba en los palacios, pero aquel no era su sitio.

 Se les escapaba, y se les venía nuevamente.

 Necesitaban adaptar sus ojos, los del corazón.

 Hasta comprender que la Luz verdadera está en la sencillez de un


niño.

 Y allí se postraron en adoración, y ofrecieron todo lo que tenían.

o Allí estaba María, con la Luz entre sus brazos:

 Intentando comprender ella también, al Dios desnudo como la


verdadera Luz.

- Nuestra Virgen nos sigue mostrando a ese Dios niño desnudo. Y también
nosotros lo encontraremos en sus brazos si como los magos nos podemos en
situación de búsqueda:

27
 Si llevamos una vida desinstalada.

 Si somos humildes en la búsqueda porque sabemos que no


tenemos en nuestras manos toda la verdad.

 Si la ideología no nos hace autosuficientes.

 Si nos resistimos a sentirnos satisfechos con las cosas como son,


y no como deberían ser.

 Entonces la fe nos va levantando de muchas de nuestras


esclavitudes y postraciones.

o La Virgen nos sigue mostrando dónde está la verdadera Luz.

o Y nos recuerda que “Dios elige a lo débil para confundir a lo fuerte” (1


Cor 1, 27).

- Creer como lo hizo la Virgen, no es solo una teoría, ni algo aislado de la vida,
sino que es un movimiento, una peregrinación constante.

- No puede entender la fe quien se siente satisfecho, se planta, y no busca nada en


la vida. Por eso tendremos que conseguir una Iglesia formada por cristianos
inquietos:

o Que no se contenten con este mundo.

o Que crean que es posible otro modo de vivir y de ser verdaderamente


libre.

- Es la vivencia que expresó san Pablo en la carta a los Filipenses: “No es que ya
lo haya conseguido, o que ya sea perfecto: yo lo persigo a ver si lo alcanzo
como yo he sido alcanzado por Cristo” (Fip 3,12).

- O lo que nos recuerda el autor de la Carta a los Hebreos: “Corramos, con


constancia, en la carrera que nos toca, renunciando a todo lo que nos estorba y
al pecado que nos asedia, fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe,
Jesús” (12, 1-2).

- María se nos ofrece como modelo de peregrina:

o En su misma talla se expresa caminando.

o Como modelo para peregrinos que van buscando luz para su angustia, su
dolor, y su oscuridad...

o Si acudimos a la Virgen, ella nos llevará a Cristo, Luz verdadera.

- Poema De hermosas contradicciones:

28
De hermosas contradicciones
sube hoy la Reina adornada,
muy mujer para divina,
muy celestial para humana.

Con admiración en ella


se ve la ley derogada,
muy humilde para reina,
muy exenta para esclava.

Por su caudillo la tienen


las celestiales escuadras,
para combatir muy tierna,
para niña muy armada.

La dignidad de que goza


con su modestia batalla,
para mandar muy pequeña,
para humillarse muy alta.

Une en sus divinos ojos


el temor de la confianza,
muy terrible para hermosa,
para espantar muy amada.

Colocada en el empíreo
en la celestial morada,
corto solio a su grandeza,
a su humildad muy alcázar.
SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ.

DÍA 8º RECONOCER QUE DIOS LLEVA LA INICIATIVA


PARA HACERNOS LIBRES.

- Estamos ya casi terminando estos días de aprendizaje desde la persona de la


Virgen a la que invocamos como Madre.
- ¿Servirá todo este esfuerzo para algo?

o ¿No consistirá sólo en cumplir con una tradición?

o ¿Sólo por una devoción?

o ¿Hará la Virgen el milagro, la merced, de fortalecernos en la fe en un


tiempo descreído?

29
o ¿No es necesario hoy en Alcalá una comunidad cristiana verdaderamente
creyente, con una fe seria, alegre, dinámica, y fuerte, referente para el
que busca?

o La fe vivida por la Virgen, ¿servirá de estímulo para todos nosotros en la


vida ordinaria que nos toca vivir?

- Jesucristo llegó un día a afirmar: “nadie viene a mí, si no lo atrae el Padre que
me ha enviado” (Jn 6, 44).

o Porque la fe es un don que Dios reparte a quien quiere, y del que hemos
de ser agradecidos.

o El catecismo nos recuerda:

 Cuando san Pedro confiesa que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios


vivo, Jesús le declara que esta revelación no le ha venido «de la
carne y de la sangre, sino de mi Padre que está en los cielos»
(Mt 16,17; cf. Ga 1,15; Mt 11,25). La fe es un don de Dios, una
virtud sobrenatural infundida por Él.

 «Para dar esta respuesta de la fe es necesaria la gracia de Dios,


que se adelanta y nos ayuda, junto con los auxilios interiores del
Espíritu Santo, que mueve el corazón, lo dirige a Dios, abre los
ojos del espíritu y concede "a todos gusto en aceptar y creer la
verdad"» (DV 5).

- Dios entra en nuestra vida para liberarla de esclavitudes. Como entró en la vida
de la Virgen para hacerla “libre y “liberada”.

o A ese don se le responde con obediencia y con sumisión.

o Con la limpieza de un niño, por eso el niño sigue siendo modelo de


creyente.

- La verdadera libertad consiste en:

o Amar a Dios sobre todos los dioses.

o Amar al prójimo a la altura de mi yo, y así mi propio yo no sea mi dios.

o La libertad no es un fin en sí mismo, que escondería un egoísmo, sino la


condición necesaria para que el amor sea amor verdadero.

- Un ejemplo de creyente libre, amante lo encontramos en la mujer llamada Rut:

o Su suegra Noemí despide a sus nueras porque habían quedado viudas.

o Orfá la despide con un beso.

30
o Rut sin embargo le dirá: “Iré a donde tú vayas, viviré a donde tú vivas;
tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios; moriré donde tú
mueras, y allí me enterrarán” (Rut 1, 16).

- Hoy es necesario que exista gente como Rut: con esas convicciones, y con esa
entrega.

- Cuando María responde con el “hágase”, está poniéndose al lado del pueblo
creyente al que pertenecía Rut Al mismo pueblo al que pertenecía el campesino
que acudió a la Virgen de las Mercedes cuando el asunto de los cigarrones (del
que no sabemos ni su nombre).

o Hágase significa obediencia al Dios que viene a mí y que me quiere de


otro modo.

o Hágase significa vivir como alternativa a este mundo, y con conciencia


de alternativa.

o El “hágase” se vive en un terreno resbaladizo, porque la fe no es el suelo


social en que nos toca vivir. El “hagase” de María corresponde a nuestro
“amén”.

o La fe no se vive hoy de forma pacífica y natural. Sino:

 Como resistencia cultural.

 Con carácter contracultural, como la vivía Pablo: “Los


judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero
nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo
para los judíos, necedad para los gentiles; pero para los
llamados…, un Cristo que es fuerza de Dios y sabiduría
de Dios” (I Cor 1, 22-23).

 Pero no alejada de la gente, sino siempre encarnada para


escuchar el clamor de nuestros hermanos.

- Así se entiende la fe como respuesta al Dios que viene a orientar nuestros pasos
para que seamos más libres:

o Eso no significa caminar entre incertidumbres,

o Sino en la certeza del que se siente habitado, como san Pablo:

 “He sido alcanzado por Cristo” (Fil 3, 12)

- Quisiéramos terminar hoy agradeciendo, ya que se acerca el final de la novena, a


la Virgen su estímulo y su ejemplo:
o Siendo parte de las generaciones que la llaman “bienaventurada” (Lc 1,
48)

31
o Identificándonos con aquella mujer que de entre la gente le dijo:
“dichoso el vientre que te llevo y los pechos que te alimentaron” (Lc
11,27).
o Y poner en nuestros labios aquella alabanza de Isabel: “Bendito el fruto
de tu vientre” (Lc 1,42).
- Y con la voz del pueblo sencillo y creyente proclamar hoy: ¡Virgen de las
Mercedes!
o Causa de nuestra alegría, Ruega por nosotros.
o Consuelo de los afligidos. Ruega por nosotros.
o Refugio de los pecadores. Ruega por nosotros.
- Y declamar el poema: Anunciada

-¿Y cómo os diría yo


lo que un ángel desbarata?

Fue como tener seguras


las paredes de la casa
y en un vendaval sin ruido
ver que el techo se levanta
y entra Dios hasta la alcoba
diciendo:

-Llena de gracia,
no me levantes paredes
ni pongas muro en tu casa,
que por entrar en la historia
me salto yo las murallas.

Si virgen, vas a ser madre,


si esposa, mi enamorada,
si libre, por libre quiero
que digas: “he aquí la esclava”.

-He aquí la esclava, le dije.

Y se quedó mi palabra
sencilla, sencillamente
en el aire arrodillada.
JOSE LUÍS BLANCO VEGA.

32
DÍA 9º CREO EN EL CREEMOS

- Después de esta andadura que ha supuesto la Novena en que hemos reflexionado


sobre la fe de María, puede parecer que eso de creer es difícil, sobre todo en
estas circunstancias históricas:
o Pensando no es una fe de diseño, acomodada a nuestra comodidad.
o Ni una fe que tenga su arraigo sólo en el campo de las ideas.
o Sino una fe comprometida, que implica todos los aspectos de la vida,
como fue la fe de la Virgen.
o Puede parecer dificultoso y hasta ostentoso el proclamar: “Creo, Señor”.
- Hemos insistido en que creer es un don, pero al mismo tiempo, es abrir el
corazón y dejar que entre Cristo en él, a pesar de que nos va a revolucionar la
vida:
o Vaciándola de ídolos
o Dejándola en carne viva.
- Pero en esto no podemos disimular, ni dejar de hablar claro, como lo hizo el
propio Jesús cuando habló de “la puerta estrecha”.
 No vale sólo decir; ¡Señor, Señor!.
 No vale colocarnos los primeros, porque podremos ser los
últimos.
- Y para esto tendremos que acoger muchas veces la corrección, de la que habla la
Carta a los Hebreos (12, 11).

- Pero hay un dato importante sobre el que B XVI nos hacía caer en la cuenta en
la Porta Fidei: La fe tiene una dimensión comunitaria.
o No podemos creer solos.

33
o No podemos caminar en soledad, ni diseñar la hoja de ruta.
o La fe no nos pertenece como algo privado.
o La fe es una respuesta personal, pero necesita un acompañamiento.
o El decir: “creo”, implica el “creemos”.
- La fe viene propuesta por la Iglesia de Jesucristo, y a nosotros queda adherirnos.
 No nos corresponde seleccionar, ni filtrar, porque no es de nuestra
propiedad,
 Por eso san Pablo recordaba a los cristianos de Éfeso: “Un solo
Señor, una sola fe, un solo bautismo” (Ef 4,5).
- Este mensaje de adhesión comunitaria es difícil de asimilar sobretodo en la
cultura en que nos movemos en que todo está “personalizado”,
“individualizado”, “adaptado”, “de diseño”…
o En definitiva una cultura individualista.
o En la que hasta la libertad se concibe como una forma de disimular el
egoísmo.
- Frente a este aire tan “natural” en el que nos desenvolvemos, Pablo VI proclamó
a la Virgen con un título original: “Madre de la Iglesia”.
 Recogiendo el sentir del Vat II cuando en la LG 53 afirma:
“Es saludada como miembro sobreeminente y del todo singular de
la Iglesia, su prototipo y modelo destacadísimo en la fe y caridad y
a quien la Iglesia católica, enseñada por el Espíritu Santo, honra
con filial afecto de piedad como a Madre amantísima”.
 Siempre dentro del pueblo creyente.
 A la vez Madre y hermana mayor de los creyentes.
- A ella acudimos hoy, no a título individual cada uno de nosotros, sino como
Iglesia, como comunidad de los que participan de una misma fe, para que Ella
nos enseñe a vivir esa fe desde una respuesta personal, “creo”, y al mismo
tiempo, comunitaria: “creemos”.
- Y lo hacemos alrededor de la pila del bautismo, como proponía B XVI al
iniciar este Año de la Fe:
 Como adhesión a Cristo.
 Con carácter de gracia o indulgencia.
 Porque esta es la fe que nos salva.
 Por eso la Iglesia concede la Indulgencia especial (plenaria).
- Ahora, en este último día de la novena:
o Sintiéndonos Iglesia, hijos de la Iglesia.
o Vamos a proclamar el Credo.
- Y lo hacemos con María de las Mercedes, madre de la fe.
o Toda su vida fue una confesión de fe en Cristo.
o Pero tuvo tres momentos en que esa expresión se hizo más intensa:

 En el FIAT de Nazaret: El “hágase”:


 Después de la escucha en oración, se siente libre para
acoger a Dios y a sus planes.
 Y se deja habitar por Él, espiritual y biológicamente.
 Asumiendo los riesgos, pero llenándose de alegría.
 Y comienza a atravesar la puerta estrecha.
 Y se pone en movimiento, como una peregrina.
 Y porque se fía de Dios, se manifiesta libre de todo.

34
 ¡Qué lejos la interpretación que Nietzsche cuando
afirmaba con desprecio que “el hombre de fe, el fiel, de
cualquier índole, es necesariamente un hombre
dependiente… abdicando de su propio ser”! En María esa
dependencia está basada en el amor y en la libertad.
 Su Fiat se corresponde a nuestra “Amén”.

 En el MAGNÍFICAT.
 Canta y alaba a Dios por haberse fijado en su pequeñez.
 Sabiendo que la alabanza es el lenguaje en el que mejor
se expresa la fe.
 Alabanza que es alegría, esperanza y oración, valores
contrarios al del mundo de los poderosos.

 Y finalmente en el STABAT MATER:


 Al pie de la cruz.
 Cuando la fe se hace dolor, pero al mismo tiempo
esperanza.
 No es un alarde de fortaleza, sino una cercanía al
crucificado.
 Cuando la fe se hace amor al perdedor.
 Cruz no sólo la del Calvario. También era cruz:
o El salir a la montaña de Judea en vez de
preocuparse de sí misma.
o El dar a luz en un establo.
o Tener que huir a Egipto para salvar al hijo.
o Los años de silencio en Nazaret, que son la
expresión de la “noche oscura”.
o El estar junto a los pobres novios de Caná.
o El “guardar todas estas cosas en su corazón”,
caminando en interioridad.
o El ir discerniendo los pasos del hijo durante toda
su vida.
o Y el acompañar a la comunidad cobarde y débil en
el Cenáculo.
- B XVI hace dos años, cuando venía en el avión para presidir la JMJ de Madrid,
tuvo estas palabras: “La cultura actual, en algunas partes del mundo, sobre todo
en Occidente, tiende a excluir a Dios. O a considerar la fe como un hecho
privado, sin ninguna relevancia social. Se constata una especie de “eclipse de
Dios”, una cierta amnesia, más aún, un verdadero rechazo del cristianismo y
una negación del tesoro de la fe recibida”.
- Frente a esta realidad, os proponemos una mirada con los ojos y con el corazón
a la Virgen María, bajo la advocación de Las Mercedes:
o No una mirada utilitarista e interesada. “Trabajad por el alimento que no
perece”, decía Jesús (Jn 6,27).
o Ni con una mirada basada en una fugaz emoción.
o Sino una mirada madura y espiritual.

35
o Siguiendo al papa Francisco: “Cultivemos la dimensión contemplativa,
incluso en la vorágine de las obligaciones más urgentes y penosas” (7-7-
2013).
o Una mirada capaz de llegar hasta el corazón, para mover la voluntad.
o Y cara a cara frente a Ella, preguntarnos:
 ¿Qué estamos haciendo con nuestras nuevas generaciones?
 ¿Qué hacemos en esta sociedad de intereses, y enfrentamientos?
 ¿Qué nos enseñas para este mundo lleno de corrupción y
picaresca?
 ¿Cómo hemos de vivir tu misma fe, Madre?
 ¿Cómo mostrar el camino como verdadera alternativa, con
valentía y claridad?
- Llegamos al final de esta novena en el AÑO DE LA FE:
o Al tiempo de agradecer:
 A Dios Padre por la fe que nos ha dado, a través de una familia
creyente, como escribía Frédéríc Ozanam, beatificado por Juan
Pablo II en 1997:
“En medio de un siglo de escepticismo, Dios me ha hecho la
gracia de nacer en la fe. Me puso en las rodillas de un padre
católico y de una madre santa. Mas tarde llegaron hasta mí los
rumores de un mundo sin fe. Conocí todo el horror de las dudas
que roían mi corazón durante el día y durante la noche. La
incertidumbre de mi destino eterno no me dejaba reposo”.
 Y a la Virgen María, por su intercesión y sus “mercedes”. Porque
nunca nos dejó solos.
o Por eso le proclamamos “¡Dichosa tú porque has creído!”.
o Y alrededor de la pila del bautismo, juntos seguidamente vamos a
proclamar nuestra fe:

- Para finalizar esta novena, yo quiero hacer una oración, como un cristiano más,
en esta ocasión tomada del talento de José Luís Martín Descalzo. Con él
comencé hace diez días, y con él quiero terminar del siguiente modo mirando a
la Virgen::

“Te doy gracias, María, por ser una mujer.


Gracias por haber sido mujer como mi madre
y por haberlo sido en un tiempo en el que
ser mujer era como no ser nada.

Gracias porque cuando todos te consideraban


una mujer de nada
tú fuiste todo,
todo lo que un ser humano puede ser y mucho más,
la plenitud del hombre, una vida completa.

Gracias por haber sido una mujer libre y liberada,


la mujer más libre y liberada de la historia,
la única mujer liberada y libre de la historia,
porque tú fuiste la única no atada al pecado,
la única no uncida a la vulgaridad,

36
la única que nunca fue mediocre,
la única verdaderamente llena de gracia y de vida.

Te doy gracias porque estuviste llena de gracia


porque estabas precisamente llena de vida;
porque estuviste llena de vida
porque te habían verdaderamente llenado de gracia.

Te doy gracias porque supiste encontrar la libertad


siendo esclava,
aceptando la única esclavitud que libera,
la esclavitud de Dios,
y nunca te enzarzaste en todas las otras esclavitudes
que a nosotros nos atan.

Te doy gracias porque te atreviste a tomar


la vida con las dos manos.
Porque al llegar el ángel,
te atreviste a preferir tu misión a tu comodidad,
porque aceptaste tu misión sabiendo que era cuesta arriba,
en una cuesta arriba que acababa en un Calvario.

Gracias porque fuiste valiente,


gracias por no tener miedo,
gracias por fiarte del Dios que te estaba llenando,
del Dios que venía, no a quitarte nada,
sino a hacerte más mujer.

Gracias por tu libertad de palabra cuando hablaste a Isabel.


Gracias por atreverte a decir que Dios
derribaría a los poderosos,
sin preocuparte por lo que pensaría Herodes.
Gracias por haber sabido que eras pobre
y que Dios te había elegido precisamente por ser pobre.
Gracias porque supiste hablar de los ricos
sin rencor, pero poniéndolos en su sitio.
Gracias porque supiste ser la más maternal de las vírgenes,
la más virginal de las madres.
Gracias porque entendiste la maternidad
como un servicio a la vida ¡y que Vida!
Gracias porque entendiste la virginidad
como una entrega ¡y qué entrega!
Gracias por ser alegre en un tiempo de tristes,
por ser valiente en un tiempo de cobardes.
Gracias por atreverte a ir embaraza hasta Belén.
Gracias por dar a luz donde cualquier otra mujer
se hubiera avergonzado.

Gracias por ser luego una mujer de pueblo,


por no haber necesitado ni ángeles, ni criadas

37
que te amasaran el pan y te hicieran la comida,
gracias por haber sabido vivir sin milagros ni prodigios,
gracias por haber sabido que estar llena
no era de estarlo de títulos y honores, sino de amor.

Gracias por haber aceptado el exilio,


por asumir serena la muerte del esposo querido.

Gracias por haber respetado la vocación de tu Hijo


cuando se fue hacia su locura,
por no haberle dado consejitos prudentes,
gracias por haberle dejado crecer y por
sentirte orgullosa de que Él te superase.

Gracias por haber sabido quedarte en silencio


y en la sombra durante su misión,
pero sosteniendo de lejos
el grupo de mujeres que seguían a tu Hijo.

Gracias por haber subido al Calvario


cuando pudiste quedarte alejada del llanto,
por aguantar al lado del sufriente.

Gracias por aceptar la soledad de los años vacíos.

Gracias por haber sido la mujer más entera


que ha existido nunca,
y gracias, sobre todo, por haber sido
la única mujer de toda la historia que
volvió entera a los brazos de Dios.

Gracias por seguir siendo madre y mujer en el cielo,


por no cansarte de amamantar a tus hijos de ahora.

Gracias por no haber reclamado nunca con palabras vacías


tu derecho de mujer en la Iglesia,
pero al mismo tiempo haber sido de hecho
el miembro más eminente de la Iglesia,
la primera redimida,
por ser entre los hombres y mujeres todos de la tierra
la que más se ha parecido a tu Hijo,
la que más cerca ha estado y está aún de Dios”.

Jaén en Julio 2013.

38