Você está na página 1de 3

Una particularidad de Jesus, es que siempre enseño en parábolas, hoy compartiremos una de las

mas famosas parábolas de Jesús en cuanto a lo que espera de nosotros.


MATEO 25: 14-30
14 En el reino de Dios pasará lo mismo que sucedió cierta vez, cuando un hombre decidió irse de viaje. Llamó a sus
empleados y les encargó su dinero. 15 El hombre sabía muy bien lo que cada uno podía hacer. Por eso, a uno de ellos
le entregó cinco mil monedas, a otro dos mil, y a otro mil. Luego se fue de viaje. 16 »El empleado que había recibido
cinco mil monedas hizo negocios con ellas, y logró ganar otras cinco mil. 17 El que recibió dos mil monedas ganó
otras dos mil. 18 Pero el que recibió mil monedas fue y las escondió bajo tierra. 19 »Mucho tiempo después, el
hombre que se había ido de viaje regresó, y quiso arreglar cuentas con sus empleados. 20 Llegó el que había
recibido cinco mil monedas, se las entregó junto con otras cinco mil y le dijo: “Señor, usted me dio cinco mil
monedas, y aquí tiene otras cinco mil que yo gané.” 21 »El hombre le dijo: “¡Excelente! Eres un empleado bueno, y se
puede confiar en ti. Ya que cuidaste bien lo poco que te di, ahora voy a encargarte cosas más importantes. Vamos a
celebrarlo.” 22 »Después llegó el empleado que había recibido dos mil monedas, y le dijo: “Señor, usted me dio dos
mil monedas, y aquí tiene otras dos mil que yo gané.” 23 »El hombre le contestó: “¡Excelente! Eres un empleado
bueno, y se puede confiar en ti. Ya que cuidaste bien lo poco que te di, ahora voy a encargarte cosas más
importantes. Vamos a celebrarlo.” 24 »Por último, llegó el empleado que había recibido mil monedas, y dijo: “Señor,
yo sabía que usted es un hombre muy exigente, que pide hasta lo imposible. 25 Por eso me dio miedo, y escondí el
dinero bajo tierra. Aquí le devuelvo exactamente sus mil monedas.” 26 »El hombre le respondió: “Eres un empleado
malo y perezoso. Si sabías que soy muy exigente, 27 ¿por qué no llevaste el dinero al banco? Así, al volver, yo
recibiría el dinero que te di, más los intereses.” 28 »Entonces el hombre dijo a sus ayudantes: “Quítenle a éste las mil
monedas, y dénselas al que tiene diez mil. 29 Porque al que tiene mucho se le dará más, y le sobrará; pero al que no
tiene nada, hasta lo poco que tiene se le quitará. 30 Y a este empleado inútil, échenlo afuera, a la oscuridad; allí
tendrá tanto miedo que llorará y le rechinarán de terror los dientes.”

1. DIOS DA A CADA UNO DONES SEGÚN NUESTRA CAPACIDAD.


La Biblia nos da una gran enseñanza en esta porción de lectura acerca de cómo administrar
nuestra vida cristiana, la parábola que Jesús mismo enseñó nos da a entender primeramente que
Dios conoce nuestra vida, nuestra realidad, nuestro entorno social y lo que hemos adoptado en
torno de nuestra existencia. Nuestra casa, nuestros padres, nuestra familia, nuestros hijos,
nuestro trabajo, en fin todo lo que nos rodea y lo que somos. El mismo, nos creó por lo tanto
somos criaturas suyas, hechas a imagen y semejanza de EL, por lo mismo también entiende de
nuestras capacidades y limitaciones. Dios conoce nuestras debilidades y fortalezas y por lo tanto,
ha visto que su creación ha sido buena. Como en la parábola dice que Dios dio talentos, dio
dones, nos regalo cualidades para poder hacerlas crecer.
2.- DIOS NOS DA PRUEBAS QUE PODEMOS SOPORTAR. OPORTUNIDADES PARA CRECER
Dios al darnos una prueba consigo mismo también nos da una salida, pues no hay nada que
escape de Él, perfectamente Él sabe que nosotros podremos salir victoriosos de la prueba y
aprobados para vivir y vencer cual sea la situación que se nos presente. Por eso el versículo de
Joven Fuerte habla de que vencemos al maligno, que son las pruebas que nos quieren hacer
decaer, bajonear, preocupar, y hasta incluso dejar de lado las bendiciones que nos da. Por ello
para nosotros cada situación de prueba y dificultad es una oportunidad para crecer, y ser mejor;
los hombres que han sido y son exitoso son porque pudieron enfrentar correctamente cada
prueba.
3. DIOS DA UN LLAMADO QUE DESAFÍA A CADA HOMBRE.
Dios nos llamó a todos con un propósito eterno, y ese propósito involucra que compartiremos
junto a ÉL la eternidad en su Presencia, más depende de nosotros el mostrarnos de qué manera
queremos vivir:
a) A manera del primer y segundo siervo.- Cumplidor, fiel, buen administrador de los
talentos que Dios le dio según su capacidad, aquel rinde cuentas sin miedos, que enfrenta
la vida y la célula sin temores, que produce y multiplica lo que se le ha entregado.
b) A manera del tercer siervo.- Miedoso, falto de fe, timorato, rebelde y Justificador de sí
mismo. El no valorarnos a nosotros mismos, es el desacreditar que la obra de Dios es
imperfecta, y mis queridos NO LO ES, yo soy creación de EL con una identdiad de Joven
Fuerte por EL.
CONCLUSIÓN Y LLAMADO.
DIOS NOS DIO CAPACIDAD DE DECIDIR.
En la parábola de Jesús, el amo al entregar dones, que aquí se dice como las monedas a cada
uno de sus siervos, nos enseña que Él antes de darnos las monedas, lo que hace es darnos la
oportunidad de decidir qué haremos con lo que Él nos está entregando.
Antes de darnos talentos, Dios nos dio la capacidad de decisión, la decisión nos permite
demostrar muchas cosas, entre ellas nuestra fe al enfrentar los desafíos, valentía, confianza en
El, fidelidad, fortaleza, y demostrar que EL no se equivocó al llamarnos por nuestro nombre para
sus planes Eternos.
Antes de entregarte talentos Dios te dio la capacidad de tener una decisión de que es lo que
harás, ¡Que es lo que haras?! Que hacemos con lo que Dios nos dá, en primer lugar lo importante
que es nuestra vida, darnos una Eternidad con El, que haremso con los talentos y recursos que El
tambien me dio, hacerlos trabajar en favor de las bendiciones para mi y para otros trabjando en
su Reino. Aquí en la parábola habla que negocio y crecio, para negociar, todos piensan en ganar
y en hacer mas grande su recurso que tiene hoy, y asi tenemos que vivir, siendo y decidiendo
siempre en como puedo ser yo mejor en El, porque El tiene el mejor camino para mi.
¿Qué decisión tomaré hoy? ¿Seguiré con los miedos que el enemigo ha colocado en mi corazón y
huiré de enfrentar una verdadera vida que tengo? ¿Continuaré con el deseo rebelde de hacer
como quiero y cuando quiero frente a los desafíos de la vida misma? ¿las decisiones que tomaré
son de acuerdo a mi ciencia y experiencia o a los principios eternos?
¿Actuaré como aquel siervo negligente que tuvo miedo de enfrentar la vida bajo los principios de
Dios, o tomaré la postura de los siervos fieles y buenos? ¿Recibiré a Cristo hoy y dejaré que Él
tome las riendas de mi vida verdaderamente y en todas las áreas? O… ¿continuaré sumergido en
mis ideas, perspectivas de vida y filosofías sin sentido que no me llevan a ser mejor?
Dios conoce los detalles que esconde y que revelan cómo está mi corazón de frente a la vida y a
la Eternidad, hoy es el momento de tomar la decisión de seguir a Cristo sin excusas y de ser la
mejor versión de mi vida cristiana y ser asi un Joven Fuerte de verdad como dice 1 Juan 2:14
OREMOS…

Interesses relacionados