Você está na página 1de 14

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA

FACULTAD ACADÉMICA DE CIENCIAS EMPRESARIALES


CARRERA DE CONTABILIDAD Y AUDITORÍA

TRABAJO DE AUDITORIA I

TEMA:
EVALUACIÓN INTERNA CONTABLE
AUTORES:
Jara Malla Génesis Mishel
Salinas Chica Pamela Katherine
Sarmiento Castro Freddy Alejandro
Torres Carrillo Juleydi Carolina

DOCENTE:
Ing. Com. Alvarado Aviles Franklin Gilberto, Mg. Audit. Y Contab.

CURSO:
5° Vespertino “B”

AÑO LECTIVO:
2019 – 2020
1. Introducción
2. Desarrollo

Control Interno Contable.


Proceso que bajo la responsabilidad del representante legal o máximo directivo de la
entidad contable pública, así como de los directivos de primer nivel responsables de las
áreas contables, se adelanta en las entidades y organismos públicos, con el fin de lograr
la existencia y efectividad de los procedimientos de control y verificación de las
actividades propias del proceso contable, capaces de garantizar razonablemente que la
información financiera, económica, social y ambiental cumpla con las características
cualitativas de confiabilidad, relevancia y comprensibilidad de que trata el Régimen de
Contabilidad Pública.
Objetivos del control interno contable.
Son objetivos del control interno contable los siguientes:
 Generar información contable con las características de confiabilidad,
comprensibilidad y relevancia, en procura de lograr la gestión eficiente,
transparencia, control de los recursos públicos y rendición de cuentas, como
propósitos del Sistema de Nacional de Contabilidad Pública.
 Establecer compromisos que orientan el accionar administrativo de la entidad en
términos de información contable confiable, relevante y comprensible.
 Promover la cultura del autocontrol por parte de los ejecutores directos de las
actividades relacionadas con el proceso contable.
 Garantizar que la información financiera, económica, social y ambiental de la
entidad contable pública se reconozca y revele con sujeción al Régimen de
Contabilidad Pública.
 Identificar el proceso Contable, dentro del flujo de procesos de la entidad,
definiendo sus objetivos bajo los principios de economía, eficiencia, eficacia,
celeridad y publicidad.
 Administrar los riesgos de índole contable de la entidad a fin de preservar la
confiabilidad, relevancia y comprensibilidad de la información como producto del
proceso contable.
 Definir e implementar los controles que sean necesarios para que se lleven a cabo
las diferentes actividades del proceso contable público en forma adecuada, con el
fin de administrar los riesgos de índole contable identificados.
 Verificar las políticas de operación para el desarrollo de la función contable; el
diseño del proceso contable, sus controles y acciones de prevención en relación
con los riesgos de índole contable; y la existencia de indicadores que permitan
evaluar permanentemente la gestión y los resultados de la entidad.
 Garantizar la generación y difusión de información contable necesaria para el
cumplimiento de los objetivos de gestión pública, control público, divulgación y
cultura.
 Establecer los medios necesarios que permitan una efectiva comunicación interna
y externa, de la información contable.
 Adelantar evaluaciones permanentes a la ejecución del proceso contable y a sus
resultados, por parte de los diferentes niveles de autoridad y responsabilidad
relacionados con el proceso contable, para que se lleven a cabo las acciones de
mejoramiento pertinentes.
 Garantizar la realización de evaluaciones independientes al Control Interno
Contable en forma oportuna y eficaz por la Unidad u Oficina de Control Interno
o quien haga sus veces.
 Establecer los elementos básicos de evaluación y seguimiento permanente que
deben realizar los jefes de control interno, respecto de la existencia y efectividad
de los controles al proceso contable necesarios para mantener la calidad de la
información financiera, económica, social y ambiental del ente público.
 Garantizar la operación del proceso contable con base en las diferentes
disposiciones de orden constitucional, legal y reglamentaria que le son propias.
 Asegurar la producción de información contable uniforme con destino a los
diferentes usuarios, de acuerdo con sus objetivos de gestión pública, control
público, y divulgación y cultura.
 Procurar por el cumplimiento de las normas relacionadas con el mejoramiento de
la calidad de la información contable.
Evaluación del Control Interno Contable
Es la medición o valoración que se hace al Control Interno en el proceso contable de una
entidad pública, con el propósito de determinar su calidad, el nivel de confianza que se le
puede otorgar, y si sus actividades de control son eficaces, eficientes y económicas en la
prevención y neutralización del riesgo inherente a la gestión contable.
En ejercicio de la autoevaluación como fundamento del control interno, los contadores
bajo cuya responsabilidad se produce información contable, y los demás servidores
públicos de las diferentes áreas que generan hechos, transacciones y operaciones
susceptibles de reconocer contablemente, son responsables, en lo que corresponda, por la
operatividad eficiente del proceso contable, actividades y tareas a su cargo; por la
supervisión continua a la eficacia de los controles integrados; y por desarrollar la
autoevaluación permanente a los resultados de su labor, como parte del cumplimiento de
las metas previstas por la dependencia a la cual pertenecen.
En términos de la evaluación independiente, la evaluación del control interno contable en
la entidad corresponde al Jefe de la Oficina de Control Interno o quien haga sus veces, de
conformidad con lo establecido en el Manual de Implementación del Modelo Estándar de
Control Interno.
Riesgos de Índole Contable
Representa la posibilidad de ocurrencia de eventos, tanto internos como externos, que
tienen la probabilidad de afectar o impedir el logro de información contable con las
características de confiabilidad, relevancia y comprensibilidad. El riesgo de índole
contable se materializa cuando los hechos económicos, financieros, sociales y
ambientales no se incluyan en el proceso contable o, habiendo sido incluidos, no cumplan
con lo dispuesto en el Régimen de Contabilidad Pública.
Aspectos conceptuales relacionados con el proceso contable
De conformidad con el Plan General de Contabilidad Pública, el proceso contable se
define como un conjunto ordenado de etapas que se concretan en el reconocimiento y la
revelación de las transacciones, los hechos y las operaciones financieras, económicas,
sociales y ambientales, que afectan la situación, la actividad y la capacidad para prestar
servicios o generar flujos de recursos de una entidad contable pública en particular. Para
ello, el proceso contable captura datos de la realidad económica y jurídica de las entidades
contables públicas, los analiza metodológicamente, realiza procesos de medición de las
magnitudes de los recursos de que tratan los datos, los incorpora en su estructura de
clasificación cronológica y conceptual, los representa por medio de instrumentos como la
partida doble y la base del devengo o causación en su estructura de libros, y luego los
agrega y sintetiza convirtiéndolos en estados, informes y reportes contables que son útiles
para el control y la toma de decisiones sobre los recursos, por parte de diversos usuarios.
El desarrollo del proceso contable público implica la observancia del conjunto de
principios, normas técnicas y procedimientos de contabilidad, contenidos en el Régimen
de Contabilidad Pública.
La identificación de las diferentes etapas del proceso contable, las actividades que las
conforman, así como los riesgos y controles asociados a cada una ellas, constituye una
acción administrativa de primer orden para efectos de garantizar la calidad de los estados,
informes y reportes contables.
Con base en estas generalidades, y de acuerdo con las particularidades de los diferentes
sistemas contables derivados de la naturaleza misma de las entidades públicas, se deberán
identificar específicamente las situaciones a que se encuentran sometidas, para luego, con
base en éstas, establecer los controles que solucionen o minimicen los problemas
identificados.
Por lo anterior, a continuación se definen cada una de las actividades y se señalan
posteriormente, en términos generales, las diferentes situaciones que comprometen la
razonabilidad de la información.
Etapas y actividades del proceso contable

Las etapas y actividades del proceso contable son:


Reconocimiento. De conformidad con el Plan General de Contabilidad Pública, es la
etapa de captura de los datos de la realidad económica y jurídica, su análisis desde la
óptica del origen y la aplicación de recursos y el proceso de su incorporación a la
estructura sistemática de clasificación cronológica y conceptual de la contabilidad, para
lo cual se requiere adelantar procesos de medición, que consisten en la tasación de las
magnitudes físicas o monetarias de los recursos que permiten incorporar y homogeneizar
los atributos de los hechos acaecidos en la realidad y su impacto para la entidad que
desarrolla el proceso contable. Esta etapa incluye el reconocimiento inicial de las
transacciones, hechos u operaciones, así como las posteriores actualizaciones de valor.
La información presupuestaria es un insumo básico de la etapa de reconocimiento en el
proceso contable. La etapa de reconocimiento se materializa con la ejecución de las
siguientes actividades:
Identificación. Actividad en la que se determina la ocurrencia de hechos, transacciones
y operaciones que afectan la estructura financiera, económica, social y ambiental, y por
lo tanto debe ser objeto de reconocimiento y revelación. Con esta actividad se busca
evaluar que la totalidad de los hechos, transacciones y operaciones sean incorporados al
proceso contable.
Clasificación. Actividad en la que, de acuerdo con las características del hecho,
transacción u operación, se determina en forma cronológica su clasificación conceptual
según el Catálogo General de Cuentas. En esta actividad se debe evaluar que el hecho
financiero, económico, social y ambiental a registrar cumpla con todos los elementos que
le son propios a la cuenta en la cual se clasifica.
Registro y ajustes. Actividad en la que se elaboran los comprobantes de contabilidad y
se efectúan los registros en los libros respectivos. Corresponde también a la verificación
de la información producida durante las actividades precedentes del proceso contable,
para corroborar su consistencia y confiabilidad, previo a la revelación en los estados,
informes y reportes contables, para determinar así las cifras sujetas a ajustes y/o
reclasificaciones, los cuales deben registrarse atendiendo lo dispuesto en el Régimen de
Contabilidad Pública.
Para efectos del Registro, las entidades contables públicas deben establecer las bases de
valuación que sean aplicables en aras de tasar adecuadamente las magnitudes físicas o
monetarias de los recursos.
Revelación
Según el Plan General de Contabilidad Pública, es la etapa que sintetiza y representa la
situación, los resultados de la actividad y la capacidad de prestación de servicios o
generación de flujos de recursos, en estados, informes y reportes contables confiables,
relevantes y comprensibles. Para garantizar estas características de los estados, informes
y reportes contables, la revelación implica la presentación del conjunto de criterios o
pautas particulares, seguidas en la etapa previa de reconocimiento, así como la
manifestación de la información necesaria para la comprensión de la realidad que
razonablemente representa la información contable pública. Los estados, informes y
reportes contables se refieren a entidades contables públicas individuales agregadas y
consolidadas. El Contador General de la Nación es responsable por la consolidación de
los estados, informes y reportes contables de la Nación con los de las entidades
descentralizadas territorialmente y por servicios. Hacen parte de la etapa de revelación
las siguientes actividades:
Elaboración de los estados, informes y reportes contables
Actividad mediante la cual se concreta el resultado del proceso contable, expresado en el
diseño y entrega oportuna de los estados, informes y reportes contables, los cuales deben
contener la discriminación básica y adicional que sea necesaria para una adecuada
interpretación cuantitativa y cualitativa de los hechos, transacciones y operaciones
realizadas, permitiendo a los usuarios construir indicadores de seguimiento y evaluación
de acuerdo con sus necesidades, e informar sobre el grado de avance de los planes,
programas y proyectos de la entidad contable pública.
Para el caso de los estados contables, se determina en esta actividad la aplicación del
procedimiento para la estructuración y presentación de los estados contables básicos,
contenido en el Manual de Procedimientos del Régimen de Contabilidad Pública y a las
políticas de información contable establecidas por cada ente público. También deben
verificarse y confrontarse los saldos de los libros frente a los saldos de los Estados,
Informes y Reportes Contables.
Para una mejor comprensión de la información, deben determinarse los aspectos o
situaciones que ameritan ser explicados a través de las notas a los estados contables.
Análisis, interpretación y comunicación de la información
Actividad que corresponde a la lectura que se hace de los estados, informes y reportes
contables, con el propósito de concluir sobre la situación, resultado y tendencia de las
entidades públicas, desde las perspectivas financiera, económica, social y ambiental, de
tal manera que su comunicación sea suficientemente útil para soportar las decisiones
relativas a la administración de los recursos públicos.
La adecuada ejecución de esta actividad materializa los objetivos de gestión pública,
control público y divulgación y cultura que tiene la información contable, en procura de
lograr los propósitos del Sistema Nacional de Contabilidad Pública relacionados con la
transparencia, gestión eficiente, rendición de cuentas y control de los recursos públicos.

Situaciones que ponen en riesgo la confiabilidad, relevancia y comprensibilidad de


la información

En el proceso contable se pueden evidenciar situaciones que ponen en riesgo la calidad


de la información contable y están asociadas a cada una de las actividades que se
desarrollan regularmente durante el proceso.
La identificación de Riesgos permite conocer los eventos que representan algún grado de
amenaza para el cumplimiento de la función del área responsable del proceso contable,
con efectos desfavorables para sus clientes y grupos de interés, a partir de los cuales se
analizan las causas, los agentes generadores y los efectos que se pueden presentar con su
ocurrencia.
Seguidamente se relacionan algunas de las situaciones más comunes que se han logrado
establecer para cada actividad:
Actividades Situaciones
 Dificultad para la medición monetaria confiable.
 Falta de idoneidad del documento soporte.
 Descripción inadecuada del hecho en el documento
fuente.
 Falta de Información en el documento fuente o soporte
del hecho realizado.
 Desconocimiento de las normas que rigen la
administración pública.
 Interpretación inadecuada del hecho realizado, conforme
Identificación al Régimen de Contabilidad Pública.
 Incapacidad de asociar el hecho económico realizado con
las normas contenidas en el PGCP.
 Hecho económico no considerado en el PGCP y no
definido en la doctrina contable pública.
 Hechos realizados que no han sido vinculados al proceso
contable.
 Inadecuado flujo de información entre el proceso
contable y los demás procesos generadores de hechos,
transacciones u operaciones susceptibles de reconocer
contablemente.
 Incorrecta interpretación sobre la coherencia entre el marco
conceptual del Plan General de Contabilidad Pública y el
Manual de Procedimientos del Régimen de Contabilidad
clasificación Pública.
 Utilización del Catálogo General de Cuentas desactualizado.
 Utilización inadecuada de cuentas que tienen el propósito de
registrar hechos diferentes al realizado.
 Incorrecta interpretación y aplicación de los principios de
contabilidad pública, así como de los procedimientos
contables.
 Imputación en una cuenta o código diferentes.
 Registros por valores superiores o inferiores al que
corresponde.
Registro y  No respetar la numeración consecutiva de los
Ajustes comprobantes de contabilidad.
 Incorrecta aplicación de normas y procedimientos
diferenciales entre entidades de gobierno general y
empresas públicas.
 Registro contable no cargado ni acumulado en la
contabilidad.
 Hechos ocurridos no registrados.
 Inadecuadas interfases de los subsistemas componentes
de los Sistemas Integrados de Información.
 Registro contable incompleto.
 Error en el cálculo de los valores para realizar los ajustes
relacionados con las cuentas valuativas o no
transaccionales.
 Ajustes realizados a los estados, informes y reportes
contables sin efectuar los registros en la contabilidad.
 Registros contables que implican la existencia de partidas
globales.
 Compensación de activos y pasivos del balance general,
o
 ingresos, gastos y costos que integran el estado de
actividad financiera, económica, social y ambiental.
 Inexistencia de libros de contabilidad.
 Información de los estados contables que no coincide con
los libros de contabilidad.
 Inadecuado funcionamiento del aplicativo utilizado para
procesar la información.
 No generación de estados, informes y reportes contables.
 Generación inoportuna de los estados, informes y
reportes contables al representante legal y demás
Elaboración de usuarios.
Estados  Revelación de informes contables que no corresponden a
Contables y los registros realizados.
Demás informes  Inadecuada estructuración de las notas a los estados
contables.
 Revelación insuficiente en las notas a los estados
contables.
 Omisión en la revelación de las variaciones significativas
de un periodo a otro.
 Inconsistencia entre las notas a los estados contables y
los
 saldos revelados en los estados, informes y reportes
contables.
 Presentación inoportuna de información a la CGN y a
organismos de inspección, vigilancia y control.
 Presentación incompleta de la información contable.
 Presentación inadecuada o no presentación de notas a los
estados contables.
Análisis,  No publicación de los estados contables en sitios visibles a la
Interpretación y comunidad.
Comunicación de  Revelación inconsistente de cuentas según los cuadres
La información algebraicos reconocidos técnicamente.
 Análisis e interpretación sesgada o incorrecta de la
información contable.
 Diseño inadecuado de indicadores para mostrar la realidad de
la entidad.
 Inadecuada comunicación del mensaje contable.
 Preparación de información sólo para efectos de cumplir con
la presentación a la Contaduría General de la Nación y
organismos de inspección, vigilancia y control.
 Omitir la utilización de la información contable para la toma
de decisiones.
 Presentación de información contable con diferentes cifras a
los diferentes usuarios.

PROCEDIMIENTOS DE CONTROL INTERNO CONTABLE


Con el propósito de lograr una información contable con las características de
confiabilidad, relevancia y comprensibilidad, las entidades públicas deben observar,
como mínimo, los siguientes elementos:
Depuración contable permanente y sostenibilidad.
Las entidades contables públicas cuya información contable no refleje su realidad
financiera, económica, social y ambiental, deben adelantar todas las veces que sea
necesario las gestiones administrativas para depurar las cifras y demás datos contenidos
en los estados, informes y reportes contables, de tal forma que estos cumplan las
características cualitativas de confiabilidad, relevancia y comprensibilidad de que trata el
marco conceptual del Plan General de Contabilidad Pública.
Por lo anterior, las entidades contables públicas tendrán en cuenta las diferentes
circunstancias por las cuales se refleja en los estados, informes y reportes contables las
cifras y demás datos sin razonabilidad. También deben determinarse las razones por las
cuales no se han incorporado en la contabilidad los bienes, derechos y obligaciones de la
entidad.
Atendiendo lo dispuesto en el Régimen de Contabilidad Pública, las entidades deben
adelantar las acciones pertinentes a efectos de depurar la información contable, así como
implementar los controles que sean necesarios para mejorar la calidad de la información.
En todo caso, se deben adelantar las acciones administrativas necesarias para evitar que
la información contable revele situaciones tales como:
a) Valores que afecten la situación patrimonial y no re representen derechos, bienes u
obligaciones para la entidad.
b) Derechos u obligaciones que, no obstante su existencia, no es posible realizarlos
mediante la jurisdicción coactiva.
c) Derechos u obligaciones respecto de los cuales no es posible ejercer su cobro o pago,
por cuanto opera alguna causal relacionada con su extinción, según sea el caso.
d) Derechos u obligaciones que carecen de documentos soporte idóneos, a través de los
cuales se puedan adelantar los procedimientos pertinentes para obtener su cobro o pago.
e) Valores respecto de los cuales no haya sido legalmente posible su imputación a alguna
persona por la pérdida de los bienes o derechos que representan.
Cuando la información contable se encuentre afectada por una o varias de las anteriores
situaciones, deberán adelantarse las acciones correspondientes para concretar su
respectiva depuración. En todo caso, el reconocimiento y revelación de este proceso se
hará de conformidad con el Régimen de Contabilidad Pública.
Manuales de políticas contables, procedimientos y funciones
Deben documentarse las políticas y demás prácticas contables que se han implementado
en el ente público y que están en procura de lograr una información confiable, relevante
y comprensible.
De conformidad con el procedimiento para la estructuración y presentación de los estados
contables básicos, las políticas y prácticas contables se refieren a la aplicación del
Régimen de Contabilidad Pública en cuanto a sus principios, normas técnicas y
procedimientos, así como los métodos de carácter específico adoptados por la entidad
contable pública para el reconocimiento de las transacciones, hechos y operaciones, y
para preparar y presentar sus estados contables básicos.
Registro de la totalidad de las operaciones.
Deben adoptarse los controles que sean necesarios para garantizar que la totalidad de las
operaciones llevadas a cabo por los entes públicos sean vinculadas al proceso contable,
de manera independiente a su cuantía y relación con el cometido estatal, para lo cual
deberá implementarse una política institucional que señale el compromiso de cada uno de
los procesos en el sentido de suministrar la información que corresponda al proceso
contable. También debe verificarse la materialización de dicha política en términos de un
adecuado flujo de información entre los diferentes procesos organizacionales, así como
de los procedimientos implementados y documentados.
Individualización de bienes, derechos y obligaciones.
Los bienes, derechos y obligaciones de las entidades deberán identificarse de manera
individual, bien sea por las áreas contables o en bases de datos administradas por otras
dependencias.
Reconocimiento de cuentas valuativas
Las entidades contables públicas deberán realizar el cálculo y reconocimiento adecuado
de las provisiones, amortizaciones, agotamiento y depreciación, en forma individual y
asociadas a los derechos, bienes y recursos, según el caso, de conformidad con lo
dispuesto en el Régimen de Contabilidad Pública.
Relacionado con los bienes que sean identificados e incorporados al proceso contable
como consecuencia de la depuración de la información contable, es preciso observar que
en adelante los nuevos cálculos y registros contables de depreciación y actualización del
valor de los bienes tendrán en cuenta la nueva vida útil calculada en la toma física.
Actualización de los valores.
Los bienes, derechos y obligaciones de la entidad contable pública deberán permanecer
registrados en la contabilidad a valores actualizados, para lo cual se deberán aplicar
criterios técnicos acordes a cada circunstancia. En el caso de los bienes muebles e
inmuebles, los avalúos se harán atendiendo lo dispuesto en el Procedimiento Contable
para el Reconocimiento y Revelación de Hechos Relacionados con las Propiedades,
Planta y Equipo, del Manual de Procedimientos del Régimen de Contabilidad Pública.

Soportes documentales.
La totalidad de las operaciones realizadas por la entidad contable pública deben estar
respaldadas en documentos idóneos, de tal manera que la información registrada sea
susceptible de verificación y comprobación exhaustiva o aleatoria. Por lo cual, no podrán
registrarse contablemente los hechos económicos, financieros, sociales y ambientales que
no se encuentren debidamente soportados.
Son documentos soporte las relaciones, escritos, contratos, escrituras, matrículas
inmobiliarias, facturas de compra, facturas de venta, títulos valores, comprobantes de
pago o egresos, comprobantes de caja o ingreso, extractos bancarios y conciliaciones
bancarias, entre otros, los cuales respaldan las diferentes operaciones que realiza la
entidad contable pública.
En cada caso, el documento soporte idóneo deberá cumplir los requisitos que señalen las
disposiciones legales que le apliquen, así como las políticas y demás criterios definidos
por la entidad contable pública.
De conformidad con el desarrollo de la gestión contable por procesos y los manuales de
procedimientos implementados en las entidades, se deberá hacer un análisis y evaluación
de los diferentes tipos de documentos que sirven de soporte a las operaciones llevadas a
cabo, así como la forma y eficiencia de su circulación entre las dependencias, y entre la
entidad y los usuarios externos, con el propósito de tomar las medidas que sean necesarias
para garantizar un eficiente flujo de documentos.
De igual forma, deben implementarse los controles necesarios que permitan la recepción
oportuna de los documentos que se generan en otras entidades, los cuales son
fundamentales para la ejecución del proceso contable.
Atendiendo los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad
imparcialidad y publicidad, las entidades también deberán definir las políticas para
archivar los documentos soporte de los registros contables, de conformidad con las
normas jurídicas que le sean aplicables.
Conciliaciones de información
Deben realizarse conciliaciones permanentes para contrastar, y ajustar si a ello hubiere
lugar, la información registrada en la contabilidad de la entidad contable pública y los
datos que tienen las diferentes dependencias respecto a su responsabilidad en la
administración de un proceso específico.
Para un control riguroso del disponible y especialmente de los depósitos en instituciones
financieras, las entidades contables públicas deberán implementar los procedimientos que
sean necesarios para administrar los riesgos asociados con el manejo de las cuentas
bancarias, sean éstas de ahorro o corriente. Manteniendo como principal actividad la
elaboración periódica de conciliaciones bancarias, de tal forma que el proceso
conciliatorio haga posible un seguimiento de las partidas generadoras de diferencias entre
el extracto y los libros de contabilidad.
Para efectos de controlar los depósitos en instituciones financieras, y en atención a la
condición de universalidad y el principio de prudencia a que se refiere el marco
conceptual del Plan General de Contabilidad Pública, las consignaciones realizadas por
terceros y demás movimientos registrados en los extractos, con independencia de que se
identifique el respectivo concepto, deben registrarse en la contabilidad de la entidad
contable pública.
Libros de contabilidad.
Como soporte de los estados contables, las entidades públicas deben generar los libros de
contabilidad, principales y auxiliares, de que trata el Plan General de Contabilidad
Pública. La información registrada en los libros de contabilidad será la fuente para la
elaboración de los estados contables. En este sentido, los ajustes que sean necesarios para
garantizar la confiabilidad de la información deberán realizarse con la debida
oportunidad, de tal forma que ellos queden reflejados en estos documentos. En ningún
caso los valores que aparecen registrados en los libros serán diferentes a los revelados en
los estados contables y demás informes complementarios.
Los libros de contabilidad forman parte integral de la contabilidad pública y deben estar
a disposición de la Contaduría General de la Nación y demás autoridades, para el ejercicio
de las funciones constitucionales o legales de control, inspección y vigilancia.
De conformidad con el Régimen de Contabilidad Pública, los libros de contabilidad
pueden elaborarse y conservarse en medios físicos o electrónicos. Cuando las entidades
contables públicas preparen la contabilidad por medios electrónicos, debe preverse que
tanto los libros de contabilidad principales como los auxiliares y los estados contables
puedan consultarse e imprimirse. La conservación de los soportes, comprobantes y libros
de contabilidad puede efectuarse, a elección del representante legal, en papel o cualquier
otro medio técnico, magnético o electrónico, que garantice su reproducción exacta.

3. Conclusión