Você está na página 1de 260

*

BREVES
INSTRUCCIONES,

Y ORACIONES
P A R A DISPONERSE,
Y RECIBIR

EL SACRAMENTO
de la Penitencia, y
Comunion.
S ACUDAS
D E L A S O BRAS D E L V.p!.
Fr. Luis de Granada.
CO N P R IV ILE G IO .

En M a d r i d : En la Imprenta de A n t o n i o
P e re z de S o to . Año de 1 7 5 7 *
M C & m iA D E L CONSEJO.

D
ON JofefA Antonio dé YarW, Secrt-
Varío defRjéy ntidlrpSeñor, fu Ef-
■crivano deCamarerrrcre antiguo,y ÜeGovi
.|iodelCeíhíéjbíC^páfita,^Ue poífts Señorea
Vlé'fcl tía cótícé'dido ficticia *k*Maí6ifel
fí^artfti , Srf títa Córfe-fpftra qoe
ptir útia Vez ptí&dí réitaprirtíf i,
JeparádaWentécfe fa^ OBfa^-del V.'FYfLtoft
de Gtaiteda^lá O átfoh,y Mtdiái¿íon,com¿
áfsiéfflrntó otriiRécbpitóción dtí Vká Cferiftí,
tfué’tfe‘ cbiírifctfétírt él’MertJortil «felá Vida
\ tóti una1fcrÉWe iftftíSicfctori , ^
rfegl» de bien ^ivfr^éíWs^évótái Oracitonek
pata jfte^&táffé % coñFeflar ^ y comulgar
ctígnaftrettte , E^amén db Condénete , ^
Drd\fit»n<ekdé ié ViP^eto; ft cád a¿á*l tér<¿¿ro,
y feptinié Tdrttb dé fas Obrasj¿0ÍT*J0fe la
rfcfrn^eféltin Íe-Hafejfréri'pa^íiíüfl^or los
y üMiiado»
é\ f^^^fijtlflfc^q^^mtés qu^vetída %
tts$$ié\ Coflíbjó tftéH^Óbra feparádiré im-
preffayjumó fcóti füoriéinal, y Certlíteadon
é&CütVGftót Aééftkr fcdnformej paíktjtelfr
talle el preciolrqué feTia1^ vendedgu¿*£
«tótidt^ñ Iüf elmprelsiónio &iíj>ü4llo,y pre­
venido, por las Léyts,^ Progínaticas de ellos
RejgfSS qB.£¿ftnfté.id
Noviembre de i fg&\
stoldnio d t %a*za.
- . . Jiü7 ,rj 7?' . } ' , .,.1 •— ? ' , . ..rgv i . t<
f# E E D £ .£ R J t¿T 4 S,
: T J ^ 0 r i¡n.«.y 7, bi«flfifi era;lee bien f¡
£r£.4?ag.j4-n iirVrpen^lr. materias, fe*
J W fó W r¿W J+flaPupue^js ,te?
ro/^^fty.pagj 3Ó<i)u«s
¿ceii/H^wa mifar. f&a&¡*i>pag.4in. 3.7 4,
tanaK>,le£ tantpt Pag.171.lia, 11. do, lee de.
•Pag-} 7% lin.i-y £. inevitables, IqeifjeJIir
niable.Pag. 177 JiniuM®i fee ?*£• l 9 ^
\¿Afyfa£<UAPa& a.oa*J>i ?iar^lee las. P a i 4?
lin. i^ .^ ije e a{tí.;É$£ 129. lin.io.xooger,
lee ^r^g4r^Pag* a 3 4. Uo-.4 f p«erarlee**tt¿nz.
Havfpftdo vifto ertaObra^fu titulo; B^evc
'jMemorialie l$specados%pQr el qusi facih
intm§'£ueda el Penitente examinarj\t con7
f¿¿fici¿f*¿y (UjgoHcrjé para recibir el. S,acra-,
fnento£fafany£üriQ%Tacada de
del V. P. Fr.Lüis de djjagíJa^ halloj QüQcon
efta* erraos correfgopde fiéímenteeon la^
<ju§. fe l>an preíftKjaao, yfiryen de original^
Madiid,yFebr<fro2¿dei757.
Do ft.D.Manuel González Ollero»
Correílox Genera] p?r S.M.
TABLA DE' LÓ < S I D O
endíte Libro.

' f L Cufacionesparael principio dt la


Confiftieih pag. i .
Primer Marrádm^nto, pag. j .
f ^ k i f . U t; ,
P e las Obras de Alifericordia, 5o.
D e otras acufieiones mas partícula*
res, $2,
lAüfos generales pitra eófrócer rfaalf
pecado mortal# qptal genial , 55.
•Sfgftefe m a írcye manera de confef-
r fa r ypara las perfmas que f e con*
fiejfan a mentido, 6 1.
Sigáéft el M em orial, 66,
Para con Dios, 6?..
conjtgo mijmo, 7 i, i
Para con el próximo, 76.
B e h fp tlá á ü f dt tom ifm n, 78.
Oración para dcfpertar en el anima a
compmcion,y dolor de los pecados, so.
Sjguefe otr# Oración para pedir peri
don fU los-ptcados, 87 .
Otra Órdfiqnpar<uptdir j)erdon de los
pecad®,? 3-
Otre^ Qr&cim para, pedir al Scnon el
. pefdqn ¿4 lospeoadai, 120.
Qraciondevottfurna a mefira Señora}
en que/e pidralcanct idcfu Hijo el
perdón de Igspecados, 1 * 8-,
Qr&ionjicl, Angélico. D o & .S a n u tfa
masrparapeair- el ptrtfcp fek sp c*
137 . ...... \
Qración para antes de la Confiftipn,
l 4íh . •
Qtrafira4*foparajtit¿s4cl4 Cpmb-

Sa€r/fi(pfrtí;al,isi'
Qfifa d&QGÍon,y referencia c*nqueh>t
Fi'elesfc4eben difponerpara recjjffr
la Sagrada Comunion, 155 . , .
Oración, rm ydew apara ani^delA
¿¿irada Comunion, 164 .
Üraeibn del AngelicoDoEíiS.Thotoas, *
para. antes de la Comunion, 1 7 3 .
Vevottfsima Meditación para antes
de la Sagrada Comunion,para def-
pertar en el alma temor,y amor de^
efle Santifsimo Sacramento , 1 7 7 .
Oración del. Angélico DoSor Santo ‘
4 Tshórrtas, para dar gracias ifcfpkcs
de la Commion, 200.
Oración de San Buenaventura y paras
4ttfputs dé la Commion, 204.
Oración peora defyues de la Commion,
<” dtSanto ^'fffhW ^e Acjümd , 2 * 1 )
M editación muy devota,para éxtrei-
~ \.tarfe en r lla tld iá dé la Sagrad¿
potpuniori, pénfatido en la grande-
déi-benejicio recibido ,y dandd
j r acias a nuejbv^Senor por el,2!i 3.
otrd Aaedit&ción
^de^^ercdmHlgddojZ 39^.
Cántico, 2 51!
Q uirico délos 3.
m e v e m e m o r ia l
•BÉ-IiGSJtJíjEC A iD o s ,
í o d ? í L 'Q 0 M /F A G IL M E K T E

'P'tJÉ'Ü'A É tP E N ltE N T É
^ C O N C IE H C I^
y difponerle para reciDif feífe Sacramento*
rá9^ ^ * 3te¿3ofd5 iosjju^íhtívifita.’
c o m id o el orden qué
'fe figife.

JÍ +CI ?$ A C I O N E 5' Y a K A
crt i w m 0m a e o r fh t it f
jacú lele
le no vcmr tan d ít
pucfto aeftc^acra-
rqento de ia Peoi-
: tencia como debiera, que es ^no
1 bey>c M em orial
aquel dolor y y arrepentí
jpiem o de fus pechos * ni aguel
propoíito tan firmé efe apartaHc
de elfos r cóniddfcbítitétüeiL
D p n o tra^r fan(« xaniinad^.Ui
K & tW *
pecados com o debiera»
. De h a
L;¡ hávér
V' jV¡rifíiidá
-rr, r el
. ^ día,
; ;íjefe
larComiiniotE aqueLrccogirrwcíitó
que debiera * a íS ’átttés > como
dcfpues de ella*

jprefto, ni’con tanta devócion la


ítf díírSrti
T5fc ttfr<ha?v©i>etiin g ^ a ftt
3éWm¿tod4t> ¿pU^el g6ñ&ff<^2c
m ^ n é h / '^ f áqtífcfara tifó n éxp$Sr,
*1 eti pft(eiciilar te*jtiídfítí& teftrosic
dé los pitados. &
algo , o cumplir algún voto, o
apartarfe de algún pecado, b de
alguna peligróla ocafion , y no lo
huvíeííe cumplido. Efto fe debe
decir , porque el Confetlor fepa.
mejor cómo fe deba haber en ella
rpartecon ei penitente.
' r Ddpüesrdeeflx> y comience i
acufarfe de los pecados porJa or­
do» (luiente.'

'^P r i m e r m a n d a m i e n t O c^

Honraras a Dios (obre todaslas cojas„

P OR quanto >n 4 como


dice San Agufttn/) Dios
es han fado con las tres Virrudes
w BrcV? Jbfentorial
JTjeoiogalcs ^ que fon.-Fe > Eípe-
tfaxtSL, /y' Caridad > aquí cóttvicne
«fasas d^ las obíasí^ <jne cagtfrg
£&ts trís<. virtudes hubiere hechqí
iY ^onfermcicfto jfeacufe et pér
;üi|iencc;tpfimcrQaíwsfcdQifíft:
fi dudo en algun;art¿cÜ9r:dc4fcF^
¿porcperrid que ’duda¿sn la Fe es
-infiel.;' Q :r \ ’
Y yá que no dudaflc^ aJp úfe­
nos fi vaciló, o tituveo algún tan­
to enlasicfcfas ídétJlá.-Eftó e&fctftal.
Si fe pufo á querer eícudrinar
c ^ fitódÍLdad las cofas de la Fgi
Si cree en fueños > aguefos,
dricts^ jt^ted^ceríasr, £ u|odi al-
? gonaf!Ddy£tn<íe:cftas. .

S r8auaedko^o «rtac* coúílgo


de losptiddos. 5
nominas: füperftidofa s , c o h figu­
ras , y ní>ffib«MÍ ©bfcurás, y no
Conocidos.
Sí hizo algunas devociones
pata aigim'mni tiip y o vane*, com o
paca que algaiünm urictíe, jScc. a
3 Acerca dc-lá* bks& m iav que
toca a la Fe:, m ife fe írb ted em o
de Dios y 6 de fiiíiSantosoq
Si fe indigno ednera D ioé* ;o
murmuro , 0 fe quexo de el poí
por los trabajos que le da , c& n o
íi no fucile ju á p , ó miferieordio*
f o , & c.
t:i Si con éfta im a n a ció n fe^Icfeo
ia m uerte', y Ix? pldto ¿ o díxo. 31
<£)ios yque: no le ágradccia ;]#v*d$
-€jne le daba.y:&c¿
$ B rik , M em árül
fifi Acerea de laííporánza ¿mi*
í t í^cnlos trabajps y y ad verfida-
des que le vienen, cieñe aquella
confianza en Dios nueftro ;Se­
ñor , <que debe tener , acom?
panada. con aquel ‘ttfueczo.^jr
confolaeion , que la confiaftza
viva ordinariaroeiwe trae configo.
Si por el contrario pufo toda fu
confiaitóaen bs criaturas., y en
los favores, y ydfas, 4ei mundo.
Si dcíconfió de alcanzar per*
don Je fus pecados/xenmienda de
fu vida; c:
Sii por d íbntrariQ, con la
confianza vdel perdón de ellosi
perfevoco* en fu mala vida * 6
dilató la penitcnciao-cpara la
v ñ , ¿ p a r^ U J io ra de Iamuejt-;

^ /A cercad ^ ^ C aríd ^ ^ agu íe-


fe fin o amo; ¿Dios jT^re todas
las ¿?pfas , .^on .todo jTu-tcora-
£qn , y a n i m a cor$q $s obl¿7
gW fo? :r W .. f •; •'
Si toda$laimenas obtás <jue
]wcev las h^q^ j)Qr a lg ia s ; jnte-
xefles, ó por algunos refpccp^ ha?
m an os, ma$ ¿jue por áunor de
Dios*
Si tiene cuidado cada día de
ciicom cjji«jfeálPiov
Si le da gracias por los benefi­
cios que de el ha recibido, Y prin­
cipalmente por ie haver criado * y
redim ido, y hecho Chriftiano * n ó
M oro >ni Herege^, & c.
Sí fabc las Oraciones de Chríf-
tía n o , y Doctrina Chriíliana.
Si perfigue ¿a los-- fiervos de
D io s , y a los que fe^eenifieíían, ó
comulgan , ó reza n : y fi efearne*
ce , ó rriurmirra'de ellos.
Si fe. pufo en peligró de ofen­
der a D io s, ’ haciendo £ofa que du-
idábá'fi-érí pecádoniórtak ¿ ^ Til
ts E G U N D O.

/Vo juraras el Nombre de (Dios


en i

S í juro m e n tira , fabiendo


i lo era*y) ó ¡dudando
fi lo era*^ o fio m fiando b ie a fi
fi era verdad lo;qúe Juraba*,
Si juró -proractien 4-0 alguna
cofa licita ,d a qtialmo cum plió, ó
no tenia intención de cumplid
quaridokf juró.;
Si juró amenazando a fus cria-*
d o s , ím intencion.de hacer lo que
jurabay/tam bicn e íto c s morcad
Pero fi dcípucs le /paaajicfi? , que
to BreVe M em o ria l
era mejor perdonar, y ufer de mi-
féricordü Alai que de lig a r , no
fera obligado a lo cumplir.
V- IS i Juró imeñazando a los qüfc
no eran fus criados de hacer cofa
que fuefle pecado mortal %es mor­
cad ^ - *
r Si juró de no hacer algún bien,
fcoflaaempreftar >ó fiar, ó vifitar5ó
predícasele* £1 qual juramentó
lid oíáigayjcomo jh <elÍiguÍÉ#tc.
' Si por «lcónrranb jura deJfor
c & algún maL
Aguí cambien fe aCufc de
* ^ a m e t o o & J b r o a W i c w n s s * q tf c
ion muy comunes., afa como tai,
¿ ta l cofa-nníVenga v«m paconr-
Sejeca J ftipor vctttuu^fcáíde» ¿6
dto^ Si
Si fue caula de que alguno ju­
rara fatío , ó de no cumplir el ju­
ramento licito que juró.
Si tiene por coílumbre jurar
a m enudo, lo qual es cofa m uy
peligróla , por el peligro en que
vive de jurar algunas veces m en-
. tira.
Si dexa de reprehender a í i s
h ijo s, ó criados, quando los ve ju­
rar muchas veces.
f Acerca de los vo to s, fi que*
brantó algún v o to , ó fi dilató m u­
cho el cumplimiento de él.
Si hizo voto de hacer algún
m a l, ó de no hacer algún bien?
ninguno delosquaies votos oblU
S a-
fi lé cofiiüaren
fea -asm.gf anp?u-
dcncia.

TJB ^ rC E R O;

fúfik*

f^rd¿éfc«ántólas fieftas, ha-


, o mandando
haccj obras fervites efl £lias-/fi nd
füteííd po^asfár
Sidc3íó <fe .ófr Miífoenftéfa en
los ¿alafrdkts fin^aüfa iégici-ma.
la Miffá £ y en
k>5©fiác¿} fagbacfcs,CC#i
v- -yj^flWtegáa
que debe, ó fi efta allí mirando^,
ó hablando , ó riendo , ó murmu­
rando ,,<npmo no deb?.
Si n o procuró que fus cfcla-
v o s , Criados, é hijos qyeílen.
Si gaftó todo él dia de la fieC-
ta en ju egos, y vanidades.
Si h¿c negligente en oír los
Sermones.
Si eftandodeícomulgado a fsif
tió a los Oficios D iv in a s, ó red-*
>bió algún Sacramentos
Q ; U A R T -a

Honraras padre, y mdirc*

[1 \ lo prítóeté del
cuidado que tienen los híjós’-dc
^é|>ádnes, y los padres de fus hi-
tfa&t B a f i a n d o , déTqité rtcfteh
los fiervos dfer-fttó-fencítérfy '^♦bs'ͧ-
horcs de fus fiervos. Lo tercero,
del que tienen los Prelados de fus
Subditos , y los Subditos de fus
Prelados. L o quarto , del que tie­
ne la m ugerde fü marido > y «I
marido <tó fu muger. Loqtiinto,
del que tien en los yernos para con
•*ásiwr pecado?. if
ias fucgrés ,' y las ft}GgrQ$para con
fus yernos» Porque codo efto yk
cafi poc un * raifma f£gk- Y:; acp i
también conviene ex am&af
fe ^hih^vWoclhpiMforfergpn ios
andado®. y *y ooii bs; bienbeci^r
tes*

ú c j^ á o ty Á d c ftto a ^ o mai£#9
li^ p x A r s .;
Si los deíobcdcpóen coJafiÉ^
S»*- - * -

-o ^ d S íw b d ^ ius.nfhr
cefsidadís.
5¿ téules hon r a y,Vi áfeífto de
Jus .pariente** p o i fer b*xpsk£

' S in o earopUólos codamcacos
«te fos'pádtrcs.
Sí ks deíeó Iarmucrte ^OT
fidredáfkw*
También, miren Jos pádrés fi
tfen&*3QÍdaeIol deüis^ hj jos &>con­
viene a faber, de les en feñ arj»
rádones, y Do£lrir\aGhpiíl/üna.
t Item pdcilos reprehender ±rff
<6&<lígáfl pqp^tndo.no ¿acen lo $ue
deben, ó andan con .raaílas;co¿v

Item , de los ocupar en alg&


T&PctA y:pohpe iio-ándciv'ocio-
fos, y vagabundos.
:h 6¿ji4d í aafaaiíttDh^fibbt'iáo re-
gaJd^Jbfliiiarn en/u$ydt»tp¿ 5*
dexandolos cumplir t
t&Qs„ Lo
Lo mifmo han de mirar loS
fenorcs para con íus criados > y
cfclavos, por la mifma ofden.
Y ademas de eífco, miren fi
los proveen competente toente de
Ib flcceílario*
Item , fi tienen cuidado de
los curar, y facramencar en fus
enfermedades.
Item, fi los dotan eftar aman*
cebados, ó en otro pecado mor­
tal ♦pudiéndolo rem ediarte
-f -Enere fuegros , y-ywthés, ó
n u s w fe niir£ áy p aífen cs, o
malas palabras,ó defcarle las mué#-
íes por herencias, &c.
f Enere cafados, mire el má*
-rido fi traca mal a fu magqr de pa*
ii Breve Mmorud
lafera j ó de obra, ó no la provee
áeloqu c es neceífario.
k c m , fi la muget trata m?l i
$1 marido ^ dcfobcdccicndole, in­
juriándole yodándole motivo para
perder la* paciencia y poner, la
pccaeríDíOí.
Item , fi es zelofo fin hav$j*
caufa para íerlo. j
El-íubdito mire fi defobede-
ció á fijsmayores., p alas leyes y ó
Mandamientos pueftos por ellos. ^
Si los defpreció en íii corazon.
Si murmuró y yT e quexó de
ellos.
Si juzgó temerariamente fu*
cofas a naalfin, diciendo >quedas
hacen por paísion, % fo r inte-
res , ó por otros refpecos huma*
nos.
Si defacaco por palabra , ó
obra, las petfonasconstituidasen
dignidad.
Si deforccio, ó no honr&a
viejos yó íi efcarnccio, óhize bur­
la de ellos»
Si foe ingrato a fús brert¥he-
choras , olvidándole de fus benefi­
cios , ó (lo que peor es) dándoles
mal por bien.
QJJ I N T O

tó efpiritiiaIn}Gi&s jj
, iiifikfiadoLc ^ o dan-
o @C4Íl<aft para psca^
» 8 K Í f fi^ 'K íiW i.^ <pqc®4a^te
efcandalo.
Si le acompañó, ó dio favor,
ó ayuda para algún maleficio.
5 Quanto al cuerpo, fi msu:p*
ó procuró, ó defeó la muerte a fu
próxima fe la pidió a Dios*
Si cu vo o d io f a j a a d o contra
íf
y dcífcandpí coíuti ;dc el
venganza* yquaii^acKiraxia c n d lc
odio.
Si tien^quiEadi H hiblá a al­
guno en efcandalo de los próxi­
mos.
Si anda en vandos, ó los h-
torcoel
S e m e n t ó '& xxfy *i q lé no
j&KÉfeífa cñificrJrcórr rhaJgr. pite?
bíSB.'
Siito quiíopcrtíohar $fo í|* * t
ños -en el fuero dala ettwpHfeia):

don/
Sihaviendo :ofendida 7^ofcn&
pW'palabra ^ q. por o b ri> pó bk
quifo pedirperdecri., par
tgfesSn pcrlona/óno^sfizicdbaCf:
fdkscmchce por la ofcnfaiectaak:

S E X T v.

N o frmicdrar.

D Ado que en tocfospfo*


pecado*fe puedá pe-
ifámicnraV por.
o por dora, pero en efte más.M^
p r t^ flh c n tc íufctaaoifeOT<®ftíftquc
«tequalquicr otro.
fétiide qualquiera mancu.fdeí
ellas tres que fe peque , fe hanáfc
decfarárJ^catíáad^y»t:¿rcurifUndá
dé b p ct& áa con quien
com o arriba fcdcdtao^
Pues fcgiítt efta otd%n~f acci>
ca de los penfamientos , acufefe
fi fue negligente en reftftrr con
prefteza; a ios^nfattiiencas d e t

5 Si confintio en dios y de-


foando ponerlos por oba-, Bpu-
«ferau
íStfcAlcytótnbfofemóifee en
dte$ 5Wcndoikí^deíhaciá. ^
-rtfj Acerea palabfa^írha^
bló palabras torpes ,»y &tigpgg&
fas3fetóPpla-
ticáfr*
Si"jfefrrpafabtk J o ppf 6 fc*ÍW¡¿
¿por tercera perfona folicit©áfr]$C^
car.
; IJ- Acerca deltas obraí ÍEpeco
*t.'f BreVe Memorial
íe^jcfljcr pecado poc, obra cpníu-
¿hadas
Si pecó por obras no Q$nfu*
madas > como fon ,tocamidi&p$
deshoneftos configo, ó con fcgunf
dapqrfoña,
S ijq v p b ., ó p r ^ f o ^ i « f a r ^
lucion voluntariamente, o fwayÉ
tfi ella entre fue&os.- De lo qual
fe ha de juzgar fegun: l&rcauf*
c e d c fr ^ y fqgw icl p ff e c ^ ffc-
cer figjuitínte.
Sí hizocofas;pai:a provocar >a
otros, aeftc pecado, como es jeJ
afeyrár/e, veftirfe, ponerfe gn 1$-
-Á i vcaraáaskpra <« *¿ífeí
o coíafemejante.
iS\ por dadiyasb¿ <$£fer&eflás
.. á r los ptcáJaf. y j
(alias, ó verdaderas, ó por otros
algunos medios ^ procüíó violar
la caftidad agena.
Si no íe quifo aparcar Je ks
ocafiones de eftc pecado , como
ion compañías, ó converfacionca
peligrofas, ó cohabitación de las
puercas adentro, que* es lá mayor
de roídas las ocafioaes.
Si lee por libros deshoneflosj|
que le pueden provocar a mal.
Si no fe armó con ayuna^
oraciones *.ó Sacramentos* u&tros
rémfldiqs rfpiripuale» qoando fe
vio nray«entatíodcíeftc vicio, -t-
GASJ<DOS.

E Ntre los cafados, fi pa­


gan uno á otro el d©*
bito de lajuflkia matrimonial. •
& poralgc^viaprooinmft»#
pedir eífruco de la generación. '{
Si guardan la orden , y uíb
patúral.
Si hay nalguna, polucionfucsa
de el.
Si conocio parienca cfcfamo*
gfcrdentro dolos grados prohibi­
dos , cs impedimento que xüriiw
el m atrim onio , fiefto acontecicf-
fc antes, pero (i fue defpues, lio
puede pedir la deuda (¿1 matri-
*2
jBBbnio. Tin diípenfacion del Prc^
lado.
S E P T I MO.

JSfo hurtaras*

11 tomó alguna cofa age-


ütiá por
üíunt , y fimonia.
Si retiene algürii^cofa agtíaa
contcalavoluntad de fu dueño, y
oo fe ia ;rcJlituy e- lí> ¡no
ner propofito de reftin¿cic^tocQ
fr &frífeféa«üj>3 fcflfiiyr luego,
aunqiie-fáL cortando por algutfl
cofa de lasque pertcnfcccn a hí ^-i
cenaa dcíu- cftado , mayorminrt
qnando el acreedor padece, grárc?
dano¿>
%, § B r&e Mftuomí
Sietien cla paga de.futcria^
3os i ó trabajadores, ó mercade­
res contra iá'vbfcintad de ellos.
Si no reftituye alguna cofa que
hallaffe , ¿.^inicíTc a Tus manos,
íln faber cuyo era.
Si compt^iido, a véfi<3fen3ó
fíizo algqrc engaño , ó en la mer­
cadería , o en el precio , ó en el

'Si
vender, comofon delitos * oJúaah
poces, &c«;
A fsim iíibofi tomó -de elloi
alguna que no podian dar.
á u pat rióla razónndeí vende®
fiador;7 w a o ¿ ÍD , la cafa p i t irioirdfct
jníta precio ¿ ino iiaaiéhdofoinr®
' ¿e los p£<ufab
legitima para $¡\o a juic&|
del prudente Confe(l$tt. -¿
Si trata en compañía deotro»
a.perdida, y ganancias perofalvi*
íiemprc el principal, ?
• Si en el juego hizo enganos
ganó con ellos.
Si jugo c a n t i l cxceísiva i
fueftado.
Si ju g o coruü¿Qprcs, lo que
ellos no podían jugar. -: ¿
Si en el juego juro xo p^lcQ*
ó dixo malas palabras, &c.
Si hizo bien, y fielmente el
oficio deque tenia falario, ora íea
trabajador, ó depofitario , ó ma­
yordomo , ó guarda , u oficial de
jjlgun íe&orj poique eftctal ícra,
Tfd B fíie Memorial
tobiig^do a los danos que nacieron*
Je fu defeuido.
^ 'Si el que ha de diftribuit ofi-
tios públicos, ó beneficios, ó ala­
gunas otras cofas es aceptador de
erfonas , dándolas por refpecos
E umanos, y no coní'orfí*e,2 ti»
leyes de la jufticia diftribuciva.
Si por fu voto fe dio algún
beneficio áperfonas ia*
dignas.
Si no pago los diezmos de la
Iglefia. ' -
O C T A V O .

N o levantaras fidjo tejlimnm

STE Mandamiento t t e

E ne dos grandes ramos.


Enunoeftan los pecados, q
hacen en los juicios por parte del
Ju ez, y de los Procuradores, y de
los Teftigos, y del A d o r , y del
Reo, En el otro ramo entran Uc
infamias, detracciones , murmu-
ciones, rfcam ios, Ruidos temera­
rios , folpechas , mentiras, y li«?
fonjas.
Quanco a la primera parte,
(¡onfiderc el penitente íi es Juez, ó
jt. Breve Memorial
Procurador, ó Teftigo , &c. Y
conforme a e fto , fe aciifc de lo
que toca a íu oficio.
.Qüánto al fegundo ramo,pri­
meramente mire fi levantó algún
felíoteftimonio.
Si Ja muger con reíos con
ira pone boca en otra, dicicnda
que es mala muger , ó inducidorá
para obras deshonestas, ó hechi*
cera, ó ladrona, quando le faka
alguna cofa de fu cala; porque efto
también es falío teftimoQÍo,quan-r
do íc dice con poco fundamento. j
Si diro..m arde alguno .eoñ
mala voluntad , y con intpnéioii
de le haacijhal r que fe fctíái de-
traccioru.
. . ^
Si dixo de alguno1delito gra-f
ve >y fecreto, con que la perío-
na quedarte infamada, aunque no
lo diga con incencipn de le hacer*
mal. Y dado c a fo , que fea, ven­
dad lo que dice , codavia efti
obligado a reftituir la fama que
quitó*
Si oyó de buena gana at que
detraía de fu proximo, ó le ayudó

Si dixo el mal, que deoto&J&K7


yia^ oído con liviandad J
no *defendió i« fama del
proximo, quando le infamaba^
Íabíéndo qué era inocente.'
Si murmuró de vidas agerias¿í
Si efcarneció, ó mofo délos
34 BreVc Memorial
dcfeí&eS naturales,ó morales 4e fus
jaNMcimos.
Si juzgó temerariamente: los
bichos, ó hechos del próximo,,
echando a mala parte lo queje po­
día hacera buena. :
w n X fiI'OL que peor es' y dix<í^
otros por coía cierta, lo que el ju ^
g i s n i u corazón.
^ & ssefoípechofb , ro m a n é
ocafionde qualquier cofa liviá&i
para fofpechar má!, ' . _
Si lembró difeordías entre los.
pitéscioute, rebolviendo unos con
otros, diciendo las culpas de ur&s^
contra lo^ otros, de donde fe fue*
kafeguir^randes odios.
Si dixo alguna mentira, en
de los pecador.
perjuicio , ó en provecho del pró­
ximo , ó de otra algana ma­
nera. . ;
Si con información faifa alcan­
zo laque por áereclio ñoFpadia.
Si Hefcubrio el fecreto que Te
fue cnajmendacja.
¿ Si abrió cartas ágenaíf^
Nono,.y:dccirnaManda-5
miemos, quedan preguntados en
«t-fexro , y feptimo M ao&aaki&
ta,: arriba tratados*.
5 6 !Bre)>e M em rU l

DE LOS SIETE PECADOS


capitales.

(DE L A S O S E R I A .

^ ^ O b e r v i a , es apetito deft
ordenado de la propria
«telenda. Es pecado de que mu­
chos otros proceden , enere los
qualesfon principales, Vanagi#*
ria , Ambición, Prefumpcion, Jac?»
rancia, y Hvpocresia. Pues confor­
me a e fto , fe podra acufar de cada
una de eftas efpecies, por la for­
ma {¡guíente.
5 Acerca de la vanagloria;
mire fi fe glorio en coíás malas»
J* 7
como en fe haver vengado , ó apa­
leado a otro, ó deshonradole, 6te.
Si fe glorio en cofas vanas,é in­
dignas de gloria,como la hermofu*-
la de roftro*, gentileza de cuerpo,
atavíos de la per fon a , acompaña­
mientos de criados, riquezas, li-
nage^ó otris cofas ícmejantes,quc
fon de poca fubftattcia. /
Si fe glc&íoe teñamente en co.
faitu cn as, y dignas de gloria, co­
mo fon virtud , fabiduri^ «c/pw-
Jiavicn^ dt dar U,gloria
de^ftas cofas a Dios.
t Si fe glorio cri lifonjas, ó loo­
res humanos, tomando en elloS
contenta mi éxito demafudo , y no
dando.a Dios la gloria de todo.
38 Breve Mermruá
Acerca de la ambición» fi
es ambiciofo de honra, y gloria
demafiadamente , y hace ldr^jue
no debe por ella.
Si es tan remerofo de ignomi­
nia, ó infamia, ó de íer mal quiño,
que por huir de eftos inconvc»
nientes, hace lo que no debe >a
dexa de hacer lo que debe.
Si por miedo de lo que po­
drían decir , dexa.de hacer cofas
buenas, como es «onfeflar i oo*
«migar, ir a M ifla, tratar con bue­
nos , &c.
Acerca de la preíumpcion,
fi pEefume vanamente de lo<?quq
no es, téniendofc por»mattin¿tf»
f o , letrado, prudente , ^nobjb&dc
deío-que es.
Si prcíume mucho de lo que
e s , y no dando de ello la gloria a
Dios.
Sr confía mucho en f t proprio
parecer, íaber r y virtud.
Si por efta caufa no reate
confcjo, ó corrcccion, ó caftigo
de otro.
i- t 5í porla mifma cauíá defiende
(üs culpas jnamfíafbs, biafcaiidacft
cuías en los pecados. r - 5*?
Si por ño quedar Vewtido,
poffiaconcraia qué enriendé íes

Si ha deípreciado a otros y y
tenidolos en poco , dici endoalgu^
ñas palabras en dcíptecio de
ellos.
S6
.¿ Si Cón efta prefumpcio'B rió,
y dfcaitedio de las ignorancias. -q
jaitas agenas.
. Acerca de la Hypocrcsia, íi
procuró dé parecer lo que no
p itias íanto de lo que es* para
ganar,-vanamence honra detwc^
no entre los hombres.
Acerca de la jaftancia, íi
fe 1¿.alabó a s i ó a fus cos
fas vanamente*
, ' Si fe alabó de* algu&frpiEcado
que hicieíTe, como ea.haver deí-
honrado alguna muger , ó de ha-,
ver injuriado, y maltratado a
©tro>. ‘
Si ¿fe. alabó de lo que hizo*
m ayorm ente fiendo pecado, por
parecer hombre de valor > ó fej
tenido en mas.

S E G U N D O ;

Avaricid*

S I, es avarorf y cícaío , o
1 "athefQ)r0 fui caii(a tazen
nable.
S¡ por el contrario es prodi-«
g o , y defpreciador.
Si gaita mas de lo que tiene,
por lé qual. viene i aponer fe ca
necefsidad j y faltar en las obli*
gaciones de fu cafa, y no pro­
veer a fus criados, y hijas, ó ha
procurado materias Monjas por
'4 i Bre\?c Memorial
tiene grande, y deíorde-
nada afición al dinero / por don*
de fe olvida de Dios , y de las
cofas de fu anima por- fervir
deíordenadamencc a las cofas de
la hacienda.
Si deíeó la muerte a alguno
por alguna herencia , ó provecho,
que de el efperaba.
T E R C E R O,

Luxurút*

De efta fe dixo ya en? d


íexeo Mandamiento.

Q y A RrT O

Ira.

A Cerca d e J * Irá finiré


¿pcidictametite/i coiv
ligo mifmo tuvo ira , dcícandofc*.
o pidiendofe la muerte.
Si con ira , y rabia pufo Jar
manoseen si mifmo.
44 Bréve Memorial
Si fe ofreció al demonio, o
echó ituldiciones , ó plagas fo-
bre si.
f Para con fu próximo, íi
tuvo ira, ó indignación contra
lu proxímo fin cauía.
Si le dixo palabras dd ira ¿y
defentonadas.
Si le dixo. palabras^injurio-
fas , como ladrón, borracho, ne­
cio , &c. No fiéndo fu criado, ó
efclavo , es mortal.
: Si le dixo con irá laí faltas,
i culpas en que havía caído, por
l£ afrentar.
Si con la mifma ira: d io
las mifnras palabras, ó defaibnó
lasmifmas culpas en áuícfuóa Je
laiaerfona.
de los "pecados. 4f
Si echó maldiciones, ó ofre­
ció a los,demonios lias criaturas
de Dios, ó pidió peticiones con­
tra ellas , aora fean fus criados,
aora no y aunque fea diferente I4
uha culpa de la otra, ^
Si es porfiado , y colérico^
rencillofo, o defentonado en fus
palabras, y porfías.
Si pufo por obra fa ira del co-
tazó n , poniendo las manos cu
otro.
Breve Memorial

Q^U I N T a

Gula.

I quebró los ayunos ..de


S la Iglefia, Sr comió car­
ne en días vedados , fin cau
ficicnce.
Si comió ran excesivamente,
ó-tales manjares., que hicieífc da*
ño a la falud.
Si com e, ó bebe m ucho, ó
muchas veces con mucha goloíi-
n a, y apetito.
Si es muy amigo de manja*
res predofos, y curiofamente áífr
pueftos , y gaña en ello largo.
de lospecados, 4j

S E X T O .

klEmbidid•

I deliberadamente tuvó
S k pefar del bienjigeno*
ó de que otro le llevaffc la
taja y como {1 es cprtcfano , dfc
que otro prive masque é l , ó fea
primero , ó mejor defpachado
que e l, &c.
Si íp alegro del mal j3e; Tu
ptoxim o, J> dc^ le ver caído de
fu honra.
Sidixo mal de é l , p o r def-
hacer en fu perfona , y fa m a , $
hacer la íuya propria a coíl a agena.
4$ Bvrte Memorial •
Si defcubrió alguna falcá encu­
bierta de é l, para que {Publicados
fus defedos, no fea can cftimado.
j Si por efta cátifa le pesó,
quando oyo decir bien de él.

S E P T I M O:

decidía.

f ’Q I por pereza dexo de ha*


cer buenas obras > co^
mo es oír M iíía, rezar, &c. ma-
ybrrtaente quando eran cofas de?
obligación. -
Si hace las obras de Dios
friameme, y con tibieza
de los p e c a d o s 49.
-Si es incohftantc e n ’deíiftir
3 8 lbs buenos propofitos eme pro­
pone , y dextrr füs devociones ,'y
fantos exercicios por qualquier
) Ar 'í •' ~ T .r* «■
tDcalion.
Si los anda dilatando de día
en día.
Si 'dürilrre' más neeef*
faricH
Si; gaffá mál íti tiemipq en
'¿¿nfatiiierítoi derramados, Jpaía-
‘ otss ociofas , 7 obrai

^ con t ó ádvéíffilírcfes , y
trabajos fe eneriftcce démiíSSi^
mente.
Si por el contrario fe levan­
t a , y enfobervece defiadtttneltte
jo Breve Memorial
. con Jas profpcridádes, favores, y
buenos fuccíTos, no dando* por
. ellos la gloria a Dios.

D E L A S O B R A S
de Mifecicprdia.

A Cerca de eftas , íc acu-


fe primeramente , íi
iü e n^ligeníe en las Obras de
Mifericorqia Espirituales » espe­
cialmente en dexar de acpnfejar,
o avilar, ó reprehender a Tas per-
, fof^s» a -quien pudiera aprovechar
con algo de ello , mayormente a
las que el tenia obligación. . ...
Si -quando e fto h iz a ., Jo íu -
20 con tanta ira * y tan poca
moderación > que hicieííe más
daño, que provecho.
Si fe eorrlpadooc de cantas ca­
lamidades j y hcregtas, y males,
como hay oy -én, el mando* y¿>fi
ruega a Dios por ellos.
5 Acerca de las Obras de Mi-
fericordia Corpor^ks mirc_Ci
ayuda a fus ptoxinjos en f o tra­
bajos , y necesidades > y fi hace
lhnofna á ios pobres conforme i
fu pofsibilidad.
, Si fe enfada co a,éHqs*^niir-
ftfétttde eü^s i olcs^Jg malas ref
puedas , como impúftunacjq_d¡e
ellos > ó hace burla de c^qs*;
m otras ¿ e m j& t Q N E s
Jmds ftátitufáYék

V ^VEfpues de eftas' acnfiu


1 J ciOQCS r CJUfc
*rtúri¿$ a7todo generoíte pcríglias,
ta ^ ^rras efpccial.es, que pcrccnci-
Cfín a/tálcs, ó tales maneras' de
perfonas , -tomo íoü
«ftimas ,
tigos , Rcligiofos •t r'M íí^ite-ssí
Wedicós v PróciíradoréS1, Jdeccs,
i Señores de váíTallos
dWs;dé:fefi*Rm$, y otras femejaitj
tes; lafi--qualcs ’te deberi acufaq
defpués efe eftas acufaciones gene*
rales | de lo que toca a las obli-
tft lc£f t c<iíks{ _ 11
Áphcs d&Ju? oficios;

r afsi los QéSSfj 4 ?


A teas * fe-r^kbeá acúlate de la
£ £g ^ d q

pfs-coa do^rjna :i ve^cnaplp xnjf


OR&m...

celebrar.'
í- O S íS ^ i^ o f ^ de, fus votos,
J o r f e s ¿<á>lifacic^fr, d$j 4 / 8 f t
den.
& >' ifeftfccJít^f53káií5|^fe>Se,PC“
rio ^ W ^ o s' «3?r
ppfop, Ja juftipa ,r o la( d i l ^ a f o

Los Procara4@r_GS , íi defcflr


dieron caufas injuftas , ó procu-
(f 4- Brfve 'hímoríal
rstf&t-dilatarlas , ó no pufíetofli
diligencia en eftadiartas.
Li -feos R e o s, ó Adores f ftfftt¿n
áéihandas injúftas , ó fro cU ík i
dilatarlas contra jufticia, o efcBlfc»
den rompen efcrkura$<|áe¿Ia
declaran, ó pervierten á
¿iales con fobornos;, favotes , ó
adherencias.
^Eos tisftigos, fi juracv Hana-
fin caüa&s;
y calumnias, &c.
Los Merdadcr&s'fer aciífcii de
■fóS*tratos ilícitos en que tratan ¿y
de las^Ottipraí + y ventas in^teffai}
&c. Y afsi todos los demas, ctf$&
tm ó<& 6tftadd.
4 FISOS GENERALES
para conocer tjuál pecado
mortal , y qual
teñid.

E
N todas cftas maneras
* éfe pecados <, Cjue aquí
fe liad-; y1tónveriií
clararlo cjác-Hsííí (íéqadó 'friotrál,
ylócjüe :^[rcs nós éoiifta,
qafctí ípccaídó hiortal fom<¿ bfcífe1
gááos a coaféflai1 de
nSfe vehi& ^'finc^jfór vo-
loHtád. ' M a ^ p é rq ú é ello no fe;
pSléde bien declarar en pocas pá*
lib ras, baítai*apor aora dar algui4J
avifo gencralJpara-efto j femitien-'
$ 6, BrjVc Afcqtírrfyl
d oló demas al juicio del prudente
% 5 & % i r;
$ u e s fiara qJWKgfc g t ó k *
pecado m ortal, y qtw lvcn iaf, íc
iiielen poner 1asdo^/eglas {¡guien-
tes. La prim era, y muy general
es ? .qj^rtodo aquejl.9 (jari^jtopi-
c^a. caridad ¿ es pecado ráorlal \ y
por caridad entendemos ¿m or : <tó
9 ^ > ü y ^ ! proxirpp^rUjes íeguifc
# > r r ¡B P ^ tl9 :H ^ . f e
fiq w
mo ca nutria, gjan#»<J!$r*
.n^taJjjComOj/cS/ Roerle
60 lW 8ol
<k»
M R
\Jt los*patios.
\ p o r cfto con ra^on fe Ufe»
ipa pecado* moful^ jpprque quita
lavida efpiricuaL, M as lo que no
es contra caridad * íiqp. foera de
. ; • • 'V • • 4 ¿ í i t.» r

ella., . es. jwcidq, gen ial, ,, íp o ) ^


ípn palabras ocioiáj., que a nadie,
hacen d a p o o ,4gHnfcKana& ^
V -. K * s M , m m r n á ^ * $ §
& t£ p w s w m
« « “ ■.fcsfflfPftd.
. .^ / c g w 4a -.reg f e m . . ¿ f e
# r ? » > ( m ‘ 9 í t e ^ 8# P « 5j

m o rta U p flp a Ja ^ u c
« ? d ; P r,e p ? í 9 rr> < # & $ < ? >
laurearas, .q^ qo, fornicaras., SCC^Q;
contra el Mandamiencp,. ,ds
rc í Bréve M em rldt
Iglefiiyque manda pagar diez-
ó confeflarfe una vez en el
jfifa, y comulgar por Pafqtia, &c.
Mas aquí es mucho de notar/
cjue loque de fu naturaleza es pe-'
erado m ortal, puede íer venial por
uñar efe dos vias, ó póf fbr
fi poca, como quien hurtafle uir
¿ácimo de ubas, o cofa femejan-J
t e , ó por ícr la obra imperfecto/*
por faltarle' encero confen cimien­
to , y deliberación ; c&óto puddi?
acontecer en los rtialós pén(a-j
iftieritos , no confemidos , pero1
mal refiftidos: donde lo que á¿-
ltíyó er* pecádo mortal y po¿
iinp¿rfecc5(fe de la bbfa/, ñ&Htfi
ihasque vernal.
de ios pecador? j^
También aquí fe debe confia
derar, que hay tres maneras dq-
preceptos , unos fon negativos*,
como no mataras, ficc. Los qua-<
les obliga a feempre y y por ftemprtj
que es pdr rodo tiempo. Otro*
hay afirmativos, c<¡>módarlimó£
ñ a s, atener contricianr dé los pe-,
cadas y amar a Diost,: j eftos obli­
gan fiempre y mas/n& por Jtcmprck
finenen tiempo de' neeefsidadvporft
fjue entonces corre fitobligarioifcf
Otros fon comupueftoso d e r en*
tram bos, efto es/afirm ativos, y
negativos, como es el reftituir lo
agenoi porque efte manda redi-
cuir » y manda no tener lo age-
no , y eftos tales Mandamientos
r#cfr Brebc Mctoórixd
•BKgorde a tubas. mana i¡$ifi$h¡>re9
j}foz*fkm prR. N '^orcñsu^o)s¿A ág
<p*e*d <qu£ debe v tenga
tadjc reíliurix, adelante?, imoqiac
Cs^ncceflark) ^ que luegoiceftitoyily
porqüc .nq<tenga lo agfftip zmsx%
Vfttaouíad d e f o dueña pJífcqttal
•fc^Manda miento negativo, .qofi
etíkfga ('corno diximos )- fiempre,
l
maqeta tibien kfc agen©- n ^ n ro
por s i , y 'T (^ u íyalai .<iQa»
¿criarado.'*
S IQ V E S E V W á tB R E F B
manera de confe[far.y pam ios per?
finas ^ue f i ^
¿menudo^

Efpucs ¿e-jluvcr trata-»

D do de la Confcíiiqo
para; lás pérfonas quc^c^paf
de ¿ardeeatarde # jíigucfe que 4 b
gamos de la- manera - en qufc::fti
Sebeo aparejar * y ;¿ c # t á jia fc f* r -
H lfífió * las, qué
menuda* iM uehasoakdM qivalci
padecarigmfr rrabafo ^rycíor y p ^
ló s; pdrquc e x a m in a n ^ fe cfctír
ciencia,: no: ballauJk vcces de que
echar mano y para have?fc.<ic ce®?
6i Breve Memorial
feílar. Porque como por una par-
creen , y faben cierta f queno
carcccn de pecados, y por «era al
tiempo del confeílar no lasb alian,
congoxanfe por eíto demafiada-
mente, y creen de si, que nun-
cf- jamas fe confieílin ándete-
chos.
De efto podríamos fenalar dos
eaufas* La una, que en hecho de
verdad es diíiculcoíb negocio cq-*
nocer el hombre así miímoi y
entender muy bien todos los rin­
cones de fu conciencia •> porque
no en valde úho el Profeta: Los
delitos quien los entiendei
mis pecados ocultos >libsanzc£&»
ñor. La ocracaufaes ,*
' ¿c los pecados* 6 ^'
pecados de los juftos* ( los quar
les , dice el Sabio, que caen hete
veces al dia) mas fon pecados de
.omifsion, que de. comifsion j los
quales fon muy diíícultofos de co*
nocer. Para cuyo entendimientQ
es de faber, que todos los peca­
dos fe cometen ppr una de dos
vias ; conviene a íaber , ó pot
via de com ifsion, que cshacien;
do algunas obras malas , como
es > hurtar , matar > deshonrar»
t6ccT. O por via de omifsfon , que
es ilexapdo.de hacer, algunas bue­
nas , como es y dexando de amar
a D io s, de ayunar , de rezar, & c.
Pues entre eftas dos maneras de
pecados , los primeros (com o
64 ÉreVe Memorial
coqfiftcn en hacer) fo n m u yfen -
fib lés, y muy fáciles de conocer,
mas los fegundos ( como ño con-
íiften en hacer, fino en dexarde
hacer) ion mas ditícultofós por­
que lo que ricr e s , no tiene* tom o
p ara; echar fe de ver. Por* dóh€b
fló es de maravillar, que hrs per-
fonas efpirituales ( rmyormenr’e
quando 4o n ; fim ples) no hallen
a veces ■pó¿adós *de qtíe a cutó-
íe ; porque có m o : las'tales1 péí-
fonas no caen tantas veces en
aquellos pecados de comifsiori,
(que diximos) y los otros, quefoh
por via de omifsion do los eft-
tienderi , <3¿ aqui nace no hallar <íc
que confeflarfe, y afligirfepotrfto.
de ks'f&cachs*i 65
Pues para remedio de.cfto me
pareció ordenar íX&t ^Memorial
para las tales-perlbuas> ,co«i<jual
principalmewc ¿fe. traída -xfe.eíte
genrao dcpccadbs*.;Y p o r t a r lo s
rales pecadok pueden fec^xr contrfci
IILoí, ó cp rurai «raí* ó cancro o u c f
ttos>jpotiiiio$^p0b d fe * ix t M í? b
mo^afcrcf^rasdtj ea.ijss^pMOÍSjCjue
de eftaiticcsinaRcras ()e hcgligcncia
traEan. Muchas de las quales a. ve-
ccdáb^feriuíliíi afíS jS&®I$©a£é*
niales: mas codavia tofr-im per-
fcatim^^^íkaÉdig*i^(Rrfítós; y
muchas veces poíiran fet gicadoí
veniales, por donde lós-^cjutf ca­
minan a la perfección * tno del
todo deben dexar .la aróftcion
¿i Brete Memorial
de ellas. Aunque eíto no convie­
ne que fe haga fiemprc , fino
algunas veces , eípecialmcnte en
las fieftas fenaladas; porque no fe;
canfen los Confeílores con nueftra
demahada prolixidad ; mas las
otras veces ordinarias podra ca­
da uno tomar de aqui lo que le
pareciere , que mas hace para
defearga de fu conciencia»

SIG U ESE E L M E M O R IA L.

D
icha la Confefsion ge­
neral , antes que entre
en la aca&cion particular
culpas, acufefe de eftas quacro eo*
fas figuientes*
délos picados, 6y
Primeramente,de no venir can
difpucftos a cite Sacramento,ni ha-
ver puefto tanta diligencia en exa­
minar fu conciencia como debiera*
L o fe g u n d o , de no traer tan­
to d o lo r, y arrepentimiento d s
fus culpas, ni tan firme y y ver­
dadero propoíuo.de apatcarfe de
ellas v quanto debieta*
L o tercero, de no haverfe lle­
gado al Santo Sacramento de la
Comunion , con aquélla pureza
de conciencia , y con aqnella re-
* e n n k ia $ i^ con /e-
n ia : y defpues de hayer comul­
gado , de no haver tenido- aquél
recogimiento, que para- tan alta
hucípcd fe requería.
6 8 BreVe Memorial
d ío q u a rto , de no ha ver pücf-
t o t a a u diligencia en la cnmich*
da-dc fu vida , y procuradqidc
aprovechar cada dia mas caüfli
férvido ¿ de nueítro Señor , ■fino
antcs^ permanecido en una^taiC*
HBr¿tibicza > Y negligencia, jkaoBÉ
buelco arras. Dicho eíto , comicnís
cc a acuíarfe por la orden fi*

Para comiDipH

iA R A con Dios ionios


obligados;a tener aquch
lias tres: virtudes Theologales
fíp eran za^ ry Candadv Y dc?£$á{t
una de edas fe p p c d c id ijit tt ó
ele los pecados. r. 69
ferc acufar cu la forma íiguicn-
te.
De la Caridad fe acufe , de
no haver amado a Dios con to­
do fu corazon, y an im a, como
cta obligado , fino antes puefto
íu amor deíordenadamente en
las criaturas, y vanidades de efte
fig lo , olvidandofe de iu Cria-r
dor.
De la Fe fe acufe j fi no tó
tenido tan firme Fe ,
, y ; no l>a cdefechado de si
p reftt^ í^ ífem íw s',' y penfa-
mienros, tjue A demonio , Acer*
ca, de efto , le ha traído. ;
De la Eíperanza fe acufe , fi
en los trabajos , y necesidades,
70 Breve Memorial
que IV le han ofrecido , no ha
recurrido a nudtro Señor con
aquella íeguridad , y confianza
que debiera, y fi ha defmayadov
y congojadofe demafiadamentc
con ellos 5 porque cito nace de
flaqueza de confianza.
De la pureza de intención
a o i í e í c q u e las obras del fér­
v id o d e nueftro Señor no las
hace con aquella pureza de in-
tención por iolo D io s, icomo de-
bia-,. fino algunas veces por cum­
plim iento, otras por fola coftum*
ore ,. otras porque fon confor­
m e á fu.gufto , y apetitos V-y
otros feroejantes interefles.
Acufefe también <leh & át-fi*
de l§specados. 71
do muy flo x o , y negligente en
refponder a las infpiracioncs de
nueftro Señ or, y a fus llamamien­
tos , refiftiendo en efto muchas
veces al Efpiritu Santo, por no
haccrfe fuerza , y ponetfe a un
poco de trabajo. Ella es una cul­
pa muy efpiritual , muy fccreta,
y muy digna de hacer íiempre coa*
ciencia de ella,
Afsimifmo > de no haver fido
tan agradecido a los feeflcficip$
Divinos , como debieQ[w- fti
dado tantas gracias por ellos»
ni aprovechadofe de ellos para
am a r, y fervir mas al dador de
todo.
Tam bién fe acufe del olvido
7i Brftc Memorial
de títíéfttd Señor>-traycndole mu-
chns? veces como de ferrado de fu
ebráizon , háviendo de andar en
fe prefcncia , y traerle artcc los
éjos.
De lá paciencia en las adver-
fidadeí-fe^ acufe , fi por ventara
fié h l ' tenido aquel fufrimiento
en los trabajos que Dios le embia,
ni conocido, que Ion embiados
tlfefclSflrfió para• fu bien, ni da-
dolc aquellas gradas- <ejuc -dtfbe
por elfos* Efto fe puede éípecifi-
tfcr*nai , Ti-particularmente nos
rcmfuerdela conciencia dcalgo^¿
Acüfefe también de n a haveí
afsiftido en lá M iíla, v en losO fi*
. , . - - . 7 4 ,

tíos DivífcSfe , y en los--Lugares


de ! o í pecados. 75
Sagrados, en preícncia del San­
tísim o Sacramento, con aquella
devoción , y reverenciá que de­
biera.

E L hombre tiene en sí
muchas parces, porque
tiene cuerpo con todos fas fe ári­
dos, y ánim a cof* todos fusape-»
tito *; y efpiricu con todas fus po*
tencias >• que fon , Entcndimie&¿
M i Memoria , y Volunttótf.'y
afe |Híedeí faaYer pecado contra la
rc&iciidyywáérí, qtfcHavia de ha-
ver en cada cola de citas.
Acufefe 3 p u es, primeramen­
te , de no tratar á fu cuetpo
7 4 Breve Memorial
con aquel rig o r, y aípereza que
d e b m , afsi en el co m er, y be-
h e r ,v e ltir , y d o rm ir, como en
todas las orras co las, antes haver fi-
do muy blando,y piadofo para con
e l , y amigo de sí miímo.
De no traer aísi la imagina*
cion , como los orros fentidos in­
teriores , tan recogidos, y guar­
dados como debria , fino muy
placeros , y derramados , oyen­
do i vien d o, hablando > imagi­
nando muchas cofas ociofas > y
eícuíadas , que defpues impiden
el recogimiento del corazon , y la
atención de la oracion.
De no haver mortificado fus
apetitos, y quebrado fu propria
de los pecados» y$
voluntad como debía , antes fcgui-
d o la, y camplidola cafi en todas
las cofas.
De no fer tan humilde de co­
razón , y obra como debria , ni
conocerfe por tan v il, y tan mi-
ferable como e s , ni tratadofe co­
mo í tal.
De haver (ido tib io , y pere-
zofo en la oracion, y cortado mu­
chas veces el hilo de ella, por
vianas cofas >. vj no haver eftado
en: ella con tanto recogimiento ¿ y
atención como debria.
76 B r^ é Memorial

Para con elproximo.

A Cufefe de no haver
amado a fus próxi­
mos con aquel amor que ci c-uc-
ñ afer ainado, como Oíos lo man­
da.
De no les haver acudido en
ftft#cq£Í$idades con el favor , y fo-
¿Órro que debiera, y pudiera.
De no h*vcr compadecidofc
tanro de fus-mi ferias, y rogado tan­
to a Dios por ellas, como era oi>H-

De las calamidades publicas de


la Iglefia , ( como Ton guerras, hé-
regias, & c. ) de no haver tenido
Je los pecdáós. 77
aquel fentimicnto , que era razón,
ni encomendándolas temóla Dios,
como pudiera , y debiera hacer.
Los que tienen Superiores ,¿fc
acuíeñ de na haveries óbedlcido,
y reverenciado com a debieran* ^
los que tienen fubditói ’ , hijos:,;
y criadps noUhjMíerles «n-»
fcoado* V vcaftigad¿rr^h^ií^cíd&
de ÍG^neod&rio t do
ellos aqu d cuidado- que er&pra*^
zqíu
7S Breve Memorial

De los pecados de comifsion.

D
Efpucs que aCsi fehu-
vicre acufado de los
pecados de omiísion , pue
go acular fe de los que llaman de
comifsion , diícurriendo por los
diez M andamientos. v fíete Pe-
^ d o sC ap itales, y acufandofe de,
lo^que conciencia le remordie­
re en cada uno de ellos. Y fi mas
brevemente quiere , puede dif-
currir por los pensamientos, pa­
labras , y obras , en que puede
haver pecado , y acufarfc de
ellos.
Y defpucs de todo cfto » fe
ctic los pedos. 79
debe acular de todas las culpas
anexas al ellado , ó oficio que tie­
ne , declarando lo que ha he­
cho contra las leyes , y obliga­
ciones de fu eftado : como íi es
Rcligiofo , de los tres votos , y
de las cofas de fu R egla fi es
J u e z , o M e d ico , ó M ercader, ó
Abogada j & c . de tes ctfías d e l u
oficio; y fi Principe, del fuyo.
Acabadas todas citas acufe* .
dones , concluya diciendo
todas las demas en qac he caí­
do , p o r penfamiento', por pa­
labra , y por obra í me acufa
gravemente , y digo a Dios mi
culpa, mi culpa, mi muy gran­
de culpa , y pido .a vos Padre
la
So Breve Memorial
la, .abfolucion , y penitencia de
ellas.

Q vR A C J O K P. A j R ,A-
dejpcrtar en el anima a compunción?
y dolor de los pc-
Cdios

Unigénito: ; Hijo de
Efcp* ! Grandes.,, e
iS fiiá e » fian ^SdBot^tiósü bene­
ficios , qué de jvoslrc^ r e c i b í *
Ixvaiitattem c deí \cieacsij y del
poijvo de f la tierra , y criafte, mi
a n im a re qada a vueítmrpagefc¿
y. femejansza,^. Uy / hicLÍtalar¡-icapag
de yueftra glotia. Diftcnvc*¿íÍBk
tendiniiemo , m a p o r ij
t©d , libre alved rio, conjíodos los
-ihiembros, y fentidos^/para que
<eon ellos oscohocieflc, y amafie.
-Guarckftemc .eii lá eftrechura de
lasr entraftrfs de mi madre , para
que no murieffe allí fin agua de
Bautiímo.^Sufíifteme taaco tiem­
po 'deípwes.de tamos! pecados>
hatteU fibra tprcfcnte * baviendo
jni¿@ho£ m onos culpados que yo,
que -por tló ; haverlos. aguardado
ttfnto tiempo: y eftOTjuvjaotii pOí
S rtlw a-()e3^ id o enjefcünílerno.
Y (cjfcit tQik>¿í3fcVjtnvift« por bien
haceros hombre^y convcpiar entre
los: hpmbregrpor: m i , y ferpor m í
angulHado> áüigido , entullecido,
cubierto de; fudor d e fan gre, pre-
Sx BreVc M em éial
i b r atado , abofeteado, efcupido,
snenofpreciado, blasfemado ,e f*
£ácnecido , y vertido por efearnio
d e veftiduras blancas , y colo ra
das por mi. Por mi quififte íer des­
pedazado con azotes* coronado
c a n cípinas, herido con una caná,
cubierto los ojos con un zelo/en*
seociado a m uerte,: y llevado al
lagar: de^la muerte con la Cruz
¿acueftas, en la qual fuiftecon du¿
jo s clavos trafpaflad©;* y-puerto
.entre ladrones, y reputado con los
-m alos, y jaropeado con hiel, jr
-vinagre $ y muerto con cruetífó*
-nía muerte. De efta manera ,- Se*
.ñor y con tantos trabajos m e « * &
-mífte > y yo viliísimb f y
de los pecadoi. 1 8-$
fl&imo pecador * íiendo’' a todosf
eftos beneficios ingrato^ tantas
otras veces os abofeteé ¿ ,y cruci­
fique co a mis pecados;: por don-
de m erecía, que todas ’lascriatu^
ras fe levantaren cootra rnt, :y»
y tomaílen venganza de vueftra*
mjudas.
Pues que d iré, fobretodo cf*
Mí>■ del abufo de vueftros Sacras
meheos ? Y de las m ediáaaí* ifefc
con fefta preciofa fangre'Otdeaaíáft©
p9fiftn ¡3 1iiv a fte m e y ifftú íb ifte -
nvef£e>f luéÜ KPék d fáJitfrBautif-*
nao. Allí fai adoptado*
confagrado'como templó vucftrb,
y ungido com o1 Sacerdote^om o^
R ey , y coínolúcliadojr qtie lia-»
BréVe Memorial
vttfikm pré de luchar con el-eñe*
tíaigos Allí defpoíaftcs mi animfcj
c o a yos , y mediftes codos losstta*;
vtos, que para efta dignidad fé íc ^
queriaíu.Pucs que fai^e de todtfc
jQy^sqae rae dífles ? ’ Qusteefcí
fcccfpgfc dn efta hacienda ? 'T o v
mafteme por hijo , y hicemCíéfc
ctev0b(5tó*: pecado •,;< eonfagraf-
y túceme ¿m®*
ijada del demonio;] sjlptgiilemcíis*!
*allero¡ jf, .y paífémfr.al: v a o fo néa
vtítftro ene migo i -hiciftfcme Rey*
y alciflic con el Reyno que diftc&;
Defpófkft^ mi aniróa con vos <en¡
p eF p ew 6¿«dad , y yo amé
la vanidad r que la verdad , p ¡ h
CfktMa >t gue el Criador, t ó z o ft
dé los pecador> 8$
fiicra , Señor m ió , que. huvierá
comenzado lü órarq uicn todo cf-
to hizo. Efto es lo qocr.tóítanto
tiempo qae cfperais de mi >quan-
tp ha que m e dais vida.: Para efto
tantas veces rae llamaftes v y m fc
íufriftes, y tnc azotaftes, yq rtjfe
halagaftcsyypaí todas lasviasiiifc
quiGScs tra e rá vos. E f p o k
y .usc nial de vttcftta 'pacicnciai Udr;
m añ an e y hiceme Tordo fettugíp
tro: llamamiento v; d i(le m c ,tá ^ p ^
dkpenitenda y5^:apT0\&dtórnc>
d c * l pacanrú
y no lo fentí; afiigifteme, y no
quife recibir difciplina. Sudafte* y
trabajafte por lim piarm e; y con
todo eflo 5 no falió de m i el aria
S6 Breve M m o r id
de mia fvidps, ni aun con fiiega.
EhdJrecim e con los caftigos;, y
ciidfltccime cori los alhagos¿ in-
ingrato para lo u n o ., y rebelde
pata ío otro. Mas con codo cftoy
S e ñ o r p u e s vos cantas cofas por
m l'p tó íiftes, y; maudíiftes
rtehfcfconfiaíTe; buelvome todo
avueftra mifericordia, y fupKcoo*
pfcSfiigcacia de 1¿ enmienda, para
qísfeta 2u^ui adelante r de ta im a -
ñera os agradfc i y
ca jamás me aparta ode iras / eiv
Jps fíglos de los ligios1. A m en.
S ÍG U E S E O T R A O R A C I O N
para pedir , perdón de ¡os

Obcrano Hacedor de to^

S das las cofas, penfamlÓL


conm igo mtfmo quamo he o
dido can mis pccados Lvucftra in-?
finita Magdlad. : cfpantorne do
h ú locura, confiderando quan be­
nigno , y magnifico Packe.fafLd^
am parado: maldigo m ijddagíá6-*
déewiiecttp> viendo de quan no-s
ble libertad caí en can miíerabifí
fervidum bre; condeno m i defc;
tin o , y no se que pueda poncr .de^
tafite de mis ojos., fino in firm o ,
8 8 Breve Memorial
y juicio: porque vucftra jufticia
(de quien tío puedo h u ir) éTpan-
ta mi conciencia. Mas por el con­
trario , quando confidero aquella
vueftra gran m iferícordia, que
( íc^un el tcftimooio: JÍ6 vüjcífro
P rofeta) va delance ^dfc todas
vufeftras obras * luego un frefcor
alegre de eíperanza recrea, y c k
¿tenca m i anima entriftecida. Por*
r conao !dtfefperarc yo d eh a-
perdoft én aq^sl ^«que^por; !»
Eícricura de fus Profetas tantas ve­
ces combida los pecadores a peni­
tencia diciendo, que no quiere la
muerte del pecador, fino que fe
convierta y y viva ?-Y allende dp
«fto, vueftró UnigenkoH ijo.ngíí
de los pecados*. 89
manifcftó por muchas compara­
ciones , quan aparejado eílá vuef-
tro perdón a todos los arrepenti­
dos. E ftan o s fignificó por U joya
perdida v y hallada ; por la oveja
defearriada, y traída fobre los on&
bros de íu paliar : y mucho mas
por lacooipftracio^ídet bij^ p«v;
d ig o , cayar rmagsh pBrftú eofroe-
cík Porque yo íoy el que jufti(si-
mamente defamparé a vos * mi
atnantifómo Padre , y d eíjjsfijb
<¿c ^malamente itu hactend»^ y
<?j¿e0s de m i
carn e, fturtfc la íujecioh de vuffe
tros M andam ientos, y caí en d
torpifsimo cautiverio de los peca-,
d o s, y quedé pueftó. en extrema
90 Bn\>e Memorial
miíeria : de la qual no se oteo
que m e pueda lacar, fino folo
aquel que defamparé.
Reciba , pues, Señ or, vuef-
tra mifericordia al hum ilde, que
os pide perdón , a quien hafta
aora haveis efperado tan blanda
mente. N o merezco levantar í
vos los o jo s, ó llamaros Padre;
mas vos, que verdaderamente fois
Padre» tened por bien mirarme
con tales ojos; porque voeflia vifv
ta jfola refucica los muertos , y
ella estaque hace bol ver en si a<
los perdidos; pues aun hada e l
m ifm o p efar, q u ed e m í tengo*
no lo pudiera tener , fi vos no ipe¿
kuvierades mirado* Q a n d o
de los pecados. pi
dabalexos de vos perdido, mi-
j^Ikifm e defdeel C iclo , y abrif-
tcs mis o jo s, para que yo me mi-
ráfle , y me hallaíle lleno de ran-
tosm^lps j y aora m e falís a reci­
bir , dándome el conocimienro, y
memoria de la inocencia perdida.
N o pidp xucftros abrazos., ni be-?
ios v nodem andolaveftidura Tica,,
que folia veftirme , ni el anillo de
« ¿a n tig u a dignidad, ni os lupli-,
co me recibáis a la honra de vuefs,
Xpos -hijc&* pues? m e. itau áu y/
bícigLítm e sonta redes. curre vuef-
tros efclavos , herrados con.vuelk
tra feñal , y atados con vueftras
cadenas, para que no pueda ya
mas huir de vos. N o m e pefara
92^ Breí)e Memorial
íerenefta vida uno de los mas dc-
íeéhados clclavos.de vueftra cafa,
cón¿ tanco, que para liem prc no
m e vea yo aparcado de vos. .Oíd­
m e y pues, Padre piadofo, y dad-
me el favor de vueftro Unigénito
H ijo y y el remedio deiu^SBiertG»
Dadme vueftro efpiriti* * qúc pu­
rifique mi corazon, y le confirme
en vueftra gracia, para <jue no
torne a bol ve t por mi ignorancia
al dettierro de donde m e revoco
vueftra clemencia. V o s , que Vivís,
y reytuls en los figlos de los figlos-
Amen,
G T 3 ^ ' O R A C I O N 3>ARA
pedir perdón de lospecados.

Efl&Qraeion , C hnjüam Lec­


tor , debe re%ar algunos dias y con $&
do el fepie£p y y deYoacn v j&dk*
re , eizpte'Htfea abantar-wntriciúni
y perdón rde fus pecado? 1 füffpit
dht' vhítlaram em e lo mucho que tk L
épfd Dios , y ¿¡udntoJe debe arrepah
m por haver ofendido^tíd & n o Ñ 1^

Q tS c n ndáta água a m i
; cabeza >y-a mis éjóS
■• - ■■r' fuentes de lagrimas,
y llorare ttíar yncch;eiíiispecados,
y el defagradccimiento nflí> con -
^4 Brete Memorial
tra Dios, mi Criador ? Machas co-
fafrhay , Señor, m uy Ipodcfoiasj
para compungir los corazones de
los hombres, y traerlos al conocí-
miento de fu pecado >rtias ningu­
na u n to com o conCderat^í^^aH
de vueftra bondad ¿ tm k
chédumbre de vuellros beneficios,
aun para con los miímos pecado­
res, Pues porque !a miferable de
mi anima de ella manera fcco o*
fjn da > comenzaré, Sdio¿> ic o rir
tar a!go de vuestros bienes, y de
mis nuiles , para que por a^uijíc
vea mas clarp r. quien {pisaos , y
quien foy yo * y quien háVeis fido
vos para mir, y quien ífc fido'j^o
gara vos.
*délos pecado*. 95
Tiem po huvo y Señor ip io , quan-
do yo no era: diftefme ser , y lc-
vantaftefme del polvodeJa tierra,
y hiciftefinea vueftra jm agen > y
iemejanza. DeíÜeel vientre de mi
madre vos fois mi D io s, porque
deíde el primer principio de mi
ser bafta-'oy, voshaveis íido mi
Padre Salvador* «mLDefcn^
f o r , y io d am i bien. Vos allí for-
fnaítei l i l i cuerpo con todos mis
íeniidos, y criaftes mi .anima con
todos fus potencias, yJíafta aora
hávcbsamfervado-nii vida con ¡os
benefieio%y regalos J e vileítra pro*
videncia. T odo efto era poco para
vueftra grandeza; porque aunque
ello en *íera m u cho, (porquecra
2 6 BreVe Memorial
to d o ) mas como todo ello no os
editaba nada, quifiCtes darme algo
que os coílaíle mucho^par# tener­
me : mas obligado. Deíccftdiítes
del Cielo á la tierra , .par^bufcar-
mc por todos los camino* dpiade
yo trie havia perdidó¿ jEontíblér
ciftes mi naturaleza con vueftra
humildad , librafteme del catf-
nverio cotí vueflras prifiones*
íacafteme del poder, del demo­
nio , poniéndoos en ymmo&
pecadores , y deftruHiesjhi pe­
cado, tomando imagen de peca­
dor. QuiGítes obligarmp con efta
g racia, enamorarme Cón e f e bcr
n eficio, ¡fortalecer m i ,,cíjper&a0a
con eftos ¡y, fe*.
de hsft& dos, 97
& rm c aborrecer el pecado» mof-
trindom e lo: que hiciftcs-contra-
civ Echalles b r a & de fuego, fo-
bre los carbones muertos .de mi
coraron , para que con tánca mu­
chedumbre de beneficios, V com a
fe encierran . e n , elle beneficio,
aoaaíféiyo a qwieó; tar\to hizp ^or
m i y y.tatitQ jaiiíor mfe jdefeabrio.
Veffine aqtii ¿ Señor, redimi-
áor* .mas quém e aprovechara íer
redim ido, fi no friera ba^rizado?
tanta mudiedumb^e^dé in-
fieles«corho sííaá derramados por
tó Jo el mundo, j . quifiíle qup yo
fuelle del numero de los Fieles, y
de aquellos á quien cupo tan di-
chofa fuerce y como es fer hijos
; Breve Memorial
vucftros , reengendrados por el
ágüa dpt Sanco Bautifmo. Allí fui
recibido por vueftro , y allí fe ce­
lebro , y aífencó aquel maravillo-
ib concierto, que Vos fueíledes
m i Dios > y yo vtíeftroüctvoi vos
m i P ad re, y y a vueftro hijo; y
afsi contcndieílemcs á porfía, vos
áliaeerroe obras de Padre, y yo
a •'hsi^roS-Servicios de hijo. Que
dire de los otros SáCraqientos, qye
ordenarte para mi rem edio^ na*
dendo. medicina para mis llagas
con la fangre de las vueftras?
Con todas eftas maneras de
ibeorro fue tan grande mi malU
cia , que perdí efta primera
cia de inocencia 7 y -Jba fid ^ tán
áe vueftr& jraifericordk * íque m i
havcis íufrido hafta aota^ Q cfpc-
canza m ia , y rem edio miorí- C or
m o pue<lo;yo , fia lagrimas, acor­
darme dejquantas vece&itícpudier-
ra havec^tteyado U jnuerte en ro ­
dos aqysfcfo$ tiempQ5yCa«imal ga it
tad o % ym m e U cY D ^'Q ^tos& V *
ItorcsáeiaQiriBis, poe vencura, áxr
atem o ra ién ti infiernapor menor
tesiculpai que las que:yp*cflí9l8gl
¿o rn en , y ^ o ard ayo ib 5J ^ p 4t^
f i t o r ó ^ v a r a d ^ c a aquel
iteivp d ^ iid sn d lleVafteisa qeips?
juicio'fe me a p a r e jé ja n vtr
jcio y íi mo tom ara la muerte con.
4 \ hurto en las manos ? Si me ha­
llará la jiifticj a en el fragranté de-
rioó BreVe Memorial
lito ? Pues.quien ató las m añosa
-vnéftiá juítieia en aquélla, hoca?
-QAeíi ós rogó por m lq iia n d o y o
'^dotmia? Q g c n detuvo ¿1 caítíga
•de vueftro fu r o r , .ahjem po giré
yocorc mis males 1c'^provocaba?
•Qcte'vifteis^en m i , porque quU
fifteis que yo fueífe de mejor con>
•dirioffcqüe aquelloyacjuienarrc^
t e ó fe" trillarte enraedio de lós
fu egos, y rpeligtordeflp mocedad?
¿Mis pecados daban ¡roces c e n t»
■ W , y vosbs haciades íbrdo para
ellos; M í malicia fe alargaba cada
-día contra v o s , y alargábafe cl pta-
•zo de vueftra mifericordiá pata
conm igó. Y o a pecar ;r j vos ¿hI£
-ptrarme ; yo a h u ir, y v p ia ira E
falos pecados; lo t
oetrme: yo can fados de oféndenos,
y- vos c arifado de aguardarme. Y
co m o fi mis pecados fneran fer-;
vicios, y,jQQi.ofenfas.v ;af$í* aun,
com edia de -dios * recibía rd£ vos,
muchas bóeoas infpÍFackines >_jfi
muc^iaíS. padoías íofren&das;, q ijg
5oadíií»t)iii\ rnis •
ÍQlOK^.iÍ^aftllk&; Y&ttítírm£ :l k ¿
ittftftcifiQj y^«ltíjfccás vicíte denerpb
d * : m¿ ^diciéiido: T u-has. forni-j
cado coi*aduáneos 2s&aáQtp%. h$s
qvierido^jnii ÍP©
y a ífc 'Q & m & vcc?5
con cílai^ ys (oua& palabras am o-
rofas me llama bades? Y ^ r a s c ó n
temores * íy.amenazas me cfpan-
tabades atray én d o m e a la m c¿
ia z B r^ M em á ritl*
m oti»;ol^elt§ro de ^ m u erte,^
cV rigODtfe^ocllra juflicüi ? Q uan-
tas m asctas d¿ rPredtcadorcs, y-
dé Cgflífcflbres ordenadlas, para'
qutf cónifií¿^palabras^ sj& cortlcjo^
me avitefle» *' iy - ddffcrraíteii?:
Q uantaí^«t5tó^- no:
b#á» /fihaptonr óbraseme íegaiarf
d tss com tefandom e cbh b aicfi-;
d d i ^ y adftgarctetfflc/ cprnazo^
tes í ^offiintíóm e' todos lo$ carra-
nos r ( comí>: hftCOBP^ncazada»
tés y quándo figueti la n c e a ):pát?i
cjü£ nopüdi'cfle haic-ideaos?
?Pues ¿jué os^padre y & , Señor
ftiio , dar póf todos rdíbs benefi­
cios^? Pótqüe m e ^riafte•, os de*
bo tado ío-qac f o y , pues todo lo
\ Je kfpecddos, 1 03
¿Éciíte. Porque xnc confervais, os
& b o toda lo que foy ,; y.?vivo*
pues todo Jq fufteátaú. Pues por-
qiie vos itiifnjo os m e cJiflps «en
precio, qué in c queda p a ^ d^roS?
Sí codas bs vidas de lo& A n g e le s
y délos hambres {ueffen raías,$
codas ¡o fe e a d íc : MÍ, (acracia*
qu¿i?or* tsató->par^wjtedfcl3$ g f o
ta&dc jSaogrd «quede trom b os f 9 b
vát*
Pues quien daca aota litg ^ d %
^m U ojos.para -cpt£¿pu0b y&lfén
cár J^ -jn alaí paga dfí cantor b *r
uefkÍQ$,-Áyiría&ii&* SeTioj: r ^
efta h o ra , y d¿idm-e g c a o iíq ^ 'i
que fepa yo confeífar m is in js f-
tieias contra tí» YQ.foy aquel «¿al*
104 B téw ;Memaridl
avcttCüfódo , que 4aun¿juofioló
parttett) íoy criatura vileftra^hc-
ctoar vueftra imagen , * y: fome^
janza* Reconoced > 5enor>y eflp
figata j que vueftra €8. Quiüadde*
lame lo' qiíe yo -hice,. ji. hábreis
lo yos lutifteisr.-con •dfeftr*
manb " piadafa ^ '¥ o *cm plee todas
mi>, fiierzas en vueftras injurias,’
ttiiímas obras de sbefe
tras manos os ofendí. Mis £ies
éóffiecon a k/vnaldady náílma-
n©& fe; eftendieron-a la avaricia,
mis ójos fe fóltaroiv por toda la
tfónidad , y mis ordos éftuvieron
fierapre-atentos.' -i la mentirá*
Aquella nobilifáma plrte de mi
anima, que cénia ojos*.para ve-
dziospccdáou\ lo ?
n * i quitólos de vueftra. hétmo-
fura:, y pufolos cit la flor deleita
vida mi ¿rabie. La que ;havia de
efeudrinar: vueftros .Mandamíen-
coxv efeudriñába. noche , yrdi*
como quebrantarlos a fu
Pues eftand o cal mréncendilfricn -
ron qué td .hgvtkids eftgr. b^^n
lunnad fe ©fStác^dfede vos^Qies.
m ir illa s ' delcytoshtdel Gielp<,'.y¿
cHáisrocatcl Ciclo ^or la eifcri¡¿/
y abrió los b rrp s* quéjj^fefvfefci
vigdps; confagíaí^i opsra* v<»?etag£i
amofed«fáa$
Efta es ^ & sk* y:la pag^;*}a,
vncftroi beneficie!, y efte ^es $l:
fruoo -que llevaron los ferrados;
que c nadéis, Púes gué os podri
to6 Breve Memorial
yo rdponder, quando entreis en
p id o coam igoy y me digáis: Y o
te plante como-a una vina efeogi-
da de muy'buenas plantas; Como
te me has pervertido, y hecho taa
cftraña?
Y íi a efta primera prégéntSt
no podre reípónder, que reípoti*-
deré ala fegunda, (obre él bene­
ficio de la confervacion ? Cojifet*
vabais vos , Señor, con vueftra
providencia, al que cnceadiatai
quebrantar vueftra L ey, ó en^er-
leguir vueftros ílervos, en efean?.
dalizír vueftra Iglefia, y ,fínifor­
talecer el Reyiio del pecado ton*
tra vbs. Moviades la lengua epuet
é£ bfasfemab^regiada los tniern-
éeíes pee¿dos„ 107
brpsnqucv os ofendían, y daba-
djes de comer a quien fervia a
vueñros enemigos a coila vuef-
1" r 1 c
tra. De juanera ■ >que nQ:ioia rui
'

ingrarorá ^lieftros beneficiosfi-


mi aun de eflos mifmos; beriefcí
cios hice armas ronera woílíDípu-:
w fteisteriafc^ xn atuíasq^ m
fervicio!, yncrBnaórfimc¿dc5»>cias
diasr y'-coni codas::eHab 3$ulieié*
ptítóstantak vccespor dtas os afen*
di;: Qaiíe- más á los doq^ajiesil
¿sl^ík v^idesdorxfc hsnrizMetro ?
mat'bdaoníparac 00aocet vucík
tra hernaidf^narv; cegaerhe ¿con i®
qne v i , ry;=na-alce JoS 'ojosaYeo:
quanto mas; bermofo fefiael ha*
cedot , que;ib: hechura; Todas
roS Breve 'híemríd
las cofas me difteis aporque yó?
me diefle a vos > y aprovécheme i
de todas ellas, y nuncasas di, n¡i
la gloria>ni, el cributo íjueofc de­
bía. Ella Tíos fueron obedientes $jn
ferviroá ficmpre , poequervos fe Iq:
mandallcts ^y yo eiiDB¿d£cn ofen-,
der fiempre aaquel^QE^quientCH
do me: fcrvia¿ Vos me dabadeé
fallid, ^ c k demonio ícollevaba^dh
irutb- de ¿elfo r'voso*? dabades la«|
fuerzas ¡¿.y-yb 1as*cmpkexbai cníer&
vicio de vueftro* ©ácákigo. *Ql«5j
diré i Gomo ñor baítu-ari cauca*?
maneras c-dc trabajas.¿;y inifsriasj
como vr-en los otroMtqbre^ pap
ra ctitciiík¿ * quetddasaqi^lLoSj
málesf
'Siete picados!I ¡ro?
flííos, pues de todos eUos me \i»
fcrabades ? A vos íolo es licito no
agradecer et beneficiócrecibido? 7
Q u ien ! quien, no debe agea*
¿decimicnta: pof el be»c^cio ro-
•cibido ? SiJa fiereza d ejo s le®-,
nes , y ferpientes .{¿doma con
bcncficíos^/ccmo n o featljaron Ids
vaeftras.'ipara (Jorrarme ? 7 paita
*]ue algtfóá tee2; ficiriera , dixefe
c o frc lP ró fe ta : Temamos al Sü1-
íior 9 que nos embia fagttt d él
^Sfekx, la>ca3Qprana 9 y j^üatdia m
Íustitrajk^íy iies;;di hartura de
todos los? bienes cífda un^ño ? B o ­
taba r rpOT:cie fto -íS crio r5' psra
argumento de quien v o í ib is, fcn-
^rer fufridb -lo quepfap,, & sjfce
x jqd Brete Memorial
jiuvieraotras mueftras y y tcíli-
uionios de vueftra bondad. Y G
tan rigtirofk ha de f e b q u e n ta
que me ha veis de pedir de. eftas
cofas, q aco s cortaron poco*
qual iw a la que mc.pedireigdéias
x p c os cóftaron vuqftra (angra5
Como pervertí todos vueftros con-
íejos? Cómo ( quanto fue. dexui
parte ) deshice todo el Myfteriadp
vueftra Encarnación l Hitiftcos
hombre, para hacerroc^Dipsfc.y
.yo (ami^o de mi vileza.) htcciue
beftia, e hijo de Satank^Basaf-
teis a la tierra por HeyacroealjCie-
l o , y yoJivJignqdecal llgipam^j-
I Q c o m o n a lo méj*C!QÍ^xfi¿fo
conocí, y quedéi^erfiw3¿(J<ien
Je los pecado*. m
cieno de mis vilezas»; Libraftemé*
y tórneme a mi cautiverio: re-*
íucitafteme, y volví a abrazar la
muerte: incorporaftemc con vos,
y torne otra vez a juntarme coa
rl demonio. Ni bañaron tales b o
neficios para conoceros > ni tal
m neíkáde amor para amaros^ni
tales-merecimic nros para eíperar
m vós * jufticia como en
•vos iue cxecutada , para tens*
:ros temor. Vos os. huatfttaftafc
ittüa ci polvo de fo tierra ¿ y yd
lcvantadaefrfni fober-
via: vos eíhivifteis en la Cruz drf*
nudo , y a mi avaricia no bafra el
mundo: a vos os dieron de bofe*
tad as , fiend o Dios >y á m inaban
11 l B róe Memorial
desocar en ropa, fiendo' un ví-
lifümo gufano.
; • "¿’Que dire, Salvador mioyiinGi
que fue ran grande la mifcticoE-
día, y amor que conmigo ufak
ceis, que os pufifeeis a moriepojí
matar mi pecado , y yo confia-
do en eflfa mifma bondad y y
amor, me atreví a pecar, contra
#©sc*rPues, qué mayor blasfemia
que-efta ? 7T9noíe ocafion de vuef­
tra bondad paira perfeversffvmmi
maldad , tóme motivo pata pecar
del mifmo medio que vos tomafr
.teis para macar el pecado* D e <£-
ta manera pervertí vueftros^onr
.fcjoS , ^hice in venciones ^de##r
¿liria, las. in ven cio n es.yg efcra
^affertcordia. Pdr ftfcVóítari btife*
«¿I , hallé yti¡,<q(j(e^)b*dia fer tíia-
ld ,y por haveíftt^ hécttd
íícs befleffci{*íjooíkfa& ft>¡ ejüí-po-
-dia haoét'óscíítí! gróM tab&hí&Dfc
flí&nera ¡ queU í: «ififtá'ltoedtó»-
ná jqoc voi HííáéhifleiS-tté^tfe í l
-pesid», p&-
stm¡i f l« &ÍÍ-
-tm giiw rti ¿te fu fe
- ja b a t a ttftftieá1 i i ¿ §(&»
-fcííft la Vida/ hri ¡.Oíljuá si 35*
«•/«flÉMdrSélfttB0,1 ta M W s
^ S S íh li^ .w ^ fiiíie ft ftk

JW'fiué ( casrfwy'díÉC ^l'^^Gftbí3)


'totqdcvivttl^ ^íPttó» ftv?áfr;jpi&&
si* firto páfityífc^éjiJtí'tttttttftéfs
¿¿4 Br&gMpWQrial
> mas y o (.9gm0_
tome por.med¡oj?ucftr*
j^iúna muerte, piara defpojaros de
.yueftira h acíead ii hartatidoide-dp
vueftro fervicw ,y haáeDdoR)<e ef-
c la ^ 4 eV
■íeqe^tjicn ^ rhko;? Si ^*pperr
roe ¿onw ron las carnes dp |eza-
-bc| |>9r efte pecado, cóm o eftáa
¿ a y a ») ¥ “ >»*« w f
j » 0 tX
ce la malicia del cqtiareifcliiniá-
nno,ppf tawcr to ta n o oc^ften de
Jaoufina ley para «juebrwafcM
ley , ,qnaw» o m w ^ d i<áfc& £
;«WWíj ,w afi9 5 ( ^ j ^ r 3 cia«rfV ?
¡afwvwvl» tBÍft»* g fW tf :?££#*•
^wpwfíjfiw» $eátfvpi$»-X'&£t bfr-
Tetadas por los pecadores, y mu¿
rho mas para fufrir pecadores*, Mas
por ventura durara mucho efta pa­
rtencia-? Veo que decís por vues­
tro Profeta : Gallé > tuvfc fiempre
filcncio, y íiiFrí mucho*, mas aora
hablaré cofctíq quien riene^dolores
de parftjL
' Veo qre l i tierrá , que d e t
^ue& de llovida no da frutóles def-
'corñulgáda, y maldita ;
Viña, que defpuesdei^FA&,--y
teltivadá ; lugar , di
ígraces*, -di jpór vuelto Matid%-
miento deftrüida, y deferiá^arada.
(Pues, ó farmiento feto ,«• infruc-
tuofo, cómo no temifte la voz de
aquel tan fabio podadpr, qye cor-
Ifi ’Btt've^áeMyal
t ip e ja yi 4 -*j founiaifo<f<}etjJíKf
jfi/tctiacM: el
JB» cjqictl,. t^ss:Tjuicio*
jjcí ccmi^ ?, Qué caatq^via cnfer?
íkcidq* qu^p acales vpg$f;no aoj-
¿ i a j Oa?
&iia* quien np idffpfjE^^«Jn: d
trueno de can grandes amcnazvg
4 &nc§BjÉíibajtpc cíjta «adrada cerre-

.«éniappr, f ft4r¿>JCQCrc:(j y
^fpinasw^Q^emabatp^, ^j^iega^c
¿bis pafeio&es, pungiantr¿ las c f
.pínas ,dq fl)is coditas,, defpo^jk
.sabanas ,;4 d^wirn^n|o(de m|s
cuidadas c jemordjamc pl gufajip
jde mi cogien d a ¡ . y ¡ qÍ q efto j^
fiaba y-9 ¿jque era |&c*cad, j « k f
¿ tfífa 'ffk s ie e p j t a » p 3wdfc9 «i&i>
feír Ilafrístó pSz. Ó'tBfWStigímackV
para coftí^cfhiCvIct®*^
para féMtoás^
: Vites íjutftófé;© ** tff»opqii$>
bane ? íbrtotcW)
te» quéwPiMeírttJat parecer dé»
liüte. <telw*ifJiiiefear i » j «jóPaí
HBKlknp^icriaijáflde%¿(rA(i«lVÍ2
déiififlpi«^c«á$t9 tte>Atós- r P a?
P*te¿4, y .p * ¿
dré'detríifeticoKiias^ ÍM ¡¡áttM $i
«£»$¥> «(Ífe,^ntitrí*á*da v P étq b ci
sw áffe irW ípdi¿wl¿(*í#r!tiij?Qi
VeW¡ notM«5is-d«tí[a(feyt}iíifta aotftt
dtfjfejfikfec ;-y aunqot^&itekkál
cho'potdbrídc me1 podiákcorKte1^
tu r , w s ito: havcróiJperdttfo papi
i i*8> Brete Metóotial
dptwleftie podáis falvar- Pues que
o^ijacofa puedp hacer >Gtioechar-
vueftros pies * y pediros rpi-
fericordia ? A quien llagaré ? A¿
cjuiea me acogeré finoá vos? Por
ventura no tois vos mi Criador*;
m jH & cedorm i Gpvem^of» tni:
Rcdempcor , mi Labrador , wk[
R e y , mi Paftor, mi Sacerdote,;
y.mi SíiqriftciQ ? Pues a quien iré,
oadondc^mi^ íino a .vp& ?. Si vos,
me defeohai$, quien
ra ?. Si vos me defamparaisyquien
i^C amparará? Recoged, Señor:
m ió, efta oveja defcarrjadas que,
fe buelve a vo s: Si vengo llagado,
vos me podéis fanar; Si ciego, vqfc
me podéis alumbrar :JS muerto*-
vafrttie podéis reíufcjtar: Si fucio,
^ós nte podéis limptír. Rodarme*
heiy, Señor, cok hyfopq, y ftrc
limpio, labatmsfcfcftv y pararme-
he mas blanco que la nieve. Ma­
yor es Vueftra trtifericordiá, jqu%
mi culpa ; mayor vueftra piedadf
queyma&pddcU^va^
perdón**, q u cry^ p ^ ar.P tfea^
me ddfetecids #Señor , ni mircis i
Irfmucneátímbrc de mis pecado*^
(moa la de vueftras
Vos,que vivís, yréynatseiíkrtfe'
gtosde los figbs. Amen;
Padre to<Jp;Po<iw<ííoaot(>-;-
do:P i^ p fe ,ry .M ií^ fl^ ;
,!.Y a miferablí pecjdio¡t,d$r;*
ribadoante cu$ pies, cpnfkífomis
JWB*fc*i wlpftSí'*
:< fc | k ^ 4 jr íN 8 Íg ^ n ^ ^ « r . «
Q aofefla tm f i m m i « ft-a fe fe
agr^d^iinientp. a tus in
neficios, q j# es a,pmOr^yqg^j.
benignidad, como conmigo uíkí-'
te , efperandome tanto tiempo a
1>enitentfa, y no echándome ta
qs infiernos, como I9 merccia
ifr los füc&doti ~ ’itó }
flj&nialicia y fino ai&ces provocan^
dpmc , y cotnbidandome con
gracia. O quancas vccc^,Señor mío*,
llamafte a las puerta* de. mi ani-:
xr& con mucha*! rm ^ r^ iw isL
Quancas veccs, me p ro v o ca d
C9# beneficios ? Qy^nras. moalha^
g ^ jS o ^ g ^ .C ^
^^oces^Pfffeícon t& h *
o í^ re ícípoodí d^ m i, y teboln
ifofrieiadoi»^^
todavía con in cübkpacidM a. í h

^ ^ Íiiw r<p<b% teiín ri-ífeyfiuq.


de de los infiernos, y por tu fol# j
dcltyí&cia démvifte el itnpetU de
dc: la ira , cpie y^ tenia can merfr^
o 4 a! Maxavilla; es por. cierfQ'4
t i l* Brrtc Memorial
Padre dulcifsimo ! Cómo mi eora-
a©n no revienta de dolor ,<]uan->
do caíes cofas confidero ? Indigno
foy de llamarme tu criatura-» y
deque la: tierra me futiente, y me
dé con que viva. Maravill*e*¿i&^
mo no han tomado de mi veHgáif#
todas las criaturas, por las in­
jurias , y defacatos, c|uc he come­
tida contraté Pero ya, Padre m i-
íeríoordiofb y tk i mííericordia de
m i, y abrem elascrarafas á e
infinita piedad» Perdóname, pót­
e l e tanto dilate bolverme a
tu
Defcubrcmc eflfe bcmgniC*
fimo pecho de Padre , y
me el mantenimiento'
• Je lofpecados* 11 y
Ifi <3ár a-tus hijos. Suplicóte, Sé*
ííor >obres aora en mi efto, para
que tanto tiempo me efperaftc.
Claramente, Señor, confieflb, que
ípy el mas viciofo de quintos vi-r
ciofos el mundo tiene, mas coa
tpdo eíío confio en tu bondad»
Porque dado* que fnifcpecados np
tengan cuento > tampoco Ip ttef|C
la muchedumbre de tus frúíericor-
d ’m * O Padre amantifsimo!
quieres, puedes alimpiaSTO*¡
tym .y.§¿Q Qt fcréfijictt puof
¿ <qgc peque
contra tí. Acuerdate delapalabfa
d c ^ w confoiacion, que pronun-
cjafte por upp de tus Profetas,
quaftdo dixifte : T u pqfiaft^. con
IhfixM m dridl
cnamoratk>»> ^¡tro felucU
* ^ a fní> que yt> fe reábaré* P©f
Ifó já á l, padre piadofo, C0ftíiad<y
dhréfb|>r5mc(&, detodo coraaótr
me bu£to& «í r i, com afr it m f o j^
ltüvíetosllamado,yá m i
b íA rá ^ ío a e fta v ó íta íi áti&retfy
j##que> yo foy aquella1 miferafotev*
f desleal criatura , aquel hijo* pro-~?
dígó>y^ ‘dcíperdieiado^, que #ne>¿
aífex# détfi i^ ld ^ d e la^lumbres^'
efe quiefi codos los bferas deío##?*
cferi> vi y<* como óvíja ra&ábtraiftie i
jfefá- der-W rebanó , deftroyefirfd^
tan lai^^mérCédes,;<eomo4b^h9R

agtóaaM&S j y fiiiftftt a be£>oé^P


l¿r^o 2 Ó^&lobres de a m ó ^ ¿ W ^
Btevé Mtmorial
ricDtdift de mí. En tu, Divina cU-
cmeticid , y en cu btfnfgna gracia»
<y balas Sacracifsimas Uagas >qac
^ t^ m i ré&bifte , defcatgo todffc
-fnis maldades, todorái^efogcactó-
Am iento , mi désh&iteftidid * M
¿ka^ífttfebervia ; ttií'a^arfeiá^‘ifíi
«¿¿{obediencia , mis folturas, rriis
(vergüenzas, mis atrevimiéri-
-•o^ xaa^ dos los ocrós males,que
^Qrt^riíbrttfa nii.Tü tres coda hli
^íperattóá, y todo m tam páíe,yrf-
ftierzOrQü^iro riie cutbaftmis pe-
-ddés,yantóm e alegra , y esfuerza
•tu bondad >y los itieredmientds
de tu Pafiioftr Y dadó qué mis po­
icados fekrt g a n d e s , y inñumera-
' bles y pocamuy pequemos y y f# -
de¡os pecados;
eos (on comparados con tu mife-
'íicordia. Por loqualconfieflo, qüe
por tu bondad no dexaras perecerá
quien criafte a tu imagen, vfema-
janza , y por quien te hicifte con­
forte de nueftra humana naturale­
z a , nueftra carhe y y nucftrá'l^-
» qtjc^pb
re de ti cond«aadp 5 puW.ceb
ancos Brebajos,, y par tan cato
pecriomeredimifíe» T u , qu$
ves, y reyñas en W dGgteRjsWhP
£glos.>Amen.
O P C IO N m V Q T I & S lM A
0 MitcftrdSeñar*, en<¡ueje pideudoatp
zurJte defu Hijo eiperdtto.¡k) ¿naiüp
. pecado*.

- fS Y V ir g e r v
aventurada ,wispá:2uqi»
¿los Angeles^ mas refplanckíciémt
« p * lai tto c jla í,, herttiofe ¿como
-ef "Sol t ü n a r i pairtceriímii xtcfr
aáoadclancb d¿ ¿ v JpawU[ gracia
que merecí por la Paf$i«v¡k.^ie&
me redimió, perdí por la maldad
de mis culpas ? Mas aunque yo fea
tan grande pecador, viendo mi
demanda fer juila, oílaré rogarte
queme oygasj
r< : O Reyna , y <Sen@fa;fnia ¡ Su­
plicóte ruegues a tu Sagrado Hir
jQ y que por ru infinita bondad, y
mifericordia, me perdono lo que
contra íu voluntad, y manda­
miento h ice; y íí efto por mi ,in*
dignidad , no mcrecieíle, fcam*
concedido ¿ porque no perezca, lo
que el crío a fu imagen , y feme-
janza.Tu eres Luz de las tinieblas,
tu tres Efpejo de los Sancos, tu or^
Efperanza de los pccacjoreSrfTc*»
das las Generaciones té bendicen,
todos los cri&es ce Uamaft y iodos
los buenos ce contemplan , codas
las criaturas íe alearan en tí ; los
t n
Angeles en el Cielo con tuprefen-
ciai las Animas del Purgatorio con
%3& BréW K f¿m orid
tu ¿¿¿tíllelo i les{ hómbres tn la
ticíA con tu éíptranza: codo? te
fiaffíári, y á todos refjtándcvy por
todos ruegas.
Püe£ qué haré Vo , pecador
tan métighé , paía¿ alcanzad tu
jra d á r quciftf jféfcádó cn£ ttit$>a,
*y mi de (merecer me aflige, y mi
malicia' me enrtiudccc ? Ruegotc,
«Virgéá-pfcciofifsíma, por aquel
tan grá^fc' , y friórtal dolor que
fentilte, quartdo>vi&c*tu amado
Hijo cátoinarcort -la Cruz acuef-
*asal lugar de la muerte, quie­
ras riioítificar toda* mis pafstones,
y tentaciones, porgue no fe pier­
da pór irií maldad , lo que el
redimió j o r fu Sangre. Aqü&-
piadoías Jagyimas íjaq derra­
marte , quando la Sangre del
atormentado Cuerpo de ru Hijo te
moftraba el camino déla Cruz,
pon fiempre en mi penfamiento,
para que contemplando en ellas»
talgan tantas de mis ojos , que
¿alíen para lavat las manchas de
jjíis pecados.
Porque qüal pecador oflari
parecer un ti aquel EteoiQ.Jtíe*j
aue aunque es manto Jbnj el: fu-
frimiento , es jufto erv,cL eaftigo;
pues ni el galardón por el bien fe
niega» ni la pena por ei' mal fe
efeufa ? Pues quien fera tan jufto,
que para efte juicio no tenga ne-
cefsidad de tu ayuda ? Qué fera
13 * 'BreVc Memorial
3 c mi f Virgen Bien haventuraáf;
H lo que perdí por mi pecado , no
gano por tu intercefsion?Gran cofa
te pido,fegun mis ycrros;mas muy
pequeña, fegun tu virtud. Nada
es lo que yo te puedo pedir, fegun
lo que tu me puede s dar.
Reyna de los Angeles, en­
mienda mi vida,9 y4 ordena todas
xnis obras', de tal manera, que
.merezca yo , aunque m alo, lcr
-de ti oído con piedad. Mueftra,
¿Señora, tu miíericordia en mi rc-
' medio i* porque de efta ma­
nera los buenos te alaben , y
Jlos m abs cíperen en ti. Los do*
lores que paílafte en la Pafeomde
¿tu Amantusimo Hijo ftecfcnip-
de los pecados* t $f
tor mió Jcíii'Chcifto, cftén ficm-
pre ante mis ojos * y tus penas
fean manjar de mi coraron. N o
me defampare tü amparo; rio me
falte tu piedad; «ó me jolvide tu
memoria, Si en, Señora, irte <lcr
xas i quien ¡me faftendrá í Si tu rne
o lv id # sq u k » ácacordar* de mi?
$i.m (qúcc©ísEfttelIa «telaMar,
yjGuia de los errados) na me alum­
b r o » que fera de mi ? No me de-»
xes tentar del e n c m ig a * ^ íi me
tqntare, npm e dcjfcsCacc * y (¡
^j^rc^aytidam ea levantar.
~ Q iien te llamo, Senara , qa^
4io le oyefles ?Quien te pidió, qu$
no le otorgafles > Quien te Grvio,
que no le galardonares con ntor
1 £4 Breve Memorial
cha-raagÁíificaitia ? H a z , Virgen
gkjrkjfiiiiina,quC'|iii corazon fien-?
tstál trafpaflamiencb xjue ceñíais,
quando derpoesr de bagado de Ja
(Cruz tdoprccioíifiimo H ija , lo
totnaító* 43i tus (b#ai¿os.? bq^ te*
nterttó2fteria&- pánmmas Hotír,
ÉÑrflraiidoraquella Imagen precian
fifsñiia dé b s Angeles adorada , y
«ntKJücwide .k *; malos cfcuptáas
y ^iendo%'i cauldaci xo n
^ue paga' U inoaatoia
poí/ la inobediencia del pedatíor. i
Contemplo y o , Rcyna mia*
l^ual eftabas entonces , Iqs- bra­
cos abiertos, lofi^joí mortales,in>
<dinada ia cabefca, fin color etvd
toftro7 ünriendo raayor to zm&fr
delúf^rrcada¡L
tS>cn el corazqn^qjie. ^ d ie pth
diera fentir en fop w p ig cuerpo.
Eften f i c m p r c - , mis pÍ^qs ^cftas
dolprof^ p ^ ^ ^ i r guc^igpnccs
demias a lps qttefrtjC ; 0
voforros , que." g a í ^ xljc^mi^cj^
y m ir a d ^ j^ . 4c4%/ernc-

jScgoja, cti ipi ammj


a^^l^chiJlDr¿p/dolor
gafia la tuya

p « w e w m á te » m
X§1yI(jv^alcaboJ?c<íc boW t^tJuc
de ella r<¿ifc^X 9 8 ^ fi.P ¿ 5
gane la gloria perecedera de elle
í fá BreVe Mtíh&rlal
> Sdíofá i ¿h m
tti0Ífe!| iquámasvéces bóWáfc*
^ ífár¿élM(5^htóhtój^^doátfe^ttii
toHifeit A terrado >|f&Ñ
que álétóte^ótaPgrácia dé ti, <tatf

pláci an gela foléÜ'ad, en que efi


tuviftc a¿jiiellá' noche dolofoftt¿
flB íífc W «cnkHÜ beta c o íi viva,
fmcrd^^cs^^kííbVetido el “agualdo
tqs piaxfófe« iágriftas/^OW íW i^
el raátijáVJdcJ tas faftimofas Cbn-
tet^ áííbties, porque llorando^
anguflSi que <padéeific en la $tgg«
n ’ ^nelíí 9^;a5 :v¿f f e lo n a qutfiáfrfc
í^álíffcfí^t^Gfctó. Amen*
Je los pecados, i

O R A C IO N ÍDEL A N G E L IC O
Doñor Santo Thomas, para pedir,
fl perdón de lospecados.

IOS mío Rúente deMZíe*


D ricordia >a ti llego yo per­
cador vtened p o r bien de limpiar
mis focados. O í á l d& Juftici*!
dad vifta al ciego. O eterno Mo-
dwo-'^rad al llagado. O Rejp,d£
Reyes! veftid al dcípc^adófác
vucí^ros dones, y gracias. O M fr
dim < ^ ^ fc«bofxibn ^ !reeon ci-
liad al culpado. O; buen Paflótt
reducid í vueftro Rebano al que
anda tan defeaminado.
f)a d , Dios m ió,, mifcricorr
1 3? Bk\e Memorial
dia al miferable , perdonad aí
(cubado, dad vida al raucftpl, ha-;
3¿cfejufta al eftragado cjV^áld^,
des, y.ablandad, cotí la'uftion de
vueftra gracia , al endurecido co-
F2 zóii mió. O
41«iiad'alquchuye,«i!íJ $ qfe
Tenfte , levantad al que cae , te-,
ned al que efta en vueftra.gracia
^aéotmpaoadilc.en todas fui pbras,
jilo xAví3 eis&l¿íjúe Ce ioivida de ti;
dcfampatcsíjal qyc^c dgfcgft
-para, ni mcnoípreciciatjqitcpeca.
V o , quandaíe ofendí, Dtos miQj
:hicedanaal pfcoxiaiQyya ¿ni iwj
-perdone*:
Pequen U0íq$ mió ¿ ^por f e
-qaeza canora xi *.P *4ré ¿ e m e
de los pecados* ij 9
todo poderofo ; por. ignorancia
contra vueftro Unigénito Hijo,
Sabiduría infinita yy par malicia,
contra el Efpirita Sarna píadoío:
con eftas culpas te o fo id f, Trini­
dad Soberana. Hay de tni mife*
rabie! Quantos-, y quan grandes
pecados iic *cqinctid¿yy con qu¿
facilidad i^Hece; dc¿aáo', Señor*
incljn&fe&p. voluntad . al amor
mato-y tenai donde no-debía t o
m e r, con que me aparte de vuefc
tra bondad, y mas quife perderte,
que carecer qe lo que indebida*
mente amaba.
O P íos m ip ! Quanto dañ
he hecho con palabras, y obras,
pecando o cu lta,y publicamente,
14® BreVe Memorial
y aporfia. Por loqual te p id o, y
fuplico por los mececimiontos de
yueftro piadofiísimo H ijo , c in-
íefecefsion de fa SantifsúnaMa*
d i c , que no mires mi maldad*
íino tu iamenfa bondad «
ricordia ; y que m&fjtefdttóes
|iadofamemc lo que he hccho^
dándome dolor de los: pecados
pd&dos y y eficaz remedio pará
no bólverlos a conteccr* Amen.
O R A C IO N T A R A A N T E S
de U Conftfim•

Mnipotence Eterno Dios

O mió , Señor de infinicá


bondad, de infinita belleza,
infinita Mageítad? veis aquí deb­
íante de Vos un monftruo de in­
gratitud. Vos me haveis criado í
vueftra im agen, y para mi k t *
vicio haveis criado toda* las cofas:
m e haveis hecho nacer en Paifcs
Chriftianbs, donde goaa fíe de la
verdadera luz de la Santa F¿:
me haveis confervado harta ahora,
librándome de inumerables pe­
ligros del airea 3 y del cuerpo,
i 4% JtteVe Mi.ifariat
temporales , y eternos: me ha-
yéis hecho hijo vueftro en éi
Santo Bautifmo, y admitidome
i participar los mcritos de vuet-
tra Sangre en los Sacramentos de
la Confefsion , y de ja Comff-
pion , dándome tambieri de
£Íle modo a Vos miírao: me ha-
veis llamado muchas veces a pe-
hiréncia ,._y me haveis aguardado
mucho tiempo, pudiendo repen­
tinamente condenarme.-
Haveis comprado mi (alud
con el precio infinito de vueftra
vid a , dignandoos por mi amor
de haceros hombre , y hombre
xan pobre , y de padecer. tai^$
jaaiferias, tantas injijrrfr$L#¿afta
de los petados 14 }
ínorir en una C ruz;entre dos La*
drones. Por mi os qúifi(tei$ en-
triftecer en el Huerco, y fudar
Sanare. Por mi les diílets fuerzas
4 vucftros enemigos , para que os
ataflen, os pifaflen¿ os hirieflen^
os cubricílen los ojos , os abofe-
teaflen \ y os eícupieílcn vueftra
Cara Divina. Por mi fuifteís azo*-
-tado, halla el defeubrimiento de
los hueííos, coronado de eípinai,
baldonado del Pueble? , y pof-
-puefto a un infame. Por m i, vef-
tido deblanco, com o loco , fuií-
ceis condenado a muerte, y a lle­
var Vos mifmo aquella C ru z, fo-
b relaq u al, defnudo, blasfema­
do , inlulcado , fin compafsion,
rí 4 4 Breve Memorial
fui defcanfo , pendiente de tres
clavds, y derramando por las llar
gas toda vueftra Sangre, defpues
de tres horas de tcrribiliísimos
dolores morifteis, con dcíeo de
padecer aún mas por mi aima«;
Y o 3 perversísimo peúiador,
nó folo no os he agradecido í co­
mo debia, tantos beneficios, y
taaro am or, mas he dcfprecia*
do vueftra amiftad , pifado vueí-
tra Ley , no he hecho cafo de
vueftras promeflas , de vueftras
fatigas, de vueftra Sangre , de
vueftra Pafsion , y de vueftra
muerte; y por que ? Por ventu­
ra por ganar algún gran b¡c$?
Por gozar de algún |pttn
de lós pecadof. 14j
tíjo? Os he pifado por una na­
da, por un gufto maldito , que
me avergüenzo de peníar. Quién
ha fido jamas rao ingrato a fu
Rey , como yo he fido para
Vos , Rey mió 4 Padre mió*
Criador jnio:>B*eahechor m ió , y
todom i bien. Sbjyohu viera reci-
Jbidoíj de un horr^bre la -más mi-
#iítu .pane <k las gracias , que
hececibido de Vos , no iupi&a
que hacer, por ferie 1agradecido,
'l&áfcVo?, no fotójnp pienfo en re-
conoceros ¿4x¿&fítftorato, como íi
íuefais mi enemigo* . >• >
O malditos pecados , ojala
n o m huvicra; jamas conocida! O
malditos; placeres?, por. lQ*_qgales
1 46 Bre\e Memorial
os he abandonado a V o s , Fuente
de Vida Eterna! O fi huvicra de*
gido antes todos los males, que
jamas ofenderos! Aora recohoz*
co mis culpas, por las ma$ viles
acciones, que es poísible, pot k
nvts infame ingratitud , por lá
mas facrilega trayeion , que fe
puede penfar j y me conficífo
dignp de todo caítigo en vueftro
Divino acata miento. Pero ya que
no queda mas remedio qtie el
arrepentirme , defeara fatisfacer
í vueftra Mageftad, injuriada por
mi , ingratifsimo pecador, con el
mas generofo aborrecimiento,
que ha havido jamas cnalgM»
xorazon criado ¿ y con.bbttias
Je los pecados. 14 7
jjtira contrición, que jamas ha ex­
perimentado £tgun Santo. Dcfco
todo efte dolor, y le pido humil-
tnente; pero nú le merezco. No
merezco levantar Jos ojos i* Vos,
y llamaros Padre. N o me merca»
■verdaderamente perdón.
Mas qué puedo yo hacer >fi­
no atrojarme a vueftros pies;
iooflftíferos lilis ' maldades, y po­
rteras a V os, que iolo podéis, q m
■os digneis de borrarlas > Si ííó
tetóerczco yo >rlo merece aque-
tti Sángtr> qu# ha veis derrama­
do por m i, y aquellas prometías^
quem e haveis hecho de recibirme
á penitencia. En efto cfpero, por
^fcfto lo pido. N o me deíprfdeá,
'i 4 9 BreftM cm órial
Seaot1m ió , aunque foy digmfsi-
mo/deque me ckrfprecieis, y ao
miréis la multitud de miSjpcca?
d& f, y de mis ingratitudes im as
la grandeza de vueftra mjfericoí-
di* Ign ita.
Y o protefto, que abóti$?có
por vueftro amor todos mis pe­
cados , mas que algún otro rrjak
4jue^ e difeufta halla la akn^ el
naveros dilguftado a V os, SurQp
.Bien mió. Sois fin.priadfHc*, ior
iinitamente Grande , infinitamen­
te Poderofo > y aunque no huvicr
.ra Infierno, ni Paraífo, me pesara
otro tanto del miímo modo , y
aborreciera fumamente miSjpgcah
idos y folo porque Vos
de ¡os pecados. 14 9
neis tanto o d io , y aborrecimien­
to.
Eftoy rcfoelto , pues , con
vueftra gracia .a mudar de vida*
y aperder antes todas las cofas,que
ofenderos ya mas > y porque se
que no puedo tener vueftra ayu­
da fi no 4h u ya las ocaíiones ma-
« ^ '■

las, eftoy refuelto a huirlas, y no


•boKkre jamas a aquellos peligrds
de perder vueftra gracia, en que
otras veces neciamente me he
puerto. Veis aquí, que para con-
(femár todo éfto / quiero confef-
ía r , y limpiar cu yu eftra Santif-
fima Sangre mi alma.
Vos , que íabeis bolver bien
-por mal , dadme gracia, por
j 5o Brete 'bfemórud
vueftraSantifsirr\at Pafsion , paca
que me confiefTc dignamente»
^{siílidmc en las tentaciones,
alumbrad mi entendim ientoeC-
forzad mi voluntad , defuerte,
<]|ue mantenga inviolable^ la xer
folocbn hecha, de querer otíces
morir , que bolver á pecar.

O T R A O R A C 1 0 K
para antes ¿c la Confejsion
Sacramenté

Iadofif$imo,y Clementifsimo

P Señor mió Jefu-Chrifto, je-


gura efperanza mia , recibem
mi confeísion ; y te fuplico me
-deis contrición de cor&tón^
Je los pecados. ij*
gffrnas a mis o jo s, para que lio*
re días, y noches todas mis negli­
gencias con humildad, y pureza
de corazon. Señor, llegue mi ora-
cion a vueftra divina prefenci^. Si
te enojares contra m i, qué ayu­
dador bufeare ? Quien tendrá mir
fericordia de mis maldades?
Acuérdate de m i , Señor: tu,
jjtjeá la Cananea, y Publicano Ha-
marte a penitencia , y recibirte;
al Apoftol San Pedjro deshecho
en lagrimas. Señor u iio , recibe
¿lis súplicas, Salvador del mun­
do , buen Jefus, que te ofreciftc
2 la muerte de Cruz para falvar
los pecadores; mira a mi , mife-
rable pecador , que fe , vale de
f 51 Bre\>e Afemoríat
vueftrofSanto N o m b re, pará fo-
corro1 de mis neceísidades: y no
quieras afsi atender a mi maldad,
que te olvides de tu inmenfa boEH
dad, Y aunque yo com etí por->
que juftamente me puedas ^coiv*
denar: t ú , Padre rak> y ho^Ws
perdido por donde con miíeri*
cordia puedes falvar.
Perdóname , pues, a m i, tü¿
que eres'tni Salvador, y ten mi*
íericordia de mi ¡alma pecador»
‘D efáta fus ataduras, fana fus lla­
gas. Señor mió Jtfu-Clirifto , a
ti de feo , a ti bufeo, a tí quiero;
múeftrame tu réftro, y fere fafc-
vo. Piadofifsimo Dios m ió , por
Vueftros merecimientos^*
^eftion de vueftra Sandísima Ma­
dre , y Santos, te fuplico embiss
vüeftra lu z , y verdad á mi mi-
ferable alma , par& que con ver­
dad me mueftre todos los defec­
tos que debo confeílar,y me acuer¿
d e , y enfene a confdlarlos coíi
corazon contrito , fin dexar nin­
guno. Amen.

0 %AODN D ESPU ES
de la Confefsion Sacra­
mental.

M orolísim o Redemptor

A m ió , yo te íuplíco, por
vueftros merecimientos, é inter-
ceísion de vueftra Sandísima Ma-
1 54 BreVe Memondl
drc, y Santos, que haya (ido agra­
dable , y tenida por buena efta
cpgfcfsion mia \ y que qualquic-
ra ^ f a , que a e lla , y a las de-
mas que he h ech o, le haya fal­
tado de U fuficiente contrición,
gypdad, e integridad , lo Tupia
YjtKíftra piedad , y miíericordia¿
y fegun ella , tengáis por bien
de tenerme mas copiofamcnte
^bfudto en el Cielo. Amen.
de lospecador* 1 5j
í

VE LA D E V O C IO N ,
y reverencia conque los Fieles je
deben difponer paya recibir la Sa**
grada Comumon.

SS1 como el Santo Sacra­

A mento del Altar es el ma­


yor de todos los Sacramen
afei pide mayor pureza, y apare-
)9 para recibirle. Porque en 1$$
otros Sacramentos obra la virtud
4 t Dios y mas en efte efta la real*
y verdadera preíencia del miímo
D io s : y por efta , demas de la
limpieza del anim a, ( que ha de
preceder por el medio del Sa­
cramento de la Confefsion) pi-
i 56 Brete Memorial
de también efpecial devocion.
Par* lo qual firven fénalada-
fnetlte tres cofas: La primera de
la ú d a le s e s , temor , y revereit-
cia de la Divina Mageftad , que
aquí efta ; pues creemos verda-
d&aírieirite , que en áquetla-pe<jbe«
n&l-ióftia efta Dios todo Podero*
ío : efta el Criador de los Cielos,
y^dr la tierra, el Señor del mun­
do , la Gloria de los Angeles, el
defeanfo de todos los Bienaveñ*
turados, el Juez de todos los íi*
gkvs, a quien alaban los Angeles,
y Arcángeles, Querubines , y Se^
rafines; y ame cuyo acatamiento
temen los poderes del C ie lo , n a
por haverle ofendido^
de laspecados:' 1 57
que confiderando ia Mageftad, y
Alteza de aquel)» Soberana Ma*
geftad y conocen-, que no fon an­
te ella mas que unos gufanillo&
Aunque efte temor no caufa eDi
ellos alguna pena.,*fino Turna
verencia¿ porque entienden, que
com o ¡^ííjucllainfinicíi. bondad ,y
beptooTuca fe cfafepnartor , aísi i
la Soberana Mageftad fe debe ter
WQ&
Crece aun efte tn ifo o afaSta
ga el hom brefconfiderando la
> n iK ^ rt^ ^ < feíu s;|)ecad os * y
negligencias quojidianás >porque
fi los Angeles, y Principados del
Cielo le tem en, fin jamas haver
hecho por que defde que fueron
1 58 Brfoe Memorial
criados, quanro mas debe cerner
un vil gufanillo, que tantas ve*
■ccs, y por tantas vias ofende á fu
Criador ? Efta es} pues, la prime­
ra cofa, que el hombre debe con-
fiderar quandó fe llega ie lta M c r
fa y diciendo entre si coa^graftTe^
herencia : A Dios voy a recibir,no
folo en mi anima , fino cambien
-en imcuetpOr
Mas elte temor fe ha de-eeiw-
plar con la efpetanzii^oeéV m iA
m o Señor nos da , coníidérimdo^
que el , con entrañas de piedad,
y compafsion denueftra flaqueza^
y iniferia, rfescombida a íii MeíS,
y nos llama coh aquellas fiiaviía^
«mas palabras, qu& tta60! «Vcítí
de los pecados* 15 9
a mi todos los queeftais trabaja­
dos , y cargados con el pefo de
vueftra mortalidad, y de vueftras
pafsiones; porque yo daré refec­
ción , y refrigerio a vueftras ani-»
mas. Y en otro lugar , murma*
rando los fariseos de efte Señor,
porque comía con los pecadores^
rcíporidio*!: Que. tío tenían ne->
cdsidadlos fanos del Medico, fino
los-'enfermos ; y que no havk
el venido a llamar los Juftos, fi­
n a los .pecadores. Pues con eftas
palabsafcopuedea cobrar animes
y confianza los pecadores, que
eftan arrepentidos de fus peca­
dos , para llegarfe a efte Com -
bite Celcftial cotí legura confianzas
Brete Memorial
Mas para el d efeo, y hambre,
que elle Pan Celeftial nos pide,
fotá gran motivo conGderar los
efe&os de é í, los grandes bienes,*
que por el fe comunican a lqs que
devotamente lo reciben:, los qgfe
les fon tantos, que n ád icloíp o *
^fa contar i porque por él fe no¿
da la Divina Gracia : por el íomos
unidos.* éincorporados con huef-
tra Cabeza^que f s (C hritíoí porcél
nos hacemos partidp&fctB» y
Jos méritos * y xrabajps de fti Sa*
fcratiísirna Paísion ; y por él fe rer
nueva la memoria de día. >P(tf
él fe enciende la caridad , y fe eC-
fuerza nueflrá flaqueza, y íecggfe
j» la fuavidad efpkMUaSHwfc
de los pecádoy. i ¿t
|ffdpía Puente , *qtíe Chtiftó
Señor nueftro; y" por Ú fe deC*
píertan en nucftrá anima üücvos
propofitos, ydefera para todo lo
bueno.
Por el fe nos da una prenda
preciofifsima de la vida eterna:
por él fe perdonatl 1ó i pecados, y
negligencias de táda dfa; y pór
él también fe hacej el hombre de
atrito, contrito, que es reíucitat
de muerte a vida» Por él también
fcdifminuye el ardor de nueftras
paísiónes\^y^^dftdÉpifeehcias; y
lo que mas^s \ p b ííttn tr a Ottrlt-
tó en nueftras animas, y inoran­
do en ellas, fe vdrifica lo queíg*-
nificó ^ q u a n d ó ilix o Queíttttif)
i BreycMetHorial
^OíPríidre cftaba en el, y porf eflo
l£_A*ida fuya era femejante i la .de
Lfo$adre, ; afsi fe hace femejante
¿>:?l‘en la pureza de la vida , quien
dignamente dentro de s i , por me­
dio^ e^e Sacrafnento r Jo rqci-
Jpiete. , Que pueda ya- decir , con el
.Apoftol: Vivo y o ; mas ya no yo^
porque vive en mi Chrifto.
todos eftos efe&os
obra efteJPan.pel^ftial. en las ani­
mas de aquellos , . <¡uc¿ con, lúppiji
cpnciencialo comen > quéliom -
bre havrá tan infenfible, y u ji
enemigo de si mifmo , que iip
teng^ hambre de P an , que tales
efedos obra en el que lo rec^jf
dignamente? Pues qn la co n fié-
\
ración de cftas cofas debe el hom -
fcrc ocuparfe e i ' 3 M , y la Vifpera
de la Sagrada Comunión ^ para
defpercar en.• ella, cítos tres afec­
tos fufodichos, en los quales con-
fiíte la devociórf^&uaL, que p&&
pfta comida fe erequiere. Para lo
qisal le ^yudaraitriaíttchp fes O ra­
d oras figuientes § leídas átentaC
tn e n te , con toda la devocion qu$
ierfeá pofsible y porque. ;e&
habla el anima devot^^lafctáts,
-yiconfideraciones^ pára, ddípertar
en fu tees, afe£tos , ; y¡
fentimientos fufodichos.
O V A C IO N M V Y D E V Q T J
pitra antes Je la Sagrada

V T ^ R a c ia s , y alabanzas tc d ó y i
< \ J F Salvador , S e ñ o r niio*
por todos los beneficios, que has
querido hacer a efta tan v i l , y mi-
í^caUct «iatura. Gracias ce doy
por todas las mifericordias decjue
ufaftc con el Linage Humattoí,
por el myfterio de tu Santa En­
carnación , y feñaladamente por
tu Sandísimo N acim iento, p er
tu Circuncifion, por tu Prefenta-
cion en el Tem plo , por la Hufóa
a Egypto , por los trjJjaias de
{QS caminos, por el difeurfo dé
cus predicaciones, por fes períecu-
ciones del mundo * ¿por Ips ( tor­
mentos , y dsterds.de tu. San-
tiísima Pafsioai^ ;y;;pQr tecfe fe
que en efte muñeco padcciflfc
ppt m i » y tnudbo- ro a s, por el
m o fo < m
qufc ffn fom partciott'fue rí&r
y&ten :
^wJSdbifc todo cftai ted oygj®
ciás ^porque tienes p<#J á cte *$r
ífiBWjWs ¿ t u Mrffoj y)feac^rfQr
{fcttfófú tx t y de:ljM
¿oeftwn*lbles thefcfrofl,, y m eótot
jefe;m JPafsion* O Dios m ía ! Q
Salvidor mió ’uQnvqué te.pagfc*
yo efta nuti»[;
té ( Breve'bfcmoridl
Quien-'¿res tu , y quien nófctros*
paía^que t u , Señor de la MageC*
tasfc, quieras ’defcender á ’flüdt
tras cafas de b m o ) El <Gi¿i&>*s
tu Silla , y la''riqrra^s-cí Efcsfto
de ^rispies, y rodeólo bjncbg^a
jglc*ia de «o M igeftaá. P ila r á *
£níó quieres apofentarte^ c a t a n
•viles pajarea? Es pofsibl#^ ( dioo
Salomón ) ,que haya de morar
D ios eh la ticribeóh Jos htta&res?
Si el Cielo , y'id s Ci?lo»3<l$zfás
Cielos fiio/ bailan' para daroer lu­
gar ; quanta ménos bailara eft$
ctan eftrecha bofada ? Q c o t a o
íefc grande tfitóaVilla, qtíe -aqaél
que efta afltntado íobre
ru b in e s, y defde’ « lB - l^ ¡ t ^ »
Je Itíf fécddóí. ifr f
áfeyfmos, que aora dcfcicnda aJ
cftosabyfm os, y ponga álli la Si-
Ba 3 c fu Mageftád?
Poco lé: pareció a tu infinita
béndád havér diputado
g¿lé5 para nueftra: guátda ,'firafr
mifnk) / $<¿kót de tes:An­
geles, quififteis venir
tíakáí cñ üüeíÍPáíi tra-
te á H ip ó r'tu s manos los nego-
citis dé!ltüeftrá (alud ? Altov^jcae
los enfermos -> levaiMfctf’fcB
Aafcy éhféftas jos r*gffc#attW$4> ÜW

tic,J tó inifmotr?esnel^qae
í ^ d é früeftros ¿ á le s: y ¿citó, tid
eon ottós martps?Qque;CQfrlastCK
yás y m cotí o tti ¿edígrt* ¿que
BreVt Memprutl
con x# Carne * y conr tu Sangre,
O bjatn Paftor! Y qúan fidraefl^,
te cumplifte aquella ¡palabra
qqs áifte pof el Profeta* ^iciepdg:
Y o apacentaré mis oyeras,y laSfd^j

' Mas quien íera digno de $al&


sn«$$d$&? ,Qi¿ien fera digno do
caagfatij^e b^^c¿gK? Sohj Se^

nos dqcanto t>iqn* y .p u « ^ n e ^


nadie . es. digno, ^ ella fea, Dio^
mió , la que fayore^a * elfe*
fea J^iqiK infer^ga p artkip# ®
de efteiriyftcrip , y agradkft/l%á
$ílc tan gtande
vdc los pecados* :; i 6f
pues* mis defeótos tu gracia, per­
done mis pecado^ na miíericor-
d ia , apareje mi apiraa-tu efpiri*
tu , enriquezcan m^. pobreza tus
merecimientos, y lav¡e toda$4 $|
mancillas de mi \*u Sangjffc
preciofa* porque aisi/pueda digmi
;€flW¿qwirablc § 4 ?
cígHtnio.-
&& ,-D bs m ió , quaflq
^cuerdo deaqu^lmil^gjgk
que hizo Elíseo dpfp^pj^je mtíqi-5
q M ^ ^ re fu g iá # otfo n w e ^ g

4* ’fy f t
fcf* 1 maspodt^elcuGrpa
vivo .TSeftor de rlqs, Prof^a^j
No ccéscii por 4 ^ * r^ ñ # > # ¡frí
t jó B rfié M e moffal
niítf podcrofo , que tu Prtffeta s a i
rai anima efta menos mdétf^qu©
afc[iífcl cuerpo y ni es de meflés v k -
Cfiá efte tocamiento , que: aquel*
P&eá por qué no eíperáte yó <te
ái^í otfó fe íiiejaAté béiifefcfeíP1
foató máytfréstaáfarállas
efcéüfcrpo eóncebido én ¡Dccadoy
que el que fue concebida de
pfftepS&rto *■Por que há de fer
rfiás 1iÓfir^^%tóuérpb det fiérvo,'
qüe el d é l& fio f? P d ^ ^ ü ^ tío f^
feitara d : -Sagrado C risp o las
Atflftias, qüé- fe llegaron á cí¿ puCf
aÉjíiel feífifcWcPtes cücí^Rm^üc fe
Itegártfn k p ó ^ 7á£jtí0 i l í $
felfear íá f ié s ?rte 'cib $ lc/ ^ # iw f
bfcfcab&, ^br^fottid^Élt
fb;Ctiérpo ^ plegas-i; w infinita
fmferieordia, Seaóeffltcvque pues
yo la bufcóv pdr-Aiédi^ de efte Sa*
cramento > fea yo por el de=td
im p « m é (ü a c a á ^ ^ íb yán 3 viva
fiias para m í, fino patá el. Ofaped
Jefgs^iiPpr aquellálrieftimable caá
rid¿dr$<jy tt&ets^jMPce h\u> en*
i hüW R
M W cb ^ & p lie^ 'in e quicrás imw
p^ d d ffód ós mis pecados, y
nar con todas t e v i f t C ^ v ^ U k ^
fft<dmiéfi(cos.j y idfifí^igráci^ j^áta
ca»
í ^ l f a t büfrtildad°jíyrevet«idtí9
6 ^ ácjtté) tem ót / ^ tómblor, tííte
ac^uel dolor', y* arrepennmierW
de mi££ecado$, y€<& ac^uel’p tP
ly t B^cte'Mefnoridl
pofico de aparcarme de clips -, y
con aquel a m o r, y caridad >quc
conviene para tan alca fiiyftp-

D am etam bicn, Señor, aqaer


lia pureza de intención ca » o*#
rftQifeía'yo eftcn^yfteFio jrparc^glo^
rja>4 e tu fanto Nombre r para re-
medio de tpdas rmis flaquezas; ,*r f
ne(#í^3do$ * p a c a défendeEijac
<M:enenfiigoiEOfi eftas amiftfc, pa­
ra foftentarme e a la r^ i4 ^ i^ ^ tr
twá con elle manjar, y para -ha-
cerpve una cofa contigo, mediante
9Ítc Sacr^mcmcoi^e am o r, ;f;pa$JI
^frgeerte ejfe^acfificio: por
tid de wdosrlps fieles, afii \íiyo^
íe m o d ifu n ta *.
175
fcan ayudados con la virtud inef-
timablcs de efte Divino Sacramen^
t o , que por la falud de todos fue
inftituido. T u , que vives, yrey-
nas en los figlós de los figlos.
Amen.

O R J Q IQ N m i'A N G E L I C O
Doftor Santo T h m is , par*
i tirites de la Comtmion.

^Impotente D ios, ySdSdr


m io ,i buícar corre mi co-
rázon , yb u cla a recibir con fit­
ina anfia , y reverencia al Sacra­
mento de tu H ijo , y Señor mió.
V o y , Dios m ió , como el ciervo
a la fuente de las aguas, el cié-
1*74 BreVf Aferñorial
%o á, bufcar la lu z , el pobre a
tr ic a r el íocorto, el necesitado
<Jp codo , al codo rico,, codo poT
xierofo, codo liberal, y codom ir
iericordiafo. Suplicóte,, pues, Dios
mió , a eíTa liberalidad, yiargpa»
z a , fobre coda largueza, y libe-
<jralidad , que cures mis enferme*
d id es, fanes mis heridas,yM>es
mis ¿lumbres mis tinie­
blas , focorras mis neceísidades,
-viftas m i defaadez;
-mis potencias, íencidos ,■y facul­
tades.
Concédem e, Schqt * que $ g -
.namence repipi a elle Pan de Afl-
(geles, Rey d e.R eyes, S eñor ijt
4os S e is e s , Criador j k
¿£ los pecadós. 1-7$
¿ o , g o z o , confuelo, y remedio
de codas las criatuj:a$. Reciban
yo , Señor, con tanta reverencia,
y humildad, con can grande con­
trición , con tan pura intención,
con tan tierna deyocion , con fcaji
confiante Fe, con taji cierta E s ­
peranza con can agiente CarU
dad , coi} can profunda Hyiqi]?
£$4 ,q u £ m i alma fea fana , y falr
3?a. Concedeme , Señor, ce fogljí-
co , no folo que r££it>a el ;£g7
cramentó , fino al Señor , m£r
g f l ^ ^ j v w é . d e l Sacn*
mentó.
O;Mifericordio(Q0ips í Coa?*
cedeme el C uerp o, A lm a, D iyir
nidad j y Hijmanjda^ de ty Hi
1 7 6‘ Breve Memorial
Jeíu-Chrifto, Señor mío. Dame
en e l, con él > y por él los tlieforos
de la gracia , y las prendas de 1*
Gloria. Concedeme aquel mifmo
que n ació, y falió del Talam e
Virginal de fu Madre BeacifsiroA
M A R IA . Concedeme , q u cco ft
át eternamente me una, me eftre*-
chc , me enlace, me incorpore^
fettere fus efpirituales miembros
fta ért la Gtáríá contado. Conce­
de m c con tu Hijo preciofiísiaft^
el Don Santo de la parfevetáncia
-en lo bueno, y una eficaz gracia
de apartarme , y refiftirmc á tódé
lo malo. Gorteedemc, que i efte
mifmo Jefus , S e ñ o r,y bicrfdfcLt0
a lm a r que aorá be d e*< q b ig j^
de los pecado?*' t 77
cfaméntado 3 lo vea en la Gloria
manifiefto, alabado , y adorado
de codas la criaturas, por todos
los figlos de lps íiglos. Am¿&-

D E ^ O T IS S IM J M E D IT A .
fion para 4ntes. de U StgradjiCom ii-
morí} pW4„<&fpertar eneijalm a^tey
rwr A fiof {fatjie Santijsjmo
Sacramento*

kUieneres tu ,
í ^ m / o y yo , par* que
*m t Qjie
coía eseh hombre , paEá.qw pue­
da rjipbir c ti^ i^ D io í, fu híace-
dor? Que es de si t i hombre,.(¡no
pn vaío de corrupción., jlija de
1?8 Brete Memorial
dem onio, heredero del infeftio,
obrador de pecados, meflofjke-
criádorde Dios , y una criatura
inhábil para todo lo bueno ,-^y
poderofa para todo lo malo ? Que
es ai h & y b re , íikó Una aniftWfcx
tbdó hiiíe rabie, en fus cóf^íejos
ciego , en fus obrás vano , yr m
fus apetitos fucio » y en . fuff'de-
(eos defvariado >y finalmente, en
todas las cofas pequeño, y en fu
e filmación graíttk?'
- Pues como una tan vil cria­
tura fe oíTara llegar a un Dios á t
tan grande Mageftad ? Las Eftrfc^
lias eítan limpias delante de
acatamiento , las columnas yd¿l
Cielo tiemblan dolante do-JiN los
délos pecados. tJ 9
mas altos de loj! Serafines enco­
gen fus alas , y le;denen pQr¡unos
viles gufanillos en tu preTcneia.
Pues cóm a isibflara cccibic den­
tro de si una tan vil-, ybax«i criar*
tura ?' El 'Sánco.BaiitiCta , defde
laseracranas de^fú madre.Santiíi-
cado * aóLLoálk tocar ftteabeza*
ni fe: h*Hí; d ig n o d ed efata r la
Gptcea d c tu síp a ro . El Principe
d e rlo^ Apoftátesda v o c c s ^ J io a i
Apattatc, Señor y fejr, hoiií-
bed fóutfátÁ ICi-óBoié y a llegan-
n i e l tí tan' iafgado defecados1..
Si i aquellos Panes, que eftahan,
Ébbtc: la Mefa del Templo delan­
te de’Dios, ( que no eran masque
una fombra de eftcinyíieikO no
tfr o Bre'veMemorial
podiacom cr, fitio'quiendtuvief-
fc 'lim pio, y lantifrc^do;; jc6m a
m e atreveré jyo.a comer del £ánr
de los Angeles ¿ eftandatai* agc 4
no de fenticlad? tí;..: t iijíc J c-n
:: <b&quel Coitáecoí iE&f(^áaI (ípse
nbrra lnas que:.figiíra de,eflcr-Sa*
cramenco) mandaba -D ios, ?quc
fe comieíle con pan cenceño*, y
óoá iedhc^as< amargas:, calzado»
los zapatos^yítenudásW ficnet*
Pues cómo oííare ^yb'^flc^saancaáS.
verdadero Cordero PaíquaLy tm
tener efte aparejo ? Qué es dohi
pureza del pan cenceño , íindó-*
vadura de malicia ? Que e s d e t ó
lechugas amargas de la verdad*
ra contrición ? Donde eftaJa¿ pu-
üfea de lasfienes, y lar limpieza
de los pies, *que fon los buenos
defeos? T em o » y mucho temo,
cómo feré recibido en efta Mefa,
fi me. falca efter^apárejo», De efta
Mefa fue defechado aquel v qu§
no fe halló con ropas ’de bodas,
( que :ts, caridad.) y atasb de pies,
y luc.tnand^dó'echar en
las, tinieblas exteriores. Pues qué
óti^'Coía efptrro y o , fi de efta
manera me hallare en e f e C ote*
bire £ O Divinos ojos * a los qua-
k s x fta n abiertos , y defnudos
codos los rincones ¿de nueftras
animas ! Qué fera de la mía > (i
ante ellos pareciere defnuda?
Tocar al Arca del Teftamen-
i Sí Breve Memorial
tor (rque no era masque figura de
efteiwyfterio) fue cofa tan grave,
qtre d Sacerdote que latocó ¿ lia*
tnkdó Oka , foe luego caftigado
con arrebatada muerte. Pues coü
m o od teperé yo elijhiírao cafti*
rceibierie iadigiütnéinfe ¿ á
cjdÉTpor 'aquella Arca era figura­
do ? N o hicieron los Bethfamitas
más quem irar curioíamente efte
Arca dW 'teftamento, quando pa£
faba por fus tiereá*^ y p o r tóla
eñe atrevimiento y dice la5EfiaS-i
tu ra, que mató Dios cinquenta
mil hombres del Pueblo. Pues, ó
mifericordiofo, y terrible Diósí
Quanto mayor cofa es tu Sacras
m e n tó , que aquel ArcaT(^iaíit6
de los pecddos, i 8f
m*yor cofa es recibirte, que mi­
rarte ? Pues como no- temblaré
y o , quando me llegare a recibir
un Dios de can alea Mageftad , y
Jufticia?
Y í¡ unta razón tengo para
tem er, confiderandocu grande­
za ; quanco mas debo cerner, con-
fiderando mis pecados, y m im a;
licU ? Acuerdóme , Señor , de
m y gl^ s, y muy graves culpas,
que tengo hechas contra tu Tierna
po h u vo , ( y plegue a m miíéri-
cord ian o lo fea también aora)
quando la cofa roa* olvidada, y
menos amada eras td , hermofura
infinita : y quando el polvo de
las criaturas cenia yo en m as, que
184 BreVe Memorial
el theíofo de tu gracia, y Iaefpe-
ranza de tu gloria. La ley de mi
vida eran mis deféos: la obedien-
¿üa>tenia dadá a mis apetitos; y no
tenia mas quema contigo, queíi
nuncate conociera.
Y o fo y aquél tieck** qutfdixo
dn fu corazon: N o hay Dios; por­
que de tal manera vivi un tiem­
po í ¿dírio fi creyera, que n o ; lo
haviár' N&fteápór tu amor traba­
jé: nunca pdr i& jufttáa temi:
nunca por tus leyes itife aparté de
lo m alo: nunca por tus benefi­
cios te di las gracias que' debía:
nunca por faber que tú eftabas en
todo lugar *pr£Íente , dexé d e s ­
ear delante de tí. Todo lo «pe
dtlos pécddos7 115
tnis ojos defcaron les concedí >y
no fui a la mano a* mi corazon,
para eftor varíe ninguno de fus
deley tés. Que. genera de malda­
des hay , por donde no hayapaf-
lado mi malicia ? Que otra cofa
fue coda mi vida, fino una per^
petua;guerra contra ti ? Unare-
Hovaaon de todos fes martyrios,
que paflafte por mi ? Quantas ve­
ces^ por la golofina de un deley^
t e , u de un poco de dinero, como
otro Judas te vendí ? Pues qué
Jera iHcgarme yo aora a recibir-
te , finó darte paz con el mifino
Judas , deípues de haverce ven­
dido ? Qué hice las otras veces,
que comulgando, y acabando de
i 86 BrAte Memorial
comulgar te ofendí; fino efear-
pcccrce con los Soldados, que por
una parte hincadas las rodillas te
adoraban, y por otra con la cana
xs herían?
Pues, ó Salvador Jue? mioí
C a m o te ollaré recibir en una can
y fucia morada ? Cóm o de-
pofitaré tu Sagrado Cuerpo en la
cama de los dragones, y en el
nido de las:(apiernes ? Qué cofa
es el anima llena de pecados* fino
una cafa de dem onios, un efta*
b lo de beftias > un cenagal de
puercos , y u n muladar do todas
ias inmundicias} Pues cómo efta-
<ra tu pureza virginal , y fuente
d e herxnofura, e n lu g tt
Jtlos pc’cddfo." í 8y
rfiináble? Que tiene que ver la
luz con las tinieblas ? y la com­
pañía de Dios con l i de Belial?
O flor: del campo y azucena
de los valles fC o m o quieres xu
aora fcr hecho manjar de bef­
tias ? Com o fe ha de dar efle D i­
vino Manjar í los perros A y eíla
u n predofa Margarita a los
puercos ? O Amador de las anL*
inas limpias , que te apacientas
entre los lyrios mientras dora d
d ia , y fe inclinan las fombrasí'
Qoe paílo te podre7yo dar en eftc
corazon, donde no nacen cfta&
flores, fino cardos, y eípinas ? T u
lecho es de madera de Libario, las
columnas tiene de plata, el re-»
i 88 Bréie Memorial
clinarorio de oro , y la fubida de
purpura. N o hay cu efta cafa n in ­
guno de eftos colores. Pues qué
filía te daré yo quando entrares
en ella?
T u Sagrada Cuerpo fue em-
buebfr en una fabaha-limpia, y
fipulrado en un fepulcro nuevo,
donde nadie havia fido fepulta-
áo.. Pues qué parte hay en m i
anim a, que fea limpia, y nueva,
donde te pueda yofepulcaf ?.Qoo
ha fido mi boca , fino Íepultuíá
abierta, por donde falía el he­
d o r , y corrupción de mis peca­
dos ? Que es mi corazon , fino
fuente de malos de feos ? Qué mi
voluntad , fino cam a, y caía del
de los pecddos. t 8f
enemigo ? Pues cómo oflaré yo
llegarme con eftos labios fucios*
y con efte aparejo * a recibirte, y
a darte paz ? 0 Redemptor mio>
coníunciome de verme tal! A ver*
guenzóme de ver qual voy a ja
cama y y a los brazos del Efpo (o
d d jG klé y a p e dc?ntícvi> me quiCT
rctccibár^rfcíáfta: aqo¿rha llegado
nrfípitdadí ; Que no te afrentes*
Rc^ doíGloriia , de recibir caotü
C a fa , y tomar por Efpófa ií- ia
dcshonradapor unvtáxL *viHísimo
fltéesphas pecado
con quancos enamorados has que­
rido ; mas con todo cííb buelvetc
a m í , que yo te recibiré., L /. -
Conozco, Señor indigné
1 90 Bre\>e Memorial
d a d , y conozco tu gran miféri-
pordia. Efta es la que me da atre­
vimiento para llegarme a tí ral
qiiai cftoy >porque mientras mas
indigno fuere y o , mas glorifica'?
do quedarás t u , cn no dcfecbü^
y tcnet afeo de tan fúda criatu­
ra. N o defcchas, Señor, los pe­
cadores , antes los llamas, y los
jtraes a tu Tu.eres el que dixifte;
Venid a ' mi; tridos los que eftais
trabajados, y cargados:, q u e:^
os daré refrigerio. T u dixifte: Ñ o
«tienen necefsidad los fanos del
d e d i c o , fino los enfermos: Y tx>
sanea. bufear los julios, fino ios
pecadores.; De tí publicaaienté-
& decia r que
de lospecado?. 19 1
dores, y comias con ellos. N o
has mudado , Señor, la condi*
cion que tenias entonces; y por
ello creo , que acra también
llamas defde el Cielo a los que
entonces llamabas en la tierra*
Pues y o , movido por eñe piadoía
Uamamiento, Y tfagoati cargado
depecados, p á r a s e m e deicat^
gufc*^-y¿ trabajado con mis pro*
fáaf miferias, y tentaciones, p*¡
ra que nie des refrigerio^ Vengo
cóm o ; enfermo 1M edico, para
que me (ané v y com o pecador al
Jttífo , ftfetite de juítícia, para que
mejuftifique.
D icen , que recibes los peca*
d ores, y comes c o a ellos, y que
i ?l BfeVe M ém orld
tu manjar es la convcrfion.de los
tales. Si canto te deleyu, efle
cotnbite ,,ca ta a q u i un.pecadoc
Coñ^quieii:;puedas comer de efle
manjar, Bien creo , Sqpor^ que
te deley taronmas ia$ lágrimas <¿&
aquella-p^ltc^ pfccadora^qweéí
c¿mbice fobervio del Fariseo;;
pues no .menofpreciafteJus lagri­
mas ,. ñilaideíecbafte por pecólo-,
ra , fino antea rpc&ifi&éí y la
perdonafte , y ;tó djcfeifeliftfi tfypo*
unas pocas, de. lágrimas ¿ le perdo­
narte muchos pecados. >
Aqui fe te pone > Señor, aora
otra nueva ocafion de mayor glo­
ria , que es’uiivpcpdor con mas
pecados > y menos lagrimas. typ
de ¡os pecados. 193
líié aquella la ultima de tus miíe-
ricordias, ni la primera. Otras
muchas tales tenias hechas , y
otras muchas té quedaban por
hacer. Entre aora efta ert la
qüentá de ellas , y perdona á
quien mas te ha ofendido , y me-
n óí: Itera póKjüej te ofendió. N o
tiene tantas lágííftías, que baften
parálabar tus pies *, mas tú tienes
dfcrfáfmada tanta Sangre , que ba£
taba para labar todos* loí {teca*
dop d d mundo, N o te indignes,
Di¿s porqfcfc eftandó tal qual
me vés ¿ ftieoífo lfegat a ri. Acüer-
dáfte , que no te indignaftequan-
do aquella póbte m uger, que pa­
decía fluxo de fangre , fe llegó a
i £4 Breve Memorial
recibir d remedio do-fu enfern^e-
dad;,; tocando el hilo de tu yeftb
dupa yantes la confqlgft? , yesfojh
zaíte, diciendo : Confia, hija, que
tu fé te hizo falya./;Pucs com o
yo ;^ d ezca otro, flqxo cje fiwigffí
x^ftS peligrofo, y mas iaewafeflej
que efte ; qué puedo hacer fino
llegarme a ti para recibir el benp?
fokQi ít e mi íalud N o has muda-»
do y Señor mió ó larcondición, ]ii
el oficio que tenias £n U ííq k & j
aunque te fubifte al C ie lo ; pórquq
fi aísi fuera, otro Evangelio líiit
viéramos menefler , que nos eje?
cU.rara la conáicion que tienes
alia , fi fuera diferente la
aca.
de los pecados, 19j
r L e o , pues j en cus Evange­
lios , que todos los enferm os, y
miferables fe llegaban a tocarce,
porque de ti falía virtud , que Ta­
ñaba a todos. A tí fe llegaban
los leprofos , y tu eftendias tu
bendita ruano , y los limpiabas.
A* á^ciaian-los ciegos* a ti los
iprdps, a ti los paralyticos, a tí
•|os;-miftnQS endemoniado > y a
ti finalmente , acudían todos los
monftruos del m undo, y .a n in -
guno de ctlys^e n^gaíl:c. En.ti folo
cfti la íalud, ?n ti la vida %en ti él
remedio de rodos los males. T an
cpiadóTo eres para querer dar falud,
quah poderofo para darla. Pues
adonde iremos los necesitados, fi­
n o * ti?
1 96 Brete Memorial
C o n o zco , Señor , verdades
lam ente, que efte Divino Sacra­
mento , no foto es manjar de fi-
tio s , fin a también medicina d^
enfermos : no folo es fortaleza
do viv o s, fino refurreccion d e
M uertos: no folo enamora, y de­
ley ta los Juftos, fino también fa-
na , y purifica los pecadores. Ca­
da uno fe llegue fegun pudiere, y
tome de ai la parte - que le per­
tenezca. Lleguenfe los Jufl^rra
to m e r , y gozar en efta Mefa, y
fuene la voz de fu confefsion,y
alabanza en efte coitibite: yo me
llegaré como pecador, y enfermo
a recibir efte Cáliz de rni falttd.
Por ninguna vía puedo p a S w ^ ti
de lospecados. 19 7
cflc m yfterio, y por ninguna par­
te me puedo de el efcuíar.
Si eftuviere enfermo , aquí
me curaran > y fi fan o, aqui me
confervaran. Si eftuviere vivo,
aqui me esforzaran ; y fi muerto,
aqui me refucilaran. Si ardiere en
el amor Divino , aqui me abrafa-
ran >y fi eftuviere tibio, aqui me
ementarán. N o defmayaré por
vgrme c ie g o , porque el Señor
alúmbralos ciegos: n o por ver­
me caído, porque el Señor leván­
ta lo s caídos. N o huiré de el,
( como hizo Adán por ve ríe def*
nudo) porque él es poderoío pa­
ra cubrir mi defnudéz : no por
verme fucio, y lleno de pecados,
1 9$ Breve Memorial
porqué el es Fuente de mifericor-
dia : no por verme con tantá po­
breza j porque él és Señor de codo
lócriádo. N o píenlo, que lé fea*
gd en eftó injuria, anees le doy
ocafion ( mientras mas mrfetablc
fuere ) £ára que refplandezcá flfraS
füJ rhifericordia en mi remedio*
Las tinieblas del ciego defdé íu
nacimiento , firvieron para q&6‘
refplán¿fectfcífe mas :e'rv él la glo­
ria de Dios: y lá baxeza de mi
condición- fervirá , para qué-%
vea quán bueno es aquel, que
fiendotan alto , no defdena cofas
tan baxas. Efpeciálmente, que nó
fe ticfne ’^qüi refpeto a m i , fino
a los rtíerrtos de mi Señor-
Je ío^petados. i#9
¿ h r ift o , por los quafes el Ecer«¿
ú o Padre ha por bien de tomar­
m e por hijo, y tratarme como
í ral.
Pues por cfto tciuplico ,-cle-
mencifsimo Padre , nueftro Sali­
vador , que pues el Sanco Rey
fia v id aflentaba a íu mefa a un
hómbre tullida y y ¿HfiáÜoy por?
que era hijo de aquel grande, y
muy preciado amigo íuyo Jona-
tas; ( queriendo en efto honrar
al.h ijo , no por s r , fino pó£ lós
flierkos. de fu^ Padre):_aísi tu,
Eterno Padre ,tch gas por bien
aflentar a efte pobre , y disfor­
me pecador a tu Sagrada Mefa,
no por s i, fina por los. merecí-
i oo Breve Memorial
miemos de aquel tan grande
amigo tuyo Jeíu-Ghrifto fluct­
u ó iegundo A d á n , y verdadero
Padre : el qual contigo vive* y
icfyna en los figlos de losjfiglos.
A m en.

O R A C IO N Z>EL J N G E L IQ Q
Doííor Santo Thomas, para dar
gradas dejpues de la Go-
mmton.

I
Níinitas gracias te doy Gmrü*
potente Señor Dios , y Cria­
dor mió , por haverte dignado dé
que y o , indigno Gervo tuyo,fm
algunos merecimientos m iosjfi?
no por tu infinita mifericoídp*y
4 e los pecados. zo x
b o n d a, haya recibido el Cuer­
po verdadero de til Hijo precio-
iifsimo Jefu-Chriftó. Suplicóte,
Dios mió * que efta Santa Com u­
nión j no fea por mis pecados oca*
íion de caftigo , fino prendas fe ¿
guras de mi falvacion, y eficaz
intercefiiipn, para que yo fea per­
donada de mis gravifsimas cuú
pas^ Sea , Sendartnio, efte Santo
Sacramento efcudo de mi Fe, f o ­
mento de mi Efperanza, vida de
m i Caridad ; fea dirección de mí
aipor> deftierro demis maldades*
total deftruicion de mis malas in­
clinaciones, j
Crie en mi las Virtudes, cotv-
ferveme en las Theologales y afle-
zo t Brete Memorial
giírcme en lar Cardinales, gover*
H#ne en las Morales: concedi­
ó l a humildad con la man&dum**
b r e , la paciencia con el zelo , y
Una debida obediencia \ ras San*-
tos (Preceptos , e inipira&ones.
Ssaisoe upa firme defenfá- contra
J5HS enemigos vifibles , e inviíi*
b les: en mis trabajos remedio,
«n:mis necefsidades focorro, etj
j&iis dudas confejo, y en mis fatU
gas alivio. Quieté mis deford&
jiados movimientos intérteres, y
exteriores. Sea un eterno lazo, y
vinculo , que noroe dexe apartar
de t i , y un eterno foCsiego, tríft*
quilidad , y ' deícanfo en ti.'
Suplicóte , Dios, y$fcaar«üol,
ir los pecadas. ló f
que defde efte inefable, y Sacra­
mental Banquete / íéa llevada riit
alma por tu alta m iíericordia, y
por los mercciiiiiericos de tu Hijo
p recio ílfiím ó , á aquél CeléftiaJ
Bauquete, en dónde ó Eterno
■>

Padre ! con el H ijo , y c o n el E k


pirita Santo eres* a las almas que
s

te go¿an lu¿ verdadera, liar tufa


colm ada, gloria con fum ada, fe-
Kddad perpetua, y alegría fempi-
terna. Amen.
O R A C IO N DE SA *¡
Buenaventura , para dejptíes
de la Comúnion.
Eñór Dios todo Poderofo,

S , C r i a d o r y Salvador mió,
cp^rio he teqido atrevimiento pa
ra llegarme ¿ t í , fiendo una tan
v il , tan furia, y miferable cria­
tura
w; ? T ú ,* Señor,
t . ' * eres,* Dios de los
D ioíes, Rey de los R eyes, y Se­
ñor de los Señores. T u Ja Sum^
de codos los bienes, de toda la
lioneftidad, hermofura , y fuavi-
dad. T ú eres Fuence de refplan-*
d o r , Fuente de a m o r, y Abrazo
de encrañable caridad i y Con fer
tú, (como eres) tú me ruegas á mi,
de los peeaJos* 2.05
y yo huyo de t i : tútierfes cuida­
do de m i , y yo no le tengo de ti:
tú íiempre me m iras, y yo fiem-
prete olvido: tú me haces mu­
chas mercedes, y yo las m en o t
precio : y tú >finalmente, amasa
mi > que foy vanidad , y nada, y
yo no nago cafa t) * que eres
infinito, éincommutable Bien.
> Las baxezas del mundo ante­
pongo a ti, benignifsimo, ym jjs
me mueve la cria que el Cria­
dor , mas la deteftable miferia,
que la fuma fclicidad i y mas
la íervidumbre, que la libertad.
Y como fea verdad, que valeri
mas las heridas del amigo, que los
enganofos alhagos del enemigo:
íq 4 BreVe Memorial
yó foy de tal condicion, que mas
quiero las engañofas heridas del
q u e m e aborrece, que los dulces
-abrazos dt\ que me ama. Mas no
te acuerdes T Señor, dte jais peca­
dos:* ni de los de mié padresd&fcfc
dadlas entrañas de tu miferjeor-
á ia , y del dolor de tus heridas.
N q mires loque yo contra ti tó-
finolo'qiie. tú por mi hjeirte;
porque fi yó he ;hecho cofas ppr
donde me puedas condenar
¿enes hechas muchas m as, por
donde m e puedas falvar. Rmm*
Señor, fi in f amas afei como Jí>
mucílras. , cpojí x{ué te atexa* de
, m i ? O ariraatifsimo Scnor-j itíjg r
«ne contü tem or ia p ri^ g fii^ P
de los piafas. 207
Ht a m o r, y fofsiéggmc con tu
dulzor. Confieífa^Stenor, que y 6
íoy aquel hijo prodigo» que vi-»
viendo ^ u n oÍA ip on te, y aman-r
d p i >tnii y a tus criaturas dsfofr
denadámente , ddperdicié coda
U hacienda que crate difte; más

y pot^efca, b>uQlvpaebfác!o d<?r7&


ham brcíi las jpaimwles entra&a*
dfctaiaüifericordiá * y me
efta Mcfa CeleftiaLde; \\x p íco m
fiísiraaCtterpo t ténifox bien mtr
y fe-
lie m e i ffeciUr-wa^fos: fecfceto*
rayos de cu gracia , y hacersñs
participante dé los frutos, y afec-
cps admirables d c e ftq digniísímo
%¡iamento*
$o£ Breve Memorial
Pues por él fe da la gracia
del Efpintu Sanro , por él fe-per­
donan los pecados,por él íc perdo­
nan las deudas, que fe deben por
ellos; por él fe acrecienta la de­
voción , por él fe guita ladúteum
ofprkuál en fu miima fuente, por
él fe renuevan los buenos propó-
ficos, y defeos f y por él /final-
menee , fe junta el anim aron el
Efpoío Celeftjal, y lo recibe den­
tro de sí, para que por^éUfiaofe*
g id a , defendida, y guiada "en el
camino de efta Vida, hafta llevar­
la al defeado puerco -de la Glo^
lia .
Recibe, pues, Padre piádofi^
a efte hijo prodigo, que cotú&uil-
ícfc* eam miíerjidDia^ife fyudntá
á'tu^Gafa. Cónqa«b^Jtadw iiicS
que peque coi^t¿uiíg^DqiK ya nq
m eirzíto/H ^niim ü^iipriuya^m
flnn tfo m ó' jáfoaláro $j ratoo coa
tolda, jcíTo- , xeor; nrafeacordia !<fafc
rn^^.y pctíloiiaf misipecadb?. Su*-
¡dieoBt ¿áüinok'y iokiidcs,,qne:mC
joaid ad a-ia^ flijan k^ d r lavGarth
dad^¡ ieLánÜtaigfó laríriraí Eé:jpy ol
calzada de la Efperanza a lc j^ *
con el qual pueda yo andar fegu-
r a p o r el camino fragofo de ella
vida; Vaya fuera .«je m i la mu*
chcdumbre de los vanos pe nía-
miemos , y deíeos, que uno es
mi "sajaado, uno mi querido, uno
g|i D io s, y Señor. Ninguna cofa,
&JX) BrtteM tm arid
|m csy me, fcá <fcrice, ninguna me
^ leyce , fino falo «J. El lca todo
« ¿ ¿ y y yo ip S aíu yo \ dq cal mag­
uiera , que m i corazoa fe haga
una cofa con *cl¿ N o (epa .yo otra
cofa^ n i octavan»} nLbcrsMkh
4b£ / fin o íp lo á< Jcfu-Gh^ifto., J
ícfte crucificado: >d qual con el
Padre* y Efptricu Santai,* :vi#c¿
^ rey na en las Gglas do lasfjglok
Am etu
O R J C I O N <PA%á D E SP U E S
de U Qomunian >de Santo Tbomas
de Ajumo.

G Racias os d o y , Señor, Dio*


Padre todo Poderofo, por
todos vueftros beneficios ? y fe-
mladámencé , porque quififtéS
admitirme a la participación del
Sacratifsimo Cuerpo dé
Unigénito Hijo. Suplicóos > Pa­
dre clementiísimo, que efta Sa-
gradáCom ün ioa tí o me fea obli­
gación, ni ocafioadecaftigq, fino
intercesión faludable de perdón.
Seamc armadura de F e , efeudo
de buena voluntad , muerte de
i, i i Brcyé M m o tid
todos mis vicios, deftierro de to­
ados 'mis Carnales apetitos, y adrfc
Cfntamiento de caridad ,vde pa­
ciencia, de.verdadera humildad,
y de todas las virtudes. Sea per-
fe^ojEoísiego de m i cfpteifü
¿em e defenfion de tddoáf mis
enemigos vifibles, é invifiblcs, y
(p^rpetna unión con Vos folo^im
Verdadero D ios, y Señor. Y te­
ned por bien llevarme a aquel
.combite inefable>dw idc V os fofe
luz verdadera, hartura cumplida, y
gozo perdurable, en los fiólos de
jos figlos. Amen»
Jebrfecados. ti f

M E D ITA C IO N M V Y
devota para exerdtarfe en ella el día
de la S agradanGomunión , penfando
en: la:grande^Jtdel beneficio recibido%
radas a rmeflro Señor
por éL

lasqualttás criaturas hay


d C ie lo , y en ta tierra,
¿dejcieíTen lenguas, y codas £tta*
m e avudafTeti a datter Señor, g fi-
ciaspor el beneficio 7 qae oy me
iMeiechc) v f£s^dertty^ que no te
la i podía dignamente d a c-O Dic*
m ió , Salvador m ió , Como te ala-
Jsaré v ó , porqáe me . has .querido
lin eñe día. vifitaryjcoofofot* y
%jl 4 Brebe Memorial
honrar con cu preíencia ? Aquella
’Sánia Madre de tu Ptccurfoñ
n&deEfpiricu Santo y quandouvio
entrar por ios puertas a la .Vhf*
gen , que dentro d^fus entrañas
te trata , ífpancada ctejcánjjjragde
niaraviUa , exdanrabdlciendo: De
donde a mí tanto bien, que la
Madre de mi Señor vengará mi?
Pues qiié liaré yo , vHifsimo ^Ta­
ño , viendo %que^ fe.me ha entra­
do oy por las pucrtax üna Hoftia
Confagradar en la qual efta encer­
rado el mifmo Dios,que alli venia?
con quanta mayor razón podre
^xclamar:De dónde a mí tan grarfc*
de bien, que no la Madre de Diosi
fino el miímo D ios, y Señor é c
delosy&dJw' tij
rfcdó lo criado \ haya querido ve*
nira mi ? A mi 4 ¿que; tantoxkm+
pofui m oradadc& tánis ? A mi,
que tantas veces le ofeadí?Ami*qi*s
tanta&vecd lcccrré las puert^yv .y
defpo4i de m\ypor donde roeFCíá*
nuncauias rccibir á quien afsvdet
cch í , 5eÉjorf
Que t u , Rey de los Reyes
ÍKff Tife b s Señores*; (cuya filia es
d i& s ia , cuyo cífeado, Reál o*]*
T ie rra , cuyos MimQjm ¿an
Angeles^ a quim , alaban b$j6fr
tra ite éctila raaí^iM iycn hosfrit
maoQS^rcftan *<dattlos {íneftfb U
ticrraáiaayas quecido venir iato»
lugac defwirí e ftf^ fe a z s z a
.y¿&, & á o i mifr*; -quicios defeca-
$ fó
dfct ^ Ocra vtt^ fjicits
ftcííEWrcgadoen <manós xfenpe*»¿
dcffe^ Otua 2¿vea; >cjtiitercsn i«¿«e$
tn^meftábtófe beftias >Bietiipa*
Xcc^r DíOs
ta á g y q ü c gaijas^coiicfo Qóqü i i
& b & jfu es^ » qaOTtáfong»ri<»
|j©¿d2^ pccádóréfcjveíTo haces cada
dñ »or ellos*7!
« írude; otrasflahecá ^flgtntót
sbfc* tófi£5 ra£$jf¿davi&' tusca efta
Una n ¿r^dtíi ritM¡W®fdia^T-Más
^deiü,^eQC¿.,iwyas querida iib
íííci^vifitaríii®i^&íO entrar enrra^
^{¿díaftfj ^Ítwibfort^armcr«ci5 ti,
^¿-¿cwane ohio^t^íacoikigopar

■tía£‘4 br 20«mt)piKrdif:< coinó coila


de lós ftcdOos.
feomparaftc) con áquelfa aldísi*-
ana' u nión, quexil> ircnes con el
Padre ; ( para q u eafíixo m o el Pa­
dre efta erl ir iv y m c n ®W aísi d
quecomfe dfctííEÍfar cn t i , y: cu en
jñ ’V qire .cofa pucde fer mas admi-
cable >;!Íviaraviilafe -el Rey David
y ScnaiL^qiHÍicrtcs acor­
darte .dclhotíi fase y-iy 'poner ctvél
xupeorazon: Pues üjuanco mayor
¿MÍri&illa e s > que Dios q u ié r a lo
íobo acordarfé.dd bombee^ fino
iiacerfe bom brerpot^l horabr^
y Á a w coaichhorabre, ym ocir
«pd¿ ekíhombrd ,:^dacfe enrmati-
Jtenímtcoto al harhbre, iv liacerfe
•una to fa niifináícan el hombre?
AferákvillabafeiLctJRcy Salouián,
* i8 Brete Memorial
cjuc quificííc Dios morar en aquel
T e m p lo , que el en cantos anos
bávia edificado i. y aísi d e c ia :ü s
poísiblc , que quiera Dios morár
aga en la tierra con los hombres)
-Si no. cabes en d C ic lo , y c a los
Ctefefc A i loS-Cielbr, quinto ibe<*
-OOS" podras caber en efta Cafa*
que yo te be edificado ? Pues
quanto mayor maravilla e s , qué
efle mifmo SenoTj de los Cielos^
por otra mas excelente m anor^
quiera morar en una tan pobré
anima ? Apenas trabajó un folo
dia en aparejarle la pofada^ Ma­
ravilla bafe . tóda r ■
la naturaleza
criada de vét.a Dios hecho h om r
jfite > de vcrk-báiardcl
debs pecdioft 119
tierra, y andar nueve mefes en­
cerrado en las entrenas de una
Doncella. Y es razón , que fe
maraville ; pues efta fue la mayot
de las maravillas de D io s , y lá
mayor de ios obras. Mas aqüclláfc
Entrañas Virginales eftaban lie*
nas>Je:£fpiricu-Santó, eftaban
mas limpias > que las EftrelláS'del
Cielo py a ísl, aparejaron morada
íligna para Dios. Mas que efté
mifmo Señor quiera inorar enlai
mías y ( que fon mas impuras que
<te:icno ,m as obfeuras^ue la no*
che * mas fucias que. todos tos a t
banales del m undo) cóm o no
ta efta tan grande-maravilla ? O í
bendígante, Señor^ los Ahgefes
i. i o Bfé\xMc'móridl
por tan alca gracia, y por tan
gran mifericordia, y por tan e*r
Relente o b ra, y mueftra de bon­
d a d ! Bien párece que eres fu-
tfiá mente bu en o, pues eres fii?
nlamcntq cón^unjcacivb de ti mií*
m o ¿^ypues cal., y tan admirable
medio bufeafte para hacernos
buenos.
Pues jque fera,. fi con todo
efto fe junraid beneficio, que en
no (otros obra , y fignifica eíte
Divino Sacramento ? O , ;quan
alegres nuevas me da de t í , Se­
ñ or, efte Myftcrio ,.:y quan. dig­
nas de todo^gradecimienco! T ráe­
m e firmado 3 c cu nombre , que
eres mi .Padre ; y nQ. íblameni-
de ¡ospecados, - itt
te Padre , fino también Efpoío
dulcilsimo de mi alma : porque
oygo d ecir, que el efefto proprio
para que efte Sacramento fue inf*
ticuido, es mantener , y deleyear
las almas con efpirituales detey-
te s , y hacerlas una. cofa contigo*
P u esfiífto eyafsiy y por las obras
íe ha de juagare! corazón,de qual
corazon (alió tal obra como efta?
Porque unión propriamentepers-
cenece a los cafados ;'y regalo n o
fiicle fer de Señor a fiervo , fino
de Padre a;hijo, y a un hijo chi­
quito, y tiernamente amado. Pop*
que a tal Padre pertenece, no folo
proveer a fu hijo de lo neceílatio
para la vida , fino cambien d cco *
% zi Brete Memorial
(as con que huelgue para ííi re-*
creación. Pues tal efeóto de amor*
com o e fte , quedaba, Señor, pac
dcfcubrir al m u n d o ; y elle íc
guardaba para el tiempo de tu
venida, y para la buena nuevat
del Evangelio.
De forma, que en la otra ma­
nera de Sacramentos, y benefi­
cios * m e das a entender, que eres
mi R e y , y mi Salvador, mi Paf-
tor, y mi M edico; mas en efte
{ donde por una can alta manera
te quififte juntar con mi anima; y
regalarla con tan maravillofos dc-
leyces) claramente me das a en­
tender , que eres mi E fpofo, y m|
Padre >y Padce >que.cicrnamqp^
* de los pecados.
ama a fu hijo, com o Jacob amaba
a Jofeph entre codos fus herma­
nos. Efto me da a entender el
efecto de efte Sacramento. Ellas
nuevas me da de ti. N o hay do-*
b le z , Señor ,e n tus obras; lo que
mueftran por defuera, eflo es la
que c k o c a dentro^ i ’ues poc efte
CÍe&o cariazco dácaafa, por efta
obra jttzgp tu corazon: de efto
teatamiento, y regalo que radiad
ceis, tomo información para cd*
nocer d corazon, que para con­
m igo tienes. Porque fi de aquel
M an a, que cayó en el Dcfiexxo,
fe d ice , que porque tenia todo
genero de fabor 9y fuavidad, de­
paraba la,fi^avidad,y dulzura
BreVe M em om l
ttt corazon paca con cus Bijas*;
quanto con mayor razón íc d [ra¿
Ib mifmo depileDivdnifsiiiió Man
na; ^pues tiene tanta mayor. íua^
vidad ? O Manjar dcLQclo^ 2 aia
de vida * fuencc/dexjelcyttk f saa*
n¿&> dei virtudesy mucricLTctbsttsi
cfós, fuego de am or, medicina
dé (alud y refección de las almas,}
ÉJUdvdc ios Efpirttus , coinbito
Real de Dios* y gufto de felicidad
eterna.
.* oíaes que dire, Dios mió?; íQgá
gracias ;te. daré? Con,qué amo$
ce amare!, :fi tengo de. reípornted
almifmo conoralamor ^que aquí
me müeftrasí Si m , fiendo.efcquQ
ftes* alsimc amasa ia í, ilifiáiiáí
de los pecados. ti J
y miferable gulan o; cómo no ce
amaré yo a t i , Efpofo aitifsimo;
y nobilifsimo de mi anima? Ame­
te yo > Señor > codicíete y o , có­
mate yo , y bebate yo.
O dulcedumbre de am or! Oh
ineftimable dulcedumbre! Com a-
te mi anima y:j\ de tal licor fuavit*
fimo de tu dulcedumbre; fea ir lie*
ñas mis entrarías. O caridad!
Dáo&mio j miel dulce, leche muy
fuave, manjar deleytable f, yman-H
j¿tr, de grandds > hazme creer en
ta p a ra que pu£da yo gozar dig­
namente de tii O dulzor1, y har­
tura de mi anima i Por q u e . no
íby yo del rodo encendido, y
abrafado en el fuego de tu irnos*
i zá BreVe Memorial
O Divino fuego i O dulce llama*
O fuave herida! OamorofaCac^.
cel i Por qué no foy yo prefo en
efla cadena, herido con efláfae*.
ta, y abrafadocon efle fuego*
cal m anera, que ardan ♦y íc der-
fican codas mis entrañas en amor?
Hijos de Adán, linage de hoim
bres ciegos > y enganados , qué.
hacéis I En qué andais} Que buk
cais> Si amor bufcaia^ efte es el
mas n oble, y mas dulce quohayt
en el mundo. Si deleyces buícais,
eftos fon los mas fuaves, fuerces*
ym ás caftos, que pueden fer* 5¿
riquezas bufeais, aqui efta el che-
foro del. C ie lo , y el precio det
mundo >y el piélago de c o d tiy &
de los pecados. 127
bienes. Si honra quereis , aquí
qfta D ios, y con él toda la Corte
del Cielo , que os viene a viíitar.
Pues qué mayor honra , que tener
tal Huefped en cafa , y toda la
Coree del Cielo al rededor de
día?
Adtniridq , pues, ya yo a efta
compañía , aííentado le fta Meía,
recioido eneftos brazos, regala­
do 'con tales deley tes * obligado
con tantos beneficios ,;y fobre co­
do^ prefo con ran fuerces lazos
de am or, d eü e a q u i, Señor, rcr
nuncio todos los otros amores
por efte amor. Y a no haya mas
mundo para m i; ya no mas de­
lectes de mundo para mi r, ya no
%z 8 Breve Memorial
mas pompa del figlo para mi. Va­
yan lexos de mi codos eítos fallos,
y lifongeros bienes, qac folo efte.
es el verdadero, y fumo bien. El
que come Pan de Angeles*, no ha
de comer manjar de beftias: cLquc
ha recibido a Dios en fu morada,
no es razón que admita en ella
otra criatura,
Si. una mueer de baxa fuerte
• • rt \ r
vinielíe a calar con un R e y , lue­
go defpreciaria el fayal, y todas
las baxezas pafladas, y en todo fe
trataría como muger de quien cí*
Pues fi a efta dignidad ha llegado
mi anima, (por medio de efte Sa­
cramento ) cómo fe baxará y k a
4a vileza del trage viejojefer las
de lospecados. 119
coftumbres palladas ? Cóm o abri-
ra la puerca de fu corazon a peh-
famiencos del mundo, quien den­
tro de sí recibió al Señor del mun­
do ? Cóm o dará lugar en fu ani­
ma a cofa profana, haviendo ya
fido confagrnda, y fantiíicada con
la prcfencia Divina ¡ N o confin-
tió Salomón , que la hija del Rey
Faraón, íu m o ger, morafíe en fu
.cafa, por haver eftado en ella un
poco de tiempo el Arca del T e s ­
tamento , aunque ya no eftaba.
•Eties fi efte can sabio Rey no qui-
f o , que íu propria muger ( y mu-
ger tan principal) pufieíle los pies
en el lugar donde havia eítadoel
-Arca de D ios, por fer de linage
2, $o Brete Memorial
de Gentiles i cómo confentiré yo9
que cofa gentil, y profana entre
en el corazon donde eftuvO'd
mifmo Dios ? Cóm o recibirá pent
lam ientos, y défeos de Gentiles
el pecho donde Dios móró Gór
m o hablara palabras torpes > y

so?
Si por haver ofrecido el mifr-
m o Rev Salomón facrificio en el
portal del Templo ¿ dexo aquel
lugar fantificado , para quem o
pudicíle ya fervir de cofa profá-
na; quanto mas razón ferá que
lo fea mi anima , pues dentro: de
ella fe recibió aquel a quien to­
dos los -Sacrificios, y SacraHWSt-
Je los pecados. 13 *
tos de la Ley fignificaban ? Y pues
•tan honrado me dexas, Señor, con
efta vifitacion, dame gracia, para
que pueda yo cumplir con efta
h on ra, que turne difte. Nunca
jamas difte a nadie honra , fin
darle gracia para mantenerla; y
pues aquí me has honrado canto
con tu prefencia, fancificame con
tu virtud , para que afsi pueda yo
Gtroiplir con •efte cargo.
Afsi lo hicifte fiempre en to­
j o s los lugares que entrañe. En- ^
4rafte en las Entranas Virginales
de tu Sacratifsima M adre» y afsi
como la levantarte á ineftimable
gloria j afsi la difte ineftimable
gracia para mantenerla. Etranfte
i 31 Bre\>e Memorial
{ eftandó aun en eílas mifmas En­
trañas encerrado) en cafa de
Santa Ifabel, y alli con cu pré-
fencia fancificafte , y alegrarte fü
H ijo , y hinchifte fu Madre' del
Efpiritu Santo. Entrarte a i el
mundo aconverfar <x>n los hbrfr-
‘b re s ; y áfsi como lo ennobleciftc
con cu venida , afsi lo repararte,
y fancificafte con tu gracia. En­
trarte defpues en el infierno,y del
mifmo infierno hicifte Paraífo,
beatificando con tu prefencia á
los que honrafte con cu vifita-
cion.
Y no folo tú , Señor; mas e
Arca del Teftamento (que no era
mas que fombra de efte Wbfflfr-
de los pecados.
Vio) entró en cafa efe Obededón,
y luego echafte tu bendición fo-
bre ella, y fobre todas fus coíás,
pagando con tan rica mano la
-hoípederia que allí fe te hacia.
Y pues has querido , Señor, tam­
bién entrar en efta pobre mora­
da y y fer hofpedado en ella , co­
m ienza ya a bendecir a la cala de
tu fiervo, y a darme con que yo
tfraeda refponder a efta nonra,
haciéndome digna morada tuya.
.Quififte , que yo fuerte como
í^cjucl fanto fepulcro, en que ra
Sagrado Cuerpo fe depoíltaflc:
dame las condiciones que tenia
efte fepulcro, para que pueda yo
fer aquello, para que tu me ele-
-z-3 4 B réw M erhoriat
gifte. Dame aquella firmeza de
piedra , y aquel fudario de hu­
mildad , y aquella my rrha de mod­
ificación , con que puera á codos
j£ is apecicos, y proprias volunta­
des , y viva a ti.
Quififte, que yo fuelle comd
4iaa Arca del Teítamento, en que
*_tu morafíes: dame gracia, para
rque aísi como en aquella Arca no
havia ocra cofa mas principal*
que las Tablas de la Ley ; afei
dentro de mi corazon no haya
otro peníam iento, ni defeo, fino
:de iu fantifsima Ley. Quififtfc
darme a entender en efte Sacra­
mento , que eras mi Padre: (pues
-afsi m e tratabas como a hüo’fcdr
¿c tos'pccddoi. 1^5
hijo tiernamente amado) dame
gracia, para que pgeda yo reC-
ponder a efte beneficio, aman-
dote , no folo con a¡mor fuerte*
fino con amor tan tierno, que
todas mis entranas íe derritan en
tu am o r, y la memoria fola de tu
dulce nombre bafte para enterne­
cer , y derretir mi corazon. Dame
también para contigo efpiritu, y
.corazón de hijo, que es efpiritu de
obediencia, y de reverencia, j
de am o r, y confianza, para que
en todos mis trabajos acuda luef
go a t i , con tanta íeguridad, y
confianza, como acude el hijo fiel
a un pad re que mucho ama.
Quififte, fobre todo efto^def-
1 36 Brete Memorial
cubrir á mi anima en efte Sacra-
menco amor de Elpofo a Efpoía,
y tratarme como a tal: dame,
pues, efle itiiímo corazon para
ro n tig o , para que afsi te ame yo
con amor fie l, con amor caí^p,
xo n ámor entrañable,y con amor
tan fuerce , que ninguna cofa me
pueda apartar de ti. Efpofo dul-
cifsimo de mi anima , cftíende
eílos dulces, y amorofos brazos,
y abrazala de tal manera contigo,
que ni en vid a , ni en muerte fe
pueda apartar de ti. Para efta
nnion ordenafte efte Sacramento*
porque íabias quanro mejor efta-
ba la criatura en t í , que en sí;
pues en ti eftaba como enXHos,
de los pecados. i 37
y en si eftaba como en una flaca
criatura. La gota de agua, que
efta en s i, al primer ayre fe feca;
mas echada en la Mar , junta con
fu principio , permanece para
fiempre. Sacam e, pues, Señor*
de m i, y recibeme en t i ; porque
en ti vivo , y en mi m uero: en ti
permanezco, y en mi desfallez­
co : en tí foy eftable , y en mi paf-
f o , como paíTa la vanidad. Ní^jcc
vayas, quedate, S e ñ o r c o n no-
Íotros, porque viene la tarde, y
le ciérri yáeld ia.
Y pues me ha cabido tan di^
chofa fuerte, como es tenerte oy
en mi cafa , (donde tan buena co*
yuntura tengo para negociar con-
1 3& Brete Memorial
tigo a folas mis negocios) no fcra
razón perderla. N o te folraré»
Señor m ió , de los brazos ¡ conti­
go luchare toda la noche , hafta
que me des tu bendición. Múda­
m e , Señor, el nombre viejo, y
dame otro nuevo , que es otro
huevo se r, y otra nueva manera
de vivir. Mancame el un p ie, y
dexame el otro fano, para que
desfallezca en mi el amor del
m u n d o, y quede fano, y entero
tu íolo am o r, para que defterra-
dos y a , y muertos todos los otros
am ores, y defeos, a d folo ame,
a ti folo defee , en ti folo pieníe,
contigo folo more, y a,ti icio viva*
en ti efténcodos mis cu id ad o tp j
de los pecados* i 3£
pcnfamientos, a ti acuda con to­
dos mis trabajos , y de ti folo re-
reciba todos los focorros>y final­
mente , tu , Señor m ió , feas todo
mió , y yo fea todo tu yo : que
vives, y rey ñas en los figlos de
los figlos. Amen.

S IG V E S E OT<HA M E D IT A *
- don p4ra dejpues de haVer
comulgado.

Dios m ío , y mifericordia

O mía! Quegracias os po­


dre y o d a r, porque Vos, Rey
los Reyes v y Señor de los Seño-
ñores, haveis querido oy viíitar mi
anim a, y entrar en mi póbre cafa*
2,40 BreVe Memorial
yjiaccros una cofa conmigo, me­
diante la virtud ineftimable de
efte Sacramento ? Con que os pa­
garé efta hpnra ? Con qué os fer^
viré efte beneficio.? Qué gracias
os podra dar una criatura tan po*-
bre por una dadiva tan jica ? Por­
que no os contentaftes con ha­
cernos aqui participantes de vuef-
tra Soberana Deidad ¡ fino tam­
bién nos haccis de vueftra Santa
Humanidad, y de todos los me­
recimientos , que nos. ganaftís
con ella. Porque aqui nos, dais
vueftra Carne , y vueftra Sangré
y .con ella nos: hacéis participan­
tes de todos los thc foros,, y naecci
£Ímieftto$ a que con efla aajiflg
¿ehsyécddtxi'' 14 1
Carric , y Sangre nos gamites. O
maravillofa- comiinicacion ! O
preciofa dadiva , mal conocida
de Jos hom bres, y dign? de fet
agradecida con perpetuos looresí
O clementifsimo Reparador de
gueftras animas! Coa qué mayo­
res fiquezas pudicrades enri­
quecer , qíie con cftas ?Bien di-
xiftes, Senof, hablando en vuefc
era (Oración al Padre: Y o , Padre^
me fantifico por ellos; porque
ellos fean Sancos de verdad, O
áoeva manera de íantificar, tan
coftofxpara rél' íañcificado 1 Por­
qu e vueftira es-la íantidád , y mió
d fruto.: vucftrq el trabajo, v mió
d provecho-vqeftra es la coila, y
Brete Mentórial
tpfaAá\ganancia: vueftra la drfci-
plina; ,:y ta io el pendón r vueftra
gá lar:-poDgay y U íarigria * y rota¡
la. íalud > ¡y la vida, ¿jtre fe alcan­
za con ella. Por mi fatisfacieron
aquellos vueftro& :dolaresv aque*
Ib» clavos, y aquellas bofetadas*
y eipinas, y aquella Sangre prc-
ciofa y que por mi fe dpn£mik:&
itn Uvíffon aqt&ella? lagrimas y á
mi fanaron aquellas heridas > y
por mí pagaron aquellos acotos.
O díchofa comunicación! O car-¡
ia.de: tnaravillofa hermandad í Q
compama de inefables thefoitatí
Que caudal pufimos nofotros, S$i
ó o r, de nueftra parte para cfUd
Que 05 dim os, porque caU ^ fe
tfa tAs dicfledcs í .ninguna. cofa
huvo cierto tfenpoffróedid , mas
que fola vuefttaiondad, Por que
alumbra el Sol ? :Pod que calienta
eliricg o .? Pocq\leteQ&ia el agua?.
Claro efta ¿ que poique es natural
propiedad de óftgt criaturas pro­
ducir óftos cfeá&tífc Poes a Vos,
Dios miop es proprio haver mrfe4
ricordta * y perdonar , y ( lo que
m is e i ) perdonar a los otros , y
no perdonar V<k, Vocftra mif<
ina naturaleza es bandad a y no
qbatquiera bondad , finpt fama
bondad. Pues afsi como á larbon-
d¿d pcrtencce comunicarte, afsi
á .la íiimá bondad fumamenxe co-
^uni<átf<3i y afsiLlo fcáeiftes Vos
>44 Brfie Mtmórial
«oír, nofocros, pues en codo os
r o s difteSé N aciendo; os dilles
por hermano : Sorbiendo , pop
mantenimiento 1: : muriendo, o&
dais en precio$ y reynando, eh
galardón.
■ Finalmente, ¡fi quiere*, ani­
ma mia , en una palabra compre-
hender los bienes, que configtí
te trac! efte Divino Sacramentó;
confidera los que; tcaxo efte Se­
ñor al mundo , quando a el vina'
Pues1 afsi como quando vino; at
mundo » dio al mundo vida de
g r a d a , con todo lo deriias que fé
ügue de ella; afsi quando por ¿flfc
medio viene el al anima,le:dar eft¿
iniTma vida. O Manjar Dnn saj
detáfm ukk. V45
'ot:q ü ien los hijos de los h om -
E res fe hacen hijos de Dios, y por
quien nueftraliuitianidad fe mor­
tifica , para quc.Dios viva en ella!
.O Pan dulcifsimo, digno de fer
^adorado , que ¿an tien es el ^-ant-
m a y y no el vientre; confirmas

-po ralegrai»e¿€íptritu , y n o e m -
Jnptas í bLcnátodim iento: c o n c u ­
na virtúd ,raucre nueftra.fcnfiia-
ílidad, y la voluntad propHaiCs
-d egollad a,. pflra cpjc íc cut^pk
t ik íDofptcúS: IjtívoluíitadrJCMdá.
;r; i Pues que graciafs^que alatwin-
•skis ¿os?darc yo *ri>e?iarvpoi5i$ftc
4afinefird® :? S i e l 1agradeciipiaaío
•1» dcdreípondcDark dádiya tftjué
Brete lÁtmbridl
Itnagfe .dé agradecimiento bsftaqi
para cftá dadivad En élJEfcodi
beianoi y qac dixiíks a: Mcrcióp
Torna; un vafei(deoro^ ¿ h iñ e ra '
id de manab, «y^pcala denn&áí € k
el A rcad cl Tcfcm cntp^f^ndty
san griatdada ;fianpbe y .paja^ que
-fepanMas generaciones advenidb*
ras., con que Jinage de mánteoh-
nrierao :foftenré ya a vueEtresipaí*
dres quarenra; a n o te n x l dcfitr-
to. Pqes £ en caiko
i q cftimafle aqudi amnjat ccx*ujk-
.tible y -que lo xnrandades guardar
^>or memoria on-Jugar7déitantá
jvencraf ion i . <ti\ <quanoA'fciá * -
zorrque fe tenga cftenaai^ ifci-
icortuptibfc, xjne iia :vidasoíxgpft
df&cn lo com ci Veo claramente,
<quclo que v^de maajar í manjar,
m o va de beneficio a beaefieioi-y
teflb ha de ii* de agradecimiento, a
agradecimiento. Aquel manjar
¿fa de la cierra , efte es del C íéb:
aquel era manjar de cuerpos, efte
d e totniasí:oaqad no tdaba verdar
ídera vida i Ipkiqut le comían > e t
te pt vida tetona de quien lo ca­
fare; Ktar<quehay que hacer can,;
p&tation de uno a o tró ; puesjo
que; va de .Criador a criatura ,:efts>
¿«fídemanjar ito ao jatí 8¿es&kal
-memoria, y agraderinwén'to per
diffesí, por haver fnatwenid^ aquel
Pueblo con aquel man jai mortal,
y cpbrupt;ible i xjuépedireis „ por
2.4 S BttW A /rthoridl
.baver xaanccnidoi'togí cori m t p
¿ñas excelente manjar¿cjuaritp;»
Dios mejor que i fu :eiiiaíurar ?dKs>
i a y agridecin?M€ritbpniálabáii«^,
.que bailen j^afca cftaiLupuosce»iP
defauciaBo ya de <paste plagar i«£*
tai dpuda ^; n ct k m queda. acliOííBr
medio, fino recibif.con eí Rrofefci
-cLCalizrde mi falud ¿ é iavoostCid
uom bredel Señor* ¡e&o c i, no/pa*
gar 1os. beneficiosa Gm^pedif atiet-
vos beneficiosa ^mejfcedtesíofeif
mercedcsí, Pidoos,púés>, SrifofyiXr
bibais efte Vehiwabk ^camthatQi
para íacisiacciónidc tod^simiSíodt-
-fias, y .pecados ¿ ,y para«.cumpÍHfei
cnmrcnJa de mi .vida<: PoráLcéF
parad todas mis caidásíí y .liipt^
J&tbsftedios.
podarías faltas de mi pobreza. Por
mortificad en' nríoíddo ^lo xjut
-defagradaa vucíkosidwi^os ojos^
iy hacedme un hombtó ftrgun vuck
jera voluntad. Por>élr me xancei-
-ded , que en VosrüftrÉemprc A j-
4jie,y a Vos pcrfe&a,y,perfeveracu
üemótefe atóc^íopzVofteílB {¡can*
uriidoíilc:d«iior^orató/,pfcpia
gloria 5ghan¿a :dc vueftro Santo
Nom bre. Tambien* 5enafr,]aaigíl
mifericordia de todos los pecaao-
res. Bolved a vueftra Iglefia los
Hcreges, y Scifmaticos. Alumbrad
a todos los Fieles, para que os co­
nozcan. Socorred a todos los que
eítan pueftos en tribulaciones, y
necefsidades. Ayudad a todos aque-
> 5o Br¿ve Memorial
y i > pociqmcn yo foy obligado a
cfogatos. Gonfolad A tódes mis
^ajbes* ¡pacientes, am igos/y cno-
•itoigos , y i bienhechores. Tened
4&i(CTÍccu^ab de todos; aquelk%
por qujett-dbWtoaftesnwdbra ptó^
<aofa Sangre; <Cfod perdón r ygc*H
« a . los -vi<vos, y a los difuntos
xfefc^nío, y gloria perdurable, Qug
«ms> y rcynaiscn losfi^o$deiqg
(tglosÍ.Anietl<
Endecid , pues , todas tas
/obras del Señor , al ' Se­
ñor , alabadlo, ' y enfalzad1o$rt
tod oblas íiglos; ,

áecid,. al Señor*, blandió ,


falzadlo en todos los figlos.
Virtudes, y Doitiinaciones^
bendecid al Señor, alabadlo, -y
eníalzadlo en todos figlos: *
-nroPftncipadoio• y ¿ Poteffades,
ben<Jccü al Señót e alabfldlój
&c.
Bienaventurados T ron os, en
que juzga, y fe afsienta el Se-
fc j * Bre^e Memorial
ñ or, bendecid al Señor, alabad­
lo, & c0
Querubines, y Serafines, que
ftrdeis en fvivas H^mas en etramor
d# vueftrQ Criaclbr, bendecid'*!
§^npr, alabadlo* 5^c.
Apoftoles , y EvdngclrftaS)
feindadores. de la Iglefia Chrif-
tiana, bendecid ,al Señor ,L al#*
badlpj &c.
Exercieo [ glojriofifsicnd de
los^Maccyres >. beiidctíid alJStóor¿
alabadlo, &c.
t?j Yirgefre* gloridfas , y Icón-
bfcñdcfcid áfcSefoic^íüat
Dadlo, &c.
Defpues de ejio puede profeguir el
Cántico de los tres Mo^os,
que comienza:

Endito feais vos, Señor Dios,

B de nueftros padres , ala­


bado , y eníalzado en todoslo
(iglos.
Y bendito fea el Santo nom­
bre de vueftra gloria , alaba*'
do , y enfalzado en todos los
ligios.
Bcbdka íeais, Señor , en d
Santo Tem plo de vueftra gloria,*
alabado, y enfalzado en todos
losfiglos.
Bendito feais en el Trono
¿54 Brete Memorial
de vueftro Rey no , alabado,
y eíifalzado en todos los fi-
glos.
Bend ico feais vos , que ci­
táis affentado fobre los Queni-
t>i&<$ 9 y deíde ái veis lo?aj>y£
ttiQS , alabado , y eníalsadíf éb
rodps los Gglas.
Bendito feais, Señor, cnrct
Eirmamcuco -del; ;€ielo ¿ afafc¡¿~
do,. y enrizado en todosL iosfi-í
glos.
Bendecid todas las obras del
Señor, al Señor , alaba¡dk> , y
en&lzadlo en roáos^las figlqsm-iu
De efta puf di? ptas
feguir efte Cántico halla

F I N.