Você está na página 1de 1

132 Te damos, Loddfáfnir, buen consejo Cuando mucho bebieres,

que te ha de servir recurre al poder de la tierra


y que debes saberlo: (de cerveza la tierra libra,
Nunca de un huésped te rías o burles como el fuego de pestes,
ni de un caminante. de pujo el roble, de embrujo la espiga,
de sofoco el saúco,
133 Se pregunta a menudo la gente en la sala -contra hechizos se pide a la luna-
qué hombres serán los llegados: de picada el brezo, de desgracia las runas):
n~die hay tan bueno que falla no tenga del vómito libra el suelo.
ni tan malo que nunca sirva.

134 Te damos, Loddfáfnir, buen consejo


• ••
138 Sé que pendí nueve noches enteras
que te ha de servir del árbol que mece el viento 46;
y que debes saberlo:
herido de lanza y a OdÍl1 ofrecido
Del tulr 43 venerable jamás te rías: -yo mismo ofrecido a mí mismo-
es bueno a menudo 10 dicho por viejo; del árbol colgué del que nadie sabe
a menudo bien habla el talego curtido 44, de cuáles raíces arranca.
el que cuelga entre cueros
y en tre pieles se mece 139 Ni pan me tendieron ni copa alguna;
y entre tripas se orea. fijo en lo hondo mIre;
las runas alcé, las gané entre gritos;
135 Te damos, Loddfáfnir, buen consejo caí a la tierra de nuevo.
que te ha de servir
y que debes saberlo: 140 Nueve conjUl·os del hijo de Bóltom 47,
No le grites al huésped ni 10 eches afuera, del padre de Bestla, aprendí,
dale buen trato al pobre. y también he bebido el excelso hidromiel
el que estaba en OdrórÍl· 48. '
136 Pesada la tranca que se ha de alzar
para abrirles a todos 45; 141 Todo saber yo entonces logré,
si anillo no das, un mal te desean, de poder me llené y de gOZO:
dolor que tus miembros cojan. de palabra a palabra la palabra me fue,
de acción en acción la acción me llevó.
137 Te damos, Loddfáfnir, buen consejo
que te ha de servir 142 Averigua las runas y aprende lós signos,
y que debes saberlo: las runas de mucha fuerza,
las runas del mucho poder,
43 CL nota 13.
44 La boca del anciano. Los versos sIgUIentes parecen indio 46 y ggdl'ásil. Es Odín quien habla ahora.
car, sin embargo, que es en un ahorcado en quien se piensa 47 El hijo de Bóltom (un gigal1[e abllelo de Odín) es nqllÍ
ahora. Sabían los ahorcados contar grandes secretos cuando seguramente Mímir (d. La ViJión de la Adivina, 27 y 28).
por medio de la magia adecuada se les reanimaba y forzaba 48 De tres cosas, plles, dice aquí Odín haber recibido su
a hablar. ciencia: de su aurosacrificio en el YggdrásiJ, de las aguas de la
45 De mala gana se acoge en casa a la gente, si es dema· fuente de Mímir y del hidromiel del saber y de la poesía que
siada la que vIene. le quitó a Súttung (eL estro 104·10).

56 57

Interesses relacionados