Você está na página 1de 9

CAIDA LIBRE

En física, se denomina caída libre al movimiento de un cuerpo bajo la acción


exclusiva de un campo gravitatorio. Esta definición formal excluye a todas las
caídas reales influenciadas en mayor o menor medida por la resistencia
aerodinámica del aire, así como a cualquier otra que tenga lugar en el seno de
un fluido; sin embargo, es frecuente también referirse coloquialmente a éstas
como caídas libres, aunque los efectos de la viscosidad del medio no sean por
lo general despreciables.

El concepto es aplicable también a objetos en movimiento vertical ascendente


sometidos a la acción desaceleradora de la gravedad, como un disparo vertical;
o a cualquier objeto (satélites naturales o artificiales, planetas, etc.) en órbita
alrededor de un cuerpo celeste. Otros sucesos referidos también como caída
libre lo constituyen las trayectorias geodésicas en el espacio-tiempo descritas en
la teoría de la relatividad general.

Ejemplos de caída libre deportiva los encontramos en actividades basadas en


dejarse caer una persona a través de la atmósfera sin sustentación alar ni de
paracaídas durante un cierto trayecto.

La caída libre como sistema de referencia


Un sistema de referencia ligado a un cuerpo en caída libre puede considerarse
inercial o no inercial en función del marco teórico que se esté usando.

En la física clásica, la fuerza gravitatoria que se ejerce sobre una masa es


proporcional a la intensidad del campo gravitatorio en la posición espacial donde
se encuentre dicha masa. La constante de proporcionalidad es precisamente el
valor de la masa inercial del cuerpo, tal y como establece el principio de
equivalencia. En la física relativista, la gravedad es el efecto que produce sobre
las trayectorias de los cuerpos la curvatura del espacio-tiempo; en este caso, la
gravedad no es una fuerza, sino una geodésica. Por tanto, desde el punto de
vista de la física clásica, un sistema de referencia en caída libre es un sistema
acelerado por la fuerza de la gravedad y, como tal, es no inercial. Por el contrario,
desde el punto de vista de la física relativista, el mismo sistema de referencia es
inercial, pues aunque está acelerado en el espacio, no está acelerado en el
espacio-tiempo. La diferencia radica en la propia definición de los conceptos
geométricos y cinemáticos, que para cada marco teórico son completamente
diferentes.

CARACTERÍSTICAS DE ESTE MOVIMIENTO:

En el vació todos los cuerpos caen con trayectoria vertical

Todos los cuerpos en el vació caen con la misma aceleración

Todos los cuerpos dejados caer en el vació tardan el mismo tiempo en recorrer
la misma altura.

Todos los cuerpos dejados caer en el vació tardan el mismo tiempo en alcanzar
la misma velocidad

Todos los cuerpos dejados caer en el vació tienen velocidad inicial igual a 0

Todos los cuerpos dejados libremente en el vació caen. Porque son atraídos por
la tierra. La fuerza con que la tierra atrae un cuerpo es el peso

La aceleración del movimiento de caída libre de los cuerpos es la aceleración de


gravedad. El valor de la gravedad al nivel del mar con una latitud de 45ª es de
9,81m/seg²

El valor de la gravedad máxima esta en los polos y disminuye a medida que nos
acercamos al ecuador terrestre.
LAS TRES LEYES DE NEWTON

Las leyes del movimiento de Newton describen la relación entre las fuerzas que
actúan sobre un cuerpo y el movimiento de este cuerpo debido a dichas fuerzas.
Estas constituyen los principios fundamentales usados para analizar el
movimiento de los cuerpos y son la base de la mecánica clásica.

Las tres leyes de Newton fueron publicadas en 1867 por Isaac Newton (1643-
1727) en su obra Principios matemáticos de la filosofía natural (Philosophiae
Naturalis Principia Mathematica).

Primera ley de Newton


La primera ley de Newton establece que si la resultante de las fuerzas ejercidas
sobre un cuerpo es nula, el cuerpo permanecerá en reposo si estaba en reposo
inicialmente, o se mantendrá en movimiento rectilíneo uniforme si estaba
inicialmente en movimiento.

Así, para que un cuerpo salga de su estado de reposo o de movimiento rectilíneo


uniforme, es necesario que una fuerza actúe sobre él.

La primera ley de Newton es llamada también “ley de la inercia” o “principio de


la inercia”. La inercia es la tendencia de los cuerpos de permanecer en reposo o
en movimiento rectilíneo uniforme.

Por lo tanto, si la suma vectorial de las fuerzas es nula, resultará en el equilibrio


de las partículas. Por otro lado, si hay fuerzas resultantes, producirá una
variación en su velocidad.

Cuanto mayor sea la masa de un cuerpo, mayor será su tendencia de


permanecer en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme.

Ejemplo
Pensemos en un conductor que lleva un carro a una determinada velocidad, se
atraviesa un perro delante del carro y el conductor frena rápidamente. En esta
situación los pasajeros continúan el movimiento y son lanzados hacia adelante.

Segunda ley de Newton


La segunda ley de Newton es el principio fundamental de la mecánica y
establece que la intensidad de la resultante de las fuerzas ejercidas en un cuerpo
es directamente proporcional al producto de la aceleración que adquiere por la
masa del cuerpo:

Donde F es el resultante de las fuerzas que actúan sobre el cuerpo; m, la masa


del cuerpo; a, la aceleración del cuerpo.

En el sistema internacional las unidades de medida son:

Para F (fuerza): newtons (N).


Para m (masa): kilogramos (kg).
Para a (aceleración): metros por segundo al cuadrado (m/s2).

Es importante resaltar que la fuerza es un vector, es decir, posee módulo,


dirección y sentido. Por lo tanto, cuando varias fuerzas actúan sobre un cuerpo,
ellas se suman vectorialmente y el resultado es la fuerza resultante.

La flecha sobre las letras en la fórmula representa que la fuerza y la aceleración


son vectores y que la dirección y el sentido de la aceleración serán los mismos
de la fuerza resultante.

Ejemplo
Un carrito de mercado es más fácil de mover si está vacío, esto es, requiere
menos fuerza para moverlo porque tiene menos masa. En cambio, si está lleno,
cuesta más moverlo.

Tercera ley de Newton


La tercera ley de Newton es llamada ley de acción y reacción, en la cual a toda
fuerza de acción le corresponde una fuerza de reacción.

De esta manera, las fuerzas de acción y reacción, que actúan en pares, no se


equilibran, una vez que están aplicadas en cuerpos diferentes. Recordando que
esas fuerzas presentan la misma magnitud y dirección pero en sentido opuesto.

Ejemplo
Una forma de ejemplificar la tercera ley de Newton podría ser la siguiente: hay
dos patinadores, parados uno frente al otro. Si uno de ellos empuja al otro,
ambos se moverán en sentidos opuestos.
MAQUINA SIMPLE

Una máquina simple es un dispositivo mecánico que cambia la dirección o la


magnitud de una fuerza.23 Las máquinas simples también se pueden definir
como los mecanismos más sencillos que utilizan una ventaja mecánica (también
llamada relación de multiplicación) para incrementar una fuerza.4 Estas
máquinas son utilizadas generalmente por la Producción Artesanal

5Por lo general, el término se refiere a las seis máquinas simples clásicas que
fueron clasificadas y estudiadas por los científicos del Renacimiento:6

Palanca
Torno
Polea
Plano inclinado
Cuña
Tornillo
Desde los albores de la Revolución Industrial hasta la actualidad, la concepción
teórica de las máquinas ha evolucionado de forma considerable. Sin embargo,
el concepto clásico de máquina simple sigue manteniendo su vigencia, tanto por
su significación histórica, como por ser un valioso elemento didáctico utilizado
ampliamente en la enseñanza de algunas nociones básicas de la física.

Las máquinas simples clásicas


Las seis máquinas simples clásicas:
Palanca: Torno: Polea: Plano Cuña: Tornill
inclinado: o:
Palanca
La palanca es una barra rígida con un punto de apoyo, llamado fulcro, a la que
se aplica una fuerza y que, girando sobre el punto de apoyo, vence una
resistencia. Se cumple la conservación de la energía y, por lo tanto, la fuerza
aplicada por su espacio recorrido ha de ser igual a la fuerza de resistencia por
su espacio recorrido.

Torno
Se denomina torno a un conjunto de máquinas y herramientas que permiten
mecanizar, roscar, cortar, trapeciar, agujerear, cilindrar, desbastar y ranurar
piezas de forma geométrica por revolución.

Polea
La polea es un dispositivo mecánico de tracción constituido por una rueda
acanalada o roldana por donde pasa una cuerda, lo que permite transmitir una
fuerza en una dirección diferente a la aplicada. Además, formando aparejos o
polipastos de dos o más poleas es posible también aumentar la magnitud de la
fuerza transmitida para mover objetos pesados, a cambio de la reducción del
desplazamiento producido.

Plano inclinado
En el plano inclinado se aplica una fuerza para vencer la resistencia vertical del
peso del objeto a levantar. Dado el principio de conservación de la energía,
cuanto más pequeño sea el ángulo del plano inclinado, más peso se podrá elevar
con la misma fuerza aplicada, pero a cambio, la distancia a recorrer será mayor.

Cuña
La cuña transforma una fuerza vertical en dos fuerzas horizontales de sentido
contrario. El ángulo de la cuña determina la proporción entre las fuerzas
aplicadas y la resultante, de un modo parecido al plano inclinado. Es el caso de
hachas o cuchillos.

Tornillo
El mecanismo de rosca transforma un movimiento giratorio aplicado a un volante
o manilla, en otro rectilíneo en el husillo, mediante un mecanismo de tornillo y
tuerca. La fuerza aplicada por la longitud de la circunferencia del volante ha de
ser igual a la fuerza resultante por el avance del husillo. Dado el gran desarrollo
de la circunferencia y el normalmente pequeño avance del husillo, la relación
entre las fuerzas es muy grande. Herramientas como el gato del coche o el
sacacorchos derivan del funcionamiento del tornillo.
Pese al carácter tradicional de la lista anterior, no es infrecuente encontrar listas
que incluyan algún elemento mecánico distinto. Por ejemplo, algunos autores
consideran a la cuña y al tornillo como aplicaciones del plano inclinado; otros
incluyen a la rueda como una máquina simple; también se considera el eje con
ruedas una máquina simple, aunque sea el resultado de juntar otras dos
máquinas simples.