Você está na página 1de 74

Universidad de Córdoba

Módulo
Gestiòn de proyectos comunitarios

Compiladoras:Carmen
A.Martinez.
Altagracia Bravo

Comprometida con el desarrollo Regional

2017
Universidad de Córdoba

Contenido………………………………………………………………………………………………………………

1.INTRODUCCIÓN .................................................................................................................................. 5

2.MÓDULO GESTIÒN DE PROYECTOS COMUNITARIOS .................................................................... 6

2.1.ORIENTACIONES METODOLOGICAS PARA EL APRENDIZAJE INDEPENDIENTE Y USO DEL


MÓDULO:……. ....................................................................................................................................... 6

3. UNIDAD Nº1 PARTICIPACIÒN SOCIAL ………………………………………………………………………8

4.INTRODUCCIÒN………………………………………………………….……………………………………….8

5.OBJETIVO:…………………………………………………………………………………………………………8

6.COMPETENCIAS………………………………………………………………………………………………….8

CAPÌTULO 1: Participación ciudadana, social y comunitaria…………………………………………………..9

7.1. Participación ciudadana……………………………………………………………………………………….9

7.2 Participación social……………………………………………………………………................................12

7.3 Participación comunitaria…………………………………………………………………………………….14


7.4 Concepto de comunidad……………………………………………………………………………………..19

8. Capítulo 2. Marco Legal y normativo de la Participación ……………………………………………. 20

9.Capítulo 3. Diagnóstico y comunidad ……………………………………………………………………..22

9.1 Diagnóstico Comunitario de la situación de salud…………………………………………………………23

9.2 La comunidad y su entorno saludable………………………………………………................................24

10.Capìtulo 4. Estrategias para priorizar la problemática comunitaria existente…………………….26


10.1 Priorización de problemas comunitarios…………………………………………………,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,29

10.2 Alternativas de solución a los problemas identificados en la comunidad……………………….........30

10.3 EJERCICIOS O TAREAS DE AUTOEVALUACIÒN…………………………………………………….31

11.UNIDAD Nº. 2 GENERALIDADES DE PROYECTOS COMUNITARIOS ,CONCEPTUALIZACIÓN…34

12.INTRODUCCION……………………………………………………………………………………………….34

13.OBJETIVOS DE LA UNIDAD No. 2 ................................................................................................. 34

14.COMPETENCIAS:………………………………………………………………………………………………34

15.CAPITULO 1.GENERALIDADES DE LA GESTIÒN DE PROYECTOS COMUNITARIOS:…………..37

15.2 Tipos de proyectos .………………………………………………………………………………………..38

2
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

15.3 Etapas del proyecto ………………………………………………………………………………………….............................38

15.4 Relaciones entre planes, programas y proyectos……………………………………………..42


16.CAPÌTULO 2: ENFOQUES Y MÈTODOS DE LOS PROYECTOS……………………………………… 42

16.1 Enfoque de Planificación de proyectos orientada por objetivos(ZOOP)………………………………. 42

16.2. Enfoque del marco lógico……………………………………………………………………… .46


16.3. Metodología General Ajustada (MGA)………………………………………………………. …………. 48

17. CAPÌTULO 3: DISEÑO DEL PROYECTO…………………………………………………………. …….. 50

17.1 Aspectos formales de la propuesta……………………………………………………………. 50

17.2 Elaboración de la propuesta……………………………………………………………………. 51


18. CAPÌTULO 4: GESTIÒN DE PROYECTOS DE SALUD COMUNITARIA…………………………….. 54

18.1 Conceptualización de gestión de proyectos………………………………………............................... 54

18.2 Ciclo de vida de un proyecto comunitario…………………………………………............................... 54

18.3 Modelos de gestión del proyecto……………………………………………………..……………………56

18.4. Evaluación de la unidad Nº2………………………………………………………………………………………………………57

18.5 EJERCICIOS O TAREAS DE AUTOEVALUACIÒN…………………………………………………….58

19. UNIDAD Nª3 OPERACIONALIZACIÒN DEL PROYECTO DE SALUD COMUNITARIA ……. ... ...61

20. INTRODUCCIÒN…………………………………………………………………………………………… 61

21. OBJETIVOS…………………………………………………………………………………………………. 61

22. COMPETENCIAS…………………………………………………………………………………………… 61

23.CAPITULO 1 OPERACIONALIZACIÒN DEL PROYECTO……………………………………………... 61

23. CAPÌTULO 1: Formulación del proyecto…………………………………………………62

24. Capítulo 2: Ejecución del proyecto…………………………………………………………………………63

24.1 Seguimiento de un proyecto……………………………………………………………………………….65

24.2 EJERCICIOS O TAREAS DE AUTOEVALUACIÒN…………………………………………………….66

25.UNIDAD N°4: EVALUACIÒN DE LA GESTIÒN DE PROYECTOS DE SALUD COMUNITARIA ……68

26. INTRODUCCIÒN……………………………………………………………………………………………..68

28. COMPETENCIAS……………………………………………………………………………………………68

29. CAPÌTULO 1.Evaluaciòn del proyecto……………………………………………………………………..68

29.1¿ Què es “evaluar?............................................................................................... .......69

3
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

29.2 Propósito de la evaluación………………………………………………………………………….........69


30. CAPÌTULO 2 Tipos de evaluación…………………………………………………………………………70
30.1 Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo evaluar? ………………………………………………………………… 71

31. CAPÌTULO 3: Indicadores de la evaluación …………………………………………………………….72


31.1Cómo deben ser entonces los indicadores?................. ........................................................73
31.2 EJERCICIOS O TAREAS DE AUTOEVALUACIÒN……………………………………………………73
32. Glosario………………………………………………………………………………… 74

4
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

1.INTRODUCCIÓN
El presente curso se propone formar a los Administradores en Salud en la elaboración,
ejecución y evaluación de propuestas que contribuyan al desarrollo de las comunidades.
En el intervalo del curso se ofrece la oportunidad de reflexionar sobre los saberes que
debe tener este profesional para entrar al mundo de la competitividad.
Estos saberes son instrumentos que precisan y estructuran las teorías, principios y
conceptos propios del saber hacer. En el saber hacer se aplican los procesos y
procedimientos que contribuyen a adquirir las competencias necesarias para el Commented [JM1]:
desempeño profesional y en el Saber Ser se desarrollan los valores y actitudes de ese Commented [JM2R1]:
hacer, buscando sensibilizar a este administrador para que desde su rol incluya planes
y proyectos que incidan en el desarrollo social de las comunidades.
La temática que se ajusta a este proceso está relacionada con la gestión, la participación
social y comunitaria, la Comunidad y su entorno, diagnóstico comunitario, liderazgo y
empoderamiento, grupos comunitarios organizados, proyectos, tipos de proyectos,
diseño, ejecución y evaluación de proyectos comunitarios.
Mediante la práctica del curso de Gestión de Proyectos de Salud Comunitaria la
Universidad, la Facultad de Ciencias de la Salud y el Programa Administración en Salud
hacen acercamiento a las comunidades en pro del fortalecimiento de la relación entre la
Universidad y el entorno social.

Para el cumplimiento exitoso de las competencias de este curso se sugiere leer con
mucha atención las orientaciones metodológicas que debe realizar cada estudiante con
apoyo en los recursos presentados en cada unidad y capitulo presentado en el módulo.

5
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

2.MÓDULO DE GESTIÒN DE PROYECTOS COMUNITARIOS

2.1 ORIENTACIONES METODOLÒGICAS PARA ELAPRENDIZAJE INDEPENDIENTE


Y EL USO DEL MÒDULO
La orientación metodológica que este curso propone tiene que ver con la orientación del
Programa y de la universidad misma, denominado autoaprendizaje, en el cual el
estudiante aprende mediante la aplicación de los tres momentos.

El primero de ellos la familiarización pone en contacto al estudiante con los conceptos


teóricos o con conceptos de diferentes corrientes, teniendo como fin estructurar
cognoscitivamente habilidades para el discernimiento y la crítica, buscando que el
estudiante desarrolle herramientas que le permitan organizar y trasformar la información
que recibe de cada una de las fuentes.

En un segundo momento (Producción) el estudiante logra mediante pares homólogos


como son sus compañeros (heteroevaluación, cooperación y colaboración), confrontar
los conceptos o la información recibida en forma individual para en una controversia
realizar críticas y establecer conceptos más complejos y organizados, asistidos por el
tutor quien realiza la coevaluación para verificar la apropiación de los nuevos conceptos.

La estructuración de un concepto o la validación de una información se debe dar en el


tercer momento, (Reproducción-creación) donde el estudiante en conjunto con el
docente, buscan establecer criterios para la escogencia de saberes históricamente
validos o científicamente comprobados.

Queremos invitarle a que en cada módulo observe el objetivo, las competencias, las
actividades que se anuncian, y según éstas se organice en el tiempo teniendo en cuenta
las horas de las que puede disponer para el logro de tareas.

Nosotros calculamos que requiere de dos horas diarias.

El curso propone trabajar con una rutina propia. Aquí les proporcionamos algunas ideas:

Seleccione un lugar y hora diaria para trabajar en el curso, abra el espacio con
la certeza de que este le reportará un apoyo a su actividad laboral.
Organice las tareas en el tiempo, si ve que le queda complicado en alguna
semana, avísele al tutor para que este le dé ideas o le ayude.
Todos los días lea o revise las discusiones en cada curso (comunicación – foro)
y haga sus aportes, no olvide realizar su propia síntesis a medida que va leyendo.
Trabaje con mucha responsabilidad haga las tareas no solo por enviarlas y
cumplir, sino con mucha capacidad y disciplina de autoestudio para diseñar y
controlar el propio aprendizaje, establecer y programar un Plan de Trabajo en
equilibrio con el tiempo personal en el que organice el tiempo de su estudio

6
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

independiente, sus tareas y las fechas últimas de entrega, inicie con las tareas
urgentes, luego atienda las demás
Los productos solicitados deberán estar en el espacio de tareas a más tardar el
último día de la semana académica para poder recibir la información de retorno
oportunamente. Cada tarea debe referenciarse de acuerdo con la unidad y el
capítulo. Mantenga siempre una actitud positiva, tenga mucha capacidad de
esfuerzo y de automotivación sin necesidad de condicionantes extrínsecos,
recuerde que esto lo hace por usted, concientícese de su necesidad de
aprendizaje permanente y continuo, mantenga su interés por participar en este
proceso de formación adaptándose a nuevas formas de aprender.
Tenga mucha confianza en sí mismo y en sus capacidades de aprendizaje y haga
empatía con su tutor, tenga buena capacidad de comunicación e interacción,
trabajo colaborativo y cooperativo. Actualice sus agendas con el correo
electrónico y celular del tutor y de sus compañeros, esto le permitirá una
comunicación activa.
Recuerde sus conocimientos previos de cada tema y no olvide asociar las
lecciones aprendidas en los módulos anteriores y realizar los ejercicios de
autoevaluación.

Con respeto y cariño,

Los autores

7
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

3.UNIDAD 1 PARTICIPACIÒN SOCIAL

4.INTRODUCCIÓN

En el contexto actual hay que asumir la participación social en un sentido amplio ya que
tiene que ver con las relaciones sociales, con la producción y usufructo de la cultura, y
por ello con las relaciones de poder. Por esto estudiar y promover la participación social,
parte de asumir que hay quienes no participan o quienes no lo hace de una manera
suficiente. Esto justifica impulsar procesos de participación social en la lógica del
desarrollo comprendido en relación con una visión de bienestar definido por la propia
comunidad (la salud incluida). La intencionalidad de la participación social se comprende
así, necesariamente, en su propósito de transformar las relaciones sociales y socializar
la cultura. Cualquier persona tiene derecho a una asistencia digna, a ser partícipe de
programas que lo motiven a conocer y reflexionar acerca de los factores de riesgo que
puedan amenazar su ambiente, a educarse para protegerse de ellos, a participar en
procesos para el desarrollo de un ambiente adecuado para la convivencia.

5.OBJETIVO DE LA UNIDAD Nº1

 Alimentar el espíritu crítico y el proceso de movilización de los estudiantes con


una perspectiva de transformación social.

6.COMPETENCIAS

SABER
 Reconoce los conceptos y fundamentos de la participación social, ciudadana y
comunitaria.
 Identifica y promueve las condiciones, enfoques, estrategias y dinámicas que
favorecen la movilización social para una acción comunitaria participativa de
desarrollo en su comunidad.
 Reflexiona acerca de los principales problemas de las comunidades

SABER HACER
 Elabora protocolos, mapas conceptuales y proyectos utilizando conceptos
fundamentos de los proyectos comunitarios
 Aplica los métodos de la investigación científica.

SABER SER:
 Asimila la importancia de la participación comunitaria
 Actúa científicamente al aplicar los métodos de la investigación.

8
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

 Valorar las acciones comunitarias

PRESABERES

Antes de iniciar el recorrido por el desarrollo de esta Unidad, miremos como nos encontramos
conceptualmente con las palabras, participación social, comunidad y ciudadanía. Respondamos
a conciencia.

¿Qué significa la participación social?


¿Qué es ciudadanía?
¿Es posible vivir en una comunidad sin organización?
¿Qué conoce usted de un comité de participación comunitaria (COPACO) ?
¿Qué es una veeduría ciudadana?

7.CAPÌTULO 1: Participación ciudadana, social y comunitaria


7.1. Participación ciudadana
La participación de los sujetos es tan diversa según el escenario en el que se encuentre,
que hablar de participación es entrar en la diversidad y complejidad del espacio, tiempo,
características, razones, del por qué se debe hacer acto de participación. Sin embargo,
entrar en el debate de la participación ciudadana en las comunidades, ya va delimitando
aspectos, qué, la misma acción de participar va demarcando, puede significar hacer acto
de presencia, tomar decisiones, estar informado de algo, opinar gestionar o ejecutar;
desde estar simplemente apuntado o ser miembro de, o implicarse en algo totalmente.
A través de la participación ciudadana se establece una relación más estrecha entre la
comunidad y las autoridades, es decir es una forma de colaboración para conseguir
hacernos oír y lograr por ejemplo que nuestro municipio se haga cargo de la construcción
de un pequeño puente, o de un comedor infantil.

Una forma de participar es la identificación de problemas y necesidades, para lograr su


integración en la definición de políticas, programas o proyectos de desarrollo. La
importancia de la participación ciudadana radica entre otras cosas:

Los ciudadanos podemos hacer llegar a la autoridad nuestras necesidades, demandas


o sugerencias. Los ciudadanos podemos participar desde el proceso de identificación de
necesidades, formulación de proyectos, ejecución, evaluación y seguimiento aportando
de acuerdo a nuestras posibilidades. La preocupación central de una democracia
auténtica consiste en garantizar que todos los miembros de la sociedad tengan una
posibilidad real e igual de participar en las decisiones colectivas. Así, cuando nuestra
Constitución establece desde su primer artículo que Colombia es una República
democrática y participativa, está asumido el reto y el compromiso de promover la
participación ciudadana en todos los espacios de la vida social.

Los mecanismos de participación ciudadana son una serie de herramientas establecidas


en la Constitución de 199 para asegurar e incentivar la movilización de la población
colombiana. Todos los individuos de nuestra sociedad con capacidad de voto tienen el

9
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

derecho de poner en práctica el uso de los mecanismos de participación para asegurar


su participación en la toma de decisiones y la resolución de los problemas que afectan
el bien común. El objetivo de los mecanismos de participación ciudadana es brindar
garantías y beneficios para que el pueblo colombiano pueda incidir en cambios dentro
de los sistema as judicial, ejecutivo y legislativo.

* Garantías que brinda

* Los mecanismos brindan las siguientes garantías:

* Votar de manera privada

* Proteger y brindar seguridad a los participantes de votaciones, huelgas, paros,


manifestaciones etc.

* Brindar garantías para la libertad de elegir a los representantes políticos según


convicción de cada ciudadano..

* Garantizar que las leyes se cumplan por parte del Gobierno.

* Beneficios

* Una respuesta efectiva y obligatoria por parte de los entes del gobierno.

* El establecimiento de una relación más directa entre el Gobierno y el pueblo. Por


ejemplo, los mecanismos de participación le dan la posibilidad a los votantes de fiscalizar
si el Gobierno está cumpliendo el programa que presentó durante la campaña y por el
cual fue elegido por la mayoría.

* Beneficios menores, como aquellos que se les ofrece a los votantes por su sufragio,
reflejados en rebajas del precio en las pensiones por matricula, rebajas de tiempo en el
servicio militar obligatorio, días libres de trabajo, etc.

* Todos estos beneficios y garantías se brindan para que la gente no se ausente del
mundo político del país; es decir, para que, por medio de su participación a través de
estos mecanismos, esté al tanto de las decisiones estatales que afectan sus vidas de
forma positiva o negativa.

Conoce entonces los mecanismos de participación ciudadana que plantea la


Constitución

A través de toda una serie de herramientas consagradas en la Constitución y reguladas


en las leyes nacionales, los colombianos podemos entablar una relación directa con las
autoridades públicas, dar a conocer nuestras propuestas, presionar para que sean
adoptadas, opinar sobre asuntos públicos, exigir el cumplimiento de las normas, vigilar
la conducta de los dirigentes, tomar decisiones que nos afectan a todos o sancionar a

10
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

los gobernantes que actúan de forma equivocada, entre otras formas de participación.
Para ello, se han establecido una serie de mecanismos de participación que tienen la
naturaleza de un derecho político fundamental, atribuido a todo ciudadano, con el
objetivo de que cada uno pueda participar en la conformación, ejercicio y control del
poder político. La Ley 134 de 1994, que reglamenta todo lo relativo a mecanismos de
participación ciudadana, regular detalladamente: la iniciativa popular legislativa y
normativa, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, el plebiscito y el
cabildo abierto.

* Mecanismos de participación política

El voto, herramienta mediante la cual el ciudadano colombiano elige de manera activa a


las personas que considera idóneas para su representación en las instituciones del
gobierno (Presidencia, vice-presidencia, Cámara de representantes, Senado, Alcaldías,
Gobernaciones, Concejos distritales y municipales, Alcaldías locales).

El plebiscito, herramienta utilizada por el Presidente de la República para refrendar una


decisión con la opinión del pueblo. El Presidente anuncia el uso del plebiscito y los
ciudadanos votan para apoyar o rechazar la decisión puesta en cuestión.

El referendo, herramienta utilizada para convocar a los ciudadanos a la aprobación o al


rechazo de un proyecto de ley o una norma jurídica vigente. El referendo puede ser
nacional, regional, departamental, distrital, municipal o local.

El referendo Derogatorio y Aprobatorio, herramienta mediante la cual se pone a


consideración de la ciudadanía la derogación o aprobación de una ley, una ordenanza,
un acuerdo o una resolución local.

La consulta popular, herramienta mediante la cual se plantea una pregunta de carácter


general sobre un asunto de trascendencia nacional, departamental, municipal, distrital o
local, por parte del Presidente de la República, el Gobernador o el Alcalde, para que los
ciudadanos se pronuncien al respecto. Este mecanismo puede ser utilizado para
convocar una Asamblea Constituyente, con el fin de someter a consideración popular las
decisiones allí establecidas.

El cabildo abierto es la reunión pública de los concejos distritales, municipales y de las


juntas administradoras locales (JAL), con el objetivo de que los habitantes puedan
participar directamente en la discusión de asuntos de interés para comunidades.

La Iniciativa Popular es el derecho político de un grupo de ciudadanos de presentar


proyectos de ley y de acto legislativo (que pretende reformar la constitución) ante el
Congreso de la República, de ordenanza ante las Asambleas Departamentales, de
acuerdo ante los Concejos Municipales o Distritales y de resolución ante las Juntas
Administradores Locales (JAL), y demás resoluciones de las corporaciones de las
entidades territoriales, de acuerdo con las leyes que las reglamentan, según el caso,

11
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

para que sean debatidos y posteriormente aprobados, modificados o negados por la


corporación pública correspondiente.

La Revocatoria del Mandato es un derecho político por medio del cual los ciudadanos
dan por terminado el mandato que le han conferido a un Gobernador o a un Alcalde.

La tutela es el mecanismo creado en el artículo 86 de la Constitución de 1991, mediante


el cual toda persona puede reclamar ante los jueces la protección inmediata de sus
derechos constitucionales fundamentales, cuando estos resultan vulnerados o
amenazados por la acción o la omisión de cualquier autoridad pública o de los
particulares en los casos.

7.2 Participación social

La participación social es la capacidad real que poseen las personas y las


comunidades para incidir de manera efectiva en los asuntos de interés común que
afectan su desarrollo individual y colectivo. Se entiende por participación social a
aquellas iniciativas sociales en las que las personas toman parte consciente en un
espacio, posicionándose y sumándose a ciertos grupos para llevar a cabo
determinadas causas que dependen para su realización en la práctica, del manejo de
estructuras sociales de poder. La participación se entiende hoy como una posibilidad
de configuración de nuevos espacios sociales o como la inclusión de actores sociales
en los movimientos sociales, en organizaciones gubernamentales y no
gubernamentales, o como la presencia en la esfera pública para reclamar situaciones
o demandar cambios.

La Participación social en la Constitución de 1991

Desde el preámbulo de la Constitución Política de 1991 encontramos el marco en el cual


se pretende desarrollar el Estado en Colombia que es calificado como Estado Social de
Derecho, democrático y participativo. El Estado ha sido tradicionalmente considerado
como de derecho, donde las decisiones de las autoridades se tienen que basar en los
postulados de la ley y no en la arbitrariedad o discrecionalidad de éstas; democrático
donde las decisiones se toman por mayorías; y participativo donde se introduce el gran
cambio cualitativo, que representa un verdadero avance de la nueva Constitución, para
generar la transición del Estado representativo al Estado participativo.

12
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Entendemos que es un avance en el constitucionalismo actual del país pasar de un


Estado representativo a un Estado participativo. Así los destinatarios finales de las
normas, es decir las personas que deben obedecer las normas, son las que pueden y
deben participar en la creación de las mismas, al igual que en la toma de decisiones de
la administración que las afecten.

La Constitución Política de 1991 surge en un momento en el cual se venían ejerciendo


en el país una serie de presiones tendientes a lograr la apertura a mayores espacios
democráticos. De allí que este fue uno de los argumentos que con mayor énfasis se
utilizó para impulsar el nacimiento de la nueva Constitución. Por ello, es importante
comprender cuáles son los rasgos característicos de este sistema de participación, para
lo cual conviene aludir al propósito que persigue la democracia participativa. La Corte
Constitucional1 señala que tal finalidad es otorgar al ciudadano la certidumbre de que no
será excluido del debate, del análisis, ni de la resolución de los factores que inciden en
su vida diaria. La participación se concibe como principio fundante del Estado y fin
esencial de su actividad, lo que implica para sus autoridades el deber de promoverla. La
Corte Constitucional teóricamente resalta la importancia de la participación ciudadana y
no duda en aseverar que "el fortalecimiento y la profundización de la democracia
participativa fue el designio inequívoco de la Asamblea Nacional Constituyente ...

En principio podemos decir que se participa para:

- Decidir, - Presentar iniciativas de origen popular, - Concertar y negociar, - Gestionar, -


Fiscalizar y - Controlar.

La participación social la encontramos en casos como los siguientes:

1. En las juntas directivas de las empresas que prestan servicios públicos. Esta se
presenta en la prestación de un servicio público o en la ejecución de una obra mediante
contratación con la administración municipal (136/94).

2. En veedurías o sistemas de vigilancia de la gestión pública. Esta se presenta en el


control de la administración pública a través de las veedurías ciudadanas.

3. En los planes de desarrollo. Esta se presenta especialmente en la preparación de los


planes integrales de desarrollo municipal (Decreto 1306 de 1980).

4. En las juntas administradoras locales -JAL-. Por ejemplo en la presentación y


promoción de una propuesta normativa o en la participación directa en la dirección de la
misma JAL.

5. Los jóvenes en organismos públicos o privados que tengan a cargo su protección o


educación.

13
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

6. En los organismos de salud. En los procesos de diagnóstico, formulación y elaboración


de planes, programas y proyectos de salud en los comités de participación comunitaria
de las instituciones locales de salud -COPACOS- (Ley 10 de 1990).

7. Los trabajadores en las empresas a las que pertenecen (artículo 60 de la C.P.).

8. Los consumidores y usuarios de bienes y servicios (artículo 78 de la C.P).

9. En los procesos administrativos ambientales (artículo 69 y 72 de la Ley 99 de 1993).

7.3 Participación comunitaria

La participación comunitaria se entiende como una toma de conciencia colectiva de toda


la comunidad, sobre factores que frenan el crecimiento, por medio de la reflexión crítica
y la promoción de formas asociativas y organizativas que facilita el bien común; es decir,
se pretende vincular a la comunidad para la:

Investigación de sus propios problemas, necesidades y recursos existentes.


Formulación de proyectos y actividades.
Ejecución de proyectos mancomunados entre las comunidades y las Instituciones.
Evaluación de las actividades que se realizan en cada proyecto.

En ocasiones con nuestra participación en el ámbito local de nuestro municipio, los


ciudadanos podemos expresar nuestros problemas y así podremos participar en las
decisiones locales que nos afecten.

La participación tiene distintas vertientes, por una parte, la participación dentro de la


comunidad, esto es lo que denominamos participación comunitaria, a través de ella
nuestra comunidad se organiza frente a las adversidades, o simplemente con el objetivo
de lograr un mayor bienestar procurando el desarrollo de la comunidad.

7.3.1 Mecanismos de participación comunitaria

1.) Comités de Participación Comunitaria (COPACOS):

Es una de las máximas formas de organización comunitaria, diseñada para conseguir


que la comunidad, a través de sus organizaciones, y el Estado, a través de sus
funcionarios, se integren y se pongan de acuerdo en materia de salud; los espacios de
participación que tienen los COPACOS son las juntas directivas de los organismos de
salud, los comités de ética hospitalaria y los consejos territoriales de planeación y operan
mediante la creación de comisiones o mesas de trabajo.

Función de los COPACOS

14
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

* Participan en las actividades de planeación, asignación de recursos y control del gasto


en todo lo concerniente a la salud de la localidad.

* Intervienen en el diagnóstico, la programación, el control y la evaluación de los servicios


de salud.

* El COPACO debe conocer las propuestas de salud del municipio y el Plan de desarrollo
para velar por su cumplimiento.

* Verifican que los recursos procedentes de las diversas fuentes de financiación para la
salud se manejen apropiadamente.

* Estimulan la presentación de propuestas por parte de las diferentes entidades


interesadas, para que capaciten o investiguen según las necesidades determinadas por
el plan local de salud.

* Vigilan que las tarifas y copagos por los servicios prestados correspondan al nivel
socioeconómico de los usuarios

* ESPACIOS PARA EL EJERCICIO DE LA PARTICIPACIÓN COMUNITARIA EN SALUD


COMITÉS DE PARTICIPACIÓN COMUNITARIA:

En los municipios se deben conformar los Comités de Participación Comunitaria en Salud


establecidos por las disposiciones legales como un espacio de concertación entre los
diferentes actores sociales y el Estado, para cuyos efectos estarán integrados así:

Funciones de los Comités de Participación Comunitaria:

Intervenir en las actividades de planeación, asignación de recursos, vigilancia y control


del gasto en todo lo atinente al SGSSS, en su respectiva jurisdicción. Participar en el
proceso de diagnóstico, programación control y evaluación de los servicios de salud.
Presentar planes, programas y prioridades en salud a la junta directiva del organismo de
la entidad de salud. Gestionar la inclusión de planes, programas y proyectos en el Plan
de Desarrollo de la respectiva entidad territorial para buscar la cofinanciación a nivel
nacional. Proponer y participar

prioritariamente en los programas de atención preventiva, familiar, extra hospitalaria y de


control de medioambiente. Concertar con las dependencias del SGSSS, entidades
públicas y privadas todas las actividades de atención a personas, teniendo en cuenta la
integración funcional. Proponer a quien corresponda la realización de programas de
capacitación e investigación según necesidades del Plan Local.

Consultar e informar a la comunidad del área de influencia sobre las actividades y


discusiones del comité y las decisiones de los respectivos organismos y entidades de
salud. Impulsar el proceso de descentralización y la autonomía local y departamental a
través de la participación en las Juntas Directivas. Elegir un representante al Consejo

15
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Territorial de Planeación en la Asamblea General de los COPACOS. Verificar que los


recursos provenientes de las diferentes fuentes de Financiamiento se Administren
adecuadamente. Velar porque los recursos de salud, de fomento de la salud y prevención
de la enfermedad, destinados a la gestión social de salud, se incluyan en los planes de
salud de la entidad territorial. Solicitar a los alcaldes y los concejos municipales la
convocatoria de consultas populares para asuntos de interés en salud. Adoptar su propio
reglamento y definir la periodicidad y coordinación de las reuniones, los responsables de
las actas y demás aspectos inherentes a su organización y funcionamiento. Evaluar
anualmente su propio funcionamiento y aplicar los correctivos necesarios cuando fuere
necesario.

Los Comités de Participación Comunitaria o "COPACOS", tendrán asambleas


municipales, para la planeación, concertación, evaluación y elección democrática de sus
representantes ante los organismos:

Junta Directiva y Comité de Ética Hospitalaria de la Empresa Social del Estado.

Los comités podrán obtener personería jurídica si lo consideran pertinente para el


desarrollo de sus funciones, así mismo elaborarán su propio reglamento de
funcionamiento, determinando los objetivos, las funciones, los comités de trabajo, sus
responsabilidades, la periodicidad de las reuniones, las causas para remover los
representantes de las organizaciones, los órganos donde tienen representación y la
forma de nombrarlos ante ellos.

De las reuniones que realicen deben hacer actas. Cuando la composición de los comités
sea muy numerosa o cuando sus funciones lo requieran, podrán organizar comisiones o
grupos de trabajo de acuerdo con las áreas prioritarias identificadas.

Podrán asistir y ser convocados a las sesiones de los Comités de Participación


Comunitaria los servidores públicos o los trabajadores que laboren en el Sistema General
de Seguridad Social en Salud en el municipio bien sean de empresas públicas,

mixtas o privadas, a fin de que aclaren o expliquen aspectos que el comité considere
indispensables. Los servidores públicos o trabajadores citados podrán delegar a otro
que estimen tenga mayor conocimiento del tema y/o capacidad de decisión sobre el
asunto requerido.

2.) Veedurías en Salud:

Es una herramienta de vigilancia y control que ejerce la ciudadanía sobre el Estado,


además tiene la facultad de conocer, monitorear, opinar, presentar observaciones y pedir
rendición de cuentas a los servidores públicos o contratistas. Cualquier ciudadano puede
ser veedor; el único requisito que se requiere es que sea una persona que esté
capacitada para ocupar dicha función. También las organizaciones o asociaciones
comunitarias se pueden convertir en veedoras haciendo su respectiva inscripción ante la
personería o Cámara de Comercio.

16
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

De acuerdo con la ley 850 del 18 de Noviembre de 2003; se entiende por veeduría
Ciudadana el mecanismo democrático de representación que le permite a los ciudadanos
o a las diferentes organizaciones comunitarias, ejercer vigilancia respecto a las
autoridades, administrativas, políticas, judiciales, electorales, legislativas y órganos de
control, así como de las entidades públicas o privadas, organizaciones no
gubernamentales de carácter nacional o internacional que operen en el país, encargadas
de la ejecución de un programa, proyecto, contrato o de la prestación de un servicio
público. 1.2.1 Procedimiento para la conformación de las veedurías:

Para efectos de lo dispuesto en el artículo anterior, las organizaciones civiles o los


ciudadanos, procederán a elegir de una forma democrática a los veedores, luego
elaborarán un documento o acta de constitución en la cual conste el nombre de los
integrantes, documento de identidad, el objeto de la vigilancia, nivel territorial, duración
y lugar de residencia. La inscripción de este documento se realizará ante las personerías
municipales o distritales o ante las cámaras de comercio, que deberán llevar registro
público de las veedurías inscritas en su jurisdicción.

Objeto de las veedurías: La vigilancia de la gestión pública por parte de la Veeduría


Ciudadana se podrá ejercer sobre la gestión administrativa, con sujeción al servicio de
los intereses generales y la observancia de los principios de igualdad, moralidad,
eficacia, economía, celeridad, imparcialidad, y publicidad

Las veedurías ejercen vigilancia preventiva y posterior del proceso de gestión, haciendo
recomendaciones escritas y oportunas ante las entidades que ejecutan el programa,
proyecto o contrato y ante los organismos de control del Estado para mejorar la eficiencia
institucional y la actuación de los funcionarios públicos.

Deberes de las Veedurías:

a. Recibir informes, observaciones, y sugerencias que presenten los particulares, las


comunidades organizadas, las organizaciones civiles y las autoridades, en relación con
las obras, programas y actividades objeto de veeduría.

b. Comunicar a la ciudadanía, a través de informes presentados en asambleas generales


o reuniones similares de los habitantes y de las organizaciones de la comunidad, los
avances en los procesos de control y vigilancia que estén realizando.

c. Definir su propio reglamento de funcionamiento y los mecanismos de regulación del


comportamiento de sus miembros.

Funciones tienen las veedurías:

 Vigilar los procesos de planeación.


 Recibir los informes, observaciones y sugerencias que presenten los ciudadanos
y organizaciones en relación con las obras o programas que son objeto de
veeduría

17
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

 Comunicar a la ciudadanía, mediante asambleas generales o en reuniones, los


avances de los procesos de control o vigilancia que desarrollen.
 Remitir a las autoridades correspondientes los informes que se desprendan de la
función de control y vigilancia en relación con los asuntos que son objeto de
veeduría.
 Denunciar ante las autoridades competentes los hechos o actuaciones
irregulares.
 Acatar el régimen de prohibiciones e impedimentos señalados por esta Ley.
 Inscribirse en el registro de las personerías municipales y distritales o Cámaras
de Comercio.

3.) Asociación o Liga de Usuarios:

 Las asociaciones de usuarios son las agrupaciones de afiliados que tienen


derecho a utilizar los servicios de salud, y son personas afiliadas tanto al régimen
Contributivo, Subsidiado y de la población pobre y vulnerable (vinculada), las
asociaciones de usuarios velan fundamentalmente por la calidad del servicio y la
defensa de los derechos y deberes de todos los usuarios.
 Los objetivos principales de estas alianzas o asociaciones son: fortalecer la
capacidad negociadora; proteger los derechos en salud reconocidos por las
disposiciones; defender a los usuarios; representar a los afiliados ante las
Instituciones Prestadoras de Servicios de salud y las Entidades Promotoras de
Salud; y velar por la calidad del servicio de salud.

¿Quiénes pertenecen a la Asociación o Liga de Usuarios?:

 Toda la población que esté afiliada al Sistema General de Seguridad Social en


Salud (SGSSS) a través de los regímenes Contributivo, Subsidiado y la población
pobre no asegurada (conocida como vinculada), o sea aquellas personas que son
atendidas en las Empresas Sociales del Estado (ESE) con recursos que el
gobierno transfiere, los cuales podrán pertenecer a la Asociación de Usuarios, de
tal manera que se debe mantener un libro de registro para dicho procedimiento
en forma permanente, ya que este es un espacio abierto, no cerrado. Se sugiere
que todo este procedimiento se haga a través de la oficina del Servicio de
Información y Atención al Usuario (SIAU) y/o Servicio de Atención al Cliente.
 Una persona adquiere la calidad de usuario cuando haya hecho uso del servicio
y por lo tanto goza del derecho legal de formar parte de una asociación, liga o
alianza de usuarios y se deben constituir en las empresas Promotoras de Salud
(EPS) Régimen Subsidiado y contributivo. En las instituciones Prestadoras de
 Servicio de Salud (IPS) y en las Empresas Sociales del Estado (ESE) tanto de
carácter privada, mixta o pública.

¿Cómo se forma una IPS o ESE?

 En las IPS o ESE, donde se presta el primer (I) nivel de atención, en donde se
utiliza tecnología sencilla, simple y procedimientos de atención de menor

18
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

complejidad, con el fin de atender problemas de salud de resolución, para lo cual


se emplea personal como médico general, técnica y auxiliar, se debe realizar una
convocatoria amplia y transparente, la cual debe incluir a los afiliados que tengan
como prestadora de servicios de salud esa institución y aquellos que por razones
de residencia pertenezcan a la jurisdicción territorial respectiva, en vista de que
son potenciales demandantes de servicios.
 En la IPS o ESE, donde se presta el segundo (II) y tercer (III) nivel de atención,
lo cual significa que los servicios que allí se prestan requieren de más alta
tecnología y la complejidad de los procedimientos de atención exigen por lo tanto
que los médicos, enfermeras y personal técnico y auxiliar sean especializados,
se convocará la Asamblea General, para los afiliados del régimen Contributivo y
Subsidiado que tengan como institución prestadora ese hospital y/o a los usuarios
que hayan sido atendidos el último año de acuerdo a los registros institucionales.

Periodo de vigencia de las Asociaciones de Usuarios

 Las Asociaciones de usuarios se constituirán con un número plural de usuarios,


de los convocados a la Asamblea de Constitución por la respectiva institución y
podrán obtener su reconocimiento como tales por la autoridad competente, de
acuerdo con las normas legales vigentes.
 La Alianzas garantizarán el ingreso permanente de los diferentes usuarios.
 1.3.5 Periodo de los delegados de las Asociaciones de Usuarios ante las
distintas instancias que tienen representación:
 El Decreto 1757 de 1994, en su artículo 12, es claro establecer que “Las alianzas
o asociaciones de usuarios elegirán sus representantes en asamblea general, y
entre los elegidos de éstas si hubiere varias asociaciones o alianzas de usuarios,
para periodos de dos (2) años. Y eso delegado incluye al delegado ante las Juntas
Directivas de las Empresas Sociales del Estado, pues aunque el Decreto 1876
de 1994 establece que los integrantes de las Juntas Directivas de las Empresas
Sociales del estado tendrán periodos de 3 años, el Ministerio de la Protección
Social precisó a través del Concepto 1232 (Bogotá D.C,3 de marzo de 2006), que
el Decreto 1757 de 1994 en una norma específica y esta prevalece sobre la
general como es el caso del Decreto 1876 de 1994, ratificando el periodo de 2
años para estos delegados.

7.3 Concepto de comunidad

El término comunidad generalmente se refiere a un grupo de personas que


comparten elementos en común: territorio, cultura, valores, intereses, etc. Una
comunidad tiene una identidad que la diferencia de otras comunidades. En el marco de
este programa de formación nos interesa entender la comunidad en un sentido amplio,
holístico. La comunidad asocia los seres humanos al conjunto de las otras formas de
vida que comparten el mismo ecosistema, el mismo territorio.

Se identifican dos grandes vertientes que confluyen en el concepto de comunidad, una


vertiente objetiva que el espacio geográfico, infraestructural e institucional (en este

19
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

sentido el lenguaje común identifica la comunidad con las personas que conforman un
barrio, localidad, entidad u organización), y una vertiente subjetiva que es el sentido de
pertenencia a esa localidad o entidad y las relaciones que en ella o con ella se generan,
es decir, la forma como las personas viven la comunidad y se insertan en ella con sus valores,
intereses y experiencias.

7.3.1 Participación y formación comunitaria

La comunidad para que tenga una activa participación en la formulación de sus planes
de desarrollo, requieren de una formación sólida desde el momento de la selección de
problemas, evaluación de alternativas de solución e implementación y ejecución de los
proyectos sociales, así como en la evaluación e interpretación de los resultados.

El proceso de la formación se debe dar en la capacitación, capacidad de reflexión y en


la acción a tomar en desarrollo de los proyectos o planes de desarrollo en respuesta a la
necesidad de solucionar los problemas que caracterizan su nivel inicial de vida. En
concordancia, una vez cumplida la formación, la comunidad debe estar en condiciones
de tomar sus propias decisiones participativas en los diferentes aspectos de las
actividades de su desarrollo y de las mejores condiciones del nivel de vida.

8. Capítulo 2. Marco Legal y normativo de la Participación

La Superintendencia Nacional de Salud, determina los parámetros de Inspección,


vigilancia y Control que permitan el óptimo funcionamiento de los procesos de
participación ciudadana señalados en la Constitución Política de Colombia, la ley 91 de
1989, la ley 100 de 1993, el Decreto 1757 de 1994, los Decretos 1301 de 1994 y 1795
de 2000, la Ley 352 de 1997, la ley 1122 de 2007, el Decreto 1018 de 2007 y las demás
normas pertinentes.

La Constitución Política de Colombia de 1991 en su preámbulo establece la participación


de toda la ciudadanía al indicar que "El Pueblo de Colombia, en ejercicio de su poder
soberano, representado por sus Delegatarios a la Asamblea Nacional Constituyente,
invocando la protección de Dios y con el fin de fortalecer la unidad de la nación y asegurar
a sus integrantes la vida, convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento,
la libertad y la paz, dentro de un marco jurídico, democrático y participativo que garantice
un orden político, económico y social justo, y comprometido a impulsar la integración de
la comunidad latinoamericana.

De igual manera, en el artículo 270 faculta a la ciudadanía para que intervenga


activamente en el control de la gestión pública al establecer: "La ley organizará las formas
y los sistemas de participación ciudadana que permitan vigilar la gestión pública que se
cumpla en los diversos niveles administrativos y sus resultados".

DECRETO 1757 DE 1994


Generalidades
Capítulo I: Formas de Participación en Salud

20
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Participación en salud. Las personas naturales y jurídicas participarán a nivel ciudadano,


comunitario, social e institucional, con el fin de ejercer sus derechos y d eberes en salud,
gestionar planes y programas, planificar, evaluar y dirigir su propio desarrollo en salud.

Ley 10 de 1990 habla sobre los principios básicos:

Universalidad, Participación ciudadana, Participación comunitaria, Complementariedad,


Integración funcional

LEY 80 DE 1993:

ARTICULO 66. DE LA PARTICIPACION COMUNITARIA. Todo contrato que celebren


las entidades estatales, estará sujeto a la vigilancia y control ciudadano.
Las asociaciones cívicas, comunitarias, de profesionales, benéficas o de utilidad común,
podrán denunciar ante las autoridades competentes las actuaciones, hechos u omisiones
de los servidores públicos o de los particulares, que constituyan delitos, contravenciones
o faltas en materia de contratación estatal. Las autoridades brindarán especial apoyo y
colaboración a las personas y asociaciones que emprendan campañas de control y
vigilancia de la gestión pública contractual y oportunamente suministrarán la
documentación e información que requieran para el cumplimiento de tales tareas.

El Gobierno Nacional y los de las entidades territoriales establecerán sistemas y


mecanismos de estímulo de la vigilancia y control comunitario en la actividad contractual
orientados a recompensar dichas labores.

Las entidades estatales podrán contratar con las asociaciones de profesionales y


gremiales y con las universidades y centros especializados de investigación, el estudio y
análisis de las gestiones contractuales realizadas

 Código Contencioso Administrativo Ley 1437 de 2011:

 Artículo 3, numeral. 6°:


“En virtud del principio de participación, las autoridades promoverán y
atenderán las iniciativas de los ciudadanos, organizaciones y comunidades
encaminadas a intervenir en los procesos de deliberación, formulación,
ejecución, control y evaluación de la gestión pública.

masiva tal información de conformidad con lo dispuesto en este Código (...)


.

21
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

 Ley 134 de 1994, por la cual se dictan normas sobre Mecanismos de Participación
Ciudadana.
 Las Juntas de Acción Comunal son organizaciones civiles que propenden por la
participación ciudadana en el manejo de sus comunidades. A la vez, sirven como
medio de interlocución con los gobiernos nacional, departamental y municipal y
buscan la creación de espacios de participación que jalonen el desarrollo en
barrios, corregimientos y veredas. Con ellas, los alcaldes también pueden fijar el
plan de desarrollo, concertar proyectos y vigilar su ejecución. La LEY 743 DE
2002, por la cual se desarrolla el artículo 38 de la Constitución Política de Colombia en
lo referente a los organismos de acción comunal.

Artículo 1°. Objeto. La presente ley tiene por objeto promover, facilitar, estructurar y
fortalecer la organización democrática, moderna, participativa y representativa en los
organismos de acción comunal en sus respectivos grados asociativos y a la vez,
pretende establecer un marco jurídico claro para sus relaciones con el Estado y con los
particulares, así como para el cabal ejercicio de derechos y deberes. Artículo 2°. Desarrollo
de la comunidad. Para efectos de esta ley, el desarrollo de la comunidad es el conjunto de
procesos económicos, políticos, culturales y sociales, que integran los esfuerzos de la
población, sus organizaciones y las del Estado, para mejorar la calidad de vida de las
comunidades.

9.Capítulo 3. Diagnóstico y comunidad

Cuando se va a hacer un proyecto comunitario es necesario tener en cuenta los


elementos de reflexión, las decisiones, los avances que se irán produciendo en la
elaboración de un perfil de proyecto y su implementación. La identificación del punto de
partida es muy importante: se trata de caracterizar bien la situación actual, tanto en sus
aspectos ecológicos, sociales, culturales, políticos, etc. Entre otros, se hará una
caracterización de la dinámica de la comunidad y se realizará un inventario de los
recursos, valores y saberes locales y ancestrales. Así se elaborará un diagnóstico
permitiendo elegir o construir un proyecto pertinente. Si ya se tenía una idea de proyecto,
el diagnóstico permitirá validar, precisar y bien contextualizar su implementación.

En una comunidad, las necesidades y/o los problemas pueden ser muchos y
seguramente hay una infinidad de sueños. Entonces, ¿qué necesidad se podrá
satisfacer, qué problema se podrá solucionar, qué iniciativa nos acercará a uno de los
sueños? Para identificar o elegir un proyecto pertinente y apropiado al contexto es muy
importante diagnosticar la situación inicial. El diagnóstico permite la identificación y la
comprensión de las realidades, los problemas, las necesidades, así como las
potencialidades y los límites del medio.

Delgado, Ritz y Escobar (2010) indican que una mejor calidad de vida se puede conseguir
no solo considerando el desarrollo económico, sino que también es necesario considerar
ámbitos integrales de comprensión y acción local en relación al entorno natural y social.
Los autores sostienen que se trata de conocer y considerar las cualidades culturales y el

22
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

contexto particular y global donde los actores locales desarrollan su vida cotidiana a partir
de expresiones objetivas materiales, sociales y espirituales.

El proceso de diagnóstico implica la búsqueda de varios tipos de información (Thuot y


Audet, 2002; Sauvé y Villemagne, 2003):

a) La búsqueda de información en relación con las características del medio y las


problemáticas socio-ecológicas: estructuras sociales, usos y costumbres, demografía,
diversidad étnica, características de género, lenguas, estilos de vida, representaciones y
espiritualidad, valores, estructura política, autoridades locales, organismos e
instituciones, estructura de poder, modos de propiedad, situaciones potencialmente
conflictivas, actividades de producción, formas locales de subsistencia, condiciones
climáticas, recursos naturales, estado del medio ambiente, impactos socio-ecológicos de
las actividades de producción, recursos e infraestructuras disponibles, capacidad de
ahorro y crédito, medios materiales y no materiales para llevar a cabo las acciones de
desarrollo, etc.;

b) La búsqueda de información sobre anteriores proyectos de desarrollo.

c) La clarificación de factores favorables o desfavorables (internos o exteriores al


proyecto) que pueden tener un efecto positivo o negativo sobre el proyecto.

El líder y la comunidad organizada, conjuntamente, realizarán la colecta de


informaciones teniendo cuidado de esclarecer el para qué se busca tal o tal información.
El líder podrá proponer una o más estrategias y herramientas para la elaboración del
diagnóstico comunitario, en él debe participar la mayor variedad y número de personas
de la comunidad porque, si bien existen problemas que aquejan a todos, la percepción
que de ello se tiene y el impacto que producen, varía de una persona a otra, y de un
grupo a otro. El diagnóstico será válido si consideran todos los tipos de organizaciones
y grupos sociales de la comunidad, hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, sin
ninguna exclusión.

9.1 Diagnóstico Comunitario de la situación de salud

Definición de diagnóstico comunitario en la salud:

El diagnostico de salud consiste en hacer un estudio objetivo del nivel de salud de una
comunidad mediante el análisis de los problemas y las necesidades de cada población,
así como los factores que influyen positiva y negativamente sobre dicho nivel de salud.
El diagnostico de salud es el primer paso en el proceso de planificación de una
intervención sanitaria.

Dicho diagnóstico de salud se realiza a partir de datos recogidos por diferentes métodos.
Ej.: registros, encuestas o cuestionarios, que se transforman en indicadores de salud y
que sirven para realizar la salud de cada población y para realizar comparaciones en él
y en grupos poblacionales. En 1957 la OMS recomendó el uso de determinados

23
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

indicadores sanitarios para evaluar el nivel de salud y de esta forma orientar las líneas
de actuación sanitaria en los países del mundo.

9.1.1 Metodología

La participación activa de la población en el análisis de la situación de salud, debe


involucrar como actor principal a la comunidad, la cual tiene la responsabilidad de
determinar dentro de las alternativas disponibles, cuáles problemas están en condiciones
de solucionar con éxito

Para lograr esto, existe la siguiente metodología:


I. Identificación de problemas.
II. Exploración de alternativas de solución.
III. Determinación de prioridades.

¿Para qué y por qué son importantes los diagnósticos?

El diagnóstico es el punto de partida para diseñar operaciones y acciones que permiten


enfrentar los problemas y necesidades detectadas en el mismo.

9.1.2 Impacto del diagnóstico en las diferentes fases de un proyecto

El diagnóstico en la fase de planeación:

Diagnósticos enfocados hacia un aspecto importante dentro del proyecto.


 Análisis y definición de un problema central.
 Análisis de los involucrados.
 Análisis de las alternativas.
 Priorización de acciones a desarrollar.
 Definición de objetivos.
 Elaboración de la matriz de planificación.
 Estudios de factibilidad.
 Definición del enfoque del proyecto.

El diagnóstico en la fase de ejecución:

 Sensibilizar o vincular a los destinatarios del proyecto.


 Mejorar el enfoque de algunos proyectos.
 Realizar actividades de capacitación y formación.
 Identificación y priorización de temáticas.
 El conocimiento de la historia, los recursos disponibles, la ubicación geográfica, el
equipamiento y los problemas de la zona en que habita el grupo
El diagnóstico en la fase de evaluación:

24
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

 Obtener una comprensión de la situación actual y la magnitud de los problemas que


el proyecto pretendía resolver en su inicio.
 Detectar los cambios o beneficios en la población

9.2 La comunidad y su entorno saludable

La acción comunitaria es un elemento fundamental para el fortalecimiento de los


servicios de promoción de la salud y prevención de enfermedades, asimismo, favorece
la aplicación de políticas públicas saludables y fomenta el desarrollo de entornos
favorables, impactando en una mejoría significativa de la calidad de vida de individuos,
familias y comunidades.

9.2.1 Concepto de entorno saludable

Entorno es el lugar donde las personas viven, trabajan, estudian y se recrean, puede ser:
la vivienda, la escuela, el barrio o la vereda; debe propiciar seguridad, protección,
intimidad y contribuir al bienestar de cada una de las personas que lo habitan.

El entorno está constituido por las condiciones:


Físicas (seguridad, recogimiento y protección) estudio, trabajo y
recreo

Culturales (independencia, bienestar) higiene, orden, valores y aseo

Sociales (armonìa y convivencia sana ) relaciones con otros, ambiente


e institución

Económicos, formas de producción y sostenimiento.

Para la formación de comunidades y entornos favorables es necesario promover el


desarrollo de conocimientos, aptitudes, actitudes y comportamientos favorables para la
salud individual, familiar, colectiva y ambiental, mediante el uso de mecanismos de
educación, orientación y atención. Todo esto en coordinación de los sectores público,
social y privado, logrando un doble abordaje al combinar información, sensibilización y
capacitación individual para manejar sus condiciones de salud, con cambios en los
entornos que favorezcan su actuar.

No es posible reducir los padecimientos de las prioridades de salud pública sin modificar
el entorno y los determinantes de los mismos. Por lo tanto, es importante orientar a las
autoridades y empoderar a la población a actuar sobre ellos. Esto se logra a través de
las acciones e intervenciones integrales de promoción con las comunidades.

25
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Los entornos saludables pueden generar una forma de trabajo conjunto entre los
diferentes sectores y grupos; estimula el intercambio de ideas y experiencias nacionales
e internacionales ya probadas en otros lugares, impulsa la creación de espacios físicos
y sociales donde las personas vivan, estudien y trabajen en condiciones higiénicas,
seguras y estimulantes para producir salud y mejorar su calidad de vida. Su propósito es
promover el desarrollo de entornos favorables para la salud, articulando acciones en
donde los diferentes sectores, autoridades locales, instituciones civiles y la población en
general se relacionen y participen en la identificación de necesidades y recursos, así
como en la elaboración de programas y planes específicos para su mejoramiento desde
una perspectiva integral de la problemática de la salud.

Su público objetivo será la población, que se interrelaciona en los siguientes espacios:


escuelas, sitios de trabajo, unidades médicas, vivienda, lugares de esparcimiento,
transporte, municipios y ciudades.

10. Capítulo 4. Estrategias para priorizar la problemática comunitaria existente

El Enfoque de Riesgo es un conjunto de principios éticos, conceptuales y


procedimentales, propuestos por la epidemiología para facilitar la administración de los
problemas de salud. El enfoque de riesgo propone que, aún existiendo suficientes
recursos, el analista debe valorar los problemas a intervenir y atender inicialmente los de
mayor importancia.

De acuerdo con el Enfoque de Riesgo, la priorización de problemas implica las siguientes


actividades:

Identificar los problemas que afectan al grupo. Este procedimiento puede apoyarse en
las siguientes fuentes de información:

 La revisión y análisis de los registros disponibles y de estudios previos si estos


existen.
 La realización de estudios propios para sustentar el proyecto (Visitas de campo,
entrevistas a sujetos seleccionados, encuestas).
 El concepto de los expertos usando la Técnica Delphi o la lluvia de ideas (Brain
storming).
 La revisión de experiencias locales

El producto de este análisis es un listado de los diferentes problemas que afectan al


grupo. La complejidad y utilidad de este procedimiento depende de la calidad de la
información disponible para el análisis y de la escala de valores de los analistas, es decir,
de la solidez de sus criterios para valorar un evento como desfavorable o como “daño”.
Este último criterio no es tan obvio como algunos pudieran pensar; bastaría con
preguntar a diferentes expertos si el envejecimiento, la agresión, la calvicie, el consumo
de bebidas alcohólicas, la eutanasia o el aborto son “daños” y por qué se los califica
como tales. Las discusiones que surjan pueden poner en evidencia la fragilidad de
algunos criterios de valoración y su trasfondo ético y político.

26
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

La priorización suele ser aún más importante cuando escasean los recursos para
atenderlos. Para valorar la importancia de los problemas, el analista puede apoyarse en
los siguientes criterios:

a. La vulnerabilidad del problema.

El término vulnerabilidad se aplica en epidemiología a las personas y a los problemas,


con sentidos diferentes. Cuando se aplica a las personas, la vulnerabilidad designa la
susceptibilidad o capacidad de los individuos de sufrir un daño particular; cuando se
aplica a los problemas el término se refiere a la capacidad del problema para responder
a la intervención. Al respecto, el enfoque de riesgo afirma que no se deben desencadenar
acciones de control cuando el problema es invulnerable. Sin embargo, debe tenerse en
cuenta que la vulnerabilidad, más que una característica intrínseca del problema, es la
expresión de nuestra capacidad para controlarlo y puede examinarse desde los
siguientes criterios: de Viabilidad y Factibilidad

Viabilidad: Entendida como el compromiso social y político de los actores relacionados


con el problema y la solución.

Factibilidad: Entendida como la disponibilidad de los recursos que permiten la ejecución


del proyecto.

Algunas aplicaciones de los anteriores conceptos serian:

 La Factibilidad técnica. La solución de un problema es técnicamente factible


cuando las tecnologías efectivas para controlar el problema están a disposición
de quien realiza la intervención. Un analista puede calificar un problema como
invulnerable cuando no cuenta con la tecnología para resolverlo. La factibilidad
técnica puede variar de una región a otra: Un sufrimiento fetal agudo puede ser
invulnerable para una promotora rural y vulnerable en un servicio obstétrico de
alto riesgo.
 La viabilidad ética y política. Una intervención es viable si las acciones de control
cuentan con el apoyo de las fuerzas sociales predominantes en el grupo; de otra
manera, los esfuerzos pueden diluirse en una lucha contra los poderes vigentes.
Puede ocurrir que la falta de viabilidad lleve a que no exista factibilidad. Especial
interés revisten para el análisis de viabilidad los valores e intereses
predominantes en la población, las presiones de los diferentes grupos sociales,
las normas sociales y las políticas públicas.

-La viabilidad Legal: El proyectista debe tener presente que su proyecto este
enmarcado dentro de la legislación vigente.
-Factibilidad Administrativa: Se deben revisar las condiciones de dotación de los
recursos suficientes para poner a operar el proyecto.

27
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

 La factibilidad financiera. La solución de un problema es financieramente factible


si los recursos financieros para cubrir los gastos de las actividades de control
están al alcance.
 En relación con los análisis de vulnerabilidad deben considerarse los siguientes
aspectos:
 La vulnerabilidad es relativa. Puede ocurrir que un problema sea vulnerable en
una localidad e invulnerable en otra.
 La vulnerabilidad es variable. Un problema vulnerable hoy podría dejar de serlo
en el futuro y viceversa.
 La vulnerabilidad es, en ocasiones, una característica virtual. Un problema
invulnerable podría hacerse vulnerable si se adelantan las gestiones requeridas
para viabilizar la solución y acceder a los recursos necesarios.

b) La magnitud del problema

Los problemas graves deben considerarse más importantes que los leves. La magnitud
o gravedad se establece a su vez con base en los siguientes criterios:
 La virulencia o grado de patogenicidad del agente: Se refiere a la capacidad del
agente para producir daño.
 La letalidad del problema: los problemas que conducen a la muerte son más
importantes que los demás.
 El grado de incapacidad que genera el daño: La gravedad de los problemas está
relacionada con el tiempo de incapacidad que se deriva del daño.
 El grado de discapacidad e invalidez: la gravedad de un problema de salud se
relaciona con la incapacidad temporal o definitiva de la persona afectada para
desempeñarse por sí misma.
 La carga de morbilidad: Existen técnicas epidemiológicas que permiten estimar el
efecto desfavorable de cada enfermedad sobre la calidad de vida de las personas.
La estimación de la carga de la enfermedad propuesta por Murray tiene en cuenta
el tiempo perdido por muerte prematura, el tiempo de incapacidad generado por
la enfermedad y la valoración social de la persona afectada.

En última instancia, estas técnicas permiten estimar en qué proporción afecta el


problema la calidad de vida de las personas y qué proporción de la inversión financiera
se destina a su atención.

c) La frecuencia

Los problemas pueden valorarse de acuerdo con su frecuencia. Se recomienda


seleccionar como prioritarios aquellos daños que presenten:

 Prevalencia elevada: los problemas más frecuentes se consideran de mayor


importancia que los problemas raros en la población.
 Incidencia creciente: La incidencia se refiere a la aparición de casos
nuevos. Los problemas que tienen una alta incidencia tienden a

28
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

expandirse en la población y pueden requerir una atención prioritaria antes de


que su comportamiento se vuelva inmanejable.

La priorización de los problemas de salud no es un proceso sencillo, pues los criterios


que conducen a su valoración son independientes entre sí y se combinan de manera
diversa. Un problema puede ser muy frecuente, pero leve y poco vulnerable; por ejemplo,
el catarro común; otro puede ser raro, pero muy grave y vulnerable, como la enfermedad
meningocóccica. Otro puede ser frecuente y grave pero poco vulnerable a medidas del
sector, como el homicidio en algunas regiones del país. Para ordenar este análisis se
han propuesto diferentes instrumentos que pretenden ponderar el peso de los distintos
criterios y considerarlos integralmente

10.1 Priorización de problemas comunitarios

La priorización no es solamente un procedimiento epidemiológico. En el campo


administrativo suele ser de vital importancia seleccionar áreas de intervención y para ello
se han desarrollado técnicas de análisis que pueden ser de gran utilidad para el
proyectista.

El Análisis estructural es un conjunto de técnicas dirigidas a identificar los componentes


de un problema y a establecer sus interacciones, especialmente sus relaciones de
influencia mutua. Por su parte, los análisis de impacto cruzado, son técnicas cuantitativas
y semi-cuantitativas propuestas para valorar y priorizar los diferentes aspectos de
una situación problema. Ambas técnicas, estrechamente relacionadas entre sí, son
aplicaciones del enfoque sistémico que consideran la situación problema como una
totalidad integrada por diferentes factores, los cuales se influencian entre sí con diferente
fuerza.

La aplicación del análisis estructural facilita la delimitación, asociación y valoración de


los factores que componen la situación problema y sus análisis permiten clasificar estos
factores en cuatro categorías operativas que se manejan de forma diferente

La formulación de cada problema específico debe cumplir con los siguientes requisitos formales:

 Debe expresar una situación existente

 Debe formularse en una oración corta con sujeto, verbo y predicado.


RECOPILANDO
 Debe ser claramente comprensible.

 Debe contribuir de manera importante a la aparición del problema principal.

 Debe estar expresada en términos operativos.

29
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

10.2 Alternativas de solución a los problemas identificados en la comunidad.

El árbol de soluciones es una técnica que permite hacer análisis de objetivos,


describiendo una situación futura mediante la solución de problemas. La utilización de
dicha técnica implica las siguientes etapas:
1er paso: formular las diferentes condiciones negativas que aparecen en el árbol de
problemas, en forma de condiciones positivas que son deseadas y posibles tanto desde
la viabilidad como desde la factibilidad.
2do paso: revisar las relaciones “Medios Fines” entre los diferentes niveles del árbol en
forma ascendente, que permitan garantizar la validez y la integridad de la información allí
contenida.
3er paso: este es el momento de hacer los ajustes que sean necesarios con base en la
intencionalidad del proyectista, modificando los planteamientos o inclusive agregando
medios que sean relevantes y que se requieran para alcanzar el fin propuesto en el nivel
inmediatamente superior del árbol.

Definición de ámbito de influencia.

El propósito de todo proyecto de desarrollo social es solucionar o resolver un problema


o necesidad que afecta a un grupo de ciudadanos o a una comunidad. Es preciso
entonces conocer las características más importantes de la población de referencia y el
área o zona directamente afectada por la necesidad o el problema que la afecta. En
algunos casos la población es fácilmente identificable puesto que sus necesidades están
circunscritas a su ubicación geográfica; esto ocurre cuando el problema se concentra en
una localidad, un barrio o un espacio físico más o menos definido. Por ejemplo, la
carencia del servicio de agua potable en un municipio o la necesidad de un servicio de
recolección y disposición final de basuras de una localidad.

Por otro lado, se presentan casos en que la población afectada no se delimita tan
claramente. Esto se presenta cuando el problema afecta a un gran número de individuos
o cuando se trata de poblaciones dispersas. Es el caso de la contaminación por el
vertimiento de los desechos químicos de las industrias que afectan en mayor o menor
grado a los habitantes dispersos en las riberas de un río.

En el proceso de identificación de la población es fundamentar estimar, así sea en una


primera aproximación el número de habitantes directamente afectados por el problema
y establecer sus principales características demográficas, culturales y económicas,
priorizando las que se consideren relevantes en relación con la situación analizada,
como: Edad, sexo, situación socio – económica (ocupación, empleo, niveles de ingresos,
grado de escolaridad, etc.), características culturales, etc.

Población objetivo. Con este término nos vamos a referir a aquel subconjunto de la
población afectada, para el cual se plantea la solución del problema. En todo proyecto
social es necesario delimitar apropiadamente la población objetivo para la cual es preciso
señalar sus características particulares.

30
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Área de influencia. En algunos proyectos será necesario caracterizar la zona geográfica


donde se localiza la población objeto. Denominaremos zona afectada al área en la cual
se ubica la población objeto. Con frecuencia, la definición de la población directamente
afectada, permite identificar simultáneamente la zona afectada. En algunos casos las
necesidades o los problemas no están asociados con una zona específica, sino con el
desempeño de una entidad o institución, como ocurre con la seguridad o la justicia.

Caracterizar la entidad responsable del proyecto, es de vital importancia a la hora de


seleccionar la mejor alternativa. Ello implica considerar las ventajas y las posibles
limitaciones de la entidad en lo político, en lo económico y en lo organizacional.

La ejecución de la opción seleccionada puede estar sujeta conflicto de intereses que


ponen en peligro la viabilidad del proyecto y que los proyectistas deberán considerar
cuidadosamente. Las restricciones pueden tener un origen en conflictos relacionados
con intereses de poder político, intereses económicos o colisión de competencias entre
instituciones.

Puede ser que la ejecución del proyecto requiera un poder político que no tenemos o no
queremos usar, puede ser que nos falten recursos económicos o financieros, o puede
ser que nuestras deficiencias institucionales u organizativas, ni siquiera nos permita
formular un proyecto con posibilidades serias de ejecución. Los proyectistas se enfrentan
entonces a dos situaciones trascendentales para elegir la mejor solución:

􀂾 La primera consiste en aceptar las restricciones existentes y ajustar la propuesta solo


a lo que es posible. Esta puede ser una opción razonable; sin embargo, podría ser
también una forma cómoda y estática de abordar la viabilidad del proyecto.

􀂾 La segunda implica desarrollar actividades de negociación dirigidas a construir la


viabilidad política, económica y organizativa restringiendo el diseño a lo que resulta
viable.

Ambos caminos pueden converger hacia una solución inteligente, coherente y


viable

10.3.EJERCICIOS O TAREAS DE AUTOEVALUACION.


ACTIVIDAD Nº1

Participación ciudadana, social y comunitaria: Elaborar conceptos de los términos


propuestos y caracterización de los mismos.

ACTIVIDAD Nº2

Marco Legal y normativo de la Participación: Realizar lectura del decreto 1757 de 1994,
extraer los aspectos relevantes y presentar 5 conclusiones de la norma en mención.

31
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

ACTIVIDAD No. 3

Evaluación escrita en el aula, en clase de acompañamiento directo de la Unidad No. 2

Bibliografía

Baca Urbina Gabriel. Evaluación de Proyectos. Instituto Politécnico Nacional. McGraw-


Hill. 4a Edición. México 2000

Entornos y comunidades saludables. Programa de acción específica 2007-2012. Primera


edición D.R. © Secretaría de Salud, Lieja 7, Col. Juárez 06696, México, D.F.

Hermann & Hermann. Planificación como Instrumento de Gestión y


Dirección de Proyectos. ZOPP URL:http//www.zopp2001.com y
http//www.geocities.com/jeanshermann/planning.html consulta 14-06-2001.

Ministerio de medio ambiente, Plan de participación ciudadana. Bogotá. D.C. octubre de


2014.

SALAZAR RAMOS, Roberto J. (2004). El Material Didáctico. Universidad Nacional


Abierta y a Distancia, Bogotá

Villarreal, F., Brunelle, R., Molina, F. y Sauvé, L. (Dir. Sauvé, L. y Orellana, I.). (2015).
Gestión comunitaria de proyectos. Módulo 10. Programa de formación de líderes en
ecodesarrollo comunitario y salud ambiental. Proyecto Ecominga Amazónica. Montréal:
Les Publications du Centr’ERE.

Biblioteca Virtual

"La acción de tutela. Sentencias tutelares indígenas, ejemplo de protección a minorías


Texto de Juan Manuel Charry Ureña, publicado en Credencial historia, núm. 148.

"La participación ciudadana en Bogotá, 1990-2010", de Andrés Hernández, publicado


en la revista "Colombia Internacional" de la Universidad de los Andes

Especial sobre Participación ciudadana en la Constitución Política de Colombia 1991


dentro de la Biblioteca Virtual Artículos de la Constitución de 1991

ENLACES DE INTERÈS:

prezi.com/2mti41x1x5yo/diagnostico-comunitario-en-la-salud

Htttp://wwwbanrepcultural,org/blaavirtual/constitución/participación-ciudadania/ lección

32
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

11.UNIDAD Nº2:GENERALIDADES DE GESTIÒN DE PROYECTOS


COMUNITARIOS,CONCEPTUALIZACIÒN.

12.Introducciòn
Gestión de Proyectos comunitarios es un curso que le permite al estudiante de
Administración en Salud, vincularse con la enseñanza cooperativa y con el aprendizaje
autónomo y en grupos flexibles, donde la interacción docente-estudiante/participante
promueve la valorización del saber de cada uno/una, favorece la construcción
participativa de conocimientos nuevos y abre camino para un proceso colectivo de
resolución de problemas. Complementando, Aguilera Morales y Martínez Lara (2009)
consideran que el proyecto, en este contexto, tiene un sentido político:
“Esto implica rescatar en el campo pedagógico la posibilidad de construir y generar
cambios, transformaciones que hacen tangible la consecución de los deseos, tanto en el
ámbito individual como en el social.”

En la formación de líderes, los proyectos emergen de las realidades de la comunidad y


de los intereses de los participantes. Los miembros de la comunidad son los actores del
proyecto. Los estudiantes-líderes aprenden la gestión de este tipo de proyectos,
planeando, implementando y evaluando con la comunidad, teniendo un rol activo y
dinamizador en todo el proceso de desarrollo del proyecto

De manera general el curso es de cuatro créditos, desarrolla los temas de: Generalidades
y contextualización de la gestión de proyectos comunitarios, participación social,
operacionalización del proyecto de salud comunitaria y la evaluación de la gestión de
proyectos de salud comunitaria.

En consecuencia, este módulo hace especial énfasis en la reflexión sobre el papel que
cumple la gestión de proyectos comunitarios en la formación integral del Administrador
en salud, ya que va a contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de las
comunidades a través de la gestión de todo tipo de proyectos que esté conectado a las
realidades de las personas y de su medio.

13.OBJETIVOS DE LA UNIDAD No. 2

 Identificar las etapas del desarrollo de un proyecto comunitario y su dinámica y


ajustes continuos
 Crear las condiciones y adoptar estrategias apropiadas para generar, desarrollar
y evaluar un proyecto comunitario

14.COMPETENCIAS:

33
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

SABER
 Reconoce los conceptos de la gestión de proyectos comunitarios
 Desarrolla componentes teórico - prácticos que le permitan contribuir al mejoramiento de
las condiciones de vida de las comunidades
 Describe el concepto de comunidad

SABER HACER
 Elabora mapas conceptuales y ensayos utilizando conceptos de la gestión de proyectos
comunitarios
 Aplica los métodos de la investigación ética.
 Formula problemas de gestión de proyectos comunitarios y propone soluciones.

SABER SER:
 Asimila la importancia de gestionar proyectos comunitarios.
 Apoya los procesos que se gestan en las comunidades con compromiso y humanización.
 Valora la necesidad de colaborar con las comunidades más vulnerables.
 Entrega puntual y en forma responsable las actividades y tareas asignadas

34
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Conducta de entrada

REVISIÓN DE PRESABERES: Las preguntas que a continuación se formulan, tiene


como objeto que el propio estudiante determine su grado de conocimientos e
información general básicos, que le permitan iniciar el estudio del presente módulo.
1° ¿Qué es un proyecto comunitario?
2. ¿Para qué sirve un proyecto comunitario?
3° Que entiende por comunidad?
4. ¿Cuáles son las características de una comunidad?
5 ¿Cuáles son las cosas que tienen en común las personas de su comunidad

ORIENTACIONES METODOLÒGICAS PARA EL APRENDIZAJE INDEPENDIENTE


Para garantizar el buen desarrollo del curso se establecerán los siguientes criterios:
En los encuentros presenciales se hará claridad sobre aquellos conceptos que han
presentado alguna dificultad en los estudiantes; para ello se utilizaran explicaciones
precisas sobre el tema, ejemplo y aplicación de estos en el área de salud. Adicionalmente
se responderán inquietudes sobre los ejercicios propuestos para ser desarrollados por
los estudiantes en el tiempo destinado a trabajo independiente.
El estudiante deberá realizar las actividades de forma consecuente con los encuentros
presenciales, garantizando así el logro de los objetivos propuestos en el curso.

35
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

15.CAPITULO 1.GENERALIDADES DE LA GESTIÒN DE PROYECTOS


COMUNITARIOS
Un proyecto es una ocasión extraordinaria para el aprendizaje colectivo. Para realizar un
proyecto, hay que adquirir conocimientos y desarrollar habilidades. En un proyecto
comunitario, el aprendizaje es colectivo: aprendemos juntos, unos aprendemos de otros,
unos con otros. aprendemos en la acción, porque al comienzo no tenemos todos los
conocimientos necesarios. La acción nos pone frente a problemas o dificultades que
debemos aprender a resolver. Aprendemos para realizar el proyecto, pero esos
aprendizajes enriquecedores pueden servir para otros proyectos.

El proyecto comunitario es un camino, es un medio para llegar o acercarnos dónde


queremos y cómo queremos. El proyecto comunitario contribuye a dar respuesta a una
necesidad existente, a encontrar una solución apropiada a un problema concreto y
también a crear y realizar iniciativas que mejoren la calidad de vida. Es la comunidad que
identifica sus objetivos. El proyecto permite valorizarlas competencias del líder y el
talento y los recursos de cada uno o una de los participantes. Favorece la solidaridad
comunitaria. Aumenta la capacidad de acción frente a las realidades y problemas que
existen.

Un proyecto comunitario está conectado a las realidades de las personas y de su medio:


puede estar relacionado a la salud, la educación, el empleo, la vivienda, la producción e
ingresos, los elementos y sistemas naturales del ambiente, la seguridad alimentaria, el
fortalecimiento o creación de organizaciones El proyecto puede también responder a otro
tipo de necesidades como la dignidad, la autoestima, la seguridad, la consideración, la
capacidad de encontrar sentido a la vida y al mundo que les rodea.

El proyecto comunitario es un espacio donde lo cotidiano, lo educativo y lo político


interactúan para generar un proceso de movilización y práctica social: este es un principio
de la educación liberadora (Equipo Ecominga UAGRM, 2012)

Un proyecto tiene un inicio y tiene un final. Una vez terminado puede que la comunidad
decida una continuación o una réplica. Unos de los criterios de éxito de un proyecto es
la perennidad de sus resultados.

15.1Conceptualizaciòn de proyectos comunitarios.

Un proyecto comunitario es un instrumento en el cuál se plantea la solución a un


problema o la satisfacción de una necesidad sentida por la colectividad; es decir,
cogestionaria de la comunidad es un plan de acción detallado que resuelve un problema,
una necesidad colectiva, situacional, corresponsable y.

Un proyecto comunitario es el conjunto de actividades orientadas a satisfacer o resolver


las necesidades más urgentes y apremiantes de una comunidad. Está orientado
fundamentalmente por quienes forman parte de la comunidad, puesto que son quienes
conocen la situación real de la zona.

36
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

15.2. Tipos de proyectos

Proyectos Productivos: Aquellos proyectos que articulan las actividades productivas que
beneficien a la comunidad con los objetivos de desarrollo, Nacional, Regional y Local.

Proyectos de Infraestructura: Aquellos proyectos que tengan como objeto el beneficio de


sus comunidades en cuanto a la mejora de la calidad de vida, fortaleciendo el tejido
social, ejemplo: casa comunal, hogar de cuidado diario, casa alimentaría, entre otras.

Proyectos Sociales: Aquellos que brindan atención de manera prioritaria a las


necesidades y demandas de los grupos mas vulnerables de la comunidad

Entes que gestionan financiamiento de proyectos:

 Gobernaciones.
 Alcaldías.
 Empresas privadas.
 Bancos.
 ONG

15.3. Etapas del proyecto

En general, un Proyecto Comunitario tiene las siguientes etapas:

 Diagnóstico Comunitario
 Programación del Proyecto Comunitario
 Ejecución del Proyecto Comunitario
 Evaluación del Proyecto Comunitario

15.3.1 Diagnóstico es: "una forma de ordenar los datos e información sobre cómo es y
qué problemas tiene una determinada realidad”. Es de señalar que todo proyecto también
maneja tres fases (fotográficas), el antes, el durante y el después, de cada obra o
finalización del mismo.

Entonces, para hacer un diagnóstico comunitario hay que empezar por los siguientes
aspectos básicos:

Infraestructura comunitaria

Determinar los servicios que existen en la comunidad: agua, luz, teléfono, Internet,
espacios públicos, vías, escuelas, etc., así como la cantidad y la calidad de los mismos.

Igualmente, es necesario determinar cuáles servicios faltan y cuáles hay que mejorar

Aspecto Económico

37
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Determinar las formas de subsistencia de la comunidad, los distintos tipos de trabajos


dentro de la comunidad, los desempleados, si hay fuentes de trabajo (creadas o
posibles).

Aspecto Social

Determinar el perfil de las familias: cantidad de personas, condiciones de vivienda,


escolaridad, formas de esparcimiento, cómo se mantienen. Adicionalmente, es
fundamental conocer cuáles son los problemas sociales más graves de la comunidad:
inseguridad, violencia doméstica, etc.

Aspecto Institucional

Determinar las instituciones públicas y privadas que funcionan en la comunidad, qué


hacen, las necesidades que atienden. Asimismo, determinar las organizaciones sociales
de base que existen (Asociaciones Civiles, Partidos Políticos, Cooperativas, etc.)

Identificación de los Problemas

Un problema correctamente planteado es un problema mitad resuelto. Por lo tanto,


mientras más exacto sea la definición del problema

Entonces, hablar de plantear problema se trata mucho más de conocer cuál es el


problema o necesidad de la comunidad, sino de identificar las causas que originan tales
problemas o necesidades: su origen y porque se presentan.

15.3.2 Programación de un Proyecto Comunitario

Las cuatro preguntas claves:

En la planificación de un proyecto comunitario, y en la redacción de estos planes para la


elaboración de un documento del proyecto, es útil comenzar con los principios de diseño
de proyectos, en lugar de limitar la descripción a cómo se deben presentar los temas.
Los principios están encapsulados en estas cuatro preguntas clave, que están reflejadas
en otros módulos: adiestramiento para la gestión, tormenta de ideas y algunos más.

Estas cuatro preguntas clave, y algunas de sus variaciones, se amplían con detalles
importantes en este documento. Observe que al revisar cada cuestión, y los detalles
asociados a ella, sus respuestas representan cada uno de los elementos del diseño del
proyecto. No se entretenga con los detalles hasta el punto de olvidar que las cuatro
preguntas son una unidad: encajan juntas de forma lógica.

Estas son, material y básicamente las cuatro cuestiones de la gestión:

 ¿Qué queremos?
 ¿Qué tenemos?

38
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

 ¿Cómo podemos utilizar lo que tenemos para lograr lo que queremos?


 ¿Qué pasará cuando lo hagamos?

Esta es una metáfora geográfica de las preguntas:

 ¿Dónde queremos ir?


 ¿Dónde estamos?
 ¿Cómo podemos ir desde donde estamos hasta donde queremos estar?
 ¿Qué pasará cuando lleguemos?

Programar un proyecto significa definir el conjunto de procedimientos y técnicas que se


usan para ordenar todas las acciones necesarias para llevar a delante un proyecto.

Una vez finalizado el diagnóstico y la identificación del problema, para poder formular un
proyecto es necesario:

 Tener claro qué objetivos se quieren alcanzar


 Determinar qué actividades son necesarias para alcanzar dichos objetivos
 Aprovechar y distribuir adecuadamente los recursos (físicos, humanos,
 económicos, etc.) que se tienen disponibles
 Repartir eficientemente los trabajos a realizar

Identificación de los Objetivos

Esta etapa es una de las más importantes puesto que determina para qué es el proyecto.
Los objetivos tienen que ser realistas, porque de lo contrario el impacto sobre los
patrocinantes del mismo será negativo.

¿Cómo se va a hacer?

Es necesario contar con un plan detallado de actividades de cómo se lograrán los


objetivos. Para ello, se puede hacer un listado de las actividades que se harán y los
responsables de cada una de las actividades.

Es importante que las actividades se coloquen en orden de ejecución. En otras palabras,


como se irán realizando las actividades.

Cronograma

Es necesario tener un estricto control de las actividades que se están llevando a cabo.
En otras palabras, tener unas fechas de inicio y de fin que permitan evaluar el desarrollo
del proyecto, sus avances, las situaciones difíciles que se han presentado, los posibles
retrasos, etc.

39
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Una de las mayores ventajas de tener un cronograma de actividades bien detallado y


estricto es que permite tomar los correctivos necesarios en caso de que el proyecto se
retrase y, además, conocer la ejecución de los recursos del mismo.

Presupuesto

Uno de los pasos más importantes para la realización del Proyecto Comunitario es la
definición estricta y adecuada del presupuesto. En primer lugar, el presupuesto es:
"estimación de los ingresos y gastos posibles, en una organización, empresa, etc."
"cálculo de gastos que se hace por un tiempo determinado".

Recursos Materiales

Es necesario saber los recursos materiales que serán utilizados y las cantidades
estimadas.

Recursos Humanos

En lugar de los recursos materiales, es necesario pensar en las personas que realizarán
el trabajo. Naturalmente, cada una de esas personas tiene sus honorarios (paga) por el
trabajo que estará realizando.

Recursos Institucionales

Para ello es necesario conocer los recursos que ya se tienen disponibles:

Valor de un terreno. Aportes de la comunidad: teléfono, una computadora, una resma de


papel, etc.

Valor Total del Proyecto

En esta etapa se suman todos los costos del proyecto (recursos materiales y humanos).

15.3.3 Ejecución del Proyecto

En esta etapa, luego de tener todos los recursos disponibles, el proyecto es ejecutado.
Es fundamental cumplir a cabalidad con lo expresado en el cronograma de actividades.
De esa forma, se garantiza que los recursos disponibles permitirán completar el proyecto.

15.3.4 Evaluación del Proyecto

Una vez finalizado el proyecto o, incluso, en algunos períodos de este, se puede hacer
una evaluación del proyecto. Dicha evaluación responde a los intereses e inquietudes de
quienes forman parte del proyecto o de quienes se ven afectados por éste.

40
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

La finalidad de la evaluación del proyecto es replantear aspectos positivos y negativos


del mismo, buscar oportunidades de mejora, transmitir información, etc. Para ello, es
fundamental que quienes formaron parte de la formulación del proyecto y quienes
ejecuten el proyecto, discutan y reflexionen sobre el mismo

15.4. Relaciones entre planes, programas y proyectos

El alcance y el significado de plan, que es el término de carácter más global. Hace


referencia a las decisiones de carácter general que expresan los lineamientos políticos
fundamentales, las prioridades, la asignación de recursos, las estrategias de acción y el
conjunto de medios e instrumentos que se van a utilizar para alcanzar las metas y
objetivos propuestos. En otras palabras, el plan es el parámetro técnico-político dentro
del cual se enmarcan los programas y proyectos.

Un programa, en sentido amplio, hace referencia a un conjunto organizado, coherente


e integrado de actividades, servicios o procesos expresados en un conjunto de proyectos
relacionados o coordinados entre sí y que son de similar naturaleza. De este modo
podemos hablar de programa de la tercera edad, programa de construcción de escuelas,
programa de salud materno-infantil, etc. Puede decirse, asimismo, que varios programas
hacen operar un plan mediante la realización de acciones orientadas a alcanzar las
metas y objetivos propuestos dentro de un período determinado. Un programa está
constituido por un conjunto de proyectos.

Lo que se denomina proyecto, al igual que los programas se concretan a través de un


conjunto de actividades organizadas y articuladas entre sí, para alcanzar determinadas
metas y objetivos específicos. La diferencia entre un programa y un proyecto radica en
la magnitud, diversidad y especificidad del objetivo que se quiere alcanzar o la acción
que se va a realizar: si es compleja, habrá de ser un programa con varios proyectos; si
es sencilla, un simple o único proyecto podrá desarrollarla.

Avanzando en la concreción, tenemos también las actividades y tareas. La actividad es


el medio de intervención sobre la realidad, mediante la realización secuencial e integrada
de diversas acciones necesarias para alcanzar las metas y objetivos específicos de un
proyecto. Y la tarea es la acción de una actividad con un grado máximo de concreción y
especificidad. Un conjunto de tareas configura una actividad, entre las muchas que hay que
realizar para concretar un proyecto.

Un ejemplo ilustrativo podría ser:


Plan: Plan de educación.
Programa: Construcción de edificios escolares
Proyecto: Construir el edificio escolar X.

16.CAPITULO 2: Enfoques y mètodos de los proyectos


16.1. Enfoque de Planificación de proyectos orientada por objetivos(ZOOP)

41
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

El enfoque ZOPP (Ziel Orientierte Projekt Planung = Planificación de


Proyectos Orientada por Objetivos) es un conjunto de principios, técnicas e instrumentos
diseñados para facilitar la gestión de los proyectos, caracterizado por el énfasis que hace
en la participación de los involucrados, la concreción de las acciones en productos
verificables y la transparencia de las decisiones.

Sus principios y técnicas pueden ser especialmente útiles cuando el analista requiere:

 Analizar y organizar información disponible en relación con sus áreas de interés.


 Tomar decisiones que involucren diferentes intereses y puntos de vista.
 Diseñar proyectos.
 Controlar la ejecución de los proyectos.
 Comunicar y explicar el proyecto a otras personas.

¿De dónde viene el ZOPP?

Los antecedentes del ZOPP se remontan a 1975 cuando se creó la GTZ


como ente privado con la intención de flexibilizar y mejorar la eficiencia de la cooperación
técnica, mediante la adopción de herramientas actuales de gestión. Para ese entonces
ya se conocía internacionalmente el “Logical Framework Approach LFA”, herramienta de
gestión con un uso especial en formulación, desarrollo y evaluación de proyectos.
Apoyándose en este enfoque, la firma Practical Concepts Incorporated PCI diseñó la
“Matriz de Estructura Lógica” que fue rápidamente adaptada por la GTZ y el BID.

Entre 1980 y 1981 la GTZ, decidió incorporarle algunos elementos nuevos como el
análisis de involucrados, el análisis de problemas y el análisis de objetivos. Los ajustes
fueron puestos a prueba por medio de trabajo en equipos interdisciplinarios en los cuales
participaban los representantes de la GTZ, las organizaciones solicitantes y los grupos
beneficiarios. La aplicación formal del ZOPP se inició en 1983 como propuesta
organizacional y ya en 1987 se convirtió en regla empresarial, incorporada al ciclo de los
proyectos adelantados por la GTZ, que la expandió entre su personal interno, sus
contratistas y los miembros de las entidades contraparte. Los programas de capacitación
permitieron a la GTZ afinar la metodología, definir el perfil de los facilitadores que
moderaban el trabajo de los equipos y aprovechar la técnica de visualización por tarjetas.
Todo lo anterior dio como resultado el desarrollo y difusión del enfoque ZOPP .

A principio de los años noventa, algunos de los participantes en los


talleres argumentaron que percibían el ZOPP como una propuesta excesivamente
esquemática, y como un ritual que no se adecuaba a los
contextos específicos de cada proyecto, haciendo de los participantes actores pasivos.

Estas críticas sugerían que se estaban desconociendo los principios


fundamentales del enfoque; la GTZ acordó entonces flexibilizar aún más el ZOPP, para

42
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

superar la rigidez prescriptiva que se venía observando, mejorar la concertación con los
involucrados en los proyectos y acercar el método a su finalidad social.
. El Enfoque ZOPP se caracteriza por los siguientes principios:

 La participación: El éxito del proyecto no es posible sin la participación de todos


los actores importantes.

 El consenso: Los actores involucrados en una situación tienen, por naturaleza,


diferentes intereses en la situación y en la solución. El gestor de proyectos debe
buscar el consenso en las decisiones cruciales.

 La transparencia: Los actores deben estar suficientemente enterados de los


análisis y las decisiones.

 La sistematicidad de la toma de decisiones: El proceso de planificación debe


darse por pasos sucesivos donde algunos momentos son requisito insalvable para
realizar otros.

 La flexibilidad: A pesar de su sistematicidad y aparente rigidez formal, el enfoque


ZOPP propone que los instrumentos son menos importantes que el razonamiento
lógico del analista que los aplica, por ello propende por la flexibilización de los
métodos e instrumentos, los cuales deberán estar siempre al servicio del proyecto
y no la inversa.

El ZOPP se apoya en cuatro técnicas básicas:

La organización exitosa de las reuniones:

El moderador juega un papel clave para el éxito del ZOPP. El ZOPP asume que la
complejidad de los proyectos solo puede abordarse con éxito si se trabaja en equipo.
Resolver problemas nos exigirá interactuar en grupos, integrados por personas con
diversidad de intereses, experiencias y comportamientos. Para lograr un resultado
efectivo los grupos se deben organizar de forma que sus integrantes se motiven para ser
protagonistas del proyecto y promuevan consensos que faciliten la solución a los
problemas, aún bajo situaciones de presión. Durante la planificación y ejecución de
proyectos, es común encontrar dificultades que pueden poner en riesgo el cumplimiento
de los objetivos.

La selección de alternativas de solución para contrarrestar estos problemas, demanda


entonces una excelente coordinación por parte de los grupos involucrados en el proyecto.
El grupo debe promover el desarrollo de destrezas en cada uno de sus
integrantes, para que cuando ello se requiera, cualquiera de sus miembros esté en
capacidad de coordinar el funcionamiento del equipo de trabajo. A esto justamente hace
alusión la técnica de la moderación cuyo propósito es promover la capacidad de cada
uno de los integrantes para aprovechar al máximo la participación de los demás

43
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

miembros, en favor de los objetivos comunes, coordinando los diferentes roles y


generando un ambiente de confianza que permita el auto-reconocimiento del equipo de
trabajo. La eficacia de la moderación se verá reflejada en el proceso de toma de
decisiones, que es realmente el momento crucial de la gestión del proyecto.

Se espera que una buena moderación:


 Aproveche al máximo el conocimiento de cada uno de los miembros del grupo
y lo convierta en el conocimiento del grupo.
 Facilite la identificación de las tareas al interior del grupo logrando mayor
identidad de equipo.
 Logre un mayor grado de información que facilite la comunicación entre los
integrantes del grupo, haciéndola más libre y creativa.
 Permita reconocer las diferentes competencias entre los miembros del grupo
y así limite los posibles efectos que alteran el funciona-miento del grupo.
 Genere en el equipo un clima tal, que se facilite la gestión de los conflictos.
 Ofrezca un escenario de formación personal permanente.
 Invite persistentemente a una actitud comunicativa, como punto de partida de
la construcción colectiva.

Una buena moderación definirá los objetivos de forma colectiva, tomará


decisiones por consenso, definirá sus planes con la participación de los
involucrados y hará evaluación con al ánimo de retroalimentar el proceso.

La visualización de las discusiones.

La visualización de las ideas por medio de tarjetas que se fijan en un


panel a la vista del grupo, es una técnica de participación que permite a los miembros
del grupo estar permanentemente atentos al desarrollo de la discusión y facilita la
consecución de acuerdos. Cada participante debe
precisar sus ideas y escribirlas en tarjetas que se fijarán con alfileres o
chinchones a un panel recubierto de papel, de modo que pueda retirarse al terminar la
discusión. Cada tarjeta debe contener solo una idea, expresada de la forma más clara y
precisa posible con el fin de que sea comprendida por cualquiera de los participantes sin
necesidad de explicación adicional. La discusión se realiza alrededor de las ideas que
figuran en el panel, redefiniendo y completando su significado, agrupándolas y
separándolas de acuerdo con los objetivos de la reunión. Una vez la tarjeta aparece en
el panel, deja de pertenecer a alguien en particular, para convertirse en una idea que
pertenece a todo el grupo, el cual puede agregar nuevas ideas a las que han sido
presentadas (nuevas tarjetas), fusionarlas o suprimirlas por consenso.

Cualquier modificación a las ideas reflejadas en el panel se considera


competencia y responsabilidad del grupo.

La visualización por tarjetas es una técnica democrática que promueve


la participación igualitaria de los integrantes, independientemente de su
capacidad de expresión oral, o de su grado de poder al interior del grupo. En principio

44
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

todas las tarjetas, tienen igual importancia, aún aquellas que expresan puntos de vista
minoritarios, lo cual evita que se pierda alguna contribución. Este principio permite al
grupo centrar sus discusiones en las ideas y no en las personas.

La visualización de las ideas en las tarjetas, ofrece varias ventajas, entre


ellas:

 Es una técnica dinámica, simple, ágil y económica que hace agradable el trabajo.
 Permite el abordaje colectivo de temas complejos.
 Promueve y facilita la participación de los miembros del grupo.
 Confiere transparencia a las discusiones y decisiones.
 Promueve la obtención de consensos.
 Reduce las divagaciones.
 Democratiza las decisiones neutralizan-do los núcleos de poder que puedan dar-
se al interior del grupo.

La instrumentalización de los análisis.

El ZOPP ha desarrollado principios y técnicas que facilitan la realización


de los análisis y la toma de decisiones.

La documentación de las decisiones.

Para cumplir con sus principios de transparencia y eficiencia, el ZOPP


considera que cada sesión de trabajo debe documentar-se. A medida que se da la
discusión, las tarjetas se reorganizan en el panel con alfileres. Una vez concluye la
discusión las tarjetas se fijan al forro de papel que cubre el panel, el cual se retira, se
transcribe y se hace llegar a los participantes. La documentación de la sesión puede
apoyarse también en otros medios (magnético o fotográfico).

16.2 Enfoque del marco lógico

El Enfoque del Marco Lógico (EML) fue elaborado a principios de los años 70 por una
consultora privada de Estados Unidos. Posteriormente ha sufrido diversas
modificaciones e interpretaciones por las distintas agencias de cooperación que la han
ido adoptando. Actualmente algunos organismos de cooperación la están reemplazando
por otros métodos más flexibles y centrados en la participación de la comunidad
beneficiaria en las distintas fases de los proyectos.

No obstante, el EML fue la primera metodología propiamente dicha para la planificación


de proyectos: con su implementación comenzó a realizarse una práctica de cooperación
al desarrollo asentada en propuestas bien estructuradas y sistematizadas, a diferencia
de lo que ocurría en períodos anteriores. Además, una gran parte de las distintas
metodologías que han surgido con posterioridad tienen su origen o bien en una

45
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

adaptación o bien en una crítica al EML, de modo que es importante su conocimiento por
parte de quienes se dedican a la cooperación al desarrollo.

El objetivo de esta metodología es llegar a una propuesta de intervención en un lugar


concreto para una población determinada y con unos objetivos precisos. Para ello
establece una serie de pasos bien guiados que han de conducir a un análisis sistemático
de la zona en la que se quiere trabajar y, posteriormente, apoyándose en ese análisis,
se propone un proyecto con todos sus elementos claramente definidos. Estos pasos son
los siguientes:

1) Análisis de Problemas

Se trata de ordenar en una relación de causa efecto todos los estados negativos
(problemas) que se presentan en la zona. Se parte del llamado Problema Central y
preguntándose por sus causas se va elaborando un árbol de problemas. En el ejemplo
que se esquematiza a continuación, el Problema Central es “La población joven emigra”
y se determina que esto es así por dos causas: “No encuentran trabajo” y “Hay escasos
servicios sociales y de diversión”. A su vez, cada uno de estos dos últimos problemas
tienen sus causas, y así sucesivamente.

2) Análisis de Objetivos

Partiendo de los problemas identificados, se establecen los objetivos deseables y


alcanzables, formulando cada uno de dichos problemas como un estado positivo al que
se quiere llegar. Al árbol de problemas descrito más arriba le podría corresponder el
siguiente árbol de objetivos.

46
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Análisis de Estrategias

El conjunto de objetivos establecidos se pueden agrupar en subconjuntos, llamados


estrategias, determinados por su afinidad sectorial. Esto es, habrá un cierto número de
objetivos relacionados con infraestructuras, otros con producción, salud, etc. Para el
ejemplo que venimos siguiendo se pueden establecer dos estrategias: “Trabajo” y
“Servicios Públicos”.

Una vez identificados estos subconjuntos se selecciona uno de ellos de acuerdo a


distintos criterios fijados por el propio equipo de planificación. Por ejemplo, un criterio
determinante para seleccionar una u otra estrategia puede ser la especialización del
organismo ejecutante del futuro proyecto. Otros criterios pueden ser la factibilidad de
conseguir resultados, el coste estimado, el plazo previsto de ejecución, el grado de
dificultad, etc. Supongamos que en nuestro ejemplo seleccionamos la estrategia
“Trabajo”.

4) Matriz de Planificación del Proyecto (MPP)

La MPP recoge todos los elementos del proyecto que se pretende realizar y parte del
Análisis de Estrategias realizado. Esta Matriz es una tabla de doble entrada con cuatro
columnas y cuatro filas, como se ilustra a continuación.

La forma de ir dando contenido a esta matriz por parte del equipo de planificación es en
el siguiente orden de columnas: 1) Lógica de Intervención; 2) Hipótesis; 3) Indicadores y
Fuentes de Verificación simultáneamente, y 4) Medios y Costes.

16.3 Metodología General Ajustada (MGA)

La Metodología General Ajustada (MGA) tiene como objeto proveer una herramienta
informática que ayuda de forma esquemática y modular en los procesos de identificación,
preparación, evaluación y programación de los Proyectos de Inversión.

47
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

La Metodología permite al usuario consignar la información de identificación del


problema o necesidad a partir de la realización del árbol del problema y objetivos que
contiene las causas, los efectos y las posibles alternativas de solución, (se debe tener
por lo menos una alternativa de solución al problema o necesidad). A estas alternativas
se le realizará(n) los estudios institucionales organizacional, localización, técnico,
ambiental, económico, comunitario, de mercado, financiero y legal, siempre que sean
necesarios de acuerdo al tipo de proyecto o sean requeridos por la entidad que emite el
concepto de viabilidad. Teniendo en cuenta las evaluaciones financieras y económicas
de acuerdo a los costos de oportunidad (representados en una tasa de descuento), los
costos e ingresos y/o beneficios, el evaluador podrá escoger la mejor alternativa. Con la
alternativa de solución seleccionada se realizará la programación de productos e
indicadores del proyecto.

La MGA generará la Ficha Estadística Básica de Inversión (EBI) automáticamente con


excepción de los datos de la entidad(es) y persona(s) proponentes y ejecutoras del
proyecto
.
La MGA se puede obtener en la página web del Departamento Nacional de Planeación
DNP, en la sección Políticas de Estado, Banco de Programas y Proyectos de Inversión
Nacional, Bpin, componente metodológico, o solicitando la instalación en una memoria o
CD en la Dirección de Inversiones y Finan zas Públicas del Departamento Nacional
de Planeación
.
Bases conceptuales para el diligenciamiento de la MGA
.
Antes de utilizar la herramienta, el usuario debe tener claro el significado y uso de los
siguientes conceptos, los cuales se han adoptado como base fundamental de la
herramienta:

 Actividad: Acciones necesarias en un proyecto para transformar determinados


recursos en productos a partir de un conjunto de insumos y recursos, en un
periodo determinado. Acciones que consumen recursos y tiempo, se les puede
identificar un responsable y un producto resultante.
 Ciclo de proyecto: Conjunto de etapas que comprende un proyecto: Preinversión,
inversión, ejecución, operación y evaluación ex post.
 Componente: Agrupación de varias actividades comunes.
 Etapa de inversión o ejecución: Es la etapa en la cual se materializan las acciones
que dan como resultado bienes o servicio, y culmina cuando el proyecto comienza
a generar beneficios.
 Evaluación ex ante: Proceso de comparación de alternativas.
 Evaluación ex post: Se refiere a la evaluación de un proyecto una vez se encuentre
en su etapa de operación.
 Formulación: Identificar el problema y preparar alternativas que buscan solucionar
un problema o necesidad.
 Funcionamiento u operación: Es la etapa del ciclo del proyecto durante la cual se
generan bienes y servicios para los cuales fue diseñado el proyecto. Es importante

48
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

en esta etapa proveer los fondos necesarios para la adecuada operación del
proyecto ya que sin ellos el proyecto no dará los beneficios esperados.
 Horizonte de evaluación: Periodo que contempla el análisis de las etapas de
preinversión, ejecución y operación.
 Identificación del problema: Análisis de causas y efectos de una situación
existente para determinar el problema o necesidad.
 Indicador: Es una señal que se puede observar y medir fácilmente. Son medidas
específicas, verificables objetivamente, sobre los cambios o resultados de una
actividad, con base en una fórmula que introduzca como mínimo dos variables.

EJERCICIO

Según las lecturas, realiza un cuadro de Relaciones entre planes, programas y proyectos
Fecha de entrega: La indicada en la Plataforma

17.CAPÌTULO 3: Diseño del proyecto


17.1 Aspectos formales de la propuesta

Muchas personas consideran, de forma equivocada, que formular proyectos es escribir


documentos. Como hemos visto anteriormente, un proyecto es una intencionalidad
sistematizada que integra información y decisiones para resolver un problema. El
documento que muchos llaman “proyecto” no es más que su expresión formal.

La gestión de proyectos exige la elaboración de un documento marco que describe, de


manera detallada, todos los aspectos formales de la propuesta técnica. A este
documento se le adjuntarán diferentes informes o soportes que suelen ser exigidos por
la instituciones y corporaciones públicas y privadas de crédito, instancias de planeación,
agencias de cooperación internacional, u otras que intervienen en las evaluaciones ex -
ante y ex – post del proyecto.

Los documentos que dan cuenta del proyecto pueden presentarse de tres maneras:
1. El proyecto como propuesta.
2. El proyecto como instructivo.
3. El proyecto como informe de resultados.

a) El proyecto puede documentarse como propuesta.

El proyectista puede dar a sus intereses y decisiones la forma de un documento que


asume la forma de propuesta técnica y cuyo contenido va dirigido a una agencia, con el
propósito de obtener su aprobación y su apoyo. Este documento suele dirigirse a un
tercero con la solicitud de que lo evalúe y apoye su ejecución total o parcialmente.
Recordemos que este tipo de propuestas se redactan con tres fines muy precisos: Lograr
que los evaluadores: a) entiendan adecuadamente la propuesta y sus beneficios y

49
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

ventajas, b) entiendan qué tipo de apoyo se solicita y c) recomienden apoyar la solicitud


de los proponentes del proyecto.

b) El Proyecto puede documentarse como instructivo.

En este caso el documento se estructura fundamentalmente para que sirva como


derrotero de la acción de los ejecutores, y se constituye en una guía que orienta
permanentemente el trabajo de quienes son responsables de la ejecución. La esencia
de este tipo de informes es la descripción del “cómo”. No se elabora para la evaluación
de terceros sino como instructivo para ser consultado permanentemente por los mismos
gestores del proyecto. Este tipo de presentación hace énfasis en los aspectos
operacionales del proyecto; de ahí se deriva su utilidad, pues facilito seguimiento y
monitoreo de las diferentes etapas del proyecto en el tiempo.

c) El informe técnico como expresión de los resultados obtenidos.

Este tipo de documentos se estructura con la intención de dar cuenta de los logros
parciales o definitivos alcanzados por los ejecutores durante la fase de ejecución o al
final de la misma. Suele elaborarse para los evaluadores o interventores y su esencia
radica en los resultados obtenidos.

Recordemos también, que los aspectos formales del documento son en sí mismos un
medio de comunicarnos con un interlocutor (lector, evaluador o agencia financiadora) y
constituyen un factor crítico de éxito del proceso planificador. En otras palabras, la
calidad del proyecto no se agota en el cumplimiento de requisitos formales, pero una
presentación inapropiada puede contribuir a su fracaso. La clave del éxito podría radicar
en la actitud comunicativa de quien escribe el informe y en su interés en hacerse entender
por el lector.

17.2 Elaboración de la Propuesta

Muchas de las agencias financiadoras y de cooperación tienen sus propios formatos para
la presentación de propuestas. El presente instrumento ha tratado de recoger los
aspectos más importantes de diferentes modelos para la presentación de propuestas,
procurando también que la definición y organización de los componentes formales
incluidos permitan al autor traducirlos y volcarlos posteriormente a los formatos
específicos de la agencia seleccionada. Este aspecto también debe ser tenido en cuenta
para los participantes que vayan a desarrollar propuestas de investigación o de inversión
física.

En el formato siguiente se presentan de manera detallada los contenidos mínimos que


debe considerar la propuesta de un proyecto de inversión social. Cada aspecto de los

50
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

contenidos debe ser producto de un proceso de concertación y de ajuste realizado por


los proyectistas. Adicionalmente lo consideremos como criterios de evaluación del curso,
aplicando el instrumento “Definición de criterios de evaluación y control de aspectos
formales del informe”

17.2.1 El perfil del proyecto

Algunos autores se refieren al perfil de un proyecto como a un esquema, donde el


analista describe los aspectos esenciales de la solución que pretende dar al problema.
El perfil del proyecto presenta, de manera general lo que se pretende hacer, se describe
de manera global el alcance del proyecto, los objetivos que se pretende alcanzar, las
metas a lograr, las posibles acciones a ejecutar y las condiciones mínimas requeridas
para su realización. Se prevé además la forma de cómo evaluar los resultados de las
acciones y los recursos financieros para su ejecución. Como esquema de decisiones, el
perfil es producto de una etapa de reflexión donde el analista ha visualizado previamente
sus intenciones frente al problema (alcance del proyecto), precisando los siguientes
aspectos:
 Identificación del proyecto
 Descripción de las características más relevantes del problema y de las acciones
que se pretenden realizar.
 Localización
 Actores involucrados
 Justificación
 Productos o servicios esperados
 Beneficiarios y beneficios
 Objetivos: General y específicos.
 Metas aproximadas
 Presupuesto aproximado: costos de preinversión, inversión y operación.
 Relación con otros proyectos, programas, estrategias y políticas de desarrollo
nacionales o regionales.
 Modalidad de ejecución: directamente o mediante contrato.
 Estado de la información básica y requerida para dar cuenta del proyecto
(posibles indicadores de medición de resultados).
 Análisis de viabilidad y factibilidad.
 Criterios de éxito, problemas, obstáculos.
 Condiciones mínimas requeridas para su realización.

Definir el perfil implica prever además la forma de proceder para desarrollar la solución
y la forma de evaluar los resultados de la gestión (indicadores). El perfil es, en resumen,
un bloque de información básica que el analista organiza para soportar los análisis de
viabilidad y factibilidad. Para diseñarlo, el analista necesitará basarse en una correcta
formulación del problema, frente a la cual debe preparar varias alternativas de solución.
Es en estos aspectos, donde puede apoyarse en las técnicas del marco lógico.

17.2.3 El problema

51
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Los proyectos son esquemas de decisiones dirigidos a alcanzar con éxito una
intencionalidad. Como veremos a continuación, estas decisiones pueden plantearse de
maneras diferentes y pretenden responder a las siguientes inquietudes del que realiza el
proyecto.

En primer lugar, se refiere a las decisiones esenciales que debe precisar un buen
proyecto; la segunda a los aspectos formales de la decisión, cuyo planteamiento puede
cambiar de un autor a otro o de una agencia a otra. La importancia comparativa que se
dé a estas columnas puede dar origen a dos errores opuestos:

 Algunas personas conceden más importancia a los aspectos formales que a las
decisiones esenciales y, para ellos, la formulación de proyectos se limita a llenar
formularios y aplicaciones. La dinámica de los problemas suele dar al traste con
sus aspiraciones, con la circunstancia agravante de que sus autores no se darán
cuenta del fracaso.

 Otros proyectistas dan muy poca importancia a los aspectos formales, y sus
decisiones pueden ser incoherentes, incomprensibles para otros y difíciles de
manejar.

Lo más sabio sería considerar los aspectos formales del proyecto como un recurso
supremamente valioso para que la decisión pueda llevarse a la práctica y asumirlos, paso
a paso, como condiciones para el éxito, más que como fines en sí mismos.
Esta unidad se centra en resolver un aspecto que constituye el punto de partida de
nuestro proyecto:

A la luz de los intereses que nos mueven, ¿cuál es el problema que vamos a
resolver?

Al terminar el producto será un documento técnicamente elaborado donde se haya


precisado los siguientes aspectos:

1.Las intencionalidades que inspiran el proyecto.


2. La problemática global que choca con estos intereses. Más adelante nos vamos a
referir a este aspecto como diagnóstico contextual.
3. El problema concreto que, en el marco de esta problemática, se va a resolver en el
período. Para ello nos veremos en la obligación de hacer un “cierre de campo del
proyecto” donde escojamos un problema central para el proyecto y precisemos sus
causas y consecuencias.
4. Los actores, actual o potencialmente involucrados en el proyecto, incluyendo los
beneficiarios o clientes directos.

Para resolver estos aspectos se debe trabajar entonces conceptos y técnicas que ayuden
a dar forma a las decisiones (formalizar el qué). Ello implica acercarnos a la realidad que
nos rodea, confrontándola con nuestros intereses, y seleccionar entre la complejidad que

52
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

la compone, aquel problema prioritario a cuya solución dedicaremos nuestros recursos


durante el período.

18. CAPITULO 4. GESTION DE PROYECTOS DE SALUD COMUNITARIA


18.1 Conceptualización de gestión de proyectos

La gestión de proyectos es a la vez un modo de organización y un conjunto de


estrategias, técnicas, herramientas y prácticas destinadas a favorecer la realización de
objetivos y la calidad de los resultados esperados. La gestión de proyectos corresponde
a un proceso de conducción planificado, coordinado y controlado de todas las actividades
o tareas necesarias para la realización de la misión y de los objetivos del proyecto en
función de factores humanos, técnicos, presupuestarios, de los plazos acordados y de
los riesgos propios del proyecto. Sauvé y Villemagne (2003, p. 27)

18.2 Ciclo de vida de un proyecto comunitario

Los proyectos, como herramientas operativas del sistema integrado de planes, se


implementan a través de un proceso de gestión que culmina en resultados mensurables,
lo que se denomina “gestión basada en resultados”, el cual se desarrolla en una
secuencia de etapas interdependientes que retroactùan entre sí, partiendo de la
concepción de una idea hasta la evaluación de los logros e impactos alcanzados por la
intervención. Las etapas del proceso se pueden representar, gráficamente, en forma de
círculo, tal como lo propuso hace algunas décadas la cooperación internacional, según
apunta LARA GONZÀLEZ (2005). Surgió así, el Ciclo de Vida del Proyecto, como
instrumento mediante el cual los responsables de una intervención pueden tener una
visión amplia de los elementos esenciales de la gestión, sobre la base de la
homologación conceptual y la normalización de los múltiples elementos de una
intervención, lo que facilita el análisis a lo largo de su ciclo vital.

El número de etapas del Ciclo de Vida del Proyecto varía, independientemente del
alcance, nivel de complejidad o incertidumbre de la intervención, incluso cambia en
función de normas legales y requisitos exigidos por las entidades internacionales o
nacionales de financiamiento de proyectos de desarrollo económico y social. El BID1 ,
por ejemplo, considera tres etapas en la vida de un proyecto: preparación, ejecución y
operación; el ILPES2 también considera tres etapas: pre-inversión, inversión y operación,
cada una con fases distintas. Para el Banco Mundial3 , las etapas son: identificación,
preparación, evaluación inicial, aprobación, ejecución, terminación y evaluación. En todo
caso, apunta LARA GONZÀLEZ (2005), lo más importante no es el número de etapas
del proyecto, sino la interconexión temporal y lógica entre ellas, y con la acción temporal
evaluadora (ex-ante, intermedia y ex-post).

A los efectos de esta Guía, la expresión Ciclo del Proyecto Comunitario, o simplemente
Ciclo del Proyecto, representa el proceso de elaboración y evaluación de la intervención,
apoyado en el Marco Lógico, tal como es sugerido por el Comité de Ayuda al Desarrollo

53
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

de la OCDE, en múltiples documentos. En este trabajo se consideran cinco etapas:


Identificación, Diseño-Formulación, Ejecución, Monitoreo y Evaluación, Estas etapas no
son correlativas en el tiempo, sino que pueden estar superpuestas unas con otras (por
ejemplo, la ejecución con el monitoreo), y ser diseñadas, en forma tal, que permitan una
interconexión con la acción evaluadora.

Identificación: etapa durante la cual se trata de conocer la situación actual de la


comunidad objeto del proyecto, para determinar si es necesario o no una intervención.
Se parte de un diagnóstico, denominado Diagnóstico Comunitario Participativo, que sirve
de base para la priorización de los problemas detectados y la selección del problema
central objeto del proyecto, la definición de la población objetivo o beneficiaria y la
elaboración de la línea de base.

Diseño-formulación: Esta etapa comprende dos momentos consecutivos: diseño y


formulación del proyecto.

 Diseño.

Durante el diseño del proyecto se describen en detalle los componentes de la acción; se


asigna nombre al proyecto y se hace el análisis de involucrados, de problemas, de
objetivos y de alternativas, y se estructura la Matriz de Planificación.

 Formulación.

En esta Guía, y siguiendo el criterio de muchas organizaciones de financiamiento, la


formulación consiste en llenar los formularios que exige el ente u órgano del sector
público o una entidad privada, a los fines de tomar una decisión sobre la conveniencia o
no de su financiamiento.

Ejecución: etapa durante la cual se da cumplimiento a cada una de las actividades


previstas en la Matriz del Marco Lógico analizadas en la etapa de Diseño-formulación,
utilizando los recursos previstos, sobre la base del Plan Operativo que se elabora durante
la etapa de ejecución.

Monitoreo o Seguimiento: en esta etapa se reúnen y analizan los datos que van
surgiendo durante la Ejecución, a fin de llevar cuenta del progreso del proyecto, verificar
el cumplimiento parcial de metas, y adoptar las decisiones fundamentales que permitan
corregir las deviaciones que se presenten.

Evaluación: durante la evaluación se determina la pertinencia y el cumplimiento de los


objetivos del proyecto, la eficiencia y eficacia en el desarrollo, el impacto y la
sostenibilidad, mediante la aplicación de criterios o pautas seleccionados al efecto,
utilizando como base informativa la Matriz de Planificación del Proyecto. La evaluación
suministra, igualmente, información verosímil y útil, a manera de lecciones aprendidas,
para futuros proyectos. No obstante, no se puede considerar a la evaluación como una
etapa separada de las demás, ni tampoco como la fase final del ciclo, porque de esta

54
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

manera se pierde la utilidad de este ejercicio para las etapas sucesivas de programación e
identificación.

18.3 Modelos de gestión del ciclo

El proceso de gestión de proyectos consta de una serie de pasos que se representan


normalmente mediante un modelo de gestión de proyectos. El modelo de gestión de
proyectos desarrollado a continuación consta de cuatro etapas, que determinan el ciclo
de vida de un proyecto: Planificación, Construcción, Seguimiento y Finalización.

La etapa de planificación consta de pasos como: La definición del problema, la


identificación de los interesados, el establecimiento de los objetivos, la preparación de
las compensaciones, y la definición de las actividades.

Definición del problema:

De no comprender a cabalidad el problema que se desea resolver, se corre el riesgo de


desperdiciar tiempo y recursos; al asignar soluciones simples, complicadas o
inadecuadas a la resolución del problema. Para conocer las necesidades verdaderas del
proyecto, puede ser útil realizarse algunas preguntas:

¿Cuál es la necesidad o propósito de lo que estamos tratando de realizar?


¿Qué efectos tiene sobre las personas, para considerarlo un problema necesario
de resolverse?
¿Quién tiene participación en la resolución?
¿Cómo difieren los objetivos de las diferentes partes interesadas?

Identificación de los interesados:

Es importante identificar a todos los interesados en la realización del proyecto, con el


propósito de realizar un trabajo en conjunto y conocer sus expectativas. Para poder
identificar a todos los interesados en el proyecto, puede ser útil recurrir a las siguientes
preguntas:

¿Qué actividades o personas pueden verse afectadas por las actividades del proyecto o
los resultados del mismo?
¿Quiénes aportan recursos - personas, espacio, tiempo, herramientas o dinero – al
proyecto?
¿Quiénes en última instancia podrían ser los usuarios y beneficiarios, de la
implementación del proyecto?

Establecimiento de los objetivos del proyecto:

El éxito de un proyecto lo determina el planteamiento y cumplimiento de sus objetivos,


por lo tanto, las características que debe cumplir un objetivo son: Ser específico,
mensurable, orientado a una acción, realista y con un tiempo limitado. Es importante

55
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

mantener presentes aspectos como: la calidad, organización, comunicación y riesgo,


durante el abordaje del proyecto, pero principalmente al momento de establecer los
objetivos.

Preparación de las compensaciones:

Las probabilidades de éxito del proyecto están potencializadas por la combinación de


tres variables de suma importancia: El tiempo, el costo y la calidad. La fórmula es simple:

Tiempo + Costo = Calidad

El cambio de una de estas variables puede alterar los resultados; si se reduce el tiempo
destinado para la elaboración del proyecto, puede incrementarse el costo o reducir la
calidad del mismo.

Definición de actividades:

Muchos proyectos han fracasado, producto de la subestimación del tiempo y el dinero


necesarios para su ejecución. Por lo tanto, se recomienda la utilización de una
herramienta como la “descomposición de la estructura de trabajo”, para evitar
contratiempos.

La “descomposición de la estructura de trabajo” es una herramienta utilizada para


desarrollar estimaciones, asignar personal, seguir el progreso, y mostrar el alcance del
proyecto. El propósito del mismo, es subdividir actividades complejas en pequeñas
tareas, realizando el proceso hasta que la actividad no se pueda subdividir.

EJERCICIO

Después de leer y reflexionar sobre la Unidad 1, responder de forma individual un taller de 7


preguntas y envíalas a la plataforma en la fecha indicada por el docente

18.4.EVALUACIÓN DE LA UNIDAD:
Se realizarán tres tipos de evaluación: diagnóstica, formativa y sumativa. Incluirá la
autoevaluación, la coevaluación y la heteroevaluación para la verificación de la apropiación del
conocimiento y del logro de las competencias y saberes propuestos para el curso; a través de
instrumentos previamente establecidos con criterios y escala de valoración bien definidos, los
cuales reflejan el seguimiento continuo que se le hace a cada estudiante con objetividad.

La autoevaluación. Por lo regular la efectúan los estudiantes y el tutor donde se estudian


las realizaciones y deficiencias del proceso de enseñanza aprendizaje.

La coevaluación entre pares o iguales donde se analizan los aprendizajes en términos


de experiencias significativas obtenidas en los trabajos colaborativos y en las redes de

56
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

trabajo cooperativo. Haremos mucho énfasis en esta práctica por cuanto nuestro
proyecto de consolidación de una comunidad de aprendizaje requiere de la evaluación
crítica y constante de todos sus miembros para consolidarse.

En la heteroevaluación es donde el tutor revisa los criterios propuestos para la


promoción de los estudiantes. Este último aspecto se mezcla con la aplicabilidad de los
conocimientos adquiridos.

Con base a lo anterior se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

 Resultado de las pruebas pre y pos-test


 Cumplimiento de las tareas asignadas
 Grado de contribución a las tareas en grupo
 Grado y calidad de la participación en los chats, foros y otros espacios de
discusión
 Participación y comunicación por el correo electrónico
 Entradas al Campus Virtual: entradas en días, horas, minutos, material al que se
accedió, material que se subió, frecuencia del uso de todos los miembros de la
comunidad virtual.
 Páginas de internet sugeridas en el curso y aportes del estudiante de acuerdo a
otros enlaces de interés, artículos relacionados con el tema y que se visitan para
complemento del aprendizaje.
 Aspectos éticos (respeto, responsabilidad, iniciativa, creatividad, oportunidad

18.5.EJERCICIOS O TAREAS DE AUTOEVALUACION


ACTIVIDAD Nº1

Trabajo en equipos: ahora los participantes son invitados a imaginar los proyectos que
quisieran llevar adelante:
- ¿Le gustaría iniciar un proyecto de ecodesarrollo o salud ambiental en la
comunidad? ¿y por qué?
- Quizás, ¿Hay proyectos ya iniciados en la comunidad donde es posible integrarse?
¿Creen que tienen potencial?
- ¿Podrían hacer una lista de proyectos comunitarios que quisieran desarrollar
y que sueñan llevar a cabo?

- ¿Podrían explicar por qué quieren cada uno de estos proyectos

ACTIVIDAD Nº2:

Elaborar un cuadro comparativo de los enfoques de los proyectos, el cual debe tener
concepto del enfoque, características, aspectos que los hacen semejantes y aspectos
que los diferencian.

ACTIVIDAD No. 3

57
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Evaluación escrita en el aula, en clase de acompañamiento directo de la Unidad No. 1

BIBLIOGRAFÌA

 Aguilera Morales, A y Martínez Lara, M (2009). La pedagogía proyectiva:


aproximaciones a una propuesta innovadora, Pedagogía y Saberes. Vol.
31;p.1524.[Enlínea]:http://www.google.ca/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&frm=1&sour
ce=web&cd=1&ved=0CC0QFjAA&url=http%3A%2F%2Frevistas.pedagogica.edu
.co%2Findex.php%2FPYS%2Farticle%2Fdownload%2F770%2F742&ei=UwXXU
tHHE8enrQHZ9YGoCA&usg=AFQjCNF6Q5b_mUArUMXHRhdwSthV_IL9sw&bv
m=bv.59378465,d.aWM

 Aguirre Ledezma, Noel. 2010. Educación Alternativa y Especial en tiempos de


transformación. Realidades y perspectivas, en La Educación Popular en la lucha
por el Buen Vivir: Asamblea Intermedia, de Bartolina Sisa a Mélida Amaya Montrés
y Monseñor Romero. (Actas de coloquio). CEAAL, El Salvador, 15 al 19 de
noviembre (2010): p. 9-16. En línea:
http://www.ceaal.org/v2/archivos/randina/Separata%20CEAAL.pdf

 Asamblea Legislativa Plurinacional. (2010) Ley Marco de Autonomías y


descentralización “Andrés Ibáñez”. Ley No. 131. Estado Plurinacional de Bolivia.
[En línea]:
http://www.ine.gob.bo/indicadoresddhh/archivos/vivi/nal/Ley%20N%C2%BA%20
031.pdf

 Bartle, P. (2007). Diseño de proyectos comunitarios. Guía para líderes. [En línea]:
http://www.scn.org/mpfc/modules/pd-pds.htm

 Campo Granado, D. (2005) Estructuras y bases para el control interno. Asociación


de proyectos comunitarios. Popayán. [En línea]:
http://www.asoproyectos.org/doc/Modulo_7_Estructuras_Organizativas.pdf

 Carvajal, J. C. (2005). Planes de vida y proyectos comunitarios. Asociación de


proyectos comunitarios. [En línea]:
http://www.asoproyectos.org/doc/Modulo_2_Planes_Vida.pd

 Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo. Universidad del


País Vasco

 Villarreal, F., Brunelle, R., Molina, F. y Sauvé, L. (Dir. Sauvé, L. y


Orellana,I.).(2015).Gestión comunitaria de proyectos. Módulo 10. Programa de
formación de líderes en ecodesarrollo comunitario y salud ambiental. Proyecto
Ecominga Amazónica. Montréal: Les Publications du Centr’ERE.

58
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

ENLACES DE INTERÈS:

documentos.mideplan.go.cr/alfresco/d/d/workspace/Spaces..

lagestiondeproyectos.blogspot.com/2009/04/modelos-de-ciclo-de-vida.

http://www.monografias.com/trabajos82/proyectoscomunitarios/proyectos-
comunitarios2.shtml#ixzz4Y7dmDubN

www.quindio.gov.co/home/docs/items/item_163/MANUAL METODOLOGIA

59
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

19. UNIDAD N°3: OPERACIONALIZACION DEL PROYECTO DE SALUD


COMUNITARIA

20.INTRODUCCIÒN
Una brillante idea puede terminar en un fracaso rotundo, si el proyectista no garantiza
los requerimientos de tipo práctico necesarios para que la intencionalidad pueda
desarrollarse de acuerdo con lo previsto.
Denominamos “definición de aspectos operativos” al conjunto, jerárquica y
secuencialmente ordenado, de análisis y decisiones asumidos por el analista para
identificar, seleccionar, valorar, articular y prever los recursos físicos, lógicos, y humanos
requeridos para adelantar con éxito su proyecto. Algunos autores se refieren a este
proceso como “programación” o “planeación” del proyecto y, aunque se han
propuesto diferentes enfoques y técnicas para llevarlo a cabo, en esencia
conllevan a conclusiones muy similares
21.OBJETIVOS:
Conocer los aspectos operativos de un proyecto comunitario
Comprender los alcances de un proyecto comunitario.
22.COMPETENCIAS
SABER
 Reconoce los conceptos de operacionalización de un proyecto
 Identificar la importancia de la realización de un proyecto comunitario.

SABER HACER
 Elaborar resúmenes, mapas conceptuales y guías que permitan aplicar cada uno
de los conceptos analizados.
 Analizar todos los recursos requeridos y el tamaño de la propuesta.

SABER SER:
 Actúa de acuerdo a los requerimientos que se deben aplicar en la ejecución de un
proyecto comunitario.
 Entrega puntual y en forma responsable las actividades y tareas asignadas

60
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

PRESABERES

Debemos identificar que tanto sabemos de conceptos como operacionalización,


formulación y ejecución. Respondamos a conciencia.
¿En qué consiste el alcance de un proyecto?
¿Qué entiende por la formulación de un proyecto
¿Qué es ejecución de un proyecto?

23. CAPÌTULO 1: Formulación del proyecto

Qué actividades y cuantas hay que desarrollar para alcanzar el resultado previsto?

􀂾 ¿Quién debe realizar estas actividades?


􀂾 ¿Qué recursos se requieren para alcanzar los productos?
􀂾 ¿Cuánto costará alcanzar los productos?
􀂾 ¿Cuándo se podrán alcanzar los productos?

La definición de los aspectos operativos de un proyecto incluye, como mínimo, los


siguientes procedimientos:

1. Definir el alcance y el ámbito de influencia del proyecto.


2. Definir los productos a realizar o contratar como producto terminado.
3. Definir las tareas a realizar para lograr los resultados previstos (procesos,
procedimientos, actividades y acciones).
4. Definir los tiempos previstos para cada logro.
5. Definir los diferentes recursos requeridos para alcanzar cada logro:
􀂾 Físicos
􀂾 Lógicos
􀂾 Humanos
􀂾 Financieros
Cuadro No 19: Definición de los Aspectos operativos de Un proyecto
Las siguientes recomendaciones generales pretenden facilitar estos análisis:
a. La dimensión (el “tamaño”) y ámbito de influencia de un proyecto dependen de tres
factores:
􀂾 La complejidad del problema
􀂾 El tamaño de la población directamente afectada
􀂾 La distribución geográfica de la intervención
b. La dimensión del proyecto depende de las pretensiones del proyectista, quien no
podrá definir los aspectos operativos mientras no haya precisado previamente, de
manera específica y detallada, los resultados esperados de su proyecto (productos

61
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

finales e intermedios).
c. A pesar de su naturaleza esencialmente diversa, los recursos requeridos por el
proyecto deben preverse de manera armónica en cantidad y calidad. La interacción
entre ellos se hace tan estrecha, que el exceso o defecto de alguno de ellos puede
llevarlo al fracaso, aun cuando los demás recursos se hayan dispuesto de manera
adecuada. Para garantizar la integralidad de esta relación, tendrás que corregir con
frecuencia decisiones anteriores a la luz de nuevas consideraciones que van surgiendo
en el análisis.
d. El proyectista debe estar preparado para hacer ajustes y reconsiderar decisiones
previas, pues estos cambios no solamente son inevitables, sino que podrán agregar
valor al proyecto.
e. Ante la complejidad de muchas de las tareas, la especificidad de la mayoría de los
recursos requeridos y la limitada capacidad logística de algunas de las agencias
involucradas en el proyecto, los proyectistas deben considerar la posibilidad de contratar
la elaboración total o parcial de muchos de los productos finales o intermedios, bajo la
modalidad de producto terminado.

La definición de los aspectos operativos tiene aplicaciones muy importantes:


a. En la fase de formulación del proyecto. Un proyectista precisa su propuesta no
solamente para hacerse comprender de otras personas, sino también para mejorar su
propio grado de comprensión del problema y la racionalidad de sus planteamientos. La
definición de los aspectos operativos te permitirá prever oportunamente los recursos
requeridos para lograr con éxito tus propósitos. Mientras no hayas aclarado estos
aspectos no tendrás control sobre tu gestión.
b. En la fase de evaluación ex – ante. La definición de los aspectos operativos permite al
evaluador conceptuar sobre la factibilidad y la viabilidad de la propuesta.
c. En la fase de ejecución del proyecto. La definición de los aspectos operativos
constituye una herramienta invaluable de guía y orientación para quienes tienen a su
cargo la ejecución de las actividades.
d. En la fase de monitoreo del proyecto. Esta información permite al sistema de
evaluación y control, valorar la ejecución y fijar los correctivos del caso.

e. En la fase de evaluación ex - post. La información sobre los aspectos operativos es


utilizada por los evaluadores como criterio de referencia para valorar el proyecto.
La definición de los aspectos operativos suele facilitarse si los diferentes productos del
proyecto se organizan de manera secuencial en el tiempo y se van resolviendo

23.1 Alcance del proyecto

El alcance del proyecto es una de las decisiones más trascendentales de los


proyectistas, pues determina la calidad y cantidad de los recursos requeridos, los tiempos
de operación y el costo del proyecto. Al precisar el tamaño que darán a su propuesta los
proyectistas estarán asumiendo que son realmente capaces de producir una cierta
cantidad de bienes o servicios durante la vigencia del proyecto y que se van a
comprometer a hacerlo. Con base e este análisis el proyectista decidirá si producirá por

62
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

sí mismo los productos finales e intermedios requeridos o los contratará con terceros.

La capacidad del proyecto para lograr los resultados previstos puede valorarse desde
tres puntos de vista:

 Capacidad necesaria: Corresponde al máximo nivel de producción o de prestación


del servicio que se requerirá para resolver el problema. Es decir, qué tanto
producto o servicio necesitamos entregar al terminar el proyecto.
􀂾 Capacidad instalada: Corresponde a la capacidad máxima disponible de
manera permanente, propia o de terceros. En otras palabras, qué tanto de los
resultados requeridos estamos en condiciones de entregar con nuestros recursos
actuales.
 Capacidad utilizable: En ocasiones no toda la capacidad instalada puede
destinarse el proyecto. La capacidad utilizable es la fracción de la capacidad
instalada que realmente se puede aplicar en el proyecto.

Para definir el alcance de su propuesta, los proyectistas requieren dos bloques de


información:

 Una buena estimación de la cantidad de productos finales e intermedios


requeridos para solucionar el problema, calculados por unidad de tiempo. Si se
trata, por ejemplo, de un servicio de salud, el número de consultas, o de camas
disponibles por día, el número de personas a atender por mes, el porcentaje de la
población a cubrir, el número de dosis de vacunas a aplicar por año, entre otras.
 Una buena estimación de los recursos requeridos para generar estos resultados;
definida también por unidades de tiempo.

Estimar el tamaño del proyecto puede ser más fácil si calculamos la producción requerida
por unidades de tiempo: Por fases, por etapas, por ciclos, por periodos presupuestales,
etc., teniendo en cuenta que los proyectos, como instrumentos para facilitar la gestión,
suelen ser útiles por periodos máximos de 5 años y funcionan mejor cuando coinciden
con periodos administrativos, presupuestales o de gobierno.
Esta clarificación es bien relevante puesto que los problemas, como ya se mencionó,
superan con frecuencia los recursos disponibles y la posibilidad de solucionarlos puede
aumentar si las enfrentamos por etapas

24. Capítulo 2: Ejecución del proyecto

La ejecución es la etapa durante la cual se lleva a cabo el proyecto, según los términos
aprobados en la formulación. Existen varias modalidades de ejecución de un proyecto.
Si la institución que aporta el financiamiento es la misma que ejecuta, se denomina
ejecución directa. Si ejecuta otra institución diferente se denomina ejecución indirecta. Si
se combinan las modalidades anteriores se denomina ejecución mixta. Es importante
que las relaciones entre las partes queden recogidas en un convenio o contrato que se
debe firmar antes del inicio del proyecto.

63
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

En el caso del Plan Comunitario de Desarrollo Integral, la ejecución se refiere al


cumplimiento de las políticas, programas y proyectos en espacio y tiempo establecidos
en dicho plan, garantizando la participación activa, consciente y solidaria de la
comunidad.

Durante la ejecución del proyecto y no en otras etapas del ciclo del mismo, es necesario
hacer el seguimiento o monitoreo de lo que se va avanzando y compararlo con lo
planificado inicialmente, para que, en caso de que haya desviaciones negativas, se
introduzcan las medidas correctivas o, en su caso, se reformule el proyecto.

En la etapa de la ejecución es esencial prestar una gran atención a la dimensión


comunitaria del proyecto. El facilitador debe favorecer y mantener la participación de los
miembros de la comunidad implicados en el proyecto. Acá se pone a prueba el liderazgo
del líder y la organización establecida para desarrollar el proyecto. Los actores
movilizados en el proyecto toman en sus manos las decisiones y realizan las tareas
planificadas respetando la organización comunal.

Al mismo tiempo, estos participantes reconocen y valoran su propio trabajo; ellos pueden
continuar o rectificar ciertas actividades para que el proyecto avance. En esta dinámica,
cada actor muestra responsabilidad y conciencia de sus actos en cada actividad y por
supuesto, también en el aspecto
financiero.

24.1 Seguimiento de un proyecto

El seguimiento de un proyecto es la supervisión continua o periódica de su ejecución,


tanto física, como desde el punto de vista de los cambios y los impactos (intencionales o
no) que produce. Se hace día a día, por todas las personas que participan en el proyecto,
quienes aportan los datos necesarios para elaborar un informe periódico que contiene,
entre otros elementos, la descripción general de la marcha del proyecto en relación con
los objetivos y resultados previstos, las actividades realizadas, el presupuesto ejecutado,
la actualización del calendario de actividades en caso de ser necesario, la relación de
gastos realizados, la actualización de las previsiones presupuestarias, la valoración de
seguimiento y las recomendaciones.

24.2 Qué es un sistema de seguimiento?

Sistema de seguimiento es el conjunto de procedimientos, mecanismos e instrumentos,


que se utilizan para obtener información periódica sobre la situación del proyecto. Un
sistema de seguimiento bien diseñado dará respuesta a las siguientes preguntas:

QUÈ información es relevante para los promotores (indicadores).

CÓMO debería ser recolectada y analizada (métodos).

64
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

QUIÉN se involucrará en cada fase (responsabilidad).

Igualmente, el seguimiento perseguirá los siguientes objetivos:

1. Proporcionar indicadores, a corto plazo, sobre el progreso o retraso en el logro de los


objetivos y en la consecución de resultados.

2. Tomar decisiones sobre medidas que permitan corregir los problemas que se
presenten durante la ejecución del proyecto.

3. Posibilitar el fortalecimiento de los resultados positivos logrados en la ejecución del


proyecto.

4.Determinar si el proyecto concebido es o no pertinente.

5. Contribuir a fomentar el espíritu de responsabilidad y el aprendizaje que se deriva


del desarrollo del proyecto.

6. Contribuir a reforzar las acciones para el seguimiento y evaluación de las instituciones


participantes.

24.3 EJERCICIOS O TAREAS DE EVALUACIÒN

Actividad Nª1

En diferentes momentos del proyecto será necesario reflexionar en equipos y también


en plenarias sobre la implementación y el seguimiento de los proyectos. El facilitador
coordinará las reuniones de descripción, discusión/reflexión crítica sobre los
aprendizajes, desafíos y soluciones entorno a las actividades del proyecto en sus
diferentes etapas.

Las siguientes preguntas pueden servir al líder para el trabajo con su comunidad.

¿Qué estrategias han elegido para asegurar una buena realización de su proyecto?
Por ejemplo, ¿han previsto una reunión semanal con los principales actores del
proyecto?
¿Cómo se desarrolla su proyecto?
¿Han hecho un seguimiento de su planificación desde el inicio?
¿Han hecho o harán modificaciones? ¿Cuáles?
¿Hay participación dentro del proyecto? ¿Cómo? ¿Hay dificultades en este sentido?
¿Qué piensan hacer?
¿Es suficiente el presupuesto? ¿Respetan la planificación inicial en materia
presupuestaria? ¿Hay rendición de cuentas pública? ¿El informe financiero es accesible?
Si hay un problema con este aspecto del proyecto, ¿cómo tratarían de resolver el
problema?

65
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

- ¿Cuáles son los principales retos que presenta su proyecto? ¿Cuáles son las?
¿Cuáles son las principales dificultades?
- ¿Qué soluciones consideran?
- ¿Cuáles son los principales aprendizajes que este proyecto les permite

ACTIVIDAD No. 2

Participa en el espacio de “FORO” habilitado para ello. Recuerda que es importante tu


participación activa en cada una de las actividades diseñadas por tu tutor. ¡MUCHA
SUERTE!

BIBLIOGRAFÎA.

Aguilera Morales, A y Martinez Lara, M (2009). La pedagogía proyectiva


aproximaciones a una propuesta innovadora, Pedagogía y Saberes. Vol. 31; p. 15-2

Aguirre Ledezma, Noel. 2010. Educación Alternativa y Especial en tiempos de


transformación. Realidades y perspectivas, en La Educación Popular en la lucha por el
Buen Vivir: Asamblea Intermedia, de Bartolina Sisa a Mélida Amaya Montrés y Monseñor
Romero. (Actas de coloquio). CEAAL, El Salvador, 15 al 19 de noviembre (2010): p. 9-
16. En línea: http://www.ceaal.org/v2/archivos/randina/Separata%20CEAAL.pd

Gamarra F. C., (2007) El rol de ONG quebequenses en los proyectos de gestión


comunitaria de aprovisionamiento de agua en Perú. Gatineau (Canadá): Université du
Québec en Outaouais. [En línea]:
http://www4.uqo.ca/observer/DevLocal/Initiatives/Internationales/Eau.pdf

66
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

25. UNIDAD 4. EVALUACION DE LA GESTION DE PROYECTOS DE SALUD COMUNITARA

26.INTRODUCCIÒN
La evaluación es un componente esencial en la vida de un proyecto. Se realiza tanto al
final, como también durante la vida del proyecto. En un proyecto comunitario con gestión
participativa comunitaria, la evaluación constituye un espacio de reflexión sobre el
progreso del proyecto, una mirada global a sus procesos, actividades y resultados, un
momento para valorizar conjuntamente los aprendizajes y reorientar la acción si es
necesario A través de la evaluación vamos a medir, analizar y valorar, en base a unos
criterios, unos procesos y resultados.

27.OBJETIVOS:

Generar conocimiento útil en los estudiantes de Administración en Salud para la toma de


decisiones, la retroalimentación, la mejora de la gestión y el cumplimiento de unos
resultados.

28.COMPETENCIAS:
Demuestra capacidad en gestión de proyectos comunitarios en los cuales permeé sus
Capacidades personales e intelectuales al abordar cada etapa de las formulaciones de
los proyectos.

29. CAPÌTULO 1.Evaluaciòn del proyecto


En un proyecto comunitario con gestión participativa comunitaria, la evaluación
constituye un espacio de reflexión sobre el progreso del proyecto, una mirada global a
sus procesos, actividades y resultados, un momento para valorizar conjuntamente los
aprendizajes y reorientar la acción si es necesario.
Evaluar quiere decir dar un juicio sobre el valor del proyecto (sea sobre el valor de su
proceso o de sus resultados), a partir de ciertos criterios, es decir de características de
calidad y de éxito del proyecto, que sirven como punto de referencia. Estos criterios
deben ser coherentes con los objetivos del proyecto y los resultados esperados. En un
proceso de gestión comunitaria, deben ser elegidos y discutidos por los participantes.

Veamos algunos ejemplos de criterios:


- Contribución al saneamiento del agua;

67
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

- Contribución al mejoramiento de las condiciones de salud de la comunidad;


- Consideración de la equidad de género;
- Valorización de la diversidad cultural;
- Contribución a la educación popular en materia de economía social;
- Adopción de un modo comunitario de gestión;
- Satisfacción de los participantes;
- Perennidad de los resultados.

La evaluación es un momento importante durante el proceso de la construcción del


proyecto y también al final. Para realizarla hay que obtener la información
correspondiente que permitirá el análisis, la reflexión y el juicio. En el trascurso de un
proyecto, la evaluación permite acomodar, rectificar o ajustar el proyecto para acercarnos
al objetivo o a los objetivos. La evaluación es una actividad que tiene que ser planificada
y por tanto incluida en el calendario del proyecto.

La finalidad de la evaluación del proyecto es replantear aspectos positivos y negativos


del mismo, buscar oportunidades de mejora, transmitir información, etc. Para ello, es
fundamental que quienes formaron parte de la formulación del proyecto y quienes
ejecuten el proyecto, discutan y reflexionen sobre el mismo.

29.1¿ Què es “evaluar?

Al igual que en otros campos de la experiencia humana, la evaluación se ha considerado,


desde principios del siglo XX, como una herramienta administrativa fundamental para
garantizar el éxito de todo proyecto. Si bien las diferentes corrientes administrativas
presentan su propia definición del término, para efectos del presente curso,
entenderemos la evaluación como un proceso de comparación entre un evento y un
patrón de referencia, dirigido a promover acciones de ajuste y control que optimicen el
beneficio de la situación evaluada. Un evaluador será entonces quien realiza un análisis
comparativo con la clara intención de proponer una determinada forma de actuar. Es
importante observar que esta definición vincula estrechamente la evaluación con la
decisión.
Llevando el planteamiento a sus últimas consecuencias, algunos autores consideran la
evaluación como un componente esencial del proceso de control y destacan la inutilidad
de cualquier evaluación que no conduzca a decisiones e intervenciones de ajuste.
29.2 Propósito de la evaluación

El elemento más importante de la evaluación es la intencionalidad del evaluador, pues


los demás aspectos dependen de lo que éste pretenda lograr. Ninguna evaluación tendrá
éxito si no se ha previsto con anterioridad para qué se utilizará. En contra de lo que se
observa con frecuencia, la evaluación no debe ser un ritual mecánico, sino un acto
inteligente con un objetivo claro que debiera ser garantizar el éxito de la gestión.

68
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

La evaluación debe contribuir al éxito y no al fracaso. No tiene sentido


entonces “evaluar para hacer fracasar” o “evaluar para empeorar”.
Aunque aparentemente simple, este principio es muy complejo, pues
los propósitos que dan origen a la evaluación pueden ser
heterogéneos y no siempre comprometidos con un determinado
criterio de éxito.

En ocasiones nos imaginamos los propósitos y las intencionalidades como un grupo


armónico y perfectamente alineado. La realidad no se comporta de este modo. Las
intenciones de los seres humanos son heterogéneas y cambiantes, y la decisión de
realizar una determinada evaluación es muy sensible a esta condición. De lo anterior
puede concluirse que las primeras actividades dirigidas a formular cualquier tipo de
evaluación deben centrarse en precisar por qué y para qué realizar este análisis, y
establecer si dicha intención es claramente compartida por las personas involucradas en
la situación.

Del propósito de la evaluación dependerán otras decisiones como: el contenido de la


misma, la metodología a utilizar, los recursos requeridos, el tiempo previsto para
realizarla y el tipo de evaluador más conveniente. Admitir que el propósito del evaluador
determina los demás componentes del proceso de evaluación, podría hacer pensar que
aquel es autónomo para imponer sus intereses de forma arbitraria. Esta sería una
conclusión errónea. Desde el punto de vista técnico, los propósitos del evaluador no
deberían desconocer otra intencionalidad que le precede y que configura el contexto
donde el proyecto adquiere sentido:

Dicha intencionalidad está constituida por los intereses de los proyectistas.

Cuando quienes formulan y ejecutan el proyecto son los mismos que actúan como
evaluadores, la identidad de intereses puede ser un hecho fácil de lograr y el proceso de
evaluación puede valorar los hechos a la luz de la intencionalidad inicial. Pero cuando
proyectistas y evaluadores son agentes diferentes, como ocurre con los evaluadores
externos, sería importante garantizar un punto de partida convergente. Aunque
relativamente frecuente, el hecho de que un evaluador externo inicie un proceso de
evaluación sin tomarse la molestia de evaluar los intereses que dieron origen al proyecto,
no solo podría sugerir su ignorancia en el tema, sino que podría conducir a
decisiones erróneas.

Al respecto es importante considerar dos situaciones particulares especialmente


problemáticas:
Al realizar la evaluación ex – ante, un evaluador que actúa en representación de su
agencia, puede considerar que los intereses de los proponentes no son compatibles con
los intereses de ésta última. El conflicto de intereses entre la agencia que evalúa y la
propuesta pueden dar origen a un informe donde el evaluador considera que el proyecto
no deba apoyarse.

69
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

Al evaluar un proceso en marcha, el evaluador puede descubrir que intereses,


considerados en sus momentos legítimos, han dejado de serlo y que la intencionalidad
que dio origen al proyecto ya no es compatible con los nuevos valores. También en este
caso los intereses del evaluador podrán imponerse a los del proyectista.
30. CAPÌTULO 2 Tipos de evaluación
La evaluación interna: es cuando participan sólo los responsables del proyecto
comunitario y/o los actores directos, dando énfasis a los aprendizajes para encaminarse
de mejor manera hacia los objetivos y la(s) meta(s) del proyecto.

Como ejemplo, resumimos a continuación los objetivos de la evaluación interna de la


primera mitad de vida de un proyecto comunitario.
- Verificar el alcance de los objetivos del proyecto y el desarrollo de las actividades
previstas según la planificación inicial;
- Verificar nuevamente la pertinencia del proyecto, a niveles local, regional y nacional;
- Aclarar la significación del proyecto para los actores;
- Identificar los principales aprendizajes realizados por los actores del proyecto;
- Identificar las dificultades y los desafíos encontrados;
- Identificar pistas que favorezcan el desarrollo óptimo del proyecto en los próximos años,
incluyendo las estrategias de perennidad

La evaluación externa, es cuando una(s) persona(s) que no participa(n) en la


implementación del proyecto, comúnmente un consultor, efectúa un balance del proyecto
y posteriormente emite recomendaciones. El evaluador externo se basa en el documento
inicial de planificación de la implementación del proyecto para examinar la concordancia
a las líneas directoras de la institución u organismo que lo contrató.

En la gestión por resultados, la evaluación se basa en los siguientes criterios: pertinencia,


eficacia, eficiencia, impacto y sostenibilidad, replicabilidad, cobertura de población
beneficiaria, visibilidad, participación, logística, género, etc. (Federación Asturiana de
Consejos, s/fecha).

A cada criterio corresponden algunos indicadores, es decir señales concretas o


manifiestas de que el proyecto responde a ese criterio. Por ejemplo, para el criterio de
equidad de género, uno de los indicadores (o señales) puede ser el número de mujeres
que participan en el proyecto, así como el del rol que tienen en la toma de decisiones. A
veces los indicadores se refieren a cantidades (número de mujeres), otras veces a
calidades o características (rol activo de las mujeres).

30.1 Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo evaluar?

En algunos momentos del proceso del desarrollo del proyecto se necesita mirar el camino
que se ha recorrido, reflexionar sobre la experiencia que se vive. En la reflexión vamos
aprendiendo y también resaltando las acciones concretas que se realizaron. La
evaluación puede tener las siguientes funciones:

70
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

• Una función formativa: la evaluación sirve para sacar provecho de las acciones
realizadas, analizar los aciertos y los errores para así favorecer el aprendizaje. Esta
retroalimentación puede llevar a modificar las acciones o las herramientas usadas, si
fuese necesario;

Como ejemplo, resumimos a continuación los objetivos de la evaluación interna de la


primera mitad de vida de un proyecto comunitario.
- Verificar el alcance de los objetivos del proyecto y el desarrollo de las actividades
previstas según la planificación inicial;
- Verificar nuevamente la pertinencia del proyecto, a niveles local, regional y nacional;
- Aclarar la significación del proyecto para los actores;
- Identificar los principales aprendizajes realizados por los actores del proyecto;
- Identificar las dificultades y los desafíos encontrados;
- Identificar pistas que favorezcan el desarrollo óptimo del proyecto en los próximos años,
incluyendo las estrategias de perennidad

31. CAPÌTULO 3: Indicadores de la evaluación

El concepto de indicador. Los factores críticos de éxito pueden ser - en si mismos -


realidades complejas, constituidas por múltiples aspectos, algunos de los cuales revisten
mayor importancia que otros. Ante la imposibilidad de mantener bajo control todos los
aspectos de un fenómeno, suele recurrirse a indicadores.

El término “indicador” evoca para muchas personas la cuantificación y la


estadística. Desde esta perspectiva, construir indicadores ha consistido en calcular
índices y mediciones numéricas. La anterior es una concepción muy común, pero
supremamente restringida como formulación teórica, y frecuentemente poco útil en la
práctica diaria.

En sentido amplio, un indicador es aquella característica particular


de un fenómeno complejo, capaz de reflejar los atributos esenciales
del todo. Los indicadores son pues algunos aspectos especiales de
una "situación compleja" que, sin agotarla ni explicarla totalmente,
nos permiten acercarnos a ella.

La necesidad de recurrir a indicadores surge como resultado de nuestra


incapacidad para comprender en su totalidad la naturaleza de un fenómeno complejo al
cual tenemos que acercarnos por partes. Como recurso metodológico, algunos de los
indicadores pueden ser cuantificables, otros no; algunos constituyen un buen reflejo de
la situación global, otros son más burdos y confusos. Por ejemplo, podría decirse que la
habilidad para expresarse es un indicador del desarrollo intelectual de una persona, que
la relación entre peso y talla es un indicador del estado nutricional del niño, que la tasa
de mortalidad materna es un indicador del grado de salud de una comunidad o que el
porcentaje de recaídas en un período sugiere la efectividad de una intervención
terapéutica. Los ejemplos anteriores ilustran también dos aspectos.

71
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

En primer lugar la inimaginable disponibilidad de indicadores que podríamos tener a


nuestro alcance. Por otra parte, hacen ver la necesidad de definir claramente cuál es la
situación compleja que queremos abordar, antes de seleccionar cada indicador, pues
éstos últimos son específicos en su utilidad. Un indicador de salud mental en un
adolescente, por ejemplo, puede no serlo en una mujer embarazada o ser de menor
utilidad en este caso.

31.1 ¿Cómo deben ser entonces los indicadores?

La respuesta depende de nuevo de la intencionalidad de quien los va a


utilizar. Si se necesita una gran precisión en la definición de determinado
problema, se requerirá también una gran precisión en los indicadores. El nivel de
sofisticación de un indicador depende entonces de la necesidad a la que pretende
responder y de la utilización que le dará el analista. No se justifica elaborar indicadores
sofisticados si no van a incidir en la decisión de control.

Quien se aproxima por primera vez a una situación problema, o quien se


propone manejarla a nivel general, podría comenzar por indicadores más
burdos. Esto no quiere decir, sin embargo, que un indicador sofisticado sea más
importante que un indicador burdo o sencillo, pues su valor depende de su utilidad
práctica para resolver el problema, y su complejidad no necesariamente se correlaciona
con esta última característica. De lo anterior se desprende que el atributo esencial de
cualquier indicador, es que refleje la naturaleza de una situación con una confiabilidad
suficiente como para sustentar una intervención capaz de controlarla, aun cuando se
desconozcan muchos otros aspectos.

Nada ganamos con seleccionar indicadores que no estarán disponibles.


Para cada indicador, el evaluador deberá prever una o más fuentes de
verificación donde obtendrá información sobre el comportamiento del indicador.
Las fuentes deberán ser confiables y actualizadas. En ocasiones puede ser
necesario obtener información que no ha sido previamente recopilada, lo que implica
generar una nueva fuente. Si no es posible identificar una fuente, el indicador deberá
modificarse o descartarse.

Podríamos concluir entonces que las características de un buen indicador son las
siguientes:

 Que su comportamiento particular sea un buen representante del comportamiento


global del fenómeno. Es decir, que apunte al centro del
blanco y no se quede en aspectos periféricos.
 Que sea confiable.
 Que esté disponible.
 Que sus atributos o valores sean observables y claramente diferenciables al nivel
cualitativo o cuantitativo. Si la interpretación del
dato es confusa o controversial no será un buen indicador.

72
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

 Que su valor refleje el estado actual del fenómeno.


 Que entre todos los demás indicadores sea el que más información arroje sobre
el fenómeno.
 Que el costo de su obtención corresponda a su utilidad para la toma de decisiones.
Descartar indicadores cuya obtención se considere excesivamente costosa para
el caso específico a evaluar.

Evidentemente, la selección y elaboración de los indicadores deberán


obedecer a la intención que el analista se haya formulado previamente en
relación con la situación evaluada.

Los indicadores son criterios de medición que permiten valorar, analizar y evaluar el
comportamiento de variables. Es decir, las características, componentes y elementos
que constituyen los objetivos de planes estratégicos y operativos. Sin indicadores no es
posible comprobar si el proyecto está bien encaminado, o si los objetivos continúan
siendo adecuados. Por ello, una de las principales actividades de la planificación de un
proyecto es definir los indicadores.

31.2 EJERCICIOS O TAREAS DE AUTOEVALUACIÒN

ACTIVIDAD No. 1

Realiza un mapa conceptual con tres niveles de complejidad de cualquier tema de la


unidad 4 en forma individual.

ACTIVIDAD No. 3

Glosario de términos del curso que incluya las exposiciones. Mínimo 30 términos.

32.GLOSARIO

COMUNIDAD: Grupo de individuos en constante transformación y evolución, que en su


interrelación generan pertenencia, identidad social y conciencia de sí como comunidad;
lo cual los fortalece como unidad y potencialidad social. Maritza Montero 2010.

DIAGNÒSTICO: es el Resultado de diagnosticar algo. Constituye un método que permite


detectar problemas e intereses de las comunidades en su contexto real.

DIAGNÒSTICO COMUNITARIO: es un proceso de recolección, ordenamiento, estudio y


análisis de datos e información que nos permite conocer mejor la realidad de la
comunidad o de una parte de ella, para dar respuestas a los problemas

GESTION DE PROYECTO: es un enfoque metódico para planificar y orientar los


procesos del proyecto de principio a fin.

73
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud
Universidad de Córdoba

INDICADORES: algoritmo o fórmula que expresa la relación cuantitativa o cualitativa


entre dos o más variables y que sirven para medir el logro de un objetivo –impacto del
proyecto a nivel de Fin, efecto directo a nivel de Propósito, productos a nivel de
Componentes. Los indicadores especifican los resultados esperados en términos de
cantidad, calidad y tiempo o plazo. El indicador debe ser objetivamente verificable

MARCO LÒGICO:Herramienta de análisis estructurado que permite facilitar el proceso


de identificación, diseño, ejecución y evaluación de políticas, programas, proyectos y
diseños organizacionales, pudiendo aplicarse en cualquier fase de sus respectivos
procesos de planificación.

PARTICIPACIÒN COMUNITARIA: se entiende como una toma de conciencia colectiva


de toda la comunidad, sobre factores que frenan el crecimiento, por medio de la reflexión
crítica y la promoción de formas asociativas y organizativas que facilitan el bien común.

PROYECTO: Un proyecto no es otra cosa que la intención organizada de transformar


una situación actual insatisfactoria en una situación futura deseada situación actual

Bibliografía

Aguirre Ledezma, Noel. 2010. Educación Alternativa y Especial en tiempos de


transformación. Realidades y perspectivas, en La Educación Popular en la lucha por el
Buen Vivir: Asamblea Intermedia, de Bartolina Sisa a Mélida Amaya Montrés y Monseñor
Romero. (Actas de coloquio). CEAAL, El Salvador.

Bartle, P. (2007). Diseño de proyectos comunitarios. Guía para líderes. [En línea]:
http://www.scn.org/mpfc/modules/pd-pds.htm

Campo Granado, D. (2005) Estructuras y bases para el control interno. Asociación de


proyectos comunitarios. Popayán

Cerda Gutiérrez, H. (2003). La pedagogía de proyectos: algo más que una estrategia.
Revista Internacional Magisterio: Los proyectos como estrategia pedagógica. Abril-mayo.
Vol.:2

Ciolli, V. (2010). Acerca de las implicancias del término 'autoexploración'". En Simposio


Experiencias de autogestión en el seno de los Movimientos Sociales. Balance y
Perspectivas, de las II Jornadas Internacionales de Problemas Latinoamericanos.
"Movimientos Sociales, Procesos Políticos y Conflicto Social: Escenarios de disputa".
Universidad Nacional de Córdoba. Noviembre 2010

Real academia española (2012). Diccionario de la lengua española. Madrid: Real


academia española

74
Facultad de Ciencias de la Salud Programa de Administración en Salud