Você está na página 1de 5

Industria agropecuaria y sus efectos sobre el medio ambiente

Aldana Leal, Joel Alexander.


Santa Marta, Magdalena, Colombia.

En la actualidad la industria agropecuaria se ha ido convirtiendo en uno de los sectores

industriales que impacta de manera más significativa el medio ambiente, esta industria genera

impactos que afectan a todos los componentes del medioambiente de manera muy significativa,

ya que en la agricultura y ganadería intensivas están provocando la degradación de los suelos,

la contaminación de cuerpos de agua, la aceleración del cambio climático, el acaparamiento de

tierras, y entre otros impactos. Por lo anterior es fundamental identificar el cómo esta industria

está impactando al medio ambiente, para así comprender el cómo minimizar los impactos sobre

el mismo (FAO, 2006).

Hoy día la degradación de los suelos es un fenómeno muy preocupante ya que este es

considerado como un recurso no renovable y la necesidad de su cuidado radica en que el suelo

es un componente medio ambiental muy importante ya que él tiene la capacidad de

proporcionar agua y nutrientes a los cultivos, brindar un soporte físico a la agroindustria y

actuar como depurador de los residuos que esta puede generar, no obstante, en la actualidad la

agroindustria está dándole un deficiente manejo a los suelos, lo que causa que está generando

desertificación, esta desertificación puede darse ya sea como consecuencia de los monocultivos

los cuales agotan los nutrientes que se encuentran en los suelos y pueden llevar a la

mineralización de la materia orgánica presente en los mismos o por el sobre pastoreo el causa

la perdida de estructura en el suelo, y lo deja en un estado muy susceptible ante la erosión. No

obstante, la agroindustria hace otro aporte muy importante a esta problemática, ya que gracias

al uso excesivo de fertilizantes, aguas de mala calidad (para el riego) y herbicidas y

nematicidas, van contaminando el suelo haciendo que estos varíen en sus características

químicas de una manera significativa, además causando así que se requiera el uso masivo de

sustancias químicas para poder sostener el ritmo de producción, entre las características
química de suelo que más se ven alteradas podemos encontrar: la salinidad, la conductividad

eléctrica, la capacidad de intercambio catiónico, el pH y etc.

Así mismo el sector agropecuario contribuye a la contaminación de los cuerpos de agua, para

poner en contexto esto en necesario saber que este sector es el que más agua consume a lo largo

de todo el mundo, con un consumo medio estimado en un 69%, además La agricultura moderna

es responsable del vertido de grandes cantidades de agroquímicos, materia orgánica,

sedimentos y sales en los cuerpos de agua (FAO, 2018). Lo anterior deja en evidencia la

magnitud que puede tener un mal manejo de esta agua, por lo que este sector debe ser de los

más vigilados desde el punto de vista normativo, ya que al manejar volúmenes tan grandes de

agua y emplear sustancia que pueden representar un riesgo para la salud humana como lo son

algunos fertilizantes, herbicidas y nematicidas, las cuales terminaran por mezclarse, y así todos

esos contaminantes se encontraran en una solución acuosa la cual estará sobre una superficie

porosa (el suelo), por lo cual se puede infiltrar (la facilidad con la que esto pase dependerá de

las características físicas del suelo), para así llegar hasta los acuíferos cercanos y en

consecuencia estos terminaran por ser contaminados, por esto muy a pesar de que antes se veía

el agua subterránea como un agua de gran calidad, en la actualidad no es así, ya que con

frecuencia se encuentras compuestos derivados de la agroindustria en estas aguas lo que trae

consigo la necesidad de emplear tratamientos en esas aguas muchas veces complejos y costosos

a fin de que esta aguas puedan ser actas para el consumo humano (SERVICIO TÉCNICO DE

AGROINDUSTRIAS E INFRAESTRUCTURA RURAl, 2012).

En cuanto al acaparamiento de tierras la ocupación del suelo solo para un uso ganadero es del

30% de la superficie terrestre y el 33% de esta superficie es cultivable lo cual habla de una

mala gestión en cuento a uso de suelo, ya que estos suelos después de pasar por un proceso de

sobrepastoreo terminan por compactarse, perdiendo así su estructura, por lo cual deja de ser un
suelo acto para el cultivo (FAO, Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y la

Alimentacion, 2006).

En cuanto al cambio climático el sector agropecuario hace su parte, se puede decir que tanto

en la parte agroindustria como en la pecuaria se está contribuyendo a este fenómeno, no

obstante, la contaminación atmosférica causada por la agroindustria es principalmente a causa

del uso de algunos fitosanitarios los cuales son dosificados de una manera ineficiente lo que

causa que gran parte de estos termine por volatilizarse y dispersándose en la atmosfera

(SERVICIO TÉCNICO DE AGROINDUSTRIAS E INFRAESTRUCTURA RURAl, 2012).

Además, el 60% de los incendios que se presentan alrededor del mundo son intencionados y la

principal causa de eso son las quemas agrícolas las cuales también son las responsables del

90% de combustión de biomasa y terminan por causar un aporte muy significativo a la

atmosfera en cuanto a dióxido de carbono y óxido nitroso, los cuales son gases de efecto de

invernadero (FAO, Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion,

s.f.). Por otra parte, el sector pecuario es el sector pionero en cuanto a cambio climático se trata,

ya que este aporta grandes cantidades de gases de efecto de invernadero, contribuyendo con el

9% del CO2, el 65% de NO2 (considerado uno de los principales gases de efecto de invernadero

tiene un potencial para contribuir a este efecto 296 veces mayor al Co2 y la mayor parte

procede del estiércol) y el 37% de metano (es uno de los principales gases de efecto de

invernadero tiene un potencial para contribuir a este efecto 23 veces mayor al Co2 y tiene su

origen principalmente en el sistema digestivo de los rumiantes, además de que representa el

64% de los gases causantes de lluvia acida la que puede afectar la acides del suelo) producido

por las actividades humana (FAO, Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y

la Alimentacion, 2006).
A todas estas problemáticas mencionadas anteriormente en necesario añadirles un plus el cual

es que en la actualidad la población mundial se estima entorno a los 7800 millones, y se estima

que este número ira en aumento conforme pasan los años, para 2050 se prevé esta llegara a los

9.700 millones, lo que traerá consigo un aumento de un 70% en la actual demanda alimentaria

(ONU, 2017).

En conclusión, se debe cambiar la manera como se está comportando el sector agropecuario ya

que este actualmente está dándole un uso no sustentable en el tiempo a los recursos, además de

conservarse los hábitos con los que se está produciendo alimentos los impactos se masificarían

lo que traería como consecuencia un cambio climático más acelerado.


Referencias
FAO. (2006). Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion.
Obtenido de http://www.fao.org/newsroom/es/news/2006/1000448/index.html
FAO. (20 de Jun de 2018). Los contaminantes agrícolas: una grave amenaza para el agua del
planeta.
FAO. (s.f.). Organizacion de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentacion.
Obtenido de http://www.fao.org/3/y3557s/y3557s11.htm#TopOfPage
ONU. (2017). NACIONES UNIDAS. Obtenido de https://www.un.org/es/sections/issues-
depth/population/index.html
SERVICIO TÉCNICO DE AGROINDUSTRIAS E INFRAESTRUCTURA RURAl. (Jun de
2012). AGRICULTURA Y MEDIO AMBIENTE, EQUILIBRIO TERRITORIAL.
Santa Marta, Magdalena, Colombia.