Você está na página 1de 16

UNIVERSIDAD MARIANO GALVEZ DE GUATEMALA

MAZATENANGO SUCHITEPEQUEZ
CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES
DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

DOCUMENTOS PROVENIENTES DEL


EXTRANJERO.

GABRIELA MARIA ALVARADO MANSILLA


ANA DEL CARMEN MARTINEZ YEE
CLARA MISHEL CAMPOSECO GUZMAN
LUIS FELIPE MEJIA CARLOS
FRANCISCO XAVIER RODRIGUEZ LURSSEN
DANNY MELECIO MEJIA ALEJANDRO

MAZATENANGO SUCHITEPEQUEZ 24 DE AGOSTO DE 2019


INTRODUCCION

Una de las características del ser humano a lo largo de la historia ha sido su


internacionalidad, el ser cosmopolita. Es decir, esa tendencia y visión global
en cuanto a la realización de sus relaciones extraterritorialmente. Además, el
ser humano es gregario por naturaleza, y esa sociabilidad es la que le ha
ayudado a establecer relaciones con personas de otros Estados; y son
precisamente estas relaciones las que le interesan al derecho interno (en este
caso en particular, al derecho guatemalteco), porque cuando un derecho o un
deber jurídico adquirido en el extranjero quiere hacerse valer en territorio
guatemalteco, deberá regirse por las leyes de Guatemala debido a que no
todos los países regulan de igual manera los mismos hechos, situaciones o
instituciones jurídicas; es por ello que, lo referente a los documentos
provenientes del extranjero es relevante no sólo nacional sino
internacionalmente; pues involucra a personas de diversos Estados que
tienen diferentes legislaciones, pero el factor común entre éstas será el
negocio jurídico o contrato que realicen, que en lo que respecta a esta tesis
son los mandatos.
Con la investigación realizada en este trabajo se alcanzaron los objetivos
trazados en un inicio, pues se estudió y analizó todos y cada uno de los
requisitos que deben llenar los documentos provenientes del extranjero; así
como el procedimiento que exigen las diferentes instituciones involucradas
para que éstos tengan validez; además de las obligaciones que de acuerdo
con la legislación guatemalteca deben de cumplirse a lo largo del
procedimiento, así como el pago de los impuestos a cubrir en base a las leyes
internas de cada país.
1. DOCUMENTOS PROVENIENTES DEL EXTRANJERO
Los documentos provenientes del extranjero para que sean admisibles en
Guatemala y los expedidos en el país que vayan a surtir efecto en el extranjero
corresponde legalizarlos al Ministerio de Relaciones Exteriores.
Horario: El horario de recepción y entrega de documentos es de lunes a viernes,
de 8:00 a 16:30 horas en el Departamento de Auténticas de la Dirección General de
Asuntos Jurídicos, Tratados Internacionales y Traducciones, ubicado en el Centro
de Atención al Migrante (2a. Av. 4-17 zona 10). La recepción es en la ventanilla No.
6 y la entrega en la ventanilla No. 7 y No. 8.

2. REQUISITOS GENERALES
1. En el caso que la cantidad de documentos exceda de diez unidades, el
interesado debe presentarlos en sobre de papel manila y llenar el formulario
que se les proporcionará para identificarlos bajo su responsabilidad.
2. Debe satisfacerse el impuesto de Q. 10.00 por cada auténtica mediante
especies fiscales las cuales deben adherirse previo a entregarse el
documento legalizado. El Ministerio de Relaciones Exteriores no cobra
honorarios, ni tarifa alguna por la legalización ni vende especies fiscales.
3. Para la respectiva legalización debe presentarse el documento original.
4. No se legalizan fotocopias legalizadas de documentos provenientes del
extranjero cuyo original no haya sido previamente legalizado por el
Departamento de Auténticas.
5. Los documentos a legalizar deben estar firmados por el funcionario
respectivo, cuya firma esté registrada en el Departamento de Auténticas.
6. Los documentos emitidos en el territorio nacional, posteriormente a su
legalización por el Departamento de Auténticas y previo a su envío al
extranjero deben ser legalizados por la Misión Diplomática o Consular del
país correspondiente acreditada en Guatemala.

3. DURACION DEL TRAMITE


Entrega en 48 horas.

4. Documentos Extendidos en Guatemala que Surtirán Efectos en el


Extranjero
Los requisitos previos para la legalización de documentos por el Departamento de
Auténticas, según sea el caso, son los siguientes:

5. CERTIFICACIONES EXTENDIDAS POR LOS REGISTRADORES CIVILES:


Todas las firmas que aparecen en las certificaciones extendidas por los
Registradores Civiles del Registro Nacional de las Personas - RENAP -, se deben
legalizar por el Registrador Central de RENAP.

6. TRASLADO DE CADÁVERES AL EXTRANJERO, además de la


certificación de la partida de defunción legalizada, es necesario un
certificado médico de defunción según el caso:
Si la persona falleció en hospital privado, el certificado médico debe ser legalizado
en el Colegio de Médicos y Cirujanos, si el deceso ocurrió en un hospital estatal,
dicho certificado lo debe legalizar la Secretaría del Ministerio de Salud Pública y
Asistencia Social.
1. En los casos de defunción que intervenga un médico forense, el certificado
debe ser legalizado por la Secretaría del Ministerio de Salud Pública y
Asistencia Social.

7. CONSTANCIA DE CARENCIA DE ANTECEDENTES POLICÍACOS:


1. Legalizar por la Dirección General de la Policía Nacional Civil la firma del jefe
de gabinete criminalístico de la Policía Nacional Civil.
2. Legalizar por la Jefatura de Registro y Trámite del Ministerio de Gobernación
la firma del funcionario de la Dirección de la Policía Nacional Civil.

8. CONSTANCIA DE CARENCIA DE ANTECEDENTES PENALES:


Legalizar por la Sub-secretaría de la Presidencia del Organismo Judicial la firma del
funcionario de la Dirección de la Unidad de Antecedentes Penales del Organismo
Judicial.

9. DOCUMENTOS EN LOS QUE INTERVIENE UN NOTARIO PÚBLICO:


1. Legalizar la firma del Notario en el Archivo General de Protocolos.
2. Los Mandatos deben estar debidamente registrados en el Archivo General
de Protocolos.

10. DOCUMENTOS EXTENDIDOS POR OTROS PROFESIONALES EN


EJERCICIO PARTICULAR:
1. Legalizar la firma del profesional en el Colegio respectivo.
2. Acreditar colegiatura activa.

11. TITULOS O DIPLOMAS UNIVERSITARIOS:


Legalizar la firma de quien emite el título o diploma por la Secretaría General de la
Universidad correspondiente.

12. DIPLOMAS O CERTIFICACIONES DE ESTUDIOS DE EDUCACION


PRIMARIA O SECUNDARIA:

1. Legalizar la firma del Director del establecimiento educativo por el Supervisor


del Área.
2. Legalizar la firma del Supervisor de Área por la Dirección Departamental de
Educación.
3. Legalizar la firma del Director Departamental en el Ministerio de Educación.
13. TRADUCCIONES:

1. Legalizar la firma del Traductor Jurado en el Ministerio de Educación.


2. Las traducciones deben ser realizadas por Traductor Jurado debidamente
registrado en el Ministerio de Educación.
3. No se legalizan traducciones realizadas en Guatemala, cuyo documento
original no haya sido previamente legalizado por el Departamento de
Auténticas.

14. DOCUMENTOS EXTENDIDOS POR DEPENDENCIAS DE LOS


MINISTERIOS DE ESTADO Y OTRAS DEPENDENCIAS ESTATALES:
Legalizar la firma de quien extiende el documento por el Secretario del Ministerio
que corresponda; o en su caso del funcionario correspondiente de la dependencia
respectiva.

15. Documentos Provenientes del Extranjero que Surtirán Efecto en


Guatemala
Los documentos emitidos en el extranjero, deben de estar legalizados por el
correspondiente funcionario Diplomático o Consular de Guatemala.
1. No se legalizarán traducciones realizadas en el extranjero ni documentos a
los cuales se anexe una traducción sin haberse legalizado el documento
original.
2. Los documentos autorizados por notario guatemalteco en el extranjero no
requieren pases de ley.
3. Cualquier consulta comunicarse al Departamento de Auténticas, Teléfonos
2410-0000, 2410-0170 extensiones 6121, 6122, 6125, 6124 y 6120.

16. Trámites en las legalizaciones consulares de los documentos


autorizados por notario guatemalteco y estadounidense que surtirán
efectos en el Estado de Guatemala.
Consideraciones preliminares:
Los ciudadanos guatemaltecos que se encuentran en el extranjero, así como
aquellos de otras nacionalidades que necesiten que se les autorice un documento
que vaya a surtir efectos en Guatemala, se hallarán frente a la posibilidad de acudir
ante un notario del país de su origen, o bien uno que sea guatemalteco; ambos
casos ilustrados de manera práctica en este capítulo y subsiguiente.
Este trabajo de tesis se circunscribe a los documentos provenientes de los
Estados Unidos de América, que, de acuerdo a lo referido por la encargada del
departamento de auténticas del Ministerio de Relaciones Exteriores, es el país con
el cual se tiene una mayor relación. Además, en este país nos encontramos con
cuatro tipos de profesionales que pueden auxiliarnos a redactar un documento que
surtirá efectos en Guatemala: - “El notario guatemalteco itinerante (o también los
notarios que se encuentran en el extranjero porque han sido llamados para realizar
un negocio en particular).
Los notarios guatemaltecos ya establecidos en dicho país y que cuentan con
una oficina profesional dedicada a realizar actos y contratos que surtirán sus efectos
en el territorio guatemalteco.
Los cónsules guatemaltecos siempre y cuando sean notarios. El notario
estadounidense o sajón, que, aunque su forma de redactar difiere a la de los
guatemaltecos principalmente en lo referente a las formalidades que el documento
necesita para que sea válido en territorio guatemalteco, puede ayudarnos en un
determinado momento”.
17. Documentos provenientes de los Estados Unidos de América
autorizados por notario guatemalteco.
Cuando un ciudadano estadounidense o guatemalteco, necesita que se le
autorice un documento que surtirá efectos en Guatemala, cuenta con tres
alternativas al momento de decidir quién le asesorará en la autorización del mismo,
y estás son:
-Acudir con un notario guatemalteco;
-Avocarse al consulado de Guatemala en los Estados Unidos de América.
-Acudir con un notario estadounidense;
Tanto los ciudadanos guatemaltecos que se encuentren en Estados Unidos
como los estadounidenses, cuentan con la opción de acudir ante los funcionarios
diplomáticos y consulares guatemaltecos cuando sean notarios al momento de
enviar documentos que surtirán sus efectos en el territorio guatemalteco; quienes
de conformidad con lo estipulado por el Artículo 43 de la Ley del Organismo Judicial,
están facultados para hacer constar hechos que presencien y circunstancias que
les consten, así como para autorizar actos y contratos en el extranjero que hayan
de surtir efectos en Guatemala.
Recordemos que un cónsul-notario puede cartular en los Estados Unidos de
América, porque la ley guatemalteca le faculta para hacerlo, sin embargo, en la
práctica no es usual que los ciudadanos estadounidenses acudan ante él para la
autorización de un documento; debido a que por la confianza prefieren contratar un
notario de su misma nacionalidad no uno guatemalteco. De la misma manera,
cuando un ciudadano guatemalteco se encuentra en los Estados Unidos de América
y necesita que se le asesore en cuanto a la redacción de un documento que tendrá
efectos en Guatemala, cuenta con las mismas opciones detalladas anteriormente.
Es el caso, que cuando se avoca al consulado guatemalteco del estado en
donde se encuentre, éste recomendará por lo general a la persona acudir con
notarios guatemaltecos radicados en el estado que corresponda y que pueden
ayudarle. En el caso práctico que se ilustrará en este capítulo (mandato general y
judicial con representación a título gratuito autorizado por notario guatemalteco
radicado en la ciudad de Los Ángeles, California Estados Unidos de América y
solicitado por un ciudadano guatemalteco) se recibió la ayuda del notario Jorge
Roberto Cabrera Marroquín, miembro activo del Colegio de Abogados y Notarios de
Guatemala, inscrito con el número cinco mil seiscientos noventa y seis, quien fue el
que redactó el documento e indica que para que un notario pueda ser dado como
referencia en el consulado de Guatemala en Los Ángeles, California, basta con
presentarse allí personalmente.
(Actualmente en el estado de Los Ángeles, California se recomienda
únicamente a dos profesionales, ambos notarios guatemaltecos). Hay que tomar en
cuenta, que no sólo los ciudadanos guatemaltecos necesitarán este tipo de ayuda;
sino que también aquellos que tienen otras nacionalidades, lo que es más usual
aún, debido a la magnitud de los negocios que establecen en las diferentes partes
del mundo, entre ellas Guatemala, y lo que buscan al requerir los servicios de los
notarios guatemaltecos, es además de la celeridad y la 56 economía que esto
representa en la realización de sus negocios, es tener la seguridad de que se
cumplirá con todos y cada uno de los requisitos que la ley establece, puesto que es
aquí en donde surtirá sus efectos. Un ejemplo de ello es la gran cantidad de notarios
que viajan al extranjero solamente para celebrar un negocio, debido a que esto
brinda la seguridad de que éste será completamente válido y no hay riesgo de
pérdidas de ningún tipo.
18. ¿Existe alguna diferencia en el trámite que seguirán los documentos
faccionados en el extranjero dependiendo de la nacionalidad que posea
el profesional que los redacte?
La respuesta a la interrogante anterior es si, y ésta se da en el caso de que
quien lo redacte sea un notario estadounidense, pero este caso será abordado en
el capítulo siguiente de este trabajo; en este punto lo que interesa es establecer lo
referente a los notarios guatemaltecos, ya sean itinerantes o se encuentren
establecidos en territorio extranjero, así como lo referente al notario cónsul, los
cuales tienen en común que cuando los documentos son autorizados por ellos, no
llevan legalizaciones consulares de acuerdo a lo estipulado por el Artículo 43 de la
Ley del Organismo Judicial.
La única diferencia consiste básicamente en que el notario itinerante se
presenta en el lugar en el cual es requerido; el notario establecido se encuentra en
su oficina y quien lo necesita se presenta a ella; y el cónsul, en el caso que fuere
notario, se encuentra en el consulado de Guatemala en el país que corresponda.
Únicamente debemos de recordar que el documento no se ve afectado bajo ninguna
circunstancia por el profesional que lo haya redactado.
En este espacio es pertinente comentar que muchas veces en la práctica es
conveniente cuando una persona se encuentra en el extranjero y necesita enviar un
documento que surtirá sus efectos en Guatemala, mandar a llamar un notario
guatemalteco para que fraccione el documento, lo traiga a Guatemala y luego lo
protocolice; ya que resultará mucho más beneficioso para los clientes en razón de
tiempo (en lo referente a las legalizaciones consulares) y dinero (debido a que
resulta más económico pagar un notario que llegue a realizar el trámite completo)
además de la confianza que pueda tenérsele al profesional solicitado; claro está,
que todo este trabajo se hará sólo en el caso que el negocio lo amerite y el volumen
de ganancias sea mayor a lo invertido, ya que no hay que olvidar que se puede
acudir al consulado de Guatemala en cualquier país para ser auxiliado por 59
cualquiera de los notarios radicados en el país que nos interese o el mismo cónsul
si fuere notario podría ayudarnos personalmente.

19. Diferencia en el trámite cuando el documento es faccionado por notario


estadounidense o notario guatemalteco.
Notario -Necesita legalizaciones consulares - Papel que se emplea.
Estadounidense -Necesita pases de ley -papel simple.
Guatemalteco-No necesita pases de ley -papel simple.
Itinerante Guatemalteco establecido en Estados unidos- No necesita pases de ley-
papel simple.
Cónsul-notario -No necesita pases de ley- papel simple.
20. ¿De qué forma llega el documento a Guatemala?
A este respecto, no existe ninguna diferencia en los trámites que se efectúen; es
decir que no importa si quien redactó el documento fue un notario estadounidense
o uno guatemalteco.
Existen tres maneras de hacer llegar el documento a Guatemala:
-Por correo certificado
-Que el mismo notario que lo autorizó sea quien lo traiga;
-Que se envíe con otra persona (notario o no)”.
21. Quién debe efectuar la protocolización en Guatemala, y en qué momento
debe hacerla?
Debe hacerse inmediatamente, y en el caso que sea el mismo notario que faccionó
el documento quien lo traerá a Guatemala, él mismo podrá protocolizarlo en su
registro notarial, porque está facultado para ello; pero en los casos en que el notario
guatemalteco resida en el extranjero o sea un notario cónsul quien faccione el
documento, podrá enviarlo con otra persona o por correo y cuando el documento
ingrese a Guatemala, podrá ser protocolizado por el notario que la persona elija; en
este caso en particular, el documento fue protocolizado por un notario diferente al
que autorizó el documento. (Ver anexo uno que contiene el caso práctico de la
tramitación de un mandato general y judicial con representación a título gratuito,
autorizado en Estados Unidos por notario guatemalteco y que surtirá efectos en
Guatemala).
22. ¿Qué procedimiento llevan los documentos que habrán de surtir
efectos en Guatemala desde el momento en que se autorizan en los
Estados Unidos de América hasta que ingresan en dicho territorio?
En el caso de que el documento hubiese sido autorizado por un notario
guatemalteco residente en el exterior, uno que fuere itinerante o un cónsul que fuere
notario; se enviará directamente a Guatemala de alguna de las formas
anteriormente establecidas y sin que deba cumplir con ninguna legalización
consular o pase de ley; porque en todos los casos descritos se trata de notarios
guatemaltecos y tal y como se explicó previamente y de conformidad con las leyes
de nuestro país, éstos se encuentran exentos de los mismos. El único requisito que
deberán de cumplir, es el de ser protocolizados e inscritos en el registro respectivo,
si ése fuere el caso; todo ello previo el pago de los impuestos que corresponda.
Posteriormente a la protocolización del documento, se entrega testimonio de la
misma al interesado para su registro correspondiente si procediere el caso y
ulteriormente la expedición del testimonio especial y el aviso ordenado por la ley al
Archivo General de Protocolos.
Hay que poner atención también que en los documentos provenientes del extranjero
autorizados por notario guatemalteco, al no existir obligación alguna para cumplir
con las legalizaciones consulares o pases de ley; el documento se encuentra exento
del pago del impuesto en Estados Unidos de América, más no así de los que
corresponden al Estado de Guatemala, dependiendo del tipo de documento de que
se trate, y que en este caso en particular es un mandato general y judicial con
representación a título gratuito, por lo que paga un impuesto de timbre fiscal de diez
quetzales que se cubre en el documento original; además del impuesto de cincuenta
centavos por la razón del registro del mismo, los que deben ser cubiertos en la razón
del testimonio y el monto que debe hacerse efectivo en el Archivo General de
Protocolos por el registro del documento en sí 63 que en este caso en particular
asciende a la cantidad de Q. 117.60.
Es importante también el pago del impuesto que indica la Ley del Timbre Forense y
Timbre Notarial en su Artículo 1, numeral dos, inciso b; que indica que por
protocolizaciones deberán hacerse efectivos diez quetzales. No debemos
olvidarnos de la obligación posterior de redactar el testimonio especial; en el que
debe cubrirse un impuesto de cincuenta centavos por cada hoja, tal y como lo indica
el Artículo 5 numeral 6 de la Ley de Timbres Fiscales y Papel Sellado Especial para
Protocolos.
23. Documentos provenientes del exterior
Todo documento que proviene del extranjero, y que ha sido autorizado por Notario
Guatemalteco, y el cual ha de surtir sus efectos en Guatemala no deberá sufrir
pases de ley, pues por el simple hecho de ser autorizado por Notario guatemalteco
habilitado, únicamente deberá protocolizarse para que dicho documento tenga
plena validez en Guatemala y surta sus efectos.
Ahora bien, la ley guatemalteca es clara al establecer el procedimiento para los
documentos que han sido autorizados por un Notario o autoridad extranjera, y el
cual necesita hacerse valer en Guatemala este documento si debe sufrir de pases
legales. El objeto es cumplir con las distintas legalizaciones de firma de los
funcionarios por los que ha pasado el documento. Si el documento viniera en otro
idioma diferente al español, deberá realizarse la traducción por un traductor jurado;
los documentos que provienen del extranjero serán admisibles y surtirán sus efectos
siempre y cuando sean legalizados por el Ministerio de Relaciones Exteriores. Si se
tratase de un documento que deba inscribirse ante los Registros Públicos, deberán
ser protocolizados ante Notario y las autoridades actuaran con base en los
respectivos testimonios.

24. DOCUMENTOS PROVINIENTES DEL EXTERIOR.


Cuando un documento proviene del extranjero, habiendo sido autorizado por un
notario o por una autoridad extranjera, y necesite hacerse valer en Guatemala, debe
sufrir los pases legales.
Estos son los actos que van concatenados, cuyo objeto es cumplir con las
distintas legalizaciones de firmas de los funcionarios por las que haya pasado el
documento.
Debe también traducirse al español, si todo o parte de él viene en otro idioma;
la traducción debe hacerse por un traductor jurado.
Para que sean admisibles los documentos provenientes del extranjero que
deban sufrir efectos en el país, deben ser legalizados por el Ministerio de Relaciones
Exteriores.
Si los documentos están redactados en idioma extranjero deben ser vertidos
al español bajo juramento por traductor autorizado en la Republica; de o haberlo
para determinado idioma, serán traducidos bajo juramento por dos personas que
hablen y escriban ambos idiomas, con legalización notarial de sus firmas (artículo
37 Ley del Organismo Judicial.
Posteriormente debe procederse a la protocolización por un Notario, cuando
se trate de documentos que deban inscribirse en los registros, compra ventas,
mandatos, poderes, etc.
Además de los requisitos indicados en el artículo anterior, los poderes, así
como los documentos que proceda inscribir en los Registros Públicos, deberán ser
protocolizados ante notario y las autoridades actuaran con base en los respectivos
testimonios, los cuales serán extendidos en papel sellado del menor valor, dando fe
el notario de que el impuesto respectivo ha sido pagado en el documento original.
(Primer párrafo, articulo 38 de la Ley del Organismo Judicial. Por no existir papel
sellado, actualmente se extienden en papel bond, véase la Ley del Impuesto de
Timbres Fiscales y de Papel Sellado Especial para Protocolos).
En los casos que los documento no necesiten ser registrados, no será
obligatoria la protocolización, salvo que el interesado lo requiera.

25. EXIGENCIA DE LOS PASES LEGALES O LEGALIZACIONES.


Los documentos públicos otorgados en el extranjero, y en particular los notariales,
no suelen ser admitidos por nación alguna sin un mínimo de legalizaciones a fin de
asegurar su autenticidad y legitimidad. así, el Código de Bustamante (Art. 402)
exige, entre los requisitos para la validez extraterritorial de los documentos, que los
mismos estén legalizados y llenen los demás requisitos necesarios para su
autenticidad en el lugar donde se empleen.

a. Para asegurar la autenticidad el documento.

La posibilidad de falsificaciones ha impuesto, de antaño, la necesidad de


alguna forma de autenticación de los documentos procedentes del extranjero,
en especial los notariales, con el fin de comprobar la certeza dela firma y el
carácter del funcionario que lo autoriza. La carencia, en el país donde ha de
producir sus efectos, de un registro donde pueda cotejarse la firma, rubrica y
sello del notario u otro funcionario autorizante, obliga a exigir tal
autenticación.

b. Para asegurar la legitimidad del documento.

En muchos países latinoamericanos los documentos extranjeros gozan de la


presunción de haber sido otorgados de acuerdo con la ley del lugar. En algún
otro, se exige que el cónsul certifique como juicio propio, o basado en los
documentos que al efecto exija, que están extendidos con los requisitos y
formalidades extrínsecas que los países de su otorgamiento deban ser
cumplidos para ser considerados documentos públicos.
Este último requisito no se exige en Guatemala, ya que todas las
legalizaciones se hacen sin asumir responsabilidad por el contenido del documento
ni por la validez de legalizaciones anteriores, únicamente legitiman las firmas y los
cargos de los firmantes.
26. DOCUMENTOS AUTORIZADOS POR NOTARIO GUATEMALTECO EN EL
EXTRANJERO.
En el artículo 43 de la Ley del Organismo Judicial, regula la actuación notarial
en el extranjero así: “Los funcionarios diplomáticos y consulares guatemaltecos,
cuando sean notarios, están facultados para hacer constar hechos que presencien
y circunstancias que les consten y autorizar actos y contratos en el extranjero que
hayan de surtir efectos en Guatemala. Asimismo, podrán autorizarlos los notarios
guatemaltecos y todos lo harán en papel simple, surtiendo sus efectos legales como
acto notarial a partir de la fecha en que fueran protocolizados en Guatemala. La
protocolización se hará en la forma que establece el artículo 38 de esta ley”.
Por su parte el Código de Notariado exige para ejercer el notariado se tenga
el domicilio en le república, (deber de residencia), salvo el caso de los Cónsules o
agentes diplomáticos, que desde luego sean Notarios. (Artos. 2 y 6, numeral 2º).
En ese orden de ideas, los cónsules o agentes diplomáticos de la Republica
acreditados y residentes en el exterior, que sean notarios hábiles pueden ejercer el
notariado, al igual que los Notarios guatemaltecos, el requisito es que el acto o
contrato vaya a surtir efectos o ejecutarse en Guatemala.
En el caso de los Notarios lo deben hacer en papel simple, y protocolizarlos
al regresar a Guatemala; también lo puede protocolizar otro Notario, a solicitud de
la persona portadora del documento.
Para el caso de los cónsules y agentes diplomáticos, que sean notarios y que
ejerzan en el extranjero, está previsto en el artículo 10 del Código de Notariado, que
sus protocolos sean de papel de lino o similar.
Los documentos autorizados en el extranjero por Notario guatemalteco
necesitan pases legales, es la excepción, únicamente debe cubrirse el impuesto a
que tuviera afecto en timbres en el documento original y protocolizarse.
27. OBLIGACIONES POSTERIORES A LA PROTOCOLIZACION

c. Aviso al Archivo General de Protocolos, dentro del plazo


de diez días, de cada protocolización, el cual debe contener:
I. Lugar y fecha en que fue expedido el documento.
II. Funcionario que lo autorizo.
III. Objeto del acto.
IV. Nombres y apellidos de los otorgantes o personas a quienes se refiera.
V. La indicación de que los impuestos se han pagado en el acto de
protocolización.

La omisión o demora del aviso hará incurrir al notario en una multa de


veinticinco quetzales. (Art. 40 Ley del Organismo Judicial).

d. El testimonio especial, también al Archivo General de


Protocolos, dentro de los 25 días hábiles siguientes, en dicho testimonio debe
incluirse el acta de protocolización y el documento protocolizado, que pasan a
formar uno solo. (Artos. 37 del Código de Notariado y 40 del Decreto 2-89 del
Congreso).

e. Expedir el Testimonio o Primer Testimonio para el


interesado, haciendo constar el Notario en la razón final que el impuesto fue cubierto
en el documento original. Este testimonio le servirá para efectuar la inscripción en
los registros respectivos, dependiendo del acto o contrato de que se trate.

Si se trata de un mandato o poder se registra en el Registro de Mandatos del


Archivo General de Protocolos.
CONCLUSION

El hecho de no contar con un instructivo por parte del Ministerio de


Relaciones Exteriores, que divulgue los requisitos exigidos para el
ejercicio de la función notarial en el extranjero, debilita el papel del Estado
como garante de la seguridad jurídica. Cuando el notario recibe un
documento proveniente del extranjero y altera el orden de su contenido
por desengraparlo o cualquier otro motivo, provoca la invalidez del mismo
cuando lo presenta al Ministerio de Relaciones Exteriores. La legislación
guatemalteca beneficia y apoya el quehacer notarial en el sentido de
permitir al profesional del derecho, protocolizar los documentos
provenientes del extranjero aún y cuando él no haya participado en la
autorización de los mismos.
Las instituciones que intervienen en el proceso de legalización, no cuentan
con un servicio de información eficiente y eficaz para asesorar a los
profesionales del derecho en los trámites respectivos; especialmente en
lo referente a los documentos provenientes del extranjero.
RECOMENDACIÓN

Es necesario que el Ministerio de Relaciones Exteriores cree un instructivo


en el que se establezca el procedimiento de las legalizaciones consulares.
Que el profesional del derecho se informe, de forma constante, acerca de
cada uno de los requisitos que el Ministerio de Relaciones Exteriores exige
para legalizar un documento que surtirá efectos en Guatemala. El notario
no debe limitarse a lo establecido por la legislación guatemalteca, en
cuanto a la protocolización de los documentos extranjeros; sino que
extenderse en su función, a fin de brindar mayor seguridad a sus clientes
cuando estos se encuentren fuera del territorio nacional. El Archivo
General de Protocolos debe unificar un criterio en cuanto al lugar en donde
deberá indicarse el monto y la descripción de las especies fiscales
utilizadas en la protocolización de los documentos provenientes del
extranjero, para garantizar que el notario cumpla con su trabajo
eficazmente. Las instituciones guatemaltecas que intervienen en el
proceso de las legalizaciones consulares de los documentos provenientes
del extranjero, deben brindar una mejor asesoría a los notarios, en cuanto
a dicho procedimiento.
BIBLIOGRAFIA

http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/04/04_7934.pdf
http://recursosbiblio.url.edu.gt/tesisjcem/2015/07/01/Alpirez-Yendira.pdf
http://eprints.uanl.mx/1323/1/1020148568.PDF
https://es.scribd.com/doc/7847598/DERECHO-INTERNACIONAL-PRIVADO