Você está na página 1de 3

Tesis Introducción al Derecho

La separación del derecho y la moral y su impacto en las decisiones jurídicas y judiciales.

Los constantes debates que se presentan entre la separación del derecho y la moral surgen a raíz
del concepto de la moral crítica la cual se refiere a los principios generales obtenidos racional o
reflexivamente y que se aplican para criticar las acciones individuales, y sociales. En este orden de
ideas se pone a consideración que no existe conexión necesaria entre derecho y moral, porque el
derecho puede ser justo o injusto, pero una ley injusta, en su pensamiento no deja de ser ley y de
tener validez, y que esta validez no depende en absoluto de su contenido moral, sino únicamente
de haber sido creada por una autoridad competente, con base a un procedimiento ajustado a
derecho o contemplado en leyes vigentes. Por otra parte se sostiene que las conexiones que existen
entre el derecho y la moral son contingentes y no necesarias ya que los juristas realizaran una labor
interpretativa en la cual imperara la discrecionalidad judicial.

ANTITESIS

El problema de la separación de Derecho y moral es un debate contemporáneo, por tal motivo es


importante definir que es moral, y se tomara como definición la desarrollada por Bernard Williams
(1965) “La ética o filosofía moral es la rama de la filosofía que estudia comportamiento humano
desde el punto de vista del bien y del mal en nuestra vida individual y social: trata de ver las razones
por la que hacemos esto o aquello, acciones que tienen repercusión en los demás y por consiguiente
una responsabilidad” (Williams, 1982, p.24-26)

Existen tres tipos de moral entre las que encontramos:

 La moral individual hace alusión a un estado de conciencia o un estado mental, basado en


corazonadas, valores y principios generales. Se centra en el individuo y es extremadamente
diversa y cambiante, según el sujeto, es subjetiva (se basa en los sentimientos de las
personas), y usa el autoreproche como medio de castigo, y nadie lo juzga.
 La moral positiva o social: Es la compartida por la mayor parte de individuos que conforman
una sociedad determinada. Hart las distingue y clasifica en diferentes formas de aplicación,
la restringida es por ejemplo el vestir, dormir, etc. Y en actividades por ejemplo el jugar y
divertirse son aleatorias en el tiempo. Además cuando las normas morales son trasgredidas
pueden dar lugar simplemente a una advertencia, a un reproche, a la exclusión o al
desprecio colectivo.
 La moral Critica: Se refiere a los principios obtenidos racional o reflexivamente para criticar
las acciones individuales y sociales, es decir, permiten justificar, evaluar, criticar, las demás
morales y/o doctrinas morales.

En este sentido puede decirse que existen unos principios universalmente validos que gobiernan la
vida del hombre en sociedad, que no han sido creados por el hombre, sino descubiertos, y que son
obligatorios para todos con el objeto de alcanzar un destino moral.

Por otra parte cuando se habla de derecho, se toma como base la definición de Herbert Lionel Hart
(1992) la cual designa que no existe conexión necesaria entre derecho y moral ya que las decisiones
se deducen de reglas jurídicas preestablecidas. (Hart, 1961, p 321), es decir, refiere que las leyes son
derecho y por tanto existe y es válido por el simple hecho de haber sido creada por una autoridad
competente, y con independencia de la moral, ya que el derecho puede ser justo o injusto, pero una
ley injusta, en su pensamiento, no deja de tener validez o de ser ley. Por otra parte se supone que
el derecho y la autoridad son aceptados por la mayoría de los destinatarios de la norma, los cuales
se ajustan en virtud de conciencia a lo que el derecho prescribe y sanciona.

En ese mismo sentido Kelsen considera que la existencia de una norma es su “validez”, lo cual
condiciona a los individuos a obedecer dichas normas, negando la idea de la vinculación entre
derecho y moral, y afirmando que las cuestiones morales no deben ser parte de las decisiones
judiciales (Kelsen,1979, p 80).

No obstante en el caso de los jueces la toma de decisiones, se realizara bajo una labor interpretativa,
en el cual pueden existir vacíos jurídicos, pero que en definitiva tiene como recurso de solución las
analogías y la discrecionalidad judicial, entendiéndose esta última como la facultad que tiene un
juez para decidir libremente sobre aquellos aspectos que no están regulados en la ley, manteniendo
un margen de moderación, discernimiento y buen juicio entre uno o varias alternativas legitimas
frente al conflicto.

Frente a este concepto como lo es el de discrecionalidad judicial, se hace necesario destacar 3 tipos
como lo son:

La discrecionalidad legal: que es cuando el legislador reconoce que ciertas determinaciones deben
ser tomadas discrecionalmente por el juez. Un ejemplo La imposición de una pena, una vez que se
ha establecido que determinada persona cometió un delito. El juez deberá establecer cuantos años
de prisión habrá de compurgar un sentenciado, dentro de mínimos y máximos establecidos por el
legislador. Otro caso lo encontramos cuando, dentro de un proceso civil, del juzgador determina el
cuántum de la reparación del daño moral.

La discrecionalidad interpretativa: Surge de la necesidad de extraer la norma de una disposición


legal. Cuando el texto de la ley o del reglamento a aplicar no es claro en cuanto a su redacción,
corresponde al juez determinar cuál es su sentido. Del mismo modo, cuando la aplicación del texto
sea contraria a la finalidad de la ley, evidentemente injusta o desproporcional, corresponderá al
tribunal precisar el correcto significado de los vocablos utilizados por el creador de la disposición
legal.

La discrecionalidad absoluta: Cuando el sistema legal no prevé una respuesta a una problemática
que se presenta ante el juez. Las lagunas normativas son el claro ejemplo de este tipo de situaciones.
En muchas ocasiones el tribunal debe resolver que son sometidos a su jurisdicción sin que la ley
contemple el supuesto hipotético que le es presentado.

Por lo tanto se puede concluir que los conceptos de derecho y moral son independientes ya el
derecho es atribuible a las normas jurídicas implantadas por una autoridad, las cuales generan
sometimiento a un grupo social y el cual este acepta de forma voluntaria y la moral es estudio del
comportamiento humano desde el punto de vista del bien y del mal a nivel individual y social, el cual
cambia de acuerdo al sujeto o su grupo social.

EJEMPLO

Reproche y desprecio colectivo (MORAL SOCIAL O POSITIVA)

Así por ejemplo un cargo público es sorprendido en una mentira, el personaje público pillado en
falta no tiene remedio que dimitir. (Renunciar al cargo que se tiene)No porque se lo imponga
ninguna norma positiva sino porque su entorno social, su círculo político, no entendería otra cosa,
y porque la propia ciudadanía acabaría manifestando expeditamente su rechazo.

El Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosello. Renuncia a su reelección.

Escándalo del chat en donde su círculo íntimo insultaba a periodistas, artistas y políticos destilando
misofonia y homofobia que fue la gota que colmó el vaso del pueblo puertorriqueño.

Derecho penal ( Derecho)

Un ejemplo La imposición de una pena, una vez que se ha establecido que determinada persona
cometió un delito. El juez deberá establecer cuantos años de prisión habrá de compurgar un
sentenciado, dentro de mínimos y máximos establecidos por el legislador. Otro caso lo encontramos
cuando, dentro de un proceso civil, del juzgador determina el cuántum de la reparación del daño
moral.

Bibliografia

Hart. Herbert. (1961). El concepto del derecho. Editorial Abeledo Perrot. Buenos aires.

Rio, Marisol. (2015). La tesis de la separación del derecho y la moral y su impacto en la formación
ética de los abogados. Universidad del Valle de Atemajac. Mexico.

Soto Morales, Carlos. (2018) Discrecionalidad Judicial. Revista INMEXIUS. No 12. Articulo. Pagina
web.