Você está na página 1de 15

DINÁMICAS DE EMPATÍA

1. EL OVILLO

Proceso. Se sienta todo el grupo formando un círculo. El tutor/a comienza lanzando el


ovillo a alguien sin soltar la punta. Al tiempo que le lanza el ovillo, dice algo positivo
que valore de la persona a quien se lo lanza.

Quien recibe el ovillo agarra el hilo y, diciendo también algo que valore o le guste de
otro compañero/a, se lo lanza. Y así sucesivamente, siempre sin soltar el hilo, para que
se vaya formando una telaraña.

Para finalizar la dinámica, una vez que cada uno ha vuelto a su sitio, el tutor/a, puede
lanzar estas preguntas al grupo-clase para comentar la actividad: ¿Cómo nos hemos
sentido? ¿Cómo hemos recibido las valoraciones? ¿Nos reconocemos en ellas?

Observaciones. En esta actividad se trabaja la automotivación y la empatía del alumno


facilitando el establecimiento de vínculos en el grupo.

En lo que se refiere al desarrollo de la actividad el tutor/a ha de estar atento a las


cualidades que se dicen del compañero/a. Algunas de estas son tan generales que no
especifican una cualidad o valor de la persona.

También se pueden formar dos o tres grupos en vez de trabajar con toda la clase. En
este caso se nombrará un secretario/a que anote la dinámica de ese grupo.

2. LA RUEDA DE LA VERDAD

Proceso. El tutor/a comenzará leyendo y explicando los objetivos de la sesión y luego


las preguntas que van a trabajar por si hay alguna que el alumnado quiera cambiar.

El tutor/a repartirá las preguntas del documento anexo y un folio en blanco mientras les
pide que cojan un bolígrafo y que vayan retirando las mesas y formando un círculo
grande y otro más pequeño dentro.

Una vez colocados en círculos y mirándose unos a otros se les pide que con la pareja
que tengan enfrente comiencen a preguntarse la primera de las cuestiones escritas. Una
vez contestadas por ambos se rota y con el compañero que se tiene ahora delante se
contesta la 2ª pregunta. Así se procede sucesivamente hasta terminar de rotar y de
contestar a todas las preguntas. Si se acabasen los compañeros antes que las preguntas
se volverá a la 1ª. Las respuestas se anotan en la hoja de preguntas. Para rotar a la vez,
el tutor/a dará una palmada y dejará unos dos minutos para responder cada pregunta.

La puesta en común consiste en que cada alumno/a trate de responder a las preguntas
en función de las respuestas que le hayan dado y comprobar lo diferentes que somos en
cuanto a personalidad, intereses, vivencias, etc. El tutor/a preguntará aleatoriamente
sobre las preguntas del cuestionario y así tratarán las respuestas que han anotado.
Anexo. Lista de preguntas:

 Ponte un adjetivo que comience por la misma letra de tu nombre.


 Si tuvieras que cambiarte el nombre, ¿cuál escogerías?
 ¿Quién es tu héroe preferido? ¿Por qué?
 ¿Quién es la persona que más ha influido e tu vida y por qué?
 ¿Qué recuerdas de cuando tenías 4 años?
 Las mejores vacaciones que has pasado han sido...
 Si te concedieran la posibilidad de estar una hora hablando con una persona
famosa a tu elección ¿a quién elegirías?
 Di una cosa que te haga feliz.
 ¿Cuál es tu programa favorito de televisión?
 Si tuvieras que llevarte a una isla desierta sólo tres cosas ¿qué te llevarías?
 Di uno o varios hobbies que tienes o prácticas.
 Si te dieran un premio que consistiera en ir a vivir un año al lugar de la Tierra
que quisieras, ¿dónde irías? ¿Por qué?
 Di una cosa buena que te haya sucedido hace poco.
 ¿Quién es tu mejor amigo?
 ¿Qué te gustaría ser de mayor?
 Si pudieras convertirte en animal, ¿en qué animal te convertirías? ¿Por qué?
 Si pudieras convertirte en cualquier otra persona del mundo, ¿en cuál te
convertirías? ¿Por qué?
 Si pudieras cambiar algo del mundo, ¿qué cambiarías?
 ¿Cuál es la época de tu vida que recuerdas con más alegría? ¿Y la de más
tristeza?
 Si te encontrarás un genio que te concediera 3 deseos, ¿qué le pedirías?

Observaciones. Con esta actividad se pretende que los alumnos/as aprendan a respetar
a los/as demás aunque piensen de forma diferente a ellos y así evitar posibles conflictos
por intolerancia.

En cuanto a su aplicación la actividad se realizará en el aula para que aprendan a mover


el material escolar sin molestar a las clases de al lado y asociar el mismo espacio con
actividades lúdicas.

3. AUTORRETRATO

Proceso. Se entregan al grupo imágenes, postales, recortes de revistas en gran número


y variedad. Las fotografías deben ser sugerentes, atractivas, simbólicas, que permitan la
identificación, la proyección y la expresión de pensamientos, sentimientos, valores,
emociones. Las imágenes también podrán ser figurativas (rostros, situaciones, paisajes,
objetos, animales...) pero tras la experimentación, en los niveles que nos ocupan, para
huir de los estereotipos, es más positivo con elementos simbólicos.

Se invita a que cada miembro del grupo elija tres que expresen algún aspecto de su
persona. La elección se hace en silencio. No cogerá las imágenes hasta que no sea su
turno. Entonces las mostrará a los compañeros/as y explicará el motivo de su elección.
Se pueden elegir las mismas fotografías, por motivos iguales o distintos.
Sentados, quienes quieran comentan, por turnos, en forma verbal su elección al resto
del grupo. El resto está atento para lograr comprender bien a quienes se van expresando.
Sólo se pueden hacer preguntas de aclaración, excluyendo cualquier clase de objeción,
crítica o divergencia.

Para terminar la actividad cada alumno/a comentará cómo se ha sentido al hablar al


grupo de nuestro yo y cómo se ha sentido al escuchar a los compañeros.

Observaciones. Puede ser una actividad interesante para favorecer el conocimiento


más profundo en el grupo y promover la cohesión grupal con el objetivo de evitar la
violencia entre los compañeros. En la medida en que yo conozco alguien más a fondo lo
respetaré y aceptaré más que si no existe ningún vínculo, ni ha existido comunicación.

Para su aplicación es necesario tener mucho cuidado para que exista verdadera libertad
respecto a los que no quieran explicar ni manifestar nada, en relación con su
autorretrato.

Esta actividad se realizará tras una primera fase de presentación y conocimiento de


grupo, cuando exista un buen clima grupal.

4. PANTALLAS DE PROTECCIÓN

Proceso. Se entregan al grupo fotos, imágenes, recortes de revistas en gran número y


variedad. Se invita a que cada miembro elija dos entre todas las expuestas. Por turno,
quienes quieran describen o explican a los/las demás el significado que para ellos/as
tienen las fotos elegidas. Por qué las han elegido, qué les sugiere o evoca, qué valores o
ideas se reflejan en la imagen.

Observaciones. La actividad es un medio para que el alumno hable de sus ideas,


valores, creencias, percepciones, elementos implicados directamente en la educación
emocional.

En la medida en que conocemos más al otro, estamos en mayor disposición de


entenderle, conocerle y respetar sus ideas y estilo de vida. Por tanto puede ser una
actividad preventiva dado que si conocemos con más detenimiento al compañero/a,
estamos posibilitando una mayor comunicación y por tanto una disminución en la
confrontación y aparición de los conflictos.

5. PASEO POR EL BOSQUE

Proceso. Cada alumno/a dibuja un árbol, el que más le guste, con sus raíces, ramas,
hojas y frutos. En las raíces se escribe las cualidades y capacidades que cree tener. En
las ramas puede ir poniendo las cosas positivas que hace y en las hojas y frutos, los
éxitos o triunfos. Se les pone música de fondo para ayudarles a concentrarse y relajarse.
Una vez acaben, han de escribir el nombre y apellidos en el papel.

Formar grupos de cuatro y cada uno pondrá en el centro del grupo su dibujo y hablará
del árbol en primera persona, como si fuese el árbol. Tendrán 20 minutos para la
identificación en grupo.
A continuación de pie los alumnos/as se sitúan en un gran círculo y sujetan el dibujo
sobre el pecho de modo que los otros lo puedan ver. El tutor/a les invita a que den un
paseo por el bosque y que cada vez que encuentren un árbol, lean en voz alta lo que hay
escrito sobre el dibujo, diciendo, en vez de Yo soy, Tú eres, por ejemplo: “María eres...
tienes... Es decir primero se dice el nombre del compañero/a y luego sus características.
Terdrán 5 minutos para el “paseo por el bosque”.

Después se pone en común y cada participante puede añadir raíces y frutos que el resto
reconoce y sugiere. El tutor/a puede lanzar las siguientes preguntas, para comentar la
actividad:
 ¿Os ha gustado el juego de interacción?
 ¿Cómo me he sentido durante el paseo por el bosque?
 ¿Cómo he reaccionado cuando he oído decir a mis compañeros/as mis
cualidades y características?
 ¿Qué árbol, además del mío, me ha gustado?
 ¿Qué compañero/a ha dibujado un árbol parecido al mío?
 ¿Cómo me siento después de este juego?

Observaciones. Con esta actividad se pretende estimular el conocimiento de


cualidades, capacidades y deseos de los alumnos/as, mediante una dinámica que facilita
la confianza para descubrir cualidades positivas y compartir sentimientos. Favorecer un
clima de confianza ayuda a prevenir y/o superar conflictos.

Esta actividad se puede realizar con estudiantes de todas las edades, cuanto más
mayores sean los alumnos/as más profunda será la actividad. Se sacarán conclusiones y
crearán su propio autorretrato a partir de todas la cualidades descritas.

6. EL TRUEQUE DE UN SECRETO

Proceso. El docente distribuye una papeleta a cada alumno.

Escribirán en la papeleta una dificultad que encuentran en la relación y que no les


agrada exponer oralmente en público. El docente puede poner un ejemplo para facilitar
la comprensión del ejercicio.

Se recomienda que disimulen la letra para que no se sepa de quién es, o bien pueden
escribir con mayúsculas. Se doblan de forma idéntica las papeletas, se mezclan y se
distribuyen aleatoriamente entre los alumnos/as. Cada cual lee el problema que le ha
tocado en voz alta, utilizando la primera persona, viviendo el problema y haciendo
como si fuera el tutor/a. No se permite debate ni preguntas durante la explicación. Al
finalizar, si lo considera conveniente, puede aportar una solución a su problema. Por
último, el profesor, dirigirá el debate sobre las reacciones provocadas, utilizando, entre
otras, las siguientes preguntas:
 ¿Cómo te sentiste al describir tu problema?
 ¿Cómo te sentiste al exponer el problema de otra persona?
 ¿Cómo te sentiste cuando otra persona relataba tu problema?
 A tu parecer, ¿comprendió bien esa persona tu problema?
 ¿Consiguió ponerse en tu situación?
 ¿Crees que llegaste a comprender el problema del otro/a?
 Como consecuencia de este ejercicio, ¿crees que vas a cambiar tus
sentimientos hacia otras personas?

Observaciones. La actividad trabaja la capacidad de hablar de los sentimientos lo cual


es un factor básico de la educación emocional. Esta actividad permite a los alumnos/as
por un lado hablar de sentimientos desde una perspectiva neutra ya que no es su propio
problema el que van a relatar, y por otro lado les brinda la posibilidad de expresar sus
necesidades de relación, bien con el grupo bien en otros aspectos que el alumno desee
relatar.

La actividad requiere que el alumnado se ponga en el lugar de la persona que ha


descrito el problema y que el resto escuche activamente su exposición. En la medida en
que desarrollemos la escucha activa en los alumnos/as y sean capaces de ponerse en el
lugar de otra persona y comprender sus necesidades (empatía), las tensiones y los
conflictos en el aula tenderán a decrecer. Por último al tener que exponer ellos mismos,
en gran grupo, están desarrollando habilidades comunicativas, las cuales evitan el
recurrir a la violencia para la resolución de sus problemas.

7. UNA SITUACIÓN CONFLICTIVA

Proceso.
 Preparar al grupo: motivar, establecer normas de intervención y discusión.
 Ofertar dilemas: escoger aquellos que sean significativos para el alumnado.
 Presentar el dilema: de forma narrada o escrita. Es importante constatar que han
comprendido los elementos centrales.
 Pedirles que adopten una posición inicial: escribirán su postura y una o dos
razones del porqué. Después manifestarán a mano alzada su opinión.
 Discusión en pequeños grupos: de cuatro o cinco estudiantes. Pueden agruparse
en función de la opción tomada o bien entre los que toman diferente opción. Han
de llegar a una decisión.
 Discusión en el grupo-clase: los/las portavoces informan sobre las opciones de
los grupos pequeños y sus razones.
 Intervenciones individuales espontáneas en el gran grupo.
 Resumen final del docente: de las razones y opciones aportadas por los grupos.
 Reconsideración individual de las posiciones iniciales: es interesante solicitarles
que manifiesten al grupo si el debate ha modificado su opinión inicial y en qué.

La situación conflictiva a considerar podía ser la siguiente: UN CASO DE ROBO.

En el instituto se están cometiendo toda una serie continuada de robos. Los


afectados son estudiantes de 1º de Bachillerato, que han sido amenazados con daños
mayores si hacen algo.
Padres y madres y profesorado están indignados por lo que ocurre, pero nadie dice
nada sobre los/as agresores/as y por tanto las medidas para tomar son variadas. Han
amenazado con cerrar el instituto y con hacer registros a todo el alumnado.
María, alumna de 3º, conoce a los ladrones. Son estudiantes de 3º de ESO y de 2º
de bachillerato y quien los capitanea se amigo de ella. Ha comentado con su amigo
que está muy mal que les roben y, sobre todo, que les amenacen; el jefe le ha dicho
que se meta en sus asuntos si quiere que sigan siendo amigos.
María se está planteando si debe decir lo que sabe para que termine de una vez esta
situación desagradable para todos. Pero si los denuncia, su amigo, que está
considerado como un buen alumno, será expulsado dada la gravedad de los hechos;
si calla el daño puede ser aún mayor.

Observaciones. Mediante esta actividad se pretende desarrollar en los alumnos y


alumnas el aprendizaje práctico de técnicas para afrontar los conflictos sociales de
forma constructiva y no violenta, no tanto para hacerlos desaparecer como para buscar
respuestas lo más satisfactorias posibles a las situaciones problemáticas, contando con la
implicación y las necesidades de todos los afectados por cada conflicto.

8. LA AGRESIÓN

Proceso. Se plantea al grupo la siguiente historia: “Miguel está jugando en el patio con
una pelota y Jorge le empuja, le hace caer al suelo y le quita la pelota. Miguel intenta
levantarse del suelo pero Jorge le empuja de nuevo y vuelve a caer. ¿Qué siente en esa
situación? ¿Qué podría hacer?

 Hacer una reflexión y respuesta individual, durante unos minutos.


 Dividir la clase en grupos de 7-8 estudiantes.
 Listar todas las posibles formas de responder a esta situación conflictiva en
la que una persona es agredida gratuitamente mediante un torbellino de
ideas.
 Posteriormente cada equipo selecciona la forma de responder que considera
más adecuada.
 Cada equipo razonará porque juzga esa solución como la más adecuada.
 En gran grupo elegimos la opción más adecuada. Puede suceder que no se
llegue a un consenso, entonces el tutor valorará resolver la situación o bien
seleccionar una opción por votación, o dejar el número de opciones que
reflejen el sentir y comportamiento real del grupo.
 Cada equipo dramatiza una escena en la que se pone de relieve la solución
que ha considerado más adecuada. (La dramatización debe contener la
historia y la solución elegida).
 De nuevo se vuelve al debate en gran grupo a partir de lo dramatizado.

Observaciones. Esta actividad promueve un análisis sobre las causas de las agresiones
provocando un debate sobre posibles alternativas de respuesta favoreciendo el
conocimiento de las propias emociones destructivas y la reflexión sobre los impulsos
que las acompañan, ampliando el abanico de posibles respuestas no violentas para
incrementar el autocontrol en las situaciones conflictivas que se presenten en las
experiencias de la vida real.
9. EL RECHAZO

Proceso. Se le cuenta al grupo la siguiente historia: “Ana tiene problemas en su grupo


de amigos. Sus compañeros no le dejan participar en sus juegos, la rechazan. Un día el
grupo estaba haciendo planes para acudir el sábado a la fiesta de cumpleaños de Rosa.
Ana se acerca el grupo y les dice que le gustaría ir a la fiesta. Una del grupo le responde
que no puede ir porque no está invitada. ¿Qué siente Ana en esta situación? ¿Qué podría
hacer?

Dividir el grupo en equipos de 7-8 estudiantes. Listar todas las posibles formas de
responder a esta situación conflictiva en la que una persona es rechazada y marginada
por los demás mediante un torbellino de ideas.

Cada equipo seleccionará la forma de responder que considera más adecuada,


debatiendo las conductas posibles, fase de evaluación de ideas. Cada equipo razonará la
solución que considera más adecuada. Debe llegar a un consenso en gran grupo sobre la
mejor opción. En caso de no llegar por consenso hacerlo mediante votación por
mayoría.

Cada equipo realizará una representación dramática en la que se pone de relieve la


solución que han considerado más adecuada. La dramatización debe mostrar
brevemente la situación de la historia y la solución seleccionada por el equipo. Al
finalizar la dramatización se inicia el debate, fase de discusión.

Observaciones. Con esta actividad se promueve un análisis sobre las causas del
rechazo y las emociones que genera debatiendo posibles alternativas para responder a
esa situación, favoreciendo el mejor conocimiento de las propias emociones.

Facilita el desarrollo de la empatía al ponerse el alumno en el lugar de otra persona, lo


cual es imprescindible para considerarla como igual.

Según el grado de comunicación y confianza del grupo, esta actividad sirve para
reconocer compañeros/as reales que estén viviendo esta situación u otras de rechazo.

10. LECTURA DEL PENSAMIENTO

Proceso. La lectura del pensamiento es una forma inadecuada de manejar la


información que consiste en creer firmemente que la intención o el pensamiento de otra
persona está relacionado con nosotros cuando puede que no lo esté o, en caso de estarlo,
no tenga el matiz negativo que nosotros creemos.

En el desarrollo de esta actividad se siguen los siguientes puntos:

 Explicación del supuesto: “Historia del hombre que buscaba un martillo”


(adjuntada en el anexo).
 Distribución de los/as alumnos/as en pequeños grupos y trabajo de suposiciones
(adivinación del pensamiento): ¿Qué conclusión sacas de la historia? ¿Por qué el
hombre actúa de forma agresiva con su vecino? Buscar ejemplos cotidianos.
 Puesta en común.

Anexo. “La historia del hombre que buscaba un martillo”

Un hombre quería colgar un cuadro de la pared de su casa, pero se dio cuenta de que le
hacía falta un martillo y él no tenía ninguno. Entonces decidió pedírselo prestado a su
vecino, cuya casa estaba a medio kilómetro de la suya.

Mientras iba de camino a casa del vecino, nuestro hombre comenzó a darle vueltas a la
cabeza, preguntándose si su vecino le prestaría la herramienta. “¿Será tan amable de
dejarme un martillo? ¿Me hará el favor?”... Pero empezó también a creer que, al ir a su
casa, podía molestar a su vecino: “Seguro que mi vecino está durmiendo la siesta y le
despierto al llamar”-se iba diciendo- “eso le molestará probablemente”... “así que saldrá
de mala gana a abrirme la puerta”... “me gritará: ¡qué diablos quieres a estas horas!,
“bueno -se dijo el hombre- entonces yo le diré: ¿puedes prestarme tu martillo para
colgar un cuadro?”... “y mi vecino –continuaba pensando el hombre- me responderá con
un ¡no! Rotundo, como venganza por haberlo despertado de la siesta”... “me gritará:
¿para esa tontería vienes a molestarme?”.

Entre tanto pensamiento, nuestro hombre había llegado ya caminando hasta la puerta de
su vecino. Llamó al timbre. Su vecino le abre y nuestro hombre, sin dejarle mediar
palabra, le grita: “¿Sabes que te digo?, ¡que os vayáis al infierno tú y tu maldito
martillo!.

Observaciones. Esta actividad es adecuada para el desarrollo del manejo de


sentimientos y pensamientos.

¿Cómo manejar la lectura del pensamiento?:

 Calmándose un poco, respirando despacio.


 Encontrando otras alternativas a ese pensamiento, preguntando incluso a la otra
persona para aclarar qué piensa o cuáles son sus intenciones.
 Planteando interrogantes: ¿hasta qué punto “tengo que saber” o “necesito saber”
lo que el otro piensa de mí?

11. LAS 3 R

Proceso. El tutor pide a los alumnos/as que doblen cuatro veces un folio con el fin de
formar 4 columnas y da las siguientes instrucciones:

“Indica en la primera columna una lista de los nombres de 10 personas con las que
estés más en contacto diariamente: padres/madres, novio/novia, amigos/as,
profesores/as, etc. En la segunda columna, escribe 1 o 2 enunciados que expresen un
resentimiento hacia tres de las personas señaladas en la columna anterior. Puedes
utilizar expresiones del tipo: Estoy resentida con Carlos porque no me ha pasado los
apuntes. Estoy resentida con mi amiga Lucía porque no me hace caso, etc.”

El tutor/a explicará que el resentimiento supone un modo de expresar un enfado u


ofensa hacia otras personas. Es importante que se pan escribir ese resentimiento sin caer
en la ofensa personal o el insulto. Señalará que, tras un resentimiento, existe un deseo
o requerimiento hacia la otra persona.

A continuación, en la tercera columna, tratará de escribir lo que desea realmente que


hagan aquellas personas hacia las que siente un resentimiento. Tienen que procurar ser
claros y precisos como por ejemplo: Estoy resentido con mi amiga Lucía, porque no me
hace caso y requiero que me escuche pues he discutido con mis padres. La cuarta
columna corresponde al reconocimiento. El resentimiento y el requerimiento anterior
pueden resultar más significativos para la persona hacia quien los diriges si intentas ver
los aspectos positivos de su actuación y apreciar las razones de su comportamiento. Así
pues, podemos encontrar expresiones de reconocimiento: Reconozco que tiene mucho
que estudiar y no puede atenderme como antes etc.

El ejemplo completo sería: Estoy resentido con mi amiga Lucía, porque no me hace
caso y requiero que me escuche pues he discutido con mis padres, pero reconozco que
tiene mucho que estudiar y no puede atenderme como antes.

A continuación en una puesta en común se pide a los participantes que lean en voz alta
algunos ejemplos, comprueben su capacidad para expresar de modo claro y conciso sus
sentimientos. El tutor/a plantea las siguientes preguntas:

 ¿Os ha gustado la actividad?


 ¿Habéis sido capaces de expresar realmente de forma adecuada vuestros
resentimientos?
 ¿Os ha resultado difícil la actividad?
 ¿Qué dificultades habéis encontrado?

Observaciones. Esta actividad nos proporciona una estrategia asertiva para el control
de diversas emociones tales como ira, ansiedad, celos, tristeza... al permitir manifestar y
comunicar positivamente nuestros sentimientos, empatizando con los de los demás y
ayudándonos a resolver conflictos de forma no violenta.

12. EL RESTAURANTE DEL MUNDO

Proceso. Se preparan tarjetas de cuatro colores, en diferentes cantidades. De dos


colores el doble que de los otros dos. Se preparan cuatro mesas, cada una de uno de los
colores de las tarjetas. Una mesa, de uno de los colores poco numeroso, se prepara como
habitualmente están en nuestro país: dos platos, cubiertos, vasos, servilletas, algún
detalle (flores, cenicero, cassette con música,...), aperitivos, pan y refrescos. La otra
mesa poca numerosa se dispone con dos platos de plástico, cubiertos de plástico, vasos
de plástico, servilletas, pan, refrescos y sin detalles. Ambas mesas con manteles y tantas
sillas como comensales. Una de las mesas muy numerosa se dispone con unos pocos
platos y cubiertos de plástico sin colocar, más sillas que comensales (en África sobra
espacio), muchos vasos y jarras de agua. La última de las mesas se dispone con menos
sillas que comensales (en Asia la densidad de la población es muy alta, deberán
permanecer de pie), unos pocos platos, vasos y cubiertos de plástico, y una fuente de
agua tibia en el centro. Se explica a las personas participantes que al entrar a la sala
recibirán una tarjeta. Tendrán que situarse en la mesa que tenga el mismo color que la
tarjeta recibida.
Una vez que se ha situado todo el mundo, se comienzan a repartir los alimentos,
siempre de forma desigual. Si se trata de una comida o cena, a las dos mesas poco
numerosas los dos platos habituales, mientras que a las otras dos se les servirá arroz
blanco. Si se trata de un aperitivo se puede servir en las dos primeras mesas pinchos de
tortilla, queso y embutidos; mientras que en las otras dos se puede repartir unas bolsas
de pipas y maíz tostado. Si no ha habido todavía mucho jaleo podéis pasar a los postres
y después de pasearlas por la sala, llevar a las dos primeras mesas bandejas con algún
"manjar': helados, caramelos, dulces,...
Si sobra comida de alguna mesa se puede poner el cubo de la basura en el centro de la
sala y vaciar los platos delante de todo el mundo.
Conviene que haya varios/as animadores/as y parar el juego en cualquier momento que
se piense puede irse de las manos. Esto no quiere decir que se impida que surja el
conflicto. Es importante que haya al menos un/a observadora en cada mesa y alguno/a
general.

Antes de evaluar, según como hayan ido las cosas, puede ser importante hacer algún
ejercicio de relajación. Sería bueno comenzar la evaluación planteando una rueda en la
que quienes quieran expresen cómo se han sentido, sin entrar en debates. A continuación
los/as observadores/as narran brevemente y sin valoraciones qué ha ocurrido en cada
grupo y en general. ¿Os recuerda todo esto a algo? ¿Tiene algún parecido con la
realidad? ¿Podéis imaginar cómo se sienten las personas que viven esta situación
cotidianamente?
Podemos continuar planteándonos: ¿Por qué ocurren estos hechos? ¿Cuál es nuestro
papel? ¿Qué soluciones se nos ocurren? ¿Cómo podemos intervenir?

Observaciones. Es una forma de iniciar, desde un enfoque psocioafectivo (vivir en la


propia piel), el estudio de las causas del hambre, el subdesarrollo, el orden económico
internacional, etc.

13. LA COMUNIDAD DE VECINOS

Proceso. Para realizar esta dinámica es necesario dividir la clase en diez grupos de
cuatro o cinco alumnos/as cada uno. A cada grupo se le entrega una ficha en la que
figure el siguiente supuesto:
Terminada la construcción de un bloque de diez viviendas, los nuevos propietarios
acuerdan tener una primera reunión de toda la comunidad de vecinos, con el único fin
de conocerse y establecer entre todos unas normas basadas en el respeto, que favorezcan
una convivencia pacífica y cordial para el buen funcionamiento de la comunidad.
Propietarios:
11 A Una pareja sin niños.
11 B Una señora mayor con dos perros.
21 A Una joven rockera.
21 B Un ciego y su hija.
31 A Una familia con tres niños pequeños.
31 B Un pianista.
41 A Una familia gitana.
41 B Cuatro estudiantes universitarios.
51 A Un abuelo bastante sordo.
51 B Andrés, un vigilante nocturno.
Después se explica a los alumnos/as que cada grupo va a ocupar un piso (el reparto de
las viviendas es mejor hacerlo al azar) y que deben intentar hacerse pasar por su
propietario en la reunión de la comunidad de vecinos, por lo que cada grupo-propietario
deberá acudir con una lista de al menos diez cosas que está dispuesto/a a hacer, para
favorecer una buena convivencia en la vecindad basada en el respeto. Es importante
recordar a cada grupo, antes de elaborar la lista, que deben imaginar cómo se
comportaría, qué pensaría, qué costumbres tendría, qué actitud tomaría, etc., el
propietario que les ha tocado.

Una vez terminado el trabajo en grupo (máximo 20 minutos), se elige un portavoz de


cada uno y se procede a realizar la reunión de la comunidad de vecinos, poniendo en
común las listas elaboradas. Una vez realizada la reunión de la comunidad de vecinos
elaboran una lista única entre todos los propietarios en la que aparezcan las normas de
respeto para toda la comunidad.

Tras la puesta en común, el profesor/a invita a los alumnos a comentar si ellos/as tienen
vecinos parecidos a alguno de los modelos propuestos, para ver las actitudes y el trato
mutuo entre esos vecinos y el resto de la comunidad.

Observaciones. Dialogar sobre la necesidad de respetar unas normas básicas de


convivencia basadas en el respeto a los demás, independientemente de las características
y condiciones personales de cada miembro de la sociedad.

14. EL INTERCAMBIO DE VASOS

Proceso. Se inicia la actividad con un diálogo sobre lo que entendemos por respetar a
los demás. Para ello, se pide a los alumnos que comenten las siguientes afirmaciones y
añadan otras:

Respetamos a los demás cuando:

 Llamamos a los compañeros por su nombre y no por el mote.


 Escuchamos sin interrumpir.
 No empujamos por los pasillos.
 Sabemos guardar un secreto.
 Valoramos la forma de ser de cada uno.

El profesor/a invita a los alumnos/as a comprobar cómo se vive este valor en el grupo.
Primero indica que se coloquen de pie formando un círculo; después dará a cada uno
cinco vasos de plástico. Entonces les explica que deben entregar esos cinco vasos,
siguiendo unas reglas, a los compañeros/as que muestran un mayor respeto hacia los
demás. No se trata de una votación, sino de una toma de conciencia sobre quiénes
actúan habitualmente respetando a los otros. Conviene dejar un tiempo para que cada
uno/a piense a quien va a entregar sus vasos, y por qué.

Las normas de intercambio son:

 Ha de hacerse en silencio absoluto.


 Nadie puede pedir que le den algún vaso.
 Hay que repartir los cinco vasos.
 Se pueden entregar más de un vaso a la misma persona (incluso todos).

Terminado el intercambio, se da paso a un diálogo sobre la experiencia vivida. Algunas


cuestiones que pueden ayudar son:

 ¿Cómo te has sentido al recibir vasos?


 ¿Te ha costado decidir a quién se los dabas?
 ¿Por quién te has decidido y por qué?
 ¿Cómo podemos ayudarnos para respetarnos más los unos a los otros?

Observaciones. Con esta actividad se persigue que el grupo tome conciencia de


quiénes son los alumnos/as más valorados por saber respetar a los demás.

15. PUBLICIDAD DE NUESTRAS DIFERENCIAS

PROCESO
Pida a los alumnos que enumeren algunos grupos que estén discriminados en su
sociedad. Haga una lista en un tablón o en una cartulina para que todos puedan verla.
Debatan y enumeren las formas en que se discrimina a estos grupos.
Pida a los alumnos, agrupados previamente por parejas, que citen los derechos que se
están violando en cada caso en relación con la Declaración Universal de Derechos
Humanos.
Conceda cinco o diez minutos para que todo el grupo presente sus resultados.
Forme grupos reducidos de tres o cuatros miembros. Entregue a cada uno las
instrucciones que incluimos a continuación, en las que se les pide que elaboren una
campaña publicitaria para un grupo que es víctima frecuente de discriminación. Pueden
elegir a un grupo de la lista elaborada anteriormente o un grupo diferente. El profesor/a
que dirige la actividad también puede hacer sugerencias: por ejemplo, niños de la calle,
mujeres, refugiados, ancianos o grupos religiosos.

INSTRUCCIONES PARA EL TRABAJO EN GRUPO


Su grupo es una empresa de publicidad que ha sido contratada por un grupo que suele
ser víctima de discriminación en su sociedad. Disponen de 45 minutos para elaborar una
campaña publicitaria que convenza de:
los aspectos positivos del grupo y de su forma de vida
la reivindicación de la igualdad de derechos por parte de ese grupo.
Su campaña puede incluir :
un cartel – un anuncio televisivo – un anuncio radiofónico – un eslogan
Cada grupo presenta su campaña publicitaria. Debatan qué campañas consideran que
lograrían presentar una imagen positiva del grupo. ¿Cómo lo consiguieron?.

OBSERVACIONES

Esta actividad fomenta la empatía hacia otras personas que padecen discriminación.
También alienta la creatividad y el desarrollo de la comunicación y de la capacidad de
trabajo en equipo.
16. HAGAMOS FRENTE A LA DISCRIMINACIÓN

PROCESO
Pida a los alumnos que citen a los o tres grupos que sean discriminados en la sociedad,
por ejemplo, gays y lesbianas, minorías étnicas, mujeres, minusválidos o minorías
religiosas.
Divida a los alumnos en grupos reducidos integrados por tres o cuatro personas. Cada
grupo elige representar a una institución social diferente. El profesor/a que dirige la
actividad puede hacer algunas sugerencias, por ejemplo: la familia, los medios de
comunicación, la clase política, la policía, la Iglesia, los sindicatos y los clubs juveniles.
Solicite a cada “institución” que enumere las formas en que podrían discriminar a los
grupos citados y, por consiguiente, vulnerar sus derechos humanos.
Pídanles que señalen y anoten los derechos que se están violando en relación con la
Declaración Universal de Derechos Humanos.
Conceda cinco minutos a cada grupo para que presente sus resultados.
Divididos de nuevo en grupos pequeños o por parejas, pida a los alumnos que tomen
cada forma de discriminación y que sugieran una forma de solucionarla.
Conceda cinco minutos a cada grupo para que presente sus resultados.

Sugerencias adicionales
A menudo no somos conscientes de nuestros propios prejuicios y de la forma en que en
ocasiones podemos hacer que la gente se sienta excluida sin percatarnos de ello. Pida al
grupo que medite y debata la forma en que sus propios actos pueden excluir a otros de
intervenir plenamente.
Invite a un miembro de un grupo discriminado para que hable a los participantes sobre
su propia experiencia, y cómo podrían cambiarse las cosas.

OBSERVACIONES

Esta actividad pretende fomentar la empatía y pretende animar a los jóvenes a que
piensen en formas de hacer frente a la discriminación.

17. TÚ Y YO

PROCESO
Trabajo individual: pida a cada alumno que dibuje un círculo y que escriba dentro su
nombre. Deben imaginar que se trata del centro de una flor y dibujar pétalos a su
alrededor. Después, en cada pétalo tienen que escribir el nombre de un grupo con el que
se identifiquen. Por ejemplo, su nacionalidad, su religión o su género.
Trabajo en parejas: los participantes deben averiguar cuántos pétalos tienen en común y
poner las iniciales de cada uno en los pétalos que comparten. Se unen a otra pareja y
debaten las características comunes que todos han enumerado.
Trabajo en grupo grande: forman una red que comience con un círculo en el que se
escriba “nosotros” en el centro e incluya todos los grupos citados. Coloquen a los
grupos a los que pertenezcan muchos cerca del borde y a aquellos a los que pertenezcan
pocos cerca del centro. ¿Cuáles son las principales diferencias? ¿Cuáles son los
principales aspectos que todo el mundo tiene en común?.
Pida a los alumnos que vuelvan a mirar los pétalos que dibujaron en relación con ellos
mismos. Pídanles que pongan una “x” en cualquier grupo que crean que podrían
provocar que alguien los discriminara.
De nuevo en parejas: pida a los alumnos que elaboren una lista de todas las formas en
que podrían discriminar a alguien o tratarle como un inferior.
Conceda tres minutos para que cada pareja ofrezca sus resultados.

Sugerencias para otros debates


¿Qué factores te permiten discriminar a otras personas?
¿Hasta qué punto se encuentran estos factores asentados en la sociedad? ¿Hasta qué
punto los controlas?
¿Qué tendrás que hacer para cambiar la sociedad y cambiarte a ti mismo con el fin de
modificar los comportamientos discriminatorios?.

OBSERVACIONES
Esta actividad examina la cuestión de la diversidad, la igualdad y la discriminación al
tiempo que fomenta la empatía, la cooperación y la participación.

18.RELATOS SOBRE LA DISCRIMINACIÓN

PROCESO
Explique al grupo que quiere que escriban sobre el tema, “¿Qué se siente al ser
discriminado?”. Es posible que, en calidad de miembros de algún grupo particular que
haya sufrido discriminación, puedan escribir a partir de sus propias experiencias. De no
ser así, pida a los alumnos que utilicen su imaginación e intenten escribir desde el punto
de vista de una persona de una raza o cultura diferentes, o de una persona que padezca
alguna incapacidad.
Los alumnos pueden escribir un relato o un poema. Otra alternativa es que, de forma
conjunta, escriban e interpreten una obra o escenifiquen improvisadamente un juego de
simulación que tengan como tema la discriminación.

Sugerencias
Permita a los alumnos que si lo desean lean sus relatos y poemas al grupo, pero no les
obligue a hacerlo de no ser así.
También cabe la posibilidad de que, previo permiso del autor, se publiquen en un
periódico o boletín local, o que se exhiban en un tablón del instituto.
Conceda siempre tiempo para el análisis y el debate en grupo sobre las cuestiones que
se susciten tras un juego de simulación o la representación de una obra.

OBSERVACIONES
Esta actividad fomenta la creatividad, la comunicación, la capacidad de observación y la
imaginación, así como la empatía hacia las víctimas de discriminación.
19. ME PONGO EN TU LUGAR

Para trabajar la empatía se realizará una dramatización que consiste en representar


aquello que sale en nuestro sobre (atrevido, pasota, revolucionario, antipático,...).

OBSERVACIONES Al no tratarse de su idea sobre el tema, sino que es una postura


impuesta, no tendrán miedo a expresarlo y representar, tampoco los comentarios
negativos sobre su postura serán para ellos, cosa que facilita la representación.

EJEMPLOS Son comerciales de una empresa familiar. Todos tienen coche, ya que es
indispensable para desarrollar su trabajo, pero no todos están contentos con el
funcionamento de su vehículo. Reciben una carta de la empresa anunciándoles la
próxima adquisición de un coche que llegará a la sucursal el mes que viene. Entre todos
deben decidir cuál de ellos se lo queda:

Sonia: Lleva 15 años en la empresa. El coche tiene 15 años y su kilometraje es muy


elevado. Ya hace tiempo que pide un cambio de coche. Es una persona con carácter y
cree que el coche nuevo tiene que ser para ella, ya que tiene el coche más viejo y es la
que lleva más tiempo en la empresa.
Bruno: Lleva 9 años en la empresa. Hace 5 años que le dieron un coche nuevo, aunque
hace 1 año tuvo un accidente y desde entonces no funciona bien. Pide un cambio desde
entonces. Considera que el coche nuevo tiene que ser para él ya que con el coche actual
peligra.
Marcos: Acaba de llegar a la empresa y tiene el coche que dejó Alberto, Ford Fiesta de 8
años de antiguedad, la puerta del piloto no cierra bien y en el taller no se la pueden
arreglar. Considera que el coche nuevo tiene que ser para él, ya que acaba de llegar y el
coche que le han dado no está en buen estado.
Pilar: Desde hace 7 años está en la empresa. Su coche está en buen estado, tiene 3 años,
aunque quiere cambiarlo porque dice tener problemas con el cambio de marchas. Ella
quiere el coche nuevo y arremete contra los demás para conseguir su propósito.

Práctica
Los alumnos harán grupos de 5 personas. Se llevará a cabo una presentación de un caso
en el que cada uno de ellos tenga una postura marcada que se les indicará en un sobre.
La idea es que sean capaces de representar la postura indicada en el sobre. La función
del profesor y de uno de los alumnos en esta actividad será la de observador y
moderador de las conductas de cada postura.

Cuando acabe la actividad, los alumnos y el profesor deberán hacer una síntesis de las
representaciones de los diversos grupos haciendo hincapié en:

Los hechos relevantes surgidos en cada grupo.


La importancia de la comunicación en las relaciones humanas.
El respeto como elemento fundamental en la comunicación.