Você está na página 1de 4

EVOLUCIÓN DEL NIÑO

Cuando hablamos de
infancia, nos referimos
a la etapa que
transcurre desde el
nacimiento hasta la
madurez del niño.
Dentro de esta fase
existen diferentes
momentos que marcan
el ritmo del desarrollo
de cada niño según
sus características
físicas, psicológicas y
sociales. Es por eso por lo que se dice que cada niño es un mundo y no todos son iguales.
La infancia es un periodo de aprendizaje para el niño donde va a adquirir las capacidades
básicas para poder interactuar con el mundo en el que viven. Esto supondrá una serie de
cambios cada vez más complejos en las áreas principales del desarrollo de los pequeños: el
área cognitiva, el área del lenguaje, el área socio-emocional y el área motora. Y que conllevan
la adquisición progresiva de habilidades.

Cada bebé es un mundo, cada uno lleva un ritmo diferente, dependiendo de su capacidad y
los estímulos que reciba.
Tanto es así que hay
bebés que son capaces de
decir varias palabras con
12 meses y otros no
hablan hasta más
adelante.
Sin embargo, hay una
evolución que suele ser
común en todos: primero
emiten sonidos guturales,
pasan al balbuceo,
después dicen sílabas
sueltas, forman palabras y
finalmente frases. Este
proceso ocurre a medida
que el bebé evoluciona.
TABLA DE EVOLUCIÓN
DEL LENGUAJE EN LA
INFANCIA, ES LO QUE
SE CONSIDERA
NORMAL EN EL
DESARROLLO DEL
HABLA.
LA EVOLUCIÓN DEL
LENGUAJE EN LA
INFANCIA
- De 0 a 2 meses: su principal forma de comunicación es el llanto, tanto es así que incluso en
su forma de llorar puede llegar a detectarse si lo hace por hambre o cansancio. El bebé realiza
sonidos variados, principalmente con vocales.
- De 2 a 4 meses: cuando está tranquilo hace sonidos que indican que está contento, de
nuevo, suelen ser sonidos con vocales, principalmente con la "a". Al final de esta etapa
comienza a pronunciar algunas sílabas, es el comienzo del balbuceo, suelen ser
principalmente "gu", "ta" o "pa".
- De 5 a 12 meses: El bebé es capaz de cambiar su entonación cuando emite sonidos, sube
y baja el tono de voz. Si el bebé no emite ningún tipo de sonidos con vocales, ni balbucea con
6 meses, debes consultar al pediatra.
- Bebés de 1 año: Es capaz de decir una o varias palabras y las emplea a menudo.
- De 14 a 18 meses: el bebé muestra ya una gran evolución del lenguaje. Puede preguntar y,
cuando lo hace, eleva el tono al final. Puede hacer gestos que acompañen a su habla. Nombra
objetos de forma onomatopéyica, por ejemplo, la vaca es "mu", el coche, "brum". Usa hasta 20
palabras distintas, además de "mamá" y "papá", emplea algún verbo y adjetivos. Si tu hijo no
dice ninguna palabra a los 15 meses, debes consultar con su pediatra.
- De 18 - 24 meses: Puede juntar dos palabras, para pedir algo, aunque generalmente lo hace
sin incluir el verbo. A los dos años puede usar ya alrededor de 100 palabras, y hace pequeñas
frases de dos y tres palabras.
- De 2 a 3 años: le encanta hacer preguntas, usa mucho el "¿por qué". Es capaz de crear
frases más complejas, de cinco y seis palabras y puedes tener con él una conversación
sencilla. Su vocabulario se amplía hasta las 300 palabras, incluyendo muchos verbos, que ya
introduce en sus frases. Su lengua es "de trapo", todavía no pronuncia bien muchas palabras.
- De 3 a 5 años: continúa haciendo muchas preguntas. Se le entiende bien y es capaz de
contar una historia de principio a fin. Puede resultarle complicado pronunciar alguna
consonante. Si el niño tartamudea demasiado o tropieza demasiado con las palabras, no está
de más consultar con su pediatra.
A los 8 años el niño debería dominar todos los sonidos, debe ser capaz de crear frases
compuestas y más complejas de forma correcta, pronunciar bien las palabras y mantener una
conversación fluida, de lo contrario deberías consultar con un logopeda.

CARACTERÍSTICAS Y FASES DE LA INFANCIA

Después de que el niño haya pasado por la fase neonatal, el niño comenzará la segunda de
las etapas en su desarrollo evolutivo: la infancia. Durante el desarrollo de este periodo
podemos distinguir dos fases:

- La primera infancia o infancia temprana que va desde el primer año hasta los 6 años del
niño.

- La segunda infancia o niñez que va desde los 6 hasta 12 años precediendo la adolescencia.

A lo largo de la infancia fase y a través de estas dos fases los niños experimentarán una
evolución física, cognitiva y lingüística muy rápida, la adquisición de una mayor autonomía, se
iniciará el desarrollo del autoconcepto y de identidad y, además, se iniciará la sociabilización.
QUÉ OCURRE EN CADA UNA DE LAS ETAPAS DE LA INFANCIA
Para entender mejor cómo piensan, actúan y sienten los niños en la etapa de la infancia
podemos hacer una clasificación más específica de los periodos por los que va pasando el
niño durante su desarrollo. Estos son:
La primera infancia (1-3 años). Este periodo suele coincidir con la etapa en la que los niños
asisten a la escuela infantil. Su evolución en las diferentes áreas será la siguiente:

- Área cognitiva. En esta etapa el pensamiento es egocéntrico y le cuesta mucho imaginarse


lo que piensan o creen los demás.
- Área del lenguaje. Locución y expresión verbal. Los niños empiezan a controlar el uso del
lenguaje propiamente dicho. Al principio es un lenguaje telegráfico con palabras sueltas y más
tarde tendrá la capacidad de generar frases simples con incorrecciones.

- Área socio-emocional. El niño sigue jugando en paralelo. A finales de esta fase comienza
a compartir sus juegos con otros iniciando así la socialización.

- Área motora. El niño siente curiosidad y explora que será el motor de aprendizaje. En cuanto
a los cambios físicos, el niño sigue creciendo aunque lo hace mucho más lento que en las
etapas anteriores.

La etapa del gateo es muy beneficiosa para los bebés, pero no es la etapa definitiva.
Evidentemente, la siguiente y
definitiva será el momento en el
que se decidan a dar sus primeros
pasos, que suele llegar a partir de
los 12 meses.
La primera infancia (3-6 años).
En esta segunda fase el niño ha
ido evolucionando en las
diferentes áreas del desarrollo:

- Área cognitiva. En esta etapa el


niño gana la capacidad de la
Teoría de la mente, es decir, la
habilidad de atribuir intenciones,
creencias y motivaciones únicas a
los demás.

- Área del lenguaje. Mejora el


control en el uso del lenguaje
propiamente. Se apoyan en él
para la total comunicación.

- Área socio-emocional. La
capacidad de la Teoría de la
mente enriquece mucho las
relaciones sociales, aunque
también permite que la mentira
resulte más útil y eficaz como
recurso. El niño disfruta de la compañía de otros niños con los que crece y aprende a compartir
juegos y logros de forma natural. Aceptan pactos y soluciones intermedias cuando se dan
conflictos entre iguales.

- Área motora. Dominan el control de esfínteres y adquieren más independencia de


movimiento.

Segunda infancia (6-12 años). Es la última etapa antes de dar paso a la adolescencia. En
cuanto al desarrollo en las diferentes áreas:

- Área cognitiva. Su capacidad para pensar en términos abstractos y matemáticos se


desarrolla mucho pero no llega a su máximo.

- Área del lenguaje. A medida que el niño crece va mejorando el uso del lenguaje y de la
comunicación.

- Área socio-emocional. La imagen que tiene de sí mismo adquiere mucha importancia y trata
de ganar amistad de quienes considera importantes. Los círculos sociales de iguales
configuran su identidad y se empiezan a quebrantar las normas familiares.

- Área motora. Es a partir de esta etapa cuando el niño es capaz de aprovechar las nuevas
formas de control de su cuerpo. La maduración casi definitiva del sistema nervioso permite al
niño a realizar más movimientos.