Você está na página 1de 10

“Año del Buen Servicio al Ciudadano”.

“UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES”


ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGIA

LOS SENTIDOS

 CÁTEDRA:
PROCESOS COGNITIVOS I

 CATEDRÁTICO:
Lic. Joan Manuel, Castillo Bernia
 ESTUDIANTE
ROJAS QUINTO, José Luis

 MODALIDAD:
Distancia

HUANCAYO-PERÚ
2017
PROCESOS COGNITIVOS I

INTRODUCCION

El presente trabajo monográfico trata acerca de los sentidos, en cuanto a sus procesos
de funcionamiento y el gran aporte de percepciones que nos da los sentidos que
tenemos para recibir información. Sin la existencia de los sentidos no podríamos
desarrollar nuestra vida como la conocemos.
EL desarrollo de los sentidos que ha experimentado el hombre ha sido controlado por el
fenómeno evolutivo y ha estado íntimamente relacionado con las condiciones físicas y
químicas del ambiente que nos ha rodeado en el transcurso de los tiempos. Para así
tomar conocimiento de los funcionamientos de cada uno de nuestros sentidos.
PROCESOS COGNITIVOS I

LOS SENTIDOS

1. ¿QUE SON LOS SENTIDOS?

Podemos definirlos como los instrumentos que les sirven para poder tener una relación o una
interacción con el resto del Universo que los rodea de esta forma recabar información acerca
del medio circundante para poder sobrevivir, ya que es necesario ver qué hay alrededor de uno
para evitar cualquier peligro.

IMAGEN N° 1: Los sentidos

2. RECEPTORES SENSORIALES

Estos ayudan a los órganos de los sentidos a percibir todos los estímulos que nos conectan al
mundo.

Los receptores transforman los diferentes tipos de energía (lumínica, mecánica, química, etc) en
energía eléctrica (impulso nervioso), este impulso nervioso se convierte en información que es
transmitido a una neurona, que después lo transmite a un centro nervioso a través de los
nervios.

2.1. EXTERNOS: Se encuentran en la superficie del cuerpo y captan la información del medio
externo. Normalmente se agrupan formando órganos de los sentidos.

2.2. INTERNOS: Están repartidos por todo el cuerpo, en los músculos y en los órganos e
informan sobre el funcionamiento de los órganos internos.

3. ORGANOS DE LOS SENTIDOS


PROCESOS COGNITIVOS I

Los órganos de los sentidos hacen parte del sistema sensorial y son los que nos permiten
percibir: luz, sonido, temperatura, sabores y olores; que son transformados en impulsos
nerviosos que llegan al cerebro y son interpretados por este, para generar una respuesta
adecuada al estímulo.

4. CLASIFICACION DE LOS SENTIDOS

Estos son la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto. Sin embargo, los seres vivos somos muy
complejos. Somos capaces de sentir, es decir, percibir información, que nos ayuda de muchas
otras formas.

Así por ejemplo, somos también capaces de percibir el equilibrio que guarda nuestro cuerpo.
También existe otro tipo de sensaciones a las que podemos ser sensibles como el hambre, la
sed, etc. Podemos afirmar que en realidad tenemos una cantidad de sentidos que es mayor a
cinco.

5. LA VISTA

LA VISIÓN es la función fisiológica y psicológica por medio de la cual el ojo y el cerebro


determinan información transmitida del exterior en forma de energía radiante llamada luz.

5.1. EL OJO HUMANO

El ojo es el órgano que permite el sentido de la vista. Que reacciona con la luz visible y que
transmite al cerebro una sensación de visión. Este órgano es esencialmente una bolsa casi
esférica con paredes opacas y con una abertura por donde entran los rayos de luz. Al frente
se encuentra la córnea (Figura ), que es una cubierta transparente, lisa y casi esférica que
está formada de cinco capas.

IMAGEN N°2: Ojo humano

6. EL OIDO

EL oído es el sentido por medio del cual es posible percibir el sonido.

6.1. ¿QUÉ ES EL SONIDO?


PROCESOS COGNITIVOS I

Son las vibraciones que producen los cuerpos materiales al ser golpeados o rozados se
transmiten por un medio elástico, donde se propagan en forma de ondas y al llegar a
nuestros oídos, producen la sensación sonora.

6.2. EL OÍDO HUMANO


El oído humano es el órgano sensible al sonido. Además, el sentido del equilibrio se
encuentra también alojado en el oído. Desde el punto de vista anatómico y fisiológico, se
puede dividir en tres partes: el externo, el medio y el interior.

6.2.1. Oído externo

El oído externo lo constituye un ala externa, el pabellón, que es la parte visible. En


seguida se encuentra la abertura del conducto auditivo (Figura 44). Este conducto es un
tubo de unos 2 a 3 cm de largo. En su extremo exterior es cartilaginoso, mientras que
en su interior es más huesudo y tiene una piel que secreta una sustancia cerosa, la
cerilla.

6.2.2. Oído medio

El oído medio o tímpano es una pequeña cavidad que se encuentra en el hueso


temporal. Está separado del conducto auditivo por medio de la membrana timpánica.
En la cavidad se encuentran tres pequeños huesos, el martillo, el yunque y el estribo,
articulados entre sí y sostenidos por medio de diferentes ligamentos.

La cavidad timpánica está llena de aire. Al fondo sale un canal muy angosto la llamada
trompa de Eustaquio.

6.2.3. Oído interior

La parte interior del oído, también llamada el laberinto, está separada de la parte media
por la ventana oval. En la parte superior está el laberinto propiamente dicho y en la
parte inferior hay un apéndice, el caracol, que está enroscado dos y media veces.

IMAGEN N°3: Oído humano

6.3. ENFERMEDADES FRECUENTES

6.3.1. Miopía: es la incapacidad de enfocar objetos lejanos porque el cristalino está


demasiado abombado y no se puede estirar para enfocar
PROCESOS COGNITIVOS I

6.3.2. Hipermetropía: incapacidad de enfocar objetos cercanos porque, al revés que en


la miopía, el cristalino está demasiado estirado y no se puede abombar.

6.3.3. Presbicia: o vista cansada: pérdida de agudeza visual. Impide ver objetos cercanos
porque el cristalino se endurece y tampoco se puede estirar.

6.3.4. Astigmatismo: se ven deformadas las líneas verticales porque el cristalino se


abomba de forma desigual por su superficie.

6.3.5. Cataratas: el cristalino se hace opaco y no deja pasar la luz.

6.3.6. Daltonismo: es la ceguera para los colores; se confunden ciertos colores como el
verde y el rojo. Es la única enfermedad que no tiene que ver con el cristalino, sino
con los conos.

7. EL TACTO

EL SENTIDO del tacto comprende la percepción de estímulos mecánicos que incluyen contacto,
presión y golpeo.

En cuanto a los de calor y frío, termorreceptores, son más abundantes los de frío que los de
calor. Los de dolor, nociceptores, responden a estímulos mecánicos, químicos y térmicos de gran
intensidad que pueden provocar daños en los tejidos

7.1. ESTÍMULOS MECÁNICOS

El estímulo mecánico consiste en la aplicación de una fuerza sobre la superficie que envuelve
al cuerpo.

Supóngase que tocamos una mesa con un dedo. En este proceso nuestro dedo ejerce una
fuerza sobre la mesa. De acuerdo con la tercera ley de Newton de la mecánica, la mesa
reacciona y ejerce a su vez una fuerza sobre nuestro dedo que es un estímulo mecánico.

7.2. ALGO SOBRE LA PIEL

Los estímulos mecánicos que nuestro cuerpo experimenta se aplican sobre la piel que nos
cubre, que es el órgano sensorial del tacto. En este capítulo describiremos algunos
elementos de la estructura de la piel que son de importancia en la percepción táctil.

La mayor parte del cuerpo humano está cubierto de piel que lleva pelos o vellos. En algunas
zonas del cuerpo éstos son tan finos que no se ven a simple vista. Algunas de las partes del
cuerpo que no tienen pelos son las palmas de las manos, las plantas de los pies, los labios,
etcétera.

En distintas partes de la piel la densidad de terminaciones nerviosas es diferente. Hay


lugares, como por ejemplo las yemas de los dedos, en que la densidad es muy grande, lo
que hace que estas regiones sean muy sensibles. En otros lugares, como por ejemplo en las
espaldas, en que la densidad es muy baja, no se tiene mucha sensibilidad.
PROCESOS COGNITIVOS I

IMAGEN N°4 : Terminaciones de fibras nerviosas

8. EL OLFATO

EL olfato es el sentido que nos permite oler. Este fenómeno ocurre cuando ciertas sustancias se
introducen en la nariz y tenemos la sensación de oler.

8.1. TRANSICIONES DE FASE Y DIFUSIÓN

Antes de que podamos oler cualquier cosa, las sustancias que se desprenden de ésta deben
llegar a nuestra nariz. En general, las moléculas olorosas experimentan dos procesos antes
de llegar a nuestra nariz. El primero de ellos ocurre cuando las moléculas se desprenden de
la sustancia en que se encuentran y el segundo al transportarse estas moléculas hasta
nuestra nariz.

8.2. LA NARIZ HUMANA

La nariz es el órgano mediante el cual se realiza la entrada y salida del aire que respiramos.
También podemos respirar por medio de la boca, ya que en el fondo de ella, en la nariz
interna, hay un conducto que se comunica con los conductos nasales. El sentido del olfato
tiende a deteriorarse con la edad y de ahí que los niños y los adultos jóvenes sean capaces
de distinguir una gama más extensa de olores y de percibirlos con más intensidad.

IMAGEN N°5 : Partes del olfato

8.3. ¿CÓMO PERCIBIMOS LOS OLORES?


PROCESOS COGNITIVOS I

Cuando un objeto, emite un olor y nos llega a la nariz esto quiere decir que moléculas de
dicho objeto se han desprendido de él y llegado, por difusión o arrastre, a nuestra nariz.
Estas moléculas entran en la nariz debido a la aspiración que realizamos cuando respiramos.
En este proceso, el aire que inhalamos arrastra a las moléculas que están en la vecindad de
la nariz. La corriente de aire que entra da lugar a una corriente secundaria que pasa por el
epitelio sensitivo

IMAGEN N°6 : Caminos que puede tomar el aire

9. EL GUSTO

EL gusto es el sentido que nos permite saborear las cosas. Se experimenta la sensación del gusto
por medio de la lengua.

9.1. LA LENGUA HUMANA

La lengua es un órgano muscular, movible, que además de experimentar la sensación del


gusto sirve para otras funciones como el habla, el masticamiento y el tragar de los alimentos.

La lengua contiene un conjunto de células especializadas, llamadas yemas gustativas, que


son, los órganos especiales del gusto. Además de éstas, la lengua también tiene otro tipo de
células que producen saliva, que es necesaria para tragar los alimentos.

9.2. ¿CÓMO PERCIBIMOS LOS SABORES?

En primer lugar, para que la lengua sea sensible a algún objeto es necesario que éste se
encuentre húmedo. Si no lo está, entonces se humedecerá con ayuda de la saliva que secreta
la misma lengua. Esta es otra función que tiene la saliva.

El objeto ya húmedo se deposita en la lengua y sus moléculas entran en contacto con los
microvili, es decir, los extremos de las fibras de las yemas gustativas. De manera análoga a
lo que ocurre en el olfato, se lleva a cabo una reacción química que provoca que se
desencadene una respuesta de la célula que nos da la sensación del gusto del objeto en
cuestión.

La lengua humana no es sensible de manera uniforme a lo largo de su superficie. Así, la parte


media no es sensible al gusto como lo son otras partes. Como veremos en la posterior figura
la punta de la lengua es sensible principalmente a lo dulce. A los lados y en la parte anterior
PROCESOS COGNITIVOS I

de la lengua se encuentra la sensibilidad a lo salado. La lengua es principalmente sensible a


los sabores agrios a los lados, pero en la parte posterior. Finalmente, la parte posterior
central de la lengua es sensible principalmente a los sabores amargos.

IMAGEN N°7 : La lengua partes sensitivas generales

9.3. RELACIÓN ENTRE EL OLOR Y EL SABOR

Existe una relación muy íntima entre el olor y el sabor. De hecho cuando comemos un
alimento percibimos al mismo tiempo sensaciones en la lengua como en la nariz. Algunas,
moléculas del alimento se evaporan y llegan hasta las células olfativas: del gusto y del olfato.
Muchas personas que han perdido la capacidad de oler, por ejemplo, debido a algún
accidente, dejan de percibir el sabor de la comida.

Hay que mencionar que, en menor escala, también influye en el sabor el sentido de la vista.
PROCESOS COGNITIVOS I

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

 La función de los sentidos cumplen un papel imprescindible, para sobrevivir ya que es


necesario ver qué hay alrededor de uno para evitar cualquier peligro.

 Se puede decir que el cuerpo humano está armado de un conjunto de órganos que nos
permiten hacer frente a un número muy distinto de sensaciones, que va más allá del cinco
tradicional.

 La forma de funcionar de nuestros sentidos es una consecuencia de la adaptación al medio.


de los sentidos que ha experimentado el hombre ha sido controlado por el fenómeno
evolutivo y ha estado íntimamente relacionado con las condiciones físicas y químicas del
ambiente que nos ha rodeado en el transcurso de los tiempos.

 El sentido del tacto ayuda a los seres, entre otras cosas, a obtener los primeros
conocimientos sobre cómo son los objetos que nos rodean. Tocando y palpando los
objetos adquirimos conciencia de ellos.

 Los sentidos del olfato y del gusto han ayudado a los seres a catalogar los elementos
que le pueden servir de alimento. Un objeto que está en putrefacción emite ciertas
sustancias químicas que tenemos la capacidad de detectar y sabemos, sea por herencia
genética o por aprendizaje, que nos pueden dañar, por lo cual nos abstenemos de
comerlo.

 Los movimientos de muchos objetos generan ondas en la atmósfera que sentimos como
sonido. Los seres han logrado desarrollar un órgano capaz de recibir este tipo de
información, el oído.

 Los elementos que nos permiten sentir o percibir la información que nos llega son
microscópicos; sin embargo, estos elementos se agrupan en estructuras que forman
órganos de tamaño macroscópico, como el oído, el ojo, etc.

 Se recomienda profundizar los conocimientos en cuanto sentidos, debido a que hay más
sentidos los cuales hasta ahora solo se han ejecutado de forma inconsciente.

 Se recomienda tener en muy en cuenta la salud de particulares sentidos, ya que


afectaría sin lugar a duda en una vida cotidiana