Você está na página 1de 4

Tema 12.

Sangre 01 - Características y funciones generales de la sangre


INTRODUCCIÓN

La sangre es un tejido conectivo líquido. Por ello se puede volver


tumoral.
Los elementos corpusculares de la sangre son los glóbulos rojos
(eritrocitos), los glóbulos blancos (leucocitos) y las plaquetas.

La mayor parte de nuestra agua está dentro


de las células (líquido intracelular). El líquido
extracelular también está formado
mayoritariamente por agua.

El corazón tiene que hacer cierto esfuerzo


para mover la sangre si está viscosa.
La temperatura de la sangre es de 38ºC.
Su pH es un poco básico.
La sangre es roja, pero según por que sistema
circule será brillante o más oscuro. Si circula
por las arterias será más brillante o si circula
por las venas será más oscura.
Volumen: promedio hombre entre 5 y 6 litros
y mujer promedio entre 4 y 5 litros.
Si tenemos más sangre de lo normal
hablamos de hipervolemia y si tenemos
menos sangre de lo normal hablamos de
hipovolemia (que puede ocurrir si pierdes
sangre por hemorragia o por deshidratación).
Osmolaridad
Hay algunos solutos que hacen que el agua se
mueva, lo cual tiene consecuencia. A las células no les gusta ganar ni perder agua. Los solutos que desplazan el
agua se llaman osmoles.
Cuando metemos una célula en un líquido que tiene la misma osmolaridad que ella la célula se quedaría como
está. Si metemos una célula en un líquido hipertónico el agua de la célula sale; la célula se queda deshidratada.
Si mi plasma se diluye mucho habrá más solutos dentro de la célula y entrará el agua dentro de la célula y se
hinchará.
El equilibrio hidroeléctrico está muy bien regulado por el organismo

1
COMPOSICIÓN DE LA SANGRE
Por una parte tenemos el plasma y por
otra los elementos formes. Las plaquetas
no se consideran células sino trozos de
células. Tenemos más plasma que
elementos formes en general.
El componente mayoritario del plasma es
el agua. El resto son proteínas (llamadas
plasmáticas), iones, urea (que son
productos de deshecho), aminoácidos,
glúcidos, glucosa, ácidos grasos,
hormonas y oxígeno.
Los elementos formes más abundantes
son los eritrocitos, después las plaquetas
y los menos abundantes son los glóbulos
blancos. Tenemos 5 millones de glóbulos
rojos por microlitro, sabiendo que
aproximadamente tenemos 5 litros de
sangre. Como curiosidad, una gota de
sangre tiene 50 microlitros.
Dentro de los leucocitos se distinguen los granulocitos (tienen en su citoplasma gránulos) y los agranulocitos
(que lógicamente no tienen gránulos en su citoplasma).

2
Hematocrito
El porcentaje del volumen total de sangre ocupado
por glóbulos rojos se denomina hematocrito.
El rango normal de hematocrito para las mujeres
adultas es de 38-46% (promedio = 42); para hombres
adultos, es de 40-54% (promedio = 47). La hormona
testosterona, presente en mucha mayor
concentración en hombres que en mujeres, estimula
la síntesis de eritropoyetina (EPO), hormona que, a
su vez, estimula la producción de GR. Entonces, la
testosterona contribuye al mayor hematocrito de los
hombres. Valores más bajos en las mujeres durante su etapa reproductiva pueden deberse a la excesiva
pérdida de sangre durante la menstruación. Una caída significativa del hematocrito indica anemia, una
cantidad de GR inferior a la normal.
En la policitemia, el porcentaje de GR es anormalmente alto, y el hematocrito puede ser de 65% o incluso
mayor. Esto incrementa la viscosidad de la sangre, aumentando la resistencia al flujo y dificultando su bombeo
por parte del corazón. La viscosidad elevada también contribuye a la hipertensión arterial y al riesgo
aumentado de accidentes vasculares. Las causas de policitemia comprenden aumentos anormales en la
producción de GR, hipoxia tisular, deshidratación y dopaje de sangre o el uso de EPO por parte de atletas.
Lo más denso son los glóbulos rojos, después la capa de las plaquetas y glóbulos blancos y por último, el plasma
(que es poco más denso que el agua). El espacio que ocupan los glóbulos no sólo depende del número sino
también del tamaño.
Cuando una persona tiene anemia, ¿el hematocrito baja? Según el tipo de anemia
El hematocrito en varones es mayor que el de las mujeres. Esto se debe a los andrógenos.
Las causas del aumento del hematocrito son varias. Cuando cualquiera de sus componentes se mueven puede
disminuir o aumentar.
Por ejemplo a los ciclistas les interesan un hematocrito alto, ya que les interesa que el oxígeno les llegue a los
músculos. Esto no se permite porque es trampa. Una sangre viscosa es difícil de mover y se fuerza el corazón. El
ciclista puede sufrir trombosis.

- La sangre transporta los nutrientes. En el


aparato digestivo nosotros absorbemos nutrientes,
iones, estos van a la sangre que los va a distribuir
por la células.
También transportan oxígeno y dióxido de carbono.
Normalmente lo productos que no interesan es la
sangre la que se encarga de desplazarlos para
excretarlos. También transporta calor. Cuando
necesitamos perder calor o ganarlo la sangre lo
facilita.

3
- Regulación. La sangre es muy importante para
mantener la homeostasis. Por ejemplo, regula el pH. La
sangre transporta mucho bicarbonato. Por otra parte, La
sangre es capaz de tamponar. También regula la presión
osmótica. También regula la temperatura corporal.

La sangre circulante ayuda a mantener la homeostasis de


todos los líquidos corporales. Ayuda a regular el pH por
medio de la utilización de sustancias amortiguadoras
(buffers), sustancias que convierten en débiles los ácidos
o las bases fuertes. También contribuye en el ajuste de la
temperatura corporal a través de las propiedades
refrigerantes y de absorción de calor del agua presente en
el plasma sanguíneo y su flujo variable a través de la piel, donde el excedente de calor puede perderse
y ser transferido al medio ambiente. Asimismo, la presión osmótica de la sangre influye en el
contenido de agua de las células, principalmente por las interacciones entre los iones disueltos y las
proteínas.

- Defensa. La sangre nos defiende de los


patógenos (inmunidad), mayoritariamente son
los leucocitos. También
La sangre puede coagularse, lo cual previene su
perdida excesiva del sistema circulatorio tras
una lesión. Más aún, sus glóbulos blancos nos
protegen de las enfermedades llevando a cabo
la fagocitosis.
Diversas proteínas sanguíneas, incluidos
anticuerpos, interferones y los factores del
sistema del complemento contribuyen a
protegernos contra las enfermedades en una
gran variedad de formas.