Você está na página 1de 6

INSTITUTO POLITECNICO NACIONAL

ESCUELA SUEPERIOR DE INGENIERIA


QUIMICA E INDUSTRIAS EXTRACTIVAS
INGENIERIA QUIMICA INDUSTRIAL

QUIMICA DE LOS GRUPOS FUNCIONALES


PRACTICA 9
“OBTENCION DE JABON DE TOCADOR. SAPONIFICACION DE
GRASAS.”

GRUPO: 2lV42

PROFESORA: BERENICE TIERRABLANCA GUDIÑO


PROCESO IND. DE JABON SOLIDO

En esencia el proceso de obtención del jabón, sea industrial o artesano, consta


de tres fases: 1) saponificación, 2) sangrado y 3) moldeado.

1. Se hierve la grasa en grandes calderas, se añade lentamente sosa


cáustica (NaOH) y se agita continuamente la mezcla hasta que comienza a
ponerse pastosa. La reacción que ha tenido lugar recibe el nombre de
saponificación y los productos son el jabón y la lejía residual que contiene
glicerina: grasa + sosa → jabón + glicerina

2. El jabón obtenido se deposita en la superficie en forma de gránulos. Para


que cuaje de una manera completa se le añade sal común (NaCl). Esta
operación recibe el nombre de sangrado o salado; con ella se consigue la
separación total del jabón (que flotará sobre la disolución de glicerina), de sosa
(que no ha reaccionado) y de agua.

3. Ya habiendo realizado el sangrado, el jabón se pasa a otro recipiente o


vasija donde se le pueden añadir perfumes, colorantes, productos
medicinales, etc. Entonces, todavía caliente, se vierte en moldes, se deja
enfriar y se corta en pedazos.

El jabón líquido está constituido principalmente por oleato de potasio,


preparado por la saponificación del ácido oleico con hidróxido de potasio.
También es muy usado (por ser más económico), el Estearato de sodio o
palmilato de sodio, análogo al anterior, usando ácido estearílico, esteárico o
palmítico e hidróxido sódico, respectivamente.

Al mezclar los ácidos grasos (principales componentes de las grasas animales


y de los aceites vegetales) con una solución alcalina (hecha a partir de una
mezcla de agua y un álcali, como por ejemplo la sosa), se obtiene el
jabón (que será realmente suave, porque además el otro subproducto que se
obtiene de esta reaccion es la glicerina).
El álcali es imprescindible para que se produzca esa reacción, pero hay que
tener en cuenta que por sí solo es un elemento cáustico muy peligroso, cuyo
manejo implica tomar una serie de precauciones muy importantes para
manipularlo con seguridad. Los álcalis más utilizados en la fabricación del
jabón son la sosa (hidróxido sódico, NaOH) y la potasa (hidróxido potásico,
KOH). Por eso, es necesario tener mucha experiencia y unos conocimientos
muy amplios sobre los álcalis y sus reacciones químicas, para proceder a
realizar una saponificación que ofrezca totales garantías de que el producto
final obtenido no entrañe riesgo alguno para la piel.
PROCESO DE SAPONIFICACION

La saponificación es una reacción química entre un ácido graso (o un lípido


saponificable, portador de residuos de ácidos grasos) y una base o alcalino, en
la que se obtiene como principal producto la sal de dicho ácido. Estos
compuestos tienen la particularidad de serán fipáticos, es decir tienen una
parte polar y otra apolar (o no polar), con lo cual pueden interactuar con
sustancias de propiedades dispares. Por ejemplo, los jabones son sales de
ácidos grasos y metales alcalinos que se obtienen mediante este proceso.

El método de saponificación en el aspecto industrial consiste en hervir la grasa


en grandes calderas, añadiendo lentamente sosa cáustica (NaOH), agitándose
continuamente la mezcla hasta que comienza esta a ponerse pastosa.

La reacción que tiene lugar es la saponificación y los productos son el jabón y


la glicerina:

grasa + sosa cáustica → jabón + glicerina

En resumidas cuentas, al unir una grasa, que está constituida por triglicéridos,
a una solución alcalina, constituida por agua y sosa cáustica, los triglicéridos se
separan en una molécula de glicerina y tres cadenas de ácidos grasos. Estos se
unen rápidamente a una molécula de sodio y constituyen el jabón, dejando en
su interior la glicerina restante.

En la práctica, el jabón se fabrica por hidrólisis básica, con hidróxido de sodio


o potasio, de grasas animales o aceites vegetales, que son ésteres de ácidos
carboxílicos de cadena larga con glicerol. Esta reacción fue descubierta hace
más de 2,500 años cuando se encontró que se obtenía cuajo cuando la grasa
animal se calentaba con las cenizas de la madera.

Por lo tanto, un jabón es la sal de sodio o de potasio de un ácido graso. El grupo


carboxilato negativo, es hidrofílico y polar, mientras que la cadena de
hidrocarburo es hidrofóbica, no polar y lipofílica, por lo que los jabones tienen
carácter antipático.
SINTESIS DE SAPONIFICACION
BIBLIOGRAFIA
John MacMurry. Quimica Organica: 7ª edición 2008. Pag.: 1221. Cengage learning.