Você está na página 1de 5

UNIVERSIDAD YACAMBÚ

FACULTAD DE HUMANIDADES

CARRERA – PROGRAMA PSICOLOGÍA

UNIDAD CURRICULAR: DISEÑO EDUCATIVO

APRENDIZAJE Y MARCO CURRICULAR

AUTORA:

Donna Joe Méndez Allen

v- 24.588.967

HPS-141-00081V

Junio, 2019
Las acciones y conductas que los seres humanos realizan y adoptan
se logra gracias al aprendizaje, que hoy es considerado como un proceso
fundamental para su desarrollo, pues es adquirido de manera automática
para que el individuo obtenga y mejore de forma paulatina habilidades,
conocimientos y conductas en diferentes ámbitos y el educativo es uno de
ellos. Desde esta perspectiva, comprobar la importancia que tiene el
aprendizaje para el desarrollo de los estudiantes ha permitido mejorar el
marco curricular, donde se describen los contenidos principales para el
estudiante y los métodos para adquirir conocimientos.

Es indudable que, para que el proceso educativo o el proceso


intencionado que pretende que los estudiantes logren aprendizajes
significativos y propios, deben existir condiciones favorables que permitan su
eficacia y la instrucción puede crear esas condiciones siendo “un proceso
orientado a producir en forma delibera cambios de comportamientos en los
estudiantes bien se creando nuevas respuestas o modificando las existentes
de acuerdos a objetivos de instrucción” Robert Glaser (1970). Siguiendo este
planteamiento, la instrucción es un conjunto de enseñanzas o datos que son
impartidos al estudiante, para describir la acción, el comportamiento, el
método o la tarea que deberá o comenzar o terminar o ser completamente
ejecutada.

Como aprender es un proceso activo y social en el cual los


estudiantes construyen nuevas ideas o los conceptos basados en su
conocimiento actual, la instrucción y quien la lleva a cabo, debe intentar
animar a que los estudiantes descubran principios, se planteen hipótesis y
tomen decisiones por sí mismos. Es tanta la relevancia que ha adquirido la
instrucción, ya que es un método efectivo para el aprendizaje, que Bruner
(1969) creo una teoría instruccional basada en un conjunto de saberes, ideas
y proposiciones, que describen y explican los procesos de enseñanza (guían
el proceso de manera científica); de acuerdo a este autor “los docentes
deben proporcionar situaciones que estimulen a los estudiantes a descubrir
por sí mismos, la estructura del material de la asignatura, para así pasar de
los detalles y los ejemplos hacia la formulación de un principio general”.

Es importante mencionar que, existen estrategias, habilidades y


actitudes que influyen en el entorno de enseñanza y aprendizaje, llamado por
Biggs (1988), enfoque de aprendizajes y definidos por el mismo como
“procesos de instrucción que emergen de la percepción que el estudiante
tiene de la tarea académica influida por las características del individuo”.

De esta forma, los enfoques de aprendizaje presentan que en el


proceso educativo no solo es importante lo que el alumno aprende sino
también de qué manera lo hace. Han sido diversas las investigaciones
realizadas para identificar qué tipo de enfoque de aprendizaje utilizan los
estudiantes para obtener nuevos conocimientos y estas se han basado en la
forma en que los estudiantes aprende a partir a partir de sus asignaciones.

Biggs (1988) resume estos planteamientos diferenciándolos a través


de ciertas características, por ejemplo: el enfoque de aprendizaje en
aproximación profunda se caracteriza por el interés en la asignación
académica y obtención de satisfacción por su realización, la búsqueda de su
significado inherente, la personalización… entre otros; sin embargo el
enfoque de aprendizaje en aproximación superficial se caracteriza por
considerar la asignación como una imposición necesaria para el logro de otro
objetivo, por ejemplo una calificación positiva, por la confianza plena en la
memorización, intentando reproducir los aspectos superficiales de la
asignación.

Ahora bien, como el aprendizaje y la forma en que este se adquiere


han ido evolucionando, se han creado teorías que permiten estudiar de
manera científica, como el ser humano y el alumno desarrollan nuevos
conocimientos, en decir, las condiciones que hacen posible en proceso de
aprendizaje. Las teorías de aprendizaje y educativas de acuerdo a Gaviria
(2008) son:

“Los marcos conceptuales que han servido para describir,


explicar y orientar el quehacer educativo, así como también
construir y reconstruir haceres y saberes del mismo, se refieren a
un hecho social desarrollado en torno a la persona y a la sociedad
donde se desenvuelve”.
Entre algunas de estas teorías destaca la teoría de aprendizaje de
Piaget basándose en el Cognitivismo, y estudia como la mente interpreta,
procesa y almacena la información en la memoria. Esta teoría determina que
el individuo va organizando su experiencia y conocimiento en esquemas
cognitivos a través de la asimilación y acomodación que lo van modificando.

Por otro lado, se presenta la teoría del aprendizaje significativo


propuesto por David Ausubel, quien propone que “el alumno sólo aprende lo
que tiene sentido y lógica”, pero para ello debe poseer previamente una
cantidad de información que le permitan relacionar los nuevo conocimiento
con los que ya posee, lo cual es una ventaja ya que permite el
almacenamiento de esta nueva información a largo plazo. De acuerdo a esta
teoría, el aprendizaje se adquiere a partir de las experiencias y produce un
cambio cognitivo, para que se produzca de forma efectiva debe
retroalimentarse, explicar a partir de ejemplos para crear un aprendizaje a
partir de lo cognitivo.

Para concluir, es importante destacar la importancia que presenta la


psicología tanto en el marco curricular como en cada uno de los tópicos
presentado a lo largo de esta investigación, ya que permite estudiar y
explicar cómo los alumnos y los seres humanos en general adoptan los
procesos de aprendizaje, como bien fue explicado en las teorías presentadas
anteriormente.
Así pues, la psicología permite resaltar que contenidos y estrategias
desde el punto de vista del funcionamiento mental del estudiante,
contribuyen a la adquisición de aprendizaje o nuevos conocimientos. Tomar
en cuenta el nivel del alumno en la elaboración del marco curricular exige
tener en cuenta simultáneamente el análisis psicológico: lo que el alumno
sea capaz de hacer y aprender dependerá del estado de desarrollo
operatorio y el conjunto de conocimientos que ha construido en sus
experiencias previas de aprendizaje. En definitiva, debe tomarse muy en
cuenta las aportaciones de la psicología en aquellos alumnos que presenten
algún tipo de trastorno, como autismo o trastornos del aprendizaje, para
planificar, dentro del marco curricular, actividades que vayan a sus
capacidades de aprender.

Referencias:

BIGGS, J. (1988). El papel de la metacognición en la mejora del


aprendizaje. Australia. Consultado en:
https://bibliopress.wordpress.com/2007/06/18/los-enfoques-del-
aprendizaje/

BRUNER, J. (1996): Hacia una teoría de la instrucción. México, UTEHA.


Consultado en:
http://educomunicacion.es/didactica/32_instruccion_bruner.htm

GLASER, R. (1970): Evalaución de la instrucción y los cambios en los


modelos educativos. Chicago. Consultado en:
http://yeiroyaramare.blogspot.com/

GAVIRIA, S. (2008). Teorías del aprendizaje. Consultado en


https://es.slideshare.net/adrysilvav/autores-de-las-teorias-del-
aprendizaje