Você está na página 1de 4

A Osteopatia e o Desporto

Impulsiona os objetivos no desporto com Osteopatia e micronutrientes

O papel da OSTEOPATIA no desporto


Cada dia mais observamos uma população mais activa a nível desportivo,
de facto vemos jovens e também pessoas mais idosas que praticam mais
desporto e portanto a visita ao osteopata começa a ser uma necessidade
para poder continuar a praticar qualquer modalidade desportiva.
O tratamento osteopático identifica e trata a origem das lesões locais, trata
a compensação, equilibra os sistemas "tocados" permitindo a reintegração
na prática desportiva de jovens e mais idosos em condições óptimas para o
atleta
A Osteopatia no desporto tem quatro funções fundamentais.

1. Otimização da mecânica: Esta abordagem destina-se a aproveitar ao


máximo o atleta, minimizando as tensões articulares e suas restrições
de movimento, desta forma, o atleta vai precisar de menos esforço
para realizar a actividade e, portanto, aumentar o seu desempenho
atlético, podemos aqui também utilizar a Posturologia Clínica para
um melhor e maior rendimento.
2. Reduza o número de lesões: os atletas estão constantemente
expostos a lesões pelo esforço da actividade. A osteopatia tenta
reduzir o estresse das articulações mais comumente usadas, a fim de
minimizar os episódios durante os tempos de competição.
3. Minimize os tempos das lesões: O conhecimento da fisiologia das
lesões permite que o osteopata faça uma abordagem de uma
maneira óptima permitindo que o atleta recupere no mínimo tempo
possível
4. Lesões: Pubalgia ou Osteopatia dinâmica da púbis, epicondilite
(cotovelo de tenista), Epitrocleitite (cotovelo de golfista), entorses, e
rupturas musculares, lesões ligamentares, tendinite, metatarsalgias,
contusões, contracturas, dor na anca , etc.

Previene lesiones, reequilibra el cuerpo y optimiza el rendimiento deportivo.


Cada vez son más las personas que por salud, por mejorar su aspecto
físico o simplemente por entretenimiento, practican algún tipo de
deporte. Las actividades físicas generan múltiples beneficios pero
también comportan desequilibrios que pueden provocar lesiones y
desgastes musculares. Para evitar estos riesgos, cada vez más personas
recurren a la osteopatía, como vía para prevenir y tratar cualquier
disfunción derivada de la práctica deportiva y, a la vez, mejorar su
rendimiento físico.
La práctica deportiva genera esfuerzos físicos diferentes y
superiores a los habituales, exigiendo una adaptación importante
de todo el organismo. Este proceso de adaptación puede provocar
descompensaciones y desequilibrios que en condiciones
"normales" no aparecerían, pudiendo producir molestias y
alteraciones en diferentes partes del cuerpo que pueden llegar a
cronificarse sino se corrigen a tiempo.

En muchas ocasiones, estas alteraciones son más complejas de lo


que a primera vista parecería.

Osteopatía: análisis del deportista

En Osteopatía se realiza una exploración global de los


movimientos deportivos y de las diferentes adaptaciones que se
pueden estar produciendo. El osteópata evalúa cómo se
comportan los conjuntos musculoesqueléticos más implicados en
la práctica deportiva, para determinar qué zonas o articulaciones
pueden estar soportando un exceso de tensión.

Este exceso de tensión puede convertirse a la larga, sino es


corregido de manera adecuada, en una alteración o lesión que
limite o impida la práctica deportiva.

El ejemplo del corredor

Correr genera una serie de impactos y tensiones musculares y


articulares que si se mantienen en el tiempo, sin corregir los
pequeños defectos durante la actividad, pueden convertirse en
lesiones que afecten de manera importante al miembro inferior
(cadera, rodilla, tobillo, pie).

Algunas de las repercusiones de la carrera sobre el cuerpo:


El impacto del pie en el contacto con el terreno provoca tensiones
ascendentes en el tobillo y rodilla principalmente.

La tensión de los músculos del muslo puede crear desequilibrios


en la pelvis y aumentar la tensión lumbar.

La oscilación de los brazos durante la carrera genera tensiones


superiores: hombros, trapecios, zona cervical, etc.

La osteopatía y el corredor

En el caso concreto del corredor, los beneficios del tratamiento


osteopático son:

Evaluar las zonas que soportan mayor tensión y tratarlas para


evitar lesiones.

Tratar las compensaciones y adaptaciones que el cuerpo ha ido


realizando, mejorando la adaptación de todo el organismo.

Análisis y perfeccionamiento del movimiento durante la carrera.

El tratamiento osteopático es una herramienta altamente eficaz


en el mantenimiento del deportista, corrigiendo lesiones o
alteraciones y permitiendo que la práctica deportiva sea más
eficiente.

Más en Saludterapia:
https://www.saludterapia.com/articulos/a/1963-deporte-y-
osteopatia.html