Você está na página 1de 1

CLASES DE PALABRAS

CLASE DEFINICIÓN
SUSTANTIVO Designa seres y realidades físicas o mentales: personas, animales, objetos, sentimientos, emociones,
acciones, cualidades, relaciones, etc. Los sustantivos tienen morfemas de género y número. Pueden ser:
comunes (seres u objetos en general: lápiz) o propios (nombres: Paris, María); concretos (cosas que podemos
percibir con los sentidos: casa) o abstractos (realidades que sólo podemos imaginar: humanidad, belleza);
contables (milanesa) o incontables (arroz, agua); individuales (en singular se refiere a un solo objeto: lobo)
o colectivos (en singular designan a un conjunto de objetos: jauría)
ADJETIVO (o Indica cualidades, propiedades, estados u otras características de los sustantivos a los que complementa y
ADJETIVO con los que concuerda en género y número. El adjetivo calificativo posee morfemas de grado: positivo,
CALIFICATIVO) comparativo y superlativo (blanco, veloz, más alto, rico, aterrador, temible, gracioso, lindísima). El adjetivo
gentilicio aporta datos de nacionalidad o procedencia (argentino). Los adjetivos numerales expresan
cantidad u orden de forma precisa; pueden ser cardinales (forman la serie natural de números: un, dos, tres),
ordinales (añaden idea de orden: segundo, tercero), múltiplos (expresan multiplicación por la serie natural
de los números: doble, triple, cuádruple) y partitivos (expresan división: medio, tercio, cuarto).
VERBO Expresa acciones, estados, pasiones o procesos que experimentan los seres y posee morfemas de número
(singular y plural), persona (1era, 2da, 3ra), tiempo (pasado, presente, futuro, condicional), modo (indicativo,
subjuntivo, imperativo) y aspecto (perfecto e imperfecto), excepto las formas no personales de los verbos: el
infinitivo (termina en -ar, -er, -ir), el gerundio (termina en -ando, -iendo) y el participio (termina en -ado,-
ido). Ej. come, miró, venía, tenía, se atrevió, se enfada...
Verbos copulativos: en español los verbos copulativos son ser, estar y parecer. En la función copulativa, no
tienen un significado o expresan una acción completa en la oración, sino que sólo son una conexión entre el
sujeto y su atributo (modo de ser o característica del sujeto; suele ser un adjetivo o sustantivo): el cielo está
claro; mi padre es mecánico.
ADVERBIO Palabra invariable (sin género ni número) que pueden modificar a un verbo (el coche corre mucho), a un
adjetivo (tu jardín es muy bonito) o a otro adverbio (mi colegio está bastante cerca). Sirven para designar
circunstancias de lugar (allí, aquí, cerca, delante), tiempo (hoy, ayer, después), modo (bien, mal, tristemente),
cantidad (mucho, menos), orden (primeramente, segundo), afirmación (sí, también), negación (no, tampoco),
duda (quizás, posiblemente) o aproximación (casi, aproximadamente, más o menos). También podemos
formar adverbios añadiendo la terminación -mente a los adjetivos (cómodamente, rápidamente).
PRONOMBRE Son palabra no descriptivas (no ofrecen información acerca de aquello que mencionan) de significado
ocasional (su contenido varía de acuerdo al contexto o situación comunicativa). Desde la sintaxis, los
pronombres funcionan como sustantivos (yo soy un médico), adjetivos (es su mascota) o adverbios (salga de
aquí). Los pronombres de dividen en dos grupos:
- El primero se relaciona con las personas que se mencionan o intervienen en la comunicación (usted sabe
mucho). Estos pueden ser personales (yo, tu, él... -en función de sujeto-; nosotros/as, ella, mí, ti, vos...-en
función de término-; me, te, se, la... -en función de objeto-; y conmigo, contigo, consigo -en función de
circunstancial-), demostrativos (éste, estos, eso, esa, aquel, aquello…), posesivos (míos/as, mía/o, suyo/a,
suyas/os, nuestros/as…).
-El segundo puede o no remite a elementos ya mencionados y permite seguir el hilo del discurso (hubo una
vez un gran hombre, quien tuvo un hijo enfermo). Pueden ser: indefinidos, los cuales nombran de manera
vaga o imprecisa algo (un, uno, alguno, alguien, cualquiera, nadie, ninguno, pocos, tales, bastantes…);
relativos, los cuales reproducen un sustantivo antecedente (que, el cual, lo cual, quien, quienes, cuyo,
donde…); enfáticos -interrogativos o exclamativos-, que son los mismos que los relativos -con excepción de
cuyo-, llevan tilde y no reproducen antecedente; (¡cuantos aprobaron!; ¿qué vas a comer?); finalmente, los
numerales (uno, primero, mitad, triple…)
PREPOSICIÓN Palabra invariable que sirve para unir o relacionar palabras de manera que una pasa a ser complemento de
la otra. Son: A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre,
tras, mediante y durante
CONJUNCIÓN Palabra invariable que une o conecta palabras, sintagmas o proposiciones como nexo que indica valores de
coordinación (conjunciones copulativas: y, e, ni, que; adversativas: pero, mas, aunque, sino…; disyuntivas:
o, u, ora, sea…; distributivas: ya…ya, cerca… lejos, este… aquel) o de subordinación (conjunciones causales:
pues, porque, puesto que…; comparativas: como, más que, así como…; condicionales: si, con tal que;
concesivas: aunque, si bien; consecutivas: así, luego, así que; finales: para, porque, a fin de; temporales:
cuando, mientras, antes)
INTERJECCIÓN son palabras que no forman parte de la oración porque constituyen, por sí solas, enunciados. Suelen expresar
actitudes, sentimientos y sensaciones del hablante, así como también la apelación al oyente. Las
Interjecciones pueden ser propias (no pierden nunca su condición: ay, bah, caray, oh) o impropias (palabras
con entonación exclamativa que funcionan como interjecciones: ¡bravo!, ¡Dios mío!)
LOCUCIÓN Agrupación fija de dos o más palabras que funcionan sintáctica y significativamente como una sola. Pueden
ser nominales, adjetivales, verbales, adverbiales, pronominales, prepositivas, conjuntivas, interjectivas. Ej. a
tontas y a locas, de manera que, a menudo, de verdad, de repente...