Você está na página 1de 6

TRABAJO SOCIAL EN EL AREA DE GESTION EMPRESARIAL

El Trabajo Social de Empresa surge en los países industrializados más


avanzados del siglo XIX como son Inglaterra, Bélgica, EE.UU., apareciendo como
mecanismo de mediación entre el capital y el trabajo. Pero, no hay que obviar que
una empresa es también, un sistema donde interactúan los elementos que la
componen, en el que el activo más importante son las personas que trabajan en ella

El siglo XX se caracterizó por considerar a los empleados como “mano de obra”. Sin
embargo, en el siglo XXI, en la era del conocimiento, el mercado de servicios supera
al mercado industrial, abriendo la puerta un extremo dinamismo, turbulencia y
cambio, por lo que se hace necesaria la aparición de equipos de gestión del talento
humano que conciban a las personas como asociadas de la organización, dentro de
modelos orgánicos, ágiles, flexibles y cambiantes. Las personas dejarían de ser un
problema dentro de las relaciones industriales y pasan a convertirse en la solución,
dejarían de ser mano de obra para convertirse en talentos, seres dotados de
inteligencia, capacidades, conocimientos y habilidades (Chiavenato, I. 2009:43).

El trabajo social de empresa se ha ido adaptando a los cambios en el sistema de


las relaciones laborales. Inicialmente cubría una función asistencial “paternalista”
como respuesta a las obligaciones legales que tenía que cubrir el empresario en
materia de vivienda o educación. Posteriormente se pasó a un periodo de
reivindicaciones, como complemento extra salarial, para atender necesidades no
cubiertas socialmente (programas de vacaciones, por ejemplo). Con el desarrollo
de los servicios sociales públicos y los sistemas de protección social, el papel del
trabajador social de empresa se circunscribe a la elaboración y puesta en práctica
de la política social de empresa, buscando el desarrollo de las personas que
trabajan en ella y el logro del bienestar ocupacional

Para comprender mejor la definición del trabajo social en la empresa, es pertinente


recuperar la conceptualización que aprobó la Federación Internacional de
Trabajadores Sociales (FITS) “La profesión de trabajo social promueve el cambio
social, la resolución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y
la liberación del pueblo para incrementar el bienestar. Mediante la utilización de
teorías sobre comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social
interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los
principios de los Derechos Humanos y la Justicia Social son fundamentales para el
trabajo social”. Partiendo de esta definición, podemos afirmar que el cambio social
puede ser promovido desde el ámbito empresarial y los problemas en las relaciones
humanas pueden aparecer también en las empresas. De esta manera, los entornos
empresariales se convierten en un campo de acción profesional para el trabajo
social.

El Trabajo Social Empresarial se define como la actividad organizada, que


pretende ayudar a la adaptación recíproca de los trabajadores y su empresa. Este
objetivo se alcanza mediante la utilización de técnicas y métodos destinados a
permitir que los trabajadores, los grupos y las colectividades de trabajo, hagan frente
a las necesidades, resuelvan los problemas que plantea su adaptación a una
sociedad industrial en evolución y, merced a una acción cooperativa, que mejoren
las condiciones económicas y sociales. (Bernard, 1967. p. 19).

Toda empresa tiene una función social, en la que se conjugan persona, espacio y
maquinaria o estructura. Esta función hace que la empresa se conciba como
comunidad beneficiosa y relevante para el Trabajo Social ya que este contribuye a
los objetivos económicos de la empresa, pero también a los objetivos sociales de la
misma, de esta manera, los trabajadores y trabajadoras sociales de empresa son
agentes de cambio, que buscan en la actividad productiva un balance entre
beneficios económicos y sociales, logrando que cada trabajador se sienta bien, se
sienta persona, se sienta respetada y respetado, se sienta reconocida y reconocido
desde lo que hace y aporta a la empresa.

De acuerdo a lo anterior el trabajador social realiza el papel del mediador entre el


nivel directivo de la empresa y el nivel operativo y he aquí un gran desafío para el
área del trabajo social y es lograr una identificación de intereses entre quienes son
dueñas y dueños y dirigen la empresa y quienes trabajan para ella, para que haya
un balance donde se alcancen los intereses de ambas partes, tanto beneficios
económicos como sociales, promoviendo claro está, una valoración justa del trabajo
y contribuir a la creación de condiciones laborales idóneas

Los objetivos básicos del trabajo social de empresa serían apoyar el desarrollo de
la organización, ser un agente de cambio, mantener una visión integral de la
organización, participar en la transferencia de tecnología, contribuir al logro de los
objetivos organizacionales, ser un agente integrador, mantener una información al
día sobre el estado de su gestión, conocer y mejorar el clima organizacional y
evaluarse permanentemente

Teniendo en cuenta esto se presentan unas áreas de actuación para los


trabajadores y trabajadoras sociales en el campo de la empresa: bienestar laboral,
gestión del talento humano, responsabilidad social empresarial y salud ocupacional.

ÁREA DEFINICIÓN
“Prácticas y estrategias de beneficios ofrecidos al personal, tanto en lo
legal, como lo posible de considerar extralegal o mediante acuerdos
Bienestar laboral empresa – empleados o por simple liberalidad organizacional, en función
de mejorar las condiciones de trabajo y la calidad de sus empleados y sus
familias” (Valencia, M. Y Vargas, O. N. 2008: 70).
“Un sistema compuesto por las funciones de planeación, organización,
dirección y control de las actividades necesarias para crear las condiciones
Gestión del laborales en las cuales el personal desarrolle su máximo potencial dentro
talento humano de la organización, y logre el progreso integral a través de su trabajo y
consecuencialmente la productividad laboral” (Valencia, M. Y Vargas, O.
N. 2008: 67).
“La gestión excelente de una organización en los aspectos económicos,
Responsabilidad sociales y ambientales; tanto a nivel interno como a nivel externo; desde
social una perspectiva ética y bajo los principios de voluntariedad y
empresarial transparencia” (Urra, M. 2012).
“El conjunto de actividades multidisciplinarias encaminadas a la
promoción, educación, prevención, control, recuperación, y rehabilitación
de los trabajadores, para protegerlos de los riegos de su ocupación y
Salud ubicarlos en un ambiente de trabajo de acuerdo con sus condiciones
ocupacional fisiológicas y psicológicas” (Henao, F. 2006:34).

En estas áreas de intervención desde trabajo social se realizan las siguientes


acciones:

 Participar en el proceso de selección de personal


 Identificación de necesidades dentro de la organización
 Diseño de planes de acción para mejorar el ambiente de trabajo
 Gestionar redes de apoyo
 Desarrollar procesos informativos y educativos
 Realizar diagnóstico de la población que hace parte de la
 organización.
 Atención social y apoyo a la orientación psicopedagógica
 Diseñar proyectos y programas preventivos, asistenciales y
 formativos
 Gestionar y evaluar las prácticas empresariales.
 Gestionar y fortalecer los canales de comunicación dentro de la
 organización.
 diseñar programas de capacitación y desarrollo
 Coordinar el proceso de inserción laboral
 Entre otras

Considero de gran relevancia la incorporación de trabajo social en el área de gestión


empresarial porque busca el cumplimiento de los objetivos de la empresa,
promoviendo su crecimiento económico y social, logrando que estas garanticen el
bienestar social de los trabajadores, quienes son el pilar de toda organización.
Porque si bien, el trabajador percibe que la empresa donde desempeña su actividad
está comprometida con su bienestar social y le ofrece oportunidades para su
realización se sentirá satisfecho de su labor y motivado para continuar con su
colaboración, incrementando su calidad, eficacia y eficiencia.
Esa es la diferencia del trabajo social en el área empresarial, que ve al
trabajador como persona y no solo como una figura humana de rendimiento y
productividad, por lo tanto considero que los y las trabajadores sociales tenemos
las herramientas necesarias para ocuparnos del bienestar ocupacional, al
englobar los factores personales, sociales y económicos en el ámbito laboral, sin
dejar de tener presente la política de la empresa.

Así, se reconoce que los trabajadores son algo más que un simple factor de la
producción, son seres humanos que tienen que alcanzar la plenitud en todos los
aspectos, y, por ello, es el trabajador social el profesional adecuado para
facilitar este proceso, porque conoce y puede proporcionar los medios para lograr
esta realización humana, en la parcela de trabajo que le concierne

Con lo anteriormente planteado los Trabajadores Sociales en las empresas, se


dedican principalmente a liderar todas las acciones encaminadas a desarrollar y
fortalecer el talento humano de la organización tanto individual como
colectivamente, en pro de lograr el mayor nivel de satisfacción personal y familiar
de tal manera que sea posible dar cumplimiento a los objetivos organizacionales.
De igual manera, el Trabajador Social propende por la promoción de las mejores
condiciones laborales posibles en relación a salud e higiene en los lugares de
trabajo.

El siglo XXI está abriendo nuevos escenarios vinculados a procesos de innovación


social y el Trabajo Social debe estar presente como actor clave en el desarrollo de
iniciativas emprendedoras que sirvan para dar respuestas a las necesidades y
problemas sociales planteados.

El trabajo social en empresas identifica, diagnostica y contextualiza problemas y


necesidades de la empresa, de la organización y de empleados, desde una
perspectiva integral que considera los aspectos biopsicosocial económicos, con la
finalidad de poder conocer las relaciones productivas y humanas, tendiendo hacia
el aumento de la productividad.
BIBLIOGRAFÍA

Chiavenatto, I. (2009) Gestión del talento humano. México: McGrawHill

Arbeláez, B.M. (2008) Intervención del Trabajador Social en el proceso de gestión


humana y la medición del clima organizacional. Revista de la Facultad de Trabajo
Social UPB. Vol. 24, Nº 24, pp. 83 – 88.

Urra, M. (2012) Especificidad del trabajo social en la RSE de empresas


colombianas. Tendencias & Retos. Vol. 17, nº2, pp. 79-88.

Henao, F. (2006) Salud Ocupacional, Conceptos Básicos. Bogotá: D’vinni.

Valencia, M. Y Vargas, O. N. (2008) Observatorio para la Gestión del Talento


Humano. Santiago de Cali: Universidad Libre.