Você está na página 1de 5

Nombre del estudiante: Jonas Fankhauser

Materia: Fundamentos de la prevención de


riesgos laborales – Higiene Industrial
Nombre del trabajo: IP003_Caso practico de Ruido
Fecha de entrega: 02 de octubre 2019
Campus: En línea
Carrera: Maestría en Prevención de riesgos
laborales

Profesor: Dr. Victor Jiménez Argüelles


1. Caso practico

Para realizar la evaluación de la exposición al ruido de un trabajador, el técnico de


prevención que realiza la medición ha observado que durante las 2 primeras horas de
la jornada el ruido era bastante estable, por lo que realizó 10 mediciones puntuales
mediante un sonómetro, obteniendo los siguientes valores: 80, 84, 81, 82, 81, 81, 83,
82, 82 y 84 dBA.

Durante las 4 horas siguientes, el ruido varía mucho de unos momentos a otros, por
lo que decidió continuar midiendo durante todo el tiempo con un sonómetro integrado,
obteniendo un nivel de presión acústica continuo equivalente ponderado A de 84 dBA
para ese periodo de tiempo. Durante las 2 horas restantes de la jornada, el trabajo no
estuvo expuesto a ruido, por lo que no midió durante ese tiempo. El nivel de pico
registrado por el sonómetro integrador fue de 120 dB lineales.

2. Preguntas
1. ¿Fue adecuada la estrategia de medición utilizada?
La información presente en el caso es muy poca, pero en mi opinión sí, la
estrategia de medición fue adecuada porque el técnico tuvo en cuenta aspectos
como: durante las primeras 2 horas de la jornada el ruido era estable (aquel con
un nivel prácticamente constante que presenta fluctuaciones menores a 5 dB) así
que utilizo un equipo apropiado. “El Anexo III del real decreto 286/2006 menciona
que los sonómetros (no integradores) podrán emplearse únicamente para la
medición de Nivel de presión acústica ponderado del ruido estable” (Real Decreto
286, 2006, p.12). Posteriormente a esto y teniendo en cuenta que las 4 horas
posteriores las mediciones de ruido eran muy fluctuantes, decidió usar un
sonómetro integrado, dicho equipo sirve para la medición de presión acústica
continuo En el tiempo laboral restante (2 horas) no se estuvo expuesto al ruido, el
técnico no realiza mediciones.
El número total de mediciones de acuerdo al real decreto está bien, ya que el
mismo menciona:
Real Decreto 286 (2006) El número, la duración y el momento de realización de
las mediciones tendrán que elegirse teniendo en cuenta que el objetivo básico de
éstas es el de posibilitar la toma de decisión sobre el tipo de actuación preventiva
que deberá emprenderse en virtud de lo dispuesto en el presente real decreto.

Sin embargo, en México donde laboro, los limites son superiores, la NOM-011-
STPS-2001 permite 90 db(A) durante 8 horas, 93 db(A) durante 4 horas, 96 db(A)
durante 2 horas y 99 db(A) durante 1 hora. Además, la norma menciona que la
medición se debe realizar durante una jornada laboral de 8 horas. En la norma
mexicana igual viene muy definido como y con qué frecuencia realizar las
mediciones, punto que en el real decreto no he encontrado. Un ejemplo es la
medición con un sonómetro, donde cada periodo de observación tiene una
duración de 5 minutos como máximo, con 50 lecturas como mínimo entre otros.

2. ¿Se utilizaron los equipos adecuados?


Si, para la medición del ruido estable el técnico usó un sonómetro (Sirve para
conocer el nivel de presión sonora de los que depende la amplitud, la intensidad
acústica y su percepción, sonoridad). La unidad con la que trabaja el sonómetro
es el decibelio.
Para ruido fluctuante se empleó un sonómetro integrado (se llama sonómetro
integrador al aparato que mide y muestra el LEQ,T calculado). Estos son los
sonómetros que se utilizan en mediciones oficiales, por ejemplo, para la revisión
sonora de vehículos, medición de ruido en denuncias, creación de mapas de
ruido).
Real Decreto 286 (2006) Los sonómetros deberán ajustarse, como mínimo, a las
especificaciones de la norma UNE-EN 60651:1996 para los instrumentos de
«clase 2» (disponiendo, por lo menos, de la característica «SLOW» y de la
ponderación frecuencial A) o a las de cualquier versión posterior de dicha norma
y misma clase. Los sonómetros integradores-promediadores deberán ajustarse,
como mínimo, a las especificaciones de la norma UNE-EN 60804:1996 para los
instrumentos de «clase 2» o a las de cualquier versión posterior de dicha norma y
misma clase

3. ¿De qué forma podrían ser atenuados los ruidos producidos?


Aunque en el ejercicio no se expone la clase de oficio generador de ruido,
básicamente se pueden aplicar las siguientes medidas para reducir los ruidos:
a. Medidas Técnicas: control en la fuente (Diseño de Equipos y Maquinaria,
mantenimiento adecuado, carcasas, anclaje, motores; diseño de las
Instalaciones, selección de materiales adecuados, diseño de los procesos.
Ejemplos: reducir el impacto lo más posible, evitar las fricciones, utilizar
aisladores y amortiguadores, utilizar lubricación adecuada)
Control en el medio de transmisión (aislamiento de estructuras y equipos, uso
de pantallas acústicas o bloqueos: a través de revestimientos absorbentes de
ruido, blindajes, etc. Control en el receptor o trabajador (cabinas insonorizadas,
uso de protectores auditivos)
b. Medidas Organizativas: las cuales no buscan disminuir el ruido, sino minimizar
la exposición al ruido del trabajador. Pero son fundamentales debido a que
atacan directamente el individuo. Entre algunas opciones se tienen:
reubicación laboral, rotación de puestos de trabajo, pausas sin ruido, formación
e información a los trabajadores.

Al plantear un control de ruido se deberían tener en cuenta algunos puntos como;


El ruido es generalmente un conjunto de problemas que surgen de la maquina o
equipo, medio y su receptor. El objetivo también tiene que ser un coste aceptable
y el éxito del control de ruido se mide mediante la reducción del ruido, es decir una
comparación entre los primeros resultados y una medición posterior a la
implementación del control. En la empresa donde trabajo realizamos el estudio de
ruido hace 6 meses, detectamos una zona donde el ruido supera los 90 dB, pero
es una zona donde solo ciertas personas están trabajando y eso solo durante unos
minutos. En este caso evaluamos la posibilidad de realizar un ajuste en los
equipos, es decir hacer un cambio de ingeniería, pero debido a que solo 3
personas están expuestas de vez en cuando, decidimos colocar letreros de portar
protección auditiva, entregar tapones y conchas como los conocemos en México
y así con la reducción del ruido percibido con el equipo de protección personal,
cumplimos con los requisitos legales.

3. Referencias:

Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo, sobre la protección de la salud y la


seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al
ruido, de 10 de marzo BOE nº 60, de 22 de marzo

Norma Oficial Mexicana NOM-011-STPS-2001, Condiciones de Seguridad e


Higiene en los Centros de Trabajo donde se genere ruido. Secretaria del Trabajo
y Previsión Social, Ciudad de México, México, 4 de mayo 2001.

Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo, Secretaria del Trabajo y


Previsión Social, Ciudad de México, México, 21 de enero 1997.

Ley federal de Trabajo, Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, México, 1 de


abril 1970, modificada 12 de junio 2015.