Você está na página 1de 3

Escuela Superior

Politecnica del Litoral

Materia: Clima y sociedad

Alumno: Jorge Aguiar Mendoza

Deber: Balance energético

Fecha: 25 de octubre del 2019


En la imagen podemos observar dos tipos de radiación, la radiación solar entrante y la radiación de baja frecuencia saliente, para lo cual la atmósfera es
clave en el mantenimiento del equilibrio entre la recepción de la radiación solar y la emisión de radiación infrarroja. La atmósfera devuelve al espacio
la misma energía que recibe del Sol, esto es debido a los intercambios de rayos que se producen en la estratosfera, esta acción de equilibrio se llama
balance energético de la Tierra y permite mantener la temperatura en un estrecho margen que posibilita la vida en la superficie terrestre.
La radiación solar entrante en la atmósfera está compensada por la radiación saliente. Pues si la radiación entrante fuese mayor que la radiación saliente
se produciría un calentamiento y lo contrario produciría un enfriamiento. Por tanto, en equilibrio, la cantidad de radiación solar entrante en la atmósfera
debe ser igual a la radiación solar reflejada saliente más la radiación infrarroja térmica saliente. Toda alteración de este balance de radiación, ya sea por
causas naturales u originado por el hombre,es un forzamiento radiactivo y supone un cambio de clima y del tiempo asociado.
Para compensar estos cambios bruscos de flijo de calor, la tierra tiene los gases de efecto invernadero con lo cual son producidos por muchos
compuesto pero los principales son el metano, dióxido de carbono y vapor de agua.

La Tierra, como todo cuerpo caliente, superior al cero absoluto, emite radiación térmica, pero al ser su temperatura mucho menor que la solar, emite
radiación infrarroja por ser un cuerpo negro. La radiación emitida depende de la temperatura del cuerpo. En el estudio del NCAR han concluido una
oscilación anual media entre 15.9°C en Julio y 12.2°C en Enero compensando los dos hemisferios, que se encuentran en estaciones distintas y la parte
terrestre que es de día con la que es de noche. Esta oscilación de temperatura supone una radiación media anual emitida por la Tierra de 396 W/m2.

La energía infrarroja emitida por la Tierra es atrapada en su mayor parte en la atmósfera y reenviada de nuevo a la Tierra. Este fenómeno se llama
Efecto Invernadero y garantiza las temperaturas templadas del planeta. Según el estudio anterior de la NCAR, el Efecto Invernadero de la atmósfera
hace retornar nuevamente a la Tierra 333 W/m2.
La radiación solar emitida por el sol es de 341W m^-2, lo cual una parte es reflejada por las nubes hacia la atmosfera 79 W m^-2, otra es absorbida por
la superficie 161W m^-2 y refleja 23 W m^-2, quedando así un 78 W m^-2 absorbida por la atmosfera que esta a su vez en diversas superficies de la
tierra refleja energía en forma de convección 17W m^-2, 80W m^-2 evapotranspiración y 0.9 W m^-2 de absorción neta.
Para los gases de efecto invernadero ocurre lo mismo la tierra devuelve 239 W m^-2, de los cuales 169W m^-2 son emitidas por la atmosfera, 30 W
m^-2 por las nubes,y 40 W m^-2 por la superficie de la tierra. 333 W m^-2 es la radiación absorbida por la tierra, en diversos cuerpos de la superficie
quedando un calor latente que es casual en los gases de efecto invernadero.