Você está na página 1de 7

UNIVERSIDAD METROPOLITANDA DE MONTERREY

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS JURIDICAS

RESUMEN DEL LIBRO DEMASIADOS ABOGADOS

Materia: Teoría General del Proceso

Maestro: Lic. Esteban Uriel Moreno Garza

Alumno: Isaías Velásquez Hernández

Matrícula: 205653

Grupo: 3ro

Monterrey Nuevo León a 29-10-19


2

INDICE

# PAGINA

INTRODUCCION 2

HISTORIA 2

ESENCIA 2

EDUCACION DE LOS ABOGADOS 5

PROBLEMAS DEL EXCESO DE ABOGADOS 6

CONCLUSION 7
3

INTRODUCCION
Piero Calamandrei (Florencia, 21 abril 1889 - 27 septiembre 1956), es figura eminente
del pensamiento jurídico italiano, de la escuela moderna de Derecho procesal civil,
renombrado abogado y hombre de Estado. Catedrático de Derecho Procesal Civil de las
Universidades de Mesina, Módena, Siena y Florencia, donde fue rector desde el 26 de
julio de 1943.
En la lectura titulada “demasiados abogados” del autor Piero Calamandrei” el autor
expone muy acertadamente la situación del exceso de abogados. Además, que presenta
a los abogados como algún triunfo de los clientes de tal manera que los abogados según
el autor tapan el delito ante el juez de manera que aparenta la inocencia del acusado en
otras palabras dice que los abogados están destinados a engañar a los jueces a
complicar los procedimientos y a obstaculizar la justicia.

HISTORIA

Al igual menciona que históricamente los abogados surgieron como un servicio de interés
privado. Menciona que la función del abogado cambia cuando el estado constitucional re
indica para la función jurisdiccional como complemento importante de la legislativa
llegando así que la función de los abogados paso a ser una función pública, y sirvo ahora
como colaboradores para los jueces y no como engañadores.
Al momento del juicio los abogados intervienen para librar al juez de una lucha contra la
ignorancia y la mala fe que le quitaría todo lo interesante del juicio. Además, que el
abogado sirve para recoger todos los materiales de litigio y afirmaciones que los presenta
al juez de una manera más clara, precisa y correcta.

ESENCIA

El autor hace mención que es preciso entender que la presencia del abogado es o debería
ser una garantía de serenidad y buena fe. La función del abogado es la de facilitar la obra
del juez en el interés del estado y no intereses privados como se solía decir. Dice que los
abogados son la burla es el burlador de los jueces y la sanguijuela de los clientes además
de que los abogados presentan antitéticas de la honradez, de la sinceridad y del
desinterés. En los ataques sobre la abogacía que los socialistas anuncian una una
organización donde no habrá cavidad para los abogados, que mediante la revolución
comunista proclama que las leyes serán tan pocas que todas las personas se las
aprenderán durante su tiempo libre haciendo de esta manera se hará desaparecer los
conflictos y por consecuente la supresión de los abogados. Dice que los abogados son
maltratados por la prensa que enlistan a todas las profesiones que les sirven a las
personas y que los abogados no son una profesión para enorgullecerse sino de
4

avergonzarse al igual que un abogado que Turín expresa acerca de su profesión acerca
de los abogados y comenta lo mismo que la prensa una forma de desprecio hacia su
misma profesión. El autor hace mención de todas estas formas de ver a los abogados
refiriéndose a las causas que han llevado a ser innecesariamente a los abogados.

Frente a la desconfianza que se presenta dice que no hay otro remedio más que la
abolición de la abogacía ya que mediante los problemas que presenta la transformación
y al mismo tiempo de la reconstrucción y el mundo tiene alfo que abolir se puede muy
bien abolir a los abogados. Se dice que la revolución francesa abolió la abogacía pero en
realidad solo logro suprimir los privilegios, la disciplina y el nombre de los abogados dice
que no supo o no quiso desterrar su función. De esa idea se considera que era un ofensa
hacia la libertad del individuo la revolución permitió que escogieran a su defensor de
mayor confianza aunque careciera de conocimiento y como el autor dice que ciencia
jurídica lo cual permitió que los tribunales cambiaran de estar llenos de profesionales que
garantizaban conocimientos a estar llenos de abogados de un lenguaje fácil, al igual que
las reglas antiguas se restablecieron, los socialistas imaginaban que al desaparecer el
capitalismo desaparecería junto la abogacía y con ellos desaparecerían los pleitos. Los
socialistas razonables se limitan a decir que en el nuevo régimen los ´pleitos disminuirían.
El autor comenta algunos consejos a estudiantes y todas las personas que están
involucradas en el ámbito del derecho al mismo tiempo que ayuda a retomar con mejor
sentido si realmente la persona está interesada en el ámbito de la investigación jurídica.
La abogacía libre dice que los abogados aparecen por doquier ejerciendo libremente sus
funciones en nombre e interés propio del abogado, la abogacía es ejercida en todo el
mundo como un ejercicio privado de funciones públicas, la abogacía de estado habla que
no solo en sentido que es un función que el estado que transforme al abogado en un
empleado público, sino que de igual forma el estado renuncia a poner limitación del
número de profesionales que ejercen su interés. Los requisitos para poder ejercer la
profesión dicen que solamente aquellos que tengan ciertos mínimos de cultura y
moralidad que exige la ley quien cuente con esos requisitos tienen el derecho de ser
admitido a ejercer la profesión. Menciona que los requisitos de cultura jurídica en Italia
que debe tener para ser admitido a ejercer su profesión como abogado o procurador son
dos: requisito de instrucción teórica universitaria y el requisito de instrucción conseguida
mediante un aprendizaje profesional, en el requisito de instrucción teórica dice que es
dada y calificada por el estado por medio de la enseñanza universitaria, para pertenecer
al grupo de abogados es necesaria la licenciatura en jurisprudencia y para pertenecer al
grupo de procuradores es necesario los cursos y haber sufrido los exámenes de algunas
disciplinas jurídicas de mucha importancia, los aspirantes a las profesiones forenses que
quieran ser inscritos al colegio de abogados o de procuradores deben durante dos años
sin ninguna interrupción atender a la práctica profesional en un despacho de un abogado
o la de un procurador y al terminar la práctica debe presentar un examen teórico-práctico
ante una comisión esto quiere decir que para poder ser un profesional del derecho se
necesita contar con un amplio conocimiento tanto teórico como practico y al final de todo
eso presentar un examen para poder conseguir la certificación de la profesión de
abogacía.
5

EDUCACION DE LOS ABAGADOS


Menciona que además de que en los colegios se lleve una inspección sobre la
preparación profesional de los que aspiran a ser inscritos en el registro del colegio,
también compete la vigilancia de la moralidad y la corrección profesional de los que ya
terminaron su preparación, pero lo que más es vigilado la conducta y el ejercicio de los
profesionales que estas son las funciones más importantes de los colegios. Entonces no
solo los colegios preparan a profesionales dando enseñanza teórica a sus profesionales
durante su trayecto de preparación sino que una vez terminado su estancia en el colegio
y comienza a ejercer su profesión los colegios se encargan de seguir vigilando al
profesional de cómo lo lleva acabo aún están al pendiente de lo que lleva a cabo durante
su ejercicio.
La supresión inmediata de la abogacía es algo que no podrá llevarse a cabo, porque dice
que se podrá abolir el nombre hoy o mañana o su forma como tal, pero la función quedara
mientras existan las leyes y tribunales encargados de llevarlas a cabo y existan persona
deshonestas que estén dispuestas violarlas. Entonces, aunque se termine con la
abogacía no servirá del todo porque tal vez se termine con el nombre, pero seguirá
existiendo su función así que no se podría terminar jamás con esa profesión, además de
que la abogacía tiene como carácter función pública, pero dice que por naturaleza es tal
que todos los beneficios del estado que espera de ella desaparecerían si los abogados
quedaran como empleados públicos. Entonces los beneficios como menciona que salen
del estado se esperan que desaparezcan si todos los abogados quedan condicionados
como empleados públicos. El excesivo número de abogados destruye por consiguiente
todas las ventajas de la abogacía libre, y el problema fundamental consiste en que
mediante una severa selección intelectual y moral que el número de profesionales de la
abogacía salga fuera de limites como lo dice el siguiente comentario, son necesarios
pocos abogados y bien escogidos, de otro modo la utilidad social de la abogacía es una
mentira y una ironía. Esto da a entender que con el número excesivo de abogados resulta
muy difícil poder ejercer su profesión de manera libre ya que el número enorme de
abogados es superior a las necesidades sociales y se tiene como resultado escoger solo
a los mejores para que no se pierda la confianza en su profesión. Menciona que el número
de abogados y procuradores ha crecido mediante el incremento de la población, en
Alemania dice que el número de abogados y procuradores ha crecido muy rápidamente
y es superior al número de habitantes. El enorme aumento de profesionales de la
abogacía dice que podría ser justificado si en los últimos años la cantidad de trabajo
judicial hubiera aumentado de forma proporcional, de tal manera que no fuera una
consecuencia de la crecida demanda de trabajo, que el número de abogados este en
relación con el número de asuntos que defender, que en el trabajo judicial, civil y penal
ofrece menores ocasiones de ganancia, así que no se puede afirmar que el aumento de
abogados es consecuencia al aumento de pleitos. Además de que el excesivo aumento
de numero de abogados a llevado a dividir en dos categorías, que dice que arriba todos
los abogados que han llegado a ser famosos por su habilidad los cuales trabajan mucho
y ganan mucho y abajo los que no han podido salir de su mediocridad que se encuentran
obligados a afanarse para ganar el pan de cada día y trabajar desesperadamente para
poder salir adelante. La existencia de estas categorías que año con año aumentan que
conforme a ese aumento causa males a la profesión de la abogacía. Pero existen todavía
6

abogados que consideran y muestran un empeño de honor que aceptan únicamente a la


abogacía como un oficio de honestidad.

PROBLEMAS DEL EXCESO DE ABOGADOS


A pesar el extenso número de abogados, los jóvenes salen de las universidades casi
siempre desprovistos hasta de una sintética orientación institucional que les permite
estudiar por si mismos sin la necesidad de un maestro, menciona que los jóvenes al
terminar sus estudios de abogacía cuenta con herramientas necesarias para poder
ejercer su profesión, pero de otra manera no se piensa en darles un poco de instrucción
práctica, dice que apenas terminan la profesión que nadie les ha enseñado, si no que han
oído repetir en el estudio de libros, en aunque como dice en el estudio de libros se basen
para ejercer su profesión no vale nada con tener astucia dice que se arman de su
presunta ignorancia y su gran deseo de ganar pronto dinero conlleva a engañarse cuando
ejercen su profesión sin tener conocimientos y de la decadencia de estudios y son los
más buscados para la resolución de pleitos. Y los abogados que estudian a fondo los
pleitos que se les confía son una minoría cada vez más. Cuando una persona es
interrogada sobre la función de un abogado lo que contesta es que están para defender
los intereses de sus clientes, todo profesional de la abogacía ejerce libremente la
profesión, se dedica precisamente a eso a representar ante los tribunales las posiciones
de quien ha contratado sus servicios. La duda es determinar si el abogado existe tan solo
para ello, a qué precio y si además debe ser servidor de la justicia o no, y de eso se
determinara el carácter público de la profesión. Como el autor lo menciona que es una
parte media entre el juez y la parte en la cual el interés privado de alcanzar una sentencia
favorable y el interés público se concilian. El abogado en el verdadero sentido de la
palabra es, sobre todo un consultor y un defensor de causas. El autor enuncia cada una
las partes más importantes de las consecuencias del exceso número de abogados,
después analiza los elementos involucrados como son la falta de práctica forense y
calidad de los licenciados. El sistema de enseñanza de las escuelas de derecho que es
deficiente tiene como resultado para el alumno muy difícil encontrar empleo y algunos
menciona que tiene un empleo asegurado ay que sus papas son abogados y les dejan el
puesto a los hijos y los que carecen de conocimientos necesarios para desempeñar su
profesión es más difícil, menciona que el único camino para formar a excelentes
profesionales del derecho en con un alto nivel de exigencia que hace difícil obtener el
título además de mejorar las practicas que desempeñan, el autor se refiere a modificar el
sistema de enseñanza aumentar la exigencia, corregir los desarrollos de las prácticas y
recuperar la moralidad en el foro y ejercicio de la abogacía.
7

CONCLUSION
La carrera de derecho es la tercera más demandada en México, según datos del Instituto
Mexicano para la Competitividad (IMCO). La aspiración de miles de jóvenes que logran
egresar del bachillerato es convertirse en abogados en el futuro.
Seguramente muchos de esos jóvenes piensan que al estudiar derecho tendrán la
oportunidad de ingresar en la burocracia y asegurarse un ingreso económico respetable.
Otros tal vez estiman que la carrera de derecho les permitirá convertirse en brillantes
asesores de empresas. Unos más eligen derecho por seguir la tradición familiar, o como
resultado de la influencia de películas y series de televisión norteamericanas que
idealizan a los abogados, o simple y sencillamente, buscan estudiar una carrera que les
permita un buen horizonte laboral, pero en la que no haya nada de matemáticas en el
plan de estudios.

Hoy en día se requieren abogados especializados en ramas nuevas (o por lo menos


renovadas) del sistema jurídico mexicano, como lo son el derecho energético, el régimen
jurídico de las telecomunicaciones, el derecho del medio ambiente, lo relativo al comercio
internacional, la propiedad industrial e intelectual, etcétera. No estoy seguro que en todas
las escuelas en las que se imparte la carrera de derecho se les otorgue a estas nuevas
ramas del sistema jurídico la importancia que tienen. Creo que en muchas de ellas se les
sigue dando preponderancia a los sectores tradicionales del ordenamiento, que son los
que mayor saturación profesional presentan y (en consecuencia) son en los que menos
oportunidades existen para los recién egresados de la carrera.
México necesita muchos y muy buenos abogados. El mayor reto que tenemos los que
participamos en la educación de los futuros profesionales jurídicos es formarlos
enseñándoles a seguir siendo estudiantes de por vida, y ofrecer herramientas que los
capaciten para hacer su trabajo con calidad y ética. Si logramos incrementar el nivel de
los egresados de la carrera de derecho no solamente estaremos ampliando el horizonte
laboral de decenas de miles de jóvenes mexicanos, sino que también estaremos
mejorando las posibilidades de construir un país mejor, sobre la base de un más robusto
Estado de derecho. El reto es enorme. No demoremos mucho en hacerle frente.