Você está na página 1de 18

Cultura de los Cuidados

Musicoterapia en el paciente oncológico


Music therapy in cancer patients
Musicoterapia aplicada ao paciente oncológico
Beatriz Yáñez Amorós
Diplomada en Enfermería

Musicoterapia aplicada ao paciente oncoló-


gico

RESUMO
Dentro das terapias complementares, a uti-
lização da musicoterapia traz benefícios à pes-
soa no processo saúde-doença, sendo ela um
“instrumento de cuidados” isento de efeitos
secundários e de ônus financeiro. No presente
trabalho, abordaremos os benefícios que pro-
duzem a terapia com música nas esferas física,
psíquica e de comportamento na pessoa que
padece de câncer. Diversos estudos científicos
afirmam que a terapia alternativa pode aju-
dar as pessoas com câncer no enfrentamento
dos sintomas relacionados com a doença, tais
Music therapy in cancer patients como dor, sintomas digestivos, imunológicos,
medo, depressão, raiva, etc, além de possibili-
ABSTRACT tar um suporte para enfrentar a situação vivi-
Among the complementary therapies, the da, animando-as a colaborar e a se comunica-
use of music therapy provides benefits in the rem.
binomial health-disease, That`s as cheap and Palavras chave: Musicoterapia e câncer,
free of side effects instrument of care. This pa- Terapia Musical, Enfermagem e Musicotera-
per will discuss the benefits of music therapy pia.
occurs in the physical, psychological and be-
havioral effects of the person with cancer. Sci-
entific studies say that this alternative therapy RESUMEN
can help people with disease-related symptoms Dentro de las terapias complementarias, la
such as pain, gastroinstestinal symptoms, anx- utilización de la musicoterapia aporta benefi-
iety, fear, depression, anger,... Of course, also a cios en el binomio salud-enfermedad, siendo
support to address the situation, encouraging ésta un “instrumento de cuidados” barato y
them to collaborate and communicate. carente de efectos secundarios. En este docu-
Keywords: music therapy and cancer; mu- mento abordaremos los beneficios que produ-
sic therapy; nursing and music therapy. ce la terapia con música en las esferas física,

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 57


Cultura de los Cuidados

psicológica y conductual de la persona que see identidad propia, muchos musicoterapeu-


padece de cáncer. Diversos estudios científicos tas han puesto todo su empeño en aproximarse
afirman que esta terapia alternativa permite a una única definición simple y completa que
ayudar a las personas con cáncer a afrontar pueda aportar a cualquier persona experta o
los síntomas relacionados con la enfermedad no en musicoterapia. Existen definiciones va-
como el dolor, síntomas digestivos, síntomas riadas como las defendidas por:
inmunológicos, ansiedad, miedo, depresión, - Asociación Americana de Musicoterapia
ira,… Y, como no, también como soporte para (1995): “es el uso de la música en la conse-
afrontar la situación, animándoles a colaborar cución de objetivos terapéuticos: la restaura-
y comunicarse. ción, el mantenimiento y el acrecentamiento
Palabras clave: Musicoterapia y cáncer, de la salud tanto física como mental”.
Terapia musical, Enfermería y Musicoterapia. - Juliette Alvin (1967): “uso dosificado de la
música en el tratamiento, rehabilitación,
educación y adiestramiento de adultos y ni-
1. INTRODUCCIÓN ños que padecen trastornos físicos, mentales
1.1 JUSTIFICACIÓN DEL ESTUDIO y emocionales”.
La musicoterapia como disciplina científi- - Rolando Benenzon (1981): “la especializa-
ca se remonta desde hace siglos. Las socieda- ción científica que se ocupa del estudio e
des primitivas ya tenían conocimiento de las investigación del complejo sonido-ser hu-
cualidades terapéuticas de la música y la in- mano, sea el sonido musical o no, tendente
cluían como un elemento más en sus rituales a buscar métodos diagnósticos y los efectos
de sanación. Pitágoras es considerado el padre terapéuticos de los mismos”.
de la musicoterapia y la utiliza para tratar en- - Bruscia (1998): “...un proceso de interven-
fermedades mentales. Platón habla de los efec- ción sistemática, en el cual el terapeuta ayu-
tos de la música para crear distintos estados da al paciente a obtener la salud a través de
morales en los pacientes. Aristóteles, por su experiencias musicales y de las relaciones
parte, cree que la música sirve para ayudar en que se desarrollan a través de ellas como las
la educación, ya que influye en el carácter de fuerzas dinámicas para el cambio”.
la persona.
En los últimos años el empleo de la mu- El musicoterapeuta hace uso de recur-
sicoterapia ha ido ganando un sitio cada vez sos específicos como silencio, ruido, sonido,
más importante dentro de las Terapias Alter- música y todas las formas rítmicas y acústicas
nativas, ya que sus resultados son excelentes vivenciadas o expresadas a través del cuerpo,
para enfermedades de diversa índole constitu- la voz, los instrumentos musicales, los objetos
yendo parte importante de la rehabilitación y y los medios analógicos y digitales de produc-
crecimiento emocional en el paciente y en las ción, reproducción, edición y comunicación
personas de su entorno. para generar procesos conducentes al bienes-
La musicoterapia no sólo es la fusión de los tar físico, psíquico, social y cognitivo.
términos música y terapia, sino mucho más
que eso. Es una terapia de apoyo a la terapia Las formas de implementación terapéuti-
farmacológica, es un concepto que aún no po- cas pueden ser (Rodríguez, 2005):

58 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

1. Musicoterapia pasiva. La persona nor- estar de la persona, a menudo los pacientes


malmente escucha y la música persuade, o refieren dolor, nauseas y vómitos, ansiedad,
actúa en forma subliminal. No hay instru- dificultad para conciliar el sueño,... (Downer,
mentos ni movimientos. 1998). Estos problemas pueden influir en pa-
2. Musicoterapia activa. Permite que el pa- rámetros fisiológicos como la presión arterial,
ciente cree sonidos, componga, realice frecuencia cardiaca, respiración, etc inducien-
movimientos o baile, cante o simplemente do al paciente a un mayor malestar. Por ello,
susurre sonidos que él ha creado con dife- consideramos que la musicoterapia es un mé-
rentes instrumentos. Este tipo de terapia todo para alcanzar ese bienestar. Durante las
tiene un gran componente participativo y sesiones de musicoterapia se utilizará un tipo
dependiente del paciente. de música u otra (ritmo, volumen y frecuencia
3. Musicoterapia mixta. Incluye los dos aspec- determinados) dependiendo del pronóstico y
tos anteriores. O puede estar acompañada la gravedad del paciente oncológico. También
de expresión corporal, voz, movimientos se utiliza dicha terapia como soporte para
gestuales. afrontar la situación, animándoles a colaborar
4. Musicoterapia receptiva. La terapia tiene y comunicarse (Smith, 2001; Evans, 2002).
lugar como resultado de la escucha del pa- Esta terapia complementaria permite una
ciente, entrando en ella, o recibiendo la mú- visión holística del paciente y está teniendo
sica misma (música vibro-acústica). gran aceptación por su bajo coste, flexibilidad
5. Musicoterapia creativa. La persona crea y variedad de aplicaciones.
música a partir de ritmos, intensidades,
tonos, puede utilizar o no la voz o instru- 1.2 OBJETIVO DEL ESTUDIO
mentos, o movimientos corporales. Permite El objetivo del presente trabajo es anali-
una forma de expresar lo siente respecto a zar la información disponible basada en la
ciertos temas. evidencia sobre los efectos beneficiosos de la
musicoterapia en pacientes oncológicos en el
La utilización de la musicoterapia en insti- campo de la salud y más concretamente en los
tuciones sanitarias es una realidad en diversos cuidados enfermeros abarcando los aspectos
países de Europa y en Estados Unidos. Incluso, biológicos y psicosociales.
la seguridad social en países europeos como
Reino Unido, Alemania,… incluye las sesiones 2. METODOLOGÍA
de musicoterapia como tratamiento comple- Se realiza una revisión narrativa sobre la
mentario (Aldridge, 2003). En España es aún música como terapia complementaria y su re-
una terapia relativamente joven, siendo múlti- percusión en la salud del enfermo oncológico.
ples hospitales los que la ofertan a sus pacien- Se realiza una búsqueda en Medline, Bibliote-
tes. ca Cochrane, PubMed, CINHAL, EMBASE,
Se ha demostrado en diversos estudios la CUIDEN, TESEO y Google Académico. Y
efectividad de la musicoterapia aplicada a los algunos libros de texto extraídos de diversas
cuidados de salud mejora el bienestar de los bibliotecas y otros comprados en una libre-
pacientes y de sus familiares. En los cuidados ría. Las palabras clave fueron: musicoterapia y
oncológicos es muy difícil conseguir el bien- cáncer, radioterapia y música, quimioterapia y

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 59


Cultura de los Cuidados

mientos de placer, emoción o satisfacción. Al


inducir los mismos sentimientos que el sexo
o las drogas, la música produce una respuesta
química por la cual los circuitos neurales im-
plicados en el sistema de recompensa ayudan
a modular en el cerebro los niveles de dopami-
na, la llamada “hormona del bienestar” (Levi-
tin y McGill, 2007). También activa el flujo de
materiales de memoria archivados a través del
cuerpo calloso (Cicchetti, 2004).
música, trasplante de médula y música, cáncer,
ansiedad, estrés, enfermería, música, terapia
3.2 CUALIDADES DE LA MÚSICA COMO
musical, música y salud, terapia complemen-
HERRAMIENTA TERAPEÚTICA
taria, Enfermería y Musicoterapia. Se incluye-
ron artículos publicados en revistas sanitarias La musicoterapia hace uso de sonidos, tro-
y páginas Web, escritos en español o inglés. Se zos musicales y estructuras rítmicas para con-
excluyeron páginas de música, y los publicados seguir diferentes efectos terapéuticos directos
en idioma diferente del español o inglés. En to- e indirectos a nivel fisiológico, social, psicoló-
tal se analizó 30 documentos: 25 de carácter gico e intelectual (Cicchetti, 2004; Rodríguez,
científico (nacionales 10 e Internacionales 15) 2005):
y 5 referidos a Congresos.
Beneficios fisiológicos:
3. DESARROLLO DEL TEMA - Acelera o retarda las principales funciones
3.1 FISIOLOGÍA DE LA MÚSICA orgánicas: ritmo cerebral, circulación, respi-
Tradicionalmente se ha identificado al he- ración, digestión, metabolismo,..
misferio derecho de nuestro cerebro como el - Actúa sobre el sistema nervioso central y
lugar de la apreciación musical. Sin embargo, periférico; su acción se traduce en sedante,
ningún estudio ha encontrado evidencia de un excitante, enervante.
“centro de la música” en el cerebro.
El sonido circula a través del córtex audi- Beneficios sociales:
tivo, activando al sistema límbico, responsa- - Da la oportunidad de que personas con di-
ble de nuestras experiencias emocionales, así ficultades tengan experiencias sociales pla-
como de las respuestas metabólicas básicas. La centeras, positivas y gratificantes.
escucha sonora puede sintetizar la producción - Su estructura y naturaleza intrínseca tiene
de ciertos agentes llamados péptidos, o estimu- la capacidad de autoorganizarnos interior-
lar sustancias químicas que nuestro organismo mente y de organizar el grupo.
genera, por ejemplo las endorfinas, “opiáceos” - Disminuye la sensación de aislamiento.
naturales segregados por el hipotálamo y que - Facilita la expresión emocional a través de la
inducen relajación y sensación de bienestar. comunicación no verbal y en personas con
Otro estudio sostiene que la música acti- dificultades comunicativas.
va el cerebro de la misma forma que un esti- - Ayuda a establecer, mantener y fortalecer la
mulante químico, originando elevados senti- relación profesional/paciente.

60 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

- Ayuda a la comunicación con la familia. “Music therapy as Complementary Medicine”,


- Es una modalidad flexible, estética y adapta- Hanser (2000) afirma que la terapia musical
ble a diferentes casos y circunstancias. está contraindicada en pacientes con pérdida
de audición; y otro artículo sostiene que pa-
Beneficios psicológicos: cientes analfabetos y también aquéllos con
- Estimula los sentidos, evoca sentimientos y fuerte compromiso mental agudo deben ser
emociones así como facilita respuestas fisio- excluidos de los programas de musicoterapia
lógicas y mentales. (Salas Pino, 2004). Se consideran contraindi-
- Energiza el cuerpo y la mente. caciones de escasa importancia, ya que existen
- Alivia los temores y las ansiedades. múltiples investigaciones acerca de los benefi-
- Fortalece la conciencia de identidad y de cios que avala la musicoterapia en la sordera,
autoestima (aumentando la consciencia de en el analfabetismo y en la psiquiatría.
uno mismo, de los demás y del entorno). La música debe ser seleccionada e indivi-
- Ofrece al paciente aliviar el sufrimiento, faci- dualizada adecuadamente por un experto en
litar la aceptación de la muerte y mejorar la musicoterapia según el estado clínico y los
calidad de vida. gustos musicales del paciente, que se darán a
- Promueve la relajación psicofísica, disminu- conocer a través de un cuestionario dirigidos
yendo la percepción de dolor, y facilitando a él o la familia, de esta manera obteniendo
el contacto con los aspectos espirituales (ex- efectos agradables o desagradables para los pa-
periencias sociales, placenteras, positivas y cientes (Barthomieu, 2004). Sin embargo, en
gratificantes). intervenciones musicales a cargo de personas
sin preparación puede ser ineficaz e, incluso
Beneficios intelectuales: puede provocar un aumento del estrés y el ma-
- Desarrolla la capacidad de atención. Estimu- lestar.
la la imaginación y la capacidad creadora.
- Desarrolla la expresión musical, la memoria. 3.3 LA MUSICOTERAPIA COMO INTER-
- Inicia a quien la practica a la meditación o VENCIÓN DE ENFERMERÍA
reflexión. La musicoterapia forma parte de una de las
- Mejora la memoria reciente y estimula la me- terapias complementarias recomendadas por
moria a largo plazo. la Organización Mundial de la Salud (O.M.S)
a los enfermeros como una de las estrategias
La práctica musicoterapéutica se imple- para alcanzar el objetivo de “Salud para todos”
menta en niños, adolescentes, adultos y en en el año 2000.
tercera edad. Se desarrolla en tres áreas: la pre- Actualmente existe un creciente interés por
vención, la asistencia terapéutica y la rehabili- desarrollar intervenciones de enfermería que
tación, trabajando en forma independiente así alivien la ansiedad, malestar e incomodidad
como también integrando equipos interdisci- de los pacientes durante la hospitalización, ya
plinarios. que este período puede resultar especialmente
En la bibliografía revisada no hay datos estresante e influir negativamente sobre su sa-
que revele que la musicoterapia tenga con- lud (Rodríguez, 2002; Almansa, 2003; Sobrin,
traindicaciones. Salvo, en dos artículos como 2005).

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 61


Cultura de los Cuidados

Florence Nightingale en su obra “Notas de en cuenta su estado general, su estado físico


Enfermería” destaca las cualidades beneficio- y pronóstico de su enfermedad con el fin de
sas de la música. La utilizó como parte de los evitar problemas relacionados con los efectos
cuidados que prestó a los soldados en la guerra que se quiere perseguir. No se pueden dar unas
de Crimea usando la voz y los sonidos de las consignas generales a todos los pacientes, ya
flautas con el fin de provocar efectos favorables que en función de sus características la elec-
sobre el dolor. Según su modelo basado en el ción de los elementos de la sesión varía.
entorno, la enfermera debe controlar el mismo Toda sesión de musicoterapia está consti-
favoreciendo la promoción de la salud y cura- tuida por distintas fases (Rodríguez, 2005):
ción del paciente. a) Caldeamiento. Es la etapa en la que el
Según la clasificación de intervenciones de paciente se ubica en el contexto determina-
enfermería (Nursing Interventions Classifica- do para ser llevada a cabo la actividad. Es el
tion, NIC), la terapia musical establece como momento de la exploración del espacio, de los
intervención enfermera y la define como la instrumentos musicales y demás materiales y
“utilización de la música para ayudar a conse- recursos que utilizaremos para llevar a cabo el
guir un cambio especifico de conductas, senti- desarrollo de la sesión.
mientos o a nivel fisiológico” . b) Desarrollo de la sesión. En esta etapa se
Para abordar dicha intervención enferme- lleva a cabo las actividades organizadas por el
ra es necesario trabajar desde una perspectiva terapeuta en base a los objetivos planteados y a
interdisciplinar, donde cada profesional “apor- los datos recopilados sobre el paciente.
te su grano de arena” en un objetivo común c) Puesta en palabra con el paciente de
colaborando entre ellos en la planificación y lo ocurrido en la sesión. Es la etapa centrada
puesta en marcha de un plan de cuidados: cui- básicamente en la relación de ayuda y la más
dar, mejorar y ayudar al paciente oncológico importante. La sesión se cierra por medios no
que necesita atención. La intervención de en- verbales como verbales. Muchas veces exis-
fermería en este caso tiene una característica te por parte del paciente la necesidad de co-
muy específica que puede resultar relevante en municar la vivencia experimentada a lo largo
el resultado final del abordaje. En la práctica de la sesión, de verbalizar, de exteriorizar sus
diaria son múltiples las ocasiones en las cuales emociones y sentimientos con la enfermera y
el paciente acude a la enfermera para consultar su familia.
dudas, comentar sensaciones, expresar proble-
mas, compartir buenas noticias, alegrías, sen- Son sumamente escasos los artículos en-
saciones agradables y proyectos de futuro. Esta contrados sobre cuidados de enfermería y la
realidad debe ser tenida en cuenta en todo musicoterapia, pero varias investigaciones
programa de intervención de enfermería. afirman en que cuando la enfermera desa-
Para llevar a cabo una sesión de musico- rrolla su capacidad para la empatía, facilita la
terapia, la enfermera formada o experta en comprensión y opta por actitudes positivas y
Musicoterapia, debe realizar una valoración optimistas, los pacientes tienden a estar más
general previa al paciente oncológico bajo confiados y relajados. El uso de la música fa-
consentimiento informado de éste último. Du- cilita la relación de ayuda entre las enfermeras
rante el proceso de valoración hay que tener y el paciente o familia al final de las sesiones.

62 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

Todo enfermero experto en terapia musical maneras. Entre ellas, los efectos secundarios de
debe trabajar ciertas habilidades para afrontar los tratamientos mencionados anteriormente y
el trabajo con los pacientes oncológicos. En el las frecuentes visitas al hospital alteran las rela-
transcurso de la intervención terapéutica se ciones familiares y las de su alrededor.
han de tener en cuenta algunas actitudes para La persona receptora de tratamiento para
enfrentarnos a la terapia (ANEXO 1). un cáncer puede sentirse impotente por no
Como conclusión cabe decir que el enfo- poder llevar una vida como la anterior del
que del paciente oncológico debe ser holístico diagnóstico: se sienten físicamente mal, sopor-
y cumplir el objetivo de asegurar el máximo tan tratamientos altamente agresivos, experi-
bienestar posible. Y para ello vamos a aprove- mentan cambios en su cuerpo, se someten a
char al máximo los beneficios de la musicote- frecuentes revisiones médicas. Pero esta hosti-
rapia en el campo del cuidado oncológico. lidad del paciente también oculta expresiones
y emociones difíciles de exteriorizar (De Trill,
3.4 EJES DE INTERVENCIÓN DE LA MU- 2006).
SICOTERAPIA EN EL PACIENTE ONCO- La enfermera, experta en Musicoterapia,
LÓGICO de la Unidad Oncología o Cuidados Paliativos
En Oncología existen numerosos trata- para abordar sus planes de cuidados oncológi-
mientos que permiten aliviar, curar, aportar cos relacionados con los tratamientos oncoló-
una remisión (destacaremos los más utilizados gicos debe utilizar como marco de referencia la
hoy en día): quimioterapia, radioterapia, ciru- taxonomía diagnóstica de la NANDA, donde
gía y trasplante de médula ósea. definen los problemas específicos del paciente
La calidad de vida de una persona que pa- oncológico, cuyas intervenciones enfermeras
dece cáncer puede verse mermada de diversas son dependientes. Se abordará la intervención

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 63


Cultura de los Cuidados

musicoterápica desde dos perspectivas: as- cucharon música después de la operación se


pectos biológicos (dolor, síntomas digestivos, quejaron menos dolor que los no expuestos a
síntomas inmunológicos) y aspectos psicoso- ella. La música también redujo la necesidad de
ciales (síntomas neuropsicológicos, problemas opiáceos. Cepeda cree confirmado con el estu-
de comunicación y exteriorización de emocio- dio que al menos en el caso de dolor postope-
nes y el proceso de duelo) acordes con el esta- ratorio agudo la música disminuye las necesi-
do clínico y los gustos musicales del paciente dades de analgésicos y la intensidad del dolor
oncológico. Y también se hará hincapié en el (la musicoterapia aliviaba en casi un punto el
abordaje de la música en el estrés del cuidador dolor de los afectados en la escala del dolor
principal. EAV del 1 al 10) y necesitaban 1 mg menos
de morfina que los demás, dos horas después
3.4.1 ASPECTOS BIOLÓGICOS de la intervención y, al día siguiente, casi 6 mg
3.4.1.1 DOLOR menos.
El dolor es uno de los síntomas más fre- La revisión de la Colaboración Cochrane
cuentes en el enfermo de cáncer y se encuen- analizó 51 ensayos para comprobar el efecto
tra en todas las fases y todo tipo de tumores, de la música sobre el dolor, pero los resulta-
incluido en algún momento durante su trata- dos de otros estudios no eran suficientemente
miento. El dolor está presente en el 50 % de congruentes para concluir si la música aliviaba
los pacientes (Centeno, 1996; Cepeda, 2008). el dolor asociado al cáncer, o las pruebas diag-
Predomina los tres tipos de dolor: somático, nósticas.
neurológico y visceral. Existen varios estudios han demostrado
La música es una de las herramientas dis- que diversas técnicas de Musicoterapia han
ponibles para el alivio del dolor, es fácil de ad- sido efectivas en el tratamiento clínico del do-
ministrar, libre de efectos adversos y no es cos- lor oncológico:
tosa. Pero no resulta aconsejable como único Dileo y Bradt (1999) sostienen que la musi-
tratamiento analgésico, sino como tratamiento coterapia ha sido demostrada como una inter-
complementario. vención efectiva en una variedad de pacientes
La música fomenta la liberación de endor- oncológicos y situaciones clínicas mediante
finas que son neurotransmisores que permiten métodos receptivos y activos.
enmascarar el dolor. Esto se potencia cuando Otro método de Musicoterapia que podría
se realizan métodos de musicoterapia como incluirse en el abordaje del dolor oncológico
activa, pasiva, mixta y receptiva. Ejercicios de (Zain, 2008) es la musicoterapia vibroacústica
visualización (imaginación guiada), donde el a través de cuencos sonoros tibetanos y el did-
paciente con ayuda de la música se concentra geridoo (instrumento de viento ancestral utili-
en una imagen que le evoca sensaciones pla- zado por los aborígenes de Australia).
centeras. Los pacientes que recibieron estas técni-
En 2008, en The Cochrane Library, con cas de musicoterapia informaron una menor
musicoterapia, se planteó suavizar el dolor tras intensidad del dolor y, a veces, han requerido
operaciones quirúrgicas y utilizarla como re- menos medicación para el dolor. A través de
fuerzo a los analgésicos en una investigación los diversos tipos de terapia musical mejora el
controlada. Los pacientes oncológicos que es- confort y la calidad de vida del enfermo onco-

64 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

incluyeron en el análisis de datos, con 17 en el


grupo control (con fármacos antieméticos) o
el grupo experimental (antieméticos habitua-
les además de música de intervención durante
las 48 horas de altas dosis de ciclofosfamida se
administra como régimen de preparación). Se
encontraron diferencias significativas entre las
puntuaciones del grupo en una escala analógi-
ca visual (EVA) para las náuseas y el número
de episodios, lo que demuestra que el grupo
lógico. Es un recurso inestimable para dismi- experimental experimentaron menos náuseas
nuir el sufrimiento en el cáncer avanzado. El y menos casos de vómitos.
profesional a través de una cuidadosa valora- La aplicación de música para las náuseas y
ción puede facilitar la exploración del paciente vómitos es la musicoterapia receptiva en el que
de los muchos factores que contribuyen a la se utilizan sonidos dotados de notas graves a
compleja experiencia del dolor. bajo volumen que resultan agradables al oído
como música de movimientos de olas, el con-
3.4.1.2 SÍNTOMAS DIGESTIVOS. trabajo, el oboe y el violonchelo.
Los efectos secundarios causados por la
quimioterapia y radioterapia (zona pélvica o Algunos fármacos de quimioterapia tam-
abdominal) dependen de qué medicamento o bién pueden ocasionar estreñimiento y diarrea
combinación de medicamentos se esté usando, como efectos secundarios. En el estreñimiento
de qué nivel de emisión de radiación. La seve- es idóneo trabajar también con música de tipo
ridad de los efectos secundarios varía de una receptiva, es decir, con musicoterapia vibro-
persona a otra. acústica a través de cuencos tibetanos sono-
Las personas vinculan frecuentemente al ros, en el que se trabaja la parte rítmica del
tratamiento de quimioterapia y radioterapia movimiento peristáltico del intestino grueso
con las náuseas y los vómitos. (Zain, 2008) si las condiciones físicas del pa-
La forma más eficaz de tratar las náuseas y ciente lo permiten. Sin embargo, en la diarrea
los vómitos que presentan es previniéndolos. es preferible que el paciente escuche música
Esto se puede lograr usando medicamentos pasivamente a través de notas musicales clá-
contra las náuseas y vómitos que funcionan sicas como Renacimiento del arpa (Stivell),
en cada tratamiento de quimioterapia y ra- Concierto de oboe (Vivaldi), Claro de luna
dioterapia, especialmente en el primero. La (Debussy) y Adagio (Albinoni).
musicoterapia se ha usado con cierto éxito en
pacientes que han desarrollado náuseas y vó- 3.4.1.3 SÍNTOMAS INMUNOLÓGICOS
mitos como se demuestra en las investigacio- La quimioterapia y la radioterapia generan
nes de Ezzone et al (1998), que realizaron un una sobrecarga tóxica que tiene una acción pa-
estudio entre grupos de pacientes sometidos radójica sobre el sistema inmunológico que lo
a quimioterapia el cual estableció comparati- debilita y destruye con riesgo de infecciones y
vas de dos grupos a un total de pacientes se complicaciones.

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 65


Cultura de los Cuidados

suele afectar al paciente globalmente, tanto a


nivel físico, como psíquico y social.
Maté et al (2004) hacen mención los tres
síntomas neuropsicológicos más frecuentes en
el paciente con cáncer: insomnio, ansiedad y
depresión.
La dificultad para dormir satisfactoria-
mente durante la noche se traduce en fatiga,
intolerancia al dolor y depresión del sistema
inmune, así como a nivel emocional con au-
mento de irritabilidad y depresión.
Un estudio ha demostrado, que tras cantar,
Estudios científicos demuestran que la mú-
había aumentado considerablemente las con-
sica eleva los niveles de melatonina que es una
centraciones de sangre de inmunoglobulina
hormona que está ligada al sueño. Escuchar
A e inmunoglobulina G. En cambio, después
música clásica interpretada por un piano, por
de escuchar pasivamente la misma música,
ejemplo, genera una respuesta a las propias on-
sin cantarla, los valores eran normales. Otra
das cerebrales y con ello, se mejora la calidad
ventaja de la música es la aceleración de pro-
del sueño según investigaciones de la Univer-
ducción de células sanguíneas tras comparar
sidad de Toronto.
la evolución de 42 pacientes, con edades com-
Un estudio de la Universidad de Louisville,
prendidas entre los 5 y los 65 años, ingresados
un grupo de personas con insomnio fue ex-
por diferentes tipos de cáncer (linfomas, leu-
cemias y tumores sólidos) en un centro on- puesto a música en el momento de iniciar su
cológico. descanso. Los resultados son contundentes, en
Otro estudio científico realizado reveló que más de 20 casos, las personas participantes en
escuchar 15 minutos de música, incrementaba la investigación se durmieron más rápidamen-
los niveles de Interleuquina 1 en la sangre de te, lo hicieron por períodos más largos o regre-
12,5 a 14 %. (Bartlett, 1993). Dicha sustancia saron al sueño con mayor agilidad después de
es una citoquina fundamental para el sistema una interrupción nocturna.
inmune ya que participa muy activamente en
las funciones de defensa del organismo. Para este propósito, los temas musicales
Se concluye que cantar refuerza el sistema deben ser suaves, melódicos y lentos. Para la
inmunológico y consecuentemente, palia los investigación se utilizó “Música del agua”, de
efectos de la enfermedad oncológica mejoran- Haendel, “Canon en Re”, de Pachelbel y “Las
do el estado de ánimo y los niveles de cortisol cuatro estaciones”, de Vivaldi. Sin embargo,
(responsable de la hormona del estrés). otros especialistas también aconsejan más pie-
zas para combatir el insomnio como algunos
3.4.2 ASPECTOS PSICOSOCIALES fragmentos de “Nocturnos”, de Chopin y “Pre-
3.4.2.1 SÍNTOMAS NEUROPSICOLÓGICOS ludio para la siesta de un Fauno”, de Debussy.
El diagnóstico de cáncer y la evolución de Se aconseja que se elimine todo movimiento
la propia enfermedad generan frecuentemen- e intente respirar profundamente al mismo
te un malestar emocional importante, ya que tiempo.

66 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

Consideramos que la ansiedad, otro de espera previa a la radioterapia, en las cita con
los síntomas neuropsicológicos, se puede ma- el oncólogo ya que ayuda en el tiempo de es-
nifestar en el momento del diagnóstico de la pera a reducir la ansiedad; acudir a conciertos
enfermedad neoplásica o de la recidiva, cuan- en vivo y a analizar y reflexionar sobre aquellas
do el paciente está esperando el nuevo trata- letras que más pueden gustar al enfermo, ya
miento (quimioterapia, radioterapia, cirugía o que puede dar al paciente una gran variedad
trasplante de médula), durante el mismo y en de emociones.
los estadios avanzados o terminales. Trallero Flix (2008) en su investigación con
La terapia musical ayuda a reducir la an- 6 pacientes oncológicos (4 mujeres con cáncer
siedad, a enfrentarse a los problemas físicos de mama, 1 con mieloma múltiple y otra con
y a aliviar las emociones que causa el cáncer, linfoma de Hodgkin) en una Asociación con-
según muestra las conclusiones de una inves- tra el Cáncer utilizó la musicoterapia creativa
tigación llevada a cabo en 2008 en el Cen- utilizando la propia voz, el canto y la improvi-
tro Integral del Cáncer de la Universidad de sación, a partir de la capacidad musical innata
Michigan (EEUU), tutelada por el profesor en cada persona. Para ello, se utilizó como sis-
O`Callaghan. Similar a este estudio, Takahashi temas de medida y evaluación el cuestionario
(2007) realizó una investigación sobre pacien- de los Rasgos de Estado de Ansiedad (STAI).
tes que están llevando a cabo operaciones de Los pacientes consideraron que el tratamiento
cáncer digestivo asignados aleatoriamente en les ayudó a afrontar sus estados de ansiedad,
dos grupos (grupo de terapia de música y gru- preocupación e inquietud.
po de control). El efecto de la musicoterapia Las reacciones depresivas surgen por una
sobre la ansiedad en el grupo de terapia fue difícil adaptación del paciente a su nuevo en-
significativamente inferior que el de los pa- torno. La musicoterapia puede ayudar a supe-
cientes de control, demostrando la efectividad rar el autoaislamiento, muy común en pacien-
de la terapia para reducir la ansiedad. Para ello tes oncológicos, lo que lleva a una gran tensión
se utilizó el Inventario de los Rasgos del Estado y una consiguiente pérdida de contacto social.
de Ansiedad (STAI). La música tiene efectos positivos en los pa-
Según este estudio, recomienda escuchar cientes, ya que les ayudan a abrir sus mentes
música en vivo o grabada, y sugiere tocar al- de manera gradual favoreciendo la comunica-
gún instrumento como la guitarra, el piano o ción e interacción continua con el terapeuta y
simplemente sacudir una pandereta. Además, con su familia.
afirma que la terapia también puede consistir Un estudio de la Universidad de Stanford,
en la composición de canciones o la discusión en el cual participaron una parte importante
del significado de sus letras. No es necesario de las personas en un estudio durante el cual
que el paciente tenga antecedentes musicales escucharon piezas musicales conocidas mien-
para que experimente la musicoterapia. tras desarrollaban técnicas de relajación, re-
Inicialmente aconseja escuchar música dujeron de manera importante la depresión
calmante, de modo que el latido del corazón que registraban y mejoraron ostensiblemente
cambie para adaptarse al tempo de la música su ánimo. En cambio, otro grupo que también
que se escuche; acostumbrarse a usar un apa- formó parte del estudio pero que no se some-
rato mp3 con música autoseleccionada en la tió a la música ni a la relajación no consiguió

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 67


Cultura de los Cuidados

mejorar su situación. Además, vale remarcar activa y pasiva de la música, ayuda, directa-
que los grupos analizados (alrededor de los 60 mente, al bienestar del paciente y del cuidador
años), que desarrollaron el estudio durante un principal; indirectamente, tiene efecto relajan-
período de ocho semanas, no fueron orienta- te y diverge la atención de los estímulos que
dos por un musicoterapeuta, lo que quizás hu- provocan el estrés (Gómez Sancho, 1998; Ma-
biera mejorado aún más los resultados. gill, 2009).
Siguiendo otras consideraciones, la música En la mayoría de las técnicas de interven-
más adecuada para evadir la depresión serían ción musicoterápica utilizadas en los pacientes
temas alegres, enérgicos y rítmicos. Pero no se oncológicos de cualquier edad para la expre-
excluye a la música clásica, ya que piezas como sión de emociones es la participación activa a
“Concierto para piano nº 5” de Rachmaninov, través de la producción musical propia, bien
“Sinfonía nº 8”, de Dvorak o “Concierto para con la voz o con ayuda de instrumentos de
violín“, de Beethoven también serían buenas fácil manejo, utilizando el lenguaje musical
alternativas. como medio de comunicación y el musicote-
La investigación sobre la relación entre la rapeuta extrae la información necesaria que
musicoterapia y la depresión sugiere que el permite establecer objetivos específicos para
experto en musicoterapia debe ser extremada- cada paciente en función de sus necesidades y
mente cuidadoso con la aplicación de la músi- características. Con estas sesiones se pretende
ca en el paciente oncológico. mitigar el impacto emocional del diagnóstico
y la evolución de la enfermedad, favorecer la
3.4.2.2 COMUNICACIÓN Y EXPRESIÓN adaptación a la nueva realidad, aumentar la
DE EMOCIONES autoestima, aumentar el control de la situación
El silencio y la no comunicación verbal y facilitar la comunicación.
son, muchas veces, una defensa de los pacien-
tes oncológicos. Dichas consecuencias pueden 3.5. EJES DE ACTUACIÓN DE LA MUSI-
traducirse en serios problemas emocionales COTERAPIA EN EL CUIDADOR PRINCI-
para el enfermo oncológico: se crea una barre- PAL.
ra de comunicación y se inhabilita al paciente 3.5.1 CUIDADOS MUSICALES AL CUIDA-
para que pueda cerrar asuntos importantes DOR PRINCIPAL
que él podría resolver (testamento, aspectos De manera general, los cuidadores o fa-
emocionales,…). Dicha situación puede apor- miliares están en permanente contacto con
tar dificultades en el paciente y en el cuidador pacientes enfermos. Los cuidadores son un
familiar para la elaboración de su proceso de colectivo de alto riesgo debido a su continuo
duelo. contacto con las situaciones de necesidad que
La música como agente relajante y por su viven aquellas personas a quienes prestan ser-
función comunicativa proporciona al paciente vicio. A ello se añade su alto grado de impli-
oncológico la capacidad de expresar sus emo- cación emocional. En casos extremos, el des-
ciones y sus preocupaciones facilitando así su gaste y la fatiga emocional pueden hacer mella
expresión de inquietudes, sentimientos espiri- en su salud y llevarles a padecer burnout, un
tuales, dudas, angustia, miedo e interrogantes síndrome que se puede solucionar si se aborda
sobre el sentido existencial. La experiencia a tiempo. Ante esta problemática hay escasos

68 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

aplicaciones de música en la colaboración con


su receptor del cuidado. Y no hay todavía re-
sultados al respecto.
Se concluyen que las aplicaciones de la mu-
sicoterapia son eficaces para aumentar el com-
promiso mutuo en la pareja paciente-cuidador
que reciben cuidados.

3.5.2. EL DUELO Y LA PÉRDIDA EN EL


CUIDADOR PRINCIPAL O FAMILIAR
El dolor por la pérdida de un ser querido es
estudios sobre el abordaje de la música en el el período de sufrimiento y duelo después de
estrés del cuidador. una muerte. El llorar a alguien es una parte del
En el cuidado y tratamiento del paciente proceso normal de reacción ante una pérdida.
con cáncer, el musicoterapeuta de vez en cuan- El sufrimiento puede experimentar como una
do imparte sesiones en presencia de los cui- reacción mental, física, social o emocional. Las
dadores. La música contribuye ventajas para reacciones mentales pueden incluir el enojo,
el cuidador aportando efectos beneficiosos a la culpabilidad, ansiedad, tristeza y desespe-
través de la ilustración de sus experiencias vi- ración. Las reacciones físicas pueden incluir
vidas y el impacto psicosocial en su contexto. problemas para dormir, cambios en el apetito,
Para ello se sirve de unas estrategias simples problemas físicos o enfermedades.
de musicoterapia en sus sesiones con los pa- En mi búsqueda de recursos bibliográfi-
cientes de cáncer: el uso de la voz como medio cos, he podido contemplar que existen escasos
de comunicación, la creación de grabación de datos acerca del abordaje del duelo a través de
audios, escuchar música. Para ellos la música la Musicoterapia. El trabajo de la música en el
es comodidad, alegría, alivio de angustia, sig- duelo, en el que el cuidador está particular-
nificado emocional, belleza estética y paz (Ma- mente vulnerable, debemos ser extremada-
gill, 2009). mente cuidadosos (Ballesteros, 2010) ya que
Trallero Flix y Oller Vallejo en su libro implica el riesgo de poder abrir heridas, que el
“Cuidados musicales para cuidadores”, pu- propio terapeuta no tenga cerradas.
blicado en el año 2008, aplican un innovador El trabajo con la música lo ha de hacer el
método denominado Musicoterapia Autorrea- cuidador, pero será labor del terapeuta expe-
lizadora Creativa (MTA) basado en la impro- rimentar, investigar, discutir, hablar y buscar
visación con instrumentos musicales y voz de las razones por las que el paciente no consigue
forma grupal. motivarse, expresarse o implicarse en el pro-
Este método se ha puesto en marcha re- ceso.
cientemente, como proyecto piloto, en diver- Las actividades basadas en la Musicotera-
sos Servicios de Oncología destinado para los pia Creativa para la intervención del duelo son
familiares y cuidadores de pacientes oncológi- la improvisación con instrumentos musicales,
cos. El propósito de este estudio es examinar canto, composición, construcción de instru-
los efectos de cuidador implementadas en las mentos, danza, dibujo, etc, planteadas por la

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 69


Cultura de los Cuidados

despedida, reflexionar acerca de ella y, adap-


tar la canción a su situación personal acorde
a sus necesidades y situación actual.

Una vez finalizada cada una de las activida-


des es necesario canalizar y “poner en su lugar”
las emociones que han surgido (Ballesteros,
2010)
Para la realización de las mismas se basó
en manuales de diferentes disciplinas como
arteterapia, psicología cognitiva, Gestalt, tea-
troterapia etc...

3.6 . NECESIDAD DE NORMAS Y PRIN-


musicoterapeuta y psicóloga Raquel Balles- CIPIOS ÉTICOS APLICADOS A LA MUSI-
teros en su libro “Musicoterapia y psicología COTERAPIA
aplicadas al duelo y la pérdida”: Toda relación terapéutica conlleva un com-
- Liberación y transformación emocional portamiento ético. La actividad que realiza el
(a través de la improvisación). Se le pide al musicoterapeuta constituye un acto de respon-
cuidador que piense en un sonido que pue- sabilidad, ya que derivan beneficios y riesgos.
da representar la emoción que tiene en esos Las actividades musicoterapeúticas deben
momentos y que marque aquellos adjetivos estar reguladas éticamente, porque benefician
que defina esa sensación o emoción. Poste- al paciente y a los profesionales de la musico-
riormente que lo exprese mediante un ins- terapia.
trumento musical que él desee y a través de Los principios de ética y deontología que
la improvisación. deben regir la actuación del musicoterapeu-
- Biografía musical del fallecido (selección ta son autonomía del paciente (información,
musical y audición activa). Se le pide al cui- consentimiento), beneficencia, no-maleficen-
dador o al familiar que construya la biografía cia y justicia.
de la persona fallecida a través de canciones
preferidas de este último, letras que resulten 3.6.1 PRINCIPIO DE AUTONOMIA DEL
significativas para él para con posterioridad PACIENTE
animar a que haga un recopilatorio en un CD El paciente puede y debe ser informado
estas canciones y las escuche. sobre las distintas fases de tratamiento, cono-
- Autobiografía musical del cuidador o fami- ciendo en todo momento los beneficios y ries-
liar (selección musical y audición). Se le pide gos de la terapia que realiza, la duración del
al doliente que construya su autobiografía a tratamiento, el método de trabajo empleado y
través de canciones, sobre todo prestar aten- sus características así como los objetivos pre-
ción a la pérdida de su ser querido. vistos en cada momento.
- Canción de adiós (audición, análisis de letras, Dicho principio se basa en el respeto de la
composición). Se selecciona canciones de sociedad para la capacidad de los individuos

70 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

a tomar decisiones informadas sobre asuntos tinua interrelación con el equipo interdiscipli-
personales. nar de la Unidad donde permanece el paciente.
La terapia musical está indicada para todo
3.6.2 PRINCIPIO DE BENEFICENCIA paciente oncológico (desde la patología más
En el contexto médico, esto significa tomar moderada hasta la más grave, e incluso en fase
acciones que sirvan a los mejores intereses de agónica) siempre teniendo en cuenta su grave-
los pacientes. El principio de beneficencia se dad, su pronóstico y estado general. Es una te-
traduce en que se tiene que hacer el bien a las rapia segura y carente de efectos secundarios.
personas, teniendo en cuenta que el concep- Científicamente está demostrado que la
to de “bien” es subjetivo, con lo cual “nuestro musicoterapia reduce los niveles de intensi-
bien” no tiene porque coincidir con el “bien” dad de dolor y la necesidad de opiáceos, pero
del otro; por eso es preciso comunicarse de la magnitud de estos beneficios es pequeña y,
forma efectiva con la persona, descifrar su vo- por lo tanto, su importancia clínica es incier-
luntad y respetarla. ta. Otros estudios sostienen que con la musi-
coterapia facilita la expresión de emociones,
3.6.3 PRINCIPIO DE NO-MALEFICENCIA preocupaciones, inquietudes, sentimientos
El principio de la no maleficencia supone espirituales, dudas, angustia, miedo e interro-
que no se puede hacer daño al otro, incluso gantes sobre su sentido existencial, que contri-
siendo éste el que nos lo pida y obliga a tratar a buirá una mejor aceptación y buen desarrollo
las personas con igual consideración y respeto. de los diferentes tratamiento sometidos al
paciente oncológico como la quimioterapia,
3.6.4 PRINCIPIO DE JUSTICIA radioterapia, cirugía o trasplante de médula
La musicoterapia es un bien escaso; debe- ósea).
ría tener acceso a todo lo que necesiten, dentro
de sus posibilidades económicas de la socie- 5. BIBLIOGRAFÍA
dad. En conclusión, se debe potenciar centros - Aldridge,D. (2003) The development of music therapy
de asistencia gratuitos (por ejemplo dentro de research as a perspective of complementary medicine.
la seguridad social) para casos de demostrada [En: Olesen, S. and Hog, E. Alternative Therapy 3: Com-
eficacia en el campo de la Oncología. munication in and about alternative therapies, Odense:
Odense University Press, 64-72].
4. CONCLUSIONES - Almansa Martínez, P. (2003, Mayo) La terapia musical
La musicoterapia como terapia comple- como intervención enfermera. Enfermería Global, 2
mentaria aplicada al ámbito sanitario está en [disponible en: www.um.es].
vías de desarrollo, aunque todavía quede un - Ballesteros Cabós, R. (2010). Musicoterapia y psicología
largo camino por recorrer. Esta terapia nunca en el duelo y la pérdida. 1ª Edición (en línea). Barcelona.
fue, es y será un sustituto de la terapia farma- ISBN: 978-1-4457-2566-6. Registro propiedad intelec-
cológica sino más bien como un complemento. tual B-2064-10 [Recuperado el 26 de abril de 2010, de
Aplicar terapia musical a un paciente oncoló- http://www.lulu.com/product/descarga-de-archivo/mu-
gico precisa de una valoración general previa sicoterapia-y-psicolog%C3%ADa-aplicadas-al-duelo-y-
muy cuidadosa bajo la supervisión de una la-p%C3%A9rdida/6484501]
enfermera formada en Musicoterapia en con- - Bartlett, D., Kaufman, D., Smeltekop, R. (1993) The effects

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 71


Cultura de los Cuidados

of Music Listening and Perceived Sensory Experiences ty in hospital. International Journal of Evidence-Based
on the Inmune system as measured by interleukin-1 and Healthcare; 6(1): 24-49.
cortisol. Journal of Music Therapy, 30: 194-209. - Gómez Sancho, M. (1998) Cuidados Paliativos. Vol 1, p.
- Barthomieu, A. Oncología y Musicoterapia [en: CD- 516 (disponible en: http://www.avpap.org/documentos/
ROM Revista de Musicoterapia “Música, terapia y co- jornadas2004/delcampo.htm).
municación” (2004) Especial Musicoterapia y Cáncer, - Guevara-López, U., Covarrubias-Gómez, A., Ochoa-
24. Vitoria-Gasteiz]. Carrillo, F.J., Fernández-Orozco, A., Bernal-Sahagún F.
- Betés del Toro, M. Ética y deontología. [en: Betés del (2006) Parámetros de práctica para el manejo del dolor
Toro, M. (2000) Fundamentos de musicoterapia. Ed. en cáncer. Cir Ciruj; 74:381-396 [Disponible en: http://
Morata: Madrid]. www.medigraphic.com/pdfs/circir/cc-2006/cc065m.
- Cepeda, M.S., Carr, D.B., Lau, J, Álvarez, H. (2008). pdf]
Música para el alivio del dolor (Revisión Cochrane tra- - Hanser, S. (2002) Music therapy as complementary me-
ducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 4. Oxford: dicine, Music Therapy Today [Disponible en: http://
Update Software Ltd. Disponible en: http://www.upda- www.musictherapyworld.de/modules/mmmagazine/
te-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, issues/20020328090455/20020328101621/Hanser.pdf]
2008 Issue 3. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.). - Hanser, S. (2008, Julio) Can Music Make Us Healthy? The
- Cichetti, MV. (2009) Musicoterapia en Cuidados Palia- Psychoneuroimmunology of Music. [En: XII Congreso
tivos. Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliati- Mundial de Musicoterapia, ed. Akadia: Buenos Aires.]
vos. Circular nº 15. ALCP: Buenos Aires. - Johnson, M; Bulecheck, G; et al. (2002) Diagnósticos en-
- Die Trill, M. (2006, Septiembre). Impacto psicosocial fermeros, Resultados e Intervenciones. Interrelaciones
en el cáncer. Revista Contigo (Psicooncología), 6. [Dis- NANDA, NIC y NOC. Madrid: Ediciones Harcourt.
ponible en: http://www.seom.org/seomcms/images/ - Levitin, D. J., McGill, J. (2007) Life Soundtracks: the uses
stories/recursos/infopublico/publicaciones/revista_ of music in everyday life, unpublished, Dept. of Psycho-
contigo/n_6/psicooncologia.pdf] logy McGill University.
- Dileo, C., & Bradt, J. (1999). Entrainment, resonance and - Maté, J., Hollestein, M.F., Gil, F.L. (2004) Insomnio, an-
pain-related suffering. In: C. Dileo (Ed.), Music Therapy siedad y depresión en el paciente oncológico. Psicoonco-
and Medicine: Clinical and Theoretical Applications. Sil- logía 1 (2-3), pp, 211-230.
ver Spring, MD: American Music Therapy Association. - Magill, L. (2009, Spring). Caregiver empowerment and
- Downer, SM., Cody, M.M., McCluster, P., Wilson, P.D., Music Therapy: through the eyes of bereaved caregivers
Arnott, S.J., Lister, T.A & Slevin, M.L. (1994) Pursuit and of advanced cáncer patients. Journal of Palliative Care;
practice of complementary therapies by cancer patients 25, 1.
receiving conventional. British Medical Journal, 309, 86- - Nightingale, F. (2005). Notas de enfermería. Barcelona:
89. Salvat.
- Evans, D. (2002). The effectiveness of music as an Inter- - O’Callaghan, C., Sproston, M., Wheeler, G., Willis, D.,
vention for hospital patients: a systematic review. Jour- Wilkinson, K., Milner, A., Walcher, V., Grocke, D. (2007)
nal of Advanced Nursing, 37 (1): 8-18. (Center Institute Efecto de música auto-seleccionada sobre la ansiedad de
Joanna Briggs). los adultos durante su primer tratamiento de radiotera-
- Ezzone, S., Baker, C., Rosselet, R., Terepka, E. (1998, Oc- pia. [En: Abstracts XII Congress World of Music The-
tober). Music as an adjunct to antiemetic therapy. Oncol rapy. Buenos Aires: Ed. Akadia. Pp 390 (Buenos Aires,
Nurs Forum. 25 (9):1551-6. 22-26 julio 2008)].
- Gillen, E., Biley. F., Allen, D. (2008) Effects of music - Porchet-Munro, S. Music therapy. (1996). [En: Doyle, D.,
listening on adult patients’ pre-procedural state anxie- Hanks, G., Cherny, N & Calman, K. Oxford Textbook

72 1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29


Cultura de los Cuidados

of Palliative Medicine. Oxford: Ed. Oxford University


Press, 555-559]. ANEXO 1.
- Rodríguez Castro, M. (2005). El papel de la musicote- ACTITUDES DE UN
rapia en los Cuidados Paliativos. [En: Astudillo, W. A., TERAPEUTA MUSICAL
Casado da Rocha, A y Mendinueta, C. Alivio de las si-
ACTITUDES A EVITAR
tuaciones difíciles y del sufrimiento en la terminalidad.
- Mostrar una actitud directiva.
San Sebastián: SOVPAL].
- Poner etiquetas o nombre a sus sen-
- Rodríguez Pérez, M., Rojas Ocaña, M. J., Abreu Sán-
timientos (“esto está bien”, “esto está
chez, A., Rodríguez Rodríguez, J.B. (2002) La enferme-
mal”, “¿cuánta tristeza sientes?”)
ría y el presente de las terapias complementarias. Rev
- Usar frases del tipo “deberías”.
ROL Enf; 25(4):10-11.
- Mostrarnos impacientes ante la falta
- Rodríguez Roldán, L., Díaz García, S., Seguí Fraile, C., Del-
de avance y progreso del paciente.
gado González, AB. (2003). La musicoterapia. Una terapia
- Usar frases estereotipadas de consue-
complementaria para los pacientes terminales. Rev. Edu-
lo, del tipo “ya pasará, el tiempo lo
care21. [Disponible en: http://www.enfermeria21.com/
cura todo”,” la vida es así”, “todo sal-
pfw_files/cma/revistas/Educare21/2003/03/3031.pdf]
drá bien”.
- Sabatella, P. (2004) Music Therapy in Spain. Voices: A
World Forum for Music Therapy. [Disponible en http://
ACTITUDES A FOMENTAR
www.voices.no/country/monthspain_march2004.html]
- Mostrarnos abiertos a hablar de nues-
- Smith, M., Casey, L., Johnson, D., Gwede, C., Riggin, O.
tras pérdidas. (“he pasado por expe-
(2001) La música como una intervención terapéutica
riencias similares y comprendo como
para la ansiedad en los pacientes que recibieron terapia
te sientes”.
de radiación. Oncol Nurs Foro, 28 (2): 855-62.
- Abrir la puerta a la comunicación.
- Sobrín Valbuena, CV. (2005 Dic) Las Terapias Naturales
- Mostrar una actitud sosegada y rela-
entran en escena en Enfermería. Excelencia Enfermera;
jada.
2 (12).
- Mantener una actitud de escucha y
- Takahashi, T. (2007) Examination of the effect of music
atención a las distintas señales verba-
therapy on cancer patients before/after operations. [En:
les y no verbales del paciente.
Abstracts XII Congress World of Music Therapy. (Bue-
- Fomentar la actitud colaboradora del
nos Aires, 22-26 Julio 2008). Buenos Aires: Ed. Akadia.
paciente.
Pp 45].
- Mostrar cercanía y proximidad física.
- Trallero Flix C. (2004) Musicoterapia creativa en pacien-
- Respetar la resistencia del paciente.
tes con cáncer: un método para disminuir la ansiedad y
el estrés. Revista Virtual Psiquiatria.com. Febrero.
- Trallero Flix C. (2006, marzo). Musicoterapia: los efectos
de la música en situaciones de dolor crónico. Reu+ Re-
vista de la Lliga Reumatològica, pp 16-19.
- Trallero Flix, C & Oller Vallejo, J. (2008) “Cuidados mu-
sicales para cuidadores”. Ed. Desclee de Brouwer: Bilbao.
- Zain J. (2008) El uso de cuencos tibetanos como recurso
en musicoterapia receptiva. [En: Abstracts XII Congress
World of Music Therapy. (Buenos Aires, 22-26 Julio 2008)].

1er. Cuatrimestre 2011 • Año XV - N.° 29 73


Copyright of Cultura de los Cuidados is the property of Cultura de los Cuidados and its content may not be
copied or emailed to multiple sites or posted to a listserv without the copyright holder's express written
permission. However, users may print, download, or email articles for individual use.