Você está na página 1de 2

Santiago, 21 de Mayo de 2010

Estimados señores del Concejo:

Por medio de la siguiente misiva quisiéramos manifestar nuestra total disconformidad


con respecto al próximo evento público a realizarse el 4 de junio del presente en las
dependencias del Cine Arte Viña del Mar, y que tiene como objeto difundir y promover
las divagaciones y especulaciones del señor Juan Andrés Salfate, que “inflado” por la
televisión y otros medios de comunicación, se dedica a promover ideas sobre
conspiraciones internacionales que manipulan a la población, que la evolución humana
estuvo determinada por seres de otros mundos, que el calentamiento global es un total
engaño, que existe un súper rayo que causa terremotos, y que la tragedia que nos
afectó el 27 de febrero tendría directa relación con la manipulación de este rayo por
parte de EEUU, en una súper base secreta.

Afirma también entre otras excentricidades, que existe un hospital administrado por
extraterrestres en el sur de Chile, que la luna no es natural, sino que un producto
artificial, que los nuevos billetes de la nación son parte de una gran conspiración, que
en los deportes se utiliza la brujería y la magia negra, y asegura firmemente que los
fenómenos paranormales son una realidad: entiéndase por esto la existencia de
fantasmas, duendes y alienígenas.

Creemos que no es necesario continuar entregando más información sobre la causa


que defendemos, pues queda claro lo absurdo de las afirmaciones del señor Salfate,
que contradicen todos los postulados científicos y que promueven una charlatanería
propia de una persona que no está en sus cabales.

Esta elucubraciones paranoica e irracionales están a nuestro juicio afectando la vida


de muchas personas, que ingenuamente creen estas argumentaciones erróneas,
como la que habla sobre el peligro de la vacunación, que atenta directamente en la
salud de muchos niños y genera una absurda aversión por el conocimiento de la
verdadera ciencia, aumentando, la desconfianza hacia las instituciones públicas y
privadas por parte de muchos chilenos.

Permitir a este personaje realizar su prédica hilarante, llena de falsedades, ignorancia


y absurdos, es un verdadero atentado a la razón e inteligencia de las personas
medianamente informadas, y un insulto hacia el conocimiento científico y la razón.

La realización y promoción de un evento de estas características sólo obedece a un fin


comercial y económico, y bajo ningún punto de vista podría considerarse como una
actividad cultural que eduque o estimule la inteligencia de los asistentes. Muy Por el
contrario, sólo se fomenta la irracionalidad del pensamiento mágico y las
supersticiones sin sentido con un claro desmedro de los valores y principios de una
sociedad civilizada.

Nos llama profundamente la atención que dentro del póster publicitario del evento,
figure el Consejo de la Cultura avalando dicha presentación, e incluya un link que
conecta directamente al consejo con la página Web: http://www.salfatemania.cl.
Respetamos el derecho del señor Salfate a creer o no creer en lo que estime
conveniente, pero nos resulta inaceptable que intente con el aval del Estado y la
Empresa Privada propagar sus supercherías masivamente en un evento público,
usufructuando de la credulidad e ingenuidad de muchos ciudadanos.

En una sociedad libre y democrática, los medios de comunicación y sobre todo el


Consejo de Cultura, deben velar por la veracidad de la información que entregan a sus
ciudadanos y aumentar el nivel de comprensión e inteligencia de los mismos, y no
anestesiarlos con espectáculos que atentan contra la libertad de pensamiento crítico y
racional, creando situaciones ficticias y mundos imaginarios.

Criticamos enérgicamente esta actividad por considerarla nociva y perjudicial para la


sociedad, pues se presentan hipótesis falsas como verdaderas, que tienen como único
aval a Youtube en Internet y las paranoias del señor Salfate. Es por esta razón y
atendiendo a un general descontento ante el poco juicio ético de los organizadores,
que rechazamos este evento y solicitamos que se aclare la participación del Consejo
con respecto a este tema, por el aparente patrocinio de entidades públicas a este circo
de la charlatanería y las falsedades.

Por lo tanto, los que adscribimos esta misiva solicitamos:

Primero: La suspensión inmediata de este espectáculo por atentar contra la


inteligencia el sentido común y los valores ciudadanos.

Segundo: Que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes aclare su posición con
respecto al patrocinio o rechazo del evento en un comunicado oficial.

Tercero: En caso de realizar el espectáculo se entregue a los asistentes una


advertencia oral o escrita sobre el carácter especulativo de los temas a tratar y, bajo
ninguna consideración, utilizar a la comunidad científica como aval de las afirmaciones
irracionales.

Cuarto: Si a nuestro pesar, la productora persiste en efectuar la conferencia debería


incluir en su programación una contraparte que sirva para generar un debate y no un
monologo de especulaciones que engañan a la gente exacerbando el miedo y la
superchería.

Esperamos que en el futuro el Consejo y todo el estamento público presten más


atención a qué tipo de eventos se desarrollan al alero de sus respectivas
organizaciones, evitando que productoras y personajes de la farándula se apropien de
su buen nombre y credibilidad para lucrar a través del fraude.

A modo de conclusión, donde la ley estatal exige objetividad y rigor no hay espacio
para la pseudociencia.

Atentamente,

Crystian Sánchez Ortiz


AECH - Asociación Escéptica de Chile
(www.aech.cl)