Você está na página 1de 14

REVISTA ICONO 14, 2011, Año 9 Vol. 1, pp. 161-174. ISSN 1697-8293.

Madrid (España)
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas
Recibido: 18/03/2010 – Aceptado: 09/12/2010

A9/V1 – REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS – ISSN: 1697 - 8293

SEMEN, ÓVULOS Y Palabras clave

ÚTEROS NÓMADAS Maternidad, nuevas técnicas de


reproducción asistida, patriarcado,
instinto maternal, medios de comunicación
Representaciones sobre Key Words
Motherhood, assisted reproductive

mujer, maternidad y nuevas technology, patriarchy, maternal instinct,


media

técnicas de reproducción Abstract


asistida Although substantial political, social,
and economic changes have occurred
in Western countries in the last
decades, the symbolic structures
Mercedes de Grado González defining women and motherhood
remain almost the same. Nowadays
Investigadora patriarchy is established on consent
Grupo Socmedia. Universidad Complutense de Madrid. Ciudad Universi- and represents motherhood as a
taria, 28040 Madrid (España) - Email: mercedes.degrado@gmail.com women´s choice. However, mass
media´s symbolic forms of representa-
tion depict motherhood as an indis-
pensable element to shape women´s
Resumen identity. To better understand the
dynamics of media artifacts, we will
analyze the film Madre de alquiler,
A pesar de los cambios políticos, socio-económicos y demográficos which represents motherhood as a
habidos en los países occidentales en las últimas décadas, las estructu- social mandate.
ras simbólicas y los imaginarios colectivos en torno a las mujeres, su
función social y la maternidad no han cambiado tanto. El orden pa-
triarcal hoy en Occidente se configura como un patriarcado de con-
sentimiento. En dicha estructura social la retórica ideológica repre-
senta la maternidad como una elección. Sin embargo, a través de los
universos simbólicos que ofrecen los medios de comunicación de
masas, la maternidad sigue perfilándose como un mandato imperativo
para la construcción de la identidad femenina. En este estudio vamos
a tomar como ejemplo la película Madre de alquiler, representación
fílmica sobre la maternidad y las técnicas de reproducción asistida que

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 161
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

refrenda el mandato patriarcal de la maternidad.

Introducción
Uno de los mitos de los que se ha servido el función de madres y esposas modélicas.
orden patriarcal para dominar a las muje- Hoy en día, al hilo de los cambios sociales
res es la maternidad, que se conforma habidos, las mujeres, aunque todavía cir-
como un mecanismo de control. Las socie- cunscritas a la esfera doméstica, han ocu-
dades patriarcales instauran la división pado un papel en la esfera pública a través
sexuada de roles y la consiguiente división de su incorporación al trabajo. No obs-
entre esfera pública y esfera privada o tante, ¿han cambiado los discursos sobre la
doméstica. Estableciendo roles genéricos maternidad y el rol de madre? A lo largo de
basados en diferencias sexuales esenciales e este artículo, veremos cómo la estructura
inamovibles, el sistema patriarcal establece patriarcal ha mutado para convertirse en un
la importancia que la maternidad tiene en patriarcado de consentimiento. A diferen-
la configuración de la subjetividad femenina cia de un patriarcado de coerción, que
y encubre el hecho de que su significación subordina a las mujeres a través de la impo-
es una construcción cultural. Así, lo feme- sición directa, ése ha desarrollado meca-
nino se ha definido siempre en torno a la nismos de control sutiles que imponen la
maternidad y al instinto maternal y se ha maternidad a las mujeres no como obliga-
estigmatizado a aquellas mujeres que no ción sino como opción. Dentro de estos
han cumplido con su rol de madre. Según dispositivos, las técnicas de reproducción
el mito patriarcal de la maternidad, una asistida, aunque revestidas con discursos
mujer tiene que tener hijos para poder maternales emancipadores de la mujer, se
desarrollar todo su potencial y llegar a ser perfilan como vehículos ideales de transmi-
una mujer de verdad. Desde tiempos in- sión ideológica que inscriben a las mujeres
memoriales, y en los distintos patriarcados en su rol esencial de madres y aseguran que
de coerción que se fueron instaurando a lo continúen enmarcadas en la esfera privada
largo de la historia, las mujeres se vieron y en una posición de subordinación.
relegadas al ámbito privado en su eterna

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 162
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

Objetivos
1. Uno de nuestros objetivos es examinar genéricos y las definiciones esenciales
cómo se construyen los discursos con- de mujer como madre. Mediante una
temporáneos maternales y cómo la lectura feminista nos proponemos des-
construcción social de la maternidad si- velar los mecanismos ideológicos ocul-
gue subordinando a las mujeres. tos de imposición en dicho texto fílmi-
2. Asimismo, pretendemos definir el pa- co. Aunque el film parece representar
pel que juegan los medios de comunica- un concepto de maternidad liberador,
ción masivos en apuntalar el orden pa- nuestra interpretación feminista tiene
triarcal existente y reforzar roles tradi- como objetivo desenmascarar los ele-
cionales de género mentos coercitivos de dicha narrativa,
que lo que pretende es reforzar la idea
3. Como botón de muestra vamos analizar
tradicional de la maternidad como ele-
la película Madre de alquiler (2008) -de
mento clave en la configuración de la
Michael McCullers-, artefacto cultural
subjetividad femenina.
que se configura como herramienta ide-
al para afianzar los roles tradicionales

Metodología
La metodología que vamos a seguir se basa entre los textos y las estructuras ide-
en los estudios culturales, que analizan ológicas que afectan a las mujeres como
cómo se construyen, se articulan y se de- sujetos sociales. Para Luna, la producción
codifican los significados de los textos. El textual supone la construcción y represen-
enfoque cultural define un texto en térmi- tación del mundo según un sistema de
nos de discurso que representa una es- valores que va configurando nuestro pen-
tructura de conocimiento y poder. Un samiento. Asimismo, vamos a seguir los
análisis cultural del discurso revela estas postulados de Rita Felski, para quien las
estructuras y lo ubica en su contexto histó- representaciones textuales se constituyen
rico, político y social. como una práctica social que más que re-
Nuestro análisis cultural lo vamos a hacer producir crea significados, por lo que no se
desde una perspectiva de género. Nos va- ciñe a dar cuenta de identidades femeninas
mos a basar en modelos feministas como el ya existentes sino que participa en el pro-
que propone Lola Luna, para quien la críti- ceso de construcción de una identidad
ca feminista apunta a las relaciones que hay como proceso cultural.

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 163
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

Nuestro análisis considera los textos no que reelaboran y representan imágenes,


sólo como artefactos culturales sino tam- símbolos, identidades e identificaciones,
bién como actos socialmente simbólicos y mediante las cuales los seres humanos con-
agentes de transmisión y de transformación figuran sus vidas, ideas y actitudes.
de imaginarios y construcciones sociales,

1. La construcción socio-cultural de la maternidad


El mito del instinto maternal ha sido una de hombre y mujer se forjan dentro de unas
las estrategias de dominación de las muje- coordenadas históricas. No vienen dadas ni
res más eficaces en las sociedades patriar- son definidas por la naturaleza.
cales. Los mitos son universos de significa- El mito del instinto maternal parte de la
ción simbólica de los que se sirve la re- idea de que la subjetividad femenina se
tórica ideológica. A través de los mitos se conforma según una serie de impulsos
transmite de forma velada la ideología que biológicos y de comportamientos que vie-
se quiere imponer en la estructura social. nen dados por la naturaleza. Así, de modo
Los mitos se valen de mecanismos para natural las mujeres sienten la llamada im-
transmitir los valores esenciales del orden periosa para engendrar, procrear y conver-
establecido de tal forma que éstos últimos tirse en madres. Según esta narrativa, hay
no son percibidos de modo consciente. dentro de cada mujer un reloj biológico
Dichos mecanismos establecen como natu- que cuando se pone en marcha es impara-
ral lo que en realidad es cultural. ble y obliga a las mujeres a seguir tan fuer-
La estructura patriarcal se sustenta sobre tes instintos. De este modo, este mito
las dicotomías de un pensamiento binario perpetúa el papel de subordinación de las
que establece diferencias esenciales entre mujeres, que quedan relegadas a las tareas
hombres y mujeres y cimenta la división domésticas y de crianza de los hijos. Por
sexuada y la subordinación de las mujeres. tanto, el binomio mujer-naturaleza se alía
Una de estas disyuntivas es la de asociar a con el de mujer-madre para establecer las
los hombres con la cultura y a las mujeres funciones sociales de la mujer. Estas asocia-
con la naturalezai. Este tipo de dicotomía ciones han imperado durante siglos y sólo
binaria se enmascara como algo natural y, la teoría feminista ha sido la que ha denun-
por tanto, no susceptible de ser transfor- ciado sus trampas.
mado. Sin embargo, dichas diferencias
naturales son en realidad culturales, ya que
ni los hombres nacen hombres ni las muje-
res nacen mujeres. Las identidades de

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 164
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

1.1. Críticas feministas serían las precursoras, a finales de los se-


a la ecuación tenta, de estas teorías maternales.iii
mujer-madre-naturaleza No obstante, estas propuestas levantaron
En los años sesenta y setenta del siglo pa- polvareda, ya que el sector mayoritario
sado la mayoría de las feministas considera- feminista, que no seguía esa línea de la
ban que la maternidad era el principal es- diferencia, encontraba dichos postulados
collo para la liberación de la mujer. En esencialistas. Acusaba a esas “feministas
realidad esto ya lo había resaltado Simone maternalistas” de combatir con las mismas
de Beauvoir en 1949 en su obra El segundo armas que el patriarcado había estado usan-
sexo, al poner de manifiesto que la capaci- do para someter a la mujer: reforzando su
dad reproductora de la mujer es fuente de papel de madre. Además, criticaba que
esclavitud, sometimiento y subordinación dichas autoras maternalistas defendieran la
al hombre. Predicando con el ejemplo, idea de una maternidad que sigue un patrón
renunció a casarse y a tener hijos, único ahistórico y atemporal, sin tener en cuenta
camino para ella de obtener la liberación y que como cualquier otra institución es una
de “hacerse mujer”. En 1971 Shulamith construcción cultural.iv De este modo,
Firestone, siguiendo los pasos de Beauvoir, según tales críticas, las teóricas materna-
denuncia en The Dialectic of Sex que toda la listas estarían reproduciendo la retórica
desigualdad y discriminación que sufre la ideológica patriarcal al considerar natural
mujer en la sociedad viene dada por la lo que es cultural.v
maternidad y la crianza de los hijos.ii En plena encrucijada, Joyce Trebilcot edita
Sin embargo, en los ochenta algunos secto- en 1983 Mothering. Essays in Feminist Theory,
res feministas de la diferencia, sobre todo libro en el que teóricas pro y anti-materni-
provenientes de las filas del feminismo dad se dan cita. De esta recopilación de
cultural americano, dieron un giro diame- ensayos, cabría destacar “Maternal Thin-
tralmente opuesto al pasar a ensalzar la king” y “Preservative Love and Military
capacidad reproductora de la mujer como Destruction: Some Reflections on Mo-
fuente de poder. Estas feministas se plan- thering and Peace” de Sara Ruddick, firme
tean que el concepto de autonomía, reivin- partidaria de la maternidad por conferirle a
dicación fundamental que en los sesenta la mujer una serie de valores, como amor,
aparece como incompatible con la mater- dedicación y pacifismo, que la colocan en
nidad, es un concepto masculino asociado a una dimensión opuesta al hombre (1983,
un individualismo posesivo, que entra en 214-16).vi Por el contrario, Martha E.
contradicción con los valores de cuidado e Giménez, en “Feminism, Pronatalism, and
interrelación personal, asociados a la ma- Motherhood” critica no sólo a las feministas
ternidad. Mary Daly y Adrienne Rich culturales sino a casi todas las mujeres que

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 165
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

han integrado el Movimiento Feminista de 1.2. Representaciones


no haber sido lo suficientemente críticas simbólicas de la materni-
con la maternidad, ya que nunca han de- dad en patriarcados de
nunciado el pronatalismo en que se funda- consentimiento
menta la sociedad patriarcal. Giménez
En el último siglo las sociedades occiden-
subraya que el derecho al aborto y al uso de
tales han atravesado por importantes cam-
anticonceptivos no es suficiente, pues lo
bios sociales. La lucha feminista permitió
que hay que poner en tela de juicio es por
que las mujeres tuvieran acceso a la educa-
qué la estructura social y familiar está ba-
ción y al trabajo. Sin embargo, ¿podríamos
sada necesariamente en la procreación, en
aseverar que se ha producido un cambio
lugar de plantear la posibilidad de no tener
estructural en el orden patriarcal, según el
hijos como una alternativa igualmente
cual las mujeres han renunciado a la mater-
válida y socialmente admitida (1983, 288-
nidad como núcleo estructurador de su
90). Por su parte, Jeffner Allen, desde otra
subjetividad? Dicho de otro modo, ¿sería
perspectiva feminista lesbiana a la de Daly y
posible afirmar que los cambios socio-
Rich, rechaza de plano la maternidad por
económicos acaecidos en las últimas déca-
ser peligrosa para las mujeres porque les
das se han traducido en una transformación
niega la posibilidad de constituirse en seres
radical de las estructuras simbólicas, según
libres con una subjetividad propia; es decir,
las cuales, las mujeres ya no constituyen su
que no propone la alteración de la mater-
identidad en función de sus capacidades
nidad como institución sino que reclama su
reproductoras, nutricias y maternales?
total eliminación, pues ni siquiera admite
maternidades alternativas, como aquella Antes de pasar a contestar estos interro-
entre lesbianas o en madres solteras (1983, gantes, vamos a definir lo que es un pa-
315 y 326). triarcado de coerción y uno de consenti-
miento y a subrayar las relaciones que hay
Por último cabría mencionar a teóricas
entre ambos. El concepto de patriarcado de
españolas como Raquel Osborne, para
consentimiento ha sido elaborado por la
quien la asociación de la mujer al concepto
teoría feminista basándose en el concepto
de naturaleza y del hombre al de cultura
de hegemonía de Gramsci. Así, define
explica en buena medida la general deva-
dicho tipo de patriarcado como una es-
luación de la mujer, ya que siempre se
tructura social basada en el igualitarismo, el
establece que la cultura es superior porque
cual preconiza la idea de que las mujeres y
es creativa y transforma la naturaleza (Os-
los hombres son iguales, por lo que ya no
borne 1993, 63-5).
queda lugar para la lucha feminista. A dife-
rencia de un patriarcado de coerción, que
impone el dominio patriarcal a través de la

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 166
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

fuerza y la dominación, un patriarcado de patriarcal, así como la institución de la


consentimiento domina a las mujeres a familia moderna y su continuidad, son
través de unas redes de significación y pro- posibles no sólo por las condiciones mate-
cesos simbólicos mucho más sutiles y sofis- riales económicas que la producen sino por
ticados que generan en ellas la sensación de la eficacia simbólica de sus mitologías, los
que el dominio androcéntrico ya no existe. emblemas y los rituales que la sostienen y
En este tipo de patriarcado, aunque la reproducen (1992b, 22). Fernández plan-
igualdad no es real, la ideología igualitarista tea que los sistemas de significación, que
transmite la idea errónea de que la igualdad son los que fundamentan el imaginario
ya se ha conseguido. colectivo, generan los anclajes no sólo
Para Alicia Puleo, todo sistema patriarcal económicos, sociales, políticos y simbóli-
se basa en la coerción y en el consenti- cos sino también eróticos y subjetivos de
miento, ya que ambos elementos se en- las mujeres. De este modo, los grupos de
cuentran siempre presentes. La distinción poder patriarcales consiguen que las muje-
se establece según la proporción de cada res obren en beneficio de sus intereses
uno de ellos. Es decir, los patriarcados de corporativos pensando que lo hacen en el
coerción ejercerán su dominio en mayor suyo propio (Fernández 1992b, 22).
medida sobre la base de la fuerza y vice- Entonces, podemos decir que el patriar-
versa. Puleo aduce que en los países occi- cado es un sistema milenario que va
dentales de hoy asistimos a un modelo de adaptándose a cada nueva estructura
consentimiento que, si bien prohíbe me- económica y política. Sin negar la existen-
diante leyes la discriminación por razón de cia de antagonismos de clase entre los
género, no por ello el colectivo de mujeres hombres, es necesario reconocer que tam-
deja de sufrir marginación y explotación bién hay entre ellos, a pesar de los intereses
(Puleo 1998b, 29). Este tipo de patriar- contrapuestos, acuerdos tácitos o explícitos
cado, más que ejercer coerción y opresión, que permiten la continuidad de la hege-
utiliza toda una infraestructura ideológica monía masculina. Aunque en tiempos
que opera en el imaginario colectivo: a pretéritos se establecieron en Occidente
través de imágenes atractivas y poderosas, patriarcados de coerción, que impusieron
transmitidas por los medios de comunica- el modelo sacrosanto femenino de madre y
ción, se vehiculan mitos sobre lo que se esposa, hoy en día existe un patriarcado de
espera de las mujeres, de tal modo que consentimiento que ha impuesto otros
éstas siguen estas pautas pensando que es patrones de maternidad más invisibles. Esta
consecuencia del ejercicio de su libertad. ya no se configura como una obligación de
En este sentido se pronuncia Ana María las mujeres, cuya única misión en la vida es
Fernández, que asegura que el modelo procrear, sino como una atractiva opción

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 167
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

que hará que llenen sus vidas y cobren gía que reina a nuestro alrededor en los casos
sentido. El trabajo no se ofrece como pro- de mujeres que en principio pueden escoger es
yecto vital completo, y tener hijos es la la de “no me quiero perder esa experiencia”.
solución al vacío que sienten las mujeres en Sentimiento totalmente legítimo, pero que
la esfera profesional. debería ser contrapesado con la otra cara que
Así, la nueva coyuntura política, socio- a menudo esconde el asunto (Osborne
económica y demográfica de ningún modo 1993, 142).
se ha traducido en un cambio en las es- Para Moreno y Soto, desde los campos
tructuras simbólicas y en el imaginario científicos de la psiquiatría y la psicología se
colectivo, ya que la maternidad se sigue siguen dictaminando los parámetros que
perfilando como uno de los pilares sobre regulan las concepciones de las mujeres,
los que descansa la subjetividad de las mu- según las cuales, el patrón ideal de madre
jeres, hasta el punto de que la alternativa es el de mujer abnegada, competente y
de no ser madre sigue siendo algo social- serena (1994, 107). Dichas representacio-
mente repudiado. Tal y como señala Ra- nes simbólicas gobiernan los deseos de
quel Osborne, la preocupación más exten- maternidad y condenan tanto a las mujeres
dida por la discriminación económica de las estériles como aquellas que rechazan ser
mujeres o por su representación como madres. Así, las mujeres que no quieren
objetos sexuales ha oscurecido la explota- tener hijos son representadas como raras y
ción de éstas en tanto que “objetos repro- egoístas.
ductores”. Para esta teórica, el mensaje En la estigmatización de la renuncia a la
ideológico predominante es que la sociedad maternidad, los medios de comunicación
prescribe la maternidad a ultranza, aunque de masas han jugado un papel muy impor-
sólo sea para tener un único hijo: tante, ya que desde diversos ángulos, y a
Transmite, así, a las mujeres –y en menor pesar de los obstáculos imperantes, siguen
medida a los hombres –que no serán verda- representando la maternidad como una
deros adultos si no se convierten en madres y experiencia vital y decisiva para las muje-
padres. Ante esta situación, la formación de res. Los medios de comunicación se confi-
una familia se convierte en algo más que guran como un mecanismo poderoso para
una mera elección para mujeres y hombres, a perpetuar el mito de la maternidad como
pesar de que, individualmente, no lo parezca pilar principal en torno al cual se configura
así. Además, las primeras se ven impulsadas la subjetividad femenina. Podríamos decir
a la maternidad no sólo por sexismo institu- que a través de la repetición insistente de
cionalizado sino por la promesa de unas gra- sus narrativas establecen universos de sig-
tificaciones psicológicas y sociales asociadas nificación totalizadores que estipulan lo que
a la maternidad. Y está claro que la ideolo- las mujeres deben ser. De este modo, ejer-

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 168
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

cen una violencia simbólica ya que se apro- género de la película Baby Mama (2008), de
pian, trituran e invisibilizan la diversidad de Michael McCullers (traducida al español
prácticas y posiciones subjetivas de los como Mamá de alquiler), paradigma de
actores sociales, al homogeneizar y violen- representación simbólica que preconiza la
tar lo diverso. En este artículo nos gustaría maternidad a ultranza.
destacar la importancia de las representa-
ciones fílmicas de la maternidad. A conti-
nuación vamos a llevar a cabo un análisis de

2. Donantes de esperma, úteros en alquiler y


“asistentes gestacionales”: aliados para el
“reloj biológico” de la mujer
Si bien la ciencia, con las distintas opciones Éste es el escenario en el que transcurre la
contraceptivas, ha proporcionado a las película objeto de nuestro análisis. La pro-
mujeres la opción de renunciar a la mater- tagonista, cuya vida profesional es muy
nidad, también ha traído consigo las nuevas exitosa, siente que su vida está vacía por
técnicas de reproducción asistida, que se no tener descendencia. De repente siente
configuran como instrumentos normativos la llamada del instinto maternal: su reloj
para el fomento de la maternidad. biológico se pone en marcha y la mueve a
Al estar el mito del instinto maternal y del convertirse en madre al precio que sea. Al
reloj biológico totalmente operante en no haber encontrado a su pareja ideal,
nuestra sociedad actual, aunque las mujeres decide recurrir a las técnicas de reproduc-
trabajen y tengan éxito profesional, la falta ción asistida, que se representan como su
de hijos les hace sentirse frustradas, desdi- mejor aliado, para ver sus deseos materna-
chadas y vacías: su vida no tiene ningún les cumplidos. La película se sitúa en un
sentido. En este escenario hacen aparición patriarcado de consentimiento y la prota-
la ciencia y sus múltiples métodos de re- gonista piensa que es una mujer totalmente
producción asistida para garantizarles a esas emancipada que opta libremente a la ma-
infelices mujeres que cumplan sus sueños. ternidad. En ningún momento el film cues-
Y los ginecólogos se convierten en los de- tiona el mito del instinto maternal ni se
miurgos que pueden inseminarlas y cam- pregunta por qué las mujeres tendrían que
biar el rumbo de sus vidas. seguir las pulsiones de su reloj biológico.

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 169
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

Así, Mamá de alquiler se constituye en un la película que aunque siempre había dicho
mecanismo simbólico de eficaz disciplina- que no quería tener hijos, un buen día se
miento social: oculta hábilmente que la despertó y no podía dejar de pensar en otra
protagonista actúa según consignas sociales cosa: “empecé a sentir que todo niño que
establecidas y enfatiza el hecho de que su veo me mira”. Desde entonces, la protago-
decisión de ser madre está tomada en total nista no se concentra en el trabajo, está
libertad. obsesionada con bebés, los ve por todas
La protagonista, Kate Holbrook, vicepresi- partes y no hay tienda a la que entre donde
denta de una cadena de supermercados no haya un bebé que la hechice con su mi-
ecológicos, cree que a sus 37 años no pue- rada. Nos encontramos, entonces, con una
de seguir esperando a conocer al hombre representación simbólica muy poderosa:
ideal para ser madre. Se siente una mujer los designios de la naturaleza son inapela-
distinta por no tener hijos: “mientras que bles. Aunque una mujer haya sido educada
muchas mujeres se embarazan, yo consigo para tener éxito profesional, la madre na-
ascensos”. Esta película usa las dicotomías turaleza se encarga de que vuelva a su espa-
mujer-naturaleza y esfera pública-privada cio natural: la procreación.
que hemos analizado anteriormente para No tener pareja no es un obstáculo para
definir a las mujeres. Aunque la protagonis- Kate pues existe la opción de recurrir a la
ta consigue ocupar un puesto importante inseminación artificial y alquilar el vientre
en la vida profesional, esto no es suficiente de otra mujer para logar su irrefrenable
ni la hace feliz como mujer, puesto que deseo de ser madre. En este filme asistimos
lleva una vida de hombre. Ella es la única a la representación de una sexualidad
mujer del consejo directivo de la empresa nómada, en la que los cuerpos son des-
y, aunque tiene el reconocimiento de su membrados y los órganos, como entidades
jefe, ella se siente fuera de lugar. Es decir, autónomas, son los que cobran importan-
su espacio en la esfera pública no es natural cia. Esto es de hecho lo que hacen las técni-
y cuando su reloj biológico se pone en cas de reproducción asistida: representan
marcha, se da cuenta de que le falta su cuerpos desmembrados y órganos nóma-
espacio en la órbita doméstica. Para ser una dasvii que se desplazan al dictado de los
auténtica mujer tiene que dejarse llevar por avances de la ciencia y se enmarcan en un
la llamada de la naturaleza y del instinto contexto de mercantilización donde todo
maternal. se compra y se vende.
Según este filme, esa llamada de la madre Purificación Mayobre Rodríguez subraya el
naturaleza es algo que llega de repente y hecho de que, aunque estas tecnologías
cambia totalmente la vida de las mujeres. supuestamente cumplen el deseo de mu-
Kate le cuenta a su hermana al principio de chas mujeres de ser madres, “parecen más

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 170
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

bien un retroceso que un avance en los confías para que lo cuide antes de que naz-
derechos de las mujeres, ya que incremen- ca”. Kate decide seguir adelante y pagar
tan notablemente el control patriarcal 100.000 dólares por contratar el útero de
sobre la reproducción humana, que queda Angie, su “asistente gestacional”.
en manos de los “expertos” o de empresas Mayorbe Rodríguez advierte de adoptar la
con afán de lucro que mercantilizan con el actitud de adhesión entusiasta que difunden
hecho de traer un nuevo ser al mundo” (8). ciertos medios de comunicación y empre-
Esto es precisamente lo que nos encontra- sas de técnicas de reproducción asistida sin
mos en Mamá de alquiler. Kate acude a la establecer previamente unos principios
clínica, pero el ginecólogo le dice que su éticos que regulen no sólo dichas técnicas
útero no le gusta nada porque tiene forma sino también el tráfico de órganos, la clo-
de T y eso le va a imposibilitar el quedarse nación y las transformaciones genéticas. De
embarazada aunque se insemine por un lo contrario el riesgo que se corre es que
donante anónimo. Él se constituye en auto- los avances tecnológicos acaben por trans-
ridad patriarcal que censura a la protago- formar en “mercancías los cuerpos de las
nista porque no representa el ideal de fe- mujeres/hombres más pobres para que las
minidad. Aún así, ella lo intenta hasta nue- personas pudientes puedan construir cuer-
ve veces, dos de ellas in vitro, aunque sin pos virtuales, cuerpos ideales, cuerpos
resultado. También se plantea la adopción, flamantes” (9).
pero al ser madre soltera la lista de espera Este proceso de mercantilización está re-
asciende a cinco años. Así, Kate decide ir al presentado en Mamá de alquiler. Kate, mu-
Centro de Maternidad de Alquiler en busca jer de clase alta, es una madre potencial
de un útero que sí pueda concebir lo que el virtuosa que sabe lo que quiere para su
suyo no puede. La directora de dicha clíni- futuro bebé. Mujer formada y preparada,
ca le expone claramente cuál es la filosofía lee constantemente y se preocupa de que
de la reproducción asistida y los úteros de Angie se cuide y alimente de modo ade-
alquiler: en una sociedad en la que todo se cuado al feto. Por el contrario, Angie es
alquila y se subcontrata, las mujeres estéri- una mujer totalmente ignorante y sin for-
les alquilan úteros para tener sus deseados mación alguna, a la que la salud del em-
hijos. No hay ningún atisbo de cuestionar brión no le preocupa lo más mínimo: come
dicha mercantilización: “¿qué diferencia hay comida basura, bebe alcohol y no lleva una
entre una madre de alquiler y una niñera?”, vida saludable. De este modo, Angie apa-
le pregunta la directora a Kate. Y añade: “si rece animalizada, reducida a mera mer-
una niñera es alguien en quien confías para cancía y es tarea de Kate domesticarla para
que cuide de tu bebé después de que nazca, que su bebé nazca sano.
una madre de alquiler es alguien en quien

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 171
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

Esta película establece una dicotomía bina- cartar la maternidad en solitario como
ria entre buenas madres -como Kate, que mejor opción para las mujeres. Por tanto,
es culta, refinada, llena de instinto mater- el mito maternal aparece acompañado del
nal aunque no geste a su hijo, preocupada otro mito patriarcal fundamental: el del
por él y por darle lo mejor- y malas ma- amor y la pareja ideal. Todo cambia cuando
dres –como Angie, que comercian con su Angie, que había fingido un embarazo del
útero, ignorantes, estúpidas, sin instinto óvulo inseminado de Kate por un donante
maternal. Así, se mistifica a la que desea ser anónimo, se entera de que está realmente
madre, porque se adhiere al modelo pa- embarazada de su marido. Eso la redime de
triarcal de mujer-madre, y animaliza a la su previa condición animal y a partir de
que comercia con su capacidad de ser ma- entonces el personaje se humaniza y acaba
dre, ya que se aleja de dicho canon y se siendo una madre amorosa. Entretanto,
acerca peligrosamente al modelo contrario, Kate conoce al hombre que había estado
el de prostituta, al comerciar también con buscando toda su vida pero nunca había
su cuerpo y salirse de los dictados an- encontrado. Su decepción al saber que
drocéntricos. Querer ser madre a toda Angie no está embarazada de su óvulo es
costa y estar dispuesta a pagar por ello pasajera, pues pronto descubre que está
queda dignificado en esta película. Pero embarazada de su nuevo novio, que se
negar el instinto maternal y ceder la capa- acaba convirtiendo en esposo, y que no es
cidad biológica y natural para gestar los estéril a pesar de que tiene un útero en
hijos de otra es castigado con la degrada- forma de T. Al final, los órganos nómadas
ción a la categoría de mercancía. nunca llegaron a emprender viaje alguno.
No obstante, como en todo texto, hay en Los vientres no se alquilan y el semen sólo
esta película una serie de contradicciones y viaja al útero de su compañera. El orden
trampas. A pesar de su inicial fervor por los social patriarcal se restablece al completo:
vientres de alquiler, parece que el final del las mujeres cumplen su doble función de
filme deconstruye dicho propósito, al des- madre y esposa.

Conclusiones
En nuestro estudio hemos examinado cómo sentimiento. Éstos últimos utilizan discur-
la maternidad es una construcción social sos liberadores de la maternidad para afian-
que está al servicio de las estructuras de zar los roles tradicionales de madre y es-
poder de las sociedades patriarcales. posa de las mujeres. Los medios de comu-
Además, hemos establecido la distinción nicación masivos representan dichos discur-
entre patriarcados de coerción y de con- sos para apuntalar los valores androcéntri-

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 172
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

cos tradicionales. A través de nuestro análi- objetivo básico y prioritario de toda mujer
sis cultural de género hemos puesto de ha de ser convertirse en madre, al precio
manifiesto cómo la película Madre de alqui- que sea. El filme se constituye en para-
ler se constituye como imaginario colectivo digma de medio de comunicación de masas
que establece el mito de la maternidad que se configura como vehículo social ideal
como mecanismo simbólico para mantener para cimentar el mito patriarcal del instinto
y afianzar el orden patriarcal. Según dicho maternal y configurar la identidad de las
mito, una mujer que no tenga hijos es un mujeres.
ser incompleto e imperfecto, por lo que el

Referencias
ALCOFF, L. (1997). “Cultural Feminism versus FERRO, N. (1991). El instinto maternal o la necesidad
Poststructuralism: The Identity Crisis in Feminist de un mito. Madrid: Siglo XXI.
Theory” en Linda Nicholson (ed.), The Second Wave:
A Reader in Feminist Theory (pp. 330-55). London: FIRESTIONE, S. (1970). The Dialectic of Sex: The
Routledge. Case for Feminist Revolution. New York: Morrow.

ALLEN, J. (1983). “Motherhood: The Annihilation GIMÉNEZ, M.E. (1983). “Feminism, Pronatalism,
of Women”, en Joyce Trebilcot (ed.), Mothering. and Motherhood”, en Joyce Trebilcot (ed.),
Essays in Feminist Theory (pp. 315-30). Savage: Mothering. Essays in Feminist Theory (pp. 315-30).
Rowman & Littlefield Publishers. Savage: Rowman & Littlefield Publishers.

BEAUVOIR, S. de (1949). El segundo sexo. Buenos LUNA, L. (1996). Leyendo como una mujer la imagen
Aires: Siglo Veinte. de la mujer. Barcelona: Anthropos.

BRAIDOTTI, R. (2000). Sujetos nómadas. Buenos MAYOBRE RODRÍGUEZ, P. (sin fecha). ¿Tiene
Aires: Paidós Ibérica. género la Biotecnología? A propósito de los
discursos de la maternidad en las Nuevas
CABANILLES, A. (1997). “Cultura y género”, en Tecnologías Reproductivas (N.T.R). Consultado en
Nieves Ibeas y María Ángeles Millán (eds), La conjura http://webs.uvigo.es/pmayobre/indicedearticulos.
del olvido. Escritura y feminismo (pp. 369-83). htm#biotecnologia
Barcelona: Icaria.
MITCHELL, J. (1971). “Women: The Longest
CISLER, L. (1970) “Unfinished Business: Birth Revolution”, New Left Review, nº 40, 19-26.
Control and Women’s Liberation” en Robin Morgan
(ed.), Sisterhood is Powerful (245-88). New York: MORENO, A. y SOTO, P. (1994). “La madre feliz:
Vintage Books. el regreso de un mito”, Viento Sur, nº 16, agosto,
107-117.
DALY, M. (1978). Gyn/Ecology. Boston: Beacon
Press. OSBORNE, R. (1993). La construcción sexual de la
realidad. Madrid: Cátedra.
FELSKI, R. (1989). Beyond Feminist Aesthetics.
Feminist Literature and Social Change. Cambridge: ORTNER, S.B. (1974), Is Female to Male as Nature
Harvard University Press. is to Culture’ en Zimbalist Rosaldo, Michelle y
Louise Lamphere (eds). Woman, Culture, and Society
FERNÁNDEZ, A.M. (1992). “Introducción”, en (67-87). Standford: Standford University Press.
Ana María Fernández (ed.), Las mujeres en la imagina-
ción colectiva. Una historia de discriminación y resistencias
(11-23). Buenos Aires: Paidós.

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 173
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net
Mercedes de Grado: Semen, óvulos y úteros nómadas

PULEO, A. (1998). “Patriarcado”, en Celica ------------- (1983). “Preservative Love and Military
Amorós (ed.), Diez palabras clave sobre mujer. Destruction: Some Reflections on Mothering and
Pamplona: Editorial Verbo Divino. Peace”, en Joyce Trebilcot (ed.), Mothering. Essays in
Feminist Theory (pp. 315-30). Savage: Rowman &
RICH, A. (1976). Of Woman Born. Motherhood as Littlefield Publishers.
Experience and Institution. London: Virago.
SEGAL, L. (1987). Is the Future Female? Troubled
RUDDICK, S. (1983). “Maternal Thinking”, en Thoughts on Contemporary Feminism. London: Virago.
Joyce Trebilcot (ed.), Mothering. Essays in Feminist
Theory (pp. 315-30). Savage: Rowman & Littlefield TREBILCOT, J., ed. (1983). Mothering. Essays in
Publishers. Feminist Theory (pp. 315-30). Savage: Rowman &
Littlefield Publishers.

NOTAS
i
Para profundizar en el binomio patriarcal mujer-naturaleza ver Ortner (1974).
ii
De entre todas las autoras que en los sesenta y setenta ponen la maternidad en el punto de mira por sus
inconvenientes podemos destacar a Cisler (1970) y Mitchell (1971).
iii
Para más información ver Daly (1978) y Rich (1976).
iv
Para una crítica exhaustiva del esencialismo de las partidarias de la maternidad como fuente de liberación ver
Alcoff (1997).
v
Para más información acerca del patrón naturaleza-aprendizaje-educación-dominación, ver Cabanilles (1997) y
Ferro (1991).
vi
Aseveraciones semejantes podemos encontrar también en Lynne Segal (1987).
vii
Tomo prestado el término de nómada de Rosa Braidotti, que lo aplica a las identidades en su ya clásico libro
Sujetos nómadas. En esta obra, la autora habla de órganos sin cuerpo, que es lo que la ciencia, la medicina y el
biopoder han establecido como sutiles mecanismos de control sobre los sujetos y sus cuerpos. Para ampliar esto
ver Braidotti (2000).

Cita de este artículo


DE GRADO GONZÁLEZ, M . (2011) Semen, óvulos y úte-
ros nómadas. Representaciones sobre mujer, materni-
dad y nuevas técnicas de reproducción asistida. Revista
Icono14 [en línea] 1 de Enero de 2011, Año 9, Volumen 1.
pp. 161-174. Recuperado (Fecha de acceso), de
http://www.icono14.net

9/1 REVISTA ICONO 14 – A9/V1 – pp. 161/174 | 01/2011 | REVISTA DE COMUNICACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS | ISSN: 1697–8293 174
C/ Salud, 15 5º dcha. 28013 – Madrid | CIF: G - 84075977 | www.icono14.net